PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

domingo, 23 de febrero de 2020

 Blog de Félix de Azúa

Una cruz en Duchov (segunda entrega)

Siendo así que nadie mejor que él va a contarnos su vida, limitaremos esta introducción a unos cuantos asuntos que pueden orientar al lector. Y el primero de ellos es ¿a qué "vida" se refiere el título? Porque Casanova vivió decenas de vidas y no una sola; es el suyo un caso de síntesis colosal en la que es posible adivinar por lo menos cinco destinos posibles, aunque por fin venciera el menos cómodo para él. Vivió la vida de un seductor, pero también la de un eclesiástico, músico, inventor, político, científico, geómetra, médico, químico (o alquímico), economista, ¿qué vida no vivió? Este hombre tanto se dedicaba a proporcionar atractivas muchachas a Luis XV (la célebre Mademoiselle O'Murphy cuyas nalgas de melocotón aún se pueden admirar gracias a Boucher) como le escribía un estudio a la Emperatriz de Rusia para adaptar el calendario ortodoxo al europeo (Nota 2). Y sin embargo, cuestión que a él le desagradaría profundamente, ha quedado para siempre decretado como aquel que sedujo a cientos de mujeres, el fenómeno sexual de Europa. Esta es su herencia trivial.

    ¿Sedujo Casanova a muchas mujeres? Para empezar, rara vez seduce, sino que más bien se deja seducir, es decir, acepta de buen grado las ocasiones que se le presentan. Eso sí, adivina muchas más ocasiones de las que un ciudadano vulgar es capaz de intuir... o aceptar. Nunca fuerza la situación, jamás violenta a ninguna de sus amantes e incluso tiene una reserva sensible que le impide, por ejemplo, aprovecharse de mujeres ebrias. No hay nada extraño o exagerado en la vida amorosa de Casanova como no sea algo que, en efecto, es infrecuente: que se convierte casi siempre en amigo y protector de sus antiguas amantes. Muchos casanovistas lo han subrayado: el veneciano es el anti-Don Juan, su contrario y enemigo. Allí donde el aristócrata sevillano, infectado por la teología, se muestra vengativo, psicópata, misógino y engañador, en ese mismo lugar luce el burgués veneciano cómplice de las mujeres, su secuaz y su salvador en más de una ocasión. De otra parte (permítaseme la humorada) tampoco fueron tantas. No más de las que muchos universitarios actuales conocen bíblicamente entre el bachillerato y la licenciatura (Nota 3).

    Quizás el mayor misterio sea el de cómo pudo producirse semejante fenómeno: un libertino que, sin embargo, respetaba profundamente a las mujeres, en contraste, por ejemplo, con el perverso seductor Valmont de Les liaissons dangereuses (otro manual casi científico sobre las estrategias sexuales), por no hablar del marqués de Sade (Nota 4). Creo que en esa inclinación amable y loable de Casanova influyó grandemente que fuera nativo de Venecia, lugar en donde no se dio la represión religiosa que atenazó al resto de Europa durante siglos, donde la tolerancia sexual era manifiesta, y en donde (como le sucedió al propio Casanova) casi nadie era hijo de su padre. Absoluta y rotundamente veneciano, siempre en relación con venecianos que irá encontrando por todos los rincones del mundo (¡incluso en Barcelona... y le costará la prisión!), Casanova no dejó su patria hasta verse obligado a escapar.

 

Notas:

(2)- Como ejemplo de los trabajos científicos de Casanova (y en razón de que lo menciono), el lector curioso puede ver el titulado "Proposiciones de un diputado de la república de las letras, sometida al profundo juicio de la emperatriz de todas las rusias, Catalina II, con el objeto de hacer coincidir el calendario ruso con el europeo". Fue traducido y editado por La Gaceta del FCE en su nº 132 (diciembre de 1981).

(3)- En cambio, fue severamente castigado por éstas tan inocentes aficiones. El doctor Jean-Didier Vincent da la siguiente lista de enfermedades venéreas de Casanova entre los 17 y los 41 años: cuatro blenorragias, cinco chancros blandos, una sífilis y un herpes prepucial.

(4)- Hay que subrayar, además, que muchas de sus aventuras amorosas o sexuales son serias y no cosa de un día. Algunos de sus lances constituyen unas novelitas deliciosas dentro de la gran novela de su vida. La historia de la abadesa de Murano que compartió con el espléndido abate Bernis; la del travestido Bellino y esa escena digna de Hollywood que es el reencuentro con la mujer irrecuperable ya convertida en esposa y madre; la de Henriette a quien tanto respetaba y la única de quien quemó las cartas; la de Manon Balletti, y tantas otras, podrían editarse como breves narraciones libres y con fundamento propio.

[Publicado el 28/7/2009 a las 11:06]

Compartir:

Comentarios (45)

  • Gracias por tu visita y comentario. Después de leer tu post sobre Casanova he podido comprender mejor el fragmento que dejaste en el mío. Desde luego aquel tipo no se parecía en nada al veneciano. De haber sido así quizá me lo hubiese pasado en grande.
    Casanova disfrutó como nadie, con inteligencia, y supo hacer disfrutar en tanto duraron sus aventuras amorosas, ¿acaso no consiste en eso la mermelada de la vida?
    Seducir o dejarse seducir no es mala cosa siempre y cuando uno/a no se lleve a engaño.
    Un abrazo.

    Comentado por: Isabel el 20/8/2009 a las 13:21

  • También te pude dar la gana de vivir en familia nuclear clásica, con marido, niños y un par de mascotas cursis. E incluso de celebrar la Navidad visitando exposiciones de pesebres, leyendo a Dickens y cantando villancicos.

    Una cosa es que leer a Casanova sea la mar de entretenido y otra cosa muy distinta es seguir su camino y acabar, cómo él, hecho una piltrafa. No, quel horreur.

    Comentado por: Circe el 04/8/2009 a las 14:41

  • Los niños, pregunta usted, ¿pero no ve que todo gira alrededor de los dichosos niños? Como si no fueran a crecer, los benditos niños. Como si todo el mundo no hubiera sido también niño.

    Comentado por: Por si empina el 04/8/2009 a las 11:58

  • Vaya moscones que tiene Paquito, deben ser descomunales, las mías se cuelan entre los barrotes como si no estuvieran. Hay que electrificar los perímetros para que chisporroteen y nos de tiempo a rematarlas.

    Comentado por: Una experta el 04/8/2009 a las 00:58

  • ¿Y los niños?¿Es que nadie piensa en los niños?

    Comentado por: Por ser fina el 03/8/2009 a las 23:23

  • Vamos a ver, Proserpina. Voy a contestarte yo, ya que no lo hace la dulce Alicia: no entables relaciones con extraños. Vuelve a tu casa alrededor de las 23 horas como muy tarde. Si vives en un bajo con jardín, instala rejas en puertas y ventanas, por si las moscas.

    Comentado por: Paquito Chocolatero el 03/8/2009 a las 22:15

  • ¿cómo?, ¿cómo se protege una mujer sola a si misma, Alicia?

    Comentado por: Proserpina el 03/8/2009 a las 21:55

  • No pida perdón, Olga, que se contradice. Perdón o mejor dicho disculpas deberían pedirle a usted los que le han contestado como verduleros. Y desista. Hace ya mucho tiempo que este blog es una tapadera para la hoja parroquial del opus dei. A no ser claro, que al hablar de vivir como a uno le da la gana crean ciertas putas y ciertos puteros que se está hablando de prostitución, lo único que conocen. Ni caso.

    Comentado por: contraditio el 03/8/2009 a las 21:45

  • *Proserpina puedes protegerte sola :)

    Comentado por: http://www.fotolog.com/letrada1/74374444 el 03/8/2009 a las 20:58

  • "homo homini lupus", mi querida Proserpina. ¿Qué no será para las mujeres?

    Comentado por: Paquito Chocolatero el 03/8/2009 a las 20:22

  • A lo que no hay derecho es a que las mujeres tengamos que solicitar constantemente protección.

    Comentado por: Proserpina el 03/8/2009 a las 19:06

  • Bueno, solamente he sacado un tema de conversación. Pensé que comentaban las lecturas que propone Félix de Azúa. Si he ofendido a alguien, que me perdone; no era mi intención.

    Comentado por: olga el 03/8/2009 a las 19:05

  • "Lo que pasa es que generalmente no hay valor para vivir como a uno le dé la gana."
    "un manual en lo que se refiere a "aprovechar la ocasión" y tener todos los affaires que se pueda"

    Gracias olga por informarnos de que vivir como a uno le da la gana es tener todos los affaires que se pueda.
    Algo diferente será falta de valor o prostitución. OK!

    Comentado por: desorientada que ya ha comprendido. Gracias el 03/8/2009 a las 18:18

  • Quien camina es quien llega. ¿Pero quién llega nunca?




    ¿Quiénes somos?
    El camino es largo…
    ¿Qué nos determina?
    El hecho de nacer…
    ¿Hacia dónde vamos?
    No lo sé…
    hacia el propio discernimiento…
    hacia la consecución de “Ser”.
    Hacia la patentización del propio destino…
    ¡Hacia el cosmos…!
    Alguien dijo:
    “Yo he nacido…
    para aliviar la soledad de alguien…”
    ¡Yo he nacido para encontrar la esencia de mí mismo!
    En mi interior no tengo sexo,
    ni lugar dónde ir,
    ni procedencia…
    Sólo sé que he nacido…
    y moriré…
    Sólo sé que he nacido…

    Comentado por: DPA el 03/8/2009 a las 16:20

  • Creo que la cuestión es que en el XXI cualquier mujer de la UE o de EEUU puede ser una gran amante ilustrada pero, salvo excepciones, se prefiere protestar por lo mal que nos ha ido a las mujeres en el pasado (cosa muy cierte, sin lugar a dudas).
    ¿Cómo ser hoy una casanova sin ser lo que vulgarmente se llama un putón?
    NO COBRANDO
    (ni en dinero, ni en especie, como pueda serlo esa "protección" que tantísimas féminas buscan en los hombres)
    Lo que pasa es que generalmente no hay valor para vivir como a uno le dé la gana.
    Se usa a los hijos de disculpa, o a los padres, o la presión social, o se teme a las lenguas viperinas (generlamnete femeninas para desgracia de nuestro sexo que, si de algo debe arrepentirse, es de la deslealtad monstruosa con la que nos tratamos las unas a las otras).
    A mí me están encantado las memorias de Casanova. Las estoy leyendo como un manual en lo que se refiere a "aprovechar la ocasión" y tener todos los affaires que se pueda sin convertirlos en ese valle de lágrimas al que solemos tender las mujeres cuando, en lugar de disfrutar con un hombre, lo que pretendemos es presentárselo a mamá y a las amigas como si fuera una medalla y que rápidamente nos ponga un piso y sea nuestro guardaespaldas.

    Comentado por: olga el 03/8/2009 a las 13:21

  • De nada, vic :)

    Comentado por: Alicia el 03/8/2009 a las 13:10

  • gracias, Mme., por la info

    saludos

    Comentado por: vic el 03/8/2009 a las 12:43

  • *El siglo XVIII es el siglo XVIII y el XXI es éste.

    Saludos vic,

    Alicia.

    Comentado por: http://www.fotolog.com/letrada1/74374444 el 03/8/2009 a las 12:02

  • mme. alice, me temo, que aunque lo aceptara eso no implicaría que Casanova se convirtiera, de hecho, en un putito ilustrado del s. XViii, aunque llevara polvos de harina...me temo

    saludos

    Comentado por: vic el 03/8/2009 a las 11:27

  • *Por eso me gustaría que la RAE aceptara puto y sinónimos con el mismo sentido que para las mujeres, DPA.

    Saludos.

    Comentado por: Alicia el 02/8/2009 a las 21:36

  • Si Casanova hubiera sido una mujer, no sería más que una furcia ilustrada que vivió en el siglo XVIII.

    Comentado por: DPA el 02/8/2009 a las 21:17

  • Así habló Casanova

    "...Me felicito siempre que recuerdo haber hecho caer en mis redes a un tonto ya que los tontos son tan insolentes y presuntuosos que llegan incluso a desafiar al ingenio. Vengamos al ingenio cuando engañamos a un tonto y la victoria tiene mérito puesto que los tontos van siempre con armadura y uno no sabe por dónde cogerlos. Creo, pues, que engañar a un tonto es una tarea digna de un hombre de ingenio.
    Lo que me hace sentir un odio irremediable contra la ralea de los tontos es que me veo tonto yo mismo cada vez que me encuentro en su compañía..."

    Comentado por: olga el 31/7/2009 a las 13:42

  • Si en Madrid dicen que eso está bien...,pues bien está.
    Hace ya años que la Justicia no funciona,puro simulacro formal por usar la expresión de Azúa. Que el sistema educativo,no solo público digan lo que digan los de Desesperanza Aguirre, está en quiebra es algo sabido.La Sanidad,decía Azúa no hace mucho que aún medio funcionaba,está dejando de hacerlo,los últimos acontecimientos lo confirman.La economía,pura hijastra del pelotazo,la especulación y las practicas oligopolísticas toleradas cuando no fomentadas por el Estado,nos situa a la cola de Europa en productividad y reparto de rentas.La corrupción,legal e ilegal, imperante entre la clase politica,con el visto bueno de una parte de votantes que no sanciona esa perversión mediante el voto,dado que lo consideran algo normal,puede calificarse de generalizada.
    Las relaciones humanas,en un país en que proverbialmente fueron buenas,han sido barridas por una oleada de soberbia de nuevos ricos embrutecidos.
    Cada día me parece mas evidente de que para que todo esto ocurriese condición previa,simultanea en cualquier caso,ha sido precisa la prevaricación del lenguaje a lo que la Academia parece haberse prestado gustosa,las prebendas son las prebendas.
    Debería cambiar su lema y sustituir el viejo,obsoleto que dicen ellos, por otro,su contrario : " Ensucia,corrompe y oscurece".

    Comentado por: maleas el 31/7/2009 a las 11:26

  • *"El que esté libre de pecado que tire la primera piedra".

    Comentado por: http://www.fotolog.com/letrada1/74204782 el 30/7/2009 a las 15:47

  • Quiero creer que Circe donde dice poligamia quiere decir poliandria,pero claro,como las miembras consideran que la lengua es suya y con ella hacen lo que quieren...

    Comentado por: maleas el 30/7/2009 a las 12:56

  • Hola Olga. La versión que yo tengo es una del club français du livre y creo que es la íntegra, en doce tomos azules pequeñitos de un formato muy agradable. Si busca en ebay.fr y pone "histoire de ma vie" la encontrará.

    Comentado por: Circe el 30/7/2009 a las 12:31

  • 'Las mujeres de derechas son más bonitas y están más preparadas'

    Comentado por: il cavaliere el 30/7/2009 a las 10:10

  • Ya verán como dentro de unos pocos años descubren la bloguitis. Una enfermedad cuyo síntoma principal consiste en creer que esos con los que chateas son tus amigos y te comprenden mejor que los del "teatrillo". Mientras tanto, soñemos con los pies cavos o grecos de quienes probablemente ni siquiera tienen piernas.

    Comentado por: bloguitis el 30/7/2009 a las 10:05

  • Publicado hoy en EL PAÍS

    TEATRILLO
    Ramón Muñoz

    En 1929, el escritor húngaro Frigyes Karinthy formuló por primera vez la teoría de los seis grados de separación, que postula que cualquier persona del planeta se puede conectar con otra mediante una cadena de conocidos que sólo tendría seis eslabones. Banalizando, quiere decir que si, por ejemplo, quiero ponerme en contacto con Barack Obama, sólo tengo que poner a trabajar en ello a las 500 personas que conozco mejor; cada una de ellas haría lo propio con sus 500 allegados, y así, sucesivamente. Al cabo de cinco saltos, ya tendría línea directa con el presidente de Estados Unidos (si hubiera conocido esta teoría Zapatero se hubiera ahorrado muchos esfuerzos diplomáticos).
    A finales de los sesenta, la teoría se demostró con éxito mediante un experimento que consistía en el envío de tarjetas postales. Se precisaron únicamente entre cinco y siete intermediarios para poner en contacto a dos personas que no se conocían de nada. Lo curioso es que en 2001, ya en plena era de Internet, el experimento se repitió pero esta vez mediante el envío de correos electrónicos. Y también resultó que bastaban cinco e-mails para unir a dos desconocidos.
    Mi conclusión, tan obvia como posiblemente cerril, es que el mundo sigue siendo igual de grande o de pequeño independientemente del desarrollo tecnológico. Particularmente, creo que nuestro universo real, donde pasamos la mayoría del tiempo, es muy reducido. Y que la gente que efectivamente forma parte de nuestras vidas se puede contar con los dedos de las manos (añadamos los de los pies en los casos más populares).
    A ese ecosistema minúsculo y habitable que cada uno lleva consigo, yo le llamo el teatrillo. Y es que los decorados son escasos -la casa, la oficina, el aula- y el elenco de actores -padres e hijos y un par de amigos-, también. El texto de la obra se va actualizando a medida que envejecemos pero también suele ser trivial, como el de esas obrillas para aficionados en las que se pasan todo el tiempo diciendo chistes facilones y frases hechas, y entrando y saliendo por puertas falsas.
    Internet nos ha hecho creer en la ilusión de que podíamos salir del teatrillo y representar nuestra obra en escenarios colosales. Los chats, el Facebook, los Match.com nos brindan aparentemente miles de compañeros de reparto donde elegir. Pero no son más que figurantes. No podemos hacerles partícipes de nuestras tragedias cotidianas -la muerte de la madre, la pérdida del empleo o un desamor- porque detrás de esas redes sociales no hay personas, sino nodos y enlaces. Lo supurantemente humano se sigue representando en el teatrillo.

    Comentado por: Algo frejquito el 30/7/2009 a las 07:46

  • Ni todos en un piso, ni perros que pasear, ni dolores de pies, Circe.
    Por cierto, ya que está usted leyendo a Casanova, ¿sabe si el libro titulado "Historia de mi vida" es el mismo que el titulado "Memorias de Jacques Casanova de Seingalt", publicado por la imprenta Garnier Fréres, en París, en 1880?

    Comentado por: olga el 29/7/2009 a las 18:43

  • a la sra(?) Circe,

    los míos son normales, tirando a feos. Mi madre, que tiene un sentido de la belleza extremo, me dijo una vez que eran feos, como los de mi abuela. La creí. Porque era cierto.

    saludos

    Comentado por: vic el 29/7/2009 a las 17:46

  • Olga, ¿Me puede aclarar cómo lo lleva, eso de la poligamia? ¿Cuántos maridos tiene? Me duelen aún más los pies sólo de pensar en su agenda. ¿Viven todos en un piso? ¿Tienen turnos para pasear al perro?

    Comentado por: Circe el 29/7/2009 a las 17:17

  • Oiga Vic, ¿y usted como tiene los pies? ¿de genio?
    Los míos son elegantemente cavos e inspirarían sin dida al mismísimo Andy Warhol. Por cierto, hoy me duelen un montón.

    Comentado por: Circe el 29/7/2009 a las 17:08

  • Casanova...cuánta clase tenía ese hombre. Una correcta educación sexual debería incluir no sólo cómo ponerse un condón, que está al alcance de la imaginación de cualquier descerebrado, sino ir más allá, hasta el kamasutra y técnicas de autosatisfacción. Así algunas no llegaríamos a la madurez sin saber lo que es ...pues eso, in albis.

    Comentado por: maria consuelo el 29/7/2009 a las 16:09

  • Hoy en día los mores sociales propician como nunca el casanovismo. No hablo de los one-night-stands (creo que eso es lo que mayoritariamente conocen los universitarios a los que alude Azúa) sino de la poligamia, sucesiva, abierta o escondida que muchos practicamos. Eso en lo amoroso. En lo moral, también podemos permitirnos ser tan libres como el caballero Casanova recomienda en el prefacio a sus memorias. Claro que su concepto de libertad poco tiene que ver con el de la Revolución francesa.

    "Creo en la existencia de un Dios inmaterial, creador y señor de todas las formas; y lo que me demuestra que nunca he dudado de Él, es que siempre he contado con Su providencia, recurriendo a Él mediante la oración en mis calamidades, y habiéndome encontrado satisfecho después. La desesperación mata; la oración la hace desaparecer y, cuando el hombre ha rezado, recupera la confianza y actúa.
    El hombre es libre, pero deja de serlo si no cree en su libertad y, cuanta más fuerza le supone al destino, más se priva de la que Dios le ha dado al dotarle de razón. La razón es una parcela de la divinidad del Creador. Si la utilizamos para ser humildes y justos complaceremos a Aquel que nos la ha regalado. Dios no deja de ser Dios que para aquellos que consideran posible Su no-existencia, y esta concepción debe de ser para ellos el más grande castigo que deban soportar..."

    Comentado por: olga el 29/7/2009 a las 13:40

  • Estamos perdidos.
    Después de perseguir a los meapilas, ahora la izquierda la ha tomado con los puteros (siempre que en ambos casos sean de derechas, claro: nada que objetar a un novelista comunista que nos cuente sus noches de juerga).
    ¿Quiénes serán los siguientes en la inquisición laica?

    Comentado por: ¿me lo pongo o no? el 29/7/2009 a las 12:40

  • no sé si Casanova tenía el pie equino, pero, al parecer, Lord Byron álma, carácter satánico, par excellence, tenía los dos pies equinos. Esta característica supone un 'charme' tan magnífico como el que tenía el lord inglés. Personas con pie equino famosas también gozaron de este charme, viz.: Tayllerand, Goebbles, Walter Scott... Porque el charme es un cualidad menos frecuente que la inteligencia o la belleza, y mucho más útil, y más delicioso poseerla que las otras dos. El charme, digámoslo en español, el encanto, es ese je ne sais quoi, ese no sé qué, que se tiene y que es algo maravilloso el ver como se despliega en las relaciones humanas. No es elegancia,-y no hablo de la estúpida elegancia en el vestir,- pero tiene parte de ella, no es belleza pero sí atractivo, no es inteligencia 'profunda' pero si cierto 'wit', no es gracia, pero sí ligereza, y no es hablar, comer o sentir a la moda, pero sí hacerlo con aires de pasado reconocible no se sabe muy bien cómo, una especie de OoPArt, a la inversa. Estas personas no son seres que se reconozcan por tener ninguna cualidad especial y muy fuera de lo común, no son 'genios' en nada, más bien au contraire, sino que tienen una difusa aura (¿pleonasmo?) por la que se señalan. Como ocurría, por ejemplo, con Von Rundstedt. Extemporáneos. Así que, como al Equipo-A, si ud. tiene algún problema y se los encuentra quizá pueda...conocerlos

    saludos

    Comentado por: vic el 29/7/2009 a las 12:27

  • Don Félix,

    Si tan noble le parece la actitud de Casanova frente a las mujeres, ¿por qué critica como lo hace a Berluscuni, puesto que él es también un "amigo y protector de sus antiguas amantes... cómplice de las mujeres, su secuaz y su salvador".

    ¿Cómo cree que pasará Vd. a la historia, como un don Juan, o como un casanova?


    ("No hay nada extraño o exagerado en la vida amorosa de Casanova como no sea algo que, en efecto, es infrecuente: que se convierte casi siempre en amigo y protector de sus antiguas amantes. Muchos casanovistas lo han subrayado: el veneciano es el anti-Don Juan, su contrario y enemigo. Allí donde el aristócrata sevillano, infectado por la teología, se muestra vengativo, psicópata, misógino y engañador, en ese mismo lugar luce el burgués veneciano cómplice de las mujeres, su secuaz y su salvador en más de una ocasión.")

    Comentado por: roco el 29/7/2009 a las 11:51

  • Respecto a la cultura bíblica de los universitarios actuales..., en fin, dejémoslo en humorada. Del género carpetovetónico, of course.

    Comentado por: Circe el 28/7/2009 a las 22:42

  • La historia de Bellino es realmente cómica. Y sorprende en ese capítulo la desenvoltura y naturalidad de sus disquisiciones anatómicas, concretamente al confundir en un primer momento el artilugio del falso castrato con un "clítoris monstruoso".

    Comentado por: Circe el 28/7/2009 a las 22:37

  • Nunca he entendido la relacion DEL sexo con la moral. Es algo que me supera , es que no lo entiendo.

    Comentado por: albert el 28/7/2009 a las 17:18

  • ¿Sabe alguien si la "Histoire de ma Vie" es el mismo libro que las "Mémoires de J. Casanova" de la edición de Garnier de 1880?
    (atribuidas, por cierto, a Stendhal)

    Comentado por: olga el 28/7/2009 a las 14:06

  • Muy curioso Sr. Azúa.
    Nota (4):... "Algunos de sus lances constituyen unas novelitas deliciosas... la del travestido Bellino".

    Sería por lo que leemos en DiarioDigitalDR, ["En sus memorias narra que sus aventuras lo llevaron, muchas veces a ser engañado como le sucedió con una tal Bellino, un hombre que vestido de travesti, se le hizo pasar por mujer pero que por igual se enredó para variar y balancear sus emociones. 'Total, fue de noche y ojos que no ven corazón que late cuales las manecillas de reloj sin importar nociones'."] si no fuese más falso que un duro de madera. Ya que en realidad, como se cuenta en otros textos se trataría de Teresa Lanti ('who posed as the castrato known as Bellino').
    Así lo relata Elisabetta Frecenon en 'Le Casanova d'Apollinaire':
    "Cuando nuestro héroe ve a Bellino por primera vez, está inmediatamente e instintivamente seguro que se trata de una chica y se muestra dispuesto a todo para que Bellino le aporte la prueba 'tangible' de su pertenencia al sexo masculino. Evidentemente, Bellino, que en realidad es una joven que se hace pasar por un castrado gracias a la ayuda de un 'pequeño artilugio'(petite machine), rechaza varios asaltos".

    Comentado por: Solitario el 28/7/2009 a las 13:44

  • Bueno, mi viejo lo entendió mejor, Casanova fue un burgués pre ilustrado (era su ironía sobre la democracia), y no es que el despotismo ilustrado posterior brillara inmediatamente después, es que la Ilustración fue mucha Ilustración y ¡todavía cuesta digerirla!, aunque es de tiempos de adolescente: adolece de igualdad.

    Yo creía que la complejidad radicaba no en un problema de expresión, sino de comprensión, por eso me hizo pensar que la literatura oficial de este país padezca una gran laguna histórica, tal vez porque está anclada en los setenta y en París, o porque la liberación sexual de la mujer fue la única revolución feliz de la historia (¡y llevó siglos!). Los hombres pudieron mantener sus viejos esquemas eróticos, siempre había un hombre dispuesto a la liberalización de una mujer de las cadenas de la opresión sexual, ¡qué menos que darle una mano después! Esa batalla me la perdí, fuera de España en los finales de los sesenta, me la encontré hecha y disfruté de esa igualdad y no hay síntomas de que las mujeres estemos dispuestas a dar un paso atrás. La que nos aguarda es diferente: la igualdad en el ejercicio total de nuestros derechos y decisiones libres en todos los aspectos que implican cambios del modelo interior (identidad) y de relación. Un cambio también del erotismo y en consecuencia del relato paralelo que es la literatura, donde nosotras también, tenemos mucho que decir, cambiar y proponer.

    Dicho en metalenguaje, toda la literatura contiene una vena metaliteraria que por fuerza se ajusta a los tiempos y no sé si soy capaz de decirlo mejor de lo que ya lo dije: la mujer dueña hasta de su propia fantasía, y por supuesto de su económica, cualquier otra combinación es un abuso, ¡faltaba más a estas alturas que es lo que condiciona y permite sobrevivir tanto maltrato de género!

    Comentado por: Metaficciones el 28/7/2009 a las 13:36

  • a vic
    a vic
    Yo la rumba catalana no la veo muy flamenco, me referia a la capacidad de algunas persona de entrar desde fuera en algo que en principio no les es propio , el gato perez venia del rock . Estoy de acuerdo que el flamenco no es solo gitano , pero tambien creo que en cataluña hay tambien muchos andaluces que hacen flamenco , en la sala tarantos yo veo mucho flamenco del que no le gusta a Molina Foix y parece que lo viven mucho , en ocasiones yo soy el unico espectador no turista.

    Comentado por: albert el 28/7/2009 a las 12:59

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Félix de Azúa nació en Barcelona en 1944. Doctor en Filosofía y catedrático de Estética, es colaborador habitual del diario El País. Ha publicado los libros de poemas Cepo para nutria, El velo en el rostro de Agamenón, Edgar en Stephane, Lengua de cal y Farra. Su poesía está reunida, hasta 2007, en Última sangre. Ha publicado las novelas Las lecciones de Jena, Las lecciones suspendidas, Ultima lección, Mansura, Historia de un idiota contada por él mismo, Diario de un hombre humillado (Premio Herralde), Cambio de bandera, Demasiadas preguntas y Momentos decisivos. Su obra ensayística es amplia: La paradoja del primitivo, El aprendizaje de la decepción, Venecia, Baudelaire y el artista de la vida moderna, Diccionario de las artes, Salidas de tono, Lecturas compulsivas, La invención de Caín, Cortocircuitos: imágenes mudas, Esplendor y nada y La pasión domesticada. Los libros recientes son Ovejas negras, Abierto a todas horasAutobiografía sin vida (Mondadori, 2010) y Autobiografía de papel (Mondadori, 2013)Una edición ampliada y corregida de La invención de Caín ha sido publicada por la editorial Debate en 2015; Génesis (Literatura Random House, 2015). Nuevas lecturas compulsivas (Círculo de Tiza, 2017) y Volver la mirada, Ensayos sobre arte (Debate, 2019) son sus últimos libros.  Escritor experto en todos los géneros, su obra se caracteriza por un notable sentido del humor y una profunda capacidad de análisis. 

En junio de 2015, fue elegido miembro de la Real Academia Española para ocupar el sillón "H".

 

Bibliografía

 




 

Ensayo

Volver la mirada (2019). Debate, España.

Nuevas lecturas compulsivas (2017). Círculo de Tiza, España. 

La invención de Caín (2015). Mondadori, Barcelona. 

Contra Jeremías (2013). Mondadori, Barcelona.

Contre Guernica, Prefacio para Antonio Saura (2008). Archives Antonio Saura, Genève.

 La pasión domesticada (2007). Abada, Madrid.

Ovejas negras (2007), Bruguera, Barcelona.

Cortocircuitos. Imágenes mudas (2004). Abada, Madrid.

La invención de Caín (1999). Alfaguara, Madrid.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (reedición) (1999). Anagrama, Barcelona.

Lecturas compulsivas. Una invitación (1998) Anagrama, Barcelona.

Salidas de tono (1996). Anagrama, Barcelona.

Diccionario de las artes (1995). Planeta, Barcelona.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (1992). Pamiela, Pamplona.

Venecia (1990). Planeta, Barcelona.

El aprendizaje de la decepción (1989). Pamiela, Pamplona.

La paradoja del primitivo (1983). Seix Barral, Barcelona.

Conocer a Baudelaire y su obra (1978). Dopesa, Barcelona.

 

Novelas y prosa literaria

Génesis (2015). Literatura Random House, Madrid. 

Autobiografía de papel (2013). Mondadori, Barcelona. 

Autobiografía sin vida (2010). Mondadori, Barcelona.

Abierto a todas horas (2007). Alfaguara, Madrid.

Esplendor y Nada (2006). Lector, Barcelona.

Momentos decisivos (2000). Anagrama, Barcelona.

Demasiadas preguntas (1994). Anagrama, Barcelona.

Cambio de bandera (1991). Anagrama, Barcelona.

Diario de un hombre humillado (1987). Anagrama, Barcelona.

Historia de un idiota contada por él mismo, o el contenido de la felicidad (1992), Anagrama, Barcelona.

Mansura (1984). Anagrama, Barcelona.

Última lección (1981). Legasa, Madrid.

Las lecciones suspendidas (1978). Alfaguara, Madrid.

Las lecciones de Jena (1972). Barral E., Barcelona.

 

Relatos

"Quien se vio", Tres cuentos didácticos (1975). La Gaya Ciencia, Barcelona.

"La venganza de la verdad" (1978). Hiperion nº1, Madrid.

"Herédame" (6 y 7 agosto 1985). El País, Madrid.

"El trencadizo", con grabados de Canogar (1989) Antojos, Cuenca.

"La pasajera" (18 nov. 1990). El País, Madrid.

"La resignación de la soberbia", Los pecados capitales (1990). Grijalbo, Barcelona.

El largo viaje del mensajero (1991) Antártida, Barcelona.

Cuentos de cabecera ("La pasajera" y "La segunda cicatriz") (1996). Planeta NH.

"El padre de sus hijos" (1998). Barcelona, un día, Alfaguara, Madrid.

"La verdad está arriba" (1998). Turia, Teruel.

 

Poesía

Última Sangre. Poesía 1968-2007 (2007). Bruguera, Barcelona.

Poesía 1968 1988 (1989). Hiperion, Madrid.

Farra (1983). Hiperion, Madrid.

Siete poemas de La Farra, con un grabado de A. Saura (1981). Cuenca.

Poesía 1968 78 (1979). Hiperion, Madrid.

Pasar y siete canciones (1977). La Gaya Ciencia, Barcelona.

Lengua de cal (1972). Visor, Madrid.

Edgar en Stéphanie (1971). Lumen, Barcelona.

El velo en el rostro de Agamenon (1970) El Bardo, Barcelona.

Cepo para nutria (1968). Madrid

Premios

1987 Premio Anagrama de Novela.

2000 Premio a la cultura "Sebetia-Ter" del Centri di Studi di Arte e Cultura di Napoli".

2001 Premio a la tolerancia de la "Asociación por la Tolerancia", Barcelona.

2011 Premio González-Ruano de Periodismo

2014 Premio Internacional de Ensayo José Caballero Bonald

2015 Premio Francisco Cerecedo de la Asociación de Periodistas Europeos 

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2020 | Fundación Formentor | Barceló Torre de Madrid. Plaza de España, 18 28008 Madrid (España) | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres