PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

miércoles, 5 de agosto de 2020

 Félix de Azúa

Antojos de jerarca chiflado

El presidente de Georgia, Mijail Saakashvili (segundo por la izquierda), en una visita al Ejército

El presidente de Georgia, Mijail Saakashvili (segundo por la izquierda), en una visita al Ejército.

Aunque los años y la experiencia deberían hacernos más comprensible el mundo y más pasaderos a los humanos, la verdad suele ser la contraria. Cuanto más años vivimos más extraña se nos hace la vida de esos animales dotados de lenguaje. En particular, los animales dotados de lenguaje que ocupan cargos públicos.

El presidente de Georgia se levanta un día muy amostazado con su provincia de Osetia del Sur, paraje que se empeña en amargarle los desayunos berreando canciones de encendido amor hacia Rusia. El presidente odia a Rusia, de modo que, harto de tanta chirigota, no se le ocurre mejor cosa que bombardear a los camorristas. De inmediato la Rusia de los sicarios, los gángsteres y las mafias más desalmadas del planeta, le devuelve la castaña y lo deja para el arrastre. Era bonito de ver por TV cómo las homéricas tropas del formidable presidente de Georgia huían espantadas al grito de: "¡Qué vienen los rusos!" Pero, ¿a quién creía ese señor que estaba desafiando con su espada de palo? ¿Tan estúpido es el presidente de Georgia? ¿Ni siquiera ha visto películas del Oeste? Si uno encañona a ciento diez pistoleros cuando está solo en el Salón tiene muchas posibilidades de no leer el periódico que informará sobre el tiroteo.

Que un país como Georgia goce de un presidente notablemente lelo puede parecer algo que sucede en zonas del planeta alejadas de la civilización y de los precios de Telefónica, pero no es así. Pareja estupidez desató la guerra de Irak, aunque fuera a la inversa. En aquella notable ocasión vimos cómo ciento diez pistoleros armados con misiles se cargaron a un cuatrero que sólo contaba con un rebaño de camellos. Aquellos cerebros ignoraban que los camellos eran suicidas cargados de dinamita hasta la joroba.

Los presidentes son cada vez más beocios e ignoran asuntos elementales que los bachilleres de hace cincuenta años se sabían de memoria. Bien es verdad que aquellos niños habían leído libros, ni que fuera por obligación. Los presidentes actuales, o no han leído ninguno, o el que han leído es de Suso de Toro.

Artículo publicado en: El Periódico, 16 de agosto de 2008.

[Publicado el 18/8/2008 a las 09:04]

Compartir:

Comentarios (18)

  • Así,sr. mio, que todo se reduce a que el presidente ese es tonto.Pues nada,todo explicado y resuelto.Siguiendo su brillante línea expositiva, ¿hay que entender que la invasión de Irak se debió a que Sadam Hussein era también tonto? ¿Y la de Afganistan? Por descontado que los bombardeos sobre la población civil serbia por aviones de la OTAN mandados por el 'listo' Javier Solana, tienen la misma explicación sin nada que ver con la explicación que nos dieron de que se mataba a discreción a civiles en defensa del derecho de AUTODETERMINACIÓN de Kosovo.No sigo con más ejemplos por no cansarle y, sobretodo, por que me parece un cuestión innecesaria, dado lo fácil y brillante de su explicación.
    Con mi agradecimiento saludos.

    Comentado por: alejandro el 04/9/2008 a las 03:46

  • J.F. Revel fué un bicho raro por varios motivos. Uno de ellos es que era francés y liberal, especia rara donde las haya.
    Otro podría ser su negativa a caer en una de las claudicaciones de lo políticamente correcto. Consitía, y, por lo que parece aún consiste, en el dar una de cal y otra de arena.
    Así, cuando por fín la izquierda y sus aledaños europeos mpezaron a ver la URSS como lo que era, cualquier crítica a la misma debía ser seguida por otra, viniera a cuento o no, antifascista. El modelo era: evidentemente la URSS está mal, pero Chile, por ejemplo, también. De no obrar de este modo uno corría el riesgo de ser considerado un anticomunista, lo que equivalía a fascista. Ya se sabe, uno no pude criticar a la izquierda por motivos racionales o morales. Únicamente se hace eso porque uno desgraciadamente ha nacido así o tiene intereses inconfesables.
    En el artículo de Azúa, éste obra de mod similar: consigue meter con calzador una crítica a Bush. No sea que digan...
    Pero, aún aceptando, ni que sea con fines retóricos, la inclusión, podemos ver que aparece otro tic de los progres. El de achacar a los otros la racionalidad, el cálculo frío, la razón de Estado y guardarnos para nosotros la capacidad del error.
    Así, es el presidente de Gorgia el locuelo que con su actuación desencadena la lógica reacción de Putin. El chalao frente al eficaz hombre de Estado.
    Pero cuando se menciona a Iraq, la cosa cambia. No es que aquí el chalao fuera Saddam. No. Él no provocó y, si lo hizo, carece de importancia. El que tuvo una reacción psicopática fué Bush. Nada de lógica de Estado, errónea o no, en su actuación.
    Aún aceptando el 'están locos estos romanos' como motor de la historia, parece que los locos siempre caen del mismo lado.
    La conclusión, claro, viene a ser: no tenemos remedio. Y a esperar a que, de una vez, nos derroten. En medallas olímpicas ya han empezado.

    Comentado por: ni tan calvo el 24/8/2008 a las 18:05

  • y si fue un simulacro? "la precesion de los simulacros" J. Baudrillard

    Comentado por: trybal el 24/8/2008 a las 02:50

  • Provoqueen

    Su comentario me sugiere tres opciones:

    1. Opción Aramís Fuster: Su compañera de trabajo es capaz de adivinar qué avión ha caído nada más ver humo.

    2. Opción Rainman: Su compañera se sabe de memoria todas las salidas y llegadas de (cuando menos) Barajas.

    3. Opción gafe: Su compañera tiene tendencia a 'derribar' el avión correspondiente al que va a tomar ella el día siguiente.

    En caso de tratarse de 3 le agradecería nos mantuviera informados de los futuros planes de viaje de la susodicha.

    Comentado por: provolone el 23/8/2008 a las 18:34

  • En verano tenemos jornada intensiva, así que estábamos próximos a marcharnos cuando vimos por las ventanas del despacho una columna de humo hacia la zona del aeropuerto. Enseguida se oyeron sirenas y vimos pasar ambulancias. Algo ha pasado.
    Mi compañera agarró el teléfono para hablar con su marido que estaba en casa: "Oye, ¿están diciendo algo en la tele? Es que pensamos que algo ha pasado en el aeropuerto, hay mucho humo y se oyen sirenas. Creo que podría tratarse del Spanair que va a Las Palmas..."
    No se equivocaba.
    Para mi compañera era su último día antes de las merecidas vacaciones (de hecho, sus últimos minutos). Imagino que cuando miró por la ventana estaría pensando: "Mmmm! mañana a esta misma hora ya estaremos volando". En efecto, al día siguiente, ella y su marido iban a coger (de hecho cogieron) el mismo vuelo que ahora ardía. El último vuelo en usar el código JK5022.
    No creo que nadie haya volado más acojonado, y a la vez más seguro, en toda la historia de la aviación. Felices vacaciones, amiga.

    Comentado por: Provoqueen el 23/8/2008 a las 06:22

  • La pobre razón es una cosa grande porque, llegado a un punto, es capaz de cuestionarse a sí misma. Efectivamente, es ella misma la que sabe que no sabe. Y eso, si se sigue buscando lealmente la verdad, hace que, tarde o temprano, el materialismo se derrita como un terrón de azucarillo en plomo hirviente. Uno, con sus muchas limitaciones y un poco de voluntad para intentar vencerlas, trata de vislumbrar algunos hitos de la punta más avanzada de la ciencia, como son el tercer principio de la termodinámica, el teorema de Gödel, y el principio de indeterminación de Heisenberg y percibe cierta coherencia entre todo eso y el sentimiento trágico de la vida de ayer mismo. Entonces, cualquiera constata lo inconmensurable que resulta el dolor nudo, antes de convertirse en mal, para la inteligencia humana y se cuestiona de dónde sacaría ella el valor y los barbitúricos para impedir que ese dolor mude en mal o incluso, sin más, para seguir viviendo.

    Comentado por: onagro el 21/8/2008 a las 08:23

  • Sí la neurociencia, al parecer, nos lleva a resultados interesantes; por mí parte y después de haber leído algo, no mucho, porque el tema es inmenso, de lo que se llama ahora: 'filosofía de la mente' o 'neurofilosofía (todavía peor), y viendo el panorama desde Ryle, Dennett, los Churchland, Nagel...un centón más, incluso, claro, ese agudo de H. Putnam. He llegado a la trivial conclusión de que no sé si estos estudios responden adecuadamente a Qué es el cerebro o la mente, sino que más bien, cuando se investiga y experimenta, primero, se observa el fenómeno y luego se trata de dar un 'explicación funcional' de lo que sea lo que se investiga pero desde un ángulo propio del enfoque biológico-físico (parece que estamos encerrados en un método que no proporciona más que hechos en cuanto a 'lo que sucede', pero se le escapa por qué sucede y qué sucede y qué es eso donde sucede). Por ejemplo, un experimento que analice que cuando hablamos se 'encienden' tales o cuales áreas...en fin, de este estilo; pero ¿podemos asegurar que con estos experimentos se responderá al Qué o es que no tiene razón de ser el Qué si caminamos por la senda que tales métodos conducen?, ¿o es que habría que aclarar a qué nos referimos en este caso con el Qué?. Pero, mire, no me convence mucho que se diga que la mente es o que el cerebro es desde lo que se quita o pone en un experimento y el efecto que tiene en el órgano o en la persona, pues es como decir que un 'ciego' es el que se choca con todo lo que encuentra a su paso y por eso lleva bastón.
    Tampoco me convence este proceder ya que se le escapa lo cualitativo, como diría Nagel; es decir, no sé si es un porcedimiento adecuado para explicar qué es la 'subjetividad', que viene a ser lo cualitativo, y me pregunto si no será esta 'subjetividad' (entendida aun como lo que es propio de cada uno y que lo distingue- incluso subsumiendo posibles causas biológicas en aquélla del tipo: ADN-, pues lo subjetivo en la percepción, v.gr., tiene que ver con lo biológico, obviamente, pero no exclusivamente) lo cualitativo que sucede en nuestro cerebro y que algunos identifican con 'lo mental'

    saludos

    Comentado por: vic el 20/8/2008 a las 19:05

  • Tal vez conozca vic la anécdota que cuentan de Lacán. En cierta ocasión en que un cliente le pidió la cuenta,el sabio,en el tono que podría usar un apache armado de navaja,contestó : "Déme todo el dinero que lleve encima " . Mas claro,agua.

    Comentado por: maleas el 20/8/2008 a las 16:21

  • La neurociencia, tienes razon, parece que esta dando resultados espectaculares. Se ha conseguido que el cerebro mueva un brazo, o que el cuerpo empiece a bailar con un "simple" aparato. Y, para mas inri, se tiene la falsa sensacion de que eres tu, y no la 'maquina', el que decide bailar como un estupido.

    Yo, consciente de mi condicion de humano o, mas exacto, de animal, me resisto a pensar que mis pensamientos, metaforas, recuerdos, deseos, etc. no son mas que 'programas' que conforman el Sistema Operativo que es mi mente. Un Sistema Operativo que se actualiza (como el Windows) constantemente, y que algunas veces (mas a menudo de lo esperado) aparece la pantalla azul de "Error de Sistema". Y -siguiendo con la analogia- donde nos comunicamos mediante protocolos prestablecidos, "trenzandonos con los demas para la supervivencia", como dice Verdu en su entrada de hoy.

    Asier

    pd: Uma Thurman me chifla! he ojeado algo de su padre y ahora comprendo de donde le viene ese aura... W. Ryder y Paradis, tambien, estupendas...

    Comentado por: asier el 20/8/2008 a las 13:47

  • Estamos de semana grande. He bajado a dar una vuelta por las fiestas, pero os escribo en gallego. Yo (que me tengo por liberal, pero que arrastro una contradiZión que te cagas porque apoyo con vehemente inconsciencia la satisfaZión de las necesidades básicas de todo el mundo por el mero hecho de nacer) he constado la imposibilidad de erradicar, por ahora, la miseria mediante la caridad cristiana exclusivamente y no me engaño sobre la exigencia política obligatoria de echar mano de los impuestos direTos para poder hacer efeTiva dicha satisfaZión. Lo único que subrayo es que convendría hacerlo animando siempre a la gente, claro está, pa que eso no nos haIga caer a todos en la pereza desalentadora de siempre, sino pa que, por el contrario, cada cual emplee con más gozo su estrenada libertáZ vigorosa.
    Aunque sea sólo para enterarse de cómo van las cosas, es preciso pues confraternizar. Por esto mismo, y porque hasta me creo a veces lo de que debemos querer también a los enemigos, al menos en las épocas en que están pacíficos con nosotros, me fui con unos vecinos a un restOrán de las siete calles. También venían, como en los chistes, un francés, un italiano y un escocés, pero esa es otra historia... Aún no nos habíamos sentado todos a la mesa y oigo que la que destinada a presidir la cabecera descuelga su móvil, que no dejaba insistentemente de sonar, y nos dice: “Otra vez la pesada de mi madre”. De inmediato se retira discretamente a un rincón y responde: “Estamos comiendo en el casco viejo, amá. Este año la gente es espantosa. Tendrías que ver a los que se sientan al lado nuestro en el comedor. Parece que hubieran venido todos en tractor.”

    Comentado por: onagro el 20/8/2008 a las 10:29

  • al sr. asier,

    mire ud. pra mí la 'reflexión lacaniana', en sus dos acepciones; ésa que se refiere al 'espejo' y al niño y al Otro es cuanto menos opinable, mucho; en cierto modo me resulta palabrería sin más y además habida cuenta de las, sin más, estupideces escritas por aquel señor y cito algo del libro de Sokal y Bricmont, cuando escribe Lacan que el inconciente es como un toro, y no uno negro zaino como son los que le esperan a José Tomás, no, sino un donut (hubiera sido interesante haberle preguntado que cuáles, eran en su opinión, la propiedades topológicas y/o geométricas que compartían entrambos). Mire y si nos percatamos del cúmulo infinito casi de sociedades lacanianas, csi todas argentino-franchutes, que tratan, desesperadamente, de sacarle los duros a los pobres incautos...que creen que el inconciente es...un morlaco cinqueño, pues figúrese...y por más que algunos filósofos franceses o eslovacos lo encumbren como si fuera el Mahdi

    pero en lo que se refiere a lo de el 'acto de comunicación', pregunto, qué es una tal; además si es lo que creo que es existen actos, como ud. dice, de comunicación, que de hecho tratan de no afrimar que son un 'acto de comunicación' o simplemente, que el agente o emisor trata de que no percibamos que tiene voluntad de comunicar. Y si asegura que en el significado de este acto está también el de afirmar que es un acto de comunicación, y el emisor a veces no tiene esta voluntad y consigue que suceda así, se deduce que es el propio acto el que la tiene y se afirma como tal, cosa esta bastante poco imaginable, o que hay alguna 'entidad' que se nos escapa y decide que en el significado del acto éste el afirmarse, por algún modo; por que aquí el término 'significado' tiene el sentido de voluntad del hacedor del acto y percepción en el receptor y voluntad de, digamos, decodificación del acto.

    pero lo que decía con respecto a la comunicación, y la llamaba simulacro es que partimos de un supuesto que nos es daado por la experiencia o el sentido común, cosa que es ya mucho, pero e la que debemos extraer los límites hasta donde podemos llegar si no adentramos por un tipo de investigación esspecífica como la científica, por ejemplo, y por eso la apelación a la metafísica, si es no nos 'conformamos' con lo que tenemos, y...a ver hasta donde podemos llegar por este camino.

    saludos

    p.s.: respecto a lo de la Thurman (por cierto, que su padre escribe tochos de arte budista tibetano muy interesantes, es decir, él me parece más interesante que ella, auqnue no tanto como para hacer con él lo que ud. propone que haga con su hija, claro) resulta obvio que apela a su gusto, no es que diga que no me la tiraría ni por todo el güisqui de Irlanda, pero en fin ya que soy el prota principal, y como no lo hace al mío, le pido que me la cambie por... a ver...la W. Ryder, o la Vanessa Paradis

    Comentado por: vic el 20/8/2008 a las 09:35

  • ¿Hace cincuenta años? ¿Dos guerras mundiales? ¿Franco, Mussolini, Stalin, Hitler, Mao, Castro & Co?
    Sería que no les exigieron el título de bachiller.

    Comentado por: ni a mejor ni a peor el 19/8/2008 a las 17:10

  • Qué espanto. Esta vez no el el río en pleno curso, cuando ya no se sabe qué hacer para parar los muertos que fluyen. Hemos visto los riachuelos de muertes que forman la corriente de cádaveres de las guerras crecer uno a uno, casi.Ese señor es un genocida y además tonto.Y ojalá pare aquí, pero aún así es terrorífica la frivolidad .Cuánto dolor estúpido y criminal...de guerra.

    Comentado por: tenedor de postre el 18/8/2008 a las 20:54

  • Felix, cada vez afinas más.Lo de Suso que ni bordado.

    Comentado por: Urbinaga el 18/8/2008 a las 20:47

  • ¡Sí señor!, que lo sepan los de fuera: la civilización no es, de ninguna manera, el pandemónium que dicen todos los antisistema; pero hay que darles la razón en lo de que aún no se ha inventado la manera de esquinar los precios de Telefónica.

    Comentado por: onagro el 18/8/2008 a las 16:56

  • a la sra. Provoqueen,

    bueno, gracias por la aclaración metodológico-procedimental en labor del investigador...pero ese 'suele' es tan poco general...porque de hecho muchas investigaciones tratan de aclarar qué es lo que sea el 'objeto' propiamente luego si bien el punto de partida es algo o puede serlo que 'define' no lo es propiamente, porque incluso se da como obvio que mi punto de partida no es exacto poruq ele investigador sabe que la investigación trata de ver, realmente, cuál es el definiens que se 'adpata' mejor al definendum, por tanto el investigador vuela en círculos concétricos del concepto a su definición pero el punto de partida no es propiamente una tal ...para ello, mejor que se lo diga yo échele un vistazo al libro 'Conjeturas y refutaciones' de Lakatos que trata sobre esa igualdad geométrica propuesta por Euler la de caras mas aristas más vértices para cierto tipo de poliedros...y como aún cuando en principio sea algo tenido por general se va perfilando heurísticamente y descubrimos el verdero alcance de lo que, 'ab ovo', supusimos como 'general';
    por cierto, que resurge como igualdad importantísima en el teorema famoso de Gauss-Bonet...cosa que no deja de sorprender, al menos a mí, digo la impenetrable intución gaussiana.
    Pero es que incluso cuando se investiga 'no se sabe', en principio, lo que se investiga; por ejemplo, en biología ciuando se descubrieron los virus..evidentemente no existía una previa definición de lo que fuera virus e incluso hoy día se discute este asunto o se define de forma poco precisa o simplemente se 'describe' lo que es deícticamente digamos, que se dice virus es 'esto' lo que te señalo, pero se disputan los investigadores si se debe meter a éstos en el género de los vivientes o no ...y en fin..multitud de prtoblemas. Surgen 'fenómenos' nuevos (estoy pensando en los balbuceos de la física cuántica...y en la pregunta ¿onda o partícula?) que de los que no tenemos herramientas teóricas para situarnos o para poder tratarlos, es pura y dura 'terra incognita', y esto es lo más común en el ámbito científico no así en las ciencias, que se dicen, sociales.


    saludos

    Comentado por: vic el 18/8/2008 a las 10:42

  • Pero atención, que el muchacho va tras las amistades peligrosas. Si no que le pregunten a la Merkel, que hoy mismo invitaba a Georgia a ingresar en la OTAN. El resultado bastante más divertido, ciento diez pistoleros en cada lado del saloon

    Comentado por: panoramix el 18/8/2008 a las 10:18

  • Ni siquiera necesitan leer: que vean de un tirón las seis temporadas de los Soprano y entenderán de qué va todo esto.

    Comentado por: knudsen el 18/8/2008 a las 09:40

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Félix de Azúa nació en Barcelona en 1944. Doctor en Filosofía y catedrático de Estética, es colaborador habitual del diario El País. Ha publicado los libros de poemas Cepo para nutria, El velo en el rostro de Agamenón, Edgar en Stephane, Lengua de cal y Farra. Su poesía está reunida, hasta 2007, en Última sangre. Ha publicado las novelas Las lecciones de Jena, Las lecciones suspendidas, Ultima lección, Mansura, Historia de un idiota contada por él mismo, Diario de un hombre humillado (Premio Herralde), Cambio de bandera, Demasiadas preguntas y Momentos decisivos. Su obra ensayística es amplia: La paradoja del primitivo, El aprendizaje de la decepción, Venecia, Baudelaire y el artista de la vida moderna, Diccionario de las artes, Salidas de tono, Lecturas compulsivas, La invención de Caín, Cortocircuitos: imágenes mudas, Esplendor y nada y La pasión domesticada. Los libros recientes son Ovejas negras, Abierto a todas horasAutobiografía sin vida (Mondadori, 2010) y Autobiografía de papel (Mondadori, 2013)Una edición ampliada y corregida de La invención de Caín ha sido publicada por la editorial Debate en 2015; Génesis (Literatura Random House, 2015). Nuevas lecturas compulsivas (Círculo de Tiza, 2017) y Volver la mirada, Ensayos sobre arte (Debate, 2019) son sus últimos libros.  Escritor experto en todos los géneros, su obra se caracteriza por un notable sentido del humor y una profunda capacidad de análisis. 

En junio de 2015, fue elegido miembro de la Real Academia Española para ocupar el sillón "H".

 

Bibliografía

 




 

Ensayo

Volver la mirada (2019). Debate, España.

Nuevas lecturas compulsivas (2017). Círculo de Tiza, España. 

La invención de Caín (2015). Mondadori, Barcelona. 

Contra Jeremías (2013). Mondadori, Barcelona.

Contre Guernica, Prefacio para Antonio Saura (2008). Archives Antonio Saura, Genève.

 La pasión domesticada (2007). Abada, Madrid.

Ovejas negras (2007), Bruguera, Barcelona.

Cortocircuitos. Imágenes mudas (2004). Abada, Madrid.

La invención de Caín (1999). Alfaguara, Madrid.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (reedición) (1999). Anagrama, Barcelona.

Lecturas compulsivas. Una invitación (1998) Anagrama, Barcelona.

Salidas de tono (1996). Anagrama, Barcelona.

Diccionario de las artes (1995). Planeta, Barcelona.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (1992). Pamiela, Pamplona.

Venecia (1990). Planeta, Barcelona.

El aprendizaje de la decepción (1989). Pamiela, Pamplona.

La paradoja del primitivo (1983). Seix Barral, Barcelona.

Conocer a Baudelaire y su obra (1978). Dopesa, Barcelona.

 

Novelas y prosa literaria

Génesis (2015). Literatura Random House, Madrid. 

Autobiografía de papel (2013). Mondadori, Barcelona. 

Autobiografía sin vida (2010). Mondadori, Barcelona.

Abierto a todas horas (2007). Alfaguara, Madrid.

Esplendor y Nada (2006). Lector, Barcelona.

Momentos decisivos (2000). Anagrama, Barcelona.

Demasiadas preguntas (1994). Anagrama, Barcelona.

Cambio de bandera (1991). Anagrama, Barcelona.

Diario de un hombre humillado (1987). Anagrama, Barcelona.

Historia de un idiota contada por él mismo, o el contenido de la felicidad (1992), Anagrama, Barcelona.

Mansura (1984). Anagrama, Barcelona.

Última lección (1981). Legasa, Madrid.

Las lecciones suspendidas (1978). Alfaguara, Madrid.

Las lecciones de Jena (1972). Barral E., Barcelona.

 

Relatos

"Quien se vio", Tres cuentos didácticos (1975). La Gaya Ciencia, Barcelona.

"La venganza de la verdad" (1978). Hiperion nº1, Madrid.

"Herédame" (6 y 7 agosto 1985). El País, Madrid.

"El trencadizo", con grabados de Canogar (1989) Antojos, Cuenca.

"La pasajera" (18 nov. 1990). El País, Madrid.

"La resignación de la soberbia", Los pecados capitales (1990). Grijalbo, Barcelona.

El largo viaje del mensajero (1991) Antártida, Barcelona.

Cuentos de cabecera ("La pasajera" y "La segunda cicatriz") (1996). Planeta NH.

"El padre de sus hijos" (1998). Barcelona, un día, Alfaguara, Madrid.

"La verdad está arriba" (1998). Turia, Teruel.

 

Poesía

Última Sangre. Poesía 1968-2007 (2007). Bruguera, Barcelona.

Poesía 1968 1988 (1989). Hiperion, Madrid.

Farra (1983). Hiperion, Madrid.

Siete poemas de La Farra, con un grabado de A. Saura (1981). Cuenca.

Poesía 1968 78 (1979). Hiperion, Madrid.

Pasar y siete canciones (1977). La Gaya Ciencia, Barcelona.

Lengua de cal (1972). Visor, Madrid.

Edgar en Stéphanie (1971). Lumen, Barcelona.

El velo en el rostro de Agamenon (1970) El Bardo, Barcelona.

Cepo para nutria (1968). Madrid

Premios

1987 Premio Anagrama de Novela.

2000 Premio a la cultura "Sebetia-Ter" del Centri di Studi di Arte e Cultura di Napoli".

2001 Premio a la tolerancia de la "Asociación por la Tolerancia", Barcelona.

2011 Premio González-Ruano de Periodismo

2014 Premio Internacional de Ensayo José Caballero Bonald

2015 Premio Francisco Cerecedo de la Asociación de Periodistas Europeos 

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2020 | Fundación Formentor | Barceló Torre de Madrid. Plaza de España, 18 28008 Madrid (España) | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres