PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

sábado, 27 de mayo de 2017

 Blog de Félix de Azúa

Singularidades de un país raro

Ha causado considerable zozobra y pavor entre los comentaristas de todo pelaje la reciente decisión de Zapatero y Rajoy de nombrar una jefatura de la Justicia integrada por gente del servicio. No entiendo a qué viene tanto recelo. ¿Habría de ser neutra la Justicia en un país que ha politizado hasta el último átomo de la vida pública y privada? Uno de los rasgos más notables de los españoles es que sólo ven el mundo políticamente, es decir, según lo manda el Jefe. Ni en Francia, ni en Gran Bretaña, ni siquiera en Italia, se pasa todo el santo día la gente riñendo de política y tomando partido a gritos.

El deporte está perfectamente politizado y los patriotas de uno u otro equipo acuden a insultarse con sus banderas separatistas o nacionales en ristre. En Cataluña pisaban huevos cada vez que los medios del régimen tenían que nombrar a España en Pekín. La gastronomía está politizada: o eres de unos o de otros, y si no, que se lo digan al pobre Arguiñano de quien corren historias atroces sobre su relación con De Juana Chaos. La religión no puede estar más politizada. Los católicos del país, pastoreados por su sanedrín, no creen en Dios sino en la obstetricia. ¿Y los medios de persuasión, las teles, las radios, los periódicos? ¿No están politizados? Hasta el punto de que la mayoría han sido sencillamente comprados por los poderes públicos. ¿Y la vestimenta? Esta semana, un grupo de fascistas de derechas le clavaba un punzón a un fascista de izquierdas. Lo divisaron por su manera de vestir. ¡No hablemos de la enseñanza! Quizás no haya sector más politizado en España. A los niños sólo se les explica lo que es bueno para las autoridades de la aldea.

Y así sucesivamente. Yo no creo que quede ni un rinconcito de nuestras vidas en donde escapemos a la casta sacerdotal. Gregarios, caudillistas y patriotas de nuestro dueño, así somos. No se libra ni el sexo. ¡Tener que ponerle un ministerio a esa función! ¡Nombrar una ministra de las partes! Y encima lo llaman "de la igualdad". Que no de la libertad, o de la fraternidad, evidentemente.

Artículo publicado en: El Periódico, 13 de septiembre de 2008.

[Publicado el 18/9/2008 a las 07:00]

Compartir:

Comentarios (19)

  • ¿Y usted, acaso no está politizado?.

    Comentado por: Gabriela el 08/10/2008 a las 10:00

  • Frente al contubernio anti-taurino-pro nacionalista, frente al tal:


    La penúltima fue. De blanco y oro.
    El aire rosa y oro, azul el cielo.
    Qué andar el suyo o navegar sonoro,
    la estela del capote por el suelo.

    La penúltima fue. No lo sabía
    nadie. ¿El acaso? Oh nave de tristeza.
    Su elegancia de mástil que no arría
    irradiaba coronas de nobleza.

    El mar, el mar sí lo sabía, extraño,
    amargo en sales, muerto de espejismo;
    tan cerca, allí a los pies, tan aledaño,
    se cuarteaba en sierpes de guarismo.

    La tarde fue triunfal. La luz temblaba,
    la bellísima luz santanderina.
    La dársena redonda redundaba
    de excelsitud, de abismo y de doctrina.

    Y por la frente de Manuel un pliegue,
    una arruga de sien a sien se ahonda.
    Guadalquivir al mar, ¡que nunca llegue
    la onda medida a la infinita onda!

    La penúltima fue. Sobre la última,
    sobre el naufragio en la alta mar o alberca,
    flota incòlume, entera, la penúltima.
    la vencedora en la memoria terca.

    No. La vida y su símbolo el toreo
    no son cadena, no, de ultimidades,
    Eslabòn a eslabòn forja el trofeo
    del "pudo ser" sus férreas voluntades.

    Toda la vida es casi y es apenas.
    Todo el bosque -tan claro- suelto olivo.
    Y miramos atrás por las arenas
    del ruedo eterno el tiempo redivivo.

    "Déjalo estar", repite el Sumo Diestro
    a su peòn de brega y de guadaña.
    La penúltima luz nimba al maestro.
    Siempre es la hora penúltima en España.

    Señor, Señor, aplícanos la venda.
    Ciéganos de esperanza peregrina.
    Que la faena se cumpla y no se entienda
    de tan plena y redonda y cristalina.

    La penúltima es. Siempre presente.
    Un bosque de penúltimas nos tapa
    el horizonte libre, el disolvente.
    Verònica de olvido abre su capa.

    Comentado por: vic el 22/9/2008 a las 09:15

  • BABELIA: Canciones que todavía no existen
    Santiago Auserón 20/09/2008

    Con la última década del pasado siglo, la sociedad española iniciaba un giro de signo muy distinto a los cambios que durante la transición permitieron llenar el aire de nuevas canciones. Las marcas comerciales se adueñaban del deseo de ser o parecer rockero, mientras el poder orientaba con deliberación sus consignas hacia la pasión por el deporte. Toda una generación de deportistas españoles sube hoy a lo más alto del podio, el deporte se ha convertido en gran empresa pública. Las canciones entretanto han perdido todo afán de originalidad, forzadas por el cálculo de audiencia en los medios. Los jóvenes hacen cola para probar el estrellato, listos para soportar cualquier humillación, siempre y cuando sea ante las cámaras, con la bendición de sus padres. Los concursos televisivos de canto proliferan, mientras el repertorio se limita a la repetición estéril. La pasión por el deporte -el amor popular a sus ídolos quemados en pocos años- y la banalización comercial de las canciones parecen responder a un mismo patrón ético que no resulta ser ni musical ni deportivo. En la Grecia antigua la música compartía con la educación física la responsabilidad de formar buenos ciudadanos. ¿En manos de qué oscuro sentido del bien común han cedido una y otra sus valores?
    Los adolescentes intentan escribir nuevas canciones, pero la sociedad mediática les da la espalda, atenta sólo al estribillo conocido. El público educado por el rock envejece llenando festivales de jazz. La música de improvisación se ha hecho merecedora de reconocimiento por aunar la tradición afroamericana con el flamenco, pero necesita nuevas canciones para no repetir siempre la misma copla. Una buena canción no nace del talento solitario, sino de una trama de implícitos renovados por el ingenio popular, cuando se opone al chiste recurrente. La canción pone en juego una modalidad de inteligencia que pocas veces se desarrolla en las aulas, nunca entre los que especulan con el suelo o la audiencia pública. Estamos ante un serio problema educativo. La excusa para frenar la cultura heredada de los sesenta es la supuesta tendencia de los jóvenes a confundir música y vicio. Suposición errónea, si atendemos a la generalización de la corrupción en otras capas de la sociedad. La cultura del rendimiento forzoso se parece mucho al uso de estímulos artificiales. Lo que se teme de los jóvenes no es tanto la formación de malos hábitos, más propios de los adultos, sino la capacidad de concebir algún valor que no se reduzca a mercancía. La educación musical no solamente influye en el sentido de las proporciones, como decían los antiguos griegos, sino que nos convierte en testigos y artífices de vínculos que ningún programa político recoge. Sin buenas canciones los especuladores triunfan, pero los deportistas no saben qué entonar en sus celebraciones. Los humoristas se ponen pesados, las artes y las letras se quedan sin un aliado imprescindible. Los políticos imponen su visión restringida de lenguas y naciones, la sociedad entera sufre una carencia de aire fresco, de ganas de inventarse.

    ¿Se imaginan un país en el que se pusiera de moda renunciar a toda forma de beneficio poco honesto, donde el machismo no se cobrase una sola víctima, donde las diversas comunidades y lenguas se exigiesen unas a otras lo mejor de sí mismas, en vez de replegarse sobre un sacrosanto simulacro de identidad? Ese país sólo existe en las canciones. En las canciones que todavía no existen. Pero es el único que reconozco como propio.

    Comentado por: No sólo hay estetas nihilistas en este país, mein Herr el 21/9/2008 a las 21:09

  • "¿Y la vestimenta? Esta semana, un grupo de fascistas de derechas le clavaba un punzón a un fascista de izquierdas. Lo divisaron por su manera de vestir." Bonito epitafio. A ver qué dice la familia. Todo un derroche de sensibilidad... pero es que hay que llenar medio folio como sea. Tal vez la semana que viene toque ciscarse en los demagogos y en los articulistas palabreros y se quedará tan tranquilo.
    Y para politización, la de los "intelectuales" de este país: todos en la plantilla de algún rotativo militante y/o gran pulpo editorial, todos reciclando a la española las jeremiadas de los intelectuales de plantilla extranjeros, ¡todos unánimemente disconformes y falsamente críticos; indistinguibles, nefandos y bochornosos, pero perfectamente alineados!

    Comentado por: meine damen und herren el 21/9/2008 a las 20:52

  • hola,

    vengo a informaros de la publicación de tres libros, de los cuales soy el autor: "Idea trágica de la democracia" y otros dos más, uno también de filosofía (artículos) y otro sobre roncarol.

    esta es la referencia de la editorial electrónica en la que me los he publicado:

    www.jbrotons/bubok.com

    muchas gracias.

    Comentado por: ximo brotons el 21/9/2008 a las 13:25

  • La família. L’àvia Marieta quedà vídua molt jove. El seu marit –el meu avi– fou enterrat al cementiri de Llofriu. Aquest cementiri era llavors –com en molts pobles de pagès– al costat de l’església, a la porta de l’església. A causa d’aquesta proximitat –i sens dubte per moltes altres raons– l’àvia Marieta prometé no anar mai més a missa a Llofriu i ha complert la prometença. Fa anys i panys que no ha vist el cementiri de Llofriu. L’àvia Marieta adorava el seu marit.

    Tot això s’ha de posar en relació, potser, amb la por que fan, en el país, els morts i els cementiris. El pànic que produeixen és literalment indescriptible. Hi ha persones que viuen amb l’obsessió de familiars o d’amics perduts i que no entrarien, per res del món, en el cementiri en què són enterrats. Si hi van –i encara!– el Dia de Difunts és perquè hi acudeix tanta de gent. El brogit exterior converteix la seva anada en un passeig. En els cementiris –en dies ordinaris– no hi sol haver ningú, i en els de pagès, especialment, no hi entra ànima vivent. De vegades, per curiositat, he tractat d’entrar en un cementiri rural i no he trobat la clau enlloc –com si s’hagués fet fonedissa.

    Un determinat gust neotàfic ha popularitzat les tíbies encreuades i els caps de mort. Això ha fet perdre prestigi als cementiris i ha afeblit la memòria dels difunts. Imaginar una persona que s’ha estimat en forma de calavera ha d’ésser horrible –humanament inaguantable, superior a les forces físiques. Només es poden recordar persones que la memòria ressuscita.

    Fratelli a un tempo stesso amore è morte –diu Leopardi– ingeneró la sorte… Sí, això passa molt sovint. Les persones desapareixen en el moment que ens són més necessàries. Però per als vivents l’agermanament fatal de l’amor i la mort és humanament inconcebible.

    .


    La meva mare no té pas una disposició cega a creure en miracles, i, com que és una persona tan poc convencional, no s’està pas de dir-ho. Per contra, la tia Lluïsa està sempre al corrent de les revistetes miraculistes i sempre disposa de dues o tres impressionants guaricions per a explicar i tota mena de prodigis produïts per la misteriosa intervenció sobrenatural. Quan tracta d’encolomar a la meva mare aquestes adorables fantasies, ha de parar ràpidament i en sec.

    –Mira, Lluïsa –li diu–, no em vinguis amb orgues! Tinc molta feina…

    Avui, en el moment d’explicar la intervenció celestial en el salvament econòmic d’una persona que ha fet fallida –notícia de revisteta– la meva mare li ha dit:

    –Fes el favor…! Tot té un límit!

    La senyora Maria –tothom coneix la meva mare amb aquest nom– és una catòlica fervent: no deixa mai de complir ni d’anar a missa faci el temps que faci. Ha d’estar molt malalta per a deixar d’anar a l’església. A l’hivern, quan plou, fa fred o neva o simplement, si la tramuntana és massa forta, la tia Lluïsa troba que podria ésser dolent per a ella d’arriscar l’aventura de sortir de casa. Així, es queda al costat del braser o al llit. Té grans condicions de malalta imaginària i sempre es queixa. Trobar una excusa per a no complir li és facilíssim.

    .

    L’època de l’any que a Palafrugell circula, a la nit, menys gent pels carrers és ara, en aquests temps d’inicis de tardor. Quan hom sent que uns joves fan serenata, en la foscor d’un carrer, sota una o altra finestra, podeu estar segurs que som a la primavera. En cap altre temps de l’any no sentireu cantar sota d’aquestes obertures –per més fascinadora i urgent que sigui la bellesa tancada a dins. Quan, a una hora qualsevol de la nit, passeu per tres o quatre carrers i no trobeu ànima vivent, és que som a la tardor –indefectiblement. La vida de la gent segueix la minva i la progressió de la llum. És a la tardor que es fa la vida d’hivern. Quan floreixen els ametllers –en ple fred– l’aspecte és ja de primavera.

    (Josep Pla, Quadern gris)

    Comentado por: copia/pega el 21/9/2008 a las 12:16

  • Si os apetece también podéis investigar los resultados publicados 19/9/2008 por Leonard Orban (comisario de multilingüismo de la Comisión Europea)donde elogia el modelo lingüístico Catalán.

    Comentado por: Carmen el 20/9/2008 a las 11:52

  • De porqué De Azúa debe escribir de tanto en tanto y no acribillarnos con artículos diarios como se solía:

    don Félix es bien educado, lo estuvo, y por consiguiente no trata de abrumar/aburrir al personal lector con artículo diario; en esto la economía, los dineros son secundarios, pues la 'moderna' actitud de don Félix para con nosotros está bien clara y se observa en su habitud escritora, que remoza artículos en otro soporte y aporta sólo características imágenes relacionadas; como sabe que, además de pasarnos por su blog y aledaños, tenemos otras tantas cosas que hacer más enjundiosas, y como se tiene por bien leído y reflexionado, seguramente, deja ese margen en el que regustarnos del escrito y alcararnos posibles confusiones ante una desprevenida y apresurada lectura primera que sólo una segunda o tercera o cuarta podrían resolver adecuadamente; tarea esta más que imposible por la impuesta cotidinedad pasada; sólo, a estas alturas, me queda recomendarle por el bien de entrambos, nosotros y don Félix, a éste o a los barandas que siga siendo desta manera

    saludos

    Comentado por: vic el 19/9/2008 a las 18:21

  • También sería conveniente, continuando con los comentarios del señor del piso de arriba, que tiene más razón que un santo, que investigasen las estrategias corruptas del PSOE en toda España, desde el padre del Presidente del gobierno, que es un macarra, con pruebas fehacientes al respecto, hasta a sus dos hijos: uno, abogado, retrasado mental, y el otro una burbuja de aire. Muchas gracias.

    Comentado por: Mujizalainez@hotmail.com el 19/9/2008 a las 13:40

  • Por favor, si es cierto que vivimos en un país democrático, que alguien investigue, ya, la corrupción en los ayuntamientos de León, San Andrés del Rabanedo, y al palurdo de Miguel Martínez, nombrado Director de Paradores de España, que estafó, robó dinero a espuertas, y todos tan campantes. De paso que se investigue al ayuntamiento de Barcelona.

    Comentado por: Merdeigualite@hotmail.com el 19/9/2008 a las 11:13

  • Por favor, que alguien investigue, si puede, la corrupción en los siguientes ayuntamientos: ayuntamiento de León, ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo, donde el anterior alcalde, que era un vendedor de colonias, macarra como pocos, ha sido nombrado Director de Paradores de Espa,la corrupción de los ayuntamientos y diputaciones y demás familia en todos los ayuntamientos de España. Gracias.

    Comentado por: Merdeigualite@hotmail.com el 19/9/2008 a las 11:06

  • La Ministra de las partes, además de fea como un trasgo, analfabeta y sin experiencia alguna, sobra, como sobra el Ministerio, que no sirve para nada, en absoluto, y toda la demagogia, parafernalia y estupideces múltiples de un país del que se ríen hasta en Mongolia.

    Comentado por: Mecahisdiez@hotmail.com el 19/9/2008 a las 11:04

  • Raro, raro, raro,...

    Comentado por: papuchi el 19/9/2008 a las 10:48

  • Singularidades de un país raro. Pero también Rarezas de un País singular. ¡Singularísimo! Tan singular, como aquel publicitado insistentemente en los años sesenta, para mostración de aquello llamado con énfasis y pompa ‘El milagro español’. Pero ¿a qué milagro se referían los tecnócratas, ávidos de normalización democrática? También ahora, hasta la crisis solemne de Wall Street, se hablaba de otro milagro parecido; ensalzado por los socialistas con la misma intensidad que hicieron los ‘lópeces’ en los perdidos sesenta. Habíamos salido, entonces y ahora lo repetimos, de la pobreza de una larga, larguísima posguerra y estábamos llegando a la nada marxiana.
    Luego esa nada se colmató de esa política que todo lo ocupa y que todo lo quiere ocupar a cualquier precio. En un extraño principio de Arquímedes de la sociopolítica, desplazando todo el volumen de aquello ocupado antes por lo social o lo ciudadano, por lo cultural o por lo vecinal. Ahora no va quedando nada de esos fluidos precedentes, que han sido desplazados por la mole de la embarcación metálica, cuya finalidad no es avanzar hacia el Trópico, sino embarrancarnos en cualquier arrecife, para propiciar la trifulca barata de la marinería, que se despelleja a propósito del rumbo impreso a la navegación por el timonel de turno. ¡Ah los grandes timoneles! Que propensos son al entusiasmo bobo de la tripulación por unas galletas otorgadas.

    Comentado por: El Pozo y el Numa el 19/9/2008 a las 09:25

  • Jooo, ya no sé que pensar, me voy a retratarme al vater como se dice en mi pueblo. Y es que hasta ahora no me habia fijao en toitita la m..... que nos rodea. Asine que voy a soltar la mia de una vez.

    Comentado por: La del barrio el 18/9/2008 a las 22:22

  • Ya sabemos que estás loco por ella, aunque podía ser tu nieta, pero podías disimularlo mejor, papá.

    Comentado por: Betina el 18/9/2008 a las 20:17

  • Por cierto, los de su generación y la que viene detrás, que espeluzna, son los verdaderos culpables de que los demás tengamos que aguantarlos, directa o indirectamente.

    Comentado por: Vicino el 18/9/2008 a las 12:53

  • Lo que no sabe usted, como muchos otros, porque no los conoce in situ, es hata qué punto la macarrada política ha llegado a ocupar todos los espacios, incluidos los de Internet, donde también nos autocensuramos. Al menos yo.

    Comentado por: Vicino el 18/9/2008 a las 12:47

  • La peculiaridad más significativa que distingue a una sociedad totalitaria de una libre es la hegemonía absoluta de la política sobre la totalidad de la vida. Cuando la política no restringe su acción dejando fuera MUCHAS COSAS la lógica del poder se impone en las parcelas de la vida que, para conservar el aliento y la animación de la libertad, han de responder a una lógica bien distinta.
    Si bien la política genuinamente se dirige al primado de la libertad, al superarse a sí misma y rebasar toda contención se transforma en su opuesto: la imposición de la tiranía de lo político, lo que es lo mismo que decir, en su culminación, la imposición del estado como poder único y absoluto que, por propia naturaleza, concibe lo individual como insignificante y lo aplasta. Un caso práctico hoy de actualidad en los institutos: Educación para la Ciudadanía.

    Comentado por: Borgia el 18/9/2008 a las 12:08

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Félix de Azúa nació en Barcelona en 1944. Doctor en Filosofía y catedrático de Estética, es colaborador habitual del diario El País. Ha publicado los libros de poemas Cepo para nutria, El velo en el rostro de Agamenón, Edgar en Stephane, Lengua de cal y Farra. Su poesía está reunida, hasta 2007, en Última sangre. Ha publicado las novelas Las lecciones de Jena, Las lecciones suspendidas, Ultima lección, Mansura, Historia de un idiota contada por él mismo, Diario de un hombre humillado (Premio Herralde), Cambio de bandera, Demasiadas preguntas y Momentos decisivos. Su obra ensayística es amplia: La paradoja del primitivo, El aprendizaje de la decepción, Venecia, Baudelaire y el artista de la vida moderna, Diccionario de las artes, Salidas de tono, Lecturas compulsivas, La invención de Caín, Cortocircuitos: imágenes mudas, Esplendor y nada y La pasión domesticada. Los libros recientes son Ovejas negras, Abierto a todas horasAutobiografía sin vida (Mondadori, 2010) y Autobiografía de papel (Mondadori, 2013)Una edición ampliada y corregida de La invención de Caín ha sido publicada por la editorial Debate en 2015; Génesis (Literatura Random House, 2015). Nuevas lecturas compulsivas (Círculo de Tiza, 2017) es su último libro.  Escritor experto en todos los géneros, su obra se caracteriza por un notable sentido del humor y una profunda capacidad de análisis. 

En junio de 2015, fue elegido miembro de la Real Academia Española para ocupar el sillón "H".

 

Bibliografía

 

 




 

Ensayo

Nuevas lecturas compulsivas (2017). Círculo de Tiza, España. 

La invención de Caín (2015). Mondadori, Barcelona. 

Contra Jeremías (2013). Mondadori, Barcelona.

Contre Guernica, Prefacio para Antonio Saura (2008). Archives Antonio Saura, Genève.

 La pasión domesticada (2007). Abada, Madrid.

Ovejas negras (2007), Bruguera, Barcelona.

Cortocircuitos. Imágenes mudas (2004). Abada, Madrid.

La invención de Caín (1999). Alfaguara, Madrid.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (reedición) (1999). Anagrama, Barcelona.

Lecturas compulsivas. Una invitación (1998) Anagrama, Barcelona.

Salidas de tono (1996). Anagrama, Barcelona.

Diccionario de las artes (1995). Planeta, Barcelona.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (1992). Pamiela, Pamplona.

Venecia (1990). Planeta, Barcelona.

El aprendizaje de la decepción (1989). Pamiela, Pamplona.

La paradoja del primitivo (1983). Seix Barral, Barcelona.

Conocer a Baudelaire y su obra (1978). Dopesa, Barcelona.

 

Novelas y prosa literaria

Génesis (2015). Literatura Random House, Madrid. 

Autobiografía de papel (2013). Mondadori, Barcelona. 

Autobiografía sin vida (2010). Mondadori, Barcelona.

Abierto a todas horas (2007). Alfaguara, Madrid.

Esplendor y Nada (2006). Lector, Barcelona.

Momentos decisivos (2000). Anagrama, Barcelona.

Demasiadas preguntas (1994). Anagrama, Barcelona.

Cambio de bandera (1991). Anagrama, Barcelona.

Diario de un hombre humillado (1987). Anagrama, Barcelona.

Historia de un idiota contada por él mismo, o el contenido de la felicidad (1992), Anagrama, Barcelona.

Mansura (1984). Anagrama, Barcelona.

Última lección (1981). Legasa, Madrid.

Las lecciones suspendidas (1978). Alfaguara, Madrid.

Las lecciones de Jena (1972). Barral E., Barcelona.

 

Relatos

"Quien se vio", Tres cuentos didácticos (1975). La Gaya Ciencia, Barcelona.

"La venganza de la verdad" (1978). Hiperion nº1, Madrid.

"Herédame" (6 y 7 agosto 1985). El País, Madrid.

"El trencadizo", con grabados de Canogar (1989) Antojos, Cuenca.

"La pasajera" (18 nov. 1990). El País, Madrid.

"La resignación de la soberbia", Los pecados capitales (1990). Grijalbo, Barcelona.

El largo viaje del mensajero (1991) Antártida, Barcelona.

Cuentos de cabecera ("La pasajera" y "La segunda cicatriz") (1996). Planeta NH.

"El padre de sus hijos" (1998). Barcelona, un día, Alfaguara, Madrid.

"La verdad está arriba" (1998). Turia, Teruel.

 

Poesía

Última Sangre. Poesía 1968-2007 (2007). Bruguera, Barcelona.

Poesía 1968 1988 (1989). Hiperion, Madrid.

Farra (1983). Hiperion, Madrid.

Siete poemas de La Farra, con un grabado de A. Saura (1981). Cuenca.

Poesía 1968 78 (1979). Hiperion, Madrid.

Pasar y siete canciones (1977). La Gaya Ciencia, Barcelona.

Lengua de cal (1972). Visor, Madrid.

Edgar en Stéphanie (1971). Lumen, Barcelona.

El velo en el rostro de Agamenon (1970) El Bardo, Barcelona.

Cepo para nutria (1968). Madrid

Premios

1987 Premio Anagrama de Novela.

2000 Premio a la cultura "Sebetia-Ter" del Centri di Studi di Arte e Cultura di Napoli".

2001 Premio a la tolerancia de la "Asociación por la Tolerancia", Barcelona.

2011 Premio González-Ruano de Periodismo

2014 Premio Internacional de Ensayo José Caballero Bonald

2015 Premio Francisco Cerecedo de la Asociación de Periodistas Europeos 

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2017 | c/ Méndez Núñez, 17 - 28014 Madrid | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres