PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

viernes, 4 de diciembre de 2020

 Félix de Azúa

En el espejo de las grandes ciudades

La verdad es que desde niños nos sentimos algo reticentes a aceptar aquello de que "la cara es el espejo del alma". Conocíamos demasiadas niñas con unas trenzas de suave hilo dorado, mirada ensoñada y boca de mandarina que, cómo olvidarlo, eran unas impresentables cerdas insolidarias que no nos hicieron el menor caso. Materialistas ruines sin órgano para la lírica. En fin, que la cara podía esconder abismos de abyección capitalista.

    En cambio estoy persuadido de que todos los lectores coincidirán conmigo en que la ciudad es el espejo de su clase dirigente. Cuando uno se pasea por París no es preciso que le digan que todos los políticos franceses tienen estudios superiores. Si pasea por Londres sabe que ni uno sólo de los munícipes ignora el monólogo de Hamlet. Y si pasea por Berlín tiene el convencimiento de que el ayuntamiento en pleno lee cada noche varios capítulos de "La crítica del juicio". Analógicamente, también sabemos que basta con dar dos pasos por Nápoles para ver a Berlusconi en pijama con una señora de labios abultados bajando por Via Toledo, vaya pareja, y que en Estambul los munícipes se meten el dedo en la nariz y eructan cuando les preguntas una dirección.

    Ayer hube de bajar a la zona histórica de Barcelona. Todavía hay quien cree que la nuestra es la ciudad razonable, aseadita, un poco cursi, pero muy confortable que inventaron Bohigas, Maragall, Serra y otros municipales con carrera universitaria. La actual es mucho mejor. Sólo admite comparación con la salida de un partido de fútbol entre rivales ingleses. Divinas Ramblas tan parecidas a un botellón granadino, pero con mil razas y religiones compitiendo por ver quien vomita más lejos. ¡Qué alianza de civilizaciones!

    Se ha armado un gran barullo porque "El País" publicó unas fotos en las que se veía a numerosas personas fornicando (a tergo) por las Ramblas, hembras y machos. Son escenas tan usuales que uno se pregunta la razón del escándalo. Sólo cabe una explicación. Los del Ayuntamiento han reconocido a uno de los clientes. Y era horario de despacho.

 

Artículo publicado el sábado 5 de septiembre de 2009.

[Publicado el 14/9/2009 a las 07:00]

Compartir:

Comentarios (5)

  • un comentario de Miret Magdalena, hablando en un programa, el cual era que la verdad, hoy día, es la opinión o la creencia mayoritaria me hizo recordar al filísofo L.Strauss.
    Es cierto que la historia, la sociología, la 'vida privada' de la ciencia influye en el quehacer de los investigadores, tanto, que se puede decir, bastante acertadamente en algún sentido, que son hijos de su tiempo, de sus rémoras ideológicas, sociales, experienciales, etc.
    Lo que hay que ver es en qué lugar se pone el trabajo científico, la valoración del trabajo, y en qué lugar el propio investigador; porque estos lugares pueden ser diversos y no necesariamente influídos más que por una ontogénesis o sucesión temporal que, a priori, no empece la objetivación de lo que se pretende investigar o a lo que se pretende llegar. Qué duda cabe, hay 'modas' en la investigación, y hay popes y sanedrines. Pero no cabe, asimismo, duda de que el investigador y los popes y sanedrines trabajan idealiter, con una idea abstraída de lo que es la ciencia y la verdad y que es en última instancia la que prevalece, o a la que se tiende, 'mentem impendere vero', se podría decir.
    El caso es que me refería a Strauss porque para él la investigación histórica supone un arma contra el historicismo, y un forma de acercarse a los motivos del filósofo que son ahistóricos, o transhistóricos. La forma de hacer filosofía debe ser convirtiéndose en historiador, para plantear las preguntas fundamentales de nuevo, pues 'lo fundamental' es el eje inamovible de todo lo que se pretenda en filosofía o investigación. Strauss habla de que se debe ir de la historia a la naturaleza, y también habla de la 'segunda caverna' que está por debajo de la platónica y que es donde estamos. Si la pretensión pura del filósofo, del hombre, era para el griego salir de aquélla, para Strauss este movimiento ascendente se debe hacer primeramente de la segunda a la primera, y me atrevería a decir, que ya es mucho.
    Por ello, la pregunta consecuente es, ¿se puede hacer filosofía, sin mirar al pasado, o mejor, sin interpretar, haciendo nuestro, el pasado?. Está clara la actitud 'tradicionalista' de Strauss, que va más allá del mero, y obvio, decir, como he dicho, que las preguntas fundamentales siguen siendo válidas hoy, pues lo importante no es esto, sino si las condiciones de posibilidad de la misma filosofía no serían un entelequia. Esto es, el filósofo, ¿no 'debe' ser un historiador?. Y si ello fuera así, ¿qué se esta haciendo hoy?. ¿El inicio de nuevos estudios, de nuevas filosofías, de nuevas tradiciones, no será un moverse por la segunda caverna, sin intentar o pretender el ascenso a la primera y a la luz, definitivamente, un apartarse de la vida filosófica?

    saludos

    Comentado por: vic el 15/9/2009 a las 10:41

  • Si alguien se le ocurre pedir un minimo de curriculum para presentarse a cargo politico le cortas los huevos. Un titulo Universitario varios idiomas experiencia en sector privado una carrera profesional , algo que no tienen ni Carod ni Saura ni Montilla y que estan en el puesto por medrar en sus partidos , luego si no votas el capullo eres tu , cuando lo que te presentan es una mierda. El fracaso de la democracia en España esta clarisimo y en breve empezaran a salir Le Pens de turno. Pero bueno ha empezado la liga.

    Comentado por: albert el 14/9/2009 a las 20:46

  • "...eran unas impresentables cerdas insolidarias que no nos hicieron el menor caso. Materialistas ruines sin órgano para la lírica. En fin, que la cara podía esconder abismos de abyección capitalista."

    Simpática forma de referirse a las que le dieron calabazas. Obsérvese la elección de los adjetivos 'insolidarias' y 'capitalista' como peyorativos.
    ¡Y estos son los críticos de la progresía!

    Comentado por: LCE el 14/9/2009 a las 10:26

  • Recientemente he vuelto a visitar Barcelona, ciudad que creo conocer bastante bien después de muchos años. He constatado aquello de la "levantinización de Barcelona" que usted decía en un artículo anterior. Hoy vuelvo a darle a usted la razón como hice aquel día.

    Comentado por: Bernardo el 14/9/2009 a las 10:23

  • Estuve en Barcelona en el 76, me gustó pero no me deslumbró ni la mitad que Madrid, yo era un paletillo.
    Una impresión difusa de ciudad podrida. Viola era el alcalde y la actual Generalitat, era simplemente la Diputación Provincial. Mucha gente se dirigía a mí en catalán, bastaba decir que no lo entendías para que hablasen en castellano, gente agradable. En aquel momento era muy conocido un tal Ocaña, un chico sevillano que iba de rompedor..., en una fiesta se disfrazó de Sol, iba con una bengalas con tan mala suerte que prendieron en él y murió abrasado. Ese contrapunto entre lo transguesor, lo sórdido y lo trágico es a lo que me refería al principio.

    Comentado por: Mateo Montes el 14/9/2009 a las 09:31

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Félix de Azúa nació en Barcelona en 1944. Doctor en Filosofía y catedrático de Estética, es colaborador habitual del diario El País. Ha publicado los libros de poemas Cepo para nutria, El velo en el rostro de Agamenón, Edgar en Stephane, Lengua de cal y Farra. Su poesía está reunida, hasta 2007, en Última sangre. Ha publicado las novelas Las lecciones de Jena, Las lecciones suspendidas, Ultima lección, Mansura, Historia de un idiota contada por él mismo, Diario de un hombre humillado (Premio Herralde), Cambio de bandera, Demasiadas preguntas y Momentos decisivos. Su obra ensayística es amplia: La paradoja del primitivo, El aprendizaje de la decepción, Venecia, Baudelaire y el artista de la vida moderna, Diccionario de las artes, Salidas de tono, Lecturas compulsivas, La invención de Caín, Cortocircuitos: imágenes mudas, Esplendor y nada y La pasión domesticada. Los libros recientes son Ovejas negras, Abierto a todas horasAutobiografía sin vida (Mondadori, 2010) y Autobiografía de papel (Mondadori, 2013)Una edición ampliada y corregida de La invención de Caín ha sido publicada por la editorial Debate en 2015; Génesis (Literatura Random House, 2015). Nuevas lecturas compulsivas (Círculo de Tiza, 2017) y Volver la mirada, Ensayos sobre arte (Debate, 2019) son sus últimos libros.  Escritor experto en todos los géneros, su obra se caracteriza por un notable sentido del humor y una profunda capacidad de análisis. 

En junio de 2015, fue elegido miembro de la Real Academia Española para ocupar el sillón "H".

 

Bibliografía

 

 

 

 




 

Ensayo

Volver la mirada (2019). Debate, España.

Nuevas lecturas compulsivas (2017). Círculo de Tiza, España. 

La invención de Caín (2015). Mondadori, Barcelona. 

Contra Jeremías (2013). Mondadori, Barcelona.

Contre Guernica, Prefacio para Antonio Saura (2008). Archives Antonio Saura, Genève.

 La pasión domesticada (2007). Abada, Madrid.

Ovejas negras (2007), Bruguera, Barcelona.

Cortocircuitos. Imágenes mudas (2004). Abada, Madrid.

La invención de Caín (1999). Alfaguara, Madrid.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (reedición) (1999). Anagrama, Barcelona.

Lecturas compulsivas. Una invitación (1998) Anagrama, Barcelona.

Salidas de tono (1996). Anagrama, Barcelona.

Diccionario de las artes (1995). Planeta, Barcelona.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (1992). Pamiela, Pamplona.

Venecia (1990). Planeta, Barcelona.

El aprendizaje de la decepción (1989). Pamiela, Pamplona.

La paradoja del primitivo (1983). Seix Barral, Barcelona.

Conocer a Baudelaire y su obra (1978). Dopesa, Barcelona.

 

Novelas y prosa literaria

Tercer acto (2020) Literatura Random House, Madrid. 

Génesis (2015). Literatura Random House, Madrid. 

Autobiografía de papel (2013). Mondadori, Barcelona. 

Autobiografía sin vida (2010). Mondadori, Barcelona.

Abierto a todas horas (2007). Alfaguara, Madrid.

Esplendor y Nada (2006). Lector, Barcelona.

Momentos decisivos (2000). Anagrama, Barcelona.

Demasiadas preguntas (1994). Anagrama, Barcelona.

Cambio de bandera (1991). Anagrama, Barcelona.

Diario de un hombre humillado (1987). Anagrama, Barcelona.

Historia de un idiota contada por él mismo, o el contenido de la felicidad (1992), Anagrama, Barcelona.

Mansura (1984). Anagrama, Barcelona.

Última lección (1981). Legasa, Madrid.

Las lecciones suspendidas (1978). Alfaguara, Madrid.

Las lecciones de Jena (1972). Barral E., Barcelona.

 

Relatos

"Quien se vio", Tres cuentos didácticos (1975). La Gaya Ciencia, Barcelona.

"La venganza de la verdad" (1978). Hiperion nº1, Madrid.

"Herédame" (6 y 7 agosto 1985). El País, Madrid.

"El trencadizo", con grabados de Canogar (1989) Antojos, Cuenca.

"La pasajera" (18 nov. 1990). El País, Madrid.

"La resignación de la soberbia", Los pecados capitales (1990). Grijalbo, Barcelona.

El largo viaje del mensajero (1991) Antártida, Barcelona.

Cuentos de cabecera ("La pasajera" y "La segunda cicatriz") (1996). Planeta NH.

"El padre de sus hijos" (1998). Barcelona, un día, Alfaguara, Madrid.

"La verdad está arriba" (1998). Turia, Teruel.

 

Poesía

Última Sangre. Poesía 1968-2007 (2007). Bruguera, Barcelona.

Poesía 1968 1988 (1989). Hiperion, Madrid.

Farra (1983). Hiperion, Madrid.

Siete poemas de La Farra, con un grabado de A. Saura (1981). Cuenca.

Poesía 1968 78 (1979). Hiperion, Madrid.

Pasar y siete canciones (1977). La Gaya Ciencia, Barcelona.

Lengua de cal (1972). Visor, Madrid.

Edgar en Stéphanie (1971). Lumen, Barcelona.

El velo en el rostro de Agamenon (1970) El Bardo, Barcelona.

Cepo para nutria (1968). Madrid

Premios

1987 Premio Anagrama de Novela.

2000 Premio a la cultura "Sebetia-Ter" del Centri di Studi di Arte e Cultura di Napoli".

2001 Premio a la tolerancia de la "Asociación por la Tolerancia", Barcelona.

2011 Premio González-Ruano de Periodismo

2014 Premio Internacional de Ensayo José Caballero Bonald

2015 Premio Francisco Cerecedo de la Asociación de Periodistas Europeos 

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2020 | Fundación Formentor | Barceló Torre de Madrid. Plaza de España, 18 28008 Madrid (España) | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres