PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

domingo, 12 de julio de 2020

 Félix de Azúa

Música celestial

Ayer comenzó el año, pero siendo así que no colgamos el blog los fines de semana, éste es el primer mensaje de 2006. Me gustaría dedicárselo a los músicos con quienes he intercambiado opiniones durante los últimos dos meses, en un foro de compositores españoles. Que es como mencionar una doble condena. No sólo españoles, sino encima compositores. En nuestras discusiones ha salido a relucir una y otra vez la diferencia entre música “seria” y “popular”, o “superior” e “inferior”. Esta diferencia, para mi, es un espejismo. Sólo hay una música y es indivisible. Suena cuando quiere y la oímos como podemos. Su función es sencillísima: nos ayuda a comprender y a soportar, aunque las formas de esa ayuda son imprevisibles. Decía Heidegger que para él no había música superior al tañido de las campanas en la hora del Ángelus. Y Ferlosio describía una música que arrebataba a los funcionarios árabes de Al-Andalus: el sonido de las túnicas de damasco arrastrándose por los suelos de mármol de la Alambra. Como corroboración, quiero obsequiar a los compositores con un apunte estremecedor, una experiencia fenomenal de alguien que en plena guerra, hundido en la desesperación del desastre, recibió el consuelo de la música. “En la radio del Hotel, una selección de la música de Blancanieves. Ruidos de fondo, parásitos. Pero cuando ha sonado la canción que conozco (y que tengo por cursi y trivial) ha sido como si una luz se encendiera en mi noche, una promesa de que todo esto acabará un día y volveré a ser humano. Ha durado unos quince compases, y se acabó”. ¿Adivináis quién lo escribió? No, no podéis adivinarlo. Era Jean-Paul Sartre, movilizado el año 1939, en sus espléndidos Carnets de la drôle de guerre. La película de Disney se había estrenado en 1938 y la canción a la que se refiere era “Un día vendrá mi príncipe azul”. Suena cuando quiere. La oímos cuando podemos.

[Publicado el 02/1/2006 a las 09:01]

Compartir:

Comentarios (28)

  • Y aquello de –cito de memoria porque estoy a 393 kilómetros de mi humilde, pero selecta, biblioteca– "música, vas demasiado deprisa, eres demasiado alegre para que yo te comprenda". Para mí que no hay que creérselo a pies juntillas; pero, con todo, sí que abre interesantísimas indagaciones sobre la jerarquía y la posible prioridad, o no, de `la vista nítida´ sobre `el oído afilado´. Esta disputa es, desde luego, un asunto endiabladamente difícil de abordar y de clarificar; pero de lo que no cabe duda –y, desde luego, en esto estoy con usted– es de la idiocia y la mentira modernas que transmite el apresurado mensaje de que “una imagen vale más que mil palabras”. ¿Vista, oído? Puestos a pedir, para mí, desde luego, la música de las palabras.

    Comentado por: Onagro el 09/12/2006 a las 13:53

  • Totalmente de acuerdo con (3).

    Comentado por: diáspora el 24/1/2006 a las 13:01

  • Leí en otro foro que Led Zepelin era estupendo.

    Compré hace unas semanas la caja que reúne todas sus grabaciones de estudio.

    Sólo he escuchado las dos primeras canciones.

    Suenan tanto a los '70 que me parece sentir resaca de anfetaminas.

    ........................................

    A Patti Smith: Lo siento, no acabo de creer en el entusiasmo, ni en el fervor, ni nada de eso ... irá por días. Mo descarto que dentro de unos meses ...

    De todos modos (otra adversativa, es como un tic), quizás tenga Vd. razón en lo de "sin embargo", de hecho, ahora, después de leer sus explicaciones, me martillea la cabeza un pareado de Machado, que también viene de algún libro escolar de mi infancia.

    "¡Y sin embargo ..., hay que avivar los remos! (Le dijo el caracol al galgo!"

    (¿Es axacta la cita? ¿Por qué pone "Sin embargo" al comienzo?)

    Comentado por: Fernando Santamaría Lozano el 02/1/2006 a las 21:01

  • para música la que los nazis obligaban tocar a los judíos a las puertas de los hornos crematorios. menuda musiquita, muchachos, será del gusto de Moncloa?

    Comentado por: Osvaldo el 02/1/2006 a las 20:01

  • Ché, Félix, que te pasó con el tango?

    Comentado por: Cepo para nutria el 02/1/2006 a las 20:01

  • La música de los campos de exterminio ejecutada por las futuras víctimas es algo muy especial, una música molesta, políticamente incorrecta, vamos... a nuestros "puros" no les gusta la memoria, prefieren satanizar a los israelíes, los verderos malos de la película, como en 1933.

    Comentado por: Osvaldito el 02/1/2006 a las 20:01

  • la musica de los campos, nene...

    Comentado por: Osvaldito el 02/1/2006 a las 20:01

  • Que tal te llevas con Arcadi Mondadientes? Su Blog es bastante asqueroso.

    Comentado por: Fede el 02/1/2006 a las 20:01

  • ZP o La Moncloa son suprimidos

    Comentado por: Cepo para Nutria el 02/1/2006 a las 20:01

  • Ché, Felix, te va el tango?

    Comentado por: Cepo para Nutria el 02/1/2006 a las 20:01

  • La carne es débil (mi carne, sobre todo, es débil).
    Es tan difícil resistirse a la tentación...
    Escribirás cien veces: no entrarás a trapo
    no entrarás a trapo
    no entrarás a trapo
    no entrarás a trapo
    Me CANSO.
    Albert, colega, déjame entrar a trapo, ya sabes, soy como un toro: me ponen delante un trapo rojo y no puedo detenerme, controlarme, respirar hondo...
    Albert, colega, ayúdame. ¿Volvemos a ser amigos?
    Hay algunos que no TOLERAN que haya otros, por ejemplo nosotros, que ironicen sobre temas Sagrados (no pueden entender nuestra actitud, que se te ocurra tirar de la trenza a tu novia de toda la vida).

    Entonces es cuando recurren (una jugada un tanto fácil, a mi parecer) a la existencia de unas pretendidas REGLAS DE JUEGO.
    ***************
    A Gloria:
    Lo estás haciendo muy bien, cariño.

    ****************
    no entrarás a trapo
    no entrarás a trapo
    no entrarás a trapo
    no entrarás a trapo

    Comentado por: lluch semi esperanzado el 02/1/2006 a las 19:01

  • Ingenua, incestuosa abellotada (F) and Co., pongo mensajes como huevos y no aparecen. No hay comunicación posible. ¿Será obra ello de la inhumana música...?

    Comentado por: (em)prendedor de inhumanidad el 02/1/2006 a las 16:01

  • Sí...
    ¿qué sería de Ingenua sin sus animalitos de peluche, sus plantitas, sus líos teleológicos, su música felixiana y su dómina-heterónima la inconmensurable incestuosa bellotuda Fedra?

    Comentado por: (em)prendedor de inhumanidad el 02/1/2006 a las 16:01

  • "Antes que nada, toco para mí. Si hay gente que viene a escucharme, mejor." (1971)

    M.DAVIS.

    Comentado por: albert el 02/1/2006 a las 16:01

  • Pascual no lo digo yo , lo dice M.Davis . La brevedad es importante. Feliz año y adelanta las elecciones

    Comentado por: albert el 02/1/2006 a las 16:01

  • A [8]
    Lo que decía: tolerancia cero.
    ¡Cuanto aburrimiento, por Dios!
    ¡Qué correctísimo es usted!
    ¡No sabe lo que se pierde no saltándose nunca las reglas!

    Comentado por: silenci el 02/1/2006 a las 16:01

  • Estimado Albert:
    ¿Los trompetistas no tienen escenario? Si lo dice usted, seguro que tendrá razón.
    La invisibilidad, como la brevedad (dependiendo, eso sí, del contexto), es una Virtud.
    Saludos de Pascual M. Alcalde, que desea un feliz año nuevo a todos los leales compatriotas...

    Comentado por: Pascual (M) alcalde el 02/1/2006 a las 13:01

  • "Los demás, no llegamos ni a coro. Coristas, señor mío, éso es lo que somos, y cómo nos gusta."

    ****************

    Siempre la estoy cagando, no sé cómo puedo ser tan estúpida.
    Corista, decía ella. Coro por supuesto.
    Y yo quería decir que no sólo "coro"...
    Dios mío, ¿cómo puedo ser tan estúpida?
    La admiración me hace ser muy torpe. Nunca podré colaborar aquí. Repito aquí que Patti es estupenda.
    ¿Qué habrá visto Lluch en mí...?
    (Para lo único que sirvo es para posar desnuda)
    ¡Oh, Patti, Patti! ¿Estaré traicionando con mis necias palabras los estupendos ideales del movimiento de liberación de las mujeres?
    ¿Eh que soy necia?
    ¡Pero te quiero!

    Comentado por: Gloria el 02/1/2006 a las 13:01

  • Antes he puesto un ej. musical tópico. Ahora no tanto: y es tan sobrecogedor como el anterior, y es polifonía (de hecho, como el anterior), condensada, perfecta en su forma, intención y efecto, y es ej. español: motete "Circundederunt me" de Cristóbal de Morales.
    Ningún humano sensible sale indemne de esta perfecta obra de arte de 4 minutos.

    Comentado por: (em)prendedor de coches el 02/1/2006 a las 13:01

  • Ya sé que es una torpeza explicarse en metáforas, pero como decía Félix en la voz Artista de su diccionario, no todo el mundo es Karl Popper.
    Por cambiar de registro y ponerme algo más pedante trataré de decirlo con la jerga de José Luis Pardo en su último y premiado libro: cuando se juega al juego 1, no cabe empreñar con el juego 2, y mucho menos con el juego 3.
    Y no felicito el nuevo año a nadie porque eso del Tiempo es una superstición; y su música, lamentable.

    Comentado por: juan diez del corral, anguciana@eniac.es el 02/1/2006 a las 12:01

  • No entiendo nada. ¿Por qué me habrá encarecido tan fervorosamente Lluch que me pase por aquí?
    Eso sí: Me compraré toda la música que van recomendando los tertulianos de este foro. A ver si me voy poniendo a la altura.
    P.S. A Patti Smith sí la conozco: ¡Es fabulosa! ¡Cuánto me alegra que colabore en este foro! ¡No sea tan modesta mujer!: ¿Que no llega ni a la categoría de corista? Le digo yo que no.
    Gloria

    Comentado por: Gloria el 02/1/2006 a las 11:01

  • Me han ordenado tomar el relevo de fedra y sus compis.
    Los animales no tienen dioses. Si los humanos tampoco tuviéramos dioses, ¿seríamos como animales?, ¿o más bien seríamos no-humanos, INhumanos?
    Los animales tampoco tienen música. ¿La estamos perdiendo los humanos?
    (A mí uno de los que más me gustan es R. Schumann)
    (¿Qué seríamos los humanos sin música
    y sin Félix de Azúa?)

    Comentado por: ingenua el 02/1/2006 a las 11:01

  • El "El pianista" de Polanski hay una escena que recuerda lo de Sartre, cuando el oficial nazi que ayuda al protagonista de la película contempla la foto de su familia: la aventura ha terminado.
    También, los versos de "La despedida" en "La canción de la tierra" de Mahler:
    "Ahora,vuélvese ensueño todo anhelo. Los hombres, cansados, vuelven a casa, para reaprehender en el sueño la ventura olvidada de la juventud".
    Saludos y feliz año.

    Comentado por: Manolo Ávila el 02/1/2006 a las 11:01

  • Señor Azúa, ¿podría indicarnos la dirección de ese foro? Gracias.

    Por cierto, me gustó mucho el final de "Momentos decisivos".

    Comentado por: arcádico carnerófilo el 02/1/2006 a las 11:01

  • La sinfonía del nuevo mundo se reinterpreta ahora con theremines, acordeones, botellas de anis y mazorcas de maiz. La composición chirría pero a volumen elevado la gente ni se da cuenta.

    Curudiosa melodía perpetrada por ignominiosos polidistas.

    Comentado por: Tipo de incognito el 02/1/2006 a las 10:01

  • Mientras el ejército alemán se enardecía escuchando la sinfonía "Anticristo" de Richard Strauss (luego conocida como sinfonía "Alpina"), los franchutes como Sartre se acurrucaban en la trinchera soñando con Disney... No es extraño que los teutones se plantaran en París en dos semanas.
    Al final de "Senderos de Gloria" una tierna camarera alemana ablanda el corazón de los rudos soldados con una cancioncita popular... La voz del Ángel –(otra vez)– antes del matadero. La música también prepara para el destino... para la muerte. (Un tópico: Movimiento lento [oración...], del cuarteto op. 132 de Beethoven, etc...)

    Comentado por: (em)prendedor de coches el 02/1/2006 a las 10:01

  • La tendencia del especialista es la disección y la clasificación; el crítico se convierte en entomólogo (fea palabra) y se auto define como experto (sublime clasificación).
    Escuchar música con la emoción puesta es llenar el momento de sensación. Escuchar música con la razón (el conocimiento y el ánimo crítico) a cuestas es otra cosa.
    A base de admirar las pinceladas una a una, se acaba por perder de vista la belleza maravillosa de Las Meninas en su totalidad. Todo son formas de mirar, pero la captación de la belleza no es tan solo cuestión estética.
    Y tal vez deberíamos no olvidar aquella frase de Camus: "en el fondo de toda belleza late algo terrible" ¿Donde y qué?
    Pero esto es encadenar palabras sin el orden de la razón.

    Comentado por: Luis Rivera el 02/1/2006 a las 09:01

  • Una sola musica hay. Los trompetistas no tienen ecenario.
    Recomendacion :charlie PARKER

    Comentado por: albert el 02/1/2006 a las 09:01

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Félix de Azúa nació en Barcelona en 1944. Doctor en Filosofía y catedrático de Estética, es colaborador habitual del diario El País. Ha publicado los libros de poemas Cepo para nutria, El velo en el rostro de Agamenón, Edgar en Stephane, Lengua de cal y Farra. Su poesía está reunida, hasta 2007, en Última sangre. Ha publicado las novelas Las lecciones de Jena, Las lecciones suspendidas, Ultima lección, Mansura, Historia de un idiota contada por él mismo, Diario de un hombre humillado (Premio Herralde), Cambio de bandera, Demasiadas preguntas y Momentos decisivos. Su obra ensayística es amplia: La paradoja del primitivo, El aprendizaje de la decepción, Venecia, Baudelaire y el artista de la vida moderna, Diccionario de las artes, Salidas de tono, Lecturas compulsivas, La invención de Caín, Cortocircuitos: imágenes mudas, Esplendor y nada y La pasión domesticada. Los libros recientes son Ovejas negras, Abierto a todas horasAutobiografía sin vida (Mondadori, 2010) y Autobiografía de papel (Mondadori, 2013)Una edición ampliada y corregida de La invención de Caín ha sido publicada por la editorial Debate en 2015; Génesis (Literatura Random House, 2015). Nuevas lecturas compulsivas (Círculo de Tiza, 2017) y Volver la mirada, Ensayos sobre arte (Debate, 2019) son sus últimos libros.  Escritor experto en todos los géneros, su obra se caracteriza por un notable sentido del humor y una profunda capacidad de análisis. 

En junio de 2015, fue elegido miembro de la Real Academia Española para ocupar el sillón "H".

 

Bibliografía

 




 

Ensayo

Volver la mirada (2019). Debate, España.

Nuevas lecturas compulsivas (2017). Círculo de Tiza, España. 

La invención de Caín (2015). Mondadori, Barcelona. 

Contra Jeremías (2013). Mondadori, Barcelona.

Contre Guernica, Prefacio para Antonio Saura (2008). Archives Antonio Saura, Genève.

 La pasión domesticada (2007). Abada, Madrid.

Ovejas negras (2007), Bruguera, Barcelona.

Cortocircuitos. Imágenes mudas (2004). Abada, Madrid.

La invención de Caín (1999). Alfaguara, Madrid.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (reedición) (1999). Anagrama, Barcelona.

Lecturas compulsivas. Una invitación (1998) Anagrama, Barcelona.

Salidas de tono (1996). Anagrama, Barcelona.

Diccionario de las artes (1995). Planeta, Barcelona.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (1992). Pamiela, Pamplona.

Venecia (1990). Planeta, Barcelona.

El aprendizaje de la decepción (1989). Pamiela, Pamplona.

La paradoja del primitivo (1983). Seix Barral, Barcelona.

Conocer a Baudelaire y su obra (1978). Dopesa, Barcelona.

 

Novelas y prosa literaria

Génesis (2015). Literatura Random House, Madrid. 

Autobiografía de papel (2013). Mondadori, Barcelona. 

Autobiografía sin vida (2010). Mondadori, Barcelona.

Abierto a todas horas (2007). Alfaguara, Madrid.

Esplendor y Nada (2006). Lector, Barcelona.

Momentos decisivos (2000). Anagrama, Barcelona.

Demasiadas preguntas (1994). Anagrama, Barcelona.

Cambio de bandera (1991). Anagrama, Barcelona.

Diario de un hombre humillado (1987). Anagrama, Barcelona.

Historia de un idiota contada por él mismo, o el contenido de la felicidad (1992), Anagrama, Barcelona.

Mansura (1984). Anagrama, Barcelona.

Última lección (1981). Legasa, Madrid.

Las lecciones suspendidas (1978). Alfaguara, Madrid.

Las lecciones de Jena (1972). Barral E., Barcelona.

 

Relatos

"Quien se vio", Tres cuentos didácticos (1975). La Gaya Ciencia, Barcelona.

"La venganza de la verdad" (1978). Hiperion nº1, Madrid.

"Herédame" (6 y 7 agosto 1985). El País, Madrid.

"El trencadizo", con grabados de Canogar (1989) Antojos, Cuenca.

"La pasajera" (18 nov. 1990). El País, Madrid.

"La resignación de la soberbia", Los pecados capitales (1990). Grijalbo, Barcelona.

El largo viaje del mensajero (1991) Antártida, Barcelona.

Cuentos de cabecera ("La pasajera" y "La segunda cicatriz") (1996). Planeta NH.

"El padre de sus hijos" (1998). Barcelona, un día, Alfaguara, Madrid.

"La verdad está arriba" (1998). Turia, Teruel.

 

Poesía

Última Sangre. Poesía 1968-2007 (2007). Bruguera, Barcelona.

Poesía 1968 1988 (1989). Hiperion, Madrid.

Farra (1983). Hiperion, Madrid.

Siete poemas de La Farra, con un grabado de A. Saura (1981). Cuenca.

Poesía 1968 78 (1979). Hiperion, Madrid.

Pasar y siete canciones (1977). La Gaya Ciencia, Barcelona.

Lengua de cal (1972). Visor, Madrid.

Edgar en Stéphanie (1971). Lumen, Barcelona.

El velo en el rostro de Agamenon (1970) El Bardo, Barcelona.

Cepo para nutria (1968). Madrid

Premios

1987 Premio Anagrama de Novela.

2000 Premio a la cultura "Sebetia-Ter" del Centri di Studi di Arte e Cultura di Napoli".

2001 Premio a la tolerancia de la "Asociación por la Tolerancia", Barcelona.

2011 Premio González-Ruano de Periodismo

2014 Premio Internacional de Ensayo José Caballero Bonald

2015 Premio Francisco Cerecedo de la Asociación de Periodistas Europeos 

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2020 | Fundación Formentor | Barceló Torre de Madrid. Plaza de España, 18 28008 Madrid (España) | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres