PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

jueves, 27 de febrero de 2020

 Blog de Félix de Azúa

No me lo puedo creer

Reunión con Manuel Hernández Iglesias para tratar de averiguar si es posible creer algo voluntariamente. ¿Puedo querer creer algo conscientemente? ¿Tiene sentido esta frase? ¿Es posible una experiencia semejante? En principio, parece que no. Si “quiero creer algo” es que ya lo creo. No puedo “querer creer” que la tierra es redonda o plana. O creo una cosa o creo otra, pero ambas a la vez no puede ser. Cosa distinta es que no sepa si es plana o redonda. Entonces, simplemente, no creo nada. Sin embargo, es evidente que solemos decir cosas como “Felipe cree que no volverá a mentir a su mujer porque quiere creerlo”. Cuya consecuencia es: “pero se engaña porque no podrá dejar de mentirle jamás”. Felipe, por tanto, se miente a sí mismo. E incluso (caso todavía más inquietante): “Yo creía que Adelina me amaba; ¡ay, cómo me engañaba!”. Que viene a decir que si bien yo sabía que no tenía ninguna posibilidad con aquella mujer indiferente y calculadora, por debilidad me dejé caer en una creencia engañosa. Puede parecer algo irrelevante, quizás nimio, pero uno de los mejores filósofos del siglo, Donald Davidson, persiguió el asunto con ahínco. De hecho, se trata de entender cosas como la educación en general (¿cómo se crean las creencias?), ciertos aspectos de la ciencia (¿la ley de la gravedad puede ser una creencia?), o el simple cambio de creencias (¿podemos decir que un mismo sujeto cree A y luego B, o debemos hablar de sujetos distintos?). Davidson propone dos modos para cambiar de creencia cuando uno quiere: la autotrascendencia y la autocorrupción. Ambos modos nos caracterizan una y otra vez a lo largo de nuestra vida. Estamos constantemente autotrascendiéndonos o autocorrompiéndonos, pero lo más inquietante es que jamás podremos reconocerlo en nosotros mismos. Sólo en los demás, o en nosotros pero en tiempos distintos. Decir “voy a creer tal cosa porque me da la gana” no tiene sentido, pero decir “aquel tipo quiere creer tal cosa” o “cuando era joven quise creer tal cosa”, sí tiene sentido. Es una lata, pero el autoengaño, la máquina más poderosa para la educación, sólo puede reconocerse en los otros. O en uno mismo cuando ya es demasiado tarde.

[Publicado el 30/1/2006 a las 10:01]

Compartir:

Comentarios (49)

  • INFORMACION: Nicolás Ramos Pintado (TELE 7), fue director de Pablo Motos (El Hormiguero de CUATRO) de 1994 a 1998 en Onda Cero Radio en Valencia, etapa en la que promovió la entrada de Motos en el programa LA RADIO DE JULIA, soporte vital que este gran profesional de la comunicación supo aprovechar de la manera más eficaz.

    Comentado por: Diego el 23/2/2009 a las 17:27

  • ¿Y por qué nos empeñamos en enfrentar los postulados, experiencias y pruebas científicas con las opciones de fe, tanto si su objeto es la afirmación del Absoluto como si es su negación, cuando su realidad - a la opción me refiero - de sobra está probando su posibilidad como actividad de la voluntad y de la mente humanas? El ancho y largo recorrido por el campo científico lo podemos realizar en mutua compañía. Llegando al límite del mismo, a TODOS nos queda tener que recurrir al acto humano de fe de afirmar o negar ¿No nos damos cuenta de que endosando imposibilidad u otros calificativos peyorativos sobre las actitudes creyentes en una realidad trascendente, nos auto calificamos de lo mismo, si también por fe optamos por la negación? Y en ese caso ¿para qué establecer acusaciones y enfrentamientos que, en realidad, no tienen sentido y son contrarios a la tolerancia que nos pide el respeto a nuestra mutua libertad? El problema lo tenemos en cargar o no de valor y coherencia la vida práctica.

    Comentado por: Tovical el 03/2/2006 a las 20:02

  • 24) Ahh menta… aunque quieres creer ser un jedi siempre seguirás siendo la ewok más peluda de todo el blog.

    Comentario por Tipo de incognito — Enero 30, 2006 @ 8:56 pm

    __________________________________


    ¡Que agradable, el "caballero"! ¡Y ahora exige disculpas! (47)
    Como decía Lluch, estoy ESTUPEFACTO.
    Yo ya retiré todo lo retirable. ¿O es que no se leyó 45)?
    ¿No se leyó 45), excitadísimo como estaba vomitando sus gusanos?

    Si quizás fuese Ud. capaz de restituir a Menta su condición de "jedi", quizás ella empezaría a negociar con Ud.

    ¡Última oferta! No revisable.

    Comentado por: B. Betancour el 31/1/2006 a las 10:01

  • Decidido que mañana me voy.

    Lucio no es creación de nadie, por supuesto.

    ¡Esto ha llegado demasiado lejos!
    Y en la Seu no para de nevar...

    Azúa no puede desmentirme. Y "avaro" (=tipo de incógnito=tipejo) iría contra sí mismo (contra su inmenso egocentrismo) si admitiera de quien es hijo.

    ¿A que soy lúzido?

    Comentado por: lucio de mí el 30/1/2006 a las 22:01

  • ¡Nadie como Nico para luchar sin "mancharse"!

    ¡Qué vergüenza!

    Comentado por: B.Betancour el 30/1/2006 a las 22:01

  • El poema "dedicado" a Manuela de Madre que yo incluí en el blog de Arcadi Espada estaba escrito por el indecente Dray Josepho (pseudónimo utilizado por algun cateto que escribe en "libertad (sic) digital"). Precisamente lo postee por lo muy desagradable que me resultó.
    Me despido, espero que les sobre tiempo para disculparse.

    Comentado por: Tipo de incognito el 30/1/2006 a las 22:01

  • Evidentemente fue tipo de incógnito quien escribió una especie de poesía (un engendro) en el blog de A. Espada (y efectivamente tildaba a M. de M. de "charnega") pero es muy propio de él negar la paternidad de sus actos.
    ¿Ya tiene éxito con (viz)condesa? ¿Otra variante? Los hijos del mismo padre "se lo hacen" entre sí. Interesantísimo.

    La verdad, al menos, sí es real. VERDAD

    Comentado por: lucio de mí el 30/1/2006 a las 22:01

  • Fray Josepho quise decir.

    Comentado por: Tipo de incognito el 30/1/2006 a las 22:01

  • ¿Con qué careto se levantara mañana el Sr. Azúa?
    ¡Ay! que no puedo parar, Albert.

    Comentado por: lucio de mí el 30/1/2006 a las 22:01

  • Retiro cualquier palabra ofensiva, tipo de incógnito.
    Realmente a veces uno pierde los papeles al tratar con gente como tú.
    La falta de costumbre, quizás.

    Comentado por: B.Betancour el 30/1/2006 a las 22:01

  • "El espiritu quiere su querer",Nietzsche.Qué duda cabe(?).

    Cuando quiere su querer,no es que quiera "otro", sino el querer más propio,el suyo(el niño mimao, no quiere el suyo.Hablamos de,que no cualquier querer/creer vale);por lo tanto(ergo): querer creer lo que se cree -de veras- es distinto de querer(una aberración,por ejemplo) o creer lo que no cabe en cabeza hu-ma-na(un problema de fe,¡tan moderno!).Seguro que está Parménides en el limbo riéndose de De Azúa,D.Davidson y de mí.Porque si sé,que la tierra es plana,triángular o redonda, -estoy en duda-creo las tres cosas y no en nada(lo mismo a alguno le apetece cruzarse de brazos mientras se le desmorona lo redondo,es decir,la tierra, siendo...).Una de esas figuras tiene que ser.Ahora, no sabiendo,esta claro, no desisto de:creer en las tres y terminaré creyendo cual es la verdadera.Pero yo por lo pronto voy a creer en las tres.Porque si no tuviera noción de ninguna de las tres,será o podrá ser otra cosa,tal vez cuadrada.Ahora bien,uno pues se puede conformar con el cuento de la buena pipa.Es el espiritu el que quiere creer.¿Y qué o quién es el espiritu?.También es verdad,que "yo" quiero creer lo que dice Nietsche.

    Comentado por: Delfín el 30/1/2006 a las 21:01

  • Ni a menta ni a mí nos gusta en absoluto Manuela de Madre (esto por delante), pero nos gustán aún menos los racistas como usted. Es muy mezquino eso que hacen ustedes los catalanes de desprestigiar a alguien porque no sea catalán de pura cepa.
    Dice muy poco, además, a favor de los "catalanes" que usted sea uno "de infinitésima generación". Más de un catalán sentirá vergüenza ajena al leer sus comentarios.

    Comentado por: B. Betancour el 30/1/2006 a las 21:01

  • Es usted tan patético y miserable....
    Abur

    Creo que el que roba (y mucho) es usted.

    Evidentemente soy señor, ¿o es que no se me nota?

    Comentado por: B. Betancour el 30/1/2006 a las 21:01

  • [39] Estoy en la inopia...refrésqueme mi escasa memoria o hágase entender.

    Comentado por: Tipo de incognito el 30/1/2006 a las 21:01

  • ¿Por qué no te vuelves al blog de Arcadi? Allí sí que estabas en tu salsa...
    Platicando con "Atleta Sexual", "Juan Poz", Martita y toda la troupe..... (prefiero no calificar).

    Comentado por: menta apolínea el 30/1/2006 a las 21:01

  • a 38) ¡Usted abrió la caja de Pandora!

    ¡Eco, eco! (¿se acuerda del anuncio?)

    Comentado por: menta el 30/1/2006 a las 21:01

  • ¡Deberías parar de equivocarte menta! Yo soy catalán de infinitésima generación.

    Comentado por: Tipo de incognito el 30/1/2006 a las 21:01

  • Tipo de incognito (=tipejo) no ha sido ni será nunca una caballero, Menta.
    Olvídese de esa gentuza, como ya han hecho otros hace muy poco, poquísimo, esta misma mañana, sin ir lejos.
    No te han visto depilado como yo te he visto.

    Comentado por: B. Betancour el 30/1/2006 a las 21:01

  • No recuerdo haber insultado a Manuela de Madre.
    No paran de dar palos de ciego. ¡Rectifiquen!

    Comentado por: Tipo de incognito el 30/1/2006 a las 21:01

  • Y yo que creía que insultar a un político era antónimo de ser un tipo desagradable...¡Dónde iremos a parar!

    Comentado por: Tipo de incognito el 30/1/2006 a las 21:01

  • La descalificaba en el blog de Arcadi Espada.

    Comentado por: menta con aroma para los que saben el 30/1/2006 a las 21:01

  • "Eso de la personalidad escribidora que ensaya variantes para matizar debió empezar ante el acierto incontestable, demasiado incontestable, de la calificación épica."

    Eduardo Gil Bera (en este mismo blog)


    ¿No será don tipo de incognito una variante ensayada para matizar del señor Azúa?

    Cada vez me deja más estupefacto, don Félis- esta vez sí que se ha lucido, don Félix.

    Claro que es sólo una hipótesis, que espero que me publiquen, porque sino...

    ¿Y todo esto porque lo hace? ¿Por... "amor"? Por amor al arte claro. Estupefacto estoy. ¿Cómo se limpia después de tratar con... Ud. ya sabe?

    P.S. Me ire mañana, decidido.

    Comentado por: lucio de mí el 30/1/2006 a las 21:01

  • (23) "mi desaromatizada menta"

    No soy "TU" menta, desagradable más que desagrable.

    CHARNEGO

    Consigues desde luego espantar a las sílfides.

    Y, basta, que no te mereces ni una palabra mía más.

    Tipo, tu, barato, eres.

    CHARNEGO

    Vuélvete al blog de Arcadi.
    Sólo, una, sugerencia, hipócrita charnego desgradable.

    Comentado por: menta apolínea el 30/1/2006 a las 21:01

  • ¿Ud. era el que también descalificaba a cierta política catalana llamándola "charnega"? Con eso está todo dicho. Realmente es Ud. un tipo desagradable.

    Comentado por: menta peluda el 30/1/2006 a las 21:01

  • Sr o Sra B. Betancour no sé quien es usted...asi que haga el favor de marcharse del entierro y devolver la vela que ha sisado.

    Comentado por: Tipo de incognito el 30/1/2006 a las 21:01

  • Menta me sorprende tu última frase: "barato, tu, eres, tipo" no por su incomprensible falta de sintáctica y semántica, que también, sino porqué hay en ella mucha hipocresía. Pues todos sabemos que la tipa más barata de las casas de campo habidas y por haber eres y serás siempre tú, mi desaromatizada menta.

    Comentado por: Tipo de incognito el 30/1/2006 a las 20:01

  • Por cierto menta, ¿porqué diantres tiene su post este toque de anciano maestro jedi?

    Las frases jedi de menta:

    "realmente, el tipo ese es superior a mis fuerzas."

    "(mercancía barata, tipo, tú, eres)"

    "barato, tu, eres, tipo"

    Ahh menta... aunque quieres creer ser un jedi siempre seguirás siendo la ewok más peluda de todo el blog.

    Comentado por: Tipo de incognito el 30/1/2006 a las 20:01

  • realmente, el tipo ese es superior a mis fuerzas.

    ¿qué sabrá él de rimbaud? ¿qué sabrá él de rimbaud sin nos viene con esa psicología BARATA (mercancía barata, tipo, tú, eres) de esquizofrenias y voces?

    barato, tu, eres, tipo

    Comentado por: menta el 30/1/2006 a las 20:01

  • [19] dice a [18]: "¿Cómo puede encantar una idea que no es agradable ni aceptable?"

    Yo digo a [19]: ¡Magia!



    ----
    Pista: "ENCANTAR"

    Comentado por: Tipo de incognito el 30/1/2006 a las 20:01

  • Yo, como buen rimbaudiano, proclamo:
    ¡El "querer creer" ha sido sustituido por el "me quieren hacer creer"!
    Pregunta: ¿quién toma las decisiones por todos nosotros?
    Fácil respuesta: El loco que está en la cúspide de la pirámide es esquizofrénico y, por lo tanto, oye voces.

    Comentado por: Tipo de incognito el 30/1/2006 a las 19:01

  • A 18) ¿Cómo puede "encantar" una idea que no es "agradable ni aceptable"?

    P.S. Me "iré" mañana.

    Comentado por: lucio de Lluch el 30/1/2006 a las 19:01

  • Me ha encantado la idea esa de que los seres humanos somos mercancías, al menos somos algo y en la medida que somos mercancías tenemos derecho a valer algo. No es una idea agradable ni aceptable pero tiene su lado positivo, por ejemplo: en el Islam los seres humanos no son mercancías, la idea también tiene su lado trágico pero es igual de ridículo. Y la cuestión es: si el periodismo es una mercadería de palabras y no paramos de comprar esa mercancía, ¿son las palabras una mercancía del periodismo?, y busco el lado positivo: las palabras se respetan más que los seres humanos y no nos dejan alternativa: tenemos que creer en éllas, si el periodismo nos domina allá nosotros.

    Comentado por: spon14 el 30/1/2006 a las 18:01

  • mentiroso

    Comentado por: menta el 30/1/2006 a las 17:01

  • En este mundo engañoso...; mentiroso.

    Comentado por: menta el 30/1/2006 a las 17:01

  • Pienso... que tal vez EN ESTE MUNDO todo sea ficción, incluso el "alma".

    Comentado por: menta el 30/1/2006 a las 17:01

  • Lo que yo no puedo creer es que el Sr. Azúa, doctor en filosofía, confunda "creer" con "saber".

    (viz) condesa pizpireta (es un decir): HAY QUE SABER ESTAR A LA ALTURA.
    Nadie lloriquea ante visitantes indeseados. No hay espacio para las lágrimas aquí, y menos para las certezas, Francesca.

    Diviértase sola, (viz) condesa pizpireta (es un decir). ¿Cómo?, ¿qué no sabe? ¡Vaya! ¡No dispone de los recursos necesarios? ¡No sabe! ¿No es autosuficiente? ¡Qué lástima!, ¿verdad?


    Le digo completamente en serio que va a tener que contentarse para el resto de su vida (¡una eternidad!, claro) con esas "perlas subrepticiamente volcadas en estas semanas.." ¡Para el resto de su aburrídisima vida!

    Extraña que Vd., tan defensora del mercantilismo en sus relaciones, pudiese llegar a imaginar que Vd., ¡y tantos otros!, pudiesen disfrutar de las perlas sin un mínimo esfuerzo por su parte.

    Atentamente,
    menta


    P.S. Yo, de Ud., me suicidaría. No TIENEN nada más que hacer. No tienen oficio ni beneficio. No saben. No contestan.

    Sr. Eduardo Gil Bera: todo lo anterior no va por Ud. (innecesario decirlo, ¿verdad?; no me tome por una persona arrogante, por favor)

    Comentado por: menta el 30/1/2006 a las 14:01

  • ¿Para qué marear la perdiz con cuestiones epistemológicas, y con Davidson, cuando lo que le inquieta, Azúa, es el tema de los cuernos...

    Comentado por: alma el 30/1/2006 a las 14:01

  • A (6): Que ¿qué pasa? ¿Y encima lo pregunta?

    a (8): ¿(viz)condesa clonada?
    Aviso que no leeré las respuestas porque yo también me voy. No soporto tanta debilidad.
    ¿Necesita "CERTEZAS", fRANCESCA? (A
    JAJAJAJAJAJAJAJA
    JAJAJAJA
    JAJAJAJA

    Comentado por: adan el 30/1/2006 a las 12:01

  • Donald H. Davidson, filósofo cuyos complejos pero penetrantes conocimientos sobre temas como el análisis lingüístico y la naturaleza de la verdad influyeron en una generación de pensadores, falleció el 31 de agosto en Berkeley, California, a los 86 años. Davidson nos ha legado un conjunto de ensayos destacados que escribió a lo largo de cuatro décadas, durante las cuales fue profesor en veinte universidades de Estados Unidos y del extranjero. En el momento de su muerte era profesor emérito de la Universidad de California.



    Donald Davidson

    En uno de los temas más recurrentes de su pensamiento y de sus escritos, Davidson amplió la noción wittgensteiniana de que el intercambio social es la base del lenguaje y del conocimiento, una tesis que se opone a la idea cartesiana, dominante durante mucho tiempo, de que la mente de un individuo podría por sí sola conocer el mundo. Thomas Nagel, profesor de Derecho y Filosofía en la Universidad de Nueva York, ha declarado que la teoría presentada por Davidson de que la comunicación con los demás define la realidad proporcionó una atractiva respuesta a la famosa declaración de "pienso, luego existo" planteada por Descartes. Nagel considera que esta afirmación cartesiana había desconcertado durante mucho tiempo a los filósofos, al plantear "el problema egocéntrico", lo que estableció el escenario para siglos de debate epistemológico y metafísico. Las respuestas de Davidson, expresadas, más que en libros, casi completamente en artículos breves y precisos, pero intelectualmente densos, lo convirtieron "ciertamente en uno de los filósofos más importantes del periodo de posguerra", declaró Nagel el martes. "Estoy convencido de que Davidson superó a Quine", declaró el filósofo Richard Rorty


    Davidson fue alumno y discípulo intelectual de W. V. Quine, considerado uno de los filósofos más influyentes del siglo XX por su teoría del lenguaje, entre otras teorías de interés. "Estoy convencido de que Davidson superó a Quine", declaró el filósofo Richard Rorty en una entrevista concedida el martes. "Quine le ayudó a despegar, pero él desarrolló el material proporcionado por aquél de maneras extraordinariamente originales".

    Davidson acuñó términos que sirven para expresar ideas complejas. Uno de ellos fue el de "triangulación". El triángulo está formado por el individuo, todas las demás personas, y el universo no humano. El lenguaje y el pensamiento se crean mediante la interacción de los tres. Otro término fue el de "monismo anómalo", la noción de que la mente y el cuerpo son diferentes y que, al contrario de lo que opinan muchos filósofos, la mente no se puede reducir a procesos físicos.

    Donald Herbert Davidson nació el 6 de marzo de 1917 en Springfield, Massachusetts, y pasó sus primeros años de ciudad en ciudad porque su padre, ingeniero de profesión, cambiaba de un trabajo a otro. Cuando él tenía 9 o 10 años, la familia se instaló en Staten Island. En el instituto leía a Nietzsche y a Kant, cuando no estaba haciendo excelentes maquetas de aviones. Obtuvo una beca para Harvard, donde el filósofo A. N. Whitehead se convirtió en su mentor. Empezó especializándose en inglés, después se pasó a la literatura comparada y, finalmente, a los clásicos y la filosofía. Convenció a Harvard de que le permitiera montar Los pájaros, de Aristófanes. Su amigo y compañero de clase Leonard Bernstein, con quien tocaba el piano a cuatro manos, compuso una pieza original para la producción.

    Después de titularse por Harvard en 1939, se trasladó a California y escribió guiones de radio para Big Town, protagonizada por Edward G. Robinson. Volvió a Harvard con una beca de doctorado en filosofía que simultaneó con estudios de empresariales que más tarde abandonaría.

    Se enroló en la Armada durantes tres años y medio; después intentó sin éxito escribir una novela antes de volver a sus estudios de filosofía y doctorarse en esta especialidad en 1949. Su tesis doctoral versó sobre el Fileo de Platón, un diálogo entre Sócrates y Fileo, una larga defensa de la superioridad de la actividad intelectual sobre el placer físico.

    El primer puesto de Davidson como profesor fue temporal, en el Queens College, y siguieron puestos permanentes en Stanford, Princeton, la Universidad Rockefeller, la Universidad de Chicago y Berkeley. Entre los muchos honores recibidos se incluye el haber sido elegido presidente de la Asociación Filosófica Estadounidense en 1985.-

    Comentado por: lou reed el 30/1/2006 a las 12:01

  • ¿La única cuerda es la vieja del páramo?

    No entiendo las recomendaciones no solicitadas.
    No entiendo las declaraciones de huida.
    No entiendo las rencillas.

    ¿y el divertimento? ¿en qué queda?

    ¿acaso algunos visitantes quisieron creer que este espacio virtual debería ser como el que antes habían precocinado/preconcebido? ¿quisieron obviar el flujo corriente de la vida? ¿lloriquean como niños ante la presencia de visitantes indeseados, como cuando se nos posaba tozudamente una mosca en el tablero de las damas?

    Pensad en las perlas subrepticiamente volcadas en estas semanas..

    Comentado por: (viz)condesa de (em)prendedor el 30/1/2006 a las 12:01

  • Yo también me largo.

    P.S. Sr. Azúa, quiere "creer" quien adivina en sí mismo demasiadas reservas para "creer". No hay vuelta de hoja.

    a 1) Mr. Beecher: Azúa&hijos? ¿Desde cuándo? ¿"El padre de sus hijos"?

    Comentado por: lluch el 30/1/2006 a las 12:01

  • Decía Aristóteles que sólo los dioses tienen el poder del saber inmediato, que los humanos necesitamos dilucidar. Y esta tarea nos puede llevar mucho tiempo, tanto que se produzca ya demasiado tarde para corregir algunas equivocaciones. Pero, según mi creencia actual, es de valorar llegar, aunque sea tarde, a alguna certeza, porque viene a significar que, al menos, la dirección tomada en algún ya lejano momento de nuestra vida, fue la correcta.

    Reciban todos (especialmente usted, Sr. Azúa) mi cordial y respetuoso agradecimiento por estar aquí, por ocupar tan sinceramente este espacio virtual.

    Comentado por: francesca el 30/1/2006 a las 12:01

  • [11] Querida Vizcondesa: Su talante cauteriza. Su prosa cual sahumerio regenera. Su prescripción de pediluvio alivia. Mil gracias. Besos.

    Comentado por: Tipo material el 30/1/2006 a las 12:01

  • Adan que pasa , quien es albert ?

    Comentado por: lou reed el 30/1/2006 a las 12:01

  • Para hacerse una idea cabal de qué es ‘creer’, conviene no practicar el autoengaño de atribuirle significados sustancialmente diversos a ‘esperar’.
    La primera acepción, en latín, de ‘credo’ es ‘confiar en préstamo’, o sea, ‘dar crédito’ en sentido bancario. La segunda, es confiar a alguien algo: a veces, su propia persona al azar del combate –como se puede ver en la Eneida de Virgilio y otros pasajes guerreros.
    ‘Credo’ era, en origen, ‘ cor do’, o sea, ‘concedo el corazón’. Una idea inseparable de esa otra (?) que llamamos esperanza.
    No por azar, en la jerga bancaria, van unidos el crédito y el riesgo. También es así en la jerga nuestra de cada día.

    Comentado por: Eduardo Gil Bera el 30/1/2006 a las 11:01

  • Las ha ahuyentado de verdad. Durante un mes seguro que no aparecen.
    ¿Mira que atreverse a señalar la "miel que interesa"! ¡Será chulo-piscinas!

    Comentado por: Adan el 30/1/2006 a las 11:01

  • El la columna del pais de hoy ,Eduardo Mendoza habla de Diego al que se referia hace unos dias Azua en este BLOG ,los dos coinciden en que no escribio y que era discreto pero eso no es un impedimento para su admiracion ,al contrario . Esto me hace recordar al Dr. Borralleras , personaje importante de la Barcelona de los primeros años del siglo veinte , citado de forma elogiosa por : Pla , Xammar , Segarra , D'ors , Pujols , todos los cuales fueron tertulianos de su peña en el ATENEO BARCELONES, coinciden en su discrecion , amabilidad , sabiduria . Ahora mi recomendacion del dia tendria que ser una obra de Borralleras , pero como en el caso de Diego no hay obra .Personas que escuchaban mas que hablaban , personas que leian y no escribian , reconocidos por las lubreras de su generación . Sabios de verdad

    Comentado por: albert el 30/1/2006 a las 11:01

  • Me permitirán, al hilo de los comentarios de ayer, que reproduzca aquí un fragmento de un comentario de E. Gil Bera:


    "En el siglo XX, aún estaba vigente en medios rurales vascos el precepto de comunicar ceremonialmente a las abejas de la colmena doméstica la muerte de un miembro de la familia. El aviso no se hacía de cualquier modo, sino mediante una fórmula especial donde, además, se les encarecía que hicieran cera. La colmena se revestía de luto, como una persona. Las abejas eran seres sagrados, portadores de presagios, y detentadores de un status mixto, entre animal y persona. Su compraventa, por ejemplo, era tabú. Las abejas debían venir por su cuenta o, si uno las quería a toda costa, era preciso liarse con un intercambio donde se entregase algo tampoco adquirido con dinero."
    Comentario por Eduardo Gil Bera — Enero 13, 2006 @ 11:58 am
    _____________________________

    Estimado Albert, hace bien en largarse, porque no cabe imaginar metedura de pata más grande que la suya:


    "La miel que interesa no es la de los labios de la boca ,eso lo sabe todo el mundo .L crueldad es otra".

    Comentario por albert — Enero 29, 2006 @ 3:01 pm
    ______________________________________________________


    Pues sí, difícil de concebir mayor torpeza que la suya.

    ¿No sabía Ud. que la producción de la miel es un proceso delicado? (la miel tampoco fue hecha para el hocico de los burros). ¿No sabía Ud. que hay que saber cuidar las abejas? No, Ud. no tenía ni idea. ¿Cabe señalarles a las abejas la "miel que interesa". ¡Menuda desfachatez! (más que nada porque no es Ud. precisamente la persona indicada para formular "exigencias").

    Bien, las ha ahuyentado, y ¡vaya Ud. a saber para cuánto tiempo!
    Hablando en plata: ¡la ha cagado!


    P.S. Me alegro mucho de que el señor Eduardo Gil Bera reaparezca por aquí. Realmente yo ya sabía ayer (modestia aparte) que Ud. hoy vendría. ¡Me contragulo, sinceramente, de su vuelta!

    Comentado por: Adan el 30/1/2006 a las 11:01

  • No me lo puedo creer: Sr. Azúa, cuide su jardín, como repetía mentalmente el cónsul de "Under the Vulcano", no deje que sus *hijos* lo estropeen. Adeu.

    Comentado por: Mr. Beecher el 30/1/2006 a las 10:01

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Félix de Azúa nació en Barcelona en 1944. Doctor en Filosofía y catedrático de Estética, es colaborador habitual del diario El País. Ha publicado los libros de poemas Cepo para nutria, El velo en el rostro de Agamenón, Edgar en Stephane, Lengua de cal y Farra. Su poesía está reunida, hasta 2007, en Última sangre. Ha publicado las novelas Las lecciones de Jena, Las lecciones suspendidas, Ultima lección, Mansura, Historia de un idiota contada por él mismo, Diario de un hombre humillado (Premio Herralde), Cambio de bandera, Demasiadas preguntas y Momentos decisivos. Su obra ensayística es amplia: La paradoja del primitivo, El aprendizaje de la decepción, Venecia, Baudelaire y el artista de la vida moderna, Diccionario de las artes, Salidas de tono, Lecturas compulsivas, La invención de Caín, Cortocircuitos: imágenes mudas, Esplendor y nada y La pasión domesticada. Los libros recientes son Ovejas negras, Abierto a todas horasAutobiografía sin vida (Mondadori, 2010) y Autobiografía de papel (Mondadori, 2013)Una edición ampliada y corregida de La invención de Caín ha sido publicada por la editorial Debate en 2015; Génesis (Literatura Random House, 2015). Nuevas lecturas compulsivas (Círculo de Tiza, 2017) y Volver la mirada, Ensayos sobre arte (Debate, 2019) son sus últimos libros.  Escritor experto en todos los géneros, su obra se caracteriza por un notable sentido del humor y una profunda capacidad de análisis. 

En junio de 2015, fue elegido miembro de la Real Academia Española para ocupar el sillón "H".

 

Bibliografía

 




 

Ensayo

Volver la mirada (2019). Debate, España.

Nuevas lecturas compulsivas (2017). Círculo de Tiza, España. 

La invención de Caín (2015). Mondadori, Barcelona. 

Contra Jeremías (2013). Mondadori, Barcelona.

Contre Guernica, Prefacio para Antonio Saura (2008). Archives Antonio Saura, Genève.

 La pasión domesticada (2007). Abada, Madrid.

Ovejas negras (2007), Bruguera, Barcelona.

Cortocircuitos. Imágenes mudas (2004). Abada, Madrid.

La invención de Caín (1999). Alfaguara, Madrid.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (reedición) (1999). Anagrama, Barcelona.

Lecturas compulsivas. Una invitación (1998) Anagrama, Barcelona.

Salidas de tono (1996). Anagrama, Barcelona.

Diccionario de las artes (1995). Planeta, Barcelona.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (1992). Pamiela, Pamplona.

Venecia (1990). Planeta, Barcelona.

El aprendizaje de la decepción (1989). Pamiela, Pamplona.

La paradoja del primitivo (1983). Seix Barral, Barcelona.

Conocer a Baudelaire y su obra (1978). Dopesa, Barcelona.

 

Novelas y prosa literaria

Génesis (2015). Literatura Random House, Madrid. 

Autobiografía de papel (2013). Mondadori, Barcelona. 

Autobiografía sin vida (2010). Mondadori, Barcelona.

Abierto a todas horas (2007). Alfaguara, Madrid.

Esplendor y Nada (2006). Lector, Barcelona.

Momentos decisivos (2000). Anagrama, Barcelona.

Demasiadas preguntas (1994). Anagrama, Barcelona.

Cambio de bandera (1991). Anagrama, Barcelona.

Diario de un hombre humillado (1987). Anagrama, Barcelona.

Historia de un idiota contada por él mismo, o el contenido de la felicidad (1992), Anagrama, Barcelona.

Mansura (1984). Anagrama, Barcelona.

Última lección (1981). Legasa, Madrid.

Las lecciones suspendidas (1978). Alfaguara, Madrid.

Las lecciones de Jena (1972). Barral E., Barcelona.

 

Relatos

"Quien se vio", Tres cuentos didácticos (1975). La Gaya Ciencia, Barcelona.

"La venganza de la verdad" (1978). Hiperion nº1, Madrid.

"Herédame" (6 y 7 agosto 1985). El País, Madrid.

"El trencadizo", con grabados de Canogar (1989) Antojos, Cuenca.

"La pasajera" (18 nov. 1990). El País, Madrid.

"La resignación de la soberbia", Los pecados capitales (1990). Grijalbo, Barcelona.

El largo viaje del mensajero (1991) Antártida, Barcelona.

Cuentos de cabecera ("La pasajera" y "La segunda cicatriz") (1996). Planeta NH.

"El padre de sus hijos" (1998). Barcelona, un día, Alfaguara, Madrid.

"La verdad está arriba" (1998). Turia, Teruel.

 

Poesía

Última Sangre. Poesía 1968-2007 (2007). Bruguera, Barcelona.

Poesía 1968 1988 (1989). Hiperion, Madrid.

Farra (1983). Hiperion, Madrid.

Siete poemas de La Farra, con un grabado de A. Saura (1981). Cuenca.

Poesía 1968 78 (1979). Hiperion, Madrid.

Pasar y siete canciones (1977). La Gaya Ciencia, Barcelona.

Lengua de cal (1972). Visor, Madrid.

Edgar en Stéphanie (1971). Lumen, Barcelona.

El velo en el rostro de Agamenon (1970) El Bardo, Barcelona.

Cepo para nutria (1968). Madrid

Premios

1987 Premio Anagrama de Novela.

2000 Premio a la cultura "Sebetia-Ter" del Centri di Studi di Arte e Cultura di Napoli".

2001 Premio a la tolerancia de la "Asociación por la Tolerancia", Barcelona.

2011 Premio González-Ruano de Periodismo

2014 Premio Internacional de Ensayo José Caballero Bonald

2015 Premio Francisco Cerecedo de la Asociación de Periodistas Europeos 

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2020 | Fundación Formentor | Barceló Torre de Madrid. Plaza de España, 18 28008 Madrid (España) | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres