PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

miércoles, 5 de agosto de 2020

 Félix de Azúa

Marte y Venus

Nota: Este blog no se publicó ayer debido a problemas con el operador de internet. Pedimos disculpas a los lectores.

Tras el paseo medieval de ayer, tan gustoso, me tomo unas vacaciones por el pasado del pasado.

Un europeo del año 1800 vivía prácticamente como un palestino en tiempos de Jesucristo, no viajaba, si tenía prisa montaba en mulo, si mercaba dependía del viento y del mar, si labraba miraba con congojo los signos del firmamento, las noches eran eternas, así como el invierno, tenía tantos hijos como le daba la mujer y así sucesivamente.

Por el contrario, la distancia entre un europeo de 1800 y otro de 1870 es el abismo. Entre 1814 y la primera guerra mundial, los europeos no cambiamos de era, cambiamos de planeta.

La mayor diferencia, la máxima incomprensión, radica en la concepción del trabajo honrado. Para una persona educada y de la buena sociedad del Antiguo Régimen, lo principal y más hermoso, la actividad digna, moralmente excelente, el trabajo fructífero, es la guerra. Los caballeros tenían como principal función en este mundo poner en juego su vida para proteger a los suyos y para divertirse. Fuera o no fuera verdad. La verdad es cosa de filósofos.

Bela m’es pressa de blezos
Cubert de teintz vermelhs e blaus
D’entresenhz e de gonfanos
De diversas colors tretaus
Tendas e traps e rics pabalhos tendre
Lansas frassar, escutz traucar, e fendre
Elmes brunitz, e colps donar e prendre

“¡Qué bello es empuñar los escudos de tintes rojos y azules, los estandartes, los gonfalones multicolores. Alzar ricas tiendas, reales y pabellones. Romper lanzas, perforar escudos, hender yelmos bruñidos, dar y recibir golpes...”.

Es la alegría explosiva de Bertran de Born cuando comienzan las campañas de primavera y verano. Ya terminó el insoportable invierno, el encierro entre piedras húmedas junto a pavorosos fuegos que te llenan los ojos de hollín, ya no habrá que soportar las habladurías y enredos de la servidumbre, sus mezquinas peleas, sus líos de alcoba, por fin rompe uno las cadenas de la pedigüeña, la quejumbrosa familia. En cuanto el sol comienza a calentar, empieza el gran juego: vivir, matar y morir.

E ai grant alegratge
Quant vei per champanha renjatz
Chevaliers e chavaus armatz

“Y me llena de alegría ver la campiña cubierta por caballos y caballeros armados, en orden de combate”.

Muchos ciudadanos actuales se espantan cuando leen cosas de este calibre. No les caben en la cabeza. Es su modo de sentirse superiores a los abuelos, bisabuelos, tatarabuelos, en fin, moralmente por encima de todo el género humano muerto. Hipocresía. Nunca se ha asesinado tanto como en los tiempos modernos.

La guerra era la vida normal de las gentes hasta la Revolución Francesa y el triunfo del poder burgués. Todavía en 1760 el príncipe de Ligne escribía estas curiosas palabras:

La vie que je menais à mon cher Beloeil oú des guerres, des voyages et d’autres plaisirs m’empechaint d’être autant que je l’eusse vulu, était fort heureuse.

“La vida que llevaba en mi querida (residencia de) Beloeil era razonablemente dichosa, aunque las guerras, los viajes y otros placeres me impidieran residir allí tanto como yo deseara”.

Viajes, guerras... y otros placeres. Veo bizquear de espanto a Llamazares, a los obispos, a Suso de Toro, a la Generalitat de Cataluña en su totalidad, a la ministra de Cultura, a todas las almas bellas de nuestro pacífico terruño.

Luego vino el progreso. También la guerra progresó y, como decía Nimier el otro día, se desprestigió mucho en cuanto todo el mundo comenzó a participar en ella.

[Publicado el 15/6/2006 a las 07:30]

Compartir:

Comentarios (32)

  • ¿porque creen que se estudia a marte antes que a venus?

    Comentado por: Silverio el 20/11/2009 a las 00:36

  • Coincido completamente que desde el siglo 18 a nuestros dias el oficio de guerrero ha degenerado mucho. Igual que se pierde el respeto al oficio, se lo pierde al esfuerzo. En tiempos de Cesar o de Cervantes se reconocia al soldado por que su apariencia demostraba bravura, era un hombre orgulloso; valiente para dar y recibir muerte. No era un bruto, no era un asesino; solamente tenia fe en su brazo y fe en igual que el mundo es bello, la lucha es inevitable y debe ser acometida con dignidad. Ahora contemplen ustedes los soldados del siglo 21. ¿Hablar de progreso? En tiempos de Felipe II la guerra era entre soldados. Despues en el siglo 20 se llego a intentar ganar la 2 guerra mundial a base de atacar salvajemente a la poblacion civil (ya antes de la 2 guerra mundial). La seguridad burguesa y sus comodas ovejas no pensantes. el culto al hedonismo. la falta de futuro. no nos engañemos ni los guerreros de antaño estan con nosotros, ni en medio de estos estados capitalistas intervencionistas totalitarios podrian renacer. Ciertamente no es tiempo de valientes.

    Comentado por: Moises Gomez Fernandez el 01/6/2009 a las 19:51

  • la verdad que no entendi muy bien jajaj
    me meti aca por que necesito para la escuela pero la realidad es que se me fallo la cabecita y no entiendo nada!!
    por favor podrian responder ¿por que creen que se estudia a Marte antes que a Venus?? baii

    Comentado por: paula el 20/5/2009 a las 00:34

  • 15:44
    Sí amelia, sí, ese párrafo también llamó mi atención, es más de lo de siempre.....ni siquiera me dan ganas de protestar y menos de montar una pirula...¡qué asco!!!.

    Comentado por: La simpática bloguera el 16/6/2006 a las 05:20

  • Por supuesto... alguien dijo ... En basilea te veré y fue Niet... escribiendo a J. Bur...
    fantásticos...
    Ahora fin desemana

    Enea

    Comentado por: Enea el 15/6/2006 a las 21:26

  • Me encanta la excitación......uahhhhh

    Chao... Enea

    Comentado por: Enea el 15/6/2006 a las 21:25

  • Al señor Ortega

    Pues que estamos enzarzados en disputas sobre naderías que son las más divertidas (como lo hacen las viejas duquesas romanas, que sólo encuentran importante 'parler de riens'), le comentaré varios asuntos:
    Léase a Schmitt, "Derecho de la tierra" , "Teoría de partisano" ,"El Concepto de lo político" y encontrá una acotación al concepto de guerra muy sugerente.(No tengo tiempo de desarrollarlo, ¿quizá mañana?)
    La revolución francesa no creo que acabase con el 'Ancienne Régime' conscientemente, es una lectura hisrtórica posterior este juicio, a mi parecer. Si por guerra democ´ratica entiende que se luchó con ejercitos no profesionales y no llamados a luchar, de acuerdo, pero piense que en la edad media en Europa se hacían levas, era muy común.
    Guerra de estado mayor dice usted, y qué fue la 1 y 2 G.M, que se lo digan a Von Keitel y otros generales prusianos, o antes a Hindemburg.
    Actualmente las guerras clásicas son de estado mayor, y las no-clásicas o revolucionarias se pueden asimilar en esta cuestión pues hay un mando organizado y central, al menos cuando duran algún tiempo.
    Y para terminar las guerras burguesas existienron por definición en todo el 19, la cítica de los xtremos es más bien, no a la clase de guerra sino a la clase de sistema, que consideraban agotado, el liberalismo claro.
    Saludos, de nuevo.

    Comentado por: vic el 15/6/2006 a las 18:17

  • Pero, bueno...
    es usted un endemoniado brujo...
    Parafraseándole hoy... "(...)y rendir tributo a un vasito de vino en una humilde tasca (abulense) con la mirada del que se sabe...(...)" no "humillado", sino perdido, felizmente abandonado junto a los espíritus de T. Luis de Victoria y Santayana, y bajo un cielo soberbio, incesante, interminable...
    Saludos.

    Comentado por: (em)prendedor de coches el 15/6/2006 a las 15:15

  • (em)prendedor, ¿cuando ejercerá usted de sujeto histórico en las milenarias murallas abulenses? Le recomiendo el Museo (variado, humilde y aireado), y la basílica de los aún más humildes santos Vicente, Sabina y Cristeta; déje estar las yemas.

    Comentado por: gabriel feraud el 15/6/2006 a las 14:14

  • amelia (15:44)

    alégrese de no ser un sujeto histórico, mujer; eso es una maldición del hombre y 'su' Historia.

    Comentado por: (em)prendedor de coches el 15/6/2006 a las 13:58

  • Me ha interesado el texto; mucho. Una crítica se puede hacer y no pequeña: el salto semántico que se produce entre ser humano y persona de género masculino. Parece que el artículo pretende hablar de la vida de determinadas personas en determinada época, que se está refiriendo a seres humanos en general. Pero entonces leemos este parrafo:

    "Un europeo del año 1800 vivía prácticamente como un palestino en tiempos de Jesucristo, no viajaba, si tenía prisa montaba en mulo, si mercaba dependía del viento y del mar, si labraba miraba con congojo los signos del firmamento, las noches eran eternas, así como el invierno, tenía tantos hijos como le daba la mujer y así sucesivamente."

    Y nos damos cuenta de que el europeo, para el autor del artículo, es únicamente el hombre de la época, y no las mujeres de la época. Una vez más se toma al varón como sinónimo de género humano. Y las mujeres forman parte de lo que se refiere al várón.

    Este tipo de salto semántico es por desgracia frecuente entre los escritores hombres, no importa su calidad o su ideología.

    A mí me resulta un detalle revelador sobre el modo de ver a las personas del autor. Y que hace decaer notablemente la calidad de cualquier reflexión con pretensiones de altura.

    Comentado por: amelia el 15/6/2006 a las 13:44

  • ¿Hacer historia leyendo literatura? (Que no novela histórica.)
    Me acuerdo de Philippe Aries y sus libros sobre la muerte ..... ..... Literatura. Para el que le guste la literatura, bien. Para el que quiera aprender historia, mal. (Creo recordar que Don Félix de Azúa tiene publicado en uno de sus libros un elogio encendido de los libros de aries).

    Imagínense que alguien quiere escribir la historia de la guerra fría utilizando solamente las películas de Rambo.

    O sea.

    Comentado por: Edward Hillside el 15/6/2006 a las 13:42

  • ...y enlazando por capricho con mi anterior (13:56), recuerdo:

    "(...)Bien hayan aquellos benditos siglos que carecieron de la espantable furia de aquestos endemoniados instrumentos de la artillería, a cuyo inventor tengo para mí que en el infierno se le está dando el premio de su diabólica invención (...) que sin saber cómo o por dónde, en mitad del coraje y brío que enciende y anima a los valientes pechos, llega una desmandada bala, disparada de quien quizá huyó y se espantó del resplandor que hizo el fuego al disparar de la maldira máquina, y corta y acaba en un instante los pensamientos y vida de quien la merecía gozar luengos siglos (...)."
    Esto escribió nuestro genial manco en su célebre discurso de las armas y de las letras (cap. XXXVIII de Don Quijote, 1ªparte).

    Las guerras de los nobles señores; pero... ¿Sería usted capaz, caballero de Azúa, de asestar un mandoble que partiera en dos a un hombre (guerrero, se supone) y lo dejara malmetido en un charco de sangre con las vísceras fuera?... Otros tiempos, claro; pero, tan sólo intente imaginarlo...

    Comentado por: (em)prendedor de coches el 15/6/2006 a las 12:57

  • a vic

    tiene razón en el empleo habitual por el Sr. Azúa del ubi sunt: creo que le viene del sentimiento de encontrarse viviendo un perpetuo götterdämmerung

    la revolución francesa no acabó con la guerra; intentó acabar (como con todo lo demás) con su concepción antiguo régimen. Fué la revolución la que creó la leveé en masse (guerra democrática: inicio de las grandes matanzas)

    es cierto de que 1814 a 1914 hubo alguna guerra (usted cita la franco prusiana, también la de unificación alemana) pero comparadas con las napoleónicas o la Gran Guerra fueron conflictos menores (aunque dieran lugar a un imperio!!!)por ser aún guerras de estado mayor, controlables (y por Bismarck)

    la revolución burguesa no trajo la guerra (hay que buscar causas de equilibrio internacional y ambiciones nacionales persistentes): me refería a que el predominio del pensamiento burgués (a veces liberal) no implicó la renuncia a la guerra, como a veces parece creer la visión autoritaria (nazi o roja) de ver la época de las revoluciones burguesas (sí, es un oxímoron: de haber habido alguna vez una revolución -lo que no tengo claro- es ésta)como el dominio de una clase "blanda" frente a los nuevos tiempos violentos (el arbeiter de jünger);sí que se buscaba una alternativa a la guerra (ésto era lo nuevo: el libre comercio). Me ha parecido que el Sr. Azúa apuntaba hacia eso
    lo de Curzon/ben laden ha sido una boutade, causada por mi deseo de reivindicar a los tan poco valorados victorianos.
    Por cierto, el Sr. Azúa da el año 1870; pues bien, los datos económicos disponibles apuntan que entre ese año y 1914 se alcanzó un nivel de globalización similar al actual. Así podemos comprobar que, evidentemente, la globalización no es irreversible y hacernos una idea de posibles finales de la misma.

    Comentado por: ortega el 15/6/2006 a las 12:08

  • ¿Qué es primero, la provocación o el aburrimiento?

    Don Félix, usted acota la guerra entre el trovar occitano y un postrimero como fue el encantador y admirado por casi todos príncipe de Ligne.
    Bonito marco dorado.
    Esto es como escribir sobre la guerra inspirándose en las tablas de la Batalla de San Romano de Paolo Uccello. Torneos de elegantes condotieros. Un war cry poético. Cercanías con el primer estilo jüngeriano: palabras hermosas, frases de atrayentes imágenes y melódicas cadencias que esconden un contenido terrible.
    La inquietante lucidez del matrimonio entre estética, irracionalismo y violencia... cuando el vigor personal del guerrero aún contaba. Barbarie refinada. Negocios de caballeros. No los de la carne de cañón, o sea, de la mayoría que es enviada a morir por la nación, el imperio o el estado casi desde que se extendieron y perfeccionaron las armas de fuego con el progreso. Masas de trabajadores y máquinas en descomunal destrucción masiva. Si alguno quiere ver en ello todavía una manifestación de lo elemental y lo grandioso por encima de cualquier conciencia personal es que ha digerido mal las lecturas de Jünger (guerrero que tuvo la suerte y la vergüenza de vivir más de 100 años).

    Comentado por: (em)prendedor de coches el 15/6/2006 a las 11:56

  • Y Azúa, una pregunta: ¿ahora quins poemes escgriogiroem?

    Comentado por: Carlos el 15/6/2006 a las 11:49

  • Claro, el triunfo de la razón eliminó la poética de la lucha guerrera y convirtió la guerra en razón de estado (o excusa de estado). El progreso técnico y la especialización hicieron el resto. Hoy no sólo se asesina a más gente, se asesina peor, con más perversión y menos gracia. Entonces, estando así las cosas, ¿cómo no hacerse pacifista?

    Comentado por: Carlos el 15/6/2006 a las 11:48

  • perdón por la errata: "espíritu guerrero" y "espíritu militar" (se me ha escapado una u cuando quería darle a la y, y con las prisas de tener hacer la comida no me he dado cuenta)

    Comentado por: Juan Diez del Corral el 15/6/2006 a las 11:46

  • "Los términos "espíritu guerrero" u "espíritu militar" suelen emplearse -escribe Ganivet en Idearium español, Madrid 6ª edición, pag 47- indistintamente y, sin embargo, yo no conozco otros más opuestos entre sí. A primera vista se descubre que el espíritu guerrero es espontáneo y el espíritu militar reflejo, que el uno está en el hombre y el otro en la sociedad; que el uno es un esfuerzo contra la organización y el otro un esfuerzo de organización"
    Luis Diez del Corral. Del Viejo al Nuevo Mundo, pag 297

    Comentado por: Juan Diez del Corral el 15/6/2006 a las 11:43

  • Impresionante este autor, si les gusta la historia. En la introducción del libro recuerda la carta que Nietzsche le escribe a Jacob ( Zaratustra).. algo así teniendo ya clarividencia de mi vida quiero entender la vida general y me refugio en la historia...impresionante ser capaz de describir y no narrar, ni dramatizar... la historia vista desde tres potencias, tal como la describió ese autor, Estado,Religión y Cultura.... ( lo siguiente es perfecto...)

    Sediento, como dice en su libro de lo concreto ( ay! Hegel) de la intuición concreta...

    hasta no ver
    Enea

    ( y los historiadores actuales siguen escondiendo las conversaciones transcritas antes de los bombardeos de Guernika, increíble como podemos distorsionar la historia si queremos, por los bombardeos, lo digo no por el texto)

    Comentado por: Enea el 15/6/2006 a las 11:25

  • Ah,señor Ortega, si dentro de 200 años alguien se interesa por la opinión de Almodovar, su ágil análisis, que hago mío, nos mostrará equivocados.
    D. Felix no se equivoca citando a los (artistas) muertos.

    Comentado por: Simon Fisherman el 15/6/2006 a las 11:24

  • "También la guerra progresó y, como decía Nimier el otro día, se desprestigió mucho en cuanto todo el mundo comenzó a participar en ella"


    Y na tan solo "en ella", señorito, que los mentados también lo hacen "de" ella...... por hacerse visibles no más..... Ta ta ta....esta progresía cortesana, republicana y laica.

    Comentado por: Simon Fisherman el 15/6/2006 a las 11:16

  • Interesante, pasar el año. Un pequeño recuerdo me vino a la mente cuando Burckhardt (historiador) comenta la mitologización en Italia dice que Marte se dirige a Nápoles y provoca la guerra y la rivalidad, mientras la diosas, en este caso, la diosa papal se desvanece como un pájaro.
    Oapalas tomó partido por los españoles y relata que Vebus por los italianos y claro apareció Borgia, eso dicen
    Cuando la realidad es inmóvil y fija durante tiempo es posible predecir la historia y eso hizo Jacob B. al decir que la subida de la plebe llevaría a grandes guerras nunca vista ( no les puso nombre9 Ahora ya tienen nombre Primera y Segunda Guerra Mundial, oimpresionante cuando un historiador encuentra los puntos fijos que se repiten y puede analizar y predecir. Debieron hacerle caso.
    Me gustó. Leerlo en el siglo XXI, es impresionante. Hata llegó a intuir lo que va a suceder, un periodo de Paz si no ocurren catástrofes naturales
    Buen año

    Comentado por: Enea el 15/6/2006 a las 11:10

  • el asunto entre venus y marte es bastante simple, simpre fué venus la que conspira y marte el hacedor.....aquí un venusiano culpable con amistades en el campo de batalla, que es donde aries ejecuta y da rienda suelta a su poder (ariete viene de aries, es el que abre las puertas, me siguen?) . Venus sería la puta a su pedo, indómita consciente de sus poderes....

    Hoy venus transita por tauro (venusiano también) y marte transita por leo....así que ya ven, el debate esta servido.

    El Sr.Azua es tauro , y bufalo, en el humor no le gana nadie, tiene un as en la manga....miente y fabula, me parece relindo !!

    el iluminado

    Comentado por: roc pedrol el 15/6/2006 a las 10:53

  • Creo que en el artículo del señor Azúa hay bastantes generalizaciones, y escribo en estilo indirecto, que la guerra era lo que más anhelaban las gentes bien del Antiguo Régimen, afirmación un tanto arriesgada, poco tallada, no muy precisa, bien... es un artículo; o que nunca se ha asesinado más que en los tiempos modernos, ¿a qué tiempos se refiere?, abusa demasiado del 'ubi sunt', como hacemos casi todos por otro lado, vease Hesíodo. También que la guerra era la vida normal de las gentes hasta la Revolución Francesa...bueno, una afirmación...demasiado difusa. Aunque suscribo el final del artículo, contra el tabú post-post moderno.

    El señor El Pozo y el Numa escribe otro tópico: guerra y progreso, no creo que sean condiciones necesaria ni suficientes la una y el otro.
    Al señor Ortega, me ha gustado lo de Almodóvar, touché. Lo de Curzon y los Ben Ledens... no se si se pueden hacer análisis históricos con categorías presentes (creo que Curzon hizo un buen papel en general, me gustaría que hubiera sido diplomático español);
    El equilibrio post Waterloo, alcanzado por Metternich y no lo olvidemos por el sublime Talleyrand, fue algo ficticio a mi humilde entender(Guerra franco-prusiana); y no estoy seguro de que la 'Revolución Burguesa' (¿oxímoron?) trajera el 'Empire' y a Napoleón, ¿cree en la unicausalidad?.

    PS para Zenón:
    1º Saber decir, que no saber, qué es una Navier-Stokes, está muy bien pero sólo sirve para eso ...recitar como un papagayo; sobre la caracterización de sus solouciones y su aplicación en la f. cuántica le emplazo a que me de más datos.
    2º No crea que el problema diofántico es algo baladí, el egregio Hilbert lo proponía en 1900,si mal no recuerdo, como uno de los problemas a resolver en el s. XX. À propros, ¿usted sabe resolver una ec. diofántica de 1º orden?. Debe ser viejo, eso ya no se estudia...
    3º Que la G. de Kaluza-Klein tiene que ver con la 5º dim (utilizando una idea de Minkowsky) para unificar la electromágnetica y la gravedad también lo sé yo y cualquiera que lea sobre algo de divulgación, pero eso no es saber en profundidad señor. Creo que sigue viendo la paja en el ojo ajeno.
    Saludos.

    Comentado por: vic el 15/6/2006 a las 10:20

  • Maravillosa alegoría de la fractura de 1814 encarnada por los duelistas, la versión puramente militar del lampedusiano gatopardo. Un caballero medieval ataviado con ropajes de húsar atrapado en una fútil huída hacia delante. La alegría bélica de la primavera desplazada frenéticamente hasta el invierno ruso, una suerte de locura final del antiguo régimen medieval en la que Féraud desplaza la valentía épica del honor antiguo hacia el vértigo obsesivo del que se sabe inconscientemente acabado, finiquitado, muerto. D’Hubbert, en cambio, es el nuevo hombre, que se adapta sabiamente a la paz de los dioses lares.

    Féraud, derrotado, desterrado a su gabán que no le protege del frío, rinde tributo a un vasito de vino en una humilde tasca de la Francia provinciana, con la mirada del que se sabe humillado. Humillado no por haber sido salvado de la guillotina por su enemigo, sino porque éste ha empleado, para ello, una “sucia” maniobra diplomática.

    Comentado por: gabriel feraud el 15/6/2006 a las 09:54

  • Sr. Azúa:
    Tras el apagón, Marte y Venus. Heine y Borges.
    Primer acierto de su post: Como algunos vinos, los dioses griegos no viajan bien a la modernidad, por eso ser más compasivos que los dioses debiera ser una prerrogativa de los humanos.
    Segundo acierto: Toda vida es un viaje y toda vida es una batalla, por eso La Odisea y la Iliada son de siempre las mejores metáforas de nuestro existir.

    Comentado por: Tipo Material el 15/6/2006 a las 09:20

  • Es curioso que Dante lo vea condenado (Inferno, 28, 118-142) con la cabeza
    "pesol con mano a guisa di lanterna"
    no por regodearse en las alegrías de la batalla
    sino por cizañero y metete
    "che diede al Re giovane i mai conforti".
    Condenado por sus "malvagi punzelli", por excesivamente puñetero, no por "deportista", sufre la ley del "contrapasso".

    Comentado por: Javierus el 15/6/2006 a las 09:03

  • Filósofos rancios, filósofos turbios, filósofos momios, filósofos chulos, filósofos varios, filósofos nulos. Filósofos hubo.
    Filósofos torvos, filósofos mulos, filósofos trompos, filósofos muchos, filósofos falsos, filósofos duros. Filósofos sordos y mudos.

    Comentado por: spon16 el 15/6/2006 a las 08:46

  • Divertido artículo el de hoy. Es cierto que, contra determinadas visiones tópicas, el autor nos propone más de lo mismo. Pero la verdad, como bien nos dice, es cosa de filósofos.
    No obstante, se contemplan realidades de unas dimensiones que dan vértigo. Como:

    *Entre 1814 y la primera guerra mundial, los europeos no cambiamos de era, cambiamos de planeta.*

    Y, ahora, al final del proceso, es el planeta el que se cambia.

    *Nunca se ha asesinado tanto como en los tiempos modernos.*

    Cierto. Sobre todo, es acertada la elección del verbo 'asesinar'. Antes se mataba, cosa muy diferente (y mucho más sana). Hoy somos más inteligentes y tenemos más sensibilidad.

    *Veo bizquear de espanto a Llamazares, a los obispos, a Suso de Toro, a la Generalitat de Cataluña en su totalidad, a la ministra de Cultura, a todas las almas bellas de nuestro pacífico terruño.*

    ¿Alguien ve, en esa lista, bizqueando de espanto a los obispos...?
    Saludos

    Grifo

    Comentado por: Grifo el 15/6/2006 a las 08:14

  • De acuerdo en la crítica del pensamiento dominante actual de forma pacifista, sobretodo en Europa, dónde la alterntiva sería a la política pacifista de la UE sería la disminución del estado asistencial. Aquí hay un serio problema que, como todos, o lo solucionamos o se solucionará sólo. De todos modos no hay que echar de menos la Europa de las guerras y no puedo dejar de notar algo de nostalgia en el texto (al menos ellos se divertían...)

    Una cita: "War appears to be as old as mankind, but peace is a modern invention" Sir Henry Maine a mediados del XIX (citado por Howard en "The invention of peace").

    Uno de los aspectos de "cambio de planeta" en los cien años de 1814 a 1914 es ese invento: un cambio en las relaciones internacionales, basado en equlibrio y alianza, que aseguró paz en el continente (y evidentemente imperio en el resto del mundo, lo cual no es forzosamente malo). Pero no por la revolución burguesa: ésta trajo el imperio en Gran Bretaña (guerra de los siete años) y a Napoleón en Francia (sin comentarios). Fué la reacción a la guerra napoleónica lo que provocó ese cambio internacional (Jünger se equivoca: la burguesía no es ni débil, ni pacifista, ni hipócrita; y si creemos eso pensemos cómo se enfrentaron Curzon & Co. a sus Ben Ladens. Es un error que compartía con Hitler, fruto de no querer entender el origen de la Primera Guerra Mundial) Precisamente ésta empezó cuando Alemania decidió que quería dominar el continente y exportar equilibrio al resto del mundo (es decir, compartir imperio). Es curioso que el fruto más duradero del archi-reaccionario imperio germano fuera la revolución rusa, la única victoriosa de todas las que propició (es posible que haya que esperar hasta la actualidad para que coincidan tan claramente los reaccionarios de derecha y de izquierda).

    Una última observación: hay que ir con cuidado al intentar entender una época con citas, y especialmente de artistas: imaginese el Sr. Azúa alguien queriendo comprender en 200 años la guerra de Iraq citando a Almodóvar.

    Comentado por: ortega el 15/6/2006 a las 08:09

  • Veo Marte, mucho Marte en esa reconsideraciones del pasado guerrero y viajero de nuestros antepasados. Pero ¿cómo sentirme vinculado a ellos y a su percepción estrecha de la vida que aguarda a la primavera tibia, para desesperezarse del entumecido invierno y acometer la afrenta, lúdica o real? ¿Qué tienen de positivos estos caballeros aburridos de la invernada que lancean a cualquiera: moro, lacayo o siervo de la gleba?
    La guerra y su desarrollo complacido suscita el desarrollo técnico y las manipulaciones tecnológicas posteriores. Y usted, don Félix, que tanto duda de los designios técnico-científicos del presente, ¿cómo ensalza la vieja batalla, madre de todos los inventos? No lo entiendo.
    Junto a Marte, Venus nos comenta hoy. Pero ¿Dónde está Venus?, ¿en el campo de batalla? , ¿en la alcoba sacrificial? O ¿es sólo el pretexto y la excusa de la acometida, la venganza o el saqueo? La virtud del Amor o el valor de la dama recatada, que espera y enuncia el reposo del guerrero.

    Comentado por: El Pozo y El Numa el 15/6/2006 a las 08:06

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Félix de Azúa nació en Barcelona en 1944. Doctor en Filosofía y catedrático de Estética, es colaborador habitual del diario El País. Ha publicado los libros de poemas Cepo para nutria, El velo en el rostro de Agamenón, Edgar en Stephane, Lengua de cal y Farra. Su poesía está reunida, hasta 2007, en Última sangre. Ha publicado las novelas Las lecciones de Jena, Las lecciones suspendidas, Ultima lección, Mansura, Historia de un idiota contada por él mismo, Diario de un hombre humillado (Premio Herralde), Cambio de bandera, Demasiadas preguntas y Momentos decisivos. Su obra ensayística es amplia: La paradoja del primitivo, El aprendizaje de la decepción, Venecia, Baudelaire y el artista de la vida moderna, Diccionario de las artes, Salidas de tono, Lecturas compulsivas, La invención de Caín, Cortocircuitos: imágenes mudas, Esplendor y nada y La pasión domesticada. Los libros recientes son Ovejas negras, Abierto a todas horasAutobiografía sin vida (Mondadori, 2010) y Autobiografía de papel (Mondadori, 2013)Una edición ampliada y corregida de La invención de Caín ha sido publicada por la editorial Debate en 2015; Génesis (Literatura Random House, 2015). Nuevas lecturas compulsivas (Círculo de Tiza, 2017) y Volver la mirada, Ensayos sobre arte (Debate, 2019) son sus últimos libros.  Escritor experto en todos los géneros, su obra se caracteriza por un notable sentido del humor y una profunda capacidad de análisis. 

En junio de 2015, fue elegido miembro de la Real Academia Española para ocupar el sillón "H".

 

Bibliografía

 




 

Ensayo

Volver la mirada (2019). Debate, España.

Nuevas lecturas compulsivas (2017). Círculo de Tiza, España. 

La invención de Caín (2015). Mondadori, Barcelona. 

Contra Jeremías (2013). Mondadori, Barcelona.

Contre Guernica, Prefacio para Antonio Saura (2008). Archives Antonio Saura, Genève.

 La pasión domesticada (2007). Abada, Madrid.

Ovejas negras (2007), Bruguera, Barcelona.

Cortocircuitos. Imágenes mudas (2004). Abada, Madrid.

La invención de Caín (1999). Alfaguara, Madrid.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (reedición) (1999). Anagrama, Barcelona.

Lecturas compulsivas. Una invitación (1998) Anagrama, Barcelona.

Salidas de tono (1996). Anagrama, Barcelona.

Diccionario de las artes (1995). Planeta, Barcelona.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (1992). Pamiela, Pamplona.

Venecia (1990). Planeta, Barcelona.

El aprendizaje de la decepción (1989). Pamiela, Pamplona.

La paradoja del primitivo (1983). Seix Barral, Barcelona.

Conocer a Baudelaire y su obra (1978). Dopesa, Barcelona.

 

Novelas y prosa literaria

Génesis (2015). Literatura Random House, Madrid. 

Autobiografía de papel (2013). Mondadori, Barcelona. 

Autobiografía sin vida (2010). Mondadori, Barcelona.

Abierto a todas horas (2007). Alfaguara, Madrid.

Esplendor y Nada (2006). Lector, Barcelona.

Momentos decisivos (2000). Anagrama, Barcelona.

Demasiadas preguntas (1994). Anagrama, Barcelona.

Cambio de bandera (1991). Anagrama, Barcelona.

Diario de un hombre humillado (1987). Anagrama, Barcelona.

Historia de un idiota contada por él mismo, o el contenido de la felicidad (1992), Anagrama, Barcelona.

Mansura (1984). Anagrama, Barcelona.

Última lección (1981). Legasa, Madrid.

Las lecciones suspendidas (1978). Alfaguara, Madrid.

Las lecciones de Jena (1972). Barral E., Barcelona.

 

Relatos

"Quien se vio", Tres cuentos didácticos (1975). La Gaya Ciencia, Barcelona.

"La venganza de la verdad" (1978). Hiperion nº1, Madrid.

"Herédame" (6 y 7 agosto 1985). El País, Madrid.

"El trencadizo", con grabados de Canogar (1989) Antojos, Cuenca.

"La pasajera" (18 nov. 1990). El País, Madrid.

"La resignación de la soberbia", Los pecados capitales (1990). Grijalbo, Barcelona.

El largo viaje del mensajero (1991) Antártida, Barcelona.

Cuentos de cabecera ("La pasajera" y "La segunda cicatriz") (1996). Planeta NH.

"El padre de sus hijos" (1998). Barcelona, un día, Alfaguara, Madrid.

"La verdad está arriba" (1998). Turia, Teruel.

 

Poesía

Última Sangre. Poesía 1968-2007 (2007). Bruguera, Barcelona.

Poesía 1968 1988 (1989). Hiperion, Madrid.

Farra (1983). Hiperion, Madrid.

Siete poemas de La Farra, con un grabado de A. Saura (1981). Cuenca.

Poesía 1968 78 (1979). Hiperion, Madrid.

Pasar y siete canciones (1977). La Gaya Ciencia, Barcelona.

Lengua de cal (1972). Visor, Madrid.

Edgar en Stéphanie (1971). Lumen, Barcelona.

El velo en el rostro de Agamenon (1970) El Bardo, Barcelona.

Cepo para nutria (1968). Madrid

Premios

1987 Premio Anagrama de Novela.

2000 Premio a la cultura "Sebetia-Ter" del Centri di Studi di Arte e Cultura di Napoli".

2001 Premio a la tolerancia de la "Asociación por la Tolerancia", Barcelona.

2011 Premio González-Ruano de Periodismo

2014 Premio Internacional de Ensayo José Caballero Bonald

2015 Premio Francisco Cerecedo de la Asociación de Periodistas Europeos 

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2020 | Fundación Formentor | Barceló Torre de Madrid. Plaza de España, 18 28008 Madrid (España) | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres