PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

martes, 24 de noviembre de 2020

 Félix de Azúa

Una contribución para salir de la crisis

Tendemos a creer que los regímenes ideológicos, como el Irán de los curas o la Venezuela de Chávez, se definen por la barbarie de sus dirigentes. Es así, pero no basta con eso. La ideología se petrifica en un tipo de construcción o en un panorama orográfico, crea paisaje. La ruina que comienza a extenderse por Caracas, como la de La Habana, son ideología concreta, visible y audible. A veces también huele.

    La España de Franco, esa mercancía que tanto rendimiento le da todavía a nuestra clase política, no sólo eran falangistas, esbirros de la policía, o ministros folklóricos, que de todo eso sigue habiendo, sino, sobre todo, la sordidez, la grosería, la asfixia de los espacios, lo cutre que era el país entero. Y de eso tampoco nos falta, sólo que ahora los espacios son de dos tipos, reales y virtuales.

La España de Franco era una malla de carreteras tan estrechas como abolladas, tan chapuceras como peligrosas, en las que tardabas diez veces más en llegar a tu pueblo que por las actuales autopistas. No han cambiado mucho los políticos españoles, pero sí las carreteras. Y ese es un cambio político real. Todo lo demás son gaitas.

    Pues bien, en el paisaje virtual seguimos en pleno franquismo. Aquello que toca Telefónica regresa a la España de alpargata. Los servicios de ADSL dan risa. Si comparamos la velocidad, la calidad y el precio de Internet en Europa y en España, volvemos a aquellos tiempos en los que cruzar la frontera de este país de cabreros, como lo llamaba el poeta, significaba entrar en el mundo civilizado.

    Un remedio cada vez más extendido para escapar al paro es trabajar en casa por medio de Internet. Sea como empleado, sea como empresario. Lo malo es que aquí tienes que trabajar para Telefónica antes de empezar a trabajar para ti mismo. Comparen los servicios franceses y los españoles, los espacios de conexión gratuita de los ingleses y los nuestros, y así sucesivamente. Por no hablar de Japón.

    No obstante, como en tiempos de Franco, ningún gobierno se ha propuesto incomodar a Telefónica. ¿Saben por qué?

 

Artículo publicado el sábado 12 de septiembre de 2009.

 

[Publicado el 16/9/2009 a las 07:00]

Compartir:

Comentarios (25)

  • Querido dictador blufff, porque eres un blufff:

    ¿ Sabe tu querdia esposa que le has estado tirando los tejos a mi mujer durante mucho tiempo y que le pones unos cuernos como antorchas...? Aquí, mucho lilili y pocoo lalalala. O mejor, mucho cuento y a la hora de la verdad, Don Rogelio y Doña Rogelia poor todos lados. Ya puedes tomar medidas porque esto va en serio. Matrimonio maduro desea que le dejen ser feliz. Firmado: la bellezona y el bellezón

    Comentado por: carlangas el 21/9/2009 a las 08:04

  • Nadie se acuerda de los 40000 empleados del antiguo monopolio que fuimos despedidos con 52 años por los amigos de Aznar. Hoy se aplaude la gestión de un individuo como Alierta, pero el caso es que muchos miles de trabajadores esperamos la jubilación, muchas veces con pena, porque podíamos haber aportado nuestra experiencia, que era mucha.

    Comentado por: Josillou el 20/9/2009 a las 21:54

  • Los valencianos han intentado envenenar a Leodonard Cohen.
    ¿Es que nadie va a hacer nada?

    Comentado por: first we take valencia el 20/9/2009 a las 09:16

  • La confesión de Millet exaspera a la burguesía barcelonesa
    Sab, 19 Sep 2009 00:00:00

    Una decena de conversaciones mantenidas ayer mismo con personas significativas de la llamada sociedad civil catalana, antes simplemente burguesía, se saldaron con un mismo guión:
    –¿Has seguido el escándalo de Millet en el Palau de la Música?
    –Sí.
    –¿Qué te parece?
    –Solo hablo bajo anonimato.
    –De acuerdo. ¿Te lo esperabas?
    –Se venía venir.
    –¿Por qué han callado tantos?
    –Porque no valía la pena hablar.
    –¿Vuelta al silencio de siempre?
    –Seguro que sí.
    –¿Y el intento de llegar a un arreglo rápido promovido por el abogado de Millet, Pau Molins Amat?
    –Una novedad. Antes la estrategia era la dilación hasta el olvido.
    Estos testimonios presentan matices. El más llamativo es el de un directivo de empresa familiar catalana con proyección internacional que, como todos los consultados, tiene vínculos de parentesco con la nueva dirección de la Fundació Orfeó-Palau, que Millet presidía hasta que en julio se descubrió que estaba apropiándose de millones de la caja. «Todos lo sabían. Millet es un pepero catalanista, términos contradictorios. Estaba loco, creía que el Palau era suyo. Su habilidad fue ir vendiendo certificados de catalanidad a quienes sentían la necesidad de congraciarse con la sociedad catalana. Su pacto con Aznar es la prueba».

    DESCONFIANZA ANTIGUA / ¿Se sabía? «Claro que sí. Quien no sabe es que no quiere saber». La desconfianza viene de lejos. En 1984 estalló el escándalo de Renta Catalana, una sociedad de inversión impulsada por Millet y quienes luego fueron diputados de CiU Josep Maria Trias de Bes y Joaquim Molins Amat, hermano del abogado de Millet.
    Con este antecedente, varios consultados se declaran perplejos por que Millet fuera presidente de Agrupació Mútua y de Bankpyme hasta que se destapó el saqueo del Palau. Un abogado barcelonés destacado en la denuncia de los vínculos entre poder político y económico avisa: «Los delitos pueden prescribir, pero la memoria, no». Socarrón, añade: «Al menos hemos conseguido que en Barcelona se concentren los mejores abogados penalistas de España». Los mismos que hasta el final del franquismo eran expertos en mercantil, hallaron el filón de evitar la cárcel a delincuentes de cuello blanco. Hasta su caída en desgracia, el más conocido fue uno que hoy cumple prisión, Joan Piqué Vidal, en cuyo despacho empezó Pau Molins.

    CALLAR Y CALLAR / La nieta de un gran industrial del metal catalán, hoy alta ejecutiva financiera, confiesa: «El descontrol era tremendo. Pero callas porque tampoco tienes medios para analizar. Te dan los números media hora antes de entrar a la reunión que debe aprobarlos. Y te callas porque tampoco tienes medios para denunciar. Cuando descubres que sabes lo que ya todos saben, te sientes solo un grano de arena en todo el entramado y te preguntas qué puedes hacer. Entonces te callas, vas a la tuya y piensas: ‘Ya se estrellarán’».
    Esta ejecutiva admite que la frase que dijo ayer el abogado Molins en una entrevista en Catalunya Ràdio –«queríamos solucionarlo en el Palau, no en los juzgados»– refleja la preferencia de cuantos se han implicado en el coliseo modernista.

    TREMENDA BOFETADA / Que la expresión burguesía catalana, o barcelonesa para más precisión, ya no es adecuada sintonizaría con la respuesta de un directivo de la patronal textil: «Nuestra gente ya no es ni burguesa ni catalana. No tenemos opinión sobre lo del Palau porque somos ajenos». En cambio, un miembro de la nueva directiva del Orfeó-Palau asegura que el mazazo se ha notado: «Ha sido una bofetada tremenda.» ¿Justifica la prisa por cerrar el caso con el mínimo de daños? «Claro que sí.» ¿Hay miedo a perder patrocinio? «De momento, no.» Algunos mecenas, en su mayoría empresas, confirman que no van a desertar. No es raro: muchos directivos de esas empresas constan con nombre y apellidos entre los protectores. Ahora, tras la confesión de Millet, con la que salpica a colaboradores y proveedores, todo son prisas por alejarse del apestado: ayer apartaron a Millet de las fundaciones del Barça y del Liceu, y el PSC, que hace poco le iba a dar una medalla del Ayuntamiento de Barcelona, ahora le reclama que devuelva la Creu de Sant Jordi.

    LA COLADA, EN CASA / Un empresario de una familia de la burguesía rural, pese a que él nació en una majestuosa casa del Eixample, es directo sobre la omertà: «Los trapos sucios se tapan entre las familias. Todas tienen algo que ocultar. Lo saben, pero callan». Y apunta que la trama se descubrió por la «indignación de alguien de dentro» tras la compra por el Orfeó de un local del propio Millet.
    Los consultados admiten con resignación que este caso, de tener algún parecido anterior, es con el que llevó a la cárcel al exjuez Lluís Pascual Estevill. Su técnica de enriquecerse era tan simple como increíble: como juez de instrucción, buscaba a algún empresario rico al que extorsionar. Mandaba detener a alguno de sus empleados, lo enviaba a la cárcel y luego aparecía el mediador –a menudo, Joan Piqué Vidal– para cobrar el rescate y poner al detenido en la calle.

    CATALANIDAD EN VENTA / Uno de los primeros afectados fue el empresario Javier Ferrero (Nutrexpa). Pero el más sonado fue el caso de José Felipe Bertran de Caralt, que no cedió al chantaje. Cuando ya tenía billete para la Modelo se presentó en el juzgado con una bolsa con sus enseres necesarios. Era una bolsa vulgar, pero un aviso al poder de entonces: llevaba impreso el nombre Casinos de Catalunya, empresa cuyos directivos estuvieron acusados de pagos de comisiones a CiU. Bertran, hoy patrono del Palau, sabía que la temperatura ideal de la venganza es la fría.
    Lo de Millet, patrono de la aznarista FAES, puede ser similar, según los consultados. Tantos años dando patentes de catalanidad por dinero propiciaron el hartazgo y la llegada de información a Hacienda. Un empresario oyó decir a Ferrero tras el verano: «Del personaje [Millet], ¿qué se podía esperar?». La ejecutiva financiera es concluyente: «La confianza ciega en Millet no era tal. No era ciega, era tonta».
    Inicio
    © Ediciones Primera Plana SA

    Comentado por: impresionante el 19/9/2009 a las 13:50

  • Yo no soy tu cajero automático

    IGNACIO RUIZ QUINTANO
    ABC 19-09-09

    SÍ. Los pájaros se alejan y las flores caen. Pero...
    -Yo no soy tu cajero automático.
    Eso le decían el otro día en la puerta de la Casa Blanca al huero, chirle y hebén Obama los manifestantes a los que la corresponsal de «El País» tomó por nazis.
    Nazis, ¿por qué? Ni exigían aborto ni exigían eutanasia ni exigían la eliminación de los símbolos cristianos, que fueron, junto con el pleno empleo de los campos de trabajo, las «conquistas» más sonadas del nacionalsocialismo. Esos manifestantes sólo pretendían hacerle ver a Obama que ellos no son... sus cajeros automáticos.
    Víctimas, y no lo saben, de la paradoja de la tolerancia de Hume, los tolerantes devotos de Obama creen que oponerse a la política de Obama es de nazis. La política de Obama consiste en transformar al ciudadano corriente en cajero automático del político de turno: vas por la calle, te pilla Obama, te introduce por la oreja el pin «reforma sanitaria» y te retira el dinero que lleves en el bolsillo. Tú gritas, pero nadie te oye, porque los manolos del bombo del periodismo, que hoy son todo el periodismo, se encargan de tapar los gritos con sus ruidajeras. La última, por ejemplo, la ruidajera de Harvard, esa Universidad que doctoró «honoris causa» a Almodóvar, ex empleado de Telefónica y cineasta: de no sacar adelante la «reforma sanitaria», vienen a decir en Harvard, cuarenta y cinco mil americanos -desde luego, más de los que se despachaban en los anales de Leganés- morirán cada año. ¿Cómo no conmoverse ante tamaña matanza?
    En lo que vaciaba los cajeros automáticos de la gran nación americana, Obama, sin rubor, posó para su retratista, Pete Souza, en mangas de camisa y haciendo que trabajaba en su mesa del Despacho Oval -«la lucecita de El Pardo», ya se sabe- mientras su chiquilla Sasha se parapetaba detrás de un sofá en el afán de imitar a J. F. K. con su hijo John John en el camelo de Camelot, pero todo indica que esa chiquilla, si se parapetaba en el sofá, era porque había visto los planes defensivos de su papá, que, con los persas siempre de por medio, tanto lo aproximan a Carter, el manisero.
    «Maní/ Maní/ Si te quieres por el pico divertir/ Cómete un cucuruchito de maní...» Y el manisero se va, el manisero se va, y se lleva su escudito (antimisiles) de maní. «Me voy/ Me voy».
    Lo malo de Obama al tomar al ciudadano corriente por un cajero automático al modo como Descartes tomaba a los animales por máquinas («¡es una máquina!», tranquilizaba Descartes a Malebranche, que se dolía de los aullidos lastimeros de una perra preñada y apaleada) es que sus aduladores lo imitan. En Madrid, Gallardón, para sufragar la kermese olímpica, ha abordado a los vecinos con una Tasa por Prestación del Servicio de Gestión de Residuos Urbanos digna de un emperador de la China. El pin municipal para extraer los euros de los cajeros automáticos: «+ ecológico». De los patriotas catalanes, ¿qué podemos decir? Su pin: «Som una nació». Aunque, para pin, el de Zapatero, que esta semana ha soltado 263.550 euros a la «Associació Catalana per la Pau» -bien jamona ha de estar la tal Pau- «para fortalecimiento de la educación sexual y reproductiva en los campos de refugiados del Líbano», el país, ay, de los cedros. Pin zapateril: «Un pequeño esfuercín». No nos extrañaría que Obama tapara el hueco de Churchill -retirar su retrato fue lo primero que hizo al entrar en el Despacho Oval- con un retrato de esa máquina de hacer parados que es el Mugabe de León.
    Sloterdijk dice bien: después del psicoanálisis, el inconsciente ha dejado de servirnos como patria; después del arte moderno, tampoco nos vale la tradición; y después de la biología moderna, apenas puede hacerlo ya la «vida». Nuestra única patria es el cajero automático.

    Comentado por: Aldovoar ex de telef ¡ahora se explica todo! el 19/9/2009 a las 09:43

  • Prueben, prueben a exigir a una compañía telefónica que le libere el móvil, algo que por ley tienen que hacer si el cliente, queriendo cambiarse a otra compañía, y habiendo vencido el plazo del contrato de permanencia, así lo solicita. Al menda, después de no menos de 12 intentos, llegaron a cortarle la llamada diciendo que ¡no se oía bien!

    Ahora cada vez que me llaman de esa compañía para reengancharme con alguna oferta les contestó lo mismo, que no se oye.

    Comentado por: te lo tienes que tomar a guasa el 19/9/2009 a las 04:27

  • No, ¿por qué?

    Comentado por: feliz en la ignorancia el 18/9/2009 a las 15:55

  • Cierto Albert,lo de Timofónica,con la bendición del Estado,es de Juzgado de Guardia.
    Hace un tiempo cometí el error de dar mi nº de movil para una descarga GRATIS de tonos.Durante dos meses estuve recibiendo sms todos los días que inmediatamente borraba.Para mi sorpresa me vino un cargo en la factura de Movistar por esos mensajes.Ni el contrato que tengo con esa compañia autoriza que me haga cargos de ese tipo,ni por supuesto autoricé explicitamente al proveedor de los tonos,Blinko,para que los hiciese.Puesto en contacto con el Servicio de Atención al cliente,despues de multiples argumentos espureos,reconocieron que habia habido multiples reclamaciones al respecto y finalmente que los titulares de Blinko eran gente con responsabilidades en la propia Timofónica.
    Presentada una denuncia en la Oficina del Consumidor,hace de esto mas de cuatro meses, en que acabé riñiendo con la funcionaria la cual pretendía justificar a la todopoderosa Timofónica,al día de hoy aún estoy esperando una respuesta.
    Lo de que esté pagando un servicio de internet de 50 Kb/m nominales mas caro que otro de 3 Mb/m con cualquier operador incluida la misma Matilde ya ni me duele,solo que además me engañan.En primavera nos dijeron que para Julio tendriamos disponible ADSL.Se les olvidó decir de que año.

    Comentado por: maleas el 18/9/2009 a las 15:54

  • Autodererminación en Sinera. Antonio Elorza

    Para el autor, «el aprendiz de brujo» que convocó el referéndum sobre la independencia de Cataluña en Arenys de Munt «logró sus votos, sólo que a costa de desencadenar un proceso de erosión de consecuencias imprevisibles en la estructura del Estado de las autonomías»
    S inera fue el lugar simbólico donde el gran poeta catalán Salvador Espríu situó buena parte de su obra. Sinera era anagrama de Arenys de Mar y en la noche del franquismo representaba el único espacio donde desplegar su creatividad. El episodio actual ha tenido lugar en otra Sinera, Arenys de Munt, pero volvemos a encontrarnos con una dimensión simbólica. Para quienes convocaron la consulta, la nueva Sinera encarna la voluntad del pueblo catalán de alcanzar la independencia.
    Desde el doble punto de vista de la ilegalidad y del significado democrático del hecho, tal pretensión es una pura falacia y la vicepresidenta Teresa Fernández de la Vega hizo bien en no entrar al trapo y declarar que para el Gobierno nada ha sucedido. Al ignorar la ley y la Constitución, carece de consecuencia alguna. Ni siquiera se hizo atendiendo al acuerdo municipal, revocado por el juez, siendo sustituido el Ayuntamiento por la parroquia como sede de la urna, con intervención de inmigrantes y adolescentes sin derecho a voto, y aun así la participación quedó lejos del 50% del censo. Objetivamente, una farsa, si bien no es seguro que carezca de efectos políticos.
    Para empezar, con la excepción de Unió Democratica de Catalunya, todos los grupos del nacionalismo catalán han considerado que la experiencia ha sido un éxito y se disponen a multiplicar tales iniciativas hasta lograr que las consultas cubran todo el territorio catalán. Si lo consiguen, el efecto de propaganda resulta innegable, y por encima de todo implican a los catalanistas supuestamente moderados, con Artur Mas a la cabeza, en una dinámica independentista que puede encontrar un terreno abonado en la crispación derivada de un eventual recorte del Estatut por el Tribunal Constitucional. Desde hace algún tiempo, y con ERC llevando la batuta, se está produciendo una situación de puja entre las agrupaciones catalanistas, con efectos claros sobre PSC e Iniciativa per Catalunya, para exhibir la posición más tajante en cuanto a la afirmación de los derechos de Cataluña frente al Estado. Sólo que una cosa son las palabras y otra encontrarnos con Convergencia animando localidad a localidad votaciones que consagren el independentismo.
    Así que de cara a la opinión pública catalana y a los observadores exteriores, la imagen es que la sociedad catalana se manifiesta inequívocamente por la independencia. Entra en juego aquí el efecto mayoría, bien conocido de los psicólogos sociales: la propensión de un individuo consiste en sumar su actitud a aquella que en apariencia resulta mayoritaria en el colectivo. De ahí la importancia de una información veraz, ponderada, la cual lógicamente no debe ser esperada de los medios nacionalistas militantes, pero sí de aquellos que no lo son y no deben verse arrastrados a seguir el mencionado efecto-mayoría con el pretexto tan caro al Gobierno Zapatero de no herir a Cataluña. Un ejemplo fue el reportaje del telediario de TVE-1 a las 9 de la noche del domingo sobre el episodio. Nada de dar cuenta de las insuficiencias democráticas de la consulta. Son entrevistados el alcalde promotor, el dirigente de ERC Puigcercós, el independentista fichado por Convergencia Ángel Colom, un socialista neutral, dos inmigrantes pro-independencia y, para culminar la imagen dualista, el reportaje se cierra mostrando a los fachas antinacionalistas que acudieron a Arenys con sus gritos y su carga de banderas españolas.
    La deformación resultante es obvia, como sucede cuando al día siguiente algunos medios recogen la noticia de que desde 2005 se ha incrementado el independentismo catalán. Luego, en la letra pequeña, podemos leer que esa subida es del 13% al 19%, salto importante, pero que pone de manifiesto algo de mayor relieve: el independentismo sigue siendo muy minoritario en Cataluña, lo cual debería proyectarse de modo necesario sobre la valoración política del movimiento actual por la independencia. En contra de lo que afirmaba Puigcercós en Arenys, la autodeterminación deja por ello de estar en el orden del día democrático, ya que carece de sentido poner en cuestión, salvo a efectos de propaganda, una estructura estatal y estatutaria a partir de semejante posición minoritaria. Al igual que sucede con el matrimonio, el derecho a la autodeterminación sólo adquiere una legitimidad de ejercicio cuando se da una mayoría clara y estable decidida a modificar la situación política vigente. Para la también minoritaria ERC resulta lógico, y aun imprescindible, forzar la máquina por encima de la democracia; lo grave es que ese camino sea seguido por Convergencia.
    Al enjuiciar lo sucedido, el ministro socialista José Blanco ha hablado de 'despropósito'. Tal vez sería mejor emplear otros términos: ilegalidad, provocación, maniobra para llegar al planteamiento de un jaque al rey. Despropósito conviene más a la sucesión de errores y de huidas hacia delante que siguieron a la declaración electoralista del presidente Zapatero en el sentido de que él suscribiría cuanto decidiera Cataluña. Reserva electoral catalana manda y en el fondo la actitud reverencial hacia Cataluña se ha mantenido, al secundar otro electoralismo miope, el de Pasqual Maragall, poniendo en marcha la elaboración del Estatut como el trapecista que da un doble salto mortal sin red, al conseguir a toda costa la ayuda de Artur Mas sin otorgarle luego parte en el gobierno de la comunidad; al suscribir en fin el principio de bilateralidad como eje del nuevo edificio político sin percibir que es la puerta abierta a una confederación, forma política inviable, ya que como se está viendo una vez más dos centros de decisión política en condiciones de igualdad entran en conflicto irreversible ante el primer problema grave, en este caso el previsible recorte del Estatut por el Tribunal Constitucional, después de salvar a duras penas el escollo de la financiación. El aprendiz de brujo logró sus votos, sólo que a costa de desencadenar un proceso de erosión de consecuencias imprevisibles en la estructura del Estado de las autonomías. De nada vale que Juanjo Solozábal pruebe con su habitual rigor que según la Constitución sólo cabe una soberanía, la del pueblo español. Eso en la Cataluña de hoy lo acepta apenas una minoría irrelevante.

    Comentado por: S. Johnson el 18/9/2009 a las 10:29

  • Hostia que se lo digan a Maleas.Que lo tienen negro con el tema.

    Comentado por: albert el 17/9/2009 a las 18:08

  • too serious, maybe?

    Comentado por: forever pop el 17/9/2009 a las 17:35

  • Este tío me desborda; lo último que me esperaba de él era que demostrase por enésima vez que este es un país alicantino, bereber, africano, subsahariano, levanmtino, charanguero, napolitano, etc. no recurriendo a la inexplicable existencia de carod y montilla, sino al número de megas/segundo facturado por timofónica.adornianamente hablando, quien se mete con telefónica sin cagarse en france telecom está ayudando a que austchwitz se repita, en serio

    Comentado por: seriously speaking el 17/9/2009 a las 13:23

  • España es un país pequeño, que sólo puede competir en unos pocos mercados globales, de ahí que las empresas que tienen volumen y proyección estén mimadas por el Estado, y se les permita una capitalización abusiva aquí, en su 'madre patria'. Los sectores en los que no hay una gran empresa española sí están verdaderamente liberalizados, porque el beneficiario en última instancia es el consumidor español... que ahorra ahí para darlo por otro lado a la banca -española-.

    Comentado por: el liberalismo era esto el 17/9/2009 a las 13:10

  • "...en los países civilizados los monopolios privados no se permiten ya que perjudican al consumidor..."
    Debe ser por eso que se suicida la gente en France Telecom.

    Comentado por: .fr el 17/9/2009 a las 10:53

  • Querido dictador: ¿ ya está su esposa al corriente de los cuernos, cornamentas, mejor, que le está poniendo...? Tiempo al tiempo, memorable...

    Comentado por: magdalena el 17/9/2009 a las 10:29

  • No viene al caso pero recuerdo que en cierta ocasión D. Eduardo Haro Teglen le llamó idiota por algo que escribió en un artículo de El Pais. D. Eduardo murió y dono su cuerpo a la Ciencia lo que equivale a decir que debe de andar congelado y fileteado, objeto de mofa por parte de estudiantes veinteañeros en alguna perdida facultad de provincias.
    En vida pasó por ver morir a dos o tres hijos pero mantenía una actitud imperturbable, era un tipo admirable, si se compara los "difícilisimos" artículos que escribía en TRIUNFO, allá por los primeros setenta, con su sección en EL PAIS (su diminuto artículo) se comprende cómo un hombre evoluciona de inteligente a sabio. Me importa una mierda el ADSL y Telefónica,pásese a Yoigo, es que no comprendo el interés del artículo, de verdad.

    Comentado por: Josef Amigo el 17/9/2009 a las 08:51

  • tranquilo ,no te pasara nada.

    Comentado por: Vicent el 16/9/2009 a las 17:43

  • ¡¡¡auxiliooooo!!!
    el presidente aznar, don josemari, está en chile para apoyar al candidato presidencial de la santa alianza
    nietosdefranco&hijosdepinochet juntitos&revueltos

    Comentado por: jbv a 10.710 km el 16/9/2009 a las 15:34

  • No esperará la gente que Telefónica aplique la tarifa plana de los Países Bajos. Aquí existe el factor Meseta Ibérica, y el coste de mantenimiento es por tanto también más alto. Desglosado todo a la centésima de centésimo de euro, tal como se aprecia en las facturas. Es la exactitud y la perfección evidentes en esos cuatro decimales la que, sumando, permite imaginar los millones recaudados, siempre al otro lado de la coma.

    Comentado por: MovistarPubli el 16/9/2009 a las 14:40

  • No, ... ¿porqué?

    Comentado por: low el 16/9/2009 a las 13:12

  • Tampoco nadie osa incomodar a El Corte Inglés.

    Comentado por: nosé el 16/9/2009 a las 09:21

  • aDEU

    Comentado por: genial el 16/9/2009 a las 08:40

  • Conocemos a los ZP de la izquierda y a los ZP de la derecha, a ellos y sus intelectuales, por llamarlos de un modo que no entiende nadie. Ellos se lo creen. No viví el franquismo pero he vivido otros franquismos: el franquismo de los analfabetos, de los acomplejados, de la mala leche, de los salarios de risa.

    Comentado por: Genial el 16/9/2009 a las 08:37

  • Si el Gobierno que preside Zapatero desea alejarse de la pendiente por la que se está precipitando y asegurar su continuidad, y, lo que es más importante, liderar la recuperación económica y no la marcha hacia el abismo, es preciso un cambio. Pero no sólo de unas políticas que no se sabe bien del todo en qué consisten, sino de una forma de decidirlas y ejecutarlas que está alcanzando unos niveles de confusión sin precedentes, especialmente en asuntos de tanta trascendencia como la lucha contra una crisis que nos acompañará aún mucho tiempo.

    (Editorial El País 16.09.09)

    Comentado por: ¿No queríais bicicleta? ahora a pedalear el 16/9/2009 a las 08:13

  • No sólo es Telefónica.
    Se acaba de anunciar la propuesta del Gobierno de aumentar el sueldo a los funcionarios.
    Parece que ZP se atreve a dar lanzadas a moro nuerto (con Franco es muy valiente ahora) pero Botín o Cándido Méndez es otra cosa.

    Comentado por: pagano el 16/9/2009 a las 08:01

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Félix de Azúa nació en Barcelona en 1944. Doctor en Filosofía y catedrático de Estética, es colaborador habitual del diario El País. Ha publicado los libros de poemas Cepo para nutria, El velo en el rostro de Agamenón, Edgar en Stephane, Lengua de cal y Farra. Su poesía está reunida, hasta 2007, en Última sangre. Ha publicado las novelas Las lecciones de Jena, Las lecciones suspendidas, Ultima lección, Mansura, Historia de un idiota contada por él mismo, Diario de un hombre humillado (Premio Herralde), Cambio de bandera, Demasiadas preguntas y Momentos decisivos. Su obra ensayística es amplia: La paradoja del primitivo, El aprendizaje de la decepción, Venecia, Baudelaire y el artista de la vida moderna, Diccionario de las artes, Salidas de tono, Lecturas compulsivas, La invención de Caín, Cortocircuitos: imágenes mudas, Esplendor y nada y La pasión domesticada. Los libros recientes son Ovejas negras, Abierto a todas horasAutobiografía sin vida (Mondadori, 2010) y Autobiografía de papel (Mondadori, 2013)Una edición ampliada y corregida de La invención de Caín ha sido publicada por la editorial Debate en 2015; Génesis (Literatura Random House, 2015). Nuevas lecturas compulsivas (Círculo de Tiza, 2017) y Volver la mirada, Ensayos sobre arte (Debate, 2019) son sus últimos libros.  Escritor experto en todos los géneros, su obra se caracteriza por un notable sentido del humor y una profunda capacidad de análisis. 

En junio de 2015, fue elegido miembro de la Real Academia Española para ocupar el sillón "H".

 

Bibliografía

 

 

 

 




 

Ensayo

Volver la mirada (2019). Debate, España.

Nuevas lecturas compulsivas (2017). Círculo de Tiza, España. 

La invención de Caín (2015). Mondadori, Barcelona. 

Contra Jeremías (2013). Mondadori, Barcelona.

Contre Guernica, Prefacio para Antonio Saura (2008). Archives Antonio Saura, Genève.

 La pasión domesticada (2007). Abada, Madrid.

Ovejas negras (2007), Bruguera, Barcelona.

Cortocircuitos. Imágenes mudas (2004). Abada, Madrid.

La invención de Caín (1999). Alfaguara, Madrid.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (reedición) (1999). Anagrama, Barcelona.

Lecturas compulsivas. Una invitación (1998) Anagrama, Barcelona.

Salidas de tono (1996). Anagrama, Barcelona.

Diccionario de las artes (1995). Planeta, Barcelona.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (1992). Pamiela, Pamplona.

Venecia (1990). Planeta, Barcelona.

El aprendizaje de la decepción (1989). Pamiela, Pamplona.

La paradoja del primitivo (1983). Seix Barral, Barcelona.

Conocer a Baudelaire y su obra (1978). Dopesa, Barcelona.

 

Novelas y prosa literaria

Tercer acto (2020) Literatura Random House, Madrid. 

Génesis (2015). Literatura Random House, Madrid. 

Autobiografía de papel (2013). Mondadori, Barcelona. 

Autobiografía sin vida (2010). Mondadori, Barcelona.

Abierto a todas horas (2007). Alfaguara, Madrid.

Esplendor y Nada (2006). Lector, Barcelona.

Momentos decisivos (2000). Anagrama, Barcelona.

Demasiadas preguntas (1994). Anagrama, Barcelona.

Cambio de bandera (1991). Anagrama, Barcelona.

Diario de un hombre humillado (1987). Anagrama, Barcelona.

Historia de un idiota contada por él mismo, o el contenido de la felicidad (1992), Anagrama, Barcelona.

Mansura (1984). Anagrama, Barcelona.

Última lección (1981). Legasa, Madrid.

Las lecciones suspendidas (1978). Alfaguara, Madrid.

Las lecciones de Jena (1972). Barral E., Barcelona.

 

Relatos

"Quien se vio", Tres cuentos didácticos (1975). La Gaya Ciencia, Barcelona.

"La venganza de la verdad" (1978). Hiperion nº1, Madrid.

"Herédame" (6 y 7 agosto 1985). El País, Madrid.

"El trencadizo", con grabados de Canogar (1989) Antojos, Cuenca.

"La pasajera" (18 nov. 1990). El País, Madrid.

"La resignación de la soberbia", Los pecados capitales (1990). Grijalbo, Barcelona.

El largo viaje del mensajero (1991) Antártida, Barcelona.

Cuentos de cabecera ("La pasajera" y "La segunda cicatriz") (1996). Planeta NH.

"El padre de sus hijos" (1998). Barcelona, un día, Alfaguara, Madrid.

"La verdad está arriba" (1998). Turia, Teruel.

 

Poesía

Última Sangre. Poesía 1968-2007 (2007). Bruguera, Barcelona.

Poesía 1968 1988 (1989). Hiperion, Madrid.

Farra (1983). Hiperion, Madrid.

Siete poemas de La Farra, con un grabado de A. Saura (1981). Cuenca.

Poesía 1968 78 (1979). Hiperion, Madrid.

Pasar y siete canciones (1977). La Gaya Ciencia, Barcelona.

Lengua de cal (1972). Visor, Madrid.

Edgar en Stéphanie (1971). Lumen, Barcelona.

El velo en el rostro de Agamenon (1970) El Bardo, Barcelona.

Cepo para nutria (1968). Madrid

Premios

1987 Premio Anagrama de Novela.

2000 Premio a la cultura "Sebetia-Ter" del Centri di Studi di Arte e Cultura di Napoli".

2001 Premio a la tolerancia de la "Asociación por la Tolerancia", Barcelona.

2011 Premio González-Ruano de Periodismo

2014 Premio Internacional de Ensayo José Caballero Bonald

2015 Premio Francisco Cerecedo de la Asociación de Periodistas Europeos 

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2020 | Fundación Formentor | Barceló Torre de Madrid. Plaza de España, 18 28008 Madrid (España) | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres