PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

martes, 21 de noviembre de 2017

 Blog de Félix de Azúa

Tarde y mal

Para cuando entrego esta columna aún no se sabe si el Gran Timonel proclama la Neopatria o la deja cocer a fuego lento. Da lo mismo. Estoy persuadido de que Rajoy le obsequiará con varias semanas más para que siga comprando diputados en Bruselas, periodistas neoyorquinos, mediadores ruinosos o chefs de la butifarra. Es colosal los miles de millones que ha ido situando la Generalidad en opinión pública extranjera durante estas décadas. Si a eso se añade los centenares de profesores que ha situado en las universidades del mundo, los extranjeros invitados, premiados, agasajados o corrompidos, la cifra, descomunal, ha causado efectos desastrosos. Lo más bonito es que la hemos estado pagando los españoles. Y mientras tanto nuestros servicios de inteligencia y los de exteriores juegan al mus.

Dada la incompetencia de este y anteriores gobiernos, lo que diga el golpista es indiferente. Le volverán a regalar un jamón de bellota. "¡Esto les hace felices, Mariano!". Pero diga lo que diga el zelote o Mariano, de nada valdrá, porque lo único útil sería recuperar el mando de los Mozos, suprimir la independencia educativa, depurar los colegios donde los matones abusaron de los niños como engranajes de su codicia, sustituir a los rectores talibanes, cerrar los medios de información corrompidos, en fin, una tarea imposible de llevar a cabo sin convicción y coraje. O sea, improbable con el pocovale de Sánchez.

Algunos de ustedes, más o menos equidistantes, estarán pensando: este imbécil quiere que las hordas incendien Barcelona. Miren, eso no sucederá o sólo un poco. Los de la CUP no son los franceses de 1968. Ellos tampoco pudieron tomar el poder. ¡Y tenían de su lado a los obreros! Así que, ¿ha hablado ya el fantasma? Pues da lo mismo.

[Publicado el 17/10/2017 a las 14:38]

Compartir:

Comentarios (3)

  • Uno más o menos equidistante.

    Comentado por: Dionisio García el 19/10/2017 a las 10:33

  • Adrià, tu comentario da mil vueltas a las columnas del anfitrión, que son puro Prisa. Hace años que uno ha dejado de preguntarse qué hacía Azúa escribiendo sandeces en El País. Ahora está claro que están hechos el uno para el otro.

    Comentado por: tezontle el 18/10/2017 a las 20:45

  • Que España es un país de bandos lo sabíamos todos, pero uno siempre tiene la esperanza de que el todo llegue un día a entender que los seres humanos estamos hechos de la misma pasta y que es cada vez más un futuro interdependiente lo que tenemos a la vista, hoy ya. Y es una pena. Es una pena que uno tengo que criticar Cataluña o el nacionalismo catalán y no poder pasarse sin recurrir a los nazis, o que el nacionalismo catalán y tan periférico sea una aberración pero que el nacionalismo español, quizá por considerarlo como natural o algo dado, no existe y nunca ha sido una máquina de tritura. Y es una pena que la Generalitat se escude en la voluntad entera de su pueblo para decretar una vía que interesa solo a una parte, de manera tan altamente irresponsable y manipuladora, cuando no completamente ignorante por no decir lamentable, al ir a buscar en Estonia, Eslovenia o Kosovo argumentos para la propia causa, obviando por completo que las razones para "irse", en esos casos, se apoyaban en aprobaciones abrumadoras de la población y en represiones basadas en el derramamiento de sangre y fosas comunes. Es una pena que un alto cargo del PP insinúe que un político del otro bando podría eventualmente acabar fusilado y que su partido no lo fulmine en el acto, que su mismo partido no sea capaz de condenar en bloque algo tan aberrante como fue el franquismo. Y es una pena tener que verse atrapado por las miserables declaraciones de algunos parlamentarios catalanes, cuando pretenden hacer paralelismos entre represión ejercida por la policía nacional el 1-O y la represión ejercida por verdaderos Estados Muerte. Es una mierda, como catalán, viajar por España y tener que ser testigo de una catalanofobia que le pone a uno muy triste. Viajar a ciertas comarcas catalanas y que apenas se sepa hablar en castellano sin tragarse los hablantes la lengua. Es una tremenda falta de respeto tratar casi de escuelas yihadistas a las escuelas catalanas, y de una hipocresía vomitiva los que ahora tiran claveles a los mossos mientras se rasgan las vestiduras ante la violencia ejercida por la policía nacional mientas olvidan, por arte de magia, las hostias sin parangón que su policía catalana repartió para desalojar no hace tantos días la Plaza Cataluña, y el público también era manifiestamente pacífico. Es una mierda haber vivido en Irlanda, Alemania, Rusia y ahora en Francia y haber hecho lo máximo desde el primer día, siempre, para mimetizarse en la lengua del país y su cultura, y ver, y comprobar, que el catalán sigue siendo una puta lengua de provincias que para qué vas querer integrar en tu puta cabeza, dónde vas a ir tu a comparar con el francés. Toca los huevos decidir irse de Cataluña porque, entre otros motivos, uno no soporta más tener que ver ondear en cada esquina miles de banderas, y tener que mirar para otro lado siempre que se habla de Estado Español y no de España en la televisión, donde lo más recurrente que uno pueda escuchar, por cierto, es el sintagma "poble català" o "dret a decidir", día tras día, durante años. Y dan ganas de llorar que por habernos metido en este callejón, programas ejemplares del 33 o el humor mayúsculo de algunos programas de TV3, puedan correr el riesgo de ser clausurados por razones, quién sabe si también, de sedición. No sé, necesitaba desahogarme.

    Comentado por: Adrià Pons el 18/10/2017 a las 19:18

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Félix de Azúa nació en Barcelona en 1944. Doctor en Filosofía y catedrático de Estética, es colaborador habitual del diario El País. Ha publicado los libros de poemas Cepo para nutria, El velo en el rostro de Agamenón, Edgar en Stephane, Lengua de cal y Farra. Su poesía está reunida, hasta 2007, en Última sangre. Ha publicado las novelas Las lecciones de Jena, Las lecciones suspendidas, Ultima lección, Mansura, Historia de un idiota contada por él mismo, Diario de un hombre humillado (Premio Herralde), Cambio de bandera, Demasiadas preguntas y Momentos decisivos. Su obra ensayística es amplia: La paradoja del primitivo, El aprendizaje de la decepción, Venecia, Baudelaire y el artista de la vida moderna, Diccionario de las artes, Salidas de tono, Lecturas compulsivas, La invención de Caín, Cortocircuitos: imágenes mudas, Esplendor y nada y La pasión domesticada. Los libros recientes son Ovejas negras, Abierto a todas horasAutobiografía sin vida (Mondadori, 2010) y Autobiografía de papel (Mondadori, 2013)Una edición ampliada y corregida de La invención de Caín ha sido publicada por la editorial Debate en 2015; Génesis (Literatura Random House, 2015). Nuevas lecturas compulsivas (Círculo de Tiza, 2017) es su último libro.  Escritor experto en todos los géneros, su obra se caracteriza por un notable sentido del humor y una profunda capacidad de análisis. 

En junio de 2015, fue elegido miembro de la Real Academia Española para ocupar el sillón "H".

 

Bibliografía

 

 




 

Ensayo

Nuevas lecturas compulsivas (2017). Círculo de Tiza, España. 

La invención de Caín (2015). Mondadori, Barcelona. 

Contra Jeremías (2013). Mondadori, Barcelona.

Contre Guernica, Prefacio para Antonio Saura (2008). Archives Antonio Saura, Genève.

 La pasión domesticada (2007). Abada, Madrid.

Ovejas negras (2007), Bruguera, Barcelona.

Cortocircuitos. Imágenes mudas (2004). Abada, Madrid.

La invención de Caín (1999). Alfaguara, Madrid.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (reedición) (1999). Anagrama, Barcelona.

Lecturas compulsivas. Una invitación (1998) Anagrama, Barcelona.

Salidas de tono (1996). Anagrama, Barcelona.

Diccionario de las artes (1995). Planeta, Barcelona.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (1992). Pamiela, Pamplona.

Venecia (1990). Planeta, Barcelona.

El aprendizaje de la decepción (1989). Pamiela, Pamplona.

La paradoja del primitivo (1983). Seix Barral, Barcelona.

Conocer a Baudelaire y su obra (1978). Dopesa, Barcelona.

 

Novelas y prosa literaria

Génesis (2015). Literatura Random House, Madrid. 

Autobiografía de papel (2013). Mondadori, Barcelona. 

Autobiografía sin vida (2010). Mondadori, Barcelona.

Abierto a todas horas (2007). Alfaguara, Madrid.

Esplendor y Nada (2006). Lector, Barcelona.

Momentos decisivos (2000). Anagrama, Barcelona.

Demasiadas preguntas (1994). Anagrama, Barcelona.

Cambio de bandera (1991). Anagrama, Barcelona.

Diario de un hombre humillado (1987). Anagrama, Barcelona.

Historia de un idiota contada por él mismo, o el contenido de la felicidad (1992), Anagrama, Barcelona.

Mansura (1984). Anagrama, Barcelona.

Última lección (1981). Legasa, Madrid.

Las lecciones suspendidas (1978). Alfaguara, Madrid.

Las lecciones de Jena (1972). Barral E., Barcelona.

 

Relatos

"Quien se vio", Tres cuentos didácticos (1975). La Gaya Ciencia, Barcelona.

"La venganza de la verdad" (1978). Hiperion nº1, Madrid.

"Herédame" (6 y 7 agosto 1985). El País, Madrid.

"El trencadizo", con grabados de Canogar (1989) Antojos, Cuenca.

"La pasajera" (18 nov. 1990). El País, Madrid.

"La resignación de la soberbia", Los pecados capitales (1990). Grijalbo, Barcelona.

El largo viaje del mensajero (1991) Antártida, Barcelona.

Cuentos de cabecera ("La pasajera" y "La segunda cicatriz") (1996). Planeta NH.

"El padre de sus hijos" (1998). Barcelona, un día, Alfaguara, Madrid.

"La verdad está arriba" (1998). Turia, Teruel.

 

Poesía

Última Sangre. Poesía 1968-2007 (2007). Bruguera, Barcelona.

Poesía 1968 1988 (1989). Hiperion, Madrid.

Farra (1983). Hiperion, Madrid.

Siete poemas de La Farra, con un grabado de A. Saura (1981). Cuenca.

Poesía 1968 78 (1979). Hiperion, Madrid.

Pasar y siete canciones (1977). La Gaya Ciencia, Barcelona.

Lengua de cal (1972). Visor, Madrid.

Edgar en Stéphanie (1971). Lumen, Barcelona.

El velo en el rostro de Agamenon (1970) El Bardo, Barcelona.

Cepo para nutria (1968). Madrid

Premios

1987 Premio Anagrama de Novela.

2000 Premio a la cultura "Sebetia-Ter" del Centri di Studi di Arte e Cultura di Napoli".

2001 Premio a la tolerancia de la "Asociación por la Tolerancia", Barcelona.

2011 Premio González-Ruano de Periodismo

2014 Premio Internacional de Ensayo José Caballero Bonald

2015 Premio Francisco Cerecedo de la Asociación de Periodistas Europeos 

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2017 | c/ Méndez Núñez, 17 - 28014 Madrid | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres