PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

martes, 27 de octubre de 2020

 Félix de Azúa

A oscuras y en celada permanente

Me parece estupendo que, tras el apagón barcelonés de cada verano, los medios de formación de masas locales se lancen en busca de un culpable. La categoría del culpable varía según los intereses del medio y es instructivo comparar a quién señalan unos y otros. El resultado es una radiografía del poder real en Catalunya y su jovial ¡viva mi dueño! La pregunta fantasma es: ¿quién manda aquí? Y la respuesta: nadie a la vista. El poder real vive a oscuras todo el año. Jamás lo veremos. Más vale: nos llevaríamos un susto.

Antes era más fácil. El patriota Juan March exprimió a la región catalano-balear hasta dejarla exangüe. Su trompa de pulgón era una eléctrica. En cada cuadrante de la Península, Franco había impuesto un cacique armado de una eléctrica a modo de trabuco. A los gallegos, Fenosa. A los del centro, la familia Oriol. Todo en buenas manos. ¿Creen ustedes que ha cambiado algo? No se hagan ilusiones: Franco sigue vivo. Está escondido en las eléctricas, en las telefónicas, en Renfe, en Iberia, en el gang de banqueros, allí en donde siempre estuvo. Con leves matices sigue actuando con la impunidad, el despotismo y la chulería que le caracterizan, ante una sociedad abandonada por sus representantes.

El otro día cambiamos el contador de mi finca. Los vecinos nos preocupamos de mejorar unas instalaciones rotundamente viejas, como la casi totalidad de la red barcelonesa. Los de Fecsa-Endesa nos presentaron un presupuesto indescriptible. Amenazados con una auditoria, lo rebajaron- ¡a la décima parte! Eso sí, lo instalaron cuando les dio la gana. Por fortuna, uno de los vecinos había sido ingeniero en una eléctrica y antes de proceder al contacto general estudió la instalación. Se quedó lívido. La compañía nos había enganchado a 380 voltios. En una finca de 220. Si llegamos a conectar, salta la casa entera. Ordenadores quemados. Teléfonos fritos. Neveras congeladas. Televisores socarrados. Y así sucesivamente.

Franco vive entre nosotros disfrazado de enchufe eléctrico. Y sigue nombrando los gobiernos de cada centro caciquil.

Artículo publicado en: El Periódico, 28 de julio de 2007.

[Publicado el 30/7/2007 a las 07:22]

Compartir:

Comentarios (221)

  • ps k nacos ni dise nada bueno

    Comentado por: dayan el 26/2/2009 a las 01:11

  • Nadie nadie...
    Todo el mundo descansando...
    Nadie, nadie.

    Comentado por: Nemo el 25/8/2007 a las 17:46

  • ... y con lluvia...

    Comentado por: (...) el 20/8/2007 a las 09:03

  • "Luz de agosto."

    Comentado por: W.F. el 10/8/2007 a las 21:15


  • Comentado por: (...) el 10/8/2007 a las 21:14

  • ¿Será agosto el mes más cruel pero también el más descansado, al menos para algunos? Es un placer saber que estáis descansando.
    Saludos

    Comentado por: (...) el 10/8/2007 a las 11:51

  • @ Knudsen

    El azar me ha servido en bandeja que pueda colgar un poema, en agradecimiento a los suyos.
    Anoche empecé a leer el Diario de Etty Hillesum, en el que se citan los dos últimos versos de este poema de Rilke, que copio completo.

    EL RAPTO
    (Nuevos poemas II, 1908)

    A menudo, de niña, de sus sirvientas
    había escapado, hacia la noche y el viento
    (porque desde dentro son tan diferentes)
    afuera, para verlos en sus inicios;

    pero ninguna noche de tormenta había sin duda
    despedazado del tal modo el colosal parque,
    tal como ahora se desgarraba su conciencia,

    cuando él la tomó de la escalera de seda
    y la arrastró, lejos, lejos...

    hasta que el coche lo fué todo.

    Y ella lo olió, el coche negro,
    en el que permanecían contenidos
    la caza y el peligro.
    Y lo encontró cubierto de frío;
    y lo negro y lo frío estaban también en ella.
    Se deslizó al cuello de su abrigo
    y se tocó el cabello, como si se quedara allí,
    y oyó extrañada a un extraño decir:
    yoestoycontigo.

    Comentado por: ortega el 06/8/2007 a las 09:10

  • La Vida Secreta de Walter Mitty

    Por James Thurber

    Estamos pasando!” La voz del comandante se oía como cuando se quiebra una capa delgada de hielo. Llevaba el uniforme de gala, con la gorra blanca cubierta de bordados de oro, inclinada con cierta malicia sobre uno de sus fríos ojos grises. “No lo lograremos, señor. Según mi opinión está por desencadenarse un huracán”. “No le estoy pidiendo su opinión, teniente Berg -dijo el comandante-. ¡Ponga en marcha el generador de luz a 8500 revoluciones! ¡Vamos a pasar!” El golpeteo de los cilindros aumentó: tá-poquetá-poquetápoquetá-poquetá-poquetá. El comandante observó la formación del hielo sobre la ventanilla del piloto. Dio unos pasos y manipuló una hilera de complicados cuadrantes. “¡Conéctese el motor auxiliar número 8!”, gritó. “¡Conéctese el motor auxiliar número 8!”, repitió el teniente Berg. “¡Dotación completa en la torrecilla número 3’, gritó el comandante. “¡Dotación completa en la torrecilla número 3!” Los tripulantes atareados en el desempeño de sus respectivos trabajos, dentro del gigantesco hidroplano de ocho motores de la Armada, con sonrisa aprobatoria se decían entre sí: “¡El viejo nos hará pasar! ¡Ese viejo no le tiene miedo ni al diablo ... !”
    -“¡No tan aprisa! ¡Estás manejando demasiado aprisa! -dijo la señora Mitty-. ¿Por qué vamos tan aprisa?”
    “¿Qué?”, dijo Walter Mitty. Con un extraño asombro miró a su mujer que estaba sentada al lado de él. Le hizo el efecto de ser una mujer desconocida que le hubiera gritado en medio de una multitud. “Íbamos a cien kilómetros –dijo-. ­Sabes bien que no me gusta correr a más de sesenta. Sí, ¡llegaste a cien!” Walter Mitty siguió conduciendo el coche hacia Waterbury, en silencio, alejándose el rugido del SN202 a través de la peor tormenta que había experimentado durante sus veinte años de vuelos al servicio de la Armada en las íntimas y remotas rutas aéreas de su imaginación. “Te encuentras de nuevo sufriendo una tensión -dijo la señora Mitty- Es uno de tus días. Quisiera que el doctor Renshaw te hiciera un examen.”
    Walter Mitty detuvo el coche frente al edificio adonde su esposa iba para que le arreglaran el peinado. “No te olvides de comprar los zapatos de goma, mientras me peinan”, dijo ella. “No necesito zapatos de goma”, dijo Mitty. Ella colocó el espejito de nuevo en su bolsa de mano. “Ya hemos discutido eso -dijo apeándose del coche-. Ya no eres joven.” Él aceleró el motor unos instantes. -¿Por qué no llevás puestos los guantes? ¿Acaso los perdiste?” Walter Mitty se llevó la mano a un bolsillo y sacó de él los guantes. Se Ios puso, pero tan pronto como ella volvió la espalda y entró al edificio, y después de llegar a una luz roja, se los quitó. “¡Dése prisa!” le gritó un policía cuando cambió la luz, y entonces Mitty se puso de nuevo los guantes y reanudó la marcha. Anduvo recorriendo calles sin rumbo fijo, y luego se encaminó hacia el parque, cruzando de paso frente al hospital.
    -... es el banquero millonario, WeIlington McMillan, dijo la linda enfermera. “¿Sí?”, preguntó Mitty, mientras se quitaba lentamente los guantes. “¿A cargo de quién está el caso?” “Del doctor Renshaw y del doctor Bendow, pero hay también dos especialistas aquí, el doctor Remington de Nueva York, y el doctor Pritchard-Mitford de Londres, que hizo el viaje en avión.” Se abrió una puerta que daba acceso a un corredor largo y frío, en el que apareció el doctor Renshaw. Parecía aturdido y trasnochado. “¡Hola, Mitty! -le dijo-. Estamos pasando las de Caín con McMillan, el banquero millonario que es un íntimo amigo de Roosevelt. Obstreosis del área conductiva. Una operación terciaria. Ojalá que usted quisiera verlo”. “Con mucho gusto”, dijo Mitty. En la sala de operaciones se hicieron las presentaciones en voz baja: “El doctor Remington, el doctor Mitty. El doctor Pritchard-Mitford, el doctor Walter Mitty”. “He leído su libro sobre estreptotricosis -dijo Pitchard-Mitford, estrechándole la mano- Un trabajo magnífico”. “Gracias”, dijo Walter Mitty. No sabía que estuviere usted aquí, Mitty -murmuró Remington-, llevar bonetes a Roma; eso fue lo que hicieron al traernos a Mitford y a mí para esta operación terciaria”. “Es usted muy bondadoso”, dijo Mitty. En aquel momento, una máquina enorme y complicada conectada con la mesa de operaciones, con muchos tubos y alambres, comenzó a hacer un ruido: poquetá-poquetá-poquetá. “¡El nuevo anestesiador está fallando! -exclamó un interno del hospital-. ¡No hay aquí quién sepa componer este aparato!” “¡Calma, hombre!”, dijo Mitty, en voz baja y serena, y en un momento se colocó frente a la máquina, que seguía haciendo en forma irregular poquetá-poquetá-cuip. Comenzó a mover con suavidad una serie de llaves brillantes. “¡Dénme una estilográfica!”, dijo secamente. Alguien le entregó una pluma estilográfica. Sacó entonces un émbolo defectuoso, y en su lugar insertó la pluma. “Esto resistirá unos diez minutos -dijo-. Prosigan la operación.” Una enfermera se acercó y dijo algo al oído de Renshaw, y Mitty pudo ver que el hombre palidecía. “Ha aparecido la coreapsis -dijo Renshaw, muy nervioso-. ¿Quisiera usted intervenir, Mitty?” Mitty se les quedó mirando a él y al atemorizado Bendow, y fijó luego la vista en los rostros austeros y llenos de incertidumbre de los dos grandes especialistas. “Si ustedes lo desean”, dijo. Le pusieron una túnica blanca y él mismo se ajustó una máscara y se puso los guantes de cirugía que le presentaban las enfermeras.
    -¡Atrás, Mac, atrás! -dijo el encargado del parque- ¡Cuidado con ese Buick! Walter Mitty aplicó los frenos. “No, por ahí”, continuó el encargado. Mitty murmuró algo ininteligible. “Déjelo donde está. Yo lo colocaré debidamente”, dijo el parqueador. Mitty se apeó del coche. “¡Pero déjeme la llave!”. “Sí, sí”, dijo Mitty y entregó la llave del motor. El parqueador saltó al coche, lo hizo retroceder con insolente habilidad y lo colocó luego en el lugar debido.
    Son gente demasiado orgullosa, pensó Walter Mitty mientras caminaba por la calle Main; creen que lo saben todo. Una vez, a la salida de New Milford, había tratado de quitar las cadenas antideslizantes de las ruedas y las enredó en los ejes. Hubo necesidad de llamar a una grúa para que el mecánico desenredara las cadenas. Desde entonces, cuando se trataba de quitar las cadenas la señora Mitty le obligaba a llevar el coche a un taller para que efectuaran esa sencillísima operación. La próxima vez, pensó Mitty, me pondré un brazo en cabestrillo y entonces no se reirán de mí, pues verán así que me era imposible quitar yo mismo las cadenas. Pisó con disgusto la nieve fangosa en la acera. “Zapatos de goma”, se dijo, y se puso a buscar una zapatería.
    Cuando salió de nuevo a la calle ya con los zapatos de goma dentro de una caja que llevaba debajo del brazo, Walter Mitty comenzó a preguntarse qué otra cosa le había encargado su mujer. Le había dicho algo dos veces, antes de que salieran de su casa rumbo a Waterbury. En cierto modo, odiaba esas visitas semanales a la ciudad; siempre le salía algo mal. ¿Kleenex, pasta dentífrica, hojas de afeitar?, pensó. No. ¿Cepillo de dientes, bicarbonato, carborundo iniciativa o plebiscito? Se dio por vencido. Pero ella seguramente se acordaría. “¿Dónde está la cosa esa que te encargué? —le preguntaría—. No me digas que te olvidaste de la cosa esa?” En aquel momento pasó un muchacho voceando algo acerca del juicio de Waterbury.
    -... tal vez ésta le refrescará la memoria. El fiscal, súbitamente presentó una pesada pistola automática al ocupante del banquillo de los testigos. “¿Ha visto usted esto antes, alguna vez?” Walter Mitty tomó la pistola y la examinó con aire de conocedor. “Esta es mi Webley-Vickers 50.80”, dijo con calma. Un murmullo que denotaba agitación general se dejó oír en la sala de la audiencia. El juez impuso el silencio dando golpes con el mazo. “Es usted un magnífico tirador con toda clase de armas de fuego, ¿verdad?”, dijo el fiscal con tono insinuante. “¡Objeto la pregunta!, gritó el defensor de Mitty- Hemos probado que el acusado no pudo haber hecho el disparo. Hemos probado que la noche del 14 de julio llevaba el brazo derecho en cabestrillo.” Walter Mitty levantó la mano como para imponer silencio y los abogados de una y otra parte se quedaron perplejos. “Con cualquier marca de pistola pude haber matado a Gregory Fitzhurst a cien metros de distancia, usando mi mano izquierda.” Se desencadenó un pandemónium en la sala del tribunal. El alarido de una mujer se impuso sobre todas las voces y, de pronto, una mujer joven y bonita se arrojó en los brazos de Walter Mitty. El fiscal la golpeó de una manera brutal. Sin levantarse siquiera de su asiento, Mitty descargó un puñetazo en la extremidad de la barba del hombre. “¡Miserable perro!”
    -Bizcocho para cachorro, dijo Walter Mitty. Detuvo el paso, y los edificios de Waterbury parecieron surgir de entre la niebla de la sala de audiencias, y lo rodearon nuevamente. Una mujer que pasaba por ahí se echó a reír. “Dijo bizcocho para cachorro -explicó a su acompañante-. Ese hombre iba diciendo bizcocho para cachorro, hablando solo.” Walter Mitty siguió su camino de prisa. Fue a una tienda de la cadena de A and P, pero no entró en la primera por donde pasó, sino en otra más pequeña que estaba calle arriba. “Quiero bizcocho para perritos muy chicos”, dijo al dependiente. “¿De alguna marca especial, señor?” El mejor tirador de pistola de todo el mundo pensó durante un momento. “Dice en la caja bizcocho para cachorro”, dijo Walter Mitty.
    Su mujer ya debía haber terminado en el salón de belleza, o tardaría tal vez otros quince minutos, pensó Mitty consultando su reloj, a menos que hubiera tenido dificultades para teñirse como le había ocurrido algunas veces.
    No le agradaba llegar al hotel antes que él; deseaba que le aguardara allí como de costumbre. Encontró un gran sillón de cuero en el vestíbulo, frente a una ventana, y puso los zapatos de goma y el bizcocho para cachorro en el suelo, a su lado. Tomó un ejemplar atrasado de la revista Liberty y se acomodó en el sillón. “¿Puede Alemania conquistar el mundo por el aire?” Walter Mitty vio las ilustraciones del artículo, que eran de aviones de bombardeo y de calles arruinadas.
    “... El cañoneo le ha quitado el conocimiento al joven Raleigh, señor”, dijo el sargento. El capitán Mitty alzó la vista, apartándose de los ojos el pelo alborotado. “Llévenlo a la cama con los otros -dijo con tono de fatiga-. Yo volaré solo.” “Pero no puede usted hacerlo, señor -dijo el sargento con ansiedad-. Se necesitan dos hombres para manejar ese bombardero y los hunos están sembrando el espacio con proyectiles. La escuadrilla de Von Richtman se encuentra entre este lugar y Saulier”. “Alguien tiene que llegar a esos depósitos de municiones -dijo Mitty-. Voy a ir yo. ¿Un trago de coñac?” Sirvió una copa para el sargento y otra para él. La guerra tronaba y aullaba en torno de la cueva protectora y golpeaba la puerta. La madera estaba desbaratándose y las astillas volaban por todas partes dentro del cuarto, “Una migajita del final”, dijo el capitán Mitty negligentemente. “El fuego se está aproximando”, dijo el sargento. “Sólo vivimos una vez, sargento -dijo Mitty con su sonrisa lánguida y fugaz-. ¿O acaso no es así?” Se sirvió otra copa, que apuró de un trago. “Nunca había visto a nadie que tomara su coñac como usted, señor -dijo el sargento- Perdone que lo diga, señor. “ El capitán Mitty se puso de pie y fijó la correa de su automática Webley-Vickers. “Son cuarenta kilómetros a través de un verdadero infierno, señor”, dijo el sargento. Mitty tomó su último coñac. “Después de todo -dijo-, ¿dónde no hay infierno?” El rugido de los cañones aumentó; se oía también el rat-tat-tat de las ametralladoras, y desde un lugar distante llegaba ya el paquetá-paquetá-paquetá de los nuevos lanzallamas. Walter Mitty llegó a la puerta del refugio protector tarareando Auprés de Ma Blonde. Se volvió para despedirse del sargento con un ademán, diciéndole: “¡Animo, sargento ... !”
    Sintió que le tocaban un hombro. “Te he estado buscando por todo el hotel -dijo la señora Mitty- ¿Por qué se te ocurrió esconderte en este viejo sillón? ¿Cómo esperabas que pudiera dar contigo?” “Las cosas empeoran”, dijo Mitty con voz vaga. “¿Qué?”, exclamó la señora Mitty. “¿Conseguiste lo que te encargué? ¿Los bizcochos para el cachorro? ¿Qué hay en esa caja?” “Los zapatos de goma”, dijo Mitty. “¿No pudiste habértelos puesto en la zapatería?” “Estaba pensando -dijo Walter Mitty-. ¿No se te ha llegado a ocurrir que yo también pienso a veces?” Ella se le quedó mirando. “Lo que voy a hacer es tomarte la temperatura tan pronto como lleguemos a casa”, dijo.
    Salieron por la puerta giratoria, que produce un chirrido débilmente burlón cuando se la empuja. Había que caminar dos calles hasta el parque. En la droguería de la esquina le dijo ella: “Espérame aquí. Olvidé algo. Tardaré apenas un minuto”. Pero tardó más de un minuto. Walter Mitty encendió un cigarrillo. Comenzó a llover y el agua estaba mezclada con granizo. Se apoyó en la pared de la droguería, fumando. Apoyó los hombros y juntó los talones. “¡Al diablo con el pañuelo!”, dijo Walter Mitty con tono desdeñoso. Dio una última fumada y arrojó lejos el cigarrillo. Entonces, con esa sonrisa leve y fugaz jugueteando en sus labios, se enfrentó al pelotón de fusilamiento; erguido e inmóvil, altivo y desdeñoso, Walter Mitty, el Invencible, inescrutable hasta el fin.




    La traducción de Cecilia Filipetto para Acantilado es mejor pero...

    Comentado por: Cristóbal el 05/8/2007 a las 22:55

  • @ Knudsen

    A mí me han alegrado. gracias. espero corresponder otro día.

    Comentado por: ortega el 05/8/2007 a las 22:28

  • Por cierto,ya tengo futbolin,de los reglamentarios,no de esos de bolsillo de los que se veian por Barcelona o por Madrid.Cuando quieras,ya sabes.

    Comentado por: maleas el 05/8/2007 a las 20:57

  • @ maleas,

    los caminos del señor son inescrutables.
    Yo llegué a Erasmo desde los heterodoxos de Menéndez Pelayo, y a la señora Regás (que quería castigarle en efigie poniéndola a la intemperie) dese "Abuela de verano".
    Lo importante es que la rueda gire, ¿no?

    Comentado por: knudsen el 05/8/2007 a las 20:55

  • Albert,tambien yo salí anoche,raro en mi que ya no salgo como antes,y si pasó algo,presencié tres peleas.En una,un amigo que no estaba en ninguna de ellas,resultó con el labio partido por un reloj de pulsera que salió despedido.Nimelocreo decia que esas cosas pasan por una conjunción entre testosterona y alcohol,"Follan poco" traduje yo.Al final vino la guardia civil cuando ya todo habia pasado,mejor,menos papeleo.Bueno,el dueño del garito me sobornó con un habana para que me llevase a mis amigos del local,los mas peligrosos del barrio.!Quien iba a decirme a mi que con los años me convertiria en un manso!.


    Comentado por: maleas el 05/8/2007 a las 20:53

  • Hasta el último minuto previo a la apertura de las urnas no me creeré que ganó el Rolex de oro

    lo, no está al día, ay! Federer gano en Londres, al día siguiente salió en la prensa el anuncio con chaqueta blanca, arremangada hasta el codo, la copa y el reloj en la muñeca...

    no en la caja de Pandora, que por si lo sabe o no se lo recuerdo ... los griegos pusieron en la caja de Pandora, todo lo que aún debían solucionar, por eso crearon ese mito... mientras tanto poseidón mandaba a otro toro a parar el carruaje de quienes eran los asesionos de su hijo que Fedra llena de rabia por no conseguir a su amante mandó suicidándose ( perdida estaba, maldad para los griegos) matar en una carta

    pero para eso está el mar, y recuerde Lucía, la lluvia es el mar cuando regresa a la tierra a fecundar, no a follar

    eso significa: que el esfuerzo de Federer le costó lluvia en los ojos, no se preparó durante tanto tiempo para ganar un reloj, que podía comprar él. m?

    Enea

    Comentado por: Enea el 05/8/2007 a las 20:43

  • Knudsen,no sé si podré leer el ensayo de Coetzee sobre Green.Green descubrió el Quijote de mano de Unamuno,de su Vida de Don Quijote y Sancho llegó a decir que era mejor que el original.Tal afirmación no es una boutade,para él la visión de Unamuno era mas proxima que la de Cervantes.Ortega descubrió al Quijote gracias a Camús y Green se aproximó al Quijote por el camino de Unamuno.Fijate,moralistas todos.

    Comentado por: maleas el 05/8/2007 a las 20:41

  • Folino

    Pero usted es nueva por aqui , todo el mundo sabe que Judith no era mi pareja ni mi novia ,no soy un hombre abandonado y mucho menos solitario , el tema es otro , pero usted no pilla nada nunca .

    Comentado por: albert pla el 05/8/2007 a las 20:11

  • Se caen hasta los puentes. Esperar sentado a que se caiga un puente no parece tan descabellado. Todo ya es, no solo posible, sino bastante probable. Cae un misil y cae un puente, y no siempre en el mismo sitio. Curioso. Muchos frentes abiertos. Demasiados. Eligen poder derribar puentes guiándose por satélite y guiándose por el ojo adviertieron de la ruina de los puentes cercanos a casa. Cuestión de elegir, como la vida misma: no hay dinero para todo.

    Comentado por: es lo que hay el 05/8/2007 a las 20:07

  • Bueno, puede que si sales te atropelle una moto en la acera ¿no?. Aunque también es verdad que tal vez haya un generador nuevo.
    La vida es arriesgada: hasta al que se queda en casa dicen que se le puede caer la casa encima.

    Prudencia
    Prudencia

    Comentado por: mindundi el 05/8/2007 a las 19:45

  • Sobre el poema de Gil de Biedma

    El otro dia llame a un amigo para ir a tomar una copillas , me dijo que no , yo sorprendido le pregunte por su negativa y me dijo , si salimos pasara algo y no quiero que me pase nada , quiero estar quieto , no lo entendi mucho , creo que esta depre , yo sali me hice unos amiguitos ocasionales y volvia a casa por la mañanita , no paso nada especial .

    Por cierto ya no creo que Judith salga mucho por aqui , se ha cansado definitivamente , la he cagado , supongo que no entendi nada y ahora ya es tarde , ya les dije que soy idiota .

    Comentado por: albert pla el 05/8/2007 a las 19:32

  • @ maleas,

    te recomiendo el ensayo de J.M. Coetzee sobre G.G. ("Graham Green, Brighton Rock -J.M. Coetzee, 2004)

    ¿Has visto que ya han subido el precio del pan, de la pasta y de los lácteos? Nos vamos a enterar de lo que vale un litro de "bio" etanol. Es la nueva pesadilla orwelliana: si los cereales son más rentables como combustible que como alimento ya nos podemos ir preparando.
    Saludos

    Comentado por: knudsen el 05/8/2007 a las 19:31

  • Dos poemas que he leído este fin de semana, por si le alegrasen a alguien la tarde de domingo

    "You whom I gladly walk with, touch,
    Or wait for as one certain of good,
    We know it, know that love
    Needs more than the admiring excitement of union,
    More than the abrupt self-confident farewell,
    The heel of the finishing blade of grass,
    The self-confidence of the falling root,
    Needs death, death of the grain, our death,
    Death of the old gang; would leave them
    In sullen valley where is made no friend,
    The old gang to be forgotten in the spring,
    The hard bitch and the riding-master,
    Stiff underground; deep in clear lake
    The lolling bridegroom, beautiful, there."

    W.H.AUDEN


    LUNES

    "Pero después de todo, no sabemos
    si las cosas no son mejor así,
    escasas a propósito... Quizá,
    quizá tienen razón los días laborables.

    Tú y yo en este lugar, en esta zona
    de luz apenas, entre la oficina
    y la noche que viene, no sabemos.
    O quizá, simplemente, estamos fatigados."

    J. GIL DE BIEDMA

    Comentado por: knudsen el 05/8/2007 a las 18:48

  • Omite Vicent algo que con toda seguridad conoce en su magnifico articulo,a momentos me ha recordado los magistrales de Cabrera Infante.Me refiero a la experiencia española del Irlandes Herrante.Durante varios años pasó con regularidad unas vacaciones aqui en compañia de un cura amigo suyo,durante las cuales efectuó multiples viajes por España de los que surgió una de sus ultimas novelas:Monseñor Quijote.No parece una novela de Green,es un texto tierno y amable.Un homenaje a la figura del Hidalgo y un agradecimiento a las gentes sencillas que en aquel tiempo poblaban estas tierras.Da la impresión de que fué de los pocos momentos en que le abandonó la pulsión dramatica que le acompañó toda su vida.

    Comentado por: maleas el 05/8/2007 a las 18:14

  • Tener que aceptar, padecer y abjurar porque un hombre vestido de mujer, con Rolex de oro

    ... es que ... muchacha, ganó el suizo en Wim... London con sudor pe´ro ganó el partido de tenis... y luego lució el Rolex...
    descéntrese... que Nadal jugó muy bien, rodilla incluída, pero en ese torneo ganó F...chica... no está usted al día

    le recomiendo ver más tenis, los espectadores por mucha lluvia que caiga están en silencio y gana quien gana, no el mejor, si los mejores en tenis.. Nadal y F... F, después se puso el Rolex... hay que estar al día, no se olvide de las gafas de sol

    enea

    Comentado por: Enea el 05/8/2007 a las 17:25


  • glups! NA!, esa interpretación me ha gustado, parece creíble y mucho más interesante que todo el envolado que se monta Vila-Matas a partir de esa paparruchada del tan gracioso dibujito.
    Yo no paro de reirme. Ya me gustaría estar más seriecito a ratos, ¡quién pudiera!.

    Comentado por: playboy el 05/8/2007 a las 16:44

  • lo diré brevemente.
    el dibujante de Jueves el Jueves, y su director, no sabe historia, eso está claro. Viven en el siglo medieval los proletarios palabra que no se usba, están llenos de rencor , no pueden follar como el Príncipe...
    Señor director de El Jueves, dígale a su dibujante que ponga las caras de su madre y su padre follando por dos mil euros y un poc más por criarle...
    Lo dijo el dibujante, nadie se fijo en el texto... Nadie.... y tú que sabes... nos fijamos en el texto, niño... no en la foto.... tú dibujante creiste que los dos mil euros eran pagar a la fulana... trabajo... pon a tu padre y a tu madre follandola...

    pero nosotros te recomendamos que no te irrites tanto por lo que dijo Zapatero ( no la casa Real) y que pongas un dibujo sin caras.... que dirán los que realmente necesitan ese dinero al ver tu dibujo?

    lo has pensado... este sólo piensa en princesas... nene... baja al suelo

    Ahora que los han castigado ( y no me parece correcto el Olmo, pero eso lo dejo a los jueces) va y saca otra portada


    pero qué bueno eres chico, necesitas que te castiguen
    Enea

    Comentado por: Enea el 05/8/2007 a las 16:36

  • Nosotros cantábamos 'Que es de una pobre señora / que vive en El Escorial'.

    Publicado por: Al59 | 05/08/2007 13:41:43

    La mayoría de la gente que he conocido que se apoyase en conceptos tan subjetivos y caprichosos como el honor y la dignidad, suele tener un concepto estupendo de sí mismos...y uno un poco menos estupendo de los demás.
    ¿De dónde se puede sacar una idea tan absurda como la del derecho de inmunidad a la opinión ajena? Qué pretensión más extraña, esta...más cuando se necesita, antes que nada, que "los demás" nos tengan en cuenta y cuando esa dignidad y honor se defienden cara a la galería, nuevamente frente a ese conjunto amorfo que llamamos, "los demás".

    ........esperemos que el señor al poner el texto no sienta que está fuera de "los demás"

    o ... es que usted se sitúa en un lugar y "los demás" claro... qué malos son... porque no me dejan decir lo que digo sin aplaudirme... entonces prefiero ser... los demás

    a ese Yo que usted sitrçua en el placer de decir sin tener en cuanta a los demás, puesto que ... Yo es suficiente... los demás que pelbe... eso fue lo que dijo el Jueves... los Reyes o los Principes son plebe ah!!!!!!!

    y aún están pobres en esos temas... en el pobre dibujante del Jueves dijo: los pondré en corbata y traje... claro muchacho... claro.... mejor pon a tu padre jodiendo a tu madre y pidiendo dinero.... lo mejor es replicar las soluciones políticas con portadas anónimas.... tanto le molesta que ytrabaje el Principe señor dibujante de El Jueves... qué lástima.... porque no puso esa misma portada sin rostro conocido, ?
    porque sigue pensando que le jode ser dibujante y no Rey? o Principe... no creo, el Principe trabaj, Leticia trabajó...

    Que le parece Rajoy y Aznar y la Botella... ya.. no le gusta la monarquía

    pero señor Jueves que eso lo dijo AQzaptero... entonces ponga a su jer follando con usted o a Zapa...
    vamos que el seños está que no aguanta la corona y en lugar de reivndicarlo correctamente necesita ponerlo en manos de Zapatero...si,, claro y ahora una abjetica...
    ay! los del Jueves solo demostraron su envidia por el dinero... ya le gustaria al dibujante follarse a la Leticia


    eso fue lo que entendimos muchos

    a este... le va follar y le gusta Leticia

    qué pena... en fin... son fundamentalistas de derechas, eso sí dicen No pasarán... también lo dicen los carteles en Madrid de la Falange... No volverán a Pasar

    eso es el jueves y su dibujante

    Un señor frustrado que ansía follarse a Leticia y .. bueno para eso está Freud
    Enea

    Comentado por: Enea el 05/8/2007 a las 16:21

  • Efectivamente. Pasé a saludar, como has visto. Y un poco más y no llego entero. Esta mañana un motorista casi me atropella (y luego casi me fulmina), al pretender que era yo el que debía abandonar la acera para que él subiera a la misma. Esperando con otra gente a que el semáforo de peatones se pusiera verde. Hoy es domingo. Día de reunión familiar.

    Comentado por: mindundi el 05/8/2007 a las 14:11

  • Hombre, Mindundi, tú por aquí. Qué, ¿a ver a la familia?


    Comentado por: Saludos el 05/8/2007 a las 13:57

  • Si Vila-Matas leyera esto, creo que sonreiría. A tenor de lo que dicen sus palabras, no creo que se tome demasiado en serio. Con tanta gente que se siente agraviada e indignada hasta la extenuación por cualquier cosa, con tanta crispación de gente dispuesta a darte una hostia ya a las 8h de la mañana en cualquier semáforo, es reconfortante saber que hay personas que se indignan pero son capaces de reírse de ello. Mientras se duda no se van dando todo tipo de tortazos a la gente. Y si se da alguna vez uno, se recuerda con ridículo.
    Saludos.

    Comentado por: mindundi el 05/8/2007 a las 13:41

  • En mi modesta opinion , creo que el respeto y el honor son algo que cada uno tiene de una forma muy personal , por ejemplo yo soy inmune al insulto y no porque no respete las opiniones de los demas , sino porque no veo a que vienen , es decir todo el mundo me puede insultar y yo puedo insultar a todo el mundo , con lo cual es igual que el piropo una cosa vacia , la critica ya me gusta mas , la negativa o la positiva pero ya tenemos un argumento y entonces podemos discutirlo .

    Vila-matas no a dado clases nunca , es un escritor y columnista , se ha ido creando una obra con los años , a mi me gusta pero no es digamos la profundidad personificada , es el escritor de moda dentro del mundillo Snob , dentro de unos años Vila-matas no sera un tio basico , claro que no veo a muchos escritores que no sean un mero entretenimiento mas o menos culto , muchos de estos critican a las Catedrales , las Sombras , y todo eso , pero en realidad no son mucho mejores , tienen un publico mas minoritario , con mas pose .

    Eduardo Mendoza dijo una vez que se tendrian que publicar los libros sin el nombre de los autores y al final del año con las criticas hechas y las ventas , decir que libro era de quien , eso seria demoledor para muchos , espero que por el bien de la pedanteria oficial no se haga .

    Comentado por: albert pla el 05/8/2007 a las 13:12

  • La mayoría de la gente que he conocido que se apoyase en conceptos tan subjetivos y caprichosos como el honor y la dignidad, suele tener un concepto estupendo de sí mismos...y uno un poco menos estupendo de los demás.
    ¿De dónde se puede sacar una idea tan absurda como la del derecho de inmunidad a la opinión ajena? Qué pretensión más extraña, esta...más cuando se necesita, antes que nada, que "los demás" nos tengan en cuenta y cuando esa dignidad y honor se defienden cara a la galería, nuevamente frente a ese conjunto amorfo que llamamos, "los demás".
    Quienes se indignan por lo que digan de ellos, entregan los supuestos valores de su honor o dignidad al alcance de quien trata de ridiculizarlos.

    Playboy, no sé si has puesto demasiado de tu parte al decir que Vila-Matas olvida las ofensas a los "plebeyos" (en primer lugar, "plebeyos" son quienes redactan, dibujan y leen El Jueves, sin ir más lejos) y en lo de imaginarlo dando clases aburridas, más todavía. No conozco lo bastante de Vila-Matas para saber si se ha dedicado a la docencia nunca, pero no me cuadra con el carácter que muestra en su trabajo el verlo sentado en la mesa de quien está obligado -por contrato- a tener todas las respuestas.

    Comentado por: Coco el 05/8/2007 a las 12:52

  • Nosotros cantábamos 'Que es de una pobre señora / que vive en El Escorial'.

    Comentado por: Al59 el 05/8/2007 a las 11:41

  • Les dejo una ficción popular, pura literatura:


    Ahora que vamos despacio, (bis)
    vamos a contar mentiras, tralará, (bis)
    Vamos a contar mentiras.



    Por el mar corren las liebres, (bis)
    por el monte las sardinas, tralará, (bis)
    por el monte las sardinas.



    Yo salí de un campamento (bis)
    con hambre de tres semanas, tralará, (bis)
    con hambre de tres semanas.



    Me encontré con un ciruelo (bis)
    cargadito de manzanas, tralará, (bis)
    cargadito de manzanas.



    Empecé a tirarle piedras (bis)
    y caían avellanas, tralará, (bis)
    y caían avellanas.



    Con el ruido de las nueces (bis)
    salió el amo del peral, tralará, (bis)
    salió el amo del peral.



    Chiquillo no tires piedras (bis)
    que no es mio el melonar, tralará, (bis)
    que no es mio el melonar.



    Que es de una foncarralera (bis)
    que vive en El Escorial, tralará, (bis)
    que vive en El Escorial.



    Canción popular

    Comentado por: en la fiesta de disfraces el 05/8/2007 a las 10:32

  • Buenos dias caballeros y ¿las damas?.
    A mi no me "pone" Vila-Matas, me resulta vacuo, formalista, un auténtico "name dropper", y muy poco sutil.
    Me lo magino ejerciendo una actividad docente y me espanta lo aburrido y arbitrario que podría llegar a ser.
    He sido lector entusiasta de Coetzee pero este último texto no lo conozco, e intuyo, no hablaremos de seguridades que parece están mal vistas, que Mr. Vila-Matas utiliza el texto para invitar a un relativismo que sublime la estúpida y grosera anécdota sobre unos personajes públicos para olvidar las continuas ofensas y falta de respeto a los "plebeyos".
    Tout va bien.

    Comentado por: playboy el 05/8/2007 a las 10:24

  • Este Vila-Matas está muy bien.

    Comentado por: Coco el 05/8/2007 a las 09:27

  • Les dejo un texto de vila-matas de hoy en el Pais , es un buen articulo que creo que puede interesar , especialmente a Maleas y a Coco . Me ha sorprendido Vila-matas , nunca crei que pensara mucho y aqui demuestra capacidades , si lo aplicara a su lietratura estaria bien .





    TRIBUNA: ENRIQUE VILA-MATAS
    La ficción de la dignidad
    ENRIQUE VILA-MATAS 05/08/2007



    Coincidiendo con el secuestro del semanario que publicó la viñeta de los príncipes de Asturias, aparecía entre nosotros Contra la censura, ensayos de J. M. Coetzee, audaz explorador del lenguaje, escritor de estilo tan directo y distante como a veces sorprendentemente anfibio y paradójico, a la cabeza de la más genuina vanguardia contemporánea. Cruza por el libro de Coetzee el espíritu de Erasmo de Rotterdam, de quien admira su extrema libertad intelectual y la "suavidad aterciopelada" de su ambiguo lenguaje en estado de inquietud eterna desde que prefiriera no tomar partido en el enfrentamiento entre católicos y calvinistas, dos voluntades totalizadoras. Cabe pensar, por cierto, que en la guerra de España a Erasmo lo habrían fusilado a la primera de cambio, pues éste es un país, dicho sea de paso, no apto para las sutilidades. Pero sigamos. Coetzee sitúa el origen del gesto punitivo de censurar en la capacidad de ofenderse: "La fortaleza de estar ofendido radica en no dudar de sí mismo; su debilidad radica en no poder permitirse dudar de sí mismo". Es una hermosa paradoja, que descarta al verdadero literato del oficio de censor. En el caso de los príncipes de Asturias, la indignación oficial del juez Del Olmo nos confirma algo tan elemental como que, en efecto, sin su capacidad de ofenderse, no habría existido represión y se habría incluso evitado que el propio presidente Zapatero registrara la supuesta ofensa y se apresurara a hablar de la dignidad del Príncipe: "Puedo decir, sin exageración y por conocimiento directo, la gran responsabilidad y dignidad con la que el príncipe Felipe realiza su tarea".


    Así pues, la ofensa resultó decisiva en este asunto, tanto como la dignidad, que pudo ser ofendida, según Zapatero. Pero tal vez, de haber leído ciertas páginas de Contra la censura, el presidente habría podido añadir algunas sombras de duda a sus palabras. En el libro de Coetzee se profundiza en el conocimiento de lo que entendemos por dignidad y se analizan, con espíritu sutil y erasmista, los orígenes y circunstancias que rodean palabras como censura, ofensa, dignidad. La alta literatura suele alimentar siempre dudas mentales que acaso un cargo público no se puede alegremente permitir. Ésa es una de las muchas ventajas de la alta lectura sobre la acción política. En cualquier caso, en ese libro de Coetzee el presidente todavía está a tiempo de encontrar, si quiere, una idea que en el fondo no deja de ser sencilla, aunque se halle en Contra la censura agazapada tras un hondo bosque analítico. La idea es que para que haya una ofensa tiene que existir un concepto equivocado de la dignidad: sólo hay ofensa si se ignora que la dignidad es una ficción, un eje más de las ruedas del teatro del universo.

    Así es, si así nos parece. El mundo es una ilusión, un escenario en el que todos tenemos frases que decir y un papel que representar. Cierta clase de actores, al reconocer que están en una obra, seguirán actuando a pesar de todo; otra clase de actores, escandalizados de descubrir que están participando en una mascarada, tratarán de irse del escenario y de la obra. Los segundos se equivocan. Se equivocan porque fuera del teatro no hay nada, ninguna vida alternativa a la que uno pueda incorporarse. El espectáculo, al igual que el teatro kafkiano de Oklahoma, es, por así decirlo, el único que hay en la cartelera. Y lo único que uno puede hacer es seguir representando su papel, aunque tal vez con una nueva conciencia, una conciencia cómica.

    Decía Erasmo que una dignidad digna de respeto es una dignidad sin dignidad, que es muy distinta de una dignidad natural. Y esta opinión me recuerda que los autores que admiramos no se tomaron a sí mismos nunca en serio y supieron siempre que no llegaban a ser ni una mota de polvo en el universo. Coetzee explica que, si bien él no es incapaz de ofenderse, no siente un respeto particular por su propio sentimiento de ofensa; no lo toma en serio, en especial como base para la acción de réplica. Seguramente, él mismo es el primero en no tomarse en serio y en contemplar la literatura como un juego de riesgos y abismos de altura. Es más, juraría que de la inseguridad saca sus fuerzas; no cede a nada, y nadie que quiera ofenderle puede con él. Seguramente le basta con su dignidad propia, secreta, con esa dignidad que no recurre al respeto, porque sabe sobradamente que la esencia del respeto es la pura y simple maquinación y, en consecuencia, el engaño. Y, además, porque sabe

    también que el respeto es siempre superfluo -un añadido insignificante a la dignidad- y muy parecido a la seriedad de las personas mediocres que ocultan tras sus redundantes dignidades sus defectos mentales.

    Recuerdo que un gran amigo me habló, en una noche inolvidable, de las renuncias secretas a todo tipo de poder que constituían el asombroso núcleo central de su dignidad propia y más íntima, su dignidad natural. La gente juzga con precipitación y no quiere saber -seguramente no le intere-san- las virtudes secretas que componen la dignidad verdadera de los otros. En mi minúsculo caso concreto, yo considero que, tras una sucesión de tomas de conciencia cómica, se ha ido reforzando mi indiferencia hacia cualquier agravio. Eso me hace comprender mejor que, como sugiere Coetzee, las afrentas a la dignidad de nuestra persona no sean ataques a nuestro ser esencial, sino a construcciones gracias a las cuales vivimos, pero construcciones al fin y al cabo. "Las afrentas pueden ser reales, pero no debemos olvidarnos de que lo que vulneran no es nuestra esencia, sino una ficción fundacional que suscribimos con mayor o menor entusiasmo", es decir, que en realidad, cuando apelamos a nuestros derechos y exigimos reparación, haríamos bien en recordar lo insustancial que es la dignidad en que se basan esos derechos: "Si olvidamos de dónde procede nuestra dignidad, podemos caer en una postura tan cómica como la del censor enfurecido".

    En su innovadora lectura de Erasmo, Coetzee avisa de que este autor, que no estaba con unos ni con otros, desarma prácticamente a cualquiera que decida adoptar la causa erasmista elevando por adelantado al pensador de Rotterdam a la condición de uno que sabe. Y es que el poder y modernidad del texto erasmiano radican precisamente en su debilidad -su renuncia jocosa y seria a la condición de gran falo, su evasiva (no) posición dentro y fuera del teatro del mundo-, del mismo modo que su debilidad radica en su poder de crecer, de propagarse, de engendrar erasmistas: yo mismo, por ejemplo, un caso cómico, el último -por ahora- de ellos.

    Murió Erasmo en Basilea y, como un reconocimiento a su sentido de la libertad individual, en la tumba se grabó su lema: No cedo a nada. También podrían haber inscrito aquello que dijo cuando fue instado por el Papa a denunciar las herejías de Lutero: "Preferiría morir a unirme a una facción". En privado, consideraba Erasmo que la controversia de la Reforma era insensata por su fanatismo. La creciente violencia de la rivalidad de las dos facciones le hacía ver que se parecían, que era como si estuvieran los dos bandos en connivencia. Acabó su vida aislado, acosado. "Rey de los anfibios", lo llamó Lutero. "El rey del pero", dice Georges Duhamel. Su posición en el teatro de la vida era la del que no está con nadie, no está ni con él mismo, de quien se ríe en pleno centro del escenario. Sus anfibios e inseguros puntos de vista nos parecen hoy un buen referente para nuestra higiene política en un momento en que nos resultan tan difíciles actitudes intelectuales que sean coincidentes con las de nuestros gobernantes. Hasta el siglo XIX, el gran político y el gran escritor podían confluir en una similitud solidaria de lenguajes. La novela decimonónica, por ejemplo, retrataba el mundo con las mismas categorías que presidían la labor del político que construía el mundo. La literatura podía ser central, colocarse en el centro del devenir histórico. En el siglo XX, aquella solidaridad se quebró. El político y el escritor, la historia y la poesía, comenzaron a hablar dos lenguajes diferentes e incompatibles; sus mundos empezaron a no coincidir uno con otro. Franz Kafka, heredero del lenguaje paradójico de Erasmo, fue el maestro de esta sutil, decisiva inversión.

    Es por todo eso interesante ver cómo Coetzee aplica al tema de la censura una crítica paradójica e insegura, no vacilante, pero "tampoco segura de sí misma". En la medida en que su propia crítica del censor es admirablemente insegura (tiene dudas, por ejemplo, acerca de qué pensar de los artistas -léase aquí dibujantes de viñetas- que rompen tabúes pero reclaman la protección de la ley), su libro está dominado por el espíritu de las incertidumbres de Erasmo, pero también por sus herederos literarios: los comediantes Cervantes y Sterne, el ambiguo señor Hamlet, el Gran Teatro de Oklahoma y, al fondo de todo, como una fatalidad feliz, el mundo no menos teatral de Beckett y su viejo solitario avanzando bajo la lluvia en el último muelle del mundo: un aliado eterno de la broma infinita y enemigo de la retórica política y, sin duda, amigo de la dignidad natural, tan común a todos, nobles y plebeyos, sin distinción alguna.


    Enrique Vila-Matas es escritor.


    Comentado por: albert pla el 05/8/2007 a las 08:49

  • Haz el amor y espera la guerra.

    ¿Que fiabilidad tiene la noticia? Ortega.Congruente con la historia del pais si la encuentro.Despues de mil invasiones,del Este y de el Oeste,ellos se vengaron invadiendo el Norte y el Sur,no me extraña que se preparen para ella,harán falta soldados,que ademas les amenaza por el Este,el Oeste,mayormente sector Far y ademas ahora,el Sur.
    Ante el vano consejo "haz el amor y no la guerra" surge la terrible verdad:"Hacer el amor es el preludio de la guerra",incluida la de los sexos.

    Comentado por: maleas el 04/8/2007 a las 20:44

  • Un ex amigo,se pueden perder amigos por las cosas de la vida o por la de la muerte que es la mas dolorosa, excelente nefrologo de oficio y sesudo Doctor en Filosofia por afición me decia que veia dificil la tarea de Dios para juzgar.El cuento del Lobo que nos contó Cristobal creo que es una reflexión al efecto.De las cosas del cielo,de los que no se puede hablar,mejor callar,de momento me abastengo,pero de la tierra,casi tan viejo como el lobo del cuento no solo puedo,sino que debo hablar.Y en eso estamos.

    Comentado por: maleas el 04/8/2007 a las 20:32

  • Esta bien el articulo de Savater , prodria ser mas breve pero bueno . Asi los progresistas son los buenos y los reaccionarios son los malos , no ? pero se puede ser reaccionario de derechas o de izquierdas , no ?. Se puede ser progresista y de derechas ? si , no ? porque derechas e izquierdas significan poco , no ?

    Bueno , me hacer un cuadro sinoptico que me estoy liando , pero creo que la division es la de siempre hay buenos y malos .


    Comentado por: albert pla el 04/8/2007 a las 19:26

  • Ya conocía la noticia, pero hasta que no la he leído así, no me sonó bien.

    «Procriem para a Mãe Rússia!» Este é o incitamento de uma organização que montou um acampamento nos arredores de Moscovo e são estimulados a ter relações sexuais. Não se trata de uma qualquer rave pós-perestroika, mas antes uma organização que pretende criar «russos autênticos».
    Os jovens obedecem a um som que os encoraja a dirigirem-se para as tendas dispostas em forma de coração e chamadas de «Oásis do Amor». As mulheres entregam a roupa interior de tamanho mais pequeno e recebem cuecas e soutiens maiores e mais confortáveis. Neste acampamento ¡pasmem-se! ¡não há preservativos nem bebidas alcoólicas!
    Os organizadores justificam o movimento com esta frase: «Os mamutes foram extintos porque não faziam muito sexo. Isto não pode acontecer com a Rússia».
    O movimento é controlado pelo Governo de Putin e o Nashi tornou-se uma figura estratégica dentro do panorama político russo. A frequência é monitorizada electronicamente por meio de crachás e quem faltar a três eventos programados é automaticamente expulso por movimento.
    Durante duas semanas, dez mil jovens, além do sexo, praticam educação física e realizam debates."


    Comentado por: ortega el 04/8/2007 a las 18:08

  • Hoy creo que se ha registrado un maximo de tiempo sin recoger un comentario esta pagina desde su creación.
    ¿Existe alguna relación entre el megaatasco que se está produciendo en las carreteras y este parón?.¿Existe a su vez una relación entre ambos sucesos y el maximo de temperatura que estos dias se estan produciendo,que provoca el actual éxodo urbano?.

    Tal vez esta sea la verdadera cara del progreso que nos invade.
    Provoqueen ya anticipó esta situación,para que luego digan que la Sociologia es una ciencia vacia fue Keynes,el amigo de Winttengstein quien apuntó el origen de problema:"No es la razón la que gobierna este mundo,sino los espiritus animales que rigen a lo humanos".

    Comentado por: maleas el 04/8/2007 a las 18:02

  • TRIBUNA: FERNANDO SAVATER
    Regreso al progreso
    FERNANDO SAVATER 04/08/2007

    Incluso antes de que Leo Strauss cuestionase el término, el progreso había criado mala fama. Sonaba a ingenuidad ilustrada apoyada en un automatismo optimista, que inyectaba en el decurso histórico las funciones salvíficas anteriormente reservadas a la Providencia divina. A trancas y barrancas, todo debe avanzar hacia lo mejor: es una rueda de molino difícil de tragar, sobre todo para quienes han padecido los avatares del siglo XX. Sin duda el conocimiento científico y sus aplicaciones tecnológicas mejoran gradualmente, pero tanto en sus logros beneficiosos para la industria y la comodidad humanas como en sus potencialidades destructivas. Los derechos humanos han sido proclamados internacionalmente sobre los holocaustos de dos atroces totalitarismos, pero siguen careciendo de recursos internacionales de garantía y son más retóricamente predicados que eficazmente defendidos en gran parte del mundo. La noción de "modernidad", que para algunos equivale a progreso, envuelve en demasiadas ocasiones el simple despliegue arrollador de las conveniencias de un capitalismo que maximiza beneficios pero se desentiende de las efectivas mejoras sociales para la mayoría. Oímos vocear lo que como beneficio de algunos se consigue pero se silencia o minimiza lo que pierden tantos en riqueza de convivencia o de protección ante los abusos plutocráticos. Etcétera... para qué seguir.
    Sin embargo, purgado de automatismos y dotado de voluntad política, el término progreso tiene pertinencia como ideal. El progreso no es un destino en el que se cree, sino un objetivo ilustrado al que se aspira y hacia el que se lucha por avanzar, en la incertidumbre de la realidad histórica. Será progreso cuanto favorezca un modelo de organización social en el que mayor número de personas alcancen más efectivas cuotas de libertad: es decir, son progresistas quienes combaten los mecanismos esclavizadores de la miseria, la ignorancia y la supresión autoritaria de procedimientos democráticos. Hablando el lenguaje que hoy resulta más próximo e inteligible, la sociedad progresa cuando amplía y consolida las capacidades de la ciudadanía. Ser progresista es no resignarse ni conformarse con las desigualdades de libertad que hoy existen, sino tratar de superarlas y abolirlas. Y es reaccionario cuanto perpetua o reinventa privilegios sociales, descarta los procedimientos democráticos en nombre de mayor justicia o mayor libertad de comercio, propala mitologías colectivas como si fuesen verdades científicas, etcétera...

    En la interpretación política actual creo que el eje progresista-reaccionario tiene mayor capacidad movilizadora que la tradicional división entre izquierda y derecha. No se trata de que ya no existan izquierdas o derechas, como se dice a veces. Esta división sigue siendo operativa, siempre que no se absolutice, es decir, que no se pretenda la hemiplejia social de abolir la mitad complementaria. En el reparto de la intencionalidad política es necesaria la visión que prima los espacios y servicios públicos, la redistribución y la protección social tanto como la que estimula la iniciativa individual junto a los derechos adquiridos de propiedad. De la pugna leal entre ambos polos surge la vitalidad comunitaria. Pero ni los unos ni los otros tienen la exclusiva de las virtudes sociales: ni los unos monopolizan la justicia ni los otros monopolizan la libertad. Y desde luego tanto desde la izquierda como desde la derecha pueden venir propuestas progresistas o esclerotizarse cautelas o imposiciones reaccionarias. Por eso resulta quizá este último índice el más inspirador para quien no se aviene sencillamente a la militancia ciega en las formaciones políticas tradicionales.

    Respecto a la noción de progreso existe un acrisolado prejuicio que lo liga a la política de izquierdas (simétrico al que llama "modernización" a cuanto aligera de trabas de protección social para facilitar la extensión del capitalismo internacional). Pero cuando se hace inasumible la vinculación entre progreso e izquierda, como en los totalita

    rismos comunistas, se decreta que allí no se trata de una izquierda "verdadera". Sin embargo, Stalin era de izquierdas, qué otra cosa podía ser, aunque también profunda y radicalmente reaccionario. Y los gerifaltes del comunismo español que disfrutaban de la hospitalidad de Ceaucescu o Kim Il Sung se portaban como correctos miembros de la izquierda aunque también como cómplices de los gobiernos más reaccionarios de la época. Aún no hace mucho, en nuestro Parlamento, se presentó una moción para solicitar a la dictadura cubana que liberase a sus presos políticos: sólo tres partidos de derechas -PP, PNV y CIU- adoptaron la actitud progresista de apoyarla, mientras que los grupos de izquierda se unían para rechazarla con reaccionario entusiasmo. Etcétera...

    Uno de los más notables enigmas de la actual política española al constituir los consistorios de ayuntamientos o comunidades autónomas es el empeño en llamar "gobierno de progreso" a cualquier combinación que incluya a nacionalistas y partidos de izquierda, con tal de que excluya al PP. Es difícil imaginar por qué regla de tres semejantes contubernios pragmáticos -sin duda muy convenientes para los intereses particulares de quienes los protagonizan- representan un "progreso" para todos los demás. No soy de los que ven el futuro de un radiante color de rosa, pero aceptar que el país "progresa" hacia Javier Madrazo o Joan Tardà me parece francamente un pesimismo excesivo. Y ¿por qué diablos va a ser "progresista" que los socialistas formen gobierno en Navarra con NaBai, ese indudable frente nacionalista, con el que poco deberían tener que ver? A no ser que estén intentando retomar alguna de las cochinadas que tenían medio apalabradas el pasado noviembre con Batasuna y el PNV. Por cierto, ya vamos sabiendo cuál era el lema más despótico que ilustrado de las falsamente negadas negociaciones del aún más falsamente llamado proceso de paz: "todo para ETA pero sin ETA". Pues bien, de progreso nada. La tradición nacionalista, separatista y disgregadora, es uno de los dos chancros reaccionarios que infectan el desarrollo democrático español desde el siglo XIX (el otro es el tradicionalismo clerical, que también sigue tristemente vigente como demuestra la polémica en torno a la Educación para la Ciudadanía). Nada hay de progresista en romper la igualdad legal o fiscal del Estado de Derecho ni en fórmulas de inmersión lingüística educativa y social que no sólo atropellan la lengua materna de los castellano hablantes sino que también amenazan la necesaria existencia de una lengua política común (véase Appiah, La ética de la identidad, ed. Katz), indispensable para el funcionamiento de una comunidad democrática plural. Este último abuso (negado con desfachatez por los cuentistas de turno, ya saben ustedes) es tan avasallador y dañino que sólo el desinterés de la mayoría de la población por cuestiones educativas y culturales explica que no haya una sublevación cívica masiva contra tales prácticas.

    La izquierda devalúa la noción de progreso cuando la esgrime legitimadoramente en casos tan inverosímiles. Lo cual no deja de volverse a veces contra ella: Madrid ha pasado a ser -en su Ayuntamiento y su Comunidad- de "rompeolas de todas las Españas" a rompepelotas de todas las izquierdas, entre otras sutiles razones que los analistas estudian, porque en esta capital se han refugiado muchos de los damnificados por "gobiernos de progreso" periféricos que no están dispuestos a colaborar con su voto en la repetición de nada ni remotamente parecido. En el futuro inmediato, con una situación económica de bonanza decreciente y gran parte de la población acosada por la voracidad del Euribor como Baskerville lo fue por el célebre sabueso infernal, no serán los que llamen progreso a dificultar aún más las cosas segmentando estatutaria e insolidariamente los mercados o estableciendo barreras lingüísticas quienes van a conquistar la simpatía de los votantes... Y si no, al tiempo.

    Algunos creemos que un enfoque progresista de la política sigue teniendo hoy sentido: es decir, que no compartimos la pataleta de quienes por indignación con los reaccionarios de izquierda se hacen reaccionarios de derechas o viceversa. Más bien se trata de buscar planteamientos de progreso que escapen al mero maniqueísmo partidista: quizá hoy se esté intentando también algo parecido en el nuevo Gobierno francés y en otros espacios de la Unión Europea. Merece la pena intentarlo en España, no como mera cuestión de debate académico, sino en el terreno de la representación parlamentaria: en ello estamos.


    -Fernando Savater es catedrático de Filosofía de la Universidad Complutense de Madrid.


    Comentado por: maleas el 04/8/2007 a las 17:39

  • ¿Y de esto que?

    Bush convoca para septiembre una conferencia mundial sobre cambio climático
    El objetivo es establecer un tope para las emisiones de gases de efecto invernadero de los 15 países que más contaminan
    AGENCIAS - Washington - 03/08/2007

    El presidente de EE UU, George W. Bush, ha convocado a las grandes potencias mundiales a una conferencia internacional sobre el cambio climático que tendrá lugar en Washington los días 27 y 28 de septiembre, según ha anunciado hoy la Casa Blanca. La conferencia será presidida por la secretaria de Estado de EE UU, Condoleezza Rice.

    Problemas medioambientales
    GRAFICO - El Pais - 07-05-2007
    Descripción de los principales efectos del calentamiento global - Carlos Gámez

    El fin de la conferencia, que va a reunir a 15 países, la Unión Europea y las Naciones Unidas, será fijar un objetivo a largo plazo de reducción de la emisión de los gases culpables del recalentamiento climático, según el comunicado. En la lista de invitados probablemente estarán China, India, Brasil, Australia, Suráfrica, México, Corea del Sur, Rusia y las mayores economías de Europa.

    Estados Unidos ya propuso la celebración de esta conferencia en mayo, justo antes de la cumbre del G-8 (EE UU, Canadá, Alemania, Francia, Italia, Japón, Reino Unido y Rusia) en Heiligendamm (Alemania), pero no había dado a conocer los detalles hasta ahora. Entonces dijo que los 15 países que más contaminan se reúnan y establezcan un tope para sus emisiones de gases de efecto invernadero antes de que termine 2008.

    Hasta este proposición, Estados Unidos, el país más contaminante del planeta, siempre se ha opuesto al establecimeinto de límites para las emisiones de CO2.

    En la carta remitida por Bush a los países y organismos invitados, el mandatario estadounidense asegura que EE UU mantiene su compromiso de "colaborar con las otras grandes economías" con vistas a llegar a un acuerdo global para rebajar las emisiones de gases de efecto invernadero. Sin embargo, una fuente gubernamental ha afirmado que el Gobierno estadounidense mantiene su oposición a la obligación de tener que imponer límites de emisiones a todos los sectores económicos.

    En la cumbre del G-8 en Alemania, el presidente estadounidense se mostró de acuerdo con los otros mandatarios en reducir "sustancialmente" las emisiones de dióxido de carbono (CO2) y negociar un nuevo pacto que extendería y ampliaría al Protocolo de Kioto más allá del 2010, aunque no concretó sus planes.


    No obstante, mantuvo su negativa a firmar objetivos concretos sobre las emisiones mientras economías emergentes como China e India no hagan concesiones similares.


    Comentado por: maleas el 03/8/2007 a las 22:20

  • Que ha pasado ? mi idea de España es la de BIGAS LUNA , me mola Bigas , las pelis no estan mal pero el como personaje es lo mejor que hay , se lo monta de pelicula .


    30. Adoro el toro de Osborne. Gracias por apoyar su supervivencia

    Yo también y te agradezco tu comentario. En mi casa tengo los cojones del toro de Candasnos (LOs Monegros, Huesca), y es uno de mis mejores tesoros.

    31. Me parece usted de una españolidad periférica muy interesante. Me gustaría que me confirmara si esto es así.

    Si, me siento muy español, soy muy catalán -en un chat no se nota pero mi maravilloso acento me delata solo con abrir la boca- y soy de lso catalanes que creo que el mayor patrimonio linguístico de un catalán es que el castellano es una lengua suya. ¡Qué chollo y que pena que algunos catalanes no lo entiendan!


    Comentado por: albert pla el 03/8/2007 a las 19:38

  • Ortega, la clase del maestro SeAgobia es muy cachonda. Empieza con el hombre diciendo "Eiiiiiiin? You have to feel all that..." lo que parece un diálogo de "Dune", mínimo. Luego, hay que ver el tacto con el que trata a los americanos, ingleses, italianos, guiris de donde sean...¡Y cómo se cabrea como una mona cuando le toca juzgar al pobre compatriota!
    El genio no tiene enmienda.

    Comentado por: Coco el 03/8/2007 a las 19:32

  • Y los mejicanos,tiene sus carreteras llenas de toros publicitarios,se tronchan de risa.

    Comentado por: maleas el 03/8/2007 a las 18:51

  • Si Coco,no los discuto,pero los primeros papafritas,los que inician el proceso son los que destruyen una propiedad privada.Lo de los comentarios con que han acompañado su acto,de Juzgado de Guardia.Españolito que al mundo vienes...

    Comentado por: maleas el 03/8/2007 a las 18:50

  • No soy Bárbara Rey,pero dejo un comentario con mi estilo barbaro.

    Comentado por: Bruja el 03/8/2007 a las 17:54

  • Yo creo que son cuatro papafritas que no saben qué hacer para que hablen de ellos. Por otra parte, el toro ese era un motivo publicitario que ahora, otros igual de papafritas, quieren convertir en algo diferente, de un alcance que tampoco viene a cuento.

    Comentado por: Coco el 03/8/2007 a las 17:48

  • Nosotros, maleas, nosotros, en versión Histerix y OhFélix!


    Comentado por: SPQR el 03/8/2007 a las 17:44

  • Y otra mas.
    Acabo de intentar pegar aqui la noticia de El Pais de hoy en que se da cuenta del acto vandalico de destrucción del toro de Osborne en una localidad de Barcelona,El Bruch,ya saben,donde el Tambor y el programa no me lo permite.Supongo que alguna palabra que incluye la noticia.Creo que es una limitación grave a la fluidez de expresión,las palabras son neutras,la intención con que se pronuncian no.
    Comentando la noticia se me ocurre la pregunta:¿Quienes son los barbaros?.


    Comentado por: maleas el 03/8/2007 a las 17:33

  • Cher zampón de piedras, mi gratitud.

    Pele ara todo el día sin consideración. Pele le respondía a gritos.

    ¿Qué comeremos mañana?

    Reveuse et douce nuit, mon ami.

    Comentado por: Mandorla el 02/8/2007 a las 22:20

  • debiera cuidarlo un poco y evitar los comentarios insultantes y los abusos claros.

    Publicado por: Piel | 02/08/2007 22:47:27

    sí, deberíamos hacerlo todos... no le parece?

    2y fui a un restaurante de cinco estrellas y pedí una botella del Rioja del 67 que aún no había probado, la verda es que nos es tan diferente de las del Capbravo..."

    Estopa... qué cultura tienen qué buenos son...sí la verdad es que no son tan diferentes...
    Enea

    Comentado por: Enea el 02/8/2007 a las 21:23

  • Yo lo leí con ojos abiertos, S.

    Comentado por: y lo escribo el 02/8/2007 a las 18:37

  • Los golpes del martillo
    dicen la negra caja;
    y el sitio de la fosa
    los golpes de la azada...
    No te verán mis ojos:
    ¡mi corazón te aguarda!

    Terribles pero innecesarias, ¿Por qué amargarse con los pámpanos cuando pronto, tan pronto, las uvas nos regalarán el mejor momento del año?

    Sentir la bendición de la cosecha, mirar como la Garonne refresca las bayas sedientas, sólo desear llegar a tiempo al Neckar y rescatar los últimos suspiros que nos dejó (tan lejos, tan cerca!).
    Llega el momento de regresar a la tierra prometida, y no volveré como preceptor de ningún cónsul, llegaré como siervo de las viñas sagradas, enmarcadas por la aureola que proyecta.
    Parto.
    Compartiré mis paseos con las amadas viñas de Sant-Emilion, pero no habrá ausencia, sólo silencios que escucharán a sabios amigos. Cómo dejar de dirigir la mirada a la belleza de sus palabras. Perdóneme si no hablo, déjeme mirar durante un tiempo, estaré por aquí, pero fuera.
    Estás palabras que copio del maestro, tan gastadas por voces incrédulas, son para nosotros, mi querido Bellarmino, la realidad añorada. Mi año, como ciclo de una vid, me deja reencontrarme con Ella, aunque, no nos engañemos, todo sea fingido.

    A ser uno con todo lo viviente, volver en un feliz olvido de sí mismo, al todo de la naturaleza. A menudo alcanzo esa cumbre...pero un momento de reflexión basta para despeñarme de ella. Medito, y me encuentro como estaba antes, solo, con todos los dolores propios de la condición mortal, y el asilo de mi corazón, el mundo enteramente uno, desaparece; la naturaleza se cruza de brazos, y yo me encuentro ante ella como ante un extraño, y no la comprendo. Ojala no hubiera ido nunca a vuestras escuelas, pues en ellas es donde me volví tan razonable, donde aprendí a diferenciarme de manera fundamental de lo que me rodea; ahora estoy aislado entre la hermosura del mundo, he sido así expulsado del jardín de la naturaleza, donde crecía y florecía, y me agosto al sol del mediodía. Oh, sí! El hombre es un dios cuando sueña y un mendigo cuando reflexiona. "

    Gracias M., por entender mi Kamalatta. Por favor, no haga que eche de menos su escritura. Espero que sea hasta pronto.

    Humildemente,

    S.

    Comentado por: Scardanelli el 02/8/2007 a las 16:40

  • Kamalatta, Kamalatta, por qué la noche disuelve la construida claridad. A qué intuir una vida más acorde. Me prometió intentarlo. Que intentaría decir cómo esa tierra le ha transformado.

    Hoy mordisqueo pámpanos, así lo hacía de niña, ácidos y frescos, hasta que me escuecen los labios. Y si pudiera quebrarme en dos en tres en varias partes lo haría y al acercarme al Neckar las arrojaría.

    A qué sentir a qué mirar a qué desear.

    Terrible es detenerse en lo que apunta A.M.

    "No te verán mis ojos;
    ¡mi corazón te aguarda!"

    Comentado por: Mandorla el 02/8/2007 a las 11:56

  • Pasó por Randa o se fue de parranda. Lo dejo a su imaginación.

    Comentado por: BB con moderación el 02/8/2007 a las 10:28

  • Desde que alguien escribió aquí "eres el puto amo" este blog es, como el presupuesto de la ecléptica, indescriptible.

    Comentado por: el nombre del hombre es muerto el 02/8/2007 a las 09:36

  • Grifo
    Muy bueno, pero sospecho que anda ud bastante confundido

    Comentado por: la llama del mechero el 02/8/2007 a las 07:30

  • Dedicado a Mandorla

    (y, por supuesto, a todo aquél que desee divertirse un poco -pero tiemble después de haberlo hecho-)


    Debo a la erudición de Al59 el conocimiento de las andanzas de la diosa hawaiana del fuego y los volcanes: Pele que, como el ancestro de la Mujer Pantera, suele provocar a los hombres haciendo autoestop en las carreteras del archipiélago, de noche y en parajes solitarios. Asume el aspecto de una joven marchosa, de piel moreno rojiza. Una vez en el vehículo, Pele siempre pide ginebra. Vacía las botellas de un trago; y, después, arroja por la boca algunas llamaradas de euforia. Además, antes de desaparecer como el humo, pide también cigarrillos que enciende con un chasquido de los dedos. Es ideal si te has quedado sin mechero y tienes que recorrer la isla de Maui. Se cuenta que, una noche, un taxista de origen mexicano tuvo suerte con ella y la dejó preñada (¡dejar preñada a Pele...!). Aunque pagó el atrevimiento chamuscándose la punta del pene; cosa que le sirvió para lucirse como meteoro en las noches de los prostíbulos y cobrar por enseñar las cicatrices de su sacrilegio.

    Hasta ahí, todo es normal. Pero..., pasados cuatro años del suceso, comenzó a cundir el rumor de que, en la isla de Maui, en la carretera a Hana que da la vuelta a la isla, un niño hacía autoestop a los taxistas. Solía aprovechar las horas del crepúsculo. Se trataba de un niño anómalo, como de cuatro años, moreno rojizo, con bigote incipiente de mozo quinceañero, y voz aguardentosa. Y, como simple juego, emitía por la boca anillos de humo.
    Si un taxista lo paraba, podía preguntarle:
    -Niño, ¿cómo es que vas solo? ¿Dónde está tu madre...?
    Y el niño:
    -Mamá está ardiendo bajo tierra. Se llama Pele y no me deja fumar.
    -¿Pero es que tú fumas, tan pequeño...?
    -Sí, pero no me trago el humo.
    -¿Y adónde quieres ir...?
    -Busco a mi padre.
    -¿Sabes quién es...?
    -No. Pero lo voy a saber a la primera
    -¿Cómo...?
    -Huele a chamusquina porque se le quemó la pirula mientras me estaba creando.
    -¿Lo vas a denunciar?
    -No, para qué... Se lo pienso a llevar a mamá.
    -¿Y qué le váis a hacer...?
    -Lo vamos a meter en una pila de lava.
    -¿Al rojo...?
    -Hasta un poquito anaranjada...
    -¿Y qué será de él...?
    -Que se quedará con nosotros. Y, cuando mamá se prepare a echar fuego por el volcán, él avisará a la humanidad con temblores de tierra. Y yo avisaré también echando volutas de humo por el cráter.
    -Entonces, ¿eres un dios...?
    El niño, como respuesta, arroja unas volutas de humo por la boca. Y el taxista:
    -¿Y tu papá ...? ¿Es que se va a volver un dios?
    -Encuantito lo atrape.
    Entonces, el taxista se lo piensa mejor y hasta puede añadir:
    -Oye, niño, ¿y yo no huelo un poco a chamusquina...?
    Y el niño:
    -Tú hueles a no haberte mojado desde que pasó el último monzón. O me paras ahorita mismo o te lleva la chingada y te denuncio a los ecologistas.

    La fama del niño se extendió por todas las islas. Y numerosos taxistas emprenden desde entonces el camino a Hana en la hora del crepúsculo. Pero, en cuanto al taxista mexicano, se dice que se volvió rápidamente a su país, en el estado de Puebla, al pie del Popocatepetl. Y sobre él circula un copla en hawaiano, que parece redactada por un imitador nativo de Alberti:

    Ya se marchó el buen taxista
    a su patria mexicana
    porque aquí no hay quien resista
    tanta pu ta americana.

    Y el mito sigue y seguirá hasta que el niño atrape a su papá y le dé un baño de lava.

    Esto es lindo. Esto sí es religión auténtica. No imagino que pueda haber alguien tan inhumano, o insensible, que se niegue a creer en esta historia. No importa que sea increíble. La guerra de Irak también es increíble. La historia del niño de humo, en cambio, favorece el turismo y la curiosidad.
    Y ya, con ese golpe de efecto que suelen dar todas las buenas religiones, yo os pregunto:
    -¿Alguno de vosotros huele, por casualidad, un poco a chamusquina...?
    Si ahora resulta que, al final...

    Grifo
    gris, pues vaya...

    Comentado por: Grifo el 01/8/2007 a las 23:36

  • Por Dios, Al, que estás tirando la casa por la ventana. Llevo todo el día desconectado y me quedo boquiabierto. El poema de Mei queda como inadvertido y fuera de este contexto. Estamos en verano. Y Mei nunca escribiría por aquí. Demasiado exótico. Posiblemente, él era el padre de aquella niña de aquel poema de aquel libro, Farra, de Azúa. Creo que sólo así puede darse una vuelta por aquí: es ese personaje.

    Lu, yo sí recuerdo. Tengo unos gustos muy clásicos y no puedo olvidarme de la otra orilla del camino. Seca, pues, esas lágrimas de cocodrilo.

    Y, ahora, me despido, pero antes os dejo un textito que escribí anoche en un momento de risa.

    Grifo

    gris


    Comentado por: Grifo el 01/8/2007 a las 23:25

  • Para mi la idea de ciudadano es un error , tu has de educar personas , la ciudadania es la comvivencia entre personas y lo que se debe hacer es crecer de forma individual y la union de individuos llegaran a ser una sociedad ,pero no al reves la creacion de una sociedad no crear individuos sino idiotas .

    Comentado por: albert pla el 01/8/2007 a las 20:11

  • Tremendo lo que ha contado Playboy.Y asi nos va.

    Comentado por: maleas el 01/8/2007 a las 20:10

  • EL CIELO ESTÁ ENCAPOTADO, QUIEN LO DESENCAPOTE…

    Da que pensar la prisa que tienen algunos por opinar y enturviar la cosa de cojones,sea esta la educación ,la política, la salud,el sexo y demás problemáticas filosóficas(?).Uno dice una cosa y otro dice tal,el caso es enturviar y categorizar aquí y acullá .Una vez que leo el artículo(algo ocioso de Ferlosio) sobre las lindes de educar o instruir llego a la conclusión de que sé menos de lo que sabía.Pero, ya entrando en las pseudoideas de la publicidad y otras yerbas, la sensación es de que me he perdido algo.

    “ El imponente poder pedagógico de la publicidad tiene ya derrotado de antemano cualquier otro intento educativo.”¿Puede haber prosa y afirmación más desoladora? Porque, lo que sí parece es que Ferlosio no duda de que la cosa sea así: que la publicidad es nuestra educación, y no se como no larga que es nuestra única padeia.Sería más correcto decir que es la suya.Pero encima, dice que es una cosa archisabida cuando parece ser que tan solo él la sabe:” una evidencia palmaria a cada instante como la luz del día”.(¿No es verdad que cuando un buen cristiano o ciudadano se entera de una cosa mala la evita y no la sigue?)Hay que ver lo que le aprieta a algunos intelectuales el comercio y la publicidad( De Azúa es otro). El fin de la publicidad para Ferlosio es la educación, o viceversa, aunque Ferlosio ni la una ni otra. Es un hombre de pinza en ristre y no se permite y se ahoga al no encontrar “ la paz en las entrañas de su entendimiento”.

    Para unos intelectuales una persona religiosa puede significar no tener visos de ser persona cabal, y hoy el buen visado es el que se cree a pie juntilla ser ciudadano sin tacha, laico y ateo.Vamos,que ateo hoy quiere decir mucho y cosita buena( un buen ateo y publicitario,además,como Javier Rioyo-en esta misma página- os ilustrará o educará o incluso,os puede salvar y ayudar a sobrellevar la nueva onda).Por lo demás, no sé, pero eso de que “no se forman buenos ciudadanos por las mismas vías que se conforman piadosos feligreses” es otra perogrullada, señor Savater. Todo se andará.Como muy bien dice Savater “ni de nada ni de nadie”,porque, ese educado y ciudadano( que sí ,que querrá decir otra cosa) hijo de la gran… que se escuda y cuida en maneras ciudadanas y luego esconde la piedra sigue mereciendo…¿tal vez otra cosa?

    Déjense de tantos matices( léase manías) y eduquen e ilustren a los crios, y por Diós o por otros, no lo vuelvan turulatos en las escuelas.Profesores impersonales los hay a punta pala.Perros,igual.Tontainas, también.Solo espero que los niños traigan consigo aquello que dejó dicho Unamuno: “El niño nace artista y suele dejar de serlo en cuanto se hace hombre.Y si no deja de serlo,es que sigue siendo niño.”

    Comentado por: Delfín el 01/8/2007 a las 19:59

  • Bueno, vi lo de "adiós Estrella" y creía que te despedías de mí.
    Adiós, Cristóbal.

    Comentado por: chiqui el 01/8/2007 a las 19:50

  • Con mi experiencia, no debería generalizar. Mis alumnos acudían voluntariamente, y para ellos la clase suponía uno de los pocos momentos lúdicos del día, dentro de una vida inmersa en la necesidad. Eso no quiere decir que no plantearan serias dificultades, pero la disciplina no era la fundamental. El caso es que como producto de una malinterpretación de ese espíritu crítico que la misma educación quiere inculcar, lo que se ha generalizado es más bien un espíritu de cachondeo hacia todo, pero tan poco crítico como la sumisión a la autoridad de antaño, tan de por principio.

    Comentado por: escarola el 01/8/2007 a las 19:43

  • ¿Perros? Collares ¡Ay!

    Me permiten … La primera … Copio.

    “Estrella era una perra mediana, con pelo entreverado de pardo y negro en su lomo; casi rubia en su cola, patas y cabeza; hocico largo y orejas en punta, que agachaba contenta cuando los parabienes y caricias, y que catapultaba hacia arriba cuando cualquier cosa llamaba su atención. Parecía un cruce de zorra y perro. Quién sabe si no lo sería. Pero no creo que el perro se llamara Roca, y la zorra Flores, porque cuando yo le preguntaba a Manuel cómo se llamaba la Estrella, me contestaba invariablemente:
    -Estrella Roca Flores.
    […]
    Siempre he creído que son los perros animales justiciadores del mundo. Cuando los afanes y quehaceres de los humanos son fórmulas más o menos disimuladas por la envidia, le puede tocar al más humilde de los hombres, el mejor de los perros.
    La enterró bajo el nopal de la tapia de su casa. Justo por donde hoy pasa la ampliación de la carretera nacional. Hoy pisan sobre sus huesos, cientos de ruedas de coches y camiones que en vida también supo esquivar, aunque claro, entonces se veía uno de uvas a peras.
    Adiós, Estrella. Yo sigo viéndote cuando las calimas de Agosto galguean sobre el horizonte. Es que sigues dando carreras para entrar triunfal en la casa, crines y rabo, las banderitas de la alegría.”

    Comentado por: Cristóbal el 01/8/2007 a las 19:38

  • Pla, le contaré lo que hacíamos con mi padre, de pequeños, cuando atravesábamos la finca del Alamín, en Toledo (había una servidumbre de paso en aquella joya de, creo, Franco).
    Solo pasar el muro de entrada, donde había un cartel con el nombre de la finca y la carretera pasaba a ser camino de tierra, mi padre detenía el coche, o la furgoneta, según la época, en la que tuvimos uno u otro. Entonces cargábamos el auto de piedras. Unas piedras redondas y gordotas que abundan por allí. Las mismas con las que provocábamos chispas que olía a tormenta.
    Las piedras eran para cuando nos cruzábamos con los faisanes. Entonces bajábamos como locos y nos poníamos a lanzar con nuestra mejor puntería, es decir, con ninguna. Así pasaron los domingos. Muchos, porque allí mi padre nos llevaba para hacer lo que más le gustaba en la vida: volar.
    Bien. Un domingo, sin embargo, a la vuelta, que solíamos hacer lo mismo, una de las piedras dió de lleno en el blanco (la cocorota de un faisán). Lo cogió mi padre y lo metió en la furgo. Aun vivía. Estábamos acongojados. Entonces se murió (su cabecita hizo plaf, y cayó hacia un lado). Al día siguiente mi madre lo cocinó y estaba como una piedra, claro.
    Creo que no volvimos ya, nunca más, a las andadas.

    Comentado por: Javier el 01/8/2007 a las 19:24

  • Qué pena la de O.K., que en su tierra hoy no puede alzar la copa.
    ¿Qué serían nuestras fiestas sin sus robaiyat?
    Aún oigo su voz, sabia, recriminándonos cuando nos poníamos pesados en nuestro último encuentro, entre juniperus bajo el claro de luna:

    Discutir los principios del universo, ¿importa?
    ¿Qué más da, tras mi muerte, si no es eterno el mundo?

    M., sus palabras son la danza que deshacen el cerco de lo grávido.

    Humildemente,

    S.

    Comentado por: Scardanelli el 01/8/2007 a las 19:21

  • ¡ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja aja aja aja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja aja ja ja!

    Desde Anadir

    Comentado por: (...) el 01/8/2007 a las 18:58

  • Chivos expiatorios, siempre. Bien, no pasa nada, más y más de lo mismo. No espero que jamás cambie.
    Hace ya unos cuántos años, sino bastantes, que en la puerta del IES dónde trabajo al salir al acabar mi jornada me detuve un momento y pensé: "esto es una estafa". Se supone que dentro de este recinto yo debo mantener todas las normas respecto a lo que se llama civilidad, cultura, educación, etc, etc, pero a partir de esta puerta, nadie, absolutamente nadie ni nada, me apoya en ello. Todo lo contrario, el boicot es lo constante, ni padres, ni guardia urbana, ni medios de "comunicación", ni el alcalde, me apoyan en lo más mínimo, al contrario, hunden el trabajo que yo pueda hacer.
    Por supuesto a todos estos "entes", padres, y otras personas responsables desde tantísimos ámbitos, se les llena la boca hablando de "educación", "civismo" y "cultura".
    Pues nada. Seguiremos, no vamos a perder el buen humor por culpa de tanta tontería.


    Comentado por: playboy el 01/8/2007 a las 16:26

  • Cajal cuenta en su biografía como le pegaban los profesores...didactica tradicional, por no contar lo que cuentan los clásicos de literatura hablando de sus profesores... en fin!

    es hora de sumergirse en el mar... me encanta la sirenita, voy a ver si está el pececito que me vigila

    Comentado por: Enea el 01/8/2007 a las 15:54

  • Creo que tradicionalmente la didáctica se ha aprendido por imitación, tomando por modelo a otros profesores. Ahora que esos métodos tradicionales han quedado obsoletos y se han ampliado las necesidades educativas a los ... inmigrantes

    debo ir a nadar un rato, pero tradicionalmente ...m? no existía la escuela más que para los ricos, en fin y aún hoy muchos niños no van a la escuela.. bueno.. claro que...

    Me encanta la sirenita...

    Comentado por: Enea el 01/8/2007 a las 15:52

  • Creo que tradicionalmente la didáctica se ha aprendido por imitación, tomando por modelo a otros profesores. Ahora que esos métodos tradicionales han quedado obsoletos y se han ampliado las necesidades educativas (con la entrada de inmigrantes y las nuevas tecnologías por ejemplo) se trata de imponer a los futuros educadores estudios teóricos de los métodos didácticos. Antes estaba el CAP, pero nadie se lo tomaba en serio. Ahora, los profesores piden auxilio para enfrentarse a los retos que supone el cambio de actitud de sus alumnos frente a la figura del profesor. Yo he dado clases de español a inmigrantes, sin preparación especial para ello (desde el punto de vista didáctico) pero creo que la flexibilidad, el diálogo, el interés hacia ellos, pueden dar muy buenos resultados. Y si los da con estos casos más difíciles, en general, debería darlos. Creo que mis alumnos y yo nos lo pasamos bien, y en fín, algo aprenderían. Claro que lo que digo no sé si se puede enseñar, se necesita una disposición.

    Comentado por: escarola el 01/8/2007 a las 15:37

  • Eso es, Maleas y Javier, ¿quién educa a los educadores?

    Publicado por: (...) | 01/08/2007 17:11:56

    Tales preguntas violan la primera norma de cordura, cordura,Fernando sabater décima edición,
    norma de cordura: separar fantasia de realidad y olvidan una lección que se remonta a Platón ( Savater, El Valor de Educar)que la diferencia entre el malvado y el justo es que el primero realiza fechorías, el segundo sólo las sueña...
    Editorial Ariel y la Sirenita

    Enea

    Comentado por: Enea el 01/8/2007 a las 15:29

  • Mira publicitario agresivo:
    La kafkiana singuerina te dice que ya se ha pasado por el blog y, vamos, insisto en que en lo de aplaudirse a uno mismo,
    si sigues así te mando a la provoqueen...como dijo alguien en el blog de Vicente Verdú!!!!!!!!!! ay ay ay !
    qué forma más extraña tienen ustedes de latigarse, josefina

    tanto le molesta ese mensaje, pues mire que en las páginas de azúa se han dado tantos... pero... seamos fieles a la danza

    dance, josefina... Napoleón nunca llegó a siberia


    mamá en fin visiten el blog de Antonioni y Lulu
    ay madre,, ... mammma... mummy... donde estará mi dad
    las focas y los niños lo hacen mejor. Y antonio con la rosa y su web, lo hacía bien, mire que llamar foca a la magnífica web del que la lleva en la rosa...

    Publicado por: Josefina la cantora | 01/08/2007 16:36:55


    Siberia
    Enea

    Comentado por: Enea el 01/8/2007 a las 15:16

  • Eso es, Maleas y Javier, ¿quién educa a los educadores?

    Comentado por: (...) el 01/8/2007 a las 15:11

  • Ya ves Javier,mas o menos lo que vengo diciendo,pero en forma menos clara y escueta.Es asi.¿Quien educa a los educadores?.

    Comentado por: maleas el 01/8/2007 a las 14:52

  • Ah, y un saludo, y, la verdad, dedica tu blog a alguna misteriosa y más fecunda Otra Cosa.

    Comentado por: Josefina la cantora el 01/8/2007 a las 14:39

  • Mira publicitario agresivo:
    La kafkiana singuerina te dice que ya se ha pasado por el blog y, vamos, insisto en que en lo de aplaudirse a uno mismo, las focas y los niños lo hacen mejor.

    Comentado por: Josefina la cantora el 01/8/2007 a las 14:36

  • el verdadero poder es el económico. Los partidos políticos 'con posibilidades' son un negociado más de los grandes grupos de poder.

    ... ay! Murdoch

    no es el verdadero análisis, no? es una parte... era una sociedad campesina la rusa de ese tiempo, brutalmente arañando la tierra para el medievo del zar... el verdadero poder para Marx era la conciencia, la revolución no sangrienta, eso dijo cuando La Comuna de París, no?

    si fuese el dinero, ni el Zar, ni Pinochet, o Kennedy entre otros muchos... hubiesen sido derrotados

    Enea

    Comentado por: Enea el 01/8/2007 a las 13:34

  • Al final, aunque se digan y hasta crean de vuelta del mismo, en cuanto escarban un poco todos redescubren el análisis marxista: el verdadero poder es el económico. Los partidos políticos 'con posibilidades' son un negociado más de los grandes grupos de poder.

    Comentado por: Al59 el 01/8/2007 a las 12:54

  • kndusen
    a mi lo que mas me gustaba era cuando el perro te hacia la parada , recuerdo cazar con uno que lo hacia de libro , levantaba , te miraba y entra , luego yo fallaba y entonces si que la mirada era despreciativa , en plan : coleguita apunta bien . Hace mucho que no cazo , pero voy renovando los permisos .

    Comentado por: albert pla el 01/8/2007 a las 12:54

  • @ albert pla

    yo también cazo con perro y a la mano. Dentro de catorce días se abre la media veda. Lo que más me gusta es limpiar la escopeta mientras silbo el alegre cazador de S. La podenca ya está nerviosa. La pointer se murió el año pasado con dieciocho años a cuestas. A ella, a diferencia del lobo de RSF sí la han dejado tumbarse en el regazo del descanso merecido. La echo mucho de menos. Se llamaba Collares, porque tenía el mismo aire despreciativo y codicioso de Carmen Polo de Franco.

    Comentado por: knudsen el 01/8/2007 a las 12:44

  • @ joaquinita, donde quiera que estés,

    jeg elsker deg!!!

    Comentado por: knudsen el 01/8/2007 a las 12:38

  • 1. @ Publicidad Agresiva:
    Oiga, eso de aplaudirse a sí mismo lo hacen mucho mejor los niños.

    Publicado por: Josefina la cantora | 01/08/2007 12:38:15
    ________________________

    Y mejor que los niños, las focas.

    No deje de pasar por el blog, kafkiana cantora.

    Comentado por: Publicidad Agresiva el 01/8/2007 a las 12:32

  • @- Ni idea de qué me habla.

    Comentado por: Al59 el 01/8/2007 a las 12:08

  • javier

    yo he cazado bastante , me gusta hay que tener un buen perro , el problema era mi punteria , era malo . La caza del jabali ya no me gusto tanto , demasiada paciencia y quietud , pero la caza menor , perdiz , codorniz , algun faisan , la relacion con los perros , todo eso es basico en la educacion de una persona , la naturaleza y el deporte no estan valoradas bien en la educacion . Si los niños trataran con perros , caballos , pescaran , cazaran verian que no son los amos del mundo y si practicaran deportes de equipo , compitiendo , pero en su justa medida verian que una vez la caga uno y otra vez otro y hay que hacer los apoyos para llegar a el objetivo . La teoria esta bien , pero hay que estar en situaciones , en mi colegio recuerdo que nos pasamos 15 dias en una granja , eramos pequeños, pero vimos los procesos , limpiar establos , dar de comer a animales , ordeñar vacas ( lo vimos tendriamos 12 años ) , pero esas cosas quedan .

    Comentado por: albert pla el 01/8/2007 a las 12:07

  • @AI59: sie alguien se comunica con él, que le digan que su invento está fallando desde ayer. Hoy el número de NIÑOS INOCENTES que se mueren A DIARIO por hambre es de más o menos 30.000 (TREINTA MIL). Son cifras de la ONU.

    Comentado por: - el 01/8/2007 a las 12:03

  • Me ustaría añadir sobre el tema de la caza (usted perdone, Basilio) algo que creo haber dicho otra vez: para quienes nos pasamos la vida en el campo, y no hemos pegado un tiro nunca, la caza también existe. Sucede cuando ves un bicho, un zorro, un gamo, un jabalí. La caza mayor siempre fue escasa. Avistar un bicho es raro y emocinante.
    Esto no es ninguna metáfora

    Comentado por: Javier el 01/8/2007 a las 11:56

  • Vale, Maleas, entonces no me extraña que no entendiera nada.
    Sí, desde hace tiempo sé que a Ferlosio no le gusta nada que elementos de "fuera", como podría ser ese de la educación, pasen dentro de las aulas. Ahora me cuadra mejor. No obstante, F. Liria dice que Ferlosio es el principal inspirador... Supongo que es lo que tiene ser un pensador de esa talla: todos se arrogan su discurso.
    (acabo de darme cuenta que Basilio también genera posts, por lo que su artículo sobre la caza, traído por mí a este sitio, no tiene demasiado sentido... Decididamente, soy demasiado vago como para andar dando saltos entre un blog y otro)

    Comentado por: Javier el 01/8/2007 a las 11:51

  • Bien reencontrada y supongo que ilesa Knudsen.
    Ya sé quienes son los responsables del bulo del Cambio Climatico:La CIA y ASAJA.Estos últimos han conseguido aumentar el precio del cereal que se mantenia a la baja por lo menos desde los tiempos de Ullastres y los primeros esperan asi acabar con la fuente de financiación del terrorismo islamico,los beneficios del petroleo.Elemental amiga Knudsen,busque a Ortega y a ver que se puede hacer al respecto.
    Mantenganos informados,por favor.

    Comentado por: maleas el 01/8/2007 a las 11:33

  • Me pones en un brete Javier.Ayer intenté resumir el debate entre Ferlosio y Sabater,dar mi versión vamos y de momento ninguno de los dos me ha desmentido.
    Mi impresión es que Ferlosio lo que que sostiene es que la idea de ciudadania se aprende en el entorno familiar y social,y ademas con el ejemplo,vgr. que SM no se dedique a matar osos drogados o cambiar de yate como quien cambia de camisa,que los ex presidentes no se dediquen a "asesorar" a especuladores inmobiliarios,que las grandes corporaciones,vease el articulo de cabecera,traten a sus clientes con arreglo a los principios que inspiraron el decimononico,ahora se dice obsoleto,Codigo de Comercio .... y procuren enseñar el Teorema de Pitagoras,los Principios de Euclides o Historia y Geografia .
    Hoy,uno de los autores del "contenido",Fernandez Liria,se muestra conciliador e informa a Ferlosio,"el ordeñador de toros" según Sabater, de que precisamente ha sido Ferlosio,su pensamiento,el inspirador de esos "contenidos".
    De una de estas, de un berrinche,seguro que me lo matan.

    Comentado por: maleas el 01/8/2007 a las 11:24

  • Compruebo con una cierta congoja que Basilio nos reprende por nuestra anárquica manera de "conversar". Es posible que no sea ejemplar ni demasiado ortodoxa pero... ¡estamos vivos, Baltasar!. Y eso no deja de ser sorprendente.

    De vivos y muertos, por Basilio Baltasar

    Los amos de la tierra
    En el noticiero de la segunda cadena de Televisión Española dan paso a la crónica de una cacería. La corresponsal enviada al país centroafricano nos advierte que la caza de grandes mamíferos se ha puesto otra vez de moda por un módico precio. Ya no son potentados acompañados de bellas señoritas los que otean el horizonte de la sabana sino jóvenes nerviosos los que contratan los servicios de las modernas agencias de viaje.

    Vemos a un gran elefante plantarse en seco, como si recordara algo, y caer de lado agitando las orejas. Un enorme hipopótamo con las mandíbulas sujetas por gruesas cuerdas de esparto es arrastrado entre los árboles por esforzados porteadores. Un búfalo solemne resopla, hinca su hocico en el suelo y deja de respirar. A su lado, orgullosos cazadores de raza blanca agitan en el aire su fusil y muestran a la cámara una entusiasta sonrisa.

    La periodista localiza al propietario de la agencia que ha descubierto este filón. Es un muchacho joven y bien plantado, un español amable que mira a la periodista con gran interés. La estancia en la que hablan está decorada como la casa de Robert Redford en Memorias de África. Por lo visto su negocio es un éxito del que está muy orgulloso y aprovecha la ocasión para hurgar en el corazón de sus clientes.

    “Cuando disparas y ves caer ante ti al animal que has perseguido sientes algo muy profundo. No te lo puedes imaginar. Es una emoción que no se puede expresar con palabras”.

    Como qué no se puede expresar con palabras, muchacho. Estás muy equivocado. Al contrario. Se nota que no tienes tiempo para leer, a pesar de los libros de Hemingway, el gran macho, que veo delicadamente desordenados sobre tu mesa de café.

    Yo sí puedo imaginar lo que sientes cuando apuntas a tu presa, sorprendida rumiando sus hojas de hierba. Un inaudible zumbido atraviesa tus tímpanos hasta provocar una agradable sensación de vértigo. El sudor mana a raudales por tu piel y poderosos olores excitan tu sentido del placer. Las dudas sobre el alcance de tu hombría han desaparecido. Y los hombres que a tu espalda murmuran se han extinguido como un mal sueño al amanecer. La risa maliciosa de las mujeres que te han abandonado sonará durante algún tiempo, hasta que te parezca un murmullo de admiración. Eres más alto y fuerte que el día que llegaste al Continente Negro y eso es una increíble manifestación del poder que llevas dentro. Ahora se trata de demostrar quién eres y lo vas a conseguir haciendo frente al herbívoro que pace junto a su manada. Míralo, no tiene ni idea de lo que le va a pasar. La voluntad y el coraje que sientes empuñando tu formidable rifle de gran calibre transforman tu rostro aniñado. Se acabaron las ambiguas transacciones del mundo que has padecido. Aquí todo vuelve a ser claro y rotundo, como al principio de los tiempos. Los amos de la tierra han vencido de nuevo y tú disparas en su nombre. La victoria sobre el hipopótamo que toma el sol en la orilla de la charca será inolvidable.

    Cuando la muerte corroa tus huesos y el semen se te haya podrido en tus flácidos testículos, desdentado y tembloroso, querrás recordar este momento. Y todo aparecerá nítidamente ante tus ojos. Aprietas el gatillo y antes de caer al suelo, el majestuoso elefante, cuyos colmillos querías ver colgados en el salón de tu casa, te dirije una última y extraña mirada.

    Comentado por: Javier el 01/8/2007 a las 11:05

  • Maleas, le ruego transmita de mi parte a Carlos Fernández Liria mi confusión ante el escrito que usted nos ha copiado aquí. Realmente, no entiendo qué quiere decir... Parte se debe a mi natural torpeza para descifrar ciertos estilos, de eso no tengo duda. Quizá una glosa de usted, un comentario, vendría bien.
    Rafael S. Ferlosio y la educación forman parte de universo más sensible.

    Comentado por: Javier el 01/8/2007 a las 10:54

  • @Maleas. Ni siquiera sé si el marroquí era musulman, ni (casi) me importa. Al ser la primera vez que entrevistaba a alguien de esas latitudes reconozco que lo hacía con una curiosidad algo mayor de lo normal. Como siempre, me llamó la atención las maneras educadas o refinadas de esta gente.
    Lo he dicho más veces: a mí me "compran" con unas maneras refinadas o educadas..

    Comentado por: Javier el 01/8/2007 a las 10:44

  • @Isis. Quizá solo se trate de una reminiscencia, muy lejana, de los árboles y la fruta, es decir, del Edén.
    Con la agricultura, empezamos a doblar el espinazo y a mirar en "contra picado" (por seguir con la broma), es decir, a mirar al suelo en vez de al cielo y a trabajar para ganarnos el derecho de vivir. Un absurdo que nos tiene estupefactos desde hace miles de años.

    Comentado por: Javier el 01/8/2007 a las 10:40

  • 1. @ Publicidad Agresiva:
    Oiga, eso de aplaudirse a sí mismo lo hacen mucho mejor los niños.

    2. Si B. Baltasar ha escrito lo que que ha escrito, vaya..., vaya manos que sostienen este blog...

    Comentado por: Josefina la cantora el 01/8/2007 a las 10:38

  • Dios mediante (y obstante) a lo mejor no sobra traer a la superficie este texto de Mei:

    Si alguien pregunta por Dios, habría que guardar silencio. Habría que hacerse noche, o niebla, o espera; y dejar sin apoyo su pregunta. Que caiga la interrogante hacia su propio abismo por fuera y por dentro hasta encontrar la respuesta que la rompa como un golpe al silencio.

    Si alguien necesita a Dios, habría que acercarle a Él. Llevarle hasta Sus puertas dulcemente doradas, hasta Sus límites de cristal de mil colores y enseñarle una oración y el protocolo de una reverencia.

    Si alguien vive sin Dios, habría que olvidarle. Ni tan siquiera pensar en él, porque podríamos turbar una idea no nacida. No cometamos el sacrilegio de romper el precinto tras el que dormita el genio.

    Si alguien destruye a Dios, habría que ayudarle. Darle nuestra fuerza, nuestra astucia, nuestra total falta de compasión: ponernos por entero al servicio de su obra y que se acabe Dios de una vez para siempre.

    Y si alguien comprende, regalémosle una sonrisa.

    Comentado por: Al59 el 01/8/2007 a las 08:50

  • No es necesario que me contesten ahora, háganlo después de la publicidad...

    Comentado por: escarola el 01/8/2007 a las 08:21

  • Me parece eso, ridículo.

    Comentado por: escarola el 01/8/2007 a las 08:20

  • Es ridículo

    Comentado por: escarola el 01/8/2007 a las 08:20

  • Estimados amigos:
    El arte de conversar con fluidez, quiero decir: hablando y escuchando, requiere ciertas reglas de cortesía. No son tan solo normas de respeto, pues son las que al fin y al cabo hacen atractivo el contenido de la charla. Quiero proponerles que se aplique algún tipo de norma para regular nuestro intercambio de ideas y opiniones. Por ejemplo, cada intervención ocupará el espacio que su autor considere adecuado pero no se repetirá hasta que haya intervenido cualquier otro comentarista. De este modo, respetando un turno de intervenciones espontáneo, evitaremos la siempre incómoda sensación de ver que uno habla sin importarle cómo van a replicarle los demás. ¿Les parece?

    Publicado por: Basilio Baltasar, editor de El Boomeran(g) | 31/07/2007 13:19:15

    Comentado por: PERO POR FAVOR el 01/8/2007 a las 08:12

  • Visite el blog de Clonclón: ¡ni una palabra de más!

    Comentado por: Publicidad Agresiva el 01/8/2007 a las 08:07

  • buenos días, isleños

    de vuelta y con ganas de saber de ustedes. En cuanto lea lo que tengo atrasado volveré a la fiesta. Mientras, saludos cordiales para todos,
    k

    Comentado por: knudsen el 01/8/2007 a las 07:34

  • Señores y Señora una noticia importantisima , el musico del blog y no me refiero a mi sino al musico de verdad es decir a COCO tiene ya obra publicada , esta en su blog , acudan , clicando en su nombre en rojo . Grande COCO .

    Comentado por: albert pla el 31/7/2007 a las 23:58

  • Buenas noches, Mandorla. Felices derroteros, sean cuales sean. Pude visitar a Patinir, aunque no pude quedarme mucho tiempo debido al cansancio. Necesito volver. Patinir es un pintor telescópico. Nunca puede acabarse de ver. Los idólatras nos extasiamos ante sus obras. No se pueden comer pero no importa: también alimentan.
    Saludos.

    Grifo

    Comentado por: Grifo el 31/7/2007 a las 23:27

  • Todo lo que dice, amigo mío, halla un eco mágico en mi sensibilidad.

    Es hora de beber, danzar, deshacer el cerco de lo grávido.

    Le sé acodado en lo obscuro, mirando fijamente el Silencio donde todo cabe, también la inocencia anhelada.

    Ne te dépense pas tant en tristesse insensée,
    mais sois en fête.
    Puisque la fin de ce monde est le néant,
    suppose que tu n'existes pas, et sois libre.

    Me lo ha repetido O.K. mientras vaciaba su enésima copa, brillantes sus ojos más que todas las estrellas.

    Sois libre.

    M.

    Comentado por: Mandorla el 31/7/2007 a las 23:23

  • Claro Albert,lo que ocurre es que además esto es algo nuevo y nos comportamos con ideas generadas en el pasado,habitos que se dice.A los humanos nos cuesta,a unos mas que a otros,adaptarnos a lo nuevo.Ya sabes,una cosa es mirar el bosque y otra ver ademas los arbolitos.
    Ademas al ser un espacio abierto surgen disfunciones,aqui no muchas,los incordiadores se suelen aburrir pronto.

    Comentado por: maleas el 31/7/2007 a las 23:21

  • maleas

    La frase de Bergman me parece buena , la de los provincianos y los internacionales me refiero .

    sobre lo que dice Basileo Baltasar de las intervenciones no estoy de acuerdo , creo que las reglas son claras , y funcionan , en realidad solo alguien que entra con la intencion de molestar lo consigue , pero el dialogo es fluido aunque alguien meta tres comentarios seguidos .

    Pla ( josep ) hablando de su penya de l'ateneu donde cada dis se reunian personas para discutir y en muchisimas ocasiones no estaban de acuerdo y se formaban debates cruzados , como aqui que hay varios temas a la vez , pues Pla decia que lo que hacia que esa penya durara no era sus posturas ni los debates sino que habia unas normas el las llama , "la educación normal" consiste en que todos conocen hasta donde pueden llegar y no hace falta establecer normas , aqui estamos asi , asi que para mi las normas estan claras .

    Comentado por: albert pla el 31/7/2007 a las 22:41

  • Estimados amigos:
    El arte de conversar con fluidez, quiero decir: hablando y escuchando, requiere ciertas reglas de cortesía. No son tan solo normas de respeto, pues son las que al fin y al cabo hacen atractivo el contenido de la charla. Quiero proponerles que se aplique algún tipo de norma para regular nuestro intercambio de ideas y opiniones. Por ejemplo, cada intervención ocupará el espacio que su autor considere adecuado pero no se repetirá hasta que haya intervenido cualquier otro comentarista. De este modo, respetando un turno de intervenciones espontáneo, evitaremos la siempre incómoda sensación de ver que uno habla sin importarle cómo van a replicarle los demás. ¿Les parece?

    Publicado por: Basilio Baltasar, editor de El Boomeran(g) | 31/07/2007 13:19:15

    Comentado por: LES PARECE el 31/7/2007 a las 22:21

  • Por cierto, otra tristeza. Jesús Ordovás ha hecho su último programa en Radio 3... Después de tantos años de música ¡Menudo día!
    En fin, buenas noches.

    Comentado por: Isis el 31/7/2007 a las 22:03

  • @Javier,
    Pues mira, yo me imaginaba a los directores muertos mirando por el visor hacia la tierra ¿Por qué imaginamos que el cielo tendría que estar arriba?
    Arriba y azul.
    Abajo estaríamos nosotros en un contra-picado, como siempre, de admiración, de fe, de miedo o de esperanza... Quién sabe. Arriba y azul. Arriba y bello. Arriba y como única verdad...




    Comentado por: Isis el 31/7/2007 a las 22:00

  • Hola Grifo. Buenas noches, cher mangeur de pierres. Gran Idólatra. Mil perdones por la callada. Llegará o acaso nos encontraremos en otros derroteros. ¿Pudo visitar a Patinir?

    Comentado por: Mandorla el 31/7/2007 a las 21:33

  • Coco : Gracias por esa página con partituras. Yo no la conocía. Soy un navegador muy casero y no suelo llegar muy lejos. Todavía busco la partitura del Trilogy, de Emerson, Lake, etc..., que tal vez se pueda bajar libremente, quién sabe..., por fa (no quiero decir nada).

    Isis: ¿que un día de estos me va a contar algo...? ¿Y por qué no me lo cuenta ya...? (no quiero decir anda).

    Maleas: Lo de 'propio de etetas' referido al disfrute estético de lo religioso es, para mí, cosa muy diferente de lo que hacía Kavafis. Su sentimiento parece, más que estética, cosmética. No está mal. Pero la relación es más profunda; o, simplemente, profunda: Estética y Religión son formas de lo mismo. Las religiones son obras de arte creadas por poetas. Sus adoradores sólo han adorado poemas y metáforas. Hay religiones buenas y otras peores en el sentido de la crítica de las obras de Arte. Hay obras religiosas en verso (parte del judaísmo y todo el Islam); y otras en prosa, como los Evangelios y textos budistas.
    Las religiones se crean, como cualquier obra del Arte (¡de cuando existía el Arte!), como expresiones de valores transcendentes, tales que Belleza, Verdad, Significado, etc...
    Los verdaderos creadores de religiones son los escritores, los poetas, los narradores de historias. Todos. Cristobal, por ejemplo, es un buen creador religioso en su última historia, que parece escrita a la vista de las cumbres de Navacerrada y La Maliciosa. Dan ganas de lanzarse con otra historia (¡pero no quiero decir nada!).
    Saluts.

    Grifo
    en gris, qué se le va a hacer...

    Comentado por: Grifo el 31/7/2007 a las 21:27

  • recuerdo que cuando le preguntaron a un hombre ( científico) en uno de esos congresos que debaten esos temas,le preguntaron que sí creía en Dios.
    Ese hombre contestó: "pregúnteme antes, quién es Dios. Y eso hizo el entrevistador.
    .- Quién es Dios?
    y contestó: make-believe ( representaciones)

    me encanta ese hombre
    Enea

    Comentado por: Enea el 31/7/2007 a las 18:59

  • El lobo, viejo, desdentado, cano, despeluchado, desmedrado, enfermo, cansado un día de vivir y de hambrear, sintió llegada para él la hora de reclinar finalmente la cabeza en el regazo del Creador. Noche y día caminó por cada vez más extraviados andurriales, cada vez más arriscadas serranías, más empinadas y vertiginosas cuestas, hasta donde el pavoroso rugir del huracán en las talladas cresterías de hielo se trocaba de pronto, como voz sofocada entre algodones, al entrar en la espesa cúpula de niebla, en el blanco silencio de la Cumbre Eterna. Allí, no bien alzó los ojos -nublada la visión, ya por su propia vejez, ya por el recién sufrido rigor de la ventisca, ya en fin por lágrimas mezcladas de autoconmiseración y gratitud- y entrevió las doradas puertas de la Bienaventuranza, oyó la cristalina y penetrante voz del oficial de guardia, que así lo interpelaba:

    «¿Cómo te atreves siquiera a aproximarte a estas puertas sacrosantas, con las fauces aún ensangrentadas por tus últimas cruentas refecciones, asesino?»

    Anonadado ante tal recibimiento y abrumado de insoportable pesadumbre, volvió el lobo la grupa y, desandando el camino que con tan largo esfuerzo había traído, se reintegró a la tierra y a sus querencias y frecuentaderos salvo que en adelante se guardó muy bien, no ya de degollar ovejas ni corderos, que eso la pérdida de los colmillos hacía ya tiempo se lo tenía impedido, sino incluso de repasar carroñas o mondar osamentas que otros más jóvenes y con mejores fauces hubiesen dado por suficientemente aprovechadas. Ahora, resuelto a abstenerse de tocar cosa alguna que de lejos tuviese algo que ver con carnes, hubo de hacerse merodeador de aldeas y caseríos, descuidero de hatos y meriendas. Las muelas, que, aunque remeciéndosele ya las más en los alvéolos, con todo, conservaba, le permitían roer el pan; pan de panes recientes cuando la suerte daba en sonreír, pan duro de mendrugos casi siempre. Viviendo y hambreando bajo esta nueva ley permaneció, pues, en la tierra y en la vasta espesura de su monte natal por otro turno entero de inviernos y veranos, hasta que, doblemente extenuado y deseoso de descanso tras esta a modo de segunda vuelta de una antes ya larga existencia, de nuevo le pareció llegado el día de merecer reclinar finalmente la cabeza en el regazo del Creador. Si la ascensión hasta la Cumbre Eterna había sido ya acerba la primera vez, cuánto más no se le habría vuelto ahora, de no ser por el hecho de que la disminución de vigor físico causada por aquel recargo de vejez sobreañadido sería sin duda compensada en mayor o menor parte por el correspondiente aumento del ansia de descanso y bienaventuranza. El caso es que de nuevo llegó a alcanzar la Cumbre Eterna, aunque tan insegura se le había vuelto la mirada que casi no había llegado siquiera a vislumbrar las puertas de la Bienaventuranza cuando sonó la esperada voz del querubín de guardia:

    «¿Así es que aquí estás tú otra vez, tratando de ofender, con tu sola presencia ante estas puertas, la dignidad de quienes por sus merecimientos se han hecho acreedores a franquearlas y gozar de la Eterna Bienaventuranza, pretendiéndote igualmente merecedor de postularla? ¿A tanto vuelves a atreverte tú? ¡Tú, ladrón de tahonas, merodeador de despensas, salteador de alacenas! ¡Vete! ¡Escúrrete ya de aquí, tal como siempre, por lo demás, has demostrado que sabes escurrirte, sin que te arredren cepos ni barreras ni perros ni escopetas!»

    ¡Quién podrá encarecer la desolación, la amargura, el abandono, la miseria, el hambre, la flaqueza, la enfermedad, la roña, que por otros más largos y más desventurados años se siguieron! Aun así, apenas osaba ya despuntar con las encías sin dientes el rizado festón de las lechugas, o limpiar con la punta de la lengua la almibarada gota que pendía del culo de los higos en la rama, o relamer, en fin, una por una, las manchas circulares dejadas por los quesos en las tablas de los anaqueles del almacén vacío. Pisaba sin pisar, como pisa una sombra, pues tan liviano lo había vuelto la flaqueza, que ya nada podía morir bajo su planta por la sola presión de la pisada. Y al cabo volvió a cumplirse un nuevo y prolongado turno de años y, como era tal vez inevitable, amaneció por tercera vez el día en que el lobo consideró llegada para él la hora de reclinar finalmente la cabeza en el regazo del Creador.

    Partió invisible e ingrávido como una sombra, y era, en efecto, de color de sombra, salvo en las pocas partes en las que la roña no le había hecho caer el pelo; donde lo conservaba, le relucía enteramente cano, como si todo el resto de su cuerpo se hubiese ido convirtiendo en roña, en sombra, en nada, para dejar campear más vivamente, en aquel pelo cano, tan sólo la llamada de las nieves, el inextinto anhelo de la Cumbre Eterna. Pero, si ya en los dos primeros viajes tal ascensión había sido excesiva para un lobo anciano, bien se echará de ver cuán denodado no sería el empeño que por tercera vez lo puso en el camino, teniendo en cuenta cómo, sobre aquella primera y, por así decirlo, natural vejez del primer viaje, había echado encima una segunda y aun una tercera ancianidad, y cuán sobrehumano no sería el esfuerzo con que esta vez también logró llegar. Pisando mansa, dulce, humildemente, ya sólo a tientas reconoció las puertas de la Bienaventuranza; apoyó el esternón en el umbral, dobló y bajó las ancas, adelantó las manos, dejándolas iguales y paralelas ante el pecho, y reposó finalmente sobre ellas la cabeza. Al punto, tal como sospechaba, oyó la metálica voz del querubín de guardia y las palabras exactas que había temido oír:

    «Bien, tú has querido, con tu propia obstinación, que hayamos acabado por llegar a una situación que bien podría y debería haberse evitado y que es para ambos igualmente indeseable. Bien lo sabías o lo adivinabas la primera vez; mejor lo supiste y hasta corroboraste la segunda; ¡y a despecho de todo te has empeñado en volver una tercera! ¡Sea, pues! ¡Tú lo has querido! Ahora te irás como las otras veces, pero esta vez no volverás jamás. Ya no es por asesino. Tampoco es por ladrón. Ahora es por lobo».
    RSF

    Prefiero a éste y lo que puso Piel | 31/07/2007 11:54:59



    Comentado por: Cristóbal el 31/7/2007 a las 18:28

  • "la extrañeza crítica sólo puede suscitarla la atrición entre dos términos del contenido"
    Ferlosio.

    Precisamente eso es lo que intentaba anteayer decirle a Provoqueen.Solo si se conoce el contenido,la historia,su genesis y evolución,la comparación con otros sistemas que abordan lo mismo se puede analizar y criticar determinada cuestión.Lo demas,filosofia francesa.
    Pena que esté en Paris y no pueda leer esto.

    Comentado por: maleas el 31/7/2007 a las 17:13

  • @ Pla (y compañía)

    Disculpe(n) mi redundancia. ¡Tanto buscar el artículo de RSF y Albert me lo había servido en bandeja, junto con la respuesta de FS.
    Otro día miraré antes donde pego las cosas.

    Comentado por: ortega el 31/7/2007 a las 17:12

  • Educar e instruir
    Rafael Sánchez Ferlosio 29/07/2007

    Y a al solo título del artículo de Fernando Savater, ¿Ciudadanos o feligreses? (EL PAÍS, 4 de julio de 2007), puede reprochársele un principio de confusión. Yo no veo ahí ningún aut/aut, porque no hallo diferencia formal entre "ser buen cristiano" y "ser buen ciudadano"; aun más, ¿acaso no ha ejercido nunca la parroquia funciones de división administrativa para asuntos civiles? No sólo no hay diferencias de forma, sino que incluso pueden encontrarse muchas coincidencias de contenido.

    En alguna otra ocasión he deplorado la falta de confianza de Fernando Savater en "los contenidos" del conocimiento, en la medida en que, con respecto a la enseñanza pública, no se conforma con "la instrucción", sino que encarece, casi como más importante, "la educación". En ésta incluye hasta lo que llaman "espíritu crítico"; pero no sólo ocurre que el dicho espíritu crítico no puede ser materia de enseñanza, ni menos todavía de educación, sino que, por añadidura (aunque por mi parte preferiría para él otro nombre menos activo, más receptivo), es algo que sólo puede surgir precisamente de los contenidos: la extrañeza crítica sólo puede suscitarla la atrición entre dos términos del contenido; por ejemplo, la que tan desoladoramente hizo empecinarse y estrellarse a San Anselmo de Canterbury, o sea, la que le chirriaba en el oído al violentar la compatibilidad entre "infinitamente justo" e "infinitamente misericordioso" como atributos simultáneos de la Divinidad ("Proslógion").

    El llamado "espíritu crítico" guarda tal vez un notable parentesco con lo que los helenos llamaba "asébeia" (± impiedad), y presumo que chocaba, al menos mediatamente, con la "paideia". Ahora bien, esta segunda, más familiar a nuestra comprensión, mantiene, a su vez, una poderosa analogía con lo que ha dado en llamarse "educación para la ciudadanía". Yo no sé cómo se las arregla Fernando Savater para conservar la paz en las entrañas de su entendimiento, con su ya acrisolado empeño en conciliar la 'educación para la ciudadanía' (ojo: no le atribuyo el invento oficial de la expresión completa) con su gran conocimiento y su notoria devoción por las doctrinas y los autores de la Ilustración. Me lo pregunto porque, al menos a mi juicio, la "ilustración" -toda ilustra-ción- es justamente crítica de la cultura vigente, es contra-cultura, y, a fin de cuentas, "asébeia".

    Pero la afirmación más gratuita -y quiero creer que menos meditada- de la savaterina defensa de la educación está en su obra El valor de educar, página 47: "Esta contraposición educación versus instrucción resulta hoy ya notablemente obsoleta y engañosa". Tomando la frase en serio habría que preguntarle si esa obsolescencia es un dato de hecho, como, por ejemplo, si es que hace tiempo que nadie se interesa por semejante distinción, o un dato de derecho, como que las más modernas doctrinas pedagógicas afirman positivamente que la dualidad entre las dos cosas debe desecharse por ser científicamente falaz y, por lo tanto, perjudicial. Pero ¿cómo se reintegra la engañosa disyuntiva? Por mi parte, si me pongo a imaginar una instrucción que sea al mismo tiempo educativa, se me ocurren fórmulas un tanto monstruosas: a la demanda de una "zoología educativa", por ejemplo, se ajustaría una clasificación del reino animal que partiera de una división entre "animales dañinos" y "animales benéficos", o bien, si se prefiere, entre "animales comestibles" y "animales incomestibles".

    El saber por el saber
    No y no. Los conocimientos que proporciona la instrucción, exentos de toda clase de orientaciones prácticas y juicios de valor, aparte de ser, precisamente, el resultado de unas ciencias que durante siglos se han esforzado por purificarse de toda la morralla de fines e intereses que las condicionaba -como la alquimia pudo trocarse en química cuando se liberó del designio de conseguir el oro, o la astrología se hizo astronomía cuando renunció a predecir el porvenir-, pueden ni deben, de ninguna manera, dejarse dirigir por ninguna finalidad educativa. A la postre resulta que es justamente el rostro absolutamente inexpresivo -sine ira et studio- del saber por el saber el que hace nacer en el sujeto, de su propia mente, la opinión y la conducta que la educación, a la manera de una trofalaxia, querría meterle en la boca ya masticadas y bien ensalivadas.

    En el libro Educación para la ciudadanía (Ediciones Akal, SA. Madrid, 2007), de Carlos Fernández Liria, Pedro Fernández Liria y Luis Alegre Zahonero, se empieza representando -a partir de una anécdota del rey persa Ciro- el espacio de la ciudadanía como "lugar vacío" o "lugar de cualquier otro", y por la índole de ese lugar caracterizan la propia condición de "ciudadano". Por lo que entiendo, se quiere definir al ciudadano en cuanto tal como el hombre vaciado de toda particularidad. Después, como si tácticamente traspusieran su lugar de cualquier otro al aula de matemáticas, hacen que el vaciamiento de particularidades, la impersonalidad del profesor y los alumnos, privilegie la propia validez del Teorema de Pitágoras como validez para cualquier otro: ateniense, espartano, persa o incluso marciano, si lo hubiera. La idea, aunque torpe y morosamente expuesta (y aun peor resumida por mí), es aceptable. Y, dicho sea de paso, mal podrían, ciertamente, los clérigos y obispos mantener frente a ella la más vaga y remota acusación de "relativismo". Lo que yo echo de menos, sin embargo, es que los autores se hayan dejado escapar una ocasión de oro para señalar y encarecer la radical impersonalidad de los conocimientos, y, en consecuencia, la impersonalidad del lugar público en el que se imparten, la impersonalidad de la que deben sentirse revestidos los alumnos y de la relación del profesor respecto de ellos. Este que podría designarse como "principio de impersonalidad" alteraría notablemente -en caso de aplicarse- la configuración actual de la enseñanza (estoy pensando, por supuesto, tan sólo en el aspecto de instrucción -que es el que el pasaje del libro saca a colación-, no en el de educación). Empezaría por poner en entredicho el eslogan de "tratamiento personalizado" con que algunos colegios caros encarecen sus ventajas; en plena conformidad con el pasaje del libro comentado, no es, evidentemente, el Teorema de Pitágoras el que debe adaptarse a las condiciones personales del alumno, sino éste el que debe adaptarse a la esencial impersonalidad de ese teorema. Finalmente, nuestro principio de impersonalidad pondría coto a otra más peliaguda y escabrosa cuestión: la de la perturbadora intromisión de los papás y las mamás en las tareas de la enseñanza. El famoso "derecho" de semejantes figuras de elegir para sus hijos la enseñanza que deseen lo ejercen contratando el colegio que prefieran, pero aquí debería acabarse todo. Los padres tienen con el hijo una relación privada y personal; va contra la naturaleza pública de la enseñanza, donde debe primar en solitario la impersonalidad, el que, violando las puertas contractuales, se monten a cuchos sobre el niño, como un jinete en un caballo de carreras, y se hagan conducir por aulas y pasillos, para que lo particular no deje de controlar y sofocar un solo instante lo que sólo respira plenamente en la anónima atmósfera de los universales.

    La importancia de las formas
    He leído que ahora andan queriendo restablecer el tratamiento de usted en las relaciones de enseñanza. No sé si tendrá éxito, en el sentido de que logre difundirse o en el de que sea eficaz para lo que pretende. De todos modos debería ser recíproco, o sea, también del profesor al niño; los jesuitas, con los que yo estudié hace ya casi 70 años, jamás nos tutearon. Nótese que el usted lleva los verbos en tercera persona, como si los interlocutores estuviesen ausentes entre sí; la presencia física es neutralizada y abstraída, o, por usar la expresión del texto comentado, el oyente presente es "cualquier otro". La difusión será difícil entre los ya acostumbrados al tuteo; se pueden esperar las bromas más groseras y menos ingeniosas, pero no creo que sea así entre los escolares primerizos. No debería despreciarse la importancia de las formas, ni aun de las más superficiales y protocolarias; que el centro de enseñanza se distinga como "el lugar donde se da de usted" ya puede suscitar tácitamente en la conciencia el sentimiento de que se ha atravesado una frontera y se ha salido a un espacio "extraterritorial". El factor de la distancia, que aportaría el uso del usted, es un factor perfectamente idóneo para completar la impersonalidad.

    Veo que la actual orientación, por una y otra parte, de la controversia sobre la educación llega al extremo de incitarle a uno a preguntarse si hay alguien que realmente se pregunte qué es lo que educa. No hace mucho ha habido un ministro del gobierno actual -y no de Educación, sino de Sanidad- que ha señalado certeramente con el dedo una de las cosas que hoy han tomado una parte no poco relevante en la educación de la primera juventud: el alcohol. Bien es verdad que doña Elena Salgado -que tal era el nombre del ministro- no advertía del caso por la educación, sino por la salud. Con todo, no faltó quien considerase la denuncia -especialmente por lo que se refiere al vino- como un ultraje a la cultura española, europea y hasta occidental. El consumo de alcohol, como mediador o excipiente de las relaciones entre coetáneos, tiene sin duda una influencia sobre las formas de conducta, y, por lo tanto, las marca, efectivamente, con un determinado signo cultural. Ciertamente, este mediterráneo estaba ya muy descubierto, y no hacía falta llegar al botellón para reconocer en el alcohol un poderoso pedagogo cultural.

    Pero lo que este señalamiento nos recuerda es el carácter predominantemente gregario de la educación: el grupo es el que educa, a través de la necesidad de "formar parte", que arrastra con fuerza irresistible a la imitación y la comparación. ¿Qué va a hacer el profesor contra la fuerza educativa de las actuales formas de ocio y diversión, contra la constricción del grupo, dotado de un poder de convicción y de una autoridad incomparable? ¿Va a decir: "Bebe, si quieres, pero bebe de manera responsable"? ¡Delirante, hilarante!

    Las democracias de hoy muestran enormes resistencias frente a la sola idea de "prohibir". Con todo, prohibir me parece un punto más democrático que "impedir": el que impide pone un obstáculo en las cosas, el que prohíbe apela a la persona, aunque sea bajo amenaza de castigo. Diré que, por mi parte, no tengo prejuicio alguno contra las prohibiciones; si tuviese un cargo, no tendría reparos en prohibir, salvo el conocimiento de su inutilidad. Me refiero a la inutilidad que consiste en una desobediencia total y generalizada. La inutilidad o imposibilidad de prohibir es uno de los efectos más desastrosos de la democracia como partitocracia selectiva. La renuencia o más bien denodada resistencia ante la sola idea de prohibir no es, a primera vista, sino miedo electoral; el poder ejecutivo se siente amenazado de antemano por "colectivos" -como dicen- demasiado numerosos y gregarios -el de los estudiantes, sin ir más lejos-, capaces de organizarle una zalagarda callejera que afecte a sus expectativas electorales. Sin embargo, ante "costumbres", como son las formas de ocio y diversión, que el enorme incremento del gregarismo y la intercomunicabilidad han unificado hoy en un modelo internacional, la inutilidad de toda posible prohibición gubernativa -con zalagardas o sin zalagardas- disipa cualquier acusación de cobardía electoral a los que se sometan al actualmente ineluctable imperativo -por no decir tiranía- de la tolerancia. Las costumbres de ocio y de relación social de los grupos de edad por los que se interesa la enseñanza oficial no sólo han multiplicado por cien su poder cultural y educativo, sino que, por la homogeneización internacional, han adquirido, en relación con los poderes públicos, una hegemonía hasta hoy desconocida. Siempre ha sido el grupo el que educa, sólo que en otros tiempos era menos fuerte que todo el resto de la sociedad. Esto, naturalmente, es sólo resultado, apariencia inmediata ante los ojos de la opinión; cualquier aumento de fuerza, y, entre ellos, de manera especialmente acentuada, el del grupo de edad que nos ocupa, procede hoy del imponente poder determinante del mercado, cómplice incondicional de la incondicionada avidez de infancia y juventud.

    Las pautas de la publicidad
    Al mercado pertenece, por lo demás, el que es hoy prácticamente único y supremo educador: la publicidad en general y especialmente la de la televisión. En todos los grupos de edad es la publicidad la que gobierna las pautas y determina los criterios de la comparación social. Esta comparación -hoy elevada al grado de obsesión- es la que dicta la aceptación, la integración y hasta el prestigio social del individuo. Respecto de los niños, ya comenté en su día el consultorio de un Suplemento de salud del Abc del 9 de julio de 2000, que lo expresaba certeramente a propósito de las marcas de zapatos: "Ser propietarios de marcas determinadas -decía el consultor- representa un código de integración". El imponente poder pedagógico de la publicidad tiene ya derrotado de antemano cualquier otro intento educativo. Estoy contando una historia archisabida y mil veces contada en tonos diferentes, una evidencia palmaria a cada instante como la luz del día. Mas, sin que nadie niegue esa evidencia, hay dos maneras de eludirla defensivamente: la primera es decir, con sincera o forzada convicción: "¿Y qué hay de malo en ello?"; la segunda es la que tan penetrantemente apunta Sigmund Freud (y que yo designaría como "apología consolatoria de los hechos tozudos") con estas palabras: "Si uno está destinado a la muerte preferirá estar sometido a una ley natural ineluctable, la sublime 'Anánke', y no a una contingencia que tal vez habría podido evitarse".

    El mercado es ya naturaleza del mismo orden de necesidad que el hambre misma. La publicidad, que hoy ya le es absolutamente imprescindible, se defiende con el que es uno de los máximos tabús de prohibición de la llamada democracia: el tabú de la censura. La censura es totalitaria. La democracia vive de la ilusión de libertad que le produce la execración del totalitarismo. Al mercado le conviene la democracia; no sabemos si será verdad lo inverso: el que a la democracia le convenga igualmente el mercado. El mercado permite muchas cosas y regala otras muchas, pero también exige, obliga y hace renunciar a algunas; esto lo suelen resolver y pacificar diciendo que las segundas son "el tributo" que hay que pagar por las primeras. Uno de esos tributos es, precisamente, el de tener que renunciar a toda posible "educación para la ciudadanía" que no sea la suya; quiero decir la de la publicidad.

    Cuántas veces, frente a ciertos, no deseados, fenómenos sociales, como este de la actual manera de relacionarse y divertirse los muchachos, se oye decir: "Esto se arreglaría con un buen sistema educativo"; los que así se pronuncian no se dan cuenta de que aquello que querrían arreglar con la Educación -la oficial, se sobrentiende- forma precisamente parte de las condiciones de posibilidad indispensables para que esa educación que echan de menos pueda impartirse.


    Comentado por: ortega el 31/7/2007 a las 16:31

  • Javier:Cuando alguien en el transcurso de una conversación se dirige a mi como "vosotros" en ocasiones he girado la vista y le he contestado:¿A quien se refiere?,yo solo soy uno.Tengo observado que suele tratarse de personas mentalmente enfermas.En el caso que citas,es muy común entre ese grupo,los musulmanes,solo ven lo que llevan dentro de su cabeza,su dogma,y para ellos solo eres una cosa informe parte de un todo y además perverso.

    Comentado por: maleas el 31/7/2007 a las 16:25

  • se puede contar de otras formas, pero esta es muy buena, su cara...

    Comentado por: night moves el 31/7/2007 a las 16:18

  • Sí Ortega,ultimamente se mueren algunos que nunca se habian muerto antes.

    Comentado por: maleas el 31/7/2007 a las 16:17

  • jazz en las bandas sonoras...

    Comentado por: o no? el 31/7/2007 a las 16:10

  • @Coco. Salude a R. de mi parte.

    He leído su idea sobre el doping... Ya sabe que, ahora, la cuestión se plantea así: los que, resignadamente o no, se pliegan al doping y los que no. Yo estoy entre los últimos. Lo que puedo aportar es mi opinión sobre la distribución de culpas, paquete en el que incluyo a los medios y espectadores, por supuesto.

    Comentado por: Javier el 31/7/2007 a las 15:57

  • desde aquí también se ve bien bueno con un poco de efe

    Comentado por: contrapicado y sálvese quien pueda... el 31/7/2007 a las 15:54

  • @Maleas. Acabo de entrevistar con un marroquí muy educado que me dice: desde el punto de vista de un empleado, es mejor saber mucho de algo, ser un especialista, que navegar en ese terreno de nadie por el que sabes un poco de todo y no sabes de nada en profundidad. Eso es, quizá, lo que les gusta a ustedes, los empresarios.

    Los empresarios...

    Comentado por: Javier el 31/7/2007 a las 15:45

  • Trasladé su pregunta a S. :
    -¿Cómo he de llamarle?
    Me contestó saltando a su piano ,
    - Puede llamarme como guste, yo cambié de nombre, puede llamarme `Kallalusimeno`, `Buonarotti`, `Scardanelli`...me dejo a su imaginación.

    No puedo evitar visitarlo. S. guarda la inocencia que todos nosotros hemos dejado atrás como postura requerida por el entorno. S. es la imagen de como me gustaría sentir, de como me gustaría mirar, de como me gustaría desear. Pero ahora, sombra de lo que fue (sé que sabe que en verdad digo ‘lo que soy’), machacado por un medio hostil se recrea en lo que fue, guardado por las cariñosas manos de Zimmer. Me dejó un regalo, como siempre hace, como si fuera la primera vez:

    Y aún ambiciono la corona que adorna mis bucles;
    bien sé que solo estoy, pero llega de lejos una
    sombra amiga, y sonríe, y me llena de pasmo,
    pues me torna feliz en el dolor que me oprime.

    humildemente,

    Scardanelli

    Comentado por: Scardanelli el 31/7/2007 a las 15:41

  • @Isis. Quisiera saber si se refiere usted, estimada Isis, a ser observada mediante una cámara en picado, óptico, u observada a través de los ojos de un piloto, coqueto él, que la ha puesto en el punto de mira del morro de su aeroplano...

    Comentado por: Javier el 31/7/2007 a las 15:39

  • oficina del autor, ¿me recibe?

    Comentado por: prueba de contacto el 31/7/2007 a las 15:21

  • polanco

    Comentado por: prueba superada el 31/7/2007 a las 15:20

  • Su comentario no se publicó debido a que pensamos que podría tratarse de spam (mensaje publicitario no solicitado). Si cree que ha recibido este mensaje por error, por favor, contacte con el autor de este weblog.

    Comentado por: prueba no superada el 31/7/2007 a las 15:19

  • lar rosa, pol anco

    Comentado por: prueba el 31/7/2007 a las 13:51

  • OBITUARIO/HOMENAJE


    HA MUERTO ANTONIONI.HA MUERTO ANTONIONI.HA MUERTO ANTONIONI.HA MUERTO ANTONIONI.HA MUERTO ANTONIONI.HA MUERTO ANTONIONI.HA MUERTO ANTONIONI.HA MUERTO ANTONIONI.HA MUERTO ANTONIONI.HA MUERTO ANTONIONI.HA MUERTO ANTONIONI.HA MUERTO ANTONIONI.HA MUERTO ANTONIONI.HA MUERTO ANTONIONI.HA MUERTO ANTONIONI.HA MUERTO ANTONIONI.HA MUERTO ANTONIONI.HA MUERTO ANTONIONI.HA MUERTO ANTONIONI.HA MUERTO ANTONIONI.HA MUERTO ANTONIONI.HA MUERTO ANTONIONI.HA MUERTO ANTONIONI...






















    Comentado por: ortega el 31/7/2007 a las 13:27

  • Michelangelo Antonioni también murió ayer.
    Si existiera el cielo... hoy me sentiría observada, alguien estaría haciendo un picado...

    Comentado por: Isis el 31/7/2007 a las 12:51

  • "Creo que tiene que ver con el hecho de que somos muy provincianos, no internacionales. Y justamente porque somos provincianos, de pronto nos volvimos internacionales. Lo peor es intentar ser internacional."
    Bergman

    ¿Que te sugiere ese pensamiento Albert?"

    Comentado por: maleas el 31/7/2007 a las 11:26

  • te me has adelantado al agradecimiento Pla, gracias, sobre todo por la entrevista de Bergman, que dificil es encontrar esntrevistas asi de buenas

    Comentado por: EL Camas el 31/7/2007 a las 11:16

  • Temas: religión, amor, muerte, amistad maternidad, ¡Vampirismo! Que si la Montaña Mágica, que si Bergman que si Tomas Mann. ¿Nadie da más?
    Puf ¡que estamos en verano!No sé ni por dónde empezar, ya me iré por las ramas, que para eso soy pariente de los monos. Y antes tendría que leerles más despacio...
    (Mal día para morirse, Bergman; no sé si mala estación)

    Comentado por: escarola el 31/7/2007 a las 11:03

  • Para mi fué un pasmo la lectura de ese libro Piel.Es un libro,como el Quijote,que para absorverlo se ha de estar en la madurez.

    Comentado por: maleas el 31/7/2007 a las 10:59

  • A ver si he entendido algo Albert.Sabater defiende la implantación en el sistema educativo de una nueva asignatura,Educación para la ciudadania que los obispos y el PP parecen rechazar.No conozco el texto propuesto y se supone que es un elemento esencial para poder pronunciarse al respecto,o tal vez eso sea innecesario.Ferlosio tercia viniendo a decir mas o menos que es inutil intentar educar en esos valores a los jovenes cuando el entorno,el conjunto social, es manifiestamente contrario a ellos,que no deja de ser algo asi como cuentan de un cura de un pueblo cercano al mio que dicen que en el pulpito el buen hombre decia:"Hijos mios,hacéd lo que yo digo y no lo que yo hago".Y los jovenes,no son tontos.Saque cada uno su propia conclusión.

    Comentado por: maleas el 31/7/2007 a las 10:56

  • Maleas, no me he leído el libro entero, de vez en cuando lo atrapo y lo hojeo, aunque últimamente por fin creo que podría resumir la historia general. Buscaré ese pasaje.

    Comentado por: Piel el 31/7/2007 a las 10:50

  • Buenísimo!!

    Un saludo

    Comentado por: GUADA el 31/7/2007 a las 10:48

  • @Coco,
    No conozco a R, pero usted es fantástico.
    @Maleas, Buenos días
    @Melusina,
    ¿Cómo era eso? ¿Alka selz-Self? Algo así... ¿no?
    Kalimera
    Me voy al banco, tengo que pagar el seguro del coche, vence hoy... uff

    Comentado por: Isis el 31/7/2007 a las 10:48

  • Escarola, he tenido un pequeño accidente electrónico, los duendecillos de diosa ; ) Uno más de los que me suceden estos días y se me ha ido lo que le contestaba, discúlpeme si abrevio, estoy vaga, el calor y el disgusto de empezar otra vez. Le decía que bajo su concepto de religión no cabría la mía, a no ser que me consiga unos cuantos adeptos, usted se ve que está tentada, anímese. Pero aparte del número de seguidores no habría mucha diferencia en el sentimiento o la explicación de por qué surgen. Las otras, extendidas, no creo que fuesen al principio mucho más que la idea de alguien, que por razones de diversa índole se extendieron y se fueron desarrollando y concretando en formas materiales cada vez más complejas. De todas formas, a lo largo de la historia, hemos visto muchos intentos de introducir ligeras modificaciones que, normalmente, han provocado grandes tensiones ¿derechos de autor?
    ¿Miedo? Isis, sí, muchas veces lo he pensado pero también fascinación y búsqueda de amor, entre otros sentimientos. Es más fácil amar a un ser perfecto, donde podemos proyectar nuestras necesidades de absoluto y de trascendencia, refugiarnos conservando algo positivo dentro de nosotros y aceptarnos los unos a los otros a través de esa misma aceptación que viene desde "arriba" consolándonos. Tal vez, por eso, los que quedan, caen fuera de la religión digerida por algunos, sean objeto de un odio tan encendido. No quedan protegidos por ese "afecto" que "une" a los otros. Miedo, misterio, fascinación. En realidad vale también para conceptos distintos al de religión, hay muchas personas que se ofenden, nos ofendemos, cuando nos presentan una idea que no compartimos. No sé ni lo que estoy escribiendo.
    Lo de las relaciones vampíricas no creo que tenga que ser por razón de la pasión sino tal vez por la inseguridad, inmadurez, de probablemente las dos partes, femeninas o masculinas. Aunque cuanto más intenso sea el lazo, más nos afectarán los desencuentros. Por cierto, nunca entendí de pequeña en las películas por qué las mujeres debían huir de Drácula, si les daba vida eterna. Lo de la madre, le doy toda la razón, no hay nada más absorbente y exigente que un niño y durante años, no quisiera decirle que toda la vida. Es increíble esa energía que derrochan y esa capacidad de reclamar atención continua. Supongo que al final compensa y resulta más gratificante que negativo. Es decir, ese supongo se me ha colado. Por cierto, creo que se ha muerto.

    Comentado por: Piel el 31/7/2007 a las 10:47

  • Si Piel,pero tambien podrias poner la descripción que Mann hace de la muerte socratica del holandes,la admiración que muestra por él.A mi me conmovió.

    Comentado por: maleas el 31/7/2007 a las 10:46

  • La reflexión de Grifo de anoche me ha traido a la memoria a Kafavis.No era creyente,se encontraba mas cerca de Apolonio de Tiana que de la nueva religión pero la liturgia ortodoxa le fascinaba y asistia a sus oficios con devoción.Cosa de estetas

    Comentado por: maleas el 31/7/2007 a las 10:39

  • Vengo contento de la playa porque hoy ha bajado R. mi amigo más viejo.
    R., ochenta y cinco años de vida paciente y sin creencias, baja cada vez menos porque le duelen los pies y porque su mujer no puede valerse ya por sí misma; por eso para mi es fiesta el día que lo veo haciendo sus estiramientos y sentadillas antes de meterse en el agua.
    R. no tiene no tiene una conversación profunda disfrazada de liviandad, no quiere y seguramente no puede enseñarme nada; no tuvo estudios ni tiene un sentido de la vida demasiado propio o notorio, nada que valga la pena reseñar. R. es una buena persona, un tipo sencillo que no ha visto una película de Bergman, no ha escuchado a Charlie Parker ni a Handel, no distinguiría un cuadro de Schiele de uno de Picasso o hasta de Velázquez; R. no ha leído a Platón, Salinger o Dostoievski, pero hay mañanas que tira de mí más que todos ellos juntos.

    Comentado por: Coco el 31/7/2007 a las 10:29

  • O tal vez no, ahora que lo pienso. Para un sueco, morir en verano debe de resultar la única forma de morir en realidad, de descansar en brazos de sus dioses: el verano y la luz.
    De todos modos, para nosotros Bergman no ha muerto; seguirá vivo cada vez que veamos sus películas, que escuchemos su voz en imágenes, su presencia en palabras, una y otra vez, una y otra vez, mientras deseemos mantenerlo con vida.
    Bonjour gaieté
    Isis

    Comentado por: Isis el 31/7/2007 a las 10:25

  • (en gris)

    Para un sueco, morir en verano debe de resultar un fastidio, una contrariedad insoportable. Porque el verano para un sueco es una religión; esa necesidad, esas leyes y preceptos que justifican su vida entera, todos sus actos oscuros e invernales; toda su filosofía. La religión es o nace de la necesidad. Quien dice no creer en nada intenta ocultar sus dudas, intenta negar que no conoce el origen de su religión, la que toma como propia con el nombre de ética. Se autoproclama en realidad mesías de una religión única y verdadera; la suya.
    La religión, cualquier religión, es una forma de callar a los demás sin argumentos, exigiendo respeto. Algunas religiones van más allá de la necesidad, llegan a la desesperación. Siempre ocultan algo que no son dogmas sino sencillamente miedo; ya sea a las tormentas o a la soledad o a la muerte.

    Comentado por: Isis el 31/7/2007 a las 10:18

  • Un poco más:
    "- Señores - decía el holandés, elevando su mano de capitán con un gesto imperioso -. ¡Bien, señores! Perfecto, muy notable. El ascetismo, la indulgencia, la voluptuosidad... Desearía... ¡Absolutamente! Muy importante. Muy discutible. Pero, permítanme, temo que nos hagamos culpables de un grave... Intentamos escaparnos. Señores, nos escapamos, de una manera injustificable, de los más sagrados... - Y respiraba profundamente -. Ese aire, señores, ese aire anunciador del Foehn que respiramos hoy, nos penetra con su delicado aroma primaveral, cargado de presentimiento y de recuerdos; no deberíamos aspirarlo para luego espirarlo de forma de... Se lo ruego, no deberíamos hacer eso. Es una ofensa. A él solo queremos consagrar nuestra completa... ¡Clasificado, señores! Para celebrar dignamente sus virtudes, deberíamos con este pecho... Me interrumpo en honor... - Y permanecía de pie, un poco retrasado, proyectando la sombra de su sombrero sobre los ojos, y todos seguían su ejemplo -. Llamo la atención de ustedes hacia esa altura, hacia esa gran altura, hacia ese punto negro de allá arriba, por encima de ese azul extraordinario que tiende al negro... Es un pájaro de presa, un gran pájaro de presa. Señores y tú, hija mía, ¡es un águila! Llamo decididamente la atención de ustedes. ¡Miren! No se trata de un buitre. Si ustedes fuesen tan cortos de vista como yo a medida que... Sí, seguramente, hija mía, a medida que yo me... Mis cabellos son blancos, seguramente. Ustedes pueden ver, lo mismo que yo, la forma redondeada de las alas. Un águila, señores, un águila imperial." ...

    (La Montaña Mágica)

    Comentado por: Piel el 31/7/2007 a las 10:06

  • Me ha encantado la entrevista a Ingmar Bergman - ya sé que esto no da para un debate -No, Grifo, no hay mucha diferencia. La necesidad de una explicación, la que sea, en positivo o en negativo. A mí me bastó durante mucho tiempo con la respuesta "nunca lo sabré" y dejé de buscar. Sin embargo ahora creo que vale la pena indagar, inventar etc aunque sea tan sólo porque es más creativo y divertido.

    Enea, siento haberla aburrido, le he buscado una cosita a ver si esto le atrae más. Ya dije una vez que Thomas Mann tenía un humor muy sutil. Para muestra un par de botones:
    "Él decía, entonces, en voz baja:
    - Señoras y señores... Bien. Todo va bien... ¡Archivado! Tengan ustedes, sin embargo, a bien considerar y no perder de vista un sólo momento que... Pero sobre este asunto ¡chitón!... Lo que me incumbe manifestar es, al menos, eso: ante todo y en primer lugar, que tenemos el deber, que lo más inviolable... lo repito y recalco esta expresión... que la existencia más inviolable que aquí se plantea... No, no, señoras y señores, ¡no es así! No es así... que error sería, por parte de ustedes, pensar que yo... ¡Archivado, señoras y señores! Perfectamente clasificado. ¡Sé que estamos de acuerdo sobre todo eso; por lo tanto, a los hechos!
    Y no había dicho nada. Pero su cabeza aparecía tan expresiva, el juego de su fisonomía y de sus gestos era tan desenvuelto, tan insistente y decisivo, que todos, incluído Hans Casthorp, que le escuchaba, creían haber oído cosas infinitamente importantes, dándose al mismo tiempo cuenta de que no les había dicho nada, pero sin experimentar la sensación de aquella vacuidad. Cabe preguntarse cuál hubiera sido la impresión de un sordo. Tal vez se habría desolado, por juzgar equivocadamente el tono del discurso por la expresión del orador, y se habría imaginado que su enfermedad le hacía perder un precioso bien. Tales gentes están inclinadas a la desconfianza y a la amargura. En cambio, un joven chino que se hallaba sentado al otro extremo de la mesa, que comprendía muy poco el alemán y no había podido entender nada, pero que había visto, dio muestras de una alegre satisfacción, exclamando: "Very well", y llegó incluso a aplaudir"



    Comentado por: Piel el 31/7/2007 a las 09:54

  • Piel
    ¿ Para mí eso es tener un dios, pero no una religión, que considero algo social, un pacto entre individuos. ¿ No cree que conceptos de la divinidad como el suyo no hacen más que dar nombre a un vacío? En esta tierra repleta de vida y belleza orgánica la naturaleza nos parece asombrosa y digna de admiración, pero no parece que sea más que un pequeño accidente en la historia del universo. Las religiones se esfuerzan por explicar el origen del mundo mediante mitos. Su función es dar sentido a la vida, y para eso necesitan buscar un principio causante, un origen. Pero todas se estrellan contra la misma paradoja: cómo puede salir algo de la nada? Decir que por el principio de autocreación, es volver al principio. Creo que otras explicaciones (Provoqueen debe saber mucho de estos) introducen conceptos como la necesidad. A mi no me satisface ninguno, creo que son parches con los que tapar la ignorancia. No sé si llegará a conocerse algún día, ni siquiera si nos servirá de algo la respuesta. ¿Dará eso sentido a nuestras vidas cuando sabemos que de todas maneras nos conducen a la muerte? Por lo menos yo no creo en la reencarnación…aunque si me sintiera tentada a tener una creencia esa sería la que elegiría, me parece la más poética.
    ¿Sabe? Yo también estoy cansada de la hegemonía masculina. De que me impongan por todos lados sus símbolos, sus figuras de poder. Creo que el problema fundamental al que se enfrentan las mujeres es la trampa de la maternidad. No hay relación más vampírica que la de una madre con su hijo cuando este es un lactante; yo lo viví con tal angustia que me quedé en 40 Kg. en un par de meses, y sin dejar de comer. La maternidad anula tu personalidad y te convierte en una especie de prolongación de ese ser, reduce tu vida a la satisfacción de sus necesidades básicas, no hay nada que te haga caminar más pegada al suelo. Es una relación de amor-odio, en la que finalmente el amor vence, y quizá como yo llegues a querer a tu pequeña vampiro más que a nada en el mundo, cuando vuelvas a conquistar tu terreno. Bueno, no sé si esto te animará mucho a ser madre. Una de las mejores películas de Bergman trata de estas relaciones vampíricas, Persona. Dos mujeres que establecen entre si una relación en la que se funden, se confunden, se absorben mutuamente, se devoran. Yo supongo que no puede ser muy diferente al amor que se da entre un hombre y una mujer, porque el amor pasión es así. No todo el mundo llega a conocerlo.Como no tengo muy buena memoria, me entran unas ganas tremendas de volver a devorar un ciclo de Bergman . Por cierto, ¿se ha muerto o sólo se hace el sueco?

    Comentado por: escarola el 31/7/2007 a las 09:49

  • No se me quejaran , les doy articulos y entrevistas para parar un tren .

    Montenme un debate guay , hasta mañana.

    Comentado por: albert pla el 31/7/2007 a las 08:56

  • Aqui el de Ferlosio al que se refiere Savater :


    Rafael Sánchez Ferlosio: Educar e instruir

    Escritor, narrador y ensayista, Rafael Sánchez Ferlosio, hijo del escritor Rafael Sánchez Mazas, tiene 79 años. La obra que le dio a conocer va unida a un río que discurre por el Corredor del Henares, 'El Jarama' (premio Nadal 1955 y premio de la Crítica 1956). En 2004 fue reconocido con el Premio Cervantes. Su última obra publicada es 'El geco' (2005).

    Ya al solo título del artículo de Fernando Savater, ¿Ciudadanos o feligreses? (EL PAÍS, 4 de julio de 2007), puede reprochársele un principio de confusión. Yo no veo ahí ningún aut/aut, porque no hallo diferencia formal entre "ser buen cristiano" y "ser buen ciudadano"; aun más, ¿acaso no ha ejercido nunca la parroquia funciones de división administrativa para asuntos civiles? No sólo no hay diferencias de forma, sino que incluso pueden encontrarse muchas coincidencias de contenido.

    En alguna otra ocasión he deplorado la falta de confianza de Fernando Savater en "los contenidos" del conocimiento, en la medida en que, con respecto a la enseñanza pública, no se conforma con "la instrucción", sino que encarece, casi como más importante, "la educación". En ésta incluye hasta lo que llaman "espíritu crítico"; pero no sólo ocurre que el dicho espíritu crítico no puede ser materia de enseñanza, ni menos todavía de educación, sino que, por añadidura (aunque por mi parte preferiría para él otro nombre menos activo, más receptivo), es algo que sólo puede surgir precisamente de los contenidos: la extrañeza crítica sólo puede suscitarla la atrición entre dos términos del contenido; por ejemplo, la que tan desoladoramente hizo empecinarse y estrellarse a San Anselmo de Canterbury, o sea, la que le chirriaba en el oído al violentar la compatibilidad entre "infinitamente justo" e "infinitamente misericordioso" como atributos simultáneos de la Divinidad ("Proslógion").

    El llamado "espíritu crítico" guarda tal vez un notable parentesco con lo que los helenos llamaba "asébeia" (± impiedad), y presumo que chocaba, al menos mediatamente, con la "paideia". Ahora bien, esta segunda, más familiar a nuestra comprensión, mantiene, a su vez, una poderosa analogía con lo que ha dado en llamarse "educación para la ciudadanía". Yo no sé cómo se las arregla Fernando Savater para conservar la paz en las entrañas de su entendimiento, con su ya acrisolado empeño en conciliar la 'educación para la ciudadanía' (ojo: no le atribuyo el invento oficial de la expresión completa) con su gran conocimiento y su notoria devoción por las doctrinas y los autores de la Ilustración. Me lo pregunto porque, al menos a mi juicio, la "ilustración" -toda ilustración- es justamente crítica de la cultura vigente, es contra-cultura, y, a fin de cuentas, "asébeia".

    Pero la afirmación más gratuita -y quiero creer que menos meditada- de la savaterina defensa de la educación está en su obra El valor de educar, página 47: "Esta contraposición educación versus instrucción resulta hoy ya notablemente obsoleta y engañosa". Tomando la frase en serio habría que preguntarle si esa obsolescencia es un dato de hecho, como, por ejemplo, si es que hace tiempo que nadie se interesa por semejante distinción, o un dato de derecho, como que las más modernas doctrinas pedagógicas afirman positivamente que la dualidad entre las dos cosas debe desecharse por ser científicamente falaz y, por lo tanto, perjudicial. Pero ¿cómo se reintegra la engañosa disyuntiva? Por mi parte, si me pongo a imaginar una instrucción que sea al mismo tiempo educativa, se me ocurren fórmulas un tanto monstruosas: a la demanda de una "zoología educativa", por ejemplo, se ajustaría una clasificación del reino animal que partiera de una división entre "animales dañinos" y "animales benéficos", o bien, si se prefiere, entre "animales comestibles" y "animales incomestibles".

    El saber por el saber
    No y no. Los conocimientos que proporciona la instrucción, exentos de toda clase de orientaciones prácticas y juicios de valor, aparte de ser, precisamente, el resultado de unas ciencias que durante siglos se han esforzado por purificarse de toda la morralla de fines e intereses que las condicionaba -como la alquimia pudo trocarse en química cuando se liberó del designio de conseguir el oro, o la astrología se hizo astronomía cuando renunció a predecir el porvenir-, pueden ni deben, de ninguna manera, dejarse dirigir por ninguna finalidad educativa. A la postre resulta que es justamente el rostro absolutamente inexpresivo -sine ira et studio- del saber por el saber el que hace nacer en el sujeto, de su propia mente, la opinión y la conducta que la educación, a la manera de una trofalaxia, querría meterle en la boca ya masticadas y bien ensalivadas.

    En el libro Educación para la ciudadanía (Ediciones Akal, SA. Madrid, 2007), de Carlos Fernández Liria, Pedro Fernández Liria y Luis Alegre Zahonero, se empieza representando -a partir de una anécdota del rey persa Ciro- el espacio de la ciudadanía como "lugar vacío" o "lugar de cualquier otro", y por la índole de ese lugar caracterizan la propia condición de "ciudadano". Por lo que entiendo, se quiere definir al ciudadano en cuanto tal como el hombre vaciado de toda particularidad. Después, como si tácticamente traspusieran su lugar de cualquier otro al aula de matemáticas, hacen que el vaciamiento de particularidades, la impersonalidad del profesor y los alumnos, privilegie la propia validez del Teorema de Pitágoras como validez para cualquier otro: ateniense, espartano, persa o incluso marciano, si lo hubiera. La idea, aunque torpe y morosamente expuesta (y aun peor resumida por mí), es aceptable. Y, dicho sea de paso, mal podrían, ciertamente, los clérigos y obispos mantener frente a ella la más vaga y remota acusación de "relativismo". Lo que yo echo de menos, sin embargo, es que los autores se hayan dejado escapar una ocasión de oro para señalar y encarecer la radical impersonalidad de los conocimientos, y, en consecuencia, la impersonalidad del lugar público en el que se imparten, la impersonalidad de la que deben sentirse revestidos los alumnos y de la relación del profesor respecto de ellos. Este que podría designarse como "principio de impersonalidad" alteraría notablemente -en caso de aplicarse- la configuración actual de la enseñanza (estoy pensando, por supuesto, tan sólo en el aspecto de instrucción -que es el que el pasaje del libro saca a colación-, no en el de educación). Empezaría por poner en entredicho el eslogan de "tratamiento personalizado" con que algunos colegios caros encarecen sus ventajas; en plena conformidad con el pasaje del libro comentado, no es, evidentemente, el Teorema de Pitágoras el que debe adaptarse a las condiciones personales del alumno, sino éste el que debe adaptarse a la esencial impersonalidad de ese teorema. Finalmente, nuestro principio de impersonalidad pondría coto a otra más peliaguda y escabrosa cuestión: la de la perturbadora intromisión de los papás y las mamás en las tareas de la enseñanza. El famoso "derecho" de semejantes figuras de elegir para sus hijos la enseñanza que deseen lo ejercen contratando el colegio que prefieran, pero aquí debería acabarse todo. Los padres tienen con el hijo una relación privada y personal; va contra la naturaleza pública de la enseñanza, donde debe primar en solitario la impersonalidad, el que, violando las puertas contractuales, se monten a cuchos sobre el niño, como un jinete en un caballo de carreras, y se hagan conducir por aulas y pasillos, para que lo particular no deje de controlar y sofocar un solo instante lo que sólo respira plenamente en la anónima atmósfera de los universales.

    La importancia de las formas
    He leído que ahora andan queriendo restablecer el tratamiento de usted en las relaciones de enseñanza. No sé si tendrá éxito, en el sentido de que logre difundirse o en el de que sea eficaz para lo que pretende. De todos modos debería ser recíproco, o sea, también del profesor al niño; los jesuitas, con los que yo estudié hace ya casi 70 años, jamás nos tutearon. Nótese que el usted lleva los verbos en tercera persona, como si los interlocutores estuviesen ausentes entre sí; la presencia física es neutralizada y abstraída, o, por usar la expresión del texto comentado, el oyente presente es "cualquier otro". La difusión será difícil entre los ya acostumbrados al tuteo; se pueden esperar las bromas más groseras y menos ingeniosas, pero no creo que sea así entre los escolares primerizos. No debería despreciarse la importancia de las formas, ni aun de las más superficiales y protocolarias; que el centro de enseñanza se distinga como "el lugar donde se da de usted" ya puede suscitar tácitamente en la conciencia el sentimiento de que se ha atravesado una frontera y se ha salido a un espacio "extraterritorial". El factor de la distancia, que aportaría el uso del usted, es un factor perfectamente idóneo para completar la impersonalidad.

    Veo que la actual orientación, por una y otra parte, de la controversia sobre la educación llega al extremo de incitarle a uno a preguntarse si hay alguien que realmente se pregunte qué es lo que educa. No hace mucho ha habido un ministro del gobierno actual -y no de Educación, sino de Sanidad- que ha señalado certeramente con el dedo una de las cosas que hoy han tomado una parte no poco relevante en la educación de la primera juventud: el alcohol. Bien es verdad que doña Elena Salgado -que tal era el nombre del ministro- no advertía del caso por la educación, sino por la salud. Con todo, no faltó quien considerase la denuncia -especialmente por lo que se refiere al vino- como un ultraje a la cultura española, europea y hasta occidental. El consumo de alcohol, como mediador o excipiente de las relaciones entre coetáneos, tiene sin duda una influencia sobre las formas de conducta, y, por lo tanto, las marca, efectivamente, con un determinado signo cultural. Ciertamente, este mediterráneo estaba ya muy descubierto, y no hacía falta llegar al botellón para reconocer en el alcohol un poderoso pedagogo cultural.

    Pero lo que este señalamiento nos recuerda es el carácter predominantemente gregario de la educación: el grupo es el que educa, a través de la necesidad de "formar parte", que arrastra con fuerza irresistible a la imitación y la comparación. ¿Qué va a hacer el profesor contra la fuerza educativa de las actuales formas de ocio y diversión, contra la constricción del grupo, dotado de un poder de convicción y de una autoridad incomparable? ¿Va a decir: "Bebe, si quieres, pero bebe de manera responsable"? ¡Delirante, hilarante!

    Las democracias de hoy muestran enormes resistencias frente a la sola idea de "prohibir". Con todo, prohibir me parece un punto más democrático que "impedir": el que impide pone un obstáculo en las cosas, el que prohíbe apela a la persona, aunque sea bajo amenaza de castigo. Diré que, por mi parte, no tengo prejuicio alguno contra las prohibiciones; si tuviese un cargo, no tendría reparos en prohibir, salvo el conocimiento de su inutilidad. Me refiero a la inutilidad que consiste en una desobediencia total y generalizada. La inutilidad o imposibilidad de prohibir es uno de los efectos más desastrosos de la democracia como partitocracia selectiva. La renuencia o más bien denodada resistencia ante la sola idea de prohibir no es, a primera vista, sino miedo electoral; el poder ejecutivo se siente amenazado de antemano por "colectivos" -como dicen- demasiado numerosos y gregarios -el de los estudiantes, sin ir más lejos-, capaces de organizarle una zalagarda callejera que afecte a sus expectativas electorales. Sin embargo, ante "costumbres", como son las formas de ocio y diversión, que el enorme incremento del gregarismo y la intercomunicabilidad han unificado hoy en un modelo internacional, la inutilidad de toda posible prohibición gubernativa -con zalagardas o sin zalagardas- disipa cualquier acusación de cobardía electoral a los que se sometan al actualmente ineluctable imperativo -por no decir tiranía- de la tolerancia. Las costumbres de ocio y de relación social de los grupos de edad por los que se interesa la enseñanza oficial no sólo han multiplicado por cien su poder cultural y educativo, sino que, por la homogeneización internacional, han adquirido, en relación con los poderes públicos, una hegemonía hasta hoy desconocida. Siempre ha sido el grupo el que educa, sólo que en otros tiempos era menos fuerte que todo el resto de la sociedad. Esto, naturalmente, es sólo resultado, apariencia inmediata ante los ojos de la opinión; cualquier aumento de fuerza, y, entre ellos, de manera especialmente acentuada, el del grupo de edad que nos ocupa, procede hoy del imponente poder determinante del mercado, cómplice incondicional de la incondicionada avidez de infancia y juventud.

    Las pautas de la publicidad
    Al mercado pertenece, por lo demás, el que es hoy prácticamente único y supremo educador: la publicidad en general y especialmente la de la televisión. En todos los grupos de edad es la publicidad la que gobierna las pautas y determina los criterios de la comparación social. Esta comparación -hoy elevada al grado de obsesión- es la que dicta la aceptación, la integración y hasta el prestigio social del individuo. Respecto de los niños, ya comenté en su día el consultorio de un Suplemento de salud del Abc del 9 de julio de 2000, que lo expresaba certeramente a propósito de las marcas de zapatos: "Ser propietarios de marcas determinadas -decía el consultor- representa un código de integración". El imponente poder pedagógico de la publicidad tiene ya derrotado de antemano cualquier otro intento educativo. Estoy contando una historia archisabida y mil veces contada en tonos diferentes, una evidencia palmaria a cada instante como la luz del día. Mas, sin que nadie niegue esa evidencia, hay dos maneras de eludirla defensivamente: la primera es decir, con sincera o forzada convicción: "¿Y qué hay de malo en ello?"; la segunda es la que tan penetrantemente apunta Sigmund Freud (y que yo designaría como "apología consolatoria de los hechos tozudos") con estas palabras: "Si uno está destinado a la muerte preferirá estar sometido a una ley natural ineluctable, la sublime 'Anánke', y no a una contingencia que tal vez habría podido evitarse".

    El mercado es ya naturaleza del mismo orden de necesidad que el hambre misma. La publicidad, que hoy ya le es absolutamente imprescindible, se defiende con el que es uno de los máximos tabús de prohibición de la llamada democracia: el tabú de la censura. La censura es totalitaria. La democracia vive de la ilusión de libertad que le produce la execración del totalitarismo. Al mercado le conviene la democracia; no sabemos si será verdad lo inverso: el que a la democracia le convenga igualmente el mercado. El mercado permite muchas cosas y regala otras muchas, pero también exige, obliga y hace renunciar a algunas; esto lo suelen resolver y pacificar diciendo que las segundas son "el tributo" que hay que pagar por las primeras. Uno de esos tributos es, precisamente, el de tener que renunciar a toda posible "educación para la ciudadanía" que no sea la suya; quiero decir la de la publicidad.

    Cuántas veces, frente a ciertos, no deseados, fenómenos sociales, como este de la actual manera de relacionarse y divertirse los muchachos, se oye decir: "Esto se arreglaría con un buen sistema educativo"; los que así se pronuncian no se dan cuenta de que aquello que querrían arreglar con la Educación -la oficial, se sobrentiende- forma precisamente parte de las condiciones de posibilidad indispensables para que esa educación que echan de menos pueda impartirse




    Comentado por: albert pla el 31/7/2007 a las 08:46

  • Articulo de Savater

    Aclaraciones a Ferlosio
    Fernando Savater 31/07/2007



    Oídos que fueron los obispos, los nuevos rojos, los padres objetores y todos los tertulianos, llega la opinión de Rafael Sánchez Ferlosio sobre la "educación para la ciudadanía". Como tiene querencia por la originalidad, sigue el dictamen del doctor Johnson: mientras los demás nos empeñamos en ordeñar a las vacas, él prefiere comenzar ordeñando al toro. Ya que se refiere a un par de opiniones mías, que finge no entender, se las aclaro muy gustoso. Sobre ¿Ciudadanos o feligreses?: no los opongo en términos absolutos, pues ya sé que muchos feligreses son excelentes ciudadanos; pero indico que no son equivalentes, pues no entra en las obligaciones del ciudadano ser feligrés de nada ni de nadie. Y no se forman buenos ciudadanos por las mismas vías que se conforman piadosos feligreses. Ítem más: me parece obsoleta la contraposición entre educación e instrucción, en la que insiste Ferlosio. La instrucción en saberes objetivos -que naturalmente nunca carecen por completo de "orientaciones prácticas y juicios de valor", salvo que Habermas haya escrito en vano Conocimiento e interés- es parte indispensable de la educación, pero no la agota, ni mucho menos la sustituye. No cabe una "zoología educativa" basada en clasificar los animales en dañinos o benéficos (nociones por otro lado nada descartables en microbiología), pero forma parte de la educación saber que es benéfico aprender zoología del modo más preciso e "impersonal" posible. Por cierto, el término "impersonal" es de difícil uso imperativo: resulta tan imposible obedecer a quien nos dice que hay que ser impersonales como a quien nos impone ser espontáneos...


    Por lo demás, vivo en tormentosa paz con mi entendimiento defendiendo la necesidad de educar para la ciudadanía porque creo que la ilustración no va contra la cultura vigente -siempre se educa desde ella, no hay otra-, sino contra la rutinaria obediencia que ni pregunta, ni comprende, ni imagina alternativas. Es decir, que no propongo ordeñar toros para curarnos de la afición utilitaria a ordeñar vacas, sino que me gustaría preparar a los jóvenes para que se resistieran al ordeño y mando.


    Comentado por: albert pla el 31/7/2007 a las 08:41

  • disculpen otra vez, sigo estando pelín patoso.
    @bon jour pla et melusina!

    Comentado por: playboy el 31/7/2007 a las 06:53

  • (En voz baja, muy bajita.... buenos días, amarillos y húmedos, con gran dolor de cabeza y más sed de lo habitual)

    Comentado por: melusina el 31/7/2007 a las 06:27

  • En una noche oscura,
    con ansias, en amores inflamada,
    ¡Oh dichosa ventura!,
    salí sin ser notada,
    estando ya mi casa sosegada;
    .....
    Juan de la Cruz

    Buenas noches a todos. El viento, el que llega cada noche, ha cesado. Ahora viene el sueño inquieto y cálido antes del húmedo y metálico amanecer.

    @Maleas,
    hoy parece que no nos entendemos... Si un día me aburre ya se lo comunicaré, o no lo haré, pero da igual.
    @Grifo,
    hola. Un día de estos le contaré algo.
    Un beso.

    Comentado por: Isis el 30/7/2007 a las 23:45

  • Hola, Person@s: Oí que se me mencionaba por ahí y me he dicho:- ¿cómo es posible?... y tal... Y por aquí estoy. Os leo con interés y deseos de participar. Pero siento una fuerte timidez debido a mis gustos religiosos. No me asombra que hayáis sacado el tema de la 'religión', así, a secas. Pero es demasiado grande como para poder decir algo más que generalidades.
    Me ha gustado la intervención de Piel porque, para mi gusto, razona bien su postura (esté o no de acuerdo -no sé qué significa 'estar de acuerdo' en cuestión de creencias-).
    Me pregunto qué diferencia hay entre la suposición de Piel (formo parte de un todo organizado, mayor que yo, que tiene un sentido, etc...) y la opuesta (formo parte de un conjunto azárico, que ahora se ha organizado así, como una mancha de tinta, y parece significar lo que yo quiera porque carece de sentido, etc...). Y las dos posturas me resultan iguales en cuanto a la fe. Ambas implican una fe, una creencia. El ateísmo es una religión más, una forma de creencia que da por demostrado que Dios no existe. Si he de guiarme por el modelo del mundo material, tengo que negar la posibilidad del vacío en todos los niveles. No podría decir, según esta lógica, hay vacío de Dios. Pero tampoco podría determinar la existencia, o presencia, de Dios, sino sólo su probabilidad. Dios no es demostrable como no lo son los absolutos metafísicos, herramientas de conocimiento (consciencia, yo, realidad, etc, etc...). De modo que nada hay demostrable. Sólo es probable que algo haya. Y mucho más que 'probable': el azar, necesariamente, origina configuraciones ordenadas, repetidas, periódicas, según pautas matemáticas (conjunto de Mandelbrot). Si hay Dios o Vacío, da igual. Son lo mismo.
    Sólo hay ecuaciones (al final, un asco para los de Letras).
    Por eso, abordo la religión, no como cuestión de fe, sino de gustos. Me gusta tal o cual religión. No me gusta el monoteísmo porque produce cáncer. Pero me gusta mucho la Idolatría porque produce Arte. Creo en las imágenes como en objetos transcendentes: No por lo que representen sino por lo que son. Los ikonos no significan nada. En su mudez, son absolutos. Sólo hay Figuras, un tapiz fractal gobernado por el Conjunto de Mandelbrot. Soy, por tanto, un idólatra radical (las idolatrías griegas o egipcias eran muy diferentes). Me gustan las figuras de cuarzo; y, en general, adoro los minerales cristalinos. Ya estáis hartos de leérmelo. Pues una vez más.
    Saludos, Isis fugitiva. Saludos, Provoqueen, que apareces y desapareces. Saludos, Melusina: cuidado con el lado turco de la vida. Saludos, en fin, Pla, Maleas, Escarola, Coco, Mandorla (hola), Piel, Al59, Playboy, Tipo de Incógnito, Enea... (por fin).
    Saludos, resistentes.

    Grifo

    en gris

    Comentado por: Grifo el 30/7/2007 a las 22:28

  • Disculpen, .... tropecé.

    Comentado por: playboy el 30/7/2007 a las 21:00


  • Comentado por: playboy el 30/7/2007 a las 20:58

  • Ozores hizo muchas pelis

    Comentado por: albert pla el 30/7/2007 a las 20:28

  • a oscuras y encerrada permanente

    a más ver

    Comentado por: o.i. el 30/7/2007 a las 20:10

  • para hacer saraband hay que haber hecho unas cuantas pelis anteriormente, es bastante fácil de entender. desgraciadamente lo fácil es difícil

    Comentado por: o.i. el 30/7/2007 a las 20:08

  • usted se gusta demasiado, bergman es para usted como un psiquiatra despiadado

    Comentado por: o.i. el 30/7/2007 a las 20:02

  • Yo creo que el nivel de profundidad emocional de Bergman no puede ser innato , hay un trabajo previo , dicen que su padre le imfluyo mucho , el trabajo puede ser mas o menos voluntario , pero para hacer SARABAND hay que haber profundizado mucho en el ser humano .

    Comentado por: albert pla el 30/7/2007 a las 20:00

  • Querida Isis:

    Pero si yo no quiero el pie,con la foto del ombligo,ahora que Vernon está desaparecido debo recordarlo yo,me conformo.

    Ahora en serio,en lo de las suposiciones no ha acertado ni una,lo que ocurre es que hay situaciones y situaciones,un tiempo para todo.

    Mi madre,hoy ya la he nombrado dos veces decia de mi que era capaz de pasarme una tarde observando el vuelo de una mosca sin aburrirme,Aburrirse es cosa de aburridos y vd.,me consta,no lo es.Un servidor,tampoco.

    Comentado por: maleas el 30/7/2007 a las 19:59

  • le informo que existe gente que sonríe con las pelis de bergman. eso es todo. feliz angustia improductiva.

    Comentado por: o.i. el 30/7/2007 a las 19:58

  • ración de drama y se queda tan contenta

    simplemente diga que hay juegos que no entiende

    Comentado por: o.i. el 30/7/2007 a las 19:54

  • ¿Si merece la pena para ellos? Transforman su angustia en arte y de esta manera se liberan en parte de ella.No creo que les venga mal.Su arte se nutre de su desesperación, pero no se desesperan para producir arte. Y para nosotros, como espectadores, por supuesto: que sufran.
    No tengo mucho tiempo hoy, ni para leerles (perdonen las malinterpretaciones) ni para quedarme a discutir (y hoy me gustaría). Ví un ciclo de Bergman en la Seminci hace unos años, todo un empacho.Me gustan más cuanto más me angustian. Pero también me gusta el Bergman más carnal de Fanny y Alexander.


    Comentado por: escarola el 30/7/2007 a las 19:48

  • arrastrarse

    Comentado por: o.i. el 30/7/2007 a las 19:35

  • Ahora apagón en Palma de Mallorca y Valencia y la noticia más larga de la tele habla del Tour de Francia y de la demolición del Vicente Calderón... Luego dos minutos sobre Bergman, incendios...
    Llevo toda la tarde pensando y caminando por la arena bajo un calor aplastante, se me derriten las fuerzas. Voy a ver si encuentro una película no demasiado soporífera. Primero la ducha y por la noche seguiré con la trilogía. No sé por qué leo cosas sobre Egipto. Me duelen, pero la escritura es buena.

    Comentado por: Isis el 30/7/2007 a las 19:24

  • acabo de ver la peli :El día de los tramposos , me ha gustado bastante , Douglas & Fonda , wester , carcel , esta bien .

    Comentado por: albert pla el 30/7/2007 a las 19:00

  • Pues yo también, Isis, pero ya ves que esta juventud aspira a más...


    Comentado por: Coco el 30/7/2007 a las 18:58

  • Escarola

    No lo decia por mi sino por Bergman y Woody Allen , creo que Bergman se metio dentro y Allen decidio quedarse fuera , como diciendo , podria meterme pero no me la juego . Allen es un admirador de el sueco , pero su obra es bastante menor o eso creo , de Woody he visto casi todo de bergman solo : PERSONA , EL SEPTIMO SELLO , SARABAND , FRESAS SALVAJES , las cuatro son grandisimas peliculas , pero no creo que muchos directores sean capaces de escarbar tanto y la duda es si vale la pena .

    Comentado por: albert pla el 30/7/2007 a las 18:49

  • Querido maleas,
    Como el síndrome pre-menstrual es mal consejero, prefiero plantearme unas cuantas dudas, por ejemplo tres, con respecto a su alusión de esta mañana:
    -No sé si es usted excesivamente considerado.
    -No sé si tiene mala conciencia y se cree aburrido.
    -No sé si me toma por tonta y frivolona...
    Ahí lo dejo.
    Buenas tardes desde el sol poniente y mucho calor.
    @Melusina,
    Buenas tardes, no me adelgaces tanto. Ayer encontré un vino de la zona que no está mal. Luego brindaré por ti con él. Espero que una de esas cañas sea a mi salud.
    @Coco,
    Hablando de religión, yo tenía otra imagen del pedo de monja. Para mí eran merengues secos que hacían las monjas de clausura de un convento de Huesca.
    Espero que Maleas no lea esto, no quiero darle pie.

    Comentado por: Isis el 30/7/2007 a las 18:45

  • Te aconsejo un psiquiatra lo bastante despiadado, Pla. Merece la pena. Ahora,en solitario no sé si podrás hacerlo: es fácil pegarse un tiro, pero no clavarse un puñal. Con la ayuda de Freud, de Nietzsche, de Bataille, se pueden sacar muchas cosas fuera, pero leyendo es difícil que te pillen, antes de llegar a la siguiente línea, te dará tiempo a preparar tus defensas. Un psiquiatra puede pillarte desprevenido. Depende de lo que quieras encontrar.

    Comentado por: escarola el 30/7/2007 a las 18:14

  • @pla
    evidentemente tomar el riesgo de "entrar", todo polvo, como dice Coco, tiene sus "riesgos" si quiere llamarlo así, pero siempre es más enriquecedor que una cómoda paja.

    Comentado por: playboy el 30/7/2007 a las 18:09

  • Lamento la repetición. Ni sé cómo se ha producido.

    Saludos.

    Comentado por: Mandorla el 30/7/2007 a las 18:08

  • Sí, la vida en la ciudad es un error, lo compruebo cada día cuando me sobresalto encantada por el murmullo estruendo de conversaciones de juegos de cantos de pájaros, en las ramas de esos árboles que conozco bien porque hacia ellos me desvío cada vez . Entonces, lo mismo que cuando llego al centro de mi jardín predilecto, un nudo en mí que no había observado se deshace, un cansancio que no había notado se diluye, una energía que no creía poseer despierta... Imagínese, amigo mío, lo que sucede cuando me encuentro en campo abierto, en la mar embravecida...

    Y no obstante, ¿a dónde ir sin arrastrar consigo el hecho humano que es vivir sin convicción? Tal vez en la ciudad el propio obstáculo de ser ciudad disminuye o distorsiona o encubre ese hecho. O eso prefiero pensar ahora que considero seriamente la posibilidad de dejar una ciudad en la que vivo como en un pueblo para instalarme en otra ciudad en la que viviría como en una aldea (de pescadores y apagones)...

    Así como Alberto C. fue maestro del poeta más carnalmente unido a una ciudad, de la que por cierto cada día alzaba el horóscopo, así es usted ya mi maestro. ¿Cómo he de llamarle?

    Diga a nuestro amado S., gran sabio, incontestable, que le había extrañamente reconocido, no sé por qué, o sí, que no nos deje. Necesitamos su neckar su lección su humildad, ¿no le parece?


    Comentado por: Mandorla el 30/7/2007 a las 18:03

  • A Don Manuel de Psiquiatría no tengo el gusto de conocerle, Albert.
    La psicología está tan denostada como la religión por razón de quienes se acercaron a ella buscando "la salvación" -esta siempre por medio de la fe-, y no una herramienta más, otro útil del que ayudarse en el empeño de conocerse.
    En cuanto a lo de que si conviene hacerse pajas mentales, pues...si no puedes echar un polvo mental, puede que sí.

    Comentado por: Coco el 30/7/2007 a las 17:59

  • Albert, las pajas mentales, como las otras, son placenteras cuando están bien hechas. En arte, quiero decir Arte, no hay otra cosa. Mire Bergman.

    Comentado por: Mandorla el 30/7/2007 a las 17:51

  • @Glass
    dios no sale en la guía de teléfonos porque llamó al número de servicio de atención al cliente de Teléfonica para pedirlo, el no aparecer. Es que no paraban de llamarle a cualquier hora del día para venderle cualquier cosa. Eso de la intimidad en nuestra cultura ibérica no existe, ¡si san Agustin levantara la cabeza!. Claro que él era africano.
    @pla
    Como esta temporada en los quioscos vendian las pelis de Bergman, me he visto unas cuantas. "Dispare" usted primero, ahora me voy a pegar una ducha para relajarme un poco.

    Comentado por: playboy el 30/7/2007 a las 17:48

  • Sí, la vida en la ciudad es un error, lo compruebo cada día cuando me sobresalto encantada por el murmullo estruendo de conversaciones de juegos de cantos de pájaros, en las ramas de esos árboles que conozco bien porque hacia ellos me desvío cada vez . Entonces, lo mismo que cuando llego al centro de mi jardín predilecto, un nudo en mí que no había observado se deshace, un cansancio que no había notado se diluye, una energía que no creía poseer despierta... Imagínese, amigo mío, lo que sucede cuando me encuentro en campo abierto, en la mar embravecida...

    Y no obstante, ¿a dónde ir sin arrastrar consigo el hecho humano que es vivir sin convicción? Tal vez en la ciudad el propio obstáculo de ser ciudad disminuye o distorsiona o encubre ese hecho. O eso prefiero pensar ahora que considero seriamente la posibilidad de dejar una ciudad en la que vivo como en un pueblo para instalarme en otra ciudad en la que viviría como en una aldea (de pescadores y apagones)...

    Así como Alberto C. fue maestro del poeta más carnalmente unido a una ciudad, de la que por cierto cada día alzaba el horóscopo, así es usted ya mi maestro. ¿Cómo he de llamarle?

    Diga a nuestro amado S., gran sabio, incontestable, que le había extrañamente reconocido, no sé por qué, o sí, que no nos deje. Necesitamos su neckar su lección su humildad, ¿no le parece?


    Comentado por: Mandorla el 30/7/2007 a las 17:47

  • co ño coco la frase entre interrogantes parece de un manuel de psquiatria , mi pregunta era si vale la pena hacerse muchas pajas mentales .

    GRAN PELI AHORA MISMO EN TV3

    Comentado por: albert pla el 30/7/2007 a las 17:44

  • Pla, no creo que lo que acordamos en llamar alma se pueda mirar a sí misma desde fuera. ¿No te estarás refiriendo a alguna experiencia regresiva de tipo psicoanalítico donde afrontar episodios arrinconados del propio pasado o facetas del carácter poco asumidas?

    Comentado por: Coco el 30/7/2007 a las 17:41

  • Podriamos tocar le tema Bergman ? yo he visto unas cuantas peliculas suyas no todas , y mi pregunta , la que les hago a ustedes es la siguiente :

    Si pudieran escojer entre entrar en una parte de su alma/pensamiento con el riesgo de volver seriamente dañados del viaje interior o quedarse en la frontera/ superficie con el riesgo de tener la sensacion de que no estan llegando a su plenitud , pero si a un comoda vida, cual seria la decision , en ese punto .


    Comentado por: albert pla el 30/7/2007 a las 16:55

  • Si Tipo,acabó su partida de ajedrez con ella y perdió.

    Comentado por: maleas el 30/7/2007 a las 16:54

  • Al hilo de lo que comentabas esta mañana Albert he recordado,en realidad nunca la he olvidado, una vieja sentencia karateca,Zen,:"El karateca respeta a los dioses,pero no les teme".
    Mi madre que no practicó karate pero era una mujer sabia en ocasiones para referirse a algún malaje,rara vez lo hacia,solo ante la evidencia manifiesta, decia:"Ese tiene mucho miedo y poca verguenza".Es un tipo humano muy generalizado,el miedoso sinverguenza.

    Comentado por: maleas el 30/7/2007 a las 16:53

  • yo tb tengo la mía:

    Dios: Exit


    Comentado por: Tipo de incógnito el 30/7/2007 a las 16:45

  • Anuncian que Bergman ha muerto. Menuda mentira.

    Comentado por: Tipo de incógnito el 30/7/2007 a las 16:42

  • "Dios no exita."
    O. Guillén

    Comentado por: Josefina la cantora el 30/7/2007 a las 16:32

  • "Dios no existe. Ni siquiera viene en la guía de teléfonos."
    Tristan Tzara

    Comentado por: Glass el 30/7/2007 a las 16:03

  • Todo esto empezó porque estoy de vacaciones. Vengo y me vuelvo a ir. Para ver mi planeta con distancia, me voy a otro cercano, el planeta Francia.

    ay!... en la Sobornne, en los años del mayo del 68... ? m? en ese tiempo más o menos ( cuando leí sobre ese tema) un profesor en la Sorb... daba clases de sexo, escribió un libro que se titulaba ( canción de ese tiempo) J'ai je t' aime)Michael no reuceredo, .. si en esa universidad como en tantas otras de l pais Tierra dan clases de todo.... ay

    ay

    bueno, allí dió una de sus últimas conferencias Vilap... m y la revuelta, ahora le juzgan

    política y humanos sociales de la revista Hola que quieren guillotina!!!!! usa...
    menos mal que el juez que senteció contra dos mujeres ha sido expedientado por quéeeeeeeeee en fin... como dice el juez expedientado todos tenemos nuestra moral... sí, señor juez, como personas no como jueces
    Enea

    Comentado por: Enea el 30/7/2007 a las 15:58

  • Bonjour gaieté!

    Amigo Maleas, no tengo presupuesto (ni interés suficiente) para comprar la enciclopedia de once tomos. Pero tengo entendido que Gallimard tiene una versión abreviada, del propio Puech, en dos tomos, que sí entraría en mi presupuesto. Esa es la que buscaré.

    provooqueen, hay un tomo muy bueno, sólo uno que resume muy bien la historia de las religiones, menos de siete euros en Happy books, los otros tomos y los que hablan de las religiones en partículas de una hoja dina 4 están en bibliotecas, bajo coste, puede encargarlos y se los prestan ya por correo.
    No hay que demostrar que los creyentes son gilipollas Nicolas y la UGT, me imagino que no lo es.

    nadie es gilipollas por tener una creencia sea cual sea, es dictador cuando llama ghilipollas a los que no piensan como ellos
    Enea

    Comentado por: Enea el 30/7/2007 a las 15:46

  • Mas de lo mismo.Recibo ayer de madrugada un correo de Telefonica ofertandome ADSL con un programa Duo que no se molesta en explicarme y si acepto me regalan dos pasajes de avión y diez noches de hotel a elegir entre Paris,Roma o Londres.Contesto que si acepto,mas por el ADSL que por el viaje y automaticamente recibo un msm de robot diciendome que pronto tendré noticias de ellos.Hace un momento,haciendo caso omiso de que son horas de siesta,recibo una llamada en el movil de un comercial de la Compañia.Cuando le digo que aqui no tenemos servicio de ADSL y si es que tras la multa de ciento cincuenta y dos millones de euros que les ha puesto Bruselas,(el Gobierno de España por supuesto ha cerrado filas con la Compañia) han decidido darnos ese servicio,me pide disculpas y me dice,no lo dice,lo admite,que hay un error.Esperpentico.
    Sí,Azúa será un "resoluciones" pero ¿que otra solución le queda al ciudadano de a pie,el derecho al pataleo.
    A pesar de todo estoy convencido,como decia el otro dia playboy,de que en el agro el ciudadano aún tiene alguna defensa.En la ciudad ni eso.

    Comentado por: maleas el 30/7/2007 a las 15:01

  • Espero que vuelvan a perdonar mis malas maneras, pero tengo que reconocer que sentí una ridícula alegría cuando Barcelona se apagó.
    Dejen que se lo explique antes de una lectura diagonal.
    Desde hace tres años intento que Fecsa nos de electricidad pero a día de hoy seguimos con un grupo de gasoil que quema unos 600 L cada día. Las razones de por qué no nos han pasado el cable están algo camufladas y bien disimuladas, las razones son: nos negamos a pagar unos 10.000€ de cobertura matequillosa al cerdo que nos debía dar el permiso. Como nos negamos ahí está nuestro expediente, mezclado entre sollozos al Ayuntamiento (partícipe de los chanchullos)en lo más bajo de la montaña de otros tantos. Sé que esa alegría era dañina, pero ya saben, mal de muchos consuelo de tontos. Como tonto esperaba que la ciudadanía se enterara de que nuetro pais es tercermundista, que nuestros vecinos competidoras ya se han ido...a Francia!!!! No competimos con china o con marruecos, competimos con Francia...Lo siento, pero dos o tres días sin luz no se puede equiparar al castigo sufrido por los empresarios que seguimos luchando por este pais (llámenlo como quieran, ´de las pocas cosas que unen este estado se encuentra ésta, la tendencia siempre escandalizante al caciquismo).
    También me alegro de que haya vuelto la luz en la ciudad, espero que enciendan una velita para los muchos que, siendo vecinos, estamos sin luz desde hace tres años.

    Comentado por: sin animo de incordiar el 30/7/2007 a las 14:12

  • la inteligencia entendida como comprensión racional elimina la posibilidad de la religión como explicación por no caer ésta dentro de lo comprobable científicamente, precisamente por ser sencillamente, una cuestión de fe, no analizable. Pero si una persona es realmente inteligente al cabo se debe de dar cuenta algún día de que la vida le supera, la parte no comprende al todo y desde luego no lo maneja, al revés. Entiende que hay algo superior a él de lo que forma parte y que, tal como están las cosas parece poco probable que de momento pueda alcanzarlo a través del conocimiento científico. Al llegar a ese punto hay que optar: o la nada, un vacío en cuanto a "razones" que se pueden continuar buscando casi sin esperanzas de llegar, tal vez tan sólo creer que podremos avanzar un pasito más; o rellenar la falta con imaginación, misterio y fe. Y nuevamente elegir, dentro de esta última opción, una religión ya creada que además te aporta el hecho de pertenecer a un grupo que te acoge (o te quema, asegún) mayoritaria, minoritaria, vigente o no, o inventarse una propia. Yo personalmente he elegido crearme una, muy básica, sin historia ni libros sagrados. Creo en "diosa" y si siento que necesito rezar, es decir, dirigirme a no sé, ¿la naturaleza? uso oraciones que conozco cambiándolas un poco, mezclando un poco de todo y diciendo diosa y madre en vez de padre y así. Como mujer me centra y me redefine como protagonista y no me sitúa bajo un poder masculino. Parece tonto pero emocionalmente de verdad tiene un sentido y un efecto positivo sobre mí y mi autodeterminación como persona "desde delante" y no secundaria. No debe de sonar muy ortodoxo, me temo. También a veces pienso en redefinirme como politeísta y/o creer en la reencarnación. Es decir, creo que las explicaciones "mágicas" son campo abierto y que cada uno puede explicar o sentir como mejor le apetezca. También me sorprende que la gente inteligente se aferre a algo de manera dogmática, pero creo que se puede explicar por una necesidad humana de sostén y pertenencia. Un ser inteligente no es, al fin, más que un ser humano. Las diferencias genéticas, dicen, son muy pequeñas entre monos y hombres y entre los hombres deben pues ser aún menores.
    Om. Me encanta ese sonido.

    Comentado por: Piel el 30/7/2007 a las 13:39

  • De acuerdo Albert:
    ¡Que vuelvan los Dioses! ¡Los dioses! Ya está bien de tanto monoteísmo macarra.

    Comentado por: Josefina la cantora el 30/7/2007 a las 12:15

  • Albert, no sé donde leí una definición de inteligencia como la capacidad de adaptación a un medio ambiente cambiante...Es tan escaso que queda un poco ridículo, pero orienta hacia otros aspectos de la definición que normalmente quedan fuera.

    Comentado por: Coco el 30/7/2007 a las 12:01

  • Pues sí, hay contradicción entre tradición, convención, rutina social y creencias. Conozco a ateos que se casan por la iglesia o que bautizan a sus hijos. Yo no.
    Gracias, Coco y hasta luego, que me voy a demostrar mi inteligencia práctica en la cocina.

    Comentado por: escarola el 30/7/2007 a las 12:01

  • escarola

    Hay muchas personas que son mas que creyentes , tradicionales , en el mundo rural la gente tenia su iglesia y ya esta , ahora las tradiciones son diferentes , en las ciudades todo es mas individual , pero muchos no creyentes se casan por la iglesia ( tradicion).

    La inteligencia ya es un tema mas dificil , no se definirla , supongo que es otra palabra como felicidad , amor ....

    Comentado por: albert pla el 30/7/2007 a las 11:54

  • Esto le decía
    @Provoqeen
    ¿No consiguió demostrar que todos los creyentes son tontos? Sabe, yo también me sorprendo cuando una persona inteligente muestra creencias religiosas. Pero es un hecho, que personas muy inteligentes son creyentes. Supongo que existen -entre otras clasificaciones posibles- dos tipos de inteligencia, una lúcida empeñada en descubrir las falacias que nos impiden ver con claridad y otra orientada a disfrazar la parte más desagradable de la realidad o simplemente, ocupada en prosperar en la misma, sin detenerse mucho a pensar en ella. Ni que decir tiene que prefiero las inteligencias del primer tipo, y que si algo me gusta de este blog es que está lleno de ellas.


    Existen muchas maneras de ser inteligente, casi tantas como de ser tonto, y una cosa no excluye a la otra: se puede ser muy competente en ciertas áreas y muy estúpido en otras (esa es la razón de que muchos creadores tengan la autoestima baja). Últimamente parece que se está ampliando el concepto de inteligencia, que se valora cada vez más lo de la inteligencia emocional. ¿Qué es la inteligencia? ¿La facultad de entender? ¿Existe un entendimiento no racional, sensible? Yo siempre he creído en la existencia de un pensamiento pre-racional, pre-lingüístico, que la elaboración lingüística es posterior al entendimiento. Por eso, hay personas que actúan inteligentemente aunque no sepan expresar su actos (los futbolistas serían paradigmáticos) , como hay gente muy competente en oficios cuya teoría ignora.
    Si existe un vínculo entre creencia y falta de inteligencia, es porque el creyente común acepta sin cuestionarse una serie de verdades ya dadas, por irracionales que sean. La mayoría de las creencias religiosas (la existencia de un paraíso, un infierno, un demonio, toda esa mitología), son a mi modo de ver tan pueriles como un cuento de hadas.Por supuesto, existen creyentes de más alto nivel espiritual y filosófico, pero esos si que son una minoría. Por eso, por lo general, cuando encuentro un creyente tiendo a pensar que es una persona que acepta sin más lo que le cuentan, y que si es un crédulo en eso puede serlo en todo lo demás. Ya sé que no es así, y que luego estas personas pueden tener una actitud mucho menos crédula hacia el resto de las cosas, por eso digo que me sorprende encontrar creyentes entre la gente inteligente. Y por otro lado, la inteligencia siempre debe tener en cuenta que existe una parte de la realidad a la que no tiene acceso, debe darse cuenta de sus límites.

    Comentado por: escarola el 30/7/2007 a las 11:45

  • maleas

    Ok . a mi las religiones me dan grima , es un chantaje emocional puro y duro . El Miedo si que me parece el motor , podemos hablar de miedos colectivos y miedos intimos ( personales) , el consumismo me parece una consecuencia del miedo , ser aceptado por el entorno implica consumir , viajes , ropa , cenas , las personas somos lo que hacemos no lo que sabemos , las conversaciones actuales es , van sobre el que haces , de donde vienes a donde vas , que tienes , hay pocas conversaciones sobre opiniones o conceptos , todo es muy funcional y sin consumo , no haces nada y existe el miedo a quedar fuera del sistema .

    Comentado por: albert pla el 30/7/2007 a las 11:36

  • Sal si te atreves,Enmascarado de la Blogosfera!

    Comentado por: maleas el 30/7/2007 a las 11:15

  • No he hecho semejante afirmació,la de que Dios o dioses,no existan Albert,creo que nuestro destino es mantenernos en la duda razonable y por supuesto una cosa es la creencia intima y otra cualquier sistema con su jerarquia e intereses,eso que llamamos Religión.Las mayoritarias,las de salvación como las denomina Püech son intrumentos de dominación y control y a que negarlo,en cierto sentido han podido tener un efecto "positivo" en el entramado social,en la conformación de sociedades homogeneizadas.
    Hoy el opio del pueblo no es la Religión,pocas personas creen realmente,esos no hablan o rara vez.El opio de el pueblo son el consumismo y el miedo.Las sociedades occidentales son funcionalmente ateas,de lo que se trata es de poder pagar el recibo de la luz y de paso a ver si queda algo para hacer turismo.

    Comentado por: maleas el 30/7/2007 a las 11:14

  • maleas

    No estoy de acuerdo , no veo nada que me afirme que Dios no existe , asi que se puede creer o no , es algo interior , otra cosa serian las religiones , de eso hemos hablado aqui ya en ocasiones , mi apuesta por el politeismo sigue en pie .

    Comentado por: albert pla el 30/7/2007 a las 11:04

  • Yo, FRANCISCO COLOMER
    Contaminación lumínica, esa gran desconocida
    Este tipo de contaminación genera un derroche energético y la pérdida del cielo nocturno
    FRANCISCO COLOMER - Cullera (Valencia) - 30/07/2007

    Increíble comprobar como por toda la geografía española se derrochan millones de Euros en iluminar el cielo por un inadecuado sistema de alumbrado. O por una muy discutible "estética". Esta foto es de la playa de Cullera (Valencia), iluminada con focos durante la noche. Además, la contaminación lumínica generada nos priva de contemplar la belleza del cielo nocturno Más información sobre este tipo de contaminación en www.celfosc.org.

    La noticia trae una foto de una playa,la de Cullera que no se reproduce aqui,pueden imaginarla.

    Tal vez noticias como esta ayuden a entender la conjura de los perversos que tenemos que pagar.¿Hasta cuando?


    Comentado por: maleas el 30/7/2007 a las 11:02


  • Comentado por: aunque, maleas, aunque, dónde estará grifo el 30/7/2007 a las 10:54

  • Y sin embargo la hay Albert,la inteligencia esta ligada al espiritu critico y el estulto traga con ruedas de molino aún que en algunos casos sea ficticia su idiotez,solo un recurso para medrar o sobrevivir.

    Comentado por: maleas el 30/7/2007 a las 10:50

  • Por lo que respecta al precio de la Enciclopedia de Püech Provo,la completa que conozco es una maravilla,se me ocurre que bien podria adquirirla tu organización para su fondo bibliografico.Yo tengo apalabrado con una bibliotecaria municipal que a principios de años cuando les dan presupuesto,la adquirirá,si es que quedan ejemplares que la ultima vez que entré en la pagina de FCEM apenas si quedaban unos cuarenta y no son obras que se reediten con facilidad,menos que la poesia vamos.

    Comentado por: maleas el 30/7/2007 a las 10:46

  • no veo la relación entre creer y la inteligencia , son autopistas diferentes , por otro lado la inteligencia esta sobrevalorada , es un mito , hay mucha gente que funciona mal y es inteligente de cojones , de eso habla el libro de Marina , la inteligencia fracasada .

    Comentado por: albert pla el 30/7/2007 a las 10:41

  • En relación con la reflexión de Escarola acerca de crencias religiosas e inteligencia,no hace mucho hemos tratado aqui de ello,el caso de Blas Pascal creo que es paradigmatico.O el de Unamuno.El ser humano,que nace entre mierda sangre e ignorancia pero con autoconciencia es digno de comsideración.Es legitimo,comprensible,que busque una finalidad a su existencia,que alimente un principio de Esperanza como afirma Ernst Bloch,aún que como el mismo Bloch nos recuerda ha de aceptar que tambien es posible que le espere la Nada.Tal vez esa Nada se manifiesta ya en la vida grosera de algunos.
    Creo que el Misterio que rodea nuestra vida es precisamente lo que la hace tan apasionante.Un mundo en que Todo estuviese establecido de antemano seeria la peor pesadilla imaginable.

    Comentado por: maleas el 30/7/2007 a las 10:31

  • D. Félix: La compañía le proporciona en origen una diferencia de potencial lo más alta posible por que a ella le resulta más barato. Pero esa tensión se supone que es entre fases. Luego, a Ud. y a sus vecinos, le conectan sólo una fase con el neutro y su tensión de contrato podrá ser 220 v. Otra cosa es que reniegue de las tarifas, del servicio o del gobierno...

    Comentado por: El Chispas el 30/7/2007 a las 10:28

  • Dicho asi Provo,no puedo dejar de estar de acuerdo contigo.Algo queda de la Ilustración alli y lamentablemente,el texto de Azúa de hoy nos lo recuerda,la Contrarreforma mantiene aquí su vigencia.Recuerdesé que Franco paseaba bajo palio y el alcalde socialista de mi pueblo acompaña a cura en las procesiones.El otro dia Rioyo se preguntaba por que no habian enterrado a Polanco en el Cementerio Civil...No sigo que temo aburrir a Isis.

    Comentado por: maleas el 30/7/2007 a las 10:11

  • fallece Ingmar Bergman

    Comentado por: albert pla el 30/7/2007 a las 10:10

  • Estando ya mi casa sosegada...

    Pues eso, ya puedo correr que me quedo sin periódico y sin pan.
    Salu2 Pla, muy divertida esa imagen de Azúa en la junta de vecinos.

    Comentado por: Isis el 30/7/2007 a las 09:01

  • Me imagino a los vecinos de Azua intnetando solucionar los problemas de la comunidad y él en las reuniones : es el franquismo , es el franquismo .... y los otros , vale pero quiere que compremos otro espejo para la porteria ? y Azua : como quieran , mo voy a escribir un articulo , se van a enterar estos franquistas . Me han comentado que los vecinos le llaman : "El resolutivo " Todo lo resuelve con articulitos.

    Comentado por: albert pla el 30/7/2007 a las 08:32

  • Hay dos niveles. Los comentarios que mas o menos tienen relacion con el articulo y los comentarios de los que van a su rollo. Estos ultimos son educados, cultos, viajados, perspicaces y evidentemente a un palmo por encima del resto. Pero que pedantes...!

    Comentado por: jordi el 30/7/2007 a las 08:32

  • Salí en gris... ¡Qué rabia!

    Comentado por: Isis el 30/7/2007 a las 08:23

  • Me subo al tranvía a la carrera. Al fin he conseguido una conexión a Internet. Para mi tristeza, veo que algunos se han ido de vacaciones, como Joaquinita, sin esperar mis buenos deseos. En fin. ¡Felices vacaciones!
    Leo a toda prisa, el paisaje no se deja saborear, aunque algunos lugares son los de siempre y aburridos. Me alegra mucho ver la firma de Ortega que ilumina mis ojos recién levantados ¡Gracias por la risa y la sonrisa, Ortega! Hoy me había levantado algo melancólica y nada parisina. Para mí París siempre fue un lugar de prisas, donde siempre me sentí extranjera y donde siempre supe que no viviría. Si no fui de pobretona estudiante, fui de pobretona no estudiante... Casi nunca he disfrutado en aquella ciudad, salvo durante pequeñísimos fogonazos. Tal vez la compañía nunca fue la adecuada.
    Y con respecto a los apagones... ¡Harta estoy de ellos! Los países africanos y Barcelona sufren un mismo mal, el caciquismo.
    Por si puedes leerlo; gracias Joaquinita por esa literatura tuya tan enriquecedora; Gracias Coco, Melusina, Grifo. Leeros me calma y me anima, deja mi "alma" serena y expectante, alegre y quieta... ¡Falta me hace!
    Sigo escribiendo por ahí, en servilletas o en la arena. Miro continuamente a los camareros y a las olas para que no se lleven mi memoria. Frágil memoria de verano.
    El otro día lo pasé con una de ELLAS, junto al mar y en un porche, charlando y cenando, riendo y escuchando.
    Bonjour gaieté
    PS: Zumo de mandarina, tostadas con queso y café de Colombia. No hay más. Bueno, sí, un vecino que pasa y el frufrú de las palmeras. Hoy también hará calor. Leeré la trilogía de El Cairo al atardecer, cuando todos vaya dejando la playa y el viento regrese, como cada día. Me voy al mercadillo... a ver qué encuentro. Ya les contaré.

    Comentado por: Isis el 30/7/2007 a las 08:22

  • El ejemplo del contador de la finca se queda corto con el siguiente que conozco directamente. Al pedir presupuesto a ENDESA (no hay nadie mas a quien pedirlo) para el suministro electrico de un sector industrial la respuesta llega 1 año despues, la conexion a la red de ENDESA cuesta 4 millones para unas obras que cuestan 3 millones. Cuesta mucho mas la conexion que todo el resto de obras !. Si pides explicaciones te dicen (literalmente) que "es lo que hay, si no te gusta pide presupuesto a otro".

    Consecuencias del monopolio puro y duro

    Comentado por: jordi el 30/7/2007 a las 07:45

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Félix de Azúa nació en Barcelona en 1944. Doctor en Filosofía y catedrático de Estética, es colaborador habitual del diario El País. Ha publicado los libros de poemas Cepo para nutria, El velo en el rostro de Agamenón, Edgar en Stephane, Lengua de cal y Farra. Su poesía está reunida, hasta 2007, en Última sangre. Ha publicado las novelas Las lecciones de Jena, Las lecciones suspendidas, Ultima lección, Mansura, Historia de un idiota contada por él mismo, Diario de un hombre humillado (Premio Herralde), Cambio de bandera, Demasiadas preguntas y Momentos decisivos. Su obra ensayística es amplia: La paradoja del primitivo, El aprendizaje de la decepción, Venecia, Baudelaire y el artista de la vida moderna, Diccionario de las artes, Salidas de tono, Lecturas compulsivas, La invención de Caín, Cortocircuitos: imágenes mudas, Esplendor y nada y La pasión domesticada. Los libros recientes son Ovejas negras, Abierto a todas horasAutobiografía sin vida (Mondadori, 2010) y Autobiografía de papel (Mondadori, 2013)Una edición ampliada y corregida de La invención de Caín ha sido publicada por la editorial Debate en 2015; Génesis (Literatura Random House, 2015). Nuevas lecturas compulsivas (Círculo de Tiza, 2017) y Volver la mirada, Ensayos sobre arte (Debate, 2019) son sus últimos libros.  Escritor experto en todos los géneros, su obra se caracteriza por un notable sentido del humor y una profunda capacidad de análisis. 

En junio de 2015, fue elegido miembro de la Real Academia Española para ocupar el sillón "H".

 

Bibliografía

 

 

 

 




 

Ensayo

Volver la mirada (2019). Debate, España.

Nuevas lecturas compulsivas (2017). Círculo de Tiza, España. 

La invención de Caín (2015). Mondadori, Barcelona. 

Contra Jeremías (2013). Mondadori, Barcelona.

Contre Guernica, Prefacio para Antonio Saura (2008). Archives Antonio Saura, Genève.

 La pasión domesticada (2007). Abada, Madrid.

Ovejas negras (2007), Bruguera, Barcelona.

Cortocircuitos. Imágenes mudas (2004). Abada, Madrid.

La invención de Caín (1999). Alfaguara, Madrid.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (reedición) (1999). Anagrama, Barcelona.

Lecturas compulsivas. Una invitación (1998) Anagrama, Barcelona.

Salidas de tono (1996). Anagrama, Barcelona.

Diccionario de las artes (1995). Planeta, Barcelona.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (1992). Pamiela, Pamplona.

Venecia (1990). Planeta, Barcelona.

El aprendizaje de la decepción (1989). Pamiela, Pamplona.

La paradoja del primitivo (1983). Seix Barral, Barcelona.

Conocer a Baudelaire y su obra (1978). Dopesa, Barcelona.

 

Novelas y prosa literaria

Tercer acto (2020) Literatura Random House, Madrid. 

Génesis (2015). Literatura Random House, Madrid. 

Autobiografía de papel (2013). Mondadori, Barcelona. 

Autobiografía sin vida (2010). Mondadori, Barcelona.

Abierto a todas horas (2007). Alfaguara, Madrid.

Esplendor y Nada (2006). Lector, Barcelona.

Momentos decisivos (2000). Anagrama, Barcelona.

Demasiadas preguntas (1994). Anagrama, Barcelona.

Cambio de bandera (1991). Anagrama, Barcelona.

Diario de un hombre humillado (1987). Anagrama, Barcelona.

Historia de un idiota contada por él mismo, o el contenido de la felicidad (1992), Anagrama, Barcelona.

Mansura (1984). Anagrama, Barcelona.

Última lección (1981). Legasa, Madrid.

Las lecciones suspendidas (1978). Alfaguara, Madrid.

Las lecciones de Jena (1972). Barral E., Barcelona.

 

Relatos

"Quien se vio", Tres cuentos didácticos (1975). La Gaya Ciencia, Barcelona.

"La venganza de la verdad" (1978). Hiperion nº1, Madrid.

"Herédame" (6 y 7 agosto 1985). El País, Madrid.

"El trencadizo", con grabados de Canogar (1989) Antojos, Cuenca.

"La pasajera" (18 nov. 1990). El País, Madrid.

"La resignación de la soberbia", Los pecados capitales (1990). Grijalbo, Barcelona.

El largo viaje del mensajero (1991) Antártida, Barcelona.

Cuentos de cabecera ("La pasajera" y "La segunda cicatriz") (1996). Planeta NH.

"El padre de sus hijos" (1998). Barcelona, un día, Alfaguara, Madrid.

"La verdad está arriba" (1998). Turia, Teruel.

 

Poesía

Última Sangre. Poesía 1968-2007 (2007). Bruguera, Barcelona.

Poesía 1968 1988 (1989). Hiperion, Madrid.

Farra (1983). Hiperion, Madrid.

Siete poemas de La Farra, con un grabado de A. Saura (1981). Cuenca.

Poesía 1968 78 (1979). Hiperion, Madrid.

Pasar y siete canciones (1977). La Gaya Ciencia, Barcelona.

Lengua de cal (1972). Visor, Madrid.

Edgar en Stéphanie (1971). Lumen, Barcelona.

El velo en el rostro de Agamenon (1970) El Bardo, Barcelona.

Cepo para nutria (1968). Madrid

Premios

1987 Premio Anagrama de Novela.

2000 Premio a la cultura "Sebetia-Ter" del Centri di Studi di Arte e Cultura di Napoli".

2001 Premio a la tolerancia de la "Asociación por la Tolerancia", Barcelona.

2011 Premio González-Ruano de Periodismo

2014 Premio Internacional de Ensayo José Caballero Bonald

2015 Premio Francisco Cerecedo de la Asociación de Periodistas Europeos 

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2020 | Fundación Formentor | Barceló Torre de Madrid. Plaza de España, 18 28008 Madrid (España) | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres