PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

miércoles, 5 de agosto de 2020

 Félix de Azúa

¿Qué será, será?

Un amigo de Barcelona coincidió en Cuba con la misteriosa desaparición de los hermanos Castro y la subsiguiente reaparición del comandante en plan Santo Padre recuperado. Mi amigo estaba impresionado. Hablábamos al pie de su piscina, un riñón azul turquesa con escalerilla de acero, incrustada como un alhaja en el césped espeso, cortado a la navaja. Al fondo, las Medas en su fase caliginosa. De vez en cuando la novia de mi amigo nos llenaba los vasos. En la mesita del bar iba descendiendo el nivel del Campari. Los invitados saqueaban los cestillos de almendras y patatas fritas. A esa hora suele hacer mucha hambre.

Los cubanos, según creyó ver mi amigo, estaban contentos, amaban al comandante, apenas trabajaban, vivían razonablemente bien, sin nuestro estrés, sin nuestras preocupaciones, los niños jugaban por las calles vacías de coches, la isla era totalmente segura, podías caminar a las tantas de la noche sin el menor peligro, playas espléndidas, clima agradable, y los isleños eran muy amables. ¿Qué más se puede pedir?

Mi amigo es de los que viajó a Chiapas para darle un abrazo al otro comandante, defiende la lucha contra la globalización y vota a los independentistas de Esquerra Republicana; sin embargo, está montando una empresa en Bratislava donde la mano de obra es más barata que la catalana y la corrupción se mantiene en un nivel aceptable.

De nada sirvió que tratara de razonar con él. Sé por experiencia que a muchos ciudadanos de este lugar les fascina Castro. Especialmente a los de clases acomodadas. No sabría decir por qué motivo. Mi amigo, por ejemplo, aseguraba que los inconvenientes de la tiranía estaban perfectamente compensados por las ventajas socialistas.

“¿Como cuál?”

“La enseñanza, por ejemplo”.

“¿Y de qué te sirve la enseñanza si no puedes utilizarla? Además, ni siquiera te dejan estudiar lo que quieres, sólo lo que ellos mandan. Y la lectura está censurada. Como con Franco. ¿Qué puedes estudiar si no hay libros?”.

El Campari había ya bajado más de la cuenta, porque comenzó esa carrera de disparates que parece inevitable cada vez que se habla de Cuba. Intervino una estrella mediática local. Campanudo.

“Tampoco en España hay libertad para todo. No hay libertad absoluta en ningún lugar del mundo. Yo, por ejemplo, tengo prohibido hablar del Rey y de Montilla en mi programa de televisión”.

“Ya, pero si hablas del Rey o de Montilla, incluso bien, no te meten en la cárcel ni te fusilan”.

“O sí: a Xirinachs le han caído dos años”.

El pobre Xirinachs es un cura défroqué medio lelo y ultranacionalista que declaró ante la prensa cuánto amaba a ETA y cómo admiraba a los gloriosos gudaris. Le han caído dos años, pero no los cumplirá, evidentemente. Se lo digo.

“Ya veo. Eres un visceral. Tienes una medida para los cubanos y otra para los catalanes. Para mí son lo mismo Castro que Blair o Bush. No veo la diferencia”.

Sé por experiencia que ahí termina la disputa, cuando aparece la aserción brutal y estúpida comprendes que lo siguiente es la agresión física. De inmediato se pasa al arroz con bogavante y los presentes tratan de olvidar la conversación como borrachos tras romperle la crisma a un paseante.

No es fácil. A mí me sigue pareciendo un enigma que una clase social razonable y entregada con esmero a sus fines egoístas (eso es lo que hace del capitalismo una forma de convivencia superior a cualquier colectivismo obligatorio), tenga en este rincón del mundo una ideología tan extravagante. ¿De quién temen el juicio? ¿Qué clase de castigo les caería si se aceptaran de una vez? ¿Les avergonzaría mirarse al espejo si admitieran lo extraordinariamente conservadores que son?

Siempre que se habla de esta rareza, tan típica de algunos ricos ciudadanos, ya sean parisinos (la gauche caviar), neoyorkinos (the radical chic), o catalanes y madrileños (progres), suele aparecer la misma palabra: “narcisismo”. Será eso, pero ¿qué esconde este término? ¿Qué rara batalla interna tienen los bien situados que se avergüenzan de su riqueza y de su poder, sin por ello renunciar ni a lo uno ni a lo otro? Muy al contrario, suelen ser los patronos más duros. Y no sólo los patronos. Uno de los arquitectos mejor parasitados en el poder fáctico de mi ciudad, conspicuo colaborador de una política inmobiliaria escasamente socialista, brinda por Castro y por ETA cada vez que se le presenta la ocasión.

Si alguien necesita mentirse tan desesperadamente, es seguro que tarde o temprano sufrirá un cortocircuito, el espejo se romperá y le dejará a oscuras con su verdadero rostro. Si la oscuridad dura más de la cuenta, para cuando despierte la piscina estará vacía, no quedarán patatas fritas, la novia se habrá largado con un cubano, y las visitas serán los jueves.

De todos modos, la oscuridad, la duda, la inseguridad, el ataque de sinceridad, no suele durar demasiado en esos ambientes. En cuanto la imagen aparece algo borrosa, se compran un espejo nuevo, o, mejor aún, mandan a un propio a comprarlo.

Me fascinan, pero me parecen totalmente opacos. Me lo digo y me lo repito: si tuviera el talento de Scott Fitzgerald me pondría a escribir una novela sobre ellos para averiguar cómo son.

[Publicado el 25/8/2006 a las 08:30]

Compartir:

Comentarios (58)

  • ¿Qué será, será?
    Por qué será que siempre me digo a sí mismo y casi inconscientemente – No dejes que el Diablo te tienda sus emboscadas, has caso omiso a todo lo que se diga, escriba o transmita en cualquier formato comunicativo, sea radio, televisión, Internet, impresos informales, etc., etc, acerca de la situación de tu entorno geográfico-histórico-social-político - eso es lo que me digo todos los días, a toda hora, a cada segundo, al ver reflejada mi agreste cara, sobre el turbio mercurio del ajado espejo del botiquín de mi cuarto de baño. Sin embargo, el hombre es débil y pecador y no resiste las tentaciones del demonio y siempre retorna y vuelve a tropezar con la misma piedra: leo, escucho, miro, reflexiono, devoro, analizo y redundo sobre un mismo hecho que no tiene solución, en una eterna masturbación mental. Unos dicen que es solo cuestión de tiempo, otros piensan que pronto tendrá solución. Yo creo que ni la espera solucionará el problema. Existe un adagio que reza: no hay mal que dure 100 años, ni cuerpo que lo resista, y yo digo - es correcto - y como el mal durará 100 anos, mi cuerpo no logrará resistirlo.
    Podrás decir - ¿Para qué toda esta verborrea inútil?
    Bueno, para expresar la contradicción que embarga al recibir este tipo de materiales. De momento, quiero decir - No amiga, no mas de lo mismo, mejor hablemos de sexo - pero después recapacito y pienso:
    - Mi amiga es una dama seria y recatada y por tanto, es poco probable que se aparezca una mañana, hablando de forma voluntaria, acerca de sus antojos y fantasías sexuales;
    - Tú amigo, de todas formas, aunque no puedas o no sepas a ciencia cierta qué es lo que debes hacer para sobrellevar la causa, sin convertirte en un olímpico pendejo, solo te resistirás y lamentaras al principio, el haberlo recibido y comenzarás, acto seguido, una lectura con avidez desenfrenada, para después caer, como siempre, en esa especie de somnolencia pesimista, parecida a la que producen las resacas que suceden a las juergas.
    Que maravilla: Afuera del país, todo el mundo tiene opinión, acerca de los por qué y los por cuántos…; aquí dentro, todo el mundo sabe lo que sucede, y nadie es capaz de describir de forma explícita, de una forma u otra, la solución a sus problemas, aunque sepa. Y si es encuestado públicamente, y hasta de forma privada, expresará todo lo contrario a lo que piensa y siente. Entonces - ¿qué hacer? - he dicho hoy.
    Y me ha venido a la mente una respuesta en forma de alternativa - Pues cada vez que reciba este tipo de material no matemático (que, por supuesto, quiero seguir recibiendo), me dedicaré a adjuntar mis criterios, interpretaciones y argumentos alrededor de los diversos temas que versen, apoyándome por supuesto con el texto recibido.
    Entonces, para ser fiel a la estrategia definida, voy a comenzar el intento. Por suerte, hoy estoy casi en ayuno: solo el café matinal ha sido consumido, así que es poco probable que me vomite encima sobre la marcha, a causa de nauseas provocadas cuando redundas o revuelves la mierda.
    Pues, comencemos:
    Un amigo de Barcelona coincidió en Cuba con la misteriosa desaparición de los hermanos Castro y la subsiguiente reaparición del comandante en plan Santo Padre recuperado. Mi amigo estaba impresionado. Hablábamos al pie de su piscina, un riñón azul turquesa con escalerilla de acero, incrustada como un alhaja en el césped espeso, cortado a la navaja.
    Puede que Martí haya dicho: “Ser culto, para ser libre”.
    No sé, no estuve allí en el momento donde pudo haberlo dicho, por tanto se dice que dijo, aunque pudo haber dicho lo contrario. Lo cierto es que lo primero que nos han quitado a nosotros los cubanos, con permiso o sin permiso del Apóstol: es la CULTURA.
    Y el hombre que no sabe, es como el que no ve, aunque tenga cierto grado de instrucción académico. Instrucción no es cultura. Martí no dijo: ser universitarios para ser libres; o ser médicos para ser libre; ser bachiller para ser libre; no, precisamente nos dan dado cierta instrucción a todos, pero nos han amputado la cultura universal; la de nuestras raíces y la de nuestra memoria, por tanto somos unos muy instruidos e INCULTOS esclavos.
    Al fondo, las Medas en su fase caliginosa. De vez en cuando la novia de mi amigo nos llenaba los vasos. En la mesita del bar iba descendiendo el nivel del Campari. Los invitados saqueaban los cestillos de almendras y patatas fritas. A esa hora suele hacer mucha hambre.
    Tener CULTURA es saber ubicar a las Medas; conocer el significado de la palabra caliginosa; imaginar el sabor del Campari; tener claro el sabor de las almendras; conocer que existen casas con piscinas; disfrutar de todo tipo de lectura; de operas y ballets. Saber qué hizo el cubano medio (no el mambí; ni el rebelde) entre los 1500 y 1959; porque si te remites a nuestros libros de historia; puede que lleves la impresión que durante todo ese tiempo, los cubanos solo estuvimos en cueros con machetes, cantando toque de a degüello; matando soldados españoles; o poniendo bombas en los cines.
    Los cubanos, según creyó ver mi amigo, estaban contentos,
    Se equivocó el amigo, como se puede equivocar una persona que acude al Zoológico y que inocentemente llega a pensar que los monos están contentos en sus jaulas, porque se la han pasado todo el tiempo brincando y jodiendo de aquí para allá, sin parar, haciendo un jolgorio y parecen estar de fiesta; todo esto sin concienciar, que un mono en una jaula, no vive, solo se adapta a sobrevivir como instinto, ignorando además que quizás pueda existir una Declaración Universal de los Derechos Simios.
    amaban al comandante,
    No lo aman, de alguna forma u otra todos le han temido, le temen, y le temerán al ícono. Unos pocos le aman de modo fanático; como se puede amar a un ser sobrenatural; otros le siguen, sin cuestionamientos, cual reflejo incondicionado, como imagen o paradigma inculcado en la psicogénesis . A unos, la maldita CULTURA no le alcanza para discernir, lo BUENO de lo MALO, para valorar si el demonio es digno de un Allegro o un Adagio; un acto de homenaje o de repudio. Otros, los más, han aprendido a aprovecharse de la situación y sobreviven de una u otra forma en el Caos. Este es el caso del simio avispado y “superior” que se ha dejado domar mejor, que la media de la manada y entonces, es sacado de vez en cuando de su jaula y mostrado como atracción en los Circos.
    Y entonces, puede errar amigo que vaya al Circo y crea o llegue a pensar, sino cambia los esquemas, que ese mono está contento y feliz porque aplaude y da volteretas que son evidencias innegables de alegría y felicidad..
    apenas trabajaban,
    Eso es cierto: en esta tierra fermosa, descubierta por Colón, mientras menos trabajas, mejor sobrevives o lo que es lo mismo, mejor te adaptas al esquema.
    Pero, no por eso se puede llegar a la simplista conclusión, que la mayoría de nosotros es feliz por eso. Si fuera así, no se encontrarían alrededor de 3 millones de cubanos, fuera de su país, viviendo como emigrantes. Todo el mundo sabe que la emigración es el principal patrón y síntoma de insatisfacción de los seres humanos. Los cubanos, tenemos un buen escalafón, sino medalla de oro, en la lista de los países con mayores diásporas….., ni que fuéramos judíos.
    Hay muchas personas muy insatisfechas por no poder trabajar como quisieran en su país.
    vivían razonablemente bien,
    Eso es una falacia.
    sin nuestro estrés,
    Continuación de la mentira. A cuál stress se refiere, puede que no sea el mismo stress, claro está. Pero quisiera ver a mi amigo preocupado por alguna de las siguientes situaciones:
    - gana 20 dólares de salario al mes; tiene 3 hijos y un kilogramo de leche en polvo, cuesta casi 5 dólares;
    - llega a casa del trabajo, y se encuentra que en la misma no hay agua corriente y no hay fluido eléctrico, en horario de 7 pm a 12 pm;
    - le recetan tres medicamentos; y no hay ninguno en todas las farmacias de tu ciudad.
    - no puede prever, ni manejar en lo mas mínimo su futuro, mediato o inmediato; aquí sería mejor no poner muchos ejemplos, ya que la lista podría ser interminable; sería mas cómodo en este caso, conocer a lo que denomina el amigo: su stress
    sin nuestras preocupaciones,
    ¿Cuáles crees que sean las preocupaciones de mi amigo?
    los niños jugaban por las calles vacías de coches, la isla era totalmente segura,
    Ni eso es así, tan edulcorado como lo pintan en los noticieros; aunque en honor a la verdad, pienso que en la Habana nocturna circulan menos coches que en Madrid, pero, no por eso son sus calles más seguras. Para poner un solo un pequeño ejemplo: en la Habana, por no decir en toda Cuba, anda rondando una plaga, para no decir pandemia endémica, de mosquitos Aedes aegypti, agentes transmisores de enfermedades como el dengue o la fiebre amarilla, infecciones tropicales que pueden causar la muerte. O puedes contaminarte con hepatitis o leptospirosis u otras enfermedades bacterianas. Si me preguntas a mi juicio, cuál es la causa de tantos brotes de enfermedades al unísono, yo diría, como no soy creyente y no creo en el Armagedón, que la principal razón de tal Apocalipsis, es la deplorable higiene que existe en la misma. Entonces pregunto - si ese amigo no se estresa - cuando piensa que su hijo menor, no va a morir nunca atropellado por un coche, pero que puede morir en las próximas 24 horas, víctima de una epidemia.

    Lo mas jodido del caso es que ni a CNN le interesa que en Cuba, mueran todos los días personas infectadas con este tipo de enfermedades. Estados Unidos y Cuba, están demasiado enfrascados en su guerra de carteles, que no le alcanza tiempo, para profundizar en este tipo de problema.

    podías caminar a las tantas de la noche sin el menor peligro,
    Pinche comemierda es este amigo, porque no ve las bacterias, piensa que camina de noche sin peligros por la Habana, y no quiero hablar de VIH u otras enfermedades de transmisión sexual, ojala y traiga buenos condones.
    playas espléndidas,
    ¿Cuántas playas espléndidas? No sabe este “pueril” y romántico extranjero, que los cubanos no pueden asistir a todas esas playas e instalaciones espléndidas que se muestran en los brochures.
    clima agradable,
    ¿Cuál clima agradable? El acondicionado de su hotel o de su coche, no es el mismo clima que respiro yo, un representante del cubano medio.
    y los isleños eran muy amables.
    Y ya no somos tan amables, sino que solo simulamos, como todo lo demás: amabilidad. Sin embargo, a veces le negamos a un hermano, lo que le brindamos “desinteresadamente” al extranjero, como caso atípico de nación prostituta, donde lo extranjero es considerado superior a lo autóctono.
    ¿Qué más se puede pedir?
    Se puede pedir que baje nuestro amigo de su nube rosa, y que venga de verdad a conocer la vida del cubano.
    Mi amigo es de los que viajó a Chiapas para darle un abrazo al otro comandante, defiende la lucha contra la globalización y vota a los independentistas de Esquerra Republicana; sin embargo, está montando una empresa en Bratislava donde la mano de obra es más barata que la catalana y la corrupción se mantiene en un nivel aceptable.
    Bueno, aquí ya ni se lo que me quiere decir ese amigo, aquí deben de haber repartido en la fiesta, algunos cigarrillos-marihuana.
    De nada sirvió que tratara de razonar con él. Sé por experiencia que a muchos ciudadanos de este lugar les fascina Castro. Especialmente a los de clases acomodadas. No sabría decir por qué motivo. Mi amigo, por ejemplo, aseguraba que los inconvenientes de la tiranía estaban perfectamente compensados por las ventajas socialistas.
    Aunque pueda parecer contradictorio, Castro es símbolo del PODER concentrado a la n-sima potencia. Representa una suerte capitalismo monopolista de estado, pero a la izquierda o con bata roja (o verde, cualquiera de los dos colores es válido). Y las clases acomodadas, reconocen donde está el poder, aunque la representación sea sutil o grosera. Y respetan y admiran todas las expresiones del poder.
    Y vale la pena recalcar, que este no es un poder resultante de la riqueza, este es un poder que esta por encima de todo, de los recursos financieros, de las estrategias empresariales, de la competencia, de los flujos del mercado, de las crisis de superproducción y de las recesiones. Este poder no cree en ERRORES, ni estupideces cometidas, no se ve comprometido por ningún defecto o exceso. Este poder no cree en el tiempo, es omnipotente y omnipresente: es infinito, y aunque todo capitalista aspira a formas mas desarrolladas de obtención de las riquezas que implica poder, a todo el mundo le pica la curiosidad, el anhelo y hasta la envidia por ser REY.
    “¿Como cuál?”
    “La enseñanza, por ejemplo”.
    “¿Y de qué te sirve la enseñanza si no puedes utilizarla? Además, ni siquiera te dejan estudiar lo que quieres, sólo lo que ellos mandan.
    No solo eso. No puedes ejercer cómo quieres. No existe derecho a la propiedad sobre sus conocimientos. Además, de qué sirve la enseñanza o la instrucción, si no se posee educación; si no se enseñan valores éticos; cívicos y morales.
    Podría pensarse que el delfín del Acuarium es un animal muy educado y que posee una buena enseñanza. No, los delfines han sido en todo caso, bien domados; como lo hemos sido nosotros por más de 46 años: reimos, cantamos, aplaudimos, vitoreamos, bailamos y damos la imagen de que hemos sido felizmente domados.
    Y la lectura está censurada. Como con Franco. ¿Qué puedes estudiar si no hay libros?”.
    No hay cultura, solo una doctrina; reflejo de una fe fundamentalista.
    El Campari había ya bajado más de la cuenta, porque comenzó esa carrera de disparates que parece inevitable cada vez que se habla de Cuba. Intervino una estrella mediática local. Campanudo.
    Eso sucede, todo el mundo quiere resolver el problema cubano desde afuera y sin conocerlo a fondo. Por otra parte a los de adentro, les aterra ser los primeros en intentar alguna solución que no sea la espera. No incluyo aquí a los pocos que “conspiran” financiados principalmente por el gobierno u otras organizaciones no gubernamentales de los Estados Unidos; ni a los del otro extremo, a los que “conspiran” e instigan, como parte de su labor de doble-espionaje, miembros todos de los órganos de la seguridad del estado cubano.
    “Tampoco en España hay libertad para todo. No hay libertad absoluta en ningún lugar del mundo. Yo, por ejemplo, tengo prohibido hablar del Rey y de Montilla en mi programa de televisión”.
    Qué “pelotudo” es este Campanudo.
    “Ya, pero si hablas del Rey o de Montilla, incluso bien, no te meten en la cárcel ni te fusilan”.
    En honor a la verdad, en Cuba no se ha fusilado, ni han desaparecido muchos, en comparación con la cantidad de personas que se que se encuentran o han encontrado en cautiverio; perdido el poco patrimonio legal que dan los nombramientos o cargos de la nomenclatura socio-político-económica del país (que iguala de manera injusta a un ex ministro de un lumpen); o han sido víctimas de hostigamientos, “voluntarios y espontáneos”, de nuestro “pueblo enardecido” que reacciona de forma inflexible contra todo el que disiente de la política oficial, aunque sea con el pensamiento.
    Lo de voluntario y espontáneo es cuestionable. Más bien es todo lo contrario, por eso va encerrado entre comillas. Con respecto al pueblo enardecido, solo voy a opinar que veo demasiada homogeneidad en el mismo. Casi todos los que se agrupan de forma espontánea, visten las mismas camisas; todos portan las mismas varas o garrotes, para golpear a los insubordinados; eso sin contar las modas de actos de repudio del pueblo, donde se incluyen irracionalidades tales como lanzamiento de posturas de gallina contra los “pecadores” que disienten. Suerte que con la crisis económica, se ha eliminado este último tipo de manifestación de protesta.
    Esto sin contar con las leyes establecidas. Existe una figura jurídica establecida para juzgar a todo el que se exprese de una forma que pueda ser interpretada como contraria a lo dictado por funcionarios del aparato de dirección gubernamental. La misma incluye sanciones de privación de libertad por períodos de hasta 8 años.
    Otra figura jurídica establece que más de 3 personas no pueden reunirse a opinar o decir algo que vaya en contra de los intereses del estado cubano, (no tengo clara la definición de estado) que incluye penas entre 8 y 12 años de privación de libertad.
    Si son publican dichas opiniones (por favor, se solicita muy encarecidamente, no sean publicadas éstas), pueden clasificar en otra figura: propaganda enemiga, con entre 8 y 12 años de privación de libertad.
    De tal forma que no sé a ciencia cierta lo que es peor: te saquen las uñas y corten el “badajo” o te extirpen de raíz el derecho y la capacidad para cualquier tipo de expresión de tu estado de ánimo u opinión.
    Se han efectuado plebiscito de apoyo a cambios constitucionales, apoyados por procedimientos que violan la discreción y libertad del voto secreto y directo.
    “O sí: a Xirinachs le han caído dos años”.
    El pobre Xirinachs es un cura défroqué medio lelo y ultranacionalista que declaró ante la prensa cuánto amaba a ETA y cómo admiraba a los gloriosos gudaris. Le han caído dos años, pero no los cumplirá, evidentemente. Se lo digo.
    “Ya veo. Eres un visceral. Tienes una medida para los cubanos y otra para los catalanes. Para mí son lo mismo Castro que Blair o Bush. No veo la diferencia”.
    Si la hay. Y tremebunda que es la diferencia.
    Los huevones de Bush y Blair, por muchas locuras que cometan, su período de mandato es finito, y al culminar sus respectivos mandatos o durante estos, pueden ser procesados por los órganos de justicia y aunque siempre es difícil procesarlos, mientras éstos se encuentren en el poder, la justicia puede caerles encima, cuando culminan o durante su mandato.
    Sé por experiencia que ahí termina la disputa, cuando aparece la aserción brutal y estúpida comprendes que lo siguiente es la agresión física. De inmediato se pasa al arroz con bogavante y los presentes tratan de olvidar la conversación como borrachos tras romperle la crisma a un paseante.
    Si tuviésemos la CULTURA suficiente para imaginarnos, al menos, a qué sabe el arroz con bogavante, a lo mejor estaríamos en mejor condiciones de poder discernir lo BUENO de lo MALO en nuestro contexto.
    No es fácil. A mí me sigue pareciendo un enigma que una clase social razonable y entregada con esmero a sus fines egoístas (eso es lo que hace del capitalismo una forma de convivencia superior a cualquier colectivismo obligatorio), tenga en este rincón del mundo una ideología tan extravagante.
    El problema es solo de forma, no de contenido. Los discursos han cambiado, porque ahora esta de moda el socialismo, aunque se parezca más al feudalismo que al comunismo.
    ¿De quién temen el juicio? ¿Qué clase de castigo les caería si se aceptaran de una vez? ¿Les avergonzaría mirarse al espejo si admitieran lo extraordinariamente conservadores que son?
    Los dos conceptos más tergiversados y prostituidos del lenguaje humano son el progresismo y conservadurismo.
    Siempre que se habla de esta rareza, tan típica de algunos ricos ciudadanos, ya sean parisinos (la gauche caviar), neoyorkinos (the radical chic), o catalanes y madrileños (progres), suele aparecer la misma palabra: “narcisismo”.
    Si, un poco de narcisismo, otro de egocentrismo; son problemas religiosos-sexuales; se comportan así, por sus santos-cojones.
    Será eso, pero ¿qué esconde este término? ¿Qué rara batalla interna tienen los bien situados que se avergüenzan de su riqueza y de su poder, sin por ello renunciar ni a lo uno ni a lo otro? Muy al contrario, suelen ser los patronos más duros. Y no sólo los patronos. Uno de los arquitectos mejor parasitados en el poder fáctico de mi ciudad, conspicuo colaborador de una política inmobiliaria escasamente socialista, brinda por Castro y por ETA cada vez que se le presenta la ocasión.
    Ese arquitecto merece cuando muera ir al infierno, a compartir la misma circunvolución junto a Castro y Mikel.
    Si alguien necesita mentirse tan desesperadamente, es seguro que tarde o temprano sufrirá un cortocircuito, el espejo se romperá y le dejará a oscuras con su verdadero rostro.
    Esa gente no refleja su imagen en el espejo. ¡Recuerda los vampiros! Así mismo les sucede a ellos, solo reflejan una convulsa imagen de sus aberraciones.
    Si la oscuridad dura más de la cuenta, para cuando despierte la piscina estará vacía, no quedarán patatas fritas, la novia se habrá largado con un cubano, y las visitas serán los jueves.
    En eso también han ganado buena fama, desgraciadamente, los cubanos. Con sus dotes de máquina sexual: mezcla fatídica de árabe machista y polígamo e hipertrófico semental africano; con todos los nexos musicales y banales del Caribe, exacerbados en un clima de mediocridad y benevolencia paternal. Lástima de “buena fama” que hemos adquirido, los cubanos.
    De todos modos, la oscuridad, la duda, la inseguridad, el ataque de sinceridad, no suele durar demasiado en esos ambientes. En cuanto la imagen aparece algo borrosa, se compran un espejo nuevo, o, mejor aún, mandan a un propio a comprarlo.
    Y no solo eso, le están cambiando hasta el color al azogue.
    Me fascinan, pero me parecen totalmente opacos. Me lo digo y me lo repito: si tuviera el talento de Scott Fitzgerald me pondría a escribir una novela sobre ellos para averiguar cómo son.
    Si yo hubiera sido tocado con la mitad del genio que fue tocado Sigmund Freud, hubiera redefinido la teoría psicoanalítica relativa a estos cabrones, recreando las instancias de la mente humana en una nueva clasificación: el YO, el SUPERYO y SOLAMENTEYO. Como suerte de conciencia homosexual de ciertos hombres aquejados del Complejo de Menfisto, que solo piensan en sí mismo.
    Ahhhhhhh, menos mal que no estoy en cinta….pero me he vomitado ¡!!!!!!

    Comentado por: angelees el 10/10/2006 a las 16:54

  • tengo un comentario a este artículo hecho por una persona de la isla, me gustaría mandarselo como archivo adjunto pero veo que no se puede...

    Comentado por: angeles el 10/10/2006 a las 16:42

  • Pues a mi me parece q pudiendo teclear este comentario desde una acogedora terraza extendida al borde del Danubio estando la noche ya cerrada no transplantaría para nada mi posición wi fi por ninguna otra situada junto a aquella piscina renal, privada y demodé

    Comentado por: Simon Fisherman el 27/8/2006 a las 20:17

  • Si Vd. ha percibido ironía en mí, ella ha existido, por más que yo confiese que no fue esa mi intención. O por intención, que no la hubo, o por por falta de control de una prosa que quise bienhumorada, Vd. ha sufrido una molestia. Le ruego por ello que me disculpe.

    Lo que he intentado transmitir es el misterioso hecho de que quienes hemos recibido una información sobre las patologías mentales, que debería haber erradicado de nosotros aquellos viejos recelos despertados por una idea de la locura que ni siquiera la diferenciaba del cretinismo o la bufonería, apenas hemos visto arañada nuestra costra de prevención y desprecio que siempre despertó el enfermo mental.

    Y he querido tantear la idea de que la razón de esa pervivencia "irracional" en nosotros podría hundir sus raíces en la propia naturaleza de las psicopatologías.

    Comentado por: Gengis Kant el 27/8/2006 a las 20:17

  • su ironía me desarma, señor. acaba de quedar perfectamente claro que está usted perfectamente cuerdo. le felicito. (lo que yo trataba de decir, de todos modos, es que... ¿no le importará que ponga un ejemplo, verdad? al fin y al cabo, esto no parece muy serio. pues lo que yo trataba de decir es que una novia celosa o un compañero envidioso se pueden conducir para con nosotros como auténticos dementes. no me lo invento. si sale usted de casa de vez en cuanto, lo habrá podido comprobar por sí mismo. esas cosas pasan... y entonces ¿qué? ¿los tales dementes ocasionales resultan menos insoportables que los dementes profesionales o qué? porque de eso trataba su post, del desagrado que suscitan los locos, ¿no? pues bien, a mi me repugnan un poco más los locos vocacionales (u ocasionales) que los locos profesionales. ¿que por qué? porque detesto a los diletantes, señor. ¿ha quedado claro?).
    salud

    Comentado por: locatis el 27/8/2006 a las 19:16

  • A don locatis.

    Nuestro entendimiento necesita para funcionar el concurso del tiralíneas, tal como hace Vd. al deslindar lo que hace la perversa psiquiatría de lo que debemos hacer la gente maja, o lo que hacen los sanos sádicos del resto de las personas.

    Yo le aconsejo, antes de romper ese humilde y utilísimo instrumento, comprar uno de punta muy fina, y dibujar con él tramas, bien cuadriculadas, bien germánicas, no lo niego, pero de finísimo calado. Comprobará que los resultados superan con creces los que pregona la empatía intuitiva, fluida y caariññosa.

    Comentado por: Gengis Kant el 27/8/2006 a las 18:47

  • Por razones de estilo quiero corregir el final de mi escrito, en el que se me volcó la escalera ('desagradable' es menos que 'repugnante'). Queda así:

    Eso, a diferencia del cuidado de un enfermo somático, por muy repugnante que sea la enfermedad, es insoportable. Por ello los locos son insoportables.

    Comentado por: Gengis Kant el 27/8/2006 a las 18:22

  • está claro que, desde el momento en que traza usted una línea entre los locos y los no-locos, los locos tienen que resultar desagradables. también los no-locos resultan desagradables, claro está, pero están al otro lado de la línea: son desagradables pero, por lo menos, no están locos.
    no traze líneas, señor. no le hacen ninguna falta ni a los locos, ni a los no-locos ni, probablemente, a usted. al fin y al cabo, de trazar líneas ya se encarga la psiquiatría y otras disciplinas afines.
    (ejercicio: piense tan sólo en la cantidad de no-locos que le han hecho sufrir sin necesiad y, llegado el caso, le han puesto en trance de desesperación. de seguro que son menos que los meramente locos).

    Comentado por: locatis el 27/8/2006 a las 18:19

  • La locura, a diferencia de las enfermedades somáticas, que consisten en sucesos, y como tales van acompañados de signos y síntomas, se expresa en forma de comportamiento. A su vez, el comportamiento siempre enreda a otra persona, es entrometido, dialógico, social. Por eso, quien trata con un loco se enreda, aunque antipáticamente, en su locura, salvo que sea un profesional, que ha logrado objetivar al paciente. Los demás nos sentimos interpelados por el comportamiento demente, lo tomamos en serio. De ahí nuestra sensación de fracaso comunicativo.

    Y de ahí también que culpemos al que no podemos ver, por más que nos lo aconseje la psiquiatría, como un paciente. Es inevitable, y no un residuo de tiempos menos ilustrados, ver al loco como un bromista, un tramposo, alguien que nos toma el pelo, un ser perverso, pero, también, un ser ridículo, grotesco, ya que no podemos evitar juzgarlo con la medida aplicable a los sanos dado que la ilusión de que lo suyo no es una enfermedad forma parte, por tratarse de una conducta, de una acción, y no de un acontecimientoe, que nos compromete.

    Eso, a diferencia del cuidado de un enfermo somático, por muy repugnante que sea la enfermedad, es desagradable. Por ello los locos son desagradables.

    Comentado por: Gengis Kant el 27/8/2006 a las 16:13

  • para jo que tía:
    ¡por favor, sigue! tu historia es buenísima.

    Comentado por: cas el 27/8/2006 a las 15:22

  • A don ortega.

    Perdería el tiempo quien quisiera ponerle pegas a la atinadísima caracterización de la modernidad como la edad del descontento, con el pretexo de la excesiva latitud del último término.

    Sin necesidad de mayores precisiones, se entiende que sólo el descontento moderno es futurista, lo que no podría decirse, por ejemplo, del disgusto de quienes no admitieron la abolición fernandina de la ley sálica.

    Caso muy distinto a éste es el de fascismo, no tanto el del nazismo, que fue, igual que el comunismo, un movimiento rigurosamente moderno, nada menos que vanguardista.

    Comentado por: Gengis Kant el 27/8/2006 a las 11:33

  • Lo siento ingrata pero me temo que no voy a decir nada imprescindible. Me consuela algo el no haber hecho de ello mi profesión.

    Reflexionando sobre la fascinación del Sr. Azúa por la burguesía catalana y sus supuestas contradicciones y opacidades, se me ocurre relacionarlas con una línea de reflexión de sobras conocida, que va , por ejemplo, de Tocqueville a Furet, pasando por Finkielkraut y el útil "Occidentalismo" de Buruma y Margalit. Si la resumimos en la idea "ser moderno es estar descontento", no parece extraño que una parte especialmente bien adaptada de los modernos mantenga ese descontento, parte y no obstáculo de lo que les hace triunfar. Es posible que para idear un edificio destinado a escuela (es un decir)al gusto de los funcionarios de turno, no sea desdeñable pensar que, en el fondo, ------------ (rellénese con lo que convenga: lenin, stalin, gandhi, castro, mahoma, bové) tenía cuando menos algo de razón.
    También es posible que sea incompatible con esa mente despierta y adaptada el pensar lo mismo de otros pensadores no ya descontentos, sino directamente antimodernos (sería el caso de Hitler o del más castizo José Antonio).

    Como ya he dicho, todo esto es bastante conocido y no concibo que con ello desvele el motivo de ninguna fascinación y menos la del Sr. Azúa que me lleva, para decirlo en términos deportivos, una distancia insalvable (¡horrible expresión!). Por ello agradeceré no sólo las correcciones sino, especialmente, los varapalos.

    PS: ¿Puedo esperar que llegue algún día el "conservative chic"? Más vale tarde...


    Comentado por: ortega el 27/8/2006 a las 10:29

  • Publicado por: ingrata | 26/08/2006 23:45:51
    ----

    Hoy soñé con flores, pinos y amores;
    fíjese usted qué cosas
    que considere yo más importante estas sosas
    que las leídas en los periódicos.

    Uno que es un poco tontaina
    y a veces se confunde con tantos valores,
    perdóneseme si así las cosas;
    pero aún si el perdón no otorgóseme
    seguirá este uno repitiendo colores,
    escribiendo en verde los sueños
    y en negro sobre blanco los demás empeños.
    ----

    PS: Se querían tanto los versos que se juntaron demasiado. Ahora están mejor. La justa separación para que fluya el amor.

    Comentado por: Tipo de incognito el 27/8/2006 a las 04:45

  • Publicado por: ingrata | 26/08/2006 23:45:51
    ----

    Hoy soñé con flores, pinos y amores;
    fíjese usted qué cosas
    que considere yo más importante estas sosas que las leídas en los periódicos.

    Uno que es un poco tontaina
    y a veces se confunde con tantos valores, perdóneseme si así las cosas;
    pero aún si el perdón no otorgóseme
    seguirá este uno repitiendo colores,
    escribiendo en verde los sueños
    y en negro sobre blanco los demás empeños.

    Comentado por: Tipo de incognito el 27/8/2006 a las 04:42

  • Todos prescindibles, mas algunos hablan... y bien que hacen.

    Comentado por: Ataralarata el 26/8/2006 a las 22:45

  • algun ser que conecte en esta sala?
    mucho incognito, mucho autista , mucho monólogo prescindible

    Comentado por: ingrata el 26/8/2006 a las 21:45

  • Muy bueno el artículo. Riesgo: cuando se atacan las ideas dominantes (y la de Cuba no es en absoluto una exclusiva de empresarios) uno acaba por no ser invitado a piscinas y Camparis.

    Y vuelvo a mi perplejidad: ¿por qué está bien visto ser comunista a cualquier edad y se denosta ser nazi a los quince años? Quizá será algo como lo de Groucho y el club: a los que tienen la respuesta no les interesa Grass.




    Comentado por: ortega el 26/8/2006 a las 18:53

  • Freud ya no nos quiere...

    Comentado por: Pentesilea el 26/8/2006 a las 15:19

  • ¿Algún Freud en la sala?

    Comentado por: Tipo de incognito el 26/8/2006 a las 10:35

  • OTRO SUEÑO

    Como no sé muy bien qué decir, les contaré el sueño que tuve hoy:

    Estoy dentro de un museo o esto me parece porque en realidad tiene aspecto de colmena laberíntica. La entrada del museo, sin recepcionista y sin nada, es ya propiamente una cela dónde los primeros cuadros son dibujos de niños de párvulos con escenas un tanto violentas. Además la habitación está repleta de llaves allen oxidadas que pretenden hacer la función de ganchos inútiles. En esta primera habitación voy acompañado de algunos amigos. Uno de ellos saca de su asiento uno de estos ganchos y se lo mete en el bolsillo.

    Siguiente escena: Todavía en el museo. Los amigos han desaparecido. En su lugar una niña con un aspecto similar al de Dakota fanning, me acompaña. Juntos andamos por infinitos pasillos decorados con alfombras y cortinas color negro intenso hechas de un tejido fino y delicado como si fuera lencería. La imitadora de Dakota fanning no se cansa de revolotear entre las cortinas y de meterse debajo las alfombras.
    Siguiente escena: Otra cela. La imitadora de Dakota desparece. Toma su lugar un joven y andrajoso y casi rapado, que bien podría parecerse al ewan mcgregor de trainspotting. La cela parece un amontonamiento de restos antiguos, por un momento tengo la impresión de estar de nuevo en Efeso. El doble de Ewan como si de un fiel lazarillo se tratara, va marcándome los botes y quiebros que debo ir haciendo para no pisar la runa. Llego al final, el doble desaparece y al girar la cabeza para admirar lo superado, sólo veo un pasadizo tipo hotel lleno de puertas a ambos lados.
    Siguiente escena y última: Última cela. Voy andando encima de una inmensa piedra gris y plana. Lo sé por sus rugosidades. Voy desnudo y sólo. Sin saber porqué adopto una posción en cuclillas y me fijo en la roca. Al principio la visión es agradable pero de repente empiezan a aparecer pequeñas, delgadas y lampiñas arañas color ocre seguidas de un fiero escorpión también color ocre que las va aniquilando con certeros golpes de aguijón. El escorpión es tremendamente rápido y mortal, las arañas no tienen ninguna posibilidad. Cuando sólo queda una de ellas el escorpión hace un brusco quiebro en su trayectora hacia ella y se lanza a por mis testiculos que aguijonea tres veces.

    Me despierto y compruebo las partes afectadas. Todo está en su sitio.

    Comentado por: Tipo de incognito el 26/8/2006 a las 10:34

  • Lean "La segunda mujer", de Luisa Castro, una amenísima venganza de mujer indignada. Ahí queda queda muy bien retratado el progresismo de cierto tipo de barceloneses en la intimidad; de uno, concretamente, que estará echando chispas. Seguro.

    Comentado por: Vernon S. el 26/8/2006 a las 07:06

  • La anorexia no es un problema de metabolismo. Engañar a todos los que te rodean: metebolismo.
    Rodando hacia el abismo cabalgando en tus propias bolas: fascinación del mal reflexivo. Irse escurriendo, desvanecerse: atracción de la nada.

    Comentado por: Jerónimo, bolero el 26/8/2006 a las 00:03

  • El crédito que el fan fatal del Niño Gusano da a la historia de Raul Castro como ogro comeniños (maravillosa la precisión del Cadillac negro, nada de un Volga o de un automovil de fabricación china, un Cadillac negro heredado de un oscuro lugarteniente de Lucky Luciano, herencia que coloca a los Castro Bros. como epígonos del control mafioso de la isla) me convence de que no todo se ha hecho mal durante los últimos cuarenta y siete años en Cuba. Las varas de medir siempre son personales e intransferibles, pero no es casualidad que aquellos que alaban a Raul Ribero desprecian con igual facilidad a Chomsky. Es una constante. Y que aquellos que se llenan la boca con sus vivencias como turistas en Cuba no han paseado sus reales por el barrio de la Mina de Barcelona. La Democracia occidental no es más que nuestro particular fracaso, nuestro pequeño fracaso, de establecer una contrato social y unas normas de convivencia política. Una mímesis esclerótica de la Atenas de Pericles, con paralelismos inquietantes. siempre será preferible la vida de meteco en Francia que la de ciudadano en España. Y no creo que haga falta hablarles acrce de los modos de servidumbre socio-económica que han sustituido al esclavismo en Occidente (o sí, porque la teoría marxista les será tan desconocida como el satanismo a un supernumerario del Opus). Me gustaría verles las caras cuando llegue nuestro Peloponeso. Pero miraré en derredor mío y no encontraré a hoplitas, a ciudadanos-soldados que estés dispuestos a dar su vida para defender sus privilegios democráticos. Encontraré a mesnadas de mercenarios a los que les dará una higa todo lo que no sea la paga o conseguir el privilegio de la nacionalidad, mandados por cazurros filofascistas con aspiraciones pretorianas. ¡Ojalá contase siquiera con la posibilidad de la huida con un Alcibiades!. No tenemos ninguno en lontananza, pero sí una Esparta que no nos destruirá, sino que nos sustutuirá en todo (adivinen ustedes, damas y caballeros; prometo una muñeca chochona al primero que caiga en la cuenta de tan obvia respuesta). ¡Hala, que ya me he cansado!
    P.S.- El tal Enea debería disociar el alcohol de sus apariciones por aquí. No me malinterpreten. Nada me parece más digno que un borracho, pero no hay Cristo que entienda sus balbuceos.

    Comentado por: Le Jacobin Malade el 25/8/2006 a las 23:37

  • Si te empeñas en ser lo que eres, terminarás siendo otro.

    Comentado por: Gengis Kant el 25/8/2006 a las 23:06

  • Si te dicen que Dios no quiere a los que lo temen sino a los que lo aman, te ves obligado a amarlo; pero como lo amas por temor, nunca te querrá: esto es la desesperación en estado puro.

    Comentado por: Gengis Kant el 25/8/2006 a las 23:02

  • La bonachona idea de que Dios no quiere que le obedezcamos por miedo sino por amor añade a nuestros deberes religiosos el de amarlo.

    Comentado por: Gengis Kant el 25/8/2006 a las 22:58

  • Sé el que eres: una obligación rara como pocas.

    Comentado por: Gengis Kant el 25/8/2006 a las 22:41

  • Ojalá fuera capaz de escribir con la goma de borrar.

    Comentado por: Gengis Kant el 25/8/2006 a las 22:32

  • Yo escribo tanteos, que son como los ensayos, pero sin luces, a ciegas. A veces acierto.

    Comentado por: Gengis Kant el 25/8/2006 a las 22:30

  • En el nacionalismo, a diferencia del fuerismo o del tradicionalismo, alienta el genio inquieto de la modernidad.

    Comentado por: Gengis Kant el 25/8/2006 a las 22:00

  • El descubrimiento de la propia identidad nacional, o su invención: ese es el momento jubiloso del nacionalismo, que pronto da paso a su exhibición. No tarda en llegar su imposición.

    Comentado por: Gengis Kant el 25/8/2006 a las 21:55

  • Descubrir la propia identidad: una paradoja llena de sentido, o de sentidos.

    Comentado por: Gengis Kant el 25/8/2006 a las 21:49

  • Descubrir la propia identidad: una invitación a viajar lejos, muy lejos, más adentro, más...

    Comentado por: Gengis Kant el 25/8/2006 a las 21:44

  • Descubrir la propia identidad: algo tan difícil como encontrar la carta que estaba encima de la mesa.

    Comentado por: Gengis Kant el 25/8/2006 a las 21:42

  • Me lo digo y me lo repito: si tuviera el talento de Scott Fitzgerald me pondría a escribir una novela sobre ellos para averiguar cómo son.

    25/08/06 | Enlace permanente
    ........

    Scott con o sin talento, juventud. Byron, Byron, Byron

    Enea

    Comentado por: Enea el 25/8/2006 a las 21:28

  • 9. El cubano ha dejado de ser un hombre para encumbrarse en una simple entidad proletaria, revolucionaria y antiimperialista. El régimen le llama a todo esto: socialismo y dignidad

    diría Nietzs... nunca dejaron a nadie ser hombre.

    el cubano? cuál el que aguanta y no le gusta Fidel y se queda en Cuba, el que no es capaz de decirle que ya no más pero le quiere y se duermen en los lárgos mítines que daba cuando ganaba a Japón, no ganaba pero casi...hago... casí pero es que es pequeña la isla.

    el cubano cuál, el que perdió la guerra en Cuba, españoles ellos... no sé...

    El cubano actual que se pregunta porque están los edificios coloniales cayéndose a pedazos, mientras hacen garages para vivir...
    es que ... no entendí porqué Cuba, de erdad no entendí.
    apresaron hace poco a unos diplomáticos en Congo, después de las elecciones, es duro... duro

    de verdad

    no entendi

    Comentado por: Enea el 25/8/2006 a las 21:09

  • 2. Una vez, en casa de Carlos, en Camagüey, escuché decir que, algunas noches, Raúl Castro recorría las calles de La Habana en un cadillac negro y raptaba niños que no volvían a aparecer jamás.

    ........

    Había una vez mystic River... EEUU Ruamnia, España, Gran Bretaña, no creo que fuese Raúl el futbolista pero quién sabe...
    había una vez unas niñas de alco... cer... no sé desaparecieron y las encontraron y dicen que algún ministro estaba implicado.
    Había una vez

    Enea
    Enea

    Comentado por: Enea el 25/8/2006 a las 21:00

  • Mientras alababa el régimen se me ocurrió preguntarle por qué razón a los cubanos no los dejaban acercarse a los hoteles. No necesitan hoteles ni piscinas, me dijo, ya tienen el mar, los cocos y las palmeras.
    ..........

    Quizás le debió preguntar porqué trabajaron más horas para Fidel. Eso dicen que hicieron los cubanos para celebrar el cumpleaños de Fidel. Los cubano que viven en la isla, una parte de ellos.
    entocnes, se entiende mejor la conciencia social

    aunque no sea esa la forma de ayudarse uno mismo, pero se entiende que hay humanos que no están en hoteles o piscinas y las tienen y otros quitan escombros en el Libano
    Enea

    Comentado por: Enea el 25/8/2006 a las 20:07

  • Don Felix conoce mas que yo,pero eso de juntar en un progres comun las variedades madrileña y barceloní,no esta claro.No creo que piense en esa visita al cementerio civil de Madrid,visita que refiere Jaime Gil de Biedma,Un dia de difuntos,para juntarlos a todos.No Gauche Divine no hay mas que una y lo demas,incluido lo de Nueva York,son puras imitaciones.Movimiento tan barceloní,como los jesuitas y el Opus,navarros.

    Comentado por: maleas el 25/8/2006 a las 19:51

  • Nietzsche, y la tragedia Griega. Nie..zts... tzs, bajó al segundo plano, es lo que me queda por entender.

    Voluntad de poder, poder no es sumisión... me queda por entender eso de Nietzsche pero lo haré.
    sin dios

    Enea

    Comentado por: Enea el 25/8/2006 a las 19:39

  • Visité Cuba a principios de los ochenta,acompañado de un amigo y su novia de la calaña del amigo de Azúa,su novia,no.De vuelta de la isla nuestras opiniones diferian,el opinaba como el amigo se Azúa y yo,no.El regimen me recordaba al regimen franquista,hacia los años cincuenta y sesenta,antes fue peor,claro.Franco careció de legitimidad desde que se sublevó contra la Republica,ayer quitaron su estatua de Zaragoza,ya falta menos para tomar en consideracion el bochornoso espectaculo de el Valle de los Caidos,Fidel se sublevó contra un regimen caribeño fascista,el fin,era legitimo,y asi fue entendido,por personas como mi padre,que desde luego,no era comunista.El problema empezó cuando Fidel se metió en los ajustes de cuentas y los fusilamientos que les sucedieron.Se convirtió en el Dictator de E.Junger.
    Ambos el Comandante y el Caudillo,merecerian un trabajo biografico comparativo al estilo de Plutarco.Fidel mas culto,mejor orador,mas carisma,ambos de origen judeogalaico,ambos destinados a morir dictadores,con las botas puestas,decanos de gobernantes de cualquier ralea.
    Don Felix peca de humilde,"no tengo el talento de Scott F.",mas me da que lo que ocurre es que ya le lleva bastante tiempo el blog,el trabajo,los viajes...,como para empezar a contar a las generaciones futuras,nosotros los conocemos ya, como se las gastan algunos de nuestros coetaneos.
    Tal vez jo tia podria hacerlo,cada dia escribe mejor y sensibilidad,sensibilidad para desenmascarar a esos fantoches,no le falta.A ver si se anima.

    Comentado por: maleas el 25/8/2006 a las 19:36

  • Creo, que era Niets o Nietz... que decía, no decía, hablaba, no hablaba, le gustaba la vida, con aforismos, metáforas y símbolos, tenía dolor de cabeza y decía que respiraba por la nariz para entender el mundo y no lo entiendo y era amable y le gustaba entender. Decía que los aforismos quitan o se centraban en positivo y entonces

    Los Dioses nunca bajan al infierno.
    conciencia social, no es proletariado es tenerla con o sin dinero.

    Hay personas que tineen con dos "e" "es" piscinas grandes y un lugar para albergar a quien quiere un caviar y trabajan en tierra, hay quien mira la luna y se la queda. y quien simplemente la mira. Hay quien ... hay un mundo real difícl de cambiar. Qué vital era!

    Los filósofos de es época hablaban de dios como si existiera... Shopenha.. no... Spinoza pero existe? se pregutno Nietsch...

    Marx tuvo una intuición perfecta, hay quien no sabe que tiene amo a sus espaldas y recoge la mesa y mira como se bañaron en la piscina que limpia todos lois días... Conciencia social

    para todos.
    Enea

    Enea

    Comentado por: Enea el 25/8/2006 a las 19:28

  • No enciendo nada, que cierran el ciber...abur.
    Besos y abrazos desde la campiña.

    La coleccionista de "toupas" (que me trae el gato a la cama)


    Comentado por: La simpática bloguera el 25/8/2006 a las 18:23

  • ¡Cómo ha crecido la hierba por aquí!!...espera que enciendo la desbrozadora.


    La coleccionista de rastrojos

    Comentado por: La simpática bloguera el 25/8/2006 a las 18:20

  • ¡Dios bendito! Sí, sí... justo a estos "flamantes críticos" con piscina de cesped a cepillo es a los que me refería yo ayer. ¡Hay que ver lo que les gusta la tarima!


    Comentado por: Onagro el 25/8/2006 a las 17:42

  • Mi antiguo jefe era del Partido de los Trabajadores; aún se reúne y recuerda con sus camaradas los días de lucha por la libertad, las semanas en prisión. todos los 14 de abril asiste al homenaje a los caídos por la República. Yo cobraba 600 euros en nómina y 250 en negro; estaba dado de alta como peón cuando hacía trabajo de titulado y mi jornada era de 50 horas (obviamente 10 gratis). El año pasado viajó a Cuba y volvió admirado. Me suena esa historia

    Comentado por: Raúl Guerrero el 25/8/2006 a las 17:37

  • Por razones profesionales he tratado bastante con la fauna arriba descrita en condición de empleado sector servicios...no hay "amos" ,eso es lo que se creen :los putos amos, lo son: putos y amos. Azúa los ha descrito muy bien Citrine tiene razón lo quieren todo rematado de buena conciencia, cuando en el fondo sólo consideran chusma a ese proletariado que iban a liberar y que les traiciónó dejando de serlo y ahora sólo les molan los proletas exóticos que tienen que tragar su paternalismo baboso.Sus hijos se vuelven lumpen de diseño, jaco del bueno ,okupo una temporada o me tiro de la moto , el vecindario (el bajo claro) que recoja.Así han acabado como el nadador de Cheever, con la conexión con la realidad seriamente dañada.Llamadme resentidillo si quereis pero es lo que hay. Animo don Félix si alguien puede hacer esa novela es usted yo le paso información.

    Comentado por: El Piscinero el 25/8/2006 a las 17:19

  • En cualquier lugar en donde la vida alcance un suficiente grado de desarrollo se dará una diferencia fundamental entre individuos de la misma clase.

    Unos gozarán de abundancia de recursos para mantenerse; otros, la inmensa mayoría, tendrán que pelear a brazo partido para asegurarse la existencia en el próximo minuto.

    Llegará un momento en que la moral -esas falsas ideas sobre el Bien y el Mal- se desarrollará hasta herir la conciencia de los más poderosos.

    Entonces surgirá esa deformidad monstruosa, esa criatura repugnante que es el "rico amigo de la Justicia".

    Comentado por: lopatov el 25/8/2006 a las 17:12

  • ¿Defiende usted el régimen de Castro porque no se acerca al democrático y viven sin estres y porque su amigo es simpatizante de dar abrazos a señores? (No es una pregunta,es una mera suposición) Vaya por dios.Eso de que ni en Cuba ni en España existe la "libertad absoluta", es mero dar el cante. Faltaría más,Dios nos libre de esta parrafada de libertad. Eso quién lo dice,¿usted o su amigo?Además, todo eso del conservadurismo se lo puede usted consultar a su amigo y le sacará de dudas,¡ah! no,que es opaco.Será ,será,ya verás.En escrutar esas almas,ni el mismo Fitzgerald; puesto que este hacía migas con almas más esponjosas y evitaba picar piedras,digo yo.Y, donde la bestia siempre ronca y duerme a su gusto,en lo que a cuestión de libertad se refiere,sólo cabe dos cosas,echarte a dormirla y acompañar el calor ambiente o,como bien dijo Goethe: sólo es libre, el que se gana la libertad todos los días.Y,esta sí que es la absoluta.

    A los partidarios de la Política debería prohibírsele...

    Comentado por: Delfín el 25/8/2006 a las 12:30

  • Le prohíben hablar de... ¡Montilla! ¡Y lo acata¡? Dios mío, ¿qué pensaría Lenny Bruce si levantara la cabeza?

    En este particular vértice del Mediterráneo tiene mucho peso el esnobismo. Ahí cala, entre otras cosas, el nacionalismo. No en vano, las cosas como sean, el "senyor Esteve" tiene más cosas en común con Anouk el esquimal que con los Izquierdo de Puerto Hurraco, saga familiar que la cosmogonía burguesa catalana sitúa, aproximadamente, en la constelación de Orión. Mal que pese que aquí tengamos también bandoleros, trabucaires y nuestra propia "montaña de Tor".


    Comentado por: gabriel feraud el 25/8/2006 a las 12:24

  • @emprendedor

    Forma parte de una trilogia , cierto que no esta muy bien desarrollado no hay linea argumental y todo son dialogos en tono de burla , podria haber sido un cuento largo (60 pag) .

    El segundo ya esta a la venta pero no lo he leido Vidal-folch me parece un escrito bueno , tiene un libro " la cabeza de plastico " que en su linea machaca un poco el mamoneo del arte contemporaneo .

    "lo de Montalbán es, todavía, un gran atrevimiento."

    El libro fue escrito antes de la muerte asi que era mas atrevimiento , luego al publicarse una vez muerto parecio de mal gusto , las circunstancias

    Comentado por: albert pla el 25/8/2006 a las 12:05

  • Ayer respondía lopatov que nuestra solución vendría de la extensión del "ocio civilizado".

    S. Hawkings apostó por la ingeniería genética.

    Yo pienso con frecuencia en la bioquímica, porque el campari se ha demostrado ineficaz.

    Comentado por: Esperanza Gil Díaz el 25/8/2006 a las 11:43

  • Por añadir al glosario, en Inglaterra los llaman "champagne socialists".

    La descripción de los cubanos por parte del amigo de la piscina les hace parecer felices tahitianos de la época de Cook y Bougainville, antes de la conquista de los europeos, antes de comer del árbol del bien y del mal.

    Por cierto, una novelista hay que se propuso hacer la crítica novelada de los progretones...El problema, grave, es que se nos volvió neostalinista de alta fidelidad. Belén Gopegui es.

    Comentado por: carbasus el 25/8/2006 a las 11:36


  • "Las tiranías más recientes se encuentran reducidas a justificarse en nombre de la misma moral que violan, reducidas a las acrobacias verbales que, a fuerza de monotonía en lo inverosímil, engañan cada día a menos gente"
    (...)"En democracia, el obstáculo a la objetividad de la información no es la censura, sino los prejuicios, la parcialidad, los odios entre partidos políticos y las familias intelectuales que adulteran los juicios e incluso las simples comprobaciones. A veces, más incluso que la convicción, es el temor del "qué dirán" ideológico lo que tiraniza y amordaza la libertad de expresión"
    (...)"Desaprobar una personalidad de izquierdas, incluso en un punto sin relación con la política, es, a veces, caer en el fascismo" (entiéndase: ser tachado de-).

    Esto lo escribió Jean-François Revel en su imprescindible "El conocimiento inútil" en 1988. Parece que sigue vigente. Debería ser lectura obligatoria en los institutos... Especialmente recomendable para los niños mimados de la vieja gauche divine que describe don Félix. Los padres ya no tienen solución.

    Comentado por: (em)prendedor de coches el 25/8/2006 a las 10:20

  • Creo que no entiendo muy bien el artículo de ayer. No sé quién tendría que dar explicaciones exactamente. Tampoco sé a qué elemento mínimo y esencial se refiere. Ni qué principio se malogró. Antes nos mataba la sangre, el honor, la tierra y hoy nos mata la sangre, el honor, la tierra, la economía, la administración, la ciencia y el dinero. No hay principio. Todos se justifican: los verdugos, los científicos, la banca, el comercio, la empresa Thyssen, la empresa Farben, y así. Unos, si les conviene y beneficia, se arrepienten dramáticamente; otros modifican el pasado hasta hacerlo coincidir con la mentira que quieren imponer, otros simplemente lo ignoran; y todos alegan causas y razones para atenuar su culpa y hacernos comprender que lo que ocurrió fue en cierto modo inevitable.

    El genocidio, la matanza masiva, es una inercia humana. Está ocurriendo ahora mismo. Y mientras ocurre miles de personas están dando una explicación a ese absoluto sinsentido donde la muerte ya no posee ningún significado y la vida se considera un mero estorbo para ganar las guerras que soñamos.

    Comentado por: nosoyruso,señor el 25/8/2006 a las 09:53

  • Esto es un cuento , no vale ,hay que poner nombres sino la moralina pierde , en cuanto al tema , es el de siempre .

    Amigos ? conocidos supongo , tendria que hablar un dia Azua de Oscar Tusquets , Un hombre libre

    Comentado por: albert pla el 25/8/2006 a las 09:25

  • Hay una listita de temas que actúan como tirabuzón y siempre acaban igual, puede ser "Castro en Cuba", luego de un viajecito; pero también puede ser "los extranjeros el Cataluña", luego de algún incidente en la calle. Son conversaciones casi programadas y creo que dicen poco de quien las representa. Cada uno es un actor y hace un papel más triste o más feliz.
    Ahora bien, me pregunto ¿porque hablar así de unos amigos?, o sino ¿porqué los amigos que tengo son así? Si a la ciudad están llegando de todo el mundo pilas de gente bien preparada, para ser mis amigos. Tal vez si hay algo interesante de que escribir, es de esa "amistad".

    Comentado por: Pedro el 25/8/2006 a las 09:04


  • Bravo, don Félix. No hay incongruencia más llamativa y molesta que la de aquellos que lo quieren todo: la integridad, el dinero, la buena conciencia. Su dogmatismo es agresivo, porque en su interior queda un resto de lucidez que les susurra que algo que no encaja. Y no cabe, efectivamente, razonamiento alguno.

    Es fascinante que la cultura de la izquierda haya sancionado aquella afirmación de McLuhan: la indignación es el mecanismo que reviste de respetabilidad a un idiota. Basta indignarse y clamar contra la Injusticia, así, en mayúsculas, para que uno se sitúe en un empíreo de la moral -no importa que todos llevemos una vida parecida. Son los misteriosos poderes taumatúrgicos de las afirmaciones de coste cero.

    Yo mismo he pensado alguna vez en acudir a alguna suerte de Corporación Dermoética, para vivir más tranquilo y sentirme mejor. Sería un gran negocio. Pero no hay caso.

    Comentado por: charlie citrine el 25/8/2006 a las 08:34

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Félix de Azúa nació en Barcelona en 1944. Doctor en Filosofía y catedrático de Estética, es colaborador habitual del diario El País. Ha publicado los libros de poemas Cepo para nutria, El velo en el rostro de Agamenón, Edgar en Stephane, Lengua de cal y Farra. Su poesía está reunida, hasta 2007, en Última sangre. Ha publicado las novelas Las lecciones de Jena, Las lecciones suspendidas, Ultima lección, Mansura, Historia de un idiota contada por él mismo, Diario de un hombre humillado (Premio Herralde), Cambio de bandera, Demasiadas preguntas y Momentos decisivos. Su obra ensayística es amplia: La paradoja del primitivo, El aprendizaje de la decepción, Venecia, Baudelaire y el artista de la vida moderna, Diccionario de las artes, Salidas de tono, Lecturas compulsivas, La invención de Caín, Cortocircuitos: imágenes mudas, Esplendor y nada y La pasión domesticada. Los libros recientes son Ovejas negras, Abierto a todas horasAutobiografía sin vida (Mondadori, 2010) y Autobiografía de papel (Mondadori, 2013)Una edición ampliada y corregida de La invención de Caín ha sido publicada por la editorial Debate en 2015; Génesis (Literatura Random House, 2015). Nuevas lecturas compulsivas (Círculo de Tiza, 2017) y Volver la mirada, Ensayos sobre arte (Debate, 2019) son sus últimos libros.  Escritor experto en todos los géneros, su obra se caracteriza por un notable sentido del humor y una profunda capacidad de análisis. 

En junio de 2015, fue elegido miembro de la Real Academia Española para ocupar el sillón "H".

 

Bibliografía

 




 

Ensayo

Volver la mirada (2019). Debate, España.

Nuevas lecturas compulsivas (2017). Círculo de Tiza, España. 

La invención de Caín (2015). Mondadori, Barcelona. 

Contra Jeremías (2013). Mondadori, Barcelona.

Contre Guernica, Prefacio para Antonio Saura (2008). Archives Antonio Saura, Genève.

 La pasión domesticada (2007). Abada, Madrid.

Ovejas negras (2007), Bruguera, Barcelona.

Cortocircuitos. Imágenes mudas (2004). Abada, Madrid.

La invención de Caín (1999). Alfaguara, Madrid.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (reedición) (1999). Anagrama, Barcelona.

Lecturas compulsivas. Una invitación (1998) Anagrama, Barcelona.

Salidas de tono (1996). Anagrama, Barcelona.

Diccionario de las artes (1995). Planeta, Barcelona.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (1992). Pamiela, Pamplona.

Venecia (1990). Planeta, Barcelona.

El aprendizaje de la decepción (1989). Pamiela, Pamplona.

La paradoja del primitivo (1983). Seix Barral, Barcelona.

Conocer a Baudelaire y su obra (1978). Dopesa, Barcelona.

 

Novelas y prosa literaria

Génesis (2015). Literatura Random House, Madrid. 

Autobiografía de papel (2013). Mondadori, Barcelona. 

Autobiografía sin vida (2010). Mondadori, Barcelona.

Abierto a todas horas (2007). Alfaguara, Madrid.

Esplendor y Nada (2006). Lector, Barcelona.

Momentos decisivos (2000). Anagrama, Barcelona.

Demasiadas preguntas (1994). Anagrama, Barcelona.

Cambio de bandera (1991). Anagrama, Barcelona.

Diario de un hombre humillado (1987). Anagrama, Barcelona.

Historia de un idiota contada por él mismo, o el contenido de la felicidad (1992), Anagrama, Barcelona.

Mansura (1984). Anagrama, Barcelona.

Última lección (1981). Legasa, Madrid.

Las lecciones suspendidas (1978). Alfaguara, Madrid.

Las lecciones de Jena (1972). Barral E., Barcelona.

 

Relatos

"Quien se vio", Tres cuentos didácticos (1975). La Gaya Ciencia, Barcelona.

"La venganza de la verdad" (1978). Hiperion nº1, Madrid.

"Herédame" (6 y 7 agosto 1985). El País, Madrid.

"El trencadizo", con grabados de Canogar (1989) Antojos, Cuenca.

"La pasajera" (18 nov. 1990). El País, Madrid.

"La resignación de la soberbia", Los pecados capitales (1990). Grijalbo, Barcelona.

El largo viaje del mensajero (1991) Antártida, Barcelona.

Cuentos de cabecera ("La pasajera" y "La segunda cicatriz") (1996). Planeta NH.

"El padre de sus hijos" (1998). Barcelona, un día, Alfaguara, Madrid.

"La verdad está arriba" (1998). Turia, Teruel.

 

Poesía

Última Sangre. Poesía 1968-2007 (2007). Bruguera, Barcelona.

Poesía 1968 1988 (1989). Hiperion, Madrid.

Farra (1983). Hiperion, Madrid.

Siete poemas de La Farra, con un grabado de A. Saura (1981). Cuenca.

Poesía 1968 78 (1979). Hiperion, Madrid.

Pasar y siete canciones (1977). La Gaya Ciencia, Barcelona.

Lengua de cal (1972). Visor, Madrid.

Edgar en Stéphanie (1971). Lumen, Barcelona.

El velo en el rostro de Agamenon (1970) El Bardo, Barcelona.

Cepo para nutria (1968). Madrid

Premios

1987 Premio Anagrama de Novela.

2000 Premio a la cultura "Sebetia-Ter" del Centri di Studi di Arte e Cultura di Napoli".

2001 Premio a la tolerancia de la "Asociación por la Tolerancia", Barcelona.

2011 Premio González-Ruano de Periodismo

2014 Premio Internacional de Ensayo José Caballero Bonald

2015 Premio Francisco Cerecedo de la Asociación de Periodistas Europeos 

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2020 | Fundación Formentor | Barceló Torre de Madrid. Plaza de España, 18 28008 Madrid (España) | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres