PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

martes, 23 de septiembre de 2014

 Blog de Félix de Azúa

Sobre las causas y los efectos

La última gran emigración/inmigración que sacudió a Occidente fue la de los irlandeses e ingleses a los EE. UU., desde mediados del siglo XIX hasta la Primera Guerra Mundial. Las cifras bailan en millones de diferencia según los autores, pero hay consenso por ejemplo en que de Irlanda salió más de un tercio de la población.

En esta emigración contó enormemente la convicción de que América era el futuro. No sólo se huía de algo, sino que se perseguía otra cosa. El viejo continente se había hecho viejo de golpe y Nueva York parecía la puerta de un mundo nuevo y mejor. Los emigrantes perseguían un sueño, un deseo.

Puede decirse que emigraron movidos por el hambre, es decir, por razones económicas, pero ni todos ni sólo por eso. En especial los irlandeses vivían en condiciones lamentables. No más lamentables, sin embargo, que las condiciones en las que vivían los emigrados que llegaban a América, como puede comprobarse en cualquier memoria o estudio sobre las primeras generaciones llegadas a los EE. UU. Solo al cabo de muchos años y enormes dificultades algunos y solo algunos comenzaron a salir de la miseria. Las más de las veces, en la segunda generación. Eso no impidió que el flujo en lugar de decrecer, creciera.

Fue muy relevante que el precio de los billetes de barco para un trayecto transatlántico bajara a la mitad a partir de la aparición de los buques a vapor. Este es un factor de suma importancia, pero no exclusivamente económico. El transporte en los actuales cayucos tiene unos precios elevadísimos. El cambio de precio afecta a la cantidad de pasajeros, pero no al sueño de emigrar. Porque emigrar es, por encima de todo, un sueño, un deseo, algo que escapa a la racionalización técnica.

Sin duda, la mayor parte de los emigrantes no emigra con entusiasmo, pero una gran cantidad sí, y es imposible establecer cifras. Los emigrantes armenios que describe Kazan (su abuelo y su padre) odiaban a su tierra y deseaban con toda el alma llegar a los EE. UU., no sólo por motivos económicos. Otros testimonios hablan del desgarro de los que emigraron obligados por la miseria, como los gallegos de Suiza. No todos volvieron, sin embargo. Muchos descubrieron que había otros mundos posibles, además del de su pueblecito natal. El descubrimiento real del país de acogida es igualmente relevante para explicar la elección de los emigrados.

Las actuales catástrofes migratorias son diversas y muy contradictorias. No hay relación alguna entre los inmigrantes latinoamericanos, generalmente más cultos y educados que los españoles, los centroeuropeos de organizaciones delictivas, los subsaharianos o los árabes. Un tratamiento equivalente, como si todos fueran lo mismo, conducirá a un desastre.

Los que emigran de países islámicos no sólo huyen del hambre, sino también de las insoportables condiciones impuestas por los regímenes feudales y los eclesiásticos terroristas. Sin embargo, muchos de ellos redescubren los beneficios de la religión precisamente cuando ya han emigrado.

Una novela como Brick Lane, de Monica Ali, describe el barrio bengalí de Londres con suma inteligencia. Aquellos (sobre todo, aquellas) que logran liberarse de los maridos, no vuelven jamás a Bangladesh. Los maridos, en cambio, se convierten en fervientes islamistas para retener a sus esposas e hijas.

El problema, por lo tanto, no es “¿qué hacemos con los inmigrantes?”, sino “¿qué debemos hacer para que se libren de las opresiones económicas, ideológicas, familiares, religiosas y de todo tipo que les han obligado a emigrar?”. Yo diría que algo bastante sencillo: aplicándoles la misma ley que a los naturales del país y concediéndoles el derecho de voto, sin condiciones, en cuanto coticen a hacienda. Luego, el que quiera integrarse que lo haga y el que no quiera que se segregue, siempre que no obligue a los demás a segregarse con él.

Las imposiciones simbólicas, como que sepan hablar catalán o que entiendan la Diada Nacional (de nuevo una opinión de Duran Lleida, el nacionalista más sincero de todos), son delirios totalitarios. ¿No se les exige saber catalán para trabajar como esclavos, pero sí para defender sus derechos? Qué profundo asco producen a veces los señoritos de mi país…

[Publicado el 05/9/2006 a las 10:30]

Compartir:

Comentarios (37)

  • Gracias me ayudastes en esta tarea.

    Comentado por: bill el 18/5/2009 a las 17:31

  • Me parecen muy atinadas las precisiones de hoy, y el matiz de la diferencia entre el interés del país de acogida.
    No puedo agregar más desde el internet-paquis de la esquina, me quedé sin internet.
    un saludo.

    Comentado por: Pedro el 06/9/2006 a las 19:41

  • ¿Alguien la novela de Monica Ali? En español se titula 'Siete mares, trece ríos' y está bastante bien.

    Comentado por: Luisru el 06/9/2006 a las 12:21

  • Al Sr. Diaz del Corral.

    En relación a la primera parte de su comentario y pensando en el calvo interior.

    "Aunque los humanos hemos estado instalados y hemos sido moradores durante buena parte de nuestra historia, nos ha faltado patria (Heimat) ... estamos dejando 10.000 años de establecimiento neolítico ... (y) los valores que abandonamos junto con nuestro establecimiento -incluyendo posesiones, el rango se segunda clase para las mujeres, la división del trabajo y la patria (Heimat)..."

    "Patria no es un valor eterno sino una función der una determinada tecnología; sin embargo, quien la pierde, sufre."

    "A los sociólogos les gustaría hacernos creer que los forasteros (tales como los sociólogos o personas sin Heimat) pueden aprender los códigos sagrados de la patria (Heimat) porque, después de todo, los nativos los han aprendido también...Pero la realidad es muy diferente.Los códigos secretos no son en general normas conscientes sino que están cosntituidos mayormente por hábitos incosncientes... Para poder establecerse en una patria nueva, un emigrante debe primero aprender ese código secreto conscientemente - y después olvidarlo. Si el código se hace consciente, entonces sus normas están expuestas como algo banal y no sagrado...Es merecedor de odio y despreciable porque revela la belleza de la patria como un kitsch petrificado" (The frredom of the migrant. V. Flusser)

    Comentado por: ortega el 06/9/2006 a las 10:24

  • Ah, eso sí, lo que hay que reconocer es que usted menciona al menos dos cuestiones importantes para la integración: el cumplimiento de la misma ley y el derecho al voto.

    Por cierto, disculpen la sintaxis de mi anterior post.

    Comentado por: Antonio el 06/9/2006 a las 10:08

  • Jim morrison ? no me gusta mucho , en realidad creo que yo soy el tonto del pueblo , lo que pasa es que no hay pueblo . Vas a un concierto mio y digo : caca culo follar heroina y la gente dice :

    Vaya tio es alternativo un marginal un rebelde un antisistema .

    En realidad el problema son ellos yo solo me como los mocos en publico .

    Comentado por: albert pla el 06/9/2006 a las 08:51

  • Hace unos meses en la revista Quehacer apareció una serie de artículos sobre la migración, pero la migración vista por los migrantes, sin embargo quienes escribían, eran aquellos que podían extender una mirada, de pronto horizontal, pero lejana, esa mirada que te da la sensación de ser menos parcial y también menos real...la mayoría de los articulistas y después lo lectores, al menos nosotros, terminaban con la pregunta ¿qué hace que éste fenómeno sea tan repelente?.

    Las grandes migraciones de la era moderna se llevaron a cabo entre el siglo dieciséis y fines del diecinueve y fueron dirigidas desde Europa hacia América, África y Asia...hoy el flujo migratorio es a la inversa, con un agregado de actualidad: la traba.

    Su causa, como la del mismo tránsito, intercaló posiciones, de lo económico a lo cultural. De todas las posibles explicaciones que dábamos, había una que se reiteraba en la conversación: el miedo, miedo a perder el trabajo, a la carga social y a la imposición de costumbres...obviamente habían hechos que constituían una veraz afirmación del descrédito, la fobia después del 11 de setiembre era innegable, la tolerancia a la intolerancia en Francia, donde las omisiones fueron más por ineptitud que por virtuosismo, en Inglaterra el cuento era otro, pero existía además una visión pragmática del asunto, casi como todo en gringolandia, una que recordaba de la bitácora de Feliciano, "Spanish", y que todavía puede leerse en google, (que por cierto tiene el encanto de lugar detenido) contaba en esa ocasión, sobre el portero dominicano del edifico donde vive (asumo), que del español sólo conservaba el recuerdo y sobre una sociedad que había encontrado la fuerza, no en su origen heterogéneo, sino en la construcción homogénea del crédito, si el extranjero quería unirse a esta fiesta de consumo, lo primero era el idioma, pero por razones practicas antes que por orgullo chauvinista.

    Apelamos también a las ventajas, tanto para los receptores como para los migrantes, que Oswaldo de Rivera expuso en su artículo, para él, la causa del paso era definitivamente el primero, llamando a éstos, "refugiados económicos" que después, en los recodos de la historia, serán "refugiados ecológicos "; y en ese mismo proceso descubrió la importancia de la contribución en los países receptores ( ¿vio "Un día sin mexicanos"?), del trabajo y el dinamismo; así como también, la contribución para los países que se habían dejado atrás: las remesas (colocando la cifra de "150 mil millones de dólares al año, es decir tres veces más que la ayuda al desarrollo prestada por los países industrializados") .

    Sin embargo constatamos también, el miedo deliberado, tan objetivo como prematuro, es decir, prejuicioso; pero para no reflejar las taras, uno siempre empieza por sus circunstancias, entonces salió la repulsión que teníamos ahí mismo.

    En una ciudad como la mía, donde los rostros cambian a diario, ciertamente podría existir una vida en paralelo, son ellos y nosotros, quizás sólo para mantener la cordura, lo que no significa ostracismo, pero como siempre hay seres que no han salido de su aldea, ni de la mental, y el último reducto de huachafería es la comparación, una donde no hace falta " sufrir" la relación para sentenciar al otro...lo más patético de la situación es que se suponen liberados, y como no conciben ser más que corrección, entonces se desdoblan como si no fueran compatibles en un solo ser, lo malo y lo bueno, lo cínico y lo prudente...la mujer y el varón, y sueltan la hiel a través de alguna criatura que nació de la vergüenza, y dan por ciertos sus complejos...en ese momento quise decir: No, no se equivoca...pero cuando decidí abrir la boca no reconocía la voz...entonces respire y me dije: no vale la pena.

    Comentado por: morgan el 06/9/2006 a las 07:17

  • Si le emuleamos igual se enfada.Yo tambien soy padre soltero y se lo cara que esta la vida.Mejor le compro algún cd.

    Comentado por: maleas el 06/9/2006 a las 02:08

  • hace usted mal en tomarme en serio. en realidad, no le malinterpreto; ni siquiera le interpreto sino que le tomo (malignamente) al pie de la letra. me alegro de veras de que no se haya ofendido, con lo picajosos y susceptibles que solemos ser habitualmente. (por cierto, sólo por las letras no puede usted apreciar al gran albert pla, nuestro jim morrison castizo. escuche los discos- para eso inventó dios el e-mule-. le aseguro que vale la pena).

    buenas noches.

    Comentado por: matemático demente el 06/9/2006 a las 01:10

  • Donde dice sintaxis,quiere decir sipnosis,y por favor,no me llame señor.

    Comentado por: maleas el 06/9/2006 a las 01:00

  • No me malinterprete,la sintaxis se presta a ello,y por supuesto,le tomo en serio.

    Comentado por: maleas el 06/9/2006 a las 00:55

  • ¿con el renacimiento aparece el individuo? ¿y antes qué había? ¿los bichos aquellos de dos cabezas y cuatro extremidades de que hablaba platón? "el caso griego es un antecedente". ¿de qué? ¿del individuo? ¡pues anda que no tardaron en enterarse los renacentistas! "con el romanticismo entra el individuo- aparecido en el renacimiento, aunque atisbado por los griegos, según colijo- en contradicción con la sociedad". ¿pero usted no sabe que la mitad de los filósofos griegos- individuos individuales todos ellos- tuvieron conflictos con la justicia y estuvieron a punto de cascarla por ese motivo, cuando no las cascaron efectivamente?

    lo del extrañamiento es muy misterioso, puesto que afecta por igual a los indígenas- heráclito, kafka, jim morrison, etc.- y a los recién llegados. y no tiene por qué ser ningún castigo. a veces da gustito sentirse por encima de la masa amorfa y conformista.

    no me tome en serio, señor. no merece la pena.

    un saludo.

    Comentado por: matemático demente el 06/9/2006 a las 00:44

  • Para la inmensa mayoria de los hombres y desde la noche de los tiempos,el grupo,lo es todo y el castigo mas terrible es el extrañamiento.Con el Renacimiento aparece el individuo,el caso griego seria un antecedente,pero es con el Romanticismo donde el individuo entra en contradicción con el grupo.Los marxistas despues,hablarian de "desclasamiento".Hoy las ultimas coplas de Albert Pla pueden ser un buen diagnostico del estado de la situación por estos barrios,un estado de conciencia amorfa y conformista en el conflicto entre individuo y sociedad.
    No piense que es un desagravio por lo de el otro dia Albert,es de justicia y ademas,creo que les he pillado la musicalidad,me gustan esas coplillas,si.

    Comentado por: maleas el 06/9/2006 a las 00:05

  • Me interesan dos aspectos en la cuestión de la migración humana.
    El primero es antropológico y quisiera resolver la pregunta de cuánto tenemos de vinculación con el lugar y la sociedad en los que nacemos y nos criamos, y cuánto tienen en común los deseos migratorios con esas otras tendencias tan humanas de inventar dioses, religiones y futuros.
    El segundo es urbanístico. En el caso de mi visita al Kreuzberg que ha servido de excusa para algunas de estas reflexiones lo que más me desconcertaba era imaginar el futuro de unas casas y calles que habían nutrido las filas nacionalsocialistas hace tan sólo setenta años. Porque quizás debamos de empezar a pensar que lo más terrible para el ser humano no sea emigrar, sino nacer y criarse en un lugar y en una sociedad imposibles de identificar, de entender y de servir de referencia.

    Comentado por: Juan Diez del Corral el 05/9/2006 a las 23:34

  • Un trozo de entrevista , el preguntador era un imbecil , queda claro un Duran LLeida del periodismo :

    P: ¿Tu paternidad fue de penalty o fue buscada?
    R: Fue follando. No fue penalty. Me encanta.
    P: ¿Eres un padre responsable?
    R: Yo no soy responsable en nada.
    P: ¿La llevas al colegio?
    R: Sí, pero, de verdad, de las drogas y de mi hija no quiero hablar. ¿Vamos a hablar de cómo soy como padre?
    P: A la gente le interesa saber tu opinión sobre muchas cosas. Si no puedo quedar contigo para tomar algo y sólo tengo este tiempo, tendré que preguntarte para saber cómo eres… ¿O quieres que quedemos para tomar unas copas?
    R: Puede ser, pero es que hay cosas de las que no me gusta hablar. No quiero leer el nombre de mi hija en los periódicos, no me gusta opinar sobre Aznar, no me gusta verme en un debate de televisión hablando sobre el escándalo, ni sobre los porros en la juventud, ni sobre las tropas de Irak, ni sobre el Prestige… Yo me mojo con lo que me sale de los cojones cuando me sale de los cojones; lo que no hago es utilizar el espectáculo de Pepe Sales y ponerlo al servicio de Nunca Máis o de los antiglobalización o contra el sida o contra las puyas que me puede proponer cualquier imbécil de turno. Me parece muy bien que haya artistas que se ganen la vida con eso, pero yo no. Las cosas que yo apoyo, lo último que haría sería meterlas en un periódico o sacarlas a colación en un escenario.
    P: Sí, pero tú estás encima de un escenario, tienes público, y estás en disposición de mostrar tu punto de vista a la gente que se identifica contigo.
    R: Yo actúo y grabo discos. Mi opinión está ahí, y no sé hacerlo de otra manera. Llevo 15 años trabajando, no salgo por la televisión ni me emiten en las radios, pero llevo 15 años. Y no quiero más trabajo. Me es imposible trabajar más. He estado un mes en Barcelona y ahora voy a estar en Madrid. No hay más tiempo para hacer más conciertos.

    Las respuesta son mias , esto de las promociones es un palo ,pero hay que hacerlas .

    Comentado por: albert pla el 05/9/2006 a las 23:21

  • Me parece genial eso de que Duran Lleida es una calva absoluta por dentro y por fuera. Durán y Lérida como lo llamaba Guerra (Arfonso, el de mi enmano, el de los cafelitos y los negocios sucios en la Junta de Andalucia)...decía que Duran Lleida es sincero como buen facha que es, pero peor son los nacionalistas facharrojos como Carod o Maragall, que piensan lo mismo que Durán y se lo callan en publico, aunque no en privado...

    Comentado por: Un calvo el 05/9/2006 a las 23:17

  • Cual es el problema ? cual es la pregunta ? Si la respuesta es el silencio , que son las palabras .

    Que es integración , que es "el otro " que es "yo".


    Resignación ?

    sentaditos sin razón
    en el portal cara al sol
    nada somos na tenemos
    na queremos ni hacemos
    sólo el sol y el portal
    sin más obligaciones
    ni ambiciones
    ni intereses
    sin tener na que hacer
    ni que ganar ni que perder
    aquí estamos tan bien

    tomando el sol
    tomando el sol
    que más podría hacer yo
    en esta mierda de rincón
    que otra cosa que no sea tomar el sol
    insolación...

    sin estudios sin trabajo
    somos como lagartos
    ni cobardes ni valientes
    ni revolucionarios
    somos mudos y algo sordos
    y aún teniendo muy claro
    quiénes son los culpables
    nosotros nos callamos
    y dad gracias porque estamos
    pasando de to de to de to

    tomando el sol
    tomando el sol
    que más podría hacer yo
    en esta mierda de rincón
    que otra cosa que no sea tomar el sol
    insolación...

    jóvenes pero ancianos
    ya nacimos cansados
    pasa el tiempo despacio
    somos veintegenarios
    y aunque aquí nos quememos
    y aunque intenten jodernos
    nunca protestaremos
    y aquí nos quedaremos
    no moveremos ni un dedo
    pasaremos de to de to

    tomando el sol
    tomando el sol
    que más podría hacer yo
    en esta mierda de rincón
    que otra cosa que no sea tomar el sol
    insolación insolación
    será el sol será el calor
    o sólo una fulminante insolación
    insolación

    Comentado por: albert pla el 05/9/2006 a las 21:34

  • EL ASPIRANTE

    Para empezar: ¿eres de los nuestros?
    ¿Llevas
    ojo de cristal, dentadura postiza, muleta,
    braguero o gárfio,
    pechos de goma, entrepierna de goma,

    costurones que muestren que algo falla? ¿No? Entonces,
    ¿cómo darte nada?
    Deja de llorar.
    Abre la mano.
    ¿Vacía? Vacía; ahí va una mano

    para llenarla; dispuesta
    a preparar el té ya a dar masajes que ahuyenten la jaqueca,
    ya hacer lo que le digas.
    ¿Te casarás con ella?
    Viene con garantía

    de cerrarte los ojos al final
    y disolverse de dolor.
    Sacamos caldo nuevo de la sal.
    Observo que estás desnudo:
    ¿qué tal este traje?

    Negro y tieso, pero no sienta mal.
    ¿Te casarás con él?
    Es impermeable, irrompible, a prueba
    de fuego y de bombas que hundan tejados.
    Créeme: te enterrarán con él.

    Ahora bien: la cabeza la tienes vacía, con perdón.
    Dispongo de remedio para eso.
    Ven aquí, corazón, sal del armario.
    Bueno, ¿qué te va pareciendo la cosa?
    Está, para empezar, como un papel desnuda;

    pero dentro de veinticinco años será de plata,
    de oro dentro de cincuenta:
    una muñeca viva, mires por donde mires.
    Sabe coser, y sabe cocinar,
    y sabe hablar y hablar y hablar.

    Funciona sin averías.
    Si tienes agujeros, será parche poroso.
    Si tienes ojos, será una imagen.
    Es tu último clavo ardiendo, muchacho.
    ¿Te casarás, te casarás, te casarás con ella?


    Sylvia Plath- Ariel.

    Comentado por: La simpática bloguera el 05/9/2006 a las 19:32

  • Tes que ir porta por porta,
    acendendo os corazóns.

    Ramón Cabanillas

    Comentado por: La simpática bloguera el 05/9/2006 a las 19:16

  • "Non: o internacionalismo eficaz non deserta das patrias, senón que as transforma en órgaos dunha nova humanidade".

    CASTELAO

    Comentado por: La simpática bloguera el 05/9/2006 a las 19:11

  • La penultima gran emigración que ha cambiado la fisonomia del mundo ha sido la urbana y no solo en Occidente,piensese en Mejico,Pekin,Asunción o Buenos Aires,por no hablar de Albacete o Madrid.La ciudad es para Spinoza el ambito donde la libertad es posible en contraposición al villorrio caciquil y clerical.La desmedida del fenomeno ha tenido como consecuencia un efecto contrario.Hoy las ciudades sobrepobladas,son tumbas de la libertad.
    Otra gran migración del siglo XX,hemos tratado el asunto aqui recientemente y tratado su casuistica fue la de los sionistas a Palestina.Las consecuencias de la misma,son tema de noticiero diario y aún no sabemos como acabará el asunto.Personalmente opino que como los actores del drama no modifiquen radicalmente,todos y en especial quien puede mas,sus planteamientos,acabará mal.
    La que nos ocupa ahora era inevitable y si las autoridades hubiesen sido diligentes,creo que me ha salido un óximoron,gobernantes diligentes,algunos de sus consecuencias mas negativas,evitables.Las positivas resultan evidentes y las estadisticas lo reflejan.Decia Sanguinetti hace ya unos años:"Vds.los españoles son muy listos,primero se llevan el oro y ahora acogen emigrantes que les cuidan a sus ancianos,les limpian sus hogares y ademas les pagan sus pensiones".¿Quien da mas?.
    La siguiente migración,aún no ha empezado posiblemente sea la provocada por los cambios climaticos cuyos efectos ya estan haciendo de notar.Llevo ya algún tiempo pensando donde podria encontar el sitio adecuado para pasar mis ultimos años,uno que es previsor.
    Convenimos pues que las causas por las que se emigra pueden ser diversas,por que el que esta bien,ese,no se mueve.Entre ellas tampoco hay que olvidar la erotica,hay a quienes les gustan las chicas rubias y de piel clara como la amiga del sr.Pla y van a buscarlas donde abundan.Algunos lo consiguen.Sr. Pla si reincide en sus ostentación podria ser acusado de incitación a la emigración salvaje,y eso en el Estado de Derecho,es un delito.

    Comentado por: maleas el 05/9/2006 a las 18:56

  • Un video de Castro en pijama entrevistado por Edward R. Murrow, una lectura del "Fascismo con rostro humano" a la cubana, documentos del juicio a Marcos Rodríguez en 1964 y más en...

    http://ultimosdiasfidel.blogspot.com


    Comentado por: Una pausa publicitaria el 05/9/2006 a las 17:31

  • ¿Alguien sabe a qué causa obedece el efecto de que antes todos los inmigrantes africanos que llegaban por mar lo hacían en pateras mientras que ahora lo hacen en cayucos?

    Comentado por: Khalepa ta kala el 05/9/2006 a las 17:24

  • Sr. Azúa: Parece una radiofórmula "¡que vote quién pague!".
    Lugares comunes. Los gallegos en Suiza. Me temo que no eran gallegos los emigrantes españoles que en Ginebra principalmente, en los años 70, realizaban los trabajos más jodidos. En fin testimonios.
    De película. Los irlandeses en USA acabaron en la política despues de pasar por la policía. Pero tienen limitado su ascenso social. Los italianos se dedicaron a comprarlos. Y también lo tienen.

    Comentado por: Tipo Material el 05/9/2006 a las 16:33

  • Y ese deseo, como todos los deseos, no se puede racionalizar por mucho que se empeñen los discípulos de Leibniz y del principio de razón suficiente.

    Por eso digo que es un fenómeno imposible de racionalizar. Nadie sabe cuál será el resultado del cambio radical de población.

    Porque emigrar es, por encima de todo, un sueño, un deseo, algo que escapa a la racionalización técnica.

    ……………

    Imposibilidad de llegar a una certeza, sí, pero racionalizar, entendido como un proceso progresivo de mejora de nuestro entendimiento basado en hechos para orientar nuestra acción a través de prueba y error y poder comunicarnos con los demás (ser razonable), creo que sí, y que merece la pena el esfuerzo. ¿Qué nos queda si no racionalizamos: consultar a los astros, la fe, el carisma, la intuición, la absoluta subjetividad?

    Comentado por: Everyman el 05/9/2006 a las 16:01

  • ... yo entro ahí, pla. Bueno por toos laos.

    Pero quería decir algo más, y no solo por respeto al articulista jefe. Es sobre lo de porqué vienen, la Causa y toda esa paja mental (que entiendo pero que, también, me parece inutil). Me recuerda una vez, durante una entrevista de trabajo, que el tío se me descolgó con un "quién eres tú"... Y yo le respondí "hijo de mi madre". No sé, uno puede ser, incluso, hasta brillante en este tipo de diálogos pero intuyo que no sirven para nada. Si alguien quiere venir, ¿porqué habríamos de preguntarnos por la razón? ¿es que acaso no sirve "porque me da la gana"?... De modo que creo entender a Azúa (también comparto la intervención de ppv) cuando dice que esto no es ni de progres ni de retros ni de policía o la Cruz Roja. Es un mogollón que hay que ir resolviendo con buena cara... Yo me apunto

    Comentado por: Javier el 05/9/2006 a las 15:08

  • Un emigrante segoviano en NZ, 16.000 descendientes Maories.
    http://www.espaexterior.com/suplementos/cyl/121castilla3.pdf
    Si lo prefieren en ingles y mas estensa informacion, aqui esta otra.
    http://www.manueljose.org.nz/manuel.html

    Comentado por: Miguel el 05/9/2006 a las 14:53

  • Don Pla, la señora está muy bien en el clip (aunque superfetatoria, no basta con el dedo en el vinilo). Usted está horroso, con ese mono que le paga el Canal Plus. Una gracia espanyola. Una españolada.

    Comentado por: El Pozo y El Numa el 05/9/2006 a las 13:26


  • Aqui teneis una actuación mia , con mi amiga

    http://www.youtube.com/watch?v=Yo01l_QN0KE&eurl=

    Comentado por: albert pla el 05/9/2006 a las 12:59

  • Las imposiciones simbólicas, como que sepan hablar catalán o que entiendan la Diada Nacional (de nuevo una opinión de Duran Lleida, el nacionalista más sincero de todos), son delirios totalitarios .

    Eso dice azua , yo digo :


    Cómo te ha ido cuando has salido de Cataluña?

    La gente de entrada no te conoce, pero tocas dos días seguidos y metes a mil personas. Y son mil tíos cojonudos. En cualquier lado. Vienes a aquí a Cataluña y es una mierda... NO es que sea una mierda pero en Granada, Valencia, Vigo, Donosti, la gente viene y te conoce porque le interesa lo que tu haces y te dice "eh!, ¿un canuto?". Pero aquí la gente te conoce como conoce al Lobatón, a la Milá o al Perales. Fuera es más lógica la relación, al menos yo lo disfruto más. Cada vez que tengo que tocar aquí es un calvario, porque no entiendes, te piden cosas que desorientan. Quizás yo no he sabido explicar, o ellos no tienen necesidad de entender. Me resulta más incómodo
    También está el tipo de gente "¿Que no cantas en catalá?", cuando yo llevo más años cantando en castellano que ne catalán. En catalán canté un año y medio. Pero para qué vas a perder el tiempo contándoselo.

    Una entrevista que me hicieron

    Comentado por: albert pla el 05/9/2006 a las 12:52

  • La única diferencia entre las emigraciones expuestas como ejemplo (la irlandesa de América, la española de Suiza e incluso la población reclusa de Australia) y la actual migración subsahariana a España es el interés de acogida de los países receptores. Y si no metemos esta variable en la fórmula, difícilmente obtendremos un resultado verosímil. Mientras los americanos estaban necesitados de pobladores para sus tierras del oeste, los suizos ávidos de trabajadores para sus fábricas y los australianos encantados de resolver la papeleta a la metrópoli, los españoles de hoy no entienden para qué necesitan mano de obra extranjera. Se pone demasiado foco en el cayuco y el “efecto llamada” y escasos medios para explicar porqué es necesario que vengan y se queden (rejuvenecer la población, sostener el carísimo sistema de Seguridad Social, cultivar el campo, mano de obra para la construcción…)

    Comentado por: ppv el 05/9/2006 a las 12:40

  • Casi casa a la perfección con la lógica de la emigración, las palabras ¿dolientes? De Günter Grass, ayer en el Berliner Ensemble. “Tuve que enfrentarme al reto de recordar a una persona desconocida”.
    Pero ¿cómo se recuerda a alguien que no fui yo? ¿Somos desconocidos de nosotros mismos?, o ¿es que ya no somos, ni siquiera ese recuerdo prestado? Y también, “quien tiene su memoria libre de dudas?”. Como si toda memoria no fuera ya más que un mar de desconsuelo de recuerdos rotos o de recuerdos ‘otros’.
    Tal vez también, a lo Rimbaud, otro emigrante y otro extranjero:” j´est un otre”. Pero ¿Quién soy yo ahora y aquí? Un extranjero, que es otra suerte de emigrante. Y no como el del cantable de Manolo Escobar, que se emocionaba con los colores patrios y con los sones locales de ruidos lejanos.
    No recordar, ni siquiera mi nombre. Pura esencia de la extranjería. No recordarme o no tener recuerdos propios. Todo es ajeno, todo lo mío es prestado. Incluso aquí en este espacio sin nombre que llamamos blog sideral.

    Comentado por: El Pozo y El Numa el 05/9/2006 a las 12:33

  • Tres ideas más:

    1."Una novela como Brick Lane, de Monica Ali, describe el barrio bengalí de Londres con suma inteligencia." ¿Seguro?
    http://books.guardian.co.uk/news/articles/0,,1831046,00.html

    2. Subsaharianos: Posiblemente uno de los problemas "en origen" es la falta de Gobierno . Ver la descripción que hace R. Kaplan en "Viaje a los confines de la tierra", explicando que unicamente hay cierto control gubernamental (policía o ejército) en las ciudades y de día (una imagen: aparcacoches con ametralladoras).

    3. Árabes o musulmanes es demasiado general, ya lo sabemos todos. Pero sí que posiblemente exista un resentimiento antioccidental tan extendido como perjudicial para ambas partes. Los que reflexionan sobre la decadencia de ciertos paises musulmanes, mejor que preguntarse por qué no han progresado como occidente los últimos cuatro siglos, sacarían conclusiones más prácticas averiguando por qué no han progresado como determinadas regiones de Asia en los últimos cincuenta.

    Apéndice: no hay que ser orgullosos. No tenemos la culpa de todo.


    Comentado por: ortega el 05/9/2006 a las 12:09

  • Tres ideas:

    1. Es bien sabido que Europa ha sido durante siglos lugar de Emigración. Dos continentes (de los así llamados en mis años escolares) América y Australia están en buena parte constituidos por emigrantes, mestizos o descendientes de esclavos.

    2. "Si hay una sola ley en la migración es que un movimiento migratorio, una vez iniciado, genera su propio movimiento...(el resultado es) una crisis migratoria a escala mundial." (Global migration crisis. M. Weiner).

    3. La propuesta del Sr. Azúa presupone un tipo de nacionalismo "cívico" y no "étnico" como el que se da en Cataluña (ver:Nationalism. L.Greenfeld). Pero es que además, donde sí se da ese tipo de nacionalismo, y en su versión más liberal e individualista (Gran Bretaña y EEUU) la propuesta también ha fracasado. Ver, por ejemplo, mi link de ayer sobre el fracaso del multiculturalismo en GB o la crisis de los hispanos en (partes) de USA. Por lo que parece los guetos de musulmanes no se disuelven con la misma facilidad que los de inmigrantes a la Cataluña de posguerra.

    Comentado por: ortega el 05/9/2006 a las 11:29

  • El mismo deseo de emigrar..., probablemente la necesidad de huir cuando se piensa que nada puede ser peor (la mayoría de los que llegan en los cayucos parecen muy jóvenes). Lo que luego se encuentran ya es otra cosa.

    Comentado por: Luisa el 05/9/2006 a las 11:00

  • 1. Decir que “ La causa es el mismo deseo de emigrar” es como no decir nada; la causa a veces no es el deseo sino la estricta supervivencia, la prevención, el miedo, la desesperanza o la rutina. En este caso no se trata de una aspiración ni de un anhelo; más bien sería algo así como un movimiento reflejo: uno simplemente se quiere salvar y no repara, ni tiene tiempo de pensar, en si desea salvarse o no; simplemente salta y se pone a salvo, aunque al otro lado le espere un hambre que no puede prever.

    2. “ A lo más que se ha llegado es a una tranquila coexistencia en paralelo”. Si hablamos de líneas paralelas como de aquellas que son equidistantes entre sí y se prolongan infinitamente sin encontrarse, la expresión tiene sentido únicamente en el presente. En el porvenir, si lo hubiere, estas líneas poco a poco se acercarán hasta encontrarse como ocurrió en Roma con las migraciones germánicas, entonces los humanos se cruzarán como enjambres en pleno vuelo. Ahora, nadie distingue los romanos de los bárbaros, ni creo que, en poco tiempo, nadie distinga ya un europeo de un islámico, ni un islámico de un oriental, ni un hombre de una máquina. Se formarán híbridos y seres monstruosos, pero también mestizos de una belleza sobrenatural.

    3. Quizá lo mejor sea abandonar nuestra sangre tibia, nuestro confort y nuestra maravillosa mugre por esa energía insignificante y salvaje, no sé.

    Comentado por: nosoyruso,señor el 05/9/2006 a las 10:36

  • Respecto al último párrafo, traigo aquí del blog de Arcadio una reseña del libro de Chris Ealham "La lucha por Barcelona" (Alianza, 2005). De cómo la ley franquista de "vagos y maleantes" tuvo insignes e insospechados precedentes:

    http://www.arcadi.espasa.com/php_built/001231.php


    Comentado por: gabriel feraud el 05/9/2006 a las 10:34

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Félix de Azúa nació en Barcelona en 1944. Doctor en Filosofía y catedrático de Estética, es colaborador habitual del diario El País. Ha publicado los libros de poemas Cepo para nutria, El velo en el rostro de Agamenón, Edgar en Stephane, Lengua de cal y Farra. Su poesía está reunida, hasta 2007, en Última sangre. Ha publicado las novelas Las lecciones de Jena, Las lecciones suspendidas, Ultima lección, Mansura, Historia de un idiota contada por él mismo, Diario de un hombre humillado (Premio Herralde), Cambio de bandera, Demasiadas preguntas y Momentos decisivos. Su obra ensayística es amplia: La paradoja del primitivo, El aprendizaje de la decepción, Venecia, Baudelaire y el artista de la vida moderna, Diccionario de las artes, Salidas de tono, Lecturas compulsivas, La invención de Caín, Cortocircuitos: imágenes mudas , Esplendor y nada y La pasión domesticada. Los libros recientes son Ovejas negras, Abierto a todas horas y Autobiografía sin vida (Mondadori, 2010). Escritor experto en todos los géneros, su obra se caracteriza por un notable sentido del humor y una profunda capacidad de análisis.

 

Bibliografía

 


 
 

 

La nueva edición del Diccionario de las artes (Debate, 2011) se amplía en más de cien páginas y corrige todas las entradas anteriores.

 

 

 

 

 

Ensayo

Autobiografía de papel (2013). Mondadori, Barcelona.

Contra Jeremías (2013). Mondadori, Barcelona.

Contre Guernica, Prefacio para Antonio Saura (2008). Archives Antonio Saura, Genève.

 La pasión domesticada (2007). Abada, Madrid.

Ovejas negras (2007), Bruguera, Barcelona.

Cortocircuitos. Imágenes mudas (2004). Abada, Madrid.

La invención de Caín (1999). Alfaguara, Madrid.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (reedición) (1999). Anagrama, Barcelona.

Lecturas compulsivas. Una invitación (1998) Anagrama, Barcelona.

Salidas de tono (1996). Anagrama, Barcelona.

Diccionario de las artes (1995). Planeta, Barcelona.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (1992). Pamiela, Pamplona.

Venecia (1990). Planeta, Barcelona.

El aprendizaje de la decepción (1989). Pamiela, Pamplona.

La paradoja del primitivo (1983). Seix Barral, Barcelona.

Conocer a Baudelaire y su obra (1978). Dopesa, Barcelona.

 

Novelas y prosa literaria

Autobiografía sin vida (2010). Mondadori, Barcelona.

Abierto a todas horas (2007). Alfaguara, Madrid.

Esplendor y Nada (2006). Lector, Barcelona.

Momentos decisivos (2000). Anagrama, Barcelona.

Demasiadas preguntas (1994). Anagrama, Barcelona.

Cambio de bandera (1991). Anagrama, Barcelona.

Diario de un hombre humillado (1987). Anagrama, Barcelona.

Historia de un idiota contada por él mismo, o el contenido de la felicidad (1992), Anagrama, Barcelona.

Mansura (1984). Anagrama, Barcelona.

Última lección (1981). Legasa, Madrid.

Las lecciones suspendidas (1978). Alfaguara, Madrid.

Las lecciones de Jena (1972). Barral E., Barcelona.

 

Relatos

"Quien se vio", Tres cuentos didácticos (1975). La Gaya Ciencia, Barcelona.

"La venganza de la verdad" (1978). Hiperion nº1, Madrid.

"Herédame" (6 y 7 agosto 1985). El País, Madrid.

"El trencadizo", con grabados de Canogar (1989) Antojos, Cuenca.

"La pasajera" (18 nov. 1990). El País, Madrid.

"La resignación de la soberbia", Los pecados capitales (1990). Grijalbo, Barcelona.

El largo viaje del mensajero (1991) Antártida, Barcelona.

Cuentos de cabecera ("La pasajera" y "La segunda cicatriz") (1996). Planeta NH.

"El padre de sus hijos" (1998). Barcelona, un día, Alfaguara, Madrid.

"La verdad está arriba" (1998). Turia, Teruel.

 

Poesía

Última Sangre. Poesía 1968-2007 (2007). Bruguera, Barcelona.

Poesía 1968 1988 (1989). Hiperion, Madrid.

Farra (1983). Hiperion, Madrid.

Siete poemas de La Farra, con un grabado de A. Saura (1981). Cuenca.

Poesía 1968 78 (1979). Hiperion, Madrid.

Pasar y siete canciones (1977). La Gaya Ciencia, Barcelona.

Lengua de cal (1972). Visor, Madrid.

Edgar en Stéphanie (1971). Lumen, Barcelona.

El velo en el rostro de Agamenon (1970) El Bardo, Barcelona.

Cepo para nutria (1968). Madrid

Premios

1987 Premio Anagrama de Novela.

2000 Premio a la cultura "Sebetia-Ter" del Centri di Studi di Arte e Cultura di Napoli".

2001 Premio a la tolerancia de la "Asociación por la Tolerancia", Barcelona.

2011 Premio González-Ruano de Periodismo

 

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2014 | c/ Méndez Núñez, 17 - 28014 Madrid | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres