PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

miércoles, 5 de agosto de 2020

 Félix de Azúa

¡Más mafiosos, es el arte!

En nuestros comentarios sobre el robo de obras de arte, especialmente sobre ladrones nazis y coleccionistas judíos, puede parecer que el asunto del latrocinio artístico sea sólo cuestión de gente patibularia. Alguien podría creer que los compradores de la mercancía robada son jefecillos de la guerra asiática, mafiosos rusos, falsos coroneles británicos en matanzas africanas, traficantes de opio afgano... Ni soñarlo.

En un comentario de Hugh Eakin publicado por el New York Review de mayo, aparece el cliente irreprochable, esa institución por encima de toda sospecha que es a donde va a parar la mercancía más valiosa. Dicho en plata: aparece un perista intocable.

El Princeton Museum of Art, el Boston Museum of Fine Arts, el Metropolitan Museum of Art, el J. Paul Getty Museum... todos ellos poseen piezas robadas, todos han sido descubiertos por las policías americana e italiana, todos están negociando con el gobierno de Roma la devolución de las más escandalosas.

Se trata de antigüedades griegas y etruscas desenterradas en excavaciones clandestinas por ladrones de tumbas de guante blanco, personajes que podrían aparecer en cualquier película de James Bond tomando un Martini en compañía de ricos armadores griegos o campeones de tenis en la terraza del Grassi.

Alguno de ellos, como el magnífico Giacomo Medici, multado en su última condena (diciembre de 2004) a pagar diez millones de euros por robar en yacimientos piratas, es tan sólo un eslabón en la cadena de directores de departamento museístico americano, subasteros de Londres, anticuarios suizos, arqueólogos italianos, jefes de la mafia siciliana, en fin, un espléndido personal de Maserati y Patek Philippe. Esta gente fue la que puso en el Met de Nueva York la crátera conocida como “Muerte de Sarpedón” (griega del siglo VI aJC), por la que el Museo pagó un millón de dólares de 1972 sabiendo que se trataba de una pieza robada. Treinta años más tarde, tiene que devolverla.

Hay una impagable fotografía de Giacomo Medici -cincuentón, sienes plateadas, sonrisa seductora, barriguita, un De Sica barato-, junto a la cratera del Met. No pudo resistirse. Tiene la vanidad del cazador de leones que posa junto a la fiera abatida, para la posteridad.

En la densa organización criminal figura también una pareja de millonarios, Barbara y Lawrence Fleischman, cuya colección de antigüedades donada al Getty como benévola cesión en 1996, era probablemente una falsa colección en la que se ocultaban las piezas robadas por encargo. Luego llegarían al Museo por vía benéfica.

De este asunto, lo que me parece más asombroso es que las instituciones culturales hayan adoptado métodos de millonario mafioso, de ricacho criminoide, con tal de aumentar sus colecciones.

Un comportamiento que pone de manifiesto la tremenda transformación de los fundamentos burgueses. Si los museos fueron en su origen centros educativos, hoy ya muchos de ellos sólo persiguen el enriquecimiento y la presencia mediática, exactamente como cualquier club de fútbol.

Ya lo sabíamos, pero no está mal tener ejemplos irrebatibles para cuando aparece (porque siempre aparece) un funcionario diciendo que no nos pongamos pesados, que todo son exageraciones.

[Publicado el 09/6/2006 a las 08:15]

Compartir:

Comentarios (34)

  • Que buen artículo el suyo...simulacros que pudieron ser mejor que el original, pero que no terminan de serlo...Bravo.

    Me hace pensar en las fotografías que toman por aquí los extraños, saben que es disfraz, y los disfrazados no lo niegan, atinaron, pues aunque sean Canalettos se venden mejor así: pirateados.

    Y el comprador se ahorra el esfuerzo de ver la realidad, son más estéticas las tarjetas postales del calapata y su auquénido...Bravo.

    Comentado por: morgan el 12/6/2006 a las 03:00

  • Pero el comentario 23:29, es el extremo absurdo en el que tendemos a vivir, un espacio donde nos colocan como espectadores; y se lo comento no por la contradicción de los que se proclaman chicha y son limonada, o ya después ni eso, sino por la necedad de vivir venerando el pasado... quizás porque vivimos del pasado, así de literal es nuestra dependencia con el turismo. Y sin embargo va más allá de la “funcionalidad” que podrían darle ha esa circunstancia, en beneficio directo de los que están vivos, y no sólo en pequeñeces chauvinistas y delirantes.

    ¿Escuchó sobre los graffiteros chilenos?, muy artistas los niños, decidieron que un muro inca era el medio más idóneo de expresión, su osadía les costo la cárcel, y el pago por reparación de unos cien mil soles, la suma le puede parecer la más justa, igual que la cárcel para aquellos desadaptados que confundieron el muro inca con el muro de su casa, pero...¿sabe cuánto se paga por el mismo concepto en casos de violación sexual? A veces el pago que impone la justicia no sobrepasa los cien nuevos soles ¿entiende Mary?, la piedra es piedra, no cualquier piedra es verdad, pero no puede ser más importante que un ser vivo, el arte es arte, su respeto es importantísimo ...y la cultura más, pero...

    Comentado por: morgan el 11/6/2006 a las 22:21

  • Mary, no creo que alguien pueda siquiera insinuar negar a un pueblo su historia, la posibilidad de ubicarse como grupo en un espacio y en un tiempo, eso es cultura: la conciencia colectiva del individuo. La diferencia entre está y el arte es tan sutil, que casi se desvanece al quererlos conceptualizar, siendo de una ociosidad imperdonable para algunos, como la misma búsqueda de identidad y sin embargo... cuando la leí, no pensaba en explicar mi punto de vista anterior, sino en está distancia.

    Porque entiendo que la cultura es más que el arte como expresión individual, me explico, una pintura, pensemos en Chagall, puede tener un valor "irremplazable" para quién la adquiere, para su familia, y para el mismo como integrante de ella, mas si conocemos las razones de su expropiación (recordando la viñeta pasada sobre expolio nazi de éste autor y del querido Feliciano) y la biografía del artista; estoy forzando la figura- tómelo como ejemplo didáctico-.

    Y sin embargo, pienso que la razón de su reversión, no es igual a las razones que imperan con los bienes culturales, en este caso restos arqueológicos, ya no por la teoría de interés público y privado, y aún por los artificios del derecho que ahora juzga, ya no como idea de colectividad, sino como conjunto de individualidades con iguales derechos, que se analizan finalmente por la suma, bueno ese es otro tema; mi idea tiene relación, por sobre todo con la importancia de ese derecho para la vida del pretensor.

    Entonces y para usar otra analogía jurídica, la distancia rebasa al delito (para el primero un robo y para los segundos una estafa), y el mismo bien, como objeto; la distancia será la necesidad, la relevancia en la vida de quién espera... la irremplazabilidad en todo caso, me parece más vital.

    Comentado por: morgan el 11/6/2006 a las 22:07

  • Gracias, recibí su correo. Y el de el Chupa-Chups lame pies"h.. también, bueno... divertido. Les contesto en público

    Gracias por quererme lamer los pies, leyó que trabajaba descalza y le entraron ganas de chuparme los pies. lamer... dice el correo... bueno pùes... no se preocupe cuando trabajo no necesito que me chupen los pies.
    Enea

    Comentado por: Enea el 11/6/2006 a las 14:12

  • Todo está tranquilo, muy tranquilo Mary, Gracias por su texto
    Enea

    Comentado por: Enea el 11/6/2006 a las 13:50

  • menos mal! que el César no existe, o sea Roma tuvo muchos, muchos César... entonces es difícil devolvçerselo. Cuentan que hay unas magníficas reliquias en Roma, por supuesto no es el Partenon, ni el Coli.., no es simplemente unas ruinas ( preciosas, que te hacen sentir la historia) donde se sentó Bruto y dijo vengo de la Guerra, le asesinaron... el César ? antes de ese término hubo más especies, así que es difícil saber si Cleopatra es del César.

    uah... Enea

    Comentado por: Enea el 11/6/2006 a las 13:47

  • Al señor Ortega, aun sopesando el riesgo de que no lo lea, me animo a responderle, tarde, pues no tengo internet, pero más vale tarde.
    Aunque como sabrá era Arquíloco el que "dividía" a los hombres entre zorros y puercoespines, no sé, mis entendederas no llegan a desentrañar el misterio de su última frase..., ¡que venga Dan Brown! ( es broma), el caso es que yo, como el de Hipona, salvando las distancias siderales, "timeo homo unius libri", temo al puercoespín, y a los zorros... bueno sólo al 'renard argenté'. Hay pocos 'polymath' menos polyhistors, como dicen los ingleses ('jack of all trades, master of none). Resumiendo, la exactitud al hablar no es un derecho, ni una floritura, no es una mercancía de lujo, es fundamental, básico. Recuerdo ahora, me parece que de Azúa, hace ya algún tiempo, un artículo-sábana en el que criticaba a los situacionistas ( creo recordar) y la filosofía sesentayochista, que no decían nada se perdían en conceptos sin significado claro, era una mera jerigonza, no eran juntaletras, eran 'juntaconceptos', navaja de Occam!, dónde estás, perdida y oxidada!

    Comentado por: vic el 11/6/2006 a las 13:08

  • 23:29

    Querida Morgan, en la vida todo tiene su casillero y su lugar.Tan importante es el alimento del cuerpo como el del alma.Es lógico que hay necesidades prioritarias que tienen que ser cubiertas. Pero lo del Cesar devuélvanselo al Cesar; porque eso no es sólo un artefacto cualquiera, tiene una valor intangible, es parte de la identidad de una nación. Nuestro patrimonio cultural que se ha ido formando a través de los tiempos. Y si ignoramos de donde venimos nunca vamos a saber a donde llegar.

    Comentado por: MNYC el 10/6/2006 a las 12:02

  • A ver si pillan este, con acento es que me como cuando quiero....

    No hay nada como el cepillo de dientes, cuando la pasta viene después.
    Enea

    Comentado por: Enea el 09/6/2006 a las 21:32

  • Una pregutna simple, por aquello de que reivindicar depende del siglo en que nos situemos de quién son las pirámides de Egipto, vaya cuantos esclavos murieron... ha como me encanta ser... diferente cuando pienso en que sólo se puede hablar de expropiación cuando surge la propiedad... digo... ahora les dejo siempre pensando Arsuaga. Un beso. fantático tu mensaje

    El último artículo de Arsuaga no fue publicado en la gran revista Scien.. no se como se escribe, esclava soy de mi misma, olé... y claro eso fue fantástico .. por fin... se atreven a revisar lo que escriben antes de publicarlo... buen paso... Bravo por Arsuaga que contestó... ahora me gusta más la revista que realmente lee lo que va a publicar.
    Enea

    Comentado por: Enea el 09/6/2006 a las 21:30

  • ... ¿cuán importante son en verdad estos tesoros? ¿Cuánto vale la pena sacrificar por el arte, y hasta por la cultura? No se...y está el hecho impajaritable, de ver como un cuadro, dos huacos y las piedras son más importantes en esta ciudad que los seres vivos.


    Comentado por: morgan el 09/6/2006 a las 21:29

  • Adiós? aj ja... que iba de Napoleón y los Egipcios no... qué desvíe chicos... al salón

    pasenlo bien

    Enea

    Vuiva el Emperador claro en su tiempo, tiene razón una pregunta no al autor , a mi misma,....,,, ahora comas,,,,,

    qué hacemos con los restos de Atapuerca? m Gracias Arsuaga... ( gracias por el libro)

    Chao... sigan ... por favor.
    Adiós aj! y se loc reen pues claro... ha1 dicen que en egipto los niños esclavos no podían ir al museo ( el museo vino después, fueron ellos) entonces acompañaba a los dueños a la Escuela ( en Egipto existían las escuelas, no expoíaban, creaban arte con esclavos) y dicen que eso el que el niño esclavo fuera a la escuela ´para llevar los libros del dueño y darle agua si tenía sed, secarle el sudor, y aguantar las palabras , los egipcios no pegaban a los niños, fue fue lo que produjo la revolución, en silencio aprendía el niñoe clavo lo que su dueñi nunca quiso que aprendiera, pero claro era obligatorio acompañerle hasta en el baño... lo pillan ( lo demás es cierto, repasen historia o no...)

    Y vivan
    ah.. así está mejor...

    porque cero nunca fue igual a cero fue igual a "o" cuestión de letras no de vacios.

    Me encantó su propuesta

    Comentado por: Enea el 09/6/2006 a las 21:13

  • Bueno, antes de irme simplemente decirle a vic que alianza ya no existe o es otro nombre enguyido por el Comercio de la Editorial Ana i aaaaaa

    Divertido

    regreso al lecho

    Adiós

    Comentado por: Enea el 09/6/2006 a las 21:05

  • No es nueva la modalidad de estos asaltantes de altísima cultura. Hace 90 años Perú reclama a la Universidad de Yale sus tesoros Incas.

    -------------------------------------------

    Perú reclama a la Universidad de Yale los tesoros del Machu Picchu


    El país andino presenta una demanda para recuperar 5.000 objetos.
    DAVID BLANCO BONILLA / EFE (06/03/2006)

    Perú ha decidido pasar a la ofensiva para recuperar mediante la vía judicial los tesoros arqueológicos del Machu Picchu que se encuentran en la universidad norteamericana de Yale desde 1912. La demanda será presentada en los próximos días, después de que los representantes diplomáticos y culturales del país andino se encontraran con la negativa de las autoridades de Yale a reconocer la propiedad peruana de casi 5.000 piezas llevadas a EEUU por el explorador Hiram Bingham.

    El director del Instituto Nacional de Cultura, Luis Guillermo Lumbreras, lamentó que Yale "no haya cumplido con un compromiso pactado hace casi 90 años" y aseguró que la universidad "tiene la obligación" de devolver las piezas, ya que Perú "cuenta con la documentación que muestra sus derechos de propiedad".

    Perú espera que los tribunales de EEUU reconozcan que es propietario de cerca de 5.000 objetos de oro, plata, madera, hueso, piedra y cerámica que fueron encontrados en la famosa ciudadela inca por Bingham, que llegó al Machu Picchu en 1911. El Instituto de Cultura peruano sostiene que las piezas salieron de Perú gracias a una resolución suprema del Ejecutivo de la época, que autorizó su estudio con el compromiso de que fueran devueltas un año después. El permiso fue renovado después por seis meses más, pero la universidad no cumplió con la devolución, lo que generó las reclamaciones de Lima, aunque sin obtener una respuesta positiva.


    CATALOGO DE PIEZAS En 1930, Yale publicó un catálogo de todos los objetos del Machu Picchu y después ofreció devolver una parte de la colección, lo que fue rechazado por el Gobierno peruano. Desde hace tres años, las autoridades del país andino han emprendido una intensa campaña para recuperar las piezas. Perú respalda su posición en una comunicación de la National Geographic Society, que financió tres de las expediciones de Hiram Bingham y que opina que "las piezas arqueológicas excavadas en Perú durante estas expediciones conjuntas fueron un préstamo, pertenecen a Perú, y deben ser devueltas".


    Comentado por: MNYC el 09/6/2006 a las 21:05

  • ¡Uy, uy!

    Comentado por: Bertin Os el 09/6/2006 a las 20:25

  • ¡Uy....!

    Comentado por: Bertin Os el 09/6/2006 a las 20:23

  • La contradicción nos salva.

    Comentado por: morgan el 09/6/2006 a las 20:17

  • de nuevo a Vic:

    yo me refería a la actitud vital "ante la imposibilidad", es decir, la necesidad de plantearse la realidad con incoherencias (me falta un palabra mejor) y sin explicación para todo. Lo que la autora resumía como tragedia de la condición humana. Sin duda, como ella misma decía, es una "atrevida aplicación antropomórfica" (cito y traduzco de memoria). Y daba (la autora) tres tipos: el religioso (cualquier gran explicación omniexplicativa), el científico y el hombre común que avanza a tropezones y a menudo sucumbe.
    Sin duda todo esto está muy lejos del rigor que creo adivinar que Usted me exige. Lamento el malentendido.
    Berlin hablaba del puercoespín y el zorro...


    Comentado por: ortega el 09/6/2006 a las 19:21

  • Totalmente de acuerdo. Debería haberle echado tirándole el tintero a la cabeza.

    Comentado por: vic el 09/6/2006 a las 18:11

  • Perdóneme señor Ortega pero no entiendo eso de "posibles actitudes vitales de coherencia y compleción", que "sentido vital" da usted a coherencia y compleción (que significan estos dos nombres en este caso? ).
    Perdone por lo estricto del mensaje.

    Comentado por: vic el 09/6/2006 a las 18:06

  • De nuevo a Vic.

    Hay una respuesta al artículo sobre Gödel en el mismo edge.org. El autor es Stephen Budiansky y creo que le gustará.
    Adjunto fragmento.
    "I would suggest, in summary, that there is a tendency to try to milk far too much out of Gödel's theorem when it comes to philosophical explanations. Much the same can be said of other scientific "big ideas" that are the favorites of those who indulge in what used to be called cocktail-party physics but now might be better called new-age physics. (I think there are now even self-help and business advice books that purport to extract from Heisenberg's uncertainty principle some lessons about managing one's love life or business career.) The temptation is hard to resist, admittedly, even for people who ought to know better. The best illustration of this was the fate that befell one faculty member at Princeton who got the big idea that maybe there was some profound connection between Gödel's incompleteness theorem and Heisenberg's Uncertainty Principle. Both, after all seemed to suggest inherent limitations in the universe on what it is possible for human beings to know. "Well, one day I was at the Institute of Advanced Study, and I went to Gödel's office, and there was Gödel," the professor recalled. "I said, 'Professor Gödel, what connection do you see between your incompleteness theorem and Heisenberg's uncertainty principle?' And Gödel got angry and threw me out of his office.""

    Comentado por: ortega el 09/6/2006 a las 18:03

  • Yo creo que si escribo mil intentos de poemas, por la ilógica lógica del azar me acabará saliendo uno que sea reciclable. Y si no funciona al menos habré aprendido que la poesía no es azar, ni constancia.
    Mis intentos pasados son ya casi inumerables. Así que voy a poner la cuenta a 1000 otra vez.
    (Espero que este blog dure 2000 días más porqué sino me quedaré a medio camino del previsible fracaso)
    Empezemos pues con el primero (el título es un poco largo):

    La vida es retraso hasta que doblen las
    -----------------------------------------------
    campanas de la inevitable medianoche. (999-1)
    --------------------------------------------

    El cilicio de tu vida es la inquietud de mi llegada.
    y a mi llamada: deseperación.
    Velo negro y nada, se acabó.
    quedarán las lágrimas derramadas
    la tierra que pisaste
    o acaso ni quedarán -tú ya no las verás-.
    Tu tiempo desaparecerá
    te convertirás en una singularidad
    en un espacio sin espacio
    en tiempo sin tiempo
    una nada flotando en la nada.
    Serás algo que será nada
    un pájaro volando en el mar
    una luz apagada en la oscuridad
    un vacío vacío
    Nada, no serás nada
    ni un soplo de aire
    ni un ser con alas
    nada de nada,
    nada nada nada y nada.

    ¿Crees que serás un recuerdo?
    ¿Un recuerdo de algo que fue?
    Desconfía, tu recuerdo será nada
    porqué nadie se salva de ser mortal
    Es la inevitable condena a la inexistencia:
    todos el mundo hacia la deriva de la nada.
    ¿Eternidad? Ni se te ocurra
    ¿Dioses? Nada
    ¿Universo? Mortal
    Todo es mortal

    Así pues, olvida tu nada
    y pretende vida
    Y haz caso de este consejo
    porque yo comprendo tu miedo
    porqué yo misma seré nada
    cuando todo sea nada.




    Comentado por: Tipo de incognito el 09/6/2006 a las 17:57

  • Respuesta a Vic:

    Gracias por su comentario. No lo quepa duda de que no comprendo el teorema de Gödel en profundidad.
    Me limité a copiar/pegar un fragmento de un artículo aparecido en edge.org, cuya autora cité en mayúsculas al inicio del mismo.
    Hoy incluyo su c.v. también mencionado en el citado artículo.
    Simplemente me pareció interesante la reflexión sobre posibles actitudes vitales frente a la imposibilidad simultánea de coherencia y compleción, deseo del que a veces creo detectar eco en este blog (y no principalmente por el titular)
    Ya sé que es peligroso exportar conceptos lógicos o matemáticos a otros ámbitos, pero me fié de la autora en custión.

    VERENA HUBER-DYSON is emeritus professor of the Philosophy department of the University of Calgary, Alberta Canada, where she taught graduate courses on the Foundations of Mathematics, the Philosophy and Methodology of the sciences.
    Before the Vietnam war she was an associate professor in the Mathematics department of the University of Illinois. She taught in the Mathematics department at the University of California in Berkeley. She is the author or a monograph, Gödel's theorems: a workbook on formalization, which is based on her experience of teaching graduate courses and seminars on mathematical logic, formalization and its limitations to mathematics, philosophy and interdisciplinary students at the Universities of Calgary, Zürich and Monash.

    PS: consultado diccionario Real Academia: "churra: f. ortega !!!!!

    Comentado por: ortega el 09/6/2006 a las 17:54

  • Abogan ahora los defensores de la televisión sin ton ni son, que la televisión que vemos es la que nos mercemos. Interesante opinión. Sin embargo, digo yo que la droga engancha por ser droga y no porque uno sea drogoadicto. El truco de la televisión es que lleva cantidad de estupefacientes revestidos como excipientes. Pero si un observador objetivo se atreviese a probarla se daría cuenta de su insustancialidad. Lo curioso es que a los espectadores que están ya inmersos en esta psicotropia mediática es precisamente esto lo que les atrae de la televisión, su insustancialidad, su inexcipiencia.
    El otro argumento que esgrimen los sectarios es que la televisión privada puede emitir lo que le venga en gana, que por eso es privada. Esto no es del todo así. Fíjense sino en el narcotráfico. El narcotráfico es una empresa privada que se dedica a vender droga a la población curiosa. Pero la administración sabe que la droga es mala para la salud de sus ciudadanos y por eso la prohibe.
    Entonces: ¿La televisión que emite rayos catódicos estupefacientes acaso no debería prohibirse o, si somos menos estrictos, limitarse?

    El caso de la televisión pública es más sencillo: si esta está subvencionada merece que sus espectadores la contemplen y se nutran de ella como si estuvieran paseándose por un museo. Si los espectadores no tienen esta sensación, algo huele a fusible chamuscado.

    Comentado por: Tipo de incognito el 09/6/2006 a las 17:40

  • Mensaje para el señor Ortega por lo de Gödel de ayer. No ha comprendido la profundidad del teorema de incompletitud de la aritmética de primer orden. Léase las obras completas publicadas por Alianza y comentadas por Mosterín. No mezcle churras y merinas.

    Comentado por: vic el 09/6/2006 a las 17:27

  • Digo yo que los museos siempre han generado beneficios. Vean sino que el activo material del museo no precisa de amortización alguna, apenas sufre desgaste -acaso algún borrón provocado por los flashes de algún intrépido-, y es de las poquitas cosas en este mundo que una vez adquirida se revaloriza. Yo creo que estas historietas de policias y cacos se las inventa la propia administración para darle algún valor añadido a la obra y aumentar las idas y venidas de los visitantes como pasó cuando lo del robo del cuadro de Munch.
    Si yo tuviera un museo privado, tengan por seguro que cada mes habría un par de robos. Promoción y revalorización gratuitas. ¿Qué más desea uno para su empresa?
    Es una lástima que la privatización de museos sea tan poco rentable a corto plazo, sino tengan por seguro que la cosa ya se habría puesto en marcha. Valga lo dicho para mencionar que el único ejemplo que se me ocurre sobre la privatización del arte público, es aquel casino-museo de Las Vegas, el Bellagio. Malos ejemplos para malas sociedades.
    Es el problema de la cultura, interesa tan poco que es imposible privatizarla.

    Comentado por: Tipo de incognito el 09/6/2006 a las 17:21

  • Basta leer al Sr. Azúa para comprobar que los Ciutadans están con él, con su reflexión y el brío crítico de su pensar. Las adhesiones serán harinas de otro costal.

    Comentado por: batueco el 09/6/2006 a las 14:11

  • alguien sabe si azua esta con los ciutadans o pasa un poco ?

    Comentado por: albert el 09/6/2006 a las 12:01

  • Son cosas que hay que decir y que hay que animarse a decir.
    Y, además, está el asunto, comprometido, espinoso, de las falsificaciones, tan numerosas, tan celebradas algunas como auténticas y grandes obras del arte(y algunas lo son; pero en su contexto).
    Muchos problemas: documentales y hasta epistemológicos.
    Desde aquí, animo a nuestro anfitrión a que emprenda ese camino. Facultades estilísticas no le faltarán para rematarlo como se debe.
    Saludos.

    Grifo

    Comentado por: Grifo el 09/6/2006 a las 11:11

  • creo que el Sr. Azúa pone el acento en el lugar equivocado: la diferencia actual es que, como el mismo dice hay condenas y devoluciones (por eso se ha enterado él).
    Yo creo que en este aspecto Napoleón actuaba con mayor impunidad (el Sr. Azúa conoce bien el Louvre.
    No se trata de esperar que la gente con poder se vuelva buena (ideal ilustrado) sino de que hayan leyes efectivas para controlarlos.
    Nunca las han habido como ahora. Como decía el (creo) admirado por el Sr. Azúa Revel, la sociedad democrática liberal no actúa como un modelo ideal preexistente (como el caso de las utopías) sino por corrección y mejora de los problemas concretos.
    no está mal tener ejemplos irrebatibles para cuando aparece (porque siempre aparece) un intelectual diciendo que no nos pongamos pesados, que todo son exageraciones.


    Comentado por: ortega el 09/6/2006 a las 10:47

  • Eso de que los museos surgieron con fines 'educativos' es muy discutible, es más como usted sabrá los museos españoles de bellas artes surgen gracias a las desamortizaciones, principalmente por la de 1835 (la de Mendizábal), y no hicieron otra cosa que 'robar' los objetos de interés artístico de los conventos de la exclaustración, es más para llevar a cabo dicho cometido se crean las Comisiones Provinciales de Monumentos Históricos y artísticos, que en muchos casos comercian con este patrimonio, e incluso lo sustraen para provecho propio.
    Hoy día, a pesar de los pesares, s cuando más regulado y mejor vigilado está el patrimonio; por todos es conocido que los propios egipcios fueron los primeros en profanar sus tumbas y arramblar con todo lo que tuvieron a su alcance.
    En fin, pero coincido con usted hay que acabar con estos trápalas.

    Comentado por: Vigi el 09/6/2006 a las 10:07

  • Usted mismo, don Félix, escribió a propósito de los objetos artísticos (texto recogido ahora en ‘Esplendor y nada’) que de todas las mercancías éstas son, obviamente, las más raras. No diré, por si acaso, que sean las mas infrecuentes, pero sí las más veneradas y, consecuentemente, las más valoradas. La fetichización de tales mercancías, ya apuntada por Marx, Freud y Benjamín, no hace sino redondear los procesos de tenencia y disfrute. Tenencia y disfrute que, a veces, requieren métodos expeditivos de apropiación. Para practicar más tarde, su exhibición redondeada en los altares incruentos de los Museos más afamados. Los nuevos mecenas y los viejos vendedores, son pues, funcionarios de cierta piratería cultural. Sátrapas de un gusto amordazado y de una moral que se derrite como un cabo de vela.

    Comentado por: El Pozo y El Numa el 09/6/2006 a las 10:02

  • Apreciado T:

    Lamento no haberle podido responder ayer. Recogo con agrado sus saludos, aunque debo decirle que no he podido leerle (tal como usted consignaba en su breve billete de la víspera). He pasado una quincena en mi solar paramero, organizando las cuadrillas de segadores y distribuyendo las sernas ante la próxima siega. Ello me ha impedido seguir con normalidad el desarrollo del blog, y sentir la cercanía de mi (em)prendedor, que no se desenvuelve bien en la necesaria gestión del patrimonio. Ya sabe, cosas de mujeres.

    Aquí, en el páramo, no amarran yates ni merodean espías-dry. Hace ya muchos lustros que asomaron su aguzado olfato por los eriales y los pueblos moribundos los Hearst y los Marés, alimañas grises que arrancaron los últimos botones de nácar del cuerpo todavía estertoreante.

    Comentado por: (viz)condesa de (em)prendedor el 09/6/2006 a las 09:23

  • Los fundamentos burgueses no se transforman, se expanden y se profundizan (aparcamientos subterráneos). (Vale, la expansión y la profundización son transformaciones; pero hay que dejar claro que estamos ante el mismo espectáculo; espectáculo con muchos espectadores -la de mirones que hay alrededor de las obras en construcción, incluso en los talleres de los artistas burgueses- y muchos clientes.)
    El origen de los museos pudiese ser que no fuese el centro educativo sino la colección de curiosidades, pero si el Sr. Azúa dice eso, pues será, ¿quién soy yo para corregirle?
    "la presencia mediática": le exijo una aclaración; no se pueden utilizar expresiones tan manoseadas sin caer en la pornografía (pornoescritura) ¡y a estas horas de la mañana!.

    Comentado por: Edward Hillside el 09/6/2006 a las 08:28

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Félix de Azúa nació en Barcelona en 1944. Doctor en Filosofía y catedrático de Estética, es colaborador habitual del diario El País. Ha publicado los libros de poemas Cepo para nutria, El velo en el rostro de Agamenón, Edgar en Stephane, Lengua de cal y Farra. Su poesía está reunida, hasta 2007, en Última sangre. Ha publicado las novelas Las lecciones de Jena, Las lecciones suspendidas, Ultima lección, Mansura, Historia de un idiota contada por él mismo, Diario de un hombre humillado (Premio Herralde), Cambio de bandera, Demasiadas preguntas y Momentos decisivos. Su obra ensayística es amplia: La paradoja del primitivo, El aprendizaje de la decepción, Venecia, Baudelaire y el artista de la vida moderna, Diccionario de las artes, Salidas de tono, Lecturas compulsivas, La invención de Caín, Cortocircuitos: imágenes mudas, Esplendor y nada y La pasión domesticada. Los libros recientes son Ovejas negras, Abierto a todas horasAutobiografía sin vida (Mondadori, 2010) y Autobiografía de papel (Mondadori, 2013)Una edición ampliada y corregida de La invención de Caín ha sido publicada por la editorial Debate en 2015; Génesis (Literatura Random House, 2015). Nuevas lecturas compulsivas (Círculo de Tiza, 2017) y Volver la mirada, Ensayos sobre arte (Debate, 2019) son sus últimos libros.  Escritor experto en todos los géneros, su obra se caracteriza por un notable sentido del humor y una profunda capacidad de análisis. 

En junio de 2015, fue elegido miembro de la Real Academia Española para ocupar el sillón "H".

 

Bibliografía

 




 

Ensayo

Volver la mirada (2019). Debate, España.

Nuevas lecturas compulsivas (2017). Círculo de Tiza, España. 

La invención de Caín (2015). Mondadori, Barcelona. 

Contra Jeremías (2013). Mondadori, Barcelona.

Contre Guernica, Prefacio para Antonio Saura (2008). Archives Antonio Saura, Genève.

 La pasión domesticada (2007). Abada, Madrid.

Ovejas negras (2007), Bruguera, Barcelona.

Cortocircuitos. Imágenes mudas (2004). Abada, Madrid.

La invención de Caín (1999). Alfaguara, Madrid.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (reedición) (1999). Anagrama, Barcelona.

Lecturas compulsivas. Una invitación (1998) Anagrama, Barcelona.

Salidas de tono (1996). Anagrama, Barcelona.

Diccionario de las artes (1995). Planeta, Barcelona.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (1992). Pamiela, Pamplona.

Venecia (1990). Planeta, Barcelona.

El aprendizaje de la decepción (1989). Pamiela, Pamplona.

La paradoja del primitivo (1983). Seix Barral, Barcelona.

Conocer a Baudelaire y su obra (1978). Dopesa, Barcelona.

 

Novelas y prosa literaria

Génesis (2015). Literatura Random House, Madrid. 

Autobiografía de papel (2013). Mondadori, Barcelona. 

Autobiografía sin vida (2010). Mondadori, Barcelona.

Abierto a todas horas (2007). Alfaguara, Madrid.

Esplendor y Nada (2006). Lector, Barcelona.

Momentos decisivos (2000). Anagrama, Barcelona.

Demasiadas preguntas (1994). Anagrama, Barcelona.

Cambio de bandera (1991). Anagrama, Barcelona.

Diario de un hombre humillado (1987). Anagrama, Barcelona.

Historia de un idiota contada por él mismo, o el contenido de la felicidad (1992), Anagrama, Barcelona.

Mansura (1984). Anagrama, Barcelona.

Última lección (1981). Legasa, Madrid.

Las lecciones suspendidas (1978). Alfaguara, Madrid.

Las lecciones de Jena (1972). Barral E., Barcelona.

 

Relatos

"Quien se vio", Tres cuentos didácticos (1975). La Gaya Ciencia, Barcelona.

"La venganza de la verdad" (1978). Hiperion nº1, Madrid.

"Herédame" (6 y 7 agosto 1985). El País, Madrid.

"El trencadizo", con grabados de Canogar (1989) Antojos, Cuenca.

"La pasajera" (18 nov. 1990). El País, Madrid.

"La resignación de la soberbia", Los pecados capitales (1990). Grijalbo, Barcelona.

El largo viaje del mensajero (1991) Antártida, Barcelona.

Cuentos de cabecera ("La pasajera" y "La segunda cicatriz") (1996). Planeta NH.

"El padre de sus hijos" (1998). Barcelona, un día, Alfaguara, Madrid.

"La verdad está arriba" (1998). Turia, Teruel.

 

Poesía

Última Sangre. Poesía 1968-2007 (2007). Bruguera, Barcelona.

Poesía 1968 1988 (1989). Hiperion, Madrid.

Farra (1983). Hiperion, Madrid.

Siete poemas de La Farra, con un grabado de A. Saura (1981). Cuenca.

Poesía 1968 78 (1979). Hiperion, Madrid.

Pasar y siete canciones (1977). La Gaya Ciencia, Barcelona.

Lengua de cal (1972). Visor, Madrid.

Edgar en Stéphanie (1971). Lumen, Barcelona.

El velo en el rostro de Agamenon (1970) El Bardo, Barcelona.

Cepo para nutria (1968). Madrid

Premios

1987 Premio Anagrama de Novela.

2000 Premio a la cultura "Sebetia-Ter" del Centri di Studi di Arte e Cultura di Napoli".

2001 Premio a la tolerancia de la "Asociación por la Tolerancia", Barcelona.

2011 Premio González-Ruano de Periodismo

2014 Premio Internacional de Ensayo José Caballero Bonald

2015 Premio Francisco Cerecedo de la Asociación de Periodistas Europeos 

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2020 | Fundación Formentor | Barceló Torre de Madrid. Plaza de España, 18 28008 Madrid (España) | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres