PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

miércoles, 13 de noviembre de 2019

 Blog de Félix de Azúa

La primera vez es sagrada

Caían a escasa velocidad los últimos años sesenta, aquella década que daría fin al siglo XIX en 1968 y lo digo en serio porque fue durante los años setenta cuando se le dio el hachazo final al romanticismo que se había prolongado mediante las vanguardias del siglo XX. La posvanguardia  arrasó lo que quedaba de modernidad, pero el enemigo mortal de los minimal y de los conceptuales eran Pollock y Rothko, no Siqueiros. En España llevábamos retraso. Aquí la vanguardia apenas contaba y lo dominante era, por el lado del poder un clasicismo de opereta que cantaba a la dulce Galicia, a Montserrat o a los rudos vascones, como ahora,  y por el lado de la oposición el realismo socialista. Cuando en 1968 se publicó mi primer libro, cayó dentro de aquel saco de poetas que un despistadísimo Castellet bautizaría como los "nueve novísimos", mero plagio de la edición italiana del mismo nombre y que no era sino la posmodernidad del tercer mundo. Algunas cosas prohibidas, como el cine de Hollywood (plataforma de la propaganda imperialista yanqui)  o el rock and roll (medio de alienación que financiaba la CIA para debilitar a las masas revolucionarias) entraron en la poesía española gracias a aquellos desaprensivos de los que yo formé parte casi inadvertidamente.

Todo había comenzado pocos años atrás, cuando estudiaba Ciencias Políticas en Madrid con profesores de fuste como Antonio Elorza o José Antonio Maravall. Eran tiempos heroicos en los que, por ejemplo, expulsamos de las aulas a Fraga Iribarne. El grupo de amigos de Políticas, entre quienes figuraban sin saberlo los futuros gobernadores civiles de Felipe González, estaba relacionado con otro de Filosofía en el que (¡cuán asombroso es todo!) nadie haría carrera administrativa, pero sí personal. Los jefes eran Fernando Savater y Antonio Escohotado, gente que ha tenido que trabajar para abrirse camino gracias a su talento. /upload/fotos/blogs_entradas/vicente_molina_foix_med.jpgTras las clases, solíamos reunirnos para comer, cenar o tomar copas en las tascas del barrio de Salamanca que era entonces un lugar cutre, de estudiantes, funcionarios y horterillas. Había gente allí de mucho escribir y beber, como Antonio Martínez Sarrión, aficionados al cine americano como Vicente Molina Foix, y de vez en cuando aparecía y se mezclaba a la concurrencia un argentino delicioso, Marcos Ricardo Barnatán. Lo de "Marcos Ricardo", tan apretadamente bonaerense, nos tenía encantados, pero es que además tanto él como su mujer, chiquita, vivaracha, traían consigo algo que por entonces comenzaba a desencajar la paleolítica literatura nacional, a saber, el poderoso aliento de Borges, de Sabato, de Onetti, de Cortázar, de Girondo, desconocidos escritores en lengua española. Bien es cierto que a Barnatán no sólo le respetábamos por ser la voz de América, sino, sobre todo, por la célebre anécdota de Borges titulada "Muchos años más tarde, consultando un manual especializado", historia que duraba entre media hora o tres cuartos según el público, cumbre del anecdotario universal. A veces, oyéndola por cuarta o quinta vez, creí morir asfixiado de la risa. Eso sí, sólo Barnatán puede contarla, nadie más. Deberíamos grabarla en DVD antes de que sea tarde.

Un día, este Marcos Ricardo nuestro se me aproximó con característica timidez y susurró educadamente que deseaba iniciar una colección de poesía y que si me importaba abrirla con un libro inédito. Todos mis libros eran entonces inéditos, pero le aseguré que buscaría algo que aún no se hubiera editado. Reuní a toda velocidad cuanto había pergeñado hasta entonces, evitando los poemas no sólo muy malos sino incluso los pésimos, y así fue como se editó mi primer libro. En la sinagoga de mi corazón siempre arderá una vela por Marcos Ricardo, de quien hace décadas que no sé nada y a quien saludo desde aquí efusivamente. Hola Marcos, sos un as, besos para tu chica.

Artículo publicado en: "El Cultural", El Mundo, 4 de septiembre de 2008, (este artículo corresponde a una serie sobre el primer libro publicado por algunos escritores españoles).          

[Publicado el 04/9/2008 a las 14:45]

Compartir:

Comentarios (17)

  • He venido por aquí a recordar, es tan nostálgico hablar del 68 aunque por él anduvieran Pollock y el gigante Rothko...tan futuro, y al recordar se me ha hecho presente un libro divetidísimo y me levanto del ordenata a buscarle:"Los escenarios de la memoria" de Castellet, divertidísimo en alguna de sus partes, el resto interesante. Es en alguna escena con trasfondo religioso no recuerdo si con Aranguren o Damaso Alonso.Y aunque el libro tiene índice de nombres, un signo de elegancia y cortesía de autores y editores,ahora no tengo tiempo de comprobarlo, pero quiero que conste que Castellet no es un infeliz y un ignorante, a no ser que sea una broma cariñosa lo que dice castellito en el primer comentario de este post.

    Comentado por: palique & palique el 08/10/2008 a las 16:39

  • A mí tambien me han llegado rumores sobre esa púrpura negra. En concreto que la iba a publicar una editorial de primera fila, pero la vetó la directora de narrativa al verse reflejada en un personaje de la novela, una editora catalana que se acuesta con sus autores a cambio de publicarles los libros. Lo que no se es de qué va exactamente la novela.

    Comentado por: Monday el 08/9/2008 a las 16:47

  • Sí, es una novela que Rouco presentó a un concurso de la Caja de Ahoros de Soria cuando estaba en el seminario. Parece ser que al autor no le hace gracia que por fin salga a la luz; supongo que no le hace gracia el retraso... ¿o será por razones más profundas? No en vano se rumorea que es un misterio policíaco ambientado en El Pardo en torno a unas palabras tatuadas en el brazo incorrupto de una santa. Lo que no adelantan mis fuentes es si se llevó el premio o no. No me extrañaría, que hubiera sufrido la incomprensión habitual en las obras visionarias.

    Comentado por: Mari juana el 08/9/2008 a las 16:36

  • ViaMagna va a publicar dentro de pocos días una novela titulada LA PÚRPURA
    NEGRA sobre la que me han llegado varias leyendas, entre ellas, que está escrita bajo seudónimo por un alto eclesiástico español y que intentaron prohibirla antes de ser escrita. ¿Alguien sabe algo de esto?

    Comentado por: LOREN el 08/9/2008 a las 10:38

  • This article originally appeared on 19 August in the Frankfurter Rundschau 19 Aug.

    Ina Hartwig is the literary editor at the Frankfurter Rundschau.

    Translation: lp

    Comentado por: copia/pega el 07/9/2008 a las 19:15

  • Gracias, copia y pega. Promete ser un epistolario fascinante. Habrá que esperar a la traducción en Inglés - para los que no leemos el alemán - parece que los derechos ya han sido adquiridos.
    Quién tradujo la reseña?

    Comentado por: me el 07/9/2008 a las 18:05

  • Pienso que Benet escribió Madrid influido por la muerte,prematura,de Luis Martín Santos. Como una necesidad de poner en orden ciertos hechos difusos en su memoria.
    También Benet desfila en La gallina ciega.

    " Benet es otra cosa. Se planta tras un biombo. No desconfiado pero si asomándose por posibles rendijas invisibles para observar y darse cuenta de lo que piensan los demás. Muy leído ya a primera vista y evidente sabedor de cosas que uno no sabe. Inteligente sin remedio : no hablamos mas que de literatura ".

    Sin duda,uno de los grandes maestros de la lengua desde Quevedo. Un privilegio el de Azúa haber gozado de su amistad. Nosotros nos conformamos con leerlo con cierta periodicidad.

    Comentado por: maleas el 06/9/2008 a las 13:16

  • Observaciones sobre el lenguaje

    cada vez más me resulta más pobre la interpretación del significado como uso según unas reglas el segundo Wittgenstein, y la tesis de la autonomía de la gramática; porque en definitiva el fondo del significado es referencial y como existe, como decía, escribía Varrón en su libro (casi perdido) sobre la lengua latina, en el lenguaje la 'anomalía' de Crates de Malo pero también la 'analogía' de Aristarco de Samotracia; por qué no pensar que exista una relación, o por decirlo en terminos de W. el 'juego lingüistico de lo extra-lingüístico'; porque negar que el lenguaje forme significaciones, que si bien son intra-lingüísticas por su naturaleza, a partir de relaciones con lo de fuera, y que esto fuese la raíz del significa precismente este juego. Por tanto no se podría explicar completamente el significado sin echar mano de estas relaciones o de este juego aunque la gramática fuera autónoma. En último término la referencia se muestra irreductible, porque la analogía depende de un 'primer analogado', es según un orden, secundum prius et posterius; y la anomalía hace que la imposición de nombres no se atenga a 'reglas' de ningún juego previo, porque ella 'es' el origen del juego

    saludos

    Comentado por: vic el 06/9/2008 a las 11:24

  • D. Pozo: No estoy seguro que si D. Félix escribiese sus memorias fuesen tan agradecidas como estos textos evocativos que desgrana en momentos especiales sin la opresión del quehacer periodístico ni académico. Cuando lo leí el jueves, viendo la vuelta en su terreno, tuve que mirar la fotografía que habían puesto los cutres del Cultural para percatarme que era él. No se me correspondían en principio texto y foto, pensando en los pestiños que suele escribir en el periódico de todos los bares, y lo bien que lo pasé con su lectura. Un saludo.

    Comentado por: Tipo Material el 05/9/2008 a las 18:34

  • Qué bien se leen estos recuerdos, no nos deje con la miel en los labios. Nunca se es demasiado joven para escribir memorias. Mejor hacerlo cuando todavía la tenemos. La suya parece estar intacta. Lo felicito.

    Comentado por: me el 05/9/2008 a las 16:52

  • Azúa aún es joven para escribir sus memorias,genero por lo demás que no se suele dar mucho en España. Mientras las escribe y nosotros podamos leerlas,una escena contada por otro.

    " Comida con Sergio Pitol y otro joven,Azúa. Sergio lo ha ganado todo: más ancho parece mas alto;mas seguro,mas entero;su estancia en el extranjero le ha servido. Se quiere quedar,por ahora,a vivir aquí,traduciendo o a lo que salga.
    ... ( Perorata de Aúb sobre historia de la Literatura )...

    Pitol sonríe.
    -No digo que no.
    -Desde este punto de vista los comunistas son todavía más intransigentes.
    -No los defiendo.
    -Y los anarquistas se quedan sin nada.
    -!Ojalá!.
    Azúa se quedaría bastante sorprendido si,ahora que parece que no le hice caso,me levantara y gritara,señalando la puerta de la trattoria:
    -!Por ahí llega enfurecido el caballo de Kornilov !.
    ( O que amenazara a contarle la verídica historia de la apertura de la tumba de Tamerlán. Pero tiene que quedarse para otra ocasión por que solo me enteré de ella un par de meses mas tarde.)
    A mi,Félix de Azúa me gusta: algo sectario tal vez,pero corresponde a su edad. Y a su mujer da gusto verla."

    Max Aub
    La gallina ciega
    1968

    Comentado por: maleas el 05/9/2008 a las 13:15

  • Pero... ¿cómo puede hacernos esto, Sr. Azúa? ¡Grabe ese DVD o váyase al infierno!

    (Y de paso, como lector suyo, gracias)

    Comentado por: rescoldo el 05/9/2008 a las 12:30

  • Estaría bien que Azúa escribiese unas memorias, a ser posible suyas.

    Comentado por: Dafne Sia el 05/9/2008 a las 00:54

  • Y de vez en cuando, robaría El Mundo.

    Comentado por: el mismo el 04/9/2008 a las 23:07

  • Querido Félix:

    Si no existiera este blog, compraría el periódico de catulña todos los días.

    Saludos desde Madrid.

    Comentado por: uno el 04/9/2008 a las 23:06

  • Sr. Azúa,

    Cuando en breve se jubile, ¿es posible que se ponga a trabajar en unas memorias?

    Comentado por: Mr Darcy el 04/9/2008 a las 19:19

  • Ya era hora. Sí, Castellet es un infeliz (un ignorante), siempre ha estado en la higuera.

    Comentado por: castellito el 04/9/2008 a las 17:25

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Félix de Azúa nació en Barcelona en 1944. Doctor en Filosofía y catedrático de Estética, es colaborador habitual del diario El País. Ha publicado los libros de poemas Cepo para nutria, El velo en el rostro de Agamenón, Edgar en Stephane, Lengua de cal y Farra. Su poesía está reunida, hasta 2007, en Última sangre. Ha publicado las novelas Las lecciones de Jena, Las lecciones suspendidas, Ultima lección, Mansura, Historia de un idiota contada por él mismo, Diario de un hombre humillado (Premio Herralde), Cambio de bandera, Demasiadas preguntas y Momentos decisivos. Su obra ensayística es amplia: La paradoja del primitivo, El aprendizaje de la decepción, Venecia, Baudelaire y el artista de la vida moderna, Diccionario de las artes, Salidas de tono, Lecturas compulsivas, La invención de Caín, Cortocircuitos: imágenes mudas, Esplendor y nada y La pasión domesticada. Los libros recientes son Ovejas negras, Abierto a todas horasAutobiografía sin vida (Mondadori, 2010) y Autobiografía de papel (Mondadori, 2013)Una edición ampliada y corregida de La invención de Caín ha sido publicada por la editorial Debate en 2015; Génesis (Literatura Random House, 2015). Nuevas lecturas compulsivas (Círculo de Tiza, 2017) y Volver la mirada, Ensayos sobre arte (Debate, 2019) son sus últimos libros.  Escritor experto en todos los géneros, su obra se caracteriza por un notable sentido del humor y una profunda capacidad de análisis. 

En junio de 2015, fue elegido miembro de la Real Academia Española para ocupar el sillón "H".

 

Bibliografía

 




 

Ensayo

Volver la mirada (2019). Debate, España.

Nuevas lecturas compulsivas (2017). Círculo de Tiza, España. 

La invención de Caín (2015). Mondadori, Barcelona. 

Contra Jeremías (2013). Mondadori, Barcelona.

Contre Guernica, Prefacio para Antonio Saura (2008). Archives Antonio Saura, Genève.

 La pasión domesticada (2007). Abada, Madrid.

Ovejas negras (2007), Bruguera, Barcelona.

Cortocircuitos. Imágenes mudas (2004). Abada, Madrid.

La invención de Caín (1999). Alfaguara, Madrid.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (reedición) (1999). Anagrama, Barcelona.

Lecturas compulsivas. Una invitación (1998) Anagrama, Barcelona.

Salidas de tono (1996). Anagrama, Barcelona.

Diccionario de las artes (1995). Planeta, Barcelona.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (1992). Pamiela, Pamplona.

Venecia (1990). Planeta, Barcelona.

El aprendizaje de la decepción (1989). Pamiela, Pamplona.

La paradoja del primitivo (1983). Seix Barral, Barcelona.

Conocer a Baudelaire y su obra (1978). Dopesa, Barcelona.

 

Novelas y prosa literaria

Génesis (2015). Literatura Random House, Madrid. 

Autobiografía de papel (2013). Mondadori, Barcelona. 

Autobiografía sin vida (2010). Mondadori, Barcelona.

Abierto a todas horas (2007). Alfaguara, Madrid.

Esplendor y Nada (2006). Lector, Barcelona.

Momentos decisivos (2000). Anagrama, Barcelona.

Demasiadas preguntas (1994). Anagrama, Barcelona.

Cambio de bandera (1991). Anagrama, Barcelona.

Diario de un hombre humillado (1987). Anagrama, Barcelona.

Historia de un idiota contada por él mismo, o el contenido de la felicidad (1992), Anagrama, Barcelona.

Mansura (1984). Anagrama, Barcelona.

Última lección (1981). Legasa, Madrid.

Las lecciones suspendidas (1978). Alfaguara, Madrid.

Las lecciones de Jena (1972). Barral E., Barcelona.

 

Relatos

"Quien se vio", Tres cuentos didácticos (1975). La Gaya Ciencia, Barcelona.

"La venganza de la verdad" (1978). Hiperion nº1, Madrid.

"Herédame" (6 y 7 agosto 1985). El País, Madrid.

"El trencadizo", con grabados de Canogar (1989) Antojos, Cuenca.

"La pasajera" (18 nov. 1990). El País, Madrid.

"La resignación de la soberbia", Los pecados capitales (1990). Grijalbo, Barcelona.

El largo viaje del mensajero (1991) Antártida, Barcelona.

Cuentos de cabecera ("La pasajera" y "La segunda cicatriz") (1996). Planeta NH.

"El padre de sus hijos" (1998). Barcelona, un día, Alfaguara, Madrid.

"La verdad está arriba" (1998). Turia, Teruel.

 

Poesía

Última Sangre. Poesía 1968-2007 (2007). Bruguera, Barcelona.

Poesía 1968 1988 (1989). Hiperion, Madrid.

Farra (1983). Hiperion, Madrid.

Siete poemas de La Farra, con un grabado de A. Saura (1981). Cuenca.

Poesía 1968 78 (1979). Hiperion, Madrid.

Pasar y siete canciones (1977). La Gaya Ciencia, Barcelona.

Lengua de cal (1972). Visor, Madrid.

Edgar en Stéphanie (1971). Lumen, Barcelona.

El velo en el rostro de Agamenon (1970) El Bardo, Barcelona.

Cepo para nutria (1968). Madrid

Premios

1987 Premio Anagrama de Novela.

2000 Premio a la cultura "Sebetia-Ter" del Centri di Studi di Arte e Cultura di Napoli".

2001 Premio a la tolerancia de la "Asociación por la Tolerancia", Barcelona.

2011 Premio González-Ruano de Periodismo

2014 Premio Internacional de Ensayo José Caballero Bonald

2015 Premio Francisco Cerecedo de la Asociación de Periodistas Europeos 

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2019 | c/ Méndez Núñez, 17 - 28014 Madrid | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres