PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

martes, 20 de octubre de 2020

 Félix de Azúa

En el espejo de un 'goya'

En Lille se exhibe un cuadro en el que una dama se mira en el espejo sostenido por la muerte.

Apenas una hora de tren separa la Gare du Nord parisina de la ciudad de Lille, codiciada fortaleza septentrional de los estados mayores europeos desde la edad media. Los habitantes de este curioso centro urbano han sufrido todas las invasiones imaginables. Su posición estratégica (origen de su riqueza) lo hace imprescindible para cualquier asalto sobre Francia. Es también ineludible vigía de los movimientos que puedan llegar desde el Reino Unido al continente. Y la puerta que abre los tesoros almacenados en sólidos armarios e historiadas arquetas de los Países Bajos.

La ciudad es muy sugestiva para quienes hemos vivido años en Barcelona porque guarda con ella curiosas analogías, aunque tengan destinos desiguales: la una, arrasada guerra tras guerra desde los carolingios; la otra, apenas tocada por dos bombazos. A mediados del siglo XX ambas eran aún centros industriales rebozados de hollín, vencidos por la suciedad, el caos urbano, el desorden civil y la mala vida, hasta hacerlas infames para sus propios habitantes aunque pintorescas para el esteta extranjero.

Los ciudadanos de Lille odiaban los pocos edificios antiguos que aún quedaban en pie, casi todos del siglo XIX, de un modernismo pretencioso. Las guerras del duque de Borgoña, las de religión, la espada del archiduque de Austria, la pica del emperador Carlos, el sitio de Luis XIV y la tardía incorporación a la corona de Francia así como dos guerras mundiales, no habían dejado en pie ni un buzón de correos.

Stéphane Lebecq, profesor de Historia Medieval en la Universidad de Lille, lo cuenta con desgarro: cuando era niño, hacia 1960, sentía vergüenza cada vez que regresaba a su ciudad después de un verano pasado en Holanda o en Bretaña, lugares limpios, educados, adornados por monumentos intactos desde la antigüedad. En contraste, Lille era un lazareto de ladrillo rodeado por un venenoso parque industrial. Su opulenta burguesía vivía en una de las peores ciudades europeas.

Y de pronto, hacia los años 70 del siglo pasado, comienza la milagrosa recuperación de una villa medio muerta. De consuno, políticos, financieros, industriales, funcionarios y periodistas, el conjunto de poderes que construyen sociedades, se pusieron de acuerdo como solo sucede una vez cada dos siglos y sometieron al agonizante a una cura intensiva. Mediante el esfuerzo local y el apoyo central, los lugareños conseguirían la victoria definitiva en el 2004, tras situar a su ciudad como capital de la cultura europea y dar el último empujón a la tarea emprendida 30 años antes. Es una historia idéntica a la de los Juegos Olímpicos de Barcelona.

La misma política de renacimiento urbano la ha puesto en práctica Turín, otro centro industrial riquísimo, pero degradado, expoliado, leproso. Hasta el momento, el éxito ha sido notable: Turín es hoy una joya barroca. Estas curas de reanimación, sin embargo, requieren cirugía plástica muy agresiva y no se puede evitar que las ciudades resucitadas tengan un aire de familia, como esas señoras de la basura televisiva con sus labios inflados, sus pómulos mongoloides, sus pechos cerámicos y ese rictus que denuncia una insaciable frustración. De todos modos, mejor están ahora que cuando eran sucias lagartonas de greña pegada y brazos en jarras.

La actual Lille es amable, coloreada en ocre, calabaza y añil, salpicada de terrazas y con una abigarrada vida callejera en el centro peatonal. Acude mucho turista inglés, belga y holandés, lo que llena de satisfacción a los nativos y de comercios lujosos las calles. Tiene además un museo sensacional, el segundo de Francia, en donde (¡por fin hemos llegado!) figura un goya supremo.

Como si de una alegoría de la ciudad se tratara, Goya ha pintado una vanitas, género clásico en el que una dama se mira en el espejo sin percatarse de que se lo sostiene la muerte. La dama goyesca, sin embargo, es una vieja desdentada de ojos pitarrosos cuya nariz le roza la barbilla. En armonía, el espejo lo aguanta una gitana de rostro devorado por un bubón. Pero el detalle supremo es que Cronos, dios del tiempo que siempre figura en las vanitas para recordarnos que es él quien nos degüella a traición, en lugar de la clásica guadaña esgrime un escobón de cocina con el que se dispone a desnucar a la vieja coqueta. Detalle castizo, brutal, rotundo.

Confío en que el destino de las ciudades remozadas no sea morir descogotadas como conejas, pero es cierto que para mantener el tipo no basta con la cirugía. Al poco la carne se amanteca, la piel se hace pellejo, los senos se desinflan, las comisuras de la boca toman un rictus amargo. Al simulacro quirúrgico se le ha de inyectar sangre fresca, pero con cuidado: en Lille, los novedosos apósitos arquitectónicos de Koolhaas, de Nouvel, de Portzamparc añaden un muro de vidrio espectacular y dramático, como esas descomunales gafas ahumadas tras las que se ocultan las operadas para distraer del derrumbe. Como en el espejo de Goya, en lugar de disimular la cirugía, el escandaloso cristal la hace más pública y conspicua. Porque lo cierto es que ahora ese, y no el operado, es el actual centro de Lille donde hormiguea la población y no el turismo. Es su rostro auténtico, su verdad.

Artículo publicado en: El Periódico, 27 de marzo de 2007

[Publicado el 29/3/2007 a las 11:11]

Compartir:

Comentarios (85)

  • ¿...al caballista?

    Comentado por: Egle el 30/3/2007 a las 22:05

  • ¿Pero nos lee el señor Azúa?
    Estará mejor en las calles
    de Lille, París o Cornualles
    o leyendo al tal Gargantúa.

    Comentado por: okupaplazas el bocazas el 30/3/2007 a las 21:59

  • Pues por otra yo voy...cerveza, aunque no me gusta nada, para celebrar la ocurrencia de Bocazas.
    Buenas noches para ustedes, sopa de gallina hago para mi marido el malo...enfermo digo, pobre hombre, es un santo.

    Comentado por: chiqui el 30/3/2007 a las 21:59

  • Esto se pone cada vez mejor. Me pregunto si el señor Azua tiene buen sentido de humor. Porque si así fuere de risa se nos muere. Cosa que no quisiere. Así que...Ortega, de su mano su vida pende...y el arreglo de la cocina quizá suspende.

    Dios, quién sea, me juzgue por mis pecados y no por mi rima!

    Comentado por: chiqui el 30/3/2007 a las 21:52

  • Las diez y cincuenta y ocho
    del último viernes de marzo.
    A esta hora meto y engarzo
    palabras tras medir el tocho.

    Usted Grifo está enfermo
    mas este blog es un calmante.
    Tal es su poder relajante
    que si no les leo no duermo.

    Y tras estas mis tonterías
    que surgen en dudoso verso
    siéntome abuelo del Imserso
    bailando todos los días.

    Aquí somos como el Amudsen
    descubridores y aventureros
    sin temer ya sequías o aguaceros
    gozamos de Ortega, de Knudsen,

    de Grifo, de Pla, de Onagro,
    de Provo, de Vernon, de Vic
    de Isis, ¡de Coco, milagro!
    de Egle y su cuidad (sic)

    de bandera negra (¿ondeas?)
    de César Lebrato, de Orbad
    de Chiqui, Tomas, Maleas
    y de toda la vecindad.

    Melusina y Piel arriba aparecen
    y no puede olvidar mi glosa
    al gran Antonio Larrosa
    y a los que huevo ahora cuecen.

    Procedo sin más tardanza
    a abrir lata de cerveza,
    que hasta el dolor de cabeza
    es bueno tras la pitanza.


    Comentado por: okupaplazas el bocazas el 30/3/2007 a las 21:42

  • Gracias Ortega, una última vez
    Las tablas pisar quisiera.
    De la mano de brillante autor
    De Lope, no lo quiso Dios!

    No me critiquen la rima que va a mi modo. El poeta es ortega…y otros que no abren la boca pero que los conocemos! Con la excepción de Isis…que me tiene muy intrigada.

    Comentado por: chiqui el 30/3/2007 a las 21:33

  • al caballista...

    Comentado por: Isis el 30/3/2007 a las 21:20

  • ¿Debo entender que rechaza mis servicios Sr. Grifo?. Antes de hacerlo consulte Vd. a los Srs.Virgilio, Pausanias, Higinio, Apolodoro, Plutarco y Nono; sin ningún copromiso por su parte, desde luego.

    PD. No le doy sus direcciones porque este sistema no contepla la posibilidad del uso de cursivas...

    Comentado por: Egle el 30/3/2007 a las 21:18

  • GRIFO, un respingo de la silla, he dado al oir a mi Bécquer amado.
    Siempre feliz pensé que podría haberlo hecho. Pero cuando nací, ya llevaba años -- el pobre-- sin rima, bigote y más que muerto.
    Pero por amor a él, ya que a usted no lo conozco, sería capaz de ir a Escocia
    con mis perros y mi gata. Prometo que no le darán la lata, y que yo… seré muy sensata. Ud. lo ha dicho, Mujer... con mayúscula “casi siempre” ha de ser.

    A mi marido
    hoy cuido,
    que muy mal
    ha amanecido.
    El doctor Pla
    me ha dicho
    que nunca muere
    un mal bicho.
    Preocupada estoy.
    Ojala se mejore hoy.

    Cuídese Grifo. Un beso

    Comentado por: chiqui el 30/3/2007 a las 21:17

  • EL CONVIDADO DE PIEDRA PÓMEZ
    (Antipasto)

    Lugar: Rincón discreto en una hostería de cierto lujo. El suelo pulido está alfombrado y las paredes cubiertas de tapices. La mesa, junto a una gran ventana enrejada, está ocupada por un besugo y los mullidos sillones por Onagro e Isis, que en estos momentos se desenrosca el velo.

    Personajes:
    Onagro
    Isis
    La argentina, alias “ La Plateresca”

    ONAGRO
    A solas os veo al fin
    bella dama y ya sin velo
    que me tenían a mí
    hasta el gorro los del duelo.

    ISIS
    Por cierto, y hablando dello
    ¿Dónde hallasteis caballero
    esa boina tan enorme
    y esa pluma tan crecida
    que más que esfero parece
    de La Estepa una bandera
    martillada sobre el mundo?
    ¿Y esa manga abullonada,
    y esa pierna acuchillada,
    y esos faldones que salen
    más allá de lo correcto?

    ONAGRO
    ¿Tanto la facha os preocupa?
    ¿Tan mal me veis aviado,
    después de lo que he gastado
    en trapitos y en la tienda?
    Por vos yo me veo así,
    que quería presumir
    y pasar por diputado,
    Jerifalte destacado
    o en su defecto un edil

    ISIS
    No me seáis zascandil,
    que quedáis de mentecato,
    que no me gustan a mí
    los amantes del zapato,
    que prefiero un escarpín
    o un pintor que sepa a mí
    pintarme con gran recato.

    ONAGRO
    No son esas las noticias
    que me llegaron de vos…

    ISIS
    Mucha oreja vos tenéis
    debajo de la chapela,
    que me tenéis por locuela
    que casi escribo en Siruela
    versos de rima sin fin
    dedicados a la Reina
    y a señoras de postín.

    ONAGRO
    Pues eso fue lo que oí
    de la boca del valido,
    que lo dijo por ahí
    en la fiesta del beodo
    en el limbo de Madrí.

    ISIS
    ¿Y vos os habéis creído
    lo que sonaba a balido
    siendo burro como sois?
    Más os valdría un rebuzno
    que creer a las ovejas
    esas historias tan viejas
    de contenido pueril.

    ONAGRO
    Retiro todo lo dicho
    y ruego me perdonéis,
    pues escuchar los “balidos”
    es sólo cosa de un rey.

    (aparece una jamona por la reja y habla desde la calle)

    LA ARGENTINA (mujer resuelta y hermosa de labios carnosos y ampuloso hemisferio sur)
    ¡Pucha!, Ché,¿qué hacés aquí, burrero? ¿Algún envite?
    ¿Y ese birome desubicado que os ondea?

    ISIS (como para sí misma)

    Ahora empiezo a ver la tea:
    Era parte del convite
    y estoy sentada en platea.
    Mientras la llama fluctúa
    Si hasta Azúa llego hoy,
    cuento la trama y me voy,
    a comprarme un camisón,
    a esclarecer el entuerto,
    y encontrar caballista
    Que es a lo que vine yo.



    (tal vez continuará)

    *Burrero: En Argentina, aficionado a las apuestas de carreras de caballos.
    *Birome: En Argentina, bolígrafo.


    Comentado por: Isis el 30/3/2007 a las 21:15

  • Grifo@ Sí,ya lo sé, con un cólico no se puede hacer nada salvo eso: estar en él. Yo me refería a una infección... Cuídese y deje que le cuiden.
    Si existe alguien que se moleste porque usted nos haga partícipes de sus latidos, creo que, ese alguien, se ha equivocado de isla.
    Un beso

    Comentado por: Isis el 30/3/2007 a las 20:50

  • Onagro@ ¿Tal vez sería mejor escribir : No tendría que haber dicho nada? ¿o tampoco es lo correcto? Bueno... pero lo del chistu sí vale.

    Comentado por: Isis el 30/3/2007 a las 20:41

  • Onagro@ Agárrese el chistu. No tenía que haber dicho nada...

    Comentado por: Isis el 30/3/2007 a las 20:38

  • Gracias a todos los que me estáis animando. Gracias, Bandera Negra, por el detalle. Gracias a cada uno. Es ajeno al blog si me siento o no mal. Y, aunque, en cierta medida no lo sea, uno se acaba preguntando con qué derecho mete sus circunstancias particulares en el espacio público. O puede que no sea ajeno al blog. Como bien ha escrito Pla en un impresionante texto (albert pla | 30/03/2007 17:28:21 : Hoy pensaba que es posible que algunos de nosotros nos crucemos por la calle sin saber que somos nosotros , la comunidad mas rara del mundo de los blogs .), hemos creado nuestro blog, nuestras reglas.
    Isis: no tengo 'cólico renal'. No podría estar escribiendo. Tengo comienzos de infección. Supone un malestar muy superior al de una gripe. El riñón no duele ahí sino sólo molesta. De momento, las constantes renales me funcionan. Ante cualquier eventualidad, el servicio médico acude a recogerme. Ya ha sucedido. Es normal en mí. Las tardes de fiebre son normales en mí y todos mis amigos las conocen. Es por mi amor a Bécquer ('Al ver mis horas de fiebre'...). El problema es que yo quiero estar bien y seguir aquí. Creo que lo voy a conseguir.
    Un profundo abrazo.

    Grifo


    Comentado por: Grifo el 30/3/2007 a las 20:35

  • Bueno, en realidad, el árbol de la vida no es tan verde. También hay mucho amarillo.

    Comentado por: Onagro el 30/3/2007 a las 20:22

  • Lo dicho: aquí hay gente muy, pero que muy buena. Nuestros amados autores no dejan de sorprendernos y lo mismo se atreven con un roto que con un descosido. Y, en cuanto personaje que lleva años rastreando su sitio, yo nunca podía imaginar salir tan beneficiado (por ahora, y ¡Dios me ampare!). Quede constancia: ya no busco autor y me doy por absolutamente satisfecho.

    Además, esto parece que empieza a trascender la pedantería. ¡Ánimo, pues, plumíferos! Un poco más todavía y tenemos seguro el paso "de la grisalla de la teoría al verdor del dorado árbol de la vida" (Goethe, citado por E.L.)

    Comentado por: Onagro el 30/3/2007 a las 20:20

  • Se dice del llamado por sus contemporáneos Fénix de los Ingenios y Monstruo de la Naturaleza, que "muchas veces en horas veinticuatro pasaban de las musas al teatro" ¿O lo decía él de sí mismo? Qué más da. Hace un par de días que D. Ortega está demostrando una fecundidad tan apabullante que me ha hecho recordar esta frase. Gracias, es Vd. désopilant, Monsieur

    Comentado por: bandera negra el 30/3/2007 a las 20:13

  • Pues si que empezamos bien. Quise decir cuidar no cuidad. No soy disléxica, Sr. Se lo aseguro.

    Comentado por: egle el 30/3/2007 a las 20:05

  • Ofrecese voluntaria para cuidad al Sr. (o señorito) Grifo. Limpia, hacendosa, luminosa. Inmejorables referencias.EGLE

    Comentado por: Egle el 30/3/2007 a las 19:22

  • Tras ver la vacía nevera
    salgo otra vez para afuera.

    Comentado por: okupaplazas el bocazas el 30/3/2007 a las 18:08

  • Pues yo vengo de la calle
    que no es verde ni es mi valle.

    Comentado por: okupaplazas el bocazas el 30/3/2007 a las 17:56

  • Pero bueno Isis, de la misma enfermedad muy afectadas nos vemos. No solo la sal , los huevos sino la risa de memos!

    Comentado por: chiqui el 30/3/2007 a las 17:34

  • ORTEGA. La obra de su cocina nunca se acabará. Quien nos iba a decir que teníamos por aquí un descendiente de Lope.

    La gracia la tiene a montones. Esto hay que representarlo. Pla, no podemos esperar.
    Meta a una mujer más, por dios, que si la representan allí quiero estar yo!

    Comentado por: chiqui el 30/3/2007 a las 17:30

  • Yo les digo la verdad, esto es una enfermedad. ¿Pues no me he puesto yo misma, esta mañana a rimar, mientras debía pasar, la sal el huevo y el pan, por una carne bien tierna? Rimo mal, pero rimo a todas horas. Ya no me sé controlar, no pongo la lavadora si no le encuentro el compás. ¿Usted que haría, Dr. Pla?, ¿me ayudaría planchar?

    Comentado por: Isis el 30/3/2007 a las 17:07

  • "Una lluvia de flores amarillas". GRIFO

    Comentado por: bandera negra el 30/3/2007 a las 16:56

  • "Solía sentarme en la azotea y maravillarme ante la locura que significaba todo esto. Desde las pequeñas ventanas del observatorio podía ver a varios kilómetros a la redonda edificios altos y esbeltos, cúpulas de cristal y fantásticos techos ondulados con brillantes tejas verdes y cobrizas; hacia el este, el centelleante mar azul pálido que veía por primera vez desde mi llegada a España".
    Pág. 139. ORWELL, Homenaje a Cataluña.
    He hecho trampa porque me lo acabo de comprar...

    Gracias Ortega por el "Convidado". Genial.

    A Pla: No somos independientes todavía. Por suerte las cartas no les dieron para mucho, ni antes ni ahora.

    Comentado por: Orbad el 30/3/2007 a las 16:17

  • a todos
    he traspapelado folios. Donde debía poner ortega puse grifo.

    @Grfo
    el próximo, es el suyo, discúlpeme



    Comentado por: knudsen el 30/3/2007 a las 15:31

  • @Grifo

    Mejórese pronto y búsquese una ninfa que le ponga cataplasmas templados en la frente.
    Un abrazo muy fuerte

    Comentado por: knudsen el 30/3/2007 a las 15:28

  • Aqui hay muco genio suelto , alguien esta imprimiendo todo esto ? guardenlo y dentro de diez años , muchos caminaremos por la calle recordando este blog y pensando , ya no se hacen cosas asi .

    Hoy pensaba que es posible que algunos de nosotros nos crucemos por la calle sin saber que somos nosotros , la comunidad mas rara del mundo de los blogs .

    Comentado por: albert pla el 30/3/2007 a las 15:28

  • EL CONVIDADO DE PIEDRA PÓMEZ
    ENTREMÉS


    PERSONAJES: ISIS, GRIFO, ONAGRO, KNUDSEN
    Callejón trasero de la Hostería del Tobogán, Madrid

    ISIS:
    ¡señores, que gran consuelo!
    al veros me quito el velo.
    Desvelada y aturdida
    Sólo veo una salida:
    Huyamos ahora de aquí
    Pues me temo que peligran
    Nuestras cabezas de nuevo
    ORTEGA:
    pues a mí me importa un huevo
    con cabeza o sin cabeza
    no me humilla la realeza
    KNUDSEN
    Pero sí os humilla el oro
    Y no ha de ser un tesoro
    Lo que recibáis a cambio
    Ni su majestad, ni el moro
    Ni el codicioso Potranco
    Van a haceros millonario
    ORTEGA
    Que sí, que tienen erario
    Como para entretener
    Cuatro docenas de harenes
    Carreteras con badenes
    Y puertos para veleros
    Cómo no van a tener
    Para hacerme a mí un regalo
    Que me saque de lo malo
    Que es tener que trabajar
    ONAGRO
    ¿aunque os tengáis que humillar?
    ORTEGA
    Humillado u ofendido
    Prefiero pasta a mansalva
    Que esperar a criar malvas
    Como un jodido mendigo
    ¿entendéis esto que digo?
    TODOS:
    Entendemos
    ORTEGA
    Pues entonces, ¡actuémos!
    ONAGRO
    No me gusta a mí la sangre
    Y menos me gusta el hambre
    Si la dama lo ha pedido (ISIS sonríe recatadamente)
    Así se hará su deseo
    Con ella puedo partir
    Y el lance dejarle a otros
    KNUDSEN
    ¿queréis huir de nosotros?
    No esperaba tal desplante
    Onagro, que sois galante
    Lo saben hasta en Valencia
    Pero si tenéis paciencia
    Vos y la dama presente
    Actuaremos en valiente
    Y después, en polvorosa
    ONAGRO
    Tengo aquí unos polvorones…
    ORTEGA
    ¡No me toquéis los faldones!
    Si partís, partid ahora
    Si bien luego no hay mejora
    Que me podáis reclamar
    ONAGRO
    Ya me debéis dinerales
    Por la apuesta que cruzamos
    Doy por saldada esa deuda
    Y me piro con la dama
    Aunque entrada la mañana
    Pueda ser de otra manera
    Ahora mismo me la llevo
    Señora, venid conmigo
    Por cierto, ¿tenéis marido?
    ISIS y ONAGRO se refugian en una venta cercana, llamada el mesón del Ritz
    ORTEGA
    Hay que ver con este tío
    Me parece, está salío
    KNUDSEN
    No lo creo
    ORTEGA
    Pues vaya plantón ha dado
    KNUDSEN
    No le gusta ser criado
    De gente de pocas luces
    Si tuvierais arcabuces
    O floretes de Florencia
    Él tendría más paciencia
    Y yo, más seguridad
    Pero por mí, no hay cuidado
    Vos mandad, que yo obedezco
    Tengo ganas de hacer tiestos
    Con la cabeza de alguien
    Y lo mismo me da Blas
    Que Pedrito, o que Tomás
    El caso es romper cabezas…
    ORTEGA
    ¿no teméis a la realeza?
    KNUDSEN (riéndose a carcajadas, movimiento éste que acentúa su belleza viril)
    Ni realeza ni nobleza
    Tienen nada que merezca
    La más mínima atención.
    Yo prefiero a las jamelgas
    Que a las damas de la reina
    Y en cuanto a los reyezones
    Me los paso prestamente
    Ya sabéis, por donde peca
    El que quiere y el que puede,
    ORTEGA
    ¿por los mismos espadones?
    KNUDSEN
    ¡bien llamáis a los cojones!
    ORTEGA
    ¿y esto, lo haréis por dinero?
    KNUDSEN
    No necesita del oro
    El que sabe ser galán
    A mí no me importa el pan
    Ni los triunfos, ni el decoro
    Lo que yo quiero es vivir
    Ensartando mamarrachos
    Y dejarles los bombachos
    Manchados de sangre y caca
    Para que luego la vieja
    Que acompaña a la vil parca
    A escobazos los remate
    ORTEGA
    Estáis chiflado de atar
    KNUDSEN
    Limitáos a mandar
    ORTEGA
    ¿vamos entonces por ellos?
    KNUDSEN
    Por ellos o por aquellos
    Yo quiero mis descabellos
    ORTEGA (hablando consigo mismo y sin que el otro pueda oírle)
    Este tipo está chalado
    Pero me viene genial
    Contar con su fuerza bruta
    Por si acaso el tal Azúa
    Habla más de lo que actúa
    Ya veremos en que para
    Esta delirante historia
    O bien me cubre de gloria
    O bien acaba fatal
    Pero sea lo que fuere,
    Conseguiré mi metal.


    FIN DEL ENTREMÉS




    Comentado por: knudsen el 30/3/2007 a las 15:22

  • Grifo/Isis@

    Yo me apunto a lo del achuchón, que le sube a uno mucho la moral. Además, aquí estamos dispuestos a cualquier cosa.
    Ahora en serio, cuídese, que tiene que seguir regalándonos sonetos.

    Comentado por: melusina el 30/3/2007 a las 14:52

  • Este es un texto sobre un genio , mi amigo JAVIER KRAHE , que reedita su disco : HAZ LO QUE QUIERAS , les dejo con el texto , que no es mio , sino del que lo firma al final .



    Cómo hablar de Krahe sin decir su nombre de pila

    Sostienen algunos que lo bueno es únicamente aquello que sobrevive al paso de los años. No sé si dicha afirmación es aplicable al infinito abanico de ese arte que es la palabra. Tampoco sé a cuántos años se refieren, cuántos deben pasar para considerar un poema o un texto como algo bueno o como algo malo.

    Nada es eterno entre la memoria colectiva, llevada en muchísimas ocasiones al terreno que más le interesa a ese gremio de mercaderes y poseedores de la verdad suprema. Tampoco hay nada eterno en la memoria del individuo, por suerte en los mejores casos, y por desgracia en los peores.

    Como ejercicio de salud mental, será mejor pasar de esos mercaderes y amarrarse a una verdad que dude, a una mentira al revés. Amarrarse, por ejemplo, a pensar que las cosas buenas no son mas que aquellas que permanecen en el maletín de nuestros sentimientos con el transcurso del tiempo y sus caprichos. Llámalo maletín, llámalo corazón. Los sentimientos no entienden demasiado sobre cosas buenas y cosas malas, pero sí aprenden - lentamente, de acuerdo- a diferenciar las verdades de las mentiras. Y es que los sentimientos arden por sí solos, sin necesidad de arrimarse a un palo ardiendo como pueda ser la racionalidad.

    Pasan los días, las personas vienen y van, y mientras tanto vamos confeccionando el álbum de nuestra propia vida, llenándolo de amigos y enemigos, de momentos vividos y perdidos junto a ellos. Y entre cada uno de esos momentos, hay pequeños huecos para las canciones. Canciones sobre amores y desamores, sobre mujeres y hombres imposibles, sobre las musas que no se alquilan, sobre lugares y rincones incomparables, sobre sensaciones indescriptibles, sobre hechos tan reales como surrealistas, canciones como las que guisa el Krahe. Canciones escritas por un solo individuo y dirigidas a toda una masa definida por seres cuya sensibilidad requiere un ligero azote para verse un poquito más viva. Claro está, no todos escuchan esas canciones. Hay demasiado ruido ahí fuera.

    Son pocos quienes se atreven a plantar canciones en el jardín de la ironía, quizá porque es ahí donde crece una flor tan complicada como la risa. Pero no cualquier tipo de risa, sino una de esas que esconden un sabio blues que araña ahí donde luego escuece. Son esos los artistas que gustan a unos muchos que disfrutan sintiéndose pocos por haber tropezado con la obra de un artista difícil de clasificar.

    También hay quien sostiene la idea de no mezclar al artista con su obra. Podemos discutirlo, eso sí, jarra de cerveza en mano. Dicha sentencia sólo sería aplicable a quien, al subirse a un escenario, se convierte en alguien –o algo- tan diferente a sí mismo como detestable. Y seguramente tampoco. Resulta que, pese a la superficialidad que reina en nuestros días, todavía hay quien, como Krahe, vive empeñado en escribir lo que se es y en ser lo que se escribe, con matices inapreciables, para después interpretarlo.

    Se trata de retratar los mundos que uno vive y donde se refleja sin más artificio ni herramienta que la palabra bien dicha, tanto fuera como dentro del escenario. Es entonces cuando artista y obra se confunden irremediablemente al formar ambos un mismo todo. Algunos nos negaremos siempre a separarlos, pues en ocasiones como esta el encanto de lo irracional puede con cualquier intento de derribo por parte de la razón.

    Dice el ecléctico Sabina que en el casting de Operación Triunfo ni él, ni Dylan, ni Brassens, ni el mismísimo Camarón hubiesen pasado jamás la primera fase. Tampoco Krahe. Comentarios así reconfortan a quienes nos encontramos sin rumbo fijo ni buscamos atajos en tiempos que confunden canción y peseta.

    Mientras unos iluminan escenarios con trayectorias honestamente irreprochables, otros quedan cegados por los focos y ahogados en el personaje que interpretan. Nos ocupamos del primer caso, el segundo nos preocupa. No tranquiliza mucho –o quizá sí, qué sé yo- ver cómo el número de alumnos matriculados en Psicología aumenta cada curso.

    Corren tiempos confusos para la palabra. Canta Lichis que el mundo no necesita otra canción de amor. Quizá sí necesite otra del Krahe. Al menos sé de unos cuantos que recibimos estas como agua de Mayo. Y esperad, que aún no he dicho su nombre de pila.

    por: Juanjo López Martínez


    Comentado por: albert pla el 30/3/2007 a las 14:45

  • Grifo@
    Por favor, ¿Qué es eso de "solo"? No puede quedarse solo con una infección renal. Suena a morbosa complacencia, a obscura promiscuidad poética. Sin infección, vale, si usted quiere, puede quedarse a solas.
    Ya lo sé, casi apetece la soledad en ese estado (yo lo he pasado) pero la ayuda del galeno nunca viene mal, y además ellos vienen y después se van y usted queda más tranquilo, sin ese sordo dolor que es casi pena, pero no inspira como otros dolores que dicen inspiran a los artistas. No digo que invite a alguien para que juegue al mus al fondo del pasillo. Eso no.
    Cuídese mucho, y si necesita un achuchón pal’arrechucho no lo dude, que no tardaremos mucho.

    Comentado por: Isis el 30/3/2007 a las 14:25

  • Ortega@ En casa ya me miran raro, pero me da igual, seguiré riéndome sola. Fantástico.

    Comentado por: Isis el 30/3/2007 a las 14:08

  • EL CONVIDADO DE PIEDRA PÓMEZ

    Acto I
    Escena tercera.

    En un callejón obscuro, Ortega acecha el paso del Rey


    ORTEGA
    ¡Ay desgraciado de mí
    maldito es mi destino!
    No estuve yo muy fino
    cuándo a Azúa le dí el sí.
    Él es hombre leído,
    y con un pico de oro
    que sabe usar sin decoro:
    me pilló desprevenido.
    Y peor es su compaña,
    Ferlosio y el taquimeca
    carne de biblioteca
    como no hay otra en España.
    Y a quien trago aún menos
    es al rubio y altanero,
    con su ufano trasero,
    que hiede a yegua y henos.
    Por ellos me dejé engañar
    para que diera esta nota,
    y la nota bien voy a dar
    si acabo en la garrota.
    ¿Pero cómo negarme podía
    si pagaban con buen oro?
    Dejarlo para otro día
    hubiera sido desdoro.
    Y aquí me tengo que ver
    esperando del Rey el paso
    para darle, llegado el caso,
    la arcana nota a leer.
    Me parece que algo percibo,
    sin duda es una pista
    oir al populacho afectivo.
    MULTITUD (a lo lejos)
    ¡ista, ista, ista!
    ORTEGA
    Sin duda el Rey se aproxima:
    ese es su grito más caro.
    ¡Y él responde con descaro!
    ¡Ay Dios! ¡Qué grima!
    ZAPATITOS I (de lejos)
    Tu libertad, pueblo mío,
    es mi mayor empeño;
    no conciliaré el sueño
    por salvar vuestro albedrío.
    Y no habiendo libertad sin paz
    crearé presto mi Alianza
    para, de la tierra entera la faz,
    acabar con la acechanza
    de la peor cucaracha.
    MULTITUD (grita rabiosa)
    ¡Dakoy, facha!
    (dobla la esquina una mujer, de poderoso atractivo; algo como una Lara Croft de capa y espada)
    REINA DE PROVO
    ¿Qué acechas ahí, bergante?
    ¿Acaso esperas el paso
    por tú lado y al raso
    del portador del talante?
    (desenfunda la espada y apoya la hoja en la nariz de Ortega)
    No luché yo en lejana tierra
    para en casa dejar que
    algún perro del Pepé
    le hiciera el juego a Esquerra.
    ORTEGA (farfullando)
    No sé señora que son
    ni ese Pepé ni esa Esquerra
    ni que misterio se encierra
    en de vuestras palabras el són.
    Soy tan sólo el portador,
    unos lo llaman cartero,
    otros prefieren azor,
    de para el Rey esta nota.
    ¡Por Dios, apartad el acero!
    REINA DE PROVO
    No me toméis a chacota,
    lo íbais a pasar mal.
    ORTEGA
    Jamás osaría con dama tal,
    cual vos, tan bien provista.
    Tomad, si quereis una pista,
    leed vos misma el papel.
    REINA DE PROVO
    Quedaos vos con él.
    Me parece que os creo.
    Más ya da igual, pues veo
    que el Rey cogió otra vía.
    ORTEGA
    ¡Maldita suerte la mía!
    REINA DE PROVO
    De Potranco irá al palacio,
    el bien llamado Sin Prisa.
    No hay que tomarlo a risa,
    no parece el Rey reacio.
    (escupe en el suelo)
    ORTEGA
    No hay que ser un detective
    de los de siglos venideros
    para ser el que percibe
    vuestros males agüeros.
    REINA DE PROVO
    (suspira y arranca a hablar)
    Gran admiración siento
    por Zapatitos, nuestro Rey.
    Creedme, no os miento,
    por él luché de buena ley
    en tierras de infieles
    que sólo ven en las mujeres
    hacedoras de churumbeles.
    Allí, como una Cibeles,
    la diosa que no la pasarela,
    hasta acabar casi lela,
    bién sudé mis entretelas.
    Creo en la nueva Alianza,
    que nuestro rey propone,
    del mundo nuevo cicerone,
    para nivelar la balanza
    de la justicia y el honor.
    Por eso me da horror
    cuando veo al ruin valido
    hurdir planes dirigidos
    a su lucro personal.
    ORTEGA
    Veo que hablais igual
    que quien la nota me dió.
    ¿Permitís que sea yo
    quien os lo presente?
    Tendréis muy buena entente.
    REINA DE PROVO
    ¿Y como se llama el escribiente
    a quién teneis en tal estima?
    ORTEGA
    Azúa escribió el billete
    REINA DE PROVO
    ¿Azúa? Tiene mala rima.
    ORTEGA
    Encontréle diecisiete.
    REINA DE PROVO
    Pues vayamos a platicar
    con el de verso tan privado
    que, o será muy estirado,
    o seguro me ha de gustar.

    (salen juntos)





















    Comentado por: ortega el 30/3/2007 a las 13:44

  • EL CONVIDADO DE PIEDRA PÓMEZ

    ACTO I
    Escena segunda

    Nuevos personajes:
    Gaspar, mano derecha de Potranco
    Pepiño, enano jorobado, servil y rastrero
    Vernon, pintor de la corte


    (estancia de rompe y rasga, riqueza y sobriedad a un tiempo; una gran retrato de Potranco y un crucifijo son la única decoración)

    GASPAR (sentado tras una mesa cubierta de manuscritos, hace sonar una campanilla de cristal)
    ¡Pepiño, ven acá, mentecato
    que débote de encargar
    un recado que sin tardar
    ahora haréis, no en un rato.
    PEPIÑO (entra, cojeando)
    ¿Me llamaba su merced?
    Estaba yo en la cocina
    que la nueva gachí, la argentina,
    apagando estaba mi sed.
    GASPAR
    ¿Argentina? No sé que es eso
    y bien poco que me importa.
    Será alguna faldicorta
    de las que roban el seso.
    Cosas de mucho más peso
    tenemos aquí que abordar:
    parece que quieren lanzar
    otro complot mal impreso.
    PEPIÑO
    Nuestro pan de cada día.
    ¿Y quiénes son los de hoy?
    ¿Acaso la judería
    o es de nuevo el Dakoy?
    Yo estoy para una u otra higa.
    GASPAR
    ¡Tú estás a lo que yo diga!
    Y yo, a la orden de Potranco.
    Sea a robar un banco
    o a asaltar un convoy,
    o a difamar a Dakoy,
    lealtad debemos al amo
    de quien recibimos paga
    y a aquel que mal le haga
    no le pasaremos ni un gramo.
    (pausa)
    No se trata del gallego,
    ni de un hijo de David
    sino de un negro adalid
    que no podemos dejar para luego.
    Un grupo de letraheridos,
    gente de poca fe
    se han creído que
    por la Musa bendecidos
    pueden a Dios y al Rey
    la obediencia negar.
    No conocen otra ley
    que la del ciego razonar.
    PEPIÑO
    Para ese desenfreno
    presto yo con mi cuchillo,
    o quizás con, de mi anillo,
    el muy potente veneno,
    soy el mejor Galeno.
    ¿Acaso no sabéis que
    ya bien que le eché
    al traidor Herman el freno?
    GASPAR
    ¡Y bien que lo sé, caradura!
    Pues no armaste poco revuelo:
    primero lo tiras al suelo,
    para hacerlo luego figura.
    Esta vez habrás de ser
    mucho más discreto
    ¿sabrás guardar un secreto
    sobre nuestro poceder?
    PEPIÑO (con una reverencia paródica)
    Seré una tumba
    GASPAR
    No me bailes la rumba,
    no sea que luego lo lamentes
    que yo no paro mientes
    ante quien me traiciona.
    PEPIÑO
    Eso, ni en broma.
    GASPAR
    Te voy pues a contar
    cual es el plan, mi azor...
    (se abre la puerta y entra Vernon; Gaspar lo mira airado)
    ¿Quién entra sin llamar?
    VERNON
    Vernon, el pintor.
    Orden me ha sido dada
    de que me presente a vos
    pues me teneis encomendada
    una obra o, tal vez, dos.
    GASPAR
    (con un gesto de complicidad a Pepiño)
    Será tan sólo una
    pero de gran importancia:
    nada como lo de Francia
    y mucho menos, moruna.
    Se trata de un nuevo retrato
    de nuestra Majestad:
    para conmemorar con boato
    nuestra nueva afinidad.
    Pronto vamos a firmar
    un tratado con el Turco
    y para prevenir un amurco,
    eso es mejor que curar,
    en el cuadro aparecerán
    el monarca sonriente,
    con la vista hacia poniente
    y en sus manos, el Corán.
    VERNON
    ¡Pardiez! El Corán decís
    GASPAR
    ¿Acaso no me oís?
    VERNON
    Pues bien que lo dudé.
    Se me hace bien extraña
    esa estampa en la que
    lo que hasta ahora era calaña
    en las manos de su alteza
    se convierta en nuevo axioma.
    ¿No será una pasajera rareza
    o tal vez una pesada broma?
    GASPAR
    ¡Silencio, pintamonas!
    ¿Qué vas a saber tú,
    si con tus pocas neuronas
    igual te da que el tisú
    sea grana, añil o dorado.
    Esas son cosas de Estado,
    nueva y grande Alianza,
    que Zapatitos ha pergeñado
    para fastidiar a Francia.
    VERNON
    ¿Pero no son ellos también
    como nosotros cristianos?
    ¿No adoran al de Belén?
    ¿No juntan igual las manos?
    GASPAR
    Siendo lo tuyo el pintar
    no quieras pensar tanto;
    no sea que te lleve al camposanto
    el demasiado razonar.
    ¡Poneos mano a la obra!
    VERNON
    Obedezco y me retiro:
    no tengo tiempo de sobra.
    (sale)
    PEPIÑO
    Ahora sí que me piro.
    ¿Amigos somos del turco
    y no de la cristiandad?
    Navegar en ese surco
    no lo hace cualquier vinilo.
    ¡Hablad, por piedad,
    que me teneis en un vilo!
    GASPAR
    Bástete con saber
    que cuanta mayor locura
    de nuestra labor de Estado
    parezca el proceder,
    a mucha mayor altura,
    por nuestro obrar arrastrados,
    contra nuestros altos dictados
    subirán todos los que rajan.
    Y así, la mies de la paja
    será más fácil de aventar.
    ¿Comprendes ya, ser vulgar?
    PEPIÑO
    ¡Comprendo y me gusta!
    GASPAR
    Y a mí no me asusta
    hacer rodar unas cabezas
    Necesarias son las limpiezas
    para de cualquier reino el gobierno.
    Para evitar el averno
    hay que pactar con Satán.
    PEPIÑO
    ¿Y acaso por ahí van
    los que antes me nombraste?
    GASPAR
    De momento te baste,
    saber tu inmediato cometido.
    Como lo mandes al traste
    querrás no haber nacido.
    PEPIÑO
    Con el cuerpo que Dios me dió
    más de una vez lo he querido.
    GASPAR
    ¡Ahora tu dios soy yo!
    Escucha y sin ninguna chanza
    entérate de en que rúa
    están Mendonça, Ferlosio y Azúa.
    Cuando explote la Alianza
    habremos de menester
    a más de un bachiller
    para hacer del turco la cabeza.
    PEPIÑO
    Nunca con más agudeza
    se usó esa expresión.
    GASPAR
    Parte de una vez, ¡mamón!
    PEPIÑO
    ¡Parto en busca de esa esquina!
    (para sí)
    Aunque tal vez la argentina
    disponga aún de cerveza
    (sale a trompicones mientras Gaspar sonriendo con maldad, clava un abrecartas en la mesa)

    (continuará)


















    Comentado por: ortega el 30/3/2007 a las 10:30

  • @ Grifo

    Es usted demasiado amable con mis gamberradas. Mi único objetivo es arrastrar a otros, mucho más dotados.
    Si de verdad le entretengo, me doy por más que satisfecho.
    Cuídese y que se ponga bueno pronto.

    Comentado por: ortega el 30/3/2007 a las 10:03

  • Cuente conmigo Knudsen: en la taberna nos vemos. Llevaré todos los pertrechos de Coronel Tapioca y, ¡ojo!, una star cromada que me acabo de comprar en la armería de al lado.

    Las dos alforjillas de polvorones La Estepa (con las que tanto sufre el espinazo de onagro), que les iba a llevar hoy a Provoqueen y Maleas, las dejo para mejor ocasión; aunque sin alargarlo mucho, no se vallan a enranciar.

    Comentado por: Onagro el 30/3/2007 a las 09:36

  • Ortega @

    En fin... A mí me gusta más el verso que la prosa; y si es verso con rima, mejor aún.
    En este sentido, tal vez sea parcial. Pero ésta es la entrega que más me ha gustado de todas. Me ha hecho reír un montón. Que nadie me lo tome en serio. No obstante, hay que comprender que, si en vez de la prosa, aparece el verso, las cosas cambian. Y el verso se convierte en el principal protagonista, en la mayor dificultad, cuyas soluciones, una tras otra, nos van llenando de asombro.
    Y así sucede aquí. El mayor acierto, en mi opinión, son las rimas y el juego cómico que se puede sacar de ellas. El autor no ha rehuido ninguna rima difícil. Al contrario, las ha buscado.


    ORTEGA (al tabernero)
    ¿Quién es esa cacatúa?
    TABERNERO
    Le conocen por Azúa
    y parece muy leído.

    Como éste, hay muchos ejemplos. La rima en -úa es muy ingrata. Precisamente Félix luce un apellido, como Azúa, casi inexpugnable; pero que tienta por su sonoridad y dificultad. Y hay que rimarlo. No sé qué habrá pensado él al verse rimado con 'cacatúa'. Pero si conoce el humor del autor, habrá tenido que reírse.

    AZÚA
    Señora, traed aquí
    que tan ávido voy de lectura
    que tanto me da la nota
    que una griega iota
    o un examen de arquitectura.

    Como en anterior ocasión, el personaje se ve muy bien descrito. Pese a su difusión entre nosotros, no creo que Azúa sea personaje fácil de interpretar. Porque representa una actitud de exigencia ante la que es fácil no dar la talla.

    KNUDSEN (haciéndo ademán de desenfundar su espada)
    ¡Voto a mil yeguas!
    AZÚA
    Tengamos treguas:
    lo dice por vuestro bien.
    TABERNERO
    Es verdad: practica el Zen.

    Buenos momentos como éste se dan aquí y allá. Y aquí hay sentido del ritmo, juego con las rimas, humor... Ortega en todo su esplendore.

    ORTEGA
    ¿Será ello con decoro?
    KNUDSEN
    ¿Acaso eso os preocupa?
    ORTEGA
    Ya me veo que este toro,
    va a ser un toro de aúpa.

    Excelentes las rimas en -upa. Aquí es Vd. benevolente con Knudsen, del que dibuja un agradable retrato (yo que Knudsen... no bajaría la guardia...). Por último, las entradas y salidas de los personajes me parecen bien conducidas. Todo bien. Y muchos ánimos para continuar.

    ¿Si hablo como un profe? ¿Si parece 'deformación profesional'...?
    Por lo menos, es una deformación. Pero no 'profesional'. O bien, es deformación de una profesión que no tengo, que no ejerzo.
    Pero éstas son las profesiones con las que más gustosamente cooperamos.
    Saludos.

    Grifo

    Comentado por: Grifo el 30/3/2007 a las 09:31

  • Todos

    Ayer no pude ver la tele , al final cataluña es independiente o no ? espero una aclaración que tengo que renovar el DNI

    Comentado por: albert pla el 30/3/2007 a las 09:17

  • Isis @
    Busqué pero no encontré esas frases que le dije.
    En alguna hablaba Vd. del recuerdo de sí mismo. Pero el que no recuerda nada soy yo. Para mí, se volvió como una frase célebre que soy incapaz de recordar. Pero, ante todo, me pareció una frase profundamente 'isiaca', tal y como yo percibo al personaje. Y me dije:
    -Isis está con nosotros.
    Gracias por haber buscado. Pero no se preocupe. Ya la encontraré cuando menos la busque. Una frase así se esconde por naturaleza. Ya saldrá.

    Ortega @ Pienso ponerme a leer sus escenas en verso. Hasta ahora, no había tenido 'tiempo' (sí tiempo 'físico', pero no del otro). Vd. está de obras... Le deseo fuerza frente a la desesperación. Yo estoy iniciando una infección renal, que me acompaña desde hace años, que mañana se me puede haber pasado; o que se puede cebar en mí durante la semana sta., solo, sin atención médica... Recuerdo a un ilustrísimo precedente en lo de la enfermedad renal, que recibía a sus amigos tumbado en el sofá... (mientras su hermana alborotaba, al fondo, jugando al mus con sus amigas. Qué tiempos... Félix lo recordará, supongo). Pero no me consuela: una infección ni siquiera te permite recibir a nadie. A veces, hay que rezar o cruzar los dedos.
    Volveré con Vd.
    Saludos.

    Grifo

    Comentado por: Grifo el 30/3/2007 a las 08:20

  • Se agradece, a primera vista, un artículo libre de mención al circo mundial de la política; luego uno se fija y lee que son los "políticos, financieros, industriales, funcionarios y periodistas, el conjunto de poderes que construyen sociedades". ¡Pues vaya! No hemos mejorado mucho. Ahora ya se entiende por qué está así el panorama. Los defectos de calidad quedan de sobras explicados; la monotonía y universalidad, reflejo del único pensamiento que ocupa la única neurona de "políticos, financieros, industriales, funcionarios"; y en cuanto a la esencia, en tales circunstancias sólo puede ser el más superficial autobombo, arquitectura de vanguardia para filisteos, goyaspara el disfrute de horteras que los cuelgan en el wáter al lado del maestro Macarrón. Y cuando, máquinas de explotación, viales, centros comerciales, nichos y campos de concentración donde las masas se dejan los duros y los cuernos sin que sea posible distinguir ocio y trabajo. Más bien las ciudades, incluso las restauradas, son extractores gigantes de comisiones del 3% (tirando por lo bajo) y el resto pura fachada. Así que no puedo estar de acuerdo con este reparto de protagonistas. Incluso aquí son los barrios dormitorio algo invisible, un accidente que sólo cobra existencia si hay un artista por medio (Almodóvar, Scorsese, Basquiat). Siempre he creído que las personas de pro eran llevadas de aquí allá en grandes coches de cristales ahumados para protegerlas de ver los barrios que hay que atravesar hasta llegar a la recepción oficial. Aunque en alguna partehe leído que los verdaderamente finos no necesitan de tales artificios para librarse de percibir lo que no les interesa.
    Félix tiene el vicio de saltar directamente de la clase alta al lumpen, como en "Diario de un hombre humillado"; me atrevo a suponer que porque en la clase intermedia, el proletariado aburguesado o como quieran definirlo, al que me atrevo a pensar que pertenecemos la inmensa mayoría de los aquí presentes, carece de influencia en los tejemenajes del poder, que es lo que a él le interesa. O al menos de un poder con manifestación estética. En un libro tan valioso como "La invención de Caín", todas las ciudades mencionadas, incluso las italianas, aparecen como producto exclusivo de la milicia y/o la burguesía.
    Esta vez se deja a los militares fuera y "el conjunto de poderes que construyen sociedades" son sólo "políticos, financieros, industriales, funcionarios y periodistas". Tal vez sea porque los cuenta entre los funcionarios; acaso incluya a todos los olvidados en dicho cuerpo (algo que resultaría en cierto modo difícil de rebatir). Pero ¿dónde queda el clero?, ¿entre los políticos o los periodistas?

    Comentado por: César Lebrato el 30/3/2007 a las 06:35

  • Pag. 139, 2º párrafo de la novela que estoy leyendo. Quizá alguien sabe cuál es...

    -La película ha sido estúpida- dijo Chloe. Acecho la cara al borde del vaso, el flequillo colgándole. Tenía el pelo claro como el sol que había en el suelo, a sus pies... Pero esperad, algo no funciona. Éste no puede haber sido el día del beso. Cuando salimos del cine era ya al ocaso, había llovido, y ahora es media tarde, de ahí ese sol tibio, esa brisa serpenteante. ¿Y dónde está Myles? Había ido con nosotros al cine, así pues, ¿dónde se había metido, él, que nunca se separaba del lado de su hermana a no ser que lo echaran? De verdad Madam Memoria, retiro todos mis elogios, si es que quien actúa es la Memoria y no otra musa más fantasiosa. Chloe soltó un bufido-. Como si no hubieran sabido que el bandolero era una mujer.

    @Ortega

    ¿Soy yo, acaso, uno de los personajes de relleno, sin nombre?

    Comentado por: Vernon S. el 30/3/2007 a las 06:00

  • ¡Pardiez! No puede por menos que Isis sea el mismísimo Alvaro Cunqueiro revivido.

    Comentado por: el amigo de Miguel Torga el 30/3/2007 a las 05:51

  • CARTA A UN BUZÓN DE CORREOS

    Querido buzón:

    Hace tiempo que no sé nada ni de ti ni de los tuyos. A veces paso por tu lado y ni te miro. Sé que alguno de tus congéneres fue arrancado de cuajo hace tiempo por un Renault 12. Me consta que otros como tú viven en la ignominia, empapelados bajo anuncios dentadura —que son desdentados con gran parsimonia— o salpicados por cientos de adhesivos reivindicadores del submundo de los cerrajeros de urgencia. Por suerte a ti no te han tapado con esa pintura granulada y gris como el sistema, esa pintura antipersonas...
    Tal vez llevas estupendamente tu pasar desapercibido, tu no estar para nadie mientras observas el sarao diario en tu esquina. O tal vez desearías tener ruedas y largarte. No sirves ni para atar la bici... Qué suerte y qué desgracia la tuya.
    Consuélate pensando que hoy, aquí, algunos han pensado en ti, oh resistente y silencioso buzón sin voz.

    Un saludo nocturno.

    PD: ¿Aún sigues teniendo esas pesadillas recurrentes en las que aparece el hombre del saco?

    Comentado por: Graham Nocturner el 30/3/2007 a las 01:27

  • Roberto somos todos. Buen descanso.

    Comentado por: Roberto Lo Mónaco el 29/3/2007 a las 22:21

  • Grifo@ mire usted en 8/11/2006 Azúa escribía "Divagación otoñal"
    Perdóneme el susto de antes. Es que en realidad yo llegué a esta isla-pensión hace mucho, mucho tiempo (como en los cuentos) Tiempos en los que la habitaban gente muy seria y también cardenales y otras criaturas de diferente pelaje. No tenía sentido llamarme Isis en aquellos tiempos. Tiempos en los que todavía Azúa se levantaba cada mañana a tender una sábana en el balcón. Tal vez corría el año 2005... ¡Cómo pasa el tiempo!


    No nos pongamos melancólicos. Me voy a la cama jugando con las palabras de Gior, Dior, Dios Dios, adiós, hasta mañana. ¿Te acuerdas cuando bebíamos agua?

    Comentado por: Isis el 29/3/2007 a las 22:08

  • que me voy a jugar a tomar una cerveza al bar de abajo y a despertar a la máquina de tabaco. Igual leo el inmundo deportivo o veo la tele a ver qué dan.

    Con Dios.
    Con Dior.
    Con Gior.
    Con Gyor, Sopron. Soplón. So long. Longines. Jolines. Balines. Salinas. Galina y después Alina, la Astafei. Cuento hasta feis. Jonhnny Feismuller. Gert Muller. Verti Bogs, Bugs Bunny, Sunny Funny Valentinebicooooolooooorrr.

    "Un poco de pasta basta" (aforismo de Gior)
    Aforismo del ismo voy, en eso estoy. Estoy con toy. Sin ton ni son, Thomson.
    "Importante, no importado" (anuncio del Seat 131)
    "Para gente encantadora" (anuncio del Dyane 6)
    "Ahora la suciedad está en el agua" (Vip Exprés)
    "Bic naranja, Bic cristal, dos escrituras a elegir: Bic naranja escribe fino, Bic cristal escribe normal. Bic, Bic, Bicbic biiiiiiic" (anuncio de bolígrafo)
    "¿A qué huelen las nubes?" (anuncio de Ausonia, creo)
    "Mamá, rasca!!!" (anuncio de Mimosín)
    "¿Qué hora es? La hora 103" (anuncio de Brandy)

    Comentado por: abanderado el 29/3/2007 a las 21:32

  • Play@:

    Tiene razón. Mi texto era más literario que conceptual. Y sólo expresaba generalidades tópicas sin precisión. Tendría que especificar que percibo a la mujer como la he descrito sólo en relación con el hombre, al que le une, como es lógico, una relación no competitiva sino cooperativa y constructiva (no me pongan las quejas particulares de divorciados y separados). La competitividad no vale entre hombre y mujer si hay que crear vida. En mi vida, y en la vida de cualquier hombre, ni he competido contra ninguna mujer ni viceversa. En la vida de un hombre, las mujeres siempre son las buenas. Hasta ahí.
    Fuera de ahí..., la mujer se escribe con mayúsculas (La Mujer).
    Ahí, por una parte, la guerrera es ella, y es ella la que agita la competitividad social como instrumento de selección y poda. Por otra parte, se opondrá siempre al poder agresivo masculino fuera de control. Es que el control lo detenta ella. Así en todas las especies. En todos los grupos, como éste mismo, las mujeres se fraccionarán invisiblemente: unas ejercerán de pacificadoras; otras, promoverán el ala dura de la protesta. Y, no obstante, entre ellas no existe ningún fraccionamiento decisivo. Y esto jamás lo entenderán los hombres sin aco-jonarse un poco. Poder de la naturaleza, poder de vida y muerte, que acato y ante el que me rebelo.
    Creo que la naturaleza imita a Darwin equivocadamente. Pero no sé cómo convercerla de lo contrario.
    Saludos.

    Comentado por: Grifo el 29/3/2007 a las 21:27

  • @Knudsen

    Estoy de obras (cinco meses ya). Lo que Azúa llama un clásico: albañiles, pintores, cajas con los libros.
    ¿Entiende mejor ahora porqué estoy se me va el tarro con tanta facilidad?

    PS: Espero sus ripios

    Comentado por: ortega el 29/3/2007 a las 21:17

  • Esticomancia,me la apunto y juego.
    "Por cada mil guerras,no hay diez revoluciones:tan dificil es el paso erguido.E incluso donde las revoluciones triunfaron,lo que muestran es mas el cambio de los opresores que su eliminación".
    E Bloch,Libertad y orden.
    El pricipio esperanza II

    Comentado por: maleas el 29/3/2007 a las 21:16


  • @Grifo, qué angustia, ¿Déme pistas? ¿No se acuerda de la fecha aproximada? ¿No va a tenerme aquí toda la noche buscando, verdad? Porfi, porfi, porfi. Que me conozco... cabezuda y cabezota.

    Comentado por: Isis el 29/3/2007 a las 21:12

  • ¡Qué horror! Hoy llego tarde a todas partes. ¿Qué hora llevaré? Ya no sé a qué juego se juega...

    Comentado por: melusina el 29/3/2007 a las 21:10

  • "Cierto fue. Un hermoso caballo alazán, más canela que rojizo, llegó a la pradera del palacio de Heliodoro sobre el mediodía; ricamente enjaezado, lucía aquellos dos pares de riendas; pardas para caminar, azules para el vuelo;ambos pares salientes de un bocado de plata. Pero lo más ostentoso era el pelaje del cuello y de la cola; crines tornasoladas, como del arco iris; y también las pezuñas, nácar pulido, donde asimismo brillaban los siete colores, seguramente porque, al beber en los charcos de lluvia, el animal metía sus cuatro patas en el prisma del sol."

    Antonio Rodríguez Almodóvar, El bosque de los sueños, vol. II, p.139

    Comentado por: melusina el 29/3/2007 a las 21:05

  • Bandera Negra@
    Es osado y divertido, Ortega, bien cierto es, y puedo jurarle por Bakunin que mi risa no ha notado ni una mala rima... Tan absorta estaba en el relato, que hasta me parecía oler el aire avinagrado en el vuelo de las jarras y el tufo a orines que entraba desde el patio. Y no quiero ocultarle que creí sentir el piafar de los caballos y oír cascos sobre piedras y agua va y gritos altaneros y niños y esos perros que siempre, siempre, ladran en cualquier paisaje.

    Comentado por: Isis el 29/3/2007 a las 21:04

  • Anda, Grifo, que estaba hablando por teléfono y el comentario de bandera negra ya no es el comentario anterior...
    Un saludo, salado a la salada, sal en la ensalada, alada el ave, alada-alada la colonia, en Lada Niva (granate, claro) cruzé el puente de hierro cerca de Chamusca...

    Comentado por: abanderado el 29/3/2007 a las 21:00

  • @ Grifo,
    ¿Nadie opina sobre sus versos?
    (Isis)@

    Hasta ahora, he tenido esa suerte. Veremos...
    Por cierto: me gustaría volver a leer el primero de sus mensajes al blog, que llegó una noche de hace ya tiempo, tanto que no podría ponerme a localizarla (sin perderme). Creo que el primero, y el segundo (puedo equivocarme), consistieron en frases cortas, profundas e impactantes. No las he olvidado aunque no las recuerde. ¿Las conserva...?

    Antonio Larrosa @ Habla Vd. en tono de agradecimiento hacia mí. Al contrario: debería Vd. exigirme cosas y quejarse como hacen todos los hijos. Yo sólo he desempeñado, y sigo, un papel natural, que cualquiera puede hacer sin más demostraciones de virtud: le he apadrinado. Se lleva en todas partes por influencia de la Mafia y del buen cine. Yo soy su padre dinosaurio en medio de esta Isla de iguanodontes y diplodocus. Me hace muy feliz leerle y verle bien; y también observar que los demás participantes alguna vez elevan sus larguísimos cuellos, lo contemplan unos breves momentos y le cuentan algo.
    Saludos.

    Grifo

    Comentado por: Grifo el 29/3/2007 a las 20:51

  • ¡Vive Dios que es osado Don Ortega?
    ¿Acaso no ha tenído bastante con el desigual duelo de sonetos?

    Comentado por: bandera negra el 29/3/2007 a las 20:24

  • Venga Provoqueen@ Juguemos (hoy me apunto)
    Uy, le va a gustar lo que he encontrado. A veeeer...

    "Tout à l'heure, oui. Maintenant, l'hallucination est devenue provocation"

    ¿Y ahora qué tengo que hacer? ¿Profetizar? ja, ja, ja.

    Comentado por: Isis el 29/3/2007 a las 20:21

  • Sí, Isis vanitas-is ¿Qué duda cabe?

    Grifo: Su texto es muy hermoso, como siempre, pero ¿Por qué afirma tan rotundamente que el orgullo y la irracionalidad estarían ausentes del carácter femenino? El orgullo, la irracionalidad, y sus primas hermanas la soberbia y la competitivad, pueden ser tan atroces como en el hombre o más. De cualquier modo, es una delicia ver, leer, comprobar como su amor por las mujeres le lleva a eximirnos de algunos de nuestros más contrastados defectos.

    Comentado por: play el 29/3/2007 a las 19:48

  • "Silencio. Árboles. Sombra. La pradera. Silencio"

    139,II,(5) de "Cosmos", Witold Gombrovicz. Traducción de Sergio Pitol. Seix Barral, Biblioteca Breve. Segunda edición: febrero 1982.

    Comentado por: Tiru-liru-lá el 29/3/2007 a las 19:45

  • @Todos:

    Una variante del juego de Tipo de Incógnito es un tipo de oráculo llamado esticomancia:

    "La esticomancia es un procedimiento adivinatorio que consiste en abrir un libro al azar e interpretar de manera profética las primeras palabras que se leen."

    ¡A jugaaaaaar!

    Comentado por: provoqueen el 29/3/2007 a las 19:42

  • "Mirant, sense veure-la, la fotografia grogosa, el Nelson rememorava la desesperada navegació nocturna per un Ebre sense lluna, que la tripulació del Neptú, arreplegada de pressa i corrents pels cafès encesos amb l'ambient de les eleccions, no oblidaria mai. ¿Qui era capaç d'entendre —solia preguntar-se l'Atanasi Resurrecció— com dimonis no es trencaren els ossos contra un pedret o es clavaren en una mitjana fins a la roda de popa? Al mateix Nelson, com sempre que en feia alguna de sonada al riu, li hauria costat donar-ne una explicació. Van arribar a Flix baldats. En veure'ls, el malalt no els va reconèixer."

    139,II,(5) de "Camí de Sirga", Jesús Moncada

    Comentado por: magrana el 29/3/2007 a las 19:27

  • @ ortega,
    lo suyo con IKEA es enfermizo!!!!

    Comentado por: knudsen el 29/3/2007 a las 19:25

  • Página 139, segundo párrafo, cinco primeras frases de "La puerta" de Magda Szabó:

    "La escuché sin hacer comentarios. Santa Emerenc de Csabadul, salvadora incondicional hasta la locura de cuantos perseguidos se cruzaran en su camino, cualesquiera que fueran su condición o su bandera: los Grossmann o sus perseguidores, tanto daba. Las únicas insignias que aceptaba eran el casco del señor Brodarics o un tendedero de ropa. Era absurda tanta inconsciencia. ¿Acaso no sabía nada de lo que estaba pasando en este país?"

    Comentado por: Batthyány tér el 29/3/2007 a las 19:11

  • @tipo de incógnito,
    su idea me parece simplemente genial. Dada la bulimia lectora de toda la parroquia, podemos llegar a hacernos con una bibliografía enciclopédica.
    Ahí voy,

    "Ugly though we may consider the Tulla Pokriefke phenomenon to be, "Crabwalk" presents for scrutiny a considered argument for allowing the Tullas and Konrads of Germany to have their heroes and martyrs and memorials and ceremonies of remembrance."

    J.M. Coetzee
    Inner Workings
    Essays 2000-2005
    Harvill Secker Press
    London, 2007

    @mandorla,
    gracias por sus cumplidos: me animan mucho en mi nueva decisión de convertirme en un hombre de provecho.
    Es cierto lo que Vd. dice, por eso queremos tanto a Félix (¡anda que si no, íbamos a estar aquí meses manteniéndole la pensión a pleno rendimiento!)

    @ortega,
    me faltan palabras para expresarle mi agradecimiento: tantos años queriendo colaborar en un buen don mendo y va Vd., y nos lo pone en bandeja. Intentaré robarle horas a lo que haga falta para estar a la altura, cosa que de entrada, descarto, pero ya sabe que por un buen desafío, yo me vuelvo un perrito faldero.

    @Isis,
    el escobón según yo lo veo:
    en España, la muerte es pu-ta vieja, que, más que matarnos, nos recuerda a collejas que, al final, la vida no es para tanto. Donde Félix ve un "Detalle castizo, brutal, rotundo", yo veo en cambio un "vivo sin vivir en mí y tan alta vida espero, que muero porque no muero" dicho a carcajadas. ¿Dígame si no es ese el findamento de toda "vanitas" (como género, quiero decir) Cuestión de enfoque, o de burricie (la mía, por supuesto)

    @Piel y Grifo,
    ¡gran soneto!, les felicito.
    ¿Han visto el La Hora Chanante la entrevista a Tim Burton? Se la recomiendo encarecidamente. Está en youtube

    @Onagro,
    le espero en la Taberna del Tobogán. Vámos a darle pál pelo a esa panda de sabiondillos!!

    Saludos a todos

    Comentado por: knudsen el 29/3/2007 a las 19:10

  • Frases célebres:

    La modestia es la más inocente de las mentiras.
    Chamfort (1741-1794) Académico francés.
    ---------------------------------------
    ¡Si será modesto que se cree inferior a sí mismo!
    Álvaro de Figueroa y Torres (1863-1950) Político español.
    ------------------------------
    Sólo una persona mediocre está siempre en su mejor momento.
    William Somerset Maugham (1874-1965) Escritor británico.
    ---------------------------------
    Los espíritus mediocres suelen condenar todo aquello que está fuera de su alcance.
    François de la Rochefoucauld (1613-1680) Escritor francés.
    --------------------------------------
    Provoqueen@ No la veo yo mediocre ni aunque... ufff. Nada, de mediocre nada. ¿Cómo puede decir tamaña cosa una Capitana de Los Tercios?

    Comentado por: Isis el 29/3/2007 a las 19:00

  • Tipo de incógnito@

    Voy a buscar mi meme(ruego a los dioses para que no sea una memez y quede bien...)

    Pag. 139, segundo párrafo
    *Los presocráticos poseen ese encanto único que sólo podemos encontrar en los comienzos. Su forma de ser y pensar es muy difícil de entender. Debemos prescindir, o al menos intentarlo, de toda "formación filosófica" que enturbie la sencillez y la espontaneidad de estos pensadores...* Pues vale.
    Bueno, pues aquí está el meme. Estiré la mano y salió éste libro, Introducción a la filosofía de karl Jaspers. Lo hice temblando porque no veo los lomos de los libros. Escribo desde la parte de atrás de la librería (ella hace de pared) y sólo veo las hojas. Temblaba porque si llega a salir uno de Azúa o El Misalito Regina nadie me hubiera creído…


    Comentado por: Isis el 29/3/2007 a las 18:44

  • "La cirugía estética debería aplicarse sólo a lo mediocre. No dejaría de serlo, tal vez, pero algo más de seguridad adquiriría en sí mismo."

    @ Isis
    ¿¿Máaaasss?? Yo creo que los que más seguros va(mos) por la vida so(mos) los más mediocres. (Iba a comenzar la frase con un "Modestamente..." Pero total ¿para qué?)

    Comentado por: provoqueen el 29/3/2007 a las 18:30

  • knudsen@ si Azúa conociera el rigor no sería Azúa, digo yo. Azúa no busca rigor, sino literatura... lo que no sé yo, y probablemente tampoco sabe él, es si dos o tres bellas concatenaciones verbales dentro de un artilugio consabido -lleva años practicándolo-- es literatura... y tal vez sea por toda esta mezcla relampagueante pero inofensiva por lo que lo queremos tanto...

    knudsen, le felicito a usted por el excelente soneto y por esta incursión de hoy en la *realidad*

    Y a Isis le envío un saludo femenino y admirativo, aunque ella haga como que no me oye. ¿Cuándo hablaremos de Alejandría?

    Comentado por: Mandorla el 29/3/2007 a las 17:54

  • Corre por los blogs la transmisión de un meme
    (unidad mínima de transmisión de la herencia cultural) literario. Se trata de abrir el libro que tengan más a mano por la página 139, buscar el segundo párrafo y transcribir las cinco primeras frases.

    Pongo el mío como ejemplo:

    "El meu pare...la mirada baixa...la camisa mal botonada...els pantalons encara amb genolleres d'arena humida aferrada. Ni va mirar-me. L'advocat Cubí, en tot cas, semblava tenir-hi la mà trencada. El món em va caure a sobre. Com sabeu, amb el pare sempre hi havia tingut confiança, fins i tot complicitat."

    Valentí Puig-La gran rutina

    Comentado por: Tipo de incognito el 29/3/2007 a las 17:53

  • Uno se acostumbra a contemplar horrores y ya no sé si podría ser objetiva ¿Qué es la objetividad? por cierto. Cuando vi Lille me pareció fea, creo, pero no debió de serlo tanto porque a penas la recuerdo. ¿Dónde estaban esos tonos tan italianos que cita el señor Azúa? Me pasa igual con algunas personas, se me olvidan primero los nombres y después sus rostros, o lo intento. Pura supervivencia. No debe ser un horror, por tanto, pero sí tal vez una ciudad feúcha, del montón. Nada que me haya marcado la mirada. Ya les digo que he visto lugares espantosos. Y además ¿Quién soy yo para juzgar? dirán algunos. Bueno, los listos. Los que opinan y escriben sin saber cómo coger bien un ladrillo.
    La cirugía estética debería aplicarse sólo a lo mediocre. No dejaría de serlo, tal vez, pero algo más de seguridad adquiriría en sí mismo.
    @Knudsen,
    Yo también me he preguntado por el detalle de la escoba. ¿No será por aquello del tren de la bruja-Cronos-fin de trayecto? La muerte castiza lleva un escobón… Nos dan el finiquito a escobazos. Ojala pudiera respondernos (Félix, no Cronos). Hablando de acabamientos.., no lo puedo remediar, pero las pequeñas ciudades francesas me parecen cementerios: grises, ordenadas, con flores tan bien versificadas, tan solitarias cuando cae la tarde. Nada se escapa, salvo el viento, si no es perfecto.
    @ Melusina,
    Un achuchón sí, por qué no, que nada tiene que ver con la vanidad, muy al contrario. Aquí estoy. Gracias.
    @ Ortega,
    Siga tejiendo rimas; yo me limitaré a escucharlas encantada, si no opina usted lo contrario.
    @ Grifo,
    ¿Nadie opina sobre sus versos? Ojala supiera. De todos modos, gracias.
    @ Piel,
    Qué suerte, por usted pasan todas las sensaciones de los mortales, aunque ellos crean otra cosa. Cuando se olvidan de usted, escriben.

    Un saludo.


    Comentado por: Isis el 29/3/2007 a las 17:29

  • *Raza de islas, segregamos soledad como las tapias horizonte*. JUAN LARREA. Diente por Diente.

    Comentado por: bandera negra el 29/3/2007 a las 17:07

  • De antemano, me inclino ante el estilo de Azúa, pero, analizando una y otra vez el artículo "En el espejo de un goya", echo en falta -y disculpen mi atrevimiento- un poco más de rigor en las tésis.
    Me explico:
    Lille:
    de todo lo que sobre esta ciudad se nos cuenta, lo único que me incitaría a visitarla sería "...un museo sensacional, el segundo de Francia...en donde figura un goya supremo"
    El hecho de que "Los ciudadanos de Lille odiaban los pocos edificios antiguos que aún quedaban en pie....", o el de que "Acude mucho turista inglés, belga y holandés, lo que llena de satisfacción a los nativos y de comercios lujosos las calles", sinceramente, me haría evitar esta ciudad que, además, vive detrás de "un muro de vidrio espectacular y dramático" creador de un nuevo "centro" donde "hormiguea la población, y no el turismo".
    En los últimos cincuenta años, la re-urbanización de muchas ciudades europeas se ha basado en dos supuestos básicos: uno, a la manera de Lille y tantas otras, sería "cercar" un parque temático para turistas, y dejar que los lugareños "creen" el verdadero centro de su ciudad. Por el contrario, intervenciones donde no se procede a una "cirugía plástica muy agresiva", suelen dar por resultado "centros" en los cuales nativos y forasteros comparten espacio y actividades. La segunda opción, creo, guarda mucha más afinidad con la urbe tradicionalmente europea.
    El cuadro de Goya:
    Necesito que alguien me explique porqué un escobón de cocina le parece al autor un "Detalle castizo, brutal, rotundo", frente a la "clásica guadaña", con la cual, por lo menos en mi tierra, no se untan precisamente las tostadas con mantequilla.
    Supongo que sólo me pasa a mí, pero no puedo evitar cierto cansancio ante el afrancesamiento
    reiterado de la ilustración española.
    Sobre la comparación urbanismo radical-cirugía plástica, sólo me atrevo a sugerir que una y otra moda, dentro de quince o veinte años, moverán más a risa que a respeto.
    Saludos

    Comentado por: knudsen el 29/3/2007 a las 16:24

  • la señora Bastida se enamora
    de un amante ecléctico por día
    del juguete eléctrico que pía
    por avisarla que en medio de la ola
    se va la luz que unelco no se fía
    de facturas sin pagos aplazadas...

    A estas horas estoy cansada y el texto de Azúa... me suena... habrá que releerlo despacio pero otro día, no hoy que con la fiebre la cabeza se melía. Grifo, hay escasez de agua ¿lo sabía? Ahora sí puede decir que vamos a nones con el poemilla, que no era mío que es de Burt, Tim Burt-on

    Comentado por: piel el 29/3/2007 a las 16:18

  • Provoquen @

    Soy más bien del tipo reptil barrigón, pero desde que les conocí más acompañada sí me siento. Gracias.

    Piel @

    Efialtes significa Pesadilla.
    De seguro que le leemos, y con mucho gusto. Es que a algunos nos cuesta arrancar…

    Ortega @

    ¡Ay, qué grande pesar!
    ¡Que los dragones no sabemos rimar!

    Criaturas @

    Coincidirán conmigo en que Isis necesita un achuchón. Chata, échate los brazos alrededor y aprieta fuerte. Somos nosotros…

    Comentado por: melusina el 29/3/2007 a las 15:49

  • Qué buen artículo... Para mí ya es como si hubiese estado en Lille, en Turín y con la vanitas de Goya. Una gozada.
    Gracias, don Azúa.

    Comentado por: conde-duque el 29/3/2007 a las 15:28

  • Don Félix, que contrastes: la renovación de una ciudad con la cirugía plástica (de la que hablaba ayer Verdú) con el cuadro de Goya. Una delicia de artículo. Por exclusión, ya sabemos que tipo de mujer le gusta.
    En mi caso, tendría que tirar mis gafas de sol grandes - que llevo desde los 18 - a mi edad podrían dar una impresión errónea. Padezco de fotofobia...


    Si, Grifo, muy bien que escribe el maestro, pero yo le habría cambiado un presente perfecto por un pretérito...cuestión de estilo
    .

    Comentado por: chiqui el 29/3/2007 a las 14:42

  • As Oscar would put it:

    "We are all of us in the gutter, but some of us are looking at the stars"

    Comentado por: Pablo Velarde el 29/3/2007 a las 14:20

  • Sí, Grifo, luce (es su luz, la que nos ilumina). Usted hablaba de coquetería y yo de vanidad. Miramos hacia arriba todos a la vez. Con el rostro elevado no se puede llorar, dicen, ni toser, ni atragantarse los niños. La soledad, sí, Provoqueen, a veces es una prosa amarga y una poesía de cañones recortados.

    Comentado por: Isis el 29/3/2007 a las 13:38

  • "...cuando era niño, hacia 1960, sentía vergüenza cada vez que regresaba a su ciudad después de un verano pasado en Holanda o en Bretaña..."
    Lo mismo me ocurre a mi cuano vuelvo esporadicamente a Castello de la Plana.

    Comentado por: Llanter el 29/3/2007 a las 13:24

  • "...como esas señoras de la basura televisiva con sus labios inflados, sus pómulos mongoloides, sus pechos cerámicos y ese rictus que denuncia una insaciable frustración. De todos modos, mejor están ahora que cuando eran sucias lagartonas de greña pegada y brazos en jarras".

    A mi esta frase me provoca sentimientos contradictorios. Por un lado muestra la maestría descriptiva del maestro, en dos pinceladas que (desgraciadamente) todo quisque entiende muy bien; por otro, insisto en que me disgusta el epíteto "sucia lagartona" como alto exponente del patetismo de una mujer, y todavía más me disgusta el corolario "brazos en jarras" como para reforzar ese patetismo (ya saben, aquello de que cuando un hombre protesta pone los destos sobre la mesa pero cuando una mujer se revuelve es patético).

    ... Bueno, supongo que el parrafo transmite los mismos sentimientos contradictorios que estas señoras de bandera de sesión contínua le provocan al propio Félix desde sus años mozos, quién sabe si aún hoy.

    Comentado por: provoqueen el 29/3/2007 a las 12:54

  • (Reanudo el diálogo anterior; acababa de enviar este mensaje; pero, en esos mismos momentos, el blog cambiaba de post, el sol pasaba por esa línea de transición, y no me dejaron cruzar; espero tener más suerte y que no salga repetido este mensaje)

    Piel@ Gracias por sus comentarios. Expresiones como esas se me ocurren porque escribo hoy sobre un fondo de pantalla (reduciendo la ventana del blog) de un lago azul, azul, rodeado de montañas verdes, con efectos de sombras de las nubes, y todo en Escocia, un país desde el que suelo escribir mucho por aquí.
    Continué el soneto de Don Bastida. Pero no hubiera podido utilizar la rima 'cierto' que me apunta:

    " Es probable
    que... eso me haga cierto"...

    Ya la había usado en el primer verso, en el primer intento que escribí. Y, sin un motivo, no la volvería a sacar. En el primer cuarteto, seguí su inicio aquél de poema. Lo retoqué para dejarlo en unos endecasílabos; pero traté de mantener la estructura de las frases que Vd. escribió.
    En lo restante, he tratado de moverme dentro del contexto de sus divertidos poemas sobre seres electrónicos.
    De modo que podemos considerar al soneto como una obra a medias entre ambos.
    Lo escribí hace unos días. No pensaba enviarlo. Y no por timidez sino por vergüenza. Pero, en fin, creo que hay que volverse tolerantes para con la 'literatura de Internet'. Vaya, pues:

    LOS AMORES ELECTRÓNICOS DE DON BASTIDA

    ...Pues a decir verdad cobraba cierto
    ánimo, cierto tono saludable,
    si lo enchufaba a la pared un cable.
    Y, sin cable, quedaba como muerto.

    Don Bastida pensó: -No me divierto
    los domingos. Doctor, ¿es favorable
    a ponerme unas pilas...? -Es probable
    que incluso recupere su ojo tuerto.

    Don Bastida es feliz. Ahora disfruta
    los domingos, ¡y en la semana entera!,
    de una vida amorosa muy sincera

    con su mujer que, atada, no se inmuta
    y, pendiente de un cable, sólo espera
    ponerse pilas y triunfar de pu-ta.

    Grifo

    Comentado por: Grifo el 29/3/2007 a las 12:10

  • Hay que saludar la aparición de este artículo inesperado, artículo bisagra que acaba de poner un antes y un después a nuestros diálogos; y que nos devuelve al mejor Azúa, que es el de siempre, el escritor de recursos monstruosos; y al que, a veces, le cambiarías una coma o un acento, de tan perfecto como te parece.
    Luce, por fin, después de mucho tiempo, su estilo verdadero:

    *En contraste, Lille era un lazareto de ladrillo rodeado por un venenoso parque industrial.*

    No sé si al autor le gustará G. Miró, pero grados de perfección y sencillez como la de esta frase sólo los alcanzan contados autores.

    *La actual Lille es amable, coloreada en ocre, calabaza y añil, salpicada de terrazas y con una abigarrada vida callejera en el centro peatonal. *

    Es la paleta impresionista del autor. A Félix le gustan estos tonos mostaza, ocres, calabaza, de sorprendente vitalidad.
    Parece que estuviésemos todos otra vez.
    Saludos.

    Grifo


    Comentado por: Grifo el 29/3/2007 a las 12:04

  • "... Al poco la carne se amanteca, la piel se hace pellejo, los senos se desinflan, las comisuras de la boca toman un rictus amargo..."
    D. Felix y más cosas...
    Vanidad de vanidades y todo vanidad.

    Comentado por: Tipo Material el 29/3/2007 a las 11:34

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Félix de Azúa nació en Barcelona en 1944. Doctor en Filosofía y catedrático de Estética, es colaborador habitual del diario El País. Ha publicado los libros de poemas Cepo para nutria, El velo en el rostro de Agamenón, Edgar en Stephane, Lengua de cal y Farra. Su poesía está reunida, hasta 2007, en Última sangre. Ha publicado las novelas Las lecciones de Jena, Las lecciones suspendidas, Ultima lección, Mansura, Historia de un idiota contada por él mismo, Diario de un hombre humillado (Premio Herralde), Cambio de bandera, Demasiadas preguntas y Momentos decisivos. Su obra ensayística es amplia: La paradoja del primitivo, El aprendizaje de la decepción, Venecia, Baudelaire y el artista de la vida moderna, Diccionario de las artes, Salidas de tono, Lecturas compulsivas, La invención de Caín, Cortocircuitos: imágenes mudas, Esplendor y nada y La pasión domesticada. Los libros recientes son Ovejas negras, Abierto a todas horasAutobiografía sin vida (Mondadori, 2010) y Autobiografía de papel (Mondadori, 2013)Una edición ampliada y corregida de La invención de Caín ha sido publicada por la editorial Debate en 2015; Génesis (Literatura Random House, 2015). Nuevas lecturas compulsivas (Círculo de Tiza, 2017) y Volver la mirada, Ensayos sobre arte (Debate, 2019) son sus últimos libros.  Escritor experto en todos los géneros, su obra se caracteriza por un notable sentido del humor y una profunda capacidad de análisis. 

En junio de 2015, fue elegido miembro de la Real Academia Española para ocupar el sillón "H".

 

Bibliografía

 




 

Ensayo

Volver la mirada (2019). Debate, España.

Nuevas lecturas compulsivas (2017). Círculo de Tiza, España. 

La invención de Caín (2015). Mondadori, Barcelona. 

Contra Jeremías (2013). Mondadori, Barcelona.

Contre Guernica, Prefacio para Antonio Saura (2008). Archives Antonio Saura, Genève.

 La pasión domesticada (2007). Abada, Madrid.

Ovejas negras (2007), Bruguera, Barcelona.

Cortocircuitos. Imágenes mudas (2004). Abada, Madrid.

La invención de Caín (1999). Alfaguara, Madrid.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (reedición) (1999). Anagrama, Barcelona.

Lecturas compulsivas. Una invitación (1998) Anagrama, Barcelona.

Salidas de tono (1996). Anagrama, Barcelona.

Diccionario de las artes (1995). Planeta, Barcelona.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (1992). Pamiela, Pamplona.

Venecia (1990). Planeta, Barcelona.

El aprendizaje de la decepción (1989). Pamiela, Pamplona.

La paradoja del primitivo (1983). Seix Barral, Barcelona.

Conocer a Baudelaire y su obra (1978). Dopesa, Barcelona.

 

Novelas y prosa literaria

Génesis (2015). Literatura Random House, Madrid. 

Autobiografía de papel (2013). Mondadori, Barcelona. 

Autobiografía sin vida (2010). Mondadori, Barcelona.

Abierto a todas horas (2007). Alfaguara, Madrid.

Esplendor y Nada (2006). Lector, Barcelona.

Momentos decisivos (2000). Anagrama, Barcelona.

Demasiadas preguntas (1994). Anagrama, Barcelona.

Cambio de bandera (1991). Anagrama, Barcelona.

Diario de un hombre humillado (1987). Anagrama, Barcelona.

Historia de un idiota contada por él mismo, o el contenido de la felicidad (1992), Anagrama, Barcelona.

Mansura (1984). Anagrama, Barcelona.

Última lección (1981). Legasa, Madrid.

Las lecciones suspendidas (1978). Alfaguara, Madrid.

Las lecciones de Jena (1972). Barral E., Barcelona.

 

Relatos

"Quien se vio", Tres cuentos didácticos (1975). La Gaya Ciencia, Barcelona.

"La venganza de la verdad" (1978). Hiperion nº1, Madrid.

"Herédame" (6 y 7 agosto 1985). El País, Madrid.

"El trencadizo", con grabados de Canogar (1989) Antojos, Cuenca.

"La pasajera" (18 nov. 1990). El País, Madrid.

"La resignación de la soberbia", Los pecados capitales (1990). Grijalbo, Barcelona.

El largo viaje del mensajero (1991) Antártida, Barcelona.

Cuentos de cabecera ("La pasajera" y "La segunda cicatriz") (1996). Planeta NH.

"El padre de sus hijos" (1998). Barcelona, un día, Alfaguara, Madrid.

"La verdad está arriba" (1998). Turia, Teruel.

 

Poesía

Última Sangre. Poesía 1968-2007 (2007). Bruguera, Barcelona.

Poesía 1968 1988 (1989). Hiperion, Madrid.

Farra (1983). Hiperion, Madrid.

Siete poemas de La Farra, con un grabado de A. Saura (1981). Cuenca.

Poesía 1968 78 (1979). Hiperion, Madrid.

Pasar y siete canciones (1977). La Gaya Ciencia, Barcelona.

Lengua de cal (1972). Visor, Madrid.

Edgar en Stéphanie (1971). Lumen, Barcelona.

El velo en el rostro de Agamenon (1970) El Bardo, Barcelona.

Cepo para nutria (1968). Madrid

Premios

1987 Premio Anagrama de Novela.

2000 Premio a la cultura "Sebetia-Ter" del Centri di Studi di Arte e Cultura di Napoli".

2001 Premio a la tolerancia de la "Asociación por la Tolerancia", Barcelona.

2011 Premio González-Ruano de Periodismo

2014 Premio Internacional de Ensayo José Caballero Bonald

2015 Premio Francisco Cerecedo de la Asociación de Periodistas Europeos 

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2020 | Fundación Formentor | Barceló Torre de Madrid. Plaza de España, 18 28008 Madrid (España) | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres