PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

miércoles, 5 de agosto de 2020

 Félix de Azúa

Filosofía hoy

La revista Filosofía Hoy es una empresa altamente singular. Sale cada mes y llega al kiosco envuelta en una bolsa porque incluye un libro. No cualquier cosa sino Hegel, Nietzsche, Stuart Mill, Platón... Tienen la gentileza de enviármela todos los meses, de manera que la vengo siguiendo desde el principio.

Debo confesar que en sus inicios la tomé con cierto escepticismo. Un intento de vulgarización de asuntos que de hecho son enormemente complejos y no admiten su democratización me parecía un tanto inútil. Poco a poco he ido variando de opinión. No es vulgarización, es divulgación y soy cada día más respetuoso con aquella "industria cultural" que ponía de los nervios a Th.W. Adorno. Debemos tomar cada vez más en serio este tipo de publicaciones dirigidas al público más joven o a los aficionados sin especialización porque cubren el vacío que dejan instituciones centenarias como los institutos de enseñanza media en los que han arrasado la asignatura de filosofía y son una excelente ayuda para los universitarios cada día menos capaces de hundirse de codos en textos difíciles.

A buen seguro muchos de mis colegas (no filósofos, que de eso apenas quedan dos o tres, sino profesores de filosofía) deben de tomarla por una publicación amarillista y próxima a las revistas del corazón. Quizás, pero en lugar de interesarse por quién se acuesta con quién, se interesan por lo que piensa éste o aquél antes de acostarse. Hay una diferencia y viva la diferencia. El último número que llegó a mis manos, por ejemplo, trae una entrevista con Jürgen Habermas, un largo artículo sobre la polémica teológica entre Dawkins y Flew, un retrato intelectual de Diderot, el feroz ataque de Günther Anders contra Heidegger, un dossier central sobre identidades políticas y tribales, y muchos otros artículos que resultan ideales para leer en el autobús. No es el Philosophical Quarterly, pero menos da una piedra (filosofal).

Como buena revista popular, incluye secciones de honesto entretenimiento y al poderse consultar por Internet la respuesta del público es espontánea, abundante y divertida. En este número, por seguir en el mismo, preguntan: ¿Con qué filósofo te gustaría pasar una tarde? El resultado me ha provocado una sonrisa. El ganador, con diferencia, es Nietzsche. Mayúscula sorpresa. ¿Qué tendrá él que no tengan los otros? ¿Entusiasmo, sentido del humor, la belleza del maldito? ¿Y es realmente una guía de la actual juventud, tan gregaria ella, aquel solitario empedernido que practicaba la "filosofía a martillazos"? ¡Ojalá!

Vienen luego los esperables, Aristóteles y Platón, pero por este orden, lo que me parece novedoso. Y vean ustedes los siguientes: Heidegger, Foucault, Kant, Hegel, ¡Kierkegaard! Llegados a este punto renació mi escepticismo. ¿Pero alguien lee al temible y tembloroso Kierkegaard, poeta supremo de la angustia, en estos días? Sería sumamente interesante conocer las opiniones de los votantes.

Hay opiniones, claro, no en vano la encuesta vino colgada en Facebook y, aunque breves, algunas son muy graciosas: siendo así que la encuesta estaba encabezada por la frase de Steve Jobs que decía "Si pudiera, cambiaría toda mi tecnología por una tarde con Sócrates", José Manuel Aleixandre comenta: "Es curioso que Jobs quiera pasar una tarde con el filósofo que menos ha escrito en la historia de la filosofía. Convendría concertar una cita con Sócrates y Platón a la vez". Tiene toda la razón y derriba al pretencioso Jobs de su altarcillo.

Al terminar de leer la página me pregunté yo mismo con qué filósofo querría pasar una tarde y como estamos en plena heterodoxia me contesté: con Erik Satie.

 

Artículo publicado el la revista Jot Down

[Publicado el 03/2/2014 a las 09:05]

Compartir:

Comentarios (14)

  • "Toda la filosofía no vale una hora de tiempo".(Pascal). En el mismo sentido, Wittgenstein exhoraba a sus discípulos mas dotados a que no siguieran esta profesión. ¿Qué sentido tiene intentar conocer aquello que, por su propia naturaleza, es incognoscible o, en el mejor de los casos, opinable.

    Comentado por: Antonio el 18/5/2014 a las 02:58

  • Sr. Azúa haga una nueva entrada al blog, por lo que más quiera.

    …Que algunos estamos ya como los borreguillos mamantones: con las quijás descompuestas pidiendo sustento.

    Comentado por: Pascual el 27/2/2014 a las 08:42

  • Con Rousseau, o con Diderot o D'Alembert o con algún otro filósofo francés de las luces del siglo 18. O con Voltaire. Con Sade no.

    Comentado por: armandobronca el 16/2/2014 a las 18:35

  • "Ah, philosophers! If we wanted nothing done at all, they would be the men for the job."

    Comentado por: Argos el 12/2/2014 a las 23:14

  • patética, virtual, delirante, ventajista, anacrónica, periclitada, claudicante, sumiso, vulgar, reaccionario hipócrita, servil.

    Comentado por: sal y pimienta el 12/2/2014 a las 21:22

  • “Creo que ya lo entiendo: esta criatura bautizada irónicamente con el nombre de Argos es una caricatura del nuevo creyente de esta era, que alza su voz contra una fe mientras cede a la fe dominante y mayoritaria, un espíritu deslumbrado por el poder ya casi incostestable, omnímodo, de la tecnología del capital y el pensamiento que la sustenta, un personaje que se presenta como héroe defensor de una causa que no necesita en absoluto de defensa, porque es la causa del amo.
A su creador le agradecemos esta puesta en escena tan ilustrativa, pero la verdad es que la cosa resulta ya un poco cansina.”

    Comentado por: corrector de estilo el 11/2/2014 a las 22:32

  • Ordinarios¡¡¡ vosotros no...los casposos, ordinarios, pero si no hace falta ser extraordinarios para llevar adelante un pais, asquerosos, si no lleváis el país donde tenéis que llevarlos DIMITIR ¿QUIEN HA LLEVADO ESTE PAIS A LA BURBUJA Y A SUS CONSECUENCIAS? SOIS MALOS. El problema no es la cultura es vuestra incultura...

    Comentado por: insisto el 11/2/2014 a las 22:27

  • Totalmente de acuerdo en que resulta cansina la discusión. Uno se harta de tanto lugar común repetido hasta la saciedad. (¡La ciencia como la causa del amo! Así nos va en este pobre país.) En cuanto al estilo, aligere usted un poco la carga de adjetivos, que empalagan sin añadir sustancia. Es lo que tienen estos caldos huérfanos de carne, que hay que cargarlos de especias para pasarlos por lo que no son.

    Comentado por: Argos el 11/2/2014 a las 22:18

  • Creo que ya lo entiendo: esta patética criatura virtual bautizada irónicamente con el pretencioso nombre de Argos es una caricatura delirante del nuevo creyente de esta era cibernética, que alza, ventajista, su voz contra una fe anacrónica y casi periclitada mientras cede, claudicante y sumiso, a la fe dominante y mayoritaria, un espíritu vulgar en suma deslumbrado por el poder ya casi incostestable, omnímodo, de la tecnología del capital y el pensamiento reaccionario que la sustenta, un personaje hipócrita y servil que se presenta como héroe defensor de una causa que no necesita en absoluto de defensa, porque es la causa del amo.
    A su creador le agradecemos esta puesta en escena tan ilustrativa, pero la verdad es que la cosa resulta ya un poco cansina.

    Comentado por: va a ser eso el 11/2/2014 a las 21:50

  • "siguiendo la vía filosófica de Argos, según la cual lo que dice un reputado científico es incuestionable". Parece que su problema de usted no es el analfabetismo científico sino el analfabetismo puro y duro.

    Comentado por: Argos el 11/2/2014 a las 16:18

  • No veo la incongruencia, más bien al contrario, entre el desear pasar una tarde con Sócrates y que éste no escribiera nada (no el que menos que dice el profesor). Más bien al contrario.
    Aunque también estaría bien poder preguntarle a Platón: ¿y usted qué pensaba de verdad?

    Comentado por: SR el 11/2/2014 a las 10:58

  • No hombre, no: lo de Argos es más gracioso todavía.

    “The absence of event horizons means that there are no black holes — in the sense of regimes from which light can't escape to infinity.”
    Hawking writes

    "Para empezar, la idea de Hawking se enmarca en una discusión atual para entender mejor la física de los agujeros negros y es más que probable que la aventurada idea de Hawking sea incorrecta. Para seguir, incluso si tuviese razón: "There are however apparent horizons which persist for a period of time. This suggests that black holes should be redefined as metastable bound states of the gravitational field."
    Lo que viene a decir que el agujero negro del centro de nuestra galaxia, y de muchas otras, seguiría estando ahí, por que la evidencia observacional de su presencia no la cambian las especulaciones teóricas del Prof. Hawking."
    Argos dixit

    Comentado por: no te metas con mi Argos el 08/2/2014 a las 00:33

  • Después de lo que ha dicho Hawking, y siguiendo la vía filosófica de Argos, según la cual lo que dice un reputado científico es incuestionable, no es posible hablar de agujeros negros sin sentir sonrojo. Paro ahí están. Tenemos leones, tigres, panteras y grillos. ¿De dónde proceden semejantes formas? Alientan en la materia como si de alguna manera pudieran viajar hasta el mundo material que nos constituye desde cualquier región de un universo absolutamente desconocido para nosotros. (Pero esa es otra cuestión, ¿un universo material creado para nosotros?)
    Hemos hablado de que el hombre inventa el tiempo. ¿Y no sería posible que toda la invención y la historia de cada ser humano accediera a expresarse, de la misma manera en que lo hicieron lo leones, tigres, panteras y grillos, hasta dar de sí en un agujero negro que materializara la historia de cada uno de los hombres en cualquiera otra región del universo?

    Comentado por: DPA el 06/2/2014 a las 22:21

  • ¿No corría por ahí la especie de que Satie era un semiautista? Bueno, claro que también usted es un traductor y amateur de Beckett. Señor señor. Pues yo me quedaría con el esclavo/guardián del Agamenón de Esquilo que después de anunciar el fuego marítimo que da cuenta de la vuelta de los navíos de Troya va todavía más lejos y anuncia el perpetuo retorno de sitios, matanzas y demás son et lumières. Habida cuenta de que Sofía significa no sabiduría, sino algo más elemental, algo Viciano y primitivo tipo 'buena vista', como Só/crates es 'buen criterio'(¿Qué sociedad realmente primigenia tiene acuñado el concepto abstracto de 'sabiduría'?) podría tener una conversación con el principio de lo que después se entendería por filosofía y además con un dramaturgo, para gran fastidio de Platón (el ingrato Platón, diría yo)

    Comentado por: jóvenes boyardos el 03/2/2014 a las 15:27

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Félix de Azúa nació en Barcelona en 1944. Doctor en Filosofía y catedrático de Estética, es colaborador habitual del diario El País. Ha publicado los libros de poemas Cepo para nutria, El velo en el rostro de Agamenón, Edgar en Stephane, Lengua de cal y Farra. Su poesía está reunida, hasta 2007, en Última sangre. Ha publicado las novelas Las lecciones de Jena, Las lecciones suspendidas, Ultima lección, Mansura, Historia de un idiota contada por él mismo, Diario de un hombre humillado (Premio Herralde), Cambio de bandera, Demasiadas preguntas y Momentos decisivos. Su obra ensayística es amplia: La paradoja del primitivo, El aprendizaje de la decepción, Venecia, Baudelaire y el artista de la vida moderna, Diccionario de las artes, Salidas de tono, Lecturas compulsivas, La invención de Caín, Cortocircuitos: imágenes mudas, Esplendor y nada y La pasión domesticada. Los libros recientes son Ovejas negras, Abierto a todas horasAutobiografía sin vida (Mondadori, 2010) y Autobiografía de papel (Mondadori, 2013)Una edición ampliada y corregida de La invención de Caín ha sido publicada por la editorial Debate en 2015; Génesis (Literatura Random House, 2015). Nuevas lecturas compulsivas (Círculo de Tiza, 2017) y Volver la mirada, Ensayos sobre arte (Debate, 2019) son sus últimos libros.  Escritor experto en todos los géneros, su obra se caracteriza por un notable sentido del humor y una profunda capacidad de análisis. 

En junio de 2015, fue elegido miembro de la Real Academia Española para ocupar el sillón "H".

 

Bibliografía

 




 

Ensayo

Volver la mirada (2019). Debate, España.

Nuevas lecturas compulsivas (2017). Círculo de Tiza, España. 

La invención de Caín (2015). Mondadori, Barcelona. 

Contra Jeremías (2013). Mondadori, Barcelona.

Contre Guernica, Prefacio para Antonio Saura (2008). Archives Antonio Saura, Genève.

 La pasión domesticada (2007). Abada, Madrid.

Ovejas negras (2007), Bruguera, Barcelona.

Cortocircuitos. Imágenes mudas (2004). Abada, Madrid.

La invención de Caín (1999). Alfaguara, Madrid.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (reedición) (1999). Anagrama, Barcelona.

Lecturas compulsivas. Una invitación (1998) Anagrama, Barcelona.

Salidas de tono (1996). Anagrama, Barcelona.

Diccionario de las artes (1995). Planeta, Barcelona.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (1992). Pamiela, Pamplona.

Venecia (1990). Planeta, Barcelona.

El aprendizaje de la decepción (1989). Pamiela, Pamplona.

La paradoja del primitivo (1983). Seix Barral, Barcelona.

Conocer a Baudelaire y su obra (1978). Dopesa, Barcelona.

 

Novelas y prosa literaria

Génesis (2015). Literatura Random House, Madrid. 

Autobiografía de papel (2013). Mondadori, Barcelona. 

Autobiografía sin vida (2010). Mondadori, Barcelona.

Abierto a todas horas (2007). Alfaguara, Madrid.

Esplendor y Nada (2006). Lector, Barcelona.

Momentos decisivos (2000). Anagrama, Barcelona.

Demasiadas preguntas (1994). Anagrama, Barcelona.

Cambio de bandera (1991). Anagrama, Barcelona.

Diario de un hombre humillado (1987). Anagrama, Barcelona.

Historia de un idiota contada por él mismo, o el contenido de la felicidad (1992), Anagrama, Barcelona.

Mansura (1984). Anagrama, Barcelona.

Última lección (1981). Legasa, Madrid.

Las lecciones suspendidas (1978). Alfaguara, Madrid.

Las lecciones de Jena (1972). Barral E., Barcelona.

 

Relatos

"Quien se vio", Tres cuentos didácticos (1975). La Gaya Ciencia, Barcelona.

"La venganza de la verdad" (1978). Hiperion nº1, Madrid.

"Herédame" (6 y 7 agosto 1985). El País, Madrid.

"El trencadizo", con grabados de Canogar (1989) Antojos, Cuenca.

"La pasajera" (18 nov. 1990). El País, Madrid.

"La resignación de la soberbia", Los pecados capitales (1990). Grijalbo, Barcelona.

El largo viaje del mensajero (1991) Antártida, Barcelona.

Cuentos de cabecera ("La pasajera" y "La segunda cicatriz") (1996). Planeta NH.

"El padre de sus hijos" (1998). Barcelona, un día, Alfaguara, Madrid.

"La verdad está arriba" (1998). Turia, Teruel.

 

Poesía

Última Sangre. Poesía 1968-2007 (2007). Bruguera, Barcelona.

Poesía 1968 1988 (1989). Hiperion, Madrid.

Farra (1983). Hiperion, Madrid.

Siete poemas de La Farra, con un grabado de A. Saura (1981). Cuenca.

Poesía 1968 78 (1979). Hiperion, Madrid.

Pasar y siete canciones (1977). La Gaya Ciencia, Barcelona.

Lengua de cal (1972). Visor, Madrid.

Edgar en Stéphanie (1971). Lumen, Barcelona.

El velo en el rostro de Agamenon (1970) El Bardo, Barcelona.

Cepo para nutria (1968). Madrid

Premios

1987 Premio Anagrama de Novela.

2000 Premio a la cultura "Sebetia-Ter" del Centri di Studi di Arte e Cultura di Napoli".

2001 Premio a la tolerancia de la "Asociación por la Tolerancia", Barcelona.

2011 Premio González-Ruano de Periodismo

2014 Premio Internacional de Ensayo José Caballero Bonald

2015 Premio Francisco Cerecedo de la Asociación de Periodistas Europeos 

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2020 | Fundación Formentor | Barceló Torre de Madrid. Plaza de España, 18 28008 Madrid (España) | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres