PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

miércoles, 5 de agosto de 2020

 Félix de Azúa

Aviso a los amigos y parientes

Las dotes persuasivas de Basilio Baltasar y la permanencia de asiduos en el blog me inclinan a cometer un acto de obscena vanidad. Para celebrar este 2007 que no ha podido comenzar peor, los de la casa vamos a ir colgando los artículos y demás parafernalia que publique por aquí y por allá, de modo que el bar permanezca abierto para los más jaraneros.

Veréis que en ocasiones son cosillas muy locales y en otras, quizás, material de derribo universitario. Uno nunca sabe si esta noche compartirá su copa con un drag queen o con una directiva de Agbar. Esa es la magia de los bares para trasnochadores, sin duda.

Vuestras críticas han sido un bálsamo del que no puedo prescindir.

¡Esplendor o muerte!

 

ENTREVISTA A FÉLIX DE AZÚA:

a) ¿Qué valor ha tenido la libertad en su experiencia como poeta y novelista? ¿Se ha sentido usted libre en todo momento de presiones externas o internas? ¿Qué ha buscado, insertarse en una tradición o intentar apartarse o ir más allá de ésta?

No creo que exista nadie en el mundo que esté libre de presiones externas o internas. Como escritor nunca he pretendido apartarme de una tradición, ya que no sabría cuál elegir, ni tampoco insertarme. Incluso bajo regímenes abyectos como el franquismo o el estalinismo se pueden escribir espléndidos libros. El último que he leído, por ejemplo, Vida y destino, de Grossman, es una obra maestra que tuvo que esperar a publicarse, pero se publicó. El dolor de Grossman por no ver su obra impresa es un asunto anecdótico, como que su autor no viera nunca editados los Cantos de Maldoror.

b) ¿En qué medida la, digamos, “poética” de sus anteriores obras, la coherencia de la totalidad de su obra creativa, le coarta en sus obras futuras aún por escribir o en proceso de escritura? En relación con sus primeras publicaciones, ¿es posible ser más libre que cuando uno aún no se ha publicado nada, cuando aún no se ha empezado a fijar el estilo y a crear unas expectativas (en el editor, en el público, en uno mismo)?

La cuestión de la “libertad” es irrelevante para la redacción de una obra literaria, como acabo de decir. Y las poéticas no pueden coartar a nadie, ya que son la expresión de ese “alguien”. En todo caso mostrarán una evolución, que es lo propio de todo organismo vivo.

c) Usted se ha significado en los últimos tiempos apoyando la creación de un partido político, que, por cierto, en las últimas elecciones al Parlamento de Cataluña, ha conseguido representación. Se ha hablado de este partido como el de los intelectuales, pues fueron escritores y profesores los que lo auspiciaron. ¿Ese apoyo forma parte de su responsabilidad como intelectual?¿Es producto de una vocación por lo político y los dilemas del poder? ¿Qué le sugiere el concepto de intelectual comprometido?

Se dijo que los fundadores éramos intelectuales, pero yo lo dudo mucho. Unos son periodistas, otros profesores, otros economistas, hay incluso alguno que no ha trabajado en su vida. El concepto de intelectual comprometido me parece paleolítico. Si nos reunimos para ese fin fue porque nos parecía que el ambiente político en Cataluña era irrespirable y más próximo al peronismo que a otra cosa. Una reacción normal en cualquier persona, pero que sólo llevan a cabo unos cuantos, seguramente los que tienen más tiempo libre.

d) ¿Cómo interpreta retrospectivamente su evolución política desde Bandera Roja hasta el apoyo a Ciutadans? Es inevitable mencionar a Sartre en este contexto y su concepto de intelectual comprometido. Sastre era un intelectual cuya máxima, y casi se diría que única, preocupación es acabar con la sociedad de clases y con la injusticia social. ¿Qué queda de este intelectual comprometido? ¿Debemos hablar ahora de intelectuales liberales? ¿Comprometidos con la defensa de las libertades individuales?

La figura de Sartre me es profundamente antipática. No creo que le preocupara en absoluto la sociedad de clases o la justicia social. Si hubiera que poner una etiqueta a lo que hicimos aquellos fundadores sería desde luego algo relacionado con las libertades individuales. Sin embargo, me molesta esa imagen romántica y conservadora de unos “intelectuales” salvando a la especie humana.

e) ¿Revive, por oposición, la noción de compromiso político el actual “relativismo posmoderno”? Según usted, ¿en nombre de qué convicciones fuertes cabe comprometerse hoy?

No sé yo si la palabra “compromiso” tiene ya algún sentido. Cada cual actúa, creo yo, buscando una cierta decencia. Excepto aquellos que hacen profesión de cinismo, claro. El relativismo me parece execrable, pero es tan sólo una corriente académica de algunas facultades americanas dedicadas a la literatura, a las cuales aburre la literatura.

f) Para los literatos esta cuestión puede ser aún más compleja. El mismo caso de Sartre lo es, pues defendía de una parte el compromiso de los escritores, mientras que la otra sostenía que su creación literaria debía ser de algún modo ambigua, no claramente propagandística. Por otra parte, en el libro que Vargas Llosa dedica a José María Arguedas, leemos que la obra de éste pierde en calidad literaria, según VL, a causa de su excesiva implicación política. ¿Cree que es cierto que existe una tensión entre estas dos actividades: la política y la literatura? ¿Puede la literatura hoy –en el pasado quizá los ejemplos sean numerosos- comprometerse con objetivos políticos sin dejar de ser literatura?

Esa función política de los escritores es un asunto circunscrito a la guerra fría. En la actualidad me parece que ya no tiene ningún sentido. Y desde luego, aquellos escritores que más trabajaron al servicio de los partidos políticos, como Bert Brecht, por ejemplo, son los que peor envejecen.

g) Usted ha colaborado en la prensa escrita con artículos de opinión y columnas periódicas, y de un tiempo a esta parte escribe también un blog. ¿Con qué grado de libertad ha ejercido estas tareas? ¿Qué responsabilidad cree que tiene ejerciéndolas? ¿En qué medida esta responsabilidad coarta su libertad a la hora de escribir?

Yo sería partidario de cambiar ese léxico. Lo que hacemos los escritores es trabajar, como cualquier otro ciudadano. Nuestra tarea no tiene mayor importancia que la de un carpintero o un maestro de Instituto. A mi entender, hay que ir vaciando de grandeza y solemnidad un lenguaje que otorgaba grandes responsabilidades (y también mucha vanidad) a unos vulgares trabajadores. Las novelas de Flaubert son corrosivas con la sociedad de su tiempo, pero dudo mucho de que él pensara en un “compromiso”. Las de Malraux son muy mediocres, pero él sí que pensaba en un “compromiso”. Y lo que es peor: Malraux hoy nos parece políticamente reaccionario, por muchas fotos que se hiciera en la guerra de España. En cambio, Flaubert sigue siendo vitriolo.

h) ¿Influyó su experiencia en la Universidad del País Vasco, con Savater, Gómez Pin y otros, en su actitud en relación con la política, de una parte, y con la institución académica, de la otra?

Claro que influyó, pero no más que lavar platos en Londres durante tres años o leer a Hegel durante dos. Sólo me añadió algo que no es fácil de obtener: conocí directamente a los esbirros de ETA de aquella época. Unos auténticos psicóticos. Así pude percatarme de que sólo acabaría el terrorismo cuando estuvieran hartos de matar. Si las actuales negociaciones fracasan será porque hay nuevos patriotas vascos con ganas de asesinar al vecino. Pero eso no puede ser entendido desde la política, sino desde el psicoanálisis.

i) Por lo que se refiere a su actividad docente en la universidad, ¿en qué términos entiende su responsabilidad? ¿Qué uso hace de su libertad de cátedra? ¿No piensa que las críticas que eventualmente pueda hacer al orden establecido, al Estado, por ejemplo, quedan desactivadas siendo usted en cierta medida un representante institucional de este mismo orden?

Pero, ¿hay alguien que critique algo tan abstracto como “el Estado”, o “el orden establecido”?  Me parece que es un lenguaje obsoleto. En mis clases nunca se me ha pasado por la cabeza que podía yo alarmar a nadie, por muchas barbaridades que dijera. A nadie le importa lo que digan los profesores. No es que haya tal cosa como “libertad de cátedra”, es que la universidad es un inmenso aparcamiento de parados, y a nadie le importa lo que se diga en un aparcamiento. Las autoridades universitarias catalanas apenas intervienen, como no sea para premiar a los patriotas. A los demás nos dejan en paz.

j) Hace unos años, usted fue nombrado director del Instituto Cervantes de París. ¿Pudo usted ejercer este cargo con independencia, libre de pleitesías políticas? ¿Cree que un intelectual puede mantener su independencia si acepta cargos oficiales, si trabaja para instituciones del Estado, si es un funcionario, en definitiva?

Sí, lo creo. Es más, la mayor parte de las voces radicales, pertenecen a funcionarios. Incluso podría decirse que ser funcionario conlleva convertirse en un peligroso propagandista de ideas radicales. En el Instituto Cervantes hice lo que pude teniendo en cuenta que trabajaba para la Administración. Lo de la independencia y otras zarandajas es perfectamente secundario cuando de lo que se trata es de establecer contratos de trabajo dignos, conseguir presupuesto para instalar electricidad en un edificio caótico, o lograr que se ponga al teléfono un imbécil gubernamental.

k) ¿Qué importancia le concede usted a la “fuerza” del argumento y de las buenas razones en el debate público en el que participa o puede participar el intelectual? ¿Piensa que, en ocasiones o tal vez siempre, la provocación o la ironía pueden ser más efectivas?

Depende de con quién se hable. Si el interlocutor es razonable, puede argumentarse. Si el interlocutor es un irracional o un sentimental, es inútil razonar, como sucede con los nacionalistas. La provocación y la ironía sólo están justificadas como fórmulas literarias, nunca en una conversación. Es de pésima educación burlarse de alguien que está tratando de hablar contigo.

l) ¿Cree usted que hay alguna diferencia entre la responsabilidad que cabe atribuir a los intelectuales y la que tienen (y deberían ejercer) los ciudadanos en general en las democracias, esto es, la responsabilidad de debatir públicamente sus opiniones y de colaborar a favor del bien común?

No hay ninguna diferencia, por eso el partido que ayudamos a fundar (y que hoy es absolutamente independiente) se llama así: Partido de los Ciudadanos. Por esta razón he insistido a lo largo de la entrevista que es un error idealista considerar que los escritores, artistas o intelectuales tienen mayores responsabilidades que los zapateros o los dueños de una agencia de turismo. Por fortuna, la gente lo va entendiendo y cada vez hace menos caso de los periodistas.

 

Entrevista realizada por Mario Campaña para la revista Guaraguao (nº 23).
Centro de Estudios y Cooperación para América Latina.

[Publicado el 03/1/2007 a las 09:03]

Compartir:

Comentarios (96)

  • Simplemente y de corazón: bentornato.

    Comentado por: Fainberg el 16/1/2007 a las 21:01

  • Que gran entrevista! Me recuerda a un relato de Woody Allen en "Como acabar de una vez por todas con la cultura". Concretamente a la descripición de una partida de ajedrez por correspondencia donde ambos jugadores juegan partidas completamente distintas. Desternillante vamos. Si lo lees en el metro, un ridículo espantoso.

    Comentado por: HerrEros el 10/1/2007 a las 11:45

  • me gusta mucho tu estilo felix, te agrego a favoritos

    Comentado por: marilyn manson el 09/1/2007 a las 03:07

  • ... hace un par de noches estuve largas horas en vela pensando en la carta, escrita por un exetarra, que nos dió a conocer Ortega. El motivo de la desvela fueron las distintas respuestas que, por cada afirmación de aquél, mi cerebro elaboraba sin cesar. Suele pasarme. Cien mil vueltas a un asunto y las distintas combinaciones en las soluciones o respuestas. Luego, cuando me levanto, estoy hecho unos zorros y aquella frución tan aparentemente productiva se ha desvanecido por completo. Creo recordar alguna película o corto que trataba este tipo de obsesiones de manera humorística: el tipo que, con la primera ocurrencia, interrumpe el descanso y se levanta presto a escribirla en un block. Luego, a la luz del día, tiene que organizar y encontrar el sentido a todos esos garabatos. Entonces, aparte de que toma conciencia de la progresiva pérdida de salud, llega a la conclusión de que hay horas para trabajar y horas para dormir y que, mezclarlas, es muy poco productivo.

    ¡Horas de trabajar! Me voy... Pero debo encontrar tiempo para responder al exetarra (¿valdrá la pena?)

    Comentado por: Javier el 05/1/2007 a las 08:22

  • @Ortega. Estimado amigo, mi hija mayor me ha reclamado ya no sé cuántas veces la segunda parte de aquél cuento. Quizá ya lo publicó usted y yo no lo leí. Le ruego, si ha sido así, tenga a bien repetir la maniobra. La primera parte nos gustó mucho. Aunque es ella quien reclama... Y es terca.

    Por cierto: ¿no tiene ninguna pregunta para de Azúa? Mi propuesta iba en serio.

    Comentado por: Javier el 05/1/2007 a las 08:07

  • Provoqueen, si me quitaran el arte de la memoria no tengo mi idea qué pasaría... Probablemente nada importante. Quizá las cosas que realmente valen la pena no sean imprescindibles. De todos modos, mi pregunta lleva implícita otra pregunta, la auténtica: ¿cómo actúa el arte, cuál es su función en la sociedad?. Sé que esto está bastante imperfectamente formulado. Es una de mis simplificaciones brutales. Por eso apelo a buenos desbrozadores, como usted y otros.

    Por cierto: ¿no tiene ninguna pregunta para de Azúa? Mi propuesta iba en serio.

    Comentado por: Javier el 05/1/2007 a las 08:02

  • Kierkegaard afirma que la ironía temporaliza los seres y las cosas al relativizarlos, destruyendo lo que tienen de sólido, rígido y eterno. Desde luego nada tan inglés como eso, después de los adjetivos antepuestos, los buenos modales y la música de Elgar. Hay, sin embargo, gente digna de piedad incapaz de captar lo que dice una frase de Eduardo Mendoza (catalán que parece inglés) porque todo lo entiende en sentido literal; y hasta fanáticos que detestan la ironía, amargados (por traumas infantiles, Hacienda o la enfermedad celíaca) a los que les repele. Pervertidos que prefieren comprar Larva de Julián Ríos a Trapos sucios de David Lodge. Y eso que hasta para Hesse, un tipo tan serio y depresivo, la ironía es una forma de supervivencia. “El gran arte moderno es siempre irónico, al igual que el antiguo es religioso”, afirmaba Pavese, la alegría de la huerta, como todo el mundo sabe..

    Comentado por: Vernon S. el 05/1/2007 a las 06:24

  • Bueno, no estoy segura de que comprometerse con una idea del bien común sea exactamente un error. En América Latina seguramente es muy necesario, como dice Simpática, seguro que más que en Europa.
    Lo que digo es que empecinarse en cualquier idea siempre es un corsé, una cortapisa. Uno corre el riesgo de perder la humildad necesaria para seguir a su intelecto con honradez y rigor. Y de ahí a convertirse en un salvapatrias no hay más que un paso.
    Claro que hay salvapatrias que nos caen mejor que otros, y hay patrias que necesitan más ser salvadas que otras (esto pasa más en Latinoamérica que en Europa).
    Creo que siempre hay que reservarse el derecho a la independencia y permitirse el crecimiento, por pura decencia intelectual. Lo que en absoluto significa no mojarse. Esto es lo que hizo Azúa con Ciutadans.
    Pero creo que es preferible que sean los activistas políticos los que sigan al intelectual y no al revés.
    Se puede ser intelectual y activista político, desde luego, pero se tratará de un tipo de activismo bastante sui generis, no se tratará de un "brazo armado" de nadie. Porque lo que seguro son incompatibles, son el intelecto y el fundamentalismo.

    Por cierto, por si a alguien le interesa: el famoso test de Ortega, me sale bastante equidistante, ligeramente más masculino que femenino. Pero conste que contiene muchos errores, debidos principalmente a mi desconocimiento de la lengua inglesa, y al hecho de que soy zurda.
    En cambio, en los datos más "físicos" no hay ninguna duda: mis dedos son ultra-femeninos, y las caras que prefiero son las muy-masculinas.

    Comentado por: provoqueen el 05/1/2007 a las 02:14

  • El preguntador sí que es libre.
    Qué libre es el preguntador
    y cuántas preguntas hace.

    Comentado por: Milán el 05/1/2007 a las 00:16

  • Otro albert,Camus.Socorrió a los españoles antifascistas internados en el campo de concentración que se hizo cerca de esa ciudad.Otro insobornable.

    Comentado por: maleas el 05/1/2007 a las 00:00

  • Bueno,ni la breve y sonora palabra que designa a una mujer de partida en español ni tampoco la no menos sonora con que se designa a un invertido,pueden ser escritas aqui.No deja de ser una censura.
    Como insulto,la primera,creo que Krahe,saludalo de mi parte albert,la usó en cierta ocasión y salió.Despues vino lo de ortega y cat.Ahora me ha tocado a mi y no la usaba com insulto,la segunda.Con demasiada frecuencia,pagan justos por pecadores.

    Comentado por: maleas el 04/1/2007 a las 23:40

  • Otros ejemplos de intelectuales comprometidos.
    Jaime Gil de Biedma,pidió el ingreso en el Partido Comunista y Manolo Sacristan,otro intelectual comprometido,se le negó por su mala reputación.Le hicierón un favor.
    Ersnt Bloch,el judio errante,hubo de abandonar Alemania y refugiarse en USA de la que salió en plena voragine macartista con destino a lo que él creia que era una sociedad mas justa.Algunos años despues comprendió que tampoco alli,lo dice literal,"hacian caso a los filosofos".
    Son dos casos,la gama es muy amplia,pero contienen los elementos necesarios,inteligencia,decencia y coraje,que son tres para identificar a esa especie .
    Azúa es un intelectual comprometido lo quiera o no y no hablo de pecados de juventud.Su posición sobre la cuestión linguistica catalana puede ser un ejemplo.Que posteriormente no ejerza una militancia en el partido que él mismo junto a otros ha promovido,la encuentro perfectamente comprensible.Mantenerse fuera es una forma de no poner en peligro su independencia de criterio.

    Comentado por: maleas el 04/1/2007 a las 23:31

  • "Les Glaneurs et la glaneuse", Agnès Varda

    Comentado por: mar el 04/1/2007 a las 22:03

  • Ejemplos de intelectuales comprometidos: José María Pemán, Agustín de Foxá, Máximo Gorki, Sartre. Basura.

    Comentado por: ossa el 04/1/2007 a las 21:58

  • Claro que con lo de la regla me inventé los números...
    Buenas, Chiqui.

    Comentado por: mar el 04/1/2007 a las 21:40

  • BE BEER (or not), Pla.

    Ortega: he hecho el test de la BBc y aún no lo tengo claro. Ayer vi una peli en el cine con BB y Jack Palance, otro fallecido (hace poco). En la peli el grandote Jack moría en un minúsculo Alfa Romeo.
    La peli: "Le mépris" de Godard, ¿la conoce? Yo no la había visto todavía. Muy buena.

    Comentado por: mar el 04/1/2007 a las 21:39

  • @ Ortega.
    interesante el juego. Lo seguI hasta que tendrIa que haberme levantado y buscar una regla. A quien se le ocurre...Pero creo que iba para mi sexo...una cosa menos que preocuparme. Gracias.

    Comentado por: chiqui el 04/1/2007 a las 21:27

  • @ortega

    Sobre la claridad :

    Hay una cierta pose en algunos artistas en realizar una obra claramente incomprensible como si esta tuviera mayor valor , el paso de los años situa a muchas de estas obras en un lugar marginal mientras que las obras claras de contenido y forma siguen siendo apreciadas pues llegan a comunicar cosas que en mi opinion es el objetivo de cualquier obra indistintamente de su calidad , pero estas obras que solo pretenden molestar o sorprender tienen una vida efimera , bueno solo queria decir esto , buenas noches .

    Pd : PLA esta emocionado porque ponen en la tele una pelicula de BRUCE LEE , esta noche no aparecera por aqui .

    Comentado por: judith el 04/1/2007 a las 21:02

  • Entrando en la cuestión de “intelectual comprometido”, estoy leyendo un libro sobre H. Arendt y, por supuesto, ésa es la cuestión de fondo. Partiendo de la definición de que un intelectual es alguien que piensa y que según Arendt “el hábito de examinar y de reflexionar acerca de todo lo que acontezca o llame la atención, constituye una actividad de primera importancia entre las condiciones que llevan a los seres humanos a evitar el mal o lo condicionan frente a él”, la actividad del intelectual constituye un compromiso consigo mismo, por lo menos. Pero “comprender en la política nunca significa comprender “al otro”, sino entender el mundo común tal como éste aparece al otro. Si hay una virtud (sabiduría) típica del político, ésta es la capacidad de ver todos los aspectos de una cosa, es decir, la capacidad de verla tal como aparece a todos los afectados”. Por lo tanto un intelectual no tiene porque ser político o tener una visión política, pero ahí está la gran diferencia entre un intelectual europeo y uno latinoamericano, el último sí creo que generalmente está comprometido políticamente. Los rasgos de pensamiento y de acción política se suman en América Latina -no así en Europa, creo- si eso constituye un error como parece sugerir Provoquen, eso no lo sé.

    Comentado por: La simpática bloguera el 04/1/2007 a las 18:44

  • Mi pregunta a Felix 2007:
    ¿Podría dibujarnos un pequeño esbozo de su quehacer cotidiano o extraordinario (por ejemplo, de sus últimos 10 minutos, sean cuando sean)? Se agradecerían gestos, descripción del entorno, etc. entremezclados con sus pensamientos, por ejemplo.
    El entorno de uno que piensa me acerca bastante a sus pensamientos.
    Si le apetece responder yo estaría encantada!
    Y si no, encantada igualmente de leerle por aquí de vez en cuando.

    Comentado por: mar el 04/1/2007 a las 17:29

  • *Publicado por: provoqueen | 03/01/2007 19:04:39
    Gracias, veremos lo que nos deparan los muñidores de este boomeran.

    Comentado por: Tipo Material el 04/1/2007 a las 17:01

  • Albert, javier, provoqueen:¡Gracias!

    Para entender lo que dicen tengo que pensarlo un rato mas... algo me arranco la carcajada, pero todavía es puro instinto.

    Comentado por: mariana el 04/1/2007 a las 16:45

  • Si desapareciera el arte de mi memoria me pondría a gritar: "¡MAMÁAAAAAAAAAA!"

    Comentado por: provoqueen el 04/1/2007 a las 16:20

  • Javier, hay muchas cosas con las que disfrutar, pero yo diría que casi todas tienen algo de artístico (por lo que tienen de caja de resonancia de nuestro propio corazón, nuestras inquietudes, nuestros miedos, nuestra condición humana, o llamémoslo como queramos). Si, yo didía que casi todas las cosas que nos hacen disfrutar tienen algo de artístico, aunque ni siquiera lo pretendan.
    Si me quitan el arte de mi memoria, ¿qué me queda? Creo que soledad y desazón. Cosas que experimenté en una escuela de ingeniería durante años.

    Comentado por: provoqueen el 04/1/2007 a las 16:17

  • provoqueen

    En este debate , para mi hay dos ideas , el compromiso y el intelectual , el intelectual es aquel que utiliza el intelecto , no hace falta poner cara de atormentado o de meapilas , provoqueen es intelectual , ortega , meleas .

    El comprometido , es alguien que se compromete con algo , una pareja , un banco , una empresa , el compromiso metafisico es el menos compromiso de todos , la gente siempre esta comprometida en algo , asi que todos somos intelectuales comprometidos o lo que es lo mismo , todos hacemos cuentas economicas , sentimentales , afectivas , sociales ...

    Comentado por: albert pla el 04/1/2007 a las 16:16

  • Mariana, si es usted argentina, bienvenida. Si de cualquier otra parte del Globo, también.

    Provoqueen, tenga la amabilidad de desaparecer el arte de su memoria... ¿Qué ve?


    Comentado por: Javier el 04/1/2007 a las 16:06

  • @javier

    Va mi pregunta seria la siguiente :

    - Lo mas complicado es decidir si lo realizado tienen o no un valor , cuando uno tiene cierta repercusion publica y años en un oficio puede llegar a pensar que aquello que tiene entre manos tiene de por si un minimo de calidad , que nadie dira " el rey va desnudo " por ser uno quien es , pero interiormente uno puede pensar, vaya desastre acabo de realizar , en una entrevista colgada aqui a Paco de lucia , este confesaba haber tocado mal una noche , donde todas las criticas y el publico lo pusieron de nueve para arriba . Asi llega un momento que el prestigio te puede cegar . Como llegar a el equilibrio y no terminar como el personaje de " la obra maestra desconocida " de Balzac .

    Comentado por: albert pla el 04/1/2007 a las 16:05

  • graciass!!!!

    Comentado por: mariana el 04/1/2007 a las 15:57

  • Provoqueen, no sé si se equivoca pero se explica estupendamente... Gracias. Sin embargo... Creo que casi nadie emplea esa expresión en el sentido que dice usted aplica de Azúa. Además, ¿no es el propio de Azúa quien dice que si se acabara -pongamos, se prohibiera- el arte desaparecería la civilización?. Eso nos llevaría directamente a qué es eso del arte y para qué sirve (¿solo como un medio para disfrutar?... Personalmente tiro poco del arte para disfrutar. Quiero decir que "disfrutar", disfruto con otras cosas).

    Pero, insisto, preguntas (¿es posible?)..

    Comentado por: Javier el 04/1/2007 a las 15:56

  • ... perdón, más preguntas:

    Pregunta 5: En un caso puramente ideal, en el que todos tuviéramos acceso idéntico a la información, al saber codificado... Si todos, entonces, nos aproximáramos al escenario habitual de los intelectuales... ¿Cuál cree usted que podría ser la hipótesis? ¿Aquellos que, históricamente, se han ganado la vida con el pensamiento, la imaginación, memoria, creatividad, etc perderían, definitivamente, toda posible relevancia? ¿Cree usted que existen, por inevitables, las referencias, como pueda serlo usted mismo? ¿Quién es, realmente, referencia? Y no me refiero a los futbolistas... ¿Es la persona íntegra? ¿Puede alguien no pasar un mínimo examen moral y, sin embargo, ser una referencia?...

    Creo que desbarro... ¿No les parece que podríamos elaborar una entrevista, una serie de preguntas, consensuadas entre todos y animar a de Azúa a responderlas? Digamos 8 preguntas... Venga, empecemos por las mías. ¿Hay alguna que crean que valdría la pena responder?... Propongan ustedes las suyas. No se corten, amigos

    Comentado por: Javier el 04/1/2007 a las 15:48

  • mariana

    te tienes que registrar en el typy ese , pones un nombre de usuario y tu email , es relativamente sencillo , pero a mi me costo un huevo.

    Comentado por: albert pla el 04/1/2007 a las 15:42

  • Javier,
    Creo que lo del acabamiento del arte está cayendo en ser una especie de tópico que no se termina de entender bien.
    Cuando Azúa dice eso, se refiere a que el arte ha perdido su sentido religioso, sagrado, su sentido de totalidad, su sentido "wagneriano", "holístico" o "hegeliano", como él dice.
    A esto él lo llama el Arte con mayúsculas, pero se apresura a aclarar que en realidad esta forma de ver el arte ha sido relativamente breve, ha durado tan solo desde mediados del siglo XIX hasta la aparición de las vanguardias a principios del XX.
    Así, podría decirse que no se ha perdido gran cosa salvo una especie de espejismo que sólo duró unos setenta años. Yo incluso diría que no se ha perdido nada, al contrario, agradecidos hemos de estar. Y que el papanatismo que hay todavía con el arte, es el resto patético que nos queda hoy de aquel carácter sagrado, cuando lo único que se pretende es disfrutar.
    El arte (con minúscula, si se quiere), o las artes, o el buen hacer del artista-artesano que se propone expresar, comunicar, contarnos su vida y la nuestra, tocar nuestra fibra sensible, sigue vivo y muy vivo.
    Te digo lo mismo que a Maleas: en febrero tómate un dia libre y pásate por ARCO, verás y te reirás mucho con lo vivo está el arte contemporáneo.

    (¿Me equivoco, Felix? ¿O yo tampoco he entendido nada?)

    Comentado por: provoqueen el 04/1/2007 a las 15:37

  • Los imagino sentados en un bar del Raval.
    Yo llego con unas copas de más y los saludo a gritos por sus nombres como si fueran mis íntimos amigos del blog y todos se acomodan un poco más en sus asientos.
    (Está eufórica).
    Entonces como buscan espacio pero no hay, probamos de unir las mesas… pero no se preocupen, mejor me quedo de pie que si me siento me mareo.
    Sosteniéndome de sus sillas, es más lo que disimulo de lo que estoy, les hago dos preguntas:

    1)¿Qué es un intelectual comprometido?

    2)¿Alguien sabe cómo hago para que mi nombre se lea en morado al pie de mi comentario, o sea: para que salga la manito cuando pasas cerca?

    Comentado por: mariana el 04/1/2007 a las 15:35

  • Qué barbaridad ¿todavía siguen con la ironía? La van a desgastar...que ironía. No, creo que lo que dije fue una perogrullada.

    @simpática, me fui ayer sin contestarte.
    Llevas toda la razón en cuanto a que los hablantes tienen que percibir y saber usarla (la ironía!) y cuando la usamos entre diferentes culturas hay que andar como el que pisa huevos.

    Gracias por añadir el nombre del entrevistador, por malo que les pareciera. No sean tan duros, es fácil juzgar.

    Comentado por: chiqui el 04/1/2007 a las 14:57

  • La ironía de Google indicada por Ramón Machón no la capto.

    Comentado por: Isis el 04/1/2007 a las 14:18

  • ... posible entrevista que quizá le hubiera hecho (condicional de los condicionales, como ven):

    Pregunta 1: Sr de Azúa, usted da clases, escribe, opina. Muchos le leen, le escuchan. Hoy, en la Red, miles escriben, opinan (dar clase, todavía, pocos. Es cuestión de tiempo) y millones escuchan, leen. El escenario ha cambiado completamente, ¿no cree?..

    Pregunta 2: Sr de Azúa, ¿qué hace que unos países sean cultos, pujantes, ambiciosos y otros, borricos, holgazanes, abúlicos? Y no me estoy refiriendo necesariamente a España... Ni siquiera estoy seguro de que se pueda decir algo así, aunque la desazón de nuestras mentes más lúcidas, históricamente, parece un hecho. Ramón y Cajal, por ejemplo..

    Pregunta 3: Usted suele decir que el arte ha muerto... ¿Qué quiere decir exactamente? ¿Debemos eliminar, entonces, la expresión "artista" de nuestro vocabulario?...

    Pregunta 4: Dentro de occidente parece que la opinión pública oscila entre quienes ven el futuro muuuu negro y quienes piensan que otras épocas fueron peores. ¿A usted qué le parece?..

    Creo que con esto iríamos servidos... Por preguntar que no quede

    Comentado por: Javier el 04/1/2007 a las 14:16

  • Exacto Provoqueen, no es lo mismo la idea de intelectual comprometido en Europa que en América Latina, como tampoco lo es la de cura, jesuíta y otras cosas que yo puedo denostar aquí y admirar allá.
    Siempre pongo como ejemplo la película "La Misión": cuando la vi en su momento en España me pasó totalmente desapercibida, la volví a ver en México acompañada de un ex-jesuíta y me resultó de lo más interseante y hermosa; simplemente aquí era incapaz de apreciar una serie de cuestiones fundamentales, carecía de conocimientos y de sentimientos hacia ello.

    Comentado por: La simpática bloguera el 04/1/2007 a las 13:58

  • Gracias.

    Ahora comprendo.

    Comentado por: DOLAG el 04/1/2007 a las 13:56

  • Respecto al que hace la entrevista a Azúa, tengo que retractarme (un poco, sólo un poco) de lo dicho anteriormente. Claro, me llamaba la atención tanta insistencia hacia el papel del "intelectual comprometido". Pensaba "¿Pero qué dice este chalao, a estas alturas"?, y suponía que Azúa estaría pensando algo parecido.
    Pero visto el contexto de la entrevista, ahora entiendo que las cosas en esa parte del planeta se ven de forma muy diferente. Y también entiendo mejor la exquisita educación de Azúa, por qué tuvo tanta paciencia y se contuvo de agarrarlo por el cuello.

    Comentado por: provoqueen el 04/1/2007 a las 13:45

  • Lo bueno que tiene un espacio como este -un blog- es que es una mezcla de las dos cosas: las pendejadas que escribimos aquí tienen una pequeñita componente de literatura, y un mucho de conversación (en el sentido que dice Simpática, de conversar por el mero placer de hacerlo, sin pretensiones).
    Así pues, supongo que se puede y se debe usar de la ironía para no aburrir al respetable, y no faltar al respeto a nadie. Entre otras cosas, porque todos somos parte, a la vez, del público y de la conversación.
    Aunque a unos la ironía se les da mejor que a otros, cada uno echa mano de sus recursos estilísticos. Todo está bien siempre que el norte sea el respeto por el interlocutor.
    ¡Viva la blogosfera!

    Comentado por: provoqueen el 04/1/2007 a las 13:33

  • @isis

    ni idea .

    @simpatica

    lo dice JUDITH no yo , judith es mas real que yo , pero se llama diferente .

    @ortega

    A merced de los demas y eso es malo ?

    Comentado por: albert pla el 04/1/2007 a las 13:32

  • Isis y Provoqueen, creo que estamos ante un fenómeno típicamente femenino, muchos hombres se sienten obligados a aportar rápidas soluciones, a mostrar iniciativas, a aparentar actividad y energía –muchas mujeres que asumen ese rol como el adecuado, también- pero, en general, nosotras podemos pasar tranquilamente por seres pasivos y poco dados a la iniciativa ya que es lo que se espera habitualmente. Al final, cuando realmente hay que demostrar que se puede conseguir que todos los presentes se sientan integrados en la tarea común y se eliminen los protagonismos histéricos, en ese final que suele llegar en casi todas las situaciones, es cuando brillan las cualidades de los denominados muchas veces “bichos raros” (claro que nunca serán reconocidos, por supuesto).

    Comentado por: La simpática bloguera el 04/1/2007 a las 13:21

  • LECTURAS RECOMENDADAS

    El jueves 10 de septiembre de 1998, Arcadi Espada entrevistó a Félix de Azúa en El País. Motivo/excusa: la aparición de "Lecturas compulsivas".
    En un pequeño recuadro, se lee:
    "Puesto Félix de Azúa en el brete juguetón (sic)de elegir los siete libros que han hecho de él un hombre, señala:
    LA ILÍADA: "El canto más extraordinario que se ha escrito a la alegría de vivir"
    MÍO CID: "El momento más emocionante de la lengua castellana"
    OBRA POÉTICA DE FRAY LUIS DE LEÓN: "La belleza pura"
    HAMLET (Shakespeare): "El equilibrio perfecto entre filosofía y poesía"
    EL SOBRINO DE RAMEAU (Diderot): "Condensa todo lo que será el nihilismo moderno"
    DEMONIOS (Dostoieski): "El mal"
    OBRA POÉTICA DE HÖLDERLIN: "Nosotros. La única luz posible sobre nuestro siglo"

    Una frase de la entrevista: "Me parece una falta de respeto que un escritor escriba sobre sus compañeros. Porque en realidad, cuando uno opina sobre ellos siempre está pensando en su propio trabajo, en cómo lo habría hecho él".

    Otra: "Hacerse una idea del mundo, o hacerse simplemente una idea, depende de la lectura. Contra lo que la gente cree, el habla depende de la lectura y no al revés. Quien no sabe leer, no sabe escribir y no sabe hablar, y quien no sabe hablar es un loco que está a merced de los demás."

    Comentado por: ortega el 04/1/2007 a las 13:14

  • Amigo de Miguel Torga, intuyo que podríamos divertirnos conversando porque, al contrario que dice Albert Pla, considero que la sencillez de la buena fe a veces resulta un auténtico coñazo –teniendo en cuenta además que la ironía no está reñida con la buena fe-, así que intentemos divertirnos.

    Ortega, comparto con usted la idea de que el discurso puede cortocircuitarse si existe un exceso de ironía en la conversación, o si se abusa de ella. Sin embargo opino lo contrario respecto a que el diálogo tiene que situarse por encima de los dialogantes, resultará útil cuando se pretende llegar a alguna parte, sacar conclusiones, cerrar objetivos; pero ése no es el tipo de conversación al que me refiero, hablo más bien de conversar por el mero placer de hacerlo, un momento donde la única meta es la conversación en sí misma. Por otra parte, pasarse las charlas preguntando y no soltando ni prenda sobre las propias opiniones me parece de pésimo gusto, eso sí resulta de lo menos empático, y monologar porque eres el profesor y por lo tanto el más listo de los presentes ya lo considero un discurso o una clase, no una conversación.


    Comentado por: La simpática bloguera el 04/1/2007 a las 13:12

  • Albert Pla@
    ¿Sabes qué significan los símbolos que aparecen en tu camiseta de la foto con Judith?
    Yo no lo sé, es curiosidad.

    Comentado por: Isis el 04/1/2007 a las 13:08

  • ok gracias

    Comentado por: albert pla el 04/1/2007 a las 12:39

  • Gracias al güebmaster por ponernos los datos del entrevistador.

    Comentado por: provoqueen el 04/1/2007 a las 12:38

  • Cuando iba a ponerme a copiar, se me ha ocurrido echar un vistazo a Internet y he encontrado una reedición del libro "Nueve novísimos poetas españoles"
    De todos modos voy a incluir algo de Azúa aquí. Por entonces él tenía 26 años y casi dos libros editados. Castellet lo incluyó en el grupo COQUELUCHE "Denominación cariñosa dada por alguno de sus mayores a la interrupción de un grupo de jóvenes tan irritantes como una enfermedad infantil y tan provocativos e insolentes, en poesía, como puede serlo un adolescente con ganas de divertirse a costa de un grupo de venerables ancianas..."
    Voy a copiar un poema de Azúa y observo en el borde de la página una mancha, una sombra, espero que de café o perfume y no de sangre... (risas)
    TAMERLÁN

    guevara

    La gente dijo de él que fue frívolo
    juventud amor y muerte: la flor entre los huesos.
    La gente dice que su muerte es bienvenida
    pero muchos lloramos, la célebre experiencia
    el sereno final.
    Le rezamos rodeando el catafalco y observando
    cuervos ansiosos por besar su carne.
    Somos nosotros los cirios, cuatro hermanos
    y sus coronas fúnebres
    a nosotros sorprenderá la aurora cubiertos de rocío.
    Cuando todos descansen empezaremos a cavar su hoyo
    ¡nueva matriz!, que de ti salga un nuevo Tamerlán.

    Comentado por: Isis el 04/1/2007 a las 12:36

  • Isis, ante eso no sé qué decirte.
    A mí también me ha costado años, y críticas, y envidias, pero al final conseguí que mi gente se acostumbrase a que ese es mi papel en "la comunidad".
    Mi madre decía: "El que no tiene cabeza tiene pies". Y yo digo como Cruz y Raya:
    "Si no es por no ir, si hay que ir se va pero ir 'pa ná'..." Se ríen y me dejan en paz.

    Comentado por: provoqueen el 04/1/2007 a las 12:35

  • Co ño mas pequeña no puede salir las letras del nombre de quien realizo la entrevista

    Comentado por: albert pla el 04/1/2007 a las 12:30

  • Hola, Provoqueen@
    Te juro que mi primer impulso es salir de la cocina -de hecho suelo hacerlo- pero luego, cuando menos lo espero, empiezo a sentir un murmullo, no interior sino exterior, lleno de críticas. No me preocupa el menú, me preocupa no saber escuchar a mi "sentido común" siempre tan bien amueblado y dispuesto a acogerme con mi cervecita en la mano.
    Las críticas, como siempre, son fruto de la envidia. Ser un bicho raro no es fácil.

    Comentado por: Isis el 04/1/2007 a las 12:08

  • @ simpática.

    Acerca de la ironía.
    En mención de Azúa a la ironía, la opone a la conversación. Creo que tiene razón. Si usted y yo mantenemos una conversación y los dos nos ponemos simpaticamente irónicos (no sarcásticos) es posible que nos lo pasemos muy bien y quedemos encantados de lo listos que somos, pero también es muy probable que no vayamos muy lejos. Sería como un diálogo de una obra de Oscar Wilde. El discurso se cortocicuitará cotinuamente. Y en la conversación, si queremos ir a alguna parte, los participantes deben supeditarse al diálogo, situarlo por encima de ellos.
    Otro ejemplo: Sócrates. Era muy irónico, pero era porque se proponía demostrar a su interlocutor que no sabía nada y ponerlo en evidencia. Por eso él no opinaba, sino que preguntaba. Pero como dice Azúa, eso es de mala educación si no eres el profesor.

    Comentado por: ortega el 04/1/2007 a las 11:49

  • Isis, a mí antes me pasaba lo que a ti, pero ya me liberé de eso. Ultimamente me dedico más en tumbar ese mito. Cuando veo a la comunidad afanosa como hormiguitas sin reina, yo me cojo mi cerveza, me siento en un rincón y digo "demasiada gente en la cocina estorbamos". Me limito a aportar ideas cuando los veo a todos aturullados. Sólo hay que esperar a que se forme el nudo, para a continuación emitir una observación de sentido común que los desatasque. Comprobado: su agradecimiento te hace sentir igualmente "integrado".

    Comentado por: provoqueen el 04/1/2007 a las 11:41

  • Félix,

    estaría bien que conociésemos el nombre del paranoico entrevistador y donde se ha publicado semejante entrevista.

    Gracias.

    Comentado por: DOLAG el 04/1/2007 a las 11:39

  • Algunas veces, cuando tengo fiebre, sueño que llego tarde a la fiesta... que tardo tanto en vestirme que a se hace de día.
    Algo así me paso con este blog.
    Llego tarde, es de día... pero todavía hay ruido. feeeelix. feeeeeelix. feeeeeeelix.

    A propósito, me pregunto ¿por qué Félix habrá publicado esta entrevista en su blog?
    Sus respuestas tienen sobretodo mucho sentido común.

    Lo que me llamó la atención fueron las preguntas.
    Por eso elijo esta frase, que podría ser cualquier otra, que es del entrevistador/a:

    “b) ¿En qué medida la, digamos, “poética” de sus anteriores obras, la coherencia de la totalidad de su obra creativa, le coarta en sus obras futuras aún por escribir o en proceso de escritura? En relación con sus primeras publicaciones, ¿es posible ser más libre que cuando uno aún no se ha publicado nada, cuando aún no se ha empezado a fijar el estilo y a crear unas expectativas (en el editor, en el público, en uno mismo)?”

    ... me da la sensación que es decirle a Félix en un camuflado _cómo haces_ un desesperado:

    ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¿¿¿Cómo hago???????????????????



    Comentado por: mariana el 04/1/2007 a las 11:01

  • Querida Simpática:
    El humor es una facultad o función del cerebro racional del homo sapiens sapiens.La ironía es una hija del humor muy influenciada por la inteligencia y la cultura del oficiante y del recipiente ( por no poner substantivos en a ni en o para no dar trabajo a las furibundas linguistas o a los linguistos aprovechados ). Cuando la inteligencia y el humor están tan arruinados en este país, ¡no querrá ústed que la fina y encantadora ironía aparezca en las reptilescas conductas del personal!
    Quod licet Jovi non licet bovi.

    Comentado por: el amigo de Miguel Torga el 04/1/2007 a las 10:41

  • Estoy muy de acuerdo, Simpática. En ciertos ambientes hay una sobrevaloración del activismo, parece que uno se gane el cielo haciendo (haciendo como que hace), y el pensamiento se deja de lado. Y con pensamiento me refiero, en este caso, a algo tan simple como la planificación: estrategia y método. Si uno "hace" le es perdonado el "no pensar". Cuesta mucho ir contra esa corriente filosófica de los "mulos de carga forever".

    Comentado por: provoqueen el 04/1/2007 a las 10:37

  • Yo seguiría hablando sobre la ironía, pero parece que no hay "quórum", claramente este es un país anti-irónico, incapaz de apreciar semejantes sutilezas del espíritu.
    Bien, la entrevista, ciertamente el entrevistador se muestra un tanto insistente con la idea de la capacidad salvadora ¿o salvífica? de los intelectuales. Ahora resulta que "todos" somos intelectuales, no sé, no sé ¿todo el mundo tiene la capacidad, o por lo menos la utiliza, de ser un "animal pensante"?....mis dudas, como dice Arendt: "De hecho creo que sólo se puede actuar concertadamente y que sólo se puede pensar por sí mismo". Veo muchas veces lo contrario, gente que actúa por su cuenta y riesgo pero piensa a través de pautas ajenas, metiendo mucho la pata. Hoy día está sobrevalorada la capacidad de actuar -y hablo a nivel cotidiano- basta observar a un grupo de personas estableciéndose en un lugar (una cabaña en el campo, por ejemplo), llegan y enseguida hay unos cuantos que se ponen a organizar, decidir, hacer y rehacer, todos se aterrorizan ante la idea de que alguien les pueda tachar de poco activos, de no poseer iniciativa, y se lanzan a actuar sin “ton ni son”, cada uno por su cuenta, interfiriéndose continuamente y gastando energía de la manera más estúpida. Lo normal sería decidir qué se necesita hacer y actuar conjuntamente, dejando a un lado las ansias de protagonismo…pues no.

    Comentado por: La simpática bloguera el 04/1/2007 a las 10:17

  • Qué paciencia tiene Félix con algunos entrevistadores!

    Comentado por: Vernon S. el 04/1/2007 a las 07:57

  • Gracias por volver. Aunque sea material de refrito, siempre es un placer leerle.

    Comentado por: Whitard el 04/1/2007 a las 00:03

  • Se ha hablado mucho en este blog de las novelas y los ensayos de Azúa, pero muy poco -o yo no lo he leído- sobre su poesía.
    No sé si se puede encontrar en alguna parte, pero, de todos modos, intentaré, poco a poco, ir insertando ¿insertando? Bueno, deslizando bajo la puerta de este local, poesías de Azúa, de cuando era Novísimo. Si les parece bien.

    Comentado por: Isis el 03/1/2007 a las 23:22

  • LOS OFICIOS DE LOS ESCRITORES.
    "Nuestra tarea no tiene mayor importancia que la de un carpintero o un maestro de Instituto.

    "Más que nunca,hoy,el escritor se le nota que es zapatero por aquello de que sabe echar remiendos.Claro,que, hay remiendos y remiendos y chapuzones si cabe,y aquí,lo mismo el escritor se empieza a parecer al fontanero.Y así,con este principio tan principesco nos vamos quedando sin guía,sin compromiso y sin personajes que, aunque parezcan ridículos(opinan los tibios),tal vez han hecho en otro tiempo por orientar a las nuevas generaciones.Sea Sartre el ejemplo,ejemplo de escritor maldito y riculizado y del que con seguridad otros menores-escritorzuelos- han echado bilis de superioridad.¡Sabría de esto Sartre cuando escribe en el Ser y la nada palabras de mala fe!

    Sigamos con el oficio.Con algo se tiene que ganar uno las migas.Las pocas que sean,aunque, según de Azúa,los escritores comen poco; no sé yo,porque mira que los hay gordos(por algo es).Tuvo la desfachatez Rubén Darío de recriminarle, y no con poca sorna,a Baroja de que tenía mucha miga y que por eso se le notaba que era panadero(oficio,negocio familiar en el que azacaneó),a lo que este último le contestó: "...a Rubén Darío se le ve la pluma,se nota que es indio".

    "Esa función política de los escritores es un asunto circunscrito a la guerra fría. En la actualidad me parece que ya no tiene ningún sentido".Ésta es una respuesta a una pregunta mal hecha con un poco de baturrillo lírico(se le nota al periodisto/a que es un alumno suyo,porque,mira que mezclar compromiso,política y literatura e intentar que le contesten algo coherente, ya es querer preguntar.Gages del oficio.).No sé de qué es entonces de lo que hablan los escritores que escriben en periódicos.Usted mismo,de Azúa,tizna la estética de política.Si echamos un vistazo,perdonando a Dios y a su madre ese día, al periódico ABC,los opinables de este,tendrán puntualmente la misión cumplida que un pastor alemán o un mastín(en el diccionario,la primera acepción de perro debería ser mastín)tiene para con sus sedientos secuaces,y luego,tal vez,con la conciencia de haber cumplido la peonada,con mucho pesar(para algunos que leemos), se dediquen a la literatura en sus tiempos libres.Lo importante no es por donde se empiece.Y mira por donde venimos otra vez a parar al compromiso:el salario.Cómo no va estar pasado de moda esto de mojarse,si el que más o el que menos está encharcado en poliquiterías del tres al cuarto.En el oficio de escribir.Ta otra.


    Comentado por: Delfín el 03/1/2007 a las 22:12

  • No sabía que había resucitado el Mesias. Y me alegro porque los discípulos estaban en un Emaús cuasipsquiátrico.
    Volverán las ideas y las palabras.

    Comentado por: el amigo de Miguel Torga el 03/1/2007 a las 22:03

  • Creo que la ironía como tal sólo puede darse entre dos personas que la practican (y por tanto la entienden). Seguramente en EEUU sucede lo que en México, en este país la gente usa mucho el sarcasmo -a pesar de ser sumamente corteses y conservadores en las formas- es una extraña mezcla, y no soportan la menor ironía, se ofenden con una facilidad pasmosa. El sarcasmo sólo ataca y considera una respuesta sarcástica a su vez como un ataque. En el ambiente de la ironía la gente no suele ofenderse precisamente porque no lo considera un ataque sino un código de humor y delicadeza ¿algo así como un enfrentamiento de esgrima?, si eres "touche" lo asumes con elegancia.

    Comentado por: La simpática bloguera el 03/1/2007 a las 19:22

  • Pues si, simpática. Yo solía decirles a mis jovenes estudiantes americanos que la diferencia estaba en que la ironía era un juego y con el sarcasmo se pretendía herir a la persona. Creo que lo entendieron. Yo suelo ser irónica y todos se quejaban de que era sarcástica (lo cual no entendía)...dejaron de hacerlo. Aprendieron algo!

    Comentado por: Chiqui el 03/1/2007 a las 19:10

  • desgarrada, no desgarrá (que paresco andalusa)

    Comentado por: La simpática bloguera el 03/1/2007 a las 18:52

  • El sarcasmo es algo así como una ironía desgarra a la que no le importa arrasar con lo que se le ponga por delante; sin embargo la ironía es otra cosa...fina -como tú dices- sabia, humorística, un intento de envolver la conversación en un papel de burbujas para que no la rompa la torpeza de algunos. Un envoltorio protector pero nunca una máscara. Eso creo.
    Desgraciadamente en España predomina el sarcasmo.

    Comentado por: La simpática bloguera el 03/1/2007 a las 18:51

  • Chiqui, le juro que conozco a Azúa en la misma medida que usted. Solo he expresado algo que, a mí también, me parece leer entre líneas. Ya sabe que se trata de un ejercicio muy común y bastante inocente: alguien habla o, en general, se expone en público y los demás hacen algo parecido a un ejercicio de adivinanzas: porqué dijo eso y no otra cosa; dónde estaba para decir aquello; qué pretende en el fondo de... de nada. Cuando se profundiza sobre lo que vemos, no sé porqué, solemos decir muchas tonterías. Y no pasa nada, naturalmente.

    @Maleas. Lo ha explicado usted perfectamente. Algo así quería decir yo. Especialmente condensado en las cuatro/cinco últimas palabras.

    Comentado por: Javier el 03/1/2007 a las 18:43

  • ... la ironía, su abuso, es un signo de impertinencia y mala educación, desde luego. Pero la fina ironía es, al menos para mí, insustituible.

    El lenguaje es algo demasiado complejo, rico e inabarcable como para someterlo a ninguna regla.

    Por cierto, que nunca olvidaré la respuesta de una buena amiga: querido, para ser sarcástico, antes hay que poder... Y tú no puedes, mi amor (me dejó con la sonrisa de medio lado, que a veces no es más que la sonrisa tonta, como todo el mundo sabe. Yo, a la sazón, pretendía ir más allá de la ironía. Me salió el tiro por la culata. A veces, la ironía es solo una estúpida máscara. Personalmente, es el reproche mayor que puedo hacer a ese recurso y, de largo, encuentro que es su aplicación más frecuente: como una máscara).

    Comentado por: Javier el 03/1/2007 a las 18:36

  • @ Javier

    Pues Javier, es obvio que vosotros lo conocéis mejor que yo y sabéis que eso le iba a molestar. Yo, en general creo que las preguntas originaron respuestas muy interesantes para mí. Pero, claro, soy muy ignorante en cuanto a Azúa y muchas otras cosas. Pero...Amazom.com ya me manda El Diccionario...y Una Historia Contada...Vamos, iré aprendiendo. Me alegra verte de vuelta¡ He adelgazado unos kilillos!...para que no me llames gorda.

    Comentado por: Chiqui el 03/1/2007 a las 18:35

  • Azúa no ha vuelto,por que no se ha ido.Es lo que tienen las palabras,van por detras de la vida.Es mas facil irse de Santiago a Bucaramanga que salir de la Red que tambien está en Bucaramanga.Con la palabra intelectual ocurre lo mismo.Creo que su origen está en Francia,donde se calificó asi a los partidarios de la rehabilitación de Dryfuss,Zola a la cabeza.No todos eran Zola,tambien habria algún zapatero remendon o marmolista del Pierre Lachise que pensase lo mismo pero su opinión no era tan conocida,eran artesanos,no literatos.Intelectual fué Unamuno,setenta años despues de su muerte continua denunciando aquella infamia,hasta ahi llega su vigencia.
    No es una ofensa calificar a alguien de intelectual pero Azúa tiene razón cuando corrige el sentido del termino,lo actualiza.Hoy,intelectuales en el sentido originario,podemos ser todos.

    Comentado por: maleas el 03/1/2007 a las 18:28

  • ... en mi modesta opinión, el que hacía las preguntas no se ha esforzado mucho (estimada Chiqui, va por ustéd). Todos sabemos que Azúa no es un chaval (por fuera), pero insistir, de una manera tan convencional, además, en el papel de los intelectuales, Sartre y tal y cual... Sí, se merecía casi una coz, como sugiere Provoqueen. Hace siglos que Azúa, por activa o pasiva, ha dejado claro de que la historia va por otro lado..

    Comentado por: Javier el 03/1/2007 a las 18:18

  • Me habían hablado de este blog y a los dos días de llegar Azúa comunicó su ¿abandono?. He estado siguiendo los comentarios de los obstinados durante este último més y me alegro porque hoy me encontrado con esta sorpresa.
    Me gusta la importancia que da al hecho de ser bien educado cuando se conversa con alguien.La ironía en una conversación demuestra que él que la utiliza cree que su interlocutor no alcanza su altura intelectual.
    En cambio un artículo, ensayo... que utilice la ironía puede marcar la diferencia con otro que diciéndo lo mismo no logra interesarte.

    Comentado por: micaelac el 03/1/2007 a las 18:09

  • ... supongo que estarán de acuerdo en que "el jefe" ha entrado, abierto las ventanas y una brisa marina, con el sonido del mar, ha renovado el aire de esta habitación. Qué metáfora tan bonita, ¿verdad?. La música de las olas contra la costa. El aroma... Ya saben que los que vivimos en mitad de la Península somos muy sensibles a la costa. La anhelamos, intensamente, durante la mayor parte del año.

    No tengo la clave para que esto funcione sin la mirada de Azúa. Interiormente, me rebelo contra esta necesidad (quizá siga siendo, yo mismo, un adolescente). Me agrada pensar que tanto monta, monta tanto, Azúa como la pandilla de jaraneros que participan en su blog. Eso creo inferir de sus palabras.


    Comentado por: Javier el 03/1/2007 a las 18:08

  • Cielos, Maleas, pues no lo recuerdo. Sería mentira, o una tontería, o no estaría tan enconada.

    Tipo Material y Gabriel Feraud: me alegro de reencontrarles.

    Comentado por: provoqueen el 03/1/2007 a las 18:04

  • creo que lo de me queda una espinita lo decia vd.provoqueen.

    Comentado por: maleas el 03/1/2007 a las 17:57

  • Y volver, volver...¿volver?
    ¿Con material de derribo y deconstrucción?
    Bueno, algo es algo dijo un calvo y se encontró un peine sin púas.
    Ahora que nos habíamos desenchufado...

    Comentado por: Tipo Material el 03/1/2007 a las 17:39

  • Ok Maleas, me prometo a mi misma una excursión a primeros de abril. ¿Ve cómo todavía quedan valles floridos? Por otra parte, no termino de entender lo de las espinitas enconadas, ¿a qué se refiere?

    Comentado por: provoqueen el 03/1/2007 a las 17:38

  • @provoqueen
    Las espinitas enconadas pueden traer complicaciones.Repito,unos 250kms,este-sureste de Madrid,siguiendo la autovia del Mediterraneo hasta llegar a la Sierra de Chinchilla.No tiene perdida.

    Comentado por: maleas el 03/1/2007 a las 17:33

  • Muchas gracias por volver, Félix. Sí, esplendor.

    Comentado por: Vicenç Gracia el 03/1/2007 a las 17:30

  • @ PROVOQUEN

    Todos adoramos (me incluyo) su obra y la personalidad que rezuma de ella. No se trataba de igualar a nadie sólo de dar al cesar lo que es del cesar y a dios lo que es de dios (iba así esto?)

    No quiero competir con otros blogs. Yo seguiré por aquí como siempre, pero… acérquense a mi blog y apunten sus propósitos para el 07. Yo ya apunte los mios.Muchos de ustedes son mas agudos que yo. Puede ser divertido.

    Comentado por: Chiqui el 03/1/2007 a las 17:23

  • Chiqui, está genial la comparación en dos pinceladas entre Dan Rather y Oriana Fallaci.

    Pero en mi opinión, ninguno de los dos son comparables con quien entrevista a Azúa en este caso, sin duda con su mejor intención de promocionar a Félix -quien por otra parte no lo necesita.

    Azúa se muestra educadísimo, pero en esta entrevista yo "entreveo" unas ganas crecientes de soltarle un bofetón a la tercera vez que menciona lo del 'intelectual comprometido'.

    Comentado por: provoqueen el 03/1/2007 a las 16:05

  • Azúa aparece en esta entrevista como un hombre con "sentido común", y lo digo teniendo en cuenta algo que leí de H. Arendt sobre este asunto:
    "El sentido común es una especie de sexto sentido a través del cual todos los datos sensitivos particulares, proporcionados por los cinco sentidos, encajan en un mundo común, un mundo que podemos compartir con los demás, tener en común con ellos".

    Y demuestra ser un tipo empático (además de simpático) con este detalle tan agradable que ha tenido, me ha impresionado (y no estoy ironizando).

    Respecto a la ironía: no puedo evitar pensar que una pizca de provocación e ironía en las conversaciones añaden un algo especial o por lo menos evitan que caigan en el aburrimiento y la pomposidad.

    Comentado por: La simpática bloguera el 03/1/2007 a las 15:33

  • La burla es complicada , creo que la pregunta esta relacionada con los espectaculos de Boadella , la idea es si el Nacionalismo no es racional yo puedo hacer burla ya que si argumento ellos apelan a los sentimientos y no hay conversación , la burla a la idea de nacion sentimental . Si enfrentamos dos modelos racionales la burla pierde fuerza , nadie se puede burlar de un razonamiento , es otro codigo .Pesima educación es no actuar en el registro adecuado , cuando el registro es adecuado se puede uno burlar de todo .

    EL perich seria un ejemplo , uba frases del mitico PERICH.

    Gracias a la libertad de expresión hoy ya es posible decir que un gobernante es un inútil sin que nos pase nada. Al gobernante tampoco.


    Los amigos son para las ocasiones, salvo en determinados círculos político-económicos, en los que las ocasiones son para los amigos


    La gente de derechas: Lo peor que suele tener mucha gente de derechas es que muchas veces no sabe que lo es.

    España: España sólo hay una. Y esto es algo que el resto del mundo no sabe agradecernos







    Comentado por: albert pla el 03/1/2007 a las 15:26

  • Siempre me gustó Tete Montoliu. Voy a ver si encuentro ese disco con Pilar Morales. Tengo uno de boleros con Maite Martín y confieso que a ratos me sobra la voz de la cantante. Pido perdón por si alguien no está de acuerdo, pero es la verdad.
    Con respecto a la ironía, se podría matizar mucho. Todo depende de la complicidad con el interlocutor e incluso de la mirada, de los gestos... Hay ironías que no hieren, en cambio otras son realmente groseras. Para comunicarse, y más aún para usar la ironía, es necesario saber si hablamos la misma lengua, si estamos en el mismo planeta, etcétera...

    Comentado por: Isis el 03/1/2007 a las 14:48

  • @ Alerta roja.

    De acuerdo con usted en la estúpida agresividad con la que a veces algunos, yo mismo, "contestamos" los textos de Azúa.Sin embargo, burla no la recuerdo.
    Si se quiere referir esa frase (completa, tal como la cita Isis) a algo ocurrido en este blog, yo la relacionaría con el debate sobre los usos, abusos e incomprensiones de la ironía que se mantuvo aquí hace algún tiempo.
    Además, no está del todo claro si Azúa está hablando con nosotros o escribiendo un texto literario. Al fin y al cabo, habla de "vuestras críticas" no de vuestras respuestas o vuestro diálogo (yo, es que no soy postmoderno y aún distingo).

    Comentado por: ortega el 03/1/2007 a las 14:03

  • No sé si lo dije o lo deseé -a veces me confundo- pero estaba segura de que Azúa nos miraba.
    Alguien decía que es fundamental una buena pregunta para obtener una buena respuesta. Admito ser una persona sencilla y a veces me costaba entender y he tenido que releer las preguntas. Pero, fíjense qué curioso, no me ha ocurrido lo mismo con las respuestas. Será que estoy acostumbrada a su lenguaje, es un aire respirable donde no me cuesta vivir. Me siento privilegiada de moverme y aprender en esta atmósfera donde, por muy pequeña o grande que yo sea, puedo vivir.
    Una frase que me ha gustado y que intento inculcar a mis hijos.
    "La provocación y la ironía sólo están justificadas como fórmulas literarias, nunca en una conversación. Es de pésima educación burlarse de alguien que está tratando de hablar contigo"
    Un beso a todos. Sigo aquí, sin demasiada resaca, al menos de alcohol.

    Comentado por: Isis el 03/1/2007 a las 13:29

  • Al nutrido club de comentaristas acogidos al blog de Azúa.
    Saco esta frase de la entrevista de hoy:
    "Es de pésima educación burlarse de alguien que está tratando de hablar contigo".
    Por si la sentencia puede conmoveros.
    Sobre todo a los que no saben reprimir su desconcertante agresividad. Desconcertante, desde luego, y sobre todo, inútil.
    Inútil y perniciosa.
    Salud.


    Comentado por: Alerta roja el 03/1/2007 a las 13:22

  • ¡Qué agradable sorpresa! Una postal del Sr. Azúa. Y un nuevo motivo para abrir el blog cada día: además de los compinches, la posibilidad de que caiga algo, aunque sea de derribo (mejor una ruina de Azúa que una obra completa de muchos otros).

    Me ha gustado la frase: "...buscando una cierta decencia." Quizás con los años, acabamos marcándonos todos el mismo objetivo, sólo modesto en la apariencia.

    En cuanto a lo de "¡Esplendor o muerte!", confieso que no lo incluiré entre mis propósitos para el 2007. Algo radical para mis posibilidades y coraje.

    @ Pla, Coco & Co.

    Estoy escuchando (acabado de comprar) el CD "Historia de un amor" Tete Montoliu/Pilar Morales. (1955-1964)."Una cantante cubana y un pianista de jazz catalán unidos por los ritmos tropicales" Cosa fina si les va esta música. Montoliu nunca me ha gustado demasiado, en cambio disfruto con sus boleros.

    Comentado por: ortega el 03/1/2007 a las 13:20

  • A uno si algo le convence o, mejor dicho, si en algo cree, es en la razón y la contemplación: en la imbricación de ambas. No obstante, uno tiene sus aporias, y siempre acaba sucumbiendo a la tersa superficialidad de lo meramente amable frente a la rugosa (¡palpable!) profundidad de lo bello.
    Me viene bien que Azúa vuelva, y no porque estos días esté uno un poco pachucho por una de estas molestas gripes intestinales que retuercen intestinos como pescuezos de avestruz y, claro, necesite un poco de compañía porque debe permanecer en solitario reposo, no; me viene bien, decía, por aquello que contó el filósofo sobre el secuestro de unos tipos a los que se obligaba a ver las sombras que se reflejaban en el muro de una caverna como si éstas fueran la realidad.
    Yo no sé quien me tiene secuestrado, si mi indolencia o mi incapacidad; pero sí sé que el secuestro es más llevadero siempre que haya un complaciente Azúa dispuesto a contarnos los lugares donde se esconde la belleza. La ceguera es perdonable, la sordera nunca. Bien hallado pues.

    Comentado por: Tipo de incognito el 03/1/2007 a las 12:51

  • Qué buen comienzo de año; en el blog, digo, porque a mí se me ha cascado el ordenador y estoy de prestado. Durante unos días apareceré menos, así que aprovecho para agradecerle a Basilio y a Felix el cambio de situación.
    Saludos a todos, volveré en cuanto pueda.

    Comentado por: Coco el 03/1/2007 a las 11:52

  • don Félix, encantado de encontrarle.

    Comentado por: lillo el 03/1/2007 a las 11:44

  • !Vaya hombre, tenía que abrir yo mi blog para que Don Félix diera señales de vida! Estupendo.

    Excelente entrevista y valientes respuestas. Yo creo que sI es importante el nombre del entrevistador y la fecha en que se hizo la entrevista. No existen esas respuestas si las preguntas son malas. La entrevista es el trabajo de dos y su resultado depende más del entrevistador que del entrevistado. Eso me enseñaron cuando estudiaba periodismo. Pero como don Félix dice...sólo estábamos aparcados, en mi época, en un parking subterráneo.

    Comentado por: Chiqui el 03/1/2007 a las 10:50

  • Sobre los intelectuales y el compromiso creo que esta muy bien lo que dice Azua , hay mucho tio pelma con pose " yo soy una buena persona seguid mi senda pecadores y la felicidad sera vuestra " que luego sus libros son el gran peñazo .

    Si, hablo de Saramago

    Comentado por: albert pla el 03/1/2007 a las 10:48

  • Sea bien hallado, don Félix.

    Es usted un pillo. Mire que llamarlos peronistas...

    Comentado por: gabriel feraud el 03/1/2007 a las 10:29

  • Muy bien , objetico cumplido !!!!!!!! ya pueden volver todos !!!!!!!

    Buena entrevista , esta frase :

    "Se dijo que los fundadores éramos intelectuales, pero yo lo dudo mucho. Unos son periodistas, otros profesores, otros economistas, hay incluso alguno que no ha trabajado en su vida."

    Es muy buena .

    Comentado por: albert pla el 03/1/2007 a las 09:57

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Félix de Azúa nació en Barcelona en 1944. Doctor en Filosofía y catedrático de Estética, es colaborador habitual del diario El País. Ha publicado los libros de poemas Cepo para nutria, El velo en el rostro de Agamenón, Edgar en Stephane, Lengua de cal y Farra. Su poesía está reunida, hasta 2007, en Última sangre. Ha publicado las novelas Las lecciones de Jena, Las lecciones suspendidas, Ultima lección, Mansura, Historia de un idiota contada por él mismo, Diario de un hombre humillado (Premio Herralde), Cambio de bandera, Demasiadas preguntas y Momentos decisivos. Su obra ensayística es amplia: La paradoja del primitivo, El aprendizaje de la decepción, Venecia, Baudelaire y el artista de la vida moderna, Diccionario de las artes, Salidas de tono, Lecturas compulsivas, La invención de Caín, Cortocircuitos: imágenes mudas, Esplendor y nada y La pasión domesticada. Los libros recientes son Ovejas negras, Abierto a todas horasAutobiografía sin vida (Mondadori, 2010) y Autobiografía de papel (Mondadori, 2013)Una edición ampliada y corregida de La invención de Caín ha sido publicada por la editorial Debate en 2015; Génesis (Literatura Random House, 2015). Nuevas lecturas compulsivas (Círculo de Tiza, 2017) y Volver la mirada, Ensayos sobre arte (Debate, 2019) son sus últimos libros.  Escritor experto en todos los géneros, su obra se caracteriza por un notable sentido del humor y una profunda capacidad de análisis. 

En junio de 2015, fue elegido miembro de la Real Academia Española para ocupar el sillón "H".

 

Bibliografía

 




 

Ensayo

Volver la mirada (2019). Debate, España.

Nuevas lecturas compulsivas (2017). Círculo de Tiza, España. 

La invención de Caín (2015). Mondadori, Barcelona. 

Contra Jeremías (2013). Mondadori, Barcelona.

Contre Guernica, Prefacio para Antonio Saura (2008). Archives Antonio Saura, Genève.

 La pasión domesticada (2007). Abada, Madrid.

Ovejas negras (2007), Bruguera, Barcelona.

Cortocircuitos. Imágenes mudas (2004). Abada, Madrid.

La invención de Caín (1999). Alfaguara, Madrid.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (reedición) (1999). Anagrama, Barcelona.

Lecturas compulsivas. Una invitación (1998) Anagrama, Barcelona.

Salidas de tono (1996). Anagrama, Barcelona.

Diccionario de las artes (1995). Planeta, Barcelona.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (1992). Pamiela, Pamplona.

Venecia (1990). Planeta, Barcelona.

El aprendizaje de la decepción (1989). Pamiela, Pamplona.

La paradoja del primitivo (1983). Seix Barral, Barcelona.

Conocer a Baudelaire y su obra (1978). Dopesa, Barcelona.

 

Novelas y prosa literaria

Génesis (2015). Literatura Random House, Madrid. 

Autobiografía de papel (2013). Mondadori, Barcelona. 

Autobiografía sin vida (2010). Mondadori, Barcelona.

Abierto a todas horas (2007). Alfaguara, Madrid.

Esplendor y Nada (2006). Lector, Barcelona.

Momentos decisivos (2000). Anagrama, Barcelona.

Demasiadas preguntas (1994). Anagrama, Barcelona.

Cambio de bandera (1991). Anagrama, Barcelona.

Diario de un hombre humillado (1987). Anagrama, Barcelona.

Historia de un idiota contada por él mismo, o el contenido de la felicidad (1992), Anagrama, Barcelona.

Mansura (1984). Anagrama, Barcelona.

Última lección (1981). Legasa, Madrid.

Las lecciones suspendidas (1978). Alfaguara, Madrid.

Las lecciones de Jena (1972). Barral E., Barcelona.

 

Relatos

"Quien se vio", Tres cuentos didácticos (1975). La Gaya Ciencia, Barcelona.

"La venganza de la verdad" (1978). Hiperion nº1, Madrid.

"Herédame" (6 y 7 agosto 1985). El País, Madrid.

"El trencadizo", con grabados de Canogar (1989) Antojos, Cuenca.

"La pasajera" (18 nov. 1990). El País, Madrid.

"La resignación de la soberbia", Los pecados capitales (1990). Grijalbo, Barcelona.

El largo viaje del mensajero (1991) Antártida, Barcelona.

Cuentos de cabecera ("La pasajera" y "La segunda cicatriz") (1996). Planeta NH.

"El padre de sus hijos" (1998). Barcelona, un día, Alfaguara, Madrid.

"La verdad está arriba" (1998). Turia, Teruel.

 

Poesía

Última Sangre. Poesía 1968-2007 (2007). Bruguera, Barcelona.

Poesía 1968 1988 (1989). Hiperion, Madrid.

Farra (1983). Hiperion, Madrid.

Siete poemas de La Farra, con un grabado de A. Saura (1981). Cuenca.

Poesía 1968 78 (1979). Hiperion, Madrid.

Pasar y siete canciones (1977). La Gaya Ciencia, Barcelona.

Lengua de cal (1972). Visor, Madrid.

Edgar en Stéphanie (1971). Lumen, Barcelona.

El velo en el rostro de Agamenon (1970) El Bardo, Barcelona.

Cepo para nutria (1968). Madrid

Premios

1987 Premio Anagrama de Novela.

2000 Premio a la cultura "Sebetia-Ter" del Centri di Studi di Arte e Cultura di Napoli".

2001 Premio a la tolerancia de la "Asociación por la Tolerancia", Barcelona.

2011 Premio González-Ruano de Periodismo

2014 Premio Internacional de Ensayo José Caballero Bonald

2015 Premio Francisco Cerecedo de la Asociación de Periodistas Europeos 

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2020 | Fundación Formentor | Barceló Torre de Madrid. Plaza de España, 18 28008 Madrid (España) | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres