PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

martes, 14 de julio de 2020

 Félix de Azúa

La sombra de Dios es contrahecha

Algunos de los vicios que alejaron del comunismo a Koestler o Gide se mantienen en la política actual

Revolviendo en los libreros de viejo encontré hace poco una pieza estimable: The God that failed, volumen editado por Richard Crossman en 1950 que contiene seis historias: las de seis conversos al comunismo que acabaron abominando del mismo. ¡Pero vaya conversos! Arthur Koestler, Stephen Spender, Louis Fischer, Richard Wright, André Gide e Ignazio Silone cuentan cómo entraron en el Partido y por qué lo abandonaron. El año de edición, en los comienzos de la guerra fría, lo determinó como "panfleto de la CIA" entre los progres, de modo que solo ahora he podido leerlo sin gafas negras. Es fascinante.

Puede parecer literatura arcaica y en cierto modo lo es, aunque en algunos países se mantenga vivo el comunismo más vetusto, como en Cuba o Corea del Norte. Sin embargo, es una lectura instructiva porque muestra la permanencia de un sistema manipulador y represivo, adaptado al medio actual en partidos como Batasuna y similares. Hay, además, una herencia de totalitarismo inconsciente que permanece intacta en España y Latinoamérica.

Las seis historias son apasionantes. El húngaro apátrida, el señorito anglosajón, el periodista americano, el negro del Misisipí, la máxima celebridad literaria europea (entonces) y uno de los fundadores del Partido Comunista italiano no pueden ser más distintos y, sin embargo, la melodía de su canción es la misma. Aquello que les llevó al Partido fue un acto de generosidad y entrega, el dolor de una injusticia intolerable, el abuso depredador de los poderosos, la hipocresía y el egoísmo de los magnates, la inadmisible miseria de los desvalidos, el cinismo de los políticos, el ascenso del totalitarismo.

Asombrosamente, esos fueron también los motivos que les llevaron a abandonar el Partido y en algunos casos a luchar denodadamente contra su influencia: el cinismo de los estalinistas, la criminalidad del sistema, el totalitarismo soviético, la corrupción de los cuadros, la inmoralidad de los camaradas. Y otro elemento que a veces se olvida: la beocia absoluta del ideario y la ineficacia colosal de su aplicación.

De todos, el mejor armado para explicar la historia es Arthur Koestler, no solo por su calidad literaria (¡qué cursi queda el pobre Gide al lado del perfectamente actual Koestler!), sino sobre todo por la agudeza de su pensamiento. Koestler ha relatado luego sus años comunistas en los volúmenes autobiográficos, pero en este breve relato de apenas 50 páginas hay una frescura, una espontaneidad, admirables. Todavía estaba vivo el dolor de la ruptura, el abatimiento de la decepción. Aún vivían algunos amigos cuyo nombre no podía mencionarse porque seguían en la URSS. Todos ellos acabaron siendo asesinados.

Aunque es imposible dar cuenta de toda la información que ofrece Koestler, hay puntos relevantes para la política actual. El principal es que, como intuyó Dostoievski, no hay fuerza que induzca mayor unidad gregaria que el crimen compartido. Era precisamente el conocimiento de las monstruosidades de Stalin lo que mantenía la cohesión del grupo de cómplices. De no haber habido millones de víctimas, quizá en algún momento se habría podido proceder a la sustitución del tirano, pero los cuadros del Partido sabían que la desaparición de Stalin arrojaba una montaña de cadáveres sobre sus cabezas.

El segundo punto es la fe como estupefaciente del alma atribulada. El sentimiento religioso de los comunistas es asunto conocido. Koestler cree que el comunismo hizo estragos mayores en los países de tradición católica, habituados a la sumisión, que en los de tradición protestante, donde hay más recursos contra la arbitrariedad. No estoy seguro. En la Alemania del norte cundió el comunismo prebélico, aunque es cierto que estaba potenciado por el ascenso de los nazis. El beneficio principal de la fe es que el atribulado puede dormir en paz: hay un Ser Supremo que sabe con toda exactitud lo que debe hacerse. Y solo hay un pensamiento posible: el nuestro. Koestler habla con ironía de la distinción entre "pensamiento mecánico y pensamiento dialéctico" que usaban los jefes de célula para adormecer a los acólitos. Todo lo que proponía el Partido era dialéctico, y cualquier argumento que se apartara un milímetro era mecánico. Sobre todo cuando lo que planteaba el Partido era idéntico a lo que proponían los nazis. El pensamiento de un nazi era mecánico, pero el mismo pensamiento se convertía en dialéctico si lo decía un comunista. Lo único que aterra a quien vive sumido en una fe, dice Koestler, es perderla.

El tercero es la convicción de haber sido iluminado por una verdad oculta que convierte a quienes la ignoran en socialfascistas, pequeño burgueses sin seso, lacayos del imperialismo o cualquier otro calificativo que se le dé al hereje. La bunkerización ideológica, tan feroz entre los etarras, expulsa del grupo a cuantos tengan la pretensión de pensar por sí mismos. Es el filtro que garantiza que todos los camaradas son almas muertas sin cerebro ni voluntad.

Justificar la mentira, la deshonestidad o el crimen, compartir una fe gregaria y estar en posesión de la única verdad me parecen elementos totalitarios que no han variado ni un milímetro desde 1950. Incluso entre tanta gente que se cree demócrata.

Artículo publicado en: El Periódico, 22 de mayo de 2007

[Publicado el 22/5/2007 a las 08:34]

Compartir:

Comentarios (391)

  • Grifo, le están tentando... Acepte el envite. Maleas, Isis y yo podemos echarnos un cinquillo a tres.

    Comentado por: melusina el 26/5/2007 a las 16:45

  • Para localizar Barcelona (por si le da la ventolera):

    Latitud 41.28333
    Longitud 2.06667
    No tiene pérdida.

    Comentado por: Isis el 26/5/2007 a las 16:33

  • @Larrosa,
    Yo lo he domiciliado, es más cómodo.

    @Grifo,
    Usted sabe volar ¿verdad? ¿Qué son 550,78 kilómetros para un animal alado como usted? Y siempre puede repostar en algún pico o riachuelo y posarse en las torres de El Pilar.
    No insisto, era sólo un guiño.

    Comentado por: Isis el 26/5/2007 a las 16:25

  • Señores Grifo,Onagro, Isis,Pla, Knudsen, Ortega, Provoqueen, no se si podré ir el martes a la presentación del libro ¿Acaso habeis olvidado que es el dia de cobro mensual? que tenemos prima por animar tanto el cotarro del blog? Hombre, no es que lo necesite urgentemente ese dinero, pero claro, son dos millones de euros mas la prima y siempre van bien para salir a dar una vuelta por ahi . ¿No? Bueno he pensado ir a cobrar un dia despues y me han dicho que si, que ya habian acordado eso con vosotros, asi que iremos todos.--el tonto del pueblo---

    WWW-antoniolarrosa.com

    Comentado por: Antonio Larrosa Diaz el 26/5/2007 a las 16:01

  • Parakalw. De Hadjidakis era la música de Fedra que le puse el otro día. Ponían un documental sobre él en la tele y me dio por desempolvar viejas pelis y discos. Es casi el mejor. ¿Va entendiendo la tristeza?
    Besos también para usted, muchos.

    Comentado por: melusina el 26/5/2007 a las 15:27

  • Efaristó, Melusina mu. Muy bonita la música. A mí me gusta mucho Manos Hadjidakis, una delicia su música. Triste, claro, pero bonita.

    Apunto en mi "abultada" agenda las bienales y la exposición sobre Melina Mercuri.
    Besos

    Comentado por: Isis el 26/5/2007 a las 15:10

  • A Piel, creo tener buenos recuerdos de sus posts. Podemos quedarnos en la isla, con Pentesilea (si es la de Kleist) mientras nuestros amigos tangenciales se desfogan y tienen su parte de glamour reservado. Yo por lo general hablo casi sólo con Grifo (conversaciones a la violeta) y con los demás o me peleo o bailo, no muy agarrado. Son gente educada, irónica, bueno, todo eso que ha dicho provoqueen, ya los voy conociendo. Para mí no hay pérdida de contacto. Chin, chin.

    Comentado por: Manuel Montero el 26/5/2007 a las 15:09

  • Les dejo esta interesante entrevista a Savater , y me voy a concentrar que jugamos contra el getafe y estoy acojonado .



    Entrevista con Fernando Savater.
    Por Javier Oms.

    Fernando Savater (San Sebastián, 1947) se ha embarcado en una nueva aventura política con el deseo de superar los objetivos de la plataforma ciudadana ¡Basta Ya! y mostrándose más ambicioso a la hora de buscar soluciones para Euskadi. Y ha decidido dar semejante salto con un partido político de ámbito estatal que pase a luchar en "un panorama político desolador". Savater ha decidido ser uno de los rostros de un nuevo partido político, una "tercera vía" que pretende abarcar a "todos aquellos desilusionados y al abstencionista que no encuentran ilusión ni respuestas ni en el PP, ni en el PSOE, y mucho menos en el nacionalismo". Una apuesta que parte desde Euskadi, "un problema de todos los españoles", según lo define, y que pasa por acoger como propia la experiencia de Ciutadans. En esta conversación con diarioiberico.com, Savater desgrana en qué basa su proyecto y como ve el conflicto vasco.


    No hace ni una semana que han anunciado su proyecto y el PP ya ha reclamado "un pacto coyuntural". ¿Cómo van a evitar ser intrumentalizados por los grandes partidos?

    Es natural que los partidos que dominan la política española quieran hacer suyo una nueva apuesta que puede sumar. Es normal que quieran utilizar una plataforma novedosa, conocida y que puede ayudarles. Sin embargo, nosotros partimos del esquema de que queremos lograr el apoyo de todos aquellos ciudadanos que se han pasado al pasotismo, que un día estuvieron interesados en la política pero que ya no lo están porque no les ofrecen nada. Queremos a todos aquellos que se abstienen por regla general, queremos el voto del desencanto, de gente que ya no cree ni en el PP ni en el PSOE y que nada tiene que ver con el nacionalismo.

    ¿Cómo explica la posición crítica con ustedes que han tenido compañeros de Basta Ya como Gotzone Mora o Antonio Aguirre, del Foro Ermua?

    Bueno. Hay muchos compañeros como Gotzone que se han entregado sin tapujos al PP. Es normal que pretendan ver en un nuevo partido político un peligro de fraccionar el voto, de recortar votos al PP, con cuya política antiterrorista están de acuerdo, entre otras muchas cosas. Pero nosotros hay muchos aspectos en los que no coincidimos, y no podemos permitirnos que nos utilicen como si fueramos un elemento externo a su partido, como una comparsa.

    No apoyan al PP, pero ¿su política antiterorrista?

    No cabe duda de que la mejor política antiterrorista que se ha llevado a cabo hasta el momento es la que puso en marcha [José María] Aznar a partir del año 2000. Y precisamente esa política antiterrorista es la que pactó con el PSOE y, perdóneme la falta de modestia, eso fue gracias a nosotros. Sin la manifestación que en ¡Basta Ya! organizamos en 2000 no se hubiera logrado que PP y PSOE, que Jaime Mayor Oreja y Nicolás Redondo fueran pareja de hecho. Que se dieran la mano delante de todos los medios. Ese es, precisamente, el papel que queremos jugar, ser esa tercera fuerza que sea capaz de devolver a los dos grandes partidos nacionales al acuerdo que dejó a ETA bajo mínimos.

    El Pacto Antiterrorista es la clave. Antes de que se abriera la nueva fase, abierta por el Gobierno actual, ETA estaba realmente jodida. Desde 2000 había bajado de forma notable el nivel de la kale borroka, las pintadas amenazantes y la presión en las calles a los no nacionalistas. Sin embargo ahora parecen haber ganado espacio para recuperar el terreno perdido, y esa no es la respuesta.

    El nacionalismo vasco considera que ustedes no pueden dar respuestas al ser nacionalistas españoles. ¿Lo son?

    Nosotros, y yo en particular, no soy nacionalista de nada. El nacionalismo es sinónimo de exclusión, de no aceptar las otras opciones, de perseguir al diferente y al que no acepta según qué símbolos y actitudes. El nacionalismo español era el que representaba Franco y su régimen, y todos sabemos como era. Obligar a estudiar sólo en un idioma, a cantar un himno, a hacer una lectura de la historia determinada sin respetar al resto. Es el caso contrario que el nuestro. Nosotros queremos que no se obligue a estudiar sólo en euskera, sino que se pueda estudiar en castellano de forma natural, entre otras muchas cosas que, hoy en día, no se respetan en absoluto.

    ¿Cómo quieren lograr implantar sus tesis en todo el Estado partiendo desde Euskadi?

    Lo que se tiene que hacer es dejar de aplicar la máxima nacionalista de que Catalunya es problema de los catalanes, Euskadi de los vascos, Galicia de los gallegos y demás. Estos son problemas de todos los españoles. ¿Cómo se puede pretender reducir la solución para Euskadi sólo desde Euskadi? Es un problema que nos afecta a todos, y como tal debe ser tratado. Y sí, nosotros partimos como proyecto desde el País Vasco, pero se debe empezar a entender que todos debemos dar soluciones en todos los ámbitos.

    Los nacionalistas, precisamente, lo que hacen es creer que los problemas de las comunidades son únicamente suyos. Consideran que viven y gestionan una especie de mini estados, independientes uno de otro. Y esa mentalidad no es aceptable en absoluto, porque vivimos en un Estado de derecho y es éste el que debe dar una respuesta global.

    Usted ha abogado públicamente por la suspensión de la autonomía vasca.
    ¿Qué soluciona una medida así?

    Defiendo una medida así a partir de una pregunta: ¿Qué tipo de elecciones vamos a vivir?, ¿son normales?, ¿podemos acudir libremente a las urnas? La respuesta es no. Y como no se puede elegir, la mejor medida sería suspender la autonomía desde un punto determinado y un periodo de tiempo que finalice cuando esa situación anómala se solucione. Habría que suspender un sistema que no da las respuestas adecuadas hasta que se normalice.

    Lo que no se puede permitir son escenas como la manifestación en favor de [Juan José] Ibarretxe a las puertas del juzgado. ¿Pero quién es un personajillo como Ibarretxe para sublevarse? Hay que decirle que él es un funcionario del Estado, y que como tal no puede amotinarse ante un juez y ante el sistema.

    Con toda seguridad acabarán trabajando con Ciutadans. ¿Qué lecciones han obtenido de la experiencia catalana?

    Nos han demostrado que es posible llevar adelante un proyecto nuevo. Al principio muchos decían que no iban a llegar a ningún lado, que el fracaso estaba asegurado. Sin embargo, ahí están, con tres parlamentarios en Catalunya y a la espera de seguir creciendo. Ciutadans nos ha enseñado el camino, las posibilidades que tiene un nuevo partido político para sobrevivir y pintar algo en la política española.

    En estos momentos estamos estudiando qué fórmula utilizar para colaborar con Ciutadans. Ellos quieren algo de lo que tenemos nosotros y ellos algo que queremos nosotros, pero aún no sabemos como acabaremos colaborando.

    Muchos atribuyen a la influencia de Jiménez Losantos y El Mundo el empujón final de Ciutadans. ¿Con quién cuentan ustedes?

    A priori, con nadie. Y menos con Losantos, ya que mi relación con él es desde hace muchos años... algo tensa [risas]. Le puedo asegurar que a mí no me llaman ni desde la Cadena Ser ni desde la Cope. Con la Ser sí colaboraba hace tiempo y de manera muy habitual, me llamaban continuamente. Sin embargo, una vez critiqué a [Iñaki] Gabilondo y desde entonces no he vuelto a aparecer por ahí.

    Yo siempre he demostrado mi confianza hacia El País, con el que colaboro desde su fundación, aunque en los últimos tiempos han tomado un camino que no me parece el más acertado. -En un receso de la conversación se limita a tildar de "censurilla" el hecho de que El País no publicara uno de sus artículos criticando la participación de ANV en las elecciones vascas-. En cuanto a El Mundo, pues Pedro J. Ramírez por ahora nos apoya, pero porque nos ve como una llave inglesa con la que golpear al Gobierno. En cuanto considere que no le somos de utilidad nos dejará caer.

    A Ciutadans, sin embargo, yo no creo que lo hayan sacado adelante los apoyos de los medios que usted me ha citado, sino que ha contado con especial fuerza el uso de los blogs y los foros de Internet. Será una herramienta que tendremos muh en cuenta y en la que yo, inicialmente, no confiaba demasiado. Pero visto lo visto.

    Pesos pesados del PSOE como Juan Carlos Rodríguez Ibarra han dejado caer la primera sospecha sobre ustedes por la financiación. ¿Cómo van a lograr sustentar un partido político?

    Lo que están intenando es sembrar la duda de que existe algún misterioso personaje que está detrás del proyecto. Pero habrá que recordar que lo de las conspiraciones judeo masónicas ya pasó, y que no hay nadie misterioso detrás. Somos los que somos, aunque no vamos a poder con todo Rosa Díez, Carlos Martínez Gorriarán y yo. Por eso, antes de empezar a especular cómo vamos a lograr el dinero, tenemos que saber con quién contamos y si tenemos apoyos suficientes para seguir adelante.

    Pero si hablamos de recaudar dinero, ya sabe usted que en Euskadi hay varios métodos, incluyendo uno que consiste en ponerse una capucha blanca y amenazar a empresarios. Nosotros, en ¡Basta Ya!, nunca hemos recibido una sola subvención, así que nos subvencionamos con actos públicos, venta de material y demás. Habrá que ver como lo hacemos para tirar adelante un partido.





    Comentado por: albert el 26/5/2007 a las 15:09

  • Me alegra, Chiqui, que encontrase compañía para ir y que se disculpase Antonio Larrosa por el comentario que dejó aquí. Me gustó su blog. Pasaré por si, quizás, escribe algo a propósito de mi nombre.

    Comentado por: Cristóbal el 26/5/2007 a las 15:05

  • Leo en el periódico que hasta el 10 de junio hay una exposición sobre Melina Mercouri en la biblioteca de Alejandría. Vaya a verla, Isis, y me cuenta. A la inauguración mandan a la Mpakogianni, mujer de armas tomar, ministra y todo.
    Del 25 de octubre al 4 de noviembre Bienal de nuevos artistas de Europa y el Mediterráneo, en Alejandría. Representación chipriota a tutiplén.
    No siempre está en nuestra mano hacer lo que quisiéramos. A veces, las circunstancias obligan.

    Comentado por: melusina el 26/5/2007 a las 14:33

  • Pentesilea, apúnteme a ese listado de aditivos. No se dejen engañar, no voy a ir, que nadie se haga pasar por mí (si es que a alguno pudiese pasársele por la cabeza semejante dislate, sepan que no soy muy querida por aquí)

    Comentado por: Piel el 26/5/2007 a las 14:27

  • Ya he visto el argumento de la isla de Huxley, interesante aunque no soy partidaria del uso de coleópteros para indagar en los sótanos interiores. Chiqui, aún no le he encontrado personaje, déjeme leer un poco más pero lo bueno sería que usted lo eligiese como hecho por un modisto en vez de moderno prête-à-porter. Para mí estoy pensando en el bosque sin nombre.
    N.A. danks gutter, creí que era dativo genealógico.

    Comentado por: Piel el 26/5/2007 a las 14:24

  • Señores, tal vez fuera posible enviar a la presentación una especie de listado de adhesiones, con el nick de aquellos que no podemos asistir... ¿Qué opinan?

    Comentado por: Pentesilea el 26/5/2007 a las 14:22

  • @Knudsen,
    perdón por el baile de letras, es que tengo hambre y no veo bien...
    Un beso (menos mal que no he escrito sobe)

    Comentado por: Isis el 26/5/2007 a las 14:08

  • @Grifo,
    como me gusta su fino humor, su forma de tejer idea con hilos de seda. Es realmente enriquecedor y admirable. ¿Oigo notas musicales?
    @Joaquinita,
    Nadie puede explicar la zozobra como usted. Lo posible y lo soñado, la realidad que tiene alas. Estoy muy de acuerdo con todos los que tienen miedo, pero también con todos los que saben que de no ir pasarían la vida imaginando qué habría pasado.
    @Kundsen,
    Nada mejor que una víspera, sí, nada mejor que todo un universo de posibilidades. Las dudas en las vísperas significan que aún es tiempo y eso nos hace sentir muy vivos.
    @Provoqueen,
    Usted no me hace daño. Si no pude escribir el papiro ya lo haré yo y lo enviaré por correo Express. Usted a tranquilizarse que su fuerza y su humor son muy valiosos aquí y en la vida real. Piense cada gesto, camine hacia su meta pero contando cada paso. Las sorpresas vendrán cuando menos lo espere.
    @Vernon S. Gracias por ese soplo en el oído.

    Un beso grande mis queridos neuróticos y asociales amigos.
    Ésta que lo es (también)
    Isis

    Comentado por: Isis el 26/5/2007 a las 13:54

  • @Isis

    Yo misma le diría lo contrario -cinco segundos después.

    Saludos.

    Comentado por: Mandorla el 26/5/2007 a las 13:39

  • @Mandorla, Einstein le diría lo contrario.

    Bien, bueno, al grano.
    Buenos días o tardes. Hoy se fue la electricidad, por completo, o sea, toda. Y yo también a dar un paseo, a saltar vías de tranvía y sentir el aire salobre entrar y quedarse en mi pelo. También he visto muchas manadas de paquidermos y focas marinas y basura y coches en dirección contraria y, a mi regreso, lo mucho que han escrito ustedes esta mañana. No sé si podré con todo. Lo intentaré.
    Besos
    Bonloquesea gaieté!



    Comentado por: Isis el 26/5/2007 a las 13:33

  • @knudsen

    Era una licencia... sonora: como bien sabe, el uso del diminutivo es harto arduo cuando se llega después de Teresa de J. Así que me ha parecido que la zeta y la eñe libraban de toda ñoñería al doble diminutivo, ¿no le parece?

    Siento haber herido su exigencia de precisión, exigencia que puede llegar a ser delirante, bien lo sé, comprenda que yo en ningún momento he hablado de "potros", nunca lo haría...

    Sé que me comprende. Sonría. Le agradezco su invitación, pero no siempre me pilla locuaz. Y encima padezco el cáliz de la concisión.

    Aquí lleva un regalo, compártalo con @Provoqueen:

    "Pour parler clairement et sans paraboles,
    Nous sommes les pièces du jeu que joue le Ciel;
    On s'amuse avec nous sur l'échiquier de l'être,
    Et puis nous retournons, un par un,
    dans la boîte du néant".

    O.K.

    Comentado por: Mandorla el 26/5/2007 a las 12:58

  • PROVOQUEN, gracias por aparecer...ya empezaba a pensar...bueno, mejor no pensar. Espero que nos conozcamos...y que seamos más de tres!

    Comentado por: CHIQUI el 26/5/2007 a las 12:52

  • @ Cesar

    Digame usted lo que quiera, hombre.
    Es más... ¡dígalo ya, por dios, que ya me ha dejado usted en ascuas!
    A lo mejor no le deja publicar porque el sistema tiene algunas palabras vetadas como pu ta. Mire a ver si era por eso. Un saludo.
    (Otra cosa: no somos spam. Aquí puede meter baza cualquiera).

    Comentado por: provoqueen el 26/5/2007 a las 12:44

  • SENORA FELINO, que casualidad hace casi un año, otra señora parecida a usted andaba dándome consejos - por aquí- no solicitados.
    Me pregunto si será mi nik? Claro, deben de pensar que nací ayer. Pero por qué yo? si no soy nadie. Si entro aquí para relajarme!

    Hombre, si sólo hay dos o tres personas que llevan el blog, pues me parece muy bien que les paguen como a verdaderos artistas. Deben de ser genios y trabajar como bestias!

    Doña Felino...no soy imbecil. Tranquila. Lo que sí le aconsejaría a usted es que dejase de hablar con tanta bilis y desprecio porque, hasta yo… que soy mujer mujer… me vuelvo misógina cuando la leo. No vaya usted a acabar en ese siquiátrico del que habla.

    Tranquilícese y vaya a lo suyo y yo a lo mío. No creo que esta misiva fuera escrita con la intención de protegerme, no me gusta ser usada. También tengo la impresión de que usted usa el nombre de su amiga para meterse aquí. Cuide de su jardín, es muy buena terapia, yo lo echo de menos este verano que estoy en Madrid. Saludos.
    No volveré a contestarle.

    Comentado por: CHIQUI el 26/5/2007 a las 12:16

  • @ Mandorla,

    con todo el respeto que Vd. se merece: los potros no tienen "pezuñitas" sino cascos.

    En lo que sí estoy totalmente de acuerdo, es que lo mejor de cualquier cosa son las vísperas.

    Saludos, y a ver si nos frecuenta (hablando) más a menudo,

    Comentado por: knudsen el 26/5/2007 a las 12:14

  • Llevo varios días intentado pegar un comentario a provoqueen, sin éxito. El cacharro insiste en que soy spam,aunque cuando pego sandeces recortadas por ahí bien que se deja. Bah, a la mierda, todo el que se haga ilusiones de poder meter baza en este coloquio bien merece que le llamen spam. Adeu.

    Comentado por: césar el 26/5/2007 a las 12:09

  • @Provo
    Creo que Joaquinita ya lo ha dicho todo, y además muy bien contado. No tiene sentido añadir nada más. Vaya y disfrute, y lo que tenga ser, será.

    @Joaquinita
    Stupendo.

    @Vernon S.
    No se mueren las ilusiones así como así. Hay que tocarlas. El tacto es el más importante de los sentidos.

    Comentado por: melusina el 26/5/2007 a las 11:38

  • un escrito del sr. Maleas me dan pie ha hacer un breve comentario acerca de la responsabilidad de Dios en 'todo' lo que 'acontece' ya que supongo que se analiza, desde cierta perspectiva, la cuestión del Mal en el mundo y la permisión de éste por Dios y por tanto de la dejación en el sufrimiento a sus creaturas, pues que se produzca un terremoto el una zona despoblada no afecta 'existencialmente' al hombre pues si todos los terremotos fuesen en estos parajes no supondría al hombre más que observar la magnificencia del poder del Crador, verlo, constatarlo y pasar a otro problema más acuciante para su vida...por tanto el asunto esta en el sufrimiento gratuito provocado al hombre y en el que se ve a Dios como causa directa o como causa lejana más bien aquello de Dios como Primer Motor inmovil...siempre que se habla o se imputa a Dios estos males y su irresponsabilidad la respuesta del teólogo es la de que el hombre no puede penetrar en el 'nous' divino... esto forma parte del Misterio no se puede argumentar que Dios deja que sufran sus creaturas pues si se hace se supone de partida que se conoce la Voluntad divina y los deberes divinos pero esto no puede ser así por la misma natureleza de Dios y la del hombre...la imposibilidad de acercarse de forma inteligible a la voluntad de dios se le escapa al hombre de ahí la fe..y vuelvo a 'Temor y Temblor'...y bueno, el cristiano por definición no puede sacar a Dios de la Historia

    ah! y un saludo taurino, compadre...

    Saludos

    P.S.: qué pena que ya no toree Curro, qué pena que no se puea uno poné er romero en el ojá, qué pena que la geometría de lo reondo no pare er tiempo, qué pena qu'er artibajo barroco no se pinte de purísima el domingo de Rezurreción...

    'Curro romero, Curro Romero eras la esensia de los toreros'

    'Curro romero, Curro Romero eres la siensia de los toreros'...

    ....Yo, Curro.

    Comentado por: vic el 26/5/2007 a las 11:12

  • @Provoqueen: Me sumo a lo dicho por Maleas: el encanto eres tú. Llévaselo a Félix. Él sabe bien distinguir. Ya se imagina él lo que significa esta 'ventana' internauta que ha dejado abierta, como en un descuido, como se quedan abiertas las puertas sin saber.
    Si tú estás nerviosa, no te quepa duda: Félix también se pone nervioso imaginando el encuentro. Qué maravilla. Qué pastel de nervios más apetitoso.

    Vernon S. @ : Yo voy de esa manera. Ya sabe Vd. Si no voy de otra, es porque no puedo.

    Knudsen @ : El coral de la Cantata 147 no es, ni mucho menos, fúnebre. Creo que Bach lo compuso para la fiesta de la Ascensión, una fiesta moderadamente alegre. Pero es tan bello que se puede interpretar para cualquier situación de la vida (amorosa). No conozco ese Cantate Dominum. Pero sí ese Panis Angelicus, de Cesar Franck, una obra 'fácil' y muy desgastada por el abuso; pero que sigue luciendo la armonización característica del autor.
    Saludos, animales sagrados.

    Grifo

    Comentado por: Grifo el 26/5/2007 a las 11:09

  • Gracias Vernon@, Maleas@
    Sobre Ramiro Calle, no sé si será bueno, malo, o mediocre. De momento sólo puedo decir que es mejor que lo (poquísimo) que he conocido hasta ahora en yoguis. Salvando al oso Yogui, claro. Besos. Voy a limpiar la casa.

    Comentado por: provoqueen el 26/5/2007 a las 11:07

  • La guerra de Ferlosio
    El ganador del Premio Cervantes de 2004 reúne varios de sus ensayos y artículos sobre los conflictos bélicos. Dispersos en periódicos y en otros libros del autor de Vendrán más años malos y nos harán más ciegos, los textos desmontan los tópicos al uso sobre la guerra y reflexionan sobre episodios concretos como los de Irak o las Malvinas.

    La polemología es una de las más antiguas preocupaciones de Rafael Sánchez Ferlosio. Le ha dedicado ensayos amplios y de gran ambición teórica, y también escritos más breves pero no menos nutritivos centrados en el análisis monográfico de algún hecho o dicho de guerra particularmente expresivo; finalmente, la actualidad -que él tiene desde hace muchos años la costumbre de interrumpir esporádica y lúcidamente en las páginas de los diarios, desairando el triunfante curso oficial de los acontecimientos- no ha dejado de proporcionarle ocasiones de intervenir a propósito de los concretos incidentes de armas y de sangre que son, según opiniones sobradamente autorizadas, la pluma y la tinta con las cuales se escribe la historia. Como estos textos se encuentran dispersos a lo largo de su obra, y un buen montón de ellos solamente en las hemerotecas, hay que celebrar su reunión en este volumen, pues si bien están lejos de "formar un todo" (fórmula horrísona que describe a la perfección el efecto de la guerra), ofrecen una visión ajustada y cabal de lo que para su autor es la verdad de la guerra. Si esta verdad es al menos tan incómoda como el calentamiento global y, por tanto, si estos ensayos comportan una especial aspereza, no es por su dificultad intelectual -pues a este respecto son diáfanos- sino porque contradicen los más arraigados hábitos de la voluntad acerca de la constelación de fenómenos asociados a la guerra y exigen un cuidadoso y a menudo penoso "desmontaje" de los mismos para poner al descubierto el objeto que se trata de investigar. Porque lo asombroso de la guerra es que parece suscitar una unánime condena moral: no solamente la execran los manifestantes pacifistas, sino que los mismos gobernantes contra quienes se esgrimen tales demostraciones aseguran, siempre con una mueca de gravedad heroica en el gesto, que ellos también deploran la guerra y que sólo recurren a ella en aras de su amor a la paz, e incluso los terroristas más despiadados se autodefinen como "luchadores por la paz"; y cuando se quiere dar al asunto una presuntamente superior profundidad filosófica, se habla de una enigmática necesidad de "pensar la guerra" que suele limitarse a la vacua repetición de los tópicos del destino metafísico de los pueblos, tan intrínsecamente ligados a las justificaciones teológicas de la violencia.

    La noticia en otros webs
    webs en español
    en otros idiomas
    De modo que la principal falacia que es preciso minar es la convicción generalizada de que la guerra es un medio útil cuya posible inmoralidad puede ser lavada en el agua bendita de la necesidad histórica cuando se pone al servicio de causas nobles, es decir, la idea de que puede justificarse desde la racionalidad instrumental (como un medio imprescindible para un fin indiscutiblemente bueno). Pocas veces los discursos pacifistas van más allá de la discusión particular de esa justificación, sin menoscabar su validez universal. Lo que hace que este prejuicio sea tan difícil de remover no es, desde luego, la evidencia histórica -pues ella muestra más bien que el "medio" en cuestión se encarga de igualar en la carnicería del campo de batalla todas las causas y todas las "noblezas", sino el horror que suscita la mera sugerencia de que la guerra pudiera ser querida por sí misma y en cuanto fin, por "razones" tan antipáticas como "el éxtasis de la victoria, el placer del predominio, la ambición de hegemonía, el furor de la autoafirmación".

    El modo en que la guerra
    moderna ha borrado las huellas de su origen, eliminando todo residuo de la ceremoniosidad caballeresca, coincide con la absolutización de la lógica bélica que, al no reconocer espacio alguno exterior o superior a ella, eleva la contienda a la categoría de guerra santa (o sea, incondicionalmente santificada por la dignidad de su propósito), guerra en la cual se defiende la causa de la Humanidad contra un enemigo por definición inhumano; y ello no solamente propicia la indiferencia entre guerras justas e injustas (pues las primeras no se decían tales sino porque los combatientes se obligaban mutuamente a respetar ciertos límites y, por lo tanto, reconocían formalmente la existencia de un territorio no contaminado por la guerra), sino también discriminar de forma válida entre el orden civil y el militar o entre armas más o menos infames, lo cual a duras penas consigue ocultar la "perversión instrumental" (la naturaleza de fines autosuficientes y de genuinos motivos que cobran los supuestos "medios" de persuasión, es decir, las armas) que es la marca de nacimiento de tantas batallas. En un tiempo en el cual la identidad -fruto distintivo de la guerra y del antagonismo- se ha convertido en el problema político fundamental, estos escritos, que esclarecen su genealogía e iluminan su dinámica, no pueden dejar de ser tan imprescindibles como perturbadores. Y muy pocos de los que escriben son aún capaces, como Ferlosio, de inquietar a su época.

    Comentado por: JOSÉ LUIS PARDO el 26/5/2007 a las 11:05

  • Isis,lo de las comas junto a la letra,sin espacio,como la ausencia de algun acento,economia de escritura,posiblemente sean deformación profesional.Nadie es perfecto.Al menos creo saber quien soy sin llegar al absoluto quijotesco:"Se quien soy".Vd. tambien se conoce,claro.

    Comentado por: maleas el 26/5/2007 a las 10:23

  • @ Grifo

    Todavía no me he enterado de si va o no usted, entrañable hermeneuta. ¿Le hace dudar acaso el temor a los lestrigones, a los cíclopes, al irascible Posidón?

    @ Provo

    Ni odiosa ni hiriente, al contrario. Pero despreocúpese, que irá todo muy bien. Un beso.

    Comentado por: Vernon S. el 26/5/2007 a las 10:08



  • Pero qué banda de potrillos incandescentes, arremolinando sus pezuñitas para alcanzar el cielo de la Reunión, del Grupo Amigo...

    Os deseo mucha suerte, envidiables ilusos.

    Y os saludo rozándoos con gran dulzura ahora, en este momento previo, que es el momento mejor.



    Comentado por: Mandorla el 26/5/2007 a las 10:07

  • ¿De nuevo con dolor de muelas Lucia?.

    Comentado por: maleas el 26/5/2007 a las 10:03

  • !Pero si el encanto eres tu provoqueen!.Ya me diran vds si miento.
    Lo de Ramiro Calle,no olvidar que antes de yogui fue fraile,de los peores,de la Compañia,imprime acentuado caracter imborrable, es un yogui mediocre y ademas converso.

    Comentado por: maleas el 26/5/2007 a las 10:01

  • Ayer compré un libro del maestro yogui Ramiro Calle. Se llama "La Claridad Interior". ¿Por qué? Pues porque estoy nerviosita.
    Y ustedes -perdónenme amigos@- me están poniendo más, todo el mundo diciéndome lo que tengo que hacer: "que si copia esto en un papiro", "que si ponme un email", "que si rodea al jefe y ordena a todo el mundo que bese el suelo"... Ya sé que son bromas, y que todos estamos nerviosos.
    Pero yo también lo estoy. Y cuando uno está nervioso, lo mejor que se puede hacer es comprarse un libro de yoga y empezar a practicar lo antes posible. O zamparse un bocadillo de lexatines.
    Por eso no estoy entrando mucho estos días: no sabía qué decir que no resultase estúpido, neurótico, paranoico, o peor, hiriente para alguien (perdón @Chiqui, @Grifo, @Isis y tutti quanti).

    Sí, yo también tengo miedo a romper el encanto. Pero no porque nos veamos en carne y hueso. No, no es un problema de realidad o de materialidad, sino de falta de serenidad, que tras el teclado resulta más facil de disimular.

    Hablo por mi boca, no sé si conectaré con otras bocas, ustedes juzguen, veamos:
    No es sólo el hecho de la kedada lo que nos hace ilusión (mucha); es el hecho de que Felix va a estar ahí, es el hecho de que el tema de la jornada será el fenómeno "éter" del que, de algún modo, somos agentes y protagonistas.
    Y como seres pelín asociales que somos (de otro modo no nos sentiríamos tan "à l'aise" tras el teclado, al menos a mi me pasa... bueno, sólo a veces ¿eh?), y pelín neuróticos... pues tengo miedo a que no sepamos estar a la altura, mantener la serenidad, la discreción, incluso la etiqueta que tan bien sabemos mantener aquí en el éter, y que es nuestra mejor valedora. Y así, al olvidarnos de todas esas cualidades, rompamos nosotros mismos el encantamiento. Pero no por nuestra materialidad, sino por nuestra estupidez.

    En fin, pido perdón otra vez, ya dije que cualquier entrada podría resultar odiosa o hiriente, y por eso no entraba: ¿cómo hacer una "llamada a la serenidad" alguien que tampoco está sereno? ¿con qué credibilidad podría una persona paranoica / obsesiva alertar a nadie sobre los riesgos de la euforia?

    Bueno, pues quizá por eso mismo... por eso lo he soltado. Hala, ya está.

    Comentado por: provoqueen el 26/5/2007 a las 09:29

  • @ Grifo,

    esa coral la cantábamos cuando se moría algún patricio y llevaban al coro de mi colegio al funeral. También el Panis Angelicus, el Cantate Dominus y otras hermosas composiciones que han sido sustituídas por el chunda-chunda de los analfabetocuritas actuales.
    Confío en que el papado de Ratzinger devuelva la música sacra a su lugar natural.
    Yo no sé nada de Egipto, Grifo, pero si le complaciera, puedo bailar de su parte una danza muisca o tolima el día del sarao.
    Podría usted encargarnos a unos y a otros pequeñas performances y así reventaríamos la presentación un poco más todavía de lo que ya lo vamos a hacer.
    Un abrazo

    Comentado por: knudsen el 26/5/2007 a las 08:56

  • @ Vernon S.

    ¿vestido de majorette? Noooo. Iré vestido de parisina, porque los puntos ya no me tiran y eso me permite enseñar el canalillo sin complejos.
    En lo que sí estoy totalmente de acuerdo es en lo que dice usted de que la gente se irá apartando a mi paso. Siempre es así: yo entro, y ellos se van apartando.

    Quiero decirle hoy lo que no pude el otro día: que su comentario del 23/05 9:02:43 es una de las mejores narraciones que me he echado al coleto. La disfruté, la imprimí y la guardé. Muchas gracias, Vernon. Menos mal que nos pagan millones de euros por escribir aquí, que si no, estaría usted haciendo el panolis al regalarle a la boboesfera tesoros de tanta valía.

    Por cierto, ¿cómo va a se su atrezzo del martes?

    Comentado por: knudsen el 26/5/2007 a las 08:50

  • Isis @ : *No se excluya, no sea modesto, no sea etéreo, no sea tan mitológico. No sea que me enfade...*

    No, si yo no soy etéreo... Si fuera etéreo, estaría en el éter y no aquí sentado.
    Provoqueen y el papiro..., ya, ya... Pobre Félix... Pensará que lo mejor que puedo hacer es dedicarme a traducir hileras de pájaros y no perder el tiempo en otros menesteres...
    Claro que voy a estar. Pero convertido en un espécimen del museo de Ciencias Naturales. Y no soy modesto. Es que mi sentido del humor encuentra en mí el mejor de los temas de inspiración.
    Y, ahora, voy a ensayar un poco con mi triste Yamaha: el Vals de Mizo, la Fuga de Numa (el hermano de Mizo que se nos fugó para siempre), un intento del coral de la Cantata 147, de JSB; y también 'Isis en una Isla', ya lo he soltado. La toco a diario. La hice yo sin querer. Ni sé tocar ni manejo la electrónica. Pero, como sea, algún día mis amigos de 'Ciento Volando' se la harán llegar, supongo que volando.

    @ Manuel Montero: Pues ahora sí que me pilla con una cara de tonto de cuidado. No sabía de ese templo. Pero parece verosímil si es que Juliano quiso reconstruirlo. Juliano lo hizo todo bien, menos morirse. Cuando, bien joven, lo atravesó una flecha en la batalla, exclamó: -Venciste, galileo...
    Y venció el galileo.
    ¿Jung? No sé si sacará alguna idea clara. Pero sí podrá sacar de él motivos de inspiración. Quiero ver a las mujeres del blog en su lista de retratos más atrevidos.
    Es una idea.
    Saludos, abrazos, y montones de cosas.

    Grifo

    Comentado por: Grifo el 26/5/2007 a las 08:21

  • @Ortega

    Brillante, el diputado laborista John Mc Donnell. Aquí todavía no hablan tan claro. Hay que dar tiempo al tiempo…

    @Onagro

    Espero que ninguna “fuerza mayor” le impida estar en Barcelona. Me ha alegrado mucho saber que ya tiene el billete en su poder.

    @ Knudsen

    Me lo imagino llegando a la cervecería del “pedete lúcido” vestido de majorette y realizando impresionantes movimientos con una vara, mientras la gente prudente se va apartando con disimulo.

    @ Isis

    “Lleven mucho esparadrapo y pegamento por si se rompe el encanto.”

    Usted mantendrá el aura de misterio: no ir tiene sus ventajas… Dijo Chandler: “Conocerme en persona es la muerte de la ilusión”. Aunque estoy convencido de que conocerle a usted es el flechazo instantáneo, la pasión fatal.

    Bonjour gaieté!


    Comentado por: Vernon S. el 26/5/2007 a las 06:50

  • Para cuestiones de oficio, Jean Potocki decía que la ocupación exclusiva de buena parte de los granadinos (Manuscrito encontrado en Zaragoza) era estar enamorados. Y ¿qué me dicen del quietismo, como tendencia del baile de San Vito? Ya sé, ya sé, andan muy ocupados con cuestiones más terrenales, más reales, como el ateísmo, etc. Yo mismo digo siempre que soy ateo, por pura admiración a algunos ateos inconfesables.

    Comentado por: Manuel Montero el 26/5/2007 a las 01:18

  • Sólo rompo el silencio para corregir una falta mía de ortografía un poco demasiado excesiva:
    erratum
    donde dice he hechado
    debe decir, como saben, he echado (un vistazo)

    Comentado por: Manuel Montero el 26/5/2007 a las 00:33

  • Ha salido en gris, pero el buen samaritano que saca a bailar es el pintor internacional que ustedes ya conocen.

    Comentado por: Manuel Montero el 25/5/2007 a las 23:35

  • Chiqui, tengo un buen recuerdo tuyo porque los dos somos según me dijiste de la misma isla. Veo que la vida madrileña (virtual) hace trasnochador y que el modem echa chispas. Estoy como tú frente a la disyuntiva de que no se me rompa el encanto. Pero de encantos las mujeres sabéis tanto... yo sólo soy aprendiz en eso. He hechado un vistazo a tu blog y se me ha quedado la palabra "estrella". Creo que la hija de un cantaor de nuestra isla se llama así, y que pone la carne de gallina. Escribo para distraerte. Te recuerdo que Azúa, aunque esa parte no la he leído, habla del desencanto (a ver si estoy metiendo la gamba) me añado a la confusión y me apunto a tu estilo. Por ejemplo, yo diría ¿no serás tú editora o galerista, o coleccionista de óleos en gran y medio formato? Bromeo, para llenar horas de noche, de coches que pasan haciendo tecno, de mirlos apagados, de ropa con pinzas colgada a secar. Me han ofrecido un pastisse en un sitio chic, como el de la otra noche, y yo no estoy acostumbrado, así que se me suelta la lengua, y me dirijo a la que veo más triste, como buen samaritano. Por cierto, el erudito francés, Michel Tardieu, dice cosas superinteresantes sobre los samaritanos y el templo con escaleras que tenían en tiempos de Jesús, restaurado después por Juliano el Apóstata. A ver qué dice Grifo, que sabe tanto.

    Comentado por: Manuel Montero el 25/5/2007 a las 23:30

  • Querida Estrella, cada vez que preguntas ¿quién eres tú? -y se puede contar más de una-, te imagino rodeada de bichos susceptibles, y vulnerable como Alicia, en el País de las Maravillas; dentro de un baile destarifado donde todos siguen sus notas distintas a cada momento, estirándose y encongiendo. Siempre decidida a averiguar, sin reposo, y mientras los demás fuman, y su pícaro humo ciega tus ojos, tú sigues con interés por la gravitación y con aversión por las metamorfosis, olvidando que eres una estrella ciertamente desconcertante... ¡Cómo diantres puede uno saber quién es!

    Las cosas, amiga, se ven de distinta manera desde el otro lado, lugar que no se bien si se encuentra ’en la orilla de lo permitido’ o no tiene necesidad de tal, pero el caso es que parece que ahí sigue, y lo puedes comprobar, aunque sin premuras, claro, que para todo hay un tiempo. Además, nos sigue uniendo un famoso gato ¿que qué gato? Ah, pues… Un abrazo, Chiqui.


    Comentado por: francesca el 25/5/2007 a las 22:58

  • Knudsen, no sé que decirte. Ortega nos dice que está divorciado varias veces...Yo ninguna, hay una desigualdad en experiencia muy grande!!! Vamos soy un Angelito.

    .

    Comentado por: CHIQUI el 25/5/2007 a las 22:24

  • Viernes, fin de la semana, comienzo de puente. Ya, desde temprano, la gente iba y venía, atareada. Parecían más los coches. Un día claro y limpio, fresco, recién sacado del armario, de esos que apetece respirar. Huele a fin de curso; las clases se acaban y ve estudiantes por la calle, la camisa desganada fuera del pantalón. Los mismos pasos, los mismos movimientos, los mismos gestos cada día; tarde, como siempre, y aún así la primera. El día pasa lento, sin tiempo de mirar por la ventana. Pero, hasta eso, se acaba.

    Se dirige a la piscina. Le sorprende la euforia, aunque pasajera, que le produce el ejercicio; sentir sus propios músculos, agradece el dolor en el brazo, a veces cortante. Martes-y-viernes ya está en el agua. Es elegante y rítmico, respetuoso con los demás. Ella le sonríe y él la mira. Ese es su diálogo. Y luego, el ir y venir, un poco de tranquilidad, casi con los mismos tempos los dos. Cuando martes-y-viernes se va, pierde el compás porque, sin querer, su cabeza empieza a pensar. En el hilo de algo mezclado con otro llega una amiga y se obliga a descansar. Un torbellino de risas que decide en su lugar y la lleva de aquí para allá.

    La noche es especialmente agradable. De vuelta en casa, desde la terraza, el barrio está tranquilo. Muchos se han ido, y ella tiene tres días por delante y no sabe qué hacer con ellos. La luz de al lado se enciende; Haris, su vecina, se prepara para salir.
    ¿Dónde vas a estas horas, chiquilla?
    Vente a bailar.
    Uff, deja, otro día. Hoy estoy molida. El cuerpo no tira de mí.
    Si te animas, ya sabes.

    La media luna ilumina con fuerza las baldosas, que brillan en respuesta. Algunos coches se oyen a lo lejos. Al cruzar una pierna sobre la otra, el vestido deja ver su muslo. Tiene la piel suave y fina, las yemas de sus dedos la recorren. Se siente pequeña. Comienza a hacer frío.

    A veces piensa que las ilusiones están tan lejos…

    Mira, puedo aprovechar el puente para pintar la mesa y las sillas de la terraza, que con este sol se me van a estropear.

    Comentado por: melusina el 25/5/2007 a las 22:16

  • @ Larrosa,

    en avioneta de lujo y firmando ejemplares en la Feria de Trivantrum, le he puesto yo a Vd., como para que encima se me enfade.
    Si no quiere venir, no lo haga, pero por favor, deje que venga su woman. A todos nos encantaría conocerla.

    Comentado por: knudsen el 25/5/2007 a las 22:01

  • Hola cretinillos, ya he dado el salto al blog de chiqui y me he disculpado, asi que, aunque esté en Comarruga por un asunto muy importante, como es el de tomar el sol y eso, haré lo posible por estar alli aunque no sé si mi dona me dejará portar la famosa camiseta, pues dice que ya esta harta de hacer el ridiculo a mi lado por culpa de mis extravagancias. Asi que estaré alli aunque luego no me hagais ni puñetero caso, que es lo que suele suceder en las entregas de libros pues ya he ido a varias y por lo menos en aquellas cada cual iba a su royo y para de contar.Ahora, en esta ocasión, no sé si será mejor conocernos o haber seguido siendo amigos fantasmales, con la magia de Internet, que espero no se rompa nunca, nunca.Un abrazo afectuoso a cada uno de los locos de remate y cretinos de nacimiento, del peor de todos los que intentan escribir algo...WWW.antoniolarrosa.com

    Comentado por: Antonio Larrosa Diaz el 25/5/2007 a las 22:01

  • @ Chiqui,

    ¡ay!, picarona, así que está Vd. dudando entre Ortega y yo, ¿eh?
    Vaya a por él, no lo dude un segundo; es un hombre de provecho y yo, en cambio, un cantamañanas.

    Comentado por: knudsen el 25/5/2007 a las 21:58

  • Pasmaito me he quedaó.Si me brindan un toro creo que no me conmuevo tanto.
    Gracias Knudsen.

    Comentado por: maleas el 25/5/2007 a las 21:48

  • Buenas noches, señoras y caballeros sin distinción de sexos.

    Comentado por: Isis el 25/5/2007 a las 21:45

  • Grifo, que demonios es esto? Para que voy yo y usted no? Eso es querer llamar la atención! Que tal si lo recogemos en Aranjuez y lo llevamos hasta el aeropuerto?

    Comentado por: CHIQUI el 25/5/2007 a las 21:43

  • KNUDSEN, ahora me dices que eres mujer. No te digo...no estoy hecha para este medio. Casi me había encaprichado contigo, aunque Ortega pensara que era él. Si, tengo miedo a que el encanto se desmorone...


    Comentado por: CHIQUI el 25/5/2007 a las 21:35

  • @Grifo, *Ésta es la fiesta de la Reunión entre Vds.*

    ¡Y de usted!, porque Provoqueen ya tiene el papiro escrito. No se excluya, no sea modesto, no sea etéreo, no sea tan mitológico. No sea que me enfade...
    Un abrazo
    Isis

    Comentado por: Isis el 25/5/2007 a las 21:33

  • @ ¡Larrosa! : Haga caso inmediatamente de Isis y Pla y decida ya mismo presentarse el día 29, a las 18'00, en la Cervecería Catalana. Y tendrá la inmensa suerte de conocer a sus amigos. Y se sentirá entre seres queridos. Y Azúa le reconocerá inmediatamente cuando le vea. Todos le esperarán. Ésta es la fiesta de la Reunión entre Vds.
    No por ello deja de ser 'literatura'. Yo creo que todo entre nosotros es literatura, y de la buena. De modo, Antonio, que acuda a esa cita y conviértala en la mejor de sus obras literarias, en una Barcelona que va a percibir como absolutamente irreal, como si la viera por primera vez.
    Saludos.

    Grifo

    Comentado por: Grifo el 25/5/2007 a las 21:27

  • decido no DECIDIDO,¡c***!

    Comentado por: Isis el 25/5/2007 a las 21:24

  • La verdad es que para ser personajes parecemos personas y además de la familia.
    Veo perfectamente cómo los caballeros han decido estar calladitos sin mandar a nadie a ser zurcido ¡con las ganas que tenían!

    Comentado por: Isis el 25/5/2007 a las 21:21


  • Bravo! y buen provecho!

    Comentado por: playboy el 25/5/2007 a las 21:16

  • Perdon, se repitiO

    Comentado por: CHIQUI el 25/5/2007 a las 21:15

  • @Larrosa, eso de "cretinos y compañía" me ha hecho mucha gracia. En un principio he dudado sobre dónde situarme... ;)

    Comentado por: Isis el 25/5/2007 a las 21:14

  • @KNUDSEN,

    OOOOOLEEEEEÉ ¡QUÉ FAENA, LE HA SALIDO QUE NI RIMADA!
    UN BESO, ARTISTA

    Comentado por: Isis el 25/5/2007 a las 21:07

  • ´@ maleas,

    va por usted.

    un danés que no lo es
    y que tampoco es danés
    sino danesa, sin serlo,
    toreando de estraperlo
    en las dehesas ajenas
    aprovecha lunas llenas
    para poner banderillas
    en los lomos de vaquillas
    de orgullosos ganaderos
    que tienen mucho dinero
    que no les vale de nada
    a la hora endemoniada
    de templar para mandar.
    Si le sirve de modelo
    para filmar un camelo
    de los de gran subvención
    que me abran ya ese telón
    que voy y ensillo la jaca
    que, por ser gorda no es flaca
    y monto una tremolina
    de toma ya y alucina
    aunque a usted, señor maleas
    le gustan más las capeas
    y a mí más, el rejoneo,
    ninguno somos ateo
    ni soportamos a Aznar.
    En vez de monjas, rockeros
    en ves de ricas, obreros
    ya no pobre abandonada
    por niñata malcriada.
    sino torero-torera
    si le da la ventolera.
    Género, clase, nación,
    no hay que prestar atención,
    nada nunca hay que tener
    para nunca lo perder
    y ser por siempre extranjero
    para ser mejor torero
    es muy de recomendar.

    (Y ahora me voy a cenar)






    Comentado por: knudsen el 25/5/2007 a las 20:56

  • @Gatos y Chiqui


    8. Compárense los comentarios del Gato de Cheshire con la anotación en el diario de Carrol correspondiente al 9 de febrero de 1856:

    "Pregunta: cuando soñamos y, como sucede a menudo, tenemos una vaga conciencia de la realidad y tratamos de despertar, ¿No decimos y hacemos cosas que en la vida vigil resultarían insensatas? ¿No podemos a veces definir la demencia como una incapacidad para distinguir la vigilia del sueño? A menudo soñamos sin la menor sospecha de irrealidad: "El sueño tiene su propio mundo", y a menudo es tan natural como el otro".

    En el "Teeteto" de Platón, Sócrates y Teeteto hablan de la cuestión en los siguientes términos:

    TEETETO: "Ciertamente, no puedo negar que en la locura y en los sueños se forman opiniones falsas, imaginándose, unos que son dioses, y otros que tienen alas, y que vuelan durante el sueño".
    SÓCRATES: "No recuerdas la controversia que suscitan con tal motivo los partidarios de este sistema, especialmente sobre la vigilia y el sueño"?
    TEETETO: "Qué dicen?"
    SÓCRATES: "Lo que seguramente has oído decir a menudo a los que exigen pruebas de si en este momento dormimos, o si estamos despiertos o hablamos en estado de vigilia".
    TEETETO: "Efectivamente, Sócrates, no sé como probar lo uno más que lo otro, pues en ambos casos los hechos se corresponden con precisión; y no hay dificultad en suponer que durante toda esa conversación nos hemos estado hablando en sueños; y cuando en un sueño nos parece estar contando sueños, el parecido de los dos estados es bastante asombroso".
    SÓCRATES: "Ves, pues, cómo surge fácilmente una duda sobre ese punto, ya que se llega incluso a negar la realidad del estado de vigilia o la del sueño. Y como nuestro tiempo está igualmente dividido entre estos dos estados, en cada una de las dos esferas de existencia el alma sostiene que los pensamientos que están presentes en nuestra mente en ese momento son verdaderos; y durante una mitad de nuestra vida afirmamos la verdad de lo uno, y durante la otra mitad, la de lo otro; y tenemos la misma confianza en los dos".
    TEETETO: "Muy cierto".

    Alicia ANOTADA
    EDICION DE MARTIN GARDNER
    akal editor

    Comentado por: Cristóbal el 25/5/2007 a las 20:51

  • Lleven mucho esparadrapo y pegamento por si se rompe el encanto.
    La verdad es que yo también lo había pensado. ¿Convivir en la vida real? Ya nos contarán.

    Comentado por: Isis el 25/5/2007 a las 20:49

  • @Larrosa,
    hace usted muy bien en enfadarse, pero no en quedarse en casa. Además no creo que Chiqui vaya a la presentación. No se lo cree, piensa que somos personajes de ficción; fíjese qué tontería. Si yo fuera usted iría primero a la cervecería. Viviendo en Barcelona no tendría perdón. Confíe en personas como Grifo u Onagro y muchos otros, ellas no le defraudarán.
    No olvide su camiseta naranja, a mí me gusta.
    Un abrazo grande para su mujer.
    Isis

    Comentado por: Isis el 25/5/2007 a las 20:37

  • SHANDY ,

    Si

    Hablas

    Alto

    Nunca

    Digas

    Yo


    Me encanta esta idea , creo que es de Vila-matas y su libro , el mejor libro de vila-matas y para mi un libro fundacional , uno de los primeros libros que al leer pense , ESTO ES LO QUE ME GUSTA .

    El libro es : historia abreviada de la literatura portatil

    Habla de las maquinas solteras , esos que tienen como lema el " NO TENER NUNCA NADA Y SER EXTRANJERO SIEMPRE".

    Buena noches .

    Comentado por: albert pla el 25/5/2007 a las 19:57

  • TRIBUNA: Feria de San Isidro JAIME DE ARMIÑÁN
    Algunas películas de toros
    JAIME DE ARMIÑÁN
    Todo empezó en 1896 y precisamente en París. Los hermanos Lumière inventaron el cinematógrafo y con las mismas enviaron a su embajador -Albert Proemio- a Madrid. Al embajador de los Lumière le fascinó la fiesta de toros y prendido en las astas de un veragua entró en la arena y así retrató La llegada de los toreadores a la plaza, en Madrid y siempre en exterior: sólo 17 segundos, que entonces era mucha tela. El primer torero que se puso delante de una cámara fue don Luis Mazzantini.

    La noticia en otros webs
    webs en español
    en otros idiomas
    El argumento de una película de toros resulta muy simple. El protagonista es un torerillo, por lo general huérfano. No es casualidad que lo cuiden unas monjitas muy dispuestas. El joven se escapa del convento y en sus correrías conoce a una muchacha, que será su santa novia: pura, decente y enamorada. Lo peor es que también -cuando ha triunfado- se le cruza una moza de armas tomar; suele ser rubia, rica, hija de un ganadero, preferentemente aristócrata: es la mala. El huérfano tiene un rival: un torero maduro y triunfador de aviesas intenciones. Las monjitas siguen muy preocupadas y no les falta razón. Al final llega el percance y, en circunstancias más dramáticas, la muerte. Así sucede en Currito de la Cruz y El relicario.

    Sería largo y fatigoso ir lidiando las películas de toros que en el cine han sido. Lo mejor es apartar algunas en sus distintas versiones. Vaya por delante Sangre y arena, inspirada en la obra de don Vicente Blasco Ibáñez, diputado republicano, escritor de moda y sello de correos de la República.

    La primera versión de la novela de don Vicente es de 1922. La interpretó Rodolfo Valentino, en el papel del torero Juan Gallardo. El mundo entero descubrió la fiesta de toros y lloró por la muerte del héroe. Poco tiempo después el público -sobre todo ellas- se desmelenó con la muerte real del joven Valentino, galán de galanes del cine mudo, que aún no había alcanzado la cumbre de su popularidad.

    Llegamos al cine en color. 1948. Diez años hace que murió Blasco Ibáñez, niño mimado en Hollywood, adorado en París y consentido en Valencia. Vuelve Sangre y arena. La dirige Rouben Mamoulian, un buen director. La interpretan Tyrone Power -el torero Juan Gallardo-, Rita Hayworth, nada menos que la hermosa Gilda, y Linda Darnell. Todo un lujo. La película es casi un sueño, uno de los mejores melodramas que ha parido el cine americano. Rita Hayworth -de raíces extremeñas- es la mujer fatal: una bellísima aristócrata-ganadera, que le quita el novio a Linda Darnell, morena y más buena que el pan. En esta película hay una danza española, que se marca la Hayworth y que resulta un verdadero gozo para ojos noveleros. Pero la secuencia cumbre, la que marca tan singular obra, es la barroca ceremonia en la que Juan Gallardo -sentado en algo así como un trono de cuento- es vestido de torero. Por cierto, Tyrone Power murió en Madrid, mientras rodaba Salomón y la reina de Saba.

    No es fácil hacer una película de toros y aún resulta más difícil poner de acuerdo a taurinos y cinéfilos. Sin embargo, parece que media plaza saca a hombros, por la puerta grande, a Torero. Es sin duda una bonita película, acaparadora de premios y de elogios. La dirigió Carlos Velo, gallego, exiliado, aficionado a la fiesta y amigo de Buñuel. El director gallego conoció al diestro Luis Procura y se prendó del tema cuando el matador le habló del miedo.

    Torero relata la historia de un matador que tiene miedo y se arrima, le produce terror dejar a su familia en casa y percibe la proximidad de la muerte. Es lo que se llama -de una forma un tanto cursi- un docudrama. No hay actores. Torero se proyectó en Cannes y luego en Venecia. El éxito alcanzado en Europa fue tremendo. La fiesta de toros ganó al público de cine y Luis Procura se convirtió en héroe. Carlos Ve lo tuvo mucho que ver con aquel triunfo.

    Ha pasado más de un siglo desde que los Lumière dieron con su memorable invento y algunos años de lo que pudiéramos llamar la edad de oro de las películas taurinas. Los tiempos son otros y no deja de granizar. Los aficionados a la fiesta, los que van a la plaza, no suelen ir a ver películas de toros. El público de a pie, aún menos. Ha calado tanto esta mala costumbre que muy difícil, si no imposible, sería rodar una película donde el tema principal sea el enfrentamiento de toro y torero. Claro que aún pueden funcionar algunos melodramas y, sobre todo, ciertas películas escandalosas y supongo que mentirosas. Yo no he visto Manolete -del director holandés Menno Maijes e interpretada por Adrien Brody y nuestra Penélope-, pero me temo que nos dé un disgusto a cinéfilos y aficionados.


    Jaime de Armiñán es director de cine.


    Comentado por: maleas el 25/5/2007 a las 19:39

  • Pero, ¿y el encanto?, ¿no se romperá, el 29, el encanto?

    Comentado por: pregunta el 25/5/2007 a las 19:29

  • Somos realmente insignificantes, como el espacio que deja Maleas entre las comas y las palabras, pero existimos...

    Comentado por: Isis el 25/5/2007 a las 19:24

  • ¡Qué poquita cosa somos!

    Comentado por: Isis el 25/5/2007 a las 19:16

  • Yo no sé que conjunción de ignorancia e interés ha atribuido a Marx la condición de ateo.Precisamente a él que según afirma en una carta no es marxista,lo que por tal se entendia ya en su epoca de madurez.
    Lo que hace Marx es sacar a Dios de la Historia por que la historia es cosa de hombres,mujeres y necesidad y a Dios no hay que meterlo en medio,corresponde a otra dimensión de la existencia.
    El terremoto de Lisboa no lo provocó necesariamente Dios,mas que se acepte el principio agustiniano de que Dios es el origen,mecanico, de todo y en consecuencia lo que acontece en la Tierra,en el Universo,es Todo responsabilidad suya.
    No se si la sombra de Dios es deforme,pero estoy convencido que sus espaldas son muy anchas.

    Comentado por: maleas el 25/5/2007 a las 19:14

  • Los mil quinientos besos se merecen ir en rojo carmín y la firma también.

    Comentado por: Isis el 25/5/2007 a las 18:53

  • Creia que tenia un amigo torero y resulta que tengo una amiga torera.Sorpresas que da la vida y mas la de la bobosfera.
    De todos modos amiga.Ya sabes,parar,templar,mandar.Suerte y al toro.

    Comentado por: maleas el 25/5/2007 a las 18:51

  • @Knudsen, mordiscos no sé... pero besos le daría a usted mil quinientos o más.

    Comentado por: Isis el 25/5/2007 a las 18:46

  • @ Ortega,

    lo va a flipar Vd., amigo. Y a mí no me gustan las bravuconadas.

    Comentado por: knudsen el 25/5/2007 a las 18:39

  • @ Knudsen

    Haga caso a Isis: un escote generoso. No me decepcione.

    Comentado por: ortega el 25/5/2007 a las 18:31

  • UN ESTILO LITERARIO ATEO
    G.K. Chesterton

    Se puede escribir un interesante ensayo acerca de la posesión de un estilo literario ateo. Tal estilo existe. Su característica consiste en que siempre que algo es nombrado o descrito, se escogen las palabras de tal modo que sugieran que la cosa no posee alma. Así, no hablarán de amor o de pasión, lo que implica un propósito o un deseo. Hablarán de la "relación" entre los sexos, como si simplemente estuvieran relacionados el uno con el otro de una manera determinada, tal como una mesa y una silla. Así, no hablarán de emprender una guerra (lo que implica una voluntad) sino del estallido de la misma, como si se tratara de un hervor. Así, no hablarán de patronos pagando más o menos salarios, lo que de algún modo sugiere alguna responsabilidad moral por su parte: hablarán de la subida y bajada de salarios, como si fuera algo automático, parecido a las mareas marinas. Así, no llamarán progreso a un intento de mejorar, sino a una tendencia a mejorar. Y así, por encima de todo, no llamarán a la simpatía entre naciones oprimidas simpatía; la llamarán solidaridad. Y es que esto sugiere ladrillo y carbón, arcilla y barro y todas las cosas por las que sienten cariño.
    The Illustrated London News, 7 Diciembre 1912

    Comentado por: ortega el 25/5/2007 a las 18:30

  • @ maleas,
    Canutillo de la Vega, novillero madrileño famoso por comerse a los toros vivos a mordiscos en lugar de lidiarlos, tuvo cierta fama en las plazas de Los Molinos, Quijorna, Pelayos y alrededores, hasta que dio un tremendo braguetazo y se retiró con su nueva propietaria a adornar un piazo chalé en La Moraleja. Hoy vive allí, aburrido y barrigón. Su coartada ante el suegro que le suministra la lana todos los meses, es decir que "escribe para el blog de Azúa"
    Saludetes

    Comentado por: knudsen el 25/5/2007 a las 18:28

  • @ Isis,

    ¿no habría forma de que le diera Vd. un mordisco a alguna hucha para, por ejemplo, ortodoncias o campamentos de verano guisantiles, y que con esas rupias se pagara Vd. un billete a Bcna?


    Comentado por: knudsen el 25/5/2007 a las 18:23

  • Hola isleños,

    A las 18:00, el 29/05 en la Cervecería Catalana.
    Como iré a caballo, salgo dentro de media hora.

    CHIQUI, ¿cómo que la única mujer; y yo qué?

    Comentado por: knudsen el 25/5/2007 a las 18:13

  • M de Malandrines
    D de Disolutos
    S de Sinvergüenzas
    L de Licenciosos
    C de Crápulas


    Comentado por: Isis el 25/5/2007 a las 18:12

  • Chiqui, jajaja, ¿yo?, acabo de llegar, soy un diletante. ¿"Manhattan"?, ni idea, creo que Isis a veces se refiere a ello. No me he entretenido en dilucidar si es algo real o complicidad entre amigos. Probablemente se trata de eso último.
    Pero ...., la Cerveceria Catalana, no vivo lejos de ella, si es real. A ver ...., y toda la "movida" esta. Yo no estaré a las 18 h., pero si en La Central a las 19,30, me apetece un montón el escuchar lo que se puede llegar a decir sobre "el mundo blog".
    Y ...., por dios!, seguro que el personal será "mixto", y si fuese usted la primerA en llegar, jajajajaja, ¿qué problema puede haber? Estoy convencido que todos son unos caballeros y la tratarían como una reina.

    Comentado por: playboy el 25/5/2007 a las 17:30

  • @Ortega,
    Van a llegar todos a la presentación, como diría Juan Echanove, con un "pedete lúcido" estupendo. Justo lo que hace falta ¿No?

    Comentado por: Isis el 25/5/2007 a las 17:11

  • @Joaquinita,
    ¿Y si lo intentamos entre las dos con la ayuda de Vernon S y un par de destornilladores? Podemos juntar cables, aflojar trampillas, lanzarnos con cuerdas de acero por algún tubo secreto en la nave interestelar, no sé, lo normal, y luego llegar colgados y vestidos de negro hasta los archivos secretos y recuperar el futuro y ¡sobre todo! la combinación del euromillón y de paso hacer algo para que yo aparezca en 29 en la cervecería. No será tan difícil, digo. Ya sé que nací sin sentido de la orientación, pero siempre, una vez abajo, puedo preguntar a un amable lugareño. Llevaré la mochila con euros por si no nos invitan a kikos, diccionario Egipcio clásico-Català y bajo el traje de neopreno un vestido rojo espectacular y unos zapatos de tacón imposible. Al quitarme el pasamontañas haré zas, a cámara lenta, y una cascada de pelo inundará la imagen y diré ¡Unas cañitas, por favor, venimos secos! (fundido)
    ¿Qué le parece? Piénselo.

    Comentado por: Isis el 25/5/2007 a las 17:05

  • JOAQUINITA, te creo! Sabes volar.

    Comentado por: CHIQUI el 25/5/2007 a las 16:50

  • @ Onagro, Pla & Co

    OK. A las 18. Más tiempo para charlar y birras.

    Comentado por: ortega el 25/5/2007 a las 16:47

  • Playboy, ¿ quién eres tú? Cómo no se va a entender mi incredulidad; me he pasado casi un año buscando el Maniatan (en Madrid y en Barcelona) y todavía no lo he encontrado! Aunque Joaquinita dice que me llevó a casa volando, a Boston, y luego a ISIS...imagínese, esa no se la traga ni Antonio!

    Y no digamos los novelones, hasta en verso, que se han escrito aquí!

    Me cae usted muy bien...suena a "la voz de su amo" recuerda, con un perrito en la portada. Me gusta, me fío…aunque pueda que MGSLC…ya lo aprendí. Soy un poco lenta. ¿Qué pasa si voy a la Cervecería y soy la única mujer? Se podría poner uno de ustedes un clavel blanco (de pureza) en el ojal. A ver si hay un valiente!!!


    Comentado por: CHIQUI el 25/5/2007 a las 16:46

  • Albert, es usted de una honestidad magnífica. Y eso es lo que más admiro en un artista.
    Algo de bueno habrá hecho para que le acompañen un grupo de músicos como ellos. Digo yo. Nu sé.

    Comentado por: playboy el 25/5/2007 a las 16:00


  • La Cerveceria Catalana está casi haciendo esquina con Rambla Cataluña, en la calle Mallorca. Casi delante de la librería la Central.
    Chiqui por dios! que estan quedando a las 18h, ahi. Es cierto.
    De todas formas, su síndrome de "Santo Tomás", no es que se entienda, pero resulta muy gracioso. Adorable.

    Comentado por: playboy el 25/5/2007 a las 15:51

  • No me hace gracia este juego. Grifo, Aranjuez? Tan cerca, yo pensaba que andaba por Extremadura.
    Bueno… yo me espero hasta que provoquen, ¡venga provoquen!, me mande un correo diciendo que todo esto es verdad; hasta entonces no reservo na.

    Piel, sí mujer dame un papelito. Conviérteme en alguien que pueda, no sólo oír para creer sino ver. Iba a decir tocar, pero ya me imagino los chistes que se pueden hacer con ese verbo, dejado en manos de algunos (no names!)

    Lo de la Cervecería Barcelonesa...No será el antiguo Manhattan?

    Comentado por: CHIQUI el 25/5/2007 a las 15:30

  • Comentarios acerca de por qué De las Casas era un 'comunitarista' y un schmittiano (por defender indirectamente la no existencia de una jurisdicción universal) y no podría haber estado a favor del juicio a los jerarcas nazis en Nürmberg mientras que Sepúlveda es más bien wilsoniano en su concepción política aunque antierasmista:

    De las Casas en su respuesta a la 'Apología' de Sepúlveda trata al modo escolástico, como no podría ser de otra manera, de responder a Sepúlveda que las razones aducidas para justificar la guerra a los yndios son incorrectas o malvadas o ambas cosas.

    Dando un salto casi mortal y 'transcurriendo' las 'quaestiones qodlibetales' y otras razones que son de poco peso enfrentémonos a la razón crucial.
    Sepúlveda dice que la guerra se justifica, es justa, porque los Yndios cometen aberraciones contra la Ley Natural: antropofagia y sacrificio de inocentes.
    De las Casa justifica con cierto cinismo estas prácticas de hecho incluso llega a decir que Abraham iba a cometer un sacrificio a Dios y que los pueblos latinos y griegos tomaron esta práctica de los hebreos de religión más antigua..por un escrito que creo que hace el papa Clemente 'algo'... saltándose la exégesis bíblica de la 'obediencia' (no sé si leyó Kierkegaard a De las Casas pero si así fuera de veras que se le saltarían las lágrimas...quizá por eso su 'Temor y Temblor'..quizá por eso).
    Bueno al turrón... resulta que la tesis de que los Yndios no estaban sometidos a jurisdicción ni de la iglesia ni de un príncipe cristiano (obsérvese como en esta distinción se apela ya a argumentos no puramente jurídicos, cosa que hace también Sepúlveda y que es muy corriente al cabo, pues la iglesia como tal no tenía jusrisdicción más que religiosa y la guerra la hace el príncipe 'ente político' y quedarán sometidos los reynos y los pueblos al príncipe que asume la carga de acristianarlos...es decir el príncipe dirige la guerra hacia un fin que es la creación de un reyno cristiano pero reyno y el es el brazo ejecutor de la lay natural, no le hace falta para ello la iglesia o no debería) no se sostiene al menos si se da una razón de derecho, es decir, parece ser que todas las razones que aporta De las casas se adecuarían más a la moral que al derecho... y es que de hecho no tiene dificultad De las Casas en contrargumentar a Sepúlveda en las razones 'morales' de éste para justificar la guerra a los yndios y la conquista, pero carga toda su potencia de fuego contra la tesis de la Ley Natural, que era el baluarte más sólido de Sepúlveda.
    La ley natural es ley que está por encima de cualquier ser humano porque en definitiva es primera ley y por consiguiente directamente de Dios como explica Hobbes en 'De cive' y en 'elementos de Dº natural y político', pero ojo, es ley, es mandato no es moral, no es costumbre, es ley que viene directamente de Dios está dada...el concepto de ley natural se desvirtúa si se entiende que es algo más propio del 'fuero interno' del hombre que no algo que le es impuesto desde arriba al hombre (el alma es del y el hombre pero pertenece, en origen, a Dios), luego hacer cumplir esta ley a quien se la salta es tarea propia de todo buen cristiano, luego por tanto la justificación de la causa justa de guerra ha de ser ésa, i.e., que los yndios se saltaban a la torera la ley natural que emana de Dios y que por la fuerza había que castigarlos... y en este sentido un príncipe cristiano sí tenía jurisdicción sobre ellos por que obviamente se suponía a priori una religión verdadera y un príncipe virtuoso y piadoso...pues por tanto someter y conducir a la religión cristiana era 'obligación' de todo príncipe cristiano.

    Y esta sería la justificación jurídica de la guerra a los yndios según Sepúlveda y por la que pasa de las Casas sin convencerme del todo...al menos a mí...quizá más adelante más...

    Saludos

    Comentado por: vic el 25/5/2007 a las 15:17

  • Vale, Pla y los que se apunten, el 29 a las 18:00 h. nos vemos en la cervecería Catalana.
    Un abrazo.

    Comentado por: Onagro el 25/5/2007 a las 13:54

  • Vale, Pla y los que se apunten, el 29 a las 18:00 h. nos vemos en la cervecería Catalana.
    Un abrazo.

    Comentado por: Onagro el 25/5/2007 a las 13:52

  • onagro

    Por mi perfecto a las seis en la cerveceria catalana y vamos comentando la jugada y que vayan llegando , a mi me es mas facil ganar tiempo por delante que por detras , por cierto AZUA o BASILEO si quieren pasarse ya saben .

    Playboy

    Si toco con el grupo que era de Paco de lucia , es un lujo , pero lo malo es que se nota mucho que soy malo malo , pero bueno soy gracioso .

    Comentado por: albert pla el 25/5/2007 a las 13:31

  • onagro

    Por mi perfecto a las seis en la cerveceria catalana y vamos comentando la jugada y que vayan llegando , a mi me es mas facil ganar tiempo por delante que por detras , por cierto AZUA o BASILEO si quieren pasarse ya saben .

    Playboy

    Si toco con el grupo que era de Paco de lucia , es un lujo , pero lo malo es que se nota mucho que soy malo malo , pero bueno soy gracioso .

    Comentado por: albert pla el 25/5/2007 a las 13:29

  • Hola a todas las Criaturas, a Pla y a Ortega:
    Ya tengo billete de ida y vuelta, y reserva para una noche de hotel en Barcelona.
    Si no hay fuerza mayor que me lo impida -que la verdad es que nunca se sabe- estaré, ¿cómo no?, el 29 en la cita previa de la Cervecería Catalana, pero las 19:00 h. me parece un poco tarde. Se me ocurre que quizá podríamos quedar con algo más de tiempo, a las 18:00 h., para poder charlar tranquilamente.
    ¿Qué les parece?, ¿quién se apunta?

    Comentado por: Onagro el 25/5/2007 a las 12:58

  • Venga, Provoqueen, copia el escrito de Grifo, en cualquier papiro que encuentres por casa. No lo olvides. Yo desde el mi templo haré lo debido con los súbditos que no quieran besar el suelo.

    @Grifo,
    Sabio amigo, nadie lo haría mejor que usted. Recrearnos con esos magníficos paisajes que usted contempla, y hablarnos de lugares mitológicos como Barcelona. Tiene razón, es un lugar muy muy lejano.
    Besa a usted las plumas timoneras que seguro le sirven para llevar la tinta de su saber hasta nuestros sencillos ojos.

    Isis hija de Geb y Nut

    Comentado por: Isis el 25/5/2007 a las 12:40

  • "Con que no creo en la mia que es la verdadera voy a creer en la vuestra" @Maleas :) ésa me la apunto, je, estaré preparada para la próxima visita inesperada. Además también sirve para la telefónica.
    @Ortega, el papel es suyo, sin discusión. El del gato, claro.
    @Chiqui,(?)esa interrogación la ha situado en el punto exacto donde debía, para expresar su incertidumbre interior. ¿Quiere también algún papel en la obra? Elija y es suyo.
    Saludos, criatur@s.

    Comentado por: Piel el 25/5/2007 a las 12:23

  • garcelán, te caiga como te caiga millás, la verdad es que le ha cazado

    Comentado por: belén malrollo el 25/5/2007 a las 12:00

  • Tod@s :

    Ayer pasé todo el día viajando en el coche de mi vecina 'Eugenia'. Estoy agotado. Por la tarde, llegamos, incluso, hasta Madrid, ¡a 65 kms. de nuestras casas...! Mientras ella compraba, yo me paseé por una calle, entre la gente, con la sensación desconocida de ser prácticamente como los demás. Se oía el Castellano, un idioma en el que logro seguir la conversación entera. Y fue maravilloso. Pero volvimos aprisa, obedeciendo al fuerte reclamo de nuestro medio ambiente. Al atardecer, avistamos el valle y nos situamos frente al circo monumental de las pendientes, erizadas de peñoneras, como un desprendimiento majestuoso, como los restos de una escena de violencia doméstica entre cíclopes. Había dejado de llover; y las últimas nieblas trazaban puentes de vapor plomizo entre gargantas y hondonadas.
    ...Ella me habló entonces de 'Cuenca'. Dijo que había estado en 'Cuenca'. Yo no lo creo. No imagino cómo se pueda llegar tan lejos. Ella decía que podía enseñar fotos. También llegó a decir que tenía 'amigos' en 'Valencia'...
    No sé qué significa 'Valencia'. Sé que es término del idioma, pero hay que distinguir. No hay nadie, nadie, que vaya y vuelva entre esto y 'Valencia'. Valencia debe de encontarse en la orilla de lo permitido. Probablemente quienes residan allí sean gentes de Aranjuez que ya no pudieron volver al Tajo.
    En cuanto a 'Barcelona'..., no existe. Está mucho más lejos que 'Valencia'. Barcelona no existe. En la literatura en castellano, 'Barcelona' denomina esa tierra mítica en la que se editan, y desde la que nos llegan, los libros como los niños de los años 50 vanían desde París.
    El 'Viaje a Barcelona' alude a ese tipo de experiencia heróica, chamánica, del que tantos psiquiatras se han ocupado con acierto.
    Nada sucederá en las tres dimensiones, podéis estar seguros. Es un capítulo más, y bien interesante, de nuestra saga literaria.
    Lo aviso porque he leído por ahí, al pasar, las tribulaciones de Chiqui, preguntando cómo llegar a Barcelona desde ¿Boston? (¿o es Chicago...?). Da igual: no es posible, Chiqui, porque 'Barcelona' no existe. 'Félix de Azúa' es un famoso personaje de la saga de Ortega. Y la presentación del libro sólo es una creación literaria. Pero es que tú tampoco estás en Boston. Estás, probablemente, en Móstoles y sin enterarte.
    En fin..., que ruego a los 'personajes' de la gran escena que, en su debido momento, hagan llegar a Félix de Azúa el más profundo de mis reconocimientos a su arte, inteligencia y buen gusto. Pero que lo hagan, si le refieren algo mío, en el más puro Egipcio clásico:

    'Salve, Féliz de Azúa, el Grande, el Señor de las Palabras de los Dioses,
    tú, que como Thot, haces arder la noche con tu Luna Llena:
    He aquí que Grifo se prosterna ante ti, elevando, sin que se le caiga,
    el Libro escrito con la Última de tus Sangres,
    y su factor RH de origen vasco;
    mientras que egipcios, nubios y hasta los sirios
    proclaman tus finezas cada uno en su lengua,
    aunque tú preferirías no oírlos.
    Mira: Ha ordenado tu padre Ra que Isis y Provoqueen te rodeen,
    de manera discreta,
    y hagan besar el suelo a cuantos levantan la cabeza contra ti.'

    Muchísimas gracias.

    Grifo
    (creo que voy a salir en gris, como el tiempo)

    Comentado por: Grifo el 25/5/2007 a las 12:00

  • Apuntes de tauromaquia
    Canutillo de la Vega.
    Novillero (19xx,20xx).Se desconoce si tomó la alternativa.Participó en diversas tientas por la Sierra de Madrid.Se retiró del Ruedo por razones que se ignoran.Su carrera taurina fué mas breve que la de el conde de Montherlant,que la truncó una cogida grave en Villarrobledo.Apenas toreó una temporada y media.

    Comentado por: maleas el 25/5/2007 a las 11:49

  • De Azúa,de los articulos de Félix de Azúa,lo que mas disfruto son sus referencias a momentos que ha compartido con hombres y mujeres,la mayor parte muertos.Recrea la imagen de Carlos Barral,de Juan Benet,de Manolo Vazquez,de Jaime Gil,de Ferrater.Trasmite la sensación que le producia cada uno.Su capacidad de observación y su memoria me situan en ese instante.
    Si tiene ocasión alguno de vds. el martes,preguntenle,por favor,aquello tan manido de:"¿Para cuando tus Memorias Felix?.

    Comentado por: maleas el 25/5/2007 a las 11:38

  • Prefiero el Millás irónico al sarcástico. No debería ensuciarse la pluma con esos temas.

    Comentado por: escarola el 25/5/2007 a las 11:31

  • El problema de negar la Religión,el sentido o la utilidad que pueda poseer a la vez que se denuncian sus consecuencias aberrantes se me antoja mas peregrino que el empeño de Don Quijote en derribar los molinos y loco estaba que hasta con la Iglesia topó.
    Mientras la niegas,la secta te pasa por debajo de las piernas.Lo dice Pascal,sin fé,se cae en la superstición.
    Me ocurre como a aquel paleto al que abordó una pareja de Testigos de Jehová,cuentan que les dijo:"Con que no creo en la mia que es la verdadera voy a creer en la vuestra".Aún que en ocasiones me encuentro proximo a aquel rabino del chiste que contó Ortega hace unos dias.

    Comentado por: maleas el 25/5/2007 a las 11:19

  • Al hombre Millás sólo le queda el hombre Aznar y el cazo. ¡Qué isla tan pequeña para obsesiones tan vastas como las del progre Millás! Vuelven el hombre... y los nubarros militantes con sus truenos en papel.

    Comentado por: GarCelan el 25/5/2007 a las 10:52


  • JUAN JOSÉ MILLÁS
    El hombre

    El hombre en cuyos mítines se gritaba Pujol, enano, habla castellano. El hombre que enseguida comenzó a hablar catalán en la intimidad. El hombre que casó a su hija en El Escorial. El hombre que se fotografiaba con puro, copa y pies encima de la mesa al lado del emperador del universo. El hombre cuya mirada competía en penetración, agudeza e ingenio con la de Bush. El hombre que al dar una rueda de prensa en tejano inspiró la mejor campaña antidrogas de la historia (así te ves tú, así te ven los demás). El hombre que al alba, con viento favorable, conquistó heroicamente la isla de Perejil. El hombre que se apuntó a una ocupación ilegal. El hombre que mirando a los españoles a los ojos aseguró: créanme, hay armas de destrucción masiva. El hombre que profetizó que aquella invasión criminal pacificaría la zona. El hombre que el 11-M, tras deducir lógicamente que el atentado era una respuesta a su apoyo a la guerra de Irak, mintió y mintió a los españoles, intoxicó a los directores de los periódicos y engañó a las cancillerías. El hombre que frente al mayor atentado de la historia de España no convocó el pacto antiterrorista. El hombre que montó una manifestación sin negociar el lema ni el lugar ni la hora. El hombre que tras la derrota del 14-M corrió a la tele para decir que él no había perdido las elecciones, porque el candidato era Rajoy. El hombre que se apuntó a la teoría de la conspiración. El hombre que en sede parlamentaria habló de desiertos y montañas (nevadas). El hombre del Movimiento de Liberación Nacional Vasco. El hombre del sabremos ser generosos. El hombre del terrorismo no se usa en la lucha partidista. El hombre del responsable de un atentado es el autor del atentado. El hombre del responsable de un atentado es Zapatero. El hombre que tras dejar el Gobierno se paseó por el mundo hablando mal de su país, como un embajador inverso. El hombre que de joven no se atrevió a llevar melena. El hombre que estuvo en contra de la Constitución y del divorcio y del aborto. El hombre de fuertes principios religiosos. El hombre al que nadie dice a qué velocidad se conduce ni cuántas copas se toman. El hombre que asegura que no votar al PP equivale a votar a ETA. El bodeguero mayor de Castilla. El marido de Ana Botella. El inspector de Hacienda. El hombre. Vuelve el hombre.




    Comentado por: maleas el 25/5/2007 a las 09:44

  • Piel, ese libro es uno de los favoritos de mi amiga (?) Francesca.

    Comentado por: CHIQUI el 25/5/2007 a las 08:34

  • Joaquinita, lleva la coleta que te reconozcamos! A Pla es fácil. Provoquen, de que color tienes el pelo? El mío negro y corto.
    Ortega, de verdad que tiene bigotillo...?

    Las mujeres en la librería? (me dicen que es excelente) y los hombres en la cervecería? Isis, no pasa esto por donde tu andas. Por qué la división. CuAntas mujeres va a haber?

    Comentado por: CHIQUI el 25/5/2007 a las 08:31

  • Gracias Joaquinita, tomaré un té de caramelo mientras leo a Alicia a través del espejo. No saben cómo me recuerda la historia a ustedes y a este lugar.

    Comentado por: Piel el 25/5/2007 a las 08:08

  • y yo no (en yate). Menos mal que queda alguien en este país a quien poder criticar sin represalias o pintadas en la pared.

    Comentado por: Piel el 25/5/2007 a las 08:04

  • Buenos dias Isis,
    Voy a ver si me recompongo con el zumo ese que me ha preparado. Tiene buena pinta. ¿es ecológico, verdad?
    Piel, hoy me duele la cabeza, disculpa si no me levanto, pero sírvete tu misma; hay te, café, zumo o cualquier otro manjar que desee tu cuerpo o tu espíritu, tu aliento de vida. Esto es mágico, y lo mejor es que luego no hay que recoger las migas…

    Comentado por: Joaquinita el 25/5/2007 a las 08:03

  • tipo materia

    CO ÑO !! el concierto !!! se me ha pasado , unas entradas ? mejor que vengan y me hacen los coros

    Comentado por: albert pla el 25/5/2007 a las 07:57

  • Soy partidaria de respetar cualquier idea que no se cuele en el espacio personal de los demás y que sea aceptada consciente y voluntariamente por quien la elige.

    Comentado por: Piel el 25/5/2007 a las 07:57

  • @Vernon, sí se captaba su tono irónico. Me apunto a un té de esos si me dejan ¿se puede?

    Lo de la hoja de la parroquia iba en serio, y había muchas más frases que no recuerdo; me la trajo un familiar que aún no volvía en sí. Saqué hasta alguna fotocopia para repartir a los compañeros del trabajo. ¿Sectas? bueno, sinónimo de escasos.

    Comentado por: Piel el 25/5/2007 a las 07:52

  • @ Vernon S.

    Gracias por el beso. El café riquísimo. En el fondo ha servido para decidirme. Tenía muchas dudas al respecto de ir o no ir, ir y no decir.., ir y mirar o mirar y no decir… bueno un lío. La que seguro que iba era la Serpiente, ahora ya está decidido. Iremos juntas.
    Normalmente les leo entre la mañana y el medio día. Pero las neuronillas son incapaces de hacer alguna conexión coherente hasta entrada la tarde. En realidad mis incursiones en el blog son aceleradas y casi delictivas. Cualquier día me pasa algo.
    Un saludo desde este terrible dolor de cabeza
    ¡uff!(veanme con una mano como apoyada en la sien, y me desplomo con mucha gracia en la chaise longue...)

    Comentado por: Joaquinita el 25/5/2007 a las 07:50

  • "En el siglo XVII el fiscal no habria tenido ese problema,el simple nombre de Religión los hubiese puesto en la hoguera" Ah ¿y eso es bueno? me da la impresión de que pretende decir que sí aunque supongo que usted se conforma con menos que la hoguera.
    "inculpar al disparate siempre que respete al Cesar lo que es del Cesar,resulta dificil" bueno, qué mas quiere? que aparte de dar al "invasor" su parte, le dé más?
    Recuerdo haber leído una hoja de una parroquia, actual, en la que se aconsejaba a los cristianos que fueran como "el burro de carga" obedeciendo a sus superiores porque si lo eran algún motivo habría para ello etc... No era una secta, otra palabra desvirtuada.

    Al fin, secta, tal como yo lo entiendo, es tan sólo una parte de la sociedad que vive acorde a otros valores que los imperantes en la comunidad en la que habita. Por lo demás, considero que cualquier sistema de valores es tan útil o absurdo como cualquier otro.
    También pagamos impuestos y el rey se pasea en yate. Ele.

    Comentado por: Piel el 25/5/2007 a las 07:46

  • @Maleas
    Yo con la iglesia cristiana tengo el síndrome de esto-es-el-colmo

    Comentado por: escarola el 25/5/2007 a las 07:40

  • @Joaquinita,
    No te preocupes, hoy he preparado también zumo en la licuadora. Naranjas de la china, manzanas de Blancanieves sin veneno, zanahorias de Bugs Bunny y limones del Caribe.
    Vernon S. pensaba que tomabas té para desayunar, mujer...
    Espero que hayan dormido como ángeles y lo vean todo con prístina luz, porque anoche sólo cabía reír ante... ufff
    Bonjour gaieté!

    Comentado por: Isis el 25/5/2007 a las 07:32

  • @ GarCelan

    No sé si ha captado que el tono era irónico. Comparto su indignación.

    @ Joaquinita

    Por supuesto que también hay café para usted. No la he nombrado porque ignoraba que fuera de las madrugadoras de azualandia. Un beso.

    Comentado por: Vernon S. el 25/5/2007 a las 07:31

  • Pla: Bien podría sortear en el blog unas entradillas para sus conciertos en Barna la semana que viene. Estírese un poco que los nicks acudiremos encantados a aplaudirle.

    Comentado por: Tipo Material el 25/5/2007 a las 07:30

  • @ortega Conjurados

    OK alli a las siete y vamos a pillar sitio , porque ayer me di cuenta que no solo leemos los que escribimos , parece una chorrada pero siempre pense que todo el mundo que leia escribia algo , asi que puede estar lleno de lectores anonimos del Blog , que diran quien es ORTEGA ? quien Provoqueen , Pla co ño no me lie porros en la libreria !!!! .

    Quiza me traigo a JUDITH


    Comentado por: albert pla el 25/5/2007 a las 07:27

  • Publicado por: Vernon S. | 25/05/2007 7:57:16
    Desde luego, a quién se le ocurre pensar divergente al dictado nacionalista; a quién manifestar lo que piensa; a quién hacerlo en Cataluña (o en las Vascongadas), mediante el lema de una campaña electoral, o en cualquier otra circunstancia de espacio, modo y tiempo. Sólo podía ocurrírsele al señor Riera y al partido que representa, Ciutadans. En Cataluña -por lo visto, y revisto, hasta el bostezo- si disientes no te atrevas a manifestarlo, mejor callado o como mucho susurrando el atrevimiento. Perfecto, si andas al calor de la horda gritando "Catalunya über alles!" ¡Para qué molestar la pesada digestión de la fiera! Hagan como El País, no se metan en líos; no vayan los escamots a trizar la ligera porcelana, desparramen el jamaicano y le estropeen el delicado consorcio. Y luego se quejan... ¡qué torpeza!

    Comentado por: GarCelan el 25/5/2007 a las 07:11

  • Ayer estuve en el Paraíso de Dante desde la voz de Josep Francesc Mira. ¡Mira que agustito! Una espléndida conferencia sobre Imágenes y narraciones de otra vida. Llegué tan divina y angelical que no los pude ni leer.
    Hoy me encuentro todo este revuelo sobre la presentación del libro, y que Vernon S. no ha contado conmigo para el café. Esto hay que solucionarlo ¡Ya! En ocasiones una mujer tiene que tomar los cuernos del toro (¿?), tomarse un par de burbujas, sacar tetamen y decir:

    @ Ortega, Pla Co(njurados)
    ¿19 h Cervecería Catalana?

    OK. (aunque sea a saludar)
    Bonjour Gaieté!!!!

    Comentado por: Joaquinita el 25/5/2007 a las 07:04

  • Gracias Ortega...45 minutos!!!!. Muchas cosas pueden pasar en 45 minutos n un avión. Aunque matemático me diría que no. Lo tengo que pensar...

    Comentado por: CHIQUI el 25/5/2007 a las 06:40

  • Unos desconocidos han pintado el portal de la casa de Albert Rivera, en Barcelona, con la advertencia: "Albert muérete. Fuera Ciudadanos", y lo han firmado como Terra Lliure.

    El presidente de Ciudadanos relaciona el ataque a su domicilio con la difusión de la campaña "Catalunya es Espanya", iniciada este lunes. El diario El Mundo la insertó, pero El País se ha negado a hacerlo, aduciendo confusas razones de estilo, según indica el líder de Ciudadanos.

    A quién se le ocurre utilizar semejante lema. Es una provocación. Y luego se quejan...

    @ Isis, Melusina

    Les he preparado el café con gran cariño. Jamaicano, además.

    Bonjour gaieté, a pesar de todo.


    Comentado por: Vernon S. el 25/5/2007 a las 05:57

  • @ Pla @ Co(njurados)

    ¿19 h Cervecería Catalana? A 50 metros de la librería. La conocerán por los camareros filipinos.
    Knudsen vendrá, aunque aún tiene los puntos de la operación. O sea, que los demás no tienen excusa. Y menos Chiqui, ya que ha venido desde Chicago, ahora no se rajará por 45 minutos de avión.

    Comentado por: ortega el 24/5/2007 a las 22:17

  • Señor Azua: Hoy he leido como hago siempre su escrito y fijese si seré zoquete que lo único que he entendido es que a usted el comunismo no le cae ni un poquito bien,que usted en el comunismo solo ve a jefes y tontos útiles y yo me pregunto ¿Acaso en una democracia todos los partidos y digo todos, no estan compuestos por esa misma clase de gerarquias,tontos útiles y jefes, jefes que se llevan el gato al agua?
    No pertenezco a ninguna clase de partido, soy totalmente apolitico sin embargo amo a mi tierra, su religión ,sus costumbres y respeto cualquier idea, a mis padres, a mis semejante y a mi Rey.
    Y ya para terminar ahi pongo mi web, de escritor sorprendentemente maldito....WWW.antoniolarrosa.com

    Comentado por: Antonio Larrosa Diaz el 24/5/2007 a las 22:13

  • Me parece que me veo jugando a un solitario el martes que viene. Espero que se tomen una caña a la salud de los que no podemos ir.
    Vuelvo del teatro, y los vecinos me dicen que Ortega se ha vuelto a echar un baile en mi salón. Que lo hace usted muy bien, pero que la próxima vez quieren entrada de primera fila.
    Para variar, he visto una obra griega, actual esta vez, sobre los maltratos a las mujeres, sobre la culpabilidad y los celos. Era una comedia; si no, nos habríamos cortado las venas todos allí mismo. Muy buen nivel estos griegos modernos, no le tienen nada que envidiar a Eurípides. La tradición teatral sigue fuertemente arraigada. Lástima que el público chipriota no acabe de entender que es de mal gusto sacar fotos a los actores mientras hacen su trabajo, y peor aún que te suene el móvil, o incluso aplaudir en mitad de una escena. En fin, ya ni me cabreo.
    El final ha sido apoteósico. Mis vecinos de butaca me miraban extrañados ante mis risotadas: los actores bailaban en torno a una mesa, cual tribu africana o india invocando a Manitú; sonaba In the jungle. Ya saben lo que sigue: Vernon S. exorcizando las brumas de la madrugada con un golpe de caderas. Da gusto irse a la cama con una sonrisa de oreja a oreja.
    Buenas noches criaturas.

    Comentado por: melusina el 24/5/2007 a las 21:45

  • La fuerza de la Religión nace de esa dificultad,la que media entre la sumisión,sagáz,y el andar erguido.Parecen ser mas los que eligen el primer camino.La asunción de su status por parte de una mayoria de mujeres musulmanas,o el sindrome de Stocolmo,no serian sino una manifestación extrema de ese principio.
    La religión,como la prostitución,corresponden a necesidades humanas casi tan necesarias como el respirar,comer o dormir.
    En su grado de ortodoxia,asumidas mayoritariamente,son un elemento de integración que procura seguridad y prosperidad.
    La diferencia entre ortodoxia y heterodoxia,otra manera de ver la historia humana,es nuy tenue,una linea de sombra.Hace ya unos años,casi de todo hace ya veinte años al menos,un magistrado de lo penal y sin embargo amigo,me comentaba las dificultades que tenia el fiscal de su Sala para encausar a la Iglesia de la Cienciologia,gentuza con evidencias de falsedad,manipulación de conciencia,apropiación fraudulenta,evasión de impuestos y otras menudencias.
    En el siglo XVII el fiscal no habria tenido ese problema,el simple nombre de Religión los hubiese puesto en la hoguera:hubiesen sido competencia del Santo Oficio,tan citado como poco conocido en los ultimos siglos.
    Desde la posición del Derecho Civil ,fuente primordial de derecho,inculpar al disparate siempre que respete al Cesar lo que es del Cesar,resulta dificil.Otras sectas catolicas con conductas civiles semjantes,el Opus el primero,adoptan comportamientos semejantes,eso si,con menos glamour,donde esté Travolta o Cruise,que se quiten los burritos de Dios.

    Comentado por: maleas el 24/5/2007 a las 21:42

  • Juraría que la hija secreta de Lenin es Enea. Perdón si me equivoco.
    Ridículo que usted se meta en esto!
    Buenas noches a todos!!

    Comentado por: CHIQUI el 24/5/2007 a las 21:38

  • MALEAS, I GOT IT! “Más grande será la caida” Estoy tan cansada y con falta de sueño. Todo por culpa del Corte inglés. Me he pasado dos días paseando por ahí y escuchando las conversaciones de las dependientas. !fascinante! Nada parecido a los EE.UU.

    Comentado por: CHIQUI el 24/5/2007 a las 21:33

  • Ridiculo haga usted lo que quiera pero no condicione todo a los otros

    Comentado por: la hija secreta de lenin el 24/5/2007 a las 21:30

  • LA VERDAD es que, si Knudsen no va; para qué voy a ir yo? El ha dedicado tanto a el mantenimiento del blog que si él no va no creo que yo vaya...sería ridículo. Ya me diras Knudsen!. Chiqui.

    Comentado por: CHIQUI el 24/5/2007 a las 21:26

  • Gracias Cristóbal. Me gusta ese nombre, quizás algún día te diga por qué.

    Comentado por: CHIQUI el 24/5/2007 a las 21:21

  • Yo no puedo ir, trabajo hasta las tres y el AVE no llega aún a Barna. Tú decide por ti.
    Knudsen preguntó si se presentará el libro en Madrid. Nadie, que yo sepa, ha contestado.
    Me quedo con tu @. Si se presenta en Madrid te escribo.




    Comentado por: Cristóbal el 24/5/2007 a las 21:12

  • Maleas qué es eso de MGSLC. Me recuerda lo que los chinos le ponen a la comida...menuda la alergia que me da, como si me explotara la cabeza.Ya ve mi ignorancia...un poco menos que la de Don Antonio. A ése no hay quien lo supere, aunque es listo!

    Comentado por: CHIQUI el 24/5/2007 a las 21:07

  • @Maleas,
    Es usted genial.
    Buenas noches
    Un abrazo
    PS: Todavía me estoy riendo.

    Comentado por: Isis el 24/5/2007 a las 21:03

  • Maleas, nunca lo creí pedante...por dios!

    Comentado por: CHIQUI el 24/5/2007 a las 21:02

  • Creo que Chiqui se merece un papel en MGSLC.Parece un personaje sacado de mioJardiel o de Wilde.

    Comentado por: maleas el 24/5/2007 a las 20:59

  • Cristóbal, explícate mejor. Voy o no voy? Vienes o no vienes? Yo soy muy simple y directa, no me gustan los rodeos. Contéstame! COmo que no le han contestado a Knudsen si prácticamente lleva la mitad del blog!

    Comentado por: CHIQUI el 24/5/2007 a las 20:59

  • No Chiqui,lo de Gardenia iba por Provoqueen,en memoria del Gardenio de El criticón.Ya sabe en lo de Azúa abundan los pedantes.

    Comentado por: maleas el 24/5/2007 a las 20:56

  • CHIQUI@
    La nombro representante (me siento poderoso tras el "Huésped de las nieves" y Fred Astaire) de los lectores silenciosos que tienen todos estos nicks. No vivo en Barcelona. No han contestado ni a Knudsen ni a tí sobre si se presentará en Madrid. Menudo problema entonces... no sé si quiero saber cómo son. Tantas imágenes unidas a esos nombres.

    Comentado por: Cristóbal el 24/5/2007 a las 20:49

  • provoqueen

    Quedamos antes no ? y vamos juntos a La central ,

    Comentado por: albert pla el 24/5/2007 a las 20:41

  • No chiqui,la licenciada en Sociologia de las religiones por la Sorbone es Provoqueen.Buen viaje y quien a buen arbol se arrima...No se olvide de la camara digital,la mia,le he dado mucha marcha y está en el hospital.
    Disfrute Barcelona que aún que no es ya tan bona,con esta tribu me da que sera tambien bona.

    Comentado por: maleas el 24/5/2007 a las 20:36

  • GRACIAS Provoquen. Cómo os voy a reconocer? por qué no me mandas un correo y me dices cómo vas y dónde te quedas. Prometo no ser una carga. Suelo ser independiente una vez que sé que no me están tomando el pelo. Me fío de ti. Claro, no te preocupes si no te apetece, Estoy intentando convencer a Hanako (zenobia) creo que nos lo pasaríamos muy bien.No tengo mucho tiempo para pensarlo, pero lo pensaré. Gracias

    Comentado por: CHIQUI el 24/5/2007 a las 20:32

  • La religión es hija del misterio que envuelve la existencia y la necesidad humana de explicarlo.Nace de la misma fuente que la filosofia,pero su camino es diferente por que en una se rige por el principio de autoridad y la otra por el de libertad.Habida cuenta que el camino de libertad es mas arduo que el de sumisión,queda claro quien tiene mas adeptos.No significa esto que todos los caminos de la filosofia hayan sido trigo limpio,pero al menos en el principio asi es.
    La pretension del maestro de Ratisbona de sintetizar ambas vias me parece legitima,pero espúrea.La sombra de Giordano Bruno en la hoguera no los abandona.No basta con pedir perdón,una de las mayores perversiones de la moral catolica.Al menos a mi,no me sirve.

    Comentado por: maleas el 24/5/2007 a las 20:29

  • GRACIAS Provoquen. Cómo os voy a reconocer? por qué no me mandas un correo y me dices cómo vas y dónde te quedas. Prometo no ser una carga. Suelo ser independiente una vez que sé que no me están tomando el pelo. Me fío de ti. Claro, no te preocupes si no te apetece, Estoy intentando convencer a Hanako (zenobia) creo que nos lo pasaríamos muy bien.No tengo mucho tiempo para pensarlo, pero lo pensaré. Gracias

    Comentado por: CHIQUI el 24/5/2007 a las 20:29

  • @Chiqui, claro que es cierto, es un acto público, la presentación de los libros del blog el boomeran. No se entra con invitación, que yo sepa, así que puedes estar sola o rodeada de gente, depende de las ventoleras que le den al público ese día, no hay que incluirte ni dejar de hacerlo: te plantas allí y ya está. Si quieres y/o puedes, claro.
    Yo estaré allí, en la librería Central de la Calle Mallorca, el 29 de mayo a las 19h30, si los transportes madrid-barcelona u otra catástrofe natural no me lo impiden. La reserva de hotel ya la tengo.
    Del modelito ni idea, la verdad es que ni lo había pensado, pensaba ir como siempre. Ponerme una pegatina de ccoo me parece excesivo, ¿no? No quisiera amargarle la tarde a Félix.

    Comentado por: provoqueen el 24/5/2007 a las 20:20

  • Pla. Gracias. Yo sé que no me haría una mala jugada.

    Comentado por: CHIQUI el 24/5/2007 a las 20:16

  • la zona es la del ensanche no coja ciutat vella esta mas lejos , pero bueno es una parada en metro

    Comentado por: albert pla el 24/5/2007 a las 20:13


  • Juan, usted y yo pensamos igual. Además me fío de ella! Gracias

    Comentado por: CHIQUI el 24/5/2007 a las 20:12

  • Maleas, me está comparando con la gardenia...si es así no voy. Esa sería la respuesta definitiva a mis dudadas. Aclare eso, es posible que nos hayamos cruzado...

    Comentado por: CHIQUI el 24/5/2007 a las 20:09

  • CHIQUI hace usted bien recurriendo a PROVOQUEEN. Ella es de Madrid y dijo que habia buscado un hotel para ir a Barcelona, así que la puede ver antes de dar un paso en falso.

    Comentado por: Juan Tanamero el 24/5/2007 a las 20:07

  • Pobre gardenia que en sed de conocimiento se encamina a la Sorbone en su busqueda.Es joven y no conoce las invectivas que Erasmo,el de Roterdam,mas aceradas,florentinas,las de su amigo el valenciano Juan Luis Vives,mas divertidas,los conocia mejor,las de Rabelais,a los Doctores de la Sorbone.Los pintan de todos los colores.
    Si al menos vivió Paris,que dicen que bien vale una licenciatura,al menos el valió la pena.

    Comentado por: maleas el 24/5/2007 a las 20:01

  • La presentación del libro será el día 29 de Mayo en "La Central" Calle Mallorca 237, Barcelona. A las 19:30, y será presentado por Eduardo Mendoza.

    Se lo confirmará Provoqueen.

    Comentado por: Isis el 24/5/2007 a las 20:00

  • Maleas, por favor, esto es importante. Espere un poco

    Comentado por: CHIQUI el 24/5/2007 a las 19:59

  • Isis, no tengo sonido en el ordenador portátil. Para los que estáis en Barcelona no tenéis mucho que perder. Yo me tengo que mover de Madrid, después de haber venido de EE.UU. y luego llegar allí y conoceros...Me da un poco de corte. Como vais los de Madrid? voláis, en tren? Dónde os quedáis? Ni siquiera se dónde es la presentación. Ya que no se me había pasado por la cabeza ir, aunque alguien me animaba a hacerlo...Uff. HELP!!!! PROVOQUEN, ayúdame. No sé por qué recurro a ella.

    Don Félix, yo creo que nos lee, dígame, por favor el hotel más barato, pero decente, cerca de donde se hace la presentación. Recuerde que vengo de Boston, el pueblo más paleto en todo EE.UU. Se lo agradeceré. Si no me quiere ver, no me conteste. Lo dejo en sus manos!!!



    Comentado por: CHIQUI el 24/5/2007 a las 19:57

  • Dice Félix que en el fondo la gente de izquierda son una panda de santurrones que, diciendose ateos, en el fondo mantienen y perpetúan los valores cristianos de toda la vida de dios.

    No se si lo dice Felix o el gato,pero lo considero cierto.He conocido,recuerdo casos de algunas,me lo hacia observar un amigo,que la misma devoción con que leyeron el Ripalda abordaron la lectura de otros catecismos,digase Jung o el Libro Rojo.El ejemplo esta reciente,la Plataforma contra la regularización juridica de la prostitución creo que puede servir.
    Acerca del sentido de irresponsabilidad de la ultima filosofia francesa,para que citar a Althusser,Azúa conjetura remitiendose al Regimen de Vichy,a lo ocurrido en aquel periodo negro de la historia de Francia que los divanes seudofilosoficos no ha acabado de enterrar.
    Podria remontarse algo mas en el tiempo para detenerse en el caso Dryfuss.Es la ultima vez en que la herencia mas pura de lo que fue el sueño de la libertad republicana se deja oir en las voces de Zola o de Proust.

    Comentado por: maleas el 24/5/2007 a las 19:45


  • Ahora voy a hablar como el tecleador dejando un poco de lado el personaje , yo ire a la presentación y me hace ilusión conocer a las personas con las que llevo mas de una año conversando , asi que no se me ocurre dejar a nadie colgado en esto , lo idea para mi seria quedar un poco antes tomar algo ir a la presentación y luego si apetece picar algo , pero aunque parezca mentira madrugo bastante asi que mi noche no se puede alargar hasta las tantas , esta es mi idea , quien se apunte perfecto .

    Comentado por: albert pla el 24/5/2007 a las 19:40

  • @Félix,
    Deberíamos estudiar esa propuesta de Chiqui. Lo mismo por una vez no peleamos ¿O sí?
    O al menos unos kikos y unas birritas...

    Comentado por: Isis el 24/5/2007 a las 19:39

  • No sé, por qué no me lo explican? Que me escriba Provoquen, Estrella077@hotmail.com (me fío de ella, no se ofendan)
    Hanako (zenobia antes) me tiene convencida de que nada es real y todo es verdad en este medio. Yo debo ser un poco lenta...creía que estaban de broma...todavía lo creo. Besos.

    Dúchese Pla. La verdad es que si Azúa quiere que estemos allí es porque se va a despedir de nosotros. Hombre, para eso nos debería de pagar el viaje y el hotel, no?

    Comentado por: CHIQUI el 24/5/2007 a las 19:34

  • Chiqui,
    Y además la envidiaremos por siempre jamás.

    Comentado por: Isis el 24/5/2007 a las 19:34

  • Chiqui
    Yo, personalmente, creo que van en serio. Me parece que está sacando las cosas de su lugar. No creo que nadie aquí (salvo innombrables excepciones) diga de broma que irá a la presentación. Y si es usted la única, seguro que se lo pasa bien.

    Comentado por: Isis el 24/5/2007 a las 19:29

  • En serio ? no entiendo ? que quiere decir que es una quedada virtual ?

    Comentado por: albert pla el 24/5/2007 a las 19:16

  • Cómo que por qué no voy? Nunca me consideré una parte integrante del blog, ni tampoco sé si ustedes están de cachondeo o en serio. Que tal si voy y soy la única que me encuentro allí. No he visto ningún esfuerzo, por parte de nadie, en incluirme. Tampoco sé si estoy en la lista…
    Qué más puedo decir. Ah, sí, soy tímida. Si todo esto es real que alguien se comunique conmigo por correo electrónico. No quiero hacer de paleta una vez más por mi tonta ingenuidad. Dios mió, hoy sueno a Antonio de Larrosa…Ayer a Enea, tengo que dejar esto

    Comentado por: CHIQUI el 24/5/2007 a las 19:10

  • @Pla
    ¿Y si hace calor de verdad? Menudo lío.
    Los catalanes de toda la vida le responderán, ¡Digo!

    Comentado por: Isis el 24/5/2007 a las 19:10

  • el olor !! bueno entonces me duchare , que sino me reconoceran demasiado pronto , tres o cuatro manzanas antes

    Comentado por: albert pla el 24/5/2007 a las 19:06

  • @Pla,
    Y por el olor. No lo olvide.

    Comentado por: Isis el 24/5/2007 a las 19:02

  • Chiqui

    Usted ignorada , eso nunca por cierto recuerdos de francis black , yo me encargo de la pregunta .

    Comentado por: albert pla el 24/5/2007 a las 19:01

  • @Chiqui,
    ¿Cómo que no?, si yo la imaginaba en la presentación, fíjese. ¿Por qué no va?
    No ponga morritos.
    Un abrazo
    PS: de la Feria del Libro no sé nada.

    Comentado por: Isis el 24/5/2007 a las 18:59

  • @Ortega,
    Qué va, está perfecto para la ocasión. Si no se lo pone ahora se apolillará esperando otra Boda Real. Lo único Over que le veo es la chistera, si se sienta delante de alguna persona bajita, pero por lo demás, nada, llévelo ya a la tintorería.

    Comentado por: Isis el 24/5/2007 a las 18:56

  • PARA TODOS: Sería alguien tan amable como para preguntarle a Don Félix si va a venir a la Feria del Libro de Madrid?
    No quiero pedir más, últimamente veo que me ignoran...no problem...algo he debido hacer o decir...estoy segura, Pero llevo un año leyéndolos! no cuenta eso para nada? Uff, si no digo esto reviento.Chiqui

    Comentado por: CHIQUI el 24/5/2007 a las 18:53

  • @Ortega,
    Exactamente así lo imaginaba. Tengo la carne de gallina.

    @Advertencia para despistados: Es un ejemplo a seguir, no vale gritar ¡Yo soy Kirk Douglas! o Todos somos Goytisolo, por ejemplo, ¿eh?

    Comentado por: Isis el 24/5/2007 a las 18:33

  • Me ha avisado el gato, que está en todo. La isla parece desierta, me ha dicho. Y era cierto. Silencio. Enseguida he comprendido el porqué. Todos están parados frente al armario pensando qué se pondrán el día 29. No pasa nada, se dicen para animarse los más tímidos mientras hojean las mangas de color oscuro. Otros en cambio tienen sobre la cama el modelito aquel todavía con la etiqueta colgando. O me lo pongo ahora o se pasará de moda, piensan.
    Mientras, todos, ensayan qué dirán y sobre todo cómo sabrán quién es quién.

    Muy fácil, y reconozcan que tienen mucho que agradecerme llegado este momento. No tienen más que olfatear a todos los presentes y cotejar el aroma con la lista de perfumes confesados aquí. En el caso de Chiqui, si va, no huele a nada, lo que les hará acercase más, llenos de extrañeza, y se toparán con unas enormes gafas de sol anti-fotofobia y un enorme bolso. En el caso de encontrarse con más de una personas con el mismo perfume, no pregunten, miren. Si huele a abril aunque sea mayo seguro que es Provoqueen. Si lleva bigote no es Ortega, por ejemplo. Si lleva una camiseta naranja será Larrosa o será un clavel. Si les impresiona por su porte y sus crines... no lo duden, es knudsen; aunque hay otros rubios, pero con aroma afgano y estarán próximos a uno al que todos están pidiendo autógrafos: Pla, por supuesto. Si es delgado, alto, metrosexual y despeinado... pues sí, es Vernon S. Si flota es Joaquinita y si ven a un flemático con dos bolis bic... ¡Claro! es Vic. Sean sagaces no pierden nada.

    No olviden mirar en las últimas filas, allí estarán los del miedo escénico y Coco con Manolo porque no puede ir más deprisa. Tal vez un animal mitológico les observará desde algún lugar sombrío, pero no es seguro.

    En caso de desesperación, eso sí, busquen con la mirada un jersey rojo con cremallera y dígale su nombre ¡Grítenlo! con dos cohones y añadan ¡Soy un conjurado! Y seguro que, poco a poco, desde un silencio sobrecogedor, otros, se irán poniendo en pie, muy serios diciendo:
    O Captain! my Captain!

    Comentado por: Isis el 24/5/2007 a las 17:32

  • @ maleas,

    gracias, hermano. Mi buena suerte es tener amigos como Vd.

    Comentado por: knudsen el 24/5/2007 a las 17:32

  • Knudsen
    A proposito de lo de la mala suerte creo que tiene razón Salomón cuando en el Libro de la Sabiduria afirma,que aún que las estrellas marquen el destino de los hombres,algunos de ellos son capaces de neutralizar ese influjo y escapar a él.
    Creo que vd.al menos está en ese camino.No es poco.

    Comentado por: maleas el 24/5/2007 a las 16:45

  • Diga que si provo, "a dios rogando y con el mazo dando".
    Por mi parte no hacia falta ninguna disculpa, al contrario, da gusto leer a personas que piensan, y es que supongo que hay momentos para todo.

    Comentado por: playboy el 24/5/2007 a las 13:16

  • Bueno, antes de irme, hola @Provoqueen, casi no me atrevo a saludarla; cuando tengo yo uno de esos días efectivamente es más prudente no hacerlo pero en fin. Un abrazo.

    Comentado por: Piel el 24/5/2007 a las 12:34

  • Visito un blog ruso.
    Tiene el mismo sistema anti-spam que éste: hay que copiar unas letras ligeramente distirsionadas.
    Son éstas: v o d k a

    Comentado por: ortega el 24/5/2007 a las 12:30

  • Alejandra Pizarnick se habla a sí misma en ese poema, habla sola consigo. Cuando terminé de leerlo me pregunté ¿se suicidó? Por lo visto no se sabe. Yo diría que parecería probable a tenor de sus poemas; sin embargo, cuántas veces se sorprende uno cuando conoce a un autor.
    He empezado con Alicia, capítulo I, bien! me he vuelto a enamorar. Esos gatitos.

    "Savater no tiene un problema personal" También me ha gustado el artículo de Azúa publicado por Ortega que empieza hablando de Barthes. A juicio rápido, diría que el hombre del otro día, en la entrevista sobre la guerra, correspondería bien a una filosofía "barthiana". Coincido con "@Knudsen", en eso. El otro, publicado por ¡Félix de Azúa! aún no lo he leído.
    Bye, ahora sí, creo que por hoy, definitivo.

    Comentado por: Piel el 24/5/2007 a las 12:22

  • Alejandra Pizarnick se habla a sí misma en ese poema, habla sola consigo. Cuando terminé de leerlo me pregunté ¿se suicidó? Por lo visto no se sabe. Yo diría que parecería probable a tenor de sus poemas; sin embargo, cuántas veces se sorprende uno cuando conoce a un autor.
    He empezado con Alicia, capítulo I, bien! me he vuelto a enamorar. Esos gatitos.

    "Savater no tiene un problema personal" También me ha gustado el artículo de Azúa publicado por Ortega que empieza hablando de Barthes. A juicio rápido, diría que el hombre del otro día, en la entrevista sobre la guerra, correspondería bien a una filosofía "barthiana". Coincido con "@Knudsen", en eso. El otro, publicado por ¡Félix de Azúa! aún no lo he leído.
    Bye, ahora sí, creo que por hoy, definitivo.

    Comentado por: Piel el 24/5/2007 a las 12:18

  • El problema con la izquierda (entiéndase: los que pensamos que una convivencia justa no es imposible ni ideal, aunque tampoco es real salvo con mucho trabajo, claro) no es que sea idealista. El problema es que es "lo que hay que hacer".

    Hace unos días Piel me preguntaba qué estaba dispuesta a hacer para perseguir mis ideales (en el sentido de "hasta qué punto estaba dispuesta a saltarme las normas por lo que yo creía un fin más alto"). Me quedé pensativa un rato, había algo que no me cuadraba. Al final respondí algo estúpido: "lo más vandálico que recuerdo haber hecho es tirar un teléfono por una ventana".

    Ahora lo sé. Lo que no me encajaba es la palabra "ideal". ¿Qué ideal ni qué hostias? No son ideales, es mandato constitucional, imperativo legal, porque vivimos en un país democrático y nos gusta que así siga siendo. Los trabajadores tienen derechos. Y si, saltándose la ley, su jefe se los racanea, pues hay que restituirlos. No es ningún ideal, es puro derecho laboral. Si fuese un ideal a lo mejor (yo al menos) ni me lo plantearía.

    Es como pasar la aspiradora en casa. Ojalá no hubiera que hacerlo, ojalá se hiciera solo. Pero hay que hacerlo. Son labores de mantenimiento. Sólo persigue la comodidad de todos los que habitamos en la casa / empresa / pais / aldea global.

    Dice Félix que en el fondo la gente de izquierda son una panda de santurrones que, diciendose ateos, en el fondo mantienen y perpetúan los valores cristianos de toda la vida de dios.

    Pues quizá sí, pero al menos en mi caso, sin fe ni esperanza ni caridad. Sólo curro. "Cuestión de tiempo, gente, dinero, y en unos cincuenta años..." como en el anuncio del Smart.

    La caridad se acaba en el momento en que la redistribución de la riqueza deja de estar al cargo de la iglesia y se integra en la ley, y corre a cargo de la hacienda pública. ¡Qué grandes cristianos, los inspectores de hacienda! ¡Unos santurrones que, diciéndose ateos, mantienen los valores cristianos!

    La meta de toda religión debería ser la autoinmolación a manos de su hijo parricida. La hija parricida del cristanismo es la democracia.

    Me declaro atea, arreligiosa. Mi interés por la religión se limita a cierta curiosidad académico-intelectual, curiosidad por algo que no comprendo.

    Las religiones tienen que acabar. Pero no porque sus propuestas (algunas) no sean válidas para la convivencia o lo hayan sido alguna vez, sino porque sus herederos, ya ateos, han estirado la mano y han recogido el testigo que se les ofrece desde el Olimpo, y han bajado todas esas olímpicas quimeras a la Tierra. Una vez de vuelta aquí abajo, de donde nunca debieron haber salido, se acabaron los dioses.

    Por supuesto que se puede ser ateo y de izquierdas, y ser heredero de valores cristianos. Por ejemplo, se puede ser un inspector de hacienda ateo, y de izquierda.

    Se es ateo desde el momento en que se agarra a los dioses por la solapa y se les dice: "pero vosotros qué co ño hacéis allá arriba, en las pu tas nubes, so gilipollas, estúpidos. Aquí abajo es donde hay que estar."

    Se puede dejar atrás una religión de tres maneras:
    a) bien porque se reniegue de la cosmo/socio-visión que propone;
    b) bien porque otra cosmo/socio-visión más acuciante se impone, dejando la anterior en segundo plano cual herida mal curada;
    c) o bien porque sus dioses han bajado a la tierra en foma de inspectores de hacienda (por ejemplo), y entonces se la abandona por ridícula, por superada y a otra cosa mariposa, por ya inservible.

    (Bueno, hay otra, que es el exterminio de todos los curas y todos los adeptos, pero no es tan buena; como Terminator, siempre se restituyen y vuelven con más fuerza; no es aconsejable)

    Quien quiera puede poner en su casa un altarcito con una figurita del ministro de hacienda, y unos santitos/inspectores de hacienda, y rezarles para que hagan bien su trabajo y no permitan el fraude y que el ministro y todos sus ángeles hagan bien su trabajo de redistribuir bien la riqueza. En virtud de la libertad religiosa, estaría en su derecho. No conozco mucha gente de izquierda que lo haga. Sí conozco a gente de derechas que hace algo parecido... pero su ruego suele ser el contrario).

    A lo mejor es de estos de los que se ríe Azúa. De estos yo también me río.

    (@Todos, y en especial @Félix, perdonen el vómito, el exabrupto, es que hoy no es mi día).

    Comentado por: provoqueen el 24/5/2007 a las 12:06

  • @ maleas,

    nada de memorias, amigo, yo vivo (y bebo) para olvidar.
    Ya sabe Vd., "gente con mala suerte"

    Mañana torea Hermoso de Mendoza en Las Ventas. Menos mal que va a llover la mundial porque me han pedido 450€ del ala por dos localidades (grada de sol) ¿Usted cree que hay derecho?
    El domingo pienso votar a quien haya prometido acabar con la reventa.
    Un abrazo



    Comentado por: knudsen el 24/5/2007 a las 11:16

  • Estaba hace un instante leyendo en el jardín a Sir Steven Runciman y, no habiendo pasado aún de la nota previa, me he sentido observada por un gato (el pequeño y naranja). Al mirarlo me ha parecido escuchar claramente que me decía "Al final me quedé sin alita de pollo, ¡El asedio del Sultán!"
    Llevo un rato buscando qué darle y pensando dónde ponerlo para que no aparezca el otro gato, grande, fiero, sucio...
    El libro parece muy interesante ¡Y ameno!
    -¿Restos de macarrones con atún?
    -Vale.
    -Pues déjame leer.

    Comentado por: Isis el 24/5/2007 a las 10:51

  • Lo que debería estar prohibido no es la prostitución sino la explotación.

    Comentado por: Piel el 24/5/2007 a las 10:06

  • @Melusina,
    Como la vida misma... de Bridget Jones.

    Comentado por: Isis el 24/5/2007 a las 09:44

  • “a menos de que una manía de originalidad y desdén, muy justificable en estos tiempos, le lleve a la acción extravagante y generalmente pretenciosa de leer el prólogo, finalizada la lectura de lo prologado”. Suelo hacerlo así, porque si no te cuentan el libro antes de leerlo y, sobre todo, te lo explican. Prefiero que lo hagan después de haberme formado una idea y sólo contrastar en vez de ser dirigida. Pocas veces, muy pocas, tengo la sensación de lanzarme a un vacío. Normalmente has oído el nombre del autor, alguna crítica, algo sobre el argumento… que sin saberlo te lleva guiada de la mano. Aún así prefiero enfrentarme al vacío, sólo es un momento, a un prólogo insulso. Me gustan sólo algunos prólogos, siempre al final, los que son amenos y nos presentan, aportando algo nuevo, la figura del libro y el autor. Nuevas perspectivas.
    Me gusta esta visión: “Un verdadero sistema de defensa” que no coincidiría con lo que a mí me parece un prólogo interesante. He de reconocer que, a veces, ni siquiera los leo (siempre después de haberlo intentado).

    Comentado por: Piel el 24/5/2007 a las 09:39

  • Hola Criaturas, me obligo a saludarles antes de salir de la cuadra como un caballo desbocado. Un poco de contención, ponerse las riendas?
    @Escarola, quizás sí me haya obsesionado temporalmente con ese cuadro, probablemente lo esté contemplando con más atención de la que nunca le haya prestado y enamorándome de él y del pintor. No me importa mientras no duela, si empieza a arder se deja. Supongo que los enigmas despiertan alguna inquietud, alguna búsqueda, más allá del objeto del que se sustentan, que les sirve de cauce durante un tiempo y de pronto se apagan, captada y prendida la atención en alguna otra pregunta. De todas formas, hay cosas que es mejor no conocer; llega un momento en el que se llega emocionalmente a esa conclusión. No con el intelecto, el intelecto es impersonal, amoral, vasto y extenso; todo cabe en él, no así en el corazón.
    Gracias por poner aquel enlace sobre el otro, el otro cuadro, me halaga además de instruirme; vaya! no lo hago tan mal para un aficionado. (Jm, pequeño resoplido, yo también echo algo de humo a veces por las fosas nasales). Por cierto, @Grifo (no sé por qué me he acordado de usted) sepa, desde una visión yin, que lo hace muy bien – a pesar de su reconocida y supuesta incompetencia – en el papel de “pensamiento femenino”. Aún recuerdo un alegato que hubiese jurado feminista (con redoble de tambores), a no ser que se tratase de una apología de su mujer. Sigo viéndole, a pesar de ello, como un espadachín. Si tuviera que hacer un streaptease ante las criaturas, sería el de Catherine Z. Jones ante el Zorro, espadas en ristre. Yo perdería, por supuesto, el desnudo, casto, sería el mío. Otras criaturas hablan a mis oídos o cerca de mi boca, las más al aire donde todo queda colgado y todo puede recogerse como frutos de un cerezo; usted le habla directamente a mis entrañas, con el desconocimiento de mi cabeza que, perpleja, mira hacia abajo y observa sorprendida la conversación. Coincide con su observación de hoy respondiendo a Pozo y Numa sobre su participación aquí. La mía, en cambio, se aproxima más a la de Pozo, o eso cree esa cabeza, allá en lo alto, entre las nubes.
    @Montero, lo mejor es la polémica. Claro que si prefiere usted la contemplación callada. (me callo)

    Comentado por: Piel el 24/5/2007 a las 09:37

  • @No digo yo que no pueda ser así, Ortega, o todo lo contrario, quién sabe.
    Lo cierto es que es muy posible que existan cajeras de supermercados encantadas de serlo y otras que desearían ser estrellas de cine. ¿La necesidad? ¿El deseo?...
    Yo, sin ir más lejos, quisiera ser Elsa Pataky, pero mi hijo dice que una madre siempre es una madre.
    ¡Niños perversos!

    Comentado por: Isis el 24/5/2007 a las 09:36

  • Ortega:
    Sus matizaciones me parecen sutiles y pertinentes. Perdóneme, ahora estoy abducido por el trabajo y no puedo agregar nada más. No vaya a ser que yo también sea como la cajera, cosa por lo demás probable.
    Un saludo

    Comentado por: Catulo el 24/5/2007 a las 09:34

  • @ Tipo material

    Mis disculpas. Esa memoria...

    Comentado por: ortega el 24/5/2007 a las 08:54

  • @ Cátulo

    Tiene usted razón. Me expliqué mal. Cuándo dije "no hay más ley que nuestro deseo" me refería a la justificación habitual no a la descripción de los hechos.
    Naturalmente, en una relación sexual hay múltiples motivaciones. Una puede ser el deseo (sea eso lo que sea), otra el dinero (no exclusiva de la prostitución sensu strictu) y otras varias. Lo que quería decir es que si renunciamos al juicio moral sobre esas motivaciones, ¿por qué sólo nos parece mal la del dinero?
    Lo primero que se nos viene a la cabeza es: la prostituta lo es forzada por su situación, preferiría ser otra cosa. Pero esto no es exclusivo de ella. Es posible que la cajera del supermercado prefiriera ser estrella de cine.
    Ante esta situación sentimos el deseo de prohibir la actividad. Igual que nos gustaría cerrar la "sweatshops" con condiciones de trabajo infernales. Es lo que los economistas llaman un "lujo ético". Un lujo nuestro que pagarán otros. Nosotros dormiremos más tranquilos, pero quizás habremos privado a alguien de la opción menos mala de las que dispone.

    Comentado por: ortega el 24/5/2007 a las 08:52

  • @ Isis
    Just in case, casi que sí. Que luego nos pasa lo de siempre y liga una cuando va hecha un desastre. Y la ropa interior sugerente en el cajón...

    Comentado por: melusina el 24/5/2007 a las 08:51

  • *Pozo: ¿Pero va a haber epifanía azuánica, o no?
    *Vernon: Tiene razón, se me olvidó el Capsa, y eso que viví enfrente.
    (*Ortega: no se equivoque de Tipo).

    Comentado por: Tipo Material el 24/5/2007 a las 08:47


  • @ Ortega:
    "Conozco a, dadas mis inclinaciones, una mujer y al poco acabamos en la cama. Nada que objetar. Faltaría más. Somos adultos y no hay más ley que nuestro deseo.
    Pero, antes de despedirnos, le doy dinero. ¡Horror! ¿Qué ha pasado? ¿Por qué es el dinero el que lo estropea?"
    El único "horror" es que el dinero ya estaba presente -omnipresente- antes de iros a la cama. Y en la prostitución, vamos, no seamos ingenuos, el deseo de la prostituta es la necesidad de ganar dinero y no el Deseo...

    Comentado por: Catulo el 24/5/2007 a las 08:20

  • Un misterioso Félix de Azúa (se puede seguir su rastro hasta un blog) ha colgado el Prólogo de Azúa a Barthes de 1974.
    En el 2005, en El País, Azúa volvió a escribir sobre (a propósito) del libro.
    No me veo capaz de comparaciones, pero el Azúa de 1974 era ya muy culto, inteligente e ingenioso. Los pedantes ya lo seguíamos.
    Al de 2005 me atrevo a calificarlo de sabio. Por eso a veces me desconcierta.Naturalmente, para mi bien.
    Ustedes mismos:

    Borrón y cuenta nueva
    Félix de Azúa
    EL PAÍS - Opinión - 10-02-2005

    El azar ha querido que vuelva a leer un librito que hace 30 años dio mucho que hablar y que todavía figura en innumerables bibliografías universitarias. En 1973, cuando escribió El placer del texto, Roland Barthes iba a cumplir 60 años y le quedaban siete de vida. Estaba en el cenit de su prestigio como pensador. Aunque escaso de páginas, el ensayo causó cierto alboroto porque Barthes abandonaba el lenguaje formal estructuralista y semiótico para adoptar un punto de vista más próximo a Derrida, con el que osaba defender el placer (plaisir) y el goce (jouissance) del texto. Leído ahora mismo, uno se mesa la barba al constatar las trivialidades que entonces fueron tomadas con total seriedad. El ensayo entero no es sino una analogía alargada hasta la náusea del texto literario como cuerpo físico al que se puede azotar, morder, chupar o mortificar. Yo llegué a cometer un prólogo para una selección de escritos de Barthes en 1974 y ahora no alcanzo a entender el porqué.

    No estoy negando el interés, sea de curiosidad o de documentación, que pueda llevar a la lectura de Barthes, ni la desaconsejo, Dios me libre; sólo me asombro de la ligereza, la liviandad de un mundo intelectual, el de la Francia posterior a mayo del 68, tan evidentemente irresponsable, y me maravilla que Barthes, o Bataille, o Blanchot mantengan su presencia en la Universidad. Como lectura privada, casi diría "poética", y aunque el estilo almibarado, refitolero y pedantesco de estos manieristas pueda atacar los nervios, se comprende. Como pensamiento serio es imposible.

    Algunas frases de Barthes pierden todo su sabor cuando se traducen, pero no su vaporoso sinsentido: "Placer edípico (desnudar, saber, conocer el principio y el fin), si es cierto que toda narración (todo desvelamiento de la verdad) es una puesta en escena del Padre...". ¿Toda narración es una puesta en escena del Padre? ¿Un desvelamiento de la verdad? ¿Y en cambio no lo es un informe de la fiscalía, o la Constitución de los EE UU? En fin, no es sólo la banalidad del pensamiento lo que espanta, es también su afectación, su coquetería (herencia del peor Valery) y ese temor tan característico del mandarín a ser tomado por inelegante, por plebeyo. "Esos pelmazos que decretan la forclusión del texto y de su placer, sea por conformismo cultural, sea por racionalismo intransigente, sea por moralismo político, sea por crítica del significante, sea por pragmatismo imbécil...". Y así sigue hasta quedarse solo, como un Narciso de cartón con su espada de madera, rodeado de cadáveres imaginarios.

    En los detalles, en las frases sueltas, muestra ese aplomo de una generación a la que nadie ha criticado en serio, a la que nadie ha plantado cara y que se ha permitido todos los excesos verbales, políticos y morales. Son frases lapidarias, como sentencias en una lengua muerta, y a veces parece un Lucano sin inteligencia: "El escritor es alguien que juega con el cuerpo de su madre". O bien: "Entre adultos, la novedad constituye siempre la condición del gozo". O por ejemplo: "Lo popular no conoce el Deseo -sólo los placeres-". No hay que exagerar, fue la sociedad francesa entera, o su segmento más culto, quien aceptó estas banalidades como si fueran el fruto de un trabajo real, de una investigación rigurosa, de una tarea severa. En realidad, sólo eran ocurrencias de flanneur.

    Algunos mecanismos sociales se inventaron para corregir desvíos, chapuzas, errores, estupideces que pueden traer consecuencias muy graves a la población. El más eficaz es la competencia de los mandos y su inmediata sustitución cuando causan un daño. En Gran Bretaña (y sólo en 2004) hemos visto caer un par de poderosos periodistas por errores informativos. En los EE UU nadie admitiría que un técnico del Gobierno siguiera en el empleo tras provocar un derrumbe como el de Barcelona. Ni siquiera en Alemania se permitiría la permanencia de un político por cuya irresponsabilidad o inepcia se hubiera producido una severa pérdida de fondos públicos. La historia del AVE sería imposible en un país civilizado.

    Cualquiera que tenga el hábito de leer prensa culta anglosajona o alemana sabe a qué durísimo examen se somete cualquier ensayo filosófico, humanístico o científico en aquellos países. De Francia, sin embargo, mi generación aprendió la irresponsabilidad elegante, la inmoralidad chic, una premonición de la "vida cultural" como espectáculo de masas. Quizás esa debilidad, en un país como Francia, de soberbia tradición intelectual, viniera causada por la imposibilidad de juzgar públicamente la colaboración de las clases cultas con el invasor alemán. Al desprestigio de los intelectuales durante la ocupación siguió una política de sacralización indiscriminada.

    Lo que me importa subrayar es el alcance de esa irresponsabilidad. Barthes, como muchos de sus amigos o discípulos de la época, Althusser, Deleuze, Kristeva, Sollers, Pleynet, Sarduy, ¡tantos otros ya desaparecidos!, influyeron decisivamente sobre mi generación y acentuaron la tendencia a la irresponsabilidad secular en nuestro país. Hoy, desde el poder (y no me refiero a Zapatero y su equipo, como es lógico, pues son más jóvenes), la vieja generación se encuentra inerme frente a la crítica. No han sido nunca criticados en serio, y si alguien lo intentó, fue lapidado. He aquí su mayor debilidad, justo antes del retiro. Y ésa es también la razón por la que a cualquier reserva o desacuerdo sobre su trabajo responden con esa estupidez en forma de insulto: "¡Facha!". ¿Facha?

    En su imprescindible Koba the Dread (en español lo ha publicado Anagrama), Martín Amis se pregunta cómo es posible que todavía hoy, con toda la información que obra en nuestro poder, si alguien declara su simpatía por los nazis es razonablemente eliminado de la vida pública, pero si declara su simpatía por los comunistas bolcheviques puede incluso recibir aplausos. En su ensayo, Amis recoge sólo algunas de las más espantosas carnicerías del comunismo soviético. A ellas habría que añadir las de Mao, Fidel, los khmer rojos y las apenas conocidas del continente africano. Amis se pregunta por qué llamaban "facha" a su padre tras abandonar el partido comunista al conocer los asesinatos estalinistas, y quiénes eran, en realidad, los fascistas. Así pues, ¿quién es el fascista?

    Hace poco, en este mismo diario, un colaborador de todas las dictaduras menos una, Santiago Carrillo, se ufanaba de ser el único comunista que no se había equivocado jamás, ante la sonrisa complaciente del entrevistador. Como si fuera una figura del deporte, este hombre ni siquiera se tomaba en serio a los muertos. También puede suceder que no se hubiera enterado de nada, pero eso sería aún peor. ¿Los comunistas españoles estuvieron 40 años en manos de un incompetente?

    Mientras esta irresponsabilidad, esta moral acomodaticia no se remedie, no habrá una argumentación real contra el terrorismo, el cual recibe en España, por parte de la izquierda, un tratamiento casi delicado. Ni siquiera una ideología infame, como el etnicismo de Ibarreche y sus colegas sabinianos (ninguno de ellos ha renunciado al racismo de los escritos de Arana explícitamente), recibe el tratamiento que se merece, sino una comprensiva palmadita en la espalda cuando no el aplauso de la Cámara catalana entera y en pie o el decisivo apoyo de Izquierda Unida.

    Puede parecer exagerado pasar de Barthes a Ibarreche..., y lo es, porque Barthes era una excelente persona. Pero tengo para mí que la irresponsabilidad intelectual de los años setenta y la ausencia de una crítica que permitiera hacer balance y pasar página, es decir, determinar el presente mediante una definición recta del pasado franquista, ha conducido a la total irresponsabilidad administrativa y política de nuestra desorientada actualidad.


    Comentado por: ortega el 24/5/2007 a las 08:08

  • Falta un "tengo"

    Comentado por: escarola el 24/5/2007 a las 07:52

  • @Montero.
    Su obra recuerda sin remedio a lo que en mi dormitorio: Schiele. ¿Cuántas veces se lo han dicho?

    Comentado por: escarola el 24/5/2007 a las 07:50

  • ¡(aquí iría la palabrota), pues sí! y además que lo sostuviera Pereira.

    Comentado por: Isis el 24/5/2007 a las 07:40

  • Efaristo Poly poly, Melusina. Me lo pensaré detenidamente ¿Será necesario depilarse las corvas? Nunca se sabe cómo acaba una presentación. Ve, todo son problemas.

    Comentado por: Isis el 24/5/2007 a las 07:37

  • Pessoa: El único prefecio a una obra es el cerebro de quien la lee.
    Suponiendo que lo tenga. ¿qué nos insinua Isis?¿Que necesita lectores cerebrados?

    Comentado por: escarola el 24/5/2007 a las 07:37

  • Buenaass
    ¡Me asombra otra vez, Isis! ¡Con acentos y todo! No me pinche que estoy medio dormida todavía y el café tarda en hacer efecto.
    Venía pensando en el coche que por qué no se anima a ir a la presentación del libro. Podría dejar a la familia en El Corte Inglés; parece que se la cuidan bien. Yo me ofrezco a entretenerles un rato el domingo y el lunes, que tenemos fiesta. Me los puedo llevar al agro de excursión o la playa a chapotear. ¿Qué me dice?


    Comentado por: melusina el 24/5/2007 a las 07:18

  • @escarola,
    Lo que realmente me hace falta es un PRÓLOGO.

    Comentado por: Isis el 24/5/2007 a las 07:12

  • @Joaquinita,

    Así lo refiere Barral: “Yvonne había fundado una taberna marinera, L’Espineta, resucitando una botiga de mar con toneles en la Eixida, en la playa, no lejos de mi casa. Lo había hecho con la intención de ayudar a Danae y a su nueva familia, proporcionándole un trabajo de fines de semana y vacaciones. Esta taberna se convirtió enseguida, sin que nadie se lo hubiera propuesto, en punto de cita de raros y subversivos, en guarida de filósofos, con gran aprensión de las conformadas gentes del lugar (...) L’Espineta se llamaba así en memoria del antiguo trajo pescador, del barrio de los secaderos y las botigues de los pescadores pobres, los remitgers, barrio que estaba separado del resto de la población, en la parte de poniente de la playa. Espineta es el nombre de un guiso feroz, de un matahambre que se hacía antiguamente con salazón de espina de atún y era el más barato de los cocimientos pensables”.


    Comentado por: Isis el 24/5/2007 a las 06:31

  • @Vernon S
    ¿Escucha mi carcajada?

    Comentado por: Isis el 24/5/2007 a las 05:56

  • @ Tipo material

    Y “Las Violetas”, el “Informe para una academia” en el Capsa, Jordi Cadena sonriendo, la revista Camp de l´arpa, “La soledad del corredor de fondo” en el Alexis, Zeleste, Lou Bennett, el Pastís…

    @ Joaquinita

    Ay, Joaquinita, L´Espineta…

    @ Isis

    La palabrota de mi abuelo: ¡Redoxón!

    Bonjour gaieté

    Comentado por: Vernon S. el 24/5/2007 a las 05:52

  • ?a??µ??a , f????
    Me temo que hoy no voy a pasar de prólogo. Las resacas de palabras, ya saben.
    He dormido como una diosa, bien sûre, se ha colado un gato y ya se ha ido, entra el sol en forma de vientecillo. Sonrío al primer día del resto de mi vida ¿Era eso Grifo?
    Gracias atrasadas por mi cumpleaños Montero. ¿Qué pasó con la Champions league? Bueno,no es que me importe mucho.

    Comentado por: Isis el 24/5/2007 a las 05:41

  • Jo, cómo sois. Me voy un rato a poner orden en el firmamento y por la mañana me encuentro esto lleno de palabras que ahora tendré que leer.
    Voy a buscar un cenicero.
    @Vernon S., ¿Ese café es para mí? ¡Qué majo!

    Bonjour gaieté!

    Comentado por: Isis el 24/5/2007 a las 05:07

  • Las catequistas se empeñaban en explicarme que "la libertad conduce al libertinaje". Yo creo que en su acepción perversa el libertinaje es siempre hipócrita y no se escribe (en la escritura de Sade se convierte en "escritura"). La barbaridad precedente de mi colega músico, puesta en un contexto musical, me parecería una obra de arte sublime. Ocurre que en el blog nos sinceramos, presentamos esbozos, bocetos, como ya se ha dicho, mientras que otros se lo preparan todo para, como decía tipo de cógnito hace tiempo, tomar posición. Ya que a Pla le han faltado las fuerzas (y se comprende estando en este blog) de presentarlo como youtube, ¿por qué no tomarlo como texto, y proceder a una de esas virtuosas deconstrucciones que ustedes podrían hacer, en vez de descalificarlo y "juzgarlo"?

    Comentado por: Manuel Montero el 24/5/2007 a las 00:14

  • Felicidades atrasadas a Isis. Si empezamos con la cronología egipcia, es usted una gran dama, pero la imagino como la pinté, sólo que con el añadido quizás de una discreta máscara veneciana.

    Comentado por: Manuel Montero el 23/5/2007 a las 23:40

  • Maleas, ¿no será usted "de izquierdas", como diría Azúa (el de hoy día), para usar unos valores tan peyorativos en el campo semántico de lo femenino?

    Comentado por: Manuel Montero el 23/5/2007 a las 23:30

  • De pu t a s,putones y di-putadas si les parece hablamos mañana.

    Comentado por: maleas el 23/5/2007 a las 23:18

  • A Grifo. Usted me decía que yo sabía mucho, por haber citado un clásico de la literatura china, pero la que se están organizando ustedes con Velázquez me deja fuera de órbita. Y mira que antes de que empezase la cosa, no sé por qué, yo me había acordado del cuadro de Las Lanzas. Pero si va a ser objeto de polémica, lo dejamos.

    Comentado por: Manuel Montero el 23/5/2007 a las 23:16

  • Knudsen
    Aún que le presiento joven:¿Por que no va pensando en escribir sus memorias?.Las buenas se empiezan pronto.Me parece que material no le falta.

    Comentado por: maleas el 23/5/2007 a las 23:15

  • Efectivamente,como dice Grifo,la voragine de esto puede sobrepasar las posibilidades humanas.Reconozco que no leo ya todo lo que se escribe aqui o en todo caso hago una lectura rapida y contesto a lo que puedo.En ocasiones,la dinamica del medio,lo dificulta.
    Viene esto a cuenta del comentario de Ortega acerca de la guerra.Tal y como lo plantea distorsiona lo por mi planteado,tal vez de manera imprecisa.De acuerdo,el caso 1b,la guerra,entendida como guerra legitima la encarna Palas Atenea,protectora tambien de la filosofia,la Dama del buho.Mi comentario se referia a la guerra con apellidos,la ultima de Irak que creo que la mayoria de los presentes calificaran en el grupo 1a.Lo expresó claramente el hermano gobernador de Tejas del presidente Buhs cuando en una visita a España en visperas de la invasión dijo:Es algo bueno para España,haremos buenos negocios.Sin grandes luces,que no las tiene,el bueno del tejano,manifestaba algo que ha sido una verdad a lo largo de la historia de USA,las guerras en que ha intervenido siempre han producido una ola de prosperidad nacional,si exceptuamos Vietnan y ahora esta.Lo que no quiere decir que no se hayan enriquecido aun mas,algunos,creo que hay algun problema en las cuentas.En fin ya se sabe,el chocolate del loro.Que nos van a contar a nosotros esos americanos.

    Comentado por: maleas el 23/5/2007 a las 23:10

  • A Albert Pla, consuélese conmigo. Melusina y Maleas han dicho lamentable y vergonzoso. Quizás es que por escrito es un poco seco, abrupto. Pero con una guitarra eléctrica y una buena puesta en escena sería apoteósico, como puro arte, sin utilidad política ni propagandística, como se venía diciendo tanto aquí. Yo tengo un cuadro de unas amazonas tirándose pedos que a lo mejor le (te) interesa para la escenografía. No está en la web porque es invendible, o me lo ha parecido. Vamos que no sé dónde ponerlo, aunque le encuentro algo muy mío. Si tienes página web te lo puedo intentar hacer llegar en jpeg para que me digas que opinas. Ah, y del mismo año hay otro igual de grande que también haría un buen telón. Supongo que no corre prisa, yo soy nonchalant por la fuerza de las cosas. Un abrazo.

    Comentado por: Manuel Montero el 23/5/2007 a las 23:09

  • @ El Pozo y el Numa : Lo malo es que le comprendo demasiado bien en los motivos de su silencio. Vd. tiene que haberse regenerado. Me sucede el mismo cansancio de que habla Vd. Pero yo no me puedo alejar de aquí (¡no hasta ahora!) porque mi participación no está marcada por la investigación intelectual (Vd., según cuenta, leía, consultaba, investigaba, etc, para escribir aquí, en un trabajo concienzudo y a fondo). Yo me encuentro marcado, ante todo, por motivos humanos, afectivos, de sentimientos, etc... Y también por impulsos de creación literaria, de ensayo del estilo improvisado, de sesión de taller que tantos materiales logra hacer aflorar. No soy riguroso, no participo mucho, y he de cansarme menos que Vd. se haya cansado. Y, aún así, la carera de vértigo del blog me agota. No puedo seguirla. Me supera. Pero sigo y sigo, como una rémora, a destiempo, fuera de contexto... Y Vd. podría hacer igual. ¿Qué más nos da si investiga o no...? Nos importa leerle. Tómeselo con calma y esté, esté con sus amigos; y déjese caricaturizar por Ortega como le sugiere Provoqueen.

    Isis @ : Mañana será como su primer día de vida de hace ya unos años. También entonces se despertó, y se le acercó la luz hasta los ojos. Y Vd., con las pupilas dilatadas por el sueño, la reconoció como lo más afín a Vd. misma que habría de encontrar en este mundo.
    Saludos en su primer día completo de vida.

    @ Pla : Interesantísima noticia la de la publicación de la obra poética de Azúa. La estaba esperando (Farra, Lengua de cal, El Velo en el rostro de Agamenón...). Sin esta franja de su producción, el resto es incomprensible. Azúa escribe para hacer poesía, según y cómo, en el fondo, en el contexto, detrás del texto, entremedias de las palabras... Pero se es poeta o no se es.
    Leeremos.
    Saludos universales.

    Grifo

    Comentado por: Grifo el 23/5/2007 a las 22:44

  • Albert,es posible que hasta el Rey esté avergonzado.

    Comentado por: maleas el 23/5/2007 a las 22:09

  • Prólogo (¿Por dónde empezar?, Roland Barthes, Tusquets, 1974)

    Cuando me puse a pensar en este prólogo, de un modo u otro el prólogo ya había empezado. Paradójicamente, el prólogo se sitúa al final del prologuista y al principio del lector. Esa diferencia es, en sí misma, digna de analizarse, ya que pone de manifiesto que entre el lector del prólogo y el prologuista sólo, hay una diferencia: la lectura en potencia o la lectura en acto del texto prologado. Pero si el prologuista puede darse al prólogo finalizada la lectura, y el lector sólo puede hacerlo (a menos de que una manía de originalidad y desdén, muy justificable en estos tiempos, le lleve a la acción extravagante y generalmente pretenciosa de leer el prólogo, finalizada la lectura de lo prologado) antes de comenzarla, eso quiere decir que el prólogo es el puente que elimina el abismo entre el acto de abrir un libro y el acto mismo de leerlo.
    Esta banalidad sólo puede resultarnos especialmente obvia tras una prolongada adición prologuística que de día en día gana más adeptos. De hecho, la mayor parte de los libros que hoy se editan no son más que prólogos. Algunos de ellos son admirables prólogos que llegan a ser más voluminosos que el texto prologado, como esa deliciosa introducción a la lectura de Hegel, del maestro Kojeve. Sin embargo, no hay que hacerse ilusiones, por lo general. Estos prólogos no son sino sistemas de defensa. Defensa de su insignificancia para el novel, defensa de sus intereses para el editor del novel, defensa de su bolsillo o de su prestigio para el autor de prólogos (un prólogo, si no otra cosa, cuando menos asegura a veces falsamente que el prologuista ha leído el texto prologado, lo cual parece darle ciertas prerrogativas sobre la vida del futuro lector del prólogo) defensa, en general, de ataques exteriores al texto. Un verdadero sistema de defensa. Pero ¿de qué hay que defenderse? Sin duda se trata de defenderse de la lectura. En unos casos porque requiere una previa domesticación del lector, como en los inevitables prólogos a Lautréamont, o a Marx, o a Nietzsche y a toda esa jauría que compone nuestra imaginada reserva de agresividad. En otras porque es necesario vencer la desconfianza mercantil de los ciudadanos: es este caso muy general, pues el lector que cometa la torpeza de querer comprarse un libro de algún autor cuya lectura le han asegurado que es imprescindible, que es un clásico, que es un inmortal, que es una fuente de eterna dicha, pongamos por caso San Juan de la Cruz, se encontrará trágicamente con cuarenta o cincuenta ediciones; no le quedará más remedio que, como en los ritos administrativos, dirigirse a la recomendación y elegir aquella edición cuyo prologuista asegure, vagamente, cierta seriedad. Un caso muy curioso es aquél que tiende a quitarle importancia a la lectura, cuando un texto reputado por insoportable, digamos Finnegans Wake, viene a ser prologado por alguien cuyas virtudes intelectivas están al alcance de todo el mundo, un actor de teatro, un político joven, un, deportista. En tales ocasiones el prólogo actúa de incitador y de guiño, como diciendo «no es para tanto».
    Pero siempre como puente, como aquello que llena una brecha por la que se cuela el insidioso vacío. Porque lo insoportable es el vacío: o bien ya se ha leído el libro, o bien se está leyendo, o bien nunca se leerá, pero ese instante de estar a punto de leer sin haber comenzado todavía, es tan angustioso como cualquier división al infinito: ¿en qué momento comienza la lectura? ¿En el momento de la compra? ¿En el momento de abrir y hojear, tras aprenderse de memoria el título y el nombre del autor? ¿En el momento de acudir a la solapa, leer la biografía del escritor, siempre tan enigmática, de escrutar su borrosa fotografía?
    Para esta angustia viene el socorro del prologuista. Y se presenta como aquello que dulcemente,
    paternalmente, con ternura y vigor, llevará, al confuso comprador (cuyo espíritu conserva todavía la oscura sospecha de haber sido estafado) hasta la dorada puerta del primer renglón. Así aparece la, lectura original sacralizada por los pasillos y antesalas de la arquitectura dieciochesca, sobredeterminada por la suma de influencias y movimientos de los bedeles, asistentes, jefes de protocolo y ujieres (también alguna cortesana), todos los cuales organizan una puesta en escena de tanto mayor aparato cuanto mayor sea la capacidad de aguante del catecúmeno. Así hay libros espléndidos, despóticos e ilustrados que ostentan prefacio, introducción, un par de prólogos y múltiples e insignificantes prólogos a cada reedición. Y así (que no de otro modo) conocí yo a Roland Barthes un día caracterizado por la turbación y la furia, en que se le, ocurrió venir a Barcelona a dar una conferencia. Con todo rigor, aquél fue el primer momento del prólogo, porque fuimos a almorzar con él Carlos Barral, José María Castellet, un discreto caballero (¿el cónsul?) y yo, pero no me fue posible llegar a oír a Barthes. Carlos Barral ofició de prologuista y ocultó el habla original del invitado mediante el interesante procedimiento de contarnos a los presentes cuál era el mejor lugar del Mediterráneo para pescar ostras, las virtudes del ancla para la reproducción de las otras, la diferencia entro ancla y áncora, la etimología de la palabra diván y un sin fin de curiosidades, algunas de notable interés. Luego, en efecto, Barthes dio su conferencia, a la que no asistimos los de la comida porque supongo que sosteníamos la disparatada idea de «haber oído hablar, ya, a Barthes». Por lo que luego nos contaron, tampoco en su conferencia logró Barthes escapar al prólogo, pues Barcelona entera coincidía en señalar que Gabriel Ferrater le había hecho unas preguntas tremendas que lo habían reducido a escombros. Nadie podía repetir las preguntas.
    Aquel que no resiste la tentación de dejar de comprar todo libro que lleve incluido un prólogo, debe atenerse a las consecuencias. No es fácil introducirse en el laberinto de los prólogos y hay en ellos su minotauro. Por el contrario, aquel que se maneje, puede pasar el resto de sus días no leyendo otra cosa. ¡Cuánto más inteligible es el aparato epistemológico kantiano en uno de esos ensayos sobre Kant, que en el mismo Kant! ¡Pero cuánto más en un ensayo sobre el ensayista del estudio sobre Kant! Y quizá el colmo, el paroxismo de la adición, sea, el prólogo general, el prólogo total, la Historia Universal, los tratados de psicoanálisis, las enciclopedias,' las antologías, los panoramas y esos resúmenes que pueden ponernos en pocas páginas y a una misma, mesa con la trayectoria del vaso campaneiforme y la Reforma en su capítulo ginebrino. En estos grandes prólogos, gigantescos, sobrehumanos, la importancia fundamental radica en el índice: es él quien actúa de prólogo del prólogo y si la consulta del mismo ofrece seguridades (los nombres fundamentales, las fechas imprescindibles, los acontecimientos imborrables) la compra agota la lectura misma. El proceso de administrar el prólogo total requiere, como, todo buen aparato organizativo, el anonimato o la ambigüedad y uno de los procedimientos más acertados ha consistido en la firma multitudinaria, descompuesta, disgregada, bajo el sospechoso carisma dé la especialidad. Esto (que no otra cosa) es lo que me sucedió la segunda vez que intenté llegar hasta el habla misma de Barthes: tropecé con un segundo momento del prólogo. Estaba yo, por aquel entonces, preparando este prólogo y debía entrevistarme con él para resolver un par de detalles de edición. Para ello, se me había dicho, nada más fácil que pedir una cita en Les Editions du Seuil. Ese prólogo no lo olvidaré en la vida: la primera parte consistió en una circunspecta secretaria que me preguntó si yo era autor o traductor y a la que contesté qué ambas cosas por lo que fui clasificado, sin duda, en el apartado de fantasiosos. A pesar de la desconfianza que le inspiraba mi persona, me consiguió una cita (muchos días después) con otra señorita, ésta ya invisible. Pero cuando acudí a la cita, la señorita invisible había desaparecido, como su propio nombre indica. Indignado y no teniendo a mano más que armas de orden melodramático, dejé una nota pidiendo ser llamado o escrito, la cual, por supuesto, nunca fue atendida. Meses más tarde acertó a pasar por París la editora, en España, de este libro, la cual, según informes dignos de todo crédito, tenía contacto personal con la señorita invisible. Esta segunda parte del segundo momento del prólogo tuvo algún efecto, pues recibí, pocas semanas más tarde, una carta. Llevaba un membrete sobrecogedor: Ministére dé l'Education Nationale. Ecole Pratique des Hautes Etudes. VIe Section. Sciences Economiques et Sociales. 'Sorbonne. Centre d'Etudes des Comunications de Masse. CECMAS. Equipe de Recherche Associée au CNRS. Venía firmada por un desconocido de nombre inquietante: Percheron. En ella se me decía que Barthes estaba fuera de París, pero se me daba un teléfono al que podía llamar por mi cuenta y riesgo.
    En este momento del prólogo es cuando el lector debe pararse a reflexionar. Pero su reflexión no debe orientarse hacia objetivos fáciles de empantanarse como «¿Pero realmente merece la pena?», sino que debe ser audaz y situarse en una auténtica meditación sobre los hábitos del hombre, su fortaleza y su perdurabilidad. Que para iniciar una lectura sea necesario tanto trabajo, algo nos dice sobre la opinión que el hombre tiene del hombre. Y si para leer algo inocentemente es necesario, primero, este proceso de perversión hasta rozar la locura, ¿qué clase de ejercicio previo requerirá la escritura misma? Han sido necesarios muchos siglos de terco desarrollo, de obstinado progreso para conseguir que casi nadie lea. Quizá esté empezando el momento en que todos debamos dejar de escribir: el terreno necesariamente ha de quedar libre para los prologuistas, para los organizadores de prólogos, para los constructores y maestros de tan difícil arte, porque nuestra conciencia misma quizá se esté preparando a una gran lectura, a una lectura original y terrible que requiere rudos y abundantes años de miseria prologal, antes do emprender un nuevo y peligroso camino: estados, naciones y sociedades prologando una desatada, desenfrenada lectura salvaje fuera de toda constricción y sabia violencia; un universo para leer que se viene anunciando en siglos de derrotada sumisión al prólogo y al uniforme de los porteros.
    Cuando menos, puedo asegurar que el implacable lector de un prólogo siempre llega (es inevitable) hasta la frontera que le separa del texto mismo fundador y manantial del prólogo, al texto gratificador y libre. Así fue también (que no de otro modo) con Barthes: emprendí el tercer y último momento del prólogo con auténtico desenfado, llamando insistentemente al teléfono que me había proporcionado Percheron. Al final de aquella línea (que no quiero pensar por dónde pasaba), se supone, una voz acabaría diciéndome que fuera a un número determinado de la Rue Tournon, un día y a una hora. Y así fue. Y así lo hice, llegando a un edificio blanco y destartalado, al lado mismo de mi casa. Y entré por un gran pórtico de rejas ruinosas a un patio encantador, lleno de arbustos que se sacudían el frío del anochecer; entre los macizos de boj sin cortar, algunas estatuas soportaban magníficamente absurdas mutilaciones. Se me había dicho que entraran por una puerta minúscula que hay a la derecha de la gran entrada y que subiera por aquella crujiente escalera, agrietada y caduca. En lo más alto, tras tres pisos de gruñidos apagados, me encontré en una carbonera. Creí, una vez más, estar en el prólogo mismo, pero el repique de una máquina de escribir me orientó hacia una rendija de luz que mis torpes sentidos no habían apercibido. La puerta daba sobre un pasillo flanqueado de pequeñas salitas, con mesas de trabajo. Al final del pasillo sonaba insistente la máquina. Ante la puerta, como, todo lector de prólogos, sentí una auténtica emoción; podía, en efecto, estar a punto de encontrar al Barthes que hay, al de verdad; podía encontrar, por él contrario, a Percheron, a la señorita invisible, a Beatriz de Moura o a Carlos Barral y entonces todo volvería a empezar (como tú, lector, estás a punto de encontrar el texto de Barthes, u otro prólogo, o un estudio sobre Barthes hecho por algún famoso lingüista). No quise golpear con los nudillos, pues la voz, sonando en la oscuridad, hubiera roto el encantamiento, así que abrí la puerta como un bárbaro.

    Comentado por: félix de azúa el 23/5/2007 a las 22:05

  • El huésped de las nieves


    Capítulo I

    Había una vez, por los Montes de Toledo, en una tierra muy espesa de manchas que se llama La Jara, una casa de campo en que vivía una familia que tenía dos burros. Una tarde en que el padre había salido con los burros a un pueblo cerca a por harina, se cubrió el cielo de un nublado todo igual y blanco y comenzó a nevar y más nevar, de una manera como pocas veces se ve en aquella tierra; así que, oscureciendo, había ya en el suelo una manta de nieve de cerca de una cuarta, y el padre no volvía. Ya de noche, llamaron a la puerta y era un vecino de los alrededores que venía a caballo y, de parte del padre, les traía recado de que aquella noche se quedaba a dormir en el pueblo, pues, siendo los borricos algo tropezones y cargados con sacos como habían de venir, no se atrevía con tanta nieve a emprender el camino de regreso y, por tanto, que no se preocupasen si no volvía aquella misma noche ni hasta tanto que viese los caminos un poco despejados.
    A la mañana del siguiente día la nieve había subido hasta dos palmos; y que nunca había visto, en sus setenta años, otra nevada igual, dijo el abuelo al asomarse a la ventana.
    Mirando hacia los cerros, se veía todo lo que antes eran oscuras manchas de jaral casi cubierto de blancura, pero no del todo, porque las jaras llegan a crecer más de dos cuartas y aun las hay que levantan hasta por cima de los hombres altos. Así que las más de ellas sobresalían de la nieve, aunque también sus hojas aparecían nevadas en gran parte.
    La jara es una planta con los tallos muy negros; y en el verano, cuando el sol calienta, las hojas se le ponen pegajosas, lo mismo que con un pringue de miel, y se pueden pegar sobre la mano como el esparadrapo.
    Duró la nieve otro día más, y el padre continuaba sin volver. A la mañana del segundo día, el mayor de los hijos entró todo alborotado diciendo que la ventana de la cuadra estaba abierta, la falleba rota, los pesebres revueltos, el heno derribado, y que por todas partes se veían señales de que alguien había estado allí, y que quién podría haber sido.
    Poco estropicio ha sido, según tú lo refieres dijo el abuelo tan tranquilo , y yo no quiero andar cruzando los corrales para verlo, que mis pies ya no están para el frío de las nieves. Cuando venga tu padre, que lo averigüe él, si lo desea.
    ¡Una falleba nueva gritó la madre desde la cocina , que me costó seis duros el ponerla este otoño que acaba de pasar!
    Se presentó, sin esperarla, el padre a mediodía, diciendo que se había decidido por fin a regresar en vista de que iba para largo y porque había pensado que total iba a ser casi peor venir pisando por los barrizales que habrían de formarse en los caminos al derretirse de las nieves. Mientras decía estas cosas dentro de la casa, quitándose la manta de los hombros, salió el hijo mayor a atender a los burros que llegaron cansados y friolentos y a descargarlos de los sacos que traían sobre el lomo y que venían cubiertos con gualdrapas de telas embreadas, no siendo que la harina se mojase y se echase a perder. Trajeron un brazado de tarmas, o sea leña menuda, de los matorrales, y lo echaron encima de las brasas que quedaban de haber hecho poco antes la comida y le armaron al padre una gran lumbre porque había venido hundiéndose en la nieve casi hasta la rodilla y tenía los pantalones empapados. Se sentó en el escaño y se sacó las botas y los calcetines que estaban igualmente chorreando y avanzaba los pies hacia la llama a riesgo de quemarse, porque de tan helados como los traía no sentía en las plantas el calor. Le dieron algo de comer y, mientras él comía, los demás le contaron el extraño suceso de la cuadra. Así que, cuando se hubo repuesto y calentado, volvió a calzarse con calcetines secos y otras botas, y se fue con el hijo mayor hacia la cuadra, en donde ya los burros masticaban el pienso en los pesebres. Observó el padre la falleba rota y miró con cuidado a todas partes, concluyendo que no era ciertamente una persona la que en aquel lugar había penetrado.
    ¿Y tú cómo has mirado, bobalán añadió de repente , que no has visto esta huella marcada en el estiércol? y le mostraba al hijo unas pisadas de pezuña doble de forma semejante a la pista de las cabras, pero mucho mayores . ¿Conoces tú estas huellas?
    De borrico no son dijo el muchacho.
    No. Ni de golondrina. Eso seguro dijo el padre riendo . A ver. ¿De qué serán?
    De buey creo que no son. Son más estrechas.
    Tampoco son de buey.
    De cabra no serán, que son muy grandes.
    Tampoco son de cabra.
    De un cochino serían más redondas.
    Tampoco de cochino, Nicolás.
    Las de oveja son mucho más chiquitas.
    Ni tampoco de oveja.
    Padre... ¿De qué serán? Ya no hay otro animal de dos pezuñas.
    ¿Que no hay otro animal?
    No hay otro. ¡No lo hay!
    El padre cogió entonces a su hijo por el hombro y le apretó, mirándole a la cara.
    Mírame, Nicolás. Aquella vez que subiste tú conmigo a lo alto de la sierra, ¿no saltó de repente delante de nosotros y escapó a la carrera un animal hermoso que tenía unos cuernos como ramas y que corría más que ningún caballo? ¿Ya no te acuerdas de él?
    El chico puso unos ojos redondos como platos, y con enorme asombro exclamó:
    ¡¡El ciervo, padre!! ¡Un ciervo ha estado aquí! ¿Cómo habrá entrado? ¿Por qué habrá venido?




    Capitulo II
    Se habló en la casa del descubrimiento. El padre dijo que sin duda alguna, por haberse cubierto de nieve todo el campo y estar las hierbas enterradas, no hallando qué comer los animales de los montes, el ciervo aquél, acuciado por el hambre, habría acudido al heno de la cuadra. A lo cual el abuelo replicó que no era un caso totalmente nuevo, y que ya se había dado algún invierno con las cabras montesas de la sierra el bajar a pastar con los rebaños de los pueblos; pero que el ciervo tiene fama de animal de muy poco comer, para el que no son nada cuatro días de ayuno, y que aquél, de ser ciervo, sería algún golosón, que entre todos los seres de este mundo tiene que darse la golosería.
    El muchacho no hacía más que mirar por la ventana hacia las lomas de jarales, y aún quería pasar con su mirada al otro lado de los montes y alcanzar las umbrías escondidas, los últimos rincones de los bosques, de donde imaginaba que el ciervo habría venido. Y, oscureciendo, vio las nubes retirarse del cielo y luego aparecer una gran luna que iluminaba toda la nevada. Cenó callado y pensativo, y tan sólo a las postres despegó los labios para sacar de nuevo el ciervo a relucir.
    Como sabe el camino, a lo mejor vuelve esta noche, padre.
    La madre no entendía de quién hablaba.
    ¿Qué dices tú? ¿Quién va a volver?
    El padre sí entendió, y ya se reía.
    Pues quién va a ser, mujer. El ciervo, que no se le quita de la imaginación.
    El abuelo opinó que bien podía volver a presentarse, no habiéndose la nieve derretido y con los pastos todavía cubiertos. Y le daba al muchacho con el codo.
    ¿No sabes, Nicolás, cómo se cuentan los años de los ciervos?
    ¿Cómo, abuelo?
    Esos cuernos que llevan como ramas peladas empiezan a nacerles alrededor del año. Igual que el par de dientes que le apuntan a tu hermano Eusebio, que ya debe andar cerca de cumplirlo también.
    ¡Jesús, María, y qué comparaciones! dijo la madre junto al fregadero.
    Bueno; pues ese primer año les sale solamente un par de puntas igual que dos estacas y por eso se llaman estaqueros; pero a la primavera se les caen y se quedan sin cuernos otra vez. Y todo el verano tardan en crecerles los nuevos, que primero vienen cubiertos con una pelusilla igual que el terciopelo de los melocotones, hasta que no les crecen más. Entonces se conoce que les pica ese pellejo de pelusa y restriegan los cuernos contra los troncos de los árboles hasta desnudárselos y dejar descubierto lo que es pura madera. Así que año tras año pierde el ciervo los cuernos, y cada vez que vuelven a nacerle sale una punta más, de modo que por el número de puntas, que se llaman candiles, sacas el número de años. Si este que dice tu padre que ha venido fuera un macho, pues las hembras no tienen nunca cuernos, ahora podrías contarle los candiles y llegar a saber la edad que tiene, porque éste es el tiempo en que las astas de los ciervos se hallan en todo su esplendor.
    El chico apartó los ojos de su abuelo y se volvió a su padre:
    ¡Yo quiero verlo, padre! ¡No me quiero acostar!
    Oyendo estas palabras, la madre comentaba sin volverse:
    Por si estaba ya poco embobado el muchacho con el ciervo, tuvo su abuelo que venir a terminar de calentarle del todo la cabeza.
    ¡Sí es que no es el mismo abuelo el que la tiene más caliente! dijo el padre, volviéndose a reír . No estamos tan seguros de que vuelva. Comoquiera que sea, Nicolás, si tanto gusto tienes que das la noche por bien empleada le haremos un acecho; que mañana, con estas nieves en el campo, no tendremos faena que nos haga madrugar. Verás tú. Preparamos una soga, la atamos al postigo y dejamos abierta la ventana...
    ¡A cierveros nos vamos a meter, mira qué cosa! interrumpió la madre protestando y riéndose a la vez.
    Así pues, decidieron amarrar una soga a la esquina inferior de la ventana, dejando ésta abierta, y esconderse los dos, teniendo la otra punta de la soga de modo que pudiesen, de un tirón, cerrar de nuevo la ventana, en cuanto el ciervo, si tenía la ocurrencia de venir, saltase adentro de la cuadra. Cogieron un farol de aceite, de esos faroles que usan en el campo como cajas cuadradas de cristal, que tienen dentro la latita de aceite de donde sale la mecha que se enciende y arriba como un tejado de hojalata cuya cúspide remata en una anilla de hojalata también, que es por donde el farol se lleva de la mano. Lo abrió el padre por uno de los lados de cristal que funciona como una portezuela y le dio llama con una cerilla. Cogieron igualmente un par de mantas para arroparse el tiempo de espera y así salieron al corral, todo nevado y alumbrado por la luna, que era un patio cuadrado de mediano tamaño, limitado a un extremo por la casa y al otro por la cuadra y cerrado a ambos costados por dos cobertizos bajos de techumbre.
    Cruzaron el corral y alcanzaron la puerta de la cuadra, donde los burros ya dormían. Abrieron la ventana y le ataron la soga, según habían pensado. Y el padre dijo entonces:
    Pudiera olfatearse de nosotros y entonces no entraría; vamos a acurrucarnos entre el heno, que huele fuertemente, escondiendo un olor en otro olor.
    Olerá los borricos dijo el muchacho.
    A borricos olía también anoche, sin que ellos estuvieran le replicó su padre , que un año que faltaran no podría oler aquí más que a borrico desde el suelo a la punta del tejado, y ya ves cómo entró.
    ¿En el heno nos vamos a meter? dijo el muchacho . Pues algún alacrán nos picará.
    ¿Con estas nieves temes tú alacranes? dijo el padre . ¿Dónde estarán ahora los pobres alacranes? Debajo de siete piedras enterrados, y más dormidos que si estuvieran muertos, lo menos hasta que salga el sol de marzo y el terreno se vuelva a calentar.
    Se arrellanaron, pues, como en un nido, en el montón del heno, a un lado en la pared de la ventana; el padre con las piernas muy abiertas y en el hueco de ellas Nicolás; echándose una manta por delante y la otra por la espalda, mientras las cuatro manos sujetaban la soga que iba hasta el postigo.
    Y así se dispusieron, inmóviles y callados, a esperar desde lo oscuro, atentos solamente a la ventana y al cuadro de luz que a través de ella proyectaba la luna sobre el suelo.
    La noche no era demasiado fría, porque una gran nevada deja siempre unos días más templados tras de sí, y no corría ni una brizna de aire. Y pasó tanto tiempo que las manos del hijo se fueron aflojando poco a poco hasta soltarse del todo de la soga, y ya su cuerpo entero se vencía por el sueño contra el pecho del padre, cuando éste con un súbito aunque leve movimiento lo volvió a despertar. La neta sombra de unos grandes cuernos enramados había aparecido en el alféizar, proyectada por la luna. Las manos se crisparon en la soga y, afuera, en el silencio de la nieve, se oyó, cercano, el fuerte resoplido de un olfateo receloso. Tres veces se repitió aquel resoplido hasta que al fin creció súbitamente la sombra en la ventana y a la sombra siguió el propio animal, que de un salto limpísimo salvó el alféizar sin tocarlo y vino a clavar sus cuatro pares de uñas en el suelo de la cuadra.
    ¡Ahí lo tenemos, Nicolás! gritó entonces el padre jubiloso, al tiempo que tiraban con fuerza de la soga.
    Y rechinó el postigo en sus bisagras oxidadas, giran o velozmente hasta golpear el marco con estruendo, casi al instante mismo en que aquel agilísimo animal, que había tenido tiempo de girar en redondo sobre sí, redoblaba, con la embestida de sus astas, el golpe en la madera. Tras lo cual se detuvo unos momentos, como dándose cuenta de haber sido ganado por la mano, mientras con vigorosos resoplidos parecía querer hacerse cargo de en qué clase de trampa había caído y en medio de qué seres se encontraba. Pausa que el padre aprovechó para decirle a Nicolás:
    Tú mira a ver si enciendes el farol, que yo veré de llegar a la ventana para afianzarla de algún modo y liberar la soga que me hace falta ahora, a ver si le echo el lazo por los cuernos.
    Mas no bien hubo dicho estas palabras, cuando he aquí que empieza el ciervo a dar respingos y a trotar ciegamente de una parte a otra, derrotando cornadas en lo oscuro, golpeando las maderas, en el ansia de dar con la salida, y acorralando a los borricos, que, en sobresalto despertados, huían zarandeados por todos los rincones, sin despegarse un punto uno del otro y aun buscando el arrimo de sus amos, de quienes esperaban sin duda protección. No obstante, Nicolás ya conseguía dar luz a su farol, y el padre, liberada al fin la cuerda «¡eh, ciervo!, ¡toma, ciervo!» , perseguía al animal inútilmente, sin que éste se dejase convencer; cuando en esto, y habiéndose llegado Nicolás más hacia el centro de la cuadra con el farol en alto por mejor alumbrarle a su padre la faena resultó que el animal, en una de sus locas pasadas, le arrancó de los dedos el farol y se lo llevó ensartado por la anilla en una de las puntas más altas de sus cuernos. Y al verse portador de aquella luz, que se agitaba sobre su cabeza, y sentirse sonar entre las astas el golpear de latas del farol que giraba como una bandolera, a tal punto llegaron su espanto y su violencia que el padre y Nicolás tuvieron miedo.
    ¡Vamos a abrirle hacia el corral dijo entonces el padre , y darle desahogo, no siendo que nos lleve por delante!
    Dicho lo cual se deslizó pegado a las paredes hasta alcanzar la puerta. No esperó el ciervo a que llegase a abrirla totalmente, sino que apenas vista una rendija de nieve iluminada, precipitóse a ella, saliendo hacia el corral, tan apretado entre las dos maderas, que el farol ' todavía luciendo en lo alto de sus cuernos, se fue a estrellar contra la jamba y cayó al suelo en mil pedazos. Padre e hijo salieron detrás del animal, que tras breve carrera se había detenido en medio del corral iluminado por la luna; y Nicolás ahora se acordaba de las palabras de su abuelo y empezaba a contarle al ciervo los candiles. Pero no había llegado a contar seis, cuando ya éste arrancaba nuevamente a la carrera y, llegando hasta uno de los cobertizos laterales, se ponía de un salto en el tejado y, derribando nieve y quebrantando tejas, llegaba hasta la cima y desaparecía a la otra parte.
    No repuestos aún de la sorpresa y el asombro ante aquel salto y fuga inesperados, vieron de pronto el padre y Nicolás que los borricos salían de estampía de la cuadra y que ya ésta aparecía iluminada por resplandor de fuego, porque la llama del farol, ¡dos en mil añicos los cristalitos de su caja, había prendido en los mechones de heno esparcidos por el piso. Acudió el padre adentro, y desplegando prontamente una de las mantas, la abatió sobre aquellas llamaradas y logró sofocar el incipiente incendio, a tiempo apenas de que no llegase a prender en el gran montón de heno y ardiese la cuadra entera sin remedio.
    Y entonces, como tomando al fin respiro y recobrándose de todo el sobresalto que había turbado aquella noche su pacífica existencia, prorrumpieron los burros en un rebuzno largo y uniforme.




    Capítulo III
    El rebuzno a deshora de los burros despertó de su sueño a todos los durmientes de la casa. Fue el abuelo el primero en asomarse a una ventana, y Nicolás, nada más verle campear las canas a la luna, le gritó con desconsuelo:
    ¡Abuelo, le conté cinco puntas, pero tenía muchas más, y se ha escapado!
    A otra ventana se asomó la madre y a una tercera aparecieron a la vez las cabezas gemelas de las dos hermanas; de modo que de toda la familia sólo el pequeño Eusebio permaneció como si tal cosa.
    ¡Pues a ver las mis mantas! se le oyó a la madre, que en ningún momento había mostrado demasiado entusiasmo por aquella nocturna expedición . ¡A ver en qué estado me las devolvéis!
    Y no se equivocaba en sus temores, aun ignorante todavía de lo ocurrido, sospechando que sus amadas mantas no podrían escapar sin deterioro de tan disparatadas aventuras; pues, en efecto, cuando el padre y el hijo, tras haber encerrado nuevamente a los borricos en la cuadra, devolviéndolos por fin a su reposo y al sueño interrumpido, entraron en la casa y entregaron las mantas a la madre que había bajado ya con un candil a recibirlos se descubrió en seguida que la más nueva de las dos estaba por una parte toda tostada y chamuscada por las llamas contra cuya amenaza había servido.
    Pero mayores fueron los motivos de enfado por parte de la madre cuando, por el relato de los episodios, vino a enterarse de que los daños de la noche no paraban en el turrado de las mantas, sino que aún se prolongaban en el quebranto de las tejas y la rotura del farol. Con lo cual cabizbajos y mohínos iban el padre y Nicolás cuando todos al fin se retiraron a la cama.



    Capítulo IV
    A la mañana siguiente reconocieron ambos el estropicio de las tejas del tinado, que al cabo no pasó de la docena, y buscaron en la cuadra los restos del farol: se halló, por una parte, la latita del aceite causante del incendio, por otra, el armazón todo abollado y sin un solo cristal; la anilla no apareció por parte alguna.
    Repusieron las tejas del tinado, pero el farol no llegaron a arreglarlo porque a la vista de sus restos el hojalatero lo halló tan malparado que dijo que más cuenta les traía comprarle a él uno nuevo, que los tenía ya hechos muy hermosos; pero cuando contaban su aventura a los amigos de los alrededores nadie quería creerlo por mucho que porfiaran, y todos se reían, comentando en las tabernas que cuándo se había visto entrar un ciervo en una cuadra a comer de los pesebres como si fuera un borriquillo. Y esto fue lo que más desazonado trajo por algún tiempo a Nicolás.
    Se terminó el invierno, pasó la primavera y ya todos tenían olvidada aquella historia, cuando, una tarde, a mediados del verano, de regreso del monte se presentó un pastor en la taberna adonde el padre de Nicolás solía ir a jugar a la baraja, y enseñó a todos un hermoso par de astas de ciervo que, siendo el tiempo de la muda, había encontrado tiradas por unas madroñeras de lo alto de la sierra. Y mostró con el dedo a los presentes cómo ensartada en una de ellas se veía, oxidada y retorcida, una anilla de lata que bien pudiera ser la de un farol.
    ¡Y que me ahorquen a mí si no lo es! dijo el padre de Nicolás, reconociéndola.
    Y, pidiéndole al tabernero su caballo, salió a toda carrera hacia su casa y al cabo de una hora volvía con Nicolás a la grupa, el cual traía en su mano los despojos del farol. Y comprobada la correspondencia de éstos con la anilla, no solamente se vio corroborada ante todos los incrédulos la aventura del ciervo, sino que el chico pudo al fin contarle las puntas a su gusto y conocer los años que tenía, que resultaron ser catorce, o sea los mismos que a la sazón contaba el propio Nicolás.

    Comentado por: rafael sánchez ferlosio el 23/5/2007 a las 22:02

  • 23/5/2007 18:05 h La Junta de Castilla y León adquiere la espada del Cid por 1,6 millones de euros

    La Junta de Castilla y León ha adquirido por 1,6 millones de euros la Tizona, la espada del Cid, que de forma provisional ha sido depositada en el Museo de Burgos, aunque su destino final será previsiblemente la catedral, donde se encuentran los restos mortales del Campeador.

    La consejera de Cultura y Turismo de Castilla y León, Silvia Clemente, ha explicado que la espada, propiedad de José Ramón Suárez de Otero, marqués de Falces, fue ofrecida en primera instancia al Ministerio de Cultura.

    La espada se encontraba depositada en el Museo del Ejército, de Madrid, y su propietario, tras la decisión del Ministerio de Cultura de rechazar su adquisición, se la ha ofrecido a la Junta.

    Clemente ha destacado que la Tizona será la pieza protagonista de la exposición que inaugurará la Junta en septiembre próximo en la catedral de Burgos sobre Rodrigo Díaz de Vivar, con motivo de la conmemoración del octavo centenario del Poema de Mío Cid.

    La consejera de Cultura ha explicado que la Junta aporta 600.000 euros, mientras que el millón de euros restante lo aporta un grupo de empresarios de Burgos que han colaborado en la adquisición de la espada cidiana.

    Clemente ha añadido que habrá que abrir una negociación con el Cabildo Metropolitano para dejar la espada en la seo burgalesa.

    Comentado por: belén malrollo el 23/5/2007 a las 21:55

  • @Isis
    (Se lo digo únicamente en calidad de curiosa impertinente, no vayamos a liarla.)

    Comentado por: escarola el 23/5/2007 a las 21:31

  • @ Maleas, Pla
    Ciertamente lamentable.

    Comentado por: melusina el 23/5/2007 a las 21:14

  • @Isis
    Nos está ud. regalando una novela para armar. No sé cómo no se pone ahora mismo a recomponerla. Supongo que haría falta una estructura y una línea argumental, relleno tiene de sobra.
    Por lo demás, mi impresión es que es ud. incapaz de decir una palabrota, lo siento, pero no, no me resultan convincentes cuando las pronuncia, son como efectos de estilo. Su super-ego paterno debe pesarle demasiado. Pero ud. es así y ya está: una diosa ¿qué más quiere? ¿Que le amen los simples mortales? Generalmente a las diosas las adoran. Tendrá que buscarse otro dios o por lo menos un rey que se les equipare...

    Comentado por: escarola el 23/5/2007 a las 21:11

  • Una caja de sorpresas... ¡Pero si me chapurrea el griego y todo!

    Comentado por: melusina el 23/5/2007 a las 20:59

  • @Piel.
    ¿No se estará ud. obsesionando con ese retrato? Si es así, no puedo sino felicitarle y mostrarle mi entusiasmo. Incluso le diré que me lo está contagiando, si es que era eso necesario; por lo menos, lo está reforzando. A mí también me tiene fascinada la figura de la infanta Margarita. En su gesto aún puede apreciarse el suave movimiento de la cabeza al dirigir la mirada hacia los reyes. Tiene tal timidez en la expresión, que eso en principio me llevó a descartar que fuera a sus padres a quienes mirara. Pero sí, a ellos mira. Y hay en su mirada, envuelto en timidez, un pequeño destello de picardía, con el que parece sugerirnos que miremos donde ella mira, donde estarían los reyes. Así pues Velazquez pone la clave del cuadro en los ojos de esta niña, que no por casualidad miran de reojo, desviados. Me he fijado también en que ningún miembro de la composición mira al supuesto espejo, así, que definitivamente, debemos considerarlo imaginario, reflejo como dijo Grifo, de la mente del artista. Aunque por si acaso sigamos con las pesquisas, podemos, por ejemplo investigar si realmente se usaban espejos para iluminar los modelos de los cuadros en aquella época, como hoy en día hacen los fotógrafos. Mire la luz que ilumina a la infanta ¿proviene sólo de la ventana lateral? ¿no podría venir de frente? ¿de otra ventana? ¿de un espejo?


    Comentado por: escarola el 23/5/2007 a las 20:57

  • Bueno, yatá, he pillado uno en la calle Conde de Borrell.
    Maleas@ gracias por la sugerencia, pero ¡ay! vi el post demasiado tarde.

    Buenas noches Isis@, y tod@s.

    Comentado por: provoqueen el 23/5/2007 a las 20:47

  • No se si la sombra de Dios es deforme,el punto de vista tambien cuenta.De lo que sí estoy convencido es que la sombra de la Iglesia,de las multiples iglesias,es mostruosamente alargada.Y lo mas triste es que con frecuencia allí donde no llega,la mostruosidad es mayor.

    Comentado por: maleas el 23/5/2007 a las 20:46

  • ¡Manamuré!
    Kalinikta sas

    Comentado por: Isis el 23/5/2007 a las 20:42

  • @Ortega, era broma, por si no lo había notado. siempre nos faltan los matices, los gestos, la voz...

    Besos y buenas noches a todos

    Comentado por: Isis el 23/5/2007 a las 20:07

  • Otra caso mas de la marea de estupidez mediatica que nos invade es lo de El español mas importante de la historia.He sentido verguenza ajena.
    El español mas importante de la historia que diria Albert,soy yo.
    Cuando las masas eran rebeldes no dejaban de tener su encanto ahora que son sumisas y amantes del orden y la prosperidad me resultan despreciables.

    Comentado por: maleas el 23/5/2007 a las 19:53

  • El siete puertas si sigue abierto Provoqueen.

    Comentado por: maleas el 23/5/2007 a las 19:46

  • @Ortega,
    Es que no sé por qué pero veía al Jefe de Melusina disfrazado de Fumanchú. Parecía todo muy triste.
    Lo peor es que cuando vuelva a escuchar a Richard Strauss veré a esos personajes 500 veces.

    Gracias por el brindis.
    Voy a tomar algo a la salud de usted y de todos los conjurados. Besos.
    ¡Salud!

    Comentado por: Isis el 23/5/2007 a las 19:10

  • Gracias, Ortega@.
    El problema es que no conozco Barcelona como para recomendar sitios a nadie, así que prefiero dejarme aconsejar.
    Bueno, de los poquísimos sitios que conozco es "Els Quatre Gats" un restaurante que siempre me pareció encantador (y muy apropiado, por el nombre), pero seguramente desde su óptica será un sitio "para paletos madrileños". No sé, seguro que hay otros mil, los de allí sabrán mejor.
    Voy a ver qué hoteles céntricos encuentro en Venere.com.

    Comentado por: provoqueen el 23/5/2007 a las 18:55

  • @ Provoqueen

    La logística la lleva Pla. Los baretos son lo suyo.
    Pero, si viene usted, se queda dónde usted diga y a la hora que diga. A merendar, cenar y resopón. Faltará más.

    Comentado por: ortega el 23/5/2007 a las 18:24

  • @ Isis

    Por si no he acertado con el regalo, permítame un par de justificaciones:
    1. Empezó Tipo de incógnito mentando al bautista. No me iba a quedar de brazos cruzados.
    2. Lo que usted encuentra una especie de espectáculo de drag queens (no le falta razón), es la niña Salomé intentando ligarse a Juan el bautista. Ya sabe usted como acaba el asunto. Si la música no le entra, pruebe a escucharla otras 500 veces antes de rendirse.
    ¡Feliz noche! Brindaré por usted.

    Comentado por: ortega el 23/5/2007 a las 18:22

  • @Melusina,
    Así exactamente me veo, como en el youtube que ha puesto.

    Comentado por: Isis el 23/5/2007 a las 18:02

  • A ver, señores, refrésquenme la memoria: ¿Dónde han quedado le martes para esas cañas? ¿A qué hora? ¿Era a las 6 no?
    Otra cosa, ¿alguien ha hablado de ir a cenar después? ¿Hay restaurante elegido? Si alguien hace reserva ¡cuenten conmigooooo!
    (No me hagan como el Ortega de la ficción hace con la pobre Prove de ficción, que la deja por ahí tirada y se va con otra pelandusca y lo que es peor, cuando vuelve a la ciudad ni la llama pa ver cómo le va la vida...)

    Comentado por: provoqueen el 23/5/2007 a las 17:50

  • ¡Caspita! ¡Qué bien toca la guitarra la María Ostiz de rojo!

    Comentado por: Joaquinita el 23/5/2007 a las 16:00

  • @Ortega, ¡Por Dios, qué sopor! Lo suyo el sadismo.

    San Juan Bautista parece un armario con los bigotes pegados, Salomé, el romano rarito, los de la lanza...zzzz Luego me he desvanecido sobre la mesa.
    ¿Cantan por fin eso de "La tiré al pozo, la tiré al pozo"?
    No me haga esto más...


    Comentado por: Isis el 23/5/2007 a las 14:29

  • De una conferencia sobre Ortega en la Residencia de Estudiantes, 16 de junio de 2006:

    -Hay que pensar en lo de afuera, pensar en uno mismo deprime mucho.

    -El estar dispuesto a morir es un plus para el vivir. Leer, al respecto, el `Baroja´ de Ortega.

    En `La condición humana´, Anha Arendt abre una perspectiva interesantísima sobre cómo el cristianismo inicia por primera vez al mundo en la dimensión de la vida eterna.

    Comentado por: Onagro el 23/5/2007 a las 13:53

  • Me voy, hola @Chiqui, @Provoqueen, @Montero, @Pozo (bonito nombre), Joaquinita, Tipo, Gorrión, Larrosa etc etc etc...
    (Yo creo que lo de girar la cabeza lo ha hecho para confundirnos).
    Pasen una buena tarde escotada.

    Comentado por: Piel el 23/5/2007 a las 13:38

  • Señor Pozo, menos mal que sigo leyendo a esta pandilla de locos. Si no hubiera sido tan paciente, me habría perdido su entrada.
    Tan sólo anoche le comentaba a un Anónimo en mi blog que creía que lo habíamos perdido para siempre. Cuando joven presumía de telepatía, ahora ya me he apaciguado. Ya sé donde encontrarlo...Le ha sentado bien la ausencia del los blogs. Lo siento rejuvenecido.Un abrazo
    Estrella

    Comentado por: CHIQUI el 23/5/2007 a las 13:33

  • O tal vez gira la cabeza como un guiño, para proporcionarnos la clave.

    Comentado por: Piel el 23/5/2007 a las 13:20

  • @ El Pozo y el Numa

    Bienhallado Amigo.
    Pero no sea usted pillín y no nos mienta: usted se ausentó para evadirse de ser parodiado por el gran Ortega y/o el no menos gran Knudsen (o ambos). Sabe, como sabemos todos, que de haber estado aquí no se hubiera librado de tener un puesto de honor en alguna de las sagas que, desde su marcha, aquí se han relatado. ¡Que nos conocemos!
    ;-)
    Un viejo saludo

    Comentado por: provoqueen el 23/5/2007 a las 13:17




  • WWW.antoniolarrosa.com
    Comentario por Antonio Larrosa Diaz 23.05.07 Sobre la elección del personage más impotante de la historia de España.
    Creo que en un analisis de esta naturaleza no se deberian poder elegir a personas que no fueran al menos tan antiguas como por lo menos veinte años, porque mira que decir que la Pantoja y gente asi han sido los personages más importantes de nuestra historia, da risa.En España, actualmente sin duda el Rey es la pieza fundamental indiscutible e inprescindible que dá sentido a una gran democracia como es hoy la nuestra , pero en la antiguedad existieron reyes y personages que dieron fama anuestra medicina, a nuestras letras y a nuestra idisincracia.Ahora voy a poner un comentario que me han hecho en otro blog, con buestro permiso.
    @todos:
    Anoche me puse a leer los cuentos de Larrosa y no pude parar hasta leer toda la web.
    ¡Este señor es un genio desperdiciado , os aconsejo que deis una vuelta por alli, creo que os sorprendera, como a mí.
    www.antoniolarrosa.com
    Publicado por: Gorrión | 23/05/2007 10:20:41



    Comentado por: Gorrióna el 23/5/2007 a las 12:50

  • Sr. Pozo: ¿Es Ud. un bautista de la buena nueva?
    Star word, el regreso. Sólo la 2ª parte de El Padrino es mejor que la primera. Un saludo.

    Comentado por: Tipo Material el 23/5/2007 a las 12:29

  • @Vernon, Usted y yo sabemos que no es cierto. Los demás lo verán esta noche a través de mi escote realmente profundo.
    Me tengo que ausentar un momento, me llama Rubert.

    Comentado por: Isis el 23/5/2007 a las 11:17

  • ¡Oh, traidor!

    Comentado por: Isis el 23/5/2007 a las 11:10

  • ¡Por fin he encontrado el retrato de Isis enseñando el ombligo!.Está en la pagina de Manuel Montero y no es una foto sino un cuadro,pueden comprobarlo vds. mismos.

    Comentado por: maleas el 23/5/2007 a las 11:08

  • @Knudsen, ¡C***, qué alucine, ya salimos en el youtube! ¡Esto es lo más! y cómo nos lo montamos, da miedo.
    Lo mejor su striptease con la música de Dallas ¡Qué auténtico!
    @Grifo,
    gracias. Del último nada. Me temo que usted debería ocuparse de tomar nota de todo cuanto acontezca, sin perder ripio.
    Un beso
    @Piel, @escarola
    Muchas gracias, no olviden el escote.
    @El pozo y numa,
    qué bien verle de nuevo. Escribe usted demasiado bien, no nos olvide.

    Comentado por: Isis el 23/5/2007 a las 11:05

  • Vaya manía le tienen algunos al Ferlosio. ¿Les dará rabia quealguien tan culto como ellos, o más, no sea un pedante, y no vaya por el mundo diciendo cállese,no hable de ese tema, no se lo tolero"?

    Comentado por: belén malrollo el 23/5/2007 a las 10:56

  • @Isis.
    Pues a mí que se me reserve el papel de la bruja mala de la bella duuuurmiente. Prometo servir -al final- una buena ración de semillas de adormidera.
    Ah, sigamos con las coincidencias: mi cumpleaños empieza donde el suyo acaba.

    Comentado por: escarola el 23/5/2007 a las 10:49

  • lo que quiero decir es que, como siempre, me deja sin palabras y además esta vez, risas entre las lágrimas de placer. Un bálsamo, sí, la describe muy bien.

    Comentado por: Piel el 23/5/2007 a las 10:47

  • “¡Menganito, mañana saco el Scotch-Brite y le limpio la lengua!”
    @Isis.

    Comentado por: Piel el 23/5/2007 a las 10:45

  • @ Isis,

    es usted un bálsamo para cualquier herida. Le deseo un día espléndido, y el resto de la vida, también.
    Muchos besos

    Comentado por: knudsen el 23/5/2007 a las 10:44

  • Señala. Beso de supercuerdas.
    @Isis, por lo visto ¿es su cumpleaños? no me entero. Pues ¡felicidades! Un beso y un abrazo. Ele.

    Comentado por: Piel el 23/5/2007 a las 10:42

  • @Knudsen,

    PUNTILLA QUE SE PONE EN LA BOCAMANGA DE UNA PRENDA DE VESTIR

    Esta noche he soñado con mi padre. Pero no ha sido un sueño triste. Lo único que recuerdo es haberlo visto frente a mí, muy enfadado y diciendo “¡Puñetas!”, que era lo más que se permitía como interjección malsonante en nuestra presencia. Fácil es comprender su contención si volvemos a observar aquellas fotos de colegio y universidad. Esa pose elegante de todos los alumnos con la pierna cruzada hacia el mismo lado, el traje de tweed, los zapatos de cordones bien lustrados, el pelo peinado con cepillo y la pequeña corbata asomada al chaleco. Ese aire de adulto prematuro, la seriedad, las responsabilidades que se avecinaban sin remedio. Dejar de ser un muchacho y ser un padre, generoso, un abogado, un honrado funcionario triste con la firma idéntica durante tantos años, con la misma quietud y el mismo rasgo, ocupando el mismo sitio bajo los informes, bajo los mismos cielos a los que seguro confiaba su descanso cuando llegase al último peldaño del escalafón.
    Si ahora estuviera aquí seguro le enfadaría mi descaro, mi hablar sin freno, mis palabrotas impensables. Pero casi estoy segura de que tras el “puñetas” de mi sueño habría una sonrisa, un ¡Que les den! relajado y satisfecho, pero a punto de salir al galope en su caballo negro, sacando chispas a la piedras como siempre le gustó contarme.

    No aprendí de él, queda bien aclarado, este hablar rotundo de cristales rotos. Lo aprendí de la música vocal y callejera, de los amigos y los huecos que hace el silencio en los locales sin sueño.
    Pero sí es cierto que hubo maestros imborrables.
    Teníamos una profesora muy conspicua que a veces, sin poder resistirlo y a falta de puñetas, se aferraba con las pestañas al pretil de sus gafas estrechas y decía: “¡Menganito, mañana saco el Scotch-Brite y le limpio la lengua!” Pueden imaginarse el descojone de la clase y la cara de ángel que ponía menganito. Aquel personaje almodovariano, rey de la pluma, compendio de todos los saberes y los dichos, diccionario actualizado de los clientes del patíbulo, tocado con el don de la mímica, el doblaje instantáneo y el tronío que no le cabía a la Piquer en los baúles. Amigo con el que luego veía a los galgos correr en el canódromo y apostábamos siempre y siempre perdíamos anocheciendo en Chueca o en El Gijón donde era imposible competir con él y sus encantos. Ese menganito que sabe Dios dónde estará ahora, del que aprendí las frases más obscenas y también a distinguir, mirando las miradas, a los que jamás desearían mi deseo.

    Comentado por: Isis el 23/5/2007 a las 10:41

  • No se haga tan raro de leer por aqui El Pozo y el Numa,siempre es un placer leerle.

    Comentado por: maleas el 23/5/2007 a las 10:35

  • El Pozo y el Numa, la leyenda viva, de la generación del tótem, de los Felices Días.
    Saludos.

    Grifo

    Comentado por: Grifo el 23/5/2007 a las 10:27

  • @ Isis : ando con tanta prisa esta mañana (aunque sin dejar de entrar), que ahora me doy cuenta de la Realidad: Vd. cumple los años al día siguiente de una hermana mía. No voy a poder olvidarlo jamás, bien lo sabe.
    Un abrazo muy grande y un montón de felicidades. Y siénteme el último de sus invitados.

    Grifo

    Comentado por: Grifo el 23/5/2007 a las 10:23

  • @Knudsen. Gracias, muchísimas.

    Cuando termine de soplar todas la velas la virgen seguirá iluminando el espacio ¡Qué perversión tan divina!

    Comentado por: Isis el 23/5/2007 a las 10:22

  • Después de tanto tiempo, la melancolía nos corroe leyendo las viejas páginas del blog, que ahora se ven en forma de libro memorioso. Ese 'Abierto a todas horas' da cuenta de algunas andanzas en esta su casa. Hasta la foto del blog es un trozito de la enorme foto literaria de la portada del libro. Donde se avizoran muchas cosas, hasta la incipiente calvicie trasera de don Félix. Vale la pena haber estado aquí, en esa Galaxia sin nombre y con muchas estrellas que titilan, bajo su advocación.
    Tan memorable como las andanzas, ese prólogo construído con la pericia de un maestro viejo del toreo antiguo. Páginas bellísimas y promesas de regreso. Un abrazo fraternal y un ¡voto a bríos! por su regreso anunciado tras el pacto mefistofélico (¿don Basilio?) del próximo verano. ¡Ay los veranos! largos y díficiles, como suelen ser los veranos de la meseta, donde nos fundimos en soles turbios y proclamas de humedades que tarden en llegar.
    Aunque ya se, ya sabemos, que nunca hay segundas partes buenas. Se puede morir en el intento.
    Don Félix, es usted el más grande. Abrazos a toda la grey de conjurados, de pacientes y de impacientes.

    Comentado por: El Pozo y El Numa el 23/5/2007 a las 10:20

  • @ Isis

    ¡¡ MUCHAS FELICIDADES AMIGA !!

    Comentado por: provoqueen el 23/5/2007 a las 10:11

  • Piel @ : Sí, le tengo afición. No puedo evitar ya que me haga gracia que a Vd. le haga gracia, etc... Y termina haciéndome muchísima gracia. Así da gusto entenderse.
    Lo que no tengo es tiempo. Pero acabo de entrar sin deber... y llamo la atención sobre cómo el enano (Pertusato) de la derecha del cuadro pone el pie sobre un mastín (inmortal) inmóvil. ¿Juega o señala...? A su lado, Maribárbola está tan inmóvil como el mastín.
    En cuanto a la Infanta, es una maravilla de movimiento congelado: con el ojo derecho observa la aparición de sus padres; con el oído izquierdo presta atención a la figura de la izquierda. Puede decirse que mientras se distrae por la aparición de los reyes, presta, a la vez, atención a los reclamos de sus acompañantes.
    Prefiero un beso de cuerdas, o supercuerdas, que también las hay.

    Grifo

    Comentado por: Grifo el 23/5/2007 a las 09:54

  • @Vernon S.,
    gracias, bello (sin duda)leal y fiel doncel, de día, que de noche no sabemos ¿o sí?
    Cuidaremos la tapicería y el menaje, no patesis, pero con un trocito de tu cabello me haré un relicario, ea. ¿O se refería a que no nos pasáramos con la consumición?

    Nota: Ya sé que es capote, pero no quería ponerme taurina tan temprano. Y obvio también lo del pie porque... bueno.

    Comentado por: Isis el 23/5/2007 a las 09:52

  • @Ortega,
    Qué bien, GRACIAS por las dedicatorias. Muchísimas gracias también por las ideas.
    Los invitados mas-culinos tendrán que hacer un striptease (¡qué jartá de reír con el vídeo!), aunque sea un striptease de bigotes.
    Aunque con el vientre plano que ustedes se gastan el espectáculo está asegurado.
    ¡Chicas, nos vamos a poner las katiuskas!

    Isis, con velo
    Isis, desafiando...


    Comentado por: Isis el 23/5/2007 a las 09:29

  • Hola, buenos días Criaturas tod@s.
    He vuelto a mirar la obra de Velázquez y a mí también me gusta la idea del espejo imaginario, que parece casi más trabajoso que ponerlo de verdad, qué quiere que le diga. Sí, Velázquez juega. Es más, si miramos la obra sin más, sin ir mucho más alla, sin pensar; en realidad la escena parece ser la de un pintor pintando a los Reyes (que estarían en el lugar del espectador y reflejados en el espejo del fondo de la habitación) mientras los otros personajes los contemplan posar. Sólo la niña, coqueta, es incapaz de fingir y completar esa imagen; ella posa. No el otro chiquillo que, a pesar de su inocencia, miente como todos los demás pero sin intención, atraído más por el juego con el perro que por los Reyes. Sin embargo, se les detecta a todos un poco incómodos como contemplados - desde detrás del espejo imaginario - por la mirada regia, de la que sólo escapan el susodicho chiquillo, la hija (su incomodidad es sólo temor a los padres) y el pintor que parece estar conteniendo la risa en lo que él sabe una broma que se las trae. Además diríase que la enana está asombrada de ser modelo y objeto de atención y también del atrevimiento de Velázquez si pudiera llegar a comprenderlo, sólo lo vislumbra. Para ver la sonrisa de Velázquez hay que mirar a sus bigotes.
    @Grifo, le entiendo. ¿Es usted aficionado a mí? ¿me entiende ahora que le he entendido?
    Un beso con fluctuaciones, no sé si mandarle uno cuántico o uno de cuerdas; debido a sus escamas ¿qué absorberá mejor? Hala, un saludo a tod@s y hasta luego.

    Comentado por: Piel el 23/5/2007 a las 09:29

  • ¡Felicidades, bella Isis! Hoy barra libre para los isleños en el Manhattan. Espero que me despeinen mucho. Eso sí, cuidado con las copas. ¡Un fuerte abrazo!


    Comentado por: Vernon S. el 23/5/2007 a las 09:13

  • @Melusina,
    Gracias. Intentaré cumplir unos cuantos más.
    Como dirían los franceses, tráete a ti misma.
    Miraré por el armario, en la zona prohibida en esta tierra (el que avisa no es traidor), y sacaré mi vertiginoso más escotado. Será el santo y seña para las chicas.
    ¿Y para los chicos? Bueno, ya pensaremos algo.
    Besos

    Comentado por: Isis el 23/5/2007 a las 08:52

  • ¡Felicidades! Y que cumpla muchos más.
    Fiesta, le pido una enorme fiesta. Convenza a Vernon para esta noche, le noto cabizbajo, tristoncillo, y eso no puede ser.
    ¿Hay que llevar algo? Prometo mi mejor escote.

    Comentado por: melusina el 23/5/2007 a las 08:33

  • Gracias, pidan lo que quieran que estoy rumbosa.

    Comentado por: Isis el 23/5/2007 a las 08:27

  • Manuel Montero @ : *ya no soy capaz de dirigirle la palabra a un Grifo,*

    No se preocupe: Se la dirijo yo encantado. Lo de la mugrecilla de las uñas me ha movido viejos recuerdos: No sabía que los griegos arcaicos eran también pasotas.
    Manuel: los 'grifos' somos un híbrido de águila y león. Podríamos ser híbridos entre la mosca y la cucaracha. Pero nuestros papás se lo pensaron mucho mejor. El grifo del agua procede, según creo, del uso de cabezas de leones y grifos como gárgolas.
    Le cuento esto porque, claro está, me encantaría un retrato suyo: poder ver un grifo en sus ágiles líneas de dibujo, que ya conozco.
    Le hago la petición porque espero que no se la tome en serio. Me encanta leerle por aquí.

    @ Escarola: Sí, ja, ja... : Nos hemos repartido las alas del pollo sin reñir. Así da gusto dialogar. He aprendido muchísimo sobre esta obra gracias al diálogo con Vd. y con Piel. Por ejemplo, sabía que todo sucedía como si hubiera un espejo. Pero nunca me había atrevido a colocarlo en el lugar que ahora me parece más adecuado: la mente del pintor.
    Les agradezco la colaboración.
    Saludos, Isleños.

    Grifo


    Comentado por: Grifo el 23/5/2007 a las 08:22

  • isis

    Vaya feliciades

    Comentado por: la hija secreta de GIl el 23/5/2007 a las 08:19

  • Vernon S., Se me olvidaba, hoy es mi cumpleaños. Cierre (por fiesta privada) y monte una fiestecita en el Manhattan. Hoy invito yo. Le prometo que no romperemos nada y que le vamos a hacer reír hasta despeinarlo sin remedio.
    Besos
    PS: Los que prefieran el fútbol... allá ellos.

    Comentado por: Isis el 23/5/2007 a las 08:17

  • Vernon S. [9:02:43]
    Una buena y nostálgica crónica. Sólo he echado en falta los cines de arte y ensayo y 'El Molino'.
    (Ortega: el otro martes invito yo)

    Comentado por: Tipo Material el 23/5/2007 a las 08:00

  • @Ortega,
    ¿Tanto? Ufff

    Comentado por: Isis el 23/5/2007 a las 07:55

  • @ Isis

    53.m. Buenos días

    Comentado por: ortega el 23/5/2007 a las 07:51

  • @ Vernon

    ¡Bravo!
    Nunca estuve allí, pero hoy me ha parecido que sí.

    Comentado por: ortega el 23/5/2007 a las 07:51

  • @ Pla

    "es muy joven tiene cicncuenta y pocos"

    Hecho. El martes invito yo. Se lo ha ganado.

    Comentado por: ortega el 23/5/2007 a las 07:49

  • Eso es: un espejo imaginario.Cuando me refería al carácter de artificio, era en alusión al ensamblaje de fragmentos y momentos diferentes, tomados desde diferentes perspectivas, que en el cuadro se presentan como una escena única, una escena que sólo es posible representada por un espejo imaginario. Ahí está la clave, en que el espejo sea imaginario. Puede que no seamos especialistas, pero esta solución me convence más que otras. Y vea que nos hemos repartido la alita entre los tres gatos.

    Comentado por: escarola el 23/5/2007 a las 07:48

  • ¡Oh! Esto ha sido un dulce despertar.
    Gracias, Vernon.

    Comentado por: melusina el 23/5/2007 a las 07:42

  • la firma va en rojo

    Comentado por: Isis el 23/5/2007 a las 07:38

  • Como el tiempo, Vernon, el cigarrillo se ha consumido sin darme cuenta. Mis ojos han ido apurando sus palabras con gula exquisita, contenida, tántrica. Qué más habrá, me digo ahora. Es un placer detener la mañana para leer algo así.
    Mis dedos tamborilean sobre una fotografía que no hizo Colita. Pero sí alguien, una vez, quiso lucirme sobre un terciopelo Boccaciano. La mariposa voló.
    Gracias, Vernon, es un privilegio encontrarle cada mañana.



    Comentado por: Isis el 23/5/2007 a las 07:37

  • Pepe Ribas acaba de publicar su biografia un libro de 600 paginas y donde explica la aventura de AJOBLANCO , el problema que veo en RIBAS , en las entrevistas que le han hecho es que se ha quedado alli , recoerdando lo que pudo ser y no fue , quiza soy algo cruel pero me da pena , es muy joven tiene cicncuenta y pocos y esta recordando lo que hizo con veinte , hace años intento reflotar AJOBLANCO , sus comapeñeros de viaje como Monzo , Racionero .... estan en primera division jugando con la realidad con la actualidad , perdiendo y ganando y el sigue recoerdando lo que hizo hace mil años , yo creo que el pasado solo sirve para los otros , pero que mirar tu propio pasado conduce al desastre o el atancamiento . Ribas adelante que esto acaba de empezar

    Comentado por: albert pla el 23/5/2007 a las 07:26



  • @ Criaturas todas

    IN ILLO TEMPORE



    La cuestión era improvisar el breve e informal discurso sobre un libro apenas ojeado y pasar rápidamente a la parte divertida. Sucedía en el hotel Balmoral y las bandejas contenían frituras, afiligranados canapés, hojaldre caliente. Carlos Barral, con una especie de guayabera, collares y gin-tonic, expandía su encanto proverbial. La dulce Ana Moix sollozaba a causa de incontrolables celos. El Papa era benigno y el dinero no lo era todo. Félix de Azúa (antes de convertirse en uno de los pocos articulistas capaces de sorprender, de opinar sin producir hastío, de ser brillante y no decir lo que dicen todos) hacía reír con sus sarcasmos a un filósofo llamado Pin. Héctor Bianciotti escribía una dedicatoria. Salvador Clotas (ropa de un Toni Miró anterior a las levitas), que había escrito un memorable prólogo sobre dandismo, ensalzaba a Alfredo Kraus y Concha Piquer, o el himno de la Legión y Gonzalo de Berceo, mirando por encima del hombro de su interlocutor a los que entraban en la sala. Un aprendiz de poeta esparcía paz por su cuerpo cogiendo un vaso lleno y poniendo en su lugar el vacío. Terenci Moix tenía el pelo largo y unos horteras pantalones a rayas. Jaime Gil mostraba orgulloso una pierna escayolada y la línea cesárea de su cabeza. Había desdenes mutuos, carcajadas, una pedantería simpática, muchas frases en francés. Todos se atribuían los argumentos de Tel Quel y los Cahiers y eran retratados por Colita en las más graciosas poses o adoptando la típica actitud de personaje interesante.

    Entonces bullía el Pub Tuset, La Cova del Drac. El peluquero Iranzo disfrazaba a sus pupilos de personaje de Star Trek y José Elías admiraba sin reservas a Cyrano de Bergerac. No existía el Auditori. Ni había premios a patadas, esa zarabanda de honores y recompensas que sientan tan bien a los egos quebradizos. Pasaba por ahí Jaume Perich o Rosa Regás con un provocativo balanceo, en compañía del filiforme Juan Benet. Se oía música soul y pop de categoría, francamente buena.

    Pero en Bocaccio las cosas no eran buenas o malas sino divertidas o aburridas: Porcioles era un alcalde aburrido, Portabella era un cineasta divertido. Aparecía alguna modelo pelirroja o aquella nota de cálida sinceridad de la que había que aprender a desconfiar. Un encorbatado Enrique Vila Matas observaba y cuchicheaba en la barra con Gonzalo Herralde. El campechano Marsé, antes de soñar con el Cervantes fingiendo indiferencia, me presentaba a Román Gubern que después, con una dicción imposible, agradecería mis excesivos elogios a un libro suyo sobre Godard o King Kong. Eugenio Trías pensaba en Tomás Mann. Joan de Sagarra se enfadaba con alguien, posiblemente, por ignorar que su papá había traducido al catalán la Divina Comedia. Se rendía culto a la inteligencia y al considerado su máximo exponente: el difunto Gabriel Ferrater. Al hablar se buscaba un efecto estético entre aromas ondulantes de Dior. Aunque Jorge Herralde no hablaba: reservaba sus energías para convertirse en el mejor editor independiente del país. Los camareros no te dejaban encender los cigarrillos; lo hacían ellos ciscándose en tus muertos mentalmente. (Inhalar humo no producía entonces desagradables sentimientos de culpa.) Y el fenicio Oriol Regás lo contemplaba todo con una sonrisa, absolutamente (adverbio de moda) satisfecho.

    Eran los años de la revista Triunfo, en donde escribía espléndidos análisis de política internacional un periodista más tarde convertido en una especie de sexólogo de El País, con una columna en que alabaría la pornografía, simpatizaría con el pederasta y comprendería al violador. ¿Estaba casado todavía Luis Racionero con Maria José Ragué? Ramón Eugenio de Goicoechea pagaba las copas de los que tenían la paciencia de escuchar sus disparates en Taita. García Hortelano salía de un hotel que había frente a la catedral e iba cachazudo a participar en alguna mesa redonda. Las discotecas eran confortables, con tapicerías de pelaje sutil. Varios representantes de la especie veían cuatro películas seguidas en la Filmoteca de la calle Mercaders.

    La autocomplacencia era patente en la tortillería Flash-Flash, en cuyos lavabos vomitaba Joan Pros, de quien se decía que había defenestrado a una mujer. Jordi Serrat anunciaba un anisete en televisión acariciando un gato, sin saber que le quedaba poco. En el Massana podía verse cenar a Serena Vergano, Josep Madern o al notario comunista Zabala. El sida no aterraba y el nacionalismo era considerado (salvo quizá para Castellet) algo de mal gusto. Vázquez Montalbán tenía bigote y su corazón no daba señales de alarma. La gente había salido mareada de las galerías de arte de la calle Consejo de Ciento por culpa del cinetismo. Senillosa ostentaba la típica chulería de los bajitos.

    Mientras tanto en el Drugstore del Paseo de Gracia compraba tabaco, con ojos vidriosos, el traductor del Antiedipo; unos chaperos buscaban clientes y Gabo, disfrazado de fresador, se tomaba un refresco; alguien intentaba robar la “Biografía Literaria” de Colerigde para saber la diferencia entre fantasía e imaginación.

    Zarpaba un barco de metales atornillados, suelos vibrantes y olor a aceite, con hijos fugitivos, rumbo a San Antonio, Ibiza.

    Relente, calzadas solitarias, semáforos intermitentes cuyos parpadeos ámbar centelleaban en soñolientos latidos, el comedero escondido en un garaje de la calle Aragón, a las cinco de la mañana: empujabas una puerta y te llegaba el zumbido de los que no se resignaban a volver a casa. Allí la fiesta cobraba un último impulso. Estaban con frecuencia pijos de Cadaqués, que querían ser fotógrafos, reclinados en sillas de madera; un crítico muy soso de Quimera con una servilleta en el regazo, un avasallador y sentimental José Agustín Goytisolo, dándoselas de maldito; el guaperas de su jefe Bofill en compañía de la última papanatas, muy atractiva; Bibí Andersen, con los labios todavía no grotescamente hinchados por la silicona, buscando crápulas influyentes o con pasta; las lánguidas pestañas de una Madame Artur en decadencia. Voces pastosas, conversaciones cómicamente irreverentes. Poco a poco se iban agostando las fuentes de la inspiración.

    Quedaba la luz opresiva del amanecer, el cansancio, ese sentirse como vaciado de toda personalidad, el sonido de la cafetera Moka Express en el pisito de soltero, la noticia del golpe de Pinochet o la voladura de Carrero, el propósito de enmienda.

    Tiempo de posters, librerías míticas, portadas de diseño fascinante. La densidad demográfica era tolerable, nadie soñaba con abatir a unos pilotos de Iberia con el atizador del fuego ni planeaba transformar el viejo puerto de toda la vida en una pulida área cívica donde pasear a Woody Allen. Tiempo de pelliza afgana y desconocimiento del kiwi. Salía el número 0 de Ajo Blanco, una publicación candorosamente contracultural que, contra todo pronóstico, Pepe Ribas haría durar. Eran como los chicos salvajes de Borroughs que no querían “oír hablar” de padres, de policías, que querían pulverizar un montón de cosas…

    Los años pasan. Los movimientos se hacen más lentos. Olvidamos el nombre de lugares y personas que ahora beben con moderación y estructuran memorias maliciosas, o tienen un adenoma de próstata, buscan al psiquiatra Mariano de la Cruz y no lo encuentran, se tiñen el pelo de negro azabache. Las graves hilanderas hicieron lo que suelen hacer y algunas almas descendieron a la mansión de Hades. Algunos rostros se han abotargado. Diríase que muchas carcajadas se han convertido en sonrisas renuentes.






    Comentado por: Vernon S. el 23/5/2007 a las 07:02

  • En general me gusta la gente que, entrevistada para que suelte determinadas cosas, no cumple con las expectativas. La que dice lo contrario, o lo previsto pero de una manera tan compleja y llena de matices que resulta poco útil a efectos propagandísticos.

    Por otra parte, comparto el severo enunciado de Knudsen acerca del “victimato”:
    ¡Y una po**a como una olla!

    @ Isis

    Nosotros siempre abriendo la sesión. Un beso.

    Comentado por: Vernon S. el 23/5/2007 a las 06:38

  • @Ortega, ¡Qué bien, leyó el poemita!
    Durante el Romanticismo no daban fútbol por la tele, de ahí esa manía de beber vinagre...

    Bonjour gaieté!

    Comentado por: Isis el 23/5/2007 a las 06:31

  • ¡Buenísimo artículo, Azúa!

    Sobre las virtudes homogeneizadoras del crimen (y la fe que todo crimen masivo lleva aparejada; no hay asesinato sin 'sentido') basta con echarle una ojeada a cualquier libro de René Girard 8mejor 'La violencia y lo sagrado') para saber hasta qué punto implica la violencia en las relaciones interindividuales.

    saludos

    Comentado por: Horrach el 23/5/2007 a las 01:19

  • Ya lo he leído. Es una pena no conocerles mejor para poder dejar caer algún comentario atinado. Me reconozco en esa reiteración de la "palabra" "pinceladas". Escrita. Los poemas que ponen me hacen pensar impepinablemente en Sor Juana Inés de la Cruz, no sé por qué. Es cierto que entre los unos y las otras nos limitamos a tres o cuatro temas. Lo otro eran salidas destempladas. He ojeado también algunos de los links, pero no todos, porque a veces me parecen un poco previsibles. Descubro poco a poco a personajes como Piel, redescubro el sentido común de Provoqueen, me encuentro dialogando con Maleas, que no he llegado a ubicar, ya no soy capaz de dirigirle la palabra a un Grifo, porque es emblema de algo tan elemental como el agua, y a la vez me viene a la mente una palabra encontrada en el diccionario griego-francés de mi madre que emparentaba grifo con algo así como grú o gry, que designa en griego coloquial arcaico la mugrecilla de las uñas (no lo tomen como salida de tono, sino como un repliegue a la erudición "a la violeta")

    Comentado por: Manuel Montero el 23/5/2007 a las 00:47

  • Perdón otra vez por las horas. Me salto todo el blog (ya lo leeré, he visto por encima que hay cosas interesantes) para contestar a Maleas que sí que soy pintor, que no soy el otro o los otros que tienen mi mismo nombre (un rector y un actor cubano-francés) y que mi obra se puede ver en el link que se da en mi perfil typekey, cliquando sobre mi nombre en rojo debajo de cada comentario que hago. Admito sin pudor que la promoción de mi trabajo me importa mucho, aunque sea soñador y a veces me de otras importancias. He estado en un sitio chic hace un rato hablando en voz alta muy bien de Azúa (y de Carlos Saura, de paso) y he descubierto que gente que yo conocía en París, pues, también lo leen en el periódico desde hace tiempo, y con la misma pasión (o más) que yo. ¿No tendrán un destino parecido? ¿de ser españoles para público francés? La pregunta queda ahí, ahora voy a retroceder en el blog y leer lo que han estado debatiendo ustedes, en el silencio de la alta noche. Gracias por todo, como siempre.

    Comentado por: Manuel Montero el 22/5/2007 a las 23:06

  • Escarola @
    *¿Tan evidente es que posen? Descalifica la opinión contraria pero no me da ningún motivo para pensarlo. *

    Es evidente que posan, que el grupo se mantiene unido, que adopta una composición determinada, que se muestra desplegado ante la vista del pintor y no en desorden...; y, sobre todo, que aparecen elementos inmóviles en él, cuya inmovilidad no se aviene a la idea de un grupo que se está moviendo por la habitación.

    *Quizá lo que representa el cuadro es precisamente el artificio de la pintura, bajo la ilusión de naturalidad.*

    Bien expresado. Ese, creo yo, es el motivo de la obra: el artificio de la pintura. Y la ilusión de naturalidad es tal que todo sucede como en una escena cotidiana del palacio: Todos parecen estar viendo, de paso, sin hacer nada, como sorprendidos por la cámara.

    @Piel:

    *Es decir, imaginen que el cuadro es un espejo. Las Meninas delante mirándolo, un poco más atrás Velázquez pintándolas y más atrás el que abre la puerta. Los reyes, detrás de ese espejo, a un lado y reflejándose en otro que hay en la misma pared por donde está, un poco más atrás, el mayordomo.*

    Perfecto. Así, poco más o menos, es como imagino la composición de esta obra: como una teoría sobre la proyección especular (y las consecuencias que ello comporte sobre la dignidad intelectual de la pintura, contraste entre realidad/idealidad, verdad/ilusión, etc).
    El espejo indicado resuelve el problema: Velazquez puede estar pintando a las Meninas y aparecer (reflejado) tras ellas. Y, tras él, se abre la puerta. Pero no identifico bien la posición de los reyes, si delante o detrás del espejo.
    Si están detrás del espejo, sólo verían el fondo opaco del espejo. Si están a un lado, sería correcto. Ya Escarola lo apuntó aunque lo desechó. Estoy de acuerdo porque no creo que exista ningún espejo 'real'. Creo que la obra está pintada especularmente, como si hubiera un espejo. Los reyes aparecen en un extremo de la habitación; y pueden atravesarla sin romperse las narices contra un espejo invisible. Es una opinión. ¿La solución...? Creo que Velázquez sabía mucho más. Picasso hizo varias versiones de la obra buscando distintas soluciones. Por eso me siento precavido ante quien me ofrezca la solución 'mágica' (después de hablar esta tarde con una especialista en Arte, parece ser que sigue abierto el debate sobre Las Meninas entre los académicos). Mi precaución es la misma que mostraba un jurado que pedía a los físicos aficionados su opinión sobre el gran problema de una teoría del Campo Unificado. Y el jurado les recordaba lo inútil de afirmaciones como: 'Einstein estaba equivocado' (yo tengo la verdadera solución, etc, etc....). Espero que se me entienda.

    Hell@ : Ya me gustaría conocer ese contexto económico, o político, de la obra en questión. Esta tarde, escuché una teoría sobre que Las Meninas pretendió un lanzamiento de la infanta Margarita, principal personaje de la corte por aquellos días. Es posible. La muchacha prometía.
    Saludos.

    Grifo

    Comentado por: Grifo el 22/5/2007 a las 22:50

  • No sé qué me da más miedo, si el sustantivo Libertad o el adjetivo Liberal. Agustín, ¿hay que comenzar a poner bajo sospecha los adjetivos?

    Comentado por: césar lebrato el 22/5/2007 a las 22:24

  • Algunos, como el caracol, llevamos la casa puesta... en fin.


    @Isis, no me extraña que lo del gato peleón... se descuida y lo deja sin alita.. el naranja será el nuevo, dentro de nada lo tiene negro también.

    Sonrisitas y


    Comentado por: Salmón para los gatitos el 22/5/2007 a las 22:00

  • @ Isis

    Con un romanticismo así, no es extraño que estemos como estamos.

    Comentado por: ortega el 22/5/2007 a las 21:45

  • ¿Que no me confundía con Ortega? Entonces soy yo la que protagonizo situaciones cómicas. Estupendo.

    Comentado por: escarola el 22/5/2007 a las 21:32

  • Y dos en la misma casilla se molestan. Si me confunde ud. con Ortega va a dar lugar situaciones muy cómicas...entre otras cosas porque soy mujer.

    Comentado por: escarola el 22/5/2007 a las 21:20

  • Y dos en una misma casilla como que se molestan.

    Comentado por: escarola el 22/5/2007 a las 21:15

  • Ortega

    Con el Liverpool? bueno , seremos rivales por un par de horas y recuerde que el proximo Martes nos vemos ,he anulado mis actividades de la tarde .

    Comentado por: albert pla el 22/5/2007 a las 21:15

  • Ortega

    Con el Liverpool? bueno , seremos rivales por un par de horas y recuerde que el proximo Martes nos vemos ,he anulado mis actividades de la tarde .

    Comentado por: albert pla el 22/5/2007 a las 21:14

  • Me parece que aquí tienen la cuadrícula hecha y son incapaces de imaginar una casilla nueva...

    Comentado por: escarola el 22/5/2007 a las 21:14

  • @Ortega,
    Si ha sido capaz de leer el poema en voz alta creo que está perdonado de sobra.
    Mañana fútbol.
    Un abrazo

    Comentado por: Isis el 22/5/2007 a las 21:11

  • Mis respuestas:
    1- Las masturbaciones culturales esas deberían estar subvencionadas por el Ministerio de Cultura. El resto de las masturbaciones, ya veremos.
    2- ¿Todas son validas?
    No, sólo las de los gatos tiernos y naranjas. Imprescindible lo de naranjas.
    3- No haga nada: cómase la alita de pollo ud. misma, pero no olvide desinfectarla.

    Comentado por: escarola el 22/5/2007 a las 21:08

  • Canto I de Espronceda "el breve"
    Cuando terminen de leerlo yo ya me habré dormido.
    Buenas noches, criaturas


    Sobre una mesa de pintado pino
    melancólica luz lanza un quinqué,
    y un cuarto ni lujoso ni mezquino
    a su reflejo pálido se ve:
    suenan las doce en el reloj vecino
    y el libro cierra que anhelante lee
    un hombre ya caduco, y cuenta atento
    del cansado reloj el golpe lento.

    Carga después sobre la diestra mano
    la ya rugosa y abrumada frente,
    y un pensamiento fúnebre, tirano,
    fija y domina, al parecer, su mente:
    borrarlo intenta en su ansiedad en vano,
    vuelve a leer, y en tanto que obediente
    se somete su vista a su porfía,
    lanzase a otra región su fantasía.

    «¡Todo es mentira y vanidad, locura!»,
    con sonrisa sarcástica exclamó.
    Y en la silla tomando otra postura,
    de golpe el libro y con desdén cerró:
    lóbrega tempestad su frente obscura
    en remolinos densos anubló,
    y los áridos ojos quemó luego
    una sangrienta lágrima de fuego.

    «¡Ay, para siempre, dijo, la ufanía
    pasó ya de la hermosa juventud,
    la música del alma y melodía,
    los sueños de entusiasmo y de virtud...!
    Pasaron, ¡ay!, las horas de alegría,
    y abre su seno hambriento el ataúd,
    y único porvenir, sola esperanza,
    la muerte a pasos de gigante avanza.»

    ¿Qué es el hombre? Un misterio. ¿Qué es la vida?
    ¡Un misterio también…! Corren los años
    su rápida carrera, y, escondida,
    la vejez llega envuelta en sus engaños;
    vano es llorar la juventud perdida,
    vano buscar remedio a nuestros daños;
    un sueño es lo presente de un momento,
    ¡muerte es el porvenir; lo que fue, un cuento…!

    Los siglos a los siglos se atropellan;
    los hombres a los hombres se suceden,
    en la vejez sus cálculos se estrellan,
    su pompa y glorias a la muerte ceden:
    la luz que sus espíritus destellan
    muere en la niebla que vencer no pueden,
    ¡y es la historia del hombre y su locura
    una estrecha y hedionda sepultura!

    ¡Oh, si el hombre tal vez lograr pudiera
    ser para siempre joven e inmortal,
    y de la vida el sol le sonriera,
    eterno de la vida el manantial!
    ¡Oh, cómo entonces venturoso fuera;
    roto un cristal, alzarse otro cristal
    de ilusiones sin fin contemplaría,
    claro y eterno sol de un bello día...!

    Necio, dirán, tu espíritu altanero,
    ¿dónde te arrastra, que insensato, quiere
    en un mundo infeliz, perecedero,
    vivir eterno mientras todo muere?
    ¿Qué hay inmortal, ni aún firme y duradero?
    ¿Qué hay que la edad con su rigor no altere?
    ¿No ves que todo es humo, y polvo, y viento?
    ¡Loco es tu afán, inútil tu lamento!…»

    Todos más de una vez hemos pensado
    como el honrado viejo en este punto;
    y mucho nuestros frailes han hablado,
    y Séneca y Platón sobre el asunto;
    yo, por no ser prolijo ni cansado
    que ya impaciente a mi lector barrunto,
    diré que al cabo, de pensar rendido,
    tendiose el viejo y se quedó dormido.

    Tal vez será debilidad humana
    irse a dormir a lo mejor del cuento,
    y cortado dejar para mañana
    el hilo que anudaba el pensamiento:
    dicen que el sueño, del olvido mana
    blando licor que calma el sentimiento;
    mas, ¡ay!, que a veces fijo en una idea,
    bárbaro en nuestro llanto se recrea.

    Quedose en su profundo sueño, y luego
    una visión… -¡Visión!, frunciendo el labio,
    oigo que clama, de despecho ciego,
    un crítico feroz-. Perdona, ¡oh sabio!,
    sabio sublime, espérate, te ruego
    y yo te juro por mi honor, ¡oh Fabio…!
    sino es Fabio tu nombre, en este instante
    a dártelo me obliga el consonante;

    juro que escribo, para darte gusto
    a ti sólo y al mundo entero enojo,
    un libro en que a Aristóteles me ajusto
    como se ajusta la pupila al ojo:
    mis reflexiones sobre el hombre justo
    que sirve a su razón, nunca a su antojo,
    publicaré después para que el mundo
    mejor se vuelva, ¡oh, crítico profundo!

    Que yo bien sé que el mundo no adelanta
    un paso más en su inmortal carrera
    cuando algún escritor como yo canta
    lo primero que salta en su mollera;
    pero no es eso lo que más me espanta,
    ni lo que acaso espantará a cualquiera:
    terco escribo, en mi loco desvarío,
    sin ton ni son y para gusto mío.

    La zozobra del alma enamorada,
    la dulce vaguedad del sentimiento,
    la esperanza, de nubes rodeada,
    de la memoria el dolorido acento,
    los sueños de la mente arrebatada,
    la fábrica del mundo y su portento,
    sin regla ni compás canta mi lira:
    ¡sólo mi ardiente corazón me inspira!

    Y a la extraña visión volviendo ahora
    que al triste viejo apareció en su sueño
    (que, algunas veces, cuando el alma llora,
    la mente en consolarme pone empeño,
    y bienes y delirios atesora
    que hacen más duro, al despertar, el ceño
    de la suerte fatal que en esta vida
    nos persigue con alma empedernida).

    Es fama que soñó… y he aquí una prueba
    de que nunca el espíritu reposa,
    y esto otra vez a disgregar me lleva
    de la historia del viejo milagrosa;
    y a nadie asombre que a afirmar me atreva
    que, siendo el alma la materia odiosa,
    aquí, para vivir en santa calma,
    o sobra la materia o sobra el alma.

    Quiere aquélla el descanso, y en el lodo
    nos hunde perezosa y encenaga;
    ésta presume adivinarlo todo,
    y en la región del infinito vaga:
    flojo, torpe, a traspiés como un beodo
    que con sueños su mente el vino estraga,
    la materia al espíritu obedece
    hasta que, yerta al fin, cede fallece.

    Llaman pensar así filosofía,
    y al que piensa, filósofo y ya siento
    haberme dedicado a la poesía
    con tan raro y profundo entendimiento.
    Yo, con erudición, ¡cuánto sabría!
    mas vuelta a la visión y vuelta al cuento,
    aunque ahora que un sastre es esprit fort
    no hay ya visión que nos inspire horror.

    Más me valiera el campo lisonjero
    correr de la política, y revista
    pasar con tanto sabio financiero,
    diplomático, ecónomo, hacendista,
    estadista, filósofo, guerrero,
    orador, erudito y periodista
    que honran el siglo. ¡Espléndidos varones,
    dicha no, pero honor de las naciones!

    Y mucho más sin duda me valiera,
    que no andar por el mundo componiendo,
    de niño haber seguido una carrera
    de más provecho y menor estruendo:
    que si no sabio, periodista fuera
    que es punto menos; mas, ¡dolor tremendo!,
    mis estudios dejé a los quince años,
    y me entregué del mundo a los engaños.

    ¡Oh, padres! ¡Oh, tutores! ¡Oh, maestros,
    los que educáis la juventud sencilla!
    Sigan senda mejor los hijos vuestros,
    donde la antorcha de la ciencias brilla:
    tenderos ricos, abogados diestros,
    del foro y de la bolsa maravilla,
    pueden ser, y si no, sean diputados
    graves, serios, rabiosos, moderados.

    Y si llega a ministro el tierno infante,
    llanto de gozo, ¡oh, padres!, derramad
    al contemplarle demandar triunfante
    a las Cortes un bill de indemnidad.
    -Perdón, lector, mi pensamiento errante
    flota en medio a la turbia tempestad
    de locas reprensibles disgresiones-.
    ¡Siempre juguete fui de mis pasiones!

    Por la inerte materia vaga incierta
    el alma en nuestra fábrica escondida,
    a otra vida durmiendo nos despierta
    vida inmortal, a un punto reducida.
    De la esperanza la sabrosa puerta
    el espíritu abre, y, la perdida
    memoria renovando, allí en un punto
    cuanto fue, es y será, presenta junto.

    ¿Será que el alma su inmortal esencia
    entre sueños revela, y , desatada
    del tiempo y la medida su existencia,
    la eternidad formula a la espantada
    mente oscura del hombre? ¡Oh, ciencia! ¡Oh, ciencia
    tan grave, tan profunda y estirada!
    Vergüenza ten y permanece muda.
    ¿Puedes tú acaso resolver mi duda?

    Duerme entretanto el venerable anciano,
    mientras que yo discurro sin provecho:
    figuras mil en su delirio insano
    fingiendo en torno a su encantado lecho.
    El sueño su invencible y grave mano
    posando silencioso sobre el pecho,
    formas de luz y de color sombrío
    arroja el huracán del desvarío.

    Y como el polvo en nubes que levanta
    en remolinos rápidos el viento,
    formas sin forma, en confusión que espanta,
    alza el sueño en su vértigo violento:
    del vano reino el límite quebranta
    vago escuadrón de imágenes sin cuento,
    y otros mundos al viejo aparecían,
    y esto los ojos de su mente vían.

    En lóbrego abismo que sombras eternas
    envuelven en densa tiniebla y horror,
    do reina un silencio que nunca se altera,
    y ahuyenta el olvido del mundo el rumor,
    con lástima y pena, mirando al anciano,
    vaporosa sombra de un lejano bien,
    de vagos contornos confusa figura,
    cual bello cadáver, se alzó una mujer,

    y oyose enseguida lánguida armonía,
    música suave, y luego una voz
    cantó, que el oído no la percibía,
    sino que tan sólo la oyó el corazón:

    «Débil mortal, no te asuste
    mi oscuridad ni mi nombre;
    en mi seno encuentra el hombre
    un término a su pesar.
    Yo compasiva le ofrezco
    lejos del mundo un asilo,
    donde a mi sombra tranquilo
    para siempre duerma en paz.

    Isla yo soy de reposo
    en medio el mar de la vida,
    y el marinero allí olvida
    la tormenta que pasó:
    Allí convidan al sueño
    aguas puras sin murmullo;
    allí se duerme al arrullo
    de una brisa sin rumor.

    Soy melancólico sauce
    que su ramaje doliente
    inclina sobre la frente
    que arrugara el padecer;
    y duerme al hombre, y sus sienes
    con fresco jugo rocía,
    mientras el ala sombría.
    bate el olvido sobre él.

    Soy la virgen misteriosa
    de los últimos amores,
    y ofrezco un lecho de flores
    sin espinas ni color,
    y amante doy mi cariño
    sin vanidad ni falsía;
    no doy placer ni alegría:
    mas es eterno mi amor.

    En mí la ciencia enmudece,
    en mí concluye la duda,
    y árida, clara y desnuda
    enseño yo la verdad;
    y de la vida y la muerte
    al sabio muestro el arcano,
    cuando al fin abre mi mano
    la puerta a la eternidad.

    Ven, y tu ardiente cabeza
    entre mis brazos reposa;
    tu sueño, madre amorosa,
    eterno regalaré:
    ven, y yace para siempre
    en blanda cama mullida,
    donde el silencio convida
    al reposo y al no ser.

    Dejad que inquieten al hombre,
    que loco al mundo se lanza,
    mentiras de la esperanza.
    Recuerdos del bien que huyó:
    mentira son sus amores,
    mentira son sus victorias,
    y son mentira sus glorias,
    y mentira su ilusión.

    Cierre mi mano piadosa
    tus ojos al blando sueño
    y empape suave beleño
    tus lágrimas de dolor:
    yo calmaré tu quebranto
    y tus dolientes gemidos,
    apagando los latidos
    de tu herido corazón.»

    ¿Visteis la luna reflejar serena
    entre las aguas de la mar sombría,
    cuando se calma nuestra amarga pena,
    y siente el corazón melancolía?

    ¿Y el mar que allá a lo lejos se dilata,
    imagen de la oscura eternidad,
    y el horizonte azul bañado en plata,
    rico dosel que desvanece el mar?

    ¿Y del aura sutil que se desliza
    por las aguas, oísteis el murmullo,
    cuando las olas argentadas riza
    con blanda queja y con doliente arrullo?

    ¿Y sentisteis tal vez un tierno encanto,
    una voz que regala el corazón,
    dulce, inefable y misterioso canto
    de vago afán e incomprensible amor?

    Blanda así la quimérica armonía
    sonó del melancólico cantar;
    vibraciones del alma y melodía
    de un corazón que fatigó el pesar.

    Y la amorosa y pálida figura
    dos amarillos brazos extendió,
    y sus lánguidos ojos de dulzura
    al triste viejo con piedad volvió.

    Ojos sin luz que su mirada hiela,
    intima, intensa el corazón domina
    en densas sombras los sentidos vela,
    en mudo pasmo la razón fascina.

    Coagularse su sangre el viejo siente
    poco a poco en sus venas con sabroso
    desmayo, y que se trueca su impaciente
    afán en un letargo vaporoso.

    Entorpece sus miembros y embriaga
    su mente aquella mágica figura,
    la breve luz de su existencia apaga
    con su mirada de fatal ternura.

    Sus labios besa con mortal anhelo
    cariñosa la pálida visión,
    y a la entrañas se desprende el hielo
    de sus áridos labios sin color.

    Sus ojos fijos en los muertos ojos
    desvanecidos de mirar sentía,
    los rayos de su luz yertos despojos
    que la mirada mágica absorbía.

    Por su cuerpo un deleite serpeaba,
    sus nervios suavemente entumeciendo,
    y el espíritu dentro resbalaba,
    grato sopor y languidez sintiendo.

    Ya su delgada, amarillenta mano,
    sobre su pecho, a reposarla extiende,
    y exánime mirándola el anciano,
    yerto e inmóvil su destino atiende.

    Así al viajero fatigado, cuando
    el sueño los sentidos entorpece,
    las fuerzas poco a poco van faltando,
    y el cuerpo perezoso desfallece.

    Y perdido en la áspera montaña,
    sobre la nieve desplomado cae,
    su juicio se devana y enmaraña,
    gratas visiones su desmayo trae.

    Y lenta y muellemente adormecida
    la máquina mortal, lánguidamente
    bostezar torpe la ondulante vida
    entre los brazos de la muerte siente.

    ¿Será que, consumida por los años,
    siente placer la vida fatigada.
    en dejar de este mundo los engaños,
    el término al tocar de su jornada?

    ¿La trabazón de la materia inerte
    desatada, disuelto el cuerpo expira,
    y el espíritu, cercana ya la muerte,
    por la perdida libertad suspira?

    Rendido en tanto el moribundo anciano,
    con deleite la eterna paz espera;
    su mano estrecha la aterida mano
    que marca el fin de su vital carrera,
    cuando a otra parte con estruendo el suelo
    crujir y el muro de su estancia siente,
    y ven sus ojos un inmenso cielo
    desarrollarse en luz de oro candente.

    Rico manto de lumbre y pedrería,
    tachonado de soles a millares,
    olas de aljofarada argentería
    meciendo el aire en esparcidos mares.

    Y un sol con otro sol que se eslabona
    en torno a una deidad orlan su frente,
    y los rayos de luz de su corona
    en un velo la envuelven transparente.

    Majestuosa, diáfana y radiante
    su hermosura, en su lumbre se confunde,
    agitada columna coruscante,
    júbilo y vida por doquier difunde.

    Eterno amor, inmarcesibles glorias,
    armas, coronas de oro y de laurel,
    triunfos, placeres, esplendor, victorias,
    ilusiones, riquezas y poder.

    Eterna vida, eterno movimiento,
    los sueños de la dulce poesía,
    el sonoro y quimérico concento
    de la rica extasiada fantasía.

    El eco blando del primer suspiro,
    la dulce queja del primer amor,
    la primera esperanza y el respiro,
    que pura exhala la aromosa flor,

    la faz hermosa de la noche en calma
    y el son del melancólico laúd,
    los devaneos plácidos del alma,
    el sosiego y la paz de la virtud,

    la santa dicha del hogar paterno,
    del amigo la plática sabrosa,
    del blando sueño en el regazo tierno
    de la feliz, enamorada esposa,

    el puro beso del alegre niño
    que en torno de sus padres juguetea,
    prenda de amor, emblema del cariño
    en que el alma gozosa se recrea;

    la fe, la religión, bálsamo suave
    que vierte en el espíritu consuelo,
    y de las ciencias el estudio grave
    que alza la mente a la región del cielo;

    la máquina del mundo y su hermosura,
    que arrobado el espíritu contempla;
    la augusta soledad que la amargura
    tal vez del alma combatida templa;

    de la pasión el goce turbulento,
    siguiendo atropellado a la esperanza,
    ligero tamo que arrebata el viento
    y despeñado a su ilusión se lanza,

    el aplauso del mundo y la tormenta,
    y el afán y el horrísono vaivén,
    el noble orgullo y la ambición sangrienta
    del nombre avara y de esplendente prez;

    del tronante cañón el estampido,
    el lujo y el furor de la batalla,
    del corazón el bélico latido,
    que hace que hierva la abrasante malla;

    el oro que famélico codicia
    el hombre, y en montones lo atesora;
    alimento infernal de la avaricia,
    que hambre más siente cuanto más devora;

    la crápula, el escándalo y mareo
    de en vicios rica, estrepitosa orgía;
    el pudor resistiéndose al deseo,
    y mezclándose el vino en la porfía;

    la sangre danza en movimiento blando,
    que orna voluptuosa liviandad,
    al goce, al apetito convidando
    con sus mórbidas formas la beldad.

    Cuanto fingió e imaginó la mente,
    cuanto del hombre la ilusión alcanza,
    cuanto creara la ansiedad demente,
    cuanto acaricia en sueños la esperanza,
    la radiante visión maravillosa
    brinda con mano pródiga en montón,
    y en óptica ilusoria y prodigiosa
    pasar el viejo ante sus ojos vio.

    Y entre aplausos, y músicas, y estruendo,
    y de ella en pos la Humanidad entera,
    y en torno de ella armónica volviendo
    el giro eterno la argentada esfera;
    suenan voces y cánticos sonoros
    que el aire en ecos derramados hienden,
    y ángeles mil en matizados coros
    el aire rasgan y en fulgor lo encienden.

    Y una voz como ráfaga de viento,
    palpitando de vida y de armonía
    sobre el vario, magnífico concento,
    así cantando resonar se oía:

    «Salve, llama creadora del mundo,
    lengua ardiente de eterno saber;
    puro germen, principio fecundo
    que encadenas la muerte a tus pies.

    Tú la inerte materia espoleas,
    tú la ordenas juntarse y vivir
    tú su lodo modelas y creas
    miles seres de formas sin fin.

    Desbarata tus obras en vano
    vencedora la muerte tal vez,
    de sus restos levanta tu mano
    nuevas obras triunfante otra vez.

    Tú la hoguera del sol alimentas,
    tú revistes los cielos de azul,
    tú la luna en las sombras argentas,
    tú coronas la aurora de luz.

    Gratos ecos el bosque sombrío
    verde pompa a los árboles das,
    melancólica música al río,
    ronco grito a las olas del mar.

    Tú el aroma en las flores exhalas,
    en los valles suspiras de amor,
    tú murmuras del aura en las alas,
    en el Bóreas retumba tu voz.

    Tú derramas el oro en la tierra
    en arroyos de hirviente metal,
    tú abrillantas la perla que encierra
    en su abismo profundo la mar.

    Tú las cárdenas nubes extiendes,
    negro manto que agita Aquilón,
    con tu aliento los aires enciendes,
    tus rugidos infunden pavor.

    Tú eres pura simiente de vida,
    manantial sempiterno de bien,
    luz del mismo Hacedor desprendida,
    juventud y hermosura es tu ser.

    Tú eres fuerza secreta que el mundo
    en sus ejes impulsa a rodar,
    sentimiento armonioso y profundo
    de los orbes que anima tu faz.

    De tus obras los siglos que vuelan
    incansables artífices son,
    del espíritu ardiente cincelan
    y embellecen la estrecha prisión.

    Tú en violento, veloz torbellino
    los empujas enérgica, y van:
    y adelante en tu raudo camino
    a otros siglos ordenas llegar.

    Y otros siglos ansiosos se lanzan,
    desparecen y llegan sin fin,
    y en su eterno trabajo se alcanzan,
    y se arrancan sin tregua el buril.

    Y afanosos sus fuerzas emplean
    en tu inmenso taller sin cesar,
    y en la tosca materia golpean,
    y redobla el trabajo su afán.

    De la vida en el hondo océano
    flota el hombre en perpetuo vaivén,
    y derrama abundante tu mano
    la creadora semilla en su ser.

    Hombre débil, levanta la frente,
    por tu labio en su eterno raudal,
    tú serás como el sol en Oriente,
    tú serás como el mundo inmortal.»

    Calló la voz, y el armonioso coro
    y el estruendo y la música siguió,
    y repitiendo el cántico sonoro,
    turbas inmensas pasan en montón.

    Sus alas lanzan luminosa estela,
    como la nave en la serena mar,
    y entre su viva luz la luz riela
    más pura de la imagen inmortal.

    Cruzando va cual fulgurante tromba
    su cortejo magnífico en redor,
    y el viento rompe cual lanzada bomba
    sobre otros soles desprendido sol.

    Atónito la faz alza el anciano,
    como el que vuelve en sí en el ataúd,
    con ansia, angustia y con delirio insano,
    aire buscando y anhelando luz.

    Que en el regazo del no ser dormido,
    el alto estruendo en su estupor sintió,
    el intrépido canto hirió su oído,
    y súbito sus nervios sacudió.

    Y el yerto brazo de la sombra fría
    que vierte al corazón hielo mortal,
    aparta con afán en su agonía,
    volar ansiando a la gentil deidad.

    Y entrambos brazos con anhelo tiende,
    atento el canto animador escucha,
    de la visión de muerte se desprende,
    y por moverse y levantarse lucha.

    Los ojos abre al resplandor inciertos,
    la luz buscando que su luz excita,
    sienten grato calor sus miembros muertos,
    con nuevo ardor su corazón palpita.

    La sangre hierve en las hinchadas venas,
    siente volver los juveniles bríos,
    y ahuyentan de su frente albas serenas
    los pensamientos de la edad sombríos.

    Y desprendidas ráfagas de lumbre
    su cuerpo bañan y su sien circundan;
    torrentes mil de la argentada cumbre,
    vertiendo vida, en su esplendor le inundan.

    Y bajando la diosa encantadora,
    mecida en olas de encendido viento,
    en torno de él la tropa voladora
    esparce juventud y movimiento.

    Y su rostro se pinta de hermosura,
    viste su corazón la fortaleza,
    brilla en su frente juvenil tersura,
    negros rizos coronan su cabeza.

    El alma en su mirar se transparenta,
    mirar sereno, vívido y ardiente,
    y su robusta máquina alimenta
    la eterna llama que en el pecho siente.

    Contra su seno la deidad le abraza,
    y en su velo le envuelve y le ilumina,
    y a su ruina y su destino enlaza.
    El destino del mundo y su ruina.

    -------------------------------------------

    «Tú los siglos hollarás,
    sonó la voz de la altura,
    pasar los hombres verás,
    del mundo la edad futura
    como el mundo correrás.

    El sol que hoy nace en Oriente
    y que ilumina tu frente,
    pasarán edades cien,
    y cual hoy resplandeciente
    la iluminará también.

    El crudo invierno sombrío,
    del pintado abril las flores,
    las galas del bosque umbrío,
    los rigurosos calores
    de los meses del estío.

    Pasarán, y contarás
    hora a hora y mes a mes,
    y un año y otro verás,
    y un siglo y otro después,
    sin que se acabe jamás;
    y eternamente bogando,
    y navegando continuo,
    sin hallar descanso, andando
    irás siempre, caminando,
    sin acabar tu camino.

    Y los siglos girarán
    en perpetuo movimiento,
    las naciones morirán,
    y se escuchará tu acento
    en los siglos que vendrán.

    Pero si acaso algún día
    lloras tal vez tu orfandad,
    y al cielo clamas piedad,
    y en lastimosa agonía
    maldices tu eternidad,
    acuérdate que tú fuiste
    el que fijó tu destino,
    que ser inmortal pediste,
    y arrojarte al torbellino
    de las edades quisiste.

    Y que el mundo te dará
    cuanto el mundo en sí contiene,
    que tuyo el mundo será,
    y ya para ti previene
    cuanto ha tenido y tendrá.»

    -------------------------

    En tanto el luciente coro
    repitió luego el cantar,
    y remontándose al cielo,
    la luz plegándose va
    entre nubes de oro y nácar
    que esconden a la deidad,
    y las voces en los aires
    perdidas se escuchan ya.

    Allá en lejana armonía
    como un eco resonar:

    «Y que el mundo te dará
    cuanto el mundo en sí contiene,
    que tuyo el mundo será,
    y ya para ti previene
    cuanto ha tenido y tendrá.»

    ------------------------

    Dicha es soñar cuando despierto sueña
    el corazón del hombre su esperanza,
    su mente halaga la ilusión risueña,
    y el bien presente al venidero alcanza.
    Y tras la aérea y luminosa enseña
    del entusiasmo el ánimo se lanza
    bajo un cielo de luz y de colores,
    campos pintando de fragantes flores.

    Dicha es soñar, porque la vida es sueño,
    lo que fingió tal vez la fantasía,
    cuando, embriagada en lánguido beleño,
    a las regiones del placer nos guía.
    Dicha es soñar, y el rigoroso ceño
    no ver jamás de la verdad impía.
    Dicha es soñar y en el mundano ruido
    vivir soñando y existir dormido.

    Y un sueño a la verdad pasa la vida,
    sueño al principio de dorada lumbre,
    senda de flores mil, fácil subida
    que a un monte lleva de lozana cumbre;
    después, vereda áspera y torcida,
    monte de insuperable pesadumbre,
    donde, cansada de una en otra breña,
    llora la vida y lo pasado sueña.

    Sueños son los deleites, los amores,
    la juventud, la gloria y la hermosura;
    sueños las dichas son, sueños las flores,
    la esperanza, el dolor, la desventura;
    triunfos, caídas, bienes y rigores
    el sueño son que hasta la muerte dura,
    y en incierto y continuo movimiento
    agita al ambicioso pensamiento.

    Siento no sea nuevo lo que digo,
    que el tema es viejo y la palabra rancia,
    y es trillado sendero el que ahora sigo,
    y caminar por él ya es arrogancia.
    En la mente, lector, se abre un postigo,
    sale una idea y el licor escancia
    que brota el labio y que la pluma vierte,
    y en palabras y frases se convierte.

    Nihil novum sub sole, dijo el sabio:
    Nada hay nuevo en el mundo; harto lo siento,
    que, como dicen vulgarmente, rabio
    yo por probar un nuevo sentimiento.
    Palabras nuevas pronunciar mi labio.
    renovado sentir mi pensamiento,
    ansío, y girando en dulce desvarío,
    ver nuevo siempre el mundo en torno mío.

    Uniforme, monótono y cansado
    es sin duda este mundo en que vivimos;
    en Oriente de rayos coronado,
    el sol que vemos hoy, ayer le vimos;
    de flores vuelve a engalanarse el prado,
    vuelve el Otoño pródigo en racimos,
    y tras los hielos del Invierno frío,
    coronado de espigas el Estío.

    ¿Y no habré yo de repetirme a veces,
    decir también lo que otros ya dijeron,
    a mí, a quien quedan ya sólo las heces
    del rico manantial en que bebieron?
    ¿Qué habré yo de decir que ya con creces
    no hayan dicho tal vez los que murieron:
    Byron y Calderón, Shakespeare, Cervantes
    y tantos otros que vivieron antes?

    ¿Y aun asimismo acertaré a decirlo?
    ¿Saldré de tanto enredo en que me he puesto?
    Ya que en mi cuento entré, ¿podré seguirlo
    y el término tocar que me he propuesto?
    Y aunque en mi empeño logre concluirlo,
    ¿a ti no te será nunca molesto,
    ¡oh, caro comprador!, que con zozobra
    imploro en mi favor, comprara mi obra?

    Nada menos te ofrezco que un poema
    con lances raros y revuelto asunto,
    de nuestro mundo y sociedad emblema,
    que hemos de recorrer punto por punto:
    Si logro yo desenvolver mi tema,
    fiel traslado ha de ser, cierto trasunto
    de la vida del hombre y la quimera
    tras de que va la Humanidad entera.

    Batallas, tempestades, amoríos
    por mar y tierra, lances, descripciones
    de campos y ciudades, desafíos,
    y el desastre y furor de las pasiones,
    goces, dichas, aciertos, desvaríos,
    con algunas morales reflexiones
    acerca de la vida y de la muerte,
    de mi propia cosecha que es mi fuerte.

    En varias formas, con diverso estilo,
    en diferentes géneros, calzando
    ora el coturno trágico de Esquilo,
    ora la trompa épica sonando,
    ora cantando plácido y tranquilo
    ora en trivial lenguaje, ora burlando,
    conforme esté mi humor, porque a él me ajusto
    y allá van versos donde va mi gusto.

    Verás, lector, a nuestro humilde anciano,
    que inmortal de su lecho se levanta,
    lanzarse al mundo de su dicha ufano,
    rico de la esperanza que le encanta.
    Verás luego también...; pero ¿a qué en vano
    me canso en ofrecerte empresa tanta,
    si hasta que el uno al otro nos cansemos
    tú y yo en compañía caminando iremos?

    Más vale prometerte poco ahora
    y algo después cumplirte, lector mío,
    no empiece yo con voz atronadora
    y luego acabe desmayado y frío;
    no una altiva columna vencedora,
    que jamás rinda con su planta, impío
    el tiempo destructor, alzar intento;
    yo con pasar mi tiempo me contento.

    No es dado a todos alcanzar la gloria
    de alzar un monumento suntuoso
    que eternice a los siglos la memoria
    de algún hecho pasado grandioso:
    Quédele tanto al que escribió la historia
    de nuestro pueblo, al escritor lujoso,
    al conde que del público tesoro
    se alzó a sí mismo un monumento de oro.

    Al que supo, erigiendo un monumento
    (que tal le llama en su modestia suma),
    premio dar a su gran merecimiento
    y en pluma de oro convertir su pluma,
    al ilustre asturiano, al gran talento,
    flor de la historia y de la hacienda espuma,
    al necio audaz de corazón de cieno
    a quien llaman el Conde de Toreno.

    ¡Oh, gloria! ¡Oh, gloria! ¡Lisonjero engaño,
    que a tanta gente honrada precipitas!
    Tú al mercader pacífico en extraño
    guerrero truecas y a lidiar lo excitas;
    su rostro vuelves bigotudo, huraño;
    con entusiasmo militar le agitas,
    y haces que sea su mirada horrenda
    susto de su familia y de su tienda.

    Tú, al que otros tiempos acertaba apenas
    a escribir con fatigas una carta,
    animas a dictar páginas llenas
    de verso y prosa en abundante sarta;
    político profundo en sus faenas,
    folletos traza, artículos ensarta,
    suda y trabaja, y en marchar se emplea
    resmas para envolver alcaravea.

    Otros, ¡oh gloria!, sin aliento vagan
    solícitos huyendo acá y allá,
    suponen clubs y con recelo indagan
    cuándo el Gobierno a aprisionarlos va:
    A estos, si los destierran, los halagan;
    nadie en ellos pensó ni pensará,
    y andan ocultos y mudando trajes,
    creyéndose terribles personajes.

    Estos, por lo común, son buena gente,
    son a los que llamamos infelices,
    hombres todo entusiasmo y poca mente,
    que no ven más allá de sus narices;
    raza que el pecho denodado siente
    antes que, ¡oh fiero mandarín!, atices
    uno de tus legales ramalazos,
    que les dobla ante el rey los espinazos.

    Otros te siguen, engañosa gloria,
    que allá en sus pueblos son pozos de ciencia
    que, creyéndose dignos de la historia,
    varones de gobierno y experiencia,
    ansiosos de alcanzar alta memoria
    y abusos corregir con su elocuencia,
    Diputados al fin se hacen nombrar,
    tontos de buena fe para callar.

    Éstos viven después desesperados,
    del ministro además desatendidos,
    en el mundo político ignorados
    y del pueblo también desconocidos;
    andan en la cuestión extraviados,
    siempre sin tino, torpes los sentidos,
    dando a saber con pruebas tan acerbas
    que pierden fuerzas en mudando yerbas.

    A todos, gloria, tu pendón nos guía,
    y a todos nos excita tu deseo:
    apellidarse socio, ¿quién no ansía
    y en las listas estar del Ateneo?
    ¿Y quién, aficionado a la poesía,
    no asiste a las reuniones del Liceo,
    do la luz brilla dividida en partes
    de tanto profesor de Bellas Artes?

    Es cierto que allí van también profanos
    en busca de las lindas profesoras,
    hombres sin duda en su pensar livianos,
    que de todo hacen burla a todas horas,
    sin gravedad, de entendimiento vanos,
    gentes de natural murmuradoras,
    que se mofaran de Villena mismo
    evocando los diablos del abismo.

    Y yo, ¡pobre de mí!, sigo tu lumbre,
    también, ¡oh, gloria!, en busca de renombre.
    Trepar ansiando al templo de tu cumbre,
    donde mi fama al universo asombre:
    Quiero que, de tu rayo a la vislumbre,
    brille grabado en mármoles mi nombre
    y espero que mi busto adorne un día
    algún salón, café o peluquería.

    O el lindo tocador de alguna hermosa
    coronaré en figura de botella,
    lleno mi hueco vientre de olorosa
    agua que pula el rostro a la doncella;
    L'eau véritable de colonia y rosa
    el rótulo en francés dirá a mi huella:
    que de su vida al fin tanto blasón
    ha logrado alcanzar Napoleón.

    En tanto ablanda, ¡oh, público severo!,
    y muéstrame la cara lisonjera;
    esto le pido a Dios, y algún dinero,
    mientras sigo en el mundo mi carrera;
    y porque fatigarte más no quiero,
    caro lector, al otro canto espera,
    el cual sin falta seguirá; se entiende
    si éste te gusta y la edición se vende.























































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































    Comentado por: Isis el 22/5/2007 a las 21:03

  • no

    Comentado por: Isis el 22/5/2007 a las 20:24

  • @Isis

    debió cortar el alita antes de dársela.... Eche un jarro con agua fríaa los gatos, coja el ala y pártala. ¿Bocafloja, va dedicado o es casualidad?

    Comentado por: Salomón el 22/5/2007 a las 20:20

  • bocafloja

    Comentado por: Isis el 22/5/2007 a las 19:52

  • @Salomón, nunca meta la mano entre dos gatos que se pelean.

    Comentado por: Isis el 22/5/2007 a las 19:51

  • @Isis.... y sus Preguntas :

    1-a) ¿Las masturbaciones cerebrales ante una obra de arte deberían estar reguladas por ley?

    R.-Deberían estar prohibidas por ley

    b)¿o sólo si cobras por ello?

    R.-Ah! eso es otra cosa

    2- En caso de conflicto entre dos observadores de la obra de arte, ¿qué solución me proponen,1, 1a, 1b, 2, 2a, 2b, 3...?

    R.-Todas son ciertas

    3- ¿Qué hago con los gatos? Se están peleando por una alita de pollo. Uno es grande, sucio y fiero, el otro es pequeño naranja y de ojos tiernos.

    R.- Partir el alita en dos trocitos, uno para el peleon y otro para el tierno


    Hala, me voy a comer.


    ¿Ya ha terminado?

    Comentado por: Salomón el 22/5/2007 a las 19:39

  • @ Pla

    Ortega está castigado cara a la pared por bocafloja.
    Si le perdonan, mañana mirará el partido e irá con el Liverpool.

    Comentado por: ortega el 22/5/2007 a las 19:30

  • Es que de cerca veo peor.

    Comentado por: Isis el 22/5/2007 a las 18:57

  • @Isis,
    póngase las gafas, Knudsen es el buenorro que baila... El de la lira es un primo mío.

    Comentado por: melusina el 22/5/2007 a las 18:34

  • @Melusina y Knudsen
    ¡Caramba cómo se lo montan ustedes en cuanto les dan unas katiuskas!
    Y cómo toca y con qué movimiento de rubia melena. Ay.

    Comentado por: Isis el 22/5/2007 a las 18:29

  • Curioso, casi estoy segura que el año pasado, por esta época...quizás un poco más tarde, hablaron largo y tendido sobre la prostitucion.De verdad que hubo de todo, la mayoría no merecía la pena. Ortega, al final, hizo una estadística donde concluía que el tema de la prostitución había sido el más popular de los presentados. Recuerdo haber cuestionado esta estadística ya que casi la mitad de los comentarios venían de un sólo comentador! Tengo que admitir que en esa época había algunos cachondos que solo querían ser graciosos. Me sorprende mi memoria...Lo podría comprobar alguien?... puedo estar equivocada. Besos

    Comentado por: chiqui el 22/5/2007 a las 18:16

  • Ya que se trata de la guerra y he leído por ahí a Ferlosio, que le gusta tanto America, la America hispana, recomiendo vivamente a uno que no es muy santo de mi devoción y en el que podrá encontrar el sr. Ortega el dictum famoso y más cosas, en pluma de mejor escritor, pensador, jurista e intelectual, aunque repito no sea muy santo de....ya saben... el libro suyo es: 'El problema de la guerra y las vías para la paz' de N.Bobbio, en Gedisa; y otro de Gines de Sepúlveda: 'Tratado sobre las justas causas de guerra conta los indios' en Fondo de de cultura, que no creo que le haga mucha gracia al sr. Ferlosio, él es, creo yo, mas de De las Casas y poco aristotélico...
    Por mi parte, como decía el ilustre J.Marías citando a no sé quien autor latino... quizá un tal Dión Casio acerca de como los cántabros en sus asambleas preparaban la guerra, al parecer se tiraban toda la noche.... 'armis insonantibus' alrededor de la hogera...así estoy yo...preparando...

    Saludos

    Comentado por: vic el 22/5/2007 a las 18:15

  • @Melusina,
    Y desatada, insisto:) Hoy habrá nadado hasta Creta y vuelta por lo menos.

    Comentado por: Isis el 22/5/2007 a las 17:41

  • @ Isis,

    Lo he pillao. Hoy estoy inteligente ;)

    Comentado por: melusina el 22/5/2007 a las 17:38

  • @Melusina,
    La expresión no iba con esas palabras cretenses. Era por el libro, y para comprobar que las palabras fuertes, dichas en otros idiomas, suenas distintas... (Ahora es cuando pueden levantar una ceja)

    Comentado por: Isis el 22/5/2007 a las 17:31

  • Mañana final de champions !!!! voy con el Milan

    Comentado por: albert pla el 22/5/2007 a las 17:27

  • Merde!

    Comentado por: Isis el 22/5/2007 a las 17:24

  • Pregunta la libertad al amor:
    - ¿Qué has hecho con las alas que te regalé? Otra vez vienes andando.
    - Las tengo, pero cada vez que me las pongo, pierdo el camino.
    - Es una pena, porque para la altura que te mereces, sólo con mis alas puedes ir.

    Un poeta cretense.

    Comentado por: melusina el 22/5/2007 a las 17:19

  • @ Ortega,

    muchas gracias por la entrevista a Savater. No tiene desperdicio

    Comentado por: knudsen el 22/5/2007 a las 17:06

  • Ya lo ha conseguido. Ya me he puesto colorada otra vez...

    Comentado por: melusina el 22/5/2007 a las 17:06

  • Claro que no me imagino a una anguila bailando con un atril, pero por eso le dije que era con los ojos cerrados.
    Me voy a seguir con el plumero.

    Comentado por: Isis el 22/5/2007 a las 17:01

  • ¡qué bonito es Cuatro Vientos, madre!

    Comentado por: knudsen el 22/5/2007 a las 17:01

  • @Isis, también. Es que soy muy friolera, y una perezosa, y me encanta hacer el vago en los sofás.

    Comentado por: melusina el 22/5/2007 a las 16:59

  • @Ortega, (no sé qué me lo ha recordado...) No dijo nada del baile. Se escurre usted cual anguila.

    Comentado por: Isis el 22/5/2007 a las 16:57

  • @ Isis y Melusina,

    ¡Ay!

    Comentado por: knudsen el 22/5/2007 a las 16:56

  • @Melusina, Lo decía por su fijación con las mantas...


    Comentado por: Isis el 22/5/2007 a las 16:55

  • @ Knudsen
    ¡Por supuesto! Y si le hace falta el escote, digo, el hombro para apoyarse, pues aquí también.

    @ Isis
    De donde más viento hace de Madrid.

    Comentado por: melusina el 22/5/2007 a las 16:52

  • @Knudsen,
    Se lo paso, que estoy subscrita. Pero aquí los leemos en la cama, oi.
    Besos risueños

    Comentado por: Isis el 22/5/2007 a las 16:50

  • @Melusina, yo estoy marchosa, géminis y primaveral pero ¡anda que usted! está desatá perdía. No quiero ni imaginarme a su jefe asomado a mis... turgentes senos (Ortega dixit) pero sí a la drag queen de Jerjes tan dulce, suave y con gafas enamorando a la hermana del mochales en esta otra peli.
    Por supuesto me quedo con Colin Firth un millón de veces o más.
    Su jefe, no lo dude, cobra por ello, y ya sabe a qué me refiero.
    Me encanta verles animados, criaturas

    PS: ¿Sus orígenes son zamoranos?




    Comentado por: Isis el 22/5/2007 a las 16:45

  • @ Melusina,
    aunque fuese un error, todos esos abrazos son míos, ¿eh? Santa Rita, Santa Rita...

    Escribe Vd. como lo ángeles

    Mañana mismo me compro The Economist

    Comentado por: knudsen el 22/5/2007 a las 16:44

  • @Melusina, yo estoy marchosa, géminis y primaveral pero ¡anda que usted! está desatá perdía. No quiero ni imaginarme a su jefe asomado a mis... turgentes senos (Ortega dixit) pero sí a la drag queen de Jerjes tan dulce, suave y con gafas enamorando a la hermana del mochales en esta otra peli.
    Por supuesto me quedo con Colin Firth un millón de veces o más.
    Su jefe, no lo dude, cobra por ello, y ya sabe a qué me refiero.
    Me encanta verles animados, criaturas

    PS: ¿Sus orígenes son zamoranos?

    Comentado por: Isis el 22/5/2007 a las 16:43

  • @ Melusina,

    otros tantos para usted. Muchas gracias

    Perdón a todos por mis malas pulgas

    Comentado por: knudsen el 22/5/2007 a las 16:41

  • Se le ha ido la pinza al aparato...

    Comentado por: melusina el 22/5/2007 a las 16:40

  • @ Knudsen
    Un abrazo de cariño.

    Comentado por: melusina el 22/5/2007 a las 16:31

  • @ Knudsen
    Un abrazo de cariño.

    Comentado por: melusina el 22/5/2007 a las 16:28

  • @ Knudsen
    Un abrazo de cariño.

    Comentado por: melusina el 22/5/2007 a las 16:26

  • *La exigencia, para trabajar con una mujer, de ser amamantado antes cinco veces por ella, probablemente crea un clima muy positivo que redunda en excelentes resultados laborales…*

    Vernon S. | 22/05/2007 9:01:49

    A cuento de las conversaciones de hoy:
    Mi jefe inmediato en la oficina es uno de esos personajes sobre los que no es necesario hacer chistes, porque él mismo lo es en su más absoluta mismidad: aburrido, sabelotodo, autosuficiente, pedante, antilujuria y un montón de cosas más que no vienen al caso. Como podrán imaginar, los espejos de su casa muestran otro personaje completamente distinto, pero él sale de casa todos los días dispuesto a comerse el mundo.
    Hoy, precisamente, me he levantado de buen humor y he venido luciendo escote (no es que haya gran cosa que lucir, entiéndanme, pero en comparación con el resto de las féminas de la oficina, sí, tengo tetas). Y hoy, precisamente, él ha decidido que tocaba trabajar. Resultado: ha estado tres horas hablándole a mis susodichas, mientras yo escribía al ordenador. El hilo de mis pensamientos a lo largo de esas tres horas ha sido variopinto:
    - ¿habrá leído él también la observación de Vernon S.?
    - esta mañana no ha desayunado
    - ¿su churri?...... otra tabla de planchar….
    - pero, ¿qué les verá? Si tampoco es para tanto…
    - después de todo, el burka no debe ser tan incómodo, aunque a él le quedaría mejor
    - se me va a escapar un exabrupto, pero, claro, el c a b r ó n sabe que no puedo decir nada, porque no tengo convenio colectivo y me puede poner en la pu ta calle cuando quiera
    - ¡¡uffff!! Aguanta, chata, que ya queda menos… y mañana, con el jersey de cuello vuelto

    No sé qué pensar sobre la normativa egipcia esa, la verdad. Hoy no me habría importado en absoluto. Aunque me gustaría más si fuera yo la que pudiera elegir con quién pasar el día en la oficina.

    *¿Las masturbaciones cerebrales ante una obra de arte deberían estar reguladas por ley? ¿o sólo si cobras por ello?*
    Isis | 22/05/2007 14:23:19

    Cuando el susodicho se mete en el baño con el Economist durante más rato del necesario, ¿es porque se masturba pensando en mis tetas? ¿Me estoy perdiendo una revista interesantísima?

    @ Vernon S.

    Su observación me hizo mucha gracia al principio de la mañana. Luego, se fastidió el asunto, pero no tiene usted la culpa. Sigue siendo usted muy achuchable.

    @ Isis

    La noto alterada…

    Bonita la canción, la peli (para tardes de domingo tontorronas), mejor aún Colin Firth, pero lo que hace falta es más sexo y menos historias. ¿Reconoce a Jerjes entre los actores?

    Si fuera mueble, elegiría ser manta, sin duda.

    Comentado por: melusina el 22/5/2007 a las 16:18

  • @ Isis,

    Muchas gracias. Como siempre. Hvala lepo (muchas gracias)

    Comentado por: knudsen el 22/5/2007 a las 16:08

  • All together now!

    Comentado por: Isis el 22/5/2007 a las 15:47

  • Querido Antonio, en absoluto es negativo el mensaje de La Rocía. Para mí está más claro que el agua que, en clave simbólica, es puro entusiasmo apasionado por ti y que esa mujer no tiene más que un deseo bomba y que -¡perdóname!-lo tiene entre las piernas.
    Me da mucha alegría volver a oír otra vez la inconfundible mezcla de los chorros de vapor y el crepitar y restallar de tu acopio de leña seca.
    Para que veas que me encuentro en mi propio caldo, y al fin en mi sitio, como loco de atar y cretino de nacimiento te adjunto a continuación nuestro marchamo: www.antoniolarrosa.com

    Comentado por: Onagro el 22/5/2007 a las 15:37

  • diferencias entre los articulos de el periodico y el Pais , mas densidad en los del Pais quiza , en el Periodico el espacio suele ser menor . Pero Azua nunca habla de arte en los diarios , que es lo que mas me gusta .

    Comentado por: albert pla el 22/5/2007 a las 14:38

  • @ Knudsen

    Perdóneme usted a mí.
    Saludos.

    Comentado por: ortega el 22/5/2007 a las 14:38

  • @ Ortega,

    discúlpeme, ya sabe lo mucho que le aprecio a Vd. pero, a mí, que no me hable nadie de la OTAN, porque he enterrado a unos cuantos que cayeron bajo las bombas de Solanita, el carnicero de Belgrado.
    Lo siento, este tema me desarbola.
    Me voy a callar del todo, por que estoy que muerdo.
    Un saludo, Ortega, y perdone

    Comentado por: knudsen el 22/5/2007 a las 14:32

  • @ Knudsen


    ...el segundo ha tenido todo el tiempo del mundo para estudiar a los clásicos.

    ...protegido por la Otan, añadiría yo.

    Comentado por: ortega el 22/5/2007 a las 14:28

  • Ideas paranoicas.

    He leído con calma el artículo de Azúa. Al llegar al final algo me ha sorprendido: está publicado en El Periódico y a mí me había "sonado" a El País (yo he ido notando hasta ahora una diferencia entre los destinados a uno u otro periódico, ¿ustedes no?).
    Seguro que no es nada, pero me ha llamado la atención.

    Comentado por: ortega el 22/5/2007 a las 14:24


  • R.S.F. -Perlas ensangrentadas-

    "
    P.¿En qué situación queda la víctima?

    R. No hay que comparar las víctimas producidas por violencia humana y las víctimas de catástrofes naturales o de cosas como la carretera.
    No tienen nada que ver. La condición de víctima por violencia humana se transforma en un depósito de valor, en una especie de capitalización.

    P. Un valor moral, o un capital, que para qué sirve?

    R.Su estructura gravita sobre la de la venganza, porque la venganza es un derecho que se adquiere porque otro te ha agredido

    P. Pero si las víctimas mueren, como fue el caso, ¿quién puede reclamar ese valor moral, esa capitalización?

    R. Pueden hacerlo muchas personas. La viuda, los huérfanos, otros quizá. Pero lo que puede producir abusos inmensos y hasta espectáculos obscenos es la seguridad de estar en posesión de ese capital moral. Por ejemplo, el victimato español de los actos terroristas ha hecho una explotación de ese capital moral. Ha exigido una especie de reconocimiento social especial, lo tengo por ahí recortado. Ese reconocimiento es casi la figura que hace contrapunto con la del terrorista. Es decir, la perversidad del terrorista necesita de un contrapunto muy fuerte para que aparezca como suficientemente execrable, no humano.

    P. ¿Existe algún uso adecuado de ese valor moral?

    R. Las víctimas tienen derecho a recibir indemnizaciones, apoyo, compasión.

    Lo que resulta un abuso es emprender la búsqueda de culpables en una catástrofe para estar en condiciones de constituir un victimato.

    Pero muchas veces se busca algo delictivo para que se pueda constituir el valor moral, la capitalización de un victimato."


    La diferencia entre un INTELECTUAL como Koestler y este señorito, es que el primero LUCHÓ en dos guerras, mientras que el segundo ha tenido todo el tiempo del mundo para estudiar a los clásicos.
    Menos mal que, por lo menos, escribió Alfanuhí.
    Por lo demás, sólo habla de la guerra de su padre.
    Me gustaría a mí haberle visto a él movilizado, con el pelo al rape, sin libros, sin tabaco, sin alcohol sin mujeres (ni siquiera prostitutas) cargando con el equipo reglamentario (12-25 kgs a la espalda) intentando salvar su trasero o el de sus compañeros.
    Me gustaría haberle visto convertido en viuda, entrando en una casa en la que ya no hay nadie y nunca más lo va a haber.
    ¿Victimato?
    Y una po**a como una olla!

    Comentado por: knudsen el 22/5/2007 a las 14:20

  • @Larrosa,
    La próxima vez le respondes que es una lástima que no le hubieras estallado en la boca, pero que la próxima vez apuntarás mejor.
    Un abrazo
    Isis

    Comentado por: Isis el 22/5/2007 a las 14:20

  • a futbol no pero la toca de pelotas

    Comentado por: albert pla el 22/5/2007 a las 14:18

  • @Pla,
    Te has quedao a gusto y yo también de leer tu post. Puede que miseria no deje de ser prostituirse pero ser cajera y tal vez aguantar las miradas lerdas de tu jefe... O ser mujer en el Islam y que te digan que no eres persona y que nunca serás digna de nada... ¡Y sin cobrar! (dinero, quiero decir) ¿Cuál es el límite? ¿Prostituirse es sólo irse a la cama por dinero?

    Por cierto, tu amiga debe de ser un fenómeno ¿no jugará al fútbol, por casualidad?

    Comentado por: Isis el 22/5/2007 a las 14:17

  • Me gustaria tocar el tema de la prostitución , hay que diferenciar la explotación de la miseria , donde las mujers hombres e incluso niños son empujados sin demasiadas salidas , eso es una forma de esclavismo , de la prostitución voluntaria de ea se dice en muchas ocasiones : " ya pero en el fondo no quieren " Este argumento no me gusta pues yo tengo una amiga que llega a las 500.000 pts/mes trabajando en eso solo noches de viernes sabado domingo , el resto de la semana libra . Podria trabajar de cajera en un Super , pero le parece peor , la chica que trabaja de cajera seguramente en el fondo no quiere ser cajera . La moral y el sexo como se ha dicho arriba ya han perdido la conexion , lo inmoral es el obligar al otro , pero follar no es moral o inmoral . Aqui no se puede decir PU TA , porque se considera un insulto !! un poco comunistas sin que son los de PRISA

    Comentado por: albert pla el 22/5/2007 a las 14:01

  • Hace varios dias recibi un email de alguien ignoro su genero, (posiblemente femenino) pues se limitaba a firmar como La Rocio,sin más, que me decia: Como una bomba
    tu web llego a mi vida. Como una bomba.de letras mal escritas. Como una bomba de uranio y de trilita, como una boooomba. Y yo quede de asombro destruida, sintiendo el eco de voces
    estinguidas, que me decian, Larrosa es, como una bomba.
    Bien no sabia que escribir ni encontraba la ocasión de publicar este poema que no sé si es positivo o negativo, aunque deduzco lo segundo asi que para que no se diga que no echo leña a la caldera de los Brother Marx ahí va mi web ...WWW.antoniolarrosa.com


    Comentado por: antonio larrosa diaz el 22/5/2007 a las 14:01

  • Hace varios dias recibi un email de alguien ignoro su genero, (posiblemente femenino) pues se limitaba a firmar como La Rocio,sin más, que me decia: Como una bomba
    tu web llego a mi vida. Como una bomba.de letras mal escritas. Como una bomba de uranio y de trilita, como una boooomba. Y yo quede de asombro destruida, sintiendo el eco de voces
    estinguidas, que me decian, Larrosa es, como una bomba.
    Bien no sabia que escribir ni encontraba la ocasión de publicar este poema que no sé si es positivo o negativo, aunque deduzco lo segundo asi que para que no se diga que no echo leña a la caldera de los Brother Marx ahí va mi web ...WWW.antoniolarrosa.com


    Comentado por: antonio larrosa diaz el 22/5/2007 a las 14:00

  • Genital, me ha encantado su Carne de Pasarela.

    Guerra:
    "¿Cómo se conserva eso?" (se refiere a un terrorista suicida después de vivir en Occidente 4 ó 5 años)
    "Empecé a pensar que los iraquíes no tenían armas de destrucción masiva cuando vi que unos cohetes espléndidos, de un alcance de 130 kilómetros me parece, se los daban a Blix y se los dejaban serrar por la mitad porque excedían el alcance autorizado, que era de 100 kilómetros. La entrega de esos cohetes me chocó mucho. Y me parece que a los americanos también, porque el propio Powell apareció en el Consejo de Seguridad como avergonzándose de las cosas que tuvo que decir.
    P. El salero...
    R. El salero y aquellos autobuses dibujados, diciendo que eran laboratorios de armas químicas o biológicas que se podían desplazar de una parte a otra. La categoría de mentira sólo es aplicable a partir de ese momento
    Usted se opuso a esta guerra contra Irak, pero también a la primera, a la que siguió a la invasión de Kuwait.
    R. Ya no me acuerdo por qué."

    Esta frase me ha gustado: "Además, nunca se convence a nadie de nada, y me pareció que había que repetir, aunque siempre es en vano"

    Para quitar ardores guerreros:
    "Biblioteca infantil de Birkenau. Una de las bibliotecas más celebradas por Alberto Manguel en su libro es la biblioteca infantil de Birkenau. En 1943, los nazis crearon en el bosque de Birkenau una extensión del campo de Auschwitz, donde se construyó un barracón separado, el número 31, preparado para acoger niños.

    El número 31 albergó a quinientos niños y a varios prisioneros adultos, y, “a pesar de la estrecha vigilancia a que estaba sometido, contó, contra todo pronóstico, con una biblioteca infantil clandestina. Era minúscula: consistía en ocho libros, entre ellos Breve historia del mundo , de H. G. Wells, un libro de texto ruso y otro de geometría analítica.

    “Al final de cada día, los libros, junto con otros tesoros, tales como medicinas o algunos alimentos, se encomendaban a una de las niñas de más edad cuya tarea consistía en ocultarlos cada noche en un lugar diferente”.

    A esos ejemplares se unían los que no existían físicamente, pero circulaban de forma oral. Los adultos, siempre que podían, recitaban a los niños fragmentos de algún libro aprendidos de memoria"

    Comentado por: Piel el 22/5/2007 a las 12:28

  • Preguntas:
    1- ¿Las masturbaciones cerebrales ante una obra de arte deberían estar reguladas por ley? ¿o sólo si cobras por ello?
    2- En caso de conflicto entre dos observadores de la obra de arte, ¿qué solución me proponen,1, 1a, 1b, 2, 2a, 2b, 3...?
    3- ¿Qué hago con los gatos? Se están peleando por una alita de pollo. Uno es grande, sucio y fiero, el otro es pequeño naranja y de ojos tiernos.

    Hala, me voy a comer.

    Comentado por: Isis el 22/5/2007 a las 12:23

  • A Txomin.
    Por dos veces la red ha engullido mi réplica, así que seré muy breve.
    Mi escrito no hablaba de la inmigración actual, que desborda lo político de manera clara, sino de la existente en el seno de un mismo cuerpo político, España, a lo largo del siglo XX, cuyos efectos son, en ciertas regiones, todavía reconocibles en el uso del lenguaje. Reiteras constantemente que la "integración" es mucho mayor en los paraísos nacionalistas que en el resto de España. No lo dudo, pero ese es el problema, que esa palabra apesta a nacionalsocialismo; quieres decir "asimilación", ya que exige un p`recio: la adopción obligatoria de la "identidad cultural" que el poder pretende imponer. Arzallus (creo que fue ese genio) dijo eso de que un negro que habla vasco es preferible a un vasco que sólo habla español. Supòngo que diría que, efectrivamente, era más vasco, ya que estos se arrogan el derecho absoluto de defibnir qué es y qué no es vasco.
    El grado de tolerancia de esas sociedades modélicas (¿pero no me censurabas el usar la noción de modelo?) que propones es extraordinario. Ayer mismo pude ver como un puñado de valientes cachorros arbetzales se enfrentaban a la candidata del PP al ayuntamiento de San Sebastián. ¡Qué heroicidad! Supongo que hostigar a ese tipo de gente, a candidatos, a simpatizantes, se justifica porque no son vascos auténticos, ¿no? ¿Qué receta Krutwig para un caso flagrante de españolismo? ¿Qué tipo de sociedad defienden esas juventudes hitlerianas? ¿Qué defiende el partido de la swástica, ANV? Joder, es difícil salir de una ficción cuandovives en ella como en el agua.
    Un saludo

    Comentado por: Borja Lucena el 22/5/2007 a las 12:21

  • No lo he recalcado bastante, cualquier trabajo, cualquiera, en determinadas condiciones (que habitualmente se cumplen), es alienante. ¿Por qué esa distinción entre lo que significa tener que humillarse y/o someterse a cambio del pan de cada día? Sobre todo en ciertos estratos, en los que de por sí, desde la base, la relación se establece en términos de abuso de poder.

    Comentado por: Piel el 22/5/2007 a las 12:14

  • Como decía Bernat Dedéu en un artículo que publicó y la frase la sacó, si no recuerdo mal, de una obra de teatro que vio:
    - "no te pago por el sexo, te pago para que te vayas"
    Estoy conforme con la visión de Montero de que cualquier trabajo es alienante, éste (prostitución) tal vez sería a la vez, placentero, si estuviese legalizado y se evitasen los abusos excesivos. Bueno, quizás "exagero" pero sí, creo que la discriminación está relacionada con la visión negativa que aún tenemos del sexo en nuestra sociedad.

    Comentado por: Piel el 22/5/2007 a las 12:10

  • Sobre la prostitución sólo puedo decir una cosa: precticada de forma libre o no me da pena. Sería mejor legalizarlo, sí, porque ese halo romántico-decadente que algunos le ven no es más que explotación y degradación. Dejémonos de hipocresías, de tratos entre medio-culpables, y convirtámoslo en lo que es, una relación comercial sujeta a las leyes del mercado y la sociedad.

    Comentado por: escarola el 22/5/2007 a las 11:45

  • Vaya nivel hay hoy !! me acabo de despertar , les leo y comento esta noche que aqui hay mucha chicha

    Comentado por: albert pla el 22/5/2007 a las 11:30

  • Señor Borja Lucena,

    Me descojono con su discursito de ayer.

    ¿De verdad dice usted que en las escuelas de Madrid no es relevante ser o no hijo de inmigrantes? ¿No hay bares en Madrid a los que prácticamente solo van inmigrantes?¿Ha estado usted en la misma Madrid que yo conozco?

    Dice Ud. que: "El cuerpo político se concibe como un agregado de grupos sociales definidos por su adscripción genética- o lingüística, o cultural, que para el caso es lo mismo- y no como una suma de individuos liberados de la pertenencia a un rebaño."

    Y digo yo: ¿no hay dos clases de ciudadanos en España, los que lo son y los que no tienen ese derecho de ciudadania, precisamente por su procedencia? ¿no hay, en la calle, conductas xenófobas en Madrid? ¿solo hacia los de pasaporte extranjero, o también hacia vascos y catalanes?

    Respecto a la bendita isonomía de los griegos habría que decir que excluía a los esclavos, a los no propietarios, a los extranjeros y a las mujeres, pero en fin, mi pregunta es: ¿No contrasta su no consideración hacia miles de madrileños (a lo mejor es que no estaban en San Isidro, que curioso) con ese principio de isonomia del que habla?

    ¿Dice usted que en Madrid "hay tradiciones, pero, a diferencia de las liturgias nacionalistas, no son obligatorias"? ¿Cree usted que es obligatorio llevar txapela en las fiestas de Bilbao? ¿De que esta ud. hablando?

    ¿No se le ha ocurrido pensar que Euskal Herria, que en algunas zonas ha absorvido una inmigración de más del 50 por ciento, le da mil vueltas a Madrid como EJEMPLO de integración y convivencia?

    Digo ejemplo, que no modelo: ¿cual es ese modelo del que habla, el programa de Esperanza y Gallardón? ¿Conoce Ud. las políticas de inmigración del gobierno de la CAV? Podrían compararse a ver.

    Parece que usted cree que las cosas son como son porque imitan un "modelo" y así hay modelos equivocados y otros acertados, como el madrileño. Creo que las cosas son más complejas. La inmigración es un fenómeno complejo. La principal política de inmigración
    es la que cada uno hace en la calle, y en este sentido en Eskal Herria creo que hay niveles bastante buenos de integración de la inmigración española, y no tan buenos, aunque en general mejores que en España, con respecto a la nueva ola migratoria africana y latinoamericana.

    Y si nos atenemos a los discursos políticos hay que dejar claro que a lo largo del siglo XX la linea política que parte de ANV y luego pasa por ETA y por la izquierda abertzale ha sido la que más ha contribuido a eliminar barreras entre nativos e inmigrantes, al superar el sabinianismo e integrar la visón nacional con la lucha obrera.

    No parece tener Ud. mucha idea de lo que habla. Le pongo unos deberes para que vaya haciendo puntos en su candidatura por Soria:

    1-Cíteme Ud. dicursos nacionalistas actuales atravesados, como en las organizaciones tribales, por la genealogía.

    2-Compare políticas de inmigración de distintas autonomías.

    3-Vaya a Hernani a los "bares de vascos" a averiguar cuantos de ellos son del pueblo y cuantos inmigrantes. Luego distinga entre ellos los que son inmigrantes de otros pueblos vascos (es decir, los parangonables a sus compañeros de escuela), los que son de España y los que son del resto del mundo. Como aquí no cabe un cuadro sinóptico no tiene por que hacerlo.

    Bueno, un saludo. Ya me contará. Suerte.

    Comentado por: txomin el 22/5/2007 a las 11:30

  • Ud. tiene el arte de pintar con palabras sin duda, pero a mí me parece que a Velázquez no le importaría mucho que especularamos. Yo diría que somos parte de su juego.

    Comentado por: escarola el 22/5/2007 a las 11:27

  • Tema protitución.

    Me apunto sobre la marcha y casi sin tiempo.
    Veo que resulta difícil condenar la prostitución (no las mafias ni los crímenes que la acompañan) en una época en que el sexo ha quedado fuera del ámbito moral.
    Resulta entonces que "anything goes", excepto pagar por el sexo. Lo inaceptable no es la conducta, sino que esté monetarizada, mercantilizada.
    Conozco a, dadas mis inclinaciones, una mujer y al poco acabamos en la cama. Nada que objetar. Faltaría más. Somos adultos y no hay más ley que nuestro deseo.
    Pero, antes de despedirnos, le doy dinero. ¡Horror! ¿Qué ha pasado? ¿Por qué es el dinero el que lo estropea?

    Comentado por: ortega el 22/5/2007 a las 11:27

  • @ Maleas

    Me dice usted que reconozca que soy partidario de la guerra. Claro, dicho así, cuesta dar el paso adelante y confesar. Es como decirle a alguien: ¿es usted partidario del aborto? Hay que dejar claro de si se refiere a despenalizar algunos supuestos o a emular a Herodes.
    Corre por aquí un tal Arcadi Oliveres, que si no tengo mal entendido, es presidente de algo llamado Justicia y Paz. Me llamó la atención un libro suyo, en el que se presentaba como contrario a la guerra y el hambre (o algo así). Supongo que con ello quería distinguirse de todos esos otros que, como yo, disfrutamos viendo a la gente sufrir y morir en esos casos.
    Frente a la guerra hay varias actitudes que, académicamente, podemos dividir en:
    1.Realismo.
    1a. Realismo amoral. Es moralmente permisible iniciar una guerra cuando a alguien le apetezca, ya que la guerra es un terreno fuera de la moral. Inter armas silent leges (¡toma ya Vic!). Es una cuestión de deseo, gloria, beneficios. En definitiva de poder.
    1b. Realismo moral. Es moralmente permisible iniciar una guerra, aunque ésta está gobernada por la moral. Sin embargo, es una moral de consecuencias, consecuencias para tí y los tuyos. Es una cuestión gobernada por tu criterio de los intereses, tal y como tú los definas. A pesar de que mi resumen lo haga parecer así, es totalmente diferente del caso 1a.
    2. No violencia.
    2a Completa no violencia. Nunca es permisible participar en una guerra, ya que la violencia nunca es moralmente aceptable.
    2b. Pacifismo. Aunque no acepta la guerra, acepta otras formas de violencia, necesarias socialmente (policía)
    3. Guerra justa. Es moralmente permisible recurrir a la guerra supuesto que se cumplan determinadas condiciones morales en relación al uso de la fuerza. Los fines y métodos de la guerra han de cumplir también criterios morales. Lo que la distingue del realismo moral es que es una teoría de derechos y no unicamente de consecuencias. Es la teoría del derecho natural de la teología cristiana y actualmente la ha puesto al día Martin Walzer, añadiéndole la consideración de la libertad.
    A partir de aquí la combinación casuística y la discusión moral son infinitas.
    Yo creo que lo que mejor DESCRIBE la guerra es el apartado 1b. Sin embargo creo que hay una forma de realismo que de tanto oponerse a la guerra, la acepta como el 1a, no por deseo o por gusto, sino por impotencia. Vienen a decir, por desgracia quienes mejor describen nuestro mundo son Hitler (léase Heidegger) y Mao (léase Marx).
    Frente a ella, creyendo que las guerras no son sólo inevitables sino que en algunos casos son la solución menos mala, pienso que no hay que renunciar a que, igual que cualquier otra actividad humana, sean reguladas por la ley.

    PS: Ya que me lo pide lo haré: confieso que me equivoqué votando contra la OTAN.

    Comentado por: ortega el 22/5/2007 a las 11:19

  • Es una escena, sencillamente. Todos debían salir y el señor del fondo, José Nieto, que es jefe de tapicería de la reina, no abre la puerta, sostiene una cortina que deja pasar la luz. Los Reyes miran pintar y además son los que pagan y la infanta se deja mimar por las dos meninas y es vigilada por el guardadamas y una mujer, vestida de dueña, también guarda menor de damas. Los bufones y el perro están tranquilos. Es sólo una escena, una excusa para pintar, para jugar con la perspectiva, un tratado de luces y sombras, de volúmenes. Déjense de otras especulaciones. Miren las pinceladas: esos espacios de libertad.
    Firmado:
    Diego Rodríguez de Silva y Velázquez

    Comentado por: Isis el 22/5/2007 a las 11:19

  • Una especie de revancha de tantos años de sumisíón cortesana.

    Comentado por: escarola el 22/5/2007 a las 11:18

  • Así es como yo lo veo Piel, aunque no quiero dar por concluido el enigma. Para mi que quiso de una manera un tanto esquinada rendir un homenaje a él y a su arte, una declaración de principios sobre la técnica especular de la pintura y su retorcida complicación más allá de la aparente sencillez y complacencia cortesana de los resultados.

    Comentado por: escarola el 22/5/2007 a las 11:16

  • Al hilo de la noticia que trajo Vernon sobre Zara y los preceptos judaicos, me parece (sin tener, como digo, una opinión muy fundada) que con la prostitución, la profesión más antigua del mundo, se puede opinar lo mismo: que lo que fue válido para los hombres del neolítico no tiene por qué seguir siéndolo en nuestros tiempos, necesariamente.

    Comentado por: provoqueen el 22/5/2007 a las 11:09

  • Velázquez pinta a las Meninas, pero quiere pintarse también a sí mismo como pintor pintándolas (él es el eje del cuadro, como dice Escarola). Pone ante sí un gran espejo para poder pintarse y por tanto a las Meninas delante de él, mirando al espejo. Detrás del espejo, a un lado, están los Reyes observando, enfrentando a Velázquez. Es decir, así como las Meninas le dan la espalda al pintor, los Reyes le miran desde detrás del espejo. Pasan, sí, pasan y al pasar quedan reflejados en otro espejo más al fondo de la estancia en la pared detrás de Velázquez; lo suficientemente lejos para que no se produzca el juego del espejo en el espejo, sólo los Reyes. El que abre la puerta está en posición opuesta a la de los Reyes, detrás de Velázquez.
    Es decir, imaginen que el cuadro es un espejo. Las Meninas delante mirándolo, un poco más atrás Velázquez pintándolas y más atrás el que abre la puerta. Los reyes, detrás de ese espejo, a un lado y reflejándose en otro que hay en la misma pared por donde está, un poco más atrás, el mayordomo.
    Todo un juego, claro. Qué le impide poner un modelo y cambiarle la cara (fin de la magia).

    Comentado por: Piel el 22/5/2007 a las 11:08

  • ¿Cuál es el "mensaje" intelectual y económico de Las Meninas? Los reyes pasan, pero Velázquez sabía que eran omnipresentes; por eso, es su libertad, los hace "pasar".

    Comentado por: Hell el 22/5/2007 a las 11:00

  • ¿Arrepentimiento Vernon?.Esto es un negocio!.

    Comentado por: maleas el 22/5/2007 a las 11:00

  • un bello enigma, quiero decir (y no soy arquitecta, claro, aunque, por casualidad comencé esa carrera,o más bien, me matriculé en ella)

    Comentado por: escarola el 22/5/2007 a las 10:58

  • ¿Tan evidente es que posen? Descalifica la opinión contraria pero no me da ningún motivo para pensarlo. El único que yo encuentro, a pesar de esa actitud tan natural que tienen, es que aparecen en el cuadro.En algún momento, es evidente que habrán posado, pero, ¿es eso lo que el cuadro quiere representar?. Desde esa posición es imposible que Velázquez las pinte, a menos, como le decía, que tuviera enfrente un espejo La infanta Margarita parece devolver tímidamente, de reojo, la mirada a alguien, ¿se mira en el espejo, en la mirada de Velázquez? Quizá lo que representa el cuadro es precisamente el artificio de la pintura, bajo la ilusión de naturalidad.En fín, este cuadro es bello enigma.

    Comentado por: escarola el 22/5/2007 a las 10:55

  • @ César Lebrato: jamás he dicho que Las Meninas constituyan un objeto ininvestigable. Jamás he creído que se tratara de una obra más allá del análisis racional. La creo una obra racional que ha planteado una serie de problemas a la investigación. Vd. me atribuye, a priori, una posición que no es la mía.

    @ Tipo Material: Gracias por la información. Eso es lo que yo quisiera: que me explicasen cómo el autor resolvió los problemas que se plantean. No conozco bibliografía porque no me dedico al asunto (imagino que habrá montañas). Me limito a intentar plantear correctamente los problemas. Porque he leído, en gente más enterada que yo, que el grupo de Las Meninas no posa; lo que no me convence. Y no sé más. Y desde ahí sitúo la complejidad de la obra.
    La solución me tendría que demostrar cómo es que Las Meninas posan, y cómo son pintadas.
    Vamos a ver esos arquitectos, expertos en óptica y perspectiva, si enseñan a un ignorante. Anímense.
    Saludos.

    Grifo

    Comentado por: Grifo el 22/5/2007 a las 10:55

  • Tengo entendido que después del rechazo del artículo de Savater hubo arrepentimiento (quizá al vislumbrar alguien el escándalo que se avecinaba). Pero tarde: Casa Tomada ya estaba en otro sitio.

    Comentado por: Vernon S. el 22/5/2007 a las 10:18

  • Provoqueen
    Necesito unas horas,como las cabras,para rumiar lo que hasta aqui se ha dicho sobre el ejercicio de la prostitución.
    Solo un comentario:Me ha arrancado una sonrisa,que el humor en este mundo infame no nos abandone,la frase de "Quien quiera follar que se lo curre".Buen aviso a navegantes.

    Comentado por: maleas el 22/5/2007 a las 10:16

  • Sobre lo de las meninas: me parece que no conduce a nada investigar sobre algo cuando se parte de que su mayor mérito es ser ininvestigable. Es el más manido de los sofismas en que se basan los tópicos del Genio y las Obras Maestras de Nuestra Cultura.

    Comentado por: césar lebrato el 22/5/2007 a las 10:12

  • Así es don César L.: La ideología = una máscara...

    Comentado por: Hell el 22/5/2007 a las 10:11

  • La gran política, la mediana política y, al fondo, Josefina la cantora y su pueblo de los ratones. Ah, me olvidaba, y la omnipresente Economía...

    Comentado por: Hell el 22/5/2007 a las 10:10

  • ¡Félix, qué grande eres cuando te sueltas el pelo!
    Ya que hablamos tanto de izquierdas, recuerdo una cosa que decía Marx: hay un desfase permanente entre el discurso dominante y lo que está abajo. Uno se cree una cosa y realmente es otra; así se explica que, por ejemplo, la fauna vasca se identifique con los palestinos siendo en realidad unos sionistas puros y duros. Y otracosa que leí el otro día en el Jueves o similar: en el fondo es lo más normal del mundo quese dé la paradoja de que la crítica a la alienación se convierta en la herramienta perfecta de alienación.

    Comentado por: césar lebrato el 22/5/2007 a las 10:08

  • Grifo: trazando las líneas de fugas adecuadas y con conocimientos de óptica geométrica se ven Las Meninas de otro modo. Pero hay suficiente bibliografía al respecto. Los profesores de la facultad de arquitectura que nos visitan podrán explicarlo.Y luego, hay que tener fe. Esa fe como estupefaciente del alma atribulada de la que nos habla D. Félix.

    Comentado por: Tipo Material el 22/5/2007 a las 10:07

  • "Lo único que aterra a quien vive sumido en una fe, dice Koestler, es perderla."
    !... la convicción de haber sido iluminado por una verdad oculta que convierte a quienes la ignoran en socialfascistas, pequeño burgueses sin seso, lacayos del imperialismo o cualquier otro calificativo que se le dé al hereje".
    Si lo que dice don Azúa es cierto, vaya, estamos perdidos... (me temo que sí; o...).

    Comentado por: Hell el 22/5/2007 a las 10:07

  • @Ortega le ha convencido RSF.!Que orador se ha perdido el Parlament/o!,dudo que haya muchos parlamentarios tan ironicamente incisivos,requiere cultura e inteligencia,como vd.pero la verdad es que aún no me he enterado de sus argumentos a favor de la guerra.
    Sea honesto y si se equivocó,reconozcalo.El maestro Ferlosio dió una lección cuando humildemente reconocio haberse arrepentido de haber votado a favor del ingreso en la OTAN,mejor un pacto militar con Suiza,sin duda.

    Comentado por: maleas el 22/5/2007 a las 10:06

  • Esto es lo que yo veo, dijo Velázquez. Qué los demás cuenten su versión según les plazca. Ellos pagan, ellos son los críticos, ellos venden las entradas. Pero yo pinto y nadie podrá robarme nunca las horas de embeleso; todo lo que sobrevive a sus migajas.

    Comentado por: Isis el 22/5/2007 a las 09:58

  • Hoy tres en uno,no esta mal.El ayer censurado FS vuelve a publicar en El Pais hoy que tambien publica una entrevista,rara avis periodistica a RSF.De un caso particular de violencia,Sabater,a un analisis mas general de la violencia,Ferlosio y un remate magnifico de Azúa de vueltas con un tema sobre el que reflexiona con cierta frecuencia y tambien es de mi interes personal,yo tambien pasé por ahi y en ocasiones he pensado en la suerte que tuvo Jaime Gil de Biedma en que no lo admitieran.
    Encuentro una respuesta implicita en el de RSF a FS.La distancia a que enfocan el objeto y los años que separan a ambos explica las difencias de apreciación del asunto.Lo de la inteligencia,curioso recurso retorico del filosofo,no viene al caso.

    Comentado por: maleas el 22/5/2007 a las 09:56

  • Aunque el artículo presente de Azúa parece una de sus obras clásicas y merece un comentario detenido, que vosotros haréis mejor que yo, uno no tiene tiempo hoy (hasta el viernes, lo tengo un poco liado). Y me apremia seguir comentando con Escarola el asunto de Las Meninas, aun invadiendo el espacio temático.

    Según su idea (y es idea generalmente admitida), el autor habría centrado el interés de la composición, o en la pareja de reyes (que se reflejan al fondo); o en el pintor mismo que, sin duda, focaliza la atención del espectador.
    El problema, entonces, es qué pintan ahí Las Meninas, a las que el pintor del cuadro tiene de espaldas. ¿Posan? Hay quienes admiten que no posan, que quienes posan son los reyes. Es la solución descreída, facilona, que resuelve de un plumazo el nudo gordiano.
    Es evidentísimo que las Meninas posan. No es seguro que lo hagan los reyes, de los que hay que admitir que sólo se ha pintado el final de la sesión, cuando dejan de posar y el mayordomo les abre la puerta al fondo. Qué casualidad. ¿Por qué ese momento? Es absurdo que una obra así dependa de un accidente casual. Los reyes no posan: pasan. Y por eso, el mayordomo les abre la puerta. Así sí se explica.
    Pero, con ello, el problema se vuelve más acuciante: si Las Meninas posan, ¿cómo lo hacen para ser vistas? ¿Cuántos pintores hay...?
    Ante todo, hay que dejar claro que Las Meninas posan. Velázque lo dejó bien claro. Porque Velázquez es bastante realista. Lo más fácil del cuadro es demostrar que Las Meninas posan. Nunca debió haberse puesto en duda.
    Pero que nadie pretenda tampoco venir con soluciones milagrosas sobre esta obra. Yo no las tengo. Sólo planteo las cuestiones.
    Velázquez dejó en Las Meninas una plasmación del Tratado sobre la dignidad de la Pintura, escrito por su suegro, y en el que se reivindicaba para la Pintura el mismo rango de 'intelectual' que tenían otras artes, como la Literatura.
    Y Velázquez nos legó un desafío a las reglas de la inteligencia que aún no hemos podido resolver.
    Saludos.

    Grifo

    Comentado por: Grifo el 22/5/2007 a las 09:48

  • @ provo

    Estoy de acuerdo. Aunque, más que respeto, aquí se trata de pura estrategia comercial. Zara quiere seguir vendiendo.

    Comentado por: Vernon S. el 22/5/2007 a las 09:36

  • Manuel Montero
    Le creia Manuel Montero,responsable de el blog sobre las elecciones en Vascongadas.Parece ser que no,es vd. pintor.¿Podria verse algún dibujo suyo aqui?.
    Efectivamente,laboro stanca.Las señoras de marras parecen desconocer lo que es el trabajo de un minero o el de un pescador.Hasta escribir bien cansa y eso queda patente en el propio articulo que las conjuradas solidariamente firman:Esta mal escrito hasta en la forma.Es un indicio de su fondo torcido.

    Comentado por: maleas el 22/5/2007 a las 09:26

  • Espero que el argumento -muy cierto- usado para denostar la cerrazón etarra y otras cerrazones (basadas en la fe que la existencia de muertos mantiene férreamente), no sea utilizado para denostar, por extensión, a cualquiera que se diga "de izquierda". Porque entonces, estamos en las mismas.

    Comentado por: provoqueen el 22/5/2007 a las 09:20

  • "Ah, no lo sé, yo soy indio, no sociólogo".

    El mundo está lleno de indios y parece que no interesa que salgan de la reserva universal.


    Comentado por: Isis el 22/5/2007 a las 08:46

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Félix de Azúa nació en Barcelona en 1944. Doctor en Filosofía y catedrático de Estética, es colaborador habitual del diario El País. Ha publicado los libros de poemas Cepo para nutria, El velo en el rostro de Agamenón, Edgar en Stephane, Lengua de cal y Farra. Su poesía está reunida, hasta 2007, en Última sangre. Ha publicado las novelas Las lecciones de Jena, Las lecciones suspendidas, Ultima lección, Mansura, Historia de un idiota contada por él mismo, Diario de un hombre humillado (Premio Herralde), Cambio de bandera, Demasiadas preguntas y Momentos decisivos. Su obra ensayística es amplia: La paradoja del primitivo, El aprendizaje de la decepción, Venecia, Baudelaire y el artista de la vida moderna, Diccionario de las artes, Salidas de tono, Lecturas compulsivas, La invención de Caín, Cortocircuitos: imágenes mudas, Esplendor y nada y La pasión domesticada. Los libros recientes son Ovejas negras, Abierto a todas horasAutobiografía sin vida (Mondadori, 2010) y Autobiografía de papel (Mondadori, 2013)Una edición ampliada y corregida de La invención de Caín ha sido publicada por la editorial Debate en 2015; Génesis (Literatura Random House, 2015). Nuevas lecturas compulsivas (Círculo de Tiza, 2017) y Volver la mirada, Ensayos sobre arte (Debate, 2019) son sus últimos libros.  Escritor experto en todos los géneros, su obra se caracteriza por un notable sentido del humor y una profunda capacidad de análisis. 

En junio de 2015, fue elegido miembro de la Real Academia Española para ocupar el sillón "H".

 

Bibliografía

 




 

Ensayo

Volver la mirada (2019). Debate, España.

Nuevas lecturas compulsivas (2017). Círculo de Tiza, España. 

La invención de Caín (2015). Mondadori, Barcelona. 

Contra Jeremías (2013). Mondadori, Barcelona.

Contre Guernica, Prefacio para Antonio Saura (2008). Archives Antonio Saura, Genève.

 La pasión domesticada (2007). Abada, Madrid.

Ovejas negras (2007), Bruguera, Barcelona.

Cortocircuitos. Imágenes mudas (2004). Abada, Madrid.

La invención de Caín (1999). Alfaguara, Madrid.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (reedición) (1999). Anagrama, Barcelona.

Lecturas compulsivas. Una invitación (1998) Anagrama, Barcelona.

Salidas de tono (1996). Anagrama, Barcelona.

Diccionario de las artes (1995). Planeta, Barcelona.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (1992). Pamiela, Pamplona.

Venecia (1990). Planeta, Barcelona.

El aprendizaje de la decepción (1989). Pamiela, Pamplona.

La paradoja del primitivo (1983). Seix Barral, Barcelona.

Conocer a Baudelaire y su obra (1978). Dopesa, Barcelona.

 

Novelas y prosa literaria

Génesis (2015). Literatura Random House, Madrid. 

Autobiografía de papel (2013). Mondadori, Barcelona. 

Autobiografía sin vida (2010). Mondadori, Barcelona.

Abierto a todas horas (2007). Alfaguara, Madrid.

Esplendor y Nada (2006). Lector, Barcelona.

Momentos decisivos (2000). Anagrama, Barcelona.

Demasiadas preguntas (1994). Anagrama, Barcelona.

Cambio de bandera (1991). Anagrama, Barcelona.

Diario de un hombre humillado (1987). Anagrama, Barcelona.

Historia de un idiota contada por él mismo, o el contenido de la felicidad (1992), Anagrama, Barcelona.

Mansura (1984). Anagrama, Barcelona.

Última lección (1981). Legasa, Madrid.

Las lecciones suspendidas (1978). Alfaguara, Madrid.

Las lecciones de Jena (1972). Barral E., Barcelona.

 

Relatos

"Quien se vio", Tres cuentos didácticos (1975). La Gaya Ciencia, Barcelona.

"La venganza de la verdad" (1978). Hiperion nº1, Madrid.

"Herédame" (6 y 7 agosto 1985). El País, Madrid.

"El trencadizo", con grabados de Canogar (1989) Antojos, Cuenca.

"La pasajera" (18 nov. 1990). El País, Madrid.

"La resignación de la soberbia", Los pecados capitales (1990). Grijalbo, Barcelona.

El largo viaje del mensajero (1991) Antártida, Barcelona.

Cuentos de cabecera ("La pasajera" y "La segunda cicatriz") (1996). Planeta NH.

"El padre de sus hijos" (1998). Barcelona, un día, Alfaguara, Madrid.

"La verdad está arriba" (1998). Turia, Teruel.

 

Poesía

Última Sangre. Poesía 1968-2007 (2007). Bruguera, Barcelona.

Poesía 1968 1988 (1989). Hiperion, Madrid.

Farra (1983). Hiperion, Madrid.

Siete poemas de La Farra, con un grabado de A. Saura (1981). Cuenca.

Poesía 1968 78 (1979). Hiperion, Madrid.

Pasar y siete canciones (1977). La Gaya Ciencia, Barcelona.

Lengua de cal (1972). Visor, Madrid.

Edgar en Stéphanie (1971). Lumen, Barcelona.

El velo en el rostro de Agamenon (1970) El Bardo, Barcelona.

Cepo para nutria (1968). Madrid

Premios

1987 Premio Anagrama de Novela.

2000 Premio a la cultura "Sebetia-Ter" del Centri di Studi di Arte e Cultura di Napoli".

2001 Premio a la tolerancia de la "Asociación por la Tolerancia", Barcelona.

2011 Premio González-Ruano de Periodismo

2014 Premio Internacional de Ensayo José Caballero Bonald

2015 Premio Francisco Cerecedo de la Asociación de Periodistas Europeos 

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2020 | Fundación Formentor | Barceló Torre de Madrid. Plaza de España, 18 28008 Madrid (España) | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres