PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

jueves, 27 de febrero de 2020

 Blog de Félix de Azúa

Historia inmaterial

Me encuentro para tomar un café con el amigo de Luxemburgo y me cuenta una experiencia demasiado larga para reproducirla con exactitud. La resumo saltándome las escalas intermedias. En 2000 compró acciones de empresas tecnológicas al precio de 3 dólares por acción. En 2002 alcanzaron los 12 dólares, pero entonces reventó la burbuja y el Nasdaq se vino abajo. Quiso vender, pero cuando logró localizar a sus asesores ya la empresa de inversiones había desaparecido, los fondos habían sido vendidos a una compañía filipina, y las acciones iban a 10 céntimos de dólar. Hasta aquí, lo que ya sabemos. Hace unos meses recibió una oferta de cierta firma de abogados afincada en Osaka, la cual le informaba de que había comprado los fondos filipinos con el fin de proceder a una operación de enmascaramiento fiscal, aduciendo pérdidas. Le ofrecían diez dólares por acción. Mi amigo, que es de los más listos que tengo, pidió de inmediato el contrato y tras recibirlo lo llevó a un abogado, el cual, después de consultar con unos especialistas, le confirmó que era irreprochable. Pero mi amigo no se quedó satisfecho porque para que el contrato entrara en vigor tenía que pagar las costas legales japonesas. Sólo eran cinco dólares. Le pareció demasiado escaso. Tras un recorrido apasionante por Internet, con consultas, por ejemplo, a la Cámara de Comercio de Osaka y al Colegio de Abogados nipón, no recibió información en contra, pero tampoco a favor de la empresa. Decidió colgar sus dudas en la web. A la semana siguiente comenzó a recibir mails de Finlandia, de Noruega, de Suiza... decenas de miles de personas estaban en su misma situación. Eso le decidió a acudir a la Interpol. En dos días habían desmantelado la estafa, aunque nunca aparecería nadie detrás de la perfecta documentación, de la eficaz página web, del minucioso registro mercantil, del elegante papel de carta. ¡Cuánta inteligencia, cuánta habilidad técnica, cuánta creatividad, la de estos ladrones limpios, sabios, quizás ilustrados y con títulos de Oxford o Berkeley! ¿Qué novelista podría dar una imagen verosímil de los nuevos piratas sin rostro, sin cuerpo, sin edad, puros fantasmas, puro sueño? ¿Y la navegación espacial de Noruega a Osaka? ¿Y los abordajes a compañías filipinas de quebrados? ¡Qué belleza! Comprendo que el acicalado Tom Wolfe haya fracasado en su intento de ser el Balzac americano. No hay vuelta atrás y no tenemos ni idea de cómo narrar una sociedad plagada de conflictos inmateriales.

[Publicado el 04/1/2006 a las 09:01]

Compartir:

Comentarios (29)

  • Hay una contradicción interesante en eso de “una sociedad plagada de conflictos inmateriales". En principio, pudiera parecer que se refiere a una sociedad en la que, al fin, se lleva a cabo el –tan pregonado– despliegue del espíritu. Y de eso nada, monada; pues, obviamente, vemos que se trata de la colectividad y la empresa más codiciosamente materialistas que concebirse cabe. Por otra parte, si de verdad triunfara aquella forma ideal sin materia, tampoco creo que debiésemos echar las campanas al vuelo, pues lo inmaterial exclusivo –que jamás repara ni en la piedad ni en las lágrimas– siempre termina por traernos los monstruos más desabridos. Supongo que, como en el caso de cualquier otra sociedad, narrar competentemente una así requerirá dominar todo lo material e inmaterial que se aloja en esa víscera nuestra que tiene el tamaño del puño.

    Comentado por: Onagro el 20/12/2006 a las 18:58

  • gabriel ferrater era un "fill de puta".

    Comentado por: diáspora el 24/1/2006 a las 14:01

  • a 22 y 24. Va a ser que sí.

    Comentado por: Cristóbal el 05/1/2006 a las 19:01

  • A /22/:
    Sí, eso es lo que tenemos los lectores de Félix de Azúa, que parimos comentarios oscuros y fascinantes.

    Comentado por: pascual el 05/1/2006 a las 12:01

  • "“La maison Nucingen”, donde explicaba tejemanejes bancarios fue juzgada de oscuridad insuperable y exasperante. "
    Eduardo Gil Bera, 2º post

    ¿Y Vd.?, ¿cómo la juzga?

    Comentado por: akbar el 04/1/2006 a las 22:01

  • Buenas,
    soy un recién aterrizado a este blog.

    Leo y releo los comentarios, pero me cuesta horrores encontrar un hilo conductor. Por ejemplo, hoy hay 20; pues no entiendo la razón de ser de más de la mitad de ellos.

    Lo atribuiré a mi ignorancia.

    Comentado por: vorágine el 04/1/2006 a las 19:01

  • ¡Esto se está empezando a poner interesante! No sé dónde enrollarme, perdon, enrolarme. ¿Alguna sugerencia?
    P.D. ¿No será el "promotor de la fe" un simple fanático? Yo desconfiaría profundamente de esos tipos. Y aun más de los que le dan coba impúdicamente.
    Don Félix, ¡haga algo (por Dios)!

    P.D. Repito que "promotor de la fe" me escama. ¡No apuesten por él!

    "Amar como un fullero entre rupestres jugadores..." (es de Félix). ¡Qué tiempos aquellos ¿verdad?, cuando se nos pasaban las noches con el dorado naipe entre dedos e iris...! Félix, estoy enfermo de melancolía.
    Tuyo afectísimo...

    Comentado por: nico knorr el 04/1/2006 a las 18:01

  • Sí, sí... mucha literatura y personaje literario pasa por aquí, pero aún nadie ha mencionado al más grande novelista vivo (digo novelista y vivo) de la galansia:
    Cormac Mccarthy.
    (Ah... que es un tópico. Bueno ¡y qué le vamos a hacer!)

    Comentado por: (em)prendedor de coches el 04/1/2006 a las 17:01

  • (16)
    Fedra (Arie für sopran):
    ¡Ha vuelto con su incontenible misterio para romperlo todo! Usted sí que es pura poesía. (¿Impura?)
    De nada, vendaval trágico (Martín Fierro)
    (PD. Pero demasiados escritos se han quedado en el caminito verde.)

    Comentado por: (em)prendedor de coches el 04/1/2006 a las 16:01

  • Yo la llamo "puta" y me encuentro con los ojos bañados en lágrimas.

    Comentado por: fedra el 04/1/2006 a las 14:01

  • in Memoriam

    Comentado por: emprendedor(a) de coches el 04/1/2006 a las 14:01

  • in Memoriam

    Comentado por: Adan Comes el 04/1/2006 a las 14:01

  • in Memoriam

    Comentado por: B. Betancour el 04/1/2006 a las 14:01

  • in Memoriam

    Comentado por: lluch (des)esperanzado el 04/1/2006 a las 14:01

  • El personaje principal de la novela de Gibson es un "vaquero de consola", un tipo de profesional de la informática capaz navegar por la red por una suerte
    de conexión telepática.

    Es contratado por una mafia para entrar en los bancos de datos de empresas multinacionales. Estos bancos se le aparecen en el ciberespacio como bloques de "hielo", en los que hay que penetrar.

    Es una primera novela. El texto (solo lo he leído en traducción) tiene un barroquismo adolescente, que el autor abandona o no llega a igualar en el resto de su obra, pero también una cierta desconexión interna, una sequedad, (la palabra es otra, algo que trasladara al texto la cualidad de abrupto), que lo emparenta (en los mejores momentos, yo diría, si no fuera sacrílegio, que a Benet.

    Comentado por: Fernando Santamaría Lozano el 04/1/2006 a las 14:01

  • Fe de erratas?
    La burbuja tecnológica estalló a primeros de Marzo del año 2000.

    Comentado por: Tipo de incognito el 04/1/2006 a las 14:01

  • in Memoriam

    Comentado por: dostovi el 04/1/2006 a las 14:01

  • El sr. Azúa, tan agudo casi siempre, parece necesitar un cambio de aires.Ayer descubría la pólvora:acababa de comprender que el menor gesto literario funda en el sonido su sentido y hoy nos suelta el topicazo de que no tenemos ni idea en estos momentos de cómo narrar lo que ocurre hoy. Pues no la tendrá él. Cuando Lubitsch realizó en 1942, repito: en 1942, "To be or not be", supo muy bien cómo narrar lo que estaba ocurriendo en Alemania. Y hasta hizo parodia. Chaplin lo había hecho en 1940. Tenían talento.

    Comentado por: C.C. el 04/1/2006 a las 14:01

  • Para emprendedor de inhumanidad:
    A causa de la emoción -sí, de la emoción- se me pasó por alto darle las gracias por su brillante, picante e ingeniosa poesía (¿otro cluster?). ¡Un grato recuerdo de año nuevo!

    ............
    Ya que ese "promotor de la Fe" (3) cita a Manganelli, me gustaría reproducir aquí un párrafo que siempre me acompaña en mis correrías troglodíticas:

    Sólo el tirano puede recorrer la enormidad de la ciénaga y no recelar de sus metamorfosis. Sólo el tirano tiene derecho a montar no ya un caballo, sino la caballinidad, la única que puede recorrer, SIN DEJAR HUELLA, la marisma.

    Comentado por: fedra el 04/1/2006 a las 14:01

  • in Memoriam

    Comentado por: alejandra coll el 04/1/2006 a las 14:01

  • Estoy esquiando en los Alpes franceses pero manganelli siempre va conmigo (espero no decepcionarle)

    Comentado por: fedra el 04/1/2006 a las 14:01

  • in Memoriam

    Comentado por: alba witt el 04/1/2006 a las 14:01

  • ¿Don Félix promotor de la Fe? ¿...?
    Entonces... ¿no eran problemas técnicos... era censura?

    Comentado por: (em)prendedor de noches el 04/1/2006 a las 13:01

  • ¡Este blog se está convirtiendo también en un intangible (desde un punto de vista técnico)! ¡No aparecen los textos! ¡Muerte y transfiguración! ¡Incestuosa abellotada, conquistadora ciega... destrúyenos!

    Comentado por: (em)prendedor de noches el 04/1/2006 a las 13:01

  • En relación con el interesantísimo debate promovido en este foro sobre la conveniencia o no de instaurar en el mismo unas REGLAS DE JUEGO, me permito preguntarles a los señores Eduardo Gil Bera y Díez del Corral si les gusta o NO Manganelli.
    Es simple curiosidad, gracias.

    Nota: Hay tantos personajes "literarios" pululando por aquí (suponemos que todos ellos o CASI todos ellos en homenaje al intrépido autor de "Momentos decisivos"), que se hace difícil, ciertamente, saber a qué juego estamos jugando aquí. (Yo siempre estaré dispuesto a retirarme, caballeros).
    No obstante, y a fin de evitar conflictos innecesarios, propongo que en este sitio se establezcan salas COMPARTIMENTADAS (sala 1/sala 2/sala 3). Así qquizás todo saldríamos ganando (pasta, por supuesto).
    AUNQUE la verdad es que este sitio es pequeño...

    De todos modos, alguna solución habrá que buscar para no "empreñarnos" mútuamente (personalmente, todo hay que decirlo, prefiero la voz catalana "fotre", tan hermosa y feudal) y, a ser posible, pasárnoslo bien. ¿Algo en contra?


    No queremos nivelarnos, queremos EVAdirnos

    Comentado por: promotor de la Fe el 04/1/2006 a las 12:01

  • in Memoriam

    Comentado por: ...................... el 04/1/2006 a las 12:01

  • A mediados de octubre de 1834, Balzac comprendió, y así lo anunció a su familia, que estaba “en train de devenir un gènie”. Acababa de inventar el personaje que reaparece, de novela en novela, en diversas épocas de su vida. Primero fue Rastignac, luego vinieron Vautrin y el resto de la troupe.
    No era un invento, porque el personaje que vuelve existe desde que el humano animal se explica por escrito, ahí están Menelao y Gilgamés, unos de tantos pluriempleados en epopeyas varias.
    Pero, en la economía anímica de Balzac, debía ser necesario creer que un recurso viejo era novedoso, para que su despropósito de representar “tous les effets sociaux sans que, ni une situation de la vie, ni une physionomie, ni un caractère d’homme ou de femme,ni une manière de vivre, ni une profession, ni une zone sociale, ni un pays français, ni quoi que ce soit de l’enfance, de la vieillesse, de l’âge mûr, de la politique, de la justice, de la guerre,ait été oublié. Ainsi, l’homme, la société, l’humanité seront décrites, jugées, analysées sans répétitions, et dans une œuvre qui sera comme les Mille et Une Nuits de l’Occident” – como dijo en la famosa carta a la Hanska– le pareciera hacedero y natural. ¿No lo había hecho Buffon con la zoología?
    “La maison Nucingen”, donde explicaba tejemanejes bancarios fue juzgada de oscuridad insuperable y exasperante. No es fácil saber hasta qué punto le afectaban las críticas, seguro que no demasiado: por entonces –finales de 1837– preveía que, en tres años, con veinticuatro volúmenes y un millar de personajes, llevaría a cabo sus “Études de moeurs”.
    No tenemos ni idea de cómo narrar una sociedad plagada de conflictos inmateriales –pero no más inmateriales que hace ciento setenta años.
    El asunto radica menos en el cómo, que en la naturalidad ratée

    Comentado por: Eduardo Gil Bera el 04/1/2006 a las 11:01

  • (Excelente Gil Bera ayer.)
    Hoy. Nuestra realidad es la alucinación de un sueño prosaico. Veo (no hay nada que ver) más aburrimiento que belleza. ¡No hay literatura que acierte con ello!...Quizás Corín Tellado, que tanto sabe de guerras de amor... no sé.
    PD para A.M: Mejor el Campo de Marte de los antiguos dioses... Me espera una batalla sin cuartel con la incestuosa abellotada guerrera de todas las épocas, la que habla sin ton ni son sobre lo que no he dicho, la que se ríe anhelante de sangre cuando escribe mi nombre, la protea y caprichosa criatura levantisca que siempre se sale con la suya, la rendida amante de Catulo, (tópico: a mí me gusta Safó de Lesbos).

    Comentado por: (em)prendedor de coches el 04/1/2006 a las 11:01

  • Recomendación: "Neuromante", de William Gibson, en la editorial Minotauro. (Y, por cierto, sólo esta novela de las cinco, creo, del autor).

    No es exactamente Balzac, pero tiene que ver con lo que el Sr. Azúa comenta.
    Un poco "Led Zeppelin". Eso sí).

    Comentado por: Fernando Santamaría Lozano el 04/1/2006 a las 10:01

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Félix de Azúa nació en Barcelona en 1944. Doctor en Filosofía y catedrático de Estética, es colaborador habitual del diario El País. Ha publicado los libros de poemas Cepo para nutria, El velo en el rostro de Agamenón, Edgar en Stephane, Lengua de cal y Farra. Su poesía está reunida, hasta 2007, en Última sangre. Ha publicado las novelas Las lecciones de Jena, Las lecciones suspendidas, Ultima lección, Mansura, Historia de un idiota contada por él mismo, Diario de un hombre humillado (Premio Herralde), Cambio de bandera, Demasiadas preguntas y Momentos decisivos. Su obra ensayística es amplia: La paradoja del primitivo, El aprendizaje de la decepción, Venecia, Baudelaire y el artista de la vida moderna, Diccionario de las artes, Salidas de tono, Lecturas compulsivas, La invención de Caín, Cortocircuitos: imágenes mudas, Esplendor y nada y La pasión domesticada. Los libros recientes son Ovejas negras, Abierto a todas horasAutobiografía sin vida (Mondadori, 2010) y Autobiografía de papel (Mondadori, 2013)Una edición ampliada y corregida de La invención de Caín ha sido publicada por la editorial Debate en 2015; Génesis (Literatura Random House, 2015). Nuevas lecturas compulsivas (Círculo de Tiza, 2017) y Volver la mirada, Ensayos sobre arte (Debate, 2019) son sus últimos libros.  Escritor experto en todos los géneros, su obra se caracteriza por un notable sentido del humor y una profunda capacidad de análisis. 

En junio de 2015, fue elegido miembro de la Real Academia Española para ocupar el sillón "H".

 

Bibliografía

 




 

Ensayo

Volver la mirada (2019). Debate, España.

Nuevas lecturas compulsivas (2017). Círculo de Tiza, España. 

La invención de Caín (2015). Mondadori, Barcelona. 

Contra Jeremías (2013). Mondadori, Barcelona.

Contre Guernica, Prefacio para Antonio Saura (2008). Archives Antonio Saura, Genève.

 La pasión domesticada (2007). Abada, Madrid.

Ovejas negras (2007), Bruguera, Barcelona.

Cortocircuitos. Imágenes mudas (2004). Abada, Madrid.

La invención de Caín (1999). Alfaguara, Madrid.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (reedición) (1999). Anagrama, Barcelona.

Lecturas compulsivas. Una invitación (1998) Anagrama, Barcelona.

Salidas de tono (1996). Anagrama, Barcelona.

Diccionario de las artes (1995). Planeta, Barcelona.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (1992). Pamiela, Pamplona.

Venecia (1990). Planeta, Barcelona.

El aprendizaje de la decepción (1989). Pamiela, Pamplona.

La paradoja del primitivo (1983). Seix Barral, Barcelona.

Conocer a Baudelaire y su obra (1978). Dopesa, Barcelona.

 

Novelas y prosa literaria

Génesis (2015). Literatura Random House, Madrid. 

Autobiografía de papel (2013). Mondadori, Barcelona. 

Autobiografía sin vida (2010). Mondadori, Barcelona.

Abierto a todas horas (2007). Alfaguara, Madrid.

Esplendor y Nada (2006). Lector, Barcelona.

Momentos decisivos (2000). Anagrama, Barcelona.

Demasiadas preguntas (1994). Anagrama, Barcelona.

Cambio de bandera (1991). Anagrama, Barcelona.

Diario de un hombre humillado (1987). Anagrama, Barcelona.

Historia de un idiota contada por él mismo, o el contenido de la felicidad (1992), Anagrama, Barcelona.

Mansura (1984). Anagrama, Barcelona.

Última lección (1981). Legasa, Madrid.

Las lecciones suspendidas (1978). Alfaguara, Madrid.

Las lecciones de Jena (1972). Barral E., Barcelona.

 

Relatos

"Quien se vio", Tres cuentos didácticos (1975). La Gaya Ciencia, Barcelona.

"La venganza de la verdad" (1978). Hiperion nº1, Madrid.

"Herédame" (6 y 7 agosto 1985). El País, Madrid.

"El trencadizo", con grabados de Canogar (1989) Antojos, Cuenca.

"La pasajera" (18 nov. 1990). El País, Madrid.

"La resignación de la soberbia", Los pecados capitales (1990). Grijalbo, Barcelona.

El largo viaje del mensajero (1991) Antártida, Barcelona.

Cuentos de cabecera ("La pasajera" y "La segunda cicatriz") (1996). Planeta NH.

"El padre de sus hijos" (1998). Barcelona, un día, Alfaguara, Madrid.

"La verdad está arriba" (1998). Turia, Teruel.

 

Poesía

Última Sangre. Poesía 1968-2007 (2007). Bruguera, Barcelona.

Poesía 1968 1988 (1989). Hiperion, Madrid.

Farra (1983). Hiperion, Madrid.

Siete poemas de La Farra, con un grabado de A. Saura (1981). Cuenca.

Poesía 1968 78 (1979). Hiperion, Madrid.

Pasar y siete canciones (1977). La Gaya Ciencia, Barcelona.

Lengua de cal (1972). Visor, Madrid.

Edgar en Stéphanie (1971). Lumen, Barcelona.

El velo en el rostro de Agamenon (1970) El Bardo, Barcelona.

Cepo para nutria (1968). Madrid

Premios

1987 Premio Anagrama de Novela.

2000 Premio a la cultura "Sebetia-Ter" del Centri di Studi di Arte e Cultura di Napoli".

2001 Premio a la tolerancia de la "Asociación por la Tolerancia", Barcelona.

2011 Premio González-Ruano de Periodismo

2014 Premio Internacional de Ensayo José Caballero Bonald

2015 Premio Francisco Cerecedo de la Asociación de Periodistas Europeos 

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2020 | Fundación Formentor | Barceló Torre de Madrid. Plaza de España, 18 28008 Madrid (España) | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres