PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

viernes, 31 de octubre de 2014

 Blog de Félix de Azúa

Humillados, ofendidos y analfabetos

De esto hace décadas. Tras la lectura del inmortal reportaje de T.E. Lawrence titulado "Los Siete Pilares de la Sabiduría", observé una feliz complacencia en alguno de sus lectores. Era la íntima satisfacción de que los jeques árabes aparecieran como grandes caudillos, similares a los de la épica medieval europea. Había una enfermiza identificación entre algunos españoles sometidos a la satrapía de Franco y la pretendida libertad de los hijos del desierto. Un romanticismo para humillados que les regocijaba cuando los jeques árabes, todos sátrapas, ponían de rodillas "a Occidente" con el precio del petróleo.

    Muchos años más tarde volví a encontrar esa identificación entre gente que se dice lastimada, que cree valer más de lo que recibe, y que se siente árabe en general y palestina en particular. Del mismo modo que hay quien "comprende" el terrorismo nacionalista vasco y es partidario de un "diálogo" con ETA (como el PNV, partido cada día más chiflado), así también hay gente que comprende los asesinatos masivos provocados por los suicidas islamistas. En este caso se identifican con los asesinos porque han sido muy humillados, muy ofendidos por los ricos y poderosos. Así que comprenden que se hagan saltar por los aires junto con cien, doscientas o quinientas personas, muchas de las cuales, por cierto, son árabes.

    Buena parte de la clase política europea, siempre tan lenta, ha ido admitiendo con cada vez mayor desasosiego lo que esta guerra mundial pone de manifiesto: que sólo la educación es capaz de librar a las personas de la esclavitud. Que los países islámicos protegen el analfabetismo como un bien divino porque lo que más temen es el modelo educativo occidental, fundamento de libertad entre hombres y mujeres. El islamismo es irreductible porque es analfabeto gracias a sus dirigentes. Y nuestros dirigentes están demoliendo el sistema educativo sin pestañear.

    Algunos europeos, sin embargo, no son tan correctos. En "El segundo avión", Martin Amis (Anagrama) escribe con lucidez sobre la tiranía de los humillados analfabetos.

Artículo publicado el sábado 22 de agosto de 2009.

[Publicado el 01/9/2009 a las 09:00]

Compartir:

Comentarios (28)

  • Cuando leí a la señora Louise Glück pensé que me recordaba mucho a alguien. Acabo de descubrir a quién: A. C. Swinburne; en concreto, a uno de sus poemas que es
    uno de mis favoritos. Su título es El triunfo del tiempo (The Triumph of Time) y contiene un par de versos que me parecen buenísimos:

    "At the door of life, by the gate of breath,
    there are worse things waiting for men than death."

    (algo así como
    a las puertas de la vida, junto a la cancela del aliento/
    le esperan al hombre, cosas peores que la muerte)

    También tiene un pasaje sobre el mar (al que llama madre y no padre, como los griegos) magnífico,

    "I will go back to the great sweet mother,
    Mother and lover of men, the sea..."

    Me gustaría saber qué les gusta a usteds más de todo lo que se ha escrito sobre el mar. Pasajes como el del Ulyses de Joyce, o poemas. Mi propuesta es lo anterior.
    Saludos.

    Comentado por: knudsen el 03/9/2009 a las 14:50

  • Bellísimo el poema que Knudsen ha traducido. Da siempre un poco de miedo hablar de la relatividad de nuestras ideas, sobre todo con respecto a la moral, más que referido a unos resultados científicos o a otra cosa aunque todo esté unido finalmente y aunque algunos descubrimientos o avances planteen dilemas éticos. Pero es más difícil aceptar como bueno algo que siempre hemos considerado malo, algo que nos repugne, no hablo sólo de la muerte.
    Me preocupan a veces estos debates porque temo que finalmente se dé el paso y se cambie cierta perspectiva llegando a justificar cosas como la violencia cotidiana (no hablo de la defensa propia o de las guerras), lo cual nos convertiría a todos en posibles víctimas sin derecho, además a la justicia; incluso más si tenemos en cuenta que ahora que la tenemos ya hay veces en que no se pasa del simple pataleo desvalido y olvidado en un rincón. O bien, si no en víctimas, nos convierte, al otro lado, en verdugos sin conciencia, como buen caballo ganador. A veces me da rabia artículos como éste que citan en que se habla de la naturaleza del hombre sólo en cierto sentido; para mí está claro que en el hombre existen ciertos impulsos, venimos a sobrevivir y eso implica una lucha pero también hay otros sentimientos igual de naturales, la solidaridad, que también sirve a la supervivencia, además. Otra cosa es que nos atonten como en la película La isla, protagonizada por Ewan McGregor, Scarlett Johansson, que no me pareció buena excepto en ese sentido de señalar hacia la bondadosa conformidad ingenua de los, rizando el rizo del señalamiento, clones. Sí, la oscuridad existe, durante la mitad del día. Es decir, la luz existe. Obviar esto me parece un gran error, son partes en el hombre que deberían estar controladas por él en todo momento; dejarse fascinar, dejarse arrastrar por ello y por lo fácil y tomar lo oscuro como esencia es caer en la destrucción propia, de gran parte de nuestro ser y en la del otro, es sólo una excusa diría que barata, sin tanta mistificación. ¿Quién decidió que lo negro nos asustaría y quién decidió la perfecta simetría?
    Qué importa, de momento. Si no fuera así, sería al revés y también lo malo nos asustaría pero ahora es y ya ha sido cambiado y no parece que gustase en realidad, todos se arrepienten de una guerra.
    En cuanto al Islam también creo que son ellos quienes deben comprometerse y quiénes solucionarán realmente el problema, debe ser así o probablemente no será.
    Azúa, por cierto, me parece mucho más comprometido de lo que lo creí en un principio. Y Saviano, dicen que va a desvelar los lazos de Eta con el narcotráfico, cosa que si no se sabía se adivinaba, digo yo.

    Comentado por: Olvido el 02/9/2009 a las 22:17

  • Mosst welcome, Ice.

    Comentado por: knudsen el 02/9/2009 a las 19:38

  • Con el fin de las vacaciones comienzan los mil anuncios de todo tipo de coleccionables, y RBA amenaza con una colección de "grandes sagas"... Mejor haría en publicar las fantásticas Grandes Sagas del blog de Azúa.

    Comentado por: septiembre el 02/9/2009 a las 18:36

  • Knudssen

    Gracias por la traducción.

    Comentado por: lce el 02/9/2009 a las 18:23

  • El segundo avión, la obra que mañana llega a las librerías británicas, reúne las polémicas reflexiones del autor de Dinero, sobre el islam y los límites del multiculturalismo. En una serie de 12 ensayos y dos historias cortas, publicados durante los últimos siete años y medio, Martin Amis se pronuncia con contundencia sobre la responsabilidad de los musulmanes a la hora de combatir el fanatismo. Esas reflexiones están generando gran controversia en Gran Bretaña, obligando al novelista a defenderse de las acusaciones de racismo, ignorancia e islamofobia.

    Represión y controles
    Sus críticos le reprochan haber adoptado puntos de vista apocalípticos del canadiense Mark Steyn, sobre el peligro demográfico que representan los musulmanes y la falta de voluntad de los occidentales para defender sus valores. También se recuerda ahora, como hace dos años, en una entrevista que entonces pasó inadvertida, Amis dijo que los musulmanes "tendrán que sufrir, hasta que pongan su casa en orden" y abogó por imponer restricciones en la libertad de movimientos, así como el incremento de cacheos y otros controles.
    El escritor pidió posteriormente disculpas y ayer respondía, en el diario The Independent: "Si fuesen protestantes anglosajones quienes hacen esas cosas (los ataques terroristas), yo mismo estaría dispuesto a aceptar que se impusieran restricciones (a esa comunidad), con tal de que sirvieran para acabar con ese nivel de violencia". "No es una cuestión moral es una cuestión de eficacia", añade Martin Amis en las mismas declaraciones al rotativo.

    Radicalismo
    Martin Amis niega haberse radicalizado, pero admite que su visión del multiculturalismo ha cambiado considerablemente. "No todas las culturas son iguales. Yo no quiero asesinatos de honor en Inglaterra, no quiero la mutilación genital, no quiero la supresión de los derechos humanos", comentaba a la cadena de televisión BBC.
    El escritor británico duda de que los creyentes en el islam, incluso los más moderados, sean capaces de pensar y decidir libremente. "Es una religión que te sigue por cada rincón de la casa, del dormitorio al cuarto de baño, a la cocina. Está presente en cada instante de tu vida". De vuelta a su casa en Londres, después de pasar dos años y medio en Uruguay, el país de su esposa, Isabel Fonseca, Martin Amis se ha encontrado, según explica, con una capital multirracial, que él diferencia del término multicultural y que considera "un gran éxito, algo maravilloso". "Lo mejor de mi retorno", concluye.



    El periódico de Cataluña



    Maryam Bint Abî Ya´Qûb al-Faysûlî al-Ansârî

    Siglo XI



    ¿Quién puede disputar contigo en palabras y en obras?
    Inesperadamente haces favores
    sin que te pidan nada.
    Y ¿Cómo no mostrar mi gratitud
    por las perlas que has puesto alrededor de mi cuello
    y por los beneficios conocidos antes?
    Me has adornado con alhajas
    y ahora parezco más hermosa
    que todas las mujeres que prescinden de joyas.
    Te ha dado Dios tu noble natural
    que en el agua del Éufrates se abreva
    y es delicado como un canto de amor.
    Por tus poemas te pareces a aquellos
    cuya elocuencia sube a lo alto,
    desciende a los abismos y se muestra
    como el mejor ejemplo.

    Comentado por: DPA el 02/9/2009 a las 18:13

  • En guise d’explication :

    À qui la faute ?

    Tu viens d’incendier la Bibliothèque ?
    - Oui,
    J’ai mis le feu là.

    - Mais, c’est un crime inouï !
    Crime commis par toi contre toi-même, infâme !
    Mais tu viens de tuer le rayon de ton âme !
    C’est ton propre flambeau que tu viens de souffler !
    Ce que ta rage impie et folle ose brûler,
    C’est ton bien, ton trésor, ta dot, ton héritage !
    Le livre, hostile au maître, est à ton avantage.
    Le livre a toujours pris fait et cause pour toi.
    Une bibliothèque est un acte de foi
    Des générations ténébreuses encore
    Qui rendent dans la nuit témoignage à l’aurore.
    Quoi ! dans ce vénérable amas des vérités,
    Dans ces chefs d’œuvre pleins de foudre et de clartés,
    Dans ce tombeau des temps devenu répertoire,
    Dans les siècles, dans l’homme antique, dans l’histoire,
    Dans le passé, leçon qu’épelle l’avenir,
    Dans ce qui commença pour ne jamais finir,

    Tu jettes, misérable, une torche enflammée !
    De tout l’esprit humain tu fais de la fumée !
    As-tu donc oublié que ton libérateur,
    C’est le livre ? Le livre est là sur la hauteur ;
    Il luit parce qu’il brille et qu’il les illumine.
    Il détruit l’échafaud, la guerre, la famine ;
    Il parle, plus d’esclave, et plus de paria.
    Ouvre un livre, Platon, Milton, Beccaria ;
    Lis ces prophètes, Dante, ou Shakespeare, ou Corneille ;
    L’âme immense qu’ils ont en eux, en toi s’éveille ;
    Ébloui, tu te sens le même homme qu’eux tous ;
    Tu deviens en lisant grave, pensif et doux ;
    Tu sens dans ton esprit tous ces grands hommes croître,
    Ils t’enseignent ainsi que l’aube éclaire un cloître ;
    A mesure qu’il plonge en ton cœur plus avant,
    Leur chaud rayon t’apaise et te fait plus vivant ;
    Ton âme interrogée est prête à leur répondre ;
    Tu te reconnais bon, puis meilleur ; tu sens fondre,
    Comme la neige au feu, ton orgueil, tes fureurs,
    Le mal, les préjugés, les rois, les empereurs !
    Car la science en l’homme arrive la première.
    Puis vient la liberté. Toute cette lumière,
    C’est à toi, comprends donc, et c’est toi qui l’éteins !
    Les buts rêvés par toi sont par le livre atteints !
    Le livre en ta pensée entre, il défait en elle
    Les liens que l’erreur à la vérité mêle,
    Car toute conscience est un nœud gordien.
    Il est ton médecin, ton guide, ton gardien.
    Ta haine, il la guérit ; ta démence, il le l’ôte.
    Voilà ce que tu perds, hélas, et par ta faute !
    Le livre est ta richesse à toi ! c’est le savoir,
    Le droit, la vérité, la vertu, le devoir,
    Le progrès, la raison dissipant tout délire.

    Et tu détruis cela toi !
    - Je ne sais pas lire.

    Victor Hugo

    www.armandobronca.com

    Comentado por: Armando Gascón Lozano el 02/9/2009 a las 14:08

  • por cierto, las ideas no son mías, yo sigo una 'tradición'. La respuesta sí era mía.

    Comentado por: vic el 02/9/2009 a las 13:26

  • sí, Bizancio!, Mme., qué 'malvada' es ud.!...si entro es porque, como sabe, soy angélico, seráfico, querúbico, casi un 'putto'...seguro que me tengo el Cielo ganado, y no digamos ya, Uds.

    saludos

    Comentado por: vic el 02/9/2009 a las 13:19

  • No se a que lectores de Los siete pilares se refiere Azúa. ¿Tal vez a Juan Goytisolo,de vuelta por el Raval con Genet ?. No creo,se debe de tratar de algún otro conocido suyo.Desde luego hay que ser estulto para sacar conclusiones semejantes.Durante la noche toledana que pasó en el Ayuntamiento de Damasco,fue su Caída de Damasco,mientras escuchaba al muecín cantar desde el minarete cercano su monserga le asaltó una idea terrible :"Quien libera a un pueblo de esclavos no paga su pecado ni con la muerte ". Lo purgó regresando al principio.

    Vic,le debo una explicación y esa explicación se la tengo que pagar.La respuesta casi automatica que hice a su comentario se perdió por culpa del duende robot y ahora me alegro,era una respuesta mecanica.Intentaré una sipnosis de como lo veo: " Mi corazón está con Flores,mi corta razón con Habermas ".
    Salud y libertad

    Comentado por: maleas el 02/9/2009 a las 13:13

  • Bon giorno, don Vic,

    Se hizo usted entender a la perfección, se lo aseguro.
    Si en ocasiones no le sigo es porque, o bien el traje me viene grande, o bien se ha entrado en Bizancio, donde yo siempre me pierdo. Pero no afloje, sus ideas brillan y sorprenden, siga compartiéndolas, vi prego.

    Un poco de Haendel, el mismo que ha elegido Trier como B.S.

    http://www.youtube.com/watch?v=fRHJXDxQJL4

    Comentado por: knudsen el 02/9/2009 a las 12:42

  • la clásica demagogía es la de comparar sueldos entre el primer y segundo/tercer mundo. Pero los sueldos, al ser algo relativo, no son bajos comparados con lo que se cobra en otras áreas del mundo, sino con lo que se cobra en el propio país. No tiene sentido, en principio, calcular curvas de lorenz y coeficientes de gini metiendo los ingresos de habitantes de distintos países

    saludos

    p.s.:

    mme.K. espero que me hiciera entender, y que, si observó alguna contradicción o 'fallo', o supuesto no justificado que no haya visto, me lo haga/hagan ver; porque, a veces, uno puede persistir en el error, normalmente porque suele ver las cosas desde el mismo punto de vista, esto es, desde sus propios ojos, aunque estos sean los ojos del espíritu

    Comentado por: vic el 02/9/2009 a las 12:19

  • VICENTE MOLINA FOIX

    "Trier y Coetzee
    No es ni mucho menos Lars von Trier el primer artista al que le repugna o angustia la naturaleza. Durante siglos, lo que estaba más allá de las ciudades y sus pobladores daba pánico a los pintores, como lo daba a los hombres, demasiado acostumbrados a los desmanes del agua, las anfractuosidades del monte y el temible misterio del bosque. Alguien nada timorato en cuestión de peligros y excesos como Baudelaire ha sido quizá quien mejor sentenció sobre el asunto, señalando que la virtud siempre es artificial, es decir, enseñada a una "humanidad animalizada" que tiene como primer instinto el de hacer daño: "el crimen, cuyo gusto el animal humano ha sacado del vientre de su madre, es originalmente natural".

    Las atrocidades, los desvaríos dementes, las mutilaciones y el sadismo extremo en los encuentros sexuales que marcan el desarrollo de ‘Anticristo' y están sin duda en la raíz del escándalo que la película produjo en Cannes, remiten a los impulsos de lo que no se puede reprimir ni educar; una religión en bruto, con creencias ciegas pero sin mandamientos reguladores ni mandatarios sacerdotales. "La naturaleza es la iglesia de Satán", le dice a la mujer (Charlotte Gainsbourg) el marido, psicólogo de profesión (Willem Dafoe), cuando ya ambos, tras la tragedia ocurrida a su bebé, han buscado refugio en la cabaña aislada en medio de un campo frondoso habitado por bestias parlantes y tétricas. Para entonces, el espectador ya ha pasado por la aflicción y el dolor, pero aún no se ha visto obligado (el que lo aguante, y no serán todos los que hayan pagado la entrada) a ver en pantalla los ritos de un infernal castigo que al menos uno de sus dos ejecutores, la mujer, entiende como deber sagrado. Sería una lástima, sin embargo, que la radicalidad turbadora de las imágenes de ‘Anticristo' privara al aficionado al cine de la que, a mi juicio, no sólo es la mejor película de Lars von Trier sino uno de los relatos que con más libertad, imaginación desbocada y arrojo afronta el tema de la trasgresión expresiva y los límites de lo decible en el arte.

    El frecuente desnudo de los protagonistas causó los primeros problemas a ‘Anticristo', y le habrá de causar alguno más. El cine, el cine ‘mainstream' o destinado a las salas comerciales, ha tardado en aceptarlo, cuando y donde lo acepta, y es en ese sentido más pudibundo que el teatro, pese a que sobre las tablas al actor o a la actriz no se le permiten trucos ni "dobles de cuerpo"; los hay (lo dicen al final los títulos de crédito) en ‘Anticristo', aunque no sepamos exactamente en qué partes radica la falsificación, pues hay muchas escenas en que el cuerpo de Dafoe es de Dafoe y los genitales explícitos de Gainsbourg pertenecen a la extraordinaria actriz. Pero el tiempo ha corrido más que el pudor, y el desnudo, incluso el enteramente frontal, está dejando de ser tabú en el cine, aunque no en todos los países; ‘Anticristo' no es la primera película que se estrenará amputada de imágenes en países de gran consumo cinematográfico como Japón o Estados Unidos. En España, Francia e incluso la papista Italia llega tal cual la concibió y rodó el director danés.

    ¿Erotismo o pornografía? El dilema es casi tan antiguo como la práctica de la sexualidad, y Lars von Trier debe de estar cansado de responder, desde el pasado mes de mayo, a la pregunta, que también le hizo, en una muy interesante y larga entrevista publicada con motivo de la presentación del film en el festival de Cannes, el escritor Knud Romer. El cineasta afirma ante Romer no saber si lo que ha hecho es pornografía. Tal vez, añade, "pero la pornografía siempre me ha molestado. Las películas porno son ‘utilitarias', y suelen ser muy crudas". Es cierto lo que dice Trier, tan cierto como que, en el encuentro que yo tuve con él en Copenhague en septiembre del año 2006, enviado por este periódico, reconoció haber producido "películas porno para mujeres heterosexuales, concebidas y dirigidas por mujeres [...] Qué irritante que no haya un buen cine porno en ningún sitio. A mí mismo me gustaría intentarlo. Ha de ser posible hacer buenas películas porno" (EPS, ----).

    No hay, sin embargo, contradicción entre ambas declaraciones. El objetivo capital de la pornografía, su razón de ser, es producir lo que en inglés se llama ‘titillation', es decir, mera excitación, y no creo que nadie, excepto algún secuaz recalcitrante del marqués de Sade o Hannibal Lecter, obtenga retribución libidinosa de las escenas de la última media hora de ‘Anticristo'. Lo que hace singular a esta película es que la desnudez corporal, la franqueza de los coitos y el crudo relieve de sus episodios de sado-masoquismo se producen en un contexto que trata de la culpa, el dolor y el castigo. Asuntos muy cristianos que tampoco sorprenderán a quienes conozcan la obra anterior de von Trier, si bien éste, en la citada entrevista de Romer, confiesa ser cada día "más ateo", apostillando que "la religión en general es una mierda". (No hay que sumar, pese a estas palabras, la escatología al catálogo de las psicopatías de ‘Anticristo', pues es una de las pocas que la película no presenta).

    Nadie ha pedido hasta ahora, que yo sepa, prohibir la exhibición comercial de ‘Anticristo', aunque es de imaginar que ni el Vaticano ni las ciudades santas de Irán la acojan en sus salas de cine, si las hubiere. Por eso aquí no hablamos (en esta ocasión) de censura, sino de límites. Mi opinión al respecto no va a ser, me temo, muy original. Lo escandaloso es un registro privado, relativo y a menudo psicológico; la forzada violencia sexual no, desde luego. Nunca. Y por eso siempre es sospechoso de hipocresía y aprovechamiento sectario (y por tanto condenable) el intento de la autoridad competente de cerrar una exposición de arte o suspender un espectáculo teatral o una proyección cinematográfica -actos todos de libre elección para quien los frecuenta- por su supuesta condición escabrosa o blasfema. Los intentos, a veces conseguidos, siguen ahí, y por desgracia no sólo en países gobernados por el integrismo islámico; también en ‘el mundo libre'.

    Von Trier se ha referido a Strindberg como su fuente de inspiración en ‘Anticristo', pero yo no me olvidaría de Shakespeare, sobre todo el más truculento; el de ‘El rey Lear', por ejemplo, con sus bellísimas metáforas animalescas y su alusión frecuente a los desarreglos de la naturaleza, o, en clave menor, el de ‘Tito Andrónico', cuyo reciente montaje teatral a cargo del habitualmente excelente grupo Animalario perdía, al perder en escena la sangre y la crueldad, esencia dramática. Es por el contrario un gran acierto del autor de ‘Rompiendo las olas' la progresiva transformación de lo que empieza como tragedia doméstico-amorosa en película ‘gore', sin esquivar ninguno de los componentes sanguinolentos y estridentes del género de terror de posesiones demoníacas. Pocas veces, y lo digo como espectador poco afín al género, el terror ha tenido tanta sustancia y amenaza como en ‘Anticristo'.

    Ahora bien, la frontera entre lo decible y lo indecible no sólo está en el universo de las secreciones y los traumas. Otra película actualmente en cartelera, ‘Desgracia', plantea, a partir del libro homónimo de J. M. Coetzee, otro asunto de similar o superior trascendencia, ligado en este caso a la naturaleza no menos terrible del odio político. El cineasta australiano Steve Jacobs ha hecho, con corrección escolástica, una adaptación literal que, siguiendo las pautas de la novela, evita mostrar las brutalidades que los protagonistas sufren y estiliza la voracidad sexual del protagonista, aunque filma sin recato las escenas de los animales enfermos o sin dueño, sin duda para provocarnos el ‘pathos'. También hay que agradecerle que se mantenga fiel a lo que subyace en la ficción de Coetzee: el fantasma de la injusticia social que reaparece, acabada ésta, en forma de venganza no menos cruel, y en la que las víctimas repiten el papel de sus antiguos verdugos."

    [Publicado el 01/9/2009 a las 14:26]

    Comentado por: knudsen el 02/9/2009 a las 12:14

  • ¿Algo así?

    Crater Lake
    Louise Glück

    Había una guerra entre el bien y el mal.
    Decidimos llamar al cuerpo el bien

    lo cual convirtió a la muerte en el mal.
    Volvió al alma
    completamente en contra de la muerte.

    Como un soldado de infantería que desea
    servir a un gran guerrero, el alma
    quería tomar partido por el cuerpo.

    Se volvió (en) contra (de) lo oscuro,
    contra las formas de la muerte
    que reconoció.

    De dónde viene la voz
    que dice, imagina que la guerra
    es el mal, que dice,

    imagina que el cuerpo nos hizo esto,
    nos hizo temerosos del amor.

    Comentado por: knudsen el 02/9/2009 a las 11:52

  • Crater Lake
    Louise Glück

    There was a war between good and evil.
    We decided to call the body good.

    That made death evil.
    It turned the soul
    Against death completely.

    Like a foot soldier wanting
    to serve a great warrior, the soul
    wanted to side with the body.

    It turned against the dark,
    against the forms of death
    it recognized.

    Where does the voice come from
    that says suppose the war
    is evil, that says

    suppose the body did this to us,
    made us afraid of love.

    Comentado por: ¿algún traductor en la sala? el 02/9/2009 a las 11:24

  • Koloc, se ha equivocado usted.
    Si en lugar de árabes escribe católicos, seguro que le aplauden.

    Comentado por: el de la estaca el 02/9/2009 a las 10:39

  • Koloc

    Provoca usted vergüenza ajena

    Comentado por: Nosferatu el 02/9/2009 a las 10:33

  • Los bazares de baratijas están copados en España por Chinos y árabes. Aunque en ambos locales se vendan casi las mismas cosas , hay sutiles diferencias que dice mucho del carácter de ámas culturas. Por ejemplo, los chinos venden DVD pornos a 2 euros , casi el salario de un chino en una obra de Pekín. No intentes encontrar ese tipo de material en una tienda árabe y sin embargo, me consta que son profundamente sensuales por no decir salidos.He trabajado con ellos y observándoles les gustan las mujeres pero no le hacen asco a un jovencito, les gusta ser activos pero no desprecian poner el culo, son profundamente hipócritas.H I P O C R I T A S.Oriana Falaci, esa sí que los caló bién.

    Comentado por: Koloc el 02/9/2009 a las 09:52

  • De todas formas, a la vista de, yo diría que tal vez la educación libre de la esclavitud propia pero de lo que no libra es de esclavizar a los de alrededor, ¿más educación?

    Comentado por: Olvido el 01/9/2009 a las 21:53

  • JBV:
    RASTRO DE UN SUEÑO
    (Traunfährte)
    Herman Hesse

    Editorial Planeta
    Colección Popular
    Año, 1981
    Traducción de Mireia Bofill
    181 páginas

    Si no recuerdo mal en ese libro hay un relato titulado "Trágico" que habla de un periodista con odio a la palabra trágico.

    Esbelta, belleza, duro enfrentamiento, genialidad, gesta heroíca. Y como terminan los avances del argumento de las películas: que cambiará sus vidas para siempre.

    Comentado por: Olvido el 01/9/2009 a las 21:37

  • jbv

    No se trata ya de comprensión, que podría ser una forma de realismo.
    Es para mí peor la total indiferencia con la que la progresía local, la que se desgañita por los palestinos, ha acogido la masacre de la revuelta en Irán. En un país en el que hace apenas una generación nos manifestábamos de forma parecida.
    La primera conclusión es que la gente no se manifiesta en favor de sino en contra de algo o alguien. Y si no se puede meter en el cuadro a USA o Israel, los únicos malos del cuadro conspiracional al que se ha reducido la herencia del marxismo, no hay nada que decir.
    China, Rusia, Irán, etc. tienen carta blanca moral. Sólo nos podemos odiar a nosotros mismos.

    Comentado por: danilo el 01/9/2009 a las 21:27

  • esos siete pilares, inmortal... pienso que se abusa de esta palabra
    como eterno, como infinito
    o leyenda, o mito
    cualquier rockera adolescente es catalogada de leyendamítica/mitolegendario...

    los comprensivos con el terrorismo etarra son, simplememnte, unos majaderos recalcitrantes
    pero haberlos, haylos

    que existan "comprensivos" con alqaeda, me cuesta creerlo
    o con los talib, talibán, o talibanes, o comosediga
    y sin embargo... hay mucho recalcitrante comprensivísimo -sorry- con los regímenes saudí y/o iraní

    Comentado por: jbv a 10.710 km el 01/9/2009 a las 16:35

  • http://www.youtube.com/watch?v=KkiVkinGx8U

    Comentado por: R.I.P. el 01/9/2009 a las 15:47

  • Tiene toda la razón Azúa. En el tema de Palestina/Israel, cualquier periódico español razona como el GARA.

    Comentado por: aparcacoches de los sabios de sión el 01/9/2009 a las 15:06

  • "...quizá cada uno de los asesinos, tal y como ocurre cuando se desploman los grandes imperios, había proclamado su propio principado independiente. Por eso las magníficas tierras a las que el genio colonialista, siguiendo una táctica genial, denominaba "Oriente Medio", hervían hoy de príncipes novatos y asesinos que habían proclamado su independencia.
    Por lo que se podía entender, nosotros, los pobres perdedores en ese juego de azar llamado Historia, nos veríamos obligados a lanzarnos bombas durante siglos para convencernos de que al menos habíamos ganado algo, para poder saborear cierta victoria, y para creer que elevaríamos por los aires nuestras almas y nuestros cuerpos...
    Shachtmatt, jaquemate. Me explicó que se trataba de una palabra europea híbrida construida a partir del persa shah y del árabe mate, que significa muerto. Nosotros le habíamos enseñado el ajedrez a Occidente; algo mundano, que representaba la guerra entre el ejército blanco y el negro, la guerra espiritual que se disputa en nuestros corazones. ¿Y qué habían hecho ellos? Habían convertido nuestro visir en una reina y nuestros elefantes en obispos; en fin, eso no tenía importancia. Pero nos habían devuelto el ajedrez como si fuera una victoria de sus mentes, del racionalismo universal. Ahora nosotros intentábamos comprender nuestra propia sensibilidad usando sus razonamientos y creíamos que en eso consistía ser civilizado...
    La tristeza para todos aquellos que, como yo, han perdido el rumbo en la vida, se manifiesta como una rabia que pretende pasar por inteligencia"

    Orhan Pamuk "La vida nueva"
    Ed. Alfaguara


    “¿Es usted islamófobo? Me preguntaron una vez. La respuesta es no. Lo que soy es un islamismófobo, o, mejor, un antiislamista, porque una fobia es un miedo irracional, y no es irracional temer algo que dice que quiere darte muerte. El enemigo más general es, por supuesto, el extremismo. ¿Qué ha hecho el extremismo por cualquiera de nosotros? ¿Dónde están sus dádivas a la humanidad? ¿Dónde sus obras?..."
    “No todos los hombres son mis hermanos. ¿Por qué? Porque todas las mujeres son mis hermanas. Y el hermano que niega los derechos de su hermana… ese hermano no es mi hermano”

    Martin Amis, "El segundo avión"
    ( copiado de eltercerhombre.wordpress.com)

    Comentado por: knudsen el 01/9/2009 a las 14:33

  • Yo, hombre del futuro, mira que lo intento. Intento pensar en Brecht con la mayor indulgencia que puedo, de verdad. Pero esa pesada culpa que arrastra por (¡ay!) no poder ganar todas las batallas... esa soberbia... me parece un coñazo.

    Comentado por: hombre del futuro el 01/9/2009 a las 13:26

  • A LOS HOMBRES FUTUROS

    Bertolt Brecht

    1

    Verdaderamente, vivo en tiempos sombríos.

    Es insensata la palabra ingenua. Una frente lisa
    revela insensibilidad. El que ríe
    es que no ha oído aún la noticia terrible,
    aún no le ha llegado.

    ¡Qué tiempos éstos en que
    hablar sobre árboles es casi un crimen
    porque supone callar sobre tantas alevosías!
    Ese hombre que va tranquilamente por la calle
    ¿lo encontrarán sus amigos
    cuando lo necesiten?

    Es cierto que aún me gano la vida.
    Pero, creedme, es pura casualidad. Nada
    de lo que hago me da derecho a hartarme.
    Por casualidad me he librado. (Si mi suerte acabara,
    [estaría perdido).
    Me dicen: «¡Come y bebe! ¡Goza de lo que tienes!»
    Pero ¿cómo puedo comer y beber
    si al hambriento le quito lo que como
    y mi vaso de agua le hace falta al sediento?
    Y, sin embargo, como y bebo.

    Me gustaría ser sabio también.
    Los viejos libros explican la sabiduría:
    apartarse de las luchas del mundo y transcurrir
    sin inquietudes nuestro breve tiempo.
    Librarse de la violencia,
    dar bien por mal,
    no satisfacer los deseos y hasta
    olvidarlos: tal es la sabiduría.
    Pero yo no puedo hacer nada de esto:
    verdaderamente, vivo en tiempos sombríos.

    2

    Llegué a las ciudades en tiempos del desorden,
    cuando el hambre reinaba.
    Me mezclé entre los hombres en tiempos de rebeldía
    y me rebelé con ellos.
    Así pasé el tiempo
    que me fue concedido en la tierra.

    Mi pan lo comí entre batalla y batalla.
    Entre los asesinos dormí.
    Hice el amor sin prestarle atención
    y contemplé la naturaleza con impaciencia.
    Así pasé el tiempo
    que me fue concedido en la tierra.

    En mis tiempos, las calles desembocaban en pantanos.
    La palabra me traicionaba al verdugo.
    Poco podía yo. Y los poderosos
    se sentían más tranquilos, sin mí. Lo sabía.
    Así pasé el tiempo
    que me fue concedido en la tierra.

    Escasas eran las fuerzas. La meta
    estaba muy lejos aún.
    Ya se podía ver claramente, aunque para mí
    fuera casi inalcanzable.
    Así pasé el tiempo
    que me fue concedido en la tierra.

    3

    Vosotros, que surgiréis del marasmo
    en el que nosotros nos hemos hundido,
    cuando habléis de nuestras debilidades,
    pensad también en los tiempos sombríos
    de los que os habéis escapado.

    Cambiábamos de país como de zapatos
    a través de las guerras de clases, y nos desesperábamos
    donde sólo había injusticia y nadie se alzaba contra ella.

    Y, sin embargo, sabíamos
    que también el odio contra la bajeza
    desfigura la cara.
    También la ira contra la injusticia
    pone ronca la voz. Desgraciadamente, nosotros,
    que queríamos preparar el camino para la amabilidad
    no pudimos ser amables.
    Pero vosotros, cuando lleguen los tiempos
    en que el hombre sea amigo del hombre,
    pensad en nosotros
    con indulgencia.

    Comentado por: aprendiz el 01/9/2009 a las 12:57

  • "Solo la educación es capaz de librar a las personas de la esclavitud", me encanta la frase y es cierto. Pero más incluso que la educación, diría que la conciencia y las ganas de no ser esclavo de nada. Ayer, recibi un vídeo de mi gran amigo, José Dominguez "El cabrero", cantaor y poeta, mito viviente del flamenco; persona sin ningun tipo de estudios y que como el bien dice: "Nunca se vendió". Despues de muchos años en la música, de infinidad de conciertos, discos y demás, sigue cuidando de sus cabras en su Aznalcóllar natal. Podeis oirlo en mi blog:
    http://poetaabelardomartinez.blogspot.com

    Comentado por: Abelardo Martinez el 01/9/2009 a las 12:51

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Félix de Azúa nació en Barcelona en 1944. Doctor en Filosofía y catedrático de Estética, es colaborador habitual del diario El País. Ha publicado los libros de poemas Cepo para nutria, El velo en el rostro de Agamenón, Edgar en Stephane, Lengua de cal y Farra. Su poesía está reunida, hasta 2007, en Última sangre. Ha publicado las novelas Las lecciones de Jena, Las lecciones suspendidas, Ultima lección, Mansura, Historia de un idiota contada por él mismo, Diario de un hombre humillado (Premio Herralde), Cambio de bandera, Demasiadas preguntas y Momentos decisivos. Su obra ensayística es amplia: La paradoja del primitivo, El aprendizaje de la decepción, Venecia, Baudelaire y el artista de la vida moderna, Diccionario de las artes, Salidas de tono, Lecturas compulsivas, La invención de Caín, Cortocircuitos: imágenes mudas , Esplendor y nada y La pasión domesticada. Los libros recientes son Ovejas negras, Abierto a todas horas y Autobiografía sin vida (Mondadori, 2010). Escritor experto en todos los géneros, su obra se caracteriza por un notable sentido del humor y una profunda capacidad de análisis.

 

Bibliografía

 


 
 

 

La nueva edición del Diccionario de las artes (Debate, 2011) se amplía en más de cien páginas y corrige todas las entradas anteriores.

 

 

 

 

 

Ensayo

Autobiografía de papel (2013). Mondadori, Barcelona.

Contra Jeremías (2013). Mondadori, Barcelona.

Contre Guernica, Prefacio para Antonio Saura (2008). Archives Antonio Saura, Genève.

 La pasión domesticada (2007). Abada, Madrid.

Ovejas negras (2007), Bruguera, Barcelona.

Cortocircuitos. Imágenes mudas (2004). Abada, Madrid.

La invención de Caín (1999). Alfaguara, Madrid.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (reedición) (1999). Anagrama, Barcelona.

Lecturas compulsivas. Una invitación (1998) Anagrama, Barcelona.

Salidas de tono (1996). Anagrama, Barcelona.

Diccionario de las artes (1995). Planeta, Barcelona.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (1992). Pamiela, Pamplona.

Venecia (1990). Planeta, Barcelona.

El aprendizaje de la decepción (1989). Pamiela, Pamplona.

La paradoja del primitivo (1983). Seix Barral, Barcelona.

Conocer a Baudelaire y su obra (1978). Dopesa, Barcelona.

 

Novelas y prosa literaria

Autobiografía sin vida (2010). Mondadori, Barcelona.

Abierto a todas horas (2007). Alfaguara, Madrid.

Esplendor y Nada (2006). Lector, Barcelona.

Momentos decisivos (2000). Anagrama, Barcelona.

Demasiadas preguntas (1994). Anagrama, Barcelona.

Cambio de bandera (1991). Anagrama, Barcelona.

Diario de un hombre humillado (1987). Anagrama, Barcelona.

Historia de un idiota contada por él mismo, o el contenido de la felicidad (1992), Anagrama, Barcelona.

Mansura (1984). Anagrama, Barcelona.

Última lección (1981). Legasa, Madrid.

Las lecciones suspendidas (1978). Alfaguara, Madrid.

Las lecciones de Jena (1972). Barral E., Barcelona.

 

Relatos

"Quien se vio", Tres cuentos didácticos (1975). La Gaya Ciencia, Barcelona.

"La venganza de la verdad" (1978). Hiperion nº1, Madrid.

"Herédame" (6 y 7 agosto 1985). El País, Madrid.

"El trencadizo", con grabados de Canogar (1989) Antojos, Cuenca.

"La pasajera" (18 nov. 1990). El País, Madrid.

"La resignación de la soberbia", Los pecados capitales (1990). Grijalbo, Barcelona.

El largo viaje del mensajero (1991) Antártida, Barcelona.

Cuentos de cabecera ("La pasajera" y "La segunda cicatriz") (1996). Planeta NH.

"El padre de sus hijos" (1998). Barcelona, un día, Alfaguara, Madrid.

"La verdad está arriba" (1998). Turia, Teruel.

 

Poesía

Última Sangre. Poesía 1968-2007 (2007). Bruguera, Barcelona.

Poesía 1968 1988 (1989). Hiperion, Madrid.

Farra (1983). Hiperion, Madrid.

Siete poemas de La Farra, con un grabado de A. Saura (1981). Cuenca.

Poesía 1968 78 (1979). Hiperion, Madrid.

Pasar y siete canciones (1977). La Gaya Ciencia, Barcelona.

Lengua de cal (1972). Visor, Madrid.

Edgar en Stéphanie (1971). Lumen, Barcelona.

El velo en el rostro de Agamenon (1970) El Bardo, Barcelona.

Cepo para nutria (1968). Madrid

Premios

1987 Premio Anagrama de Novela.

2000 Premio a la cultura "Sebetia-Ter" del Centri di Studi di Arte e Cultura di Napoli".

2001 Premio a la tolerancia de la "Asociación por la Tolerancia", Barcelona.

2011 Premio González-Ruano de Periodismo

2014 Premio Internacional de Ensayo José Caballero Bonald

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2014 | c/ Méndez Núñez, 17 - 28014 Madrid | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres