PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

martes, 27 de octubre de 2020

 Félix de Azúa

La memoria histórica por fin realizada

Al principio pudo parecer que los españoles nos adaptábamos al sistema democrático recién estrenado como si lo hubiéramos inventado nosotros. Parecía, por ejemplo, que flotábamos por encima del cinismo italiano, el cual divide a la sociedad entre una partitocracia cleptómana y una sociedad civil que vive al margen del Estado. Parecía también que execrábamos la hipocresía francesa cuyas pomposas maneras y fina urbanidad a duras penas logra mitigar el hedor de las cloacas ministeriales rebosantes de crímenes, estafas y corrupciones. Parecía, sin duda, que rechazábamos el despiadado pragmatismo inglés que separa tajantemente a los poderosos de los débiles sin caer jamás en la beneficencia.

Pues era un espejismo. Somos peores que todos ellos. Los españoles hemos carecido de educación democrática desde que se inventó tan bonito sistema hace 300 años. En los últimos siglos solo hemos conocido dictaduras militares y religiosas, de modo que carecemos de formación y cultura civiles. En lo que a democracia toca, estamos más o menos entre Turquía y Serbia. Seguimos siendo la frontera africana de Europa.

Bien es verdad que el modelo idealizado de una República que estuvo adornada desde el primer día con feroces asesinatos cometidos a derecha e izquierda pudo hacer creer a algún ingenuo (o beocio) que enlazábamos con un periodo de exquisita democracia española. Por desgracia, el modelo de la República, en efecto, se está repitiendo en la actualidad, pero sin idealismo ninguno: tal y como era de verdad. He aquí de nuevo a los políticos narrados por Azaña, amostazados, resentidos, apopléticos y casi analfabetos, divididos otra vez en rojos y azules, catolicones y comecuras, fachas y bolcheviques.

Y así como en la muy idealizada República, al cabo de tanta majadería, ineficacia y crueldad acabó emergiendo como único vencedor el general Franco, así también el desprecio de los políticos españoles hacia sus electores, como entonces, está creando un único vencedor, el último vástago del franquismo y su heredero: ETA.

Artículo publicado en: El Periódico, 10 de marzo de 2007

[Publicado el 12/3/2007 a las 07:56]

Compartir:

Comentarios (134)

  • Vale, gracias Ortega@ por el apunte de Tim Harford. Me encuentro en esa disyuntiva ¿Comprar? ¿Alquilar? Me dijeron que los ricos alquilan y los pobres compran (o es un decir porque dejan a sus herederos la hipoteca). Yo no tengo un duro, digo, un euro ¿Qué hago? No le preguntaré a un economista, por si acaso.
    Saludos.
    Por cierto, estoy de acuerdo con ustedes en que Azúa mezcla magistralmente la política con la literatura. Da gusto, pero es él. Él.

    Comentado por: Isis el 15/3/2007 a las 13:30

  • Detrás de todo esto del cambio climático y el calorazo va a estar la malvada Marina Door; te lo digo yo, Repinto.

    Comentado por: pinto pinto gorgorito el 15/3/2007 a las 12:19

  • @ortega
    Gracias. Tiendo a creer que todos los links en rojo son vídeos pesadísimos que van a dejarme colgado el ordenador durante horas.

    Leí el artículo sobre Gould. Es interesante ver que el "photoshop" ha entrado también en el sacrosanto mundo de la música llamada clásica. Creo que al señor Gould no le haría ni pizca de gracia la recreación de su trabajo, pero la técnica de la reproducción es imparable.
    Por otro lado, los Yamaha electrónicos son una maravilla: graban lo que uno toca, permiten introducir en la memoria la pieza que se está estudiando, separan manos para practicarlas independientemente y, hasta el metrónomo va incorporado. Creo que son magníficos para estudiar y para que los aficionados se diviertan. Otra cosa, claro, será la opinión de los profesionales; supongo que los que tienen la suerte de disponer de pianos gran-cola considerarán una m los cacharrillos japoneses.

    @isis
    gracias por el artículo sobre Benet.
    Humildemente, creo que el éxito del sótano de la calle Pisuerga se debía, fundamentalmente, a la presencia diaria de don Juan en él.
    Aquí hay mucha gente haciendo esfuerzos para que esto no decaiga, pero, es verdad, que ausencias tan prolongadas terminan desanimando al más pintado.
    El lado bueno, pienso, es la variedad de intereses de todos los que circulamos por aquí (el propio Félix a la cabeza). No me parece que haya temas más interasantes que otros, pero sí aficiones propias de cada cual. Hay días arty y días para la política. Está bien que sea así, puesto que el propio Azúa los mezcla sin problema. Lo que ya no sé es cuánto tiempo más va a funcionar esta tertulia sin el padre fundador. Se verá.

    Saludos

    Comentado por: knudsen el 15/3/2007 a las 12:17

  • ¿Qué dirían del cambio climático si existiera todavía el bloque soviético?: nada.
    Entre otras cosas, en los planes científicos de la URSS se contemplaba la manipulación radical del clima, esa cosa tan de la Providencia (y ya consiguieron algo ya...). Hay que reconocer que los tenían bien puestos los muy bestias.
    Ahora, algunos hijos bastardos del socialismo real y ciertos aprovechateguis se han inventado que esto del "cambio" es cosa del capitalismo.

    Comentado por: repinto el 15/3/2007 a las 12:02

  • Este si parece Azúa.Gracias Isis

    Comentado por: maleas el 15/3/2007 a las 11:54

  • La de Thoureau he hecho la de 'Tecnos'.
    Las otras quizá más tarde, ya sabe 'ars longa...'
    no me atrevo yo a recomendarle a usted ninguna, ¡vaya a que ya las haya hecho todas!...y meta la pata. Por otro lado, no entiendo la alusión a los obispos y a la legitimidad

    Comentado por: vic el 15/3/2007 a las 11:30

  • @enea o como se diga
    Finalmente el Papa ha hablado y ni una palabra sobre el Cambio Climatico.Bien pensado es natural.El factor mas relevante en el proceso,junto con la tecnica correspondiente es el crecimiento de la población a cuya limitación siempre se ha opuesto la doctrina moral catolica,imagino que en sintonia con otras religiones de salvación.El Cambio Climatico no es solo la manifestación de fracaso del Mercado tal y como afirma el Informe Stern si no tambien la negación de la bondad de la moral cristiana en uno de sus aspectos fundamentales.Dos pajaros de un tiro no esta mal.

    Comentado por: maleas el 15/3/2007 a las 11:29

  • No me importaría que este blog se pareciera un poco a ese sótano de Pisuerga.

    Comentado por: Isis el 15/3/2007 a las 11:28

  • César Lebrato@ Gracias, una página muy interesante. La aprovecharé.

    Comentado por: Isis el 15/3/2007 a las 11:25

  • Literatura.Acabo de recibir el segundo tomo de El principio esperanza. Ed.Trotta.Inventario de las diferentes utopias formuladas.La utopia habla mas y mejor de nosotros,conocete a ti mismo,que todo el sicoanalis y ciencia astrológica conocida.Invito a los presentes a que se sumen a su lectura.
    La literatura dicho asi en general,me aburre.Literatura en ciertos ambitos tiene connotaciones peyorativas,sinonimo de banal e irrelevante,aplicable en particular a la producida,rios de tinta,multitud de premios,prebendas incontables,muñidora de opiniones,incontenible la marea de la confusión,en los ultimos años.

    Comentado por: maleas el 15/3/2007 a las 11:17

  • BENET EN CASA

    FELIX DE AZUA

    Llegó, pues, con la bufanda enroscada al cuello, y me invitó a entrar en su casa. Y así como su figura iba gritando las peculiaridades internas de su juicio y entendimiento, pero también buena parte de los caracteres de su arte a quien quisiera oírlos, así también su casa, como construcción plenamente voluntaria de un escenario personal y dramático para uso propio y de su familia, mostraba de unmodo impúdico cuál era el juicio de Benet acerca de cuestiones tales como el decoro, la presencia, la representación,la imagen, la autoridad, la sintaxis, lo privado y lo común, y otros asuntos que atañen tanto al arte de vivir como al arte de escribir y a todas las artes, pues una es la retórica, como una sola y resplandeciente es la verdad.

    Quien haya tenido ocasión de ver a Juan Benet en persona, habrá comprendido, en una parte notable y por vía intuitiva, la hyhris de su juicio y también la esencia íntima de sus alargadas, retorcidas, salomónicas oraciones, esa peculiaridad de su maniera que tanta influencia ha tenido sobre los escritores más jóvenes. Y si no tuvo ocasión de verlo con vida, podrá verlo en fotografía o en los múltiples reportajes y entrevistas visuales que se han conservado de él y que, por cierto, habría que recoger en un vídeo unitario, aunque sea pedir la luna en un país, me refiero a España, que desprecia a sus mejores contribuyentes. Pero su casa, el chaletito de la calle Pisuerga, ya es más difícil que llegue a verla, o que la vea con la escenografía que Benet se construyó para disfru te propio y de sus amigos y familiares.

    La casita de la calle Pisuerga, de aspecto vagamente racionalista, fue amueblada de un solo golpe y ya no cambió más que en cuestiones de detalle. Yo la vi idéntica a sí misma a lo largo de veinte años, imponiendo la férula de lo que sin duda fue una decisión artística de Benet en los años setenta, a los sucesivos benets de los años ochenta y noventa.

    Fue la casa lo que en innumerables ocasiones determinó el comportamiento y la escritura de Benet, como a todos nos sucede, lo sepamos o no, pues es bien conocido que un hombre angelical llegado de algún lejano pueblecito sureño a la capital de España se transforma en un feroz navajero por el mero hecho de habitar una chabola a temperatura madrileña y verse sometido a la férula de su casa o habitación, por no hablar del pago del teléfono. Todos estamos determinados por nuestra vivienda, la cual, como su nombre indica, es una entidad que produce vida, o mejor aún, que produce vidas. Es algo demostrado.

    En la casa de Benet se cruzaban, de nuevo, los dos órdenes estilísticos que marcaron su prosa y su existencia con una tinta indeleble. El chaletito de dos plantas y sótano (y deberemos volver sobre él, sobre ese sótano), más un breve jardín sin apenas uso, y otro discreto patio frontal para el acomodo del magnolio que ocultaba la entrada, tenia una peculiar aura de independencia. Era un chalet autista. Incluso ahora se me hace imposible recordar las casas adyacentes. ¿Las había? ¿No despedía, el chalet de Pisuerga, un fulgor propio, como el de las casas de Anthony Perkins, que lo mantenía aislado en su narcisismo maligno? ¿Podía realmente convivir aquella vivienda? Son preguntas que todavía hoy me puedo hacer una y otra vez. El aislamiento, el carácter insular de la casa de Benet es indudable.

    El interior de aquella resplandeciente (aunque maligna, insisto: miltoniana) soledad que sólo puede pensarse en términos nocturnos (yo creo que nadie recuerda esa casa de día ) era un híbrido, tercamente buscado, de aposento británico ochocentista y de celda monacal en el otoño de la Edad Media. Dos modelos de habitación perfecta, rotundamente incompatibles, que mostraban en otro y más augusto registro el doble y fundamental constructo del juicio de Juan y de su escritura, la residencia de una reflexión apoteósica y directamente apuntada contra Dios y el inmediato e irónico descenso a la caricatura de lo moderno, en este caso construido como confort.

    Algún visitante hubo que, habiendo sólo visitado la planta baja, se quedó con el sentimiento de que Juan llevaba la vida convencional de un coronel de colonias retirado en el Londres de Sherlock Holmes tras una carrera brillante y bien pagada. Si le hubieran permitido subir hasta la planta noble, lo que a muy pocos estaba reservado, habría descubierto la celda de un atormentado escolástico y hubiera podido observar el desorden caótico que transpira toda lucha contra la Omnipotencia Eterna. Montañas de libros desplomados alfombraban el suelo en rara mezcla con rollos de papel virgen polvoriento, una peculiar máquina de madera someramente luliana presidía la diminuta celda, ilustraciones y planos cabalísticos se veían por las apretadas paredes clavados con chinchetas, el banco mismo donde obraba el metafísico estaba situado de cara a la pared; en fin, se daba allí toda la muebladura de un laboratorio tal y como puede uno imaginar el gabinete del doctor Fausto.

    Allí Benet alzaba el vuelo ad astram y atormentaba y retorcía sus frases tratando de subir más alto dándoles otro giro, imponiendo una subordinada más, otra metáfora a las oraciones desproporcionadas y satánicas hasta que el vuelo se mostraba no sólo imposible sino indecente, y entonces emprendía ese regreso precipitado y salomónico, en hélice alrededor de su propio cuerpo o frase en una caída libre a la que ya tantas veces he hecho referencia. No bien pisaba el suelo, sin embargo, con pies de algodón, sudoroso y confuso, cegado aún por la proximidad de la luz, emprendía el veloz descenso de la escalera como arrastrado por la inercia de la hélice y aterrizaba en el saloncito de la planta baja, donde le esperaban siempre sus amigos, decenas de amigos, algunos de los cuales vivían permanentemente en el saloncito y allí dormían y se llevaban ropa de muda para vivaquear más cómodamente, y con el tono carrasposo de quien acaba de regresar del desierto y trae aún la arena incrustada en los ojos y en la lengua, nos proponía una botella de vodka, de snapps, de cazalla, y, tras la ruidosa negativa, mostraba dos botellas de whisky, una en cada mano, alzando los brazos en la uve de la victoria.

    De modo que todo aquel que sólo le hubiera visto en elsaloncito, se quedaba con la impresión de que Benet era un escritor hacendoso, a la manera británica, un constructor de bonitas (o perversas) historias para los días de lluvia, un fantaseador de vidas y psicologías, uno de esos embaucadores elegantes y discretos que no levantan la voz en las reuniones pero cuando lo hacen dicen la frase exacta, discreta, ingeniosa que todo el mundo repite luego durante una semana. Ese arquetipo que han inventado el suplemento literario del Times y la BBC para que la provinciana sastrería de Bond Street pueda competir con la sastrería cursilísima de la Rive Gauche.

    Pero aquel otro que por venturosa ocasión (seguramente alcohólica) sólo le vio bregando en su celda del segundo piso, mascullando frases de negra hechicería contra la Altura, mientras golpeaba la máquina de escribir como si contra ella fuera dirigida su cólera, siendo así que, en realidad, era contra el cielo inclemente y padrastro, ese tal, digo, se quedaría con el sentimiento de que Benet era una poscarnación de algún brujo teutónico conjurador de las oscuras fuerzas naturales, un explorador de la enseñanza dejada por aquellos titanes que aún podían plantarle cara al Amo de los signos celestes. Y también un energúmeno y un maleducado, uno de esos escritores que gritan en las reuniones, no dejan hablar a nadie, se emborrachan, vomitan sobre la anfitriona, le quitan la palabra al invitado más relevante, tratan de imponer su criterio cuando a nadie le importa el criterio de ninguno sino pasar el rato civilizadamente, y se van insultando a la concurrencia y pellizcando a la criada. En fin, uno de esos escritores mediterráneos y americanos, genialoides, atiborrados de teoría y raquíticos de ideas, que se matan por una beca o una subvención administrativa mientras aullan su independencia y ferocidad revolucionaria.

    Pero Benet no era de ésos. El sótano del chalet de Pisuerga, donde estaba instalado el comedor de todos los días, daba la nota final, el acorde perfecto, la dominante que esclarecía los oscuros rincones del gabinete fáustico, al tiempo que ensombrecía los demasiado claros del saloncito británico. En aquel sótano donde apenas penetraba la luz del sol si no era por el frío chorro de un ventanuco rasante con el patio de entrada, en aquella cueva teñida por el verde retinto del magnolio y en perpetua iluminación artificial, Benet se reunía con la familia y oficiaba de pater. El sótano era un ámbito sereno, reconciliado, trascendente, y sin un solo libro en las paredes o por el suelo. Allí no penetraba la literatura, ni el mal. Y no por falta de ganas: en los últimos años se había ido instalando, con el crecer de los niños, un aparato de televisión de tamaño regular, pero yacía olvidado de todos, generalmente encendido en el fondo de una recámara sin que nadie hiciera el menor caso de las majaderías que supuraba. Cuando la sobremesa se alargaba, a la quinta o sexta cafetera, al noveno o décimo whisky, alguien se apartaba de la incomodísima mesa de obra, y como con descuido se retiraba al cuartucho adyacente donde el televisor proseguía su monólogo descoyuntado y pelmazo. Yacía allí el comensal en purificación transitoria observando la maldad, y regresaba como nuevo al cabo de un cuarto de hora, tiritando de frío y horror. Se sentaba a la mesa y se reconfortaba con un nuevo café, un nuevo whisky, o ambas cosas.



    El sótano era el lugar convivencial y oral, el habitat de la fidelidad, en donde el tiempo, no siendo eterno porque era un tiempo de humanos, no dejaba de ser, sin embargo, interminable. Es el tiempo en común, llamado también el tiempo de la «puesta en familia». De una portezuela lateral que comunicaba con la cocina iban saliendo bandejas de macarrones o de morcillas, cestillos con pan cortado, platos de arenques y patata en aceite, lechuga abundantísima, ternera empanada, sardinas en lata, rábanos, uva, queso de cabrales. Y jarra tras jarra de vino tinto. Aquello podía durar entre seis horas y dos meses.



    Sólo en una ocasión creo haber hablado por teléfono desde el sótano, un acto contra natura porque allí sólo estaban los que había, si se me permite la expresión, y el resto del mundo era algo lejano y vago. Hablé entonces con uno de los más grandes escritores castellanos de la actualidad y cuando más tarde me reuní con él en un hotel palaciego de Madrid, tras señalar a los presentes, muchos de ellos calvos, con gesto hastiado («mira», exclamó, «todos delincuentes»), quiso saber desde dónde le había llamado por teléfono. «¿Por qué?», le pregunté. «Es que me pareció que hablabas desde el otro lado de la muerte», respondió, y entonces supe que el sótano de Benet era una catacumba; un lugar previo a algo o posterior a todo; el lugar en donde las contradicciones y la dialéctica pierden su dentadura.



    Éste era el valor del sótano y la armonía de la «puesta en familia» que propiciaba. En el ejercicio diario de su combate contra la Altura (que acababa por precipitarle en lo más bajo y rastrero) Juan había logrado superar lo actual, la actualidad, o quizás habría que decir las actualidades. Cuando nos reuníamos en aquel sótano éramos hombres y mujeres libres de muerte, como los primeros cristianos, antes de que la luz del sol determinara jerarquías propiciadoras de conflicto. No sabíamos entonces que era la confluencia de un lugar excepcional, la catacumba de Pisuerga, con un buen gerente de lo intempestivo o atleta de las alturas y bajuras (Benet), lo que propiciaba la reconciliación y la huida de las actualidades que son el abismo por el que nos precipitantes todos, día tras día, en la muerte. Allí nunca se habló de nada actual, de ninguna actualidad. Absolutamente.

    Algo semejante tiene lugar cuando desaparecen los abuelos: aquellos primos y tíos a quienes unía el lazo de sangre inventado por los abuelos, se disgregan faltos de la fuerza unificadora que sólo puede ejercer una autoridad natural, y dejan de verse para siempre jamás. Venga el recuerdo de aquellos días (o noches, o días, porque eran lo mismo) transcurridos en la catacumba de Pisuerga, comentando lo inactual e intempestivo, a hacer más llevadero el descubrimiento tardío de lo que daba Benet calladamente o incluso sin saberlo, a saber, la comunidad y la fidelidad prerro mánicas. E imagino, como si lo estuviera oyendo ahora mismo, a Benet diciendo con su habitual sarcasmo (el del segundo piso): «¿Así que yo daba comunidad y fidelidad prerrománicas? ¿Eh?» Pues si, eso creo, a pesar de todo. Si volvemos ahora al estilo de Benet, que es lo relevante para sus lectores y no los recuerdos triviales de algún conocido suyo que yo me he permitido incluir en este prólogo, he aquí lo sorprendente: que en la imposible convivencia de órdenes elevados y rústicos, que en la enorme tensión que genera cada una de sus salomónicas frases, que en la fuerza que esa tensión despliega párrafo a párrafo y en la desesperada soberbia con la que Benet construye su monumento en espiral a lo intempestivo, hay siempre, en todo momento, un flujo subterráneo, sereno y convivencial, fiel a la tradición oral y a la memoria común, que perora pausadamente como desde una catacumba, sobre los lugares habitables de este mundo, es decir, sobre la gloria. Pues no otra gloria conocemos ni conoceremos que la gloria terrestre, la de nuestra tierra nutricia. Y a pesar del retorcimiento y la tensión en que se cuecen, todos los libros de Benet tienen el mismo motivo: la fidelidad y la entereza con la que algunos hombres y casi todas las mujeres sobreviven a su propia destrucción. Creo que ése fue el motivo que le llevó a elegir como escenario obsesivo la carnicería española de 1936, porque en el más fosco de los espantos fue posible (o él habría querido que fuera posible) alguna claridad convivencial e intempestiva. Y así son los libros de Benet: la mejor prosa posible para la mejor vida de algunos mortales.


    Comentado por: Isis el 15/3/2007 a las 11:15

  • Para los que quieran, puedo enviar el texto completo de Azúa sobre Benet. Merece la pena.

    Comentado por: Isis el 15/3/2007 a las 11:12

  • Félix de Azúa
    Benet en casa (fragmento)

    " Alzaba el vuelo ad astram y atormentaba y retorcía sus frases tratando de subir más alto dándoles otro giro, imponiendo una subordinada más, otra metáfora a las oraciones desproporcionadas y satánicas hasta que el vuelo se mostraba no sólo imposible sino indecente, y entonces emprendía ese regreso precipitado y salomónico, en hélice alrededor de su propio cuerpo o frase en una caída libre a la que ya tantas veces he hecho referencia. No bien pisaba el suelo, sin embargo, con pies de algodón, sudoroso y confuso, cegado aún por la proximidad de la luz, emprendía el veloz descenso de la escalera como arrastrado por la inercia de la hélice y aterrizaba en el saloncito de la planta baja, donde le esperaban siempre sus amigos, decenas de amigos, algunos de los cuales vivían permanentemente en el saloncito y allí dormían y se llevaban ropa de muda para vivaquear más cómodamente, y con el tono carrasposo de quien acaba de regresar del desierto y trae aún la arena incrustada en los ojos y en la lengua, nos proponía una botella de vodka, de snapps, de cazalla, y, tras la ruidosa negativa, mostraba dos botellas de whisky, una en cada mano, alzando los brazos en la uve de la victoria. "

    Da gusto leer algo bien escrito, vivo y con ritmo, ea.

    Comentado por: Isis el 15/3/2007 a las 11:08

  • Pues Pla, el artículo de MIGUEL GARCÍA-POSADA me parece pura literatura, el momento cumbre de una genial sátira. Fíjese usted, las asociaciones, la retórica, denuncian dejan al nivel del betún al fariseo (¿o mejor filisteo?)en cuya boca se ponen: "blasfemas, obscenas y pornográficas" (entran ganas de ver las fotos esas, ¿no?), "hay masturbaciones, erecciones, cambio de sexo de Jesús", "nivel de bajeza inimaginable", "ataque desdichado no ya a la religión sino al entero sistema de la cultura de Occidente" (esto, ni Rebuznar), "monstruosidad, obscenidad, infracultura, zafiedad, en una combinación única", "no hay vanguardia porque para eso tendría que haber arte" (esta frase parece de los tiempos de la Olympia de Manet). Y cuando dice "un ejercicio de subnormalidad inimaginable", "exhibición inaudita de mal gusto y chabacanería", "asalto al buen gusto, atentado contra las tradiciones más sólidas de Occidente, vulneración del principio de tolerancia" uno casi se olvidaría de que este tipo de provocacioens estéticas son lo más viejo y el truco más sobado del catálogo del artistilla: cada verano nos hablan de una así en Nueva York, y en Extremadura, como en cualquier sitio, hace falta un artista que se dedique a estas chorradas del mismo modo que hay que tener quien toque jotas, haga bordados, pinte paisajes a la acuarela, uno para pintar a lo años 50, otro a los años 60, etc., y otro que pinte al "estilo de toda la vida".
    Sólo un rasgo delata las circunstancias de la ejecución de este manifiesto del filisteísmo universal (la mentalidad Lladró): "Son las fotografías de un inquisidor de signo contrario, que si pudiera llevaría al paredón a creyentes y no creyentes, a católicos y ciudadanos cultos." ¡Vaya, resulta que nos las tenemos con un fascista que defiende la LIbertad y la DEmocracia a capa y espada!
    ¿Me va a negar, Sr. Pla, que este texto es una joya?

    Comentado por: César Lebrato el 15/3/2007 a las 11:00

  • @Isis

    Es de mi amigo Rilke.

    Un beso.

    Comentado por: Vernon S. el 15/3/2007 a las 08:45

  • Solo decir que Eduardo Mendoza ha sido premiado con el Premio Lara a mejor obra del año 2006 , para mi no es su mejor obra pero no esta mal , la mejor del año ? no se , pero una de las mejores seguro pues el nivel es una mierda .

    Este blog empezo siendo literario , luego fues algo aluninante ( en su punto mas alto ) y ahora la verdad , parece un diario de coluministas politicos , sin humor , sin literaratura, ....

    Comentado por: albert pla el 15/3/2007 a las 08:33

  • Vernon S@ Escalofrío

    Comentado por: Isis el 15/3/2007 a las 07:58

  • DIA DE OTOÑO

    SEÑOR: es hora. Largo fue el verano.
    Pon tu sombra en los relojes solares,
    y suelta los vientos por las llanuras.

    Haz que sazonen los últimos frutos;
    concédeles dos días más de sur,
    úrgeles a su madurez y mete
    en el vino espeso el postrer dulzor.

    No hará casa el que ahora no la tiene,
    el que ahora está sólo lo estará siempre,
    velará, leerá, escribirá largas cartas,
    y deambulará por las alamedas,
    inquieto como el rodar de las hojas.

    Comentado por: Vernon S. el 15/3/2007 a las 07:36

  • Los bobos y los aprovechados a veces se disfrazan de artistas. Los políticos viven en un baile de disfraces. La razón trspasa las máscaras e inquieta a los danzantes.

    Comentado por: observador impertinente el 15/3/2007 a las 05:12

  • El señor Miguel García-Posada, que se sepa, con sus impuestos financia carros de combate y otras armas que han servido, sirven y serviran para llevar "al paredón a creyentes y no creyentes, a católicos y ciudadanos cultos".
    AMÉN

    Comentado por: fotógrafo sedicentemente no mentado el 15/3/2007 a las 01:44

  • Ya estan los de los impuestos otra vez. No tienen solución.

    Comentado por: fotógrafo sedicentemente no mentado el 15/3/2007 a las 01:39

  • Fotos blasfemas

    Debidamente subvencionados por la Consejería de Cultura de Extremadura se han publicado en la región dos libros de composiciones fotográficas blasfemas, obscenas y pornográficas, que parodian a Jesucristo, la Virgen y algunos santos (hay masturbaciones, erecciones, cambio de sexo de Jesús, etcétera) a un nivel de bajeza inimaginable. Las publicaba ayer Periodistas Digital. Son un ataque desdichado no ya a la religión sino al entero sistema de la cultura de Occidente. Por respeto al lector no reproducimos las fotos. Las caricaturas de Mahoma eran un juego de niños al lado de esta monstruosidad. No se trata de anticlericalismo; se trata de obscenidad, de infracultura, de zafiedad, en una combinación única.
    El Consejero de la Junta justifica estas “expresiones artísticas” por su audacia vanguardista. No es cierto; no hay vanguardia porque para eso tendría que haber arte. Lo que hay es un ejercicio de subnormalidad inimaginable. El señor--es un decir- consejero debería dimitir y el presidente, Sr. Ibarra, sedicentemente liberal, debería dar explicaciones, por múltiples razones, entre ellas las de que todos sus argumentos “patrióticos” se vienen abajo con esta exhibición inaudita de mal gusto y chabacanería. Que nadie invoque la libertad de expresión. Eso no es libertad de expresión sino asalto al buen gusto, atentado contra las tradiciones más sólidas de Occidente, vulneración del principio de tolerancia. Son las fotografías de un inquisidor de signo contrario, que si pudiera llevaría al paredón a creyentes y no creyentes, a católicos y ciudadanos cultos. Y todo pagado con dinero público, que es lo más grave de todo, si es que hay grados para esta barbarie. El señor fotógrafo, de cuyo nombre ni nos acordamos ni merece que nos molestemos en recordarlo, está en su derecho, aunque relativo, de ofender con un pretexto sedicentemente artístico. Pero nada justifica que sus ofensas las paguemos todos. MIGUEL GARCÍA-POSADA


    Comentado por: Tipo de incognito el 15/3/2007 a las 01:19

  • Adéu bona niiiit
    m'en vaig a clapaaaarrr
    adéu bona nit, adéu bona nit
    i fins demà.

    (Versió trinca)

    Comentado por: Tipo de incognito el 15/3/2007 a las 01:01

  • Agotado y aburrido
    imperdonable comportamiento
    deconstructivo.


    Comentado por: Tipo de incognito el 15/3/2007 a las 00:59

  • Caballo que lloras
    reposas en la cuadra
    sueñas que galopas.

    Comentado por: Tipo de incognito el 15/3/2007 a las 00:57

  • Malabaristas,
    malos barristas de malos bares,
    amigos de Azúa teníais que ser...


    Comentado por: Tipo de incognito el 15/3/2007 a las 00:56

  • Sube la tempertaura.
    Las manos desechas
    gotean temblores.

    Comentado por: Tipo de incognito el 15/3/2007 a las 00:54

  • Banderola,
    bendita bandera,
    chirrías.

    Comentado por: Tipo de incognito el 15/3/2007 a las 00:52

  • Cucharilla,
    pequeña cucharillita,
    mezclas.




    Comentado por: Tipo de incognito el 15/3/2007 a las 00:52

  • No se asusten.
    Solo estamos de paso y nos apetecía saludar a El Espíritu de la Colmena, si anda camuflado por aquí.

    Comentado por: malabaristas reunidos el 14/3/2007 a las 23:36

  • @onagro, la imaginación es lo más fuerte de todo.
    Me llama Vd. knuden, pero mi nombre es knudSen, "el hijo de Knut", o, lo que es igual, el hijo del canuto.
    Parezco el Punti, pero agradezco que me llamen por mi nombre.

    @ortega, no sabe Vd. la rabia que me da no poder leer sus yutús, sobre todo el de Glenn Gould. Me conformaré imaginándolos.

    Saludos


    Comentado por: knudsen el 14/3/2007 a las 21:54

  • Sí que tiene razón knudsen, estamos todos muy recogidos hoy.
    Por esto y porque si me descuido van a tocar a maitines, me despido por hoy, esperando que mañana el día, o lo que en él ocurra, resulte inspirador de nuestras mentes y pueda uno leer el blog con mejor ánimo y, si es posible, aprender algo nuevo.
    Un abrazo
    Buenas noches

    Comentado por: Isis el 14/3/2007 a las 21:39

  • Vic, te recomiendo las siguientes lecturas:
    Henry David Thoureau: Sobre el deber de la desobediencia civil
    Georges Sorel: Reflexiones sobre la violencia
    Walter Benjamin: Para una crítica de la violencia
    Jean Paul Sartre: el prólogo a "Los condenados de la tierra" de Franz Fanon
    Hannah Arendt: La obra completa si es posible, pero ya que hay que comenzar por algún lado, ¿por qué no intentarlo con "Sobre la violencia" y "Sobre la revolución"?
    Sánchez Ferlosio: "Ensayos y Artículos" (t.I sobre todo) y "La hija de la guerra y la madre de la patria"
    No te prometo nada pero sale a cuenta remojar las ideas en las fuentes de vez en cuando, sobre todo si algunas están tan traídas y llevadas y arrastradas que hasta los obispos pueden abusar de ellas "legítimamente".

    Comentado por: César Lebrato el 14/3/2007 a las 20:41

  • Onagro@ Vale, pero iré caminando.

    Comentado por: Isis el 14/3/2007 a las 20:31

  • Isis,
    No le falta razon, a Knuden.
    Y hay tantos en tantos sitios de no afable condicion y de desagradable trato que... en las Navas del Marques se esta muy bien: vente cuando quieras.

    Comentado por: Onagro el 14/3/2007 a las 20:03

  • No tengo mucho tiempo pero quisiera contestar, siquiera sucintamente (lo más que pueda) a la sra. Provoqueen.

    La desobediencia civil es, al menos clásicamente, al menos como yo la entiendo, desobediencia frente al gobierno o más generalmente contra los poderes del estado (luego el ejemplo de los sindicatos no está muy bien traído, porque esta 'presión no se ejerce contra un poder del Estado), aunque básicamente se limite al judicial y ejecutivo, que son los que de forma 'directa' afectan al ciudadano.
    Luego dice usted que es algo legítimo, bueno frente a esto ríos de tinta, porque habría que ver que se entiende por legítimo en un estado democrático, como España, al que se refiere y en otro como Arabia Saudí, por ejemplo. Usted me parece que se refiere a legítimo en el sentido de una ética determinada, y claro, personal; a unos valores que quizá, estoy aquí suponiendo, crea usted que se deben aplicar de forma universal, porque estoy seguro que utilizar la desobediencia civil para que vuelva la esclavitud no lo consideraría 'legítimo'; por tanto, habla desde un tipo preciso de valores o principios; luego se refiere a cambio social,i.e., la desobediencia civil como 'motor de cambio social', con lo cual la cosa se enmaraña aun más, porque cambio social, ¿hacia dónde?, ¿hacia qué tipo de sociedad estaría permitida la desobediencia civil, sería legítima, quien la determina y cómo se determina? Otra vez la ética y otra vez la subjetividad o el libre arbitrio de quien desobedece. La cuestión es que habría que dilucidar en qué casos es pertinente la desobediencia civil porque cada uno puede hacer aquí de su capa un sayo, como digo; pero si se regula, por el estado se entiende o por la comunidad política, si le gusta más, se contradice el mismo sentido del concepto como 'herramienta política', que no social, herramienta digo, fuera de la formalidad, es decir, es un instrumento que está fuera del propio sistema de organización del estado para tales menesteres y en consecuencia, por definición estricta, no puede ser legítimo, porque por lo menos no está legitimado por la ley o leyes del Estado; luego si se regulara ya no sería desobediencia civil y si no se regula, que es su esencia misma, es algo ilegítimo per se.
    Luego el problema quizá no sea la adscripción de un sujeto a un determinado conjunto de valores que crea que son universamente válidos sino la forma como se justifican y es en la forma donde está el quid, porque es en la forma donde reside el mismo concepto de estado, que es un 'arrejuntamiento' humano organizado y esto implica que tiene una determinada forma.
    Luego la desobediencia civil trata de subvertir el poder del estado (con todo lo que connonta que sería un mundo) y esto se aproxima mucho a la revolución. Es algo, un poder que se ejerce 'absolutamente' y que viene 'de fuera', es fuerza "extra-estatal" (por eso absoluta) y contra-estatal, muy parecido a un 'golpe de estado'.
    y para terminar, una cosa es la presión lobbista y otra muy distinta la desobediencia civil.

    Comentado por: vic el 14/3/2007 a las 19:57

  • Para Colomba Aceituna:
    ?Que es mas fuerte
    la realidad o la mente?
    Mas fuerte es la realidad,
    pues si lo fuera la mente,
    ni importaria la muerte
    ni -lo que es (mas) cricial-
    habria tristeza en el ser y en los entes.

    La realidad pues es mas fuerte
    que la mente. Yo de todas formas estoy dispuesto a participar en esta imposible cruzada de la mente contra la realidad y la muerte.

    Siempre tuyo,
    Jorja Llana de Santa Teresa de Lisieu.
    Las Navas del Marques (barrio sde la estacion)

    Comentado por: Onagro el 14/3/2007 a las 19:56

  • @isis
    la lluvia en el desierto tiene que ser grandiosa, ¿no?
    Cuénteme como fue la excursión a caballo.
    Saludos

    Comentado por: knudsen el 14/3/2007 a las 18:44

  • tomas, hay cabra montés pá jartarse, pero cabr**es humanos, por suerte, no hay. Aquí se llama choto al ternero. Y, como tocamos a 11 habitantes por km2, sólo hay actividad colectiva cuando pasa la Vuelta Ciclista, que nos tiramos todos a las cunetas para ver otros seres humanos, aunque vayan vestidos de colorines y pasen a toda pastilla, por eso, pocos akelarres podemos hacer.
    Hoy parece que todo el mundo se hubiera metido a cartujo, hay menos gente por aquí que en mi planeta.Saludos

    Comentado por: knudsen el 14/3/2007 a las 18:39

  • @knudsen , ¿ en su planeta han exterminado a las cabritas y derivados ? , ¿ no existen los akelarres y los chotillos ? ¿ son vds. un alga inteligente de mente colectiva ?, resuelva mis dudas antes de que me de una vuelta y ya esto no tenga remedio ... el aire de la calle me hace polvo.

    Comentado por: tomas el 14/3/2007 a las 18:18

  • "El camino hacia el poder nos lo señala la ley." (Adolf Hitler). La democracia no es garantía de nada.

    Comentado por: w el 14/3/2007 a las 16:11

  • cuanta razon tienes azua.
    haber si españa evoluciona de una vez y nos dejan llegar a acuerdos democraticos en euskal herria.

    Comentado por: rtb el 14/3/2007 a las 15:19

  • cuanta razon tienes azua.
    haber si españa evoluciona de una vez y nos dejan llegar a acuerdos democraticos en euskal herria.

    Comentado por: rtb el 14/3/2007 a las 14:20

  • Hola. Fui a caballo por el desierto egipcio, pero sólo un rato y bajo la lluvia. Algo poco común (que yo monte y que llueva allí). Luego me fui a Córdoba en avión y Ave. Ya me hubiera gustado galopar por esos campos andaluces, sobre todo porque lo hago muy mal ¡Si mi padre levantara la cabeza y me viera desmontar, bueno, tirarme del caballo...!

    Comentado por: facha el 14/3/2007 a las 12:35

  • También Rosa Montero facha. Mira qué bien.
    Esto recuerda a lo de los enanos infiltrados de los últimos años del imperio.
    O Polanco hace una purga rápida al viejo estilo o va a tener que hacer una transición como la de aquel régimen.
    Pobre Azúa. Hasta sus seguidores le desertan.

    Comentado por: facha el 14/3/2007 a las 12:20

  • maleas

    Que no soy taurino ? , no recuerda mi gran canción ?



    PAPA JO VULL SER TORERO

    Papa jo vull ser torero
    Papa jo vull matar toros
    Papa jo vull saltar ruedos
    Ai papa jo vull ser torero

    I el pare es desesperava
    Ell que era tan honorable
    Potestat de la sardana
    De les lletres catalanes

    La veritat no comprenia
    Quin cony de fill que tenia
    Si tenia tot el que volia
    Tenia amor tenia família

    De calés no li faltaven
    Ni cultura ni ensenyança
    De la pulcra i refinada
    Existència catalana

    Papa jo vull ser torero
    Papa jo vull matar toros
    Papa jo vull saltar ruedos
    Ai papa jo vull ser torero

    I el pare des de les grades
    Com patia i com plorava
    Que és que el toro empitonava
    Al seu fill i el revolcava

    Que és que el toro va arrancar-li
    Els collons d'una cornada
    L'hemorràgia era imparable
    Una mort inevitable

    Va morir a la infermeria
    De la plaça a mitja tarda
    El seu fill moria torero
    Ple de gloria i ple de fama
    Ple de clavells a la tomba
    Banderilles i estampetas
    I als balcons geranis negres
    Ai papa el teu fill ha mort torero
    Ai ai ai

    En esta letra , con mi peculiar estilo me cago en los topicos .

    Si se anima vamos a ver a jose tomas .

    Comentado por: albert pla el 14/3/2007 a las 07:18

  • Ortega...todo tiene buena pinta. Si me gustara cocinar! Gracias. No tengas un ataque cardiaco.

    Comentado por: chiqui el 14/3/2007 a las 00:33

  • Knudsen@
    Hola. Fui a caballo por el desierto egipcio, pero sólo un rato y bajo la lluvia. Algo poco común (que yo monte y que llueva allí). Luego me fui a Córdoba en avión y Ave. Ya me hubiera gustado galopar por esos campos andaluces, sobre todo porque lo hago muy mal ¡Si mi padre levantara la cabeza y me viera desmontar, bueno, tirarme del caballo...!
    Buenas noches

    Comentado por: Isis el 13/3/2007 a las 23:11

  • ¿Cómo interpretar la declaración de al-Zawahiri apuntando directamente a Ceuta y Melilla, junto a Chechenia y Palestina, como objetivos principales de la yihad? Es algo que sorprende a la mayoría, pero que no es ninguna novedad. Los islamistas consideran que la primera obligación de todo buen musulmán es la lucha por la recuperación de la tierra de islam. De modo que el objetivo está señalado desde siempre. Al-Zawahiri se limita a ponerle nombre.

    Comentado por: Puntilloso el 13/3/2007 a las 22:48

  • onagro, cuidado en el barco: compruebe que no llevan de polizón al innombrable. Y recuerde que allí se llama Vd. hémione. Disfrute del viaje. Saludos

    isis, ¿viajó de Alejandría a Córdoba a caballo? Al principio de su crónica mencionó algo de una brida suelta, ¿era metáfora, o ha hecho Vd. ese recorrido?

    maleas, yo dejo descansar a Azúa si, a cambio, hacemos un grupillo para ir al Escorial a ver a J.T.

    tomas, le doy mi palabra de que en mi planeta no hay un solo cab*ón, ni falta que hace.
    Eso sí, me encanta Pla. Y pla, también.

    Cuando escucho discutir de política me parece que la gente se pone a hablar raro, tipo Tamara Falcó Preysler. Ya puede ser brillante su discurso, que yo, no comprendo una palabra de lo que dicen.

    Buenas noches, parroquia



    Comentado por: knudsen el 13/3/2007 a las 22:45

  • Sobre todo, si el descuido estriba en permitirse el uso de palabras cargadas como armas, de las que, ya se sabe, las use quien las use, sólo tienen una utilidad.
    Un pecio ferlosiano de regalo:
    "(Universalia) Los nominalistas se empeñan en decir que la palabra «perro» no ladra, cuando el achaque de los universales está precisamente en que la palabra «perro» no puede, en modo alguno, no «ladrar», por mucho que se haya sabido de algún perro que, de hecho, no ladraba."

    Comentado por: César Lebrato el 13/3/2007 a las 22:18

  • Qué cosas más curiosas dice hoy en una entrevista un tal Tomás Segovia:"Un escritor español del siglo XX es más del siglo XX que español. Tiene más que ver con un checo del mismo siglo que con un compatriota suyo del XV. Las identidades existen, pero de hecho, no de derecho. Invocar como derecho un hecho diferencial es lo contrario de la democracia: es lo que invoca un rey respecto a sus antepasados. La identidad siempre acaba en bombas". Parece mentira, toda la vida oyendo esto, y aún hay que repetirlo.Creo que el verdadero talento debe ser cosa de paciencia y aguante. Machacar y machacar, no bajar el listón, no hacer concesiones ("bueno, esto es sólo un artículo"). Si no te hacen caso, ya te lo harán, o ya oirán lo mismo en otro lado, de otros labios. Y si no, es que no vale tanto la pena. Al bajar el listón, uno no está tratando al público de tonto: está haciéndolo él, al vender bien barata su alma. Escohotado, Trías, Savater... ¿Félix?

    Comentado por: César Lebrato el 13/3/2007 a las 22:06

  • Siempre me gustó el ciclista Marino Majareta. Era un poco gafado, siempre llegaba el tercero, alguna vez segundo.

    Comentado por: la pájara el 13/3/2007 a las 21:21

  • Onagro@ ¿Dan calambre las tildes? ¿Vas a la deriva?

    Comentado por: Isis el 13/3/2007 a las 21:15

  • Grifo,
    tengo suerte
    de ser parte
    de ese coro insinuante.

    Comentado por: Onagro el 13/3/2007 a las 20:45

  • @albert
    Bueno lo de el correo esta dificil por lo que parece.Me está apeteciendo ir el dia 17 de Junio a la Monumental para asistir a la vuelta de José Tomas aún que no sé si esperaré a la que tiene comprometida en la plaza del Escorial,y podria llevarte alguna copia ilegal por supuesto. A cambio podias invitarme a los toros.Ya se que tu eres rumbero y no taurino pero es que la ocasión creo que lo merece.Te anticipo quien posiblemente irá y quien no.Empezaré por el escalafón.No descarto que asista el Rey acompañado de Montilla.Descarto a Aznar,le va mas el padintong y a Carod por razones obvias.Boadella seguro que va y Rivera,que tampoco es taurino tal vez.Es posible que hasta Azúa si lo dejan descansar unos dias ortega,knudsen y compañia se decida,puede ser el principio de una afición.Continua tu si quieres que conoces mas a la gente de tu ciudad.
    En fin,ya me dices si es que gustas lo que opinas.

    Comentado por: maleas el 13/3/2007 a las 20:43

  • Isis, Knuden,
    Estoy rodeado de agua por todas partes y ademas no puedo poner acentos.
    Besos.
    Onagro

    Comentado por: Onagro el 13/3/2007 a las 20:37

  • @ vic

    Perdón por la intromisión, pero en referencia al comentario que le haces a provoqueen diferenciando las dos políticas penitenciarias, sólo decir que durante el secuestro de Ortega Lara ( y esos sí eran años de plomo)el gobierno del PP acercó a presos de ETA como gesto de distensión que pudiera aliviar la brutal situación del funcionario de prisiones. Nadie se atrevió a calificar aquella decisión como una claudicación del estado de derecho. Cualquiera que conozca medianamente Euskadi, sabe que para acabar con el conflicto vasco verdaderamente, es necesario ir minando la dependencia de la izquierda abertzale de ETA para que se integre en la arena política condenando definitivamente la violencia. Para ello no hace falta pagar precio político pero sí los gestos que puedan iniciar un nuevo clima de acercamiento (las declaraciones de Otegi no son iguales que las de Olano o Permach, si son analizadas con detenimiento). Ocurre que, obligadamente, estos procesos son largos y no suelen atender a los cálculos electorales.
    En algún otro sitio se puede leer que presentar como sujeto a España, los españoles, el pueblo español es una licencia. Pero si lo hace Ibarretxe con respecto a Euskadi, los vasc@s o Euskal Herria es un rasgo esencialista y reaccionario. Sinceramente no sé cuál es la diferencia. En estos días el PP se está hartando de utilizar esta fórmula para paliar el fracaso de sacar la gente a la calle. Por eso repite, además, lo de las dos millones de personas en la manifestación del sábado, cuando cualquier mínimo análisis riguroso de las imágenes televisadas no arroja más de medio millón. En Euskadi algunas movilizaciones bien preparadas de Batasuna pueden juntar a cien mil personas, para una población de unos tres millones de personas, cuando ellos no representan ni el 10% sociológicamente hablando. Así que, con los medios de los que gozan los populares, se puede relativizar mucho el cacareado éxito de esta manifestación.

    PD. Llevo tiempo entrando en este blog por la admiración literaria que le profeso a Azúa, y es de agradecer el tono general de respeto de los bloggeros que aquí se reúnen. Algunos podían copiar la fórmula.

    Comentado por: sancho chanza el 13/3/2007 a las 20:29

  • Bueno,los carlistas,los recuerdo cuando vinieron a apuntarse a la Junta Democratica.Con aires aristocraticos antiguos y la estoica sabiduria del perdedor.Entrañables.

    Comentado por: maleas el 13/3/2007 a las 20:14

  • @maleas , no sé si recuerda la paciente respuesta que me dió hace unos días cuando hablábamos que si monarquía que si república... visto lo visto le voy a dar la razón a vd. y a provo , temporalmente me haré juancarlista, pero sólo un rato porque en el fondo soy carlista , versión matiner nihilista.

    Comentado por: tomas el 13/3/2007 a las 19:43

  • @vic
    ¿Le sirve de prueba del estado de la opinión publica acerca de la guerra de Irak las encuestas que se publicaron en su dia?.Estan disponibles en las hemerotecas.Se hablaba del 80% que naturalmente incluia a votantes del PP.
    Cierto,las encuestan afirman que una mayoria de los españoles,un 59% rechaza la medida del Gobierno con respecto al caso Chaos pero una buena parte de ellos respeta la decisión en la que veo dos aspectos,el problema de conciencia de quien toma la decisión y el beneficio o prejuicio social que de la misma pueda seguirse.Lo primero pertenece al ambito privado lo segundo está por ver.Decir que de ese gesto que veo noble se deduce el triunfo de ETA me parece,cuanto menos prematuro.

    Comentado por: maleas el 13/3/2007 a las 19:31

  • @ ALQUESEA , decía Auden
    " I and the public know
    What all schoolchildren learn,
    Those to whom evil is done

    Do evil in return."
    Luego presumen de cristianos y provida y se les ve la bilis como a cualquiera , nadie se pudo vengar de Arias Navarro, por ejemplo, pero su sed de SU justicia es insaciable. En Auswich y en los duros del pollo se leía libre. Les mola la palabreja , como el cilicio.

    Comentado por: tomas el 13/3/2007 a las 19:25

  • @albert y knudsen , decía Josep Pla : " aquest és un país petit però plé de malparits " , se refería a Catalunya pero la relación metro cuadrado cab*oncete es universal.

    Comentado por: tomas el 13/3/2007 a las 19:15

  • En España en ocasiones las mejores cabezas mas que pensar embisten.El caso mas conocido es el de Unamuno.Sus disparates,"Hay que hacer una barbaridad" o aquel de "En España hace falta una guerra civil" tuvieron cumplida respuesta.Su integridad le hizo pagarlo caro.Como su admirado Don Quijote,gozó de unos instantes de lucidéz,los que precedieron a su muerte.

    Comentado por: maleas el 13/3/2007 a las 19:15

  • En España en ocasiones las mejores cabezas mas que pensar embisten.El caso mas conocido es el de Unamuno.Sus disparates,"Hay que hacer una barbaridad" o aquel de "En España hace falta una guerra civil" tuvieron cumplida respuesta.Su integridad le hizo pagarlo caro.Como su admirado Don Quijote,gozó de unos instantes de lucides,los que precedieron a su muerte.

    Comentado por: maleas el 13/3/2007 a las 19:14

  • al sr. Grifo y la sra. Provoqueen,

    yo creo que el PP quiere llegar al poder por vía democrática, ¿qué otra vía le queda?.
    Y la desobediencia civil ya la predicó, nada menos que el 'padre de la constitución' y presidente del congreso, sr. Peces-Barba, cosa sin duda paradójica, pues pretendía la desobediencia civil contra poderes que él mismo había ayudado a fundar. Pero descuide frente a esto está el poder judicial; aunque claro si cree que los jueces son marionetas del PP o de los políticos , pues nada, apaga y vamonos, porque usted destruye o pone en tela de juicio el mismo fundamento de este estado, y a partir de ahí cualquier argumento por descabellado que sea entra dentro de lo posible, incluso el del contubernio judeo-masónico. Por otro lado la alusión a Ynestrillas y su relación aparente, por estar de seguido a la alusión al PP, es la clásica falacia, 'post hoc, ergo propter hoc'. Y es cuanto menos capciosa.
    sra. Provoqueen quiero recomendarle la lectura del artículo de Savater que es muy higiénica y además que existe algo que diferenciaba al hecho del gobierno PP y el del PSOE, y es que aunque fuera verdad que excarceló etarras el gobierno pepero, lo hizo desde su soberanía como un poder del Estado, i.e. lo hizo de manera activa, diciendo: yo, como poder constituido del estado y sabiendo que se me faculta para ello pues excarcelo (y evidentemente nadie personalmente excarcela, es decir, Rajoy no va y saca al sujeto de la carcel, sino que como ministro de un gobierno, no como Mariano, y por la facultad que le otorga la constitución, excarcela,... bueno y así, así porque el indulto lo da el gobierno; es que parece que sustancialmente son la misma cosa); pero la diferencia sutil es que ahora no parte la acción del gobierno sino que se realiza como reacción a una acción emprendida por un condenado; por eso que muchos presos quieran también beneficiarse de la 'reacción' de nuestro gobierno, y muestre éste su contemporización, o más claramente su 'debilidad'. ¡A la Thatcher le iba a pasar eso!.

    Saludos

    Comentado por: vic el 13/3/2007 a las 16:31

  • Albert pla:
    El disco es muy bueno y lo recomiendo a todo el mundo.
    Tiene su no sé qué y su que se yo.
    Hay que escucharlo. El que no lo haya escuchado no sabe lo que se pierde.
    Un saludo al artista y a todos los de mi calaña. Perdon es que algunas veces me transfiguro.

    Comentado por: Antonio Larrosa Diaz el 13/3/2007 a las 15:58

  • ¿Realidad o ciencia-ficción?

    Comentado por: @ robá el 13/3/2007 a las 15:08

  • larrosa

    ha seguido escuchando el disco ? le gusta mas ?

    Comentado por: albert pla el 13/3/2007 a las 15:03

  • ¿Sabría decirme alguien cuanta gente sale de la cárcel cada día? Si algunos de ustedes consideran más o menos importante (para determinada colectividad) a un ex-recluso que a otro, allá ustedes, pero sepan que dejan fuera de "su" colectividad a mucha gente que cree que hay bastantes cosas más importantes que esas. Cuando uno ve una nimiez lo que otros ven importantísimo, ¿es un palurdo?
    Vayan, vayan a la calle, pero cuidado con relacionarse con la gente, pues según el criterio de algunos la calle está llena de palurdos como el que esto escribe. Y entonces la comunidad es solo de "iluminados"

    Comentado por: @ robá el 13/3/2007 a las 14:43

  • ¡ Ah! Y otra cosita de las mias . alguien dijo que lo bueno breve, es dos veces bueno.

    Comentado por: Antonio Larrosa Diaz el 13/3/2007 a las 14:29

  • en dos palabaras: sentido comun.




    Comentado por: Asier el 13/3/2007 a las 14:28

  • ¿Porque casi todos los comentarios son más extensos que el blog?
    Creo que deberian acortarse un poco, porque si los tenemos que leer todos, no nos queda tiempo ni para ir al excusado

    Comentado por: Antonio Larrosa Diaz el 13/3/2007 a las 14:27

  • Provoqueen,

    Por reduccion (al absurdo?): digame en 3 lineas algo que pueda justificarme que han sacado a la calle a un tio porque se puso mailto porque no queria comer.

    QUE es lo que busca el Gobierno haciendo esto? NECESITA hacerle gesto a ETA precisamente AHORA??

    Y dejar ya de mezclar churras con meninas, joder.

    Comentado por: Lunatico el 13/3/2007 a las 14:14

  • Discutir sobre dogmas de fe es un coñazo.

    Comentado por: @ robá el 13/3/2007 a las 14:02

  • Al sr. Lebrato,

    sólo le indicaba que parece que usted exigía más de lo que cabe esperar en un artículo de opinión, donde, va de suyo, se cometen ese tipo de generalizaciones y que quien no se da cuenta de esto se confunde y mezcla los 'géneros del decir'. Usted parece que basaba su argumentación en criticar un uso impropio de sujetos colectivos cogiéndosela con papel de fumar, dando a entender una postura escéptica respecto a la pertinencia del uso de esos sujetos y yo sólo le he hecho ver que también podemos cogérnosla con papel de fumar en cuanto a su crítica al sr. Savater.
    Además la crítica al argumento de autoridad, sino le he entendido mal, que puede ser, en cuyo caso le ruego que escriba otra vez su respuesta, es la base del progreso científico desde al menos el s.XVII, aunque díscolos los ha habido siempre.
    Y que los colectivos en cuanto a función política son más importantes que los individuos, pues estoy de acuerdo con este 'hecho' y creo que debería saberlo usted, dado que además se propone hablar de 'proletariado revoluconario'.

    Saludos

    Comentado por: vic el 13/3/2007 a las 13:29



  • Grifo poet@

    Oh, si tú un libro fueres
    llenarías mi maleta.
    Pero como no lo eres
    te dedico mi cuarteta.

    Isis (con subidón)

    Comentado por: Isis el 13/3/2007 a las 13:21

  • ¿pero qué mal les ha hecho a ustedes la pobre Leticia Savater?

    Comentado por: knudsen el 13/3/2007 a las 13:18

  • Grifo, yo creo que el PP quiere llegar al poder. Y punto. El medio le da igual.
    Lo mismo les pasa a mis ugeteros.

    Todas las elecciones del mundo cristiano se tendrían que celebrar en viernes santo. Es el momento culminante de la tragedia democrática, cuando todas las tragedias (insultos, escupitajos, intentos de pucherazo sólo retenidos por el temor a la denuncia por parte de los que también haríamos fraude si los de enfrente no estuviesen alerta, en plan paradoja del prisionero...).
    El día de las elecciones, como en el viernes santo cristiano, todas las maldades, penas y tragedias asociadas a la democracia, se materializan.
    Todas esas maldades y penas, es decir, el frío que reina extramuros, ese día electoral penetra en la ciudad como una ráfaga cortante y helada que fluye por todos los rincones.

    Y es que fuera anda más gente de la que parece. Al fin y al cabo, tiene inconvenientes pero oiga, también ventajas: se está al albur de las mafias, sí, pero se ahorra uno una pasta en hacienda!
    Y si encima se es uno de esos "coherentes chorizos de toda la vida que nunca lo han negado" pues entonces se tiene incluso el visto bueno, el beneplácito y el aplauso de todos los del interior de la muralla, esos que sacralizan la coherencia.
    Felices fuera, alaudidos por los de dentro, ¿Qué más se puede pedir?
    A condición de desenvolverse bien con las mafias..., todo lo demás son ventajas.
    Así, todo el que puede, se escapa. Y el que no, se rasga las vestiduras... pero no porque escapen los demás, sino porque no puede hacerlo él.

    Comentado por: provoqueen el 13/3/2007 a las 13:07

  • No encuentro convincente la razón de tú mas o ellos comenzaron primero.Creo que el problema subyacente,son los limites que adulteran la reinstalación de la democracia en España.Fueron pocas las voces que criticaron en su tiempo aquella aberración democratica que fué el GAL.No solo Fraga la apoyó sino para que Sabater tenga algún ilustre antecedente de intelectual reconvertido,el mismisimo Aranguren reconoció,al menos sinceridad redime,haberlo aprobado.Sabater ha pedido la suspensión,en terminos legales posible si quedase demostrado que se conculcan los derechos civiles elementales, del Estatuto Vascongado,le falta pedir pena de muerte para los terroristas y el circulo se habrá cerrado.

    Comentado por: maleas el 13/3/2007 a las 13:02

  • españolito que pagas
    impuestos que nadie vio
    de las dos agrias Españas
    no va a salvarte ni dios




    Comentado por: knudsen el 13/3/2007 a las 12:56

  • @ Vernon

    En El Correo, 10.03.07

    Comentado por: ortega el 13/3/2007 a las 12:50

  • Gracias también Provoqueen, realmente es impresionante el documento y resulta patética la desmemoria.

    Comentado por: Isis el 13/3/2007 a las 12:21

  • Ay, Sr. vic, con lo listo que usted parece no me venga con el ¿sabe usted con qué fundamento Fulano afirma tal?, ¿cómo sabe usted que no ha hecho un estudio fiable? Así lo que tenemos es una versión degradada del principio de autoridad. Si nos resignamos al uso de los sujetos colectivos, estoy de acuerdo en Azúa: ETA ha triunfado: es más importante ¡ESPAÑA!(o quien toque) que los ciudadanos que viven allá, las víctimas son mártires que a las que tenemos que agradecer su existencia,debemos a los muertos en guerra sus esencias seculares, sus fronteras, su fundación, sus vestidos regionales.
    La verdad, ya metidos en harina, prefiero hablar de proletariado revolucionario. Salud.

    Comentado por: César Lebrato el 13/3/2007 a las 12:14

  • Cada vez que gana la derecha unas elecciones (y esto ya se lo huelen muchos ante la incapacidad de los que gobiernan ahora -que fueron, por cierto, los que crearon el terrorismo de Estado- de utilizar la fuerza del estado de derecho contra cierto grupo de asesinos) la izquierda habla de déficit democrático mostrando así su imposibilidad de vivir normalmente esa democracia que predica, pero que se arroga como suya propia y de nadie más.

    Comentado por: un día volveré el 13/3/2007 a las 12:13

  • Provoqueen @

    Impresionante testimonio. Nos preguntamos muchos: ¿Quiere o PP llegar al poder por la vía democrática? ¿O por el tipo de 'desobediencia civil' (insurrección) que predican Yniestrillas y Pío Moa? ¿Llegaremos al 2008 (sin Golpe y recorte de las libertades cívicas)?
    Gracias de nuevo.

    Grifo

    Comentado por: Grifo el 13/3/2007 a las 11:40

  • @

    Isis, que cruzas radiante
    los cielos del calendario
    por un arco imaginario
    como estrella itinerante,
    oye el coro insinuante
    de Onagro y Grifo (...qué fuerte),
    Knudsen y Ortega (¡qué suerte...!),
    nubios y egipcios a una
    (-Como Isis no hay ningunaaaa, etc),
    que no se cansan de verte.

    Bienvenida.

    Grifo

    Comentado por: Grifo el 13/3/2007 a las 11:33

  • gracias, Ortega!

    creo que me he enamorado.


    Comentado por: Asier el 13/3/2007 a las 11:09

  • Savater es el de etica para amador ? era un coñazo ese libro .

    Comentado por: albert pla el 13/3/2007 a las 09:12

  • Casi por completo de acuerdo con el sr. Savater; creo que le hace falta todavía, a mi parecer, "pertinancia" (¡perdón!) en el acierto.
    Decirle al sr. Lebrato que es cierto que se utilizan sujetos colectivos y que no estamos seguros de las afirmaciones que hacemos sobre estos sujetos, pero apelando a su escepticismo, ¿cómo sabe usted que el sr. Savater no conoce, no ha hecho una encuesta de opinión exhaustiva a los ciudanos para fundar sus afirmaciones?, parece que usted 'lo cree' poco probable, pero igual de poco probable, se le podría decir, es su afirmación (o el sentido que quiere transmitir en su texto), de que 'sabe' realmente Savater que no ha hecho las pertinentes investigaciones en este asunto, ¿usted conoce rigurosamente, con pruebas vamos, si Savater no ha estudiado esto en profundidad?. A lo que me refiero es que en este caso, es algo así como una licencia que se concede Savater pues no ha escrito un artículo 'ciéntifico', y parece absurdo pedirle cuentas,i.e. los datos empíricos (yo, en el caso de las afirmaciones que ha hecho no se los voy a pedir, guarde cuidado), que hagan fundadas estas afirmaciones. Además todos utilizamos estos sujetos a tontas y a locas, pero se supone que en un artículo de opinión aquello es, incluso, 'una opinión' o como le he dicho una 'licencia'.
    Porque, por ejemplo, ¿cómo saber si España estaba contra la guerra de Irak?, ¿por unas manifestaciones de, pongamos por caso, 4 millones de personas?. Este asunto es todavía peor pues se dice que España estaba contra la guerra y como 'dato' se adjunta la manifestación sin duda multitudinaria en contra de la guerra (es decir si se dijera y no se 'demostrase' con datos nada o muy poco pues vale, cabría el escepticismo, y en definitiva la opinión, en este tema, pero hacer de una manifestación, como se hizo, la carga de la prueba... pues no se sostiene mucho el argumento, mire, porque se podría decir: ah, o sea que para usted este 'dato', sin duda objetivo(?), es la base de su argumento, usted utiliza datos objetivísimos(?) para fundamentar sus argumentaciones pero sus 'consecuentes' abarcan más de lo que ha probado con su dato) pero luego se utiliza mal el dato para hacer de la afirmación algo general, en este caso no se sigue aquello de 'ex pede Herculem'.

    Saludos.

    P.S.: se me olvidaba, gracias al Sr. Ortega por el artículo que colgó; usted siempre tan atento.

    Comentado por: vic el 13/3/2007 a las 09:04

  • Joder, cómo está el patio.
    Mira, amigo Delfín, seguro que quien me vea por la calle no sabe a qué me dedico ni a quién voto. Todo el tiempo que no estoy trabajando me lo paso comprando pañales o tornillos, llamando al fontanero, corriendo de un supermercado a otro, pagando impuestos y buscando sitio donde aparcar: un obrero ascendido o un burgués degradado, como casi toda la gente que conozco, individuos aislados, cada uno con nuestra alienacioncita.
    La literatura, el arte y el pensamiento, en mi caso, consiguen a veces despertarme de la mentira en que vivo y de la fe en las OPAS, el futuro, las opciones de compra y las palabras de los políticos, los testamentos y los sermones del obispo, que si he de llorar más porque haya hambre en las islas Caimán o porque los niños brasileños han batido el récord de endrogarse a más temprana edad... España, la infancia, la droga, la Mujer, Occidente, el Islam...: nombres del mismo dios. Al infierno Catalunya y los Catalanes, los Salmantinos y las Salmantinas, los sujetos históricos y todo tipo de unidades de futuro en lo universal. Me es igual si Euskadi incluye tres o diecisiete provincias, no me hago ninguna ilusión a lo que haría Carod si el azar le convirtiera en Rey de España.
    Simplemente, me resulta fastidioso, aunque seguramente era inevitable, que personas de las que aprendí mis escasas artes de interpretación y supervivencia se den ahora a este tipo de lenguaje abusivo que siempre conduce al sermón y la culpabilización del pobre idiota que no apenas hace más que leer este o aquel periódico en el bar, que se entretiene más -y él sabrá por qué- con este columnista que con el otro. Me decepciona profundamente que leer tal panfleto –igual ese día sólo miro la cartelera- me convierte, según Savater, en un 'modelno' al que no le vendría mal hacerse “una pálida idea en carne propia de cómo viven muchos ciudadanos vascos desde hace décadas en este país”. (Igual existen lectores de ElPaís al que la vida les haya dado alguna ostia aún más seria: y la comparación de las atenciones al pelele ese con la señora que murió desatendida en el pasillo es de esos trucos demagógicos que se vuelve contra su autor:si él hace caso a esa pobre señora es porque le conviene, de no haber coincidido en el hosdpital con el pelele antes mencionad...)
    Me resulta reaccionario, indecente, que culpen de los males del país a los pringadillos que vete a saber qué piensan, sin ningún poder ni influencia, como si de elegir entre PP o PSOE el 2008 dependiera la condenación del mundo.
    Admitiría que me llamasen aburrido, alienado, individuo de la masa, borrego con vocación de chivo expiatorio… pero esto me suena a discurso destinado a prolongar precisamente esta condición.

    Comentado por: César Lebrato el 13/3/2007 a las 08:50

  • Vernon.S@
    ¡Bienhallado!
    Y también a los demás, aunque veo que algunos andan muy calladitos.
    Buenos días.

    Comentado por: Isis el 13/3/2007 a las 08:00

  • @Ortega

    ¿En que periódico apareció ese magnifico artículo de Savater?

    Nunca deja de sorprender que haya personas con cerebros provistos de todo lo necesario que sin embargo no son capaces de comprender los razonamientos más sencillos si son contrarios a sus principios.

    @Isis

    Bienvenida!

    Comentado por: Vernon S. el 13/3/2007 a las 06:35

  • Me gustaría leer a Savater, en alguno de sus artículos sesudos, que es imposible gobernar un país cuando la oposición no acepta los resultados de unas elecciones democráticas celebradas hace tres años. Una oposición que, ayudada por unos medios "formativos" implacables (al lado de estos la Ser no deja de ser un aprendiz, a pesar del tufillo), se resiste a no agitar el fantasma de ETA en el 11M, para no desmontar la primera gran mentira y que es a la postre el gran pecado original de todo lo que estamos soportando en la actualidad. Savater, tan volteriano él, no incide casi nunca en ello, igual es que empieza a dejar en el camino la razón y el sentido común para abrazar alguna fe revelada de nuevo converso. Qué perdida.

    Comentado por: sancho chanza el 13/3/2007 a las 02:09

  • Ortega, te admiro, pero estaria mas traquila si te dedicaras a darnos recetas de cocina. No es un insulto, es la inutilidad de tu esfuerzo lo que me preocupa.Estrella. Ya sabes que te admiro!. Besos

    Perdon, otra vez, tengo que instalar los acen tos!

    Comentado por: CHIQUI el 13/3/2007 a las 01:28

  • Albert, naciste en el momento que tenias que haber nacido y para lo que tenias que haber nacido. Como todos nosotros. Tu hiciste uso de tu destino, muchos de nosotros elegimos "the easy way" Besos.Estrella.

    Perdon por los acentos, tengo un nuevo ordenador!

    Comentado por: CHIQUI el 13/3/2007 a las 01:24

  • Bona nit a tothom. Sí, yo también estudié catalán ahora que me acuerdo.
    Hasta mañana

    Comentado por: Isis el 12/3/2007 a las 23:22

  • Una amapola para ti, Albert.

    Y, agárrate, el gran amor ya llega, ya llega...

    Molt d'anys...

    Comentado por: saber el 12/3/2007 a las 23:16

  • EL DEBATE (DEL ESTADO DE LA NOCIÓN)

    Majarajá, majareta
    majara majete jeta,
    manjar manjón majeta
    peta-zetas, petas y la eta.

    Tetaliteratura
    vuelos de bajura
    en el Jura o en Mura
    majura majez pez ez.

    Queñines no gracias
    demos democracias
    al señor demos gracias
    Hay lorenas en Alsacia.

    Los del Río y Teodoro
    no usan inodoro
    ni comen el pandoro
    ni escuchan ningún loro.

    Se rascan en el pozo
    no se oye ni un retozo
    ni de daño ni de gozo
    mi gozo en un esbozo.

    Cha cha cha no está Ra
    monserga chachará
    a dúo baccará
    ajá, ajá, sale ya!



    Comentado por: @ robá el 12/3/2007 a las 23:12

  • De acuerdo con Puntilloso, muy de acuerdo, incluso.

    Y no se nos aleje mucho, que esas puntillosidades son muy necesarias aquí.

    Saludos

    Comentado por: saber el 12/3/2007 a las 23:11

  • También, Ridao, hay otro grupo de intelectuales contorsionistas, de los que Vd. es una buena muestra, que se niegan sorprendentemente a reconocer la amenaza, que era evidente antes de la guerra de Irak y que lo sigue siendo después. Intelectuales para los que el 11S no es sino una anécdota, para los que los talibanes no eran peores que otros dictadores, para los que los muchos miles de muertos en Argelia fueron un asunto interno de ese país, intelectuales para los que un muerto palestino les encoge el corazón, pero 150.000 muertos en Darfur no dejan de ser asunto de negros. Intelectuales que no han oído hablar nunca de Ibn Taïmiyya ni de Sayyid Qotb, y que se atreven a pontificar sobre las responsabilidades de Occidente en el malestar islámico. Intelectuales para quienes la historia es cosa del pasado y no algo digno de estudio y de profundización para preparar el futuro. Gentes de la gauche bobo que, no lo pueden resistir, sienten una secreta admiración por esos yihadistas que se atreven a enfrentarse a los malísimos americanos, pues el odio a América es el hobbyhorse del progre.

    Comentado por: Puntilloso el 12/3/2007 a las 22:55

  • Señor César Lebrato,cuando usted dispare contra alguien o algún filósofo editorialista que considera por debajo de su férula inteligencia superiora, o por componer frases con sujetos tales, indignas de un hombre inteligente tan pulcro como tú y que no escriba tan lindo como usted,diga el nombre del desdichado o majareta equivocado según su criterio.Si antes le esclarecian y ahora no le esclarecen su pulida mente lo más probable es que si alguien anda adocenado sea usted y no "todos".Tenlo por seguro.

    Comentado por: Delfín el 12/3/2007 a las 22:29

  • Una amapola para ti, Albert.

    Y, agárrate, el gran amor ya llega, ya llega...

    Molt d'anys...

    Comentado por: saber el 12/3/2007 a las 22:19

  • Una bandera es un trapo de colorines.
    ¿Verdad o mentira?

    Comentado por: @ robá el 12/3/2007 a las 22:09

  • Asier, ¿banderas preconstitucionales? Había tres o cuatro banderas con el aguilucho, pero no ví ninguna bandera republicana (la bandera preconstitucional por excelencia).

    Comentado por: Puntilloso el 12/3/2007 a las 22:06

  • extractos de Intelectuales y caricaturas
    JOSÉ MARÍA RIDAO (EL PAÍS- 13-02-2006)

    Tras la extensión y el agravamiento de los incidentes desencadenados por la publicación de varias caricaturas de Mahoma en el periódico danés Jyllands-Posten, algunos intelectuales que apoyaron la guerra de Irak se han vuelto hacia el público con gesto admonitorio, y han preguntado: ¿y ahora qué dice la izquierda, qué dicen aquellos que se opusieron a la invasión, aquellos que querían la paz, aquellos vergonzantes herederos de Chamberlain, ante esta flagrante manifestación de la barbarie? En realidad, ya basta: no es a ellos a quienes corresponde en estos momentos preguntar, sino responder. Porque, recordémoslo, eran ellos los que habían descubierto la panacea, los que se adhirieron al gran proyecto para democratizar Oriente Medio por la fuerza de las armas, los que defendían que Irak era el primer paso en un diseño político al alcance de los más resueltos y valientes defensores de la libertad, los que aseguraban que combatir precozmente al monstruo haría que el monstruo se batiese en retirada. Contra todos sus cálculos y pronósticos, el monstruo ha alcanzado hoy unas dimensiones colosales, que está conduciendo al mundo hacia el abismo. Pero en lugar de cuestionarse, sencillamente cuestionarse, la eficacia de la estrategia que inspiraron o a la que dieron su apoyo, en lugar de comprometerse con la duda como exige su tarea, estos intelectuales ejecutan una nueva contorsión, y aseguran que cuanto estamos viviendo no sólo justifica retrospectivamente lo que se hizo, sino que reclama proseguir hasta el final. Sostienen, además, que el único obstáculo para la victoria no reside en lo irrealizable de su ensoñación y en la perversión de los medios empleados, sino la actitud de los irresolutos, de los cobardes.

    El sentido de su discurso ha cambiado, así, subrepticiamente de sentido. Ya no construyen argumentos intentando demostrar que su estrategia es la mejor y su ensoñación la única ensoñación posible; ahora los construyen para convencer de que los adversarios de esa estrategia y los escépticos de esa ensoñación son seres ridículos, a los que desacreditan mediante argucias deshonestas. Con independencia de lo que se escriba, con independencia de lo que se declare, con independencia de cómo se actúe, la reacción de estos intelectuales en posesión de la verdad militante de nuestro tiempo frente a quienes disienten de ellos es siempre la misma: se les coloca el pasamontañas del subcomandante Marcos, se les viste con la chompa de Evo Morales, se les calza con las deportivas y capuchas de los alborotadores de las banlieues, se les subroga en las soflamas de los viejos y nuevos caudillos latinoamericanos y, una vez ataviados con este singular atuendo, se les pinta sentados en animada charla con Bin Laden, intentando convencerle de que matar, en fin, compréndalo, no favorece el entendimiento entre las culturas y las civilizaciones. ¿Dónde han visto ese esperpento? Porque si lo han visto, serán muchos los que se sumen a su implacable denuncia. Pero si no lo han visto, y lo que pretenden es usarlo como espantajo para desacreditar cualquier posición que no sea la suya, serán muchos también los que encontrarán justo denunciarlos a ellos. Y no en nombre de otras estrategias u otras ensoñaciones distintas de las suyas, sino en nombre de principios sobre los que, pensábamos, habíamos alcanzado entre nosotros un acuerdo general: la libertad de crítica, el triunfo de la razón sobre el insulto, el respeto.

    El sorprendente itinerario de estos intelectuales que, invocando las causas que ellos consideran superiores, no se privan, sin embargo, de acusar a sus adversarios de hablar desde la superioridad, les ha llevado a desempeñar la función que antes criticaron, a trastocar por entero los papeles. En los prolegómenos de la guerra de Irak, en los primeros movimientos de esta estrategia contra el yihadismo que, cuando menos, no ha cosechado ni un triunfo relevante y sí numerosos reveses que costará encajar, acusaron de Casandra a todo aquel que advirtiese de los riesgos que entrañaba emprender una guerra ilegal e ilegítima en una región como Oriente Medio. Hoy son ellos los que ejercen de Casandra, los que claman que la democracia y la paz mundial están en peligro. Pocos serán los que desmientan su patético pronóstico, porque, en efecto, lo están, y mucho. Pero lo están, no porque se haya dejado de hacer lo que estos intelectuales decían que había que hacer contra los terroristas y los fanáticos, que han sido en todo momento nuestros enemigos. Lo están porque lo que se ha hecho con su inspiración o con su aplauso ha sido una insensatez de tales proporciones que lejos de contrarrestar la amenaza, la está volviendo incontrolable; lejos de hacernos más fuertes y más seguros, nos está convirtiendo en más débiles y vulnerables. La prueba se encuentra en que ahora ya no llaman irresolutos y cobardes a quienes no comulgan con la delirante profecía que condujo al avispero de Oriente Medio; ahora les llaman irresolutos y cobardes porque, según dicen, no corren a defender todo cuanto su delirante profecía ha contribuido a debilitar.(...)

    Comentado por: José María Ridao es embajador de España en la Unesco. el 12/3/2007 a las 21:48

  • extractos de Intelectuales y caricaturas
    JOSÉ MARÍA RIDAO (EL PAÍS- 13-02-2006)

    Tras la extensión y el agravamiento de los incidentes desencadenados por la publicación de varias caricaturas de Mahoma en el periódico danés Jyllands-Posten, algunos intelectuales que apoyaron la guerra de Irak se han vuelto hacia el público con gesto admonitorio, y han preguntado: ¿y ahora qué dice la izquierda, qué dicen aquellos que se opusieron a la invasión, aquellos que querían la paz, aquellos vergonzantes herederos de Chamberlain, ante esta flagrante manifestación de la barbarie? En realidad, ya basta: no es a ellos a quienes corresponde en estos momentos preguntar, sino responder. Porque, recordémoslo, eran ellos los que habían descubierto la panacea, los que se adhirieron al gran proyecto para democratizar Oriente Medio por la fuerza de las armas, los que defendían que Irak era el primer paso en un diseño político al alcance de los más resueltos y valientes defensores de la libertad, los que aseguraban que combatir precozmente al monstruo haría que el monstruo se batiese en retirada. Contra todos sus cálculos y pronósticos, el monstruo ha alcanzado hoy unas dimensiones colosales, que está conduciendo al mundo hacia el abismo. Pero en lugar de cuestionarse, sencillamente cuestionarse, la eficacia de la estrategia que inspiraron o a la que dieron su apoyo, en lugar de comprometerse con la duda como exige su tarea, estos intelectuales ejecutan una nueva contorsión, y aseguran que cuanto estamos viviendo no sólo justifica retrospectivamente lo que se hizo, sino que reclama proseguir hasta el final. Sostienen, además, que el único obstáculo para la victoria no reside en lo irrealizable de su ensoñación y en la perversión de los medios empleados, sino la actitud de los irresolutos, de los cobardes.

    El sentido de su discurso ha cambiado, así, subrepticiamente de sentido. Ya no construyen argumentos intentando demostrar que su estrategia es la mejor y su ensoñación la única ensoñación posible; ahora los construyen para convencer de que los adversarios de esa estrategia y los escépticos de esa ensoñación son seres ridículos, a los que desacreditan mediante argucias deshonestas. Con independencia de lo que se escriba, con independencia de lo que se declare, con independencia de cómo se actúe, la reacción de estos intelectuales en posesión de la verdad militante de nuestro tiempo frente a quienes disienten de ellos es siempre la misma: se les coloca el pasamontañas del subcomandante Marcos, se les viste con la chompa de Evo Morales, se les calza con las deportivas y capuchas de los alborotadores de las banlieues, se les subroga en las soflamas de los viejos y nuevos caudillos latinoamericanos y, una vez ataviados con este singular atuendo, se les pinta sentados en animada charla con Bin Laden, intentando convencerle de que matar, en fin, compréndalo, no favorece el entendimiento entre las culturas y las civilizaciones. ¿Dónde han visto ese esperpento? Porque si lo han visto, serán muchos los que se sumen a su implacable denuncia. Pero si no lo han visto, y lo que pretenden es usarlo como espantajo para desacreditar cualquier posición que no sea la suya, serán muchos también los que encontrarán justo denunciarlos a ellos. Y no en nombre de otras estrategias u otras ensoñaciones distintas de las suyas, sino en nombre de principios sobre los que, pensábamos, habíamos alcanzado entre nosotros un acuerdo general: la libertad de crítica, el triunfo de la razón sobre el insulto, el respeto.

    El sorprendente itinerario de estos intelectuales que, invocando las causas que ellos consideran superiores, no se privan, sin embargo, de acusar a sus adversarios de hablar desde la superioridad, les ha llevado a desempeñar la función que antes criticaron, a trastocar por entero los papeles. En los prolegómenos de la guerra de Irak, en los primeros movimientos de esta estrategia contra el yihadismo que, cuando menos, no ha cosechado ni un triunfo relevante y sí numerosos reveses que costará encajar, acusaron de Casandra a todo aquel que advirtiese de los riesgos que entrañaba emprender una guerra ilegal e ilegítima en una región como Oriente Medio. Hoy son ellos los que ejercen de Casandra, los que claman que la democracia y la paz mundial están en peligro. Pocos serán los que desmientan su patético pronóstico, porque, en efecto, lo están, y mucho. Pero lo están, no porque se haya dejado de hacer lo que estos intelectuales decían que había que hacer contra los terroristas y los fanáticos, que han sido en todo momento nuestros enemigos. Lo están porque lo que se ha hecho con su inspiración o con su aplauso ha sido una insensatez de tales proporciones que lejos de contrarrestar la amenaza, la está volviendo incontrolable; lejos de hacernos más fuertes y más seguros, nos está convirtiendo en más débiles y vulnerables. La prueba se encuentra en que ahora ya no llaman irresolutos y cobardes a quienes no comulgan con la delirante profecía que condujo al avispero de Oriente Medio; ahora les llaman irresolutos y cobardes porque, según dicen, no corren a defender todo cuanto su delirante profecía ha contribuido a debilitar.(...)

    Comentado por: José María Ridao es embajador de España en la Unesco. el 12/3/2007 a las 21:48

  • Pero Albert,¿cómo va a ser mala esa hora clave suya con los piropos que yo le echo?

    Pregúntele a su mamá o, mejor, mire la ficha del hospital y dígame a qué hora vió la luz...

    Saludos

    Comentado por: saber el 12/3/2007 a las 21:35

  • Knudsen@
    Qué bien, qué bien. Me llevado usted muy lejos. Sentía que estaba allí. Gracias.
    He llegado de madrugada y ya tengo todo, incluido este último capítulo, en mi carpetita.
    Un abrazo selvático.

    Comentado por: Isis el 12/3/2007 a las 20:56

  • naci a mala hora segun algunos.

    Comentado por: albert pla el 12/3/2007 a las 20:07

  • Es triste tener ocasión de leer cómo tantas personas, que un día uno tuvo por inteligentes y dotadas para esclarecer confusiones, escriben frases cuyos sujetos son "España", "la mayoría", "casi todos los ciudadanos", etc. Así no es raro que salgan las frases que salen. Es loable lo de lanzarse a la arena y dejarse de torres de cristal, pero cuando los filósofos escriben como editorialistas...Debe ser porque quien con niños se acuesta mojado se levanta y que de tanto dar vueltas a las mismas sangrientas necedades nos estamos "anecedando" un poco todos...

    Comentado por: César Lebrato el 12/3/2007 a las 20:06

  • Retiro "qué día más soso". Perdón, perdón. No había leído ni la mitad. ¿En qué estaría yo pensando?. Lo siento.

    Comentado por: Play el 12/3/2007 a las 19:35

  • Me pregunto si los últimos artículos del Maestro, colgados en este lugar, forman parte de una sagaz maniobra disuasoria para que dejemos de escribir y dar la lata.

    De ser cierto, lo están consiguiendo. Qué día más soso.

    Comentado por: Play el 12/3/2007 a las 19:28

  • Otro facha.


    Lo están empeorando todo
    Fernando Savater


    Las explicaciones que ofrece el Gobierno socialista para justificar su decisión de excarcelar (llamemos a las cosas por su nombre) a De Juana Chaos me recuerdan al viejo cuento del caldero prestado. ¿Se acuerdan? Un hombre presta su caldero al vecino y días más tarde éste se lo devuelve agujereado; ante sus protestas, el vecino responde: a) que el caldero no está agujereado; b) que ya tenía agujeros cuando se lo prestaron; c) que no le han prestado ningún caldero. Contradicciones interesadas del mismo calibre estamos oyendo estos días para explicar o tratar de hacer digerible ante una opinión pública cuyas tragaderas son anchas pero no hasta el infinito la cesión del Ejecutivo por razones políticas ante el chantaje del terrorista en huelga de hambre.
    Todas son increíbles o superfluas, pero algunas también resultan repugnantes porque juegan con la mala conciencia o la bobaliconería bondadosa que todos queremos tener en el corazoncito. Tal es el caso, por ejemplo, de insistir en supuestas razones humanitarias y en el valor supremo de la vida humana para los santos que nos gobiernan. Que la vida humana es un altísimo valor nadie lo pone en duda: por eso precisamente quien asesina a veintitantos seres humanos y no se arrepiente de ello ni nos da garantías de que no va a volver a empezar mañana cuando le suelten está mejor en la cárcel que en ninguna otra parte. ¿Humanitarismo? Una de sus características es respetar la libre voluntad de las personas, es decir, ayudarlas a vivir bien y, cuando prefieren morir, no obstaculizar tiránicamente su voluntad (caso de Ramón Sampedro o de la paciente granadina cuyo respirador va a ser desenchufado). Iñaki de Juana debía estar en la cárcel pero él prefería morir antes que seguir allí: lo humano hubiera sido respetar su voluntad y también la ley que le condena. Por cierto, el mismo día que se 'alivió' su prisión sacándole de ella (¿se ha molestado alguien en justificar por qué se le llevó al País Vasco si el caldito reconstituyente también pueden darlo en el Doce de Octubre de Madrid?) oí por la radio que una señora hospitalizada en La Paz con cuatro costillas rotas murió en un pasillo del hospital, probablemente mal atendida por la saturación del centro. Si el Gobierno acaba de descubrirse vocación humanitaria, no le faltará dónde ejercerla sin necesidad de plegarse a las exigencias de los asesinos.
    Los que dicen que la excarcelación del etarra en huelga de hambre se debió a razones humanitarias -empezando por el propio Zapatero, la directora de Instituciones Penitenciarias y los propagandistas afines- mienten como bellacos: o peor, mienten como si fuésemos bellacos los ciudadanos y no nos mereciésemos más que mentiras. Pero, naturalmente, tras hablar de humanitarismo enseguida mencionan que así se han evitado otras muertes o situaciones de violencia en el País Vasco: es decir, conveniencias políticas. La nota oficial del Gobierno vasco auguraba que esto relajaría la tensión en Euskadi; y Patxi López, ni corto -bueno, un poco corto sí- ni perezoso proclamó ante la asamblea socialista que la excarcelación hacía que se viviera mejor aquí. O sea que la tensión, la crispación y la incomodidad se acaban cuando se da gusto a los violentos que tienen por héroe a un asqueroso 'serial-killer'. Que las víctimas, sus familiares, los que no han perdido aún el sentido moral por culpa de la obcecación política, es decir, los ciudadanos vascos decentes que todos éstos estén crispados y sientan que viven peor desde que el criminal y sus amigos se pavonean triunfantes ante ellos, eso no es un problema ni entra en consideración. Lo importante es que estén sosegados los que dan miedo, los demás ya se apañarán.
    Y luego dice Miguel Buen (a quien los dioses, tras negarle los demás dones, le concedieron como compensación una ausencia total de sentido del ridículo) que a él le da más miedo pasearse por ciertos barrios de Madrid que por Renteria ; claro, porque aquí las víctimas no dan la lata ni siquiera a los zafios más patosos, lo que en cambio en otras partes de España ya va siendo algo más frecuente. Por cierto, ahora muchos se quejan de que por sacar un encendedor del PSOE o llevar 'El País' debajo del brazo uno se puede buscar hostilidades en ciertos lugares públicos. No es que yo desee que a nadie le molesten los intransigentes en ninguna parte de España, pero quizá así algunos 'modelnos' se hagan una pálida idea en carne propia de cómo viven muchos ciudadanos vascos desde hace décadas en este país.
    La argumentación más inconsistente y menos convincente para apoyar el disparate gubernamental con De Juana es apelar a las supuestas excarcelaciones de etarras antes del plazo debido por parte del Gobierno de Aznar o los acercamientos de presos realizados en el mismo período, para probar la 'hipocresía' de la oposición (la palma se la lleva la 'Ser', que siempre bate el récord de bajura con este tema, proclamando la gran noticia de que 'el Gobierno de Aznar' no actuó contra De Juana cuando el miserable pidió 'champán y langostinos' para celebrar el asesinato de Tomás Caballero: ¿sólo le falta decir que se los envió Aznar pagados de su bolsillo!). Como sabe cualquiera que se moleste en enterarse de las cosas, el PP insistía en cambiar la legislación para hacer cumplir íntegras las penas pero entretanto, como no podía ser de otro modo, cumplía con la legislación vigente y sus reducciones de condena. En cuanto a los acercamientos de presos, no respondían al chantaje de ningún recluso, sino a reiteradas peticiones parlamentarias y de medios ilustrados de comunicación. Pero en fin, aunque no fuera así: ¿y qué? Si el Gobierno Aznar lo hizo mal entonces (aunque lo que hizo nada tiene que ver con la excarcelación mediante chantaje de De Juana Chaos) ¿por qué el PSOE no se lo reprochó en su día, cuando tantas cosas le censuraba en otros campos? Aún peor: si aquello fue un error, ¿por qué ahora se utiliza como justificante en lugar de haberlo tomado como advertencia de lo que no debe hacerse, visto el resultado? Es floja excusa para equivocarse el que otros se hayan equivocado antes y uno repita de buena fe los errores.
    Pues no, las explicaciones del Gobierno no hacen más que empeorar las cosas. Y las de sus propagandistas que se empecinan en informarnos día y noche de lo malo que es el PP, que no gobierna, en lugar de explicarnos por qué gobierna mal quien gobierna, tampoco mejoran ni ánimos ni inteligencias. ¿Que hay crispación? Claro, como la hubo cuando Aznar metió al país en la invasión de Irak. La gente se indignó con razón y se echó a la calle (los decentes junto a representantes del peor lumpen extremista del país) lo mismo que hoy otra decisión errónea gubernamental subleva a tantos, que se manifiestan junto al indeseado Inestrillas y compañía. Ya ven, la historia se repite y la histeria también. Entretanto seamos optimistas y esperemos que Batasuna, con su nombre o con otro postizo, no termine por poder presentarse a las elecciones de mayo, como le solicitan al Gobierno sus aliados parlamentarios en contra de lo que quiere la inmensa mayoría del país (por cierto, nunca tan pocos han fingido representar a tantos como hoy sucede en el Parlamento español). Si finalmente sucediera tal cosa, como algunos temen que la excarcelación de Iñaki de Juana preludie, habrá llegado la hora de ponerse serios de verdad. Basta de juegos con lo que no es de jugar.

    Comentado por: ortega el 12/3/2007 a las 19:25

  • Muchas gracias, Albert. ¿Y sabe a qué hora?

    Ah, me gusta usted mucho, me gusta la manera que tiene de "acompañar" su trabajo, y además me parece un lince, buen instinto y sentido de la forma, ¿puede un artista pedir más? Esa es la madera, creo yo.

    Saludos.

    Comentado por: saber el 12/3/2007 a las 19:00

  • @ la de una, @ la de dos... @ la de tres!!!
    SALE, MARCHANDO UNA DE SEPIA @ LA PLANCHA!

    Comentado por: @ robá el 12/3/2007 a las 18:20

  • Carles Fontserè fue un gran cartelista no confundir con carterista .

    Comentado por: albert pla el 12/3/2007 a las 18:17

  • @ HOSTIAS, albert, no sé si decirte que te conservas bien o si estás muy trillado... es igual ...per molts anys.

    Comentado por: tomas el 12/3/2007 a las 18:15

  • @saber, ni idea es más viejo que yo y me identifico plenamente con su comentario. La farigola también influye. @ albert ha visto el libro de memorias de Carles Fontserè , Un exiliado de tercera.? I gual le gusta igual no .
    @ cualquiera, yo pensaba que el último heredero de Franco era el Juanqui I.
    @A TUTTI , BUENAS QUE NO HE DICHO NADA

    Comentado por: tomas el 12/3/2007 a las 18:12



  • naci el 22 Septiembre 1966 en sabadell

    Comentado por: albert pla el 12/3/2007 a las 18:05

  • ¿Alguien podría indicarme la fecha de nacimiento de Albert Pla?

    Muchas gracias.

    Saludos

    Comentado por: saber el 12/3/2007 a las 17:47

  • ¿Cuanta gente dicen que muere atropellada cada año?

    Comentado por: el que ha escrito esto el 12/3/2007 a las 15:46

  • asier

    naciste en la democracia ? ok , joven que eres , yo naci en un hospital de eso mi aficion a las drogas

    Comentado por: albert pla el 12/3/2007 a las 15:17

  • Perdonadme, no se lo que digo. Naci en la democracia y nunca habia visto tantas banderas preconstitucionales....

    siento miedo, asco y pena.


    Comentado por: Asier el 12/3/2007 a las 14:45


  • ¿Que prefiere un gobierno de "izquierdas ultracapitalista"?
    Ande, ande, y no le dé tanto al Pilé.

    Comentado por: bombillita el 12/3/2007 a las 14:41

  • ...me referia al texto de Azua.

    Comentado por: Asier el 12/3/2007 a las 14:16

  • Variante española.

    Piove.
    Porca opposizione!

    Comentado por: ortega el 12/3/2007 a las 14:11

  • una de dos: ignorancia o broma sin p*ta gracia.


    Comentado por: Asier el 12/3/2007 a las 14:05

  • Por fin "la derecha" se manifiesta contra el poder. Esto se va normalizando.
    Sin embargo, yo vi también a muchos "de izquierdas". Iban un poco discretos, pero estaban allí.
    Todos en la calle hablando, discutiendo, discrepando o cagándose en todos los santos:"de eso va la democracia, por si no se han enterado"... señora.

    Comentado por: un día volveré el 12/3/2007 a las 14:05

  • ¿"claramente golpista"?, ¿ a qué gobierno se referirá esta señora?; ¿cómo puede ser un gobierno golpista?, ¿ ministros que eran ministros antes de ser ministros golpistas?, ¿gobierno de qué estado?, ¿de la Piovra?...

    Comentado por: vic el 12/3/2007 a las 13:41

  • Como es, desde tiempos inmemoriales, lectura obligada en secundaria, seguro que hasta Félix tiene en casa alguna seleción de artículos de Larra, y con toda probabilidad la misma incluye uno titulado "En este país."

    Comentado por: el amigo de goytisolo el 12/3/2007 a las 11:15

  • Recogido en la sección "Cartas al Director" de ElPeriódico de Cat. Una señora sobrada de sentido común.

    UN ARTÍCULO DE FÉLIX DE AZÚA
    La verdad y la mentira
    Maria Rosa Dalurzo
    L'Hospitalet de Llobregat
    Brillante argumentación teórica sobre el viejo problema de la verdad y la mentira (artículo de Félix de Azúa La opinión pública nunca se equivoca). La histórica y la social, sobre todo. Y se podría considerar un excelente artículo formativo de opinión de no mediar el veneno final de lo que "es que". Extraño que solo se ponga el dedo en la llaga de las "mentiras" del partido socialista, (desde la pasada centuria, colchón amortiguador del sistema capitalista) y no se ocupe para nada del partido que hoy por hoy es quien sustenta con mayor riqueza ejemplos virulentos contra esa "verdad" que va mucho mas allá de la opinión pública. ¿O es que si se ocupa, pero solo de ocultarla? Pese a considerarme de izquierdas y no socialista, prefiero un Gobierno de izquierda ultracapitalista a un Gobierno claramente golpista. De eso va la democracia, por si no se ha enterado. Los ciudadanos adultos ya escogeremos el Gobierno de izquierda que más nos convenga. Siempre y cuando nos dejen hacerlo, claro.

    Comentado por: César Lebrato el 12/3/2007 a las 11:05

  • topo materia

    Hay una gran diferencia entre Azua y Mendoza , Mendoza es uno mas , es decir comenta lo que pasa , pero no adoctrina , no es un cura , como Azua un predicador de la moral .

    Yo por otro lado me quedo con SISA y este trozo de cancion .


    I tots tenim, tots no tenim.
    Tots som i no som tots iguals.
    Però ningú pensa en el sentit
    de les foscors i dels temors
    que ens envaeixen quan, de nit,
    ens mirem al nostre mirall
    i ens veiem tant esquifits.
    Cadascun per als demés
    i cadascun per a ell mateix.
    Tenim boca per parlar.
    Tenim peus per caminar.
    I tenim temps per viatjar.
    Tothom que ho vulgui hi pot anar.
    Diga'm què esperes doncs per marxar
    No cal ser savi il·luminat
    Ni ser artista inspirat
    Ni ser científic diplomat
    Ni ser profeta ni ser sant
    Per penetrar la realitat.
    Només cal veure-hi de bon grat.
    Voler-hi veure amb claredat
    I obrir bé els ulls de bat a bat



    Comentado por: albert pla el 12/3/2007 a las 10:12

  • Sr. Azúa: Perdóneme, sus consuetudinarios comentarios en el periódico de todos los bares son algo cansinos. Hoy le gana, no por puntos, por K.O. técnico, en cultura, soltura y frescura, el Sr. Mendoza, D. Eduardo (en otro medio, claro).

    Comentado por: Tipo Material el 12/3/2007 a las 09:35

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Félix de Azúa nació en Barcelona en 1944. Doctor en Filosofía y catedrático de Estética, es colaborador habitual del diario El País. Ha publicado los libros de poemas Cepo para nutria, El velo en el rostro de Agamenón, Edgar en Stephane, Lengua de cal y Farra. Su poesía está reunida, hasta 2007, en Última sangre. Ha publicado las novelas Las lecciones de Jena, Las lecciones suspendidas, Ultima lección, Mansura, Historia de un idiota contada por él mismo, Diario de un hombre humillado (Premio Herralde), Cambio de bandera, Demasiadas preguntas y Momentos decisivos. Su obra ensayística es amplia: La paradoja del primitivo, El aprendizaje de la decepción, Venecia, Baudelaire y el artista de la vida moderna, Diccionario de las artes, Salidas de tono, Lecturas compulsivas, La invención de Caín, Cortocircuitos: imágenes mudas, Esplendor y nada y La pasión domesticada. Los libros recientes son Ovejas negras, Abierto a todas horasAutobiografía sin vida (Mondadori, 2010) y Autobiografía de papel (Mondadori, 2013)Una edición ampliada y corregida de La invención de Caín ha sido publicada por la editorial Debate en 2015; Génesis (Literatura Random House, 2015). Nuevas lecturas compulsivas (Círculo de Tiza, 2017) y Volver la mirada, Ensayos sobre arte (Debate, 2019) son sus últimos libros.  Escritor experto en todos los géneros, su obra se caracteriza por un notable sentido del humor y una profunda capacidad de análisis. 

En junio de 2015, fue elegido miembro de la Real Academia Española para ocupar el sillón "H".

 

Bibliografía

 

 

 

 




 

Ensayo

Volver la mirada (2019). Debate, España.

Nuevas lecturas compulsivas (2017). Círculo de Tiza, España. 

La invención de Caín (2015). Mondadori, Barcelona. 

Contra Jeremías (2013). Mondadori, Barcelona.

Contre Guernica, Prefacio para Antonio Saura (2008). Archives Antonio Saura, Genève.

 La pasión domesticada (2007). Abada, Madrid.

Ovejas negras (2007), Bruguera, Barcelona.

Cortocircuitos. Imágenes mudas (2004). Abada, Madrid.

La invención de Caín (1999). Alfaguara, Madrid.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (reedición) (1999). Anagrama, Barcelona.

Lecturas compulsivas. Una invitación (1998) Anagrama, Barcelona.

Salidas de tono (1996). Anagrama, Barcelona.

Diccionario de las artes (1995). Planeta, Barcelona.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (1992). Pamiela, Pamplona.

Venecia (1990). Planeta, Barcelona.

El aprendizaje de la decepción (1989). Pamiela, Pamplona.

La paradoja del primitivo (1983). Seix Barral, Barcelona.

Conocer a Baudelaire y su obra (1978). Dopesa, Barcelona.

 

Novelas y prosa literaria

Tercer acto (2020) Literatura Random House, Madrid. 

Génesis (2015). Literatura Random House, Madrid. 

Autobiografía de papel (2013). Mondadori, Barcelona. 

Autobiografía sin vida (2010). Mondadori, Barcelona.

Abierto a todas horas (2007). Alfaguara, Madrid.

Esplendor y Nada (2006). Lector, Barcelona.

Momentos decisivos (2000). Anagrama, Barcelona.

Demasiadas preguntas (1994). Anagrama, Barcelona.

Cambio de bandera (1991). Anagrama, Barcelona.

Diario de un hombre humillado (1987). Anagrama, Barcelona.

Historia de un idiota contada por él mismo, o el contenido de la felicidad (1992), Anagrama, Barcelona.

Mansura (1984). Anagrama, Barcelona.

Última lección (1981). Legasa, Madrid.

Las lecciones suspendidas (1978). Alfaguara, Madrid.

Las lecciones de Jena (1972). Barral E., Barcelona.

 

Relatos

"Quien se vio", Tres cuentos didácticos (1975). La Gaya Ciencia, Barcelona.

"La venganza de la verdad" (1978). Hiperion nº1, Madrid.

"Herédame" (6 y 7 agosto 1985). El País, Madrid.

"El trencadizo", con grabados de Canogar (1989) Antojos, Cuenca.

"La pasajera" (18 nov. 1990). El País, Madrid.

"La resignación de la soberbia", Los pecados capitales (1990). Grijalbo, Barcelona.

El largo viaje del mensajero (1991) Antártida, Barcelona.

Cuentos de cabecera ("La pasajera" y "La segunda cicatriz") (1996). Planeta NH.

"El padre de sus hijos" (1998). Barcelona, un día, Alfaguara, Madrid.

"La verdad está arriba" (1998). Turia, Teruel.

 

Poesía

Última Sangre. Poesía 1968-2007 (2007). Bruguera, Barcelona.

Poesía 1968 1988 (1989). Hiperion, Madrid.

Farra (1983). Hiperion, Madrid.

Siete poemas de La Farra, con un grabado de A. Saura (1981). Cuenca.

Poesía 1968 78 (1979). Hiperion, Madrid.

Pasar y siete canciones (1977). La Gaya Ciencia, Barcelona.

Lengua de cal (1972). Visor, Madrid.

Edgar en Stéphanie (1971). Lumen, Barcelona.

El velo en el rostro de Agamenon (1970) El Bardo, Barcelona.

Cepo para nutria (1968). Madrid

Premios

1987 Premio Anagrama de Novela.

2000 Premio a la cultura "Sebetia-Ter" del Centri di Studi di Arte e Cultura di Napoli".

2001 Premio a la tolerancia de la "Asociación por la Tolerancia", Barcelona.

2011 Premio González-Ruano de Periodismo

2014 Premio Internacional de Ensayo José Caballero Bonald

2015 Premio Francisco Cerecedo de la Asociación de Periodistas Europeos 

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2020 | Fundación Formentor | Barceló Torre de Madrid. Plaza de España, 18 28008 Madrid (España) | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres