PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

viernes, 17 de agosto de 2018

 Blog de Félix de Azúa

Hartazgo

Cualquiera que haya tenido la oportunidad de vivir un tiempo en algún país europeo, incluido Italia, habrá observado que los políticos profesionales tienen un estatuto social parecido al de los cirujanos, ingenieros o gemólogos. Rara vez se habla de ellos y su figura física es casi desconocida excepto en las más altas instancias, jefe del Estado, presidente, primer ministro, alcaldes de las metrópolis y poca cosa más. Cuando un político de segunda categoría, lo que incluye a los ministros, aparece en la tele o en los diarios, es porque está lidiando con algo excepcional, sea la explosión de una central nuclear, una invasión de langostas o un juicio por pederastia. Nosotros tenemos la enorme dicha de soportar diecisiete presidentes, una montaña de ministros e infinitos políticos sin la menor relevancia, pero presentes en todos los informativos y, cosa sorprendente, en las revistas de peluquería.


Ese gigantesco ejército de pasiones, codicias, narcisismos, ambiciones, frustraciones, vanidades, envidias, conspiraciones, cainismos, jactancias, delincuencias y majaderías hace imposible tomarse la sopa sin antes sacar con la cuchara dos concejales, tres secretarios, una vicepresidenta y cinco miembros de la oposición pataleando. En España los políticos gozan de un entusiasmo popular solo comparable al de los futbolistas y sus señoras, ahora que los toreros son un objeto de lujo. Es el único país del ámbito civilizado en el que un político convoca a las masas para que decidan si debe comprarse un ferrari, adoptar un perro o dejar de fumar. El ansia de protagonismo de los políticos, su megalomanía, es tan desaforada que ni siquiera se percatan del espantoso ridículo que harían en cualquier país civilizado. Los belgas ya se van dando cuenta.


[Publicado el 30/5/2018 a las 09:00]

Compartir:

Comentarios (1)

  • Estamos usted y yo de acuerdo: el nivel político en España es de fogueo. Cualquier partido me vale, también ese en el que usted hizo de madre o padre o rabiosa comadrona, el de la nueva España folclórica del que nunca le oímos una sola de las bernhardianas diatribas tan para morirse de la risa que dedica asiduamente a los que merodean su patio de las ideas. Y una pena, en el fondo, tan sus pregones en el límite de lo sensato al oído, y sin embargo tan a menudo tirando ya hacia lo burdo y muy feote. Y es una pena, digo, oírle hablar así sólo del enemigo de carnet, yo que pagaría justamente por oírle hablar así de su hijo y de la panda de chulos albondigueros que le palmean las tonterías. Al fin y al cabo, uno siempre aprecia por encima de todo la justicia del hombre solo, quizá hoy más que nunca y que me inmolen en la pira.

    Yo voto PACMA, por descarte y convicción. Así que a mí que me registren. Pero si un día consiguen representación y la cosa se pone seria, y si va y en ese día insospechado les entra una pájara mental, se lo recordaré, ni que sea porque un día tuvieron mi apoyo sincero y por aquello de no sentirse uno mismo un completo gilipollas.

    Y un poco por lo mismo escribo esto hoy, yo, porque habiéndome movido un tiempo por el extranjero (dentro de poco cumpliré treinta y tres años, de los que los últimos cuatro los vengo pasado en Francia, ese país, y antes, por estudios o trabajo, anduve también por Irlanda, Alemania o incluso Rusia; por otro lado, mi compañera es italiana, así que la realidad de su tierra tampoco me es del todo ajena) y siendo de los que todavía disfruta de su inestimable inteligencia, me cae como un tiro que me trate de idiota. Yo que he leído sus libros en el mismísimo metro de Barcelona, ante el sucio gentío nacionalista piedra en mano, le digo: no lo haga. Porque si lo que pasa en España es desalentador como mínimo, usted sabe tan bien como yo que lo que usted dice que pasa en el extranjero en comparación con la poltica en España sucede sólo en el mundo de la piruleta que usted nos pinta. Vivimos una época de políticos enanos, y también Macron y su corte son la comidilla de las revistas del corazón y hacen y dicen auténticas memeces, solo que con mucha más pompa en sus andares y en el verbo que utilizan. Vaya usted a comparar, en ese sentido, a un francés micrófono en mano con un español de a pie. En eso está Albert ahora: arriba España, me cago en todo.

    Si quiere, una diferencia desternillante es que en Francia, que me queda ahora más a mano, cuando ya no saben qué hacer con un político de raza lo envían a España a cultivar naranjas, mientras que en España les damos puestos de superconsejeros en lo privado (a los nuestros, no a los franceses: lo recalco no vaya a ser).

    En fin, le otorgo esto también: aquí (aquí en Francia, no jodamos) los platós los ocupa Onfray y su ego hipertrofiado en vez de idiotas redomados, y en las islas británicas los hay que en política incluso hasta dimiten de sus erectos cargos si los pillan a lo Torra. Aunque lo mejor de todo, agárrese, es que aquí en Francia las tertulias futbolísticas se dan en traje y corbata y en un ambiente de lo más selecto. ¿Se imagina así El Chiringuito? Pero a usted no le interesa el fútbol, que lo sé yo.
    A usted lo que le van son las metáforas de cirujanos.

    Comentado por: Adrià Pons el 31/5/2018 a las 16:53

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Félix de Azúa nació en Barcelona en 1944. Doctor en Filosofía y catedrático de Estética, es colaborador habitual del diario El País. Ha publicado los libros de poemas Cepo para nutria, El velo en el rostro de Agamenón, Edgar en Stephane, Lengua de cal y Farra. Su poesía está reunida, hasta 2007, en Última sangre. Ha publicado las novelas Las lecciones de Jena, Las lecciones suspendidas, Ultima lección, Mansura, Historia de un idiota contada por él mismo, Diario de un hombre humillado (Premio Herralde), Cambio de bandera, Demasiadas preguntas y Momentos decisivos. Su obra ensayística es amplia: La paradoja del primitivo, El aprendizaje de la decepción, Venecia, Baudelaire y el artista de la vida moderna, Diccionario de las artes, Salidas de tono, Lecturas compulsivas, La invención de Caín, Cortocircuitos: imágenes mudas, Esplendor y nada y La pasión domesticada. Los libros recientes son Ovejas negras, Abierto a todas horasAutobiografía sin vida (Mondadori, 2010) y Autobiografía de papel (Mondadori, 2013)Una edición ampliada y corregida de La invención de Caín ha sido publicada por la editorial Debate en 2015; Génesis (Literatura Random House, 2015). Nuevas lecturas compulsivas (Círculo de Tiza, 2017) es su último libro.  Escritor experto en todos los géneros, su obra se caracteriza por un notable sentido del humor y una profunda capacidad de análisis. 

En junio de 2015, fue elegido miembro de la Real Academia Española para ocupar el sillón "H".

 

Bibliografía

 

 




 

Ensayo

Nuevas lecturas compulsivas (2017). Círculo de Tiza, España. 

La invención de Caín (2015). Mondadori, Barcelona. 

Contra Jeremías (2013). Mondadori, Barcelona.

Contre Guernica, Prefacio para Antonio Saura (2008). Archives Antonio Saura, Genève.

 La pasión domesticada (2007). Abada, Madrid.

Ovejas negras (2007), Bruguera, Barcelona.

Cortocircuitos. Imágenes mudas (2004). Abada, Madrid.

La invención de Caín (1999). Alfaguara, Madrid.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (reedición) (1999). Anagrama, Barcelona.

Lecturas compulsivas. Una invitación (1998) Anagrama, Barcelona.

Salidas de tono (1996). Anagrama, Barcelona.

Diccionario de las artes (1995). Planeta, Barcelona.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (1992). Pamiela, Pamplona.

Venecia (1990). Planeta, Barcelona.

El aprendizaje de la decepción (1989). Pamiela, Pamplona.

La paradoja del primitivo (1983). Seix Barral, Barcelona.

Conocer a Baudelaire y su obra (1978). Dopesa, Barcelona.

 

Novelas y prosa literaria

Génesis (2015). Literatura Random House, Madrid. 

Autobiografía de papel (2013). Mondadori, Barcelona. 

Autobiografía sin vida (2010). Mondadori, Barcelona.

Abierto a todas horas (2007). Alfaguara, Madrid.

Esplendor y Nada (2006). Lector, Barcelona.

Momentos decisivos (2000). Anagrama, Barcelona.

Demasiadas preguntas (1994). Anagrama, Barcelona.

Cambio de bandera (1991). Anagrama, Barcelona.

Diario de un hombre humillado (1987). Anagrama, Barcelona.

Historia de un idiota contada por él mismo, o el contenido de la felicidad (1992), Anagrama, Barcelona.

Mansura (1984). Anagrama, Barcelona.

Última lección (1981). Legasa, Madrid.

Las lecciones suspendidas (1978). Alfaguara, Madrid.

Las lecciones de Jena (1972). Barral E., Barcelona.

 

Relatos

"Quien se vio", Tres cuentos didácticos (1975). La Gaya Ciencia, Barcelona.

"La venganza de la verdad" (1978). Hiperion nº1, Madrid.

"Herédame" (6 y 7 agosto 1985). El País, Madrid.

"El trencadizo", con grabados de Canogar (1989) Antojos, Cuenca.

"La pasajera" (18 nov. 1990). El País, Madrid.

"La resignación de la soberbia", Los pecados capitales (1990). Grijalbo, Barcelona.

El largo viaje del mensajero (1991) Antártida, Barcelona.

Cuentos de cabecera ("La pasajera" y "La segunda cicatriz") (1996). Planeta NH.

"El padre de sus hijos" (1998). Barcelona, un día, Alfaguara, Madrid.

"La verdad está arriba" (1998). Turia, Teruel.

 

Poesía

Última Sangre. Poesía 1968-2007 (2007). Bruguera, Barcelona.

Poesía 1968 1988 (1989). Hiperion, Madrid.

Farra (1983). Hiperion, Madrid.

Siete poemas de La Farra, con un grabado de A. Saura (1981). Cuenca.

Poesía 1968 78 (1979). Hiperion, Madrid.

Pasar y siete canciones (1977). La Gaya Ciencia, Barcelona.

Lengua de cal (1972). Visor, Madrid.

Edgar en Stéphanie (1971). Lumen, Barcelona.

El velo en el rostro de Agamenon (1970) El Bardo, Barcelona.

Cepo para nutria (1968). Madrid

Premios

1987 Premio Anagrama de Novela.

2000 Premio a la cultura "Sebetia-Ter" del Centri di Studi di Arte e Cultura di Napoli".

2001 Premio a la tolerancia de la "Asociación por la Tolerancia", Barcelona.

2011 Premio González-Ruano de Periodismo

2014 Premio Internacional de Ensayo José Caballero Bonald

2015 Premio Francisco Cerecedo de la Asociación de Periodistas Europeos 

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2018 | c/ Méndez Núñez, 17 - 28014 Madrid | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres