PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

jueves, 27 de febrero de 2020

 Blog de Félix de Azúa

La madre de la literatura

Hablamos como podemos y sobre todo como nos enseñan en casa, si acaso tenemos casa. El aprendizaje suele ser suelto y zoológico, pura imitación. Otra cosa es lo que escribimos. La lengua de la literatura apenas tiene relación con la lengua que se habla, es el resultado de una técnica esforzada y compleja, así que no parece raro que vaya desapareciendo, sustituida por una prosa que se arrastra por la tierra como las lombrices, pero con menos gracia. Escribir literariamente es una tarea extenuante y hermosa. Los literatos actuales tienden, razonablemente, a una escritura masificada.

    Suele decirse que la moderna literatura europea nace a finales del renacimiento y su impulso decisivo es la Biblia en sus traducciones a lenguas vernáculas. Adaptar el gran estilo bíblico a una expresión comprensible en lengua llana fue una tarea monumental. Ahora que por fin se está traduciendo al castellano la versión de los Setenta, la célebre Septuaginta de Alejandría, podemos dedicar diez minutos a pensar en este particular: que en España, a diferencia de Inglaterra, Alemania o algunos lugares de Italia, no hemos tenido un texto bíblico como modelo literario.

    El primero que concibió el alcance inmenso que podía tener una traducción de la Biblia al idioma común y corriente fue, famosamente, Lutero. En 1522 aparece un modo de escribir que rápidamente se convertiría en lo propiamente literario del ámbito germánico. Lutero estuvo atento al habla de la calle e incluso se dice que iba por los mercados anotando expresiones como un profesor Higgins teutón. Lo cierto es que el idioma alemán no existía, sino un sinfín de dialectos muchas veces incomprensibles los unos para los otros. En este sentido puede decirse que Lutero inventa el alemán literario al ingeniar una síntesis de gran belleza. Su influencia sobre Herder, Lessing, Goethe o Nietzsche, proclamada por ellos mismos, llega hasta las jeremiadas bíblicas de Bernhard.

    Lo mismo sucede con la Biblia en tierras inglesas y aún con mayor fuerza. La primera traducción de intensa influencia es la de Tyndale, comenzada, por emulación, a partir de la edición de Lutero. Sólo pudo acabar el Nuevo Testamento y parte del Antiguo, pero sus discípulos la completaron y está en la base de la llamada Biblia de Ginebra editada en 1560. Era la primera en usar el texto hebreo en lugar del griego, pero el lenguaje mismo, el lenguaje literario de la Biblia de Ginebra, contiene un ochenta por ciento de Tyndale según Harold Bloom.

    La Biblia de Ginebra tuvo una gran difusión y es la que leyeron Shakespeare, Milton, Spenser o Donne, pero era de ideología puritana de manera que el rey Jacobo I encargó una nueva versión para uso de la Iglesia de Inglaterra. Es la célebre King James, que se completa en 1611. Esta será la Biblia común de ingleses y americanos, una obra maestra traducida del texto hebreo (el Antiguo Testamento) y del griego (el Nuevo). Escritores como Melville o Faulkner serían inconcebibles de no contar con esta fuente siempre conspicua. Autores de muy distinta musicalidad, como Dickens, Joyce o Jane Austen, son también hijos de tan asombrosa obra de arte literario.

    En España, como es nuestro frecuente destino, eso no fue posible porque la prohibición de leer la Biblia se prolongó hasta el siglo XIX. Y aún podríamos añadir que ni siquiera en el siglo XX es una lectura literaria común, excepto entre los mejores, como Juan Benet y Sánchez Ferlosio, lectores admirados de la Biblia del Oso, nuestra traducción renacentista. El siglo XXI ya no necesitará que nadie la lea. Hemos llegado a otro mundo y no está en éste.

    La historia de la Biblia del Oso y de su autor, Casiodoro de Reina, es una novela fascinante. Sorprende que no haya dado pie a una serie televisiva en los periodos medianamente liberales que hemos tenido en ese ente. Casiodoro de Reina era un monje del monasterio de San Isidoro, próximo al centro urbano de Sevilla, en donde burbujeaba la Reforma luterana con auténtico vigor. En consecuencia, él y otros doce monjes se vieron obligados a huir en 1557 al saber que la Inquisición se estaba interesando seriamente en sus ideas y trabajos. Bien hicieron, porque de los cien que no pudieron escapar cuarenta murieron en la hoguera.

    Se instaló primero en Ginebra, pero la intransigencia calvinista le hastiaba y las ejecuciones le repugnaban. Se exilió, entonces, a Londres donde llegó a ser nombrado pastor con parroquia y pensión. Sin embargo, las relaciones diplomáticas con España habían dado un siniestro poder a los espías de la Inquisición, así que hubo de huir nuevamente en 1563. Su efigie había sido quemada en Sevilla un año antes y su cabeza tenía precio. Buscó entonces refugio en Fráncfort, donde vivía su suegro. El resto de sus días los pasará en constante trasiego entre esta ciudad, Basilea y Estrasburgo.

    La Biblia del Oso, así llamada por la ilustración de portada, un oso en trance de arañar con sus garras un panal, aparece en 1569 y es una de las más bellas y perfectas del conjunto europeo. Tiene la peculiaridad de que, aun siendo obra de un creyente protestante, contiene el entero canon católico. Su nombre es la transcripción icónica del impresor, Samuel Biener (Apiarius), y juega con el oso de Berna y las abejas del apellido. Cipriano de Valera, otro de los monjes que huyó de Sevilla junto a Reina, editó en 1602 una segunda edición con algunas alteraciones y esa es la biblia de los protestantes hispanos así como la de los literatos de arte mayor.

    Al igual que los casos alemán, italiano o inglés, la escritura de Reina es un fabuloso ejemplo de la lengua común castellana de su siglo, empleada con suma elegancia literaria. Si la King James suele compararse con Shakespeare (aparece cuando se estrena The Tempest), Reina puede hacerlo con Cervantes cuyo Quijote data de 1605. Así lo juzga Menéndez Pelayo: "(Casiodoro de Reina es) el escritor a quien debió nuestro idioma igual servicio que el italiano a Diodati". La frase (citada por González Ruiz en su inencontrable edición de 1987) parece un sacacorchos, pero se entiende: Reina inventa el castellano literario de la calle, por así decirlo, como Giovanni Diodati inventó el italiano en su traducción de 1607, obra maestra de la lengua de su país.

    No obstante, la frase de Menéndez Pelayo es extraordinaria porque, habiendo podido ejercer la influencia que las traducciones bíblicas tuvieron en Inglaterra o Alemania, en España esto no fue posible. Muy poca gente leyó la traducción de Reina en nuestro país. Podía costarle la vida. Todavía en 1835, cuando George Borrow recorre España intentando vender biblias protestantes, su vida pende de un hilo. Hay que leer sus aventuras en La Biblia en España (hay una muy notable traducción de Manuel Azaña), para darse cuenta de lo que debió de soportar. Casi hemos de ponernos en Unamuno para divisar la influencia de la Biblia del Oso en algún escritor de altura.

    Pero entonces, si no se produjo un efecto similar al del resto de Europa, una lectura doméstica del texto que originara un estilo literario, ¿cómo explicarse la aparición en España de una literatura en lengua vulgar, pero de gran elevación estilística? Comprendo que cometo una imprudencia al dar mi opinión de un modo tan abrupto, pero tengo para mí que el Quijote de Cervantes, cuya primera parte se edita en 1605 y la segunda en 1615, cumple exactamente con las condiciones exigidas en ese momento de fundación literaria en lenguas vernáculas europeas. Sus trescientas citas de las Sagradas Escrituras confirman un extenso conocimiento del texto bíblico, aunque no se ha podido establecer qué traducción llegó a sus manos.

    Puede sonar como una frivolidad de aficionado, pero ¿no podría ser el Quijote nuestra particular Biblia y de ahí su enorme éxito, no sólo en España sino también en Inglaterra y Alemania? Una Biblia laica, sin subida nobleza, pero mucha sagacidad, sin grandeza quizás, pero con cálida fraternidad, sin heroísmo, pero con esa simpatía que se da en los países pobres hacia los pequeños, los desvalidos, los chiflados. Una Biblia aún más popular que la elegante traducción de Casiodoro de Reina para un público algo más bajo, más vulgar que el lector protestante norteño. Un libro que expresa igual o mayor desengaño que el que pueda leerse en el Eclesiastés, igual o mayor fervor amoroso que en el Cantar de los Cantares. Una Biblia descreída e irónica. Una Biblia para un país sin Biblia.

[Publicado el 27/5/2013 a las 09:43]

Compartir:

Comentarios (35)

  • ¡¡Albricias!!...El mejor comentario y razonamiento hecho...La mejor crítica,opino,al artículo que tantos y diversos comentarios ha dado luz.Yo,sigo opinando lo que ya he dicho y está por aquí publicado,pero toda esta aventura ha servido para aprender y enriquecer más mis conocimientos sobre el tema...
    Evidentemente,Alcina es para mi,el que mejor ha planteado y hecho la más interesante crítica sobre el artículo de Félix...
    Sabemos la libertad e incluso libertinaje,que campeaba por Castilla hasta 1559,año de las prohibiciones de varios libros...expurgaciones y ediciones recortadas de otros...etc...Felipe II,reinaba desde 1556...y hacía un año que había muerto su padre:cuya persona viva aun le ofrecía respeto...
    En la tan "horrenda" Castilla de la Inquisición y oscurantismo religioso...se permitían muchas expresiones y vidas variopintas reales y ficticias...No olvidemos que el libro-Comedia de Calixto y Melibea,se publicó y circuló sin problemas desde...1499...1500...1501...1502...(Comedia,Tragicomedia...hay que esperar al año 1569,para encontrar el título de La Celestina,en una edición española...)...y que Isabel,reina de Castilla y...leyó esa obra excelente y muchos de aquellos Romances Viejos cargados de aventuras amorosas,caballerescas y otras un tanto herejes en varios sentidos...No olvidemos las famosas y tan conocidas y comentadas por extranjeros que viajaban por aquella Castilla,las Mancebías...eso sí:a las afueras de la ciudad o poblado...Como si de los Cómicos de la legua se tratara,a los que se les exigía,de acampar lejos...¡¡mínimo a una legua de distancia!!!...Pero ACAMPABAN...HABÍA MANCEBÍAS...HABÍA TABERNAS Y SUS DERIVADAS FIESTAS...Se publicaron obras como Lazarillo de Tormes,1554...((cinco años más tarde prohibido y todas las Celestinas y sus parentescos...hasta varios de los libros de Caballerías...))
    Lo demás,no hace falta repetirlo,ya que coincido plenamente con Alcina...
    Para terminar,simplemente una pincelada:Cervantes escribe el Quijote para burlarse de los libros de caballerías y todo eso que sabemos y él mismo nos dice al final de la segunda parte...pero haciendo eso,consigue escribir el mejor de todos los libros,de caballerías o civiles,que contiene la esencia del ser humano y una forma de vida llena de Solidaridad,Fraternidad y Libertad,que para mucha gente es una fuente de inspiración y camino a intentar seguir,y para otras,puede que sea simplemente una novela de aventuras pintadas con las modas de aquel momento...Sería muy simple creernos esa intención que el escritor nos dice,conociendo la obra y "algo" de la vida del ingenioso Miguel...quien sufrió el cautiverio y varias veces la prisión;miseria y mala reputación lo acompañaron;injusticias;observó las diferentes capas sociales de su época tan turbulenta...etc...Cuando a Don Quijote,le ponen la mesa en la venta,en el capítulo 2 de la primera parte,sabemos que le dan:Pan mugriento y negro y duro...y un bacallao mal cocido y seguro que casi pasado...y que aquellas doncellas o princesas que él pinta así,son putas y pobres mujeres que están allí...nos está diciendo que no debería de ser así y evidentemente puede ser de otra manera,más justa y mejor...No faltan ejemplos en todo el libro que piden,reclaman y buscan esa libertad y esa justicia social,que por entonces escaseaba y aun hoy en día queda mucho por hacer...
    ¡¡Va más allá el libro de Cervantes!!...
    De todas maneras,interpretaciones hay docenas y que cada cual saque la suya y diga lo que piense...
    Es un libro muy interesante y de un alcance muy amplio:Siempre viene bien el recomendarlo y regalarlo,ya que su o sus lecturas son agradables y muy provechosas.
    Esa ironía y forma de contar tan sencilla y clara,pero a la vez tan excelente y bella,que te arranca esa risa o que te hace reflexionar...la encuentro en el Quijote...¡¡¡me lo paso muy bien con él!!!
    Mucho mejor y más interesante que la Biblia,donde la maldad y crímenes se justifican y la venganza de un Dios es imparable y muy celosa...(Luego,en el Nuevo Testamento,las enseñanzas de Jesús,parece que se humanizan y hay cantos de humanidad...que algo más tarde se tergiversan a interés del momento y aparecen de nuevo personajes horrendos como Pablo y varios "mandamientos" a seguir,seguramente no planteados por ese Jesús)...
    Ah!!y añadir,que esa Europa ""tan libre"",de la que habla Félix,me parece que solo existe en la ficción,ya que las desigualdades y horrores campeaban por Inglaterra,las Holandas,Francia...ejemplos siempre de ese espejo donde debemos mirarnos y seguirlo...
    Saludos,y de nuevo mis albricias para Alcina,por su opinión y comentario tan interesante,del que he sacado provecho.
    Salud.

    Ceibe.

    Comentado por: Ceibe el 24/7/2013 a las 01:36

  • Escribe Don Félix que «en España, a diferencia de Inglaterra, Alemania o algunos lugares de Italia, no hemos tenido un texto bíblico como modelo literario». Pues gracias a Dios por ello, pues a nuestra literatura no le hízo falta ese fervor religioso integrista tan típicamente europeo para desarrollarse. Por cierto, la obra literaria más importante en lengua alemana de esa época renacentista a la que se alude fue la traducción de la Biblia de Lutero. Pero es que también fue la única en esa lengua. ¿Alguien conoce algún otro «monumento» literario de enjundia similar en esas tan ricas, progresistas y tolerantes tierras germánicas? Pues mira tú por donde, que tenemos la «joya» que escribieron dos inquisidores alemanes, coautores del inmundo «Malleus Maleficarum », aparecido en 1486 (!) pero en latín (!) y reeditado hasta bien entrado el siglo XVII.

    ¿Será que en nuestras tierras mediterráneas había mucha más tolerancia de la que comúnmente se cree? Veamos ¿ha sobrevivido algo similar a la «Celestina» o al «Lazarillo» -que seguramente lo hubo- en la literatura inglesa, anglo-normanda? ¿O en la alemana o francesa? ¿Por qué no se ha divulgado? ¿Será que nuestra supuesta censura no fue tal y acaso esa tan terrible Inquisición Hispánica no fuera ni una sombra de otras inquisiciones mucho más sanguinarias en tierras europeas que imaginamos mucho más abiertas y progresistas?

    Las traducciones de la Biblia en suelo ibérico son anteriores al monje sevillano. Y anteriores al protestantismo. Y ninguna falta hacían debido al alto índice de analfabetismo de entonces. En Europa pasaba lo mismo, nadie leía la Biblia. Ni nadie la lee ahora, salvo los ateos. Los nobles de entonces, como los políticos de ahora, tenían sus libros de horas, con fórmulas y rezos, y poca cosa más.

    Cuando Don Félix comenta de pasada la traducción de Tyndale, debería mencionar también que este pobre hombre fue víctima de la persecución feroz de un rey tan renacentista y «modenno» como el inglés Enrique VIII, y que fue a dar con sus huesos a los calabozos de los super-ricos y avanzadísimos Países Bajos, donde los antepasados de nuestros queridos guardianes de la Troika lo quemaron en la hoguera.

    Se agradece que se haya resucitado el protestantismo sevillano, ya era hora. Prueba de la pluralidad religiosa y de la actividad de la vida intelectual de entonces en Andalucía. Lamentablemente, a nadie, ni dentro ni fuera de nuestro país parece interesarle. La historia de Casiodoro de Reina, como la de tantos heterodoxos patrios, es tan fascinante o tan aburrida como quiera considerarse. Pero cabe recordar que «en los periodos medianamente liberales que hemos tenido en ese ente» se hízo una serie sobre la vida y milagros de Miguel Servet, trágica víctima del sádico Calvino. Echo de menos que no se hable con más detalle de esas ejecuciones en Ginebra que tanto repugnaban al monje sevillano, que seguro fueron mucho más numerosas, despiadadas y crueles que las ordenadas por la Inquisición sevillana –que recordemos operaba bajo mando de los Habsburgo. Curioso es que en ningún país de esa Europa que ha disfrutado aparentemente de periodos mucho más liberales y democráticos que nosotros se hayan hecho series de televisión o películas sobre SUS víctimas de SUS inquisiciones y SUS cazadores de brujas. El mismo hecho de que ese monje tuviera que cambiar de domicilio en tantas ocasiones es una prueba más que clara de cómo se las gastaban en el norte.

    El autor del blog parece querer creer que nuestros vecinos europeos de hace cuatro o cinco siglos eran expertos linguistas, políglotas, superdotados en cálculo diferencial y consumados analistas económicos schumpeterianos. Nada más lejos de la realidad. Si Don Félix no puede explicarse «la aparición en España de una literatura en lengua vulgar, pero de gran elevación estilística» como de otra en lengua más elevada es que no sabe apreciar ni el nivel ni la capacidad creativa de nuestro sufrido pueblo o le hace falta leer más historia. La literatura europea en lengua asequible para los mortales apenas existía en esa época. Y casi nadie, tampoco, hubiera podido leerla, por el alto índice de analfabetismo. Las citas bíblicas en la obra de Cervantes –o en la de Fernado de Rojas, de un siglo antes- son una prueba que refuta la poco consistente tesis de este blog. Si ambos autores las conocían, es que leer la Biblia no estaría prohibido, ni traducirla tampoco, digo yo, además se disponía de la Vulgata, en latín, lengua que conocía cualquier persona instruida de la época.

    A mí lo que me suena como «una frivolidad de aficionado» es citar de aquí y allá sin ir a fuentes primarias, y sobretodo esa manía neo-romántica de atribuir a la obra de Cervantes un propósito que nada tiene que ver con el cual fue concebida. Que no fue otro que satirizar esa literatura medievalista de damas y caballeros que retrataba a la Europa de entonces como lo que era. Quizás ese público «más bajo, más vulgar» y mediocre se encontrara más arriba de los Pirineos.

    Comentado por: Alcina el 16/6/2013 a las 14:48

  • Me asombran un poco ustedes... Mucho creyente despistado hay por ahí, o que puestos a creer en la Literatura, pues creen en paso en que la Biblia es el Verbo Divino y luego a saber en qué. Creo que es evidente que el artículo se basa en algo tan sabido -y olvidado- como que el establecimiento de un estándar literario en nuestra cultura al menos, está relacionado con la invención de la imprenta y las sucesivas traducciones de la Biblia, ya que en esa época no iba a ser ni Proust ni el Capital ni el Roman de la Rose. Aprender a escribir es aprender a manejar cierta jerga que sólo existe en el papel, incluso crearse un estado de su lenta evolución para uso particular. Eso no implica que el mensaje bíblico, cervantino o su puta madre impregnen el caracter patrio. Es como cuando Benjamin habla del impacto del cine en la recepción del arte por las masas: no distingue entre películas buenas y malas, se trata de una cuestión técnica.

    Comentado por: jotacé el 11/6/2013 a las 00:59

  • Buenas tardes,
    Desearía mencionar que Luis de León tradujo El libro de Job y el Cantar de los cantares y sufrió cárcel por ello. Creo que debería ser recordado por la calidad de su esfuerzo y, cómo no, por su entereza.
    Saludos,
    RC

    Comentado por: RC el 09/6/2013 a las 20:49

  • Cervantès, père nourricier ?

    Comentado por: C el 07/6/2013 a las 12:55

  • Un artículo muy interesante, muchos comentarios casi tan interesantes como el artículo.
    En 1523 se introduce la Reforma en Finlandia. Mikael Agricola, obispo de Turku (Abo),traduce la Biblia y pone las bases de la lengua literaria finlandesa. Probablemente hay más casos, ya que le Reforma trata de hacer más directo el contacto pueblo creyente - Dios.

    Comentado por: jose maria de la lastra el 06/6/2013 a las 23:37

  • La bible : "C'est là que je puisais comme la plante dans le sol, les sucs nourriciers de ma jeune intelligence."
    -Goethe-

    "Les sucs nourriciers" dans le Don Quichotte, en voici quelques uns parmi des mille et des cents :
    "- Le fou a un faux pli dans sa cervelle.
    - Se retirer n'est pas fuir.
    - L'indécis laisse geler sa soupe de l'assiette à la bouche.
    -Là où est la musique, il n'y pas de place pour le mal."

    Comentado por: "Là où il y a de la musique...." el 06/6/2013 a las 13:23

  • Lo del Quijote expresado por Ceibe es compartido.
    Sobre escribir acerca de un torero: ¿alguien podrá, ya sea en prosa o verso, superar a Federico García Lorca en su bello poema a"A la muerte de Ignacio Sánchez Mejía" No me lo parece.
    Y un poema puede condensar toda una novela, a mi criterio.

    Comentado por: Rosa Mayo Marcuzzi el 06/6/2013 a las 11:24

  • Hola.Un riqueza de opiniones muy abundante,ya que el tema es muy amplio y sigo opinando que la Biblia,((como la conocemos y esto ya lo he explicado en otros comentarios...))no puede ser la única madre de la literatura...Si veo,y me alegra mucho,que hay muchas opiniones que tocan el tema de la famosa obra de Cervantes...Insisto,que la misma Celestina y su forma tan particular y magistral,influenció a nuestro amigo Miguel...También me parece admirable la opinión de que debemos buscar en otras geografías y continentes y no quedarnos solo en lo hispánico...Me interesan otras opiniones y aprendo de ellas:de eso se trata.Yo,ya que estamos...leí El Quijote,con veinte años y no he dejado de leerlo...((evidentemente,había una lectura en bachillerato no completa y muy gustosa,pero diferente...))Estas obras no son para leer:son para vivir con ellas.
    Cada lectura y cada época lo ve de una manera:ahí está la grandeza y la magia quijotesca...Incluso,como muchas veces decía el profesor Martín de Riquer:Abres el libro por cualquier sitio y lees un poco...¡¡¡Maestría!!!
    Claro que Cervantes ataca una de las modas de aquella época,pero haciéndolo consigue escribir el mejor libro de caballerías...
    La novela Pastoril...El Romancero,eran las lecturas de aquellos años...Sin olvidar la fama que volvió a tener Lazarillo y el libro de Mateo Alemán,Guzmán de Alfarache.
    El Quijote no puede entenderse solo como esa crítica contra los libros de Caballeros andantes y famosos y sus aventuras...Ya lo dije:Es un canto a la libertad.Hay humanidad.Solidaridad.Muchas experiencias y vivencias...Mágia...Realidad y ficción se mudan,y nos encantan de tal manera,que comprobamos que la imaginación sobrepasa lo presente y podemos admirar la capacidad que tenía-tiene ese-esos autores de la misma obra...Todo es mágico,hasta los autores y las aventuras...También hay choques con lo real y muchas veces,hay pequeñas mentiras,para cambiar lo que no le interesa...¡¡¡Genial!!!...Además no olvidemos el final:Muere Alonso Quijano el Bueno...Don Quijote no puede morir nunca.
    Diderot,siempre recordaba,que el mejor escritor español,había escrito una novela admirable con una enorme crítica a lo español.Sí.Desfilan todo lo bueno y malo por la novela Cervantina.Ese afán de mejorar y de buscar en cada uno de nosotros la parte humana,está continuamente pintado en el Quijote...y el mensaje es internacional.Un canto para la Humanidad.Humor.Ironía.Agudezas...y más,están allí puestas para que la lectora y el lector,o quien lo escuche leer,disfrute y se alegre,pero también hay mucho aprendizaje.
    Sin duda que es un libro que ha influenciado mucho y puede ser padre o madre de la literatura,pero no el único.
    Muchas personas y varias formas de verlo o interpretarlo:Ahí está su valiosa riqueza.
    Pasa lo mismo con la madre de la literatura...Ah!!Pienso que no hay edades mejores ni peores para una buena lectura.Lo primero es tener costumbre de leer...lo otro viene después.Mis hijos con quince años disfrutaron del Quijote y su mensaje.Ahora con veinte años,lo siguen leyendo y opinan lo mismo.Yo,con casi medio siglo,disfruto de su lectura y siempre hay algo que descubrir...
    Sin duda disfruto más con el Quijote que con la Biblia...pero también con la puta Celestina y con docenas de otros títulos hispánicos y de otras zonas...
    Viendo pues,que en muchos comentarios y opiniones han salido referencias a la obra de nuestro Miguel,solamente me falta decir una cosa:Volver a leerlo.
    Saludos y mucha Salud.
    Shalom.
    Ceibe.

    Comentado por: Ceibe el 06/6/2013 a las 00:57

  • Me ha gratificado, al ojear este texto del señor Azúa, el sorprender apoyado un sentimiento mío en las líneas de este gran escritor, porque esta mañana había pensado yo también, aunque sin argumentarlo, que la Biblia de muchos españoles (dados a la lectura, claro) que tienen superados ya los cuarenta años es El Quijote. Yo, que me aproximo a cumplir los cincuenta de mi vida, encuentro un amor y una sesatez más cercanas al hombre de hoy en la gran obra de Cervantes, mucho más amparo espiritual, menos vértigo, un humor más comprensible y más llevadero. Mi saludo y respeto cordial,
    Maribel.

    Comentado por: Maribel el 05/6/2013 a las 16:57

  • Sí, creo que los grandes autores son los que tienen música. La música de Joyce, la de Bernhard, la de Proust, la de Faulkner, la de Cervantes, la de Dante, la de Baroja, la de Pla... Cada vez estoy más seguro de que esto de la literatura e una cuestión de oído.
    Pedro.

    Comentado por: Agencia Joyce el 03/6/2013 a las 17:45

  • La literatura es expresión de lo que un autor interpreta de su pueblo.
    Madre de la literatura . . .
    No puede ser sólo una.
    No dejemos de lado otras naciones, otros continentes.
    Eso es parcializar.
    Han españolizado el debate.
    Debiéramos ir hacia Grecia.
    También hacia Asia y otros continentes.
    Claro está, si hablamos de lo escrito, Lutero, Gutenberg, importan mucho.
    Como Cervantes en nuestra lengua.
    Todos han ido a los ancestros.
    También interesa la descendencia.
    Tanto saber, ¿por qué no emplearlo en crear?
    Estimo que hay autores que lo están haciendo.
    Vayamos al encuentro de una literatura de calidad similar a la de la Biblia, la de Cervantes, Shakespeare, Borges, Kafka y un sinnúmero de escritores excelentes, en prosa o en verso.

    Comentado por: Rosa Mayo Marcuzzi el 02/6/2013 a las 12:52

  • "Los poetas, de acuerdo con su naturaleza -que es cabalmente una naturaleza de artistas, de hombres raros y excepcionales no ensalzan siempre lo que merece ser ensalzado por todos los hombres, sino que prefieren lo que justo a ellos, en cuanto artistas, les parece bueno. De igual modo, raras veces son afortunados sus ataques cuando cultivan la sátira. Cervantes habría podido combatir la Inquisición , mas prefirió poner en ridículo a las víctimas de aquélla, es decir, a los herejes e idealistas de toda especie. Tras una vida llena de desventuras y contrariedades, todavía encontró gusto en lanzar capital ataque literario contra la falsa dirección del gusto de los lectores españoles; combatió las novelas de caballería. Sin advertirlo, ese ataque se convirtió en sus manos en una ironización general de todas las aspiraciones superiores: hizo reír a España entera, incluidos todos los necios, y les hizo imaginar que ellos mismos eran sabios: es una realidad que ningún libro ha hecho reír tanto como el Quijote. Con semejante éxito, Cervantes forma parte de la decadencia de la cultura española, es una desgracia nacional."

    Nietzsche

    Dado que Nietzsche detectaba y atacaba rápidamente todo lo que oliera a cristianismo, sí, es posible que el Quijote sea la Biblia de los españoles.

    Comentado por: z el 01/6/2013 a las 13:05

  • Hola.Albert B.,muy interesante lo que dice y con una exposición y razonamientos,que me recuerdan aquellos años que viví en la Confederación Helvética,por otro nombre,Suiza.Como bien dice,en la C.H.,se habla el alemán,con particularidades;el francés;el italiano en un cantón;y la lengua original de aquellas montañas del este,que es el llamado romanche-grisón,en otro único cantón...En otros como el Valeé,se habla el francés y la mayoría el alemán...y en ciudades como Friburgo,por no citar más ejemplos,se hablan el alemán y francés...Y...no hay el mínimo problema.
    Todas se respetan.Todas caben.Todas son iguales,teniendo en cuenta que a más población más hablantes,pero eso no resta ni quita importancia a ninguna:Federalismo y Confederación,lo hacen posible...y llevan siglos conviviendo...
    Evidentemente que hay quien habla una y no sabe la otra,pero nunca oirás despreciar ni rechazar a la diferente.Es más,además de estas lenguas,que no quiere decir que todo suizo las hable,hablan el inglés y yo personalmente,cuando desconocía el francés,al llegar a Ginebra-Geneve,donde viví,encontré gente suiza que hablaban castellano...¡¡¡una maravilla de civismo y convivencia en este aspecto!!!
    Ginebra,además,es una República dentro de la Confederación y Friburgo lo mismo...
    Tengo la costumbre de cuando hablo de la parte española de la península Ibérica,decir las Españas...y a mucha gente le extraña,ya que tiene y trae recuerdos medievales...((Sería bueno recordar y aprender del Toledo aquel y las tres famosas culturas y las lenguas mozárabes y mezclas entre territorios,gentes y costumbres...la canción-romance de Axa,Fátima y Marién...las Cántigas galego-portuguesas y un largo río de caudalosas riquezas culturales...)),puede sonar a Medieval,pero en las escuelas e institutos
    sería mejor hablar y explicarlo de esta manera,que no algo ficticio e imposible de pegar,ya que siempre estuvo roto,en el buen sentido de fueros y libertades...Diferente es que motivos políticos y oscurantismos horrendos hayan forzado esas uniones,que como vemos,lo que consiguieron fue todo lo contrario...
    En algunas de estas Españas,que todavía se habla de Reconquista y otras lindezas...poco podemos conseguir,amable Albert...no hace falta ser sabio ni tener
    títulos universitarios para verlo,y que hay un problema sin resolver o no lo quieren intentar resolver...
    Primero,algo tan sencillo como que España vuelva a ser una República,donde todas las Españas estén por igual...Los temas de escisiones,mejor dicho,secesiones,podrían solucionarse sin problema...pero esto lo dejo ahí,ya que hablamos de lenguas y no quiero sacar el tema de las fronteritas,ya que pienso de manera más internacionalista,pero allá cada cual y sus razones tienen...
    La riqueza de la agradable lengua en la que ahora escribo,es inmensa y lo avalan todas las personas que en ella se han expresado y las Obras cumbres que hay...pero también son inmensamente bellas y fermosas el galego,el catalán y sus literaturas,y las otras lenguas que desconozco,pero también deben ser tratadas igual...Se nota en algunas partes el desdén,desprecio y a veces incluso el enfado y malas miradas por hablar otra lengua que no sea el castellano...y eso está mal...
    Trabajo para los filólogos,lingüistas e historiadores esta labor tan importante y algo delicada,pero no imposible...
    Es espejo finlandés,que pienso que también tiene otra minoritaria,Albert...el lapón,es admirable...
    Las lenguas sirven para comunicarnos y nunca para levantar muros,pero para evitar esto,se necesita:Convivencia y escuchar y aceptar la otra o las otras.
    Un saludo.
    Salud.
    Ceibe.

    Comentado por: Ceibe el 30/5/2013 a las 23:19

  • Hola.Ladino,es un honor el saber que mis palabras y forma tan particular de expresarme o escribir te divierten...por lo menos,aun siendo muy seglar-juglar,cumplen con una de las finalidades de la Literatura,en su más amplio abanico,que es el deleitar...((aunque en este caso no sea aprovechando...))De todas maneras,te pido disculpas,por si mis palabras fueron o salieron del tono y no supe aliñarlas bien para que su mensaje llegara sin molestar...
    Y volviendo al artículo,me gustaría añadir algo,que después de pensarlo bien me hizo mucha gracia y me gustaría compartir aquí.
    La Biblia,((primero está la Torá...ya que hablamos de un libro de libros elaborado durante siglos...)),no es la madre de la Literatura tal y como la conocemos...((Bueno,admitamos que hay varias madres y el autor del artículo nos da su opinión y defiende su posición,pero hay muchas otras...))La MADRE es,a mi entender,aparte de todo lo que ya he dicho y hemos dicho varias personas...algo más profundo y dicho de otra manera,si me permites,algo poético y misterioso,que en amistad con un poco de aroma mágico,nos da el resultado de quien puede ser la MADRE de esto que llamamos Literatura...((que ya sabemos que a lo largo de los tiempos ha tenido diferentes y varias interpretaciones,escuelas y estudios...))
    La Madre es algo tan sencillo como LA IMAGINACIÓN...Algo tan fermoso como la Inteligencia y algo tan valioso y valiente como la Libertad.
    Homero...Moisés-Aarón...Safo...Platón...
    Dante...Boccacio...Juán Ruiz...Lutero...
    Nuestro Miguel,judío de Cervantes,un pueblo de Zamora...Mateo Alemán,otro...El gran Lope de Vega...Moliere...Diderot...
    Tolstoi...Valle Inclán...Cernuda...Nicanor Parra...y un largo sendero de nombres...Supieron utilizar esas cualidades que tenían y fueron echando mano de ellas cuando no eran de nacimiento...La Literatura contiene mucha Literatura y su estudio va más allá de las obras escritas,publicadas y conocidas...rasca en las paredes prehistóricas,donde hay otros Signos y acompaña el pensar y Vivir de la Humanidad...Difícil y muy poco fiable el otorgar a la Biblia la maternidad de esta tan complicada tarea...pero sí,es una fuente...aunque sabemos que fuentes hay muchas y más en algo literario...Me interesa más buscar el manantial de esa fuente y si me apuras,iría un poco más allá y como zahorí,buscaría el fontanar...
    Muchos saludos y Shalom.
    Salud.
    Ceibe.

    Comentado por: Ceibe el 30/5/2013 a las 16:06

  • Resolver el déficit simbólico

    Albert Branchadell

    El País - 28 MAY 2013

    Tiempo atrás el independentismo catalán puso en circulación un irónico eslogan que rezaba así: “L’autonomia que ens cal és la de Portugal”. Si el tema son los dineros, Portugal ha dejado de ser un referente atractivo. El caso portugués ilustra de manera lacerante que recaudar y gestionar todos los impuestos no es sinónimo de una economía sólida ni de un Estado de bienestar robusto. Y no importa que Portugal esté en el sur; ahora sabemos que el país de la Unión que está más cerca del rescate es Eslovenia, un estado genuinamente mittleeuropeo que se liberó hace más de 20 años del déficit fiscal que mantenía con Belgrado. Y en el recuerdo inmediato está el hundimiento de Islandia, que puso de manifiesto que ni siquiera ser un país nórdico con 70 años de independencia a las espaldas constituye una garantía contra la bancarrota.

    Lo que ni Portugal ni Eslovenia ni Islandia han perdido en esta época de turbulencias es su capacidad de proteger sus lenguas respectivas. Los Estados siguen siendo instrumentos relativamente eficaces para asegurar la vitalidad de las lenguas y satisfacer los intereses lingüísticos de sus hablantes. Desde este punto de vista, son muchos los españoles —no necesariamente secesionistas catalanes— que consideran que el Estado, en España, no está actuando adecuadamente para “respetar y proteger” a todas las lenguas españolas (como manda la Constitución). Nos hallamos seguramente ante un déficit simbólico que no solo mantiene Cataluña respecto a España, sino también todas las demás comunidades que tienen una o más lenguas propias diferentes de la castellana.

    España, sin duda, no tiene una política estatal de protección de las lenguas españolas; nunca ha desarrollado el artículo 3.3 de la Constitución y, a pesar de haber ratificado generosamente la Carta Europea de las Lenguas Regionales o Minoritarias, la incumple de manera flagrante. En los últimos tiempos el Estado ha permitido desaguisados respecto a lenguas españolas que nunca permitiría respecto al castellano: ¿alguien cree que el Estado permitiría que una comunidad autónoma decidiese relegar el castellano a simple mérito para acceder a la función pública? Es lo que ha pasado en las islas Baleares con el catalán. ¿O alguien cree que el Estado permitiría que una ley autonómica llamase al castellano por otro nombre que no fuera “castellano”? Es lo que ha pasado en Aragón con el catalán y el aragonés. (Por cierto, si el catalán es ahora la “lengua aragonesa propia del área oriental” y el aragonés, la “lengua aragonesa propia del área pirenaica y prepirenaica”, ¿el castellano no debería llamarse “lengua aragonesa propia del resto de Aragón”?).

    En una tribuna reciente (Por una ley de lenguas (de una maldita vez), 7-5-2013), Juan Claudio de Ramón defendía una posible solución para este déficit simbólico: una ley de lenguas que convirtiera al catalán-valenciano, vasco y gallego en lenguas oficiales del Estado. El propio de Ramón vaticinaba que a algunos les daría risa la propuesta y otros se llevarían las manos a la cabeza. La aversión al multilingüismo estatal une a la mayoría de unionistas españoles con ciertos independentistas catalanes (como Muriel Casals, presidenta de Òmnium Cultural): para los primeros, el castellano y solo el castellano debe seguir siendo la lengua oficial de España; para los segundos, el catalán y solo el catalán debería ser la lengua oficial de una Cataluña independiente.

    En Europa hay unos cuantos ejemplos de Estados “extraños” (al decir de Casals) que cuentan con más de una lengua oficial, y acaso sería oportuno fijarse en ellos para saber de qué estamos hablando. En Finlandia, por ejemplo, las lenguas oficiales del Estado son el finés y el sueco. A pesar de que todo el mundo sabe finés (el sueco es la lengua de un exiguo 5% de la población), todas las instituciones estatales funcionan también en sueco. Los diputados del Parlamento pueden expresarse en la lengua oficial que deseen; a nadie se le ocurriría exigir (o esperar) el uso del finés con el argumento de que es la lengua “común” del país. En el estado europeo más joven, Kosovo, la hegemonía demográfica del albanés tampoco es óbice para que el Parlamento local funcione también en serbio.

    Ni Finlandia ni Kosovo son los casos más prominentes de multilingüismo estatal en Europa. Los casos más conocidos son aquellos en los que el multilingüismo estatal se da la mano con el federalismo político (Bélgica y Suiza, pero también Bosnia y Herzegovina). En estos casos, todas las lenguas digamos “nacionales” son oficiales del Estado y cada región, cantón o entidad determina su propio régimen lingüístico. Es lo que podríamos llamar “federalismo lingüístico” —una técnica de gestión de la diversidad lingüística a la que podemos dirigir unas cuantas preguntas—.

    Primera pregunta: ¿el federalismo lingüístico podría aplicarse a España? Sin duda. Las cuatro grandes lenguas españolas serían las lenguas oficiales de las instituciones estatales y las comunidades autónomas optarían previsiblemente por mantener sistemas de doble (o triple) oficialidad, del mismo modo que la región de Bruselas en Bélgica, los cantones de Berga, Friburgo y Valais en Suiza y las dos entidades de BiH (la Repubika Srpska y la Federación de Bosnia y Herzegovina). El verdadero cambio, pues, no estaría en las comunidades autónomas, sino en las instituciones estatales, en los símbolos del Estado, en sus delegaciones diplomáticas, etcétera.

    Segunda pregunta: ¿el federalismo lingüístico podría frenar el secesionismo catalán? Aquí la respuesta no es clara. La política comparada no es muy esperanzadora: el federalismo lingüístico no impidió dos referendos de secesión en Quebec, y no parece que sea capaz de contener una posible secesión de Flandes o de la Republika Srpska. ¡Pero conviene recordar que la finalidad del federalismo lingüístico no es frenar la secesión!

    Y tercera y más delicada pregunta: ¿España se encamina hacia el federalismo lingüístico? Aquí la respuesta es rotundamente no. España no puede acercarse al federalismo lingüístico sin acercarse al federalismo tout court. Y a pesar de los esfuerzos del PSC (que el día 29 presentó en Madrid su propuesta federalista) y de la presunta simpatía del PSOE, las cosas no se están moviendo precisamente en una dirección federal. Uno de los indicios más recientes es la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa. Y no (o no solo) por el trato desigual que dispensa a las lenguas españolas, sino por el mismísimo hecho de ser una ley estatal. (En los Estados federales serios, la educación depende de las unidades federadas; Alemania es el ejemplo más claro de que una gran descentralización no está reñida con la calidad educativa). Para resolver déficits simbólicos al final resultará que, a falta de federalismo, buenas son “autonomías” como la de Portugal.

    Albert Branchadell es profesor de la Facultad de Traducción e Interpretación de la Universidad Autónoma de Barcelona.

    Comentado por: ¿ dónde lenguas ? el 30/5/2013 a las 12:54

  • Gracias a "Ceibe" por sus buenas palabras, tan cultas, amables e inteligentes. Yo debo decir (mea culpa) que las suyas no me aburren: me divierten. Y eso salimos ganando ambos.

    Comentado por: a. ladino el 30/5/2013 a las 11:18

  • Hola.Ladino,te quedas con el galardón...Repites lo mismo una y veinte veces más:Aburres y para saber seis lenguas y lo que eso conlleva,muy flacamente lo demuestras.Tengo muchas tareas en que ocuparme.Pienso que lo tuyo es un problema de mala alimentación:después de tantos mensajes y pellizcos mutuos,me voy dando cuenta...Prueba de hacer una dieta y limpieza con cereza,que ahora es la temporada...Te ayudará.Antes me despedí con la palabra Shalom y tú como ladino,la debes entender mejor que yo...((tengo amigos Sefarditas))
    Buenas tardes y Shalom.
    Ceibe.

    Comentado por: Ceibe el 29/5/2013 a las 18:21

  • Tranquilícese "Ceibe", si puede: yo no estoy nada enfadado. No soy fácilmente enfadable, y se necesita mucho más para que me enfade. Él está muy seguro de sus saberes y de su valía; yo muy poco de los míos, aunque sí sé que trompetearlos, valgan ellos lo que valgan, no es la mejor manera de demostrarlos, sino precisamente lo contrario. Pero en fin, cada uno es como Dios le hizo, y aun peor muchas veces, que decía Sancho.

    Comentado por: a. ladino el 29/5/2013 a las 17:12

  • Hola.Sabes que no dices la verdad y se nota en la manera en que lo dices:Te sigue molestando y estás enfadado por mi expresión directa,pero tengo que reconocer una virtud tuya,que sabes girar bien para cambiar de tema.Seis lenguas más cuatro,dan una cantidad admirable,que me parece que no estamos dando ejemplo de merecerlas,con estos YA disparatados mensajitos...Ladino,si de verdad lo eres,sigue tú por este camino,que yo tengo muchas tareas que hacer y me esperan.¡Albricias!Sabía que tenías algo más importante que decirnos:Homero...Safo...por ahí debes ir y entonces podemos volver al punto de partida y escisión...Yo añadiría a los Cínicos griegos y mi vecina,dice que para el Nuevo Testamento,había que pensar en las influencias del Budismo...((mi vecina tiene 90 años y por favor:no me la muerdas))...Lo de utilizar las mayúsculas,no tiene importancia y en un examen de filología no lo haría,pero fuera de ahí...(no me bajes la nota por ello)Lo del gran hermano,me hace mucha gracia,además lo digo por ser conocedor de
    la Obra de G.Orwell...Hombre y obra muy valiente y de escritura directa...
    Termino y me despido,recomendando otro clásico,ya que metros más abajo,empecé con ellos y varias personas los hemos nombrado...El Criticón,de B.Gracián,especialmente el capítulo o mejor dicho,la Crisi tercera de la tercera parte del libro,titulado:La Verdad de parto...Muy interesante,fresco y muchos temas de él siguen válidos...¡¡Qué bien escribía este aragonés y que directo!!
    Saludos y buen humor.
    Shalom.
    Ceibe.

    Comentado por: Ceibe el 29/5/2013 a las 15:02

  • Alguien "atrevido y valiente", que se expresa "DE MANERA TAN DIRECTA Y SEGURA" (las mayúsculas, gentileza suya), no necesita para nada de mis opiniones. No les dé, pues, ninguna importancia, como ninguna importancia le da a la de quienes han dicho a lo largo de la Historia, por activa y por pasiva, que elogiarse a sí mismo es, aparte de inelegante y torpísimo, síntoma de debilidad. (Yo siempre pienso, cuando oigo a alguien que se autoelogia, que sin duda es porque no ha encontrado a nadie más que lo haga). Y no, yo no creo que la Biblia sea "la única madre de la literatura". A Homero, a Safo, a Li Po (o Li Bai, como parece que hay que decir ahora), a Bashô, a tantos que no la conocieron, no les hizo tampoco ninguna falta para escribir excelente literatura. No es el caso de "Ceibe", con todos sus cuatro idiomas a cuestas, lo que no le impide hablar de "vulgaridad" y "pedantería" a cuenta de quienes no tienen otro "delito" que el no estar de acuerdo con él. Claro que, como él mismo dice, si "abrimos nuestras mentes", pues "tendremos que aceptar" sus opiniones; no nos quedará otro remedio, vamos; qué admirable respeto al otro. Por eso, sin duda, censura a quienes no "se despiden de manera cordial y cívica". Yo, pobre y burro de mí, que sólo puedo leer en seis lenguas, preferiría que se ahorrara sus saludos, a cambio de ahorrarnos también sus intemperancias, que a mí no me verá emplear. Claro que yo, lejos de los atrevimientos, valentías y seguridades de "Ceibe", me limito a proponer opiniones, propias a veces, a veces ajenas si las creo pertinentes, y no pienso que nadie tenga la obligación de aceptarlas. Pero el Gran Hermano Ceibe no es así, qué va: lo suyo hay que aceptarlo de todas, todas. Pues vaya.

    Comentado por: a. ladino el 29/5/2013 a las 12:58

  • Hola:He olvidado un tema,que pienso que es importante y por eso vuelvo con este añadido.Gracias.
    Vuelvo a releer todos los comentarios y opiniones y compruebo que las únicas personas que después de escribir su opinión se despiden de manera amable,cordial y cívica...somos yo y la persona que firma como perroflauta...¡¡Vaya,vaya!!...A mi se me ha reprochado una cierta falta de "corrección"...falta de "buenas maneras"...etc...han corregido mi castellano...y me resulta sorprendente,que las dos personas que lo han hecho y participan en esta polémica,ignoran y no demuestran sus buenos modales,que cuando los usamos diariamente,nos son muy familiares.De verdad que me llama la atención.
    Pienso que se han puesto nerviosos al saber que ha pasado por aquí,(terreno casi intocable),alguien atrevido y valiente que ha dicho lo que piensa y como lo entiende...y esto los ha enfadado y molestado...No cierren las puertas a otras opiniones y formas de pensar:Abran sus mentes y tendrán que aceptarlas.
    Saludos y Salud.
    Ceibe.

    Comentado por: Ceibe el 29/5/2013 a las 10:04

  • Hola.Ladino:Has caído en la trampa de los temas ortográficos:Vaya!!...Sobre el tema del foro,si dices que es de opinión,se supone que puedo y podemos dar otras...O ¿¿Tú eres el guardián??...De todas maneras te lo regalo.((Ojo,que este blog-foro tiene su dueño,y puede que seas tú el desterrado))El tema de Salud:Existen más terapias que la medicina
    a la que tú te refieres,y de verdad que son más eficientes y menos agresivas...Deberías probar unos días con Citroterapia:Te harán ver las cosas de otra manera y saber que hay otras opiniones diversas y también variopintas,que alegren las vidas grises,que parece que circulan por aquí...
    De todas maneras,no me molestan tus contestaciones,es más,las agradezco,pero veo e insisto QUE HAY GENTE POR AQUÍ QUE SE APARTA DE LOS COMENTARIOS RELACIONADOS CON EL ARTÍCULO Y AL NO TENER ARGUMENTOS NI CONOCIMIENTO SOBRE EL TEMA,atacan y se enfadan de que haya otras opiniones disidentes y directas...Deja los latines...deja los papas y los gallos...No te enfades si alguien pone la ll en el sitio de la y...y opina algo más y mejor razonado sobre el artículo en cuestión,que estoy convencido de que nos puedes decir y compartir más cosas y es una pena que pierdas el tiempo corrigiendo mi orto-grafía...((Disculpas,pero mi lengua vernácula no es el castellano...Hablo y escribo cuatro,por lo que debes ser benévolo...))Puede que me interese más Valle Inclán que Borges,pero no tergiverses,ya que no tienes derecho de utilizar su nombre para arañarme.Válete por ti:De verdad que lo necesitarías,ya que hace las personas más independientes y
    sabias...
    De todos modos,Ladino,este es un foro de opiniones y estamos saliendo del sitio,por lo que no quiero continuar perdiendo el tiempo,ya que debemos OPINAR SOBRE EL ARTÍCULO.YO LO HICE Y POR EXTENSO.
    Hay otros muchos que nos esperan y piden nuestra colaboración e intercambio de opiniones,sin guardianes ni buenas maneras,que luego veo que de buenas,nada.
    Sigo opinando,que la Biblia,no es la única madre de la Literatura...Deseo que alguien más diga lo suyo y pueda aprender de esas otras opiniones,pero me aburre tener que responder a personas como tú-usted,que apartándose del tema principal,por no tener argumentos aceptables,empiezan a demostrar su vulgaridad y pedantería atacando los fallos ortográficos...y debes aceptarlo,y ya termino...:TE MOLESTA QUE ALGUIEN SE EXPRESE DE MANERA TAN DIRECTA Y SEGURA...((a nadie pido que esté de acuerdo conmigo,simplemente digo lo que pienso y sé...))Válete por ti,de verdad que no sería mala idea probar.
    No te enfades:Un abrazo.
    Saludos y Salud.
    Ceibe.

    Comentado por: Ceibe el 29/5/2013 a las 09:24

  • Yo supongo que "Ceibe" es muy partidario del "piensa y válete por ti" que me propone. Ésa sin duda es la razón de su peculiar ortografía, su sintaxis no menos peculiar o su uso divertidamente insólito de las mayúsculas. Y de que las opiniones de Borges sobre literatura "no le importe" (sic). ¡Espíritu crítico, oiga! Supongo que las opiniones del médico sobre su salud le parecerán igual de irrelevantes: piensa y válete por ti, digo por Ti. En todo caso, él nos cuenta las suyas, supongo que porque las cree un poco menos irrelevantes que las de Borges. Sancta simplicitas, que dijera Jan Hus. Huy, no, que no hay que "copiar y repetir como papagayos", perdón, como papagallos. Nada de Jan Hus, pues. Digamos que lo digo yo. El Papa Gallo. O quién sabe quién. En fin: yo también digo lo de "mucha salud", y más, claro, si en cuestiones sanitarias también prefiereir por libre y no escuchar opiniones ajenas: qué pérdida de tiempo. Supongo que, en consecuencia con tan razonables ideas, dejará de aparecer por aquí en cuantito se dé cuenta de que éste es, horresco referens, un foro de opinión. Nadie es perfecto..., excepto Ceibe, of course.

    Comentado por: a. ladino el 29/5/2013 a las 01:56

  • Hola.Blas:Tus opiniones me parecen muy bien y puedes decir lo que quieras y como sepas decirlo...LIBERTAD PARA EXPRESARSE...Pero vamos a ver:¿¿¿Qué es esa corrección de la que me hablas???...¿¿¿A qué llamas tú buenas maneras???...
    En Literatura,y este Blog la lleva,hay la Libertad de decir lo que quieras y como quieras y como lo sientas...Dejémonos de ñoñeces y dame argumentos,razonamientos...
    rebate,opina...pero no me vengas con la politesse trasnochada o con resaca.
    Sobra lo de señor y falta Espíritu Crítico y Conocimiento...
    No quiero abusar del espacio:Mis opiniones son las más extensas y razonadas...Que otras voces se expresen.Será más atractivo.
    Salud.Un abrazo.
    Ceibe.

    Comentado por: Ceibe el 28/5/2013 a las 16:14

  • No hay problema, sr. Ceibe. Explicaré mi postura diciendo que a determinadas edades nos produce perplejidad que casi todo se lea en clave política. Pero acepto (y reconozco) que en sus palabras tampoco hubo exceso. Otro día surgirá oportunidad más adecuada de polemizar en este foro, donde, a diferencia de la mayoría, prevalecen la corrección y las buenas maneras de los participantes.

    Comentado por: blas paredes el 28/5/2013 a las 15:42

  • Hola.Ladino:Yo pensaba que la Biblia era la palabra de Dios...je...ja...((de un dios,ya que me parece que hay muchos...))Evidentemente que es Literatura.¡Gracias!
    Yo si fiera a una isla,mejor que no sea desierta,ya que con lo de aislada llega,me llevaría los libros que me dé la gana o que en ese momento esté leyendo...
    Los libros que se lleve o llevara otra persona,a mi no me importa...¿¿Tenemos que copiar y repetir como papagallos??
    Por favor:Espíritu CRÍTICO:Piensa y válete por Ti.Un abrazo.
    Saludos y mucha Salud.
    Ceibe.

    Comentado por: Ceibe el 28/5/2013 a las 15:35

  • Hola.Félix,si quieres contestarme,ya tienes mi correo y podemos intercambiar opiniones.Gracias.
    Blas,si retrocedemos en el tiempo,antes que la Biblia,perdón,primero La Torá...encontramos los Vedas...Yo me puse en las épocas que nombra el autor del artículo,por eso cité clásicos publicados por aquellos años...(la primera edición conservada y conocida por ahora,de lo que llamamos La Celestina,es de 1499...)Sigo opinando que hay otras Madres,tú puedes decir lo que quieras y el hecho de que suscribas lo que dice el autor,no impide que otras voces sean disidentes...Lo de los filtros,lo leí bien:la Ironía existe y debe utilizarse...Pienso que hay un grave problema en algunas de las Españas de ahora,que no va ligado a temas religiosos,ni políticos ni filosóficos:la falta de Valentía...El hecho,de que alguien se atreva a cuestionar o expresar su desacuerdo con algún intelectual reconocido...con todos mis respetos y afecto al autor del artículo,que en muchos otros estoy de acuerdo y me parece Genial
    su Labor.Esto lo comprobé,en alguna conferencia cuando los 400 años de la publicación del Ingenioso Hidalgo don Quijote de la Mancha,en el 2005:Nadie en la sala,llena de gente,se atrevía a dar su
    opinión o hacer su crítica personal basada en las lecturas y conocimientos de la Obra...Nadie le dijo a los catedráticos que había en la mesa,que alguno de ellos había cambiado y modernizado muchas palabras del Quijote y NO LO DECÍA A PIE DE PÁGINA...etc...((evidentemente no habían leído esa-esas ediciones...y otrxs ni la original...))Si quieres modernizar algo...para llegar a más gente,me parece bien,pero debes decirlo.El Quijote no necesita eso:necesita buenas ediciones con buenas y razonadas notas a pie de página.
    Por muy catedrática que seas,no tienes derecho a cambiar el texto,en este caso que nos ha llegado y tenemos impreso en libro...¡¡¡Falta de Valentía,con letra grande!!!Sobran privilegios y regalos.Sobra la feligresía sumisa y servil...Fuero interno y que la Cultura,o mejor dicho,los Conocimientos,no sean muros:¡¡¡Qué sean campos de hermosas flores y limoneros ofreciendo su fresco zumo!!!Gracias...Ah!me llamo Ceibe:Sobra lo de señor.Ser educados(de esto hay mucho que hablar y decir...)no significa utilizar títulos y adjetivos.Ser directos,
    sencillos y decir lo que pensamos,es más importante...Ser MUELLES...¡¡SEAMOS MUELLES QUE SALTEN!!!(Gracias y me encantó lo de Muelle.A partir de ahora lo utilizaré).
    Salud.
    Ceibe.

    Comentado por: Ceibe el 28/5/2013 a las 15:09

  • Fray Bonifacio Ferrer (Valencia 1350-1417) fue un religioso valenciano, y es conocido por ser el primer traductor de la biblia a una lengua romance, en concreto al Valenciano. No es que tenga mucha importancia, pero creo que tampoco está de más recordarlo. Gracias por el artículo, Sr. de Azúa

    Comentado por: Carlos Calatayud el 28/5/2013 a las 13:17

  • Sr Ceibe: Si me ha leído bien soy yo el que protesté por la presencia constante del filtro de la política y de la religión ante cualquier intercambio de opiniones, se trate del asunto que se trate. En cuanto al Quijote, solo pudo ser escrito porque ya existía la madre Biblia.

    Comentado por: blas paredes el 28/5/2013 a las 12:23

  • Hay quien no comprende que la Biblia, fuera de las utilizaciones más o menos eclesiásticas que de ella se han hecho (y harán) es, ante todo, literatura. Puede encontrarse fácilmente en internet una entrevista, de 1964 (creo) de Vargas Llosa a Borges, en la que el peruano le pregunta por los cinco libros que el agnóstico argentino se llevaría a una isla desierta. Y éste cierra su lista con... ¿adivináis, niños? Efectivamente, la Biblia. Vaya por Dios (nunca mejor dicho).

    Comentado por: a. ladino el 28/5/2013 a las 02:10

  • Hola.Blas,estamos opinando de algo que llamamos Literatura...sencillamente.Deja que la gente se exprese como muelles y si esos muelles,saltan o son diferentes,más que mejor:hacen mucha falta.
    No pongas filtros:Don quijote los retaría.
    Gracias.
    Saludos.Naranjas.Manzanas.Limones.
    Ceibe.

    Comentado por: Ceibe el 28/5/2013 a las 01:19

  • Suscribo plenamente la teoría del sr. de Azúa. Quizá ocurra que quienes la rebaten estén afectados por otros dogmas parapetados en el subconsciente y que por ello se expresan como muelles, sin control de la voluntad.
    Demasiado presentes la religión y la política en el cerebro español. La razón de estos filtros merecería un largo ensayo cuyo autor tal vez debería ser un psiquiatra capaz de explicar las raíces del mal, desde luego lejanas y profundas.

    Comentado por: blas paredes el 27/5/2013 a las 21:49

  • Amable Félix:Ya sabemos que la obra de Miguel de Cervantes y El Ingenioso Hidalgo,en particular,es excelsa y casi singular...y sabemos que las interpretaciones del libro Don Quijote son varias,abundantes y algunas polémicas...
    ¡¡¡Ahí está su riqueza infinita!!!...yo me inclino más por la parte solidaria,fraterna,rebelde...que tú recuerdas,pero precisamente,al ser un Canto a la Libertad,nos dice que no necesitamos Biblias ni Dogmas...((Una desgracia que no lo lean))...
    Vida y Obra bailan juntas en el Quijote:Miguel,evidentemente,está viendo el baile y DESEA CAMBIARLO.
    Saludos y Salud.
    Ceibe.

    Comentado por: Ceibe el 27/5/2013 a las 15:20

  • Hola:Me parece bien su opinión,pero centrar la MADRE en la Biblia,es ignorar en Europa la influencia del libro de Bocaccio,el Decamerón...y olvidar la madre o abuela de la literatura en las Españas,quiero decir,Celestina...es dejar muy flojo y poco serio el razonamiento...Evidentemente que nuestro amigo Miguel,conocía la Biblia,léase el antiguo Testamento:Era de origen judío.
    Si tenemos una literatura tan brillante y rica escrita en castellano,((y también se nota la influencia de la Tragicomedia,en las otras lenguas peninsulares...)),se lo debemos en parte a la literatura nacida y parida por Juán Ruiz...La Celestina y la Picaresca,mucho más que a las Biblias...Termino,recordando la influencia y ""fama""que tuvieron estas obras que he citado en Francia...Italia...Inglaterra...Alemania...((las traducciones y ejemplares conservados lo avalan...))
    Muchas gracias por leer mi otra opinión y usted,como más ""conocedor de estos temas""...tome nota.
    Saludos y mucha Salud.
    Ceibe.

    Comentado por: Ceibe el 27/5/2013 a las 14:58

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Félix de Azúa nació en Barcelona en 1944. Doctor en Filosofía y catedrático de Estética, es colaborador habitual del diario El País. Ha publicado los libros de poemas Cepo para nutria, El velo en el rostro de Agamenón, Edgar en Stephane, Lengua de cal y Farra. Su poesía está reunida, hasta 2007, en Última sangre. Ha publicado las novelas Las lecciones de Jena, Las lecciones suspendidas, Ultima lección, Mansura, Historia de un idiota contada por él mismo, Diario de un hombre humillado (Premio Herralde), Cambio de bandera, Demasiadas preguntas y Momentos decisivos. Su obra ensayística es amplia: La paradoja del primitivo, El aprendizaje de la decepción, Venecia, Baudelaire y el artista de la vida moderna, Diccionario de las artes, Salidas de tono, Lecturas compulsivas, La invención de Caín, Cortocircuitos: imágenes mudas, Esplendor y nada y La pasión domesticada. Los libros recientes son Ovejas negras, Abierto a todas horasAutobiografía sin vida (Mondadori, 2010) y Autobiografía de papel (Mondadori, 2013)Una edición ampliada y corregida de La invención de Caín ha sido publicada por la editorial Debate en 2015; Génesis (Literatura Random House, 2015). Nuevas lecturas compulsivas (Círculo de Tiza, 2017) y Volver la mirada, Ensayos sobre arte (Debate, 2019) son sus últimos libros.  Escritor experto en todos los géneros, su obra se caracteriza por un notable sentido del humor y una profunda capacidad de análisis. 

En junio de 2015, fue elegido miembro de la Real Academia Española para ocupar el sillón "H".

 

Bibliografía

 




 

Ensayo

Volver la mirada (2019). Debate, España.

Nuevas lecturas compulsivas (2017). Círculo de Tiza, España. 

La invención de Caín (2015). Mondadori, Barcelona. 

Contra Jeremías (2013). Mondadori, Barcelona.

Contre Guernica, Prefacio para Antonio Saura (2008). Archives Antonio Saura, Genève.

 La pasión domesticada (2007). Abada, Madrid.

Ovejas negras (2007), Bruguera, Barcelona.

Cortocircuitos. Imágenes mudas (2004). Abada, Madrid.

La invención de Caín (1999). Alfaguara, Madrid.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (reedición) (1999). Anagrama, Barcelona.

Lecturas compulsivas. Una invitación (1998) Anagrama, Barcelona.

Salidas de tono (1996). Anagrama, Barcelona.

Diccionario de las artes (1995). Planeta, Barcelona.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (1992). Pamiela, Pamplona.

Venecia (1990). Planeta, Barcelona.

El aprendizaje de la decepción (1989). Pamiela, Pamplona.

La paradoja del primitivo (1983). Seix Barral, Barcelona.

Conocer a Baudelaire y su obra (1978). Dopesa, Barcelona.

 

Novelas y prosa literaria

Génesis (2015). Literatura Random House, Madrid. 

Autobiografía de papel (2013). Mondadori, Barcelona. 

Autobiografía sin vida (2010). Mondadori, Barcelona.

Abierto a todas horas (2007). Alfaguara, Madrid.

Esplendor y Nada (2006). Lector, Barcelona.

Momentos decisivos (2000). Anagrama, Barcelona.

Demasiadas preguntas (1994). Anagrama, Barcelona.

Cambio de bandera (1991). Anagrama, Barcelona.

Diario de un hombre humillado (1987). Anagrama, Barcelona.

Historia de un idiota contada por él mismo, o el contenido de la felicidad (1992), Anagrama, Barcelona.

Mansura (1984). Anagrama, Barcelona.

Última lección (1981). Legasa, Madrid.

Las lecciones suspendidas (1978). Alfaguara, Madrid.

Las lecciones de Jena (1972). Barral E., Barcelona.

 

Relatos

"Quien se vio", Tres cuentos didácticos (1975). La Gaya Ciencia, Barcelona.

"La venganza de la verdad" (1978). Hiperion nº1, Madrid.

"Herédame" (6 y 7 agosto 1985). El País, Madrid.

"El trencadizo", con grabados de Canogar (1989) Antojos, Cuenca.

"La pasajera" (18 nov. 1990). El País, Madrid.

"La resignación de la soberbia", Los pecados capitales (1990). Grijalbo, Barcelona.

El largo viaje del mensajero (1991) Antártida, Barcelona.

Cuentos de cabecera ("La pasajera" y "La segunda cicatriz") (1996). Planeta NH.

"El padre de sus hijos" (1998). Barcelona, un día, Alfaguara, Madrid.

"La verdad está arriba" (1998). Turia, Teruel.

 

Poesía

Última Sangre. Poesía 1968-2007 (2007). Bruguera, Barcelona.

Poesía 1968 1988 (1989). Hiperion, Madrid.

Farra (1983). Hiperion, Madrid.

Siete poemas de La Farra, con un grabado de A. Saura (1981). Cuenca.

Poesía 1968 78 (1979). Hiperion, Madrid.

Pasar y siete canciones (1977). La Gaya Ciencia, Barcelona.

Lengua de cal (1972). Visor, Madrid.

Edgar en Stéphanie (1971). Lumen, Barcelona.

El velo en el rostro de Agamenon (1970) El Bardo, Barcelona.

Cepo para nutria (1968). Madrid

Premios

1987 Premio Anagrama de Novela.

2000 Premio a la cultura "Sebetia-Ter" del Centri di Studi di Arte e Cultura di Napoli".

2001 Premio a la tolerancia de la "Asociación por la Tolerancia", Barcelona.

2011 Premio González-Ruano de Periodismo

2014 Premio Internacional de Ensayo José Caballero Bonald

2015 Premio Francisco Cerecedo de la Asociación de Periodistas Europeos 

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2020 | Fundación Formentor | Barceló Torre de Madrid. Plaza de España, 18 28008 Madrid (España) | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres