PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

viernes, 25 de julio de 2014

 Blog de Félix de Azúa

La muerte de Venecia

Venecia

Venecia.

La actual Venecia es un fósil salvado milagrosamente, un insecto prehistórico conservado en una gota de ámbar. Es imposible comprender su importancia histórica, cuando durante la edad media y el renacimiento recaudaba un 30% más que la corona de Francia, doblaba el presupuesto de Inglaterra y su renta era 16 veces superior a la media continental. ¿Tanto poder en una ciudad de apenas 100.000 habitantes?

Venecia ha sido dos cosas: una ciudad (la Dominante) y una República (la Serenísima). Su territorio no era terrestre sino marítimo. Durante siglos, el dominio del mar ha sido mucho más importante que el terrestre. El imperio de Alejandro se sustentaba sobre una corona de puertos fortificados; también el imperio romano, el de Felipe II, el de Luis XV y el de la corona británica. El imperio marítimo de Venecia incluía aún en 1790, en la más absoluta decadencia, hasta tres millones de súbditos directos.

Sin embargo, a medida que se desarrollaba la artillería crecían en importancia las posesiones terrestres. Lo cual lleva aparejada la creación de poderosos ejércitos de infantería. Venecia nunca dio importancia a su expansión militar terrestre, aunque sus colonias comerciales en la península llegaban hasta Milán. Sus ciudades, Crema, Treviso, Vicenza, Verona, Brescia, Padua, nunca fueron integradas en un sistema estatal, no supo crear un ejército de tierra y fue decayendo a medida que los ejércitos terrestres se perfeccionaban y los mercenarios eran más caros, hasta morir a manos del mayor ejército del mundo, la Grand Armée de Napoleón. Las aguas que la habían convertido en un imperio acabaron por ahogarla.

El declive, por lo tanto, comenzó con la construcción, hacia el siglo XVI, de las modernas naciones europeas inseparables de un poderoso ejército de tierra. Y el desastre era ya inevitable en el siglo XVIII cuando las naciones se convirtieron en estados nacionales. La última expedición a Inglaterra, compuesta por nueve embarcaciones atiborradas de riquezas, partió en 1702. Sólo llegaron dos de las naves. Fue la última gran expedición veneciana. A partir de ese momento sus naves quedaron varadas y comenzaron a pudrirse.

Conferencia con motivo de la exposición "El arte de los siglos XVII y XVIII en Venecia". Barcelona, 14 de enero de 2008.


Ficheros asociados:

[Publicado el 27/1/2008 a las 16:44]

Compartir:

Comentarios (8)

  • Buenísimo! Me lo he pasado pipa leyéndolo. Excelente síntesis!!!!

    Comentado por: Marcos Méndez Filesi el 24/6/2008 a las 23:49

  • es

    Comentado por: el grillo el 30/1/2008 a las 17:59

  • Sr. Azúa: su 'pasión domesticada' en Abada Ed. precioso libelo sobre el cambio de paradigma pictórico en la Francia del setecientos y Charles Le Brun como pintor 'racionalista' y 'moderno' (a mayor gloria del rey).
    Pozo: Cuanto tiempo sin leerle. Saludos.

    Comentado por: Tipo Material el 29/1/2008 a las 19:58

  • Si usted tiene entre 22 y 30 años, es “mileurista”, vive con su pareja en alquiler y tiene un niño, entonces, usted percibirá en los próximos cuatro años más de 16.000 euros en ayudas por parte del Estado. Y todo gracias a medidas estrella como la Renta de Emancipación de Carmen Chacón, el “cheque Bebé” de Jesús Caldera o la promesa de José Luis Rodríguez Zapatero de devolver 400 euros a cada asalariado a partir del próximo mes de junio. Y si no, hagamos cuentas.
    Empecemos por la Renta de Emancipación que ofrece el Ministerio de Vivienda a todos aquellos jóvenes entre 22 y 30 años cuyos ingresos no superan los 22.000 euros, es decir, cobran menos de 1.500 euros al mes. Durante los próximos cuatro años, que es el tiempo máximo durante el que se puede percibir las ayudas a la Emancipación, los jóvenes que cumplan estos requisitos se ahorrarán un total de 10.080 euros (210 euros cada mes). Y, además, aquellos que tengan que hacer frente a un aval bancario recibirán, por otro lado, una ayuda de 120 euros para su tramitación.
    Pero pongamos que, además, una pareja joven que cumple estos requisitos decide tener un niño. Nuestra suma sigue creciendo si añadimos entonces los 2.500 euros que reciben todos los que han sido padres desde el pasado 1 de julio. La suma llega ya a 12.700 euros. Y si además, el niño de esta pareja tuviera una discapacidad igual o superior al 65%, recibirían otros 1.000 euros más.
    Y faltan todavía los 400 euros que Zapatero ha prometido que devolverá a cada asalariado y pensionista como medida para reactivar el consumo y hacer frente a una posible recesión. Nuestra hipotética pareja, recibiría entonces 800 euros más, o lo que es lo mismo, dos devoluciones de 400 euros, una por cada miembro que hace la declaración de la renta.
    Según explicó ayer el coordinador del programa electoral del PSOE, Jesús Caldera, esta medida dejaría prácticamente exentos del pago del IRPF a todas las personas que individualmente estén en el tramo de los 11.000-12.000 euros de ingresos por año; si son dos declarantes –una unidad familiar-, subiría de 18 a 22.000 euros y si fuese un solo declarante con familiar a cargo, todas las familias de menos de aproximadamente 17.000 euros, no pagaran nada.
    La promesa, según se ha comprometido el presidente del Gobierno, será la primera gran medida de calado que afronte el primer consejo de Ministros que se celebre tras las elecciones generales. Y aseguran que se repetirá en los sucesivos años de la próxima legislatura. De ser así, a nuestra pareja del ejemplo, se les devolvería un total de 3.200 euros de aquí al 2012. Y en el caso de una persona que viva sola, 1.600 euros, en total.

    Comentado por: copia/pega el 29/1/2008 a las 16:18

  • MM, muy interesante su artículo. Algo bisoño en ocasiones (eso de traducir los títulos de los libros sin dar el original, con lugar y fecha de edición) pero muy revelador incluso para los que no tenemos ni idea del tema del que habla: hace poco he tenido la casa llena de revistas de la llamada crítica literaria y tuve ocasión de descubrir que yo, que empiezo 30 libros al mes y empiezo a releer otros 30 como mínimo, o tenía ni idea del santoral literario actual en lengua hispana, ni mucho menos de los piques y desplantes de críticos a autores, de autores a autores y de críticos a críticos, y todos a la vez lamentando que los lectores fueran tan ignorante que no hubieran leído los 1.500 libros verdaderamente imprescindibles. Veo que el mundo de la literatura psiquiátrica bajo el microscopio presenta el mismo panorama, y sin duda la capilla de lacán es un universo que contiene de todo, sin perder una sola modalidad de cisma, ejecución, parodia, biografía a lo Donald Spoto, escandalillo, pasado turbio... A ver si alguien se anima un día y nos hace la novela de los novísimos.

    Comentado por: julianolapostata el 29/1/2008 a las 14:09

  • Chapeau, Félix. Vale la pena leerse la conferencia entera, imprimirla en el curro y guardarla entre las páginas de "La invención de Caín".
    Qué pena que pierdas el tiempo cada semana en El Periódico. Casi me consuela pensar que tal vez sean artículos plagiados de periódicos remotos y tú sólo pones la firma.
    Ya que estás jubilado, ¿no podrías dedicarte en exclusiva a escribir de cosas serias como ésta?

    Comentado por: julianolapóstata el 28/1/2008 a las 21:41

  • Sí, muy bueno el libro ése de Azúa que leí sobre la venecia de Casanova donde por cierto, no aparece Casanova para nada, debía titularlo la 'venecia de Goldoni' que aparece mucho más... sólo creo recordar que se hace mención de esas dos hermanas a las que se benefició joven aún aquél y que no eran precisamente N.D; como muy amenos los son igualmente otros de esa serie como el 'Londres victoriano' de su queridísimo Benet o el de Areilza...

    saludos

    Comentado por: vic el 28/1/2008 a las 20:06

  • Tierra y agua que se reparten ,meticulosamente, el dominio de los “sestiere” en que se descompone la ciudad en seis partes superpuestas y contabilizadas: del Cannaregio al Dorsoduro, de San Polo a San Marco y de Santa Croce al Castelo; dejando a lo lejos el barco varado de la Giudecca; y más lejos aún la barra del Lido, como parte de los “murazzi” erigidos como defensa terrera frente al Adríatico y sus mareas invasoras, entre 1744 y 1782 y que conectaban Malamoco y Pellestrina. Todo eso cuenta el espléndido trabajo colectivo “Veneto. Itinerari neoclassici: I luoghi, la storia y l´architettura”, texto que cuenta con un ensayo excepcional de Roberto Masiero, “Le maschere e l´ordine” y que muestra parte de las dificultades venecianas y explicita su hundimiento. “Cómo podía existir un Estado, sin territorio y sin confines? o ¿en qué sentido [la Serenísima] era una República?”. Más aún, Masiero conecta la muerte de la República con “la festa”: “la misma muerte de Venecia es hoy un objeto kitsch para la cultura europea. Así será percibida y reelaborada, seductora y decadente, por Byron, antes que por Proust. Venecia es el lugar de los juguetones y de los bufones: tanto para Goethe, como para madame Stäel, y para el mismo Man”. En la bibliografía aparece un único libro español: el de Azúa “Venecia de Casanova”.
    Sobran comentarios.

    Comentado por: El Pozo y el Numa el 28/1/2008 a las 14:09

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Félix de Azúa nació en Barcelona en 1944. Doctor en Filosofía y catedrático de Estética, es colaborador habitual del diario El País. Ha publicado los libros de poemas Cepo para nutria, El velo en el rostro de Agamenón, Edgar en Stephane, Lengua de cal y Farra. Su poesía está reunida, hasta 2007, en Última sangre. Ha publicado las novelas Las lecciones de Jena, Las lecciones suspendidas, Ultima lección, Mansura, Historia de un idiota contada por él mismo, Diario de un hombre humillado (Premio Herralde), Cambio de bandera, Demasiadas preguntas y Momentos decisivos. Su obra ensayística es amplia: La paradoja del primitivo, El aprendizaje de la decepción, Venecia, Baudelaire y el artista de la vida moderna, Diccionario de las artes, Salidas de tono, Lecturas compulsivas, La invención de Caín, Cortocircuitos: imágenes mudas , Esplendor y nada y La pasión domesticada. Los libros recientes son Ovejas negras, Abierto a todas horas y Autobiografía sin vida (Mondadori, 2010). Escritor experto en todos los géneros, su obra se caracteriza por un notable sentido del humor y una profunda capacidad de análisis.

 

Bibliografía

 


 
 

 

La nueva edición del Diccionario de las artes (Debate, 2011) se amplía en más de cien páginas y corrige todas las entradas anteriores.

 

 

 

 

 

Ensayo

Autobiografía de papel (2013). Mondadori, Barcelona.

Contra Jeremías (2013). Mondadori, Barcelona.

Contre Guernica, Prefacio para Antonio Saura (2008). Archives Antonio Saura, Genève.

 La pasión domesticada (2007). Abada, Madrid.

Ovejas negras (2007), Bruguera, Barcelona.

Cortocircuitos. Imágenes mudas (2004). Abada, Madrid.

La invención de Caín (1999). Alfaguara, Madrid.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (reedición) (1999). Anagrama, Barcelona.

Lecturas compulsivas. Una invitación (1998) Anagrama, Barcelona.

Salidas de tono (1996). Anagrama, Barcelona.

Diccionario de las artes (1995). Planeta, Barcelona.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (1992). Pamiela, Pamplona.

Venecia (1990). Planeta, Barcelona.

El aprendizaje de la decepción (1989). Pamiela, Pamplona.

La paradoja del primitivo (1983). Seix Barral, Barcelona.

Conocer a Baudelaire y su obra (1978). Dopesa, Barcelona.

 

Novelas y prosa literaria

Autobiografía sin vida (2010). Mondadori, Barcelona.

Abierto a todas horas (2007). Alfaguara, Madrid.

Esplendor y Nada (2006). Lector, Barcelona.

Momentos decisivos (2000). Anagrama, Barcelona.

Demasiadas preguntas (1994). Anagrama, Barcelona.

Cambio de bandera (1991). Anagrama, Barcelona.

Diario de un hombre humillado (1987). Anagrama, Barcelona.

Historia de un idiota contada por él mismo, o el contenido de la felicidad (1992), Anagrama, Barcelona.

Mansura (1984). Anagrama, Barcelona.

Última lección (1981). Legasa, Madrid.

Las lecciones suspendidas (1978). Alfaguara, Madrid.

Las lecciones de Jena (1972). Barral E., Barcelona.

 

Relatos

"Quien se vio", Tres cuentos didácticos (1975). La Gaya Ciencia, Barcelona.

"La venganza de la verdad" (1978). Hiperion nº1, Madrid.

"Herédame" (6 y 7 agosto 1985). El País, Madrid.

"El trencadizo", con grabados de Canogar (1989) Antojos, Cuenca.

"La pasajera" (18 nov. 1990). El País, Madrid.

"La resignación de la soberbia", Los pecados capitales (1990). Grijalbo, Barcelona.

El largo viaje del mensajero (1991) Antártida, Barcelona.

Cuentos de cabecera ("La pasajera" y "La segunda cicatriz") (1996). Planeta NH.

"El padre de sus hijos" (1998). Barcelona, un día, Alfaguara, Madrid.

"La verdad está arriba" (1998). Turia, Teruel.

 

Poesía

Última Sangre. Poesía 1968-2007 (2007). Bruguera, Barcelona.

Poesía 1968 1988 (1989). Hiperion, Madrid.

Farra (1983). Hiperion, Madrid.

Siete poemas de La Farra, con un grabado de A. Saura (1981). Cuenca.

Poesía 1968 78 (1979). Hiperion, Madrid.

Pasar y siete canciones (1977). La Gaya Ciencia, Barcelona.

Lengua de cal (1972). Visor, Madrid.

Edgar en Stéphanie (1971). Lumen, Barcelona.

El velo en el rostro de Agamenon (1970) El Bardo, Barcelona.

Cepo para nutria (1968). Madrid

Premios

1987 Premio Anagrama de Novela.

2000 Premio a la cultura "Sebetia-Ter" del Centri di Studi di Arte e Cultura di Napoli".

2001 Premio a la tolerancia de la "Asociación por la Tolerancia", Barcelona.

2011 Premio González-Ruano de Periodismo

 

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2014 | c/ Méndez Núñez, 17 - 28014 Madrid | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres