PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

domingo, 23 de febrero de 2020

 Blog de Félix de Azúa

Viejo glorioso (1)

De mis Encuentros con Grandes Hombres de Antaño guardo un magnífico recuerdo del que me permitió conocer y simpatizar con Gonzalo Torrente Ballester. Debió de ser hacia 1990, en pleno verano parisino, y le estábamos esperando en La Closerie des Lilas, al final del Bulevar Raspail, un grupo de amigos españoles.

Uno de ellos, personaje descomunal que ahora no quiero nombrar, había citado también allí al hijo de un hermano suyo que vivía desde hacía décadas en Extremo Oriente y a quien no había vuelto a ver. Tampoco su sobrino le había visto nunca, desde una lejana visita al cumplir los tres años, cuando se despidieron de la familia antes de emprender el gran viaje al Este.

Torrente llegó muy puntual, muy contento, muy bien colocado detrás de sus enormes gafas de megamiope. Lo cierto es que en una primera impresión, a don Gonzalo, que era delgado como un alambre, sólo se le veían las gafas, dos colosales rosetones semiopacos, tras los cuales vivía el literato.

Fue muy amable con todos y procedió a contar dos anécdotas encadenadas, realmente jocosas y bien narradas, aunque no acabé de entenderlas porque me distraía verle consultar la carta, operación que duró toda la segunda anécdota. La estudiaba de lado, es decir, por el borde, como si tratara de desentrañar una anamorfosis de Holbein.

Cuando había ya decidido pedir un Negroni, llegó el sobrinito, el cual era ya un mocetón de casi treinta años, alto y apuesto, al que acompañaba la mujer más espectacular que yo haya visto en toda mi vida.
(Continuará)

[Publicado el 11/4/2006 a las 09:30]

Compartir:

Comentarios (69)

  • No vayais a nadar con cat woman, que para salvarse del naufragio (casi no sabe nadar), ahoga a los demás.

    Comentado por: G. el 15/4/2006 a las 13:55

  • No, plebeya (4:32).
    Tú eres un frankenstein plebeyo.

    Comentado por: G. el 15/4/2006 a las 13:54

  • ¡Ahhhhhhhhhhhhhhh!!!!!!!!, el regreso de los Frankesteines!!!!!!!!noooooooooooooo..

    Comentado por: cat-woman el 12/4/2006 a las 04:32

  • La anécdota narrada hoy parece un experirmento a ver qué tal se acogen los textos por entregas. Había que poner un final contundente que mantenga la tensión.
    Yo -y no sé si por suerte o por desgracia- no puedo saber cuál ha sido la mujer más espectacular que he conocido. Sí puedo afirmar que las bellezas más despampanantes las conocí en Cartagena de Indias. Y en segundo lugar mis recuerdos me llevan a Puerto Limón. Y me conmovieron hasta lo más profundo algunos ejemplares sueltos de San Francisco, Reijkiavik, Nápoles, San Petersburgo y Canarias. Tal vez si hubiera vivido en la Polinesia tendría otros edenes que añadir.

    Comentado por: jerónimo el 12/4/2006 a las 00:08

  • Si el apetito de verdad no está al servicio de la belleza y sí del gamberrismo, pues qué quiera que le diga SEÑOR PÁNIKER.

    P.S. Aunque el señor Pániker, haciendo gala de un optimismo inusitado, señalaba también en el artículo que mencionais, que la figura del artista como gamberro
    ha pasado a la historia gracias a dios.

    ¿Está usted seguro, señor Pániker?

    Comentado por: alba el 11/4/2006 a las 23:12

  • Si el apetito de verdad no está al servicio de la belleza y sí del gamberrismo, pues qué que quiera que le diga SEÑOR PÁNIKER.


    Comentado por: alba el 11/4/2006 a las 23:10

  • Giulius, ¿qué eso del "apetito de verdad total"? Un científico ingeniero ¿no podría ser un poco más riguroso y no hablar como si tal cosa de la "verdad total"?
    ¡Hombre! ¡por Dios!, no nos pongamos tan místicos, que aquí todos somos ateos y quedamos en ridículo hablando de la verdad total y de que lo bello está intimamente ligado con lo bueno.
    Un poco más de seriedad, por favor.
    Que el apetito de verdad total... que quiere que le diga, sí, algo le diré cuando me diga qué entiende por "verdad" y qué por "total".
    Que tendré que volver a repetir que por la boca muere el pez...

    Y que la verdad si no está al servicio de la belleza y sí del gamberrismo, pues qué que quiera que le diga SEÑOR PÁNIKER.

    Comentado por: Lucio el 11/4/2006 a las 23:07

  • ¡Giulius, Giulius, Giulius!, ¿por qué no me hace caso y descansa?
    ¿Qué le ha recetado el médico? Reposo total.

    Comentado por: Lucio el 11/4/2006 a las 23:03

  • Y digo yo publiquemos publiquemos a los autores con "ese mentado [mentado de menta, sic] apetito permanente de "verdad total"


    Comentado por: G. el 11/4/2006 a las 23:01

  • Y digo yo publiquemos publiquemos a los autores con "ese mentado mentado de menta apetito permanente de "verdad total"

    Comentado por: G. el 11/4/2006 a las 23:00

  • Y digo yo vaya usted a saber.

    Comentado por: G. el 11/4/2006 a las 22:59

  • Y digo yo vaya usted a saber.

    Comentado por: G. el 11/4/2006 a las 22:59

  • Y digo yo vaya usted a saber.

    Comentado por: G. el 11/4/2006 a las 22:59

  • Volvamos al desiderátum de Baudelaire. Obviamente, no se puede ser sublime sin interrupción, pero lo que sí cabe es ese mentado apetito permanente de "verdad total", un apetito que subyace incluso debajo de las mentiras y las bellaquerías. Y eso es lo que finalmente cuenta.

    Salvador Pániker, "Intelectuales"

    _______________________________

    Y digo yo vaya usted a saber.

    Comentado por: G. el 11/4/2006 a las 22:58

  • Leo que Joan Estelrich, en su diario, critica a Carles Riba, "siempre tan raquítico, tan incapaz de elogio, tan incapaz de gratitud, negando el pan y la sal a sus maestros y a sus compañeros...". En fin, que Estelrich considera que Riba, a pesar de su categoría intelectual, era mezquino y envidioso. Y yo digo que vaya usted a saber.

    Salvador Pániker, "Intelectuales"

    Comentado por: G. el 11/4/2006 a las 22:56

  • Siga descansando como hasta ahora, Giulius.

    Comentado por: Lucio el 11/4/2006 a las 22:18

  • "Si nos consigues la pistola no te pasará nada, le dirá a Gloria que soy el ladrón" [Alberto]
    "No se te ocurre otra explicación, siempre lo más mezquino (...)" [Lluch]
    "No mereces que te dé explicaciones (...)" [Lluch]
    Momentos decisivos

    Comentado por: Lucio el 11/4/2006 a las 22:16

  • Estimado Giulius:
    Lástima que no tengamos el poder (que sí tiene el administrador como ha demostrado en multitud de ocasiones) de borrar comentarios a posteriori.
    Señalo tal circunstancia porque creo sinceramente que su comentario de las 22:02 debería ser anulado. En cambio le felicito por su comentario de las 21:50 que da en el centro de la diana.
    No quiera hacernos creer, viejo ácrta, que usted sigue las directrices del Concilio Vaticano II. Nadie se lo va a creer.
    Lo que sí nos creemos que para usted lo bueno y lo bello están íntimamente unidos. Eso sí.

    Comentado por: Lucio el 11/4/2006 a las 22:14

  • En realidad, el orden del arte y el de la moral son distintos, pero no son opuestos, ni «independientes».
    ____________________
    Reflexionemos únicamente, de momento, sobre esta afirmación.

    P.S. Mi moral no es la de Schwarzenegger.

    Comentado por: G. el 11/4/2006 a las 22:04

  • Introducción. Los términos arte y moral aparecen muchas veces como opuestos o, por lo menos, como difíciles de reconciliar: hay ocasiones en que el a. parece reclamar unos derechos y una libertad de expresión al margen de las leyes morales y, por otra parte, el que obra de acuerdo con ellas no comprende a veces este comportamiento. Esta aparente oposición puede darse cuando se intenta encerrar al a. en una especie de ámbito propio, desligado o «independiente» de todo valor moral. El a. se orienta sólo hacia la obra, buscando su «perfección», sin mirar la bondad ni los intereses del que la realiza o la contempla; así una obra puede tener un valor artístico aunque el que la ha hecho no tenga algunas virtudes morales. En realidad, el orden del a. y el de la moral son distintos, pero no son opuestos, ni «independientes».
    El artista y la moral. El artista, en cuanto artista, como creador de obras de a., ha de orientarse libre y responsablemente hacia su obra. Ésta es su obligación; si traicionase su propio sentir del a. en nombre de una moral mal entendida, lesionaría su conciencia, y, por tanto, actuaría contra la moral. Ahora bien, el artista es hombre y como tal, como autor de los actos que componen su vida, pertenece al orden moral. Vivir este orden con responsabilidad facilita la libertad. Como el orden moral, que conduce al bien, es más importante que el artístico, el artista deberá seguir, siempre y en primer lugar, los preceptos morales, como dice el conc. Vaticano II: «La primacía del orden moral objetivo ha de ser respetada absolutamente por todos, puesto que el orden moral es el único que supera a todos los demás órdenes de las cosas humanas, incluido el del arte, por muy dignos que sean, y es el que los conjuga armoniosamente. Sólo el orden moral afecta en su naturaleza entera al hombre (criatura racional de Dios llamada a lo sobrenatural), y si se observa íntegra y fielmente, lo lleva hasta alcanzar la perfección y la felicidad plenamente» (Decreto sobre los medios de comunicación social, n° 6).

    Comentado por: G. el 11/4/2006 a las 22:02

  • Cuando hablo de arte basura hablo de arte que no aporta nada: me sitúo en un punto de vista moral, claro está.

    Comentado por: G. el 11/4/2006 a las 21:59

  • Yo aún creo en la libertad individual: en la libertad de decisión, de pensamiento, de sentimiento.
    No creo en los que buscan nuestra compasión susurrándonos (o gritándonos): "¡Mira lo que me obligas a hacer"!
    En mi época aún creíamos en la libertad y dignidad humanas. Y cualquier teoría filosófica que intente cargarse estos dos elemntales principios que configuran al ser humano como ser humano solo merece, esa sí, mi compasión.

    Comentado por: G. el 11/4/2006 a las 21:50

  • Buenas noches, señor de Azúa. ¿Cree que debo felicitarle por su nueva plantilla de comentaristas? Si eso le hace feliz, le felicito.
    P.S. Le recuerdo que también hay arte basura.

    Comentado por: G. el 11/4/2006 a las 21:45

  • Superficialmente, estimado Lucio. He observado que lleva un par de días colaborando aquí. El primer comentario me lo leí de cabo a rabo, pero el segundo y el tercero y el cuarto ya no.
    A mi edad, ya sabes, hay que ser muy selectivo.

    Comentado por: G. el 11/4/2006 a las 21:44

  • y ¿se ha leído don Giulius el comentario de "jo tía"?

    Comentado por: Lucio el 11/4/2006 a las 21:42

  • Ayer de Azúa hablaba sobre Schwarzenegger; hoy sobre Torrente.
    No le extrañe que ya no me apetezca colaborar aquí.

    Comentado por: G. el 11/4/2006 a las 21:41

  • Jo tía. Qué será esta tibieza en la que vivo. Por qué me dejo vivir así. Por qué me percibo como una especie de deformación, un semimonstruo que ha perdido su simetría natural y se ve incapaz de interpretar los signos mas elementales. Todo ocurre como si fuese forzado, predestinado desde el principio al error y a la culpa. Hoy, con mi rostro pegado al cristal de la ventana, contemplando la ciudad que se parece a todas las ciudades, conspiraba para mi crucifixión + y me sentía ridículo, ridicule, he's laying himself open to ridicule: no podía entender, no entendía, la razón ni el momento de semejante conspiración contra mí mismo; por qué se manifestaba en mí, completamente perturbado por la nostalgia del sacrificio, ese estúpido deseo de convertirme en una víctima admirable. De pronto el dolor de los emigrantes ( marca registrada) , el hambre de los desheredados ( marca registrada), la obstinación de los espaldas mojadas ( marca registrada), el miedo de los indocumentados ( marca registrada) el doliente prestigio del tercer mundo ( marca registrada) se me figuraban, ¿ cómo decirlo?, importantes, sí, importantes y honestos. Al menos, aunque a veces ni siquiera parecían hombres sino fuerzas de la naturaleza, el dolor y el hambre que lo consumía eran reales, completos, serios, evidentes, auténticos. Y acaso si este abominable deseo me fuese concedido podría tal vez olvidarme de mí misma y reducirme y empequeñecerme hasta alcanzar la densidad y la cohesión de un animal que se limita a sobrevivir, aunque esto significase más hambre y dolor, no importa, no importa, por fin sentiría que no habría distancia entre lo que me he acostumbrado a ser y mi propio cuerpo y que todo mi pensamiento estaría dirigido exclusivamente a mantenerme con vida, un día más, un día más, no me cogeréis vivo, un día más. Pero no, el azar no me convirtió en un inmigrante indocumentado, ni me fue dado el instinto de indagar en las fisuras de la frontera. ¿ Es este el nuevo Nacimiento del hombre? ¿ Dónde están la mula estéril y el buey manso y el pesebre de la bestia y el ángel de luz prestada? ¿ Han sido sustituidos por los cazadores humanos con pistolones en las riñoneras apostados bajo las chumberas? ¿ Las víboras y el coyote pelón que huyó con nuestro dinero? ¿ El pájaro carroñero, el lagarto arnal y la espina? ¿ La tormenta de arena que lleva mil hombres dentro hacia el pedregal de Arizona? Polvo en el polvo, sombras en la carretera, hombres en el aire: la halitosis de la Historia. Y así. (Continuará)

    Comentado por: jo tía el 11/4/2006 a las 21:37

  • Quería decir que oír hablar de Torrente enfría a cualquiera.
    P.S. El vinito blanco es culpable de mi imprecisión.


    Comentado por: Nicolás el 11/4/2006 a las 21:30

  • Ya no le hace caso...
    Es que hablar de Torrente destempla a cualquiera.

    Comentado por: Nicolás el 11/4/2006 a las 21:27

  • "Como cuando conoces a esa persona especial que sin motivo aparente te jode la existencia cuando solo quieres lo mejor para ella."

    Comentado por: Nicolás el 11/4/2006 a las 21:26

  • BalcazaraNIÑO, tú y tu eterna triste canción.
    Dejala ya, dejala de una vez, que no te hace ni puñetero caso.

    Comentado por: G. el 11/4/2006 a las 21:25

  • 27/03/2006
    Lost in Schmidt

    Lost in translation es una película de/para personas con resaca en el sentido más amplio de la palabra


    Películas que tratan el desencanto, la apatia y la energia correspondiente al seguir divagando por la existencia, la melancolia, el engañar al resto con apariencias y cuando encuentras a una persona que te puede entender salir corriendo por que la ofendes al intentar intimar, eso es una puta mierda, saber que se quedan con lo que tu quieres, con el premio, con tu premio.



    Como cuando conoces a esa persona especial que sin motivo aparente te jode la existencia cuando solo quieres lo mejor para ella. Ese es el momento de decir "la vida es una puta mierda con momentos ridiculamente divertidos", un puto chiste macabro bastante feo con momentos y etapas realmente emocionantes y dadoras, la eterna y gran lucha entre el AMOR y el ODIO. Momentos para decir de todo, no tiene ningún encanto quedarse en un extremo.


    Everybody want to be found



    Hay quien dice que sin la necesidad de comer y beber todo estos "conflictos" no existirían... pero no creo que sea tan sencillo.
    The Steam Monkey - - R - -
    _____________________


    P.S. Serás tú el que siempre estás con tu eterna canción, Balcazariño, los demás tenemos intereses más DIVERSIFICADOS.

    Comentado por: G. el 11/4/2006 a las 21:24

  • Bueno, una hora mas, y a tomar sol, vodka y admirar mujeres.
    ¿Cuando se me quitara lo tímido?.

    Se siente el ambiente de vacaciones, cada cual con su tema.

    Comentado por: Adan Balcazar el 11/4/2006 a las 21:16

  • A lo largo de 300 páginas el maestro Dylan desgrana muchas de sus vivencias desde sus inicios hasta tiempos más recientes. Con un estilo muy particular aborda épocas de su vida muy distintas y, aunque estén divididas en cinco capítulos, uno se puede volver loco ordenándolos. Pasa de hablarnos de sus inicios y sus intentos de llegar a tocar en el Gaslight a estar con cinco hijos ya casado, al triste accidente de moto que casi termina con su carrera y vuelve después a narrarnos cómo consiguió su primer contrato con Columbia Records.

    El poeta se va demasiado a menudo por las ramas para volver a retomar el hilo de lo que cuenta muchas páginas después. Da pinceladas sobre momentos cumbre de su vida y a otros más banales se nos explaya dándoles excesiva cancha.

    Estilo a parte, en cuanto a contenido hay decenas de anécdotas y vivencias que sus fans devorarán compulsivamente, de manera desordenada pero compulsivamente. Situaciones como sus cambios de residencia debido al séquito de fans que se atrincheraba a las puertas de su casa, señalándole como un profeta que debe mostrarles el camino, su relación con Joan Baez (poco desgranada), grabaciones de discos clave, su juventud vivida de casa a casa de colegas varios, sus principales influencias y cómo las descubrió, el circuito folk de antaño, el origen de su seudónimo o como solía componer sus clásicos.

    _________________________
    Así me despido.
    No olviden que ha sido gratis.
    No olviden que está muy mal insultar a los contertulios (algunos se piensan que hacen literatura de altos vuelos degradando a otros colaboradores$: lo malo es que no hacen literatura y que, por tanto, tienen difícil perdón).
    No olviden que Azúa debería estar muy agradecido por cada uno de los comentarios, etc.
    No olvide, Adán, que usted y nadie más que usted, afirma que nosotros nos lo perdemos (no ir a su manzanillo).
    Saludos cordiales.

    Comentado por: Pepita el 11/4/2006 a las 21:14

  • La entrada a inferno es muy cara.
    ¿Adivinan quién vive en el infierno robot, adecuadamente situado en un parque de Nueva Jersey?
    ¿Sí? ¡Qué listos!

    Comentado por: Pepita el 11/4/2006 a las 21:10

  • El Diablo Robot
    Vive en el Infierno Robot (adecuadamente situado en un parque de atracciones de Nueva Jersey), oculto bajo la atracción Inferno del Reckless Ted's Funland. Aparece en dos episodios como personaje principal, El Infierno está en los demás robots y el último episodio, Las manos del Diablo son juguetes ociosos, así como en breves cameos en Historia de dos Santas y Crímenes del sofocón.

    P.S. A las mariconas del blog no les gusta que escriba aquí, prefieren personajes como G., que les dasn más morbo. ¡Que se fastidien!


    Comentado por: Pepita el 11/4/2006 a las 21:08

  • (20:40)

    Perderse, perderse, perderse con un adan de verdad, con un adan de carne y hueso, no mediatizado, no amante del manzanillo. ¿Una playa? ¡Vamos, tío, ¿de qué vas?

    Comentado por: amante del manzano el 11/4/2006 a las 21:02

  • No hay que preocuparse por nada, todo tranquilo, ya no hay que preocuparse, no existe la selección natural... no existe... ahora -bueno ya hace un tiempecito- solo vivimos tiempos extraños.


    - Os dejo con los mejores 50 films independientes según Empire (yo creo que van por buen camino)



    Pd: La información es poder real sobre los otros, controla la información de los demás y lo tendrás todo. El ser humano es un arma de destrucción masiva y fecundativa.


    Etiquetas: waking, lebowski, fecundación, natural


    Comentado por: andaluz el 11/4/2006 a las 20:59

  • Mi deporte de moda es comprobar como en una conversación a 3 bandas como las de la brutal El Gran Lebowski (quiero en breve la edición especial que ha salido en DVD) donde el increible Steve Buscemi se intenta introducir en las conversaciónes de sus dos amigos (los increibles Jeff bridges y John Goodman) con la muletilla Y los Beatles... y los Beatles... y los Beatles sin conseguirlo claro... la cuestión es que yo lo estoy comprobando últimamente, lo estoy haciendo, es una experiencia increible (la realidad es increible) las personas no escuchan, solo hablan, solo están pensando en que es lo siguiente que dirán...


    No quiero que mi realidad supere a mi ficción. No quiero tener que amar más a los animales de compañia que a las personas que me rodean. Tienes que ver Waking Life si tienes todo este tipo de inquietudes... no diré mucho de ella (no diré que está muy apelmazada y que es una clase moderna de neo-filosofia retrospetiva increible)... me limitaré a decir ... DREAM IS DESTINY...



    Comentado por: sevillano el 11/4/2006 a las 20:58

  • Pues, no saben de lo que se pierden.

    Comentado por: Adan Balcazar el 11/4/2006 a las 20:40

  • Pues eso, Pepita, adiós.

    Comentado por: Marcus Trevijano el 11/4/2006 a las 20:08

  • Cuando Baudelaire habla de política yo tampoco me fío ni un pelin, Marcus Trevijano.
    ¡Querer desprestigiar a Bayly porque tiene "lagunas"...!

    Comentado por: Pepita el 11/4/2006 a las 20:06

  • No gustan, Adan. Este blog y sus escribientes está muy desprestigiado.

    Comentado por: Pedro Palau el 11/4/2006 a las 20:04

  • bayly no es un intelectual,es simplemente un beseler,tiene unas lagunas bestiales y me fio mu poco de el cuando habla de politica,economia,etc.el dice q voto a bush en el 2000.es patetico.pero si,quiza en el futuro puede ofrecer algo q merezca la pena.

    Publicado por: condorito | 07/04/06 a las 15:59
    _____________________________

    Se ve que Gonzaflo Torrenta Ballester era un intelectual, y sin lagunas.

    ¡Hombre! ¿Desde cuándo para tener el "carnet" de escritor es preciso pasar el examen que le acredite como intelectual? ¿En cuál de los diez mandamientos dice eso?
    Y ¿sobre lo de las lagunas...? El condorito se fía muy poco de Bayly cuando habla de política, economía etc. ¡Y yo de Baudelaire! ¡No te joe, el machito! Tampoco me fío de Hölderlin, no te fastidia.

    El "viejo glorioso" ni siquiera era buen escritor. No sólo dejaba mucho que desear como intelectual sino que encima su literatura era barata.

    Comentado por: Marcus Trevijano el 11/4/2006 a las 20:03

  • ¿Si gustan?, se vienen a Manzanillo.

    Comentado por: Adan Balcazar el 11/4/2006 a las 19:45

  • (18:48)
    ¿FdA sabe nadar?

    Comentado por: Pedro Palau el 11/4/2006 a las 19:25

  • pero al hombre mecanizado e internetizado le cuesta mucho evadirse y disfrutar del mar: de sus olas, del agua salada y demás.
    De todos modos ¡buen provecho!

    Comentado por: Pedro Palau el 11/4/2006 a las 19:23

  • Porque estar todo el día conectado a internet --¡y encima desdoblado- desgasta mucho.

    Comentado por: Pedro Palau el 11/4/2006 a las 19:22

  • No hay nada como el agua del mar para revitalizar las neuronas.

    Comentado por: Pedro Palau el 11/4/2006 a las 19:21

  • Ya casi, me voy a la playa.

    Comentado por: Adan Balcazar el 11/4/2006 a las 18:48

  • Yo estoy haciendo exactamente lo mismo, trabajo y diversión en el mismo exactito lugar, que buena es a veces la tecnología.

    Comentado por: cat-woman el 11/4/2006 a las 18:32

  • Y disculpa lo tardado con la respuesta, pero estoy trabajando y en esto al mismo tiempo, es lo bueno de ser casi multitask.

    Comentado por: Adan Balcazar el 11/4/2006 a las 18:13

  • Sale.

    Comentado por: Adan Balcazar el 11/4/2006 a las 18:08

  • 17:12
    ¿Verdad que sí?, que buena onda. La neta, es que me encanta esa forma de hablar guey. Espero que tu zona no sea de las de donde "guey" se escucha mal. Sale.

    Comentado por: cat-woman el 11/4/2006 a las 17:58

  • 17:11
    Usted mismo, me encanta la gente sin títulos nobiliarios. Gracias por la Rosaliana. Espero no le asusten "los lebreles de la jauría maldita".....

    Comentado por: cat-woman el 11/4/2006 a las 17:54

  • Debo decir, a fuer de justos, que también agradeceré las sonrisas (casi carcajadas) que me provocó el Monumento Tubular.

    Comentado por: yo mismo, despojado de títulos nobiliarios el 11/4/2006 a las 17:14

  • Cat :
    Empieza a influir su estancia en Mexico, en su manera de escribir.

    Comentado por: Adan Balcazar el 11/4/2006 a las 17:12

  • Apreciada galleguiña.

    Aprovechando que ahora no nos oyen (leen) los "lebreles de la jauría maldita", te dejo esta perla que conforte tu morriña:

    A ORILLAS DEL SAR

    I

    A través del follaje perenne
    que oír deja rumores extraños,
    y entre un mar de ondulante verdura,
    amorosa mansión de los pájaros,
    desde mis ventanas veo
    el templo que quise tanto.

    El templo que tanto quise...,
    pues no sé decir ya si le quiero,
    que en el rudo vaivén que sin tregua
    se agitan mis pensamientos,
    dudo si el rencor adusto
    vive unido al amor en mi pecho.


    2

    ¡Otra vez!, tras la lucha que rinde
    y la incertidumbre amarga
    del viajero que errante no sabe
    dónde dormirá mañana,
    en sus lares primitivos
    halla un breve descanso mi alma.

    Algo tiene este blando reposo
    de sombrío y de halagüeño,
    cual lo tiene, en la noche callada,
    de un ser amado el recuerdo,
    que de negras traiciones y dichas
    inmensas, nos habla a un tiempo.

    Ya no lloro..., y no obstante, agobiado
    y afligido mi espíritu, apenas
    de su cárcel estrecha y sombría
    osa dejar las tinieblas
    para bañarse en las ondas
    de luz que el espacio llenan.

    Cual si en suelo extranjero me hallase,
    tímida y hosca, contemplo
    desde lejos los bosques y alturas
    y los floridos senderos
    donde en cada rincón me aguardaba
    la esperanza sonriendo.

    (y sigue...)

    Comentado por: yo mismo, despojado de títulos nobiliarios el 11/4/2006 a las 17:11

  • Es que los de EL FERROL son muy así -les gusta lo de hablar castellano- bueno, pero algunos son muy "riquiños". ¡Saludos FERROLTERRA!!!!

    Comentado por: cat-woman el 11/4/2006 a las 16:56

  • Pero nunca escribió en gallego este guey....

    Comentado por: cat-woman el 11/4/2006 a las 16:48

  • ¡Ay sí!, "Los gozos y las sombras", que maravilla ¿verdad?, y la López esplendorosa, y Rosalía Dans adorable, y Eusobio Poncela para enamorarse de veras.

    Comentado por: cat-woman el 11/4/2006 a las 16:46

  • Lo que nunca dejaré de agradecerle al Gran Hombre es que concentrara, tras esos dos colosales rosetones opacos, toda la exuberante lujuria de la naturaleza húmeda de su tierra, y la reverberara después en la espléndida Charo López, retozando agradecida entre lágrimas y sábanas blancas y ajuar de organdí recién planchado. Alcoba de recia y oscura madera, camastro de forja retorcida en la lumbre del hogar. Una Clarita Aldán que, es importante recordarlo, no sucumbió al derecho de conquista de Cayetano Salgado.

    Comentado por: yo mismo, despojado de títulos nobiliarios el 11/4/2006 a las 16:31

  • (15:07)
    Si ni el poost del titular ni los comentarios inspiran...

    Comentado por: Negroni el 11/4/2006 a las 16:13

  • Y es contagiosa.

    Comentado por: Adan Balcazar el 11/4/2006 a las 15:31

  • Parece que hay flojera vacacional

    Comentado por: cat-woman el 11/4/2006 a las 15:07

  • Estaría benne tomar un croissant con Massiel en París. Debe ser un tostón, que rima con perdón, hablar con un escritor.

    Comentado por: vomiton(pinchito) el 11/4/2006 a las 12:19

  • ¿no fue Torrente uno de los que veto a Julio Caro Baroja para su ingreso en la Real Academia alegando que no era un autor creativo?.Fue una mezquindad.

    Comentado por: maleas el 11/4/2006 a las 10:54

  • Es correcta la expresion : levantar el campo . En castellano ? en el contexto de marcharse .

    GRACIAS

    Comentado por: la niña de los peines el 11/4/2006 a las 10:50

  • Con Torrente Ballester, don Gonzalo, ¿Viejo glorioso o ‘Viaje glorioso’?, no será más bien ¿viaje Jacobeo?, o ya simplemente ¿viaje por entregas? Viajes entregados. O viajes estragados. Viajes a la vejez y desde la vejez. ¿Hay gloria a ciertas edades? O todo, es ya cierta devastación presentida.

    Viejos censores, colaboradores antiguos de ‘Escorial’, aguerridos falangistas de primera hora. Luego liberados –como tantos presuntos – por la pluma. ¡Ah ‘Los cuadernos de la Romana’! de la época liberal –que no librepensadora – del diario vespertino ‘Informaciones’, dirigido por otro liberal-falangista como Víctor de la Serna. Otros viejos gloriosos.

    Donde hubo fuego, siempre quedan cenizas.
    ¿Sic transit gloriae mundi?

    Comentado por: El Pozo y El Numa el 11/4/2006 a las 10:23

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Félix de Azúa nació en Barcelona en 1944. Doctor en Filosofía y catedrático de Estética, es colaborador habitual del diario El País. Ha publicado los libros de poemas Cepo para nutria, El velo en el rostro de Agamenón, Edgar en Stephane, Lengua de cal y Farra. Su poesía está reunida, hasta 2007, en Última sangre. Ha publicado las novelas Las lecciones de Jena, Las lecciones suspendidas, Ultima lección, Mansura, Historia de un idiota contada por él mismo, Diario de un hombre humillado (Premio Herralde), Cambio de bandera, Demasiadas preguntas y Momentos decisivos. Su obra ensayística es amplia: La paradoja del primitivo, El aprendizaje de la decepción, Venecia, Baudelaire y el artista de la vida moderna, Diccionario de las artes, Salidas de tono, Lecturas compulsivas, La invención de Caín, Cortocircuitos: imágenes mudas, Esplendor y nada y La pasión domesticada. Los libros recientes son Ovejas negras, Abierto a todas horasAutobiografía sin vida (Mondadori, 2010) y Autobiografía de papel (Mondadori, 2013)Una edición ampliada y corregida de La invención de Caín ha sido publicada por la editorial Debate en 2015; Génesis (Literatura Random House, 2015). Nuevas lecturas compulsivas (Círculo de Tiza, 2017) y Volver la mirada, Ensayos sobre arte (Debate, 2019) son sus últimos libros.  Escritor experto en todos los géneros, su obra se caracteriza por un notable sentido del humor y una profunda capacidad de análisis. 

En junio de 2015, fue elegido miembro de la Real Academia Española para ocupar el sillón "H".

 

Bibliografía

 




 

Ensayo

Volver la mirada (2019). Debate, España.

Nuevas lecturas compulsivas (2017). Círculo de Tiza, España. 

La invención de Caín (2015). Mondadori, Barcelona. 

Contra Jeremías (2013). Mondadori, Barcelona.

Contre Guernica, Prefacio para Antonio Saura (2008). Archives Antonio Saura, Genève.

 La pasión domesticada (2007). Abada, Madrid.

Ovejas negras (2007), Bruguera, Barcelona.

Cortocircuitos. Imágenes mudas (2004). Abada, Madrid.

La invención de Caín (1999). Alfaguara, Madrid.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (reedición) (1999). Anagrama, Barcelona.

Lecturas compulsivas. Una invitación (1998) Anagrama, Barcelona.

Salidas de tono (1996). Anagrama, Barcelona.

Diccionario de las artes (1995). Planeta, Barcelona.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (1992). Pamiela, Pamplona.

Venecia (1990). Planeta, Barcelona.

El aprendizaje de la decepción (1989). Pamiela, Pamplona.

La paradoja del primitivo (1983). Seix Barral, Barcelona.

Conocer a Baudelaire y su obra (1978). Dopesa, Barcelona.

 

Novelas y prosa literaria

Génesis (2015). Literatura Random House, Madrid. 

Autobiografía de papel (2013). Mondadori, Barcelona. 

Autobiografía sin vida (2010). Mondadori, Barcelona.

Abierto a todas horas (2007). Alfaguara, Madrid.

Esplendor y Nada (2006). Lector, Barcelona.

Momentos decisivos (2000). Anagrama, Barcelona.

Demasiadas preguntas (1994). Anagrama, Barcelona.

Cambio de bandera (1991). Anagrama, Barcelona.

Diario de un hombre humillado (1987). Anagrama, Barcelona.

Historia de un idiota contada por él mismo, o el contenido de la felicidad (1992), Anagrama, Barcelona.

Mansura (1984). Anagrama, Barcelona.

Última lección (1981). Legasa, Madrid.

Las lecciones suspendidas (1978). Alfaguara, Madrid.

Las lecciones de Jena (1972). Barral E., Barcelona.

 

Relatos

"Quien se vio", Tres cuentos didácticos (1975). La Gaya Ciencia, Barcelona.

"La venganza de la verdad" (1978). Hiperion nº1, Madrid.

"Herédame" (6 y 7 agosto 1985). El País, Madrid.

"El trencadizo", con grabados de Canogar (1989) Antojos, Cuenca.

"La pasajera" (18 nov. 1990). El País, Madrid.

"La resignación de la soberbia", Los pecados capitales (1990). Grijalbo, Barcelona.

El largo viaje del mensajero (1991) Antártida, Barcelona.

Cuentos de cabecera ("La pasajera" y "La segunda cicatriz") (1996). Planeta NH.

"El padre de sus hijos" (1998). Barcelona, un día, Alfaguara, Madrid.

"La verdad está arriba" (1998). Turia, Teruel.

 

Poesía

Última Sangre. Poesía 1968-2007 (2007). Bruguera, Barcelona.

Poesía 1968 1988 (1989). Hiperion, Madrid.

Farra (1983). Hiperion, Madrid.

Siete poemas de La Farra, con un grabado de A. Saura (1981). Cuenca.

Poesía 1968 78 (1979). Hiperion, Madrid.

Pasar y siete canciones (1977). La Gaya Ciencia, Barcelona.

Lengua de cal (1972). Visor, Madrid.

Edgar en Stéphanie (1971). Lumen, Barcelona.

El velo en el rostro de Agamenon (1970) El Bardo, Barcelona.

Cepo para nutria (1968). Madrid

Premios

1987 Premio Anagrama de Novela.

2000 Premio a la cultura "Sebetia-Ter" del Centri di Studi di Arte e Cultura di Napoli".

2001 Premio a la tolerancia de la "Asociación por la Tolerancia", Barcelona.

2011 Premio González-Ruano de Periodismo

2014 Premio Internacional de Ensayo José Caballero Bonald

2015 Premio Francisco Cerecedo de la Asociación de Periodistas Europeos 

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2020 | Fundación Formentor | Barceló Torre de Madrid. Plaza de España, 18 28008 Madrid (España) | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres