PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

miércoles, 5 de agosto de 2020

 Félix de Azúa

Après moi le déluge

Muchas son las señales que vamos recibiendo sobre una próxima e inevitable catástrofe universal. El clima está cambiando; naturalmente, a peor. Podría haber sido un cambio que estableciera la primavera perpetua, pero no, lo que trae son glaciaciones. También cambia la temperatura media anual del globo de modo que el desierto, como anunciaba Nietzsche, no hará sino crecer. De nuevo uno se pregunta por qué ese cambio no trae la novedad magnífica de riquísimas tierras en los polos, vírgenes dispuestas a la colonización donde edificar nuevas y cristalinas ciudades. No; solo destrucción y horror.

Nosotros mismos, es innegable, somos testigos del cambio climático. Cuando yo caminaba hacia mi colegio por el Paseo Bonanova, los alcorques estaban llenos de agua helada en torno al tronco de los plátanos. Es imposible no recordar los juegos entre chiquillos con pedazos de hielo de cinco o seis centímetros de grosor. Nunca más los he vuelto a ver. Tampoco las nieves que caían cada año, no ya en Barcelona sino incluso en Londres.

Cuando un antiguo vicepresidente de los EE. UU. (nada tonto, por cierto) se lanza a la campaña de la catástrofe universal es que el asunto va a durar y tiene futuro. Quiero decir que la ausencia de futuro del planeta es una mercancía que tiene mucho futuro en el planeta.

Las asombrosas imágenes de glaciares muertos, de cordilleras de hielo polar derrumbándose entre solfataras de espuma marina, de ríos secos, de antiguas campiñas convertidas en secarrales, aparecen cada día en nuestros medios de comunicación. Bellamente fotografiados, tratados con delicadeza, estos mares desecados donde queda una embarcación hincada en el barro cuarteado, estos lagos malditos en los que ahora habitan peces monstruosos que han devorado la variada y simpática riqueza piscícola, se convierten en ejemplos vivos de lo sublime kantiano: la consideración de nuestra pequeñez y mortalidad.

Quizás por eso no me lo creo.

Leo en El silencio del cuerpo, el sobrecogedor diario de Guido Ceronetti magníficamente traducido por José Angel González Sáinz (¡qué admirable muestra de respeto la de la editorial Acantilado que imprime el nombre del traductor en la portada!), el siguiente pensamiento:

“Pensar en fundar Estados, cuando dentro de unos cincuenta años ya no habrá más que termitas y ratas, y sombras deformes que se deslizarán por grandes cráteres desiertos, sería un proyecto completamente absurdo, si no estuviera predestinado: todos esos nuevos Estados recién fundados tendrían su parte en la fundación, nacidos y vividos ciegos, de esa desolación”.

Este proyecto de hundimiento universal, de arrasamiento del planeta, de aquel becketiano final de partida, ¿no es el colmo del optimismo? ¿Y no está dictado por una vitalidad incombustible? Solo alguien que ama desesperadamente la vida, alguien que goza en todo momento de cada instante de luz, puede desear vehementemente que el mundo se acabe y le dé tiempo de ver el momento de su extinción.

En efecto, no hay nada más doloroso que la consideración de que, una vez muertos, todo va a seguir tan estupendo como hasta ahora. Que nos expulsen de la fiesta es tan desagradable que uno no puede por menos que desear el fin del mundo. Climático o como sea.

[Publicado el 07/11/2006 a las 09:30]

Compartir:

Comentarios (73)

  • Somos seres inconsistentes sin ningun instinto de autonservacion lo cual resulta una bofetada a nuestra inteligencia sobre las demas que habitan en este planeta y que tontamente creemos que son inferiores. No solo estamos acabando con nuestro habitat tambien dañando el ecosistema completo del planeta y poco se hace al respecto, siempre pensamos que no nos compete a nosotros que para ello existe Greenpeace o WWF, pero que equivocados podemos estar al heredarle a nuestros hijos un lugar caotico e inabitable, consecuencia nuestra.

    Saludos
    Pepao

    Comentado por: Jose G. el 09/11/2006 a las 20:46

  • hasta más tarde querido mió, ¿se desveló?.

    Pues yo lo hice por usted más de una vez, así que espere.

    Comentado por: morgan el 08/11/2006 a las 07:09

  • Hasta mañana.

    Comentado por: Ático el 08/11/2006 a las 01:17

  • ¿Ibero a C G?

    Comentado por: J el 08/11/2006 a las 01:15

  • Un poco mas sobre mi admiración por PLA

    Hay un artista que a usted le gusta bastante que es Albert Plá... ¿Por qué le llama la atención?

    Me llamó la atención hace muchísimos años, cuando prácticamente no le conocía nadie salvo cuatro amigos suyos. Nos conocemos hace mucho, de vez en cuando tenemos mucha relación... de vez en cuando, porque él está continuamente en América o en Cataluña. Pero si viene por Madrid nos vemos y si estamos en una ciudad y coincidimos, también nos vemos. Me gusta porque es muy feroz y muy subversivo y eso me gusta. Y porque tiene ideas políticas muy fulminantes aquí y allá. Lo que pasa es que ya es un veterano, no sé cuantos años lleva Albert... Ya no es un joven valor

    Comentado por: javier krahe el 08/11/2006 a las 00:30

  • pregunta que me hicieron y mi respuesta :

    Te oí decir hace unos años, cuando el boom de los cantautores, que lo único interesante que se movía por entonces era Albert Plá, ¿Cómo está el panorama años después?

    Pues estancado. Menos al Plá, que lo vi hace unos meses en un concierto con Diego Montoya a la guitarra, y dio un recital estupendo. Además él siempre tiene cosas entre manos para hacer. Él no está estancado. Pero que quede claro que yo no soy un seguidor acérrimo de lo que se hace. Igual hay por ahí alguien bueno. Pero bien es verdad que igual me llegan cosas, que se me acerca alguien y me saluda, y me pasa su maqueta. Pues no. No veo nada conmovedor. Lo que si veo es que las maquetas, que ya no se porqué las llaman maquetas, son como discos grabados que los hacen en su casa con un aparatito y sale perfecto, pero lo que sale son canciones sin mucho interés

    Comentado por: javier krahe el 08/11/2006 a las 00:22

  • Venga ya, anímense todos, hasta administrar extremaunciones preconciliares puede ser divertido!

    Comentado por: Otto Katz el 08/11/2006 a las 00:11

  • SONETO

    No levantes el velo pintado que los vivos
    llaman Vida, aunque formas irreales represente,
    imagen engañosa de aquello en que creemos,
    con colores dispersos. Detrás acechan Miedo
    y Esperanza, Destinos gemelos que entretejen
    sus sombras en la sima sombría y encubierta.
    A un hombre conocí de corazón sensible
    que levantó ese velo buscando algo que amar,
    pero no encontró nada, ni tampoco las cosas
    que contiene este mundo podían agradarle.
    Ignorado vivía; era luz en las sombras,
    una mancha brillante en esta escena turbia,
    un Alma que luchaba por la verdad y nunca,
    como el Predicador, la pudo hallar en nada.

    P. B. Shelley
    trad. Juan Abeleira y Alejandro Valera

    Comentado por: jueves el 07/11/2006 a las 23:50


  • El cambio climático es resultado de la superpoblación y de la manera que explotamos y gestionamos los recursos del planeta. Al Gore representa a un sector concienciado que creen que con algunos parches podemos estabilizar la situación. Siendo pesimista pienso en un sistema que solo busca beneficios y a cualquier precio. Podemos observar también a un sector mayor que sigue escapandose hacia adelante y quiere suplir este mundo y los problemas que causemos en él con una especie de "burbuja tecnológica" que nos permitirá subsistir, a base de ir modificando el entorno. Y es este salvaje optimismo en la ciencia, que veo reflejado en tantos científicos, tecnócratas y divulgadores científicos en los medios de comunicación, que sugiere por ejemplo que con pantallas deflectoras o un anillo de micropartículas en el espacio frenaríamos la radiación solar, etc. Pesimista también es pensar que el control de población historicamente ha sido realizado por epidemias, hambrunas o guerras.
    Otros problemas tanto o más graves como el cambio climático están ya a la vista: escasez de petróleo, falta de agua, extinción masiva de especies animales, desigualdades cada vez mayores.
    Si nos extinguimos , quizás algún día resurgirá una especie inteligente de verdad, ya que el hombre ha dado sobradas muestras de su incapacidad innata.
    Por otro lado, si tan inútiles somos, ¿cómo estamos aún aquí?. ?Por qué no eramos suficientes para hacer daño? ¿o quizás podemos tener aún esperanza en nuestra capacidad de aprender y en nuestra empatía?. Si hemos llegado hasta aquí, bien podemos seguir adelante, y colonizar otros planetas, quizás, o trasplantarnos nuestros cuerpos y/o nuestras consciencias a máquinas, quien sabe dónde está el límite, quién sabe..

    Comentado por: Albert el 07/11/2006 a las 23:48

  • Disculpen (se lo digo de todo corazón) las molestias.

    Comentado por: Nadie el 07/11/2006 a las 23:47

  • Y pensar que ni siquiera te mereces ni un puto comentario...
    Se te rompe el alma

    Comentado por: N el 07/11/2006 a las 23:43

  • Los glaciares, de hecho, ya han acabado contifgo. ¿Me equivoco, Baby?
    Tanto penar para...

    Comentado por: N el 07/11/2006 a las 23:42

  • Te morirás, querido Félix, y yo contigo.

    Comentado por: N el 07/11/2006 a las 23:40

  • Porque es muy difícil superar aquello, ¿no?
    (Todo lo que diga sonará vacío, amor)

    Comentado por: nadie el 07/11/2006 a las 23:38

  • ¡Cuano vacío para tanto amor!

    Comentado por: nadie el 07/11/2006 a las 23:37

  • Ex-traido de "Como en un espejo" de Ingmar Bergman. Escena final: Minus y papá... (Transcripción de subtítulos copiados pausa tras pausa. El copyright de la subtitulación no tengo ni idea pero no es Sofitel seguro, que me parece que son los de la Filmo, o sea que no hay posibilidad de marraneo ERCiano puesto que a ellos les interesa sólo el tema doblaje y sólo el subtema doblaje al catalán, ...a mi pesar no hay ninguna posibilidad de pacto hexapartito para abolir el doblaje)

    -Papá. Tengo miedo, papá. Al agarrar a Karin en el barco la realidad se ha agrietado, sabes?
    -Sí.
    -La realidad se ha agrietado y me he caído. Es como en los sueños. Todo es posible. ¡Todo!
    -Lo sé.
    -No viviré en este mundo nuevo.
    -Sí. Si que puedes. Debes agarrarte a algo.
    -¿A qué? ¿A Dios? Demuéstrame que existe. No puedes.
    -Sí. Pero debes escuchar bien.
    -Sí, debo escuchar.
    -Sólo puedo darte un indicio de mi esperanza. Es saber que el amor existe en el mundo.
    -¿Un tipo especial de amor?
    -De todo tipo: el más grande y el más bajo. De todo tipo.
    -¿El anhelo de amar?
    -El anhelo y la negación. La duda y la fe.
    -¿El amor demuestra que Dios existe?
    -No sé si el amor es la prueba o si es Dios.
    -Para ti el amor y Dios, ¿son lo mismo?
    -Apoyo mi vacío en ese pensamiento.
    -Cuéntame más, papá.
    -El vacío se vuelve abundancia. La desesperanza, vida. Es como un indulto de una pena de muerte.
    -Papá, si es como tu dices, Dios rodea a Karin porque la queremos. ¿Podría eso ayudarla?
    -Creo que sí.
    -Papá, ¿te importa si voy a correr?*
    -No, prepararé la cena. Nos vemos luego.

    ...Papá me ha hablado...

    FIN

    * O a comprar Nutella que, para el caso, es lo mismo.

    Comentado por: Ex-taxista en l'Estaque el 07/11/2006 a las 22:49

  • ENDESA (Nacional de Progrés)

    Comentado por: ENDESA (Nacional de Progrés) el 07/11/2006 a las 22:33

  • Este pedazo de mundo de aquí, para mi sí.
    Soy un presuntuoso.
    Después de l'Entesa de hoy me apetece querer renegar para siempre de cualquier clase de poder, al menos para no parecerme al ex seminarista bigotón.
    Como principio.
    ¿Qué hago yo escribiendo aquí?
    Si, como decía aquel, al fin y al cabo, lo normal es leer.
    En fin, comeré Nutella y así se me pasará de momento este claro victimismo (¿catalán?)

    En el coche de papá
    nos iremos a pasear.
    En el coche de papá
    nos iremos a pasear.
    Vamos de paseo
    píiii, píiii, píiii,
    en un auto nuevo.
    El Chevrolet de Álvaro
    camino de Sintra
    El Chevrolet de Álvaro
    camino de Sintra...

    Via dei matti número zero

    Comentado por: Ex-taxista en l'Estaque el 07/11/2006 a las 22:06

  • "He visto cosas que vosotros no creeríais. Atacar naves en llamas más allá de Orión. He visto rayos-C brillar en la oscuridad cerca de la puerta de Tannhäuser. Todos esos momentos se perderán en el tiempo como lágrimas en la lluvia. Es hora de morir"

    Comentado por: miercoles el 07/11/2006 a las 22:03

  • El mundo se acaba hoy, lo crean o no. Hasta mañana.

    Comentado por: Tolón el 07/11/2006 a las 21:51

  • Señores: ya estoy aquí aunque solo soy un de blog trasvasado que no tiene nada mejor que hacer. Se podría decir que entré sin darme cuenta y aún no me he acabado de desenganchar. Algo tendrá este sitio, seguramente mucho, porque en la viña del señor cabemos todos. Ya se sabe, esto del anonimato es bueno para los como yo cobardes.
    Simplemente me queda por decir que hoy he ido al súper y he comprado Nutella.

    Comentado por: Ex-taxista en l'Estaque el 07/11/2006 a las 21:45


  • POPURRÍ.

    -...sobrecogido,ja,igual,igual que un viejo nacido ya viejísimo ese Ceronetti,chocho y con aspavientos de regañina al mundo,ay...¡qué mortalidad!

    -Así es,amigo,hay individuos que estrenan cada día el mundo,y tan panchos,ea,¿qué te parece?

    -Claro,son los hijos precisamente del Estado con mayúscula los que dicen las cosas que dicen, porque viven en un Estado y con todo lo que el Estado proporciona,un sustento,un lote de: seguridad,parasitismo,derechitos humanos,alfabetización,protesta,propiedad,dandismo futuristas,nacionalistas,y como no,brujos,etc,etc,ifectados de esa laya, se quieren desintoxicar.

    -Este tampoco es nuevo; brujos los ha habido siempre.

    -Sí, pero antes por lo menos tenían cierto mérito,cabía escaparse de la horca...hoy son ellos los que invitan a la horca.

    -Oye,¿no leístes un artículo de de Azúa el cual titulaba "la reforma del estado" o algo así de hortera?

    -Me parece que sí,pero no lo leí porque soy un anárquico autentico.Cuestión de pricipios.

    -Ya te entiendo.

    -No,si como todos los pesimistas de postal,dan en que todo está mal y que nada tiene solución, y a la postre están deseando de marcharse de la fiesta...a la vista está.Una preocupación sospechosa esta.

    -Hay que verles los conjuros que hacen,amigo.

    -Nada,hoy toca la moda de los radicales,no sé lo que nos quieren revelar,pero ellos auguran un puerto icreiblemente lleno de frivolidades.En...

    -Lo mejor, creo que va ser lo que ellos pinten con sus ideas más que lelas,consentidas,como las de ese Ceronetti, que tiene el espíritu de cartón,uno más que satisfecho de su nihilismo de remedo.Lo mismo es el moderno Pangloss.

    -El escrito de hoy con título "sublime" peca en la exposición más que mísera; aquello de Kant el alpinista y sublime aquí en pirueta y a redropelo reflejado en un charco con peces muertos es un decadentismo de difícil trago y casi un bochorno.Arremete de Azúa con una creencia que para nada pide Kant...

    -¡Como que Kant es uno de los que no piden creencias!.Pero,¿qué no se cree las fotografías del globo terráqueo, o algo de Kant? No me cosco.

    -Todo,lo mismo que nada.

    -Ah,curioso esto del nihilismo global.Nos estamos cargando el planeta,que duda cabe,es el peligro que corremos,nadie está a salvo y como buen funambulista hay que empezar a saber caminar por la cuerda floja...y echar la quiniela.

    -¿A qué viene aquí la lotería?

    -Bueno,amigo,no seas tan exigente,que yo solo daba la nota con mi popurrí,igual que un filósofo cualquiera.Pequeño y mortal allá arremeto con mi popurrí,ja,ja,ja.

    -Vamos terminando,¿tú crees que verás la extinción del mundo?

    -Lo más lógico es que me pudra antes.

    -Esto no lo dice Ceronetti pero podría decirlo y dar una nota más,la egoista,qué te parece esto:
    "En efecto, no hay nada más doloroso que la consideración de que, una vez muertos, todo va a seguir tan estupendo como hasta ahora."

    -Me parece de orquesta.

    -Pues vayámonos al baile.

    -No sin antes decirme a dónde querías ir a parar.

    -Hola,hablábamos de un texto catastrófico.

    -Por ahí se empieza.Dice mi madre que cuando uno dice una tontería hay que disculparlo por que de algo hay que hablar.

    -Ya.


    Comentado por: Delfín el 07/11/2006 a las 21:16

  • Al Sr. Krahe.

    El Sr. Pla además de las letras nos traía youtubes. Nos ha dejado muy mal acostumbrados.
    ¿Se anima?

    Comentado por: ortega el 07/11/2006 a las 20:36

  • Cuando leo certezas que me joden busco inmediatamente donde morder. Mejor que el diluvio el mismo infierno.
    Bien mirado todo es cuestión de pura supervivencia. Por esto siempre pensé que nadie nos salvará del “tonto el último” Es la base de una buena batalla.
    En cualquier caso las hecatombes sean de la naturaleza o de los humanos no deben tampoco despreciarse, los supervivientes ahora van al bollo, igual dentro de poco irán al rico helado. Que más da, los agoreros al infierno.

    Comentado por: cerillo el 07/11/2006 a las 20:13

  • La Hora de Gog y Magog

    Uno está convencido --en la medida en la que un ser humano puede estar convencido de la veracidad y la veraz interpretación de un mensaje no humano escrito por dedo invisible en muro de piedra y allí mismo leído después con ojo azaroso y furtivo-- de que nuestra sociedad, la sociedad de principios del siglo XXI, predadora ilegítima, ni racional ni instintiva, ahora, sí, irremediablemente capitalista y sólo capitalista, está a punto de vivir, tras el paso imperceptible, sólo imaginado, de una centuria a un milenio, una hora límite: el fin inexorable, buscado y no deseado, de una carrera, a la vez errática y frenética, en pos de un señuelo llamado progreso, golem servil y celoso, a la postre levantisco y despótico, imagen ideal en un principio complaciente, siempre ficticia y desleal a los ojos de miríadas de corredores salidos en levas, llegados a oleadas, y la irrupción súbita, nunca inicio de proyecto programado, tampoco concierto programático, de un futuro no más incierto que otros futuros, sí menos prometedor, en el que las interrogaciones más patéticas y acongojantes apuntan en corto y en directo, por primera o última vez, a la vivencia y la supervivencia de la humanidad en su conjunto, de la especie hombre en su individualidad, abocada, sin escamoteo posible, sin desvío viable, sin demora memorable, una vez roto el precario equilibrio inicial y excluidos en vida y de por vida alianza, pacto y negociación, tras errores, fraudes y abusos constantemente agrandados, rara vez aminorados, nunca cortados de cuajo y en redondo, al aniquilamiento y la destrucción no sólo de todo aquello que todavía hoy es obra y hechura suya --mundos físicos, universos mentales, hábitat en suma, morada y cárcel-- sino también de lo que, causa de la causa, constituyó su propio ser y existir en cuanto fenomenología de un espíritu venido a menos, a lo largo de una derrota que, cuando el Verbo ya era Verbo y el universo era nada, cuando la nada era casi todo y la materia prima aún no había roto el vacío poco menos que infinito, todavía ajeno al tiempo, en la implosión-explosión primordial, se inició con un soplo, aliento ensoberbecido de una voluntad de poder fatua y fatídica, negadora de Dios, émula de su divinidad, atrapada luego para siempre, una vez hecha carne y sangre, en la trampa de la contingencia, dominio de la alienación y exilio de almas.
    ¿Pero es que acaso no está escrito en el libro de libros, aquel en el que la palabra es idea y la idea remisión a la Idea, que la purificación y la redención del ser humano pasan inexorablemente por el aniquilamiento y la destrucción del animal hombre con todo lo que éste ha concebido y construido a su imagen y semejanza a lo largo de los siglos?

    Comentado por: Ibero el 07/11/2006 a las 20:09

  • @onagro

    me recuerda usted con su pregunta a una antigua amiga , ella me inspiro una cancion , se la canto :

    Ella se quita la vida a diario,
    y no sé por qué
    no se convoca a un ilustre notario
    para dar fe
    de que sin duda es la mayor artista
    del desvivir,
    no la supera ningún trapecista,
    ningún fakir.
    Basta que un cerdo le pegue algún chasco
    sentimental,
    y acto seguido ella toma del frasco
    de Nembutal.

    Como practica el suicidio a destajo
    más pertinaz,
    por la mañana antes de ir al trabajo,
    voy a La Paz.
    Mientras mojamos tortell con microbios
    en el café
    le repetimos a coro los novios:
    anímate,
    que la montaña a Mahoma no vaya
    es lo normal,
    pero a tu alcance está siempre la playa
    y es casi igual.

    El primer día que llega a la playa
    suele pasar,
    que ella persiste en tirar la toalla,
    tirarse al mar.
    Gracias a Dios siempre va en su socorro
    algún delfín,
    que nos la salva atizándole un porro,
    ¡ostras Pedrín!.

    Si por azar le ha tocado la china
    de un buen hachís
    aplazará su entrevista Alfonsina
    su vis a vis.
    Porque -ésa es otra-, la literatura,
    su otra pasión,
    y cuanto más sea contra natura
    su defunción
    un autor tiene mucha más garra,
    más interés:
    todos tenemos un póster de Larra,
    pues ella tres.
    Virginia Woolf nos la vuelve tarumba,
    y hasta un jersey
    le ha tricotado a la cruz de la tumba
    de Hemingway.

    Pido perdón por hacer un inciso
    tan funeral,
    retomo el hilo de aquel paraíso
    artificial,
    que junto al mar le ayudó, sin embargo,
    para que no
    atravesará por un trago amargo
    de H2O

    Pero es inútil. Si se recupera,
    cuando está bien
    un par de días ya se considera
    Matusalén.

    Y agarra el coche, que aunque es un cascajo
    se pone a mil,
    y echa en cualquier curva por el atajo,
    rompe el pretil.
    Un precipicio le va cantidubi
    si es eficaz
    para ingresarla de nuevo en la UVI.
    Vuelta a La Paz.

    Y el traumatólogo le dice: Hola,
    cómo te va.
    Y ella musita desde la escayola:
    ni fu ni fa.

    Y en un arranque pueril que revela
    su torpe afán
    se comerá toda la mortadela
    que allí les dan
    Con la esperanza de alcanzar su norte
    con la ilusión
    de darle al mundo un penúltimo corte
    de digestión.

    Y dado que en cada intento de ésos
    sufre un revés
    van a sacarla en un libro de excesos
    que hay en inglés.

    Van a decir que es la mayor artista
    del desvivir,
    no la supera ningún trapecista,
    ningún fakir.
    Basta que un cerdo le pegue algún chasco
    Sentimental
    y acto seguido ella toma del frasco
    de Nembutal.

    Que se convoque a un ilustre notario
    para dar fe
    de que se quita la vida a diario,
    no sé porqué.

    Ella se quita la vida a diario,
    no sé porqué.


    Comentado por: javier krahe el 07/11/2006 a las 20:07

  • Si, Javier, pero no me gusta cuando se pone macabro y hasta asqueroso, por falta de otro termino que pudiera ser ofensivo. Tengo aguante pero bien adentro mi semsibilidad dormita. Me acaban de regalar una moneda, por un lado tiene a Cristobal Colon y en la otra tienen a los reyes de Espana. La misma moneda con dos caras muy distintas!!

    Comentado por: chiqui el 07/11/2006 a las 20:05

  • Es cierto. Esta es mi impresión, que justo como lo narra usted así sucede. Aunque algunos lo cuentan precisamente a la inversa: “¡ya que yo no puedo seguir viviendo, que al menos perdure el mundo con mi —poca o mucha— herencia y que lo disfruten los que van quedando…!”. Pero, ya digo, esto resulta menos creíble. No sé, a mí esta desproporcionada generosidad que llega a asumir que prescindan de uno cuando en la fiesta se lo están pasando en grande me suena como más falso.
    Y le diré más (bueno, más que decir nada propio le recordaré lo que tanto repetía don Arturo, que –asentirá conmigo– de hundimientos y de dolor sabía el tío un huevo): la inmensa mayoría de los humanos preferimos vivir mal, pero mal, mal, mal, antes que no vivir. Éste sigue siendo para mí uno de los más grandes enigmas cósmicos. ¿Qué es lo que esta vida nos imprime a todos en el inconsciente que —aun siendo tantos los que están ciertos de no habérselo pasado nunca “tan estupendo”— son tan poquitos los que de buen grado aceptan irse?

    Comentado por: Onagro el 07/11/2006 a las 19:49

  • @chiqui

    Pla es mi amigo y gran persona ,yo y el somos dos caras de la misma moneda , lea a Pla entre lineas y se reira mucho .

    Comentado por: javier krahe el 07/11/2006 a las 19:44

  • Pues si, de vez en cuando se dan, en EE.UU, Presidentes y Vice Presidentes que no son tontos, como en todas partes. Gore es uno de ellos. Les recomiendo su pelicula!
    Gracias Sr. Azua por su ensayo. Es obvio que lee a su muchedumbre y hasta, sutilmente, contesta sus preguntas. Gracias.

    Comentado por: chiqui el 07/11/2006 a las 19:28

  • Javier krahe, porque tenemos a otro Javier en este blog, no? o eres el mismo?. El cambio de pla a tus versos ha sido una mejora. Por lo menos me has hecho reir un monton!. Anda por ahi, en el blog de verdu - que deberias visitar- un tal matematico que le encantarian tus canciones...por aquello de la rima. Bienvenido! seguire leyendote. Gracias por la cita de Cortazar, mi cuentista favorito.

    Comentado por: chiqui el 07/11/2006 a las 19:23

  • Juan Benet y Gabriel Ferrater son los dos unicos casos conocidos por mi,en la lejania brilla la estrella de Jayan,de escritores con una cierta formación matematica,y no olvidemos que la matematica es una herramienta imprescindible para una adecuada comprensión del mundo,diria que mas que el ingles.En el caso de Benet es algo que se manifiesta en su prosa,sobre todo en sus ensayos se percibe el sedimento de aquellas clases de matematicas de la Escuela de Caminos en aquel otoño,hacia 1950,en Madrid.
    Las señales de que nos habla Azúa,ahora se enteranlos periodistas y no lo digo por Azúa, se hacen sentir desde hace ya unos años.Los analisis del hielo de la Antartida revelan un proceso acumulativo de sedimentos de plomo desde las fundiciones romanas,que continua durante toda la Edad Media con un punto de inflexión coincidente con la Revolución Industrial y una acentuación del proceso que Ortega caritativamente califica de asintótico,por resultar menos dramatico que exponencial supongo,a principios del siglo XX.Con el crecimiento de las economias emergentes la curva puede acabar apuntando al "volvamos a empezar de nuevo "citado.
    Para los partidarios de la trivialización del asúnto queda lo de que es algo nuevo en la historia,al menos en la historia tal y como es comunmente conocida,la toma de conciencia de la capacidad del ser humano en modificar las condiciones naturales del planeta que nos acoje, hay relatos de antropologos que refieren procesos semejantes en eso que conocemos como Occidente.!Menudo lujo asistir en directo al Apocalipsis!.
    Para los otros,los que se acaban de enterar y los que ya hace años que venimos clamando en el desierto y aburriendo al personal, es algo dificil de digerir.
    Elias Canetti, el filosofo moral,se pregunta,creo recordar que en La provincia del hombre,acerca del grado de responsabilidad de cada individuo en el proceso de deterioro del planeta.Mas tarde,en 1976, Jürger Habermas en La reconstrucción del materialismo historico concluye que el sistema politico vigente y su herramienta economica primordial,el mercado,no permiten una solución apropiada al conflicto.
    Confunden quienes sostienen que es el precio a pagar por el bienestar de que disfrutamos por que lo que pretenden ocultar que es solo el resultado de un largo proceso de desmoralización de la naturaleza,de desnaturalización de hombre.Y no es asunto de demiurgos o leyes ciegas sino de algunos hombres,mas que de otros.Podria servir de antecedente de este caso el aúge del nazismo en Alemania.Entre los que querian,los que no quisieron ver y los que no pudieron evitarlo,pocos,la bestia,creció.

    Comentado por: maleas el 07/11/2006 a las 19:10

  • "los alcorques estaban llenos de agua helada en torno al tronco de los plátanos"
    ¡Alcorques! Y qué bonita es la palabra plátano...


    Comentado por: Tipo de incognito el 07/11/2006 a las 18:12

  • Dixit don Félix:

    De nuevo uno se pregunta por qué ese cambio no trae la novedad magnífica de riquísimas tierras en los polos, vírgenes dispuestas a la colonización donde edificar nuevas y cristalinas ciudades. No; solo destrucción y horror.

    Yo no sé si es verdad lo que dice el felice de don Félix, pero su hiperbaton es magnifico: esas vírgenes dispuestas, con los polos y los pololos interpolados, suenan de puta madre.

    Comentado por: Un gramático de ciutadans el 07/11/2006 a las 17:32

  • Sr. Peibol: Ahora veo que me tomó por torero(es la segunda vez que me ocurre hoy,debo haberme dejado puesta la taleguilla). Gracias, yo sólo venía aquí de quitanieves frente al cambio climático, envuelto ahora, eso sí, en Bachelard, "envueltos nosotros también, entre los tejidos del invierno, parece que la nieve es más blanca. De todas las estaciones, el invierno es la más vieja...
    Henri Bosco describe bien el tipo de semejante ensueño en esta corta fórmula: 'Cuando el refugio es seguro la tempestad es buena'"

    Comentado por: Tipo Material el 07/11/2006 a las 17:32

  • caca

    Comentado por: Giulius el 07/11/2006 a las 17:25

  • Como dice la parte final de un poema de Marianne Moore (Temporada en la ballena):

    el agua busca su propio cauce."
    Y tú has sonreído. "El agua en movimiento rebasa
    el cauce." Tú la has visto, cuando los obstáculos
    bloqueaban el camino, alzarse automáticamente.

    Comentado por: La simpática bloguera el 07/11/2006 a las 17:18

  • Sí, sí, tómense a cachondeo el cambio climático, sobre todo en la semidesértica España mediterránea (que a mí no me pilla porque soy de la templado-húmeda)....a ver qué hacen en el momento en que comiencen a restringirles el uso del agua...pues oler mal, como ya dicen en México que olemos los europeos, ¡no habrá quien pare en este blog del pestazo!.

    Comentado por: La simpática bloguera el 07/11/2006 a las 17:05

  • El diós de los acentos cabalga de nuevo.
    En algunos casos su omisión puede dar pie a confusiones en lo que se quiere expresar,y cuando coinciden diversas formas de lectura del español su ausencia o presencia indebida dificultan la lectura.Un soft adecuado seria util al subsanar los mas comunes y sujetos a regla.Nos librarian de alguna preocupación formal a estos escritores a medias que somos los escritores de blog.

    Comentado por: maleas el 07/11/2006 a las 16:39

  • Creo que la posición de Benet en el debate con Isaac Montero entre otros,publicado en un numero de Cuadernos para el Dialogo del que ahora no dispongo es la consecuente con sus reflexiones acerca de la creación artistica a proposito del caso Schubert.
    "Perdida toda esperanza es superada la desesperación y en ese clima de soberana beatitud el músico logra encontrar cierta perversa satisfacción en esa paz tanto mas completa cuanto más ahonda en la aniquilación y en el alejamiento de la siempre presente y horrenda motivación".
    OP.POSTH.Puerta de Tierra,Seix Barral,1969.La portada es de Rafael Alberti.

    En el-largo invierno que se avecina puede haber ocasión para que Azúa vuelva a Benet.De hecho creo que nunca lo ha abandonado.Podria,por ejemplo,rememorar aquí el episodio del que fue testigo y le contó a Javier Marias cuando Benet,con gorra de maquinista de la general,en la casa de Cercedilla,organizó una función teatral convirtiendo el salón en un vagón de tren.Ignoro que papel le toco interpretar a Don Félix.

    Comentado por: maleas el 07/11/2006 a las 16:28

  • Perdón don Ortega: digo, @ Maleas:
    "cuídenoslo" y no "cuidenoslo"..

    Comentado por: Tito Acen Tiquismiquis el 07/11/2006 a las 16:00

  • @ Ortega: "cuídenoslo" y no "cuidenoslo"...

    Comentado por: Tito Acen Tiquismiquis el 07/11/2006 a las 15:59

  • Añadir la estupenda colección Clásica de Artemisa Ediciones a la nómina de libros que imprimen el nombre del traductor en la cubierta.

    Comentado por: Ferrer Lerín el 07/11/2006 a las 15:58

  • A Acentón.

    ¡Glups! Gracias.

    Comentado por: ortega el 07/11/2006 a las 15:42

  • Volverán las oscuras golondrinas,Albert,
    en esta pagina sus versos a colgar,
    pero aquellas que aprendieron nuestros nombres,
    Jo tia,francesca,
    esas,no volveran.
    Saludos a Pla señor Krahe y cuidenoslo.

    Comentado por: maleas el 07/11/2006 a las 15:32

  • Como casi siempre [ recurso retórico] el sr. Otega, tan británico él, que me perdone este 'propasarme', muestra su 'common sense', no puedo estar mas de acuerdo.
    Por otro lado el sr. Azúa saca un resultado a modo de tesis en su escrito que me deja pasmado, en esa especie de 'tour de force' esa 'retorsio argumentum', esa voltereta a modo de saltimbanqui chino del 'Cirque du soleil', o sea que "Solo alguien que ama desesperadamente la vida, alguien que goza en todo momento de cada instante de luz, puede desear vehementemente que el mundo se acabe y le dé tiempo de ver el momento de su extinción". Demasiado esteticista para mi gusto, aunque también el artículo de ayer era algo extraño, con un juicio artístico(?) incluido. ¡Ese 'après moi le déluge' dieciochesco!, ¡o ese más clásico: 'Emoy thanóntos gaia meijtheto pyri', ( muerto yo, que la tierra sea pasto de las llamas) !, dicho retocado por Nerón, de una obra perdida de Eurípides, ¡o el castizo: 'Pa' lo que me queda en el convento me cago dentro'!. Nihilismo otoñal con sardónica sonrisa.

    Saludos

    Comentado por: vic el 07/11/2006 a las 15:25


  • Al sr. Ortega 15:23

    "Esto", siempre sin acento, por cierto. (Si era una broma en el ámbito del comentario, disculpe.)

    Comentado por: acentón el 07/11/2006 a las 15:24

  • Ante el clima, que nos la devuelve, todos somos unos pobrecitos (como aquel cronopio de Cortázar)...

    Comentado por: Nefelista el 07/11/2006 a las 15:00

  • A Peibol.

    ¡Enhorabuena!
    Se ve que alguien se lee ésto.

    Comentado por: ortega el 07/11/2006 a las 14:23

  • Con respecto al cambio climático me chocan un par de cosas:

    1. que los que denuncian en el tema del terrorismo la utilización del miedo, la encuentren aquí apropiada

    2. que los políticos, tan habituados a adular a la población, se decidan a proponerle una política destinada a disminuir su nivel de vida (pérdida de algunas de las que el Sr. Azúa llama mejoras), aumento del nivel de impuestos y todo ello con el objetivo de hacer los inviernos más largos, en un momento en que quien puede escoger busca el sur/sol.

    Comentado por: ortega el 07/11/2006 a las 12:58

  • +Sr. Pozo: Como Benet no estaba en la nómina ministerial de Fraga, supongo que lo hizo (sic) como constructor, no como ingeniero. El dato entonces no es demasiado relevante, ¿no cree?.

    +Sr. Díez: Interesante su aportación. Continúe recetándonos esas curiosas píldoras placenteras. Un saludo.

    Comentado por: Tipo Material el 07/11/2006 a las 12:33

  • Tipo Material: ¡olé! "...les imbéciles heureux qui sont nés quelque part"

    Por cierto: excelente el esfuerzo ortográfico. Cosa que, una vez más, NO se puede decir del amigo anfitrión. No se cómo hablará Azúa el francés, pero escribirlo, lo escribe con muy poquita atención.

    "AprÈs moi, le dÉluge".

    Espero que reaccione. Si no, estoy dispuesto a corregir amablemente cualquier desliz o desatino (incluyendo de paso, cuando corresponda, que ya ha correspondido alguna vez, citas del alemán o del inglés). Invito, por supuesto, a cualquiera que se quiera unir a la tarea.

    Saludos.

    Comentado por: Peibol el 07/11/2006 a las 12:12

  • No hay que impacientarse.
    Desbarrar es una excelente gimnasia. Quizá la única que algunos podamos practicar.
    Aquí he encontrado un lugar para publicitar, pero sería grosero.
    Mi pensamiento es inútil y está vertido en otro abrevadero.

    Comentado por: transido el 07/11/2006 a las 12:07

  • ¿haiga?

    Comentado por: belladedia el 07/11/2006 a las 12:04

  • En fin, ¿qué le vamos a hacer?
    Uno se empeña y dios dispone.
    Quosque....etc.
    A ver si nos enteramos de una vez.
    El sr. de Azúa escribe en metafórico.
    Hoy nos habla de las elecciones catalanas; del nuevo pacto: que algunos nos venden como el fin del mundo; pero que el sr. de Azúa nos presenta como un alargamiento de la agonía pero no el fin (el fin hubiese sido CIU+PP: hecatombe nuclear más meteoritos extirpa dinosaurios más aliens octavopasajeros más gripes aviarias más funcionarios universitarios más buhoneros de la nostalgia más frivolidad wagneriana más pornografía helenizante más informes para academias más rizados aduladores).


    Para que no haiga malas interpretaciones: parte de lo anterior está directamente sacado de escritos del sr. de Azúa. Que cada palo aguante su vela y que el viento se la sople (la vela, me refiero).


    Hasta la próxima metáfora.
    Aunque yo preferiría una gran alegoría.
    Por variar algo.

    Comentado por: clima@clima.cli el 07/11/2006 a las 11:54

  • Cuando los cronopios cantan sus canciones preferidas, se entusiasman de tal manera que con frecuencia se dejan atropellar por camiones y ciclistas, se caen por la ventana, y pierden lo que llevaban en los bolsillos y hasta la cuenta de los días.

    Cuando un cronopio canta, las esperanzas y los famas acuden a escucharlo aunque no comprenden mucho su arrebato y en general se muestran algo escandalizados. En medio del corro el cronopio levanta sus bracitos como si sostuviera el sol, como si el cielo fuera una bandeja y el sol la cabeza del Bautista, de modo que la canción del cronopio es Salomé desnuda danzando para los famas y las esperanzas que están ahí boquiabiertos y preguntándose si el señor cura, si las conveniencias. Pero como en el fondo son buenos (los famas son buenos y las esperanzas bobas), acaban aplaudiendo al cronopio, que se recobra sobresaltado, mira en torno y se pone también a aplaudir, pobrecito . CORTAZAR

    Comentado por: javier krahe el 07/11/2006 a las 11:44

  • Javier es lo que queda cuando ya todos los poetas se han puesto chaqué: el cronopio que nos consuela de tantas pérdidas y se niega a ser tonto perdido. Que nunca dimita es lo único que le pido", Fernando Savater).

    Savater me recomendo este blog y yo se lo recomende a Pla , recuerdos de Pla .

    Comentado por: javier krahe el 07/11/2006 a las 11:37

  • El apocalipsis vende.
    Recuerden cómo en los setenta íbamos a perecer aniquilados por una gigantesca explosión nuclear o en los cincuenta apisonados por las orugas de los tanques comunistas.
    Debe ser que para llamar la atención del alelado ciudadano medio hace falta utilizar explosivos de alta potencia. Sería infinitamente más práctico hablar de la utilización racional de los recursos, de soluciones humanas y prácticas al alcance de cualquiera, pero todos los predicadores del desastre saben que esto no tiene futuro ninguno, así que se han decidido por lo más rentable: ordeñar la vaca del apocalipsis mientras dure la leche.
    Un ejemplo: durante las primeras manifestaciones en contra de la guerra de Iraqk me entretuve en preguntar a los amigos manifestantes que me iba encontrando si para ir al trabajo usaban transporte público, bicicleta o coche propio....... Ninguno estaba dispuesto a aceptar que su pequeño utilitario tuviese nada que ver con la masacre que entonces se preparaba y que ahora disfrutamos.

    Otro ejemplo:
    En la biblia, el apocalipsis va al final ( para estimular el morbo de los lectores....supongo.

    Comentado por: Velarde el 07/11/2006 a las 11:21

  • Cuando no era cantor
    mis historias de amor eran casi secretas,
    pero, luego, el azar
    que me puso a cantar
    me llevó a publicar mis zozobras completas.


    Son un largo streeptease
    donde yo exhibo mis frecuentísimos cuernos
    y mis lunas de miel
    cuando aún nada es cruel
    y celebra mi piel otros signos externos.


    Hoy, dominio común,
    si sucede que algún menda las tararea,
    o una menda también,
    me divierte ser quien
    les divierte. Y amén, es decir, así sea.


    Sigo mi vocación
    cuando en cada canción muestro mis entretelas,
    mi manera de amar
    casi ya es popular,
    y me gano un lugar y me saco unas pelas.


    Y si paso a través
    de un insípido mes sin echarme una novia,
    sin vivir la ocasión
    de rimar mi pasión,
    mala es mi situación y me alarma y me agobia.


    Sin un nuevo desliz,
    infeliz o feliz, ay de mi repertorio,
    ¿qué podré componer
    que me cause placer
    y me dé de comer, y vosotros jolgorio?


    Y mi dulce mujer
    que me ve por doquier persiguiendo a las musas
    dice que yo, a mi edad,
    sólo inspiro piedad,
    sabe que no es verdad y que aún quedan ilusas.


    Quedarán cinco o seis,
    pues aquí me tenéis, ya me froto las manos,
    las que, al fondo de un bar
    o a la orilla del mar,
    las van a acariciar como a seres humanos.


    Y, a la cama, después,
    si no sufro un revés, a gozar el festejo
    contra la negación,
    y de tanta emoción
    surgirá la canción como un acto reflejo.


    Unas doce, tal vez,
    surgirán, que escasez, si a las seis sedujera,
    porque hay cara y hay cruz,
    porque hay sombra y hay luz,
    y si no las seduz-co, a saber qué me espera.


    No me van a inspirar
    ni las gracias de Aznar ni las gracias del Papa,
    ni las gracias de Bush,
    que estornuda, Jesús,
    y nos larga un obús y nos borra del mapa.


    Ya no siento pudor
    si me callo el horror y otras cosas reales,
    hubo un tiempo en que sí,
    pero ya no es así
    y es el ser baladí el menor de mis males.


    Sí podrían, quizás,
    inspirarme algo más los amores ajenos,
    con su vida sexual
    son bonitos y tal,
    pero no me es vital, no los echo de menos.


    Veo cerca mi fin
    como me quede sin mis amantes furtivas,
    y mi ruina total
    si la traca final
    ni siquiera es real, si me sales esquivas.


    Y mi dulce mujer
    me interrumpe: Javier, ¿te apetece un caldito?
    muy, muy rico y recien
    hecho, no es de avecrem,
    me trabajas muy bien, tómate un respirito.


    Antes de ser cantor
    mis historias de amor eran casi secretas,
    pero, luego, el azar
    que me puso a cantar
    me llevó a publicar mis zozobras completas.



    Comentado por: javier krahe el 07/11/2006 a las 11:18

  • En el asunto del acabamiento masivo me sé una referencia bonita. Es la de la teoría arquitectónica de la “Catharsis Dionisiaca” que predicó Alejandro de Antioquia, arquitecto griego bizantino del siglo VIII. Según este Alejandro las ciudades deberían seguir los ciclos de la naturaleza muriendo de vez en cuando completamente para volver a nacer. “A tiempos marcados por la construcción deben seguir, de manera natural, periodos de aniquilación sistemática que purifiquen la ciudad, como único método para un resurgir esplendoroso”. Eso es lo que puede leerse en un simpático librito titulado “Diccionario de Arquitectos Desconocidos, Ignorados y Silenciados” escrito por el arquitecto Juan Calduch y editado por el Colegio de Arquitectos de Valencia en el 2004.
    No sé si el modelo es aplicable a toda la naturaleza en su conjunto, pero aplicado al cambio climático me gusta la idea que propone el titular del post de ir a pensando en los vergeles de los polos o en las vacaciones al sol en los fiordos noruegos. Por lo mismo no entiendo porqué se meten tanto los periódicos y los progres con el pobre alcalde de Cullera al que no le dejan hacer la Manhattan que propone en su pueblo. Debe ser que por mucho que hablen de ello en sus periódicos no creen en el cambio climático.

    Comentado por: juan diez del corral el 07/11/2006 a las 10:55

  • A Miguel.

    Pues a mí me sale el hotmail. ¿Se trata de eso?

    Comentado por: ortega el 07/11/2006 a las 10:39

  • ¡Hasta pronto, Albert Pla¡ ¡Bienvenido, Krahe¡

    Comentado por: ossa el 07/11/2006 a las 10:08

  • @ Javier Krahe.

    Salude a Albert de nuestra parte.

    Comentado por: ortega el 07/11/2006 a las 10:01

  • Por seguir con 'Viaje de Invierno'. El próximo día 27, en el teatro de la Zarzuela de Madrid, lo canta Christine Schäfer, soprano de voz algo pequeña, pero de mucha clase. No parece un ciclo muy adecuado para voz de soprano ligera sino, más bien, para voz masculina, de barítono sobre todo. Pero será interesante, y por eso lo menciono aquí, para que los aficionados busquen rápido su entrada.

    Comentado por: ossa el 07/11/2006 a las 10:00

  • El Sr. Azúa oye hablar del cambio climático y naturalmente, se lo cree. ¡Cómo no va se lo va a creer! ¡Algo que le confirma que vamos a peor! Incluso encuentra inteligente (no tonto) a un ex-vicepreseidente de los EEUU ¡Vivir para ver!
    Pero luego nos dice que no, que no se lo cree. ¿Habrá leído libros al respecto? ¿Considerará que en ciencia no hay verdades, solo hipótesis? ¿Pensará que los que le engañan en otros asuntos no tienen porque decir la verdad ahora? Claro que no. La cosa es que ese final ¡sería demasiado bonito! Vamos a peor, por descontado. Eso no hay que dudarlo. Pero es un peor "asintótico": la cosa irá empeorando sin fin. Una vez "pasada la línea" solo se sigue decayendo indefinidamente. De este modo, piensa uno, todos los azúas podrán seguir quejándose por toda la eternidad pero ninguno tendrá el placer de ver la traca final. No nos merecemos ni un crepúsculo. Desearlo es la única expresión de amor a la vida imaginable. Y también ese deseo quedará insatisfecho.
    De todos modos no hay que preocuparse por sus predicciones. Después de todo en Agosto dijo:
    "En otoño perderán el poder" y ya ven Ustedes...

    Comentado por: ortega el 07/11/2006 a las 09:58

  • Aunque he sentido al verte
    un cataclismo,
    ya no puedo quererte,
    nada es lo mismo.
    Desde que te casaste
    me pongo ungüento,
    bueno para el desgaste
    de mi tormento.
    Los dos sabemos bien,
    muy bien los dos,
    que ya no viene a cuen-
    to, así que adiós.

    Dices que malcasada,
    que malherida,
    eso no cambia nada,
    fruta prohibida,
    y no sigas charlando
    que igual me enredas,
    no digo yo que cuando quieras
    no puedas.
    Aún tienes gran poder
    a día de hoy,
    pero no puede ser
    y ya me voy.

    Que igual vas y sonríes
    y tengo prisa,
    puede que me líes
    con tu sonrisa,
    igual vas y me tocas
    a tu manera,
    sabiendo que provocas
    en mí flojera.
    Flojera y un temblor
    bajo la piel,
    se buena mi ex amor,
    no seas cruel.

    Que igual vas y me besas
    como tú sabes,
    con lengua y con promesas
    la mar de graves,
    o igual vas y me abrazas
    con tanto brío
    que no te desenlazas
    cariño mío,
    y ya no pienso más
    \emph{ergo non sum},
    y al suelo vamos, zas,
    y catapún.

    Aquí sobre la acera
    rindo homenaje
    al sol por Antequera
    y en plan salvaje.
    Igual vas y me follas
    como prefiero
    y me sacas ampollas
    y algún ``te quiero''.
    Y sale uno del bar
    con su elixir,
    que tiene que soltar
    para aplaudir.

    Y le siguen los pasos
    los de otros bares.
    Se rompen muchos vasos,
    cientos, millares.
    Se llena de cristales
    todas las calle,
    se cortan los chavales,
    se inunda el valle,
    se inunda la nación,
    el porvenir,
    la civilización,
    el buen vivir.

    Y los americanos
    mandan aviones,
    contra los mejicanos,
    tiene cojones,
    porque creen que España
    está ahí abajo.
    Y luego les extraña
    su mal trabajo.
    Sería el caos y la
    guerra mundial
    y a mí eso no me va,
    o me va mal.

    Deja esa mano quiera,
    chica sonriente,
    ¡no ves que está el planeta
    de ti pendiente?
    No me acerques la boca,
    no te me abraces,
    quita, insensata, loca,
    ¿qué es lo que haces?
    el fin del mundo ya,
    ya está al caer
    y lo mismo nos da
    y es un placer.

    Se llena de cristales
    toda las calle,
    se cortan los chavales,
    se inunda el valle,
    se inunda la nación,
    el porvenir,
    la civilización,
    el buen vivir,
    y los americanos
    mandan aviones,
    contra los andorranos,
    con dos cojones.

    Y lo mismo nos da,
    y es un placer.
    El fin del mundo ya,
    el fin del mundo ya,
    el fin del mundo ya,
    y lo mismo nos da,
    ¡caray, mujer!



    Comentado por: javier krahe el 07/11/2006 a las 09:54

  • Un placer leerle, señor Pozo. Remotando el valle de nuestro blog cual Arturo Brémond manchego..

    Comentado por: (viz)condesa de (em)prendedor el 07/11/2006 a las 09:40

  • ¡Ah, olvidadizo don Félix!

    Uno entresaca siempre de su zurrón los recuerdos de cuando la norma se borra, se atraviesa, y los extiende, convirtiéndolos en nueva norma inflexible, como mancha de aceite a toda su fulgorosa infancia. Mon ami, el invierno más crudo de todos cuantos he vivido está todavía apenas tras el último recodo: fue hace sólo 20 meses; carámbanos de hielo en las fuentes de Esplugues; quejidos de herrumbrosa chatarra (cochecitos de muñecas, una pupitre para zurdos desastrado) apresada por la noche en el hielo dulzón.

    ¡Ah, aquel invierno que me trajo un hálito de la perdida Borodino!

    Comentado por: gabriel feraud el 07/11/2006 a las 09:37

  • Paradójicamente, amigo Félix, el cambio climático es "también" una forma de eludir el problema, porque es resultado, y no causa, de una forma de usar (y tirar) el territorio, promocionando el transporte de gentes y mercancias a larga distancia a golpe de petróleo. Un abrazo

    Comentado por: Lansky el 07/11/2006 a las 09:33

  • Sr. Azúa: Aire de ballade y aroma villoniano su post.
    "Dictes moy ou, n’en quel pays,
    Est Flora la belle Rommaine,
    Archipiades ne Thaïs,
    Qui fut sa cousine germaine,
    Echo parlant quant bruyt on maine
    Dessus riviere ou sus estan,
    Qui beaulté ot trop plus q’humaine.
    Mais ou sont les neiges d’antan?..."
    (François Villon)
    P.D.[Sr. Pozo: Mais ou sont les neiges d’antan? petit hommage a Georges Brassens]

    Comentado por: Tipo Material el 07/11/2006 a las 09:22

  • Entre el post de ayer y el de hoy...

    Durante un tiempo la Crítica acompaña a la Obra, luego la Crítica se desvanece y son los lectores quienes la acompañan. El viaje puede ser largo o sorto. Luego los Lectores mueren uno por uno y la Obra sigue sola, aunque otra Crítica y otros Lectores poco a poco vayan acompañándose a su singladura. Luego la Crítica muere otra vez y los lectores mueren otra vez y sobre esa huella de huesos sigue la Obra su viaje hacia la soledad. Acercarse a ella, navegar a su estela es señal inequívoca de muerte segura, pero otra Crítica y otros Lectores se le acercan inalcansables e implacables y el tiempo y la velocidad los devoran. Finalmente la Obra viaja irremediablemente sola en la Inmensidad. Y un día la Obra muere, como mueren todas las cosas, como se extiguirá el sol y la tierra y el Sistema Solar y la Galaxia y la más recóndita memoria de los hombres. Todo lo que empieza como comedia acaba como tragedia.
    Los detectives Salvajes, 1998, Roberto Bolaño, pág. 484.

    Comentado por: Pedro el 07/11/2006 a las 09:17

  • “Solo alguien que ama desesperadamente la vida, alguien que goza en todo momento de cada instante de luz, puede desear vehementemente que el mundo se acabe y le dé tiempo de ver el momento de su extinción”. Sin comentarios y con cierta congoja evidente que se desprende del dicho brutal de ‘estos ojos que se han de comer los gusanos’ habrán mirado antes, las secuencias de la extinción. ¿Pero tenemos tiempo aún don Félix, para tal ‘kermesse’ o ya rondamos los finales que dificultan esas miradas?

    CODA TARDÍA
    Maleas combina dos horizontes benetianos en sus ‘post’ de ayer. Por una parte la reflexión sobre el caso Schubert (que toco más abajo, de un texto recuperado) y por otra el encontronazo con los defensores del Realismo Social, que se transparenta en ese especial de ‘Cuaderno para el Diálogo’ que se cita. La posición de don Juan en ese número era la de cuestionar la eficacia estilística de lo ‘tabernario’ que prodigaba la más tardíamente llamada Escuela de la Berza, frente a la grandeza formal y conceptual del Grand Style. Para interesados en el asunto, resulta imprescindible la lectura pausada de ‘La inspiración y el estilo’. Parte del pasmo que se experimenta con la lectura de ese texto temprano, es la madurez del ensayista (aún joven biológicamente) y el descaro de comentarnos los ejercicios que se propone acometer desde tales concepciones del Grand Style. Nada que ver con el Realismo Social de Ferres, López Salinas o Isaac Montero, paladines a la sazón de esa vía heroica para el proletariado pero no para la literatura. Resultando por ello, que ‘La inspiración y el estilo’ es no sólo un ejercicio de crítica literaria devastadora, sino un Plan de Ruta de lo que se avecina o se pretende. Desde tal lectura, la literatura española quedaba brutalmente encogida y reducida, de suerte que de Cervantes había que saltar a Valle Inclán. Omitiendo, forzosamente, a Galdós y esa estirpe de los Realismos de diferentes cortes y facturas (Costumbrismos, Naturalismos, Regionalismos,) que ramoneaban en el XIX y principios del XX.

    Sobre el ‘Viaje de invierno’.
    P. R. me lleva la reedición de ‘La torre de Babel’ de Juan Benet en nuevo formato, pequeño y sobrio. Se lo agradezco de corazón. Una agradable coincidencia, ya que Ramírez pretende reflexionar esta tarde sobre ‘Paradigmas de la destrucción arquitectónica. La caída de Babel’. Imágenes del World Trade Center antes de la hecatombe del 11-S. Imágenes históricas de la Babel, incluidas las de Brueghel del Kunsthistoriche Museum de Viena que componían la portada de la primitiva edición del texto de Benet en Siruela. Babel como Nueva York y ésta como aquella. El mismo Benet había publicado un artículo en ‘Triunfo’ en 1972, sobre Nueva York y USA que llamaba ‘USA: Babel revistada’.
    …y un curioso Javier Rodríguez. Interesado desde su tesis, en el episodio del PNT de los años veinte. Me indica que en un texto sobre los Paradores de Turismo, el de Puerto Lumbreras lo hizo el inefable Benet.
    …No se porqué R. habla de Schubert, cuando G. sale a atender una llamada telefónica. ‘Gentes, que no han oído su propia música, pesa a haberla compuesta’.
    Cuando preparo estas notas, me acaba de llegar de la editorial Abada ‘El viaje de invierno’, un libro de Perec, para mí desconocido pese a mi interés por el escritor francés. Se publicó inicialmente en Hachette Informations en marzo/abril de 1980; más tarde el Magazine littèraire lo publica en el homenaje a Perec de marzo de 1983.Y luego, lo editó en 1993 Seuil, once años después de la muerte de Perec y el mismo año que murió Benet. Aquel un 3 de marzo, éste un 3 de enero. El texto de Perec comienza en agosto de 1939 y termina como una nebulosa en los años sesenta, buscando un libro inexistente. No es ya mi pasión reconocible por Perec la que me impulsa a comprarlo, es la coincidencia del nombre con el otro libro de otro autor no menos importante para mí. Winterreise es la obra musical de Schubert basada en el poemario de Wilhelm Müller y compuesta en 1823 en forma de 24 lieder que aluden al invierno, a la pérdida del amor y a cierto paisaje desolado de esa estación. Ese compositor extraño que murió tan joven, dio pie a un ensayo de Benet ‘Op.posth’ de 1968 y más tarde se publicó en ‘Puerta de tierra’ en 1969. El schubertiano ‘Viaje de invierno’ da pie a un texto de Benet que llama ‘Un viaje de invierno’ y publica en 1972; y ahora esta pieza perecquiana cierra el viaje de este invierno manchado.



    Comentado por: El Pozo y El Numa el 07/11/2006 a las 08:46

  • En efecto, Acantilado ha mostrado siempre un respeto por los hacedores del libro: traductores, correctores, etc. No así sus colegas, ni siquiera los a sí mismo llamados "independientes".

    Buena observación.

    Por otra parte, el diario es un género que me apasiona. Leo con mucho placer los de José Jiménez Lozano o Andrés Trapiello.

    Habré de hacerme con un ejemplar de los de Ceronetti.

    Saludos.

    Comentado por: Victor K el 07/11/2006 a las 08:40

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Félix de Azúa nació en Barcelona en 1944. Doctor en Filosofía y catedrático de Estética, es colaborador habitual del diario El País. Ha publicado los libros de poemas Cepo para nutria, El velo en el rostro de Agamenón, Edgar en Stephane, Lengua de cal y Farra. Su poesía está reunida, hasta 2007, en Última sangre. Ha publicado las novelas Las lecciones de Jena, Las lecciones suspendidas, Ultima lección, Mansura, Historia de un idiota contada por él mismo, Diario de un hombre humillado (Premio Herralde), Cambio de bandera, Demasiadas preguntas y Momentos decisivos. Su obra ensayística es amplia: La paradoja del primitivo, El aprendizaje de la decepción, Venecia, Baudelaire y el artista de la vida moderna, Diccionario de las artes, Salidas de tono, Lecturas compulsivas, La invención de Caín, Cortocircuitos: imágenes mudas, Esplendor y nada y La pasión domesticada. Los libros recientes son Ovejas negras, Abierto a todas horasAutobiografía sin vida (Mondadori, 2010) y Autobiografía de papel (Mondadori, 2013)Una edición ampliada y corregida de La invención de Caín ha sido publicada por la editorial Debate en 2015; Génesis (Literatura Random House, 2015). Nuevas lecturas compulsivas (Círculo de Tiza, 2017) y Volver la mirada, Ensayos sobre arte (Debate, 2019) son sus últimos libros.  Escritor experto en todos los géneros, su obra se caracteriza por un notable sentido del humor y una profunda capacidad de análisis. 

En junio de 2015, fue elegido miembro de la Real Academia Española para ocupar el sillón "H".

 

Bibliografía

 




 

Ensayo

Volver la mirada (2019). Debate, España.

Nuevas lecturas compulsivas (2017). Círculo de Tiza, España. 

La invención de Caín (2015). Mondadori, Barcelona. 

Contra Jeremías (2013). Mondadori, Barcelona.

Contre Guernica, Prefacio para Antonio Saura (2008). Archives Antonio Saura, Genève.

 La pasión domesticada (2007). Abada, Madrid.

Ovejas negras (2007), Bruguera, Barcelona.

Cortocircuitos. Imágenes mudas (2004). Abada, Madrid.

La invención de Caín (1999). Alfaguara, Madrid.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (reedición) (1999). Anagrama, Barcelona.

Lecturas compulsivas. Una invitación (1998) Anagrama, Barcelona.

Salidas de tono (1996). Anagrama, Barcelona.

Diccionario de las artes (1995). Planeta, Barcelona.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (1992). Pamiela, Pamplona.

Venecia (1990). Planeta, Barcelona.

El aprendizaje de la decepción (1989). Pamiela, Pamplona.

La paradoja del primitivo (1983). Seix Barral, Barcelona.

Conocer a Baudelaire y su obra (1978). Dopesa, Barcelona.

 

Novelas y prosa literaria

Génesis (2015). Literatura Random House, Madrid. 

Autobiografía de papel (2013). Mondadori, Barcelona. 

Autobiografía sin vida (2010). Mondadori, Barcelona.

Abierto a todas horas (2007). Alfaguara, Madrid.

Esplendor y Nada (2006). Lector, Barcelona.

Momentos decisivos (2000). Anagrama, Barcelona.

Demasiadas preguntas (1994). Anagrama, Barcelona.

Cambio de bandera (1991). Anagrama, Barcelona.

Diario de un hombre humillado (1987). Anagrama, Barcelona.

Historia de un idiota contada por él mismo, o el contenido de la felicidad (1992), Anagrama, Barcelona.

Mansura (1984). Anagrama, Barcelona.

Última lección (1981). Legasa, Madrid.

Las lecciones suspendidas (1978). Alfaguara, Madrid.

Las lecciones de Jena (1972). Barral E., Barcelona.

 

Relatos

"Quien se vio", Tres cuentos didácticos (1975). La Gaya Ciencia, Barcelona.

"La venganza de la verdad" (1978). Hiperion nº1, Madrid.

"Herédame" (6 y 7 agosto 1985). El País, Madrid.

"El trencadizo", con grabados de Canogar (1989) Antojos, Cuenca.

"La pasajera" (18 nov. 1990). El País, Madrid.

"La resignación de la soberbia", Los pecados capitales (1990). Grijalbo, Barcelona.

El largo viaje del mensajero (1991) Antártida, Barcelona.

Cuentos de cabecera ("La pasajera" y "La segunda cicatriz") (1996). Planeta NH.

"El padre de sus hijos" (1998). Barcelona, un día, Alfaguara, Madrid.

"La verdad está arriba" (1998). Turia, Teruel.

 

Poesía

Última Sangre. Poesía 1968-2007 (2007). Bruguera, Barcelona.

Poesía 1968 1988 (1989). Hiperion, Madrid.

Farra (1983). Hiperion, Madrid.

Siete poemas de La Farra, con un grabado de A. Saura (1981). Cuenca.

Poesía 1968 78 (1979). Hiperion, Madrid.

Pasar y siete canciones (1977). La Gaya Ciencia, Barcelona.

Lengua de cal (1972). Visor, Madrid.

Edgar en Stéphanie (1971). Lumen, Barcelona.

El velo en el rostro de Agamenon (1970) El Bardo, Barcelona.

Cepo para nutria (1968). Madrid

Premios

1987 Premio Anagrama de Novela.

2000 Premio a la cultura "Sebetia-Ter" del Centri di Studi di Arte e Cultura di Napoli".

2001 Premio a la tolerancia de la "Asociación por la Tolerancia", Barcelona.

2011 Premio González-Ruano de Periodismo

2014 Premio Internacional de Ensayo José Caballero Bonald

2015 Premio Francisco Cerecedo de la Asociación de Periodistas Europeos 

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2020 | Fundación Formentor | Barceló Torre de Madrid. Plaza de España, 18 28008 Madrid (España) | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres