PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

viernes, 21 de julio de 2017

 Blog de Félix de Azúa

Sobre lo insoportable

Me parece extraordinario que el jefe de un partido europeo con ambiciones de gobierno dijera que él era "un anticapitalista radical". Al principio, cuando me lo comentaron, no podía creerlo. Luego lo comprobé en Internet, aunque no es el mejor lugar para adquirir seguridades. En efecto, al parecer Rubalcaba dijo ser un anticapitalista radical, como Kim Il Sung, pero luego matizó que se refería "al capitalismo especulativo". Y eso acabó de hundirme en el desconcierto porque no creo yo que por el momento haya otro capitalismo que el especulativo. De modo que, o bien Rubalcaba no sabe lo que quiere decir la palabra "capitalismo", o bien pertenece a una etapa arcaica del capitalismo, digamos que a la fisiocracia, y sigue creyendo que la riqueza son las fincas rústicas.

No mucho más tarde hube de constatar nuevamente por Internet otra frase del futuro presidente socialista de España. Esta vez había dicho que para acabar con el dinero negro "habría que prohibir los billetes de 500 euros". Pregunté por aquí y por allá y todo el mundo aseveró que en efecto Rubalcaba había soltado esta frase, aunque nadie, ni siquiera sus más leales partidarios, entendía el sentido. ¿Habría que ir recogiéndolos de uno en uno y casa por casa? ¿O simplemente se anulaban por decreto en el continente? Una vez más, ¿qué cree Rubalcaba que es el dinero? ¿Una "cosa"? ¿Algo que se limpia con detergente y que se pone encima del piano? ¿Algo que se saca a pasear o se guarda en un armario?

Tras esta segunda declaración de Rubalcaba comprendí que, o bien el PSOE está persuadido de que sus posibles votantes son lelos, o bien estamos ya ante la candidatura de un Beppe Grillo a la española, o sea, a lo Paco Martínez Soria, lo cual, sin duda, puede traer mucho rendimiento en las próximas elecciones, pero entonces quizás el PSOE debería presentar a Leire Pajín, que hace mejor de característica. El PSOE cree que va a ganar algún voto entre la juventud soltando bravuconadas de patio de colegio, pero solo consigue ir perdiendo a los que ya llegaron a la edad de la razón.

No obstante, el goteo de chifladuras que vienen teniendo lugar en los últimos meses está a punto de convertirse en una plaga. Todo empezó cuando el presidente de los catalanes, Artur Mas, dijo que convocaba elecciones para conseguir una mayoría aplastante, brutal, terminante, heroica. Algo que permitiera poner a Cataluña en el concierto de las más grandes naciones con equipo de fútbol. Tras comprobar que había perdido un montón de escaños y que los resultados eran un desastre, saludó al público barretina en mano y se felicitó del éxito obtenido por el chiste. Fue como si a partir de ese momento la política española se entregara a la Banda del Empastre.

Con una izquierda perfectamente lobotomizada y una derecha que solo vive para conservar los privilegios de los cientos de miles de parásitos que impiden cualquier acción eficaz de la Administración, especialmente en el terreno de las grandes compañías, quedaba la posibilidad de tirarse al monte, pero tampoco. La extrema izquierda se divide entre los que imitan el modelo argentino y venezolano, lo cual es elegir una ejemplaridad política perfectamente hidrocefálica, y los que defienden el derecho de los alcaldes a robar en supermercados y están dejando Andalucía en los huesos. Elegir entre Verstrynge y el alcalde de Marinaleda no es tarea fácil ni siquiera para la prensa deportiva.

Para mejorar y clarificar esta situación los medios de comunicación han asumido como propias las majaderías de un partido o de otro. Para defenderse, los lectores, si pueden, se refugian en la patafísica, o sea en una señora que se filmó a sí misma en agitada masturbación y fue defendida por las derechas e izquierdas apelando al "derecho a la intimidad". No recuerdo yo que apelaran tanto a ese derecho cuando se difundió otro vídeo, el de un probo director de diario, más imaginativo y menos pornográfico que el de la concejala. Tampoco he observado que apelen al derecho de los votantes a que sus elegidos no sean tan memos como para filmarse a sí mismos haciendo el ridículo.

Sigue siendo entretenido observar cómo unos y otros se llaman constantemente "fascistas" y "nazis", solo para que el insultado aparezca en TV sollozando por los judíos. "¡Ah, qué sacrilegio! ¡Comparar con los genocidas alemanes a unos energúmenos que asaltan viviendas privadas!". La izquierda, siempre tan compasiva con los judíos, mientras no vivan en Israel. O bien, por el otro lado, "¡Ah, qué sacrilegio! ¡Comparar a unos dignos parlamentarios españoles que salen a dos millones de pesetas mensuales, con los criminales y asesinos del común!". Como dice el refrán, "lo cortés no quita lo donoso", de manera que cabe perfectamente que sean lo uno y lo otro todos juntos, pero no por las razones que aducen, sino por la torpeza y sumisión que manifiestan ante sus jefes, que es lo que caracteriza a los partidos totalitarios.

De modo que hemos tocado fondo. Algo lo hacía suponer cuando el Gobierno decidió que entre los recortes imprescindibles estaba también el que deja sin piernas a eso que suele llamarse "cultura" y que es justamente lo que les falta a los políticos en general y lo único que debería cuidarse en este país que, como todo el mundo sabe, ha sido domesticado, pero no civilizado. ¿Qué importancia pueden tener las escuelas, la universidad, los museos, la lectura, el cine, las bibliotecas o la ciencia para una gente que se pasa el día insultando a los del bando contrario y manteniendo bien calentito el sillón? Nuestro presidente lo dejó cegadoramente claro cuando le regaló al Papa actual, el señor Francisco, una camiseta del equipo de fútbol español. Es verdad que también le regaló un facsímil (otro, en el Vaticano ya no caben), pero era para disimular.

 No puede caber mejor confesión de intensidad anímica y comprensión de los misterios de la fe. La altura alcanzada por el Gobierno español en materia espiritual quedó simbolizada con espléndida nobleza en aquella imagen del señor Francisco mirando perplejo la camiseta roja como si fuera un ornitorrinco. No vale ni siquiera la excusa de que el señor Francisco es argentino y ahora la política argentina dicta nuestro comportamiento. No. Ese regalo es lo más colosal que ha recibido papa alguno y recuerda a la estatua de Don Quijote que el rey Juan Carlos entregó a los astronautas norteamericanos para que lo llevaran consigo en el cohete. En este último caso, por fortuna, la idea no era suya.

Ante semejante estado de cosas, posiblemente lo mejor sea aguantar los dos años que quedan para las elecciones mirando vídeos de políticos españoles masturbándose y en las próximas elecciones dar nuestro voto, sea a Rosa Díez, sea a Ciutadans si uno tiene la manía de vivir en Cataluña. No porque vayan a sacarnos de este manicomio, sino para observar si el asunto es congénito y también ellos hacen lo mismo.

La así llamada "crisis económica" ha servido para convencernos de que nuestra clase dirigente no solo es incapaz de resolver problemas monstruosos como el del paro, sino que también es incapaz de resolver un crucigrama un poco grande. Evidentemente, ya estoy oyendo a unos cuantos políticos, muchos de ellos amigos míos, que se quejan de esta generalización arbitraria (¿y facha?). De acuerdo, este artículo es injusto con muchos políticos. Juro conocer a más de una docena perfectamente honrada, trabajadora y con una verdadera necesidad de sacar a este país del atolladero.

Pues para ellos y con ellos también escribo este exagerado artículo, porque si quieren mantener la dignidad que aún les reconocemos, no pueden dejar pasar más payasadas. Creo que la ciudadanía ya ha soportado bastante. No basta con comentarlo en reuniones y en privado. La próxima vez que un jefe suyo, o un cargo público de su partido, haga el ganso, por favor, pónganse ustedes en pie y díganselo a sus electores, júrenles que no van a votar a ese mamarracho. Recuerden que más vale una vez rojo que ciento amarillo.

 

[Publicado el 06/5/2013 a las 12:45]

Compartir:

Comentarios (15)

  • Resulta sorprendente que considereraras a Kim Il Sung como un anticapìtalista radical.
    O es de un cinismo difícilmente soportable o es falso, falso, falso, así, tres veces por lo menos. Saludos y salud

    Comentado por: koldo el 04/9/2013 a las 20:35

  • ué quisquilloso, tipo material, es como si le echas en cara a carmen laforet haber usado el mismo dibujo de schiele que otras 15000 personas. el motivo que tú dices es casi inevitable en cierto tipo de libros y ha debido aparecer en quince libros en lo que va de siglo y de país. yo lo tengo hasta en un marcapáginas de la feria del libro usado de valladolid del 2010 u 11. creo que nadie se preocupa ya demasiado por esas cosas. los equipos de diseño actuales deben ser enormes estudios transnacionales que cagan portadas al por mayor y sin distinguir entre las diversas editoriales engullidas por la misma gran firma. supongo que en esas alturas se funciona a base de meter palabras claves en internet y pegar lo que salga. ¡gente competitiva y liderázguica!

    Comentado por: mariano rajado el 21/5/2013 a las 01:01

  • Oiga, ¿cómo es eso de tener cada día más razón? Ya sé que así andan las cosas entre justicieros (hay otros de la pandilla que también van de lo mismo), pero, que yo sepa, eso es imposible, porque se tiene razón o no se tiene, pero nunca más o menos. Lo que querrá decir es que, un día sí y otro también, Félix tiene razón, de modo que serán los días los que se le acumulan en la cuenta (y esto hay que creérselo a pies juntillas), pero no las razones. Lo digo porque quien acumula razones acumula también días, y a veces se confunden, de modo que valen unas por otras, y no habrá ya para ellos días sin sus razones ni razones sin sus días. A esto último quería yo llegar (recordando a Javier Echeverria Ezponda, que es un hombre de pro, como bien saben sus amigos).

    Comentado por: Pillo el 18/5/2013 a las 21:41

  • Félix, cada día tienes más razón.
    Dentro de 200 años, como ocurre con todo, nos estudiarán en las cátedras. Cuando vean estos episodios de corrupción, opacidad e impunidad como el de Bárcenas, el de Camps inocente, el de Ana Mato corrupta como Ministra, y un extensísimo etcétera, se pondrán a observar y analizar los hechos.
    Verán el caso de un matrimonio que firmaban ambos como apoderados de un Instituto que se enriqueció de manera exponencial, matrimonio que no se habían separado en todos esos años más de dos días, y quienes vivían de manera ostentosa en los perores momentos de la economía española no producto de los beneficios de sus trabajos, sino a través de presuntos delitos de gravedad, firmando ambos dos, todos y cada uno de los documentos que les permitían realizar sus presuntas estafas.
    Y luego estudiarán que ese caso, con muchas más pruebas para encarcelarlos que a los 70.000 presos comunes que había entonces en las cárceles, se estiró de manera inconcebible, y al final de un carpetazo eximieron de toda culpa o sospecha a uno de los dos implicados.
    A la esposa. A renglón seguido leerán que ella era la hija del Rey Borbón y dirán lógicamente:
    ¿ A quién se le ocurría tolerar y permitir que la jefatura de Estado, estuviese únicamente condicionada por el éxito en la cópula y la posterior fecundación del óvulo de los sempiternos Borbones, y acto seguido pretender que no estuviesen entre las preferencias de sus majestades, las posesiones de riquezas obtenidas mediante cualquier medio que no fuese el esfuerzo, el sacrificio personal, ni por supuesto el trabajo?
    ¿ Qué les darían a cambio al pueblo para que tolerase semejante tomadura de pelo?
    Y entonces será cuando sentiremos la vergüenza del peso de la Historia.
    Pero en honor a la verdad, lo más probable es que esto sea producto de mis deseos en lugar del más elemental y austero análisis. Si la contemplación del pasado sugiere una tendencia para el futuro, lo más probable es que dentro de dos siglos se pregunten lo siguiente:
    ¿ A quién se le podía ocurrir que en España se podría encarcelar alguna vez a algún respetable y notable representante de las clases adineradas por un pintoresco desliz de guante blanco, ni siquiera a algún corrupto de enjundia, pero más que nada quién en su sano juicio pudo blandir la osadía de esperar ver alguna vez entre rejas a un Borbón, seña y santo de nuestra transparencia, del honor y de la tradición ibérica?

    Comentado por: Martin el 15/5/2013 a las 00:42

  • Yo mientras tanto estoy cogiendo fondo por sí acaso hay que salir zumbando.

    Comentado por: d el 09/5/2013 a las 22:48

  • ¡Bravo Blas!

    Comentado por: Pillo el 08/5/2013 a las 19:52

  • Amigos, seamos sinceros y dejémonos de circunloquios utilizando como coartada el comentario sobre UPyD (desde mi punto de vista mera finta provocadora). Lo que de verdad les irrita del artículo del sr. de Azúa es la osadía imperdonable y decepcionante de criticar a la izquierda, a esa facción que para desmarcarse de quienes integraban la reserva espiritual de occidente incurrió en idéntico pecado autocalificándose de autoridad moral, con absoluta legitimidad para reprochar y condenar a la humanidad entera. Y casi con licencia para matar, cual Bond.
    Como afeó Napoleón a uno de sus díscolos ayudantes que solía llegar tarde a las reuniones matutinas en que se establecían estrategias militares: "Mi general, para ser revolucionario hay que madrugar". O sea, la izquierda española burguesa que come y chilla a dos carrillos poco puede protestar, a riesgo de atragantarse.

    Comentado por: blas paredes el 08/5/2013 a las 14:36

  • Hombre, no creo que Azúa deposite muchas esperanzas en UPyD y Ciutadans cuando dice que les dará su voto "no porque vayan a sacarnos de este manicomio, sino para observar si el asunto es congénito y también ellos hacen lo mismo." A mi lo que me asombra es que haga algún distingo entre estos y los demás (supongo que es porque Ciutadans lo fundó él y UPyD su amigo Savater) cuando tienen en sus filas a "perlas" como Toni Cantó o cuando el líder ultraderechista (y además convicto por asesinato y tráfico de drogas) Ynestrilas declaró que “UPyD es un soplo de aire fresco y es lo más parecido al falangismo” y que “la transcripción de buena parte de la ideología falangista hacia el ideario del partido de Rosa Díez puede observarse con facilidad.” En mi opinión si estos partidos gobernaran cambiarían el país, pero para llevarlo a la situación de Yugoslavia.

    Comentado por: P el 08/5/2013 a las 12:14

  • Muy buen artículo, no nos defrauda. El lector que hace una lista para insinuar que Azúa critica a la derecha y a la izquierda, y a los nacionalistas y luego da su opinión sobre a quién votar: UPyD y Ciutadans, según el comentarista porque persigue algún objetivo económico y de poder, el argumento es el clásico problema mafioso del que pide silencio, en éste caso sobre la izquierda o los nacionalistas, no se puede criticar porque así "le hace el juego al enemigo", la lógica estalinista y mafiosa que tanto daño ha hecho. UPyD y Ciutadans son los partidos que se centran en los problemas y no están en una guerra ideológica para mantenerse en el poder y continuar la mediocridad burocrática y clientelar que ha hundido a la política española. No sé si pudiéramos decir que son de centro los dos partidos, pero sabemos que son justos y al menos en su trabajo parlamentario son honestos y combativos y exigen con precisión al gobierno que les toca controlar desde la opocisión. Y está muy bien que defienda a los políticos honestos porque debe haberlos, y si no fuera así pensar en la regeneración sería imposible. Bravo a Félix de Azúa por éste artículo y por no hacer concesiones con los unos y los otros.

    Comentado por: M. el 08/5/2013 a las 08:51

  • Cuanto más me conozco, más conozco a la gente y a su actividad política y sexual, siempre tan apasionada, tan mortal, como la vida misma, la única que tenemos.

    Comentado por: gerges el 08/5/2013 a las 02:57

  • Cuanto más conozco a la gente, más quiero a los políticos.

    Comentado por: diogenio el 07/5/2013 a las 19:50

  • Saludo con gozo el higiénico ejercicio de un intelectual que, pese a ser español, se mofa de las payasadas de la izquierda, añadiéndolas a las no menores de la derecha.
    Está uno tan acostumbrado a leer a seguidores de Mani que sorprende encontrarse con la valentía de un artículo que reparte latigazos indiscriminadamente.
    Quizá la reivindicación de lo que representa la figura de Chaves Nogales (que tan oportunamente se está llevando a cabo esta última temporada) abra la veda para que los mudos hablen y no paren de hablar. A lo mejor de esta forma se consigue que los burros rebuznen más bajo.

    Comentado por: blas paredes el 07/5/2013 a las 17:55

  • https://www.youtube.com/watch?v=W2beJKmdbgs&list

    Comentado por: Retrato del político medio el 07/5/2013 a las 00:22

  • Genial.

    Comentado por: p el 06/5/2013 a las 22:21

  • Tan abrumados estamos de referentes ejemplares que resulta casi imposible decantarse por el que realmente mejor defiende la causa.
    Escuchar que no nos merecemos los políticos que nos dirigen me resulta una apreciación tan hipócrita y equivocada como esa extendida exculpación colectiva ante los mordiscos de la crisis que pretende atribuir a "los demás" la responsabilidad de absolutamente todos los padecimientos que sufrimos, anestesiados nuestros cerebros por los fascinadores trileros.
    Y todo esto ocurre cuando como nunca antes se usa la palabra respeto, convencidos de que solo nombrarla ya estamos poniendo en práctica su significado. Gracias a los medios de difusión y a la escandalosa claudicación de buena parte de la "teórica" la intelectualidad (encadenada a sus respectivos amos), nuestra panoli sociedad recibe y seguirá recibiendo chaparrones continuos de mediocridad servidos por horteras con esmoquin, en general más rojos que azules, como corresponde al aburguesamiento de quienes hace un par de décadas descubrieron que una cosa es la pela y otra los viejos ideales.
    Si rebuscáramos un rastro de lucidez y por casualidad la encontráramos, deberíamos exigirle a la memoria que en las próximas elecciones nos recuerde la utilidad mayúscula del voto en blanco como elixir del insulto a bocajarro.

    Comentado por: blas paredes el 06/5/2013 a las 15:51

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Félix de Azúa nació en Barcelona en 1944. Doctor en Filosofía y catedrático de Estética, es colaborador habitual del diario El País. Ha publicado los libros de poemas Cepo para nutria, El velo en el rostro de Agamenón, Edgar en Stephane, Lengua de cal y Farra. Su poesía está reunida, hasta 2007, en Última sangre. Ha publicado las novelas Las lecciones de Jena, Las lecciones suspendidas, Ultima lección, Mansura, Historia de un idiota contada por él mismo, Diario de un hombre humillado (Premio Herralde), Cambio de bandera, Demasiadas preguntas y Momentos decisivos. Su obra ensayística es amplia: La paradoja del primitivo, El aprendizaje de la decepción, Venecia, Baudelaire y el artista de la vida moderna, Diccionario de las artes, Salidas de tono, Lecturas compulsivas, La invención de Caín, Cortocircuitos: imágenes mudas, Esplendor y nada y La pasión domesticada. Los libros recientes son Ovejas negras, Abierto a todas horasAutobiografía sin vida (Mondadori, 2010) y Autobiografía de papel (Mondadori, 2013)Una edición ampliada y corregida de La invención de Caín ha sido publicada por la editorial Debate en 2015; Génesis (Literatura Random House, 2015). Nuevas lecturas compulsivas (Círculo de Tiza, 2017) es su último libro.  Escritor experto en todos los géneros, su obra se caracteriza por un notable sentido del humor y una profunda capacidad de análisis. 

En junio de 2015, fue elegido miembro de la Real Academia Española para ocupar el sillón "H".

 

Bibliografía

 

 




 

Ensayo

Nuevas lecturas compulsivas (2017). Círculo de Tiza, España. 

La invención de Caín (2015). Mondadori, Barcelona. 

Contra Jeremías (2013). Mondadori, Barcelona.

Contre Guernica, Prefacio para Antonio Saura (2008). Archives Antonio Saura, Genève.

 La pasión domesticada (2007). Abada, Madrid.

Ovejas negras (2007), Bruguera, Barcelona.

Cortocircuitos. Imágenes mudas (2004). Abada, Madrid.

La invención de Caín (1999). Alfaguara, Madrid.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (reedición) (1999). Anagrama, Barcelona.

Lecturas compulsivas. Una invitación (1998) Anagrama, Barcelona.

Salidas de tono (1996). Anagrama, Barcelona.

Diccionario de las artes (1995). Planeta, Barcelona.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (1992). Pamiela, Pamplona.

Venecia (1990). Planeta, Barcelona.

El aprendizaje de la decepción (1989). Pamiela, Pamplona.

La paradoja del primitivo (1983). Seix Barral, Barcelona.

Conocer a Baudelaire y su obra (1978). Dopesa, Barcelona.

 

Novelas y prosa literaria

Génesis (2015). Literatura Random House, Madrid. 

Autobiografía de papel (2013). Mondadori, Barcelona. 

Autobiografía sin vida (2010). Mondadori, Barcelona.

Abierto a todas horas (2007). Alfaguara, Madrid.

Esplendor y Nada (2006). Lector, Barcelona.

Momentos decisivos (2000). Anagrama, Barcelona.

Demasiadas preguntas (1994). Anagrama, Barcelona.

Cambio de bandera (1991). Anagrama, Barcelona.

Diario de un hombre humillado (1987). Anagrama, Barcelona.

Historia de un idiota contada por él mismo, o el contenido de la felicidad (1992), Anagrama, Barcelona.

Mansura (1984). Anagrama, Barcelona.

Última lección (1981). Legasa, Madrid.

Las lecciones suspendidas (1978). Alfaguara, Madrid.

Las lecciones de Jena (1972). Barral E., Barcelona.

 

Relatos

"Quien se vio", Tres cuentos didácticos (1975). La Gaya Ciencia, Barcelona.

"La venganza de la verdad" (1978). Hiperion nº1, Madrid.

"Herédame" (6 y 7 agosto 1985). El País, Madrid.

"El trencadizo", con grabados de Canogar (1989) Antojos, Cuenca.

"La pasajera" (18 nov. 1990). El País, Madrid.

"La resignación de la soberbia", Los pecados capitales (1990). Grijalbo, Barcelona.

El largo viaje del mensajero (1991) Antártida, Barcelona.

Cuentos de cabecera ("La pasajera" y "La segunda cicatriz") (1996). Planeta NH.

"El padre de sus hijos" (1998). Barcelona, un día, Alfaguara, Madrid.

"La verdad está arriba" (1998). Turia, Teruel.

 

Poesía

Última Sangre. Poesía 1968-2007 (2007). Bruguera, Barcelona.

Poesía 1968 1988 (1989). Hiperion, Madrid.

Farra (1983). Hiperion, Madrid.

Siete poemas de La Farra, con un grabado de A. Saura (1981). Cuenca.

Poesía 1968 78 (1979). Hiperion, Madrid.

Pasar y siete canciones (1977). La Gaya Ciencia, Barcelona.

Lengua de cal (1972). Visor, Madrid.

Edgar en Stéphanie (1971). Lumen, Barcelona.

El velo en el rostro de Agamenon (1970) El Bardo, Barcelona.

Cepo para nutria (1968). Madrid

Premios

1987 Premio Anagrama de Novela.

2000 Premio a la cultura "Sebetia-Ter" del Centri di Studi di Arte e Cultura di Napoli".

2001 Premio a la tolerancia de la "Asociación por la Tolerancia", Barcelona.

2011 Premio González-Ruano de Periodismo

2014 Premio Internacional de Ensayo José Caballero Bonald

2015 Premio Francisco Cerecedo de la Asociación de Periodistas Europeos 

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2017 | c/ Méndez Núñez, 17 - 28014 Madrid | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres