PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

lunes, 30 de marzo de 2020

 Blog de Félix de Azúa

Demasiado bonito para ser cierto

Cabalgata de Reyes Magos

Un celebrado psicólogo, Jean Piaget, dedicó muy bellas páginas al asunto de si los niños creen de verdad en los Reyes Magos. Su conclusión era que los niños creen en los Reyes Magos, aunque saben perfectamente que sus padres han comprado los regalos. Esta contradicción sólo aturde a los ciudadanos afectados por una severa racionalidad. Un docto historiador francés, Paul Veyne, dedicó hace años un estudio al mismo tema. Quería averiguar si los griegos creían de verdad en sus mitos. ¿Algún amigo de Platón o de Sócrates podía creer que para copular con Leda había Zeus tomado la forma de un cisne? Su conclusión no difería de la de Piaget: antes de la era moderna, antes del dominio científico y la difusión del espíritu crítico, era cabalmente compatible creer y no creer en algo. Las leyendas tenían su verdad y la geometría otra.

No es tan extraño. En vida suya muchas veces me pregunté (aunque nunca osé planteárselo) si mi abuela creía de verdad en un dios que era, a su vez, tres dioses, uno de los cuales había nacido de una virgen humana y por lo tanto podía morir sin por ello dejar de ser tan inmortal como los otros dos. Supongo yo que todavía queda mucha gente que cree en estas leyendas y que a lo mejor se molesta si alguien dice que se trata de mitos poéticos, fábulas, cuentos. Incluso en personas capaces de usar el teléfono y la calculadora, conducir un automóvil o invertir en fondos de pensiones, persiste esa capacidad que solemos considerar infantil o arcaica y que no tiene dificultad alguna en creer algo increíble. Por supuesto, tampoco ve contradicción en llevar una vida racional, hipertécnica, y asumir disparates. Como usar Internet, pero para consultar el horóscopo.

Ciertamente, es un proceder reservado a un tipo especial de personas: idólatras, primitivas, poéticas. Así que somos injustos cuando tachamos a ciertos políticos profesionales de cínicos. No lo son. Pertenecen a ese envidiable grupo que puede creer ciegamente en algo, sabiendo que es absolutamente falso. Y dormir como excitados infantes en la noche de Reyes. 

Artículo publicado en: El Periódico, 15 de diciembre de 2007.

[Publicado el 17/12/2007 a las 10:22]

Compartir:

Comentarios (51)

  • ... si entiendo bien ese párrafo de Marina, parece que quiere mostrarnos que nuestras creencias se asientan de modo parecido a los reflejos condicionados del perro de Paulov. Comparto plenamente esa opinión, particularmente en el caso de las creencias extremas o fanatismos. Los fanáticos son personas que, desde pequeños, han recibido un cierto tipo de mensajes, y excluido otros, generalmente contrarios, de manera metódica. Ahí tenemos a los suicidas islamistas (o islamistas suicidas).

    Comentado por: Javier el 23/12/2007 a las 19:21

  • Es posible que tengas razón, Peggy.
    Lo que quería decir es que, en mi opinión, no creemos TODO aquello que recibimos repetidamente por varias vías que se corroboran entre sí, como dice Marina. En mi opinión creemos sólo lo que decidimos (a nivel inconsciente, quizá) que queremos creer. Porque a la vez que somos increíblemente crédulos de baba para algunas cosas, somos temendamente descreídos para otras, por muchas evidencias que se nos pongan delante, por muy repetidamente que se nos presenten, y por muy diversos que sean esos caminos que se corroboran entre sí.
    En ese sentido digo que "elegimos" lo que queremos creer.
    Aún diría más: una vez hemos "decidido" creer en algo, agradecemos encontrar pistas que lo corroboren; y viceversa: una vez hemos elegido descreer de algo, sus repetidas evidencias nos resultan molestas.

    Comentado por: provoqueen el 23/12/2007 a las 10:34

  • Cuando Marina dice "no puedo creer algo voluntariamente" tal vez se refiera a que las creencias pertenecen a los sentimientos, a las emociones y éstas se "instalan" de modo inconsciente.Son previas a una posterior racionalización.
    Esto me parece a mí que no contradice la teoría de provoqueen de que con ellas tratamos de protegernos y restablecer equilibrios tranquilizadores.

    Comentado por: Peggy Guggenheim el 22/12/2007 a las 21:26

  • Cito unas frases de José Antonio Marina en "La inteligencia fracasada". Anagrama. Barcelona, 2004 (p. 47 y ss).

    "Me intriga mucho el poco interés con que se ha estudiado la "credulidad", la facilidad excesiva para creer las cosas. Pienso que la especie humana es crédula por naturaleza, es decir, tiene unos mecanismos eficaces e inconscientes para la formación de creencias. Una creencia es un hábito mental, algo que se adquiere por repetición, y este mecanismo de aprendizaje es una herencia de nuestros primos animales. Recuerden el perro de Pavlov. (...) En términos humanos: (el perro de Pavlov) creía firmemente que la comida seguía a la campana y actuaba en consecuencia.
    "Las creencias se imponen por procedimientos automáticos. No puedo creer algo voluntariamente* (...) El ser humano tiende a creer en toda información que que recibe el suficiente número de veces y por diversos caminos que se corroboran entre sí**..."

    (*) personalmente, ahí discrepo.
    (**) yo añadiría: "y siempre que le interese creerlo: porque le aporta esperanza, porque le libra de la culpa, o por cualquier otra razón que tienda a reconstruir el equilibrio personal".

    De todos modos, es estupendo encontrarse con estos párrafos, lúcidos y claros como casi todo lo que hace Marina. Recomendable, esta "teoría y práctica de la estupidez" como él mismo subtitula esta obra.

    Comentado por: provoqueen el 22/12/2007 a las 11:20

  • Mi hija Olivia acaba de confesarnos que sabe, desde hace tres años, al menos, que los reyes somos nosotros. Periodo durante el cual más tonterías hemos hecho para evitar, o cuando menos suavizar, el desencantamiento.
    Esa especie de bipolaridad, por aquí creo y por este otro lado no, no deja de ser una encantadora astucia del ser humano. No obstante, es cierto que hay demasiada hostilidad hacia quienes se salen del marco racional y verificable. Lo considero, sencillamente, propio de almas perezosas.

    Comentado por: Javier el 21/12/2007 a las 20:18

  • Los reyes son, como mínimo, sospechosos. No digamos ya papá Noel.

    Comentado por: HERMANN el 21/12/2007 a las 17:10

  • La foto que encabeza el artículo sigue siendo un borrón estético.Estropea completamente la belleza del blog. Sólo muestra que el camello necesita con urgencia una ortodoncia.

    Comentado por: nick-nick el 21/12/2007 a las 15:38

  • Efectivamente, la humildad, el reconocimiento la cita y la referencia a los autores de que uno bebe, es obligada cuando se está realizando un trabajo académico. Uno es tributario de aquellos a quienes leyó, está claro.
    Pero me parece a mí que en este espacio el rigor requerido no es tanto... sobre todo, no lo es si con ello se llega a etorpecer la lectura.
    Felices fiestas a todos

    Comentado por: provoqueen el 21/12/2007 a las 15:05

  • Catalanes tenían que ser...

    Los periodistas catalanes afirman que el bulo del 11-M socavó la profesión
    'El Mundo' y la cadena Cope actuaron por "intereses económicos"
    EL PAÍS - Madrid - 21/12/2007
    "Han hecho tambalear los pilares de la deontología periodística. La historia del periodismo español no podrá desvincularse de lo que ha sucedido durante los últimos tres años y medio". Es la conclusión del dossier titulado Historia de una conspiración que la revista Capçalera, editada por el Colegio de Periodistas de Cataluña, ha publicado para sacar los colores a los autores de los bulos sobre el atentado del 11-M.
    Y señala tres: como "locomotora mediática", el diario El Mundo; y siguiendo fielmente sus tesis, los "vagones traseros": la cadena Cope y la televisión pública madrileña Telemadrid. Fabricaron una tesis alternativa que acusó primero a ETA y después a "las cloacas del Estado". Lo hicieron, sostiene la revista, más por "intereses económicos" (para vender más periódicos o tener más audiencia) que ideológicos; y desde luego, salvo en casos aislados, no por convicción.
    El reportaje recoge testimonios de "una treintena de personas que han vivido y sufrido" el proceso de fabricación del bulo sobre el 11-M. En su mayoría, periodistas de esos tres medios que fueron apartados de sus puestos o acabaron marchándose por oponerse a las teorías conspiranoicas, y que han sido sustituidos por redactores fieles. "Todas las informaciones susceptibles de manipulación se manipulaban", cuenta el ex director de informativos de Telemadrid Alfonso García.
    Capçalera denuncia la "gran conexión" entre los medios de la conspiración -además de los tres citados, el bloguero Luis del Pino y sus peones negros- y "algunos abogados" que defendieron los bulos en el juicio del 11-M. La teoría de la conspiración debería ser, apunta Álvaro García, "una lección para las facultades de Periodismo de lo que no hay que hacer en esta profesión".

    Comentado por: el cunyado de hermann tersch el 21/12/2007 a las 12:59

  • Catalanes tenían que ser...

    Los periodistas catalanes afirman que el bulo del 11-M socavó la profesión
    'El Mundo' y la cadena Cope actuaron por "intereses económicos"
    EL PAÍS - Madrid - 21/12/2007
    "Han hecho tambalear los pilares de la deontología periodística. La historia del periodismo español no podrá desvincularse de lo que ha sucedido durante los últimos tres años y medio". Es la conclusión del dossier titulado Historia de una conspiración que la revista Capçalera, editada por el Colegio de Periodistas de Cataluña, ha publicado para sacar los colores a los autores de los bulos sobre el atentado del 11-M.
    Y señala tres: como "locomotora mediática", el diario El Mundo; y siguiendo fielmente sus tesis, los "vagones traseros": la cadena Cope y la televisión pública madrileña Telemadrid. Fabricaron una tesis alternativa que acusó primero a ETA y después a "las cloacas del Estado". Lo hicieron, sostiene la revista, más por "intereses económicos" (para vender más periódicos o tener más audiencia) que ideológicos; y desde luego, salvo en casos aislados, no por convicción.
    El reportaje recoge testimonios de "una treintena de personas que han vivido y sufrido" el proceso de fabricación del bulo sobre el 11-M. En su mayoría, periodistas de esos tres medios que fueron apartados de sus puestos o acabaron marchándose por oponerse a las teorías conspiranoicas, y que han sido sustituidos por redactores fieles. "Todas las informaciones susceptibles de manipulación se manipulaban", cuenta el ex director de informativos de Telemadrid Alfonso García.
    Capçalera denuncia la "gran conexión" entre los medios de la conspiración -además de los tres citados, el bloguero Luis del Pino y sus peones negros- y "algunos abogados" que defendieron los bulos en el juicio del 11-M. La teoría de la conspiración debería ser, apunta Álvaro García, "una lección para las facultades de Periodismo de lo que no hay que hacer en esta profesión".

    Comentado por: el cunyado de hermann tersch el 21/12/2007 a las 12:59

  • al sr. juliano,

    le agradezco la sugerencia (espero que el asegurado salto que pegue no sea 'odioso', ni pá vohté ni pá naide, como creo que los calificaba Schrödinger)...aunque en mi caso la cita de nombres no pretende ser exhibición, al menos por mi parte, al menos en estos casos, sino permanente recuerdo de lo poco original que es uno desde el momento en que lo plantan en la tierra...no pretendo escribir nada nuevo, ni ser tampoco original, soy simple vocero de otros, que "pocas veces camina el hombre por sendas sin trillar;.-plus minusve-" (Maquiavelo-El principe)...

    saludos

    Comentado por: vic el 21/12/2007 a las 09:44

  • No, sr. vic, sí ya me figuro que esos señores deben de existir en algún lado...Ese es el problema. Le sugiero un artículo sin nombres propios, dirigido a mentes iletradas como yo,incapaces de aprenderse ni la presente alienación del Madrid. Seguro que pega un salto cuántico.
    Felices fiestas y joyeuse gaiété

    Comentado por: julianolapostata el 20/12/2007 a las 20:41

  • EXPLICACIÓN DE LA SITUACIÓN

    Los dedos de las manos replegados sobre las palmas, configurando dos puños. ¿Todos? No. Exceptuaremos los dos corazones que se alzan en el aire, rebeldes, desafiantes.

    Comentado por: el 25 crucifixión el 20/12/2007 a las 19:47

  • Y qué tal el rey mago Abdalá?
    Vaya hiperrealismo!
    Ese en vez existe y no lo podemos creer!

    Comentado por: amalia el 20/12/2007 a las 09:49

  • al sr. Juliano,

    hombre, señor, no creo que sea (en este caso) ninguna 'empanada mental' son simples referencias...vaya, vaya usted y verá como las encuentra

    saludos

    Comentado por: vic el 20/12/2007 a las 08:07

  • @vic:
    María Zambrano?
    Heidegger??
    Julián Marias???
    (Karl)Bühler???
    Quine????
    Dios???!!!!????
    ¿¿San Anselmo de Canterbury????????????
    ¡Vaya empanada mental!!
    Tras esto ¿a quién no le dan ganas de apostatar?


    saludos

    Comentado por: julianolapostata el 19/12/2007 a las 22:13

  • En el Babelia del último sábado venía un excelente artículo de Marcos Giralt-Torrente; se llamaba "Un refugio mundano" y se refería al estupendo escritor de la Bucovina Gregor von Rezzori. En él hablaba de un libro autobiográfico de este autor que no conocía: "Flores en la nieve". He tenido la suerte de poder conseguirle por internet y me acaba de llegar. Lo primero que he mirado es en qué año estaba editado,Anagrama 1996, y quien le había traducido. Este es el problema de los que no dominamos idiomas pero también de los que no dominan todos los idiomas del mundo: las traducciones.
    El primer libro que leí de Von Rezzori fue "Memorias de un antisemita" y me gustó muchísimo. Está traducido por Juan Villoro, nada menos.
    El segundo "Un armiño en Chernopol", debía ser muy interesante, pero la traducción de Carmen Castañera era una versión pedregosa e infumable. Ahora miro de quien es la traducción de "Flores en la nieve", Joan Parra Contreras, y ruego a todos los dioses del Olimpo que sea una buena traducción. Cómo me gustaría que Juan Villoro hiciera una traducción nueva de "Un armiño en Chernopol". Von Rezzori y los lectores nos lo merecemos.Desde aquí se lo trasmito a la editorial que es la misma, Anagrama. Gracias

    Comentado por: tenedor de postre el 19/12/2007 a las 10:49

  • a la sra. Provoqueen,

    tengo mis dudas acerca de lo que dijo María Zambrano..pero en cualquier caso, creer de 'manera religiosa' es distinto de 'creer por una prueba'...por una demostración...lo que tienen las demostraciones más o menos rigurosas es que te 'encaminan' indefectiblemente hacia la verdad de la tesis..digamos que no puede ser de otra manera; se cree, porque 'es evidente', está ahí, es la función deíctica de la demostración, diría yo, la verdad...ha pasado a ser 'desvelada', a-letheia, como diría Heidegger en su digresión al comienzo de 'Ser y tiempo', tratando del sentido (largo camino éste) de la palabra griega...y que muy pedagógicamente don julián Marias distinguió en su librito 'el oficio del pensamiento' de la palabra 'homérica' etymon, (q.v.). Por eso creo, que como decía Bühler en su libro sobre la teoría del lenguaje aunque aplicado a esto, el teorema (de existencia) o el condicional es una especie de 'deixis in phantasma'...cosa que no ocurre con la fe del creyente...pues el creyente cree como se cree en la 'ontología' de una teoría, y además describe a esta entidad, no es una variable muda e indiscernible de la teoría...esto lo explicaba muy bien Quine en 'desde un punto de vista lógico'.., también refiriéndose a otros asuntos pero creo que vale aquí también; luego en esencia el creyente pone primero las 'entidades' que formarán parte de su ontología y de su 'teoría de mundo'(?), en este caso si lo pretende es explicar o darle sentido, que viene a ser lo mismo. Es decir él parte de que existe una entidad así de principio...el ateo en este caso, que llegue a serlo o pretenda serlo mediante una 'prueba de no existencia' está en inferioridad de condiciones que el creyente; de hecho ambos parten de lo mismo pero uno de ellos tiene que demostrar la 'virtualidad' de esta entidad, cosa dificil, por tanto el genuino ateo debe serlo diciendo que "no entiende el significado de la palabra Dios", "para mí esto no se corresponde con ningún referente de 'mi' ontología"...con lo cual se acaba la discusión y las pruebas.

    Luego el hombre si sabe que no existe, no sé cómo lo sabe...pero desde luego, no es que no 'pueda' dejar de creer sino que 'necesita' creer o quiere 'creer',i.e., se forma su 'ontología' de esta manera...aunque exija a esta entidad, a Dios, efectos que confirmen su existencia (dadas las propiedades que se le adscriben) y se decepcione si no los percibe

    saludos

    Comentado por: vic el 19/12/2007 a las 10:19

  • Lo peor es creer en los reyes que no son magos , eso si que no lo puedo entender .

    Comentado por: francis black el 19/12/2007 a las 07:40

  • Yo fumo aunque sé que es malo. Me gusta fumar.
    Unos creen que saben, otros saben que creen, los de más allá creen que creen y algunos de acá saben que saben.
    A mi no me importa nada lo que piense la gente siempre que me dejen fumar.

    Comentado por: Tipo de incógnito el 18/12/2007 a las 23:41

  • CRÒNIQUES CANTEN

    Al meu poble hi havia
    gent de tres menes:
    els qui creien,
    els qui nok creien i els
    qui tant se'ls en fotia.
    D'aquests darrers, però,
    n'hi havia pocs.
    Al meu poble hi havia, sobretot,
    gent de dues menes:
    els qui creien
    i els qui no creien.
    I encara val a dir que aquests darrers
    no eren pas molts. Els altres,
    establerts en llurs castes, concertaven
    negocis, feien tecs, casaven noies,
    fornicaven (discrets), s'estossinaven,
    doinaven culte a Déu i altres foteses
    quie nok recordo bé, amb molta cura
    de preservar la llei de l'escomesa
    dels descreguts i els cínics, per poder-la
    transmetre intacta als fills i així donar-los
    ocasió de concertar negocis,
    fer tecs, estossinar-se, casar noies,
    fornicar, adorar Déu i altres foteses
    en un clima de pau i de respecte.
    Al meu poble, a l'estiu, el sol colrava
    la pell, i feia una tardor benigna,
    i l'hivern era fred. Parlo de coses
    que fa segles que duren i que encara
    duraran molt de temps i de persones
    que hom considera astutes i correctes.
    Aquell temps era així. Cròniques canten.

    Comentado por: miquel martí i pol el 18/12/2007 a las 22:33

  • Delfín, lo sé perfectamente. Los niños (y cuanto más pequeños más) no distinguen entre los juguetes y el resto de los objetos, porque para ellos todo puede ser un descubrimiento y por tanto, un juego. Tampoco tienen nuestro sentido de la medida y para ellos puede ser más valiosa una gominola que toda una tarta. Sé que tienen una curiosidad y unas ganas de aprender innatas e ilimitadas, y que si están sanos pocos estímulos bastan para tener una respuesta mil veces superior a la esperada. Y aunque no tardará mucho la publicidad en lavarles el cerebro, a esta edad apenas tienen ni deseos. Pero en esta sociedad a los niños les caen los juguetes del cielo sin necesidad de alzar la vista, como algo natural, como una nevada.

    Comentado por: escarola el 18/12/2007 a las 20:47

  • En mi soledad
    he visto cosas muy claras,
    que no son verdad.A.MACHADO.


    Escarola,estos versos bien los pueden repetir cada día los niños en sus mejores horas, que como decía Mallarmé, la mejor hora es la hora que se sale del cuadrante.Sobre todo cuando juegan.Cualquier trasto cobra sentido en las manos de un niño.Una cosa que tenga demasiado prefabricado el juego al niño le aburre.De aquí que siempre les llame la atención las cosas inservibles, las cosas inútiles y que aparentemente no presentan en principio ningún juego.Luego se extrañan los padres que con cualquier cosa se entretengan menos con aquel tosco juguete que para mayor desespero se gastaron una pasta.Cosas de niños.Nietzsche decía que hay que respetar lo sagrado que tiene la niñez.Así sea.

    Comentado por: Delfín el 18/12/2007 a las 20:17

  • @ Carlos
    Pues sí, el grupo de los crédulos es más numeroso de lo que parece.
    A ver si va a ser que es algo intrínseco al ser humano (yo no lo sé).
    A ver si va a tener razón la Zambrano cuando dice "la tragedia del hombre es que no puede vivir sin dioses". Y es una tragedia porque el ser humano, tan racional él, en su fuero interno sabe que los dioses no existen, como sabe que no poder dejar de creer en ellos es su gran fracaso. Digo. Por eso, por lo que tiene de fracaso, es por lo todos nos acusamos unos a otros de credulidad, pero uno mismo evita reconocer que también cree en alguna supersticioncilla que otra...

    @ Borgia
    Gracias por dejarnos ver su lado poético.
    Cuando era pequeña y veía nevar desde la ventana, entornaba los ojos y me imaginaba viajando en una nave espacial que atravesaba las estrellas.

    Comentado por: provoqueen el 18/12/2007 a las 19:44

  • Sí, quien elige las imágene, sé que no de Azúa que tiene buen gusto,no ha estado en su mejor momento. Podía haber seleccionado el cuadro de El Prado : La Adoración de los Reyes de Rubens, que cada día pinta mejor, como antes eligió a Goya.

    Comentado por: Peggy Guggenheim el 18/12/2007 a las 19:20

  • Ese envidiable grupo es bastante más amplio de lo que a priori parece. Para empezar yo incluiría a todas las mujeres casadas y a las novias futuras y esperanzadas que creen en la fidelidad de su marido, aún sabiendo que no son fieles. Y para seguir y completar metería a todos los novios y esposos que creen lo mismo de sus novias, aún sabiendo cómo son ellos mismos. Deben de pensar que hombres y mujeres son distintas categorías de personas. De todas formas, por lo que conozco la infidelidad del hombre suele ser más completa y más frecuente, dicho sea de paso aunque no lo considero una cuestión natural. Y muchos más ejemplos que ahora no tengo ganas de enumerar.

    Comentado por: Carlos el 18/12/2007 a las 18:10

  • A mí lo que me gustaría es que los reyes creyeran en mí.

    Comentado por: escarola el 18/12/2007 a las 17:20

  • Habrán buscado una imagen pretendidamente desagradable, es decir, realista, alejada de la cursileria navideña.
    Pero si le sirve de alivio a Delfín, mi hija lleva sus 6 años de vida asistiendo puntualmente a todas las cabalgatas de reyes. Tiene su habitación hasta los topes de colores, libros y juguetes. No se priva de montarse en la atracciones navideñas que plantan en la Plaza Mayor de su ciudad. Ni de comerse con nosotros unos cuantos roscones de reyes. Por supuesto, desconfía de su existencia, y es un mérito conseguir que todavía crea.

    Comentado por: escarola el 18/12/2007 a las 17:17

  • Si, cierto, los señores de la empresa "Tres Tristes Tigres" tienen un criterio estupendo para elegir la fotos que ilustran estos blogs del boomeran(g).
    Tremendo.
    Mismo síndrome, ¿sólo los "megafuncionarios"?, no sé, no sé.
    Sr. B. Baltasar, enhorabuena.

    Comentado por: playboy el 18/12/2007 a las 15:14

  • Está nevando sobre Soria y sobre el Duero dormido. Los rosales dormitan bajo un manto pesado de harina. El paisaje se ha iluminado, como traspasado de una nueva vida que sólo el invierno, el frío y la nieve saben prestarle. Mirar por la ventana y perderse en el desorden de los copos arbitrarios; ver como la realidad se pierde en la confusión blanca, se diluye en el caos primigenio; ésa es ahora la felicidad amable y profunda.

    (Siento separarme del tema, pero tenían ustedes que ver el espactáculo que ahora está ofreciendo diciembre en Soria. Sobre los políticos ya habrá tiempo de decir algo)

    Comentado por: Borgia el 18/12/2007 a las 13:09

  • al sr. Garrick,

    no,no, si ya lo he hecho...pero mire usted desde el momento en que leí la pregunta de si: "¿hay manera de dar imagen al concepto de un espacio curvado?"; pues mire, no sé, me fui corriendo a ojear el librito de Do Carmo, aquél que trata sobre variedades riemannianas, a ver el capítulo de variedades con curvatura constante, no sin antes repasar primero todo aquello de las conexiones lineales y las geodésicas, derivada covariante y demás 'turrones'...(a lo mejor él lo ha hecho antes de escribir su artículo); en cualquier caso, la pregunta parece baladí o sin sentido...¿"representarse"?, ¿"dar imagen"?..no entiendo bien estas palabras en el contexto geométrico al que pretende aludir, ¡ay, los filósofos!...lo que sí está claro y es lo fundamental es que desde el teorema egregio de Gauss (y variaciones) los 'habitantes' de una variedad diferenciable (y más particularmente de una supericie) pueden, 'sin salirse de ella' medir distancias (considerando una métrica), calcular geodésicas, etc... y es por ello que podemos pensar en la geometría de nuestro universo sin 'salir' de él...¡gracias Gauss!.

    saludos.

    Comentado por: vic el 18/12/2007 a las 10:15

  • En vez de sacar a colación a Piaget, yo mencionaría al pobre Adorno. Éste publicó a mediados de los 40 un libro en colaboración con Horkheimer, titulado "Dialéctica de la ilustración" que, intentando explicar claramente (dentro de lo que significa claridad para ambos señores) qué relación hay entre racionalismo ilustrado e irracionalidad totalitaria, ilustra basante bien esta mezcla de naiveté y maquiavelismo típica de los políticos contemporáneos. Estos supuestamente son oligócratas, tiburones disfrazados de funcionarios, weberianos profesionales del tocomocho, y sin embargo no saben si las tontadas que escupen se las inspira el Espíritu Santo, su propia convicción de tener una misión histórica o les han tocado en una rifa de discursos. Supuestamente han hecho unos estudios en que han aprendido a distinguir entre demagogia útil e inútil, a interpretar su papel y los deseos de su clientela; cuentan con una bien pagada corte de asesores, sabios y filósofos, etc.
    Todo muy serio, muy objetivo y, de nuevo, profesional. Todo esto para dejarse llevar por el wishful thinking, darle al jefe (véase el group thinking de los think tanks de la corte faes-bush) lo que creen que él quiere que le digan. Cuanto más científicos (no hay más realidad que la economía, dicen), más supersticiosos y vacíos (la economia no es más que ideología, la religión más consumada, avanzada y podrida de todas, para qué querremos ya laicismo).
    No hay ningún conflicto en la mezcla de cartesianismo y simplona puerilidad de estos personajes. Carod no es una excepción; simplemente es, junto Aznar, uno que lleva a gala su condición. ambos han olvidado el decoro que era parte del oficio, se pasan de unidimensionales. Tampoco hace falta remontarse a los antiguos griegos. Basta con pensar en las antiguas dictaduras comunistas, donde en las universidades había asignaturas troncales delirantes (Historia del partido; Memorizar el capítulo VII, Libro II de El Capital; Vida sexual del mosquito anófeles según Engels; Milagros de los mártires de la revolución; Análisis y Epistemología de la obra filosófica y poética de Tito y Stalin, etc.), escolásticas evidentemente marcianas e incomprensibles, y sin embargo no bastaba este alarde de idiotez para hundir a sus gobiernos y sumirlos en el descrédito. Los fieles creían a pesar de esto, incluso cuando fueran eventualmente conscientes de lo que tenían de abusivo y caricaturesco. A los demás les sobraban igualmente motivos para odiar el régimen.
    Que me señalen un político de ayer u hoy que no presente esta mezcla de credulidad y cinismo. Tal vez lo único que les diferencie sea su forma de conservar el equilibrio.

    Comentado por: julianolapostata el 18/12/2007 a las 09:39

  • Vic, debería acercarse usted por el blog de su tocayo Gómez Pin: se divertiría y, además, quizá le aclararía algún concepto (y no digo quien a quien).

    Comentado por: Garrick el 17/12/2007 a las 23:15

  • "...ese envidiable grupo que puede creer ciegamente en algo, sabiendo que es absolutamente falso."

    En mi experiencia personal, dedicándome a la política (bueno, al sindicalismo, que tiene mucho de política) creo que ese grupo que define Félix es más bien el de los electores (sobre todo, el de aquellos que nunca se presentarían a unas elecciones): son capaces de creer que tú eres un rey mago, a pesar de saber perfectamente que eres una persona.

    Comentado por: provoqueen el 17/12/2007 a las 20:48

  • No creo que los políticos se crean sus mentiras, lo que pasa es que tratan a los ciudadanos como si todos fuesen lectores de El Periódico.

    Comentado por: provoqueen el 17/12/2007 a las 20:19

  • "...los niños creen en los Reyes Magos, aunque saben perfectamente que sus padres han comprado los regalos..."

    Pues claro, los padres están compinchados con los reyes. ¿Dónde está la contradicción?

    Comentado por: provoqueen el 17/12/2007 a las 20:12

  • ¡Ay, qué me gustaría que el sr. Azúa leyera ese art. que comenté sobre Wittgenstein y la rama dorada de Frazer!...sino recuerdo mal, pues que no tengo el mentado art. delante mía; witt. decía (a un amigo)... y me permito un mutatis que 'parte del gozo de escuchar la 9ª de Beethoven, consiste precisamente en escuchar la 9º de Beethoven'...aunque una cuestión interesante sería explicar por qué creían los prohombres griegos sin creer a su vez...también recuerdo que comené algo de esto a propósito de un librito de Cicerón..pero por favor nada de explicaciones funcionalistas...que se sabe que adolecen de muchas pegas...sí pues a estas alturas la explicación leibniziano-funcionalista ya no nos vale, ¿verdad?.
    Por otro lado, quiero decir que las veces que se menosprecia a la teología cristiana suele ser porque no se conoce lo 'convincente' que es en muchos aspectos...no se trata de meros silogismos mal dispuestos o puerilmente enunciados...el argumento de s. Anselmo no es nada baladí, es ingenioso...y si no se conoce la teoría de la suppositio y su 'superación' es muy potente..para ello, para observar lo elaborado del pensamiénto teológico-lógico, léase el libro de Gilson sobre el tomismo, por ejemplo...con esto quiero decir que no es simple superchería barata, que los que han pensado sobre estos menesteres no son tarugos o marmolillos del tres al cuarto, que pueden estar equivocados...yo personalmente no creo es su 'objeto de estudio', pero digo también que 'rebatirlos' no es una tarea sencilla.

    saludos

    Comentado por: vic el 17/12/2007 a las 19:32

  • Pues 'políticamente correctísimo' estará de guasa, pero a mi me parece una foto feísima y de una idiotez tremenda...la del padre, levantando a su hijita para que bese a ese señor con bigotes. La nena va a tener pesadillas con la dentadura del camello...uf!
    Don Félix, con el buen gusto que usted debe tener!

    Comentado por: chiqui el 17/12/2007 a las 18:47

  • Es muy natural que sea de ese modo. todo el mundo vive así en mayor o menor medida, aceptando falsedades que le resultan necesarias para vivir por la sencilla razón de que complacen los deseos. También porque la vida pública, como sabían bien los griegos, se organiza a través de entidades fantásticas, sean dioses o naciones.

    Comentado por: RdC el 17/12/2007 a las 18:35

  • Les rogaría retirasen la foto con la que ilustran el comentario, de carácter inequivocamente pedófilo.

    Comentado por: políticamente correctísimo el 17/12/2007 a las 17:07

  • VER EL BLOG
    nuevoanarquismo.blogspot.es

    Comentado por: manuel el 17/12/2007 a las 16:40

  • Pues sí señor...el mayor niño de este país donde yo vivo, y que mejor dormirá la noche de reyes es Gorge Bush. Siendo tan cristiano y creyente en los milagros, seguro que pedirá millones de juguetes para los niños de Irak, los que queden. Sería una buena manera de limpiar su conciencia...que no tiene.

    Comentado por: chiqui el 17/12/2007 a las 16:04

  • Maestro... que la navidad no le ponga tierno, por favor. Observe a uno de esos excitados infantes en la noche de Reyes. Republicano él.

    ---------------------

    PERE SABALA I LAIA BOADA
    Carta al Director - LaVanguardia
    Barcelona - 17/12/2007

    Aquest matí estàvem esmorzant amb la nostra filla en una cafeteria de Barcelona i de sobte una veu greu i rotunda ens ha desitjat un bon dia. Era ell, el senyor Josep Lluís Carod-Rovira, evidenciant així la seva presència.

    Bé, una vegada realitzada la seva salutació matinal a tots els allí presents, s´ha dirigit a la cambrera, d´un obvi origen sud-americà, i li ha preguntat en català si havia de demanar a la barra o si havia de seure i li prenien nota. La cambrera no ha contestat, en un gest evident de no entendre el català. Llavors el senyor Carod-Rovira li ha deixat anar un cínic, alt i clar "parlez vous français?", pregunta que, evidentment, la cambrera sud-americana ni ha entès, ni ha pogut contestar.

    No tenim paraules per explicar la vergonya que hem sentit en aquell moment com a barcelonins, com a catalans i sobretot com a persones. Així hemde tractar els immigrants?, ridiculitzant-los? Ha estat un lamentable espetacle per part del que és avui la segona màxima autoritat de la Generalitat de catalunya i, per tant, del Principat.

    Liberté, egalité, fraternité!, monsieur Carod.

    ---------------------

    Esta mañana estábamos almorzando con nuestra hija en una cafetería de Barcelona y de pronto una voz grave y rotunda nos ha deseado unos buenos días. Era él, el señor Josep Lluís Carod-Rovira, evidenciando así su presencia.

    Bien, una vez realizado su saludo matinal a todos los allí presentes, se ha dirigido a la camarera, de un obvio origen sudamericano, y le ha preguntado en catalán si debía pedir en la barra o si debía sentarse y le tomaban nota. La camarera no ha contestado, en un gesto evidente de no entender el catalán. Entonces el señor Carod-Rovira le ha largado un cínico, alto y claro "parlez vous français?", pregunta que, evidentemente, la camarera sudamericana ni ha entendido, ni ha podido contestar.

    No tenemos palabras por explicar la vergüenza que hemos sentido en aquel momento como barceloneses, como catalanes y sobre todo como personas. ¿ Así hemos tratar los inmigrantes?, ¿ ridicudizándolos? Ha sido un lamentable espectáculo por parte del que es hoy la segunda máxima autoridad de la Generalitat de catalunya y, por lo tanto, del Principado.

    Liberté, egalité, fraternité!, monsieur Carod.

    Comentado por: marc el 17/12/2007 a las 15:38

  • Lo mejor a un niño
    que no tiene cabeza
    es por reyes regalarle
    UNA CABEZA
    para que vea qué bonita es
    y qué bien que se vive
    con una cabeza
    (con todos sus muebles
    como la casita de Pin y Pon)
    una cabeza que vale
    para sumar y multiplicar
    y hacer redacciones
    pero también para jugar ya puestos
    y tantas otras cosas graciosas
    o prosaicas o pintorescas
    (reír, llorar, etcétera)

    claro que si los reyes que son sus padres
    piensan que UNA CABEZA
    no es un regalo apto
    no es un regalo pedagógico
    no es suficiente regalo
    para su retoño
    no sé, a lo mejor este año
    se produzca EL MILAGRO
    de que vengan desde Oriente
    los Reyes Magos de verdad
    los Reyes Magos CABEZONES
    -como en un auto sacramental-
    a volarle la cabeza
    con un bazooka
    al pequeño hijo de puta
    y así demostrarle que sin cabeza
    NO SE PUEDE VIVIR
    y de paso darme la razón
    A MÍ

    Comentado por: Cabeza el 17/12/2007 a las 15:29

  • Si no lo veo no lo creo. Siete comentarios seguidos en este blog referidos directamente al artículo del autor. Debe ser que se acerca la Navidad y que yo creo en los Reyes Magos. Bueno, no, porque a los Reyes Magos les pedí varias veces que los comentaristas tuvieran un nombre cristiano y no me lo trajeron.

    Comentado por: juandiezdelcorral el 17/12/2007 a las 15:20

  • Cito a Guillermo Solana:
    Hay un famoso soneto de Bartolomé Leonardo de Argensola que encarna todo el desengaño barroco y anticipa a la vez la estética moderna de la mentira. Allí el poeta arranca de la tópica condena del maquillaje femenino y termina poniendo en cuestión todo el resplandor del orden cósmico. Pues la cosmética de doña Elvira no es una condenable excepción, porque toda la naturaleza no es sino ilusión y artificio.

    Porque ese cielo azul que todos vemos
    ni es cielo ni es azul. ¡Lástima grande
    que no sea verdad tanta belleza!

    Comentado por: PacoBa el 17/12/2007 a las 14:00

  • Me ha gustado eso dec que ahora no se salve ni Piaget de la quema. Tantos años culpando de nuestros males a Franco, stalin, los padres, la sociedad,etc. y ahora resulta que todo, todo, todo lo que en el pasado aportó algo, no tuvo más efecto que convertir españa en un agujero lleno de funcionarios corruptos, albañiles chapuceros y sonrientes zapateros. Supongo que es normal que pase esto cuando los niños nacen desencantados y triunfa la mentalidad antiprogresista (que no deja de ser otra forma de progresismo, pero en más guay). Así se reescribe la historia, sí señor, con tripas y lucidez...

    Comentado por: julianolapostata el 17/12/2007 a las 13:26

  • querido, querido Félix de Azúa, qué artículo más bonito e interesante, aunque entre nosotros, y creyendo que en este caso sea posible lo que dice Piaget, esa ambigüedad tan humana,acabé de Piaget hasta la coronilla porque era el gurú de los pedagogos de mis años.Años de los que vinieron estos lodos que constata el informe Pisa.

    Comentado por: Peggy Guggenheim el 17/12/2007 a las 12:29

  • Miedo
    ¡Santo cielo, qué terrorífico camello el de la foto!¡Y ese salvaje con corona a punto de devorar a la niña!...

    Comentado por: niño el 17/12/2007 a las 11:58

  • Parece ser, incluso, que algunos políticos creen en las mentiras que dicen porque al día siguiente las ven reproducidas en los periódicos o en la televisión. O porque las dicen delante del partido y en correspondencia sólo reciben aplausos y palmaditas en la espalda.

    Comentado por: Ozón el 17/12/2007 a las 11:52

  • Pues sí, hay personas funcionando así, con el disco duro desfragmentado. Que la zona derecha de tu cerebro no sepa lo que piensa la izquierda.

    Comentado por: escarola el 17/12/2007 a las 11:50

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Félix de Azúa nació en Barcelona en 1944. Doctor en Filosofía y catedrático de Estética, es colaborador habitual del diario El País. Ha publicado los libros de poemas Cepo para nutria, El velo en el rostro de Agamenón, Edgar en Stephane, Lengua de cal y Farra. Su poesía está reunida, hasta 2007, en Última sangre. Ha publicado las novelas Las lecciones de Jena, Las lecciones suspendidas, Ultima lección, Mansura, Historia de un idiota contada por él mismo, Diario de un hombre humillado (Premio Herralde), Cambio de bandera, Demasiadas preguntas y Momentos decisivos. Su obra ensayística es amplia: La paradoja del primitivo, El aprendizaje de la decepción, Venecia, Baudelaire y el artista de la vida moderna, Diccionario de las artes, Salidas de tono, Lecturas compulsivas, La invención de Caín, Cortocircuitos: imágenes mudas, Esplendor y nada y La pasión domesticada. Los libros recientes son Ovejas negras, Abierto a todas horasAutobiografía sin vida (Mondadori, 2010) y Autobiografía de papel (Mondadori, 2013)Una edición ampliada y corregida de La invención de Caín ha sido publicada por la editorial Debate en 2015; Génesis (Literatura Random House, 2015). Nuevas lecturas compulsivas (Círculo de Tiza, 2017) y Volver la mirada, Ensayos sobre arte (Debate, 2019) son sus últimos libros.  Escritor experto en todos los géneros, su obra se caracteriza por un notable sentido del humor y una profunda capacidad de análisis. 

En junio de 2015, fue elegido miembro de la Real Academia Española para ocupar el sillón "H".

 

Bibliografía

 




 

Ensayo

Volver la mirada (2019). Debate, España.

Nuevas lecturas compulsivas (2017). Círculo de Tiza, España. 

La invención de Caín (2015). Mondadori, Barcelona. 

Contra Jeremías (2013). Mondadori, Barcelona.

Contre Guernica, Prefacio para Antonio Saura (2008). Archives Antonio Saura, Genève.

 La pasión domesticada (2007). Abada, Madrid.

Ovejas negras (2007), Bruguera, Barcelona.

Cortocircuitos. Imágenes mudas (2004). Abada, Madrid.

La invención de Caín (1999). Alfaguara, Madrid.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (reedición) (1999). Anagrama, Barcelona.

Lecturas compulsivas. Una invitación (1998) Anagrama, Barcelona.

Salidas de tono (1996). Anagrama, Barcelona.

Diccionario de las artes (1995). Planeta, Barcelona.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (1992). Pamiela, Pamplona.

Venecia (1990). Planeta, Barcelona.

El aprendizaje de la decepción (1989). Pamiela, Pamplona.

La paradoja del primitivo (1983). Seix Barral, Barcelona.

Conocer a Baudelaire y su obra (1978). Dopesa, Barcelona.

 

Novelas y prosa literaria

Génesis (2015). Literatura Random House, Madrid. 

Autobiografía de papel (2013). Mondadori, Barcelona. 

Autobiografía sin vida (2010). Mondadori, Barcelona.

Abierto a todas horas (2007). Alfaguara, Madrid.

Esplendor y Nada (2006). Lector, Barcelona.

Momentos decisivos (2000). Anagrama, Barcelona.

Demasiadas preguntas (1994). Anagrama, Barcelona.

Cambio de bandera (1991). Anagrama, Barcelona.

Diario de un hombre humillado (1987). Anagrama, Barcelona.

Historia de un idiota contada por él mismo, o el contenido de la felicidad (1992), Anagrama, Barcelona.

Mansura (1984). Anagrama, Barcelona.

Última lección (1981). Legasa, Madrid.

Las lecciones suspendidas (1978). Alfaguara, Madrid.

Las lecciones de Jena (1972). Barral E., Barcelona.

 

Relatos

"Quien se vio", Tres cuentos didácticos (1975). La Gaya Ciencia, Barcelona.

"La venganza de la verdad" (1978). Hiperion nº1, Madrid.

"Herédame" (6 y 7 agosto 1985). El País, Madrid.

"El trencadizo", con grabados de Canogar (1989) Antojos, Cuenca.

"La pasajera" (18 nov. 1990). El País, Madrid.

"La resignación de la soberbia", Los pecados capitales (1990). Grijalbo, Barcelona.

El largo viaje del mensajero (1991) Antártida, Barcelona.

Cuentos de cabecera ("La pasajera" y "La segunda cicatriz") (1996). Planeta NH.

"El padre de sus hijos" (1998). Barcelona, un día, Alfaguara, Madrid.

"La verdad está arriba" (1998). Turia, Teruel.

 

Poesía

Última Sangre. Poesía 1968-2007 (2007). Bruguera, Barcelona.

Poesía 1968 1988 (1989). Hiperion, Madrid.

Farra (1983). Hiperion, Madrid.

Siete poemas de La Farra, con un grabado de A. Saura (1981). Cuenca.

Poesía 1968 78 (1979). Hiperion, Madrid.

Pasar y siete canciones (1977). La Gaya Ciencia, Barcelona.

Lengua de cal (1972). Visor, Madrid.

Edgar en Stéphanie (1971). Lumen, Barcelona.

El velo en el rostro de Agamenon (1970) El Bardo, Barcelona.

Cepo para nutria (1968). Madrid

Premios

1987 Premio Anagrama de Novela.

2000 Premio a la cultura "Sebetia-Ter" del Centri di Studi di Arte e Cultura di Napoli".

2001 Premio a la tolerancia de la "Asociación por la Tolerancia", Barcelona.

2011 Premio González-Ruano de Periodismo

2014 Premio Internacional de Ensayo José Caballero Bonald

2015 Premio Francisco Cerecedo de la Asociación de Periodistas Europeos 

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2020 | Fundación Formentor | Barceló Torre de Madrid. Plaza de España, 18 28008 Madrid (España) | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres