PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

martes, 27 de octubre de 2020

 Félix de Azúa

Los siameses estáticos

La escena que se me impone cuando pienso en ellos es la de Edmond, una vez huérfano o viudo de Jules (falta una palabra para esa estación del parentesco) y consciente de lo poco que le quedaba de vida, sentado ante la lumbre de su casa, en Auteuil, el blando rostro iluminado por las llamas y el cuerpo fundido en la oscuridad. Sostiene en una mano el haz de cabellos de su madre; en la otra, los de su hermana muerta casi niña. Con un gesto seco arroja ambos despojos al fuego "para evitar la profanación que espera a las reliquias íntimas que dejan los solteros".

La anotación figura en el más célebre y menos leído de los diarios íntimos, el que escribieron a partir de 1851 los hermanos Edmond y Jules de Goncourt, primero a dos manos, y luego, tras la muerte del más joven, durante veinte años, por la sola mano de Edmond. En este monumental documento se pavonea entera la segunda mitad del ochocientos, cincuenta años que refundaron el mundo hasta hacerlo irreconocible a los supervivientes. Un proceso que no deja de tener sus semejanzas con el que comenzó a finales del siglo XX y que está remodelando a una velocidad vertiginosa nuestro mundo actual.

Los Goncourt son la pareja fraternal más extravagante de la historia de la literatura. Durante su juventud, y debido a la diferencia de edad (Edmond había nacido en 1822 y Jules nueve años más tarde), cada uno de ellos acudió a colegios e institutos diversos, pero a partir de la muerte de la madre y en los siguientes veintidós años no se separaron ni un minuto. Miento: dos veces se ausentó Jules, aunque menos de cuarenta y ocho horas. En el diario aparece una anotación sobre tan horrible suceso: "Hoy quizás he comprendido lo que es el amor, si acaso existe. Quítesele el aspecto carnal, el contacto sexual, y eso es lo que hay entre nosotros; (...) eso supongo que es el amor: el desballestamiento y la desintegración por la ausencia".

Lo más sorprendente es esa primera persona que escribe el diario. Los expertos atribuyen a Jules la gestión artística del texto, y a Edmond, la parte documental e histórica. Puede ser, pero debo decir que, leído página a página, no se advierte la menor diferencia de mano, sobre todo una vez muerto Jules. Esta fusión inconcebible se llevó a cabo, como es lógico, mediante la obsesiva renuncia a toda influencia femenina. Ambos hermanos, asiduos clientes de innumerables burdeles cuyas ofertas reseñan escrupulosamente en el diario, se mantuvieron alejados de cualquier tentación matrimonial y elaboraron uno de los discursos más misóginos que se conocen. En una sociedad donde las hijas de la burguesía no osaban usar su genitalia fuera del matrimonio y con un régimen severo de herencias que arruinaba a los segundones, infinidad de solteros vivieron toda su vida acomodados a la prostitución.

Con esto, sin embargo, no basta para entender tan inquietante relación fraterna. Los Goncourt fueron, además, hijos siameses de una madre, la Literatura, que por aquellos años había usurpado el trono de la divinidad. Sin una fe inconmovible en la gloria literaria, en la eternidad de la obra de arte escrita, en la trascendental tarea del escritor como santo, guerrero y mártir, habría sido imposible soportar lo que hubieron de aguantar. Estaban persuadidos de que escribir era la actividad adecuada para quienes, habiendo perdido la fe en una Providencia que premia y castiga, quisieran sin embargo salvar el alma.

No eran los únicos: eso creían también sus amigos Flaubert, Gautier, Sainte-Beuve, Zola, Daudet, Turgueniev, Maupassant, con quienes se reunían constantemente. Todos ellos se sentían llamados a una tarea sagrada, casi siempre coronada por el martirio. A una de sus más célebres reuniones la bautizaron "la de los autores abucheados", porque todos ellos habían fracasado en el teatro, que era lo que entonces daba fama y dinero, como hoy el cine. Ninguno, excepto Zola, alcanzó la riqueza. Todos acabaron sus días de modo lamentable y en los aledaños de la derelicción.

En la actualidad, esa fe en la obra de arte escrita es algo que no podemos comprender de ningún modo. La fe en la vida eterna o en la gloria mediante el recurso a una religiosidad torcida, se ha trasladado a terrenos tan insensatos como la política o la beneficencia. En aquella segunda mitad del XIX, en cambio, la política era una actividad despreciada por la gente de bien. Los Goncourt vivieron la mutación de un mundo que en el año de su nacimiento, 1822, apenas estaba arrancándose al orden antiguo y a las diferencias naturales (por la sangre en el nacimiento, por las estaciones en el trabajo, por las energías terrestres, por el horario solar, por el transporte animal en la vida corriente) y que en el último año de su vida, 1896, había penetrado de lleno en la modernidad, en la antinaturaleza, la tecnificación, el control administrativo de las masas, los medios de formación de opinión pública, las máquinas, el deporte, el turismo...

Vivir en el centro del maëlstrom produce una quietud estática engañosa (la mística del arte, por ejemplo, o las ideologías totalitarias que alucinan un mundo virginal), pero ofrece una visión confusa de los acontecimientos, los cuales giran a enorme velocidad alrededor del estático sin llegar a afectarle. Esa es la impresión que produce el diario de los Goncourt: lo saben todo, lo anotan todo, pero todo lo ven como algo que pasa ante sus ojos a inconcebible velocidad y que está tocado por la muerte dado su distintivo carácter efímero. No es de extrañar, por lo tanto, que expresen todos los lugares comunes del pensamiento estático: el rechazo frontal de la democracia que ven formarse a su alrededor como una nube de langostas, cada una de ellas armada con un voto en las mandíbulas, el antisemitismo agresivo, la misoginia histérica, el sarcasmo y el resentimiento ante el éxito de los modernos, sea en la revista musical o en el folletín.

Con suma delectación, Edmond va registrando cada signo de lo que juzga inequívoca decadencia, sin percatarse de que para la mayoría puede ser todo lo contrario. Algunos de sus síntomas son sensacionales. Una vieja regente de prostíbulo le comenta en una noche de tedio que antaño debía vigilar atentamente para que los clientes no repitieran el coito con disimulo y sin salir. En la actualidad, añade desdeñosa, "l'homme ne redouble pas".

Como todos aquellos que se ven atrapados por una transformación mundial armados sólo con vetustas ideas (en nuestros días, las de mayo del 68), los Goncourt también se refugiaron en un paraíso artificial. No fueron las drogas y el alcohol de Baudelaire (a quien consideraban "une mouche à merde"), ni el terror nihilista, ni el nacionalismo turulato, sino el sueño de un Antiguo Régimen que nunca existió. Cuando estaban totalmente desprestigiadas y muy baratas, Edmond comenzó a comprar piezas artísticas del siglo XVIII de las que llegó a reunir una notable colección. La primera compra, a los dieciséis años, fue una acuarela de Boucher, lo que da idea de la dignidad del legado. Y eso le salvó la vida: poder refugiarse en un mundo onírico, vagar por aquel museo que dispuso en su casa de Auteuil a la muerte del hermano y en los veinte años posteriores, hacer del pasado su ansiado futuro.

Allí, entre ebanistería de Boule, dibujos de Watteau, acuarelas de Fragonard, aguadas de Robert o encuadernaciones que habían pertenecido a la Pompadour, encontraba solaz aquel ¿huérfano, viudo de hermano?, a cuyo alrededor estaba reventando el monstruoso y potentísimo volcán de la energía, la técnica y las masas. Por allí paseaba, tomando de vez en cuando en sus manos un grabado de Hokusai o una tabaquera del último Capeto. Y allí, sentado junto al fuego, exhausto, derrotado y ojimuerto, me viene siempre a la memoria con un haz de cabellos blancos en una mano y otro de rubios cabellos en la izquierda, segundos antes de entregar al fuego la única caricia del mundo femenino que había podido aceptar.

Artículo publicado en: El País, 9 de marzo de 2007

[Publicado el 15/3/2007 a las 13:16]

Compartir:

Comentarios (118)

  • ola pajarones

    Comentado por: sonso el 03/12/2009 a las 19:50

  • me encanto este articulo pero es demaciado profundo para mi cerebrito..............................................................BYE los kiero muto

    Comentado por: ivana el 08/7/2007 a las 00:31

  • A la atención del Sr. Knudsen (aka el rubio)
    Establos
    Hacienda Chachipiruli
    Según se sube el río, después de las cabezas ensartadas, a la derecha.
    América


    Muy señor mío:

    Tras agradecerle su atención hacia mí, paso a expresarle mis más sinceros deseos de que todo le vaya conforme a sus aspiraciones, tanto en lo que hace a la hípica como al general de su vivir.
    Aunque usted me conoció con mi anterior nombre, no dudo que sabrá reconocerme de inmediato, a pesar de la nueva personalidad que me he visto necesitado de adoptar para encajar en los círculos londinenses de alto copete, en los que ahora nado como pez en el agua. Mi recio nombre castellano no era bien visto en el selecto comité de admisión del Drones Club (el recuerdo de la Armada, ya sabe), la admisión al cual formaba parte de mi herencia.
    Tan solo una nube tamiza el sol que brilla sobre mi plácida existencia y se refiere a un tema en el que creo que su ayuda puede ser muy útil.
    Nuestro común conocido, Teodoro, que, como usted probablemente ya sabe, se encuentra en la actualidad a mi servicio, ha experimentado un extraño y, me atrevería a decir, alarmante cambio desde nuestra llegada a la capital del antiguo imperio.
    Con periodicidad lunar, sufre extrañas alteraciones de personalidad, acompañadas de repentinas ausencias y notable aumento del vello corporal. Acostumbra a coincidir con la desaparición de alguna de las doncellas, lo que, por más que fácil de solventar en el abundante mercado de señoritas provenientes de la antigua Unión Soviética, no deja de ser tan molesto para mí como nocivo para mi prestigio social y buen nombre.
    ¿Podría usted, versado como es en las costumbres del hemisferio pampero, orientarme al respecto? De ser así, se lo agradecería sinceramente.
    Le ruego haga llegar mis saludos al Sr. Azúa (dígale que con mucho gusto le enviaré el Christmas pudding que me encargó) y al resto de los conjurados.
    Pongo a su disposición mi nada modesta mansión, en caso de que desee asistir a alguna de las pruebas hípicas a las que tan aficionados son por aquí.
    Atentamente.












    Comentado por: Claude Cattermole Potter-Pirbright ("Catsmeat") el 21/3/2007 a las 18:24

  • ¿Tú también eres rosa y socialdemócrata, provo? qué diver, rosas y ligeramente vencidas hacia la izquierda, sólo nos falta el tutú.
    Buenos días a todos

    Comentado por: Isis el 19/3/2007 a las 09:14

  • Vaya, quién lo iba a pensar ;-)

    "Gracias por tu tiempo. A continuación te presentamos los resultados y te explicamos la lógica del test.

    "En la escala tradicional de izquierda a derecha, siendo 0 la extrema izquierda y 10 la extrema derecha, estimamos que tu posición es aproximadamente 2.55.

    "En la escala liberal libertaria, siendo 0 el máximo colectivismo y 10 el máximo individualismo, estimamos que tu posición es aproximadamente 3.64.

    "En general, estimamos que la etiqueta ideológica que mejor describe tu forma de ver la realidad política y económica es: SOCIALDEMOCRACIA"

    De todos modos, estoy de acuerdo con Ortega (por una vez y sin que sirva de precedente), creo que el test carga del lado izquierdo.

    Buenos días a todos


    Comentado por: provoqueen el 19/3/2007 a las 08:42

  • @ Isis
    @ Insolvente

    Me parece que ese test tira hacia la izquierda. Yo no recuerdo mis puntuaciones (estaba ya algo dormido) pero sí que salí: Liberal, lo que para mí es de un rojo subido :- p

    Comentado por: ortega el 19/3/2007 a las 07:28

  • En la escala tradicional de izquierda a derecha, siendo 0 la extrema izquierda y 10 la extrema derecha, estimamos que tu posición es aproximadamente 2.91.

    En la escala liberal libertaria, siendo 0 el máximo colectivismo y 10 el máximo individualismo, estimamos que tu posición es aproximadamente 4.41.

    Vaya, he salido socialdemócrata (eso me suena fatal, como alemán de telediario). Y no lo sabía. Ahora no sé ni qué desayunar. Por cierto, mi color en el cuadro es rosa, Very cute! A lo mejor es que me he precipitado en las respuestas... con el estómago vacío.
    Claro que podía haber sido peor ¿Qué cara tendrá un anarcocapitalista? No me la imagino

    Comentado por: Isis el 19/3/2007 a las 06:47

  • Ostras, y la definición de centrismo tiene tela... encontrarse con un centrista de esos por la calle debe ser todo un fenómeno...

    Comentado por: tipo insolvente el 19/3/2007 a las 00:19

  • Con las pocas y tontas preguntas que hay en ese test, vaya la gracia que debe hacer si te sale Nacionalsocialismo (nazismo)

    Comentado por: tipo insolvente el 19/3/2007 a las 00:16

  • @ ortega:
    Jo der, mire lo que me ha salido. ¿Eso es malo? (En los pisos compartidos con anterioridad siempre se comían mi comida de la nevera...)

    Resultado del test

    Gracias por tu tiempo. A continuación te presentamos los resultados y te explicamos la lógica del test.

    En la escala tradicional de izquierda a derecha, siendo 0 la extrema izquierda y 10 la extrema derecha, estimamos que tu posición es aproximadamente 1.41.

    En la escala liberal libertaria, siendo 0 el máximo colectivismo y 10 el máximo individualismo, estimamos que tu posición es aproximadamente 4.45.

    En general, estimamos que la etiqueta ideológica que mejor describe tu forma de ver la realidad política y económica es: Socialismo

    Leyenda:



    --------------------------------------------------------------------------------


    Comunismo totalitario, estalinismo

    Socialismo autoritario

    Comunismo moderado, eurocomunismo

    Socialismo

    Socialdemocracia

    Nacionalsocialismo (nazismo)

    Fascismo e ideologías similares

    Conservadurismo democrático

    Centroderecha, democracia cristiana

    Liberalismo libertario

    Anarcoliberalismo

    Anarcocapitalismo

    Anarquismo

    Liberalismo conservador

    Liberalismo radical

    Liberalismo progresista

    Liberalismo

    Centrismo (Mezcla moderada de las principales tendencias democráticas)


    Comentado por: tipo insolvente el 19/3/2007 a las 00:09

  • Ay, si os contara la historia de un tipo insolvente que ha salido todo vanidoso de su casa y ha vuelto hecho una piltrafa... Que en cada paso que daba durante el camino de ida se sentía más extraño y en cada paso del camino de vuelta con más ganas de guardarse para él solo la piltrafa. Y en cambio aquí estoy y no sé porqué. Sí, para decirle a Isis que su pequeña librería-café existe aún y se llama "La Xocolatada" y que, casi al lado está el garaje B.B. que no sé si es por la Bardot o por Basilio.
    Bona nit. Me callo: si ya viví mis penas, para qué contarlas. ¿O me invento que fueron alegrías y me separo aún más de mí mismo? O ese yo inventado va a ser mi yo y entonces ya no puedo compartirlo tocando a las personas, el quiere tocar no puede solo estar en las nubes, me digo ahora...

    Comentado por: tipo insolvente el 18/3/2007 a las 23:33

  • Buenas noches, Isis

    Comentado por: tipo insolvente el 18/3/2007 a las 20:52

  • Me voy a leer.
    Volveré mañana.
    Buenas noches.
    Felices sueños y pesquisas.

    Comentado por: Isis el 18/3/2007 a las 20:46

  • El cuento de navidad de Auggie Wren
    Paul Auster

    Buscad el libro ilustrado, de verdad que es muy bonito.

    Comentado por: tipo insolvente el 18/3/2007 a las 20:45

  • Ah, Smoke, qué bonita. Y la canción... Quiero terminar una fiesta cantándola con mis amigos, es uno de mis pequeños sueños.

    The bats are in the belfry
    the dew is on the moor
    where are the arms that held me
    and pledged her love before
    and pledged her love before
    Chorus:
    Its such a sad old feeling
    the fields are soft and green
    its memories that Im stealing
    but youre innocent when you dream
    when you dream
    youre innocent when you dream
    Running through the graveyard
    we laughed my friends and I
    we swore wed be together
    until the day we died
    until the day we died
    Repeat chorus
    I made a golden promise
    that we would never part
    I gave my love a locket
    and then I broke her heart
    and then I broke her heart
    Repeat chorus...

    Written by Tom Waits

    Comentado por: Isis el 18/3/2007 a las 20:38

  • Espero que no me confundan con uno de la Stasi. No voy a preguntar nada a nadie. Una vez se me ocurrió entrar en todos los portales y tiendas de una manzana del casco antiguo (en los de libre acceso y sin molestar a nadie) y, atención a la sensibilidad ambiente, los vecinos me miraban fatal y me preguntaban si era del ayuntamiento y si les quería echar de sus casas, esto hace muchos años. Me quedé impresionado. En realidad yo solo quería seguirle las pistas a la muralla romana de la ciudad...

    Comentado por: tipo insolvente el 18/3/2007 a las 20:20

  • Un saludo a Harvey Keitel. Aunque a esta hora tampoco voy a hacer fotos de ninguna esquina. "Smoke", esa peli era buena. Hay un libro ilustrado muy bonito. Recomiendo su búsqueda y captura.

    Comentado por: tipo insolvente el 18/3/2007 a las 20:09

  • Dejo claro que, para mí, la calidad de vida es poder disfrutar de esas pequeña cosas (pequeñas tal vez para unos privilegiados, por supuesto), como son poder pasear, poder entrar en un café y ver a la gente pasar, charlar con los amigos, poder reír, leer un libro, escuchar música o desayunar al sol y sin prisa.
    Y dejar que los demás vivan sus pequeñas cosas.

    Comentado por: Isis el 18/3/2007 a las 20:08

  • Pensándolo mejor, primero ceno. Y la digestión la hago allí.

    Comentado por: tipo insolvente el 18/3/2007 a las 20:01

  • Me voy para esa calle, Isis. No me pilla lejos. Me llevo boli y papel, (alguna vez tenía que pasar, igual pillo el micro lápiz de Ikea y el Moleskine ese que me regalaron y que tiene la goma ya con flojera y que solo uso para guardar tarjetas de sitios, porque tiene un compartimento al final. Siempre me ha hecho gracia lo que está escrito al principio: "In case of loss, please return to:_______________________________As a reward: $_______________". Aprovecho para sacar la basura, es lo único que puedo garantizar) Resulta que la calle es muy corta. Mejor, que si fuera la Diagonal la cosa sería a plazos. Hasta otra.

    Comentado por: tipo insolvente el 18/3/2007 a las 19:58

  • tipo insolvente@
    Claro, la gente que tiene que dormir entre cartones no sólo viven en sí mismos, viven o sobreviven pendiente de respirar un día más y no se pierden en filosofías ni en debates políticos. Sólo los que no tienen que preocuparse de lo básico, de la supervivencia, pueden ver más allá de sí mismos y hablar del mundo que les rodea, incluso tienen tiempo de verse en él. La poesía o escribir en un blog... Ufff... bueno, supone ya un grado altísimo de bienestar, mucho más que el Jacuzzi o pijadas así...

    Comentado por: Isis el 18/3/2007 a las 19:48

  • Estupedo lo del reportaje, insolvente Tribulete, y gracias por lo de la peli, buscaré ésa.
    Salu2

    Comentado por: Isis el 18/3/2007 a las 19:35

  • @Isis:
    Vaya conclusiones que sacas sobre la relación entre espacio habitable y egocentrismo. No quiero ni pensar lo egocentrista o no que debe ser vivir un tipo durmiendo en cartones por la calle...

    Comentado por: tipo insolvente el 18/3/2007 a las 19:26

  • @Isis:
    Creo que me suena esa librería que dices, nunca estuve en ella pero oí hablar, creo que porque fue de las primeras (en la Barcelona de la que yo puedo hablar de vista o oido) que metieron mesas al lado de los libros. Luego se lo copiaron otras y ahora en cada librería hay bar (aunque nunca se emborracha nadie allí, jaja), yo prefiero siempre ir al café de enfrente de la librería, no sé por qué (y eso que me gusta ver a la gente sentada con los libros al lado)
    Ignoro si aún existe la librería que dices. Pero puedo peinar la calle y hacer un reportaje de lo que encuentre.
    No soy Javier pero "A través de los olivos" de Kiarostami está muy bien.
    Un saludo.

    Comentado por: tipo insolvente el 18/3/2007 a las 19:18

  • Desde luego el mundo de la señora Patricia Gabancho es muy pequeño, mucho más que aquella encantadora y acogedora librería y tanto o más que esos apartamentos liliputienses y sin amor. Digo sin amor porque, en tan pocos metros, uno tiene que ser egocéntrico a la fuerza.

    Comentado por: Isis el 18/3/2007 a las 19:14

  • Gracias por el detalle y por el deseo, tipo insolvente. Nos queda el "almax".

    Comentado por: GarCelan el 18/3/2007 a las 19:11

  • Buena digestión, GarCelan. Coma lo que coma, no se indigeste.

    Comentado por: tipo insolvente el 18/3/2007 a las 19:06

  • tipo insolvente@
    No sé si seguirá existiendo, pero hace años encontré una librería diminuta en la calle Buenos Aires de Barcelona donde, no sólo se podía leer y comprar libros, también se podía tomar café en una de las tres mesitas -muy pequeñas, claro- que remataban el local. Yo compré uno de Martín Gaite ¿Sabe alguien si sigue estando allí esa librería?
    Las librerías van desapareciendo. En Madrid, este invierno, me entristeció no ver algunas de siempre...

    Comentado por: Isis el 18/3/2007 a las 19:02

  • PD3: En fin, que si no fuera por el problema de la vivienda algunos seríamos más cultos. Es así de importante, amigos.

    Comentado por: tipo insolvente el 18/3/2007 a las 19:00

  • Javier@
    Siempre que recomienda usted una película resulta que luego me encanta. Así que me he puesto a buscar alguna de Kiarostami. Gracias, ya le diré.

    Comentado por: Isis el 18/3/2007 a las 18:53

  • PD2: Les informo que el libro 2666 de Bolaño vale casi 40 euros. Lo acabaré comprando, pero quería decir aquí que me parece algo caro. Encontré libritos de Queneau ("Ejercicios de estilo") y de Perec ("Nací" y "Especies de espacios") por entre 9 y 11 euros cada uno. Los compré. Me hizo ilusión llevarme tres libros con esos precios tan razonables.
    Insignificancias comparadas a los 700 euros mínimos que hay que pagar cada mes por el alquiler de un piso de 45m2 en Barcelona, por ejemplo. Aparejarse para pagar a medias un piso me parece eso, una locura. Hay que aparejarse por amor —por lo menos— digo yo.
    Informo a quien esté interesado en librerías pequeñas en Barcelona que Taifa en la calle Verdi tampoco está nada mal.
    Ayer pensé que llevo casi 20 años trabajando sin parar, solo he estado sin trabajo 3 meses desde que empecé a hacerlo. No sé si es una suerte o una desgracia (no el hecho de trabajar o no sino las penurias económicas resultantes tanto si uno trabaja como si no lo hace) pero es así.
    Salud, dinero y amor a todos (esto me está quedando algo cínico y quejoso, disculpad, es que mis problemas no se llaman Juana Chao)

    Comentado por: tipo insolvente el 18/3/2007 a las 18:53

  • PD: Sorprende, dada la variedad de gustos de los presentes, la abrumadora repetición de ciertas firmas en los artículos que no son de Azúa colgados aquí. Tenía que decirlo. Azúa se me antoja —y ruego me perdone si lee esto, es que hablar de alguien que no está lleva a confusiones de este tipo— un tipo alborotado y libre. Compartir su ex-blog con los presentes y futuros no significa compartir las preocupadiones políticas de nadie. Aunque entiendo que cada uno se desfoga como quiere.
    Debatir y polemizar sí, claro, pero más y sobre más cosas, por favor. Intentaré colaborar puesto que este sitio es irredento y libre ( esto me está quedando muy serio, disculpad), aquí nos vestimos como nos da la gana y según la ocasión.
    Un saludo a todos.

    Comentado por: tipo insolvente el 18/3/2007 a las 18:05

  • @ knudsen:
    Gracias por la invitación a su hacienda. No tendría inconveniente en ir allí siempre que sea un sitio libre. De la libertad como la entienden los que no les molestan los otros, piensen como piensen y sean como sean. No les molesten porque les salga del alma, no por que quede bien —qué remedio, piensen— tolerar a los otros. Verá, yo no entiendo de derechas e izquierdas, pero sí entiendo de miradas o de no miradas por como se va vestido, por ejemplo. Supongamos a un tipo como yo vestido con lo poco que tiene y que se equivoca y entra en un sitio de esos que ahora hay tantos donde la gente va tan mal vestida de marca. Esto de equivocarse así puede suceder. Supongamos que otro tipo, uno de estos horteras que llevan puesto un capital encima, se equivoca y entra en un sitio lleno de gente que va como le da la gana (esta equivocación ya es menos frecuente). Pues bien, a este segundo tipo lo mirarían a los ojos, por lo menos, mientras que al primero le pasaría como cuando entré en el Members (un bar de solo lesbianas) y nadie me miró aunque era evidente que estaba allí. No sé, ya digo, izquierdas o derechas no es la distinción verdadera (y evidentemente no se corresponde con partidos políticos: hay gente muy de derechas en el psoe y gente bastante de izquierdas en el pp, pero me fío de la gente hecha un lío)
    Yo al menos, como criterio, siempre que he votado he intentado hacerlo a quienes, no siendo como yo, por lo menos aceptan sinceramente ( o sea, les da igual) que haya gente como yo. En cambio, nunca votaría a un partido porque me identificase con sus ideas o con su idea de libertad, concretamente. La libertad no es una idea, ni una causa, sino la constatación de una posibilidad de espacio de mezcla total en donde la gente se siente cómoda porque no le importa como sean los otros, y solo se mete con los otros en el caso grave en que a uno le dicen cómo debe o no debe ser o pensar, y además se lo dicen en serio.
    Atentamente,

    Comentado por: tipo insolvente el 18/3/2007 a las 17:23

  • "Chacho" De Juana es como Ken, el "novio" de Barbie, de la familia de los Mattel por todos conocida. Hasta ahora hemos tenido el Chacho facha y el Chacho etarra (dos conceptos, una misma idea). El think tank socialista tras agotadores estudios de mercado decidió que era mejor el Chacho en casa, que es tanto como el Chacho héroe, descartando el Chacho mártir inane por costoso. No les salían las cuentas. Para las próximas Navidades, todos los nenes y nenas abertzales podrán pedir a Papá Talante su Chacho y su Nekane, a los que podrán vestir de comandos (con kit que incluye capucha, pistola, bomba-lapa, etc.), de negociadores (portafolios y maletín modelo Extorsión) de borrokillas (sudadera, botellín 1/5 y lata de gasolina) y para los nenes abertzales más atildados, el Chacho y la Nekane dispondrán de un amplio ropero de marcas exclusivas. Se especula que para más adelante la factoría de Eguiguren podría sacar el Chacho senador socialista, muy rojo como Rojo. Pero evitemos la ansiedad a los clientes.

    Comentado por: GarCelan el 18/3/2007 a las 14:32

  • Patricia Gabancho autora de "el preu de ser catalans" define a Félix de Azúa como españolista activista.


    Comentado por: Tipo de incognito el 18/3/2007 a las 14:18

  • Pla, para no enredar mucho, hay chocolate belga muy bueno en el Corte Inglés (se lo pueden llevar a casa). El cacao marroquí, con denominación de origen, me lo llevan a domicilio (¡fíjese, qué organizados!). Combinados... pruébelo, pruébelo. He visto y oído la vídeo canción. Bonitas dos jorobas las de su camello. Que no le falte de ná.

    Comentado por: GarCelan el 18/3/2007 a las 13:44

  • ¿Nos quieren adoctrinar o qué?

    Comentado por: Hartita el 18/3/2007 a las 13:31

  • 12/03/07
    Aníbal Herrera Hernández es ya septuagenario. Prácticamente toda su vida ha residido en Basauri (Vizcaya), donde habrá visto de todo, pero aún le impresionan las contradicciones de Chacho, su pariente lejano. Así llaman al cuñado de su sobrino. Chacho es famoso, más conocido aún por su nombre: Ignacio de Juana Chaos.

    La familia de Aníbal Herrera se cruzó con la del terrorista cuando, en los 70, la joven Altamira de Juana –hermana de Iñaki– comenzó a salir con Jesús Mari, hijo del comandante de Infantería José María Herrera Hernández. A los Herrera los De Juana Chaos no les levantaban sospechas de cercanía a ETA. Altamira era hija de un médico, Daniel de Juana Rubio, casado con Esperanza Chaos, que era hija de un militar de Tetuán. El doctor Daniel de Juana había pertenecido a Falange Española y de las JONS en los años cuarenta y había sido un combatiente condecorado del bando rebelde en la guerra civil. Además Iñaki, el pequeño, era de Fuerza Nueva. La organización política de ultraderecha fundada por Blas Piñar tenía en aquellos años algunos adeptos en el País Vasco.

    “Cuando Jesús Mari, mi sobrino, se casó con Altamira de Juana Chaos, fue un acontecimiento feliz”, recuerda Aníbal. La desgracia vendría después, comenzados los 80. “A Iñaki de Juana le llamábamos en la familia Chacho. Era un muchacho normal, simpático. Era de Fuerza Nueva. No lo ocultaba; al revés. En aquellos años había muchos así. Estuvo varias veces comiendo en casa de mi madre, en Basauri. Se metió en la Ertzaintza hasta que huyó cuando se descubrió el robo de unas armas en el que él había participado. Ya era de ETA. Nos quedamos todos helados”, explica Aníbal Herrera a interviú. En 1979, cuatro años antes de que el entonces ertzaina De Juana Chaos huyera a Francia y se integrara en el comando Madrid de la banda terrorista, un atentado golpeó a la familia Herrrera-De Juana. El 2 de enero de 1979, ETA asesinó al comandante José María Herrera. Era un militar vasco. Había nacido en 1925 en Basauri y residía desde 1940 en San Sebastián. Un comando etarra lo acribilló a balazos ante la puerta de su casa, en el barrio donostiarra de Amara. El comandante era ayudante del gobernador militar de Guipúzcoa. El hijo del fallecido, Jesús María Herrera, aseguró que su padre no pertenecía a ningún partido ni estaba adscrito a ninguna ideología y que nunca había ejercido actividad política. Era un golpe al Ejército justo cuando acababa de ser refrendada la Constitución de 1978.

    En 1979, Iñaki de Juana Chaos era un fascista fogoso, según cuentan familiares políticos y compañeros de estudios. Cuando los Herrera preparaban las exequias, el hijo del comandante muerto le tuvo que pedir calma. “Jesús Mari le debió de decir a Chacho: «Oye, por favor, ni tú ni tus amigos [de Fuerza Nueva] vayáis a formar un espectáculo en el entierro de mi padre”. Incluso la viuda, María Teresa Embid, pidió públicamente en el funeral que no se hicieran proclamas políticas. En vano. En la ceremonia fúnebre el ambiente estaba muy caldeado y se oyeron gritos contra ETA, la misma banda terrorista a la que cuatro años después de aquello se uniría Iñaki de Juana, sembrando en su nombre 25 muertos.

    En Amara, el barrio donde asesinaron al comandante Herrera, sigue residiendo su viuda, María Teresa Embid. Es una mujer menuda, elegante, que suele llevar gafas oscuras. Todo el mundo en Amara la conoce como una víctima de ETA emparentada con la familia de Ignacio de Juana. Hace ya bastante tiempo que se trasladó a vivir al mismo edificio que su nuera y que su consuegra, Esperanza Chaos, la madre del terrorista, que falleció el pasado 27 de enero. Teresa Embid cuidó de su consuegra, enferma de Alzheimer, desde 2004 hasta su muerte. “Tere se lleva muy bien con Altamira (su nuera), pese a que su hijo y ella se divorciaron”, cuenta Aníbal Herrera. Jesús Mari y la hermana del etarra se divorciaron en los 90. Él se volvió a casar, con una murciana. “Entre ellos no infl uyó para nada la pertenencia a ETA de Chacho”, aclara Aníbal. María Teresa Embid no ha querido hacer declaraciones a interviú. Su piso está debajo del que habitaba la madre de Iñaki de Juana. En el buzón figura aún el nombre Ignacio de Juana. El etarra está hoy ingresado en el Hospital Donostia, de San Sebastián, en el que trabaja su hermana Altamira de supervisora general y jefa de enfermería del centro. Alumnos de la Escuela Universitaria de Enfermería cuidan a Iñaki de Juana. Algunos de ellos son aberzales y están encantados de velar por la salud del que consideran un héroe.

    “A veces venían sus amigos de Madrid a verle cuando estaba en el Instituto Rekalde de Bilbao. Eran gente muy facha. Venían vestidos de cuero, muy chulos. Algunos ya iban con la cabeza rapada en aquellos tiempos”. Lo relata un compañero de estudios de la etapa bilbaína de Ignacio de Juana, que estudió el COU en el 75. El que hoy es el terrorista más famoso de ETA tenía amigos del entorno ultra no sólo en el País Vasco, sino también en Madrid. Y eso que el adolescente De Juana, aunque de familia franquista, estudió el bachillerato en uno de los colegios más liberales de la época, el Doctor De la Fuente Chaos, en Guadalajara, un internado que llevaba el nombre de su tío Alfonso, eminente cirujano, presidente del Consejo General de Médicos y, a la sazón, presidente de la Real Federación Española de Fútbol entre 1954 y 1960. El doctor Alfonso de la Fuente era un prohombre del Régimen –creó, junto a Girón de Velasco, el Seguro Obligatorio de Enfermedad (SOE)– y uno de los médicos más in_ uyentes de la época. Impulsó el Colegio para Huérfanos de Médicos, aunque al _ nal, como no se cubrían plazas, entraba también otro tipo de alumnos. “Era uno de los tres o cuatro líderes del patio del recreo –recuerda un alumno de la época–. Se le daba bien el montañismo y la espeleología, y coger fósiles. De cuevas sabía mucho. Creo que luego se hizo especialista en zulos ¿no?”. “Era un centro de internos modelo –recuerda un profesor de entonces–. Había piscina cubierta, música, teatro... Yo estuve desde que abrió, en 1967, hasta que cerró, en 1979. Y claro que le di clase a Iñaki. Era un chaval normal, que no destacaba ni para bien ni para mal. La madre, una señora”.

    Ahí estudió ese “joven normal” en cuarto, quinto y sexto de bachillerato (terminó en 1972). Alguno de sus compañeros recuerda esa normalidad con matices: “Era un poco estirado. Cuando a nosotros nos venían los giros de casa los viernes –dice–, eran de 200 o 300 pesetas; pero a él le daban 15.000, lo que le permitía irse hasta el domingo por la noche al Hotel Pax y comer en los mejores sitios. Además, la directora [Rosario Lara] tenía con él un trato especial, tal vez porque era muy cercana a su tío”. Él, como todos sus compañeros, se llevó una sorpresa al saber su militancia: “Nos preguntábamos: ¿Iñaki de ETA? ¡Si era uno más: excursiones, deporte, intentos de ligue en la discoteca Óscar...! ¡Si se echó dos novias en Guadalajara!”. De Juana se fue a Madrid a estudiar Enfermería. En la capital no llevaba la austera vida de un estudiante: manejaba una buena paga semanal. Residió en un colegio mayor muy cercano a la Moncloa, donde coincidió con más amigos de ultraderecha. En el mismo colegio vivía además un estudiante abulense que con el tiempo llegó a ser ministro del Interior: Ángel Acebes.

    Pero De Juana no ejercería nunca de enfermero, sino más bien de matarife. Antes, formó parte de la segunda promoción de hertzianas vascos. Cuando ingresó en la academia policial de Arkaute (Álava), llevaba bigote y tenía una fuerte complexión. “Era dócil, obediente, correcto –recuerda uno de sus antiguos profesores–. En la información que tenía el PNV sobre él constaba que era un españolista, nada cercano al nacionalismo”. Vistiendo el uniforme de la Ertzaintza, Ignacio de Juana conoció al sargento Josu Guergue, que más tarde estuvo implicado en el asesinato del superintendente de la policía autonómica, Carlos Díaz Arcocha. La bomba que le mató fue colocada en 1985. Para entonces, Iñaki de Juana ya había pasado las mugas que tan bien conocía como montañero. Huyó a Francia tras el robo de 200 pistolas en la Diputación Foral de Guipúzcoa. Sus compañeros de Madrid, al igual que los que le conocieron en el colegio, se quedaron atónitos. Cuando sus amigos le preguntaron a la madre, Esperanza Chaos, el porqué de ese insólito cambio, de ultraderechista a etarra, ésta se limitó a responder: “Han sido las malas compañías. Tal vez una mujer”. Una amiga de la época apunta en este sentido: “Por entonces, Iñaki también tenía amigos del Grapo en Miranda de Ebro, donde seguía viviendo parte de la familia paterna, y en Trespaderne [Burgos]. –recuerda–. Era muy fanfarrón. Yo creo que se metió en la Ertzaintza de lo cañero que era”. El 16 de enero de 1987, De Juana fue detenido siendo jefe del comando Madrid. Era el fin de una sanguinaria carrera que se saldó con 25 muertos.


    Comentado por: interviu el 18/3/2007 a las 13:28

  • No la toquéis más, que así es Larrosa. Delicada. Al primer Juaristi que sopla se deshoja.

    Ortega, pues... de corazón, bien. La presión alta un poco descompensada, a veces enrojezco, pero el tinto es bueno y el chocolate también.

    Comentado por: GarCelan el 18/3/2007 a las 12:58

  • @ GarCelan

    No se rompa la cabeza: en España todo el mundo es socialista de corazón.
    Así como la mayoría pondríamos los pies en polvorosa si un vendedor de, pongamos, electrodomésticos, utilizara como argumento a favor de su producto: "Es de fabricación estatal", del mismo modo confiamos dos de los aspectos de nuestras vidas que más valoramos (salud y educación) al Estado.
    Lo que digo: rojos, rojos, rojos.

    Comentado por: ortega el 18/3/2007 a las 12:43

  • Esto no es un juego, está comprobado de forma rigurosamente científica. Se trataría de escribir qué cosas son de derechas y cuáles de izquierdas. Por ejemplo: tener a los nenes en el colegio público del barrio ¿es de izquierdas o de derechas? ¿Y tenerlos en un colegio elitista progre? ¿Y llevarlos al concertado administrado por religiosos? ¿Jugar al golf es de izquierdas o de derechas? ¿Y tener una hipoteca? ¿La lotería, las quinielas, etc. son de derechas o de izquierdas? ¿Meterse el dedo en la nariz o usar calzoncillos en vez de slip son cosas de izquierdas o de derechas? ¿Irse de vacaciones a Marruecos en vez de a Viena, o viceversa, es de derechas o de izquierdas? ¿Ser zurdo o ser diestro de qué es? ¿Votar al PSOE y al PP también es de derechas o de izquierdas? ¿Ser seguidor del Getafe F.C. de qué será? ¿Y el cerebro de Carod Rovira será de izquierdas o de derechas? ¿Comprar tallas grandes es de una cosa o de la otra? Apunten y lancen a la diana. Después se miden las dos columnas y los centímetros de la que más se aproxime al perímetro abdominal del jugador se multiplica por dos, se le halla la raíz cuadrada y entre 0 y 10, siendo 5 ¡de centro! tendrán el dato. No más crisis de identidad, ni más lágrimas por el ´68.

    Comentado por: GarCelan el 18/3/2007 a las 12:36

  • Me he pasado toda la mañana leyendoos y la verdad es que como siempre me he quedado exhausto y a punto de que me dé algo , de tantos temas como tocais que nada tienen que ver con el blog. Yo creo que El excelentisimo escritor Azua deberá estar cabreadisimo de lo poco que os ajustais al juego este, en el que cada cual va a su rollo como yo, que siempre que puedo os estoy invitando gratuitamente a entrar en mi Web para que leais lo último que he puesto. Un saludo de : WWW antonio larrosa. com

    Comentado por: Antonio Larrosa Diaz el 18/3/2007 a las 12:06

  • He intentado responder a la pregunta de El País de hoy, domingo 18, pero no he podido. Recurro a esta página para dar mi respuesta:
    "Muchos intelectuales de izquierda no se hacen de derechas, pero dejan de ser dogmáticos y sectarios, aunque sigan ocupándose de los otros sin fariseísmos. Porque la izquierda real del siglo XX no parte de la Revolución Francesa, sino de su peor decisión, El Terror del año 93, que supuso la eliminación sistemática del adversario.Ahora ya no podemos ignorar que Auschwitz y Kolymá son equivalentes". Holden C.

    Comentado por: Phoebe el 18/3/2007 a las 11:05

  • Pla@
    ¡Loquillo, qué bien!
    Hace unos días puse un disco suyo mientras cocinaba y me puse a cantar a voz en cuello eso de "Yo para ser feliz quiero un camión" mi hijo me miraba asombrado y me preguntó ¿Esta gente todavía vive?
    No sé qué le respondí...
    Qué curioso es el tiempo y su medida ¿Verdad?

    Grifo@ Venga corriendo. Onagro me pregunta por usted constantemente, entre otras cosas porque necesita urgentemente repuestos de Coronel Tapioca para él y para Rucio.
    Le haré una lista de la vituallas, pero vaya anotando un paquete de Perlán, dos o tres botes de Aután y mucho Rexona. Al parecer vamos a quedarnos mucho tiempo. Olvídese del Louis Vuittón (no necesitamos camuflaje) y no olvide la Termomix, los cuadernos, el fuet para Mendoza, los versos de San Juan Delacroix y los bolígrafos.
    saludos y pétalos... de frangipanier

    Comentado por: Isis el 18/3/2007 a las 10:14

  • Pollos

    JON
    JUARISTI

    EL asunto de las fotos pornográficas de Muñoz Montoya sobre motivos de la tradición icónica cristiana plantea cuestiones que, en mi opinión, van mucho más allá de la comparación de su caso con el de las caricaturas danesas de Mahoma, puesto que aquí no se impugna la libertad de expresión, sino el derecho de los poderes públicos a auspiciar la divulgación de imágenes ofensivas para una parte de la ciudadanía amparándose en el imperativo político de subvencionar manifestaciones culturales. No voy a entrar en una discusión que me parece ociosa. Está claro que ninguna consejería autonómica se habría atrevido a apoyar una exposición de análogo contenido anteislámico. Lo que sale gratis en España es el anticristianismo y el antisemitismo -o la síntesis de ambos-, toda vez que cristianos consecuentes y judíos constituyen una minoría acorralada (en Estados Unidos, país con ininterrumpida ejecutoria de libertad religiosa, Muñoz Montoya y sus patrocinadores estarían en la cárcel, pues existe allí una distinción jurídica entre practicar alguna religión -o ninguna- y escarnecer la del vecino, y no lo traigo a colación porque me encante que se enchirone a los gilipollas, sino porque ciertas audacias expresivas parecen requerir permisividad asegurada). Pero estamos donde estamos, y, ya que no podemos cambiar de latitud, cambiemos de enfoque.
    El viejo anticlericalismo, que produjo abundante pornografía sobre los vicios supuestos o reales de los eclesiásticos, respetó, no obstante, las figuras y símbolos centrales del cristianismo. También lo hicieron los libertinos del XVIII e incluso los revolucionarios del XX. Atacaron y persiguieron a las Iglesias, pero se cuidaron, en general, de injuriar a Cristo, en quien veían a un librepensador o a un comunista primitivo secuestrado por los curas. Mi paisano Tomás Meabe, fundador de las Juventudes Socialistas, cuyo anticlericalismo desmadrado irritaba a Unamuno y a Pablo Iglesias, se sabía de memoria los Evangelios y el Kempis y proponía a Jesucristo como modelo a seguir. ¿Residuos de una educación cristiana? Quizá, pero también contaba el peso de una tradición ilustrada que todavía era capaz de admirar la grandeza humana. Todo eso es agua pasada. Lo de ahora ni siquiera va de satanismo, sino de mentalidad de pollo de granja, para la que entre el nacimiento y la muerte no hay otra experiencia reseñable que las sacudidas de los esfínteres.
    Hace menos tiempo del que se piensa, los desahogos pornográficos y escatológicos a expensas de la religión se refugiaban en las paredes de los mingitorios, y los satanistas terminaban sus días en el manicomio. Ni la clandestinidad ni la psicopatía se debían a la represión (no fueron fenómenos exclusivos de la España franquista), sino al desajuste de dichos comportamientos con una cultura que, aun secularizada, mantenía viva aquella parte de la tradición que le permitía comprender el mundo. El arte era poesía, creación de belleza, y el pensamiento era ejercicio de una razón fuerte. Nadie pretendía pasar basura de matute al museo ni a la academia. No era posible. La lepra mental del siglo XX se llama relativismo y comenzó a infectarlo todo después de la Segunda Guerra Mundial.
    Lévinas -por recurrir a un pensador judío, de mi cuerda- estableció muy pronto la ecuación entre relativismo y nihilismo: de la idea de que todas las culturas poseen idéntico valor se pasaría necesariamente a la de que, en ausencia de valores claros, podría llamarse arte o pensamiento a cualquier secreción glandular avalada por una subvención del ministerio correspondiente. En la medida en que sólo el judaísmo y el cristianismo siguen proponiendo valores absolutos y universales, se convierten en el principal enemigo a batir por los partidarios de la nivelación avícola. Poco tiene que ver esto con el anticristianismo y el antisemitismo de antaño, nacidos del resentimiento. La hostilidad del pollo de granja al espíritu procede de la incomprensión benevolente hacia los que se niegan a participar de su comunidad orgiástica y sumisa. De ahí su empeño en sumergir lo humano y lo divino en la ontología exclusivamente libidinal del pollo, contando con el beneplácito y la protección de los amos del cotarro. Orwell puro, Muñoz Montoya.

    Comentado por: Vernon S. el 18/3/2007 a las 06:51

  • @Knudsen

    muy bueno .

    @ortega

    Municpales ? eso es de pueblo o ciudad supongo , bueno entonces no me preocupo a mi me molan las de verdad .

    @todos

    Vengo de un concierto de LOQUILLO en el barrio del clot , muy bueno y mucha gente , quiza Un millon .

    Comentado por: albert pla el 18/3/2007 a las 02:16

  • *En el primer avión, Grifo, le espero con impaciencia”, le apremié.*

    Knudsen@: Pues aquí estoy. No quisiera hacerme esperar.

    *Un jinete nunca vuelve a casa andando, ¿le queda claro? Nunca, jamás, por ningún motivo, abandone Vd. a su caballo.*

    Lo dice quien sabe del tema. Insuperable en tu medio ambiente, en su riqueza natural, con la nostalgia del Paraíso perdido (porque el buen Paraíso es el aún nos queda por lograr). Yo que Azúa, aceptaría okupar esa finca para siempre. E invitaría a Fernando Savater a pasar los fines de semana, rodeado de centauros, sátiros y algún grifo que otro (tampoco yo me movería de allí).

    César Lebrato @ : graciosa narración, con planteamiento verosímil; y que tiene cuerda para un desarrollo muy amplio, novelesco, con escenas sorprendentes. Aquí sólo se deja entrever.

    Saludos a tod@s. Y una lluvia de pétalos y besos.

    Grifo

    Comentado por: Grifo el 18/3/2007 a las 00:11

  • "Creeds must disagree: it is the whole fun of the thing. If I think the universe is triangular, and you think it is square, there cannot be room for two universes. We may argue politely, we may argue humanely, we may argue with great mutual benefit: but, obviously, we must argue. Modern toleration is really a tyranny. It is a tyranny because it is a silence. To say that I must not deny my opponent's faith is to say I must not discuss it."

    G.K. Chesterton, Illustrated London News, Oct. 10, 1908


    Comentado por: ortega el 17/3/2007 a las 23:16

  • ¡Qué mega ideal! Knudsen, que diría Tamara.
    Gracias por este momento y por tan estupendo relato, en serio, como siempre.
    Un saludo

    Comentado por: Isis el 17/3/2007 a las 21:37

  • PLEGARIAS ATURDIDAS

    Si no es por Isis y por Onagro, que le distrajeron, Mendoza me deja sin dientes. Luego, en el hidroavión, me pidió disculpas e intentó justificarse, “perdona, hombre, es que creí que te enviaba Agustín Almorávide, que no para de llamarme. Me han avisado de que su hermano y él quieren hacerse con los derechos de toda mi obra cómica. Pretenden convertir en chica almorávide nada menos que a la ciudad de Barcelona y titular la película, “Barça, Pepi y Lola, chicas de la nueva ola”. Yo no quiero trabajar con ellos, me parece que son poco comerciales, y, francamente, cuando uno se desloma, por lo menos que haya pasta. A estos dos, no les veo yo capaces de ganar un duro. No sé… es que no tengo El Deseo, ¿me comprendes? Pues bien, creí que venías de parte de ellos. Lo siento, chico, se me fue un poco la mano” ¿La mano? La bota, pensé yo, y me tragué las ganas de estrangularle, porque me han enseñado a no pegar a nadie que tenga diez años más o diez menos que yo, pero sus patadas me habían puesto a mil, como sólo consiguen hacerlo los políticos babosos; un candidato a las elecciones primarias, por ejemplo. En cualquier caso, yo tenía que hablar con Félix, así que pasé por encima de ortega, sentado a su vez en las rodillas del innombrable, el cual, aprovechó mi maniobra para darme un pellizco brutal en el brazo en el que me apoyaba para no aplastarles. Le vi reírse por lo bajo, por eso no me contuve y le dije con relámpagos en los ojos, “a mí, de lo suyo, sólo me gusta Alfanhuí, que lo sepa”. Respondió a mi salida de tono levantando el dedo medio de su mano derecha y sacándome la lengua. Luego, para mi asombro, me di cuenta de que ortega se dirigía a él como RSM. Don RSM, por aquí, Don RSM por allá. “¡ortega!”, le dije en susurros, “está Vd. con el hijo, no con el padre” Se lo dije porque pensé que al innombrable le tenía que sentar fatal que le viesen como a un hombre de 130 años, cuando en realidad sólo debe tener 103, o así. “¡Que se cree Vd. eso. Hace un minuto me contó su historia, ya sabe” y bajó el tono de su voz hasta convertirlo en un bisbiseo reptante, “esa tan sorprendente de los soldados de Mortadela. ¡Hay que ver qué vida más interesante tiene este hombre a sus espaldas! Váyase, knudsen, haga el favor, que no quiero perderme una palabra” Con una última contorsión conseguí sentarme al lado de Azúa. “¡Hombre!”, me dijo a modo de saludo. Pasé por alto el tonito displicente con el que lleva tratándome desde Davos. Es idéntico al que usa conmigo mi padre. Es, creo, el tono que se emplea con aquellos que, después de una juventud de relumbrón académico, cuando parecía que se iban a convertir en directores de banco, propietarios de una cadena hotelera, en militares o, por lo menos, en altos funcionarios, al final, no llegaban a nada. Acostumbrado como estoy a verle el lado bueno hasta a una cena mano a mano con Aníbal Lecter, hice caso omiso, y me preparé para mantener con él una de esas conversaciones en las que los vagos como yo sabemos surfear lo que haga falta, hasta que el interlocutor se rinde por puro aburrimiento. Lo único que me echaba un poco para atrás era el pestazo del jersey. Azúa llevaba dos semanas forrado de cachemir a 42º de temperatura y una humedad del 99%, pero admito que el tono de rojo era el perfecto, y le sentaba muy bien, así que imaginé que no se lo quitaba para no perder atractivo. “¿Has pensado en lo que te propuse?”, comencé, sin andarme por las ramas (aunque un poco simiesca sí que era mi postura, debido al hacinamiento). “Te refieres a lo de que deje de escribir sobre política. Nulla estetica sine etica”, proclamó, y, al escuchar la palabra “estética”, sentí una punzada de dolor recordando a mi querida Grisel, la mejor peluquera de uno y otro lado del charco. “Sí, la estética te va muy bien, pero, a lo mejor, un poco de Norit, ¿sabes?, lo dejas a remojo un par de horas y lo secas sin retorcer, simplemente apoyado sobre una toalla, para que no se deforme. Es precioso, pero no sé si te has dado cuenta de que… bueno, en fin, estéticas aparte, respóndeme, por favor: ¿has tomado ya una decisión?” Lo tenía acorralado. “Me aseguras que la finca la paga la SGAE, ¿no?”, me preguntó con toda la desconfianza que tiene derecho a sentir alguien como él hacia alguien como yo. “Técnicamente, sí. En la práctica, la finca la paga Pla” ¡Ya está!, pensé, ya lo he soltado. Levantó una ceja, “¿puedo preguntarte para qué diantres quiere Pla una hacienda de 500 has. en el Río de la Plata?” Sonreí. He aprendido a tener siempre una respuesta preparada. “Primero, porque se pasa diez meses al año de gira. De hotel en hotel, con lo desquiciante que es eso. Necesita un domicilio. Quizás él no lo sepa aún, pero lo necesita. En segundo lugar, porque le sale el dinero por las orejas. Me lo dijo ayer mismo: ”Kusnes, La SGAES me van de coña , pues se encargan de todo , yo no tengo domicilio y les llega todo a ellos , la gente no me cree , pero yo me paso mas de 200 dis al año de gira y mi portatil y este blog son muchas veces lo unico que tengo por eso si se ponen a hablar de politica me pierdo , yo en mexico perdido , me conecto y aqui discutiendo sobre un tio que se llama Montilla o zapatero o no se que”
    Félix se mostró perplejo cuando leyó el post de Pla. “Este tipo está colgado”, masculló y luego pareció perderse en profundos pensamientos. Aproveché para lanzar otra carga. “Ya sabes que yo, en el fondo, también tengo mi conciencia social” dije intentando sin mucho éxito copiar su gesto de sabio ensimismado, “y esta operación es el primer paso para establecer el mundo de los particulares. Es mi sueño, Félix, es la única política que me interesa. Fuera el Estado, fuera las ataduras familiares, fuera el dinero. Podemos producir toda la comida que necesitemos, de eso nos encargamos Teodoro y yo. Tú te dedicas a escuchar violines, al blog que, sinceramente, lo tienes muy desatendido, y a escribir además algún libro que se venda, no sé, por ejemplo, una bonita novela histórica sobre el acoso de Francis Drake a Cartagena de Indias y su defensa por el héroe Blas de Lezo, ¿cómo te suena? En cuanto a mí, vería cumplido el sueño de mi vida: galopar a lomos de una yegua cimarrona sobre la arena de una playa fluvial, rodeado de vacas. ¿No me digas que no sería el paraíso en la tierra? Como una comuna maoísta, pero todos vestidos a la última, cocinando a la internacional, cultivando verduras y olvidándonos de España, de sus políticos y de la mala leche general que corre por sus cauces secos. Sin hipotecas, ni atascos, ni porquerías materiales, salvo las imprescindibles. Bueno, y caballos. Caballos también hacen falta en el campo, no me lo negarás. Buenos caballos de pura raza para arrear el ganado“ Comprobé que Azúa llevaba un rato escribiendo en su cuaderno, lo cual era perfecto. Si me aceptan ustedes un consejo, les diré que no hay nada mejor que a uno no lo escuchen para poder decir lo que verdaderamente piensa. Y yo me despaché. “Una de las razones añadidas es la situación de muchos de los del blog. Mira sin ir más lejos lo que me escribió ayer tipo insolvente, mira, mira: el hombre está desesperado buscando alojamiento. Mira qué oferta le han hecho: “habitación en un ático de Gracia. 100€/mes. Observaciones: “alquilo habitación a CAMBIO DE SEXO Y NO PAGAS NADA, y/o enseñes varias cosas de como vestirme; comportarme como una chica, depilación y ropa. Soy chico bisex. No soy una loc@ ni doy problemas. Debes ser liberal y abierta de mente, buena persona y muy limpia y tengas buen rollo. Edad: 18-50” ¿Has oído? Pues bien, a tipo insolvente me lo traigo yo para la hacienda, se le construye una casa como dios manda, y, se acabaron sus problemas. ¿Te das cuenta de la cantidad de gente a la que podemos ayudar?” En ese momento, Azúa rellenaba de tinta la reserva de su estilográfica. Fingiendo turbulencias, le di un codazo y conseguí derramar parte sobre la pechera del famoso jersey. “¡Vaya por dios, ahora tendré que lavarlo!” se quejó. Luego, para mi asombro, me dio una palmada en el brazo (justo donde el pellizco de RSF se había convertido ya en un cardenal eminentísimo) “está bien, knudsen, cómprale la finca a Pla. Acepto okuparla con todos vosotros, tipo insolvente incluido”
    Eso es lo que más me gusta de Félix: su capacidad para pensar en una cosa mientras hace otra igualmente difícil. Es casi, casi, como el dr. House. Por eso le admiro tanto.
    (NOTA: puesto que el dr. House también trabaja para Brisa, agradecería que Gaspar le explicase a su traductor que, la razón, se tiene o no se tiene, pero que no se LLEVA (argggg) tal y como les obliga él a decir a tan bien hablados personajes)


    Por fin aterrizamos a la orilla del río, ya en la Hacienda Yaguaipirú. Mientras el hidroavión despegaba otra vez para ir a recoger a Zuleimita Menem a Punta del Este, vi acercarse el coche de los Aguara, a los que Teodoro había avisado de nuestra llegada a través de la radio del avión. Observé que mis acompañantes se apiñaban, buscando el contacto físico, como si estuvieran aterrorizados. Me disponía a avanzar para saludar a los dueños de la finca, cuando una chica muy mona que les acompañaba se me adelantó. Pasó al lado de ortega y, les doy mi palabra, ¡se lo comió literalmente con los ojos!, pero sin duda la timidez pudo más que el deseo, y la joven actuó como lo hacen todas cuando les gusta algún chico: dirigirse al amigo de éste que se encuentre más cerca. El agraciado fui yo.
    “O sea, hola, me llamo Tamara, ¿sabes? ¿Tú también, o sea, montas?”, dijo y me tendió la mano.
    La estreché con mucha aprensión. Conozco muy bien a esta clase de chicas. Cuando me quedo sin blanca, doy algún cursillo de equitación en el club hípico de unos amigos. Y ese tipo de sitio es uno de los ecosistemas favoritos de la especie. Son todas parecidísimas, pero como ésta (yo la había escuchado a veces en la tv y siempre me producía el mismo anonadante efecto) como ésta no habla ninguna.
    “Oye, no quisiera ser desafectuosa o impenitente, o sea, pero me muero de la curiosidad, o sea. ¿Tú eres un indio rubio? La verdad es que, cuando le cuente a mi padre que he comprado la finca perfecta para ampliar nuestros viñedos y olivares, o sea, es que se va a caer de un lindo, te lo juro. Y ya si encima le digo que nuestros indios van a ser rubios, o sea, es que, bueno, bueno, bueno, por favor, o sea cómo te lo explicaría yo, ¡qué super-super-pasada, ¿sabes cómo te digo?”
    Empecé a sentirme mareado, pero me recuperé al ver los dos caballazos que traían del ramal sendos peones.
    “Y, dime, porfa, ¿tu, o sea, amigo, ¿monta él? O sea, ¿le gustan también los caballitos? Adoro a los caballitos, ¿sabes cómo te digo? No sé, a ver cómo te lo explico, o sea. Yo, es que debo de ser rarísima, ¿sabes? Porque yo cuando monto, o sea, es que siento como si tuviera algo vivo entre las piernas, ¿sabes como te digo? ¡Jo, no sé explicarlo, es que como soy tan rara, o sea, tan especial, ¿me sigues?”
    A punto del mareo me giré hacia ortega, “es su ocasión, amigo, no puede desperdiciarla” Antes de que tuviera tiempo de reaccionar, le sujeté por debajo de las axilas, y, casi a rastras, lo llevé hasta el costado del caballo (me tranquilizó ver que estaba igual de castrado que el otro –caballo, quiero decir-) tomé impulso y alcé a ortega hasta dejarlo sentado en la silla. “Estas son las riendas: ni muy largas, ni muy cortas. Este pomo que se llama borrén, sirve para que Vd. se agarre a él y no lo suelte ni aunque les ataque una manada de jaguares. Un jinete nunca vuelve a casa andando, ¿le queda claro? Nunca, jamás, por ningún motivo, abandone Vd. a su caballo. Por lo demás, relájese y disfrute” Enseguida me acerqué a la señorita y le hice ademán de que podía darme la pierna cuando quisiera. Cuando asintió, la tomé de la pantorrilla izquierda y la ayudé a impulsarse hasta que tomó asiento. “Megamillones de gracias, indio rubio. Díme porfa cómo te llamas”
    “knudsen”, mascullé.
    “¿noodles? ¡Ay, me encanta! noodles, por dios, que superfashion. Esta noche voy a llamar a papá y le voy a decir que ya tenemos finca y capataz. Porque tú, noodles, querrás trabajar para nosotros, ¿no? Puede resultar tan, tan decorativo tener de capataz a un indio rubio que, cuando se lo cuente a mami, seguro que me dice, “¡pero qué cosas, Tam, es que tu vida es superfascinante, o sea!”
    Y así, queridos amigos, al trote inglés, vi desparecer de mi vista al bueno de ortega acompañado por la nueva propietaria de la hacienda de mis sueños. Mi desilusión era más ancha que el río Uruguay.
    Sonó el teléfono, era Grifo. “No sé cómo entrar”, balbuceó. “Venga en el primer avión, necesito su ayuda”, le supliqué. Por primera vez en mi vida, me enfrentaba a un problema que no podía resolver yo solo. ¿Debía aceptar el trabajo y sentar la cabeza? Estaba seguro de que Tamara pagaría sin pestañear la burrada que me piden para transportar cinco caballos hasta el Río de la Plata. ¿Me habría llegado la hora de sentar la cabeza? Pero, y Azúa y su gente, y los pobres hipotecados del blog, ¿iba yo a dejarles tirados? (también podía teñirles a todos y decir que eran mis parientes; la familia noodles) Necesitaba un buen consejo. “En el primer avión, Grifo, le espero con impaciencia”, le apremié.
    A lo lejos se oía la voz de ortega, “¿ayúdeme, joven beldad, que esto se mueve!”
    Y la de Tamara respondiendo con un ataque de risa nerviosa, “¡ay, qué gracioso, haciéndose el tiquis-miquis. A ti lo que te pasa es que eres como yo, hiperespecial, o sea!”


    Comentado por: knudsen el 17/3/2007 a las 19:20

  • @ Pla

    27 de Mayo (domingo): elecciones municipales; también autonómicas, pero no en Cataluña.

    Comentado por: ortega el 17/3/2007 a las 19:00

  • Ese Baryou dice el wikipeda que es colega del Rutelli, jajajajaja me da la risa, vaya pájaro el Rutelli...

    Comentado por: Futuro ex-votante en playa el 17/3/2007 a las 15:33

  • Pues vaya con el candidato Bayrou, no es que se moje nada. Claro que no están los tiempos como para estrujarse la sesera. Total, nadie lo va a agraderce. Una vez me dio por ir a un mitin del Gaspar (era justo al lado de casa y daban sardinas asadas), y lo más fuerte que se atrervía a decir era digno de la directora de un internado de las Ursulinas. De todas formas, tanto da decir "No os prometo nada" y "Quiero cambiarlo todo" como "Os prometo todo" y "No quiero cambiar nada". Las empresas de publicidad diseñamos unos días unas campañas de propaganda según el primer patrón, y otros días, según el otro, por eso de variar.

    Comentado por: César Lebrato el 17/3/2007 a las 14:42

  • Buenos días Grifo.
    A veces cuesta entrar, lo comprendo. Nos pasa a todos. Damos vueltas por el descansillo sin encontrar las palabras. A lo mejor es sólo cuestión de tomar impulso, armase de valor y dejar que la mente nos traicione diciendo aquello que ni nosotros esperamos...
    Me voy a ver el mar. Hasta luego.
    PS: Podemos contar versos, contar historias o contar hasta tres.

    Comentado por: Isis el 17/3/2007 a las 10:13

  • el amigo

    Quien habla no oTorga , a vila-matas le gusta Antonia Font a mi no , a mi me gusta joan miquel oliver que es el compositor del grupo , pero me gusta en solitario , en solitario el , no se piense que pienso en oliver cuando estoy en el baño .

    Va , escuchen el disco y me dicen algo .

    Comentado por: albert pla el 17/3/2007 a las 09:37

  • Creo que Pla es un heterónimo del Vila-Matas con ínfulas melómanas y que el impostor toca menos que el impostado.

    Comentado por: el amigo de Miguel Torga el 17/3/2007 a las 05:18

  • PD: Ulrich Mühe impressjoneerar mej, nun lostje vvederje himm.

    Comentado por: Ai-d'é hajndertdt el 17/3/2007 a las 00:53

  • Ojh och ojh! Einje "h" esxtra ljast kommenterar mej i nammnje u. "Problemja" milt kejboarrdj och tastjeere alja öhnje szirkumphljexhem aksentje kejsz...

    Tilt tomorrjeff? Vvedrjemo... Birens demeter djnda pojst-impressjoneerar fijlm sessjionen. Kiodattum nar sedje kino sst'asjera. Kiodj nun brjuccjan melt fijre i taskja cenerje...

    Birens telt alja proljeteerskje lektoorjen och fijlmvisoorjen bbedjankeren weltt!

    Doe! meinje fruend, Doe! nor az u szejerestij, "Doe, oe, oe, oah: biran, biran."

    Comentado por: Ai-d'é hajndertdt el 17/3/2007 a las 00:46

  • joan miquel oliver es un musico que tiene un disco muy bueno : "surfistes en camera lenta"

    Es un poeta ( no confundir com meapilas coñazo ) y canta en catalan .

    Comentado por: albert pla el 16/3/2007 a las 23:41

  • Isis:

    ¿Dónde voy a estar...? Pues aquí mismo. Mi triste sombra pasea por aquí y desea encontrar la ocasión de volver. Me perdí un poco y ahora no sé cómo se vuelve, aunque mi centro de gravedad tira de mí. Mientras tanto, escribo, hasta me atrevo con la música (sin hacer daño a nadie), o tengo días de acción y llegar tarde a casa..., etc.
    Pero estoy aquí mismo, como siempre. Y, ahora, os miro a cada uno y os hablo medio en verso...
    Abrazos.

    Grifo

    Comentado por: Grifo el 16/3/2007 a las 22:37

  • Ai-d'é hajndertdt :
    Burudast to lasta verenjadenmere. Jaremendeteo velasteco merta. Fullu da caunteo so li mesanto. ¿Doe?

    Comentado por: Petekhaun el 16/3/2007 a las 21:09

  • Cada vez que lavo las manos o veo un león alado pienso ¿Dónde estará Grifo?

    Comentado por: Isis el 16/3/2007 a las 20:11

  • ,,,,,,,,,,

    Comentado por: El defensor del lector el 16/3/2007 a las 20:10

  • Tampoco sé bailar sevillanas, así que me da lo mismo.

    Comentado por: Isis el 16/3/2007 a las 20:05

  • Ai-d'é hajndertdt@
    Como le faltan algunas comas no acabo de pillar el ritmo. Una pena.

    Comentado por: Isis el 16/3/2007 a las 20:04

  • ERRATJUM:
    Einje "tilt" skommp'arsje ljast kommenterar. Ad-dosSo itt.

    Comentado por: Ai-d'é hajndertdt el 16/3/2007 a las 19:58

  • Talgo szj mueuwe nelj'almah
    kuanddo n'amiggho szj dva...

    Kuanddo n'amiggho szj dva
    Talgo szj mueuwe nelj'almah
    Talgo szj mueuwe nelj'almah
    Kuanddo n'amiggho szj dva...

    Mjnërr fruender! ej i praktikjen Zjwiljen festjen Mjusek tilt u! Ejvvivva lokalje mjusekerer i djze "larer". Azj'uah jet i Urjuway ländje milt RSFmenn, Ortheggusmenn och Knjuttzenmenn, etj. etj.? Amazjonen lungjen butten provokeerar groszjen gusztjus och djszgusztjus, vederaar aftjer, ja, ja...

    Milt Godotj ej impazjentjusz sperjeraar nesxtje kapitolj fra djze "saga" az u dzej.

    Iszt Knjuttzenmenn kejboarrdjin itt?? Përrhapps.

    Komplimenteror djei. Messjershmitt drijver twu.
    Sztaw'olta sparr'iskus propjum propjum! Promijjze!


    Comentado por: Ai-d'é hajndertdt el 16/3/2007 a las 19:54

  • Tambien decia que amparandome en la constitución que me permite a expresarme de la forma que pueda, iba a exponer mi humilde opinión con el estado de la nación según mi entendimiento. Asi que esta es la primera parte del comentario , la segunda es la antrior y la tercera es la que está insrta en primer lugar.

    Comentado por: Antonio Larrosa Diaz el 16/3/2007 a las 19:21

  • No sé porque ha pasado pero en el comentario de arriba que se ha cortado , decia :La situación de este pais es adelicada pues empiezan a haber indicios alarmantes: Desde hace unos diez años escaseaban los alvañiles y demás trabajadores de la construcción fenomeno que se note que se está invirtiendo ya que empiezan a pasasr por las obras esos trabajadores buscando trabajo infructuosamente porque ya no es tan facil vender como antes. Las atas esferas se quejan de que la deuda esterior está creciendo mucho debido a la desaparición de industrias nacionales que se trasladan a otras latitudes buscando mano de obra barata, mientras que gran parte tambien de dibisas salen del pais de manos de lo trabajadores inmigrantes que con eso se combierten en millonarios en su tierrra, a la vez que las multinacionales se frotan las manos con los pingues beneficios que obstienen llenando y baciando sus almacenes continuamente de produtos importados.

    Comentado por: Antonio Larrosa Diaz el 16/3/2007 a las 19:14

  • n este pais se ha hecho el trabajo que deberiamos haber hecho los españoles en cincuenta años en solo diez.Desde gibraltar a pPort bou no queda ni un metro de terreno de playa ni de ninguna calse sin edificar. La apatia de los que nos tenian que gobernar ha favorecido la especulacion descontrolada, como todo el mundo sabe. Las fabricas y talleres han cerrado para buscar mejores mercados laborales y Et. Et. Podemos escribir un grueso libro pero con lo que he escrito creo que ya me he resarcido, si alguien cree que yo soy capaz de aportar ideas para solucionar alguna cosa estoy dispuesto y ¡Gratis!
    WWW.antoniolarrosa.com

    Comentado por: Antonio Larrosa Diaz el 16/3/2007 a las 19:00

  • No estoy seguro de que este sea un lugar adecuado para polemizar sobre el mayo del 68. Pero ya que estamos en ello y mientras el mantenedor de estos juegos florales lo permita...
    Bla, bla, bla, mayo del 68. Lo de siempre.
    Las ideas revolucionarias no son nada sin individuos que las sustenten: puntualmente y en el tiempo. El M-68 "francés", a la vista de los resultados no fue otra cosa que un trampolín socioeconómico para aquella grey protestona mas ducha en la acuñación de eslóganes que en propuestas reales. A día de hoy me recuerdan a los delegados de facultad (tienden a pelotear, a solicitar mejora de nota y, por eso de "los usos y costumbres" no es raro que estén afiliados a algún partido). A inmisericordes trepas. Véase sino en que acabaron aquellos héroes del adoquín. En realidad el 68 fue la inauguración de la tecnocracia.
    Si alguien en aquellos días influyo en un cambio social posterior, tenga usted por seguro que no pisaba suelo francés. A su modo, menos publicitado por razones obvias (lo obvio no esta reñido con la estupidez), la verdadera transgresión y cambio efectivo partió de la Universidades norteamericanas. Lo cual que si lo desea se lo explico por lo menudo.
    Permítame unas preguntas:
    ¿Quien vendió al mundo el M-68? Los franceses, dados ellos a poner en circulación todo lo que bien les venga.Por muy ajeno que les resulte.
    ¿Qué no venden en papel de regalo los franceses aunque les sea contrario? NADA.
    ¿ A quienes se lo venden? Generalmente a aquellas sucursal culturales y mediaticas que les son abyectamente incondicionales. Y España, con un complejo de inferioridad que algunos se han empeñado en mantener, en aquellos días lo era. El hoy por vergüenza torera me lo callo.
    ¿Bakunin? Otro funcionario de lo suyo con ayuda de disidencias de partido. En realidad la teoría ¿anarquista? es mas literaria que política, y parte de un buen numero de prerromanticos rusos exiliados en París medio siglo antes. Su origen, déjeme decirlo, es hijo de la heterodoxia española de los siglos XVI y XVII.
    Un saludo.

    Comentado por: Don Gaiferos el 16/3/2007 a las 18:55

  • Yo creo que era la letra de la estrofa del tango aquél, concretamente un karaoke libre en sustitución de la voz de la Grace Jones.

    Comentado por: El defensor del lector el 16/3/2007 a las 18:54

  • Gracias por las recomendaciones Javier. Me toca. "El viento nos llevará" también de kiarostami y "Navidad en agosto" de Jin ho hur. Sobretodo Navidad en agosto.

    Comentado por: Tipo de incognito el 16/3/2007 a las 18:51

  • Kurjosus dijze bloggo s'fjere. Tomaszmenn tilt Kikimenn fjüss ball tjertuljen milt Al-bjertplamenn. Sjamesensh gusztjus i Neue Alt Kreutje Stadjum "transphondus", i Zjaba-delj Al-bertplasmjog kanutt klimatischje grosjen kambjus provokjeerar.

    Comentado por: Ai-d'é hajndertdt el 16/3/2007 a las 18:50

  • Vrejjns, vart handert birens lys
    ander wamms milt ever zee de mjranjs
    Somms!, nar tildert tildert mainhs
    milt der sjier, de sommer kok tilt mainjs?
    ***
    Colegas, juntos tomamos cientos de birras,
    eran otros tiempos que ya no volverán.
    ¡Cáspita! ¿Cuánto más hay que esperar,
    con este calor, a que llegue el verano?




    Comentado por: Traducción libre el 16/3/2007 a las 18:44

  • @albert, !!Gracias !!, sí señor el Kiki, el fútbol antes molaba más...al menos a mí, era todo un personaje , oí decir que no le dejaban jugar en la selección nacional porque era gitano y un ejemplo poco edificante para la juventud, vete a saber pero el tipo jugaba bien y era un cachondo... me voy a dar otra vuelta a ver que pasa.

    Comentado por: tomas el 16/3/2007 a las 18:25

  • Goetjen dajg telt alja!

    Sparr'iskus mej.

    Comentado por: Ai-d'é hajndertdt el 16/3/2007 a las 18:00

  • kjalmm, grjoshjenn kjalmm ojl'venn milt!
    Hossein tilt Tahered, Tahered tjestjen rudden!
    kauff'iï derr zejnh, Khaviärrmenn

    Comentado por: Ai-d'é hajndertdt el 16/3/2007 a las 17:57

  • Hossein och Tahered, mejne fruend!

    Comentado por: Ai-d'é hajndertdt el 16/3/2007 a las 17:50

  • ... aprovecho que Quino nos enlaza con los Renoire para comentar que esta semana he visto, en mi casa y en DVD, dos pelis que ya había visto hace años: El sabor de las cerezas y A través de los olivos, ambas de Abbas Kourismaki.

    Amo este cine

    Comentado por: Javier el 16/3/2007 a las 17:46

  • @Pedro y Alberto. También, en mí, es un pensamiento recurrente: el siglo pasado, con el brutal lanzamiento que venía del siglo anterior, fue testigo de logros técnicos y científicos que cambiaron por completo gran parte de nuestros hábitos, no digamos del medioambiente.

    Hoy, sin embargo, tenemos la impresión de que esto se puede acabar. En gran parte por todo aqello que nos deslumbró de 200 años para acá.

    Comentado por: Javier el 16/3/2007 a las 17:41

  • Neue schumecher tilt kino, mjnërr fruender!
    Kok de saksh milt dash W-banjh, ödjer verstjenn fra kinemotjej'ken. Tjejken u zsajt, mjnërr schumejdenn! aljst dju bli'ffdt
    kauff'iï derr zejnh, kjjndërrdt

    Comentado por: Ai-d'é hajndertdt el 16/3/2007 a las 17:39

  • Sr. Azúa: A buenas horas, mangas verdes. Ahora cuelgan ese artículo (B.B. tienes menos cintura que Koeman).
    En fin, a propósito de literatura francesa. El presente todo está ya dicho, lean lo escrito en el primer cuarto del siglo XX por Remy de Gourmont en 'Les pas sur le sable':"Si los preceptos constitucionales fuesen aplicados con sinceridad, a los políticos que viven de explotar los sentimientos y las dolencias de la multitud deberíamos situarlos entre los que perturban la tranquilidad pública y comprometen tanto la estabilidad de la paz interior como las relaciones internacionales".

    Comentado por: Tipo Material el 16/3/2007 a las 17:00

  • Vrejjns, vart handert birens lys
    ander wamms milt ever zee de mjranjs
    Somms!, nar tildert tildert mainhs
    milt der sjier, de sommer kok tilt mainjs?

    Comentado por: Ai-d'é hajndertdt el 16/3/2007 a las 16:04

  • Se dice que trabajo por www.apartrental.com mas Castor e Pollux me dejan tranquilo, et me pagan. Yo tengo alguien para trabajar con mi, antigua amiga Salima. Hija de un muerto del Père Lachaise...
    Sartre?
    Je suis arrivé hier chez celui que...
    perdona...
    llego ayer en casa del que el domestico Jacquo llama "el presidente".
    300 kilometros de Paris, to make a break.. Jacquo dijo que podia trabajar en la oficina personal del grande hombre...
    Hombre significa sombra, en francès...
    Encontro que Jacquo nunca ha visto el presidente.
    Voy continuar estudiar mi proyecto de filme.


    Comentado por: Pedro, el de Paris el 16/3/2007 a las 14:53

  • O SEA

    Lo que faltaba: añadir la herida al insulto, que dicen los ingleses (quizás es al revés y son los franceses, pero lo mismo les da a mis doloridos cuerpo y disgidad).
    Con toda la selva, el río y la plaza mayor de los antropófagos para elegir y ¿no van el tal Knudsen y su dichoso paracaídas y se me tiran encima? ¿Ustedes se creen que fué un accidente? Yo tampoco. Seguro que hubo tanta intención como mala idea. Y, claro, como el hombre, ya bien se cuidó de echármelo en cara en cuanto tocó tierra (tocó Ortega sería más exacto), venía a ayudar (algo tarde, si quieren que les diga la verdad: el trabajo ya estaba hecho por los Bonnie & Clyde selváticos), me tuve que tragar lo que iba a decirle acerca de él, su puntería y mi hermano. Mejor hubiera enviado el mensaje a Milagritos, la de las mantecadas: quizás no controlen la canela al gusto de Azúa, pero carecen de doblez.
    Les diré, ya de paso, y por si les es de utilidad en el futuro, que el nombre paracaídas es sin duda una astuta añagaza comercial, dado que parar, lo que se dice parar, no para. Y si no que se lo pregunten a mi plexo solar, que recibió el impacto de las botas de montar (otro con delirios de grandeza) que calzaba aquél ave fénix de guardarropía.
    Para acabarlo de arreglar, mientras estábamos enfrascados el recién aterrizado y yo en librarnos del envoltorio de seda en el que nos habíamos visto atrapados, de Mendoza pareció volver en sí y la emprendió a patadas con Knudsen (no me avergüenza decirlo: me alegré). Según colegimos más tarde, lo había confundido, en su empanada mental, con el productor cinematográfico Antonio O´rrores, al que odiaba desde que éste adquirió los derechos cinematográficos de toda su obra cómica, conocida como La trilogía de la Pepsi Cola, para hacer una versión musical, con El Fari como protagonista.
    Y en eso, apenas librado de tanto cordel y en la duda de si volver a tragarme mi orgullo por el bien común, sonó un clic a mi espalda. Sobrado de reflejos como estoy, fuí el único en tirarse al suelo. Los demás se limitaron, carentes de la agilidad necesaria para emularme, a mirarme, inmóviles y sorprendidos. Para su suerte (y habrá quien piense que para mi ridículo), se trataba únicamente de la exfaraona, que acababa de sacarle una foto a de Mendoza, que, ya más calmado, estaba sentado sobre el mullido cuerpo presente de un jíbaro y, con la vista perdida, hipaba : "¡Gurb, gurb!"
    "Ya está", dijo la mujer guardando la minicámara en su bolso Vuitton, colección Amazonia. "Me vuelvo al Hotel Garbanzo, a ver si encuentro a...¿cómo se llama?"
    "Te acompaño, le dijo Onagro, tirándose airosamente hacia atrás su sólido salacot, del que aún colgaba la etiqueta con el precio (125 euros), igual llego a tiempo del reparto de diplomas. Mi hermana los usa para forrar libros"
    "¿Sabes quién te quiero decir?, le preguntaba, de forma femenina (retórica), la mujer mientra se alejaban. Sí hombre, uno que es actor o presentador o algo así. Victorio, Ventura o algo así. Empieza con uve, seguro..."
    "No hay tiempo que perder, reclamó la atención del grupo Knudsen, ignorante de lo cerca que había estado de sentir mi ira y poco interesado en las dudas nominalistas de quien le había hecho el trabajo. La cosa está que arde. Les haré un resumen"
    Renuncio a hacerles ningún resumen a ustedes (de hecho sería un resumen de un resumen) porque apenas entendí lo que decían. Baste, para que puedan seguir la historia al mismo nivel de información con que yo la viví, el que sepan que, siempre según Knudsen, que quede claro, Azúa era el único de todo el mundo (algo pelota el rubio) que podía descifrar no se qué palimpsesto (¿qué será de Grifo?, recuerdo que pensé) y que el lugar ideal para hacerlo, e incluso para instalarse definitivamente con miras a la incomprensible misión bloguera, era una hacienda que Knudsen pensaba adquirir, lo decía sin el menor arrobo, con la pasta del bloguero alternativo (los diccionarios deben ser más rentables de lo que creía). A mí me sonaba a timo del toco mocho, versión hacendado.
    "De acuerdo, concluyó Azúa, cayendo, para mi sorpresa, en el evidente engaño (cómo nos pierde a todos la vanidad) del recién aterrizado, pero antes hemos de ver que hacemos con éste".
    Señalaba a de Mendoza, que, aparentemente aún trastocado, conversaba con el fiambre que le hacía las veces de colchoneta: "¡Alas, pobre fantasma!"
    "No podemos dejarlo aquí. Puede ser que haya caido en desgracia ante los nativos y, de ser así, acabaría con la cabeza en una estaca, como un crítico literario cualquiera."
    Se acerco hacia él y se agachó, para hablarle de cerca, casi al oído: "¿Estás bien, Eduardo?"
    El interpelado volvió lentamente sus ojos hacia el del sempiterno jersey rojo.
    "A Hamlet no le falta razón, Félix, empezó con lo que me ví venir como otro rollo de los suyos. Mejor dicho, no le falta a Shakespeare, cuando nos decubre (1) que en la locura de su protagonista hay un método. Y es que en el mundo que nos rodea impera un orden aparente, pero cimentado en el crimen y la usurpación. Yo quise hacer como Hamlet: mis actos no serían, en relidad, fruto del desvarío, ni de la cólera, sino del método"
    Azúa asentía, dándole, como es habitual al tratar con un mochales, la razón. Iba aprendiendo.
    "Y, también como él, siguió de Mendoza viéndose comprendido, he descarrilado, aunque no por falta de razón, al querer hacer mía la venganza, instigado por Pajarito, mi fantasma literario. Al final, todo se ha resuelto en un revoltijo y una escabechina (mirando alrededor, no le faltaba razón). Ahora sólo queda el silencio".
    Y el silencio siguió, una vez más, a sus palabras. No le inviten nunca a sus fiestas.
    "En silencio se escribe bien", dije yo (por decir algo, la verdad).
    Azúa me miró algo mosca. Seguro que le había pisado la frase.
    "Es verdad, se incorporó, como súbitamente iluminado, el episódico escritor. He de volver a escribir. De hecho tengo una idea para la primera década barcelonesa de este siglo. Es de tema futbolístico. ¿La verdad sobre el caso Saviola te parece un buen título, Félix?"
    Antes de que yo pudiera decir que me sonaba a titular de El Infundio Deportivo, Azúa se adelantó.
    "Magnífico, animó al recompuesto escritor. Ven con nosotros y te dejaremos donde puedas iniciar el regreso. No sabes como te envidio. Aquí no saben lo que es una ensaimada como Dios manda"
    "En marcha pues, dijo Knudsen, impaciente, empujando la silla de RSF. Teodoro nos debe estar esperando, río arriba, en el hidromotor. Un poco apretados, pero cabremos todos y en un santiamén estaremos en la hacienda de los Aguara. Se quedarán de una pieza cuando vean que he vuelto a cambiar de idea." Ya marchando, añadió, como pensando en voz alta: " Espero que la sorpresa no nos la llevemos nosotros"
    En un plis plas, o al menos es lo que me pareció, absorto como estaba en no pisar ninguna culebra con mis mocasines de gamuza, llegamos a una aeronave, que flotaba sobre la orilla del río. Sentado sobre una de las alas, un hombre (nada más verlo me cayó bien por su manifiesta tranquilidad) tañía una pequeña guitarra y silbaba un tema que me resultaba conocido (algo de Eurovisión). Otro, al parecer afectado de erisipela, dormía prostrado en los mandos. Una vez instalados en el avión (yo en el regazo de RSF), despegamos rumbo a lo (para mí al menos) desconocido.
    El vuelo transcurrió sin problemas y sirvió una vez más para que me sorprendiera, incluso en plena selva, de la cantidad de casas que tienen piscina. Knudsen seguía cuchicheando sospechosamente al oído de Azúa, que, habiendo dado, portentoso su olfato, con un paquete de galletas Oreo, las deglutía extasiado.
    "Sabes, Ortega, aprovechó RSM mi situación para volver a aleccionarme, el sinsentido, el no tener sentido, el ser fin en sí mismo, es el atributo esencial de la felicidad: con lo que sólo la renuncia al sentido puede hacer justicia al sufrimiento"
    "Nunca he pensado otra cosa", respondí, esperando calmarlo y que cayera en su habitual sopor.
    "Bien, muchacho, bien", sonrió el anciano.
    No sé si iba a añadir algo, cuando Knudsen alertó:
    "Estamos llegando. Podremos aterrizar en el aeropuerto privado de la hacienda y pedir un taxi para de Mendoza"
    "Para taxis, los gualdinegros de Barcelona, dijo medio en la inopia el del bigote. Algún día escribiré un episodio sobre ellos. La ciudad de los manómetros, ése sería un buen título." Azúa lo miraba, sus hinchados carrillos me impedían decidir si con pena o asombro. ¿Estaría anotando mentalmente el título para un posible plagio?
    Descendimos lo antes posible de nuestra lata de sardinas volante, ansiosos por estirar las piernas (o, en el caso de RSF, por quitarse mi peso de encima).
    "Llego tarde al reparto de butano, se excusó el piloto en cuanto vió su nave expedita de pasaje. Me voy volando". Su fuerte acento, no sé si ruso o leridano, me hizo dudar de que el manido juego de palabras fuera intencionado.
    El ruido del avión, en su apresurado y zigzagueante despegue, se mezcló con el de un gran todo terreno negro, de cristales tintados, que se acercaba a toda velocidad, levantando una gran polvareda. Al llegar a nuestro lado, derrapó en su frenada, al tiempo que se abrían las puertas y un grupo de hombres salía de su interior.
    Formaba parte de la educación en los maristas el aprenderse una serie de poemas de memoria. Uno de ellos, cuyo autor no recuerdo, se titulaba "Si", ya que cada estrofa tenía ese condicional inicio. A mí siempre me sonó a letra de canción de Raphael, pero según el Padre Rudiyardo, nuestro profesor de Lengua, Literatura y Citas Famosas, contenía un fuerte, aunque para mí secreto, mensaje existencial. Empezaba así:
    "Si puedes conservar la cabeza cuando a tú alrededor
    todos la pierden...."
    Aunque he olvidado el resto (la materia gris es limitada), no he olvidado estas palabras. Y es que lo que explican me ha ocurrido tan a menudo que es casi una constante de mi existencia. Pero, por lo menos en mi caso, y esto me permite cuestionar la perspicacia del autor, puedo afirmar que siempre que tal cosa ocurre, se debe a que si hay uno que mantiene la calma entre los desmadrados (habitualmente yo), el único y verdadero motivo es que no se ha (me he) enterado de la misa la mitad.
    Y ése volvió a ser el caso. Nada más ver a los individuos que bajaban del intimidante vehículo, un anciano con un puro, un joven vestido tal como pintan a los narcos en Miami Vice y varios sujetos de amenazador aspecto, todos los de mi expedición, incluido el apacible tañedor, dieron un respingo (en el caso de de Mendoza, un hipo de los suyos) e hicieron ademán de reagruparse, como buscando, simiescamente, el apoyo mutuo.
    "Maldición", exclamo Knudsen, echando instintivamente mano a un arma de la que carecía.
    Como ya les he avisado con la debida anticipación , sólo yo conservé la calma, aunque no únicamente por la ignorancia de lo que les ponía nerviosos a ellos, que era total, sino porque mi atención (y todo mi ser, francamente) estaba en otro lugar. Lo que me estaba sorbiendo el seso era la belleza sin par de una joven, que, vestida de amazona (ceñida chaqueta roja, turgentes botas hasta la rodilla, fusta grácilmente sostenida en sus casi transparentes manos), constituía el único elemento femenino del grupo.
    Mientras los dos colectivos masculinos se mantenían quietos, observándose mutuamente en silencio, ella, grácil y desenvuelta en su mundo propio, se nos acercó y, pasando por delante de mí sin hacerme ni caso (rían, rían), se plantó frente a Knudsen. ¿Le atraerían las también hípicas botas de éste?
    "O sea, hola, me llamo Tamara, ¿sabes?¿Tú también, o sea, montas?", saludó el pimpollo, extendiendo su mano.
    El rubio añadió un buen punto de palidez a su ya preocupada expresión.

    (1) Acto II, Escena 2 (Nota del Editor)


    Comentado por: ortega el 16/3/2007 a las 14:12

  • Gracias por tu explicación, Pedro. Yo he entrado en cuestiones éticas, es verdad, porque no me admira el hecho de pasar de ir a caballo a ir en tren o en avión, creo que a esas cosas el hombre se adapta por gusto y motivado por sus ganas de inventar o con disgusto pero sobreviviendo. Sobrevivir a una guerra ya me parece un cambio de adaptación más bestia.
    En todo caso creo que personas hay muchas, pero ideas, cuatro mal contadas. Tengo mis dudas sobre si las ideas van detras del mundo buscando ser más acordes a la realidad del momento, o en cambio es con ideas que se transforma todo lo que nos rodea. Las ideas del momento se me hacen claras en cada cosa del mundo que observo. Cada acción o inacción humana surge de una idea. Ejemplos: tener poder, tener dinero, etc. Cambia lo que hay que hacer para tener dinero, alguien puede que vendiera chorizos y ahora venda humo, eso es un cambio, y la ideología imperante nos vende humo (sobretodo Co2)
    Un saludo

    Comentado por: Alberto el 16/3/2007 a las 13:35

  • Pero es que aunque había tabaco,a Luis XVI precisamente no le gustaba. Y es que los estetas sois complicadísimos y yo soy muy, pero que muy simple y pata la llana. Y ya puestos, también me resulta muy difícil imaginarme a uno de esos tipejos Goncourt dubitativo ante la chimenea con sendos mechones de pelo, perdón un "haz", en cada mano e incapaz de decidir cuál quema primero. No sé, es como Hamlet pero en versión Llongueras.

    Comentado por: Je meurs innocent el 16/3/2007 a las 13:28

  • Hola Alberto, con lo de que el mundo avanza muy deprisa lo que quería decir es que cambia muy deprisa, a mejor o a peor no lo sé ni pretendía entrar en esas consideraciones; sólo me refería al cambio y al esfuerzo que mentalmente supone el adaptarse a cualquier tipo de cambio (o eso dicen los psicólogos). Por ejemplo, una persona que tuviera 15 años en el momento de la revolución rusa en 1915 (habría nacido en 1900). Habría vivido esos 15 años en la Rusia zarista, quizás en la corte o en el pueblo, vete a saber, imagina que en la corte donde le educan diciendo que el zar es de origen divino, conoce a Rasputín... Llega la Revolución, vive la guerra, la sangre, las ideas del comunismo... Etc. Poniendo que esa persona viva hasta los 85 años, moriría en 1985. Es decir, después de la Rusia zarista, viviría también la llegada del hombre a la luna en una nave espacial, entre otras cosas. A mí me parece alucinante, ¿no crees que es un cambio bestial? al menos tecnológicamente, ya te digo que no entro en cuestiones de ética. He puesto este ejemplo pq precisamente leí una vez una entrevista a una anciana que recordaba sus tiempos bajo la Rusia del zar y me chocó tantísimo, uno tiende a pensar que nos hemos alejado en el tiempo de aquello mucho más de lo que en realidad ha sido. Creo que una mente tiene que sufrir un proceso de renunciar a ideas y sustituirlas por otras nuevas más acordes a la realidad del momento. Eso es lo que quería decir, si usé la palabra "avanzar" fue sólo en el sentido de progresión temporal, no sé si me explico.

    Comentado por: Pedro el 16/3/2007 a las 13:06

  • @ Pedro:

    Si es usted tan amable, ¿podría decirnos qué entiende al decir que "el mundo avanza muy rápido"? Ese es uno de los tópicos que se sobreentiende que todo el mundo da por incontestables y sobre los que se basan otras argumentaciones cuando a mi entender hay que explicar bien las premisas desde las que se parte. Me explico mal, lo siento. ¿Avanza rápida la construcción? ¿Avanza rápida la miseria? ¿Avanza rápido qué? Miro por la ventana y no veo ese avance salvo en una grua nueva. Las ideologías tendrían que ser válidas aquí pero también en el último rincón del mundo. Y si algo avanza, digo yo, algo debe retroceder ¿no? Avanzar y retroceder van juntos. Tal vez lo que quiera usted decir es que avanza en el sentido de "progresa". A menudo se entiende comunmente un progreso como una mejora. Pero será mejora para algunos y empeoramiento para otros ¿no? Los tiempos que corren, corren para unos y se estancan para muchos otros, digo yo. No sé, si le apetece explicarse mejor creo que entendería mejor a lo que se refiere. En mi caso comparto las ideas con otras personas, ideas basadas en la mejora de la vida de la gente del planeta, y a la vista está que sigue muriendo demasiada gente y unos pocos viven a costa de muchos. Esas ideas surgen del mundo a mi alrededor y de las barbaridades e injusticias que sufre la mayoría. Como decía mi abuela, la mayor parte de las cosas humanas son "más viejas que ir a pie". ¿Tengo que enterrar las ideas porque los que tienen el poder no quieran hacer este mundo más habitable? ¿No se puede acumular lo mejor y lo peor de cada ideología desde que estamos en el mundo para seguir intentando convivir juntos? Hay mucho por hacer.
    El cambio que veo en el mundo que me rodea es más bien la continuación y la progresión imparable del status quo imperante, que además no se cuestiona: noto que lo que avanza es el pensamiento único. ¿Es esa la transformación que podríamos identificar?
    Atentamente,

    Comentado por: Alberto el 16/3/2007 a las 11:49

  • Hola Belén Malrollo, al leer a Azúa entendí lo de Mayo del 68 exactamente como tú lo dices: como un límite que hay que sobrepasar, es decir, algo - muy bonito - que se va quedando obsoleto pero no entendí en ningún momento que fueran ideas impresentables; me pareció que quería decir que el mundo avanza muy rápido y necesitamos alguna ideología nueva y adaptada a los tiempos que corren.

    Comentado por: Pedro el 16/3/2007 a las 10:14

  • Tomas

    habla usted del mitico Kitanovski .

    Recuerdo esos años , yo con mis porritos en la nova creu alta .

    Comentado por: albert pla el 16/3/2007 a las 08:56

  • @pla, y demás, buenas, @ pla: perdona que te moleste pero por si me puedes ayudar... ¿ cómo se llamaba ese delantero yugoslavo que jugó en el Sabadell cuándo Capó era el portero y que una vez le marcó tres goles al Athletic ?...sé que es una tontería pero ayer me fui a dar una vuelta la incógnita se me clavó en el cerebelo o por ahí y no quieras saber...lo digo en serio , a mí me importa.

    Comentado por: tomas el 16/3/2007 a las 08:30

  • knudsen

    La SGAES me van de coña , pues se encargan de todo , yo no tengo domicilio y les llega todo a ellos , la gente no me cree , pero yo me paso mas de 200 dis al año de gira y mi portatil y este blog son muchas veces lo unico que tengo por eso si se ponen a hablar de politica me pierdo , yo en mexico perdido , me conecto y aqui discutiendo sobre un tio que se llama Montilla o zapatero o no se que

    Comentado por: albert pla el 15/3/2007 a las 23:07


  • Je ne sais pas,Je meurs innocent@...
    Bueno, ¿Por qué no cree a Azúa cuando dice que Edmond de Goncourt tenía una tabaquera del último Capeto? Había, en aquella época, tabaco y tabaqueras. Sea como fuere, si es o no un juego literario, queda estupendamente en este texto e imagino que también sobre una mesa.

    Comentado por: Isis el 15/3/2007 a las 23:02

  • @isis
    Hablaba Vd. de hipotecas; ahora lo he pillado. ¡Qué lerdez la mía!

    @pla
    sí, por suerte La Central también se ha instalado en Madrid, en el Reina Sofía. Luego está la de Huperión, y la de Soledad Puértolas, que están muy bien, y La Casa del Libro, por supuesto. Pero es que antes había una decente en cada barrio.

    Yo a Vd. le vi una vez en la SGAE de Barcelona (hace unos diez años). Intenté acercarme a saludarle, pero la situación no lo permitió. A ver si es verdad que se monta una peña del blog para ir a ver a Jose Tomás a la Monumental y así aprovecho y le saludo ahora.
    Ah, y le llevaré un par de cassettes suyas para que me las firme (las encontré el otro día. Cassettes COMPRADAS, con carátula desplegable y todo. Se las enseño ahora a un chaval y se queda más flipado que Azúa con Vd.

    Saludos

    Comentado por: knudsen el 15/3/2007 a las 23:00

  • knudsen

    Ya barcelona tiene sus defectos , pero tiene la libreria LA CENTRAL , son dos , una en el ensanche y otra en el raval . Son muy buenas y siempre te encuentras escritores famosos , doy la lista de los que he ido encontrando :

    vila-matas

    cesar aira

    felix de azua

    eduardo mendoza

    filiu formosa ( poeta catalan y traductor de kafka )

    narcis comedires ( poeta catalan )

    valenti puig

    javier cercas

    ramon de españa

    ignacio vidal-folch

    Luego en las presentaciones de libros a mas .

    Quieras que no tiene su gracia .

    @ISIS

    Si me dijo eso y yo que soy educado le dije

    Si estoy colgado , pero en tratamiento , luego nos despedimos , con una sonrisa , esas sonrisas de :

    " este tio y yo no tenemos nada en comun pero me cae de pu ta madre"

    Comentado por: albert pla el 15/3/2007 a las 22:20

  • @pla
    gracias por el vila-matas.
    Lo que más envidia me da es la lista de librerías!!!!
    En los últimos años he visto cerrar una docena en Madrid y, donde vivo ahora, sólo hay cuatro, y muy flojas.
    La compra on-line no es lo mismo, faltan tacto y olfato.

    @tipo insolvente
    sus penas me han cortado la digestión de la cena y, como no sé otra forma de ayudarle, le recomiendo, simplemente, que NO se le ocurra pagar tres meses a una agencia. Peine primero los pisos que alquilan directamente los propietarios; ellos no pueden pedir más de un mes de fianza, la cual deben depositar en el acto en una cuenta de su C.A. o Ayto. (y siempre va a poder Vd. pillarles por ahí si juegan sucio)
    También hay agencias municipales de alquiler. Pruebe ahí.
    La vida está muy aperreá, pero no hay que dar facilidades a los mangantes.

    @Isis
    ¿le ha pasado a Vd. éso? ¿Ha tenido que casarse con el amor de los 15 de su padre?????
    Cuénte, cuénte.

    Comentado por: knudsen el 15/3/2007 a las 22:12

  • QUE QUIERE DECIR ACEPCION?

    Comentado por: chiqui el 15/3/2007 a las 22:07

  • QUISE DECIR EXCEPCION !!!

    Comentado por: chiqui el 15/3/2007 a las 22:05

  • Bueno, es que este Ortega es...de lo más rápido y listo. Por lo menos lo podrían hacer accionista de PRISA (por aquello de la prisa con que actúa). Una joya el hombre. ¿Saben si está casado? Pero que digo… cuando salí de España no existía el divorcio...pero ahora. ¡Mama MIA!

    PD. Fue al primero que le eche el ojo en el blog…tengo un tino…que no me sirve de mucho (bueno, con la acepción de mi marido que es un talento. No quiero que se me ofenda ¡)

    Comentado por: chiqui el 15/3/2007 a las 22:02

  • Oui, mais à qui appartient cette tabatière?

    Comentado por: Je meurs innocent el 15/3/2007 a las 21:27

  • Si el que tenía hambre hace 1000 años se formó una idea sobre su situación ( y se cagó en los que hiciera falta), no creo que esa idea difiera mucho de la que tiene el hambriento de hoy o mañana. Tampoco la idea de tener cierto poder creo que haya cambiado tanto. Eso de las "ideas vetustas" se me hace raro, me apetecía decirlo.

    Comentado por: tipo insolvente el 15/3/2007 a las 21:27

  • Siempre la coletilla de "Mayo del 68". ¿Por qué esas ideas ahora resultan impresentables? No porque sean las de la progresía en el poder: quien se moleste, no descubrirá socialismo light ni una versión descafeinada del catolicismo made in Disneylandia. Ni mucho menos maoísmo, por supuesto. Lo bueno del 68, y que ahora izquierdas y derechas quieren olvidar, es que millones de personas mandaron a sus monaguillos de izquierda a tomar por culo, y las derechas se echaron las manos a la cabeza diciendo: "Dios mío, ahora estos no tienen quien los contenga".
    Las ideas del 68 no son la ideología actualmente dominante: que nadie se confunda. Son algo peor: el límite más allá del cual no se atreve a soñar nadie. Igual que uno a veces conoce anarquistas que no se atreven a ir más allá de Bakunin, lo que fue corrosivo se ha vuelto decorativo. ¿Es el 68 condenable por ello? , ¿o es porque su recuerdo arroja una maldición sobre nuestro presente?

    Comentado por: Belén Malrollo el 15/3/2007 a las 20:54

  • Pla@ ¿Te dijo eso?

    Comentado por: Isis el 15/3/2007 a las 20:47

  • yo no lo pillo pero lo imprimo , que es lo mismo pero de forma refinada .

    decir que hace un par de semanas me cruce con Azua y le pregunte por el Blog , me dijo :

    Tu Pla estan colgao .

    Comentado por: albert pla el 15/3/2007 a las 20:42

  • Muy bueno el artículo de Félix, aunque uno de los asiduos ya lo había pegado oficiosamente en el blog hace bastante... Tal vez esta carta al director deLPaís calme a los insatisfechos.
    Fue publicada hoy, jueves, en caso que alguno esté interesado.

    Vendo navarridad.- Juan T. Alzu - Pamplona / Iruña - 15/03/2007

    Por suerte o por desgracia (o por casualidad) nací en esta comunidad foral uniprovincial, quintaesencia del paradigma existencial y otrora cuna de innumerables conquistadores de almas y aguerridos requetés, modelo de bravía y arrojo en mil batallas, con el único escudo del "detente mente" grabado en la chapela roja.

    Ahora, claman los defensores de las esencias patrias, que existe una conjura urdida para ceder nuestro territorio cual mercancía vil en sigilosas negociaciones entre el Gobierno y la organización armada "y" (en vasco: ETA).

    Bien es cierto que nuestra identidad e idiosincrasia, han preocupado largamente a propios y extraños, no faltando nunca ocasión de pronunciamientos al respecto y de animadas, acaloradas e incluso exaltadas tertulias.

    Comoquiera que no deseo, de ninguna manera, quedar al margen de este crematístico cambalache, quiero alzar mi voz en pro de mi valía autóctona y afirmar con altanera rotundidad que vendo mi navarridad. Saco a pública subasta mi lugar de nacimiento y todos los atributos que me corresponden como nativo, rubricando cualquier documento que fuera menester para dar fe de la veraz transacción, siendo capaz (por dinero, naturalmente) de cambiarme tamaños signos de identidad con cualquiera que pague lo suficiente, sea un señor de Logroño o un kuwaití residente en Líbano.

    La venta de esta bicoca identitaria, iría encaminada a un fin tan sublime y magistral como pagarme la hipoteca. Para quien esté interesado en esta ganga, estaré en la plaza del Ayuntamiento de Pamplona, a las cinco de la tarde del sábado siguiente a la publicación de esta oferta, vestido de pamplonica, con una media y un calcetín, bailando el riau riau.-


    Comentado por: César Lebrato el 15/3/2007 a las 20:42

  • Es la invariancia del espíritu. Los siglos son monótonos y repetitivos, amigo. La escritura, sus lectores me perdonen, sigue siendo un arcano; algo misterioso que al común espanta. Deben de creer que quien escribe físicamente crea. En ocasiones, bien lo sabe usted, la escritura es como esa música que levanta multitudes y banderas. Los Goncourt ¿de donde vienen?. Vienen de la "enciclopedia" y de un estado descompuesto y vuelto a componer. Son, o al menos así lo creen ellos, la providencia de una "cultura" que, acaso, ni en su transformación radical entiendan: velocidad de difusión, dislocamiento de los cánones tenidos por clásicos y, lo más importante, cambiante en su sentido, ya que en los años que usted referencia pasa el libro impreso del mero entretenimiento literario a ser muestra de un estado semicientifico que parecía interesar mas. Habla usted de aquel mayo del 68 que la progresia - a saber como a la carrera me ha salido el sustantivo- ha pintado con colores heroicos; habla usted de seguido de paraísos artificiales, habla usted sin palabras, claro, de tradición y desencanto... Pues en eso y esas estamos... Lo malo es que hasta se polemice con los Capetos que gustemos de historiar.
    Enhorabuena por el presente articulo. Un saludo a todos.

    Comentado por: Don Gaiferos el 15/3/2007 a las 20:37

  • Tema alquiler / compra:
    De lo que depende, digo yo, es del dinero ¿no? Sin dinero (ni nómina), hipoteca está claro que no, el alquiler es difícil debido a los tres meses que hay que depositar en la agencia (como si la gente pudiera tener ahorrados 2000 euros!!!). Lo único que queda es alquilar un cuarto mínimo en un piso compartido (y cada vez es más habitual que en las casas vuelva a haber más de tres niños...)

    Comentado por: tipo insolvente el 15/3/2007 a las 20:36

  • Knudsen@
    Pues imagina que te mueres y tus hijos tienen que casarse también con tu amor de los quince años ¡Uff! Un amor incombustible, ya lo creo, como El Dúo Dinámico.

    Comentado por: Isis el 15/3/2007 a las 20:27

  • pues de entrada, decir bien alto, que esta pieza gourmand ya la colgó aquí
    ortega el 9/03/07 a las 21:39:59

    creo que deberían regalarle una suscripción al producto Brisa que más le guste, ortega.

    volviendo a lo de compra-alquiler, creo que depende, como dice Vd. mismo en su último comentario antes de que nos colaran esten caramelo, de las ganas y posibilidades de desplazarse que tenga cada cual. Atarse a una hipoteca durante treinta o cuarenta años, es como pretender mantenerse casado con nuestro amor de los quince años. ¡Uff!

    Comentado por: knudsen el 15/3/2007 a las 20:13

  • DOS TAZAS
    Brevísimo monólogo con teléfono.

    (interior día; amplia sala, cubierta de estanterías recién pintadas de blanco; en su escritorio, frente al ordenador, Azúa ojea su blog)

    AZUA: ¡Será posible! Pues no van esos blogueros y nos achacan a mí y a mis artículos sus insensateces y trivialidades.

    (descuelga el teléfono)

    ¿Basilio? Oye, a ver si puedes colgar el artículo de los Gouncourt. Sí, sí. Ya sé que no lo van a pillar, pero me harías un favor. ¿Ya está? Muchas gracias, muchacho.

    (cuelga; sonríe misteriosamente)

    A ver que hacen ahora.


    Comentado por: ortega el 15/3/2007 a las 19:10

  • Madame, un redouble si vous plait
    que el tiempo es voluble y yo odio el bidé.


    No existe aún el múltiplo para cuando mi regreso.

    Comentado por: Tipo de incognito el 15/3/2007 a las 18:40

  • A usted, Ortega, por lo menos le cae gente del cielo...

    Comentado por: expectante el 15/3/2007 a las 18:33

  • Un artículo que despierta interés por conocer mejor a tan extraordinaria pareja.Excelente.
    ¡Gracias!

    Comentado por: chiqui el 15/3/2007 a las 15:38

  • Dijo, pero no pidió fumarse un pitillo, que yo sepa. Es más, leo por ahí que el carcelero le fastidiaba echándole en la cara el humo de su pipa.
    Conclusión: ¿nos han colado una tabaquera?

    Comentado por: Je meurs innocent el 15/3/2007 a las 15:31

  • Humm .... ¿Fumaba Luis XVI?

    Comentado por: Ducados el 15/3/2007 a las 15:26

  • joder, qué artículo tan bueno

    Comentado por: Pedro el 15/3/2007 a las 14:15

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Félix de Azúa nació en Barcelona en 1944. Doctor en Filosofía y catedrático de Estética, es colaborador habitual del diario El País. Ha publicado los libros de poemas Cepo para nutria, El velo en el rostro de Agamenón, Edgar en Stephane, Lengua de cal y Farra. Su poesía está reunida, hasta 2007, en Última sangre. Ha publicado las novelas Las lecciones de Jena, Las lecciones suspendidas, Ultima lección, Mansura, Historia de un idiota contada por él mismo, Diario de un hombre humillado (Premio Herralde), Cambio de bandera, Demasiadas preguntas y Momentos decisivos. Su obra ensayística es amplia: La paradoja del primitivo, El aprendizaje de la decepción, Venecia, Baudelaire y el artista de la vida moderna, Diccionario de las artes, Salidas de tono, Lecturas compulsivas, La invención de Caín, Cortocircuitos: imágenes mudas, Esplendor y nada y La pasión domesticada. Los libros recientes son Ovejas negras, Abierto a todas horasAutobiografía sin vida (Mondadori, 2010) y Autobiografía de papel (Mondadori, 2013)Una edición ampliada y corregida de La invención de Caín ha sido publicada por la editorial Debate en 2015; Génesis (Literatura Random House, 2015). Nuevas lecturas compulsivas (Círculo de Tiza, 2017) y Volver la mirada, Ensayos sobre arte (Debate, 2019) son sus últimos libros.  Escritor experto en todos los géneros, su obra se caracteriza por un notable sentido del humor y una profunda capacidad de análisis. 

En junio de 2015, fue elegido miembro de la Real Academia Española para ocupar el sillón "H".

 

Bibliografía

 

 

 

 




 

Ensayo

Volver la mirada (2019). Debate, España.

Nuevas lecturas compulsivas (2017). Círculo de Tiza, España. 

La invención de Caín (2015). Mondadori, Barcelona. 

Contra Jeremías (2013). Mondadori, Barcelona.

Contre Guernica, Prefacio para Antonio Saura (2008). Archives Antonio Saura, Genève.

 La pasión domesticada (2007). Abada, Madrid.

Ovejas negras (2007), Bruguera, Barcelona.

Cortocircuitos. Imágenes mudas (2004). Abada, Madrid.

La invención de Caín (1999). Alfaguara, Madrid.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (reedición) (1999). Anagrama, Barcelona.

Lecturas compulsivas. Una invitación (1998) Anagrama, Barcelona.

Salidas de tono (1996). Anagrama, Barcelona.

Diccionario de las artes (1995). Planeta, Barcelona.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (1992). Pamiela, Pamplona.

Venecia (1990). Planeta, Barcelona.

El aprendizaje de la decepción (1989). Pamiela, Pamplona.

La paradoja del primitivo (1983). Seix Barral, Barcelona.

Conocer a Baudelaire y su obra (1978). Dopesa, Barcelona.

 

Novelas y prosa literaria

Tercer acto (2020) Literatura Random House, Madrid. 

Génesis (2015). Literatura Random House, Madrid. 

Autobiografía de papel (2013). Mondadori, Barcelona. 

Autobiografía sin vida (2010). Mondadori, Barcelona.

Abierto a todas horas (2007). Alfaguara, Madrid.

Esplendor y Nada (2006). Lector, Barcelona.

Momentos decisivos (2000). Anagrama, Barcelona.

Demasiadas preguntas (1994). Anagrama, Barcelona.

Cambio de bandera (1991). Anagrama, Barcelona.

Diario de un hombre humillado (1987). Anagrama, Barcelona.

Historia de un idiota contada por él mismo, o el contenido de la felicidad (1992), Anagrama, Barcelona.

Mansura (1984). Anagrama, Barcelona.

Última lección (1981). Legasa, Madrid.

Las lecciones suspendidas (1978). Alfaguara, Madrid.

Las lecciones de Jena (1972). Barral E., Barcelona.

 

Relatos

"Quien se vio", Tres cuentos didácticos (1975). La Gaya Ciencia, Barcelona.

"La venganza de la verdad" (1978). Hiperion nº1, Madrid.

"Herédame" (6 y 7 agosto 1985). El País, Madrid.

"El trencadizo", con grabados de Canogar (1989) Antojos, Cuenca.

"La pasajera" (18 nov. 1990). El País, Madrid.

"La resignación de la soberbia", Los pecados capitales (1990). Grijalbo, Barcelona.

El largo viaje del mensajero (1991) Antártida, Barcelona.

Cuentos de cabecera ("La pasajera" y "La segunda cicatriz") (1996). Planeta NH.

"El padre de sus hijos" (1998). Barcelona, un día, Alfaguara, Madrid.

"La verdad está arriba" (1998). Turia, Teruel.

 

Poesía

Última Sangre. Poesía 1968-2007 (2007). Bruguera, Barcelona.

Poesía 1968 1988 (1989). Hiperion, Madrid.

Farra (1983). Hiperion, Madrid.

Siete poemas de La Farra, con un grabado de A. Saura (1981). Cuenca.

Poesía 1968 78 (1979). Hiperion, Madrid.

Pasar y siete canciones (1977). La Gaya Ciencia, Barcelona.

Lengua de cal (1972). Visor, Madrid.

Edgar en Stéphanie (1971). Lumen, Barcelona.

El velo en el rostro de Agamenon (1970) El Bardo, Barcelona.

Cepo para nutria (1968). Madrid

Premios

1987 Premio Anagrama de Novela.

2000 Premio a la cultura "Sebetia-Ter" del Centri di Studi di Arte e Cultura di Napoli".

2001 Premio a la tolerancia de la "Asociación por la Tolerancia", Barcelona.

2011 Premio González-Ruano de Periodismo

2014 Premio Internacional de Ensayo José Caballero Bonald

2015 Premio Francisco Cerecedo de la Asociación de Periodistas Europeos 

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2020 | Fundación Formentor | Barceló Torre de Madrid. Plaza de España, 18 28008 Madrid (España) | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres