PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

miércoles, 13 de noviembre de 2019

 Blog de Félix de Azúa

Brutal cambio de identidad

Después de treinta años de gobierno nacionalista, hora es ya de hacer balance sobre la riqueza que tan acendrada ideología ha traído a Cataluña. Basta con repasar algunas calumnias lanzadas tradicionalmente contra este pequeño país. Por ejemplo, la acusación de "tenderos". ¡Ya nadie llama "fenicios" a los catalanes! Otras regiones españolas han demostrado merecer con mayor mérito el apelativo y han hecho negocios excelsos. ¿Y la vieja calumnia de que para ser funcionario había que nacer en Madrid? Tenemos ya sobre los ciento cincuenta mil funcionarios y en una reciente encuesta los niños catalanes declaraban desear, por encima de todo, ejercer de funcionarios. Otro mito que se hunde junto con el odio al enchufe, práctica tenida por mesetaria y que el embajador Carod Rovira reivindica para Cataluña. Se decía, además, con muy mala uva, que aquí no había sentido del humor. Observen las radios y televisiones del Principado. Todas cubren la mayoría de su horario con programas cómicos. Es cierto que no hay quien los distinga porque sólo se ríen del aspecto ridículo, vil y grosero de los españoles, pero eso no quita la novedad inmensa de un humor nacional catalán.

/upload/fotos/blogs_entradas/mer_med.jpgDurante decenios se tuvo a Cataluña por lugar violento. Barcelona era "la capital de la ira", titular del Nouvel Observateur que fue motivo de chirigota en los años setenta. Aquí florecían las bandas de sicarios de la patronal y los eficaces asesinos comunistas y anarquistas. ¡Cómo ha cambiado el país! Ayer manifestaban su espanto algunos jefes catalanes porque unos avioncitos iban a figurar en las Fiestas de la Mercé. Pero lo que más ha cambiado es aquello de que aquí residía la capital de la cultura y el intelecto. Gracias a nuestra elite, por fin hemos conquistado las peores cotas educativas y culturales de España. Ya era hora. Tras un titánico esfuerzo y un océano de millones, los catalanes son ahora unos tipos escasamente educados, poco eficaces, que se ríen sin descanso y desatienden el dinero. En resumen, un lugar más agradable. Similar a la Andalucía de los años sesenta.

Artículo publicado en: El Periódico, 20 de septiembre de 2008.

[Publicado el 22/9/2008 a las 11:34]

Compartir:

Comentarios (15)

  • No se lo tomen así. ¡Con lo bonitas que eran esas películas españolas de los años sesenta! ¿Acaso no disfrutan con "Cine de Barrio"?

    Comentado por: Circe el 02/10/2008 a las 09:07

  • La Andalucía de los sesenta, a la que usted se refiere, reflejaba la - todavía - España de posguerra. Cualquier región de España estaría en las mismas circunstancias, incluida Cataluña. Tenemos también la Andalucía eterna, permanente, que usted conoce de sobra, y que ha dado más poetas, pintores, músicos, y creadores que el resto de España… que, desde tiempos de Bizet, Washington Irving o Byron ha captado la imaginación y la admiración del resto del mundo. Sabía que le molestaría mi comentario sarcástico, pero como andaluza que me sigo sintiendo, y persona impulsiva que soy, para cuando me arrepentí ya no lo pude borrar, y allí quedó para usted. Le honra el que haya entrado en su blog - después de dos años- para aclarar algo, pero no ha justificado ese innecesario final de su artículo. ¿Por qué Andalucía y no Galicia o Castilla…?

    Me alegra ver que lee los comentarios, como yo leo sus artículos sin comentar. Nos sentiremos mas acompañados.

    Ayer mismo le pasé a mi amiga Carmela (andaluza por los cuatro costaos) en el aeropuerto de Boston , su “Diccionario de las Artes”. Lo pensé mucho antes de desprenderme de él, lo compré el verano que lo conocí a usted en Barcelona…Soy una sentimental que no tiene arreglo. Saludos. Estrella

    Comentado por: chiqui (me) el 24/9/2008 a las 18:51

  • La Andalucía que se menciona es la de los años sesenta.

    Comentado por: azúa el 24/9/2008 a las 11:03

  • Que mala leche tienes Felix y cuanto duele tener que darte la razon en cuanto a la pesima ensñanza de nuestros menores fui tan ingenuo que crei que al menos en sanidad y enseñanza con la administracion catalana iriamos sino a la cabeza de Europa al menos mejorariamos algo nuestra situacion y sin embargo lleno de verguenza tengo que reconocer que damos pena y lo peor del caso es reconocer nuestra incapacidad para echar de sus cargos y prebendas a toda esta caterva de inutiles que se pasan la vida discutiendo sobre el sexo de los angeles,cuanta razon tenia el amigo que decia que lo peor que podria ocurrir al pais era la multiplicacion de las administraciones .I jo soc catala un catala avergonyt.

    Comentado por: asirio el 24/9/2008 a las 10:02

  • No creo que Azúa haya dicho ninguna mentira. Basta ya de hipócrita corrección política.

    Comentado por: Klemperer el 24/9/2008 a las 04:07

  • Desde luego es sorprendente el final de su artículo. Como andaluza, me siento como el que recibe un jarro de agua fría en la cara. Quizás la explicación, don Félix de mi alma, esté en que un gran porcentaje de los catalanes de hoy esté formado por los hijos de andaluces y extrémeños que emigraron a esas tierras -todavía- tan ajenas para ellos; empeorada la situación por comentarios como éste.
    ¿Qué le ocurre? Esta pequeña afrenta es indigna de su sensibilidad y talento literario. ¿A quién insulta, a los catalanes o a los andaluces? ¿A los dos?...y qué consigue con ello.

    Comentado por: me (chiqui) el 24/9/2008 a las 02:41

  • El escrito de abajo es una lección de cómo se puede ser intelectual en España.Debería llevar por título UNAS NOTAS PARA SER INTELECTUAL( fuentes reales recientes).

    Comentado por: Delfín el 23/9/2008 a las 22:24

  • Ejemplo de ofensas que se pueden hacer a un intelectual español o vete a saber que (andar con mucho ojo, sobre tó). Si eres intelectual debes saber, por ejemplo, como saben otros : “enjuiciar esas opiniones[en referencia a unas palabras mal enjuiciadas dichas por Steiner], pues nuestros actos tienen consecuencias y un intelectual actúa con sus palabras. Máxime cuando es una figura de prestigio en su ámbito y tan atendida en España.” Cosa que debería saber Steiner que para eso es intelectual y atendido en España. Supongo que el escritor Suso de Toro, que es el que dice esto de arriba y lo que a continuación viene, es intelectual y se ahorra en decir lo que piensa verdaderamente. Pero este autor ,Suso, es comprensible y no quiere hacer mucho el baranda, por si acaso, se disculpa diciendo que: “ La ignorancia sobre el gallego es comprensible[lo dice por Steiner], todos metemos la pata y, al cabo, algo habrán hecho o dejado de hacer los gallegos para que su cultura sea poco conocida.” Vaya, que los gallegos tienen en parte la culpa de que una milésima partecita y por un mero juicio su cultura se vaya al carajo y esté abocada a no ser conocida por un hombre que es intelectual y muy querido en España (ahora supongo que menos , sobre todo por intelectuales que no tienen consecuencia, tómese nota de esto también, por fa). El buen hombre da por descontado que Steiner a metido la pata, pero en parte, no se es justo con él ni va con él, no, nanay: la culpa es de los gallegos que no han hecho vete tú a saber que por su cultura.

    Si España fuera de verás solidaria, a estas horas estaríamos dándonos de latigazos por este tipo de ofensas. Para cuya embestida y latigazo podríamos titular a modo de procesión intelectual,cruz en mano, algo así como: “Steiner y nosotros (este es el título real de muestra y válido para la lección de hoy)”.O nosotros más que Steiner. O todos somos gallegos. Para esto fundamentar que “si a mí me chocan y ofenden también le habrán chocado a otras personas, ¿o no? ¿o sólo le han chocado a personas de Galicia y Euskadi?”. “Debería ofender a todos la patente grosería de un señor de Londres que trata con desprecio a alguien "de los nuestros"...” (En todo momento el escándalo lo levanta el Sr. Steiner, no se olvide, lector). Claro, de paso hacer un poco el talibán, sin que se note mucho, conviene; lo que usted quiera ,querido. Hasta ahora no habíamos, y urge, oye, mira tú que, podido “ reflexionar sobre la fascinación, que va más allá del interés, que Steiner despierta en medios intelectuales españoles y que atribuyo a nuestra profunda debilidad cultural.” (Posible enfermedad de nuestro intelectuales, tómese también nota). Si es que somos todos unos blandengues, coñi. Para no ser débil hay que desvariar de lo lindo intelectualmente, y también para ser un fuerte intelectual español se necesita ser “varón y académico con sus atributos,[tener] don de lenguas europeas, tweed o espiguilla, cachimba, partituras, algún piano, libros..., ningún juguete de niño caído, ningún olor a papilla vomitada o a pañales cagados, a guiso o pescado frito.” Qué uno tenga que abrir la prensa y encontrarse con “nuestros” juicios... ya son ganas .(No deprimirse: hay intelectuales que visten desnudos).

    Y no se olvide de esta otra coletilla, colofón de cualquier intelectual que se quiera preciar (esto es, ser un mito al cabo); entre “nosotros”( en este punto me he olvidado quienes son los nosotros ), evitar ver los “canales de televisión basura con sobremesas donde los pobres muestran sus miserias y telecomedias de gente jurando a gritos”; evitar esto a toda costa como si de la peste se tratara. Después de considerar todo esto y no olvidarse de nada, tener una máxima para los postres o para rezar antes de irse a dormir: “No hay modelo de intelectual ni probablemente quien lo encarne y caso de existir maestros, el mejor maestro ejerce su magisterio a distancia y no tiene discípulos.” Suso de Toro. ( Recordar que Suso no tiene discípulos).

    Ejemplo de otro y último. Cómo contar mentiras, no entender y tergiversar algunos hechos,ah, y rotularse de filósofo a poder ser. Entre otras, entresacamos esto de hoy reciente, día 23/09/08, de un periódico nacional. Dice un filósofo sobre determinadas lenguas que: “lenguas como la española o la francesa, que hasta ahorita se defendían por su universalismo frente a las lenguas vernáculas, apelan hoy a argumentos particularistas y reclaman la protección política del Estado.” Si es usted extranjero y estrena hoy España, debería leer antes un maldito Manifiesto del cual da lo mismo si usted lo entiende o no, ya que en España tampoco se procura hacer. Uno se percata de esto según qué cosas se suelta en contra del mismo y por quienes las sueltan. Entre otras cosas, si usted es extranjero y decide en su momento ser intelectual español,debe aprenderse ramplonerías que uno lleva escuchando hasta la saciedad desde que tiene uso de razón; y acabo y me despido hasta más ver, porque se me acaba la tinta y las ganas de leer esto otra vez: los “ nacionalistas españoles que no se asombraron ni escandalizaron cuando al ir a vivir a Francia tuvieron que aprender francés, italiano en Italia o alemán en Alemania. ¿Y en Catalunya? En Catalunya no, Catalunya es otra cosa. Ahora que los funcionarios españoles tienen que aprender lenguas europeas para trabajar en la Comunidad, sigue pareciéndoles un agravio o un atentado a sus derechos adquiridos el que aquí, en Catalunya, deban aprender el catalán.” Valga la comparación si usted decide ser intelectual del sentido común.

    Comentado por: Delfín el 23/9/2008 a las 22:18

  • Entiendo que la irritacición sea tan intensa que le lleve a esa coda final, tan poco estética.
    Yo, hoy mismo después de tener una reunión con ciertos directores culturales he sentido la intensa necesidad de irme de éste país.He trabajado en cultura en Cataluña, en Madrid, en provicias y le puedo asegurar que hemos alcanzado el más alto nivel de miseria.
    Lamento que sus lectores se queden en "el nacionalismo" y no vean un poco de paisaje en lugar de paisanaje.
    Un abrazo (las comparaciones con otros intelectuales no creo que le quiten el sueño.
    Cuidese.

    Comentado por: partisana-edith el 23/9/2008 a las 20:36

  • “Vengo a cursar un master de identidad catalana”
    Vicky Cristina Barcelona, W. Allen

    Comentado por: copia/pega el 23/9/2008 a las 19:24

  • Y dale con Andalucía, ahora. No parece con usted que exista el artículo periodístico sin clichés y sin tonillo.

    Comentado por: Manuel Montero el 23/9/2008 a las 16:54

  • Azúa, Savater, Cesar Vidal, F de Carreras,Pedro J Ramírez, Boadella, Jiménez Losantos. !Que gran intelectualidad!

    Comentado por: Jordi Cañas el 23/9/2008 a las 11:26

  • ¡Ahí duele, duele la identidad!...duele, duele, duele, que te rebajen el estatus de sabio y cultural catalán a vulgar andaluz riente....y menos mal que no ha pasado a gallego de chiste lationaomericano, aunque eso lo serán para siempre todos los españoles-olas de la España cañí y no cañí...en fín, desbarres intelectualoides como los de Steiner y Javier Marías...¡que no se libra ni uno...!!!! ustedes viven en el planeta de los nimios.....

    Comentado por: Mamá Lupe de Selby el 22/9/2008 a las 13:59

  • ¡Ahí duele, duele la identidad!...duele, duele, duele, que te rebajen el estatus de sabio y cultural catalán a vulgar andaluz riente....y menos mal que no ha pasado a gallego de chiste lationaomericano, aunque eso lo serán para siempre todos los españoles-olas de la España cañí y no cañí...en fín, desbarres intelectualoides como los de Steiner y Javier Marías...¡que no se libra ni uno...!!!! ustedes viven en el planeta de los nimios.....

    Comentado por: Rosario el 22/9/2008 a las 13:58

  • No entiendo bien ese final súbito. Vale lo anterior; esto es, los efectos que sobre los pueblos curtidos y crecidos verifica el bautismo nacionalista a golpe de himno patrio y sones bailables de sardana y barretina.
    Pero sigo sin entender la relación aportada para visualizar el efecto de cambio. “Tras un titánico esfuerzo y un océano de millones, los catalanes son ahora unos tipos escasamente educados, poco eficaces, que se ríen sin descanso y desatienden el dinero. En resumen, un lugar más agradable. Similar a la Andalucía de los años sesenta”.
    No se cual es la similitud de la Cataluña presente y nacionalizada con la Andalucía del ‘milagro de los sesenta’; aquella Andalucía bautizada a la sazón por Antonio Burgos (el de entonces, no el de ahora, folklorizado y piadoso) como ‘Tercer Mundo’.
    Aunque era mucho mejor el trabajo sobre esa tierra (¿de María Santísima?) realizado por Alfonso Carlos Comín en 1966 (“España del Sur”), que luego publicara Triunfo un año más tarde en un serial, con el sobrecogedor título de apertura “Requiem por la teoría de Andalucía”. Y esa “Teoría de Andalucía”, era la que Ortega había desgranado en 1927 en “El Sol”; donde podía leerse “que Andalucía era el único pueblo de Occidente, que permanece fiel a un ideal paradisíaco de la vida” (¿…?). Pero ¿Dónde quedaba, para Ortega, la Reforma Agraria necesaria que tardaría aún cinco largos años llenos de sobresaltos y de asaltos varios. Sobresaltos espirituales, que van desde la presentación en el Ateneo sevillano, el mismo año del Homenaje a Góngora, de la mal llamada Generación del 27; al episodio de Casas Viejas o al pelotazo alcohólico de Queipo.
    Luego, después de ese enigmático 1927, apareció el Ideal andaluz de Blas Infante, ya tardío y republicano; que no tenía nada que ver, aunque sí que envidiar al Estat Catalá. Hay incluso otro canto metafísico sobre esa tierra en la boca del inefable Gímenez Caballero y su mareante “Amor a Andalucía” ya en el duro 1942.
    ¿Era ya entonces, en esos desarrollistas 60, Cataluña un primer Mundo fabril e industrioso; frente al agrarismo de los de abajo, pese a su “ideal paradisíaco de la vida”? ¿Eran los andaluces de entonces “tipos escasamente educados, poco eficaces, que se ríen sin descanso y desatienden el dinero”? o ¿es que ahora Cataluña es un lugar agradable? Pero ¿agradable como el mismo expolio que verificaron los catalanes en los emigrados andaluces y en sus tierras? Acumulación capitalista y desarrollo desigual. Aunque ahora, haya cosas que se igualen o lo pretendan.

    Comentado por: El Pozo y el Numa el 22/9/2008 a las 12:45

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Félix de Azúa nació en Barcelona en 1944. Doctor en Filosofía y catedrático de Estética, es colaborador habitual del diario El País. Ha publicado los libros de poemas Cepo para nutria, El velo en el rostro de Agamenón, Edgar en Stephane, Lengua de cal y Farra. Su poesía está reunida, hasta 2007, en Última sangre. Ha publicado las novelas Las lecciones de Jena, Las lecciones suspendidas, Ultima lección, Mansura, Historia de un idiota contada por él mismo, Diario de un hombre humillado (Premio Herralde), Cambio de bandera, Demasiadas preguntas y Momentos decisivos. Su obra ensayística es amplia: La paradoja del primitivo, El aprendizaje de la decepción, Venecia, Baudelaire y el artista de la vida moderna, Diccionario de las artes, Salidas de tono, Lecturas compulsivas, La invención de Caín, Cortocircuitos: imágenes mudas, Esplendor y nada y La pasión domesticada. Los libros recientes son Ovejas negras, Abierto a todas horasAutobiografía sin vida (Mondadori, 2010) y Autobiografía de papel (Mondadori, 2013)Una edición ampliada y corregida de La invención de Caín ha sido publicada por la editorial Debate en 2015; Génesis (Literatura Random House, 2015). Nuevas lecturas compulsivas (Círculo de Tiza, 2017) y Volver la mirada, Ensayos sobre arte (Debate, 2019) son sus últimos libros.  Escritor experto en todos los géneros, su obra se caracteriza por un notable sentido del humor y una profunda capacidad de análisis. 

En junio de 2015, fue elegido miembro de la Real Academia Española para ocupar el sillón "H".

 

Bibliografía

 




 

Ensayo

Volver la mirada (2019). Debate, España.

Nuevas lecturas compulsivas (2017). Círculo de Tiza, España. 

La invención de Caín (2015). Mondadori, Barcelona. 

Contra Jeremías (2013). Mondadori, Barcelona.

Contre Guernica, Prefacio para Antonio Saura (2008). Archives Antonio Saura, Genève.

 La pasión domesticada (2007). Abada, Madrid.

Ovejas negras (2007), Bruguera, Barcelona.

Cortocircuitos. Imágenes mudas (2004). Abada, Madrid.

La invención de Caín (1999). Alfaguara, Madrid.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (reedición) (1999). Anagrama, Barcelona.

Lecturas compulsivas. Una invitación (1998) Anagrama, Barcelona.

Salidas de tono (1996). Anagrama, Barcelona.

Diccionario de las artes (1995). Planeta, Barcelona.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (1992). Pamiela, Pamplona.

Venecia (1990). Planeta, Barcelona.

El aprendizaje de la decepción (1989). Pamiela, Pamplona.

La paradoja del primitivo (1983). Seix Barral, Barcelona.

Conocer a Baudelaire y su obra (1978). Dopesa, Barcelona.

 

Novelas y prosa literaria

Génesis (2015). Literatura Random House, Madrid. 

Autobiografía de papel (2013). Mondadori, Barcelona. 

Autobiografía sin vida (2010). Mondadori, Barcelona.

Abierto a todas horas (2007). Alfaguara, Madrid.

Esplendor y Nada (2006). Lector, Barcelona.

Momentos decisivos (2000). Anagrama, Barcelona.

Demasiadas preguntas (1994). Anagrama, Barcelona.

Cambio de bandera (1991). Anagrama, Barcelona.

Diario de un hombre humillado (1987). Anagrama, Barcelona.

Historia de un idiota contada por él mismo, o el contenido de la felicidad (1992), Anagrama, Barcelona.

Mansura (1984). Anagrama, Barcelona.

Última lección (1981). Legasa, Madrid.

Las lecciones suspendidas (1978). Alfaguara, Madrid.

Las lecciones de Jena (1972). Barral E., Barcelona.

 

Relatos

"Quien se vio", Tres cuentos didácticos (1975). La Gaya Ciencia, Barcelona.

"La venganza de la verdad" (1978). Hiperion nº1, Madrid.

"Herédame" (6 y 7 agosto 1985). El País, Madrid.

"El trencadizo", con grabados de Canogar (1989) Antojos, Cuenca.

"La pasajera" (18 nov. 1990). El País, Madrid.

"La resignación de la soberbia", Los pecados capitales (1990). Grijalbo, Barcelona.

El largo viaje del mensajero (1991) Antártida, Barcelona.

Cuentos de cabecera ("La pasajera" y "La segunda cicatriz") (1996). Planeta NH.

"El padre de sus hijos" (1998). Barcelona, un día, Alfaguara, Madrid.

"La verdad está arriba" (1998). Turia, Teruel.

 

Poesía

Última Sangre. Poesía 1968-2007 (2007). Bruguera, Barcelona.

Poesía 1968 1988 (1989). Hiperion, Madrid.

Farra (1983). Hiperion, Madrid.

Siete poemas de La Farra, con un grabado de A. Saura (1981). Cuenca.

Poesía 1968 78 (1979). Hiperion, Madrid.

Pasar y siete canciones (1977). La Gaya Ciencia, Barcelona.

Lengua de cal (1972). Visor, Madrid.

Edgar en Stéphanie (1971). Lumen, Barcelona.

El velo en el rostro de Agamenon (1970) El Bardo, Barcelona.

Cepo para nutria (1968). Madrid

Premios

1987 Premio Anagrama de Novela.

2000 Premio a la cultura "Sebetia-Ter" del Centri di Studi di Arte e Cultura di Napoli".

2001 Premio a la tolerancia de la "Asociación por la Tolerancia", Barcelona.

2011 Premio González-Ruano de Periodismo

2014 Premio Internacional de Ensayo José Caballero Bonald

2015 Premio Francisco Cerecedo de la Asociación de Periodistas Europeos 

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2019 | c/ Méndez Núñez, 17 - 28014 Madrid | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres