PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

sábado, 30 de mayo de 2020

 Félix de Azúa

Espantajo

En 1939 y ya en el exilio de Collonges-sur-Salève, Azaña escribió 11 artículos para la prensa internacional, con la intención de exponer su opinión sobre el desastre de la guerra perdida. Son escritos de un hombre descalabrado y exhausto que moriría pocos meses después. El infame Petain no permitió que le enterraran con la bandera republicana, así que lo amparó una bandera de México cedida por el embajador de aquel país.

Los últimos meses de Azaña son tan aciagos como los de Machado o los de Benjamin, pero no han merecido ni piedad ni admiración, sólo olvido. Quizás porque Azaña escribió lo que pensaba sobre las causas de la Guerra Civil, aparte de Franco, y señaló con su dedo de moribundo a tres responsables: la cobardía de Francia e Inglaterra, el caos criminal de la extrema izquierda española y la traición delirante de los nacionalistas catalanes. Así que nadie estaba muy dispuesto a rendir respetos al pobre Azaña. Tan es así que los 11 artículos sólo se publicaron en España en el año 2002 con un certero prólogo de Gabriel Jackson. A pesar de los miles de libros que se han escrito sobre la derrota, esta lectura sigue siendo conmovedora.

Lo he vuelto a leer estos días porque me agobiaba cuánto se va asemejando nuestro país al de 1936. No como tragedia, sino como farsa. Al igual que en el viejo cauce seco que todos olvidaron se construyeron viviendas, hoteles ycampings que un buen día fueron arrasados cuando una lluvia torrencial volvió a colmarlo, así también sospecho que el viejo cauce cainita, asesino y caníbal de los españoles puede traer una avenida devastadora cualquier día de estos. Será una farsa, pero traerá destrucción. Los mercaderes del odio se frotan las manos.

[Publicado el 08/3/2016 a las 17:59]

Compartir:

Comentarios (14)

  • Gracias Don Félix,es usted un agitador intelectual extraordinario.

    Comentado por: Jordi el 02/4/2016 a las 23:18

  • Una pregunta... ¿Este tipo de retórica no era lo que se conocía tradicionalmente como demagogia? Como la palabra está devaluada de tanto uso indiscriminado, creo yo que no viene mal contar con ejemplos inequívocos en estado puro. Gracias y reciban un atento saludo.

    Comentado por: David Divad el 15/3/2016 a las 10:49

  • Me gustaría saber el título del libro al que hace referencia Félix de Azúa en su artículo "Espantajo".
    Muchas gracias

    Comentado por: Encarnación Cortés Madariaga el 14/3/2016 a las 21:11

  • Enhorabuena, don Félix. Y gracias.

    Comentado por: un lector el 14/3/2016 a las 18:23

  • El viejo discurso del obrero revolucionario es un discurso reaccionario.

    Desaparición del trabajador como figura o individuo históricamente dominante en la era de las masas.

    ¿Nuevo individuo masa?¿O desaparición de la masa como forma arquetípica, conclusión de una era?

    Nuevo individuo: ciborg. Fundamento del poder: no el trabajo, sino la conexión. Trascendencia de la información: acceso, procesamiento, distribución. Alma del individuo: bytes de información.

    El ser dominante somete y no está sometido más que a sí mismo, . El ciborg no está sometido a la economía, ni a la historia, ni a la sociedad, ni al Estado, etc... sino que somete y condiciona a todo ello y lo fuerza a su transformación.

    Comentado por: no senteran el 13/3/2016 a las 22:15

  • Esto es lo que ha otorgado al vocablo radical su inaguantable regusto burgués y eso es lo que hace, dicho sea de paso, que tal radicalismo sea un lucrativo negocio del cual han estado extrayendo su único alimento generaciones y más generaciones tanto de políticos como de estetas. Y el último refugio de la tontería, de la desfachatez y de la irremediable incapacidad consiste en salir por ahí a embaucar a los bobos engalanándose para ello con las plumas de pavo real de una mentalidad meramente radical.
    K. J. "El Trabajador"

    Comentado por: carcas el 12/3/2016 a las 18:38

  • Puesto que quien firma como lector me caracteriza como si me conociera espero que haya sido en un lugar no menos santo que la misa de 12,

    Comentado por: koldo artieda el 12/3/2016 a las 17:00

  • No, nadie en particular manda del todo, que es la única manera de mandar de verdad: ellos tampoco mandan de verdad, son individuos limitados. No, ellos no pueden.
    La realidad se impone, a unos y a otros. Contra esta imposición vivimos tú y yo, trajinando con lo que va apareciendo, haciendo no se sabe muy bien qué con ello, hablando, construyendo, creando, sin saberlo, nuevos mundos, nuevas realidades.

    Comentado por: contrapoder el 12/3/2016 a las 08:45

  • Señor Artieda ¿Cree ud que es el más apropiado para hablar de señoras mayores o de moñas? ¿O de salir de la peluquería, con su pobre reverendo cráneo? Respecto al otro idiota, supongo que en comandita con sus legiones de donnadies, ¿Por qué no se va de crucero al Nilo a que le solace un nubio?

    Comentado por: lector el 11/3/2016 a las 21:45

  • "Los mercaderes del odio sec frotan las manos", qué gran frase moña.

    Comentado por: koldo artieda el 11/3/2016 a las 20:15

  • El problema de Azua es que toda la vida ha ido de intelectual pero el legado "intelectual" que dejará cuando expire es muy pobre, infortunado, diría. Por otra parte el histerismo con que ha reaccionado ante el tema catalán es muy de diva tronada, o sea.

    Comentado por: Juan Cesareo López el 11/3/2016 a las 18:48

  • Savater, Azúa, Trapiello, Prada, Muñoz Molina, Marías, Garcíaq Montero: el intelectual de Estado como señora mayor recién salida de la peluquería.

    Comentado por: koldo artieda el 11/3/2016 a las 18:32

  • Lástima de juventud tan avejentada, tan del siglo pasado...

    Comentado por: carcas el 11/3/2016 a las 13:46

  • Hombre, un artículo sobre Azaña que acaba utilizando el adjetivo "cainita". Qué sorpresa.

    Comentado por: Après my ass. el 09/3/2016 a las 12:41

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Félix de Azúa nació en Barcelona en 1944. Doctor en Filosofía y catedrático de Estética, es colaborador habitual del diario El País. Ha publicado los libros de poemas Cepo para nutria, El velo en el rostro de Agamenón, Edgar en Stephane, Lengua de cal y Farra. Su poesía está reunida, hasta 2007, en Última sangre. Ha publicado las novelas Las lecciones de Jena, Las lecciones suspendidas, Ultima lección, Mansura, Historia de un idiota contada por él mismo, Diario de un hombre humillado (Premio Herralde), Cambio de bandera, Demasiadas preguntas y Momentos decisivos. Su obra ensayística es amplia: La paradoja del primitivo, El aprendizaje de la decepción, Venecia, Baudelaire y el artista de la vida moderna, Diccionario de las artes, Salidas de tono, Lecturas compulsivas, La invención de Caín, Cortocircuitos: imágenes mudas, Esplendor y nada y La pasión domesticada. Los libros recientes son Ovejas negras, Abierto a todas horasAutobiografía sin vida (Mondadori, 2010) y Autobiografía de papel (Mondadori, 2013)Una edición ampliada y corregida de La invención de Caín ha sido publicada por la editorial Debate en 2015; Génesis (Literatura Random House, 2015). Nuevas lecturas compulsivas (Círculo de Tiza, 2017) y Volver la mirada, Ensayos sobre arte (Debate, 2019) son sus últimos libros.  Escritor experto en todos los géneros, su obra se caracteriza por un notable sentido del humor y una profunda capacidad de análisis. 

En junio de 2015, fue elegido miembro de la Real Academia Española para ocupar el sillón "H".

 

Bibliografía

 




 

Ensayo

Volver la mirada (2019). Debate, España.

Nuevas lecturas compulsivas (2017). Círculo de Tiza, España. 

La invención de Caín (2015). Mondadori, Barcelona. 

Contra Jeremías (2013). Mondadori, Barcelona.

Contre Guernica, Prefacio para Antonio Saura (2008). Archives Antonio Saura, Genève.

 La pasión domesticada (2007). Abada, Madrid.

Ovejas negras (2007), Bruguera, Barcelona.

Cortocircuitos. Imágenes mudas (2004). Abada, Madrid.

La invención de Caín (1999). Alfaguara, Madrid.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (reedición) (1999). Anagrama, Barcelona.

Lecturas compulsivas. Una invitación (1998) Anagrama, Barcelona.

Salidas de tono (1996). Anagrama, Barcelona.

Diccionario de las artes (1995). Planeta, Barcelona.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (1992). Pamiela, Pamplona.

Venecia (1990). Planeta, Barcelona.

El aprendizaje de la decepción (1989). Pamiela, Pamplona.

La paradoja del primitivo (1983). Seix Barral, Barcelona.

Conocer a Baudelaire y su obra (1978). Dopesa, Barcelona.

 

Novelas y prosa literaria

Génesis (2015). Literatura Random House, Madrid. 

Autobiografía de papel (2013). Mondadori, Barcelona. 

Autobiografía sin vida (2010). Mondadori, Barcelona.

Abierto a todas horas (2007). Alfaguara, Madrid.

Esplendor y Nada (2006). Lector, Barcelona.

Momentos decisivos (2000). Anagrama, Barcelona.

Demasiadas preguntas (1994). Anagrama, Barcelona.

Cambio de bandera (1991). Anagrama, Barcelona.

Diario de un hombre humillado (1987). Anagrama, Barcelona.

Historia de un idiota contada por él mismo, o el contenido de la felicidad (1992), Anagrama, Barcelona.

Mansura (1984). Anagrama, Barcelona.

Última lección (1981). Legasa, Madrid.

Las lecciones suspendidas (1978). Alfaguara, Madrid.

Las lecciones de Jena (1972). Barral E., Barcelona.

 

Relatos

"Quien se vio", Tres cuentos didácticos (1975). La Gaya Ciencia, Barcelona.

"La venganza de la verdad" (1978). Hiperion nº1, Madrid.

"Herédame" (6 y 7 agosto 1985). El País, Madrid.

"El trencadizo", con grabados de Canogar (1989) Antojos, Cuenca.

"La pasajera" (18 nov. 1990). El País, Madrid.

"La resignación de la soberbia", Los pecados capitales (1990). Grijalbo, Barcelona.

El largo viaje del mensajero (1991) Antártida, Barcelona.

Cuentos de cabecera ("La pasajera" y "La segunda cicatriz") (1996). Planeta NH.

"El padre de sus hijos" (1998). Barcelona, un día, Alfaguara, Madrid.

"La verdad está arriba" (1998). Turia, Teruel.

 

Poesía

Última Sangre. Poesía 1968-2007 (2007). Bruguera, Barcelona.

Poesía 1968 1988 (1989). Hiperion, Madrid.

Farra (1983). Hiperion, Madrid.

Siete poemas de La Farra, con un grabado de A. Saura (1981). Cuenca.

Poesía 1968 78 (1979). Hiperion, Madrid.

Pasar y siete canciones (1977). La Gaya Ciencia, Barcelona.

Lengua de cal (1972). Visor, Madrid.

Edgar en Stéphanie (1971). Lumen, Barcelona.

El velo en el rostro de Agamenon (1970) El Bardo, Barcelona.

Cepo para nutria (1968). Madrid

Premios

1987 Premio Anagrama de Novela.

2000 Premio a la cultura "Sebetia-Ter" del Centri di Studi di Arte e Cultura di Napoli".

2001 Premio a la tolerancia de la "Asociación por la Tolerancia", Barcelona.

2011 Premio González-Ruano de Periodismo

2014 Premio Internacional de Ensayo José Caballero Bonald

2015 Premio Francisco Cerecedo de la Asociación de Periodistas Europeos 

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2020 | Fundación Formentor | Barceló Torre de Madrid. Plaza de España, 18 28008 Madrid (España) | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres