PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

jueves, 20 de junio de 2019

 Blog de Félix de Azúa

Una cruz en Duchov (primera entrega)

Nota:

En octubre del presente año la editorial Atalanta publicará, por primera vez en España, una edición completa y rigurosa de las Memorias de Casanova. La traducción de Mauro Armiño es excelente y se acompaña con un extenso aparato de notas. He escrito el prólogo de este libro y lo reproduzco aquí por entregas con el permiso del editor.

 

Una cruz en Duchov (primera entrega)

La más antigua metáfora que conocemos es aquella que nos estimula a ver en todas las criaturas y fenómenos un reflejo nuestro, como si el mundo fuera un espejo y toda la creación se hubiera hecho a semejanza nuestra. Los técnicos la llaman "metáfora antropológica" y consiste en creer que todo nace, crece, se reproduce y muere, como solemos hacer los humanos. No sólo plantas y árboles, mamíferos e invertebrados, sino también las cordilleras, los volcanes, los mares y los hielos, el cosmos entero, nacerían, crecerían y acabarían muriendo como un humano cualquiera.

    La fuerza inmensa de esta metáfora influye incluso en nuestro modo de entender la historia, con imperios o naciones que pasan de un momento primitivo a la plena madurez y luego a una decadencia anunciadora de la muerte. Sin embargo todos sabemos que es tan sólo una ficción poética. Ni los imperios, ni los árboles, ni las cordilleras nacen, crecen y mueren, entre otras consideraciones porque no hay nada en el mundo natural que tenga alma, sea de árbol, de elefante o de territorio. Sólo las almas nacen y mueren; sólo los humanos tenemos alma, es decir, conciencia. Esa conciencia es propiamente conciencia de la muerte y no atormenta sino a los efímeros mortales. No hay que engañarse, lo único que muere en el cosmos son las almas.

    Bien pudiera ser que la tremenda potencia del libro que el lector tiene en sus manos obedezca a que es una de las más perfectas formas que se le ha dado a la metáfora antropológica, el nacimiento, desarrollo, decadencia y muerte de un hermoso animal contada por él mismo. Casanova expone su vida como una brillante floración en uno de los más hermosos jardines del siglo XVIII, la República de Venecia; le sigue un crecimiento deslumbrante en las cortes más poderosas de Europa; viene luego una madurez robusta, aunque algo pálida, durante la cual esa viva lumbre se va achicando poco a poco; y por fin una decadencia insoportable a la que sólo la muerte puede aliviar. Muchas, innumerables han sido las vidas que se han contado según esta metáfora que solemos llamar "biográfica", es decir, que dibuja una vida biológica de nacimiento a muerte, pero posiblemente la de Casanova sea la más perfecta desde el punto de vista artístico, la de mayor riqueza constructiva y reflexiva.

    Siendo una metáfora, la incógnita primera es la de su veracidad. ¿Es cierto todo lo que Casanova cuenta en su pretendida autobiografía? La pregunta es estéril. Si sólo hubiera narrado "la verdad", el libro conocido como "Histoire de ma vie" creo que carecería de interés literario, aunque bien podría haber sido un gran documento para historiadores y sociólogos. Lo asombroso es que en su estado real, "Histoire de ma vie" es, además de un documento de singular importancia sobre la vida europea en el siglo XVIII, también una obra maestra literaria, un relato que conmueve, exalta, divierte, inspira, solaza, y excita tanto la lujuria como el raciocinio (Nota 1).

    Al arte de Casanova se lo debemos, y ese arte consiste propiamente en haber construido un personaje indudablemente amable, simpático, inteligente, vigoroso, sagaz, curioso por la ciencia de su tiempo, de ideas perfectamente modernas, con una energía sobrehumana para resolver problemas prácticos, en fin, un galán absoluto. Aunque también un sinvergüenza, un estafador, un timador, un mentiroso, un vanidoso, un aprovechado. Nada oculta Casanova, o bien, si se prefiere, lo que oculta salta a la vista del lector perspicaz. Como en toda obra de arte moderna, son las sombras lo que construyen la parte luminosa del héroe.

    Para conseguir semejante tour de force es preciso advertir sobre una peculiaridad casi detectivesca del manuscrito, cuya enrevesada historia dejamos para un apéndice técnico. Está de sobras documentado que Casanova quería escribir su vida desde que nace hasta 1797, y tal es el título original. Sin embargo la historia se interrumpe con chocante brusquedad en 1774. Ello es debido a que el final de Casanova, los terribles años de su vejez (y no son pocos), habrían precisado otra narración distinta y aún opuesta. Una cosa es exponer sin pudor la decadencia de la edad, cuando Casanova es expulsado de todas las cortes europeas y no tiene dónde caerse muerto, pero aún está entero. Y otra cosa es contar cómo cayó muerto, en efecto, durante veintitrés espantosos años en un infierno apartado del mundo, consumido a fuego lento, muerto en vida. Ese final no es galante, no es dieciochesco, habría precisado el talento de un escritor moderno, un Dostoievsky, por ejemplo, ebrio de metafísica, o un Thomas Bernhard ebrio de resentimiento, para ser narrado. Casanova, sin embargo, no es un moderno sino un clásico, y carece de órgano para la desolación, el resentimiento, la melancolía o la metafísica romántica. Su muerte, según le dicta su conciencia, no le importa a nadie, o a nadie debería importar. Por lo tanto, queda fuera de l'histoire de ma vie.

    La interrupción del relato en 1774 elimina oportunamente la parte insoportable de la metáfora, el borde abismal de la vida: su insignificancia, el enigma de nuestra mortalidad. Nosotros, lectores modernos, estamos obligados a preguntarnos: ¿De qué le habrán servido esos magníficos años juveniles, cuando Casanova saltaba de cama en cama, de corte en corte, se paseaba cubierto de diamantes y se permitía recibir cumplidos de Federico de Prusia y de Catalina de Rusia, si al cabo hubo de soportar más de veinte años en  estado de piltrafa humana? Por fortuna, Casanova no era un escritor moderno y ni se le ocurrió que ese pudiera ser asunto para dar a leer al público educado, de manera que su historia es una exaltación de la potencia biológica en estado puro y tan sólo una insinuación de que ese poder es transitorio. Como inspirado por Nietzsche, el veneciano bailó una última furlana sobre su propia tumba, mientras admiraba los brillos y resplandores del tiempo pasado.

    El gran héroe atemporal, Aquiles, moría joven por la envidia de los dioses. Casanova, que ya no podía creer en ninguna divinidad, sustituye la mano de los dioses por su propia pluma y decapita al ser que ha creado cuando todavía sus brillos no se han apagado por completo. De ese modo consigue algo que Proust replantearía de un modo radical (y moderno) un siglo más tarde: que el esplendor sólo permanece vivo en el arte literario y que hay que escribir contra el presente, contra el fracaso del instante, en busca de un tiempo irremisiblemente perdido, si uno quiere mantener en este mundo el precioso tiempo pasado, aquel en el que era posible decir: "Detente instante, ¡eres tan hermoso!".  No con otra intención escribe Casanova su Histoire de ma vie, para que su esplendorosa juventud no se vea vencida y humillada por la calumniosa vejez, para que la ironía filosófica no ría rencorosa desde una esquina del libro esperando su momento y afilando la guadaña.

***

 

(1)- La documentación que aporta Casanova sobre la vida europea del XVIII es gigantesca. Uno de sus últimos biógrafos (Alain Buisine) ha censado las ciudades en las que vivió el tiempo suficiente como para tener aventuras o experiencias notables: Venecia, Padua, Corfú, Constantinopla, Ancona, Roma, Nápoles, Dresde, Praga, Viena, Lyon, París, Milán, Mantua, Cesena, Bolonia, Parma, Vicenza, Ginebra, París, Dunkerke, Ámsterdam, La Haya, Munich, Colonia, Bonn, Stuttgart, Estrasburgo, Zurich, Baden, Berna, Basilea, Lausana, Aix-les-Bains, Grenoble, Aviñón, Marsella, Metz, Antibes, Génova, Livorno, Florencia, Turín, Londres, Riga, Mitau, San Petersburgo, Moscú, Berlin, Wesel, Dresde, Leipzig, Ludwigsburg, Colonia, Aix-la-Chapelle, Augsbourg, Madrid, Toledo, Zaragoza, Valencia, Barcelona, Montpellier, Nimes, Aix-en-Provence, Marsella, Praga, Spa, Varsovia, Niza, Pisa, Siena, Roma, Sorrento, Trieste, Gorice, y Duchov. Esto sin contar los múltiples regresos a París, Bolonia o Venecia. Es algo inaudito en su tiempo, cuando viajar era peligroso y quebraba la salud del más brioso. Por ejemplo, Diderot murió en esas fechas como consecuencia de un viaje a Rusia. Hay que contar, además, con la magnífica capacidad de Casanova para divertirse en los más diversos ambientes, desde las cortes de los grandes monarcas a la amable atenciñon de una cocinera de posada, de modo que tenemos el retablo completo de todas las clases sociales de la Europa dieciochesca.

 

[Publicado el 21/7/2009 a las 11:30]

Compartir:

Comentarios (46)

  • al sr. maleas,

    sí, lo leí, y estoy de acuerdo con ud.

    al sr. albert,

    hombre!, a ver!, si no quiero quitar mérito a la 'rumba catalana'; pero mire, que Ándalucía ha sido el lugar donde más ha arraigado el 'vivir flamenco', y que, yo me atrevería a decir, que es la 'fons et origo', además me lo creo, y donde más ha evolucionado y se ha evolucionado, igualmente en el cante, desde Silverio Franconetti, por poner un nombre (mítico),-mire, ud. nada más tiene que pasarse por los pueblos de alguna provincia andaluza e irse a una peña flamenca y escuchar las variantes de fandangos que existen entre ellos, aunque estén próximos-, también lo creo. Ello era así, creo, en parte, por lo atrasado de Andalucía y por lo 'rural', que pervivía,-pervivió-, de una manera especial, muy importante para lo que sea el flamenco, según entiendo. Cuando Camarón se iba a escuchar a un gitano que cantaba en una fragua, no se iba a Barcelona; aunque no le puedo asegurar que no quedaran gitanos de fragua en la ciudad condal. Todo ello no quiere decir(sé que ud., sr. albert, no lo dice) que los gitanos no sean los 'mismos' en toda España, estupida obviedad, y que en todos lados se canten...bulerías. Pero lo gitano no es lo flamenco, al menos en Andalucía, como decía el sr. Maleas

    saludos

    Comentado por: vic el 28/7/2009 a las 11:41

  • Supongo Vic que leyó mi comentario al dislate de Vicente Molina sobre el flamenco. Omití referir que en cierta ocasión conocí a un paisano suyo, ilicitano como él,fino degustador de fandangos, seguiriyas y martinetes,el Dr. Fluxá,octogenario por aquel entonces pero con esa lucidez y frescura que parecen tener los buenos médicos. Durante una conversación de mas de cinco horas ante la paciente espera de un joven novillero a quien llevé para que examinase su muñeca dolorida,sacó a colación a Casanova,tenia en su amplia biblioteca Las Memorias,para denunciar el plagio que Valle hizo en su Bradomin de algún episodio de ellas.
    Como ve,todo culturalmente muy incorrecto.

    Comentado por: maleas el 27/7/2009 a las 18:12

  • las que no tenemos casanova nos cantamos a nosotras mismas canciones románticas melodías de sinatra como si otros nos las pusieran
    Esa es nuestra visión del romanticismo en la menopausia. Más es menos.

    Comentado por: maria consuelo el 27/7/2009 a las 16:06

  • ¡ozú! qué razón tieneh, pisha!

    Comentado por: caletera el 27/7/2009 a las 14:00

  • a veces gentes del norte van al sur con su paradigma prosódico como carné de identidad en boca, y cierto tipo de timbre de no sé qué estatus que, al parecer, les da, simplemente, su lugar de nacimiento. Hay gente, asimismo, que cree que hablar 'fino' es síntoma de buena educación y de buena posición social, y de ahí que cualquier tarugo (qué peligro, decía Pope: 'A little learning is a dangerous thing...') que haya nacido en Castilla o en Cataluña o en Galicia o en la Comunidad Valenciana, y que pasee su prosodia por el sur convencido de que es lo más valioso que tiene, a veces, da gato por liebre y a veces se le cree, y a veces se impresionan algunos.
    Me ocurrió que en una comida, una srta. de Burgos, creo, se propuso, en plan jocoso, enmendar la plana a otro por su ceceo sonoro; el otro, con intenciones de Casanova (ya que estamos) accedió, concedió a la corrección de buen gana, pero me quedé pensando que quizá la srta. censora fuera, que no lo sé, un ceporro de tomo y lomo, o como diría el malhadado Jimmy Giménez-Arnau, de talla 5, y el ceceante un catedrático de literatura medieval germana, y se producía, cuando menos, un caso curioso de admonición. Daba lo mismo, lo que importaba era que el timbre de la prosodia, la apariencia, había vencido a la esencia del conocimiento de la gramática y la sintaxis del lenguaje, y eso era lo que contaba...ante la concurrencia. Quedó muy bien la srta. enseñándonos cómo se pronuncia correctamente el español, pero querida, en Andalucía, la cosa no va así.
    Resulta algo patético, ver como, por ejemplo, el maestro Espartaco, por casarse con una pija madrileña, comete pifias intentando hablar en 'fino', y si hablara como se habla en Espartinas, para mí, quedaría mucho mejor, aunque a algunos les pareciera demasiado cateto; pasa también con otros que están en los medios y que son del sur, como, v.gr., el ex-jugador de fútbol Kiko. ¡Pero Kiko, dónde vas con tantas eses si tú eres de Jerez, coño!. En fin, complejos. Otra cosa que me gustaría comentar, y que tiene algo que ver con lo anterior, es cuando se critica, lo 'españolazo', que diría el poco recordado Arzalluz, que se identifica con lo flamencón, las peinetas y los faralaes. Hace poco leí un artículo de don Vicente Molina haciendo esto, crítica a lo flamencón. Decía el escritor que no le gusta todo el rollo de pañuelos de lunares al cuello, tablaos y demás parafernalia. De acuerdo, sobre gustos...Pero mire, hay veces que cuando se critica, dan ganas de repetir las plabras del coronel Bill Kilgore cuando le dice su comandante que esa playa no es buen lugar para hacer surf, le responde el coronel:'¡qué sabrá ud., comandante, es de la maldita Nueva Jersey!'. Pues eso, que no le gusta, perfecto, que no es la imagen apropiada para vender España en el mundo, igualmente perfecto, pero qué sabrá ud. de eso si es de la maldita Comunidad Valenciana. Para las personas que no tienen vida en Andalucía, donde se da esto más fundamentalmente, que no se han criado allí, que no le han contado historias sus abuelos, o tíos, o primos, de historias y personajes singulares, que no han vivido eso en la calle, los bares, en las sucursales bancarias, en los mercados, en la vida cotidiana, no comprenden lo que 'es', sólo hacen juicios sobre el espectáculo, y ya. Que los hagan, pero, aún así, no saben lo que es, como yo no sé qué son realmente las Fallas, las conozco, las miro, me causan una impresión, y ya. Es decir, no sé 'lo-que es-eso-en-la-vida', y la crítica al espectáculo será una crítica del espectáculo pero no una crítica de la 'imagen' de eso, de lo que es eso en la vida. Que no digo que críticas, digamos, estéticas no se puedan hacer, pero hay que recordar que una crítica de algo que sucede en un tablao no es una crítica de lo sea el flamenco en la vida, pero seguro que eso lo sabe don Vicente. Porque la importancia que tiene, al menos para mí, es el significado (complejo) de 'eso' en la vida, y no del simple espectáculo. Por eso se dice en el habla popular, 'ése es mu flamenco', y, la verdad, no sé si don Vicente podría utilizar la expresión certeramente y con propiedad y ajuste...a lo mejor sí.

    saludos

    Comentado por: vic el 27/7/2009 a las 13:06

  • ¡Qué casualidad! Estoy ahora mismo en plena lectura de la "Histoire de ma vie"... De momento me parece la vida de un inconsciente optimista. No me extraña que el final tenga que ser patético.

    Comentado por: Circe el 27/7/2009 a las 12:45

  • Ciutadans is the best,and Azúa is a Good.

    Comentado por: Henry el 27/7/2009 a las 03:53

  • ¡Pero si las almas sin bocas están en el limbo, el purgatorio, el cielo o en el infierno! No sé cual de ellos ha sido descatalogado últimamente, pero segura que el material del alma ahora nos dicen que es otra cosa: si habla por sí misma hay vida, si habla desde el recuerdo, que siempre es de un vivo, es que es finado(a), aunque hay memoria en la lejanía de los que se han conocido. Mis amigos vivos me vuelven a decir lo que ya conozco y por eso los recuerdo así, lo preocupante es oírlos o leerlos desde sus incoherencias futuras, entonces me digo: fulanito mal que bien está vivo, no sé si hubiera sido mejor que la finiquitara antes, pero eso es otro problema que no viene a cuento. Antes me había convencido, ahora no se sale del guión y entonces es cuando el recuerdo se emborrona, se disuelve, es como un sueño que al final no sabes cómo clasificar, si como sueño o como pesadilla. El teatro es un poco más serio a la hora de identificar: comedia o tragedia, porque eso de entre la comedia y la tragedia sólo es posible desde la comedia, porque la tragedia exige el horror del principio hasta el final, ¿o es cómo acaba como sugería Bolaño?

    “Siempre acaba mal”, hubiera dicho mi viejo aunque “esto tenía solución”, y me entusiasmaba para que leyera a Casanova, pero lo decía con toda precaución, para que viera que las almas así concebidas seguían luchando hasta en el más allá por un espacio, a lo que agregaba que “ni la muerte que a todos nos llega, ha encontrado el camino de la democracia”.

    Es que mi viejo era mucho viejo, me decía que si miras la vida con el matiz y no desde la exageración de una vida implacable para los demás, como es este caso, “ya se encargarán otros de joderla”. Eso lo decía, aunque diferente, un filósofo de mi tierra que estaba convencido que con lo justo y racional, puedes intentar pensar con algo más de garantía, pero no vas a dar ni un paso más adelante porque sobreviven bien afincados los clasificadores de siempre. Los grandes críticos sólo ven a través de un solo ojo por más que tengan dos (no sabemos donde se meten el segundo). Ya deberíamos haber aprendido que la realidad es plural y que la mente es limitada y no tiene más remedio que reducir. Lo que por un lado se ensancha, por el otro lado se achica. Hay muchas razones más para no dejar a la literatura sola, y para concebir una conciencia no tan desligada de las cuestiones cotidianas ni de la realidad de sus propios materiales, pero ya sabemos que donde siempre ha mandado inquisitoria y machistamente el capitán, a la marinera: la tiran al agua.

    Comentado por: Ficciones en tiempos de paz el 26/7/2009 a las 14:07

  • David Kamp advises the North Koreans that one cannot describe a person as both a schoolchild and a "pensioner" unless one is talking about Angus Young.

    Comentado por: jua, jua, jua el 25/7/2009 a las 14:02

  • Casanova, que ya no podía creer en ninguna divinidad....
    ni en si mismo

    Comentado por: ombre-ombra el 24/7/2009 a las 18:26

  • el cuello de los hombres ? Hostia si que tenemos pocas cosas.

    Comentado por: albert el 24/7/2009 a las 16:51

  • En el liceo francés de Madrid, en los años noventa, los alumnos estaban divididos en tres grupos: los chutes, los pijos y los chachas. En cada curso a partir de los doce años un comité de sabios clasificaba a los recién llegados. Los antiguos alumnos no podían cambiar de estrato hiciesen lo que hiciesen. También había unos enteradillos que se autoproclamaban los normales, pero no les servía de nada: para los pijos eran chachas, para los chachas eran pijos y para los chutes, des sales Espagnoles, como todos los demás. A pesar de que el colegio era de y para chutes, los franceses estaban como de prestado, por eso eran tan cabrachos.
    Seguramente en la India es más fácil cambiar de casta que lo era allí, pero una cosa sí se aprendía: cuando oigas a alguien llamar pijo a otro, es que es un chacha.

    Comentado por: costumbrismo el 24/7/2009 a las 16:34

  • Una cosa muy sensual es el cuello de los hombres. En verano, descamisados, los cuellos se ofrecen a la vista con generosidad. Del cuello, lo mejor es la nuca. Si el varón lleva el pelo corto, los remolinos de la nuca se convierten en maelströms en los que apetece ahogarse. Dicen los estetas (como Azúa, pero de trapos) que a partir de los treinta y cinco los hombres deben evitar las camisetas. Estoy de acuerdo, pero no por motivos modistas sino porque esa es la edad perfecta del cuello de un hombre y porque el cuello de la camisa sin corbata actúa a manera de veladura, ya mostrando, ya ocultando, con lo cual el objeto de deseo acrecienta su valor.
    Si las mujeres hubiesen dictado las leyes antiguas, jamás se habría ajusticiado a un hombre por el cuello.



    (pier, vi aspettiamo domenica)

    Comentado por: olga el 24/7/2009 a las 15:17

  • No seré yo quien cuestione una afirmación de Ginferrer en el ámbito lingüistico,pero,insisto,es lo que dice Casanova de su estilo,como también dice lo siguiente :
    " La lengua castellana es la mas rica de todas las lenguas...., la lengua española es sin contradicción una de las mas bellas del universo,sonora,enérgica,majestuosa,si se pronuncia ore rotundo,apta para la armonía
    de la poesía más sublime..".
    Y lo lamento por a quien esto le moleste,que los habrá.

    Comentado por: maleas el 24/7/2009 a las 13:55

  • el verano es una estación muy propia para descansar y observar; observar al género humano, en general, y a medio género humano en particular. Sigo intentando ese, como diría Warburg, 'retener las imágenes de la vida en movimiento', cosa, al parecer, que pasaba, antes que a mí, por la cabeza de las gentes del primer Renacimiento, y supongo que antes, y después, ha pasado por otras más; los tiempos no cambian nada!.
    Y como vi un docu sobre Val Lewton, producido por ese director cinéfilo que es Scorsese, y entre otras aparece la peli que tiene con Tourneur de la mujer pantera, animal que no se sabe si es más felino por femenino, o al revés; brindo, como el poeta, un canto de frontera al movimiento de la melena de la mujer(-pantera) al viento, brindo por el desgarbado y undoso movimiento, tan dulce y agresivo, como Diana dispuesta a cazar entre fieras...Solverat efussos quoties sine lege capilos/ infesta est trepidis visa Diana feris [Cuántas veces se había dejado los cabellos sueltos sin ley,/ Diana fue vista preparada para atacar entre pavorosas fieras]. La Mujer, en general, no las mujeres particularmente cada una de ellas en su individualidad, siempre,-desde que lo pensé-, me ha parecido como esa Diana. Y si no saben a qué me refiero con eso de la Mujer, hagan lo siguiente: en una gran ciudad de este país vayan una mañana a una calle importante y observen el transcurrir de las personas, fíjense en las mujeres, a las que en su gran mayoría no conocerán, y haciendo uso de este desconocimiento, de esta 'lejanía', y de la observación de cómo van, de cómo andan, de las conversaciones que tienen, abstráiganlo todo, fijándose, por ejemplo, en una de ellas, o usando todo lo visto en sus mentes, y piensen, luego, en la diosa Diana presta para atacar,-quién sabe por qué y de qué modo-, entre fieras pavorosas...
    Ay, la vida, las estaciones, el verano...y

    Quant'è bella giovinezza
    Che si fugge tuttavia!
    Chi voul esser lieto, sia,
    Di doman no c'è certezza

    Saludos

    notas:
    1)la traducción del latín (que no es mía) se la dedico a Dña. Sofía, es decir, useasé, la que me puso de vuelta y media hace poco

    2)la traducción del italiano que sí es mía, y en este punto quiero hacerme previamente perdonar, por si alguno sabe mejor que yo el italiano, en cuyo caso ruego que la corrija, es (casi literalmente):
    Cuánto es bella la juventud/ que se huye sin embargo/ quien quiera ser feliz, lo sea/ del mañana no hay certeza

    Comentado por: vic el 24/7/2009 a las 13:19

  • Posh and posher

    Pijo y carca pretenden ser categorías descriptivas, sin ninguna carga ética.

    Creo que comentar un texto no se limita calificarlo de bueno o malo.

    Ahora, si me lo preguntas, este texto de V.Puig es de lo peorcito que le he leído. Probablemente tenga unas cuantas neuronas de vacaciones ya...

    Saludos

    Comentado por: Sinrumbo el 24/7/2009 a las 12:02

  • DPA

    ¡Toma! ¡Y Echegaray!

    Comentado por: platero acabó en una longaniza el 23/7/2009 a las 21:19

  • Para DPA:

    *Egas Moniz también ganó un Nobel*

    En la actualidad grupos de familiares de lobotomizados luchan porque le sea retirado el Premio Nóbel, situación que en principio es inviable.

    Comentado por: Alicia el 23/7/2009 a las 21:16

  • ¿Cuál sería la definición de "pijo"?

    pijo, ja.

    (De or. inc.).


    1. adj. despect. coloq. Dicho de una persona: Que en su vestuario, modales, lenguaje, etc., manifiesta gustos propios de una clase social acomodada. U. t. c. s.

    2. adj. despect. coloq. Perteneciente o relativo a estas personas.

    3. m. Cosa insignificante, nadería.

    4. m. malson. Miembro viril.

    5. f. malson. pijo (‖ miembro viril).

    estar alguien a pija.

    1. loc. verb. Guat. Estar borracho.

    Comentado por: Alicia el 23/7/2009 a las 21:14

  • Maleas,

    Asistí hara unos 18 años a una conferencia de Azúa y Gimferrer sobre Casanova, con motivo del aniversario de su estancia en Barcelona (donde acabó en la cárcel por cepillarse a la mujer del virrey).
    Azúa vino a decir lo que sigue diciendo ahora.
    Según Gimferrer, Casanova es el creador, junto con el cardenal de Retz, del francés moderno. Algo que a los franceses les revienta, claro.
    Tan tosco no debe ser.

    Comentado por: macuerdo el 23/7/2009 a las 21:10

  • Tengo un balcón que mira al Sur. Allí hay plantas, sobre todo cactus... y cada planta tiene su alma.
    Platero sería un gilipollas, pero ganó un Nobel. (¿Te enteras, mamoncete?

    Comentado por: DPA el 23/7/2009 a las 21:10

  • Sinrumbo,

    ¿lo de pijo carca es bueno o malo?
    no me ha quedado claro como comentario de texto.

    Comentado por: posh and posher el 23/7/2009 a las 21:05

  • Casanova no era un escritor,de la tosquedad de su estilo él mismo se hace eco.Escribió por que tenía la imperiosa necesidad de dejar testimonio de su prodigiosa vida. Hay un episodio que espero que Azúa reflexione sobre él. Me refiero a sus cábalas en Los Plomos,quien haya estado alguna vez encarcelado y ame la libertad podrá entenderlas plenamente,pero las disquisiciones y conclusión que obtiene lo situan en la plena modernidad. ¿ No nos hacen recordar las de Conrad en La linea de sombra ?. Azúa dirá si es que quiere.
    En otro orden de cosas,lo de "divertirse " estudiando no es si no otra vuelta de tuerca en la degradación del proceso educativo.En el principio,la distinción entre " ciencias " y " letras " setó ya las bases de la aberración.Conozco catedráticos de matemáticas incapaces de escribir tres lineas y abogados que piensan que el dos por ciento es vender a doscientos lo que cuesta dos.Y todos tan contentos.

    Comentado por: maleas el 23/7/2009 a las 20:59

  • Lo de Valentí Puig me parece la declaración de intenciones de un pijo carca.

    De mal gusto, para el común de la población, creo.

    Igual un día su amigo Micheletti lo mete en un avión en pijama.

    Saludos.

    Comentado por: Sinrumbo el 23/7/2009 a las 17:37

  • Pedir que se traduzcan las citas en otros idiomas porque el interlocutor no está obligado a conocerlos, es asimilable a "escudarse detrás de las tetas para no usar el cerebro"... mientras se decreta que algo es 'in', así porque sí...
    ¿Se trata de algún tipo de lógica inversa?

    Comentado por: in-versa el 23/7/2009 a las 14:59

  • Pues, aparte de los dvd de Mad Men y de la recomendación de no hablar de política, la lista de ese señor me parece de lo más cutre.
    mi lista particular para este blog:

    "In"
    -dejar de meterse con Vic
    -aportar temas propios o ajenos de interés para la comunidad
    -perder de vista a la mujer que ¡por fin! ya tiene el mail que buscaba y que lleva meses parasitando este blog con el suyo
    -perder de vista los emoticones de la susodicha
    -controlar la cursilería y las palabrotas
    -que los que no saben latín lo aprendan

    "Out"

    -los sindicatos
    -la república
    -el P.C. (que pase a ser el p.c.)
    -escudarse detrás de las tetas para no usar el cerebro
    -que Azúa tarde mucho en poner la siguiente entrega de ese prólogo tan bueno a las memorias de Casanova

    ¡hala!, a poner los suyos, señores comentadores.

    Comentado por: outin' el 23/7/2009 a las 14:01

  • uff! menos mal que d. Valentí no nombra los toros, el sombrero panamá y el Tío Pepe...ahora que se aproximan ferias veraniegas...me da un miedo quedarme 'out'!...menos mal

    Comentado por: vic el 23/7/2009 a las 13:00

  • Ya tengo su mail :)

    Comentado por: Alicia el 23/7/2009 a las 12:16

  • Pues en mi opinión, lo que está bastante "out" es escribir listas sobre "ins" y "outs". (Este post incluido, claro). Buenos días a todos.

    Comentado por: provoqueen el 23/7/2009 a las 10:36

  • Estar «in» o «out» este verano
    VALENTÍ PUIG, ABC 23-07-09

    LO más «in» para este verano es ser de centro; rejuvenecer en el amor conyugal mientras los hijos van de «master»: el planeta Marte; cumplir sesenta años; el embajador de España en Tegucigalpa; «gin and tonic» con champán en lugar de tónica y unas gotas de limón, todo agitado en coctelera con hielo; los DVDs de «Mad men»; enseñar a los niños que antes de entrar hay que dejar salir; el «strudel» de verduras; saberse de memoria grandes sonetos pero sin recitarlos; los bares con música «lounge»; Micheletti; el bilingüismo; olvidarse el móvil en un jacuzzi; los telediarios sin noticias; las sesiones de cine de Otto Preminger en casa; no viajar a Madeira; enamorarse sin saber de quien; llevarse bien con los suegros; no dar propina o bien pasarse; apadrinar un partido de la oposición a Chávez; ejercer la caridad sin comenzar por uno mismo; la prensa de izquierdas; releer «Bearn»; que te toquen taxistas que ponen música clásica.
    Lo «out» es ir a Gibraltar; la energía eólica; la serie «Aída»; la Ley de Educación de Cataluña; la actual tentación hiper-igualitaria; disertar sobre el fin del mundo capitalista; desobedecer a los cardiólogos; hablar de «mi endocrino»; Zelaya; esa generación a la que sólo le queda la gastronomía; taconear por los aeropuertos; contar una novela que nunca escribirás; jefe de gabinete con ínfulas de ideólogo; hablar del sastre de Camps; que Camps no revendiera los trajes en una teletienda; malos actores progres; mascar chicle en los funerales; contar los Sanfermines y decir que hay que filtrar tanto aficionado; leer «bestsellers» suecos; compadecerse de Berlusconi; aceptar chucherías de «sex-shop» a cambio de favor político; recoger un premio de poesía con los sobacos que cantan; releer «El Jarama»; quejarse del ahorro ajeno; tener un romance con la que fue novia de otro verano; creerse Jerry Lewis siendo concejal del PP; ponerse en el centro del universo escribiendo un «blog»; los «freakies» que van de «blog» en «blog».
    Es «in» creer que todavía existen héroes; que se le encoja a uno el corazón en los restaurantes vacíos de noche; llevarse los vinilos de veraneo y no escucharlos; los chiringuitos con refrigeración de aire; los nenes que callan a la hora de comer; acordarse de los festivales de San Remo; dedicar menos de cinco minutos al tema de España se rompe; todavía Obama, al menos hasta septiembre; la última hora de las noches Cavia; que te soporte el rollo Edurne Uriarte; los aperitivos con pescado crudo; el libro de Job; la Constitución de 1978; hojear algo de Zygmunt Barman sobre la modernidad y quedarse frito.
    Lo «out» es comentar la crisis como quien habla del calor; el estilazo mediático de Leire Pajín; creer que los irlandeses votan tratados europeos por convicciones y no por intereses; las piscinas en forma de corazón; las sandalias de ornitólogo vegetariano; comentar el armario de la vicepresidenta De la Vega; pasarse las veladas evocando «la movida»; Sarkozy y Carla Bruni; ser nacionalista o ser cosmopolita o las dos cosas a la vez; perorar sobre la crisis del periodismo escrito; la macedonia del frutas sin marrasquino; confundir «economics» con «economy», «politics» con «policy»; lo mucho que huelen a corcho algunos cavas; volver al adagio de Albinoni; comparar detalladamente el puente aéreo con el AVE; el puente aéreo; el AVE; salir mucho de casa; creer en el déficit; practicar el endeudamiento; intentar definir el zapaterismo; el zapaterismo; añorar el traje de la primera comunión; pensar ni por un segundo en el poszapaterismo.

    Comentado por: copia/pega el 23/7/2009 a las 10:25

  • Platero era un gilipollas.

    Comentado por: juan jamón jijénez el 22/7/2009 a las 23:52

  • Ni los imperios, ni los árboles, ni las cordilleras nacen, crecen y mueren, entre otras consideraciones porque no hay nada en el mundo natural que tenga alma, sea de árbol, de elefante o de territorio. Sólo las almas nacen y mueren; sólo los humanos tenemos alma, es decir, conciencia.



    ¡qué pena!, ¡Qué pena porque podréis tocar y no moriréis!


    ¡Qué solo está el hombre!¡Sólo el hombre tiene alma!
    Me acabo de comer unos chicharrones aromatizados con tomillo. El tomillo de la montaña, no pertenece al alma de la montaña, sino a su espíritu.
    Pero yo quiero que la montaña tenga alma, no quiero estar tan sola, porque sólo el hombre tiene alma.
    Recuerdo, uno de los capítulos de "Platero y yo". Platero, cerca de la cuadra, se enfrenta al peral, que luce una triple copa, de hojas, de manzanas y de gorriones, mientras Aglae, la ninfa, contempla la escena.
    Yo quiero que la naturaleza tenga alma, que lo ríos tengan alma. que los perales tengan alma. No estoy dispuesta a estar sóla, tremendamente sóla, con mi alma solitaria, en medio de una naturaleza estéril. ¿Me lo concede usted?

    Comentado por: DPA el 22/7/2009 a las 22:02

  • No Alicia, guapa, corregido no...puesto!

    Comentado por: ... el 22/7/2009 a las 19:05

  • Cum de beata vita agetur, non est quod mihi illud discessionum more respondeas: 'haec pars maior esse videtur.' Ideo enim peior est. Non tam bene cum rebus humanis agitur ut meliora pluribus placeant: argumentum pessimi turba est.

    Comentado por: Lucio el 22/7/2009 a las 17:39

  • Ya no se necesita latin para estudiar ciencias? Es que progresan los tiempos que es una barbaridad!
    Que facil sera todo el dia que no existan los acentos.

    Comentado por: ... el 22/7/2009 a las 06:25


    *Ya no se necesita latín para estudiar ciencias? Es que progresan los tiempos que es una barbaridad!

    Qué fácil será todo el día que no existan los acentos.

    *Te he corregido los acentos :)

    Comentado por: Alicia el 22/7/2009 a las 14:31

  • perdón, a los de letras:'¿por qué no se procura...?'; a los de ciencias, no

    Comentado por: vic el 22/7/2009 a las 12:35

  • Qué manía tienen a Vic, ese latin lover. Hagan como yo, no lo lean, y les seguirá cayendo bien.

    Comentado por: cuando la casa no va bien, va mal (proverbio latino) el 22/7/2009 a las 08:49

  • Ya no se necesita latin para estudiar ciencias? Es que progresan los tiempos que es una barbaridad!
    Que facil sera todo el dia que no existan los acentos.

    Comentado por: ... el 22/7/2009 a las 06:25

  • Vic, no le hace mejor pensador (y no digamos “mejor persona”’ ni mejor “conductor”, “educador” o lo que Ud. quiera), suponer que sus interlocutores conocen el latín, como no le hace mejor interlocutor aplicar la típica y estricta pregunta definitoria a quien a usted no le agrada y a quien no, no. Si no la aplica siempre, es usted parcial y un liante o liador de a quien usted decide que no merece claridad. (Luego iremos con Einstein…)
    Eso, querido amigo, no hace mejor o peor a quien usted decide liar, sino peor, siempre peor, sin alternativa, siempre a usted, sólo a usted.
    Mire, algunos aquí somos de ciencias puras (o casi) eso significa que no hemos estudiado mucho latín, y que no vamos a meternos en un seminario sólo para hacer el esfuerzo para comprenderlo a usted. Sobre todo porque ya nos ha demostrado que tal esfuerzo es vano, es un pluff, no merece la pena. Una mente lógica no tiene por qué dispersarse en seguir el juego de un neurótico que se cree un pseudo-filósofo, que no es más que un señorito ocioso, entregado a fobias no sólo conceptuales sino personales, y bien que lo refleja en sus “impecables” razonamientos.
    ¿Se cree usted gran conversador? Mierda para usted, señor mío. Como intelectual es usted un bluff, o sea, materia arrojable a la basura, materia gruesa pero vana. ¡Qué pena de tiempo y de lecturas tan mal aprovechado/as, cuando deberían servir para engrosar el montante total de saber del mundo!¡Qué pena! Es ud. La prueba viviente de cómo una serie de lecturas son prescindibles, sobre todo si el aprovechamiento que se ha de hacer de ellas es el que Ud. hace.
    Usted quiere que "nos esforcemos" en descifrar una gimkhana que Ud. Establece. Pero ninguno aquí somos niños de secundaria. Algunos tenemos carrera/s, algunas de ciencias, otras de letras, otras humanísticas, pero nunca nos dio -porque no lo necesitamos- por las lenguas muertas, en el convencimiento de que lo de andar por casa es siempre traducible, y el que no lo traduzca es un maleducado por no decir un bluff o peor, un hijo de puta y mal interlocutor donde los haya.
    Por mí ni se moleste, yo ya tengo clarito lo que es usted y poco puede hacer ya por cambiar esta mi visión. Son ya unos añitosos...
    Como Mme. Knudsen, tengo dos tetas como dos carretas, pero yerra el Sr. Maleas cuando habla del poder de las mujeres… No, no son las tetas sino la parcialidad de encontrarse entre pares, la que hace “milagros”.
    Es usted un grandísimo maleducado cuando menos…por no decir un irrisorio ocioso pseudo-junta-neuronas, ni se me ocurre decir ‘pensador’ ni mucho menos ‘fílósofo’. Para filó-sofo mi marido, que sabe bien qué es lo que tiene en casa. Es usted un grandísimo y pobre gilipollas, decía, por suponer que "quien quiera comprender que aprenda, no se lo voy a dar tó majcaíto". Sobre todo, cuando uno acude al diccionario y cuando consigue traducir sus latinajos no encuentra más que gilipolleces. Lo dicho, un grandísimo y pobre gilipollas.
    Decía Einstein que la mayoría de las ideas de la ciencia (¿por qué las de la filosofía iban a ser diferentes, si no son más que su versión arcaica, es decir, no probada, o no todavía), decía que decía Einstein que la mayoría de las ideas de la ciencia, hasta las más complicadas, si no son fácilmente explicables incluso dibujables con diagramas simples, es que no son correctas. Y (esto lo añado yo) quienes se explican mal adrede para “parecer profundos”, o son unos nefastos, o unos maleducados, o unos hijos de puta.
    Saludos

    Comentado por: Hagiasofía el 22/7/2009 a las 00:14

  • Un placer, desde la Antigua metáfora hasta "Detente instante, ¡eres tan hermoso!".
    Gracias.

    Comentado por: me el 21/7/2009 a las 21:01

  • Esto es mondante
    programación de TVE-2 para la noche
    1º-"Alianza de Civilizaciones" (subtítulo: Nexos con Asia central)
    seguidamente!!: atención:
    "Documentos TV" (Sobre el peligro mortal que corren los homosexuales en Irán por el solo hecho de serlo.)
    Jua, jua!!, después de "Alianza de Civilizaciones"...
    La esquizofrenia de la tele sociata es pa enviarles a todos a picar piedra

    Comentado por: serena por ser algo el 21/7/2009 a las 20:43

  • Nimelocreo mas Albert,ya está intentando que la editorial le reserve el primer ejemplar.Tenia en el punto de mira una edición localizada en una libreria de Elche pero claro,esta con el prologo de Azúa y recomendada por él se lleva la palma.Primero tendrá que terminar los doce tomos de La historia de las religiones de Püech,ya tiene siete y los cinco que faltan los tienen que enviar de Argentina este otoño.Comprendelo,Jaime,de sangre aragonesa y criado en Venecia,190 cms. de talla y buen bailaór de fandango,así,cualquiera. Ni Azúa,tu y yo juntos le llegamos a la suela del zapato.

    Hombre de los mil nombres ,Vic será un imbecil y yo dos,pero su grosería analítica la encuentro sublime. Sin duda no hay mas que dos bandos,el de las victimas y el de los verdugos pero no es eso,creo,lo que vd.sostiene pues mezcla churros con merinas.La victima fue la Republica y sus verdugos los de siempre.

    Comentado por: maleas el 21/7/2009 a las 20:42

  • La repugnante política catalana de pedir y pedir y luego pasarse las leyes por el forro:
    "Informábamos aquí el pasado mes de diciembre que el Ayuntamiento de Barcelona iba a elaborar su Reglamento de Usos Lingüísticos. Como Barcelona tiene todos sus problemas resueltos (la limpieza es modélica, la ausencia de ruido es la envidia de todas las ciudades europeas, la delincuencia cero, los transportes públicos suficientes y a precios asequibles para todos, etc) el gobierno municipal se ha puesto manos a la obra –dice- por imperativo de la Ley de Política Lingüística. La comisión encargada de redactar un primer borrador ya lo ha remitido a los grupos municipales y ahora se discutirá en ponencia. En principio, el pacto entre los partidos parece difícil. El PP, a pesar de su tibieza en este tema, ya se ha desmarcado con un texto alternativo y los nacionalistas del oasis, por su parte, quieren un texto que erradique el castellano de las instituciones y con ello los derechos de los castellanohablantes que quieran recibir la información en su lengua, que también es oficial y, pese a quien pese, mayoritaria en Barcelona. Paso a paso, ley a ley, decreto a decreto, reglamento a reglamento, el nacionalismo restringe libertades como lo ha hecho al aprobar la Llei d´Educació de Catalunya que excluye una lengua constitucionalmente oficial para todo el Estado, el español, como lengua de enseñanza. La Constitución Española de 1978 establece el deber de conocer el castellano; los nacionalistas se agarran a la literalidad de la Constitución cuando les interesa y nos dirán que la máxima norma del Estado no establece el deber de enseñarlo."
    Pero, ¿cuándo va a reaccionar la gente contra los abusos e ilegalidades de estos mediocres sinvergüenzas?

    Comentado por: la font podrida el 21/7/2009 a las 19:48

  • en fin, aunque mucho se podría decir, le diré que la promesa de eternidad, es una promesa que se hace, hasta el final de los tiempos, y hasta 'después' del tiempo, o de la Historia, que dirían los hegelianos, y los marxistas. En este sentido da igual que tenga o no principio, lo importante es que se 'salga del tiempo' o de la Historia...el fin de la Historia, proclaman algunos, mas lo fundamental no es lo que se crea o diga, sino quien la hace, al menos en teoría. Pero incluso si se considera el apeiron, es claro que da lo mismo que tenga un principio o no lo tenga, como da igual que los naturales tengan 'principio', y los enteros no. La potencia es la misma. Todo ello para decirle que tener principio, en principio, no implica no eternidad, entendida como algo fuera del tiempo, para ello vea las potencias del Padre; pero es que tampoco lo implica como algo que está en el tiempo, pues cuando se hace la promesa, se la hace a un creatura, creada, valga la redundancia, en el tiempo, lo importante es la posibilidad de trascenderlo.
    Quizá su burda materia, como la de los imbéciles, como la mía según ud., no le haga distinguir propiamente lo que dice de la indiferencia que me imputa, y la actitud de nihil admirari en estas cuestiones, que sé le va a hacer, ejusdem farinae, al menos ud. y yo. Es probable que crea que me tengo que disculpar, o que me tengo que hacer perdonar, o que me tengo que ruborizar por mis comentarios faltos de ética, ante ud. Tranquilo, yo le digo que seguro que al final se salva, y va al Paraiso, sino mediante el Padre Eterno mediante su mismísima persona...sí, seguro que ud. se salvaría a ud. mismo...por como es y lo que le compete y toca todo lo humano, como a Terencio en sus comedias, y a ud. en esta comedia que es la vida. Felicidades.
    Hombre!, y ya sé que los Evangelios no dicen 'exactamente' lo de las manos a la cabeza, pero no sea ud. romo, ya que habla de comprender textos(además, no creo que haga falta que informe a la gente de nada, saben leer, no les hacen falta maestros Ciruela), es una 'definición', una apreciación de una actitud expresada con una locución, bastante descriptiva por lo que tiene de gestual. Pero no se le pueden pedir peras al olmo, y ud. no es 'du bois dont on en fait', nada en aboluto, me temo.

    saludos, y no olvide leer en verano, en la playita, el 'Cuore'

    Comentado por: vic el 21/7/2009 a las 19:41

  • Maleas, estara encantado con esta edicion , no ?

    Comentado por: albert el 21/7/2009 a las 15:13

  • Señor Azúa, necesito el su mail para la entrevista. Saludos :)

    Comentado por: http://www.fotolog.com/letrada1/73799484 el 21/7/2009 a las 13:18

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Félix de Azúa nació en Barcelona en 1944. Doctor en Filosofía y catedrático de Estética, es colaborador habitual del diario El País. Ha publicado los libros de poemas Cepo para nutria, El velo en el rostro de Agamenón, Edgar en Stephane, Lengua de cal y Farra. Su poesía está reunida, hasta 2007, en Última sangre. Ha publicado las novelas Las lecciones de Jena, Las lecciones suspendidas, Ultima lección, Mansura, Historia de un idiota contada por él mismo, Diario de un hombre humillado (Premio Herralde), Cambio de bandera, Demasiadas preguntas y Momentos decisivos. Su obra ensayística es amplia: La paradoja del primitivo, El aprendizaje de la decepción, Venecia, Baudelaire y el artista de la vida moderna, Diccionario de las artes, Salidas de tono, Lecturas compulsivas, La invención de Caín, Cortocircuitos: imágenes mudas, Esplendor y nada y La pasión domesticada. Los libros recientes son Ovejas negras, Abierto a todas horasAutobiografía sin vida (Mondadori, 2010) y Autobiografía de papel (Mondadori, 2013)Una edición ampliada y corregida de La invención de Caín ha sido publicada por la editorial Debate en 2015; Génesis (Literatura Random House, 2015). Nuevas lecturas compulsivas (Círculo de Tiza, 2017) y Volver la mirada, Ensayos sobre arte (Debate, 2019) son sus últimos libros.  Escritor experto en todos los géneros, su obra se caracteriza por un notable sentido del humor y una profunda capacidad de análisis. 

En junio de 2015, fue elegido miembro de la Real Academia Española para ocupar el sillón "H".

 

Bibliografía

 




 

Ensayo

Volver la mirada (2019). Debate, España.

Nuevas lecturas compulsivas (2017). Círculo de Tiza, España. 

La invención de Caín (2015). Mondadori, Barcelona. 

Contra Jeremías (2013). Mondadori, Barcelona.

Contre Guernica, Prefacio para Antonio Saura (2008). Archives Antonio Saura, Genève.

 La pasión domesticada (2007). Abada, Madrid.

Ovejas negras (2007), Bruguera, Barcelona.

Cortocircuitos. Imágenes mudas (2004). Abada, Madrid.

La invención de Caín (1999). Alfaguara, Madrid.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (reedición) (1999). Anagrama, Barcelona.

Lecturas compulsivas. Una invitación (1998) Anagrama, Barcelona.

Salidas de tono (1996). Anagrama, Barcelona.

Diccionario de las artes (1995). Planeta, Barcelona.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (1992). Pamiela, Pamplona.

Venecia (1990). Planeta, Barcelona.

El aprendizaje de la decepción (1989). Pamiela, Pamplona.

La paradoja del primitivo (1983). Seix Barral, Barcelona.

Conocer a Baudelaire y su obra (1978). Dopesa, Barcelona.

 

Novelas y prosa literaria

Génesis (2015). Literatura Random House, Madrid. 

Autobiografía de papel (2013). Mondadori, Barcelona. 

Autobiografía sin vida (2010). Mondadori, Barcelona.

Abierto a todas horas (2007). Alfaguara, Madrid.

Esplendor y Nada (2006). Lector, Barcelona.

Momentos decisivos (2000). Anagrama, Barcelona.

Demasiadas preguntas (1994). Anagrama, Barcelona.

Cambio de bandera (1991). Anagrama, Barcelona.

Diario de un hombre humillado (1987). Anagrama, Barcelona.

Historia de un idiota contada por él mismo, o el contenido de la felicidad (1992), Anagrama, Barcelona.

Mansura (1984). Anagrama, Barcelona.

Última lección (1981). Legasa, Madrid.

Las lecciones suspendidas (1978). Alfaguara, Madrid.

Las lecciones de Jena (1972). Barral E., Barcelona.

 

Relatos

"Quien se vio", Tres cuentos didácticos (1975). La Gaya Ciencia, Barcelona.

"La venganza de la verdad" (1978). Hiperion nº1, Madrid.

"Herédame" (6 y 7 agosto 1985). El País, Madrid.

"El trencadizo", con grabados de Canogar (1989) Antojos, Cuenca.

"La pasajera" (18 nov. 1990). El País, Madrid.

"La resignación de la soberbia", Los pecados capitales (1990). Grijalbo, Barcelona.

El largo viaje del mensajero (1991) Antártida, Barcelona.

Cuentos de cabecera ("La pasajera" y "La segunda cicatriz") (1996). Planeta NH.

"El padre de sus hijos" (1998). Barcelona, un día, Alfaguara, Madrid.

"La verdad está arriba" (1998). Turia, Teruel.

 

Poesía

Última Sangre. Poesía 1968-2007 (2007). Bruguera, Barcelona.

Poesía 1968 1988 (1989). Hiperion, Madrid.

Farra (1983). Hiperion, Madrid.

Siete poemas de La Farra, con un grabado de A. Saura (1981). Cuenca.

Poesía 1968 78 (1979). Hiperion, Madrid.

Pasar y siete canciones (1977). La Gaya Ciencia, Barcelona.

Lengua de cal (1972). Visor, Madrid.

Edgar en Stéphanie (1971). Lumen, Barcelona.

El velo en el rostro de Agamenon (1970) El Bardo, Barcelona.

Cepo para nutria (1968). Madrid

Premios

1987 Premio Anagrama de Novela.

2000 Premio a la cultura "Sebetia-Ter" del Centri di Studi di Arte e Cultura di Napoli".

2001 Premio a la tolerancia de la "Asociación por la Tolerancia", Barcelona.

2011 Premio González-Ruano de Periodismo

2014 Premio Internacional de Ensayo José Caballero Bonald

2015 Premio Francisco Cerecedo de la Asociación de Periodistas Europeos 

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2019 | c/ Méndez Núñez, 17 - 28014 Madrid | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres