PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

miércoles, 5 de agosto de 2020

 Félix de Azúa

Para evitar el suicidio

Si alguien (Dios no lo permita) se aburre, se harta, se abruma, se asquea, se hastía de los nacionalistas y del fútbol, siempre puede saltar al primer vuelo que encuentre hacia Zurich y una vez en aquella ciudad alegre y bullanguera, dirigirse al muelle y tomar el hermoso paquebote Glärnisch para cruzar el Zurichsee (que no el Zurichersee, los suizos son muy suyos) y media hora más tarde apearse en el embarcadero de Zurichhorn y allí mismo restaurarse con un wok de pollo y verduras de excelente factura, acompañado por medio litro de apfelwine que es la sidra de toda la vida.

Una vez satisfechas la zonas anímicas inferiores del humano, cruce éste el parque saltando por encima de las parejas que se solazan en la mullida hierba (ayer se alcanzaron los 30º) y lléguese hasta el número 172 de la Zollikerstrasse, en donde encontrará la colección privada del magnate E.G.Bührle a quien hasta el momento no le han pillado material manchado de sangre.

Cruce el umbral neoclásico, pague lo que debe, suba las escaleras, no se distraiga con la esplendorosa Sultane de Manet, una obra maestra, sapristi, busque y husmee.

Casi al final del recorrido, cuando sus fuerzas ya flaqueen, junto al retrato de Hubert Robert a quien Fragonard adivinó como un turbulento heraldo de la revolución, topará el peregrino con un Goya feroz, un archigoya.

Es la Procesión en Valencia de dudosa datación (¿1815, 1820?), pero contundente motivo. Ahí encontrará el curioso la explicación de todos nuestros males, la rabiosa (exacto) actualidad política del país, los trascendentales iconos de una condena: la nuestra.

En primer plano, un par de arrieros acarrean un inmenso cofre, un tesoro, pero la acémila de la derecha ha caído cuan larga es y el mozo se ejercita deportivamente moliéndola a palos. Dos paisanos lo observan con aguda curiosidad científica y las manos a la espalda. Por detrás de la escena serpentea la procesión encabezada por un robusto canónigo cuyo bostezo descomunal ocupa el centro geométrico del cuadro. Le siguen monaguillos, tullidos, piadosas ancianas, tarados, frailes, y todo transcurre bajo la atenta vigilancia de un hidalgón rechoncho a quien acompaña un escomendrijo, probablemente su hijo.

Nuestros iconos familiares cambian de aspecto: dejan los hábitos frailunos, las gorgueras, los jubones, pero conservan el interior del cráneo inalterado a través de los siglos. Antes trepaban a un púlpito para berrear sus sandeces, ahora lo hacen desde el estudio de televisión. La grandeza de sus ideas no ha cambiado de tamaño. Tampoco nosotros hemos cambiado: somos los que se largaron a uña de caballo con Napoleón. Mejor aún, con Pepe Botella, bendito sea.

La eternidad de la tertulia barroca y milagrera no explica nada, pero alivia la desesperación de los afrancesados. Quiere decirse que la insoportabilidad peninsular es cosa meteorológica, orográfica, tectónica, en todo caso, sobrehumana, algo que se produce debido a la deriva de los continentes y no por culpa nuestra y de nuestros padres.

Al atardecer, Zurich es una fiesta. Las terrazas son hormigueros, los cafés bullen, los bares, las brasseries, los restaurantes al aire libre invitan a vivir sin hacer el ridículo. Uno cree estar a orillas del Guadalquivir entre gente sensata y mira con curiosidad los precios de los alquileres, por si las moscas.

Luego recuerda que aquí el verano dura una semana.

[Publicado el 20/6/2006 a las 07:30]

Compartir:

Comentarios (26)

  • Los profesores de Literatura y Filología de la Universidad de Huelva Pablo Zambrano, Regla Fernández, María Losada y Eloy Navarro han publicado la obra 'Estudios sobre literatura y suicidio' (Ediciones Alfar), un libro que en el que analizan el interés que diferentes autores y épocas han mostrado por la muerte involuntaria desde la Grecia clásica hasta el siglo XX.
    En declaraciones a Europa Press, Zambrano explicó que, a lo largo de la historia, la literatura ha reflejado la continua preocupación del hombre y la sociedad en general por el tema del suicidio, "abordando las razones morales, filosóficas o culturales que lo han rodeado".
    Asimismo, señaló que dicho asunto, al que consideró como "una fuente de inspiración ininterrumpida", ha generado numerosos ejemplos de obras cumbre de la literatura que comienzan en el mundo clásico con 'La Eneida' de Virgilio y que continúan con las obras teatrales de William Shakespeare 'Macbeth' y 'Hamlet', pasando por 'Madame Bovary' de Flaubert y las obras de Dostoievski, entre otras.
    Igualmente, incidió en que las variadas perspectivas desde las que la literatura ha abordado el asunto del suicidio ilustran la evolución del debate sobre este asunto, "con la virtud de no sólo hacer espejo de posturas morales encontradas sino también de arrojar sobre el tema la luz propia de las manifestaciones artísticas".
    Zambrano inicia esta obra, compuesta por cinco estudios, con un capítulo titulado 'Literatura y suicidio: breve historia del debate', un recorrido histórico desde el mundo clásico hasta siglo XX, que hace hincapié en algunas obras destacadas.
    A continuación Regla Fernández y María Losada, analizan en sendos capítulos el suicidio en la tragedia clásica y en la literatura inglesa, deteniéndose en esta última en la influencia que ejerció en los escritores del siglo XVIII el suicidio del literato romántico Thomas Chatterton.
    Posteriormente, Eloy Navarro analiza el suicidio en la literatura española, abordando uno de los casos que mayor trascendencia y repercusión tuvo en la literatura nacional de los siglos XIX y XX, como fue el suicidio del escritor madrileño Mariano José de Larra.
    Por último, el libro se cierra con el estudio 'Flaubert y Dostoievski: suicidio, trascendencia y cambio de paradigma', también de Pablo Zambrano, quien consideró a tales autores como "los escritores que anticiparon la concepción moderna del tema en la literatura".


    Comentado por: Luis el 18/12/2006 a las 19:04

  • comentario (tardío) a vic

    evidentemente imperio/nación tiene varios significados, no todos incompatibles (el imperio ruso se hizo bajo la ideología de la rusificación y sin embargo es tan diferente el nacionalismo ruso de otros mas cercanos...)

    una cita:

    "¿Qué es el nacionalismo?
    Nacionalismo es la idea que entiende la patria no como una empresa a cumplir en el mundo, sino como soporte físico de nuestra vida.
    Entonces, ¿por qué no podemos ser nacionalistas?
    Porque para nosotros ya sabeis que la patria no es el territorio, ni la lengua, ni la raza, sino la Unidad de Destino orientado hacia su Norte Universal." J.A. Primo de Rivera, "España incómoda"

    Comentado por: ortega el 21/6/2006 a las 08:28

  • el unico movimiento genuinamente español exportado,sesudo vic,es el de la fregona.Su inventor hizo mas por la humanidad que todos los individuos juntos cuyos nombres copan los callejeros de este pais.Motivo para meditar.

    Comentado por: maleas el 20/6/2006 a las 21:43

  • Como voy a estar un par de días por Zurich, pues agradezco la sugerencia de visita un montón. Lectura del artículo, pues, en esta ocasión, dejando de lado lo que tiene de directa amenaza, y cogiendo sólo eso, la sugerencia.
    Que sigan más como ésta...

    Comentado por: Popaul el 20/6/2006 a las 20:04

  • Hablo desde la literatura. Otra cosa es cuando la literatura, como no puede ser de otro modo, habla desde la realidad. En España desde hace unos cuantos siglos, ha habido una miseria sociológica que por su extensión podría considerarse una "forma de vida" (picaresca, etc.) como bien sabemos todos. Hemos comido caliente de una manera consistentemente generalizada desde no hace tanto.
    La literatura de fin de siglo (modernismo y 98) le dio a ese fenómeno una cierta profundidad, un relieve, en su tratamiento literario y artístico. Lo convirtió en un "icono" hispánico (desde su perspectiva crítica) que pervive durante lo que va de siglo hasta no hace mucho.
    ¿La "turba de mendigos históricos" (en el sentido de una forma del pasado en el presente se podría considerar algo más, una especie de "icono mítico", un emblema de la España Negra y la España tradicional?
    Yo así lo considero al menos.
    ¿Lo hemos superado? Ah, esa es otra cuestión.

    Comentado por: Javierus el 20/6/2006 a las 19:34

  • Leyendo el artículo del señor Azúa de hoy, considero que han dado un paso más, que se han agarrado más, con la fuerza de un tatuaje samoano a mi piel y siento que la misma piel las ha absorbido, transponiendo, luego, la tinta al núcleo de la célula misma entrando a formar parte de mi código genético, mis convicciones. Esto es, que me he reafirmado más, si cabe en mis creencias.
    Me gusta la tertulia abstrusa y peleona, el vino malo en taberna inmunda, el pan negro del zurron gastado, el pollino con alforjas de esparto y el orate que propala sobre el púlpito admoniciones a la grey... que le voy a hacer si yo.. nací en el Mediterráneo.
    Prefiero el ,¡qué inventen ellos! al Aufklärung, al 'licht, mehr licht', y las 'caenas' las prefiero al botarate de Pepe Botella y a las patochadas de su hermano, y no quisiera exiliarme, con Wellington, señor Ortega, lo siento.
    Será que me he acostumbrado a lo malo, por contacto tan seguido, que prefiero las tinieblas.
    Y si quiere irse que se vayan que yo con lo mío malo tengo para ser al menos.

    -P.S varios:

    Al señor El Numa y El Pozo, noto una cierta envidia y cierto refunfuño por no tener privilegiado acceso a las alturas.
    No considero a Azúa un Lagartijo, Paquiro, Guerrita o Fuentes habiendo Cervantes Shakespeare, Gadamer, Gógora, Kant, Poincaré....uy! (ad infinitum), pero, eso sí, soy de los que tira la almoahdilla a la arena y bebe del porrón, ¡qué viva la Fiesta!

    Al Señor Javierus, he quedado intrigado por su comentario en una cosa, ¿quiere decir que 'turba de mendigos históricos ' es un lugar común?

    Al señor Ortega, no estoy muy seguro de que nacionalismo e imperio no puedan ir de la mano.
    Como ejemplos: Italia en Etiopía y Libia (aunque en 1912 tras la salida de la reunificación para hacerse con para mirar de tú a tú a las otras potencias), Japón y las Kuriles, Sajalín o el Manchukuo, etc, Alemania pretendía un imperio de 1000 años no se olvide. El imperialismo es la 'sublimación' del nacionalismo (en el s.XX) entendido desde la óptica derechista e izquierdista,los abertzales y las 7 provincias.
    Â propos, el falangismo es el único movimiento geniunamente español exportado, e.g. Gemayel.

    Saludos

    Comentado por: vic el 20/6/2006 a las 18:54

  • a spon17

    tema falange:no me parece compatible nacionalismo con Imperio (así lo veía José Antonio Primo de Rivera y así acabó el Imperio Astro-Húngaro)

    Comentado por: ortega el 20/6/2006 a las 18:00

  • Publicado por: Edward Hillside | 20/06/06 a las 10:15

    ------

    ¿Lo de "ciutadants" es por lo dantesco de la palabra, o es sólo una herrata?

    Comentado por: Tipo de incognito el 20/6/2006 a las 17:55

  • Creer que las palabras tienen valor en sí mismas, ajenas a la persona que las dice, es creer en los angelitos.

    Publicado por: Juan Diez del Corral | 20/06/06 a las 13:58

    Comentado por: Tipo de incognito el 20/6/2006 a las 17:44

  • Uno lee los extrapanorámicos análisis históricos de Azúa sólo por el morbo, la verdad es que son repelentes pero no son peores el periodismo que nos narra y razona los hechos del día y encima con pretensiones.

    Eso del falangismo es verdad. El falangismo es un arcaísmo y una rareza que ha sobrevivido como si fuese lo normal y al final lo es. Lo raro del falangismo es que no llegó al poder mediante la política, incluso mediante unas elecciones como el nacionalsocialismo o el fascismo. El falangismo se quedó en un aborto del nacionalismo y siempre puesto a raya en el franquismo. Es diferente el falangismo simplón anterior a la guerra que el falangismo impostado que vino después. Esta clase de nacionalismo perdió el recurso a la política y se concentró en la ideología a berridos, el más grande es que se les ocurrió proclamaba que la esencia de España era el Imperio y que España, como esencia, debía unirse a Alemania, el Reich, y luchar mano a mano para conquistar el mundo. Franco tampoco les hizo caso en eso y no les concedió el capricho imperial, a cambio colocó a los falangistas al frente de las universidades y el periodismo. Según el dogma nacionalista las lenguas participan de la esencia de la cosa y, por tanto, la lengua española era la lengua del Imperio, en este montaje participó algún lingüista eminente que luego se dedicó al apasionado estudio de la toponimia vasca para compensar la estupidez. Es una variante del dogma genérico que une la lengua a la razón, la nación, la civilización, el imperio o lo que sea para apoderarse del poder de cualquier lengua; hay importantes estudiosos, antiguos alumnos de aquel lingüista falangista, que regalan sólo la semántica de cada lengua al disparate de cada día pero el resto lo ponen a salvo, ya mirando hacia formas universales entre lenguas, es verdad que tienen un pequeño problemilla al tratar cierta parte del dogma: lengua-razón, que es la fundamental, y se las apañan metiendo ruido.
    Una vez puestos al frente del disparate ideológico los falangistas dieron mucho juego porque es una pasada disponer durante unos años de todas las ideas posibles sólo para éllos para que no molestasen, hoy nadie podría disfrutar como éllos lo hicieron. El falangismo fue una de las vías políticas para llegar al poder -es una humillación porque el falangismo se consideraba absoluto- y fue la vía preferida en Cataluña donde había menos curas y militares (tal vez a consecuencia de las ejecuciones republicanas tan queridas para algunos) pero lo de ser falangista era más fácil. El falangismo tuvo que luchar y perder dentro del régimen pero conservó la soberbia de las ideas, al final el falangismo fue derrotado por los tecnócratas del régimen a quienes no interesaba nada las teorías generales, esto les cabreó muchísimo porque éllos se consideraban la mente superior directora de la técnica como en el fascismo pero Franco no les hacía el caso que se merecían, así que una parte del falangismo cedió y se metió dócilmente en la marcha de los tiempos, otra parte se fue a la oposición interior a su manera y algunos se convirtieron al comunismo duro, algunos llegarían a ser muy importantes... comunistas, el caso es joder con las ideas como sea. En definitiva que el falangismo dejó una huella imborrable en el mundo de las ideas, la Universidad y el periodismo, su pequeño imperio un poco encogido pero cuidado con él porque ahí sigue, pequeño pero matón y funcionalmente falangista.

    El nacionalismo este se parece al falangismo, no tiene todo el poder del que se figura propietario absoluto, la gente pasando y tragándolo todo; también tiene enfrente a los tecnócratas convergentes que les alaban y desprecian a la vez. Maragall, el líder socialista, ha colocado a muchos entre la Educación y la Televisión para que mantengan firmes las esencias culturales de Cataluña y esperen un gesto de Maragall. Tienen una lengua a su disposición que ya es un imperio, un poder por sí sola como dice el estatuto, otra lengua prostituida por el dogma nacionalista, y ahí están, metiendo bronca.

    Comentado por: spon17 el 20/6/2006 a las 16:49

  • Qué mal pensados son algunos... Sólo porque yo haya escrito algunos de los mejores libros de la literatura/pensamiento contemporáneo/a, no tenéis que pensar que soy como Jeckyll y Mr Hyde. Por otra parte, a mí me dice y me interesa lo mismo "Juan Pérez del Corral" que "Pepita la Bailaora". Aquí no se viene a hacer amiguitos, que para eso están las páginas de contactos...

    Comentado por: conde-duque el 20/6/2006 a las 12:46

  • Eso de "pelota picada" ¿es la nueva esquisitez gastronómica germana para el mundial?

    Mi madre ponía huevo picado en las croquetas.

    Pues nada, a despelotarse, que el verano, y el mundial, duran dos días.

    Comentado por: Ramón Machón el 20/6/2006 a las 12:42

  • No olvides, querido Juan Díez del Corral, también a Conde-Duque; con lo cual alguien se da las gracias asñi mismo. ¿Multiplicidad de presencias de EGB?, o ¿el juego de los espejos?
    De todas formas, podemos darnos un plazo de tiempo, para quitarnos de consuno, las máscaras y hablar en pelota picada. Si us plau... Mañana mismo. Así nos leeremos mejor todos.

    Comentado por: El Pozo y El Numa el 20/6/2006 a las 12:12

  • Raro, pero auténtico.

    Comentado por: gabriel feraud el 20/6/2006 a las 12:00

  • No se esfuercen en escribir tanto, porque firmando como grifo, el pozo y el numa, la blogera no se qué, albert, jo tía, tipo inmaterial, de incógnito, etc. etc., quienes tenemos nombre y apellidos no les vamos a leer nunca.
    En todo caso me intriga lo de Eduardo Gil Bera porque picando en su nombre y en el de Edward Hillside sale la misma dirección de correo electrónico y@veremos.es
    También iba a agradecer a Gabriel Feraud el link del cuadro de Goya pero al picar en su nombre me ha salido un correo muy raro.
    De seguir así, sólo se va a poder leer el texto del titular. Creer que las palabras tienen valor en sí mismas, ajenas a la persona que las dice, es creer en los angelitos.

    Comentado por: Juan Diez del Corral el 20/6/2006 a las 11:58

  • Esperando recompensa afectiva, berrea el niño: "Mamá mira lo que he hecho!"
    El occidental ni casi vive barruntando patrañas para gustar a sus mentores; desconoce que las cosas deben hacerse al dictado del corazón y no por su funcionalidad.
    Luego: ¿Merecemos los que escribimos aquí un poco más de atención paternofilial?
    Si ustedes creen que sí, que la merecemos, es que aún no han resuelto uno de los principales koan de la vida.

    Es el fomento de la concordia y no el de la competitividad el que debe prevalecer en cualquier circunstancia. Así pues, y mal que le pese al aventajado Pozo, Azúa hace bien ignorando los comentarios de los lectores.


    PS: Reza el cristiano cada dia para que Dios baje del cielo y sin embargo Dios no baja.

    +++++++++++

    Fantástico el artículo de hoy.

    (¿Lo ven? La cuestión es cambiar el papel de necesitado por el de necesario) :)

    Comentado por: Tipo de incognito el 20/6/2006 a las 11:34

  • Gracias a Eduardo Gil Bera por su link (¡buenísimo!) y a Feliz de Azúa por su magnífica descripción de Zurich. Qué buen rato he pasado...

    Comentado por: conde-duque el 20/6/2006 a las 10:12

  • "La insoportabilidad peninsular es cosa meteorológica, orográfica, tectónica".

    No sólo peninsular. Quizá afecte sobremanera a los países esteparios (ya saben, esos páramos irredentos). Creo recordar que en un parque parecido al contiguo al Zurichsee, también sobre mullida hierba y bajo sauces perezosos, pero contiguo esta vez al Neva, tuvo Raskólnikov un sueño premonitorio, surgido de la angustia febril que la inmediatez de su crimen le consumía. Allí se dejó caer absolutamente exhausto tras haber errado durante el día por las calles de Sankt Peter sin que se le hubiera aligerado el espíritu.

    Y soñó. Se vio a él mismo, de niño, acompañando a su padre (¿y algún otro familiar?) a un entierro (¿o era una visita anual a la tumba de algún pariente?). Al pasar delante de una taberna observó un tumulto que había a sus puertas. Unos mujiks borrachos apostaban sobre la capacidad de arrastre de sus mulos (sí, también Call of the wild). Paralizado, presenció con horror, con terror, cómo el pobre potro era apaleado sin piedad (la palabra de Fyodor) por uno de esos mujiks enloquecidos, hasta con una barra de hierro, hasta que se lanzó a su cuello, para protegerlo de los golpes, cuando ya el caballo estertoreaba.

    Creo recordar que despertó entonces con un pensamiento: ¿Dios mío, seré capaz yo de llevar a cabo una hazaña semejante?

    Un recuerdo que me vino a la memoria, sólo eso.


    Comentado por: gabriel feraud el 20/6/2006 a las 09:54

  • Sr. Pozo: ¡Malos alumnos y peores contertulios! Plena coincidencia en su comentario (1ª parte), hemos pensado de manera similar, sabemos de que está hecho el paño.
    +
    G.F.: Buenos reflejos. Con adecuado material didáctico, progresaremos adecuadamente, los alumnos. Se agradece el complemento directo.

    Comentado por: Tipo Material el 20/6/2006 a las 09:39

  • Reflexión pos(t)electoral, teñida de una amargura que se veía venir. Se trata de la reflexión histórica de muchísimos españoles de antes, de hoy y de siempre. Y los que reflexionan sobre España jamás cambian de discurso. Ellos, en un polo, integran la consciencia crítica de una sociedad que, en el polo opuesto, gravita sobre las corridas de toros, los ases del fútbol y los iconos del corazón. Y, encima, se creen marcianos sin querer reconocer que son producto de la misma fuente. España es así. Nuestra capacidad de odiarnos tiene más que ver con Argelia y Marruecos que con Finlandia. Y esto es así, como bien dice el autor, por la deriva de los continentes; un problema geofísico que no tendría que preocuparnos.
    En el exterior, menos entre los hispanistas ingleses, somos muy respetados por nuestra violencia, dureza y resistencia; y por el carácter viril de nuestros hombres y de nuestras mujeres.
    Yo no veo ningún problema en ser español, sobre todo desde la ley del divorcio.
    Vamos, anímese.
    Saludos

    Grifo

    Comentado por: Grifo el 20/6/2006 a las 09:12

  • Arriesgándome de nuevo a ser insultado diría que Azúa debe de tener cosas mejores que hacer que responder a las barbaridades que por aquí suelen decirse.

    En todo caso yo escribía para pedir a alguna persona buena que me dijera en dónde puede verse el archigoya descrito por Félix.

    Comentado por: Rector el 20/6/2006 a las 09:11

  • DON FÉLIX SE MUEVE…PERO NO TANTO

    Ayer el blog, con su titular majestuoso ‘Entre los sacrificadores’, se abría con una nueva cara de don Félix, y no tanto por los resultados del referendo del Estatut, sino porque creo que bajó del pedestal hermético en donde está instalado desde el mes de noviembre. Cosa, esa de bajar al patio, que en los vecinos Fogel, Figueras o Roncagliolo, suele ocurrir a veces: Puntualizar, corregir, ser corregido, agradecer o replicar los comentarios de los esforzados visitantes.
    Por el contrario, don Félix publica sus comentarios en una sólo dirección: ahí os dejo el forraje para que os tiréis los tejos o, para que os enzarcéis en una polémica sobre la que únicamente proyecto una alargada sombra de magisterio mayestático. Pues así somos. Pero ayer 19 de junio, el viento sopló en otra dirección, distinta de las habituales: Tuvimos noticias del paraíso. De un paraíso en el que, a veces, la información circula a trancas y produce errores. “Lo que suele calificarse como “una atenta lectora” de este blog, ha tenido la generosidad de corregirme”.
    Y es que hasta ahora don Félix ha administrado su silencio respecto a los comentarios colgados con la eficacia de un torero antiguo, que concentrado en la lidia olvida al respetable y sólo, en esos momentos cruciales piensa en el desplazamiento etéreo del engaño delante de los morros del morlaco. Y olvida, incluso desdeña, todo el griterío de los tendidos, ávidos de sangre y de gloria efímera. Por eso ajusta el tono de ‘Entre los sacrificadores’, porque ya la lidia es una gesta sacrificial y esotérica. O un juego para iniciados.

    Pero el asunto no es ese bajar al ruedo o subir a las andanadas del pueblerío; es otro. Revisados los comentarios del 16 de junio sobre ‘El origen de un leyenda’, buscando a la ‘atenta lectora’ pude descubrir que no existe colgado ningún comentario que ponga a Newman en lugar del mencionada Rothko. De donde se deduce, que además de los lectores y lectoras que nos comunicamos con el maestro en el blog, hay otra categoría de lectores que, quizás, cuenten con canales más directos y privilegiados. Y, además, son atentos; frente al atropello o al descuido con que leen y participan otros lectores. Teléfono personal sin contestador impasible mediante o correo privadísimo a través la ‘atenta lectora’ puntualizaría con gravedad: “Félix en tu último comentario he advertido un desliz…”.
    Porque además, ¿cómo saber que quien firma con un nick epiceno cualquiera, es lectora o lector?, ¿Artes adivinatorias?, ¿capacidad interpretatoria desde la gramática y desde la construcción de los sentidos? ¡Vaya usted a saber!, pero lo sabe. ¿Y si yo, fuera del genero distinto del que suscribo?, ¿qué sería ya, lector ‘in fabula’ o lectora en ciernes? Sabe pues, que una ‘atenta lectora’, desde un acceso directo y personal le sopló el desliz y por eso lo cuenta y relata; al tiempo que nos reprocha (¡Por Dios!) nuestra escasa atención o nuestra falta de diligencia: ¡Malos alumnos y peores contertulios!
    Como si este blog, fuera ya ese jardín borgiano de senderos que se bifurcan: Unos hacia arriba, hacia las gradas y tendidos calientes donde vocifera el pueblo llano; y otros, hacia abajo, hacia la mitología seca de la arena esponjosa y, a veces, ensangrentada de gloria.
    *******
    Para llegar al apaleamiento de la mula caída y de los arrieros soeces, hay que hacer antes un ‘tour’ encomiástico y muy burgués. Un ‘tour’ que se opone a la mediocridad del País, asolado por fútbol y política. Subir al hermoso paquebote Glärnisch ,cruzar el Zurichsee, apearse Zurichhorn y llegar hasta la Zollikerstrasse, no distraerse con la Sultane de Manet y desembocar en ese Goya pavoroso. Pero Zurich no sólo paz aplacible, recuerden a Fritz Hörn y su, no menos patético, ‘Bajo el signo de Marte’. ¡Cuidado con las apariencias! A veces, también mata.

    Comentado por: El Pozo y El Numa el 20/6/2006 a las 08:20

  • Vale, nos vamos.
    Y les dejamos el país a los mismos de siempre.
    Al cabo de unos años otra generación tendrá que salir.
    Y así hasta el fin de los tiempos.
    ¿No vamos a hacer nada?
    ¿Fundar Ciutadants de Zurich?
    ¿Fundar Ciutadants de Cambridge?
    ¿Fundar Ciutadants de Riga?
    ¿Fundar Ciutadants de Yokonimura?

    ¿Hasta cuándo?

    Comentado por: Edward Hillside el 20/6/2006 a las 08:15

  • Un partido muy muy bueno. ¡Gracias!
    ¿Eduardo jaleaba a los griegos?
    Yo iba con los alemanes, claro.

    ***
    ¡El mundo es amplio! ¿O sólo es tan amplio como lo sea nuestro horizonte mental?
    ¡Me cansan tanto los íconos familiares hispanos!
    Todo ese universo aldeano (R. Argullol). Cuando Goya se pone hispano también me cansa, y mucho, por muy genial que sea.

    ******
    De todos modos la afirmación de Azúa (""Nuestros iconos familiares cambian de aspecto: dejan los hábitos frailunos, las gorgueras, los jubones, pero conservan el interior del cráneo inalterado a través de los siglos.") es de validez limitada.
    Gracias a Dios conozco a muchos jovenes españoles que rompen los esquemas. Gracias a Dios.
    Saludos.

    Comentado por: Nicolás el 20/6/2006 a las 08:10

  • Gran artículo: en pocas lineas me he sentido transportado y antes de llegar al final, sin ganas de volver.

    Un punto en el que estoy totalmente de acuerdo: no hemos cambiado: ni nosotros, ni nadie. Nunca. Creo que era Nietsche quien decía que la gente no cambia, sino que varía qué tipo de gente se impone (y me parece recordar que también decía que creer lo contrario era darwinismo social). Por eso no es mala idea empezar cualquier proyecto a partir de como somos en lugar de que dicho proyecto aspire a cambiarnos (como siguen creyendo los liberales, una especie de socráticos sociales).

    Comparto con el Sr. Azúa el deseo de irme, en mi caso unido a la seguridad de morir aquí. De todos modos, yo me hubiera ido con Wellington, no con Napoleón (ay!, si tan sólo la generación dominante de intelectuales hubiera estudiado inglés en lugar de francés en la escuela...)


    Comentado por: ortega el 20/6/2006 a las 08:08

  • una condena: la nuestra ?

    esta mania de compartir me pone nervioso

    Comentado por: albert el 20/6/2006 a las 07:55

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Félix de Azúa nació en Barcelona en 1944. Doctor en Filosofía y catedrático de Estética, es colaborador habitual del diario El País. Ha publicado los libros de poemas Cepo para nutria, El velo en el rostro de Agamenón, Edgar en Stephane, Lengua de cal y Farra. Su poesía está reunida, hasta 2007, en Última sangre. Ha publicado las novelas Las lecciones de Jena, Las lecciones suspendidas, Ultima lección, Mansura, Historia de un idiota contada por él mismo, Diario de un hombre humillado (Premio Herralde), Cambio de bandera, Demasiadas preguntas y Momentos decisivos. Su obra ensayística es amplia: La paradoja del primitivo, El aprendizaje de la decepción, Venecia, Baudelaire y el artista de la vida moderna, Diccionario de las artes, Salidas de tono, Lecturas compulsivas, La invención de Caín, Cortocircuitos: imágenes mudas, Esplendor y nada y La pasión domesticada. Los libros recientes son Ovejas negras, Abierto a todas horasAutobiografía sin vida (Mondadori, 2010) y Autobiografía de papel (Mondadori, 2013)Una edición ampliada y corregida de La invención de Caín ha sido publicada por la editorial Debate en 2015; Génesis (Literatura Random House, 2015). Nuevas lecturas compulsivas (Círculo de Tiza, 2017) y Volver la mirada, Ensayos sobre arte (Debate, 2019) son sus últimos libros.  Escritor experto en todos los géneros, su obra se caracteriza por un notable sentido del humor y una profunda capacidad de análisis. 

En junio de 2015, fue elegido miembro de la Real Academia Española para ocupar el sillón "H".

 

Bibliografía

 




 

Ensayo

Volver la mirada (2019). Debate, España.

Nuevas lecturas compulsivas (2017). Círculo de Tiza, España. 

La invención de Caín (2015). Mondadori, Barcelona. 

Contra Jeremías (2013). Mondadori, Barcelona.

Contre Guernica, Prefacio para Antonio Saura (2008). Archives Antonio Saura, Genève.

 La pasión domesticada (2007). Abada, Madrid.

Ovejas negras (2007), Bruguera, Barcelona.

Cortocircuitos. Imágenes mudas (2004). Abada, Madrid.

La invención de Caín (1999). Alfaguara, Madrid.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (reedición) (1999). Anagrama, Barcelona.

Lecturas compulsivas. Una invitación (1998) Anagrama, Barcelona.

Salidas de tono (1996). Anagrama, Barcelona.

Diccionario de las artes (1995). Planeta, Barcelona.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (1992). Pamiela, Pamplona.

Venecia (1990). Planeta, Barcelona.

El aprendizaje de la decepción (1989). Pamiela, Pamplona.

La paradoja del primitivo (1983). Seix Barral, Barcelona.

Conocer a Baudelaire y su obra (1978). Dopesa, Barcelona.

 

Novelas y prosa literaria

Génesis (2015). Literatura Random House, Madrid. 

Autobiografía de papel (2013). Mondadori, Barcelona. 

Autobiografía sin vida (2010). Mondadori, Barcelona.

Abierto a todas horas (2007). Alfaguara, Madrid.

Esplendor y Nada (2006). Lector, Barcelona.

Momentos decisivos (2000). Anagrama, Barcelona.

Demasiadas preguntas (1994). Anagrama, Barcelona.

Cambio de bandera (1991). Anagrama, Barcelona.

Diario de un hombre humillado (1987). Anagrama, Barcelona.

Historia de un idiota contada por él mismo, o el contenido de la felicidad (1992), Anagrama, Barcelona.

Mansura (1984). Anagrama, Barcelona.

Última lección (1981). Legasa, Madrid.

Las lecciones suspendidas (1978). Alfaguara, Madrid.

Las lecciones de Jena (1972). Barral E., Barcelona.

 

Relatos

"Quien se vio", Tres cuentos didácticos (1975). La Gaya Ciencia, Barcelona.

"La venganza de la verdad" (1978). Hiperion nº1, Madrid.

"Herédame" (6 y 7 agosto 1985). El País, Madrid.

"El trencadizo", con grabados de Canogar (1989) Antojos, Cuenca.

"La pasajera" (18 nov. 1990). El País, Madrid.

"La resignación de la soberbia", Los pecados capitales (1990). Grijalbo, Barcelona.

El largo viaje del mensajero (1991) Antártida, Barcelona.

Cuentos de cabecera ("La pasajera" y "La segunda cicatriz") (1996). Planeta NH.

"El padre de sus hijos" (1998). Barcelona, un día, Alfaguara, Madrid.

"La verdad está arriba" (1998). Turia, Teruel.

 

Poesía

Última Sangre. Poesía 1968-2007 (2007). Bruguera, Barcelona.

Poesía 1968 1988 (1989). Hiperion, Madrid.

Farra (1983). Hiperion, Madrid.

Siete poemas de La Farra, con un grabado de A. Saura (1981). Cuenca.

Poesía 1968 78 (1979). Hiperion, Madrid.

Pasar y siete canciones (1977). La Gaya Ciencia, Barcelona.

Lengua de cal (1972). Visor, Madrid.

Edgar en Stéphanie (1971). Lumen, Barcelona.

El velo en el rostro de Agamenon (1970) El Bardo, Barcelona.

Cepo para nutria (1968). Madrid

Premios

1987 Premio Anagrama de Novela.

2000 Premio a la cultura "Sebetia-Ter" del Centri di Studi di Arte e Cultura di Napoli".

2001 Premio a la tolerancia de la "Asociación por la Tolerancia", Barcelona.

2011 Premio González-Ruano de Periodismo

2014 Premio Internacional de Ensayo José Caballero Bonald

2015 Premio Francisco Cerecedo de la Asociación de Periodistas Europeos 

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2020 | Fundación Formentor | Barceló Torre de Madrid. Plaza de España, 18 28008 Madrid (España) | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres