PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

miércoles, 5 de agosto de 2020

 Félix de Azúa

Refracción luminosa en una mañana de otoño

Iba yo calle Balmes abajo, el sol de las ocho en la frente y el imperativo categórico en mi corazón, cuando vi que subía en dirección opuesta de modo que el encuentro iba a ser inevitable la inconfundible silueta, el cabello negro ala de cuervo, los temibles ojos azul celeste de Teresita Camprubí. ¡Dios mío, no había cambiado nada!

También ella me miraba, pero hacía tantos años que no nos tratábamos que sin duda no podía reconocerme. Recordé que me habían contado algo sobre su matrimonio con un hombre guapo y poderoso, creo que al poco tiempo se trasladaron a vivir a Chicago pero regresaron debido a la súbita enfermedad del marido, la muerte llegó despacio y con recaídas, a los periodos de desesperación le seguían otros de euforia hasta el mazazo del desenlace, la figura de aquel varón atlético convertida en un amasijo de apenas treinta kilos, las palabras finales.

Si no me habían informado mal, pasado un año se había casado de nuevo, para estupor de todo el mundo y alegría de los padres del difunto que aún temían más perderla a ella que a su hijo, con el hermano del fallecido, el cual la había consolado a lo largo de la enfermedad y salvado de un suicidio. Y seguramente por amor al difunto, por ese amor que no podía agotarse de un modo tan impío, se habían casado y compartían amablemente al ausente, sin dramatismos. Un modo de mantenerlo en vida ambos, pues ambos le amaban y le seguían amando.

Inolvidable figura del muerto que debía de estar presente a todas horas, pero sobre todo en las celebraciones familiares, como un invitado más. En fin, la vida de Teresita había dado buen empleo a su belleza y a su inteligencia. Quizás la mujer más brillante de su generación, aquellas audaces muchachas del Sagrado Corazón. Y ahora estábamos a punto de cruzarnos y, como ya sospechaba, no me reconocía, de modo que me detuve ante ella.

“Hola Teresita, soy yo, Azúa, ¿no te acuerdas de mí? Tú no has cambiado nada, sigues igual”.

Algo inquietante, una nube de recelo, un gesto de pánico controlado, le entenebró los ojos enormes y Teresita comenzó a retroceder. Supuse que mi aspecto la estaba obligando a reconocer la implacable usura del tiempo, y que al verme también caían sobre ella todos esos años corrosivos que, sin embargo, no la habían afectado.

“Pero Teresa, si estás igual, si no has cambiado en absoluto…”.

A la desconfianza y al pánico ahora le sucedió una cierta insolencia, ese descaro que tan bien conocía yo y que a veces podían hacerla pasar por arrogante, cuando no era sino la reacción de un animal noble ante el peligro. Entonces habló, irritada, molesta.

“¿Pero cómo sabe usted que me llamo Teresa?”

“¿Cómo no voy a saberlo? ¿No te acuerdas ya de Caldetas, de Lloret, de los guateques en casa de Chufo? Tu familia era muy amiga de la mía, ¡pero si andábamos siempre juntos!”

“¿Guateques? ¿Qué familia?”

“¡Los Camprubí, naturalmente!”

En ese momento a los dos nos iluminó el mismo chispazo. A ella para aliviarla. A mí para derribarme. Ni siquiera su sonrisa logró sostenerme.

“Yo me llamo Teresa Cuevas. Usted debe de referirse a mi madre, Teresa Camprubí”.

Había una cierta compasión en su voz, creo que incluso trataba de ayudarme, así que farfullé lo típico, perdona, os parecéis tanto, es como un milagro, y me fui calle abajo hasta llegar a la Diagonal sin proponérmelo y sin saber a dónde iba. Me quedé allí, sentado en un banco bastantes horas, habría querido quedarme para siempre. Asistir a una resurrección y a una segunda muerte en un minuto.

[Publicado el 16/11/2006 a las 09:30]

Compartir:

Comentarios (153)

  • Eso es lo que hace mi vecino con mi padre cuando se va a trabajar.Lo comparte sin dramatismo con mi madre.Yo invito al envite a su mujer.Me atrae más el tiempo que comienza a ser otra cosa.Algo que nos une al fin desde el principio.

    Comentado por: Juan el 04/7/2011 a las 22:23

  • ¿Poco memorable la novela de Ross Macdonald? No por su calidad, veo, sino por la falta de memoria del que cita la frase y olvida el título.

    Comentado por: Francisco Ortiz el 03/1/2007 a las 13:04

  • Ohh El gran Javier Krahe comentando por aqui!

    Comentado por: wildrose el 07/12/2006 a las 02:03

  • solia jugar a estos acertijos con un antiguo amigo que lo unico que le importaba de la poesia era la rima. Pero no puede ser el, aqui no hay rima...

    Comentado por: Chiqui el 17/11/2006 a las 01:06

  • El aroma de la muerte en todo este escrito de Azúa. Ése que se desploma en un banco tras el espejismo; aquéllos cuyo tálamo enfrían entre cirios antiguos.

    No luz sino ceniza. No resurrección sino la muerte quieta.

    Comala.

    Comentado por: Ático el 17/11/2006 a las 00:40

  • esperaba divertirme con el acertijo, hay tanto erudito por aquí -es broma-...es de...Gil de Biedma

    un saludo


    Comentado por: imperativocategóricoenmicorazón el 16/11/2006 a las 23:34

  • eh, no tan rapido...de quien es el poema?

    Comentado por: Chiqui el 16/11/2006 a las 23:23

  • Asumido lo anterior, es de justeza decir que sí: que cada minuto más de vida vale lo impagable [Asistir a una resurrección y a una segunda muerte en un minuto.]. Y que incluso esta lucha, aunque pesada y depresiva, tiene tanto de mágica que merece ser vivida.

    Comentado por: Tipo de incognito el 16/11/2006 a las 23:20

  • "...Amor que tiene calidad de vida,
    amor sin exigencia de futuro,
    presente del pasado,
    amor más poderoso que la vida:
    perdido y encontrado,
    Encontrado, perdido..."

    Ay! Me voy a dormir, bona nit
    Gracias.

    Comentado por: imperativocategóricoenmicorazón el 16/11/2006 a las 23:16

  • Azúa: feliz, iluminado. Con la satisfacción del deber cumplido. Recuerda. Se angustia. Reflexiona. Concluye. Y vuelve a estar feliz.
    ----
    Aunque ya sabio, Azúa es uno de estos tipos que sufren lo que yo llamo narcolepsia del estado anímico. Es decir, continuos achaques de depresión, de desfallecimiento del ánimo, que pueden durar desde unos pocos minutos a unas muchas horas, sin llegar nunca a un día entero. Estos espasmos anímicos son normalmente enredos intelectuales, preguntas en un pasado irresueltas o sin resolución adecuada que, como un virus letárgico, atacan sin piedad cuando un suceso X eleva los índices de melancolía. Como ha venido haciendo toda su vida, el enfermo combate el virus con lógica (no suele funcionar con las preguntas difíciles) o anulándolo con los leucocitos que el cuerpo ha ido acumulando a lo largo de la vida. Desdichadamente, conozco bien el tema, el virus es recidivante y no hay forma de aniquilarlo aún pasándote la vida sentado en un banco.

    Comentado por: Tipo de incognito el 16/11/2006 a las 23:13

  • Daca la mano y tente a mí, que el almadraque es corto. Aprieta y cava, y ahoya, y todo a un tiempo. ¡A las clines corredor! ¡Agora, por mi vida, que se va el recuero! ¡Ay, amores, que soy vuestra muerta y viva! Quitaos la camisa, que sudáis.

    Comentado por: de samosatra el 16/11/2006 a las 22:30

  • a lo mejor la explicación de que los hombres (jóvenes o mayores, da igual) se sientan atraídos por mujeres muy jóvenes está en un hecho biológico: la supervivencia de la especie. Las mujeres más jóvenes suelen ser más atractivas sexualmente y además se encuentran en edad de procrear, por lo que el hombre instintivamente busca aparearse con ellas.

    Podemos echarle toda la literatura que queramos al hecho de que al fin y al cabo, el amor (y la parafernalia que conlleva y representa) no es más que una técnica de apareamiento que persigue el fin de la supervivencia.

    (así lo veo yo, no sé)

    Comentado por: cenutria el 16/11/2006 a las 22:09

  • la primera vez uno se casa por amor
    la segunda por dinero
    y la tercera por compañia.
    J.O.

    Comentado por: trapecio el 16/11/2006 a las 20:44

  • Camilo de Ory:
    Para mí, como lector, cambia mucho de sentido la escena si ocurre al amanecer o al atardecer. El artículo habla, es mi opinión, de la sensación de extrañeza que nos produce el tiempo. Se confunden ahí vejez y juventud, muerte, resurrección, etc... Amanecer o atardecer marcan en un texto como éste un con-texto que valora de un modo u otro el conjunto y el resultado final.

    Provoqueen

    Gracias por la aclaración. Va incluido en el título. Es verdad. Ocurre todo por la mañana.
    Saludos.

    Grifo

    Comentado por: Grifo el 16/11/2006 a las 20:41

  • Chapeau, Monsieur Azúa!

    Comentado por: Fernando el 16/11/2006 a las 20:35

  • Pobre Félix, tienes un alzheimer de mucho cuidado.
    ¿Tan joven te crees ?

    Comentado por: J. Romerales el 16/11/2006 a las 20:30

  • Y no olviden las manchas putrefactas en el techo y los pajarines colgados cual hojas otoñales...

    Comentado por: Marek Smolarek el 16/11/2006 a las 20:20

  • Bienvenido a la República Independiente de tu Casa

    Comentado por: Sven Svenson el 16/11/2006 a las 20:15

  • A bi bo,
    questa storia non la so,
    ma tra poco la saprò:
    a bi bo Los hombres y las mujeres agonizan juntos, el hombre siquiera tiene un poco de diversión, vigila a su esposa como mastín desde fuera, la vigila en su agonía. La mujer vigila desde dentro al hombre, a las turistas en verano, a su hija y el dinero para el gasto, no dedicado a la borrachera entonces el Sol cae con un bramido, revienta el húmedo depósito; penetrante, el olor de este sexo se extiende por los aparcamientos, y penetrantes los ojos se atraíllan dos a dos, hasta que la carreta aterriza en el foso y los deseos vagan desenfrenados, en busca de un nuevo animal que pueda tirar de ellos.

    Comentado por: Alto standing el 16/11/2006 a las 20:13

  • scusatte, "scusatte"
    siamo padane....

    Comentado por: Lorella Buonpane e Simonetta Iurizzatti el 16/11/2006 a las 20:11

  • scustatte, "sopra"

    Comentado por: Lorella Buonpane e Simonetta Iurizzatti el 16/11/2006 a las 20:10

  • farfallina vola bianca
    vola vola mai si stanca
    vola qua' e vola la'
    poi si posa soppra un fior.

    Comentado por: Lorella Buonpane e Simonetta Iurizzatti el 16/11/2006 a las 20:08

  • A bi bo,
    questa storia non la so,
    ma tra poco la saprò:
    a bi bo.

    Comentado por: Mascarita ¿Me conoces.....? el 16/11/2006 a las 20:05

  • Los hombres y las mujeres agonizan juntos, el hombre siquiera tiene un poco de diversión, vigila a su esposa como mastín desde fuera, la vigila en su agonía. La mujer vigila desde dentro al hombre, a las turistas en verano, a su hija y el dinero para el gasto, no dedicado a la borrachera.

    E.J.

    Comentado por: La fría Gerti el 16/11/2006 a las 20:04

  • @ortega

    Muy buena la cancion he escuchado la cancion en la web , los grandes son los grandes .

    Comentado por: albert pla el 16/11/2006 a las 19:59

  • "...pasado un año se había casado de nuevo, para estupor de todo el mundo y alegría de los padres del difunto que aún temían más perderla a ella que a su hijo, con el hermano del fallecido, el cual la había consolado a lo largo de la enfermedad y salvado de un suicidio. Y seguramente por amor al difunto, por ese amor que no podía agotarse de un modo tan impío, se habían casado y compartían amablemente al ausente, sin dramatismos. Un modo de mantenerlo en vida ambos, pues ambos le amaban y le seguían amando."

    Tanto nos hemos ido hacia el final de la historia, que nos hemos olvidado de comentar esta parte. ¿No la encuentran magnífica?

    Comentado por: provoqueen el 16/11/2006 a las 19:58

  • Tengo una chica muy ye,yé
    que se masturba con el pie
    qué felicidaaaad..

    La Polla Records

    Comentado por: l'Ampolla Records el 16/11/2006 a las 19:56

  • Agua, San Marcos,
    rey de los charcos,
    para mi triguito
    que ya está muy bonito;
    para mi cebada
    que ya está granada;
    para mi melón
    que ya tiene flor.

    Comentado por: Mascarita ¿Me conoces.....? el 16/11/2006 a las 19:55

  • ¡Basta de espiar por el ojo de la cerradura!. ¡Basta de masturbarse en la oscuridad!. ¡Basta de confesiones públicas!. ¡Qué salten las puertas de sus quicios!.

    Comentado por: La fría Gerti el 16/11/2006 a las 19:52

  • iba pá los del paquete, ortega, que a mi los argentinos no me parecen guarros

    Comentado por: Zazie el 16/11/2006 a las 19:51

  • Guarros!

    Comentado por: Zazie el 16/11/2006 a las 19:48

  • ¡Vaya! Parece que el link no va directo a la canción. Les dejo la letra:

    VOLVIO UNA NOCHE

    Volvió una noche, no la esperaba,
    había en su rostro tanta ansiedad
    que tuve pena de recordarle
    lo que he sufrido con su impiedad.
    Me dijo humilde: "Si me perdonas,
    el tiempo viejo otra vez vendrá.
    La primavera es nuestra vida,
    verás que todo nos sonreirá"

    Mentira, mentira, yo quise decirle,
    las horas que pasan ya no vuelven más.
    Y así mi cariño al tuyo enlazado
    es sólo una mueca del viejo pasado
    que ya no se puede resucitar.

    Callé mi amargura y tuve piedad.
    Sus ojos azules, muy grandes se abrieron,
    mi pena inaudita pronto comprendieron
    y con una mueca de mujer vencida
    me dijo: "Es la vida". Y no la vi más.

    Volvió esa noche, nunca la olvido,
    con la mirada triste y sin luz.
    Y tuve miedo de aquel espectro
    que fue locura en mi juventud.
    Se fue en silencio, sin un reproche,
    busqué un espejo y me quise mirar.
    Había en mi frente tantos inviernos
    que también ella tuvo piedad.

    Si la quieren oir, buscar Gardel, luego "la voz" y allí el alfabético de canciones.

    Comentado por: ortega el 16/11/2006 a las 19:45

  • Como animales de rapiña se deslizan por sus calles florecientes, nómadas, arrojando las piedras pendiente abajo. Con sus poderosos paquetes sexuales, andan buscando un regazo cariñoso en el que poder instalarse de forma duradera, estos hombres. En medio del rebaño todavía son mansos, sus paquetes de carne todavía están cubiertos del sudor de las láminas de plástico, claramente visible, pero pronto, cuando el Sol les alcance, se hincharán, la savia brotará de la diminuta grieta, que rápidamente se hará grande. Y entonces el Sol cae con un bramido, revienta el húmedo depósito; penetrante, el olor de este sexo se extiende por los aparcamientos, y penetrantes los ojos se atraíllan dos a dos, hasta que la carreta aterriza en el foso y los deseos vagan desenfrenados, en busca de un nuevo animal que pueda tirar de ellos.

    Elfriede Jelinek

    Comentado por: La fría Gerti el 16/11/2006 a las 19:40

  • No era para jeguel, era para vic.....

    Comentado por: La fría Gerti el 16/11/2006 a las 19:35

  • Sí que ha animado el cotarro, en Latinoamérica los hombres como usted dan pena, penita...viejos verderolos pitopausicos.

    Comentado por: La fría Gerti el 16/11/2006 a las 19:34

  • ¿No fue provoqueen la que le llamó h de p a Pérez? ¡La reina de los provos! la gran incitadora a la provocación. Lo dice en su nick y después va de rositas.
    Ve Vd eschopenjauer por qué me reía tanto.

    Comentado por: jeguel el 16/11/2006 a las 19:33

  • Señor Vic, es usted un impresentable, lleno de tópicos hasta los pelos de las orejas (que seguro los tiene).

    Comentado por: La fría Gerti el 16/11/2006 a las 19:31

  • Hombre Sr. Vic, ya le echaba de menos.
    Pero vaya, hoy que me da usted la razón, no quisiera yo que me la diera...

    Comentado por: provoqueen el 16/11/2006 a las 19:23

  • Vaya. Teresita Camprubí me ha recordado de inmediato a la "Historia de un idiota contada por él mismo", esa gran novela corta. Pensé que aparecería de personaje, como amor de la infancia (los más verdaderos), pero lo he mirado... y no. Aunque sí evoca su uniforme del colegio:
    "Las del Sagrado Corazón, más modestas y recatadas, con mucha clase media sobrevenida a alta, pero dotadas de un corazón fiero y audaz, no usaban peto ni cuello, pero sí unos terribles zapatos casi viriles".
    Y más adelante, ¿una premonición de la refracción luminosa?: "El Amor, enfermedad que ataca sobre todo a los solitarios, a los deprimidos y a los que no saben qué hacer consigo mismos". Esperemos que no...

    Comentado por: conde-duque el 16/11/2006 a las 19:21

  • @ Zazie (¿dans le métro?)

    dije "en su zotez" , me refería a la de la literatura vrs. la sublimidad de la filosofía. La palabra en cuestión, no existe (zote, sí, y ya la ha definido Elroy a mediodía), pero yo la empleo positivamente para definir la "salud" de un narrador cuando no se empeña en péter plus haut que son cul.

    una lectura reciente que lo ilustra:

    "Willa, Truman. Truman, Willa. In a New York snowstorm, quite by chance, a struggling young journalist met his literary idol. Truman Capote's last manuscript, written the day before he died, tells of his encounter with the great Willa Cather"

    Lo ha publicado Vanity Fair en su número de noviembre, pág. 230





    Comentado por: knudsen el 16/11/2006 a las 19:13

  • Voy a animar esto que está poco animado.

    ahí va, del culto cojo, aunque hay quien dice que es apócrifo.


    De quince a veinte años es niña; buena moza
    de veinte a veinticinco, y por la cuenta
    gentil mujer de veinticinco a treinta.
    ¡Dichoso aquel que en tal edad la goza!
    De treinta a treinta y cinco no alboroza
    mas se puede comer con salpimienta
    pero de treinta y cinco hasta cuarenta
    anda ya en vísperas de una coroza.
    A los cuarenta y cinco es bachillera
    gansea, pide y juega del vocablo.
    Cumplidos los cincuenta da en santera
    a los cincuenta y cinco hecha retablo
    niña, moza, mujer, vieja, hechicera
    bruja y santera, se la lleva el diablo.´


    Yo por mi parte y como diría el pirata: 'sólo quiero por riqueza la belleza sin rival'.

    Saludos

    Comentado por: vic el 16/11/2006 a las 19:12

  • @ eschopenjauer
    No se preocupe que estoy aquí, leyendo a Pérez y riéndome a carcajadas con los cruces de flores entre los entendidillos y los... chicas (iba llamarlas como lo hacía Pérez en su famoso primer post pero me he reprimido para que no me lo borren y pueda Vd leer mi saludo).
    También me he reído mucho cuando se han referido a Pérez como un provocador. Escuche, escuche: ja ja ja ja ja.

    Comentado por: jeguel el 16/11/2006 a las 19:11

  • @(em)prendedor de coches:
    Estoy jubilado, pero gracias.
    Los coches de ahora no tienen clase...

    Comentado por: (ex)vendedor de coches el 16/11/2006 a las 18:53


  • A (ex)Vendedor,

    Reconozco que tiene usted cierto gusto para las 'macchine'.
    Con esas rarezas uno se hace automáticamente visible a las chicas.

    Comentado por: (em)prendedor de coches el 16/11/2006 a las 18:33

  • Adios Elroy, tu "¿Como se se está en el Metro?" me ha parecido muy tierno.

    Comentado por: Zazie el 16/11/2006 a las 18:25

  • El original siempre suele ser mejor

    Comentado por: albert pla el 16/11/2006 a las 17:39

  • No debería haberse molestado, Pla, aunque se lo agradezco.
    Después de haber leido las dos versiones, aún me convenzo más de que en catalán suena mejor.

    Comentado por: provoqueen el 16/11/2006 a las 17:27

  • @De La Tora

    Como le dije a Teodora, de quien no sé nada hace días, para ganarme su espero que ya eterna amistad, le repito a usted que lo mío no es machismo sino desolación y congoja y en todo caso sano y suave rijo intelectual, en el mejor sentido de la palabra intelectual.
    Por otro lado, le estaré muy agradecido si me brinda alguna información acerca de eso del gatillazo, que de verdad que creo que sé a qué se refieren cuando hablan de él pero no lo tengo claro.
    PD. Gracias por el enlace. ¿Nos conocemos?

    Comentado por: Camilo de Ory el 16/11/2006 a las 17:24

  • El Asesino

    La muerte correcta está escrita.
    Colmaré la necesidad.
    Mi arco está tenso.
    Mi arco está listo.
    Soy la bala y el garfio.
    Estoy armada y lista
    Desde mi mira, lo tallo
    como un escultor. Moldeo
    su última mirada a todos.
    Cambio sus ojos y su cráneo
    constantemente de posición.
    Conozco su sexo de macho
    y lo recorro con mi dedo índice.
    Su boca y su ano son uno.
    Estoy en el centro de la sensación.
    Un tren subterráneo
    viaja a través de mi ballesta.
    Tengo un cerrojo de sangre
    y lo he hecho mío.
    Con este hombre tomo en mis manos
    su destino y con este revólver
    tomo en mis manos el periódico y
    con mi ardor tomaré posesión de él.
    Se inclinará ante mí
    y sus venas saldrán en desorden
    como niños… Dame
    su bandera y sus ojos.
    Dame su duro caparazón y su labio.
    Él es mi mal y mi manzana y
    lo acompañaré a casa.

    Anne Sexton

    Comentado por: La fría Gerti el 16/11/2006 a las 17:20

  • @provoqueen , en castellano .


    La nana del Antonio
    hoy se nos ha muerto Antonio
    un pelagatos un mamarracho
    un delincuente un macarrilla
    viejo vicioso y gran borracho
    un elemento de mala vida
    había calma en el velatorio
    en el depósito había calma
    calma tensa calma triste
    un aluvión de visitas
    y un sinfín de gente sufrida

    y un sargento de policía
    entraba en la comisaría
    y le explicaba al comisario
    que Antonio había muerto
    un cabrón menos
    pero en el fondo sabían de sobras
    que el Antonio era un buen hombre
    era un mecenas
    robin hood caido en desgracia
    por error puesto en el mundo

    es la nana del Antonio
    la última de las nanas
    nan de los difuntos
    la nana del viejo Antonio
    del descanso la paz eterna
    nana del reposo

    cuanta gente que hoy lloraba
    allegados amigos y amores
    tanta gente desquiciada
    su sola presencia
    derrochaba incandescencia

    dieciséis putas se quedaban
    sin trabajo condenadas
    a arrastrarse entre macarras
    sin escrúpulos por las calles
    más sucias de este mundo
    que el Antonio las cuidava
    y protegía y las amaba
    y explotaba con tal gracia
    cuando hay amor va bien el trabajo

    es la nana del macarra
    del macarra del Antonio
    nana del sueño

    y es que se nos fue de golpe
    de un ataque al corazón de golpe
    se fue al mundo de los muertos
    a hacer bulto al cementerio
    hoy uno más se está pudriendo

    y el Ernesto homosexual con dieciséis
    añitos se suicidaba
    sin Antonio esta vida
    era para hacerse un lazo en el culo
    morir colgado
    sin la polla del gran hombre
    sin amor sin sus caricias
    ni regalos ni alegría
    sin el viejo él no podía
    sin el viejo és se moría

    es la nana del marica
    del marica del Antonio
    nana de la paz

    y un montón de criaturas
    desquiciadas en la infancia
    carne de reformatorio
    se quedaron hoy sin su padre
    para él todos eran hijos suyos

    hijos alegres y agradecidos
    que robaban pero estudiaban
    que se drogaban pero leían
    pequeños quinquis que con el tiempo
    podrían hacer una gran carrera

    hoy ha muerto aquel buen hombre
    que se hizo querer por los necios
    y por las mujeres de moral
    más bien discreta y los camellos
    y los abogados
    que ofrecía alcohol a los pobres
    y regalaba gabardinas
    a los viejos exhibicionistas
    y daba droga a los niños
    sin interés

    es la nana del mecenas
    del mecenas del Antonio
    nana del descanso

    mediados de noviembre
    se presenta un cálido invierno
    de calimas humos y nubes
    de borrascas tan discretas
    de basura y suciedad
    parece que hoy debería llover
    pero no llueve ni creo que llueva
    hace sol en el cementerio
    hace calor hay cemento seco
    sellando la tumba

    otra lápida se cierra
    otro nicho se rellena
    dos enterradores con prisas
    hay trabajo para dar y tomar
    para comprar y vender

    es la nana del Antonio
    es la nana de las nanas
    nana del final
    la nana del viejo Antonio
    larga vida para Antonio
    un besito para él

    Comentado por: albert pla el 16/11/2006 a las 17:13

  • Cualquiera de nosotros puede permitirse tales placeres, sin que tengamos que refugiarnos en nuestras penas, en nuestros cuartitos, rodeados nada más que de muebles. Como personas que constantemente miran más allá de sí mismas, para no tener que abatir los estándares de su vida.




    Comentado por: La fría Gerti el 16/11/2006 a las 17:08

  • Don Ory, no sea fantasma. Y machista y cafre doméstico: "Probablemente no volvamos a ver la pasión en los ojos de las hijas de las madres que amamos tanto, pero tal vez sí el mudo terror, que es una cosa que también está muy bien". A ver si su nueva amiga Teodora iba a tener razón en su primera impresión sobre usted.

    Comentado por: De Latora el 16/11/2006 a las 17:07

  • Lamento repetirme, pero bueno, como veo que Pla nos repite su magnífica canción al Antonio (seguro que en castellano no sería tan preciosa), me aventuro a decir/repetir lo que siento, ya que estamos proustianos:

    "Invitada por la mención de Jo tía, me acerco a ver el archivo de Septiembre, en que esta servidora se encontraba de vacaciones, y en una nube ahora disuelta.
    "Voy allí y me encuentro un blog envidiablemente encantador, menos prolífico pero mucho más sereno.
    "Espero no ser yo quien ha venido a desquiciarlo. No es que ahora esté mal, simplemente lo encuentro un poco más delirante, más 'cada uno a su chifladura', menos comunitario.
    "Una siempre tiene esa manía, como en aquella escena de Stardust Memories, de Woody Allen: una cámara subjetiva, desde un autobús en blanco y negro, ve el autobús de enfrente cargado de color y de personas felices; pero cuando el sujeto se cambia al otro autobús, éste se vuelve en blanco y negro y siempre es en el de enfrente donde reina la alegría..."

    Comentado por: provoqueen el 16/11/2006 a las 17:01

  • ¿Gatillazo? ¿Qué es eso del gatillazo?

    Comentado por: Camilo de Ory el 16/11/2006 a las 16:55

  • El comentario del facha Perez,que bien podria ser un provocador,merece mas de una glosa.La mejor aqui desde luego podria hacerla Don Félix,por ideas que no sea,entre tanto y por si acaso,ahi queda eso.
    ¿Es la musica de Richard Strauss o Wagner musica fascista?.¿Es fascista la producción plastica de Leni Riefenstahl?.¿Cabe hablar de arte fascista del mismo modo que de arte religioso?.Aqui,que tenemos de todo,está el intocable Valle de los Caidos que es un hibrido politico religioso.Seria un caso singular.

    Comentado por: maleas el 16/11/2006 a las 16:53

  • tengo un tio. ¿no vale?

    Comentado por: Zazie el 16/11/2006 a las 16:31

  • Colombo comiendose una salsicha en Berlin...

    Comentado por: Alto standing el 16/11/2006 a las 16:29

  • el coche de Colombo...

    Comentado por: (ex)vendedor de coches el 16/11/2006 a las 16:25

  • Don Felix, que quiere que le diga:
    1. A su historia se le veia venir el final desde muy lejos, eso me fastidia. Como en los episodios de Colombo.

    2. Si hubiera usted tenido hijos (o adoptado) a los veintitantos, ahora ya estaria acostumbrado a ese fenomeno experimentado en la calle Balmes: con el "imperativo categórico en mi corazón", que no se que quiere decir. Los hijos nos hacen recordar diariamente el paso del tiempo, aunque uno no lo sienta.

    3. Estoy segura que hay muchas mujeres como yo: cuando ven venir a un hombre interesante -lo de la edad me da igual - o atractivo; siempre pienso que es un CREIDO, y para no darle el gusto, paso sin mirarlo. Claro que...las mujeres vemos sin mirar; una gran ventaja que le llevamos a los hombres.
    No se preocupen senores, seguro que los ven mas mujeres de lo que creen.

    En EE.UU nadie mira. Si se mira y el otro te pilla, hay que sonreir y decir, Hi!, como si se conocieran.
    Cuando volvia a Espana, a mis veintimuchos, descubria que los hombres me seguian mirando con la misma desfachatez que antes de irme. Le decia a mi marido..."Eh, enterate,los hombres todavia me miran!!. Ironico, siempre me molesto la frescura con que los hombres miran a las mujeres en los paises mediterraneos.

    Acabo de volver de Espana y lo sorprendente es que los hombres siguen mirandome, veinte anios despues, pero de reojo! Eso me gusta mas.

    P.S Para la que presume de no saber que es la premenopausia (es que no has tenido madre???...o una tia) mira en Google o espera unos anitos!. Las teorias de hoy dicen que puede empezar en los treinta!!

    Comentado por: Chiqui el 16/11/2006 a las 16:18

  • Lo de el lolitismo está fuera de lugar.Teresa Cuevas hija de Teresa Campubrí,condiscipula de Azúa puede tener facilmente treinta y cinco o cuarenta años.Aúnque algunas conservan hasta la muerte ese aire de lolitas,no creo que sea este el caso.Tambien a mi me parece percibir en el articulo un cierto aire proustiano.En otoño todos somos Marcel.

    Comentado por: maleas el 16/11/2006 a las 16:18

  • "acaricio", barkatu

    Comentado por: forastero el 16/11/2006 a las 16:11

  • @ Forastero:
    Me gusta su tono implacablemente apacible y descriptivo. Si es que esto es una comunidad, le digo, ¡bienvenido! (Yo también soy un recién llegado...)

    Comentado por: Elroy el 16/11/2006 a las 16:10

  • @ Forastero, vaya, ¡gracias!, hace tiempo que no leía (u oía, vaya a saber), la palabra "tachuelas". Qué bien.

    Comentado por: Hell Roi el 16/11/2006 a las 16:08

  • Al amor de la lumbre acarició el lomo de mi gato. En mi sillón de terciopelo rojo con tachuelas doradas, leo ya sin casi luz para poder un día llevar gafas de pasta negra como las de Peter Sellers en "Lolita".

    Comentado por: forastero el 16/11/2006 a las 16:03

  • Acabo de leeros y parece que hoy aquí hay diálogo, hoy esta mula es buena...
    Me estoy tomando un te de jengibre, estoy constipado y me lo ha traido una ilustradora fantástica,(Baci, Chiara!)

    Salud @todos/as!

    Comentado por: No lo pinchas de gas el mechero el 16/11/2006 a las 15:56

  • Álvaro Cunqueiro al volante de su cadillac bordea alameda de chopos, cruza puentes romanos y se para en el recodo de un camino para contemplar a Camilo José Cela en cuclillas depositar una bufirra del pirineo lleidatà en la cuneta. El conjunto es humeante y tiene la presencia material de lo irrevocable.

    Comentado por: forastero el 16/11/2006 a las 15:46

  • Esta bè la cancioneta, o el poema, com vulguis.

    Estoy a punto de creer que eres quien dices ser. Lo he pillado -creo- por esa letra termoclimatológicamente al día, vaya que sí, i tant...

    Comentado por: Hell Roi el 16/11/2006 a las 15:26

  • @ Pla:
    Estimat, el Raval no se muere de éxito, simplemente padece de autismo inmobiliario...

    Comentado por: Hell Roi el 16/11/2006 a las 15:23

  • @ Simpática:
    Dudo de que ese polaco sea un polaco de verdad.
    ¿¡Llamamos a Witkiewicz!?

    Comentado por: Hell Roi el 16/11/2006 a las 15:20

  • Lo que ha pasado en el Raval denota la falta de Antonio , con el esto no ocurria pero ahora todo es una mierda yo creia en el antonio y repetire para todos ustedes el Requiem que le compuse y que le dedicoa todo el barrio , un barrio que se muere de exito .



    avui se'ns ha mort l'Antonio
    un pelagats un mamarratxo
    un delinqüent un macarrilla
    vell viciós i un gran borratxo
    un element de mala vida
    hi havia calma al velatori
    al dipòsit hi havia calma
    calma tensa calma trista
    un efluvi de visites
    i un pilot de gent sofrida

    i un sergent de policia
    entrava a la comissaria
    i li explicava al comissari
    que l'Antonio s'havia mort
    un cabró menys
    però en el fons sabien de sobres
    que l'Antonio era un bon home
    era un mecenes Robin Hood
    caigut en pena
    per error posat al món

    és la nana de l'Antonio
    l'última de les nanes
    nana dels difunts
    la nana del vell Antonio
    del descans la pau eterna
    nana del repòs

    quanta gent que avui plorava
    al.legats amics i amors
    tanta gent desquiciada
    la seva sola presència
    derrotxava incandescència

    setze putes es quedaven
    sense feina condemnades
    a arrastrar-se pels carrers
    més bruts del món
    que l'Antonio les cuidava
    i protegia i estimava
    i explotava amb tanta gràcia
    quan hi ha amor va bé el treball

    és la nana del macarra
    del macarra de l'Antonio
    nana de la son

    el pobre se n'ha anat de cop
    d'un atac de cor de cop
    se n'ha anat al món dels morts
    a fer bulto al cementiri
    que n'hi ha un més avui podrint-s'hi
    i l'Ernest homosexual
    amb setze anyets es suïcidava
    sense l'Antonio aquesta vida
    era per fer-se un llaç al cul
    morí penjat
    sense la polla del gran home
    sense amor sense carícies
    ni regals ni alegria
    sense el vell
    ell no podia ell es moria

    i és la nana del marica
    del marica de l'Antonio
    nana de la pau

    i una flota de criatures
    desquiciades a la infancia
    a la carn de reformatori
    avui queden sense pare
    per ell tots eren fills seus

    fills alegres i agraïts
    que robaven però estudiaven
    que es drogaven però llegien
    petits quinquis que amb el temps
    podrien fer una gran carrera

    avui ha mort aquell bon home
    que es va fer estimar pels necis
    i per dones de moral
    més que discreta i els camells
    i els advocats
    que oferia alcohol als pobres
    i regalava gavardines
    als vells exhibicionistes
    i donava droga als nens
    sense interès

    i és la nana del mecenes
    del mecenes de l'Antonio
    nana del descans

    som a mitjans de novembre
    i es presenta un hivern càlid
    de calitja fum i núvols
    de borrasques tan discretes
    de basura i brutícia

    avui es presta tan a ploure
    però no plou ni crec que plogui
    fot un sol al cementiri
    fa calor hi ha ciment sec
    sellant la tumba

    un altra làpida que es tanca
    un altre ninxo que es rellena
    dos enterradors de pressa
    hi ha treball per fer
    hi ha feina per donar i vendre

    i és la nana de l'Antonio
    és la nana de les nanes
    nana del final

    la nana del vell Antonio
    llarga vida per l'Antonio
    i un petò per ell.

    Comentado por: albert pla el 16/11/2006 a las 15:19

  • Dejaré de hablar por boca ajena. En efecto, nosotros tenemos una cierta ventaja (de partida), sólo apuntaba que la generalización extrema me parecía exagerada. Uno, que lleva una mujer del 69 (espero que el de las chanzas de los numeritos, no la repita) metida hasta los tuétanos. Y no soy un caso único, créame.

    Por otra parte, estoy convencido que hasta en las gradas de White Hart Lane se habla 'también' de la depilación de cejas.

    Comentado por: gabriel feraud el 16/11/2006 a las 15:18

  • Óigame Zazie, no pierda más tiempo... hay cosas mejores que hacer. ¡Vaya que sí!

    Comentado por: Hell Roi el 16/11/2006 a las 15:17

  • Joder, ya ve, Gombrowicz, Szymborska, esos sí son auténticos polacos...no como otros que yo me sé.......

    Comentado por: La simpática bloguera el 16/11/2006 a las 15:17

  • @ Simpa: Pues, no veo inconveniente en que siga introduciendo esos poemas, hace tiempo que no pasa por aquí Un Poeta.

    Comentado por: Joder, que lío con las máscaras... el 16/11/2006 a las 15:16

  • Forastero, no te sientas forastero puesto que ¡yo también soy de cerca de Vilalba!, bueno, bueno, ¡qué pequeño es el mundo!.

    Outra da Terra Cha

    Comentado por: La simpática bloguera el 16/11/2006 a las 15:14

  • Estoy cabreá com el pasma que me ha echao del Rawal. Deficiente... A mi la educación me la trae floja, pero, en el fondo, me gustaría saber qué quiere decir premenospáusica, por lo menos...

    Comentado por: Zazie el 16/11/2006 a las 15:11

  • Joder, no hay de qué; puede quedárselo, tengo muchos.

    Comentado por: La simpática bloguera el 16/11/2006 a las 15:11

  • Tardes de Álvaro Cunqueiro, calor del hogar en una cocina de Vilalba, hule en la mesa y olor a col y cachelos. La feria de capones de Vilalba cuando todavía hacía frío en diciembre. Tardes de comarca, retirarse y dormir la siesta.

    Comentado por: forastero el 16/11/2006 a las 15:09

  • @ Simpática:
    ¡¡Gracias por el poema de W. Szymborska!!

    Comentado por: Joder, que lío con las máscaras... el 16/11/2006 a las 15:08

  • Provoqueen, te veo despistada con la edad y los hombres ¡ponte las pilas, chavala!!!!!

    Comentado por: La simpática bloguera el 16/11/2006 a las 14:53

  • Plan PREEVER

    Comentado por: (ex)vendedor de coches el 16/11/2006 a las 14:53

  • ENCUENTRO INESPERADO

    Somos sumamente cortese el uno con el otro,
    decimos: qué agradable encontrarnos después de tantos años.

    Nuestros tigres beben leche,
    nuestros halcones van a pie.
    Nuestros tiburones se ahogan en el agua.
    Nuestros lobos bostezan frente a jaulas abiertas.

    Nuestras víboras se quedaron sin relámpagos,
    los monos sin inspiración, y los pavos reales sin plumas.
    Los murciélagos renunciaron a nuestros cabellos tiempo ha.

    Sucumbimos al silencio sin acabar la frase,
    sonreímos, sin recursos.
    Nuestros humanos
    no saben qué decirse.


    W. Szymborska

    Comentado por: La simpática bloguera el 16/11/2006 a las 14:52

  • Última pregunta:
    ¿Quién será ese/a tal Zazie-Bozena-Marek?
    Trabajo un jugoso trabajo para Azteca...

    (...)

    Comentado por: Hell Roi el 16/11/2006 a las 14:49

  • Y esa tal Teresa Curvas... Teresa Curvas...se me ha quedado en el cuerpo su nombre...
    ¡MIERDA de cuerpo que se me queda!

    Comentado por: Marek Smolarek el 16/11/2006 a las 14:49

  • Admito que quizá sea exagerado lo de los veinticinco (ya me conocen, mis pinceladas caricaturescas).
    Pero de lo que estoy segura, y creo que usted Sra. Vizcondesa estará conmigo, es que el abanico de edades es mucho más estrecho para nosotras, por eso lo intentamos estirar con ayuda de la cosmética.
    Una prueba es que, desde que las mujeres nos vamos equiparando en poder (adquisitivo) a los hombres, está aumentado considerablemente la publicidad de tratamientos antiedad.

    Comentado por: provoqueen el 16/11/2006 a las 14:45

  • Y usté abuelete que emprende los taxis, habrá visto de tó, ¿sabe que es un hormosexual?
    el perro ese de la foto del otro día, ¿lo era?

    Comentado por: Zazie el 16/11/2006 a las 14:38


  • ¡Cuánta tarde de otoño, cuánta pantufla, cuánto brasero, cuánto ronroneo y añoranza de no se sabe qué... cuánto abuelismo divino!!
    Le entran a uno ganas de ser cura rural de antaño; viejo, gordinflón y un poco rijoso; y que le inviten a uno a merendar...
    ¡Ah, las meriendas de antaño! ¡Ni comparación con las 'copas' de hogaño!!!
    (Saludos a los amigos.)

    Comentado por: (em)prendedor de coches el 16/11/2006 a las 14:30

  • ei elroy, yo si que estoy formadita...
    ¿No será usté hormosexual?

    Comentado por: Zazie el 16/11/2006 a las 14:28

  • 2666...
    bonito número...y el 25 también

    Comentado por: Drowning by numbers el 16/11/2006 a las 14:26

  • @ Drowning by numbers:
    No olvide usted el 2666, sobre todo el 2666, ¿ha quedado claro?

    Comentado por: Archimboldi el 16/11/2006 a las 14:22

  • ¡Aaaahhhh, Bozena! ¡Si al menos fuese cierto lo que me diceeessss!

    Comentado por: Elroy el 16/11/2006 a las 14:21

  • 2006...2036...
    bonitos números...

    Comentado por: Drowning by numbers el 16/11/2006 a las 13:46

  • Volverá el otoño y sus tardes de abuelismo en la redacción. Me siento como Descartes en su habitación de cuartel bien caldeada, y la comparación se acaba aquí.

    Comentado por: forastero el 16/11/2006 a las 13:45

  • @ provoqueen

    Mi alter ego gabriel féraud me comenta que anda usted muy equivocada. Por lo menos al generalizar. Afirma que los 25 suele considerarlos (él y muchos otros de su estirpe), precisamente, el límite inferior y no superior..

    Comentado por: (viz)condesa de (em)prendedor el 16/11/2006 a las 13:43

  • ¡Ese es mi lerrouxista (em)prendedor!

    Por lo demás, Otoño en Barcelona hacia 2006. Don Félix se mueve entre lo planiano (la perplejidad con sorna ante la "gente real" de ayer) y lo barojiano (la mantita y las pantuflas del abuelo en el banco del paseo de la gran e inhóspita ciudad)

    Comentado por: (viz)condesa de (em)prendedor el 16/11/2006 a las 13:40

  • ¿Alguien sabe la marca y modelo de la moto sobre la que cabalga la Tilda al final de la peli (Orlando)?

    Comentado por: Alto standing el 16/11/2006 a las 13:37

  • Me refería al cuento de Cortázar "El perseguidor". Yo, pobre de mí perseguido, no respondré a su persecución.


    Comentado por: forastero el 16/11/2006 a las 13:36

  • Querido Javier, no es superioridad vital, sólo es resignación.

    Ustedes mucho se quejan, pero se lo tienen bien montado. Lo que pasa es que algunos no buscan bien. El madurito interesante, el poder de las canas, el de la inteligencia, o el simple poder del poder... todo eso les hace ser muy-pero-que-muy visibles, sobre todo para las jovencitas, que buscan al padre.
    Luego ya buscamos al hijo o al sobrino y nos reimos de eso del poder. Pero nosotras sí que no somos visibles para ellos, ni por mucho tinte ni por mucho maquillaje. Ya le digo, hasta los veinticinco y poco más.
    ¿Cómo no resignarse?
    PD. una amiga algo mayor que yo (y con más suerte) dice que "los jovencitos están bien, por lo menos cuando se van te sacan la basura". Bon après-midi

    Comentado por: provoqueen el 16/11/2006 a las 13:32

  • ¿A ti también te gustaría arrancarme las bragas, guiri zombi expectante?
    Zumbaos!

    Comentado por: Zazie el 16/11/2006 a las 13:30

  • Zazie y "El perseguidor" experimentan el vacío espacio temporal del metro cogidos de la mano.

    Comentado por: forastero el 16/11/2006 a las 13:26

  • La escena final recuerda a un Azúa-Cioran sentado en el jardín del Luxemburgo.

    Abandonarse en un banco-balsa y olvidarse de los que corren hacia el horizonte.

    Comentado por: forastero el 16/11/2006 a las 13:24

  • Elry, amor, llevola bata blanca y debjo un tanga bicolor... (Rojo y blanco,por supuesto)
    Llamame Bozenka...
    Salgo a las ocho (de la tarde...)

    Comentado por: Dra. Bozena Krzykowski el 16/11/2006 a las 13:20

  • Teodora, usted me entiende... ¿Ha visto la película Tango, de Saura?. En un momento determinado, el prota le cuenta a una chica muuuucho más joven cómo por él ha pasado el tiempo pero, ay, su mirada sigue siendo la misma. Creo que este pasaje lo he citado más veces. En su momento me pareció la quintaesencia, representada, de esa tragedia a la que aludía. Con los años uno tampoco pierde el interés por otras muchas actividades físicas; solo la aptitud. El gusto sigue siendo el mismo (en muchos). No obstante, debo aclarar que encuentro a muchas mujeres de mi edad (parecida a la de Provoqueen) encantadoramente atractivas (empezando por la que duerme conmigo desde hace lustros). Pero la juventud, ese vértigo que casi tiró al suelo a nuestro Azúa, sigue siendo una fuerza incontenible para los hombres, que tiende a derribarlos (y ya dentro de esta serie de, quizá, topicazos, añado que es ahí, principalmente, donde reside la manifiesta superioridad vital de las mujeres... -¡Glup!¡Qué frase más horrible!Ruego interpretación)

    Comentado por: Javier el 16/11/2006 a las 13:14

  • ¡Joder, que sí que soy polaco!

    Comentado por: Marek Smolarek el 16/11/2006 a las 13:09

  • @ Grifo
    Lo dice el título: "...en una mañana de otoño"
    Por otra parte, en estas latitudes y en esta época del año a las ocho de la tarde ya se ha ido el sol. No sólo eso. Azúa contrapone el kantiano "cielo estrellado sobre mí" con el sol de las ocho (de la mañana) en su cara. Todo cuadra.

    @Velarde
    ¡Qué torpe he estado, espero que sabrá perdonarme! Tenía que haberlo dejado en "usted y yo somos del mismo año" y añadir luego "y el que tenga curiosidad por saberlo, que vaya a la página web". Está visto que la publicidad no es lo mío. Menos mal que sí es lo suyo.
    ;-)

    Comentado por: provoqueen el 16/11/2006 a las 13:00

  • ¿Y a ti te canta el sobaco? ¿o te canta la almeja? Bodriowood!
    Voy pallá, ¡pallazote!

    Comentado por: Zazie el 16/11/2006 a las 12:55

  • @Grifo:

    "Es importante para el lector conocer el horario, mañana o atardecer."

    ¿Por qué? (En este caso.)


    Comentado por: Camilo de Ory el 16/11/2006 a las 12:55

  • @ Zazie: ¡Ey, ey!, ¡pa'cá no vengas...!

    Comentado por: Soy de Rawalpindi el 16/11/2006 a las 12:51

  • @ expropiador de coches:
    Lo que es "arrancar-arrancar" lo que hay que hacer es arrancarles el corazón a TODO/AS... ¡ÑÑññññaaaccck!
    Y lo digo para redimir al Universo, para dejarlo respirar; no veo violencia alguna en ello...

    (Por cierto, ¿por qué no se cambia ese horrible pseudónimo?)

    Comentado por: Azteca el 16/11/2006 a las 12:48

  • A mí sí me gusta el artículo de hoy. Está bien contado, bien desarrollado el contexto narrativo; y bien disparada la carga final, con un remate breve, como es debido. Es posible que el tema no sea muy original. Pero no es necesario. El sentido de la economía que demuestra el texto lo salva del peligro, del fárrago y la multiplicación inútil.
    No obstante:
    *Iba yo calle Balmes abajo, el sol de las ocho en la frente y el imperativo categórico en mi corazón, cuando vi que subía en dirección opuesta de modo que el encuentro iba a ser inevitable la inconfundible silueta, el cabello negro ala de cuervo...*, etc...
    Bonito comienzo. Pero el 'sol de las ocho' (el título cita el otoño) no me dice nada (demasiada economía). Es importante para el lector conocer el horario, mañana o atardecer.
    El texto citado es inconcebiblemente largo sin comas. Tantos incisos adverbiales sin comas te dejan baldada la concentración lectora. Nunca me han parecido bien. Y hoy vuelvo a protestar.
    Saludos.

    Grifo

    Comentado por: Grifo el 16/11/2006 a las 12:42


  • A Maleas

    Sea con el respeto y la circunspección debida:
    si se trata de "arrancar-arrancar", lo que hay que arrancar a las mujeres son las bragas.

    Comentado por: (em)prendedor de coches el 16/11/2006 a las 12:36

  • Vaya, Ortega, ¿puede ser que a usted le sonrían poco las mujeres? No me lo creo. Por si acaso, ahí va la mía:

    :-)

    Comentado por: provoqueen el 16/11/2006 a las 12:32

  • ¡me voy pal Rawal a ver como está el panorama! Zalut, zenyors!

    Comentado por: Zazie el 16/11/2006 a las 12:31

  • @Velarde
    Por una casualidad usted y yo somos del mismo año, el 63. ;-)

    @Todos
    ¡Hale! ya lo he dicho. ¿Contentos?
    Y que conste que no revelo ningún secreto del Sr. Velarde, el dato está en su encantadora página web.

    Comentado por: provoqueen el 16/11/2006 a las 12:27

  • @ Maleas.

    No hace mucho una mujer decidió hacerse pasar por hombre y vivir de ese modo un año. Luego escribió un libro que ha sido ampliamente reseñado (lamento no recordar el título).
    Ví por televisión una entrevista con (de nuevo) ella y una de las cosas que comentó fué la siguiente. Durante el tiempo en que fué hombre los demás hombres (se hizo miembro de un grupo de bolos) lo trataron inmediatamente como un igual, como uno más del grupo. Por el contrario, en su relación con las mujeres se encontró en la situación, nueva para ella, de ser tratado como "culpable hasta que se demuestre lo contrario". Es decir, obtuvo la confianza inmediata de los hombres pero hubo de ganarse la de las mujeres. No recuerdo si dijo nada de sonrisas.

    Comentado por: ortega el 16/11/2006 a las 12:26

  • ¡yo lo que veo es mucho hormosexual y mucho viejo verde! A mi las personas mayores me la traen floja

    Comentado por: Zazie el 16/11/2006 a las 12:23

  • @Pozo
    Mas que a Vertigo, la historia recuerda a Coronel Blimp, una obra maestra de Powell y Pressburguer en la que dos militares enamorados de la misma mujer se tropiezan con su imagen juvenil y fantasmagórica varias veces a lo largo de su vida ( gracias al milagro del cine , mientras los dos militares envejecían por obra y gracia del maquillaje, Deborah Kerr se mantenía expléndida en todas su reapariciones)
    @provoqueen
    Cito y traduzco de memoria:
    "Los hombres inteligentes sabemos que las mujeres que nos gustan han envejecido con nosotros".... Lo decía Ross MacDonald en una novela por lo demás poco memorable ( Archer in Jeopardy, creo recordar)


    AHora no tengo La Historia De Un Idiota Contada Por Él Mismo de nuestro anfitrión a mano. Recuerdo,porque la he releido en varias ocasiones, las`páginas dedicadas a las niñas de los colegios de Barcelona durante la infancia del protagonista....¿Se ha escapado esta Teresita con apellido de poetisa consorte de las páginas de aquél libro?

    Hoy sevilla está llena de lluvia. Paisaje propicio para el encuentro con fantasmas del pasado.

    Comentado por: Velarde el 16/11/2006 a las 12:11

  • La metáfora más hermosa que yo haya leído sobre la sorpresa que causa el paso del tiempo es cuando Proust ("El tiempo recobrado") describe un reencuentro, pasados bastantes años desde la última vez, con los conocidos de su vida mundana pasada. Cree estar en un baile de disfraces. Todos son los mismos, aún reconocibles, pero llevan máscaras tristes y pelucas hechas de estopa.

    Comentado por: provoqueen el 16/11/2006 a las 12:11

  • el metro apesta, un tipo aquí al lao, ...pachulín de ubrique

    Comentado por: Zazie el 16/11/2006 a las 12:01

  • aunque, no es por ná, tambien me interesan los azotes...

    Comentado por: Zazie el 16/11/2006 a las 11:59

  • De nada: vigésima segunda edición, 2001.
    ¿Cómo se está en el Metro?

    Comentado por: Elroy el 16/11/2006 a las 11:59

  • ... un tema que nos ha tocado... en lo más íntimo...
    ¡Bien!

    Muy bueno su comentario don Maleas.

    Comentado por: Hell Roi el 16/11/2006 a las 11:58

  • grazias elroy

    Comentado por: Zazie el 16/11/2006 a las 11:57

  • Alguna precisión de urgencia.Hay hombres y hombres como mujeres y mujeres.Pero sobre todo hay situaciones.
    Un punto a favor de las mujeres,:es mas facil arrancarles una sonrisa,o un gesto de ternura que a la mayoria de los hombres.
    Contemporaneo que uno es de Azúa,ayer,tuve una experiencia parecida.No fué en Balmes,sino en una cafeteria y en vez de Teresa es Carmen,la camarera.Lo demas casi todo igual,el abismo del tiempo,la infinitud del instante.La multiplicidad de mundos posibles.

    Comentado por: maleas el 16/11/2006 a las 11:49

  • "... la forma de una insondable tragedia..." ¡Ay!, cómo le entiendo don Javier.

    Comentado por: Teodora el 16/11/2006 a las 11:46

  • zote. adj. Ignorante, torpe y muy tardo en aprender (DRAE).

    Comentado por: Elroy el 16/11/2006 a las 11:43

  • ¡Dios mío!¡Uno de mis temas favoritos!... ¡Y trabajando!¡Mierda!... solo un par de notas: hoy, cuando me levanté (o quizá fué ayer por la noche) pensé: Azúa no escribe nunca sobre el amor. Quizá tenga pudor intelectual... Como siempre que me viene a la cabeza algo así, tipo "lucided", al poco tiempo, acaba reducido a la mera "frase".

    No he tenido tiempo de leer todas la intervenciones, algunas muy agudas, como siempre (¡y que no decaiga!. Quizá no seamos muchos. Para entendrse, mucho mejor) pero no puedo evitar una breve respuesta a Provoqueen: querida amiga, que Azúa sienta atracción por mujeres mucho más jóvenes que él, como me sucede a mí mismo, solo tiene la forma de una insondable tragedia (dicho de forma un tanto grandilocuentemente).

    Comentado por: Javier el 16/11/2006 a las 11:43

  • "Dios cuida de la nutrición de todos los hombres, y el Estado, de su desnutrición."
    Walter Benjamin, "Dirección única"

    No tiene que ver con el tema de hoy, pero ahí va.

    Comentado por: Elroy el 16/11/2006 a las 11:41

  • @knudsen:
    define eso de la zotez, me interesa

    Comentado por: Zazie el 16/11/2006 a las 11:39

  • El encantador género óptico, también llamado “dieciocho los ojos”.
    Otros ejemplos de refracción:
    ‘The spectacles’, aquel cuento de Poe donde el protagonista cegato se enamora de su tatarabuela, a primera vista.
    Y aquel otro, que sería chino, donde una jovencita se distrajo un rato de nada con las cosas de la vida y, al mirarse en el agua de la fuente, vio que su abuela la miraba muy extrañada.
    También está Napoleón, que veía siglos que le miraban desde las pirámides, aunque ya nos apartamos un tantinet y entramos en la refracción histórica, asunto alucinante y velloso.

    Comentado por: Eduardo Gil Bera el 16/11/2006 a las 11:36

  • De momento, Dª Provoqueen, muy diablo.

    Comentado por: Tipo Material el 16/11/2006 a las 11:34

  • El spleen de Barcelona.
    La soledad de las ciudades, la melancolía mórbida de sus otoños, el esplín que penetra lento y transforma nuestros sentidos en querencias equívocas mientras el pensamiento es un espacio árido… ¡oh, soledad! « (...) Je sais que le Démon fréquente volontiers les lieux arides, et que l’Esprit de meurtre et de lubricité s’enflamme merveilleusement dans les solitudes... »
    Los que no ven en su rostro el paso del tiempo son los que no se miran detenidamente en los espejos. Cuando se observan, de vez en cuando, adecúan lo que ven -la realidad- a la imagen vaga que se han creado de su rostro, imagen que permanece -casi- inalterable en su memoria y tiene un ritmo de transformación propio, muy lento. Es una facultad automática.

    Comentado por: (em)prendedor de coches el 16/11/2006 a las 11:33

  • 69...86...99...
    bonitos números...

    Comentado por: Drowning by numbers el 16/11/2006 a las 11:30

  • Ya decía yo que no le hacía muy mayor (aunque sí muy sabio), don Tipo.
    Pues me alegro mucho por usted.
    Un saludo.

    Comentado por: provoqueen el 16/11/2006 a las 11:20

  • A medida que los hombres envejecen, y hablo de oídas, porque aún soy joven e insultantemente apuesto, las mujeres dejan de mirarlos por la calle o de verlos si es que por alguna razón casual los miran, a no ser que ellos contrarresten su sobrevenida invisibilidad con gritos guturales y exagerados bailes, acompañados o no de cánticos e imprecaciones a los viandantes y al Gobierno.

    Probablemente no volvamos a ver la pasión en los ojos de las hijas de las madres que amamos tanto, pero tal vez sí el mudo terror, que es una cosa que también está muy bien y le hace sentir a uno que aún significa algo para los demás y que sigue para algo en el mundo.

    Si no podemos conseguir que los miembros femeninos del distinguido público den dos pasos adelante al vernos, al menos que den dos pasos atrás.

    Comentado por: Camilo de Ory el 16/11/2006 a las 11:17

  • Sr. Ortega: No siga, se le entiende todo. Gracias.
    Sra. Provoqueen: No me arrobe por favor.Que el desarrollo argumental de un cuento sea predecible (casi predicho) no es función de la edad, es función de la historia. Y yo no dije efectista. Como tampoco he dicho, querida, que a mí no me vean las mujeres. Al contrario les gusta verme, cada vez más.

    Comentado por: Tipo Material el 16/11/2006 a las 11:15

  • @no pinches el mechero:
    "...un efecto colateral que me preocupa... comienzo a ser disléxico oral, en serio"
    Qué le pasa, que va usted a besar a una chica y se encuentra de repente haciendo un sesentaynueve? ¡Yo no me preocuparía en exceso! ;-)

    Comentado por: provoqueen el 16/11/2006 a las 11:15

  • Gracias, Azúa. Por fin un poco de literatura. ¿Ve Vd. como no hace daño? ¿Se da Vd. cuenta de que es infinitamente más elevada (en su zotez) que la filosofía?

    Comentado por: knudsen el 16/11/2006 a las 11:13

  • Dos cuestiones para Pérez.
    “Pues así existo yo, como fascista, diluido en esta realidad completamente estética, ya que en el fondo no se me ocurre nada más estético que el fascismo”.
    La Política como Obra de Arte, o como Obra de Arte Total. Aunque también, el Fascismo como particular forma de Política aspira a esa redención Totalitaria a través de lo Artístico. Y así, el Fascismo como Obra de Arte eximia y participativa. Las masas liberadas del arte decante burgués, verán su futuro iluminado por neones estrafalarios y por formas equívocas. Como las obras de Terragni o Libera, rupturistas y modernas, pero no menos fascistas que las tentativas de retomar los ideales imperiales de la Madre Roma de Piacentini o Pagano. O como los precedentes eximios de Marinetti y sus muchachos. Hay pues en el Fascismo una tentativa del pasado (como aquí desarrollara Giménez Caballero), y hay también una pretensión por la Máquina y por cierta Modernidad rompedora. Frente al antihumanismo de las Vanguardias artísticas, la dimensión populista del Fascismo trata de dotar al ‘Hombre Nuevo’ de ese cometido esteticista y humanista. Pero no todo es estética en los Fascismos, ¡ay! Hay también pretensiones políticas totalitarias. Supresión de libertad de asociación y sindicación, exaltación de valores viejos, corporativismo económico, xenofobia rampante y una jerarquía tremendamente vertical.

    “Por esto, todo artista es hoy insignificante y todo artista es fascista. Lo que a veces antes llegó a considerarse un arte noble únicamente sirve ahora para decorar las grandes democracias”.
    Si todo fascista es artista y todo artista es insignificante, todo fascista es, consecuentemente, insignificante. ¿No es eso? Si el arte es ya puro Fascismo, ¿Cómo entender ese papel residual que se le asigna?: Decorar las grandes democracias.
    Todo lo demás, amigo Pérez, es nadar contracorriente, o querer hacerse un currículo estrafalario. Y fuera del tiempo.

    Comentado por: El Pozo y El Numa el 16/11/2006 a las 10:59

  • @Tipo material

    "Predecible", supongo que depende de la edad del lector. Deduzco que, de eso, no andará usted mal dotado, aunque es hoy por primera vez cuando lo observo. Si no nos lo dice usted...
    "Sosita pero efectista", bueno, si usted lo dice... pero si uno anda un poco otoñalmente melancólico, es lógico que busque el calor y el consuelo de los suyos, no hay nada malo en ello. A mí me enorgullece que Don Félix nos considere "de los suyos".
    Insisto, en este post, continuación del de ayer, don Félix se hace humano, y por mi parte es muy bienvenido al mundo de los mortales.
    Permítame una última observación: usted y Ortega dicen que a cierta edad las mujeres ni los ven. Pues sepan que a las mujeres nos pasa lo mismo, pero mucho antes. Las mujeres sólo existimos hasta los veinticinco, más el tiempo que logremos disimular que ya no los tenemos.

    Comentado por: provoqueen el 16/11/2006 a las 10:58

  • Me apetece ver a Tilda Swinton/Orlando.
    Hasta luego, tipos.

    Comentado por: Alto standing el 16/11/2006 a las 10:52

  • A Tipo Material.

    Soy bastante consciente de mi transparencia actual. Uno se da cuenta cuando las mujeres no es que no te miren, sino que no se dan cuenta de que las miras tú. Yo me refería a la incontinencia verbal: citar a Campoamor a cuenta del Sr. Azúa podría parecer "literariamente incorrecto".

    Comentado por: ortega el 16/11/2006 a las 10:45

  • Sr. Ortega: Conténgase. A ciertas edades a los hombres, las mujeres no sólo no los miran, sino que no los ven.
    La historia de D. Félix hoy predecible y sosita, pero como hábil manipulador que es, se ha garantizado por el tema una considerable afluencia. Al tiempo.

    Comentado por: Tipo Material el 16/11/2006 a las 10:38

  • ay, aquel excursionista suizo congelado en el glaciar, y sacado del hielo años después, joven, más joven que sus descendientes, estupefactos...

    Comentado por: Alto standing el 16/11/2006 a las 10:35

  • Viendo en familia un día el vídeo de mi ex-boda, a mi madre, pobre mía, le ocurrió un lapsus parecido. Por un momento creyó que yo era ella. No se reconocía en la señora de pelo gris y desdentada, sino en la chica lozana que bailaba (gracia que, sin duda, heredo de ella aunque no la igualaré nunca).

    En ese instante me hubiera cambiado por ella sin dudarlo.

    Muchas veces me he preguntado de qué estamos hechos. Entre ayer y hoy Don Félix me viene dando una respuesta: estamos hechos del paso del tiempo. Somos un proceso de oxidación y reducción.

    Pero vamos, don Félix, no esté usted melancólico. Usted tiene todavía mucha guerra que dar con su flamante psico-cuerpo, que diría Salvador Pániker. Y si, como dice el Sr. Pozo, lo que pasa es que le gustan a usted las lolitas, pues...
    ¡qué suerte tienen las lolitas!

    Comentado por: provoqueen el 16/11/2006 a las 10:26

  • Añoro al amigo Jeguel. ¿Por donde andará?

    Comentado por: Schopenjauer el 16/11/2006 a las 10:24

  • ¡Una gaviota casi se estampa contra la ventana!

    Comentado por: Alto standing el 16/11/2006 a las 10:20

  • A mí lo mismo, yo es que me veo igual (de bien) que siempre. Si veo a un joven atractivo que además me parece que se parece a alguien que me lo pareció, tiendo a confundirme y a pensar que al otro le atraigo igual. No sucede así, pero la sensación es placentera y maravillosa a pesar de su brevedad, y como a Azúa nos deja "colgados" en un eterno instante.

    Comentado por: Ambivalencia el 16/11/2006 a las 10:11

  • Soy feliz y también he notado que me comen con los ojos las mujeres... Eso cuando salgo a la calle en cuerpo y alma. He observado un efecto colateral que me preocupa, hasta cierto punto: comienzo a ser disléxico oral, en serio.

    Comentado por: No lo pinchas de gas el mechero el 16/11/2006 a las 10:08

  • Bonita historia que me recuerda una de mis canciones , paso a cantar :


    Más bien perplejo recorría las aceras,
    "¡Oh! cuán curiosa -me decía- es la mujer",
    cuando el paréntesis cordial de unas caderas
    interrumpió mi melopea y el anochecer.

    Sus ojos negros bajo el ala de un sombrero
    me sorprendieron, yo sentí su bisturí.
    "¿Puedo besarte -dije-, bella mosquetera?"
    y ella no quiso decir no, pero tampoco sí.

    ¿Cómo saber si su silencio era sincero?
    Mi mano diestra hasta su cara se acercó.
    ¿Puedo quitarte por lo menos el sombrero?,
    y ella no quiso decir sí, pero tampoco no.

    Se lo quité, naturalmente, y suavemente
    y con su pelo su sonrisa vio la luz.
    Una farola iluminó lo suficiente
    y acarició mi corazón la pluma de avestruz.

    Y nos besamos, vive dios que nos besamos,
    que conocí antes su lengua que su voz.
    "Si quieres -dije- aquí mismo nos casamos."
    "Los barrenderos -respondió- nos echarán arroz."

    "Llevo las llaves, casualmente, de El Retiro
    que es un jardín con un palacio de cristal ..."
    "Soy friolera y, retiro por retiro,
    en mi buhardilla hay plantas y no se está nada mal."

    Y era verdad que era un bonito invernadero,
    entre sus plantas unas cuantas de fumar
    y en la pared un gran retrato de Durero
    que me miró un tanto celoso. Y la volví a besar.

    Hacia las seis de la mañana me lo dijo:
    "aún no lo sabes pero soy una canción".
    Sí lo sabía pero yo nunca corrijo
    a una canción que está conmigo bajo un edredón.

    "Ahora te vas y por la calle me recuerdas,
    deja la llave del portal en el buzón
    o si prefieres te la quedas, no la pierdas
    pero no vuelvas por aquí si no es con mi canción."

    Y regresé más bien perplejo a las aceras,
    "¡Oh!, cuán curiosa -me decía- es la mujer",
    tras el paréntesis fugaz de sus caderas,
    yo me abracé a mi melopea y al amanecer.




    Comentado por: javier krahe el 16/11/2006 a las 09:57

  • Desahóguese con el pobre fascista y declaren, mientras lo denigran y ofenden, sus altos ideales y su hipócrita humanismo, pero han de saber ustedes que es el pobre fascista el que vive como un hombre de su tiempo; no como ustedes que son completamente anacrónicos y parecen aborrecer el esplendor del presente, pues ¿ acaso no vivimos en un nazismo agradable y en un mero comercio de lo vivo y lo muerto?, ¿ acaso no avanzamos valiéndonos de la energía que desprende nuestra crueldad intolerable? Pues así existo yo, como fascista, diluido en esta realidad completamente estética, ya que en el fondo no se me ocurre nada más estético que el fascismo, ni nada más insignificante, por tanto, que su velocidad salvaje y sus crímenes decorativos. Por esto, todo artista es hoy insignificante y todo artista es fascista. Lo que a veces antes llegó a considerarse un arte noble únicamente sirve ahora para decorar las grandes democracias. Quédense ustedes con su desfase espiritual, sus buenas intenciones, su tolerancia criminal, su desvergüenza democrática, sus disparates y su totalitarismo de almas bellas... A ver si tengo suerte y me censuran otra vez para no perder de ningún modo este halo de peligro que me ennoblece y me hace tan atractivo. Mis amigos están indignados e incluso me invitan a cenar a ¿? restaurantes japoneses Y no saben ustedes cómo me miran las mujeres ahora; si es que me comen con los ojos.

    Comentado por: pérez el 16/11/2006 a las 09:49

  • No quiero contenerme:

    “Las hijas de las mujeres que amé tanto me besan ahora como quien besa un santo”

    Comentado por: ortega el 16/11/2006 a las 09:44

  • ¡Que final don Félix! : “Me quedé allí, sentado en un banco bastantes horas, habría querido quedarme para siempre. Asistir a una resurrección y a una segunda muerte en un minuto”. Casi un ‘remake’ de Hichtock y su ‘Vertigo’. Ver morir y ver resucitar al mismo tiempo. ¡Qué pocas veces puede unos asistir a tales prodigios!
    La otra parte esconde una tremenda vanidad nabokokiana y su apego a las nínfulas o lolitas. Don Félix relacionándose con una criatura treinta o cuarenta años más joven que él. Y confundiéndola, o pretendiéndolo, con su madre que había sido con una compañera de juegos adolescentes. Es tanto como si la hija de Teresita Camprubí, Teresa Cueva la del pelo negro ala de cuervo, hubiera confundido a don Félix con su padre. ¡Qué desolación, descubrir que uno ha envejecido aceleradamente y otros aún se pavonean de su pulcra apariencia! Y todo eso, todas esas vanidades y desolaciones, tan sólo por una refracción luminosa del otoño tendido, que provoca luces planas majestuosas y equívocas. Luces de la desmemoria.

    Comentado por: El Pozo y El Numa el 16/11/2006 a las 09:41

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Félix de Azúa nació en Barcelona en 1944. Doctor en Filosofía y catedrático de Estética, es colaborador habitual del diario El País. Ha publicado los libros de poemas Cepo para nutria, El velo en el rostro de Agamenón, Edgar en Stephane, Lengua de cal y Farra. Su poesía está reunida, hasta 2007, en Última sangre. Ha publicado las novelas Las lecciones de Jena, Las lecciones suspendidas, Ultima lección, Mansura, Historia de un idiota contada por él mismo, Diario de un hombre humillado (Premio Herralde), Cambio de bandera, Demasiadas preguntas y Momentos decisivos. Su obra ensayística es amplia: La paradoja del primitivo, El aprendizaje de la decepción, Venecia, Baudelaire y el artista de la vida moderna, Diccionario de las artes, Salidas de tono, Lecturas compulsivas, La invención de Caín, Cortocircuitos: imágenes mudas, Esplendor y nada y La pasión domesticada. Los libros recientes son Ovejas negras, Abierto a todas horasAutobiografía sin vida (Mondadori, 2010) y Autobiografía de papel (Mondadori, 2013)Una edición ampliada y corregida de La invención de Caín ha sido publicada por la editorial Debate en 2015; Génesis (Literatura Random House, 2015). Nuevas lecturas compulsivas (Círculo de Tiza, 2017) y Volver la mirada, Ensayos sobre arte (Debate, 2019) son sus últimos libros.  Escritor experto en todos los géneros, su obra se caracteriza por un notable sentido del humor y una profunda capacidad de análisis. 

En junio de 2015, fue elegido miembro de la Real Academia Española para ocupar el sillón "H".

 

Bibliografía

 




 

Ensayo

Volver la mirada (2019). Debate, España.

Nuevas lecturas compulsivas (2017). Círculo de Tiza, España. 

La invención de Caín (2015). Mondadori, Barcelona. 

Contra Jeremías (2013). Mondadori, Barcelona.

Contre Guernica, Prefacio para Antonio Saura (2008). Archives Antonio Saura, Genève.

 La pasión domesticada (2007). Abada, Madrid.

Ovejas negras (2007), Bruguera, Barcelona.

Cortocircuitos. Imágenes mudas (2004). Abada, Madrid.

La invención de Caín (1999). Alfaguara, Madrid.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (reedición) (1999). Anagrama, Barcelona.

Lecturas compulsivas. Una invitación (1998) Anagrama, Barcelona.

Salidas de tono (1996). Anagrama, Barcelona.

Diccionario de las artes (1995). Planeta, Barcelona.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (1992). Pamiela, Pamplona.

Venecia (1990). Planeta, Barcelona.

El aprendizaje de la decepción (1989). Pamiela, Pamplona.

La paradoja del primitivo (1983). Seix Barral, Barcelona.

Conocer a Baudelaire y su obra (1978). Dopesa, Barcelona.

 

Novelas y prosa literaria

Génesis (2015). Literatura Random House, Madrid. 

Autobiografía de papel (2013). Mondadori, Barcelona. 

Autobiografía sin vida (2010). Mondadori, Barcelona.

Abierto a todas horas (2007). Alfaguara, Madrid.

Esplendor y Nada (2006). Lector, Barcelona.

Momentos decisivos (2000). Anagrama, Barcelona.

Demasiadas preguntas (1994). Anagrama, Barcelona.

Cambio de bandera (1991). Anagrama, Barcelona.

Diario de un hombre humillado (1987). Anagrama, Barcelona.

Historia de un idiota contada por él mismo, o el contenido de la felicidad (1992), Anagrama, Barcelona.

Mansura (1984). Anagrama, Barcelona.

Última lección (1981). Legasa, Madrid.

Las lecciones suspendidas (1978). Alfaguara, Madrid.

Las lecciones de Jena (1972). Barral E., Barcelona.

 

Relatos

"Quien se vio", Tres cuentos didácticos (1975). La Gaya Ciencia, Barcelona.

"La venganza de la verdad" (1978). Hiperion nº1, Madrid.

"Herédame" (6 y 7 agosto 1985). El País, Madrid.

"El trencadizo", con grabados de Canogar (1989) Antojos, Cuenca.

"La pasajera" (18 nov. 1990). El País, Madrid.

"La resignación de la soberbia", Los pecados capitales (1990). Grijalbo, Barcelona.

El largo viaje del mensajero (1991) Antártida, Barcelona.

Cuentos de cabecera ("La pasajera" y "La segunda cicatriz") (1996). Planeta NH.

"El padre de sus hijos" (1998). Barcelona, un día, Alfaguara, Madrid.

"La verdad está arriba" (1998). Turia, Teruel.

 

Poesía

Última Sangre. Poesía 1968-2007 (2007). Bruguera, Barcelona.

Poesía 1968 1988 (1989). Hiperion, Madrid.

Farra (1983). Hiperion, Madrid.

Siete poemas de La Farra, con un grabado de A. Saura (1981). Cuenca.

Poesía 1968 78 (1979). Hiperion, Madrid.

Pasar y siete canciones (1977). La Gaya Ciencia, Barcelona.

Lengua de cal (1972). Visor, Madrid.

Edgar en Stéphanie (1971). Lumen, Barcelona.

El velo en el rostro de Agamenon (1970) El Bardo, Barcelona.

Cepo para nutria (1968). Madrid

Premios

1987 Premio Anagrama de Novela.

2000 Premio a la cultura "Sebetia-Ter" del Centri di Studi di Arte e Cultura di Napoli".

2001 Premio a la tolerancia de la "Asociación por la Tolerancia", Barcelona.

2011 Premio González-Ruano de Periodismo

2014 Premio Internacional de Ensayo José Caballero Bonald

2015 Premio Francisco Cerecedo de la Asociación de Periodistas Europeos 

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2020 | Fundación Formentor | Barceló Torre de Madrid. Plaza de España, 18 28008 Madrid (España) | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres