PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

martes, 20 de octubre de 2020

 Félix de Azúa

Ni la O con un canuto

Todo el episodio es grotesco y nos arranca una de esas carcajadas seguidas de mucha tos que suenan a cascajo y desesperación. El asunto comienza con unos aspirantes a maestros que a duras penas podrían llevar las cuentas de un figón con tiza sobre barra. Una vez constatan los examinadores (a quienes ya me gustaría examinar) que no pasa el examen ni el veinte por ciento, deciden publicar algunos de los disparates más atroces para que la población en general se haga una idea del nivel educativo del país.

    Bueno, no era necesario. Hace veinte años que los profesores, no de primaría sino de universidad, venimos diciendo que habría que publicar los exámenes de los actuales universitarios para que la población se percatara del grado de analfabetismo que hemos alcanzado con tanto esfuerzo y solidaridad. Seguramente sería inútil porque a la población no sólo no le parecería una monstruosidad sino que incluso a lo mejor se maravillaba de lo mucho que saben los universitarios. El caso es que las propias autoridades administrativas, rectores y demás personal imprescindible, siempre han prohibido la divulgación del genocidio educativo que ha tenido lugar en España en los últimos veinte años, por lo menos.

Ea, pues tenían toda la razón los burócratas: una vez publicados los resultados, de inmediato los sindicatos de la educación, principales causantes del subdesarrollo pedagógico hispano, han saltado como un resorte, se han indignado, amostazado, enrabiado y amenazan y denuncian. Dicen que publicar esos horrores significa humillar a los profesores y maestros. En realidad, como es lógico, los que humillan a profesores y maestros son esos aspirantes beocios convencidos de que su ignorancia es un mérito para llegar a profesor en España, pero los sindicatos es que son muy sensibles.

A los sindicatos parece como si les gustara, como si prefirieran ese tipo de maestro totalmente en blanco, sin el menor conocimiento, con el cerebro lobotomizado. Es posible que así se lo parezca porque ellos, los que amenazan y denuncian, se sienten hermanados con los analfabetos eufóricos. Porque si no, no se comprende que los sindicatos de la educación (insisto, de la educación) quieran humillar a profesores y maestros exigiendo la ocultación de los inútiles, de los pícaros, los majaderos, los enchufados, los atontados, las nulidades a quienes se precipitan a proteger.

¿Pero qué idea de la educación ha acabado por imponer esta falsa izquierda obsesionada por defender sus intereses burocráticos, sus chanchullos, sus subvenciones, sus privilegios, y a la que estar en el último lugar de la comunidad europea en educación les parece haber alcanzado el mayor premio de su carrera?

Seguramente mantienen la misma opinión, en verdad surrealista, que una tal Teresa la cual, en sus mensajes electrónicos, escribió que enseñar los ríos españoles a los estudiantes es puro franquismo. Y que lo que habría que enseñarles es lo de "las fosas". Textual. Posiblemente alguien debió decirle a esta buena mujer que lo de las fosas era hablar con excesiva claridad sobre el nivel intelectual del partido y entonces borró esa parte. Pues bien, la tal Teresa ha sido ministra de vivienda de Zapatero. Voy a repetirlo: ministra de Zapatero. Que Zapatero nombrara ministros (y ministras, claro, como dice Santiago) con semejante dotación intelectual lo dice todo sobre este esperpento de país.

Porque estamos hablando de lo que se supone que es la izquierda, aquella ideología que impulsaba el estudio, la cultura y la enseñanza de calidad a quienes más lo necesitan, que protegía al trabajador y ayudaba al talentoso persiguiendo al mentecato. Que veía en la enseñanza el instrumento de superación esencial de los explotados, sin el cual no hay izquierda que valga.

En consecuencia, una de dos, o sindicatos y ex ministros (o ex ministras) se han pasado a la derecha extrema, o están dispuestos a hundir este país con tal de mantenerse con los sueldos que tan generosamente les pagamos.

Artículo publicado en Jot Down.

[Publicado el 02/4/2013 a las 10:47]

Compartir:

Comentarios (38)

  • no será el canuto de los políticos de la transición que iban bien fumaos desde el cabo de gata al de finisterre.

    Comentado por: a. el 07/4/2013 a las 18:33

  • El sindicalismo fagocitario


    Toda Idea incide sobre la realidad penetrándola de tal manera que la ilumina y la modifica. Así, el sindicalismo tuvo como fin luchar para humanizar las condiciones de trabajo derivadas de la reciente revolución industrial, estamos hablando de finales del S XIX, de una masa obrera desahuciada. Los actuales sindicatos, reguindandose en los entresijos de su significado primitivo, cual fantasmales dinosaurios de acrisolada osamenta, sobreviven por sí y pasa sí, parasitando la realidad como cualquier otra institución que se precie de serlo. Para verlo solo hay que rastrear la realidad con mirada objetiva dejando de lado un sentimentalismo que a menudo nos ciega. Los sindicalistas, verdaderos artífices de una vida de jauja, entran y salen de todos y cada uno de los entresijos administrativos, productivos, comerciales, laborales o capitalinos, de la sociedad española. ¿O no había y, sigue habiendo, representantes sindicales en los consejos de administración de las Cajas de Ahorros, esas entidades que han contribuido tanto a llevarnos a la ruina? ¿Estaban allí únicamente para cobrar por estampar una firma? ¿No sobreviven en base a la subvención para traer una teórica justicia sindical que se traduce en la defensa de los privilegios laborales, la administración sigue siendo una lenta, trabajosa, laberíntica trampa que atrapa al ciudadano, por ejemplo? ¿No abortan soluciones posibles a problemas derivados de la reciente crisis, empobreciéndolas con su alienada demagogia, pestífera tortura de huelgas de basura, por ejemplo? Los sindicatos han demostrado que cuando hay que luchar por dos soluciones posibles, eligen defender aquella que les reporta beneficios, porque sobrevivir consiste en pactar para sobrevivir, y pactar consiste en acomodarse en la mullida cama de la administración. Solo a veces, siempre que se trate de un conflicto laboral concreto en una empresa privada, consiguen mediar entre empresarios y trabajadores propiciando un pacto que permita seguir con la producción, eso hay que reconocérselo.

    Comentado por: DPA el 06/4/2013 a las 16:53

  • ¡Hazte unas pajas y sosiégate, badulaque!

    Comentado por: Pillo el 06/4/2013 a las 15:46

  • ¡Ancianos!:
    La íntima repugnancia que vuestra decadencia e inutilidad os inflinge, el que la vida para vosotros se haya convertido en una angustiosa e ínsipida espera de la inevitable aniquilación, no debiera ser causa suficiente para que, so capa de una noble rebeldía que no es en vuestro caso sino sometimiento a la secreta voluntad de muerte que cada día percibís como más imperiosa en vuestra sangre corrompida, envenenarais con vuestra siniestra miasma la gracia, la dignidad y la valentía a la que aspiran tantos jóvenes corazones esforzados aún no carcomidos como el vuestro por el negro gusano de la muerte, y tratéis de hacer de su virtud y fortaleza oscuro instrumento de vuestra alma depravada.

    Comentado por: por si acaso el 06/4/2013 a las 14:55

  • Se me ha dicho que Tito mató a más de 400.000 opositores en Yugoslavia antes de hacerse dictador ahí. Truman ("I am told that Tito murdered more than 400 000 of the opposition in Yugoslavia before he got himself established there as a dictator. US President Truman").
    A pesar de ser considerado el gobierno de Tito, por sus simpatizantes, como "socialismo de rostro humano", Tito ha sido acusado de democidio. Véase el trabajo del académico Rummel, quien considera que de 585.000 a 2.130.000 yugoslavos murieron a causa de Tito entre 1944 y 1977.
    Tito ha sido acusado de ser responsable de masacres bélicas. Durante la Segunda Guerra Mundial fue considerado responsable de la muerte de muchas decenas de miles de anticomunistas, principalmente croatas de la Ustaša en la Masacre de Bleiburg y serbios Četniks. Tito fue considerado responsable en la masacre de Kočevski Rog.
    Además sus opositores lo acusaron de la muerte de miles de voluntarios albaneses de la división Skanderberg de las Waffen-SS, leales a la Alemania nazi, y también de miembros de la comunidad germanohablante de Yugoslavia, que prácticamente desapareció después de 1945.
    Después de la guerra perecieron en las persecuciones políticas de Tito millares de miembros de la oposición: desde religiosos hasta los comunistas estalinistas con respecto a los cuales el gobierno de Tito siempre mostró distancia, siendo recluidos muchos de ellos en la colonia penitenciaria Goli Otok.
    En Italia diversas organizaciones de prófugos italianos originarios de Istria y Dalmacia han acusado a Tito ante el Tribunal de La Haya de ser el principal responsable de la masacre de las Foibe y limpieza étnica.50 El inglés Bernard Meares es uno de los que lo acusan también de estas masacres de italianos durante y después de la segunda guerra mundial.
    Según algunos autores, se creó un estilo de vida de tipo aristocrático para él y sus familiares. Los mismos afirman que tenía preferencia por las joyas y el lujo: llevaba siempre un anillo de diamante y le gustaba mostrarse en los desfiles militares con uniforme blanco ornamentado con bordes de oro. Además de utilizar costosos y finos automóviles occidentales para sus desplazamientos comunes. Al respecto, su ex compañero Milovan Djilas, ex jefe comunista partisano convertido en uno de los primeros disidentes de su régimen, señaló que Tito se había transformado en aficionado a los rituales propios de una monarquía de facto:
    Tito se apegó a la tradición monárquica y a los conceptos tradicionales del poder (Tito attached himself to the monarchic tradition and to traditional concepts of power). Milovan Đilas
    Los mismos afirman que Tito favoreció el culto de su personalidad en Yugoslavia, hasta el punto excesivo de que muchas ciudades, plazas y calles fueron renombradas en su nombre por todo el país balcánico.
    Se afirma que aprendió el idioma auxiliar esperanto durante congresos internacionales.
    También que el apodo "Tito" tiene su origen entre sus camaradas del bando republicano español que no acertaban a pronunciar adecuadamente su nombre y apellidos. Los milicianos decidieron abreviarlo con el seudónimo que pasó a la historia.
    Existen varias explicaciones para el origen del nombre de Tito. Muchos proponen que Tito viene de la variación serbo-croata con el nombre del emperador romano Tito. El biógrafo de Tito, Vladimir Dedijer, sin embargo, alegó que el nombre "Tito" provenía de la escritora croata, Tito Brezovački. Otra explicación popular es que es una conjunción de dos palabras serbo-croatas, "ti" (que significa "tú" ) y "to" (que significa "eso"). Según la historia, durante los tiempos frenéticos de su mando, tendría que ver con la forma en que Tito trataba a sus subalternos.

    Comentado por: Wikipedia el 06/4/2013 a las 14:01

  • Cuando los comunistas llegaron al poder en Rumania, en 1947, Nicolae Ceaușescu se convirtió en Ministro de Agricultura y Viceministro de las Fuerzas Armadas bajo el gobierno de Gheorghe Gheorghiu-Dej y nombrado Mayor General en 1950. También ocupó entonces el cargo de Viceministro de Defensa y Jefe de la Dirección Superior de Política del Ejército. En 1952, Gheorghiu-Dej lo llevó al Comité Central del Partido meses después de la "Facción Moscovita" liderada por Ana Pauker. En 1954 se convirtió en miembro pleno del Politburó y, finalmente, se alzó con el segundo puesto más importante en la jerarquía del partido.
    Con la muerte de Gheorghiu-Dej en marzo de 1965, Ceaușescu se convirtió en líder del PCR (tras una disputa con Gheorghe Apostol) y en 1967 llegó a la presidencia del Consejo del Estado (órgano supremo del país). Rápidamente se convirtió en una figura popular, gracias a su política independiente, que desafiaba la influencia de la URSS en el país.
    En los años 60 puso fin a la participación activa de Rumania en la alianza militar del Pacto de Varsovia, destacando su condena a la invasión de Checoslovaquia en 1968. En 1974 Ceaușescu se convirtió en Presidente de la República, manteniendo su posición independiente en las relaciones internacionales. Por ello, en 1984 su país fue uno de los dos países pertenecientes al campo socialista que participaron en los Juegos Olímpicos de Los Angeles 1984. Además, el país fue el primero del bloque del este en tener relaciones oficiales con la Comunidad Europea.
    En 1978 Ion Mihai Pacepa, un experimentado miembro del Securitate, desertó a Estados Unidos, lo que fue un duro golpe para el régimen y lo llevó a rediseñar la arquitectura de la policía secreta. El libro de Pacepa, Horizontes rojos: Crónicas de un espía comunista (1986), señala que el régimen de Ceaușescu colaboró con terroristas árabes y realizó espionaje a industrias de países occidentales.
    En 1982 recibió la visita del dirigente comunista español Santiago Carrillo, pronunciándose "contra el emplazamiento de nuevos misiles en Europa y por la destrucción de los ya existentes". En un comunicado conjunto abogaron por la "reanudación de la Conferencia de Madrid sobre Seguridad y Cooperación en Europa".
    Ceaușescu rehusó poner en práctica planes liberales con respecto a la economía. La evolución de su régimen siguió la ruta empezada por Gheorghiu-Dej. Su oposición al control soviético fue mayormente determinada por su falta de voluntad de cambiar su política no revisionista. La policía política rumana, la Securitate, mantuvo un firme control sobre la libertad de expresión y los medios de comunicación y no toleró la existencia alguna de oposición. Esto se intensificó en los años 80. Además, Ceaușescu instituyó un culto a su persona, dándose a sí mismo el título de conducător (conductor), teniendo también un cetro hecho para él.
    En 1972, Ceaușescu instituyó un programa de sistematización que fue promulgado como una forma de construir una «sociedad socialista desarrollada multilateralmente». El programa de demolición, construcción y reubicación empezó en las zonas rurales, terminando con el intento de remodelar completamente la capital, dañada por un terremoto. Una quinta parte de las construcciones de Bucarest fueron demolidas y reemplazadas por nuevas edificaciones. Mucha gente murió durante la construcción del Palacio del Pueblo en Bucarest, el que actualmente ocupa el Parlamento y que es el segundo edificio más grande del mundo (después del Pentágono). También planificó la demolición de múltiples localidades para trasladar a sus habitantes a edificios de bloques en las ciudades, como parte de su programa de urbanización e industrialización. Decidió la destrucción completa de varios pueblos húngaros en Transilvania para homogeneizar la población.
    Para pagar la deuda externa acumulada, producto de la industrialización acelerada en los años 70, ordenó la exportación de gran parte de la producción agrícola e industrial del país. El resultado fue la escasez de comida, energía y medicamentos, que provocó que la vida diaria de muchos rumanos fuera una lucha por la supervivencia.
    El 17 de diciembre de 1989, Ceaușescu ordenó al Ejército y a la Securitate disparar contra la población civil que se manifestaba en Timisoara. La rebelión se extendió y llegó a Bucarest, donde el 22 de diciembre las Fuerzas Armadas fraternizaron con los manifestantes. El mismo día Ceaușescu, su esposa Elena y dos colaboradores huyeron de la capital en un helicóptero. Llegaron a la residencia de Ceaușescu en Snagov, de donde volvieron a partir en helicóptero, pero aterrizaron cerca de Targovişte porque las Fuerzas Armadas habían restringido los vuelos en el espacio aéreo rumano. Luego de ser recogidos por un médico que los dejó en el camino alegando problemas mecánicos y un segundo automovilista a quien Ceuaşescu afirmó que dirigiría una resistencia contra el golpe de Estado, el matrimonio Ceaușescu fue arrestado por la policía en un control de carretera y entregado a los militares.
    El 25 de diciembre Ceaușescu y su mujer fueron condenados a muerte por un tribunal militar en un juicio sumarísimo sin ninguna garantía jurídica, validez legal ni posibilidad de defenderse de las acusaciones, bajo los siguientes cargos: genocidio, daño a la economía nacional, enriquecimiento injustificable y uso de las fuerzas armadas en acciones en contra de civiles, siendo ejecutados por fusilamiento en un cuartel militar en Targovişte. Cuando era llevado al patíbulo, Ceaușescu exclamó "¡Viva la República Socialista de Rumania! ¡La Historia me vengará!" y murió cantando La Internacional. Luego, algunas escenas de estos sucesos fueron trasmitidas por la Televisión rumana para calmar a la población (ya que seguía habiendo combates entre los partidarios y opositores a Ceausescu).

    Comentado por: Wikipedia el 06/4/2013 a las 13:44

  • Queridos niños:
    No se trata de no rebelarse, no, que aquí estamos cada día luchando contras las imposiciones de uno y de otro que nos dicen mata, muérete, en esta guerra de monos asesinos en que consiste la sociedad neoliberal donde vivimos; se trata, hijos míos, de que vuestras soluciones apestan a deja vu, a fracaso histórico, y esconden bajo su máscara presuntamente progresista no ya una penosa falta de imaginación, sino lo que es acaso más grave, una claudicación moral que nos pone en manos de brutos y asesinos.

    Comentado por: ¿y vosotros os llamáis de izquierdas? ¿quién es el fascista? el 06/4/2013 a las 13:11

  • Estos chulos de salón envenenados de impotencia y rencor alientan a nuestra gente a ejecutar la matanza que sus almas ruines, desesperadas y cobardes, anhelan, cargándose de razón, cuando razones son las que sobran para morirse.

    Comentado por: los miserables el 05/4/2013 a las 23:12

  • Fulanos como tú trajeron el Terror. ¿No te llamarás acaso Robespierre? Por lo que a mí respecta, dado que mencionas mi firma y dos nombres que mencioné, sin otra diatriba, pues que quieres que te diga, hombre: de eso que dices hay, ha habido y habrá. Y hay, ha habido y habrá quien diga eso que dices. Yendo al detalle, yo no te puedo aducir nada, porque no leo los periódicos ni permito que en mi pequeño hogar entre el mundo, porque no cabe, mientras que tú pareces habitar en la noticia. Lo siento, somos incomposibles.

    Por lo que leo que respondéis a Purita, yo diría que lo que nos decís es que en vuestras manos el cotarro iría mejor, ¿no es así? ¡También todos los liberadores sóis iguales, hoy, ayer y mañana! A todo esto, cual es tu situación personal exacta, yo apostaría a que tú no pegas golpe, y si lo pegas no es en las condiciones que describes; vamos, hombre, que a tí re va el cuento más que a nadie.

    Comentado por: Pillo el 05/4/2013 a las 21:52

  • Lo dicho: peste de sotanas.

    Comentado por: hace falta ser tonto el 05/4/2013 a las 21:07

  • La verdad, cariño, es que estaba pensando en otra cosa. A mi el tufo a sotana... me sofoca.

    Comentado por: puritita el 05/4/2013 a las 18:20

  • ¿Y no hay habrá nada mejor que hacer que ir cortando cuellos? ¡Ay, señor! Es que es oler la sangre y se vuelven como locos.

    Comentado por: purita el 05/4/2013 a las 18:01

  • Que existe una buena izquierda, verdadera y liberal, se deduce de la mención a su opuesta, por oposición a esa derecha que carece de esa posibilidad de doblarse en dos lados, uno benigno y otro maligno. Supongo que es consecuencia de la misma inercia con la que se tiende a justificar unas dictaduras socialistas bajo el supuesto de que fueron traicionadas en sus ideales, mientras que ningún supuesto justifica por el contrario a las dictaduras fascistas, de modo que resulta mucho más honrosa e inocua la afición a intelectuales de la talla de Lenin o Sartre que la correspondiente a pensadores como Junger o Heidegger, bajo amenaza de posible estigmatización: propasarse en la admiración a los primeros no corre el riesgo de convocar espectros tan atroces como los que rondan en torno a los fantasmas de los segundos. La democracia parece contar con la virtud de suscitar una idea del poder que, si no alcanza a desarrollarse, se siente como una traición a sus fundamentos, que de ningún modo afecta a su esencia; sus principios han quedado conculcados. Luego está esa facción que pretende hacer de los individuos montón, y confía en una inocencia y una santidad naturales, igualitarias y bien repartidas, indignándose por principio contra todo lo que haga falta, con tal que huela a desastre.

    Comentado por: Pillo el 05/4/2013 a las 10:59

  • Así que puestos a darles guerra en este terreno y a enfrentarnos aquí al enemigo, nosotros, caballeros, elegimos luchar contra la ignorancia, o sea, contra la sabiduría imperante, promocionada por este omnipresente sistema educativo que ha caído onerosa y despiadadamente sobre nuestros jóvenes y mayores, contra la fe sobre la que se sustenta tanta miseria y ruina, y más que darles lustre ilustrándolos buscaremos la manera de hacerlos fuertes, darles salud, socavando el prestigio del enemigo, mostrando las mentiras de la pretendida sabiduría sobre la que fundamenta su poder.

    Comentado por: sus y a ellos el 05/4/2013 a las 10:18

  • Creo que lo que se quería decir más abajo era algo así como que una cosa es no saber y otra muy distinta ser ignorante, y que el régimen educativo, este y acaso cualquiera, es esencialmente un sistema de promoción de la ignorancia, tiene como perversa -o secretamente querida- consecuencia llenar nuestra sociedad de ignorantes con su correspondiente certificado de incapacidad o capacidad limitada, y acaso sólo por contraste con estos pobres desechos, aparece el resto como con más lustre, en tanto que han obtenido su correspondiente titulación de académica y laboralmente aptos. Pero esta aptitud suya está fatalmente contaminada por la ignorancia de la que se alimenta, es la cara amable de la ignorancia generalizada.

    Comentado por: a.c.s el 05/4/2013 a las 07:55

  • ¿Y quién dijo que la izquierda tradicional española es ilustrada o lo ha sido? Sí, es verdad, durante la II República se hicieron esfuerzos, por parte de la denostada ala liberal y ‘pequeñobuerguesa’ del republicanismo (recordemos a Giner de los Ríos y su famoso encuentro con Lenin), para ilustrar al pueblo, sometido a la ignorancia por los poderes que históricamente han lastrado el progreso cultural en España. Pero ya está. Tanto el Frente Popular como el Frente Nacional estaban hermanados ideológicamente para acabar con la ilustración en España, como siempre ha sido desde Fernando VII. Esa es la gran tradición anti ilustrada española, a la que seguimos atados en nuestros días. Aquella sentencia ilustrada de Kant que decía: hacia la autoemancipación por el conocimiento, jamás halló cobijo en esta tierra de cabreros, de ignorantes, de burócratas, de curas indeseables, de monarcas felones, corruptos, y de políticos, y de jueces embriagados de despotismo mezquino, también corrompidos como así lo manda el simple hecho de participar del poder en España. Ese es el gran problema de nuestro país: la nula cultura democrática, liberal, ilustrada, aquella que tiene a las personas, a los individuos, como únicos portadores de derechos y deberes, como únicos valedores del progreso cultural, y a los que hay que instruir desde pequeños, no al margen del esfuerzo, de la disciplina educativa, del rigor, de la sistematización del conocimiento, sino todo lo contrario. La tarea es, pues, política. Nada fácil, por supuesto. La tarea es transformar culturalmente a una sociedad mediante el cambio de las leyes, donde lo prioritario sea establecer los principios que dan fortaleza a una democracia, tal que la separación real de poderes. Sin una justicia independiente, sin que las altas magistraturas no sean votadas por la gente, jamás habrá progreso cultural. Ni Gobierno, ni altos funcionarios, ni educadores, ni sindicatos, ni partidos, cumplirán con su función democrática si los mencionados principios no se hacen realidad. Este es el problema. Este es el gran problema.

    Comentado por: miguel el 05/4/2013 a las 07:45

  • Estamos fisiológicamente incapacitados para pensar que PENSAR ES UNA COSA,
    una secuencia de coreografías de activación neuronal que pueden detectarse y medirse con las tecnologías actuales de imagen como la resonancia magnética funcional (fRMI). Y por mentira que pueda parecer, LOS SUEÑOS TAMBIÉN SON UNA COSA, algo distinta del estado de vigilia pero con muchos paralelos con él.
    EL PAÍS, 4/04/2013

    Comentado por: burricie letrada el 04/4/2013 a las 21:55

  • Pensándolo bien, quizás lo peor de todo esto no es precisamente el analfabetismo. No es cierto que sean analfabetos estas criaturas. La escritura de la Nueva Era es otra: icónica, ideográfica. Nosotros, los mayores, somos los nuevos analfabetos, no ellos.
    Pero estas escrituras que ellos frecuentan no son, desde luego, la de los viejos libros de texto, ni las que se enseñan mayormente en las aulas. En las aulas, en efecto, se enseñan otras cosas; en realidad, importa bien poco qué se enseñe.
    En fin, no es acaso este aparente analfabetismo el que debiera preocuparnos. Pareciera que esto del sistema educativo de nuestros días, y del que el sistema de enseñanza es un mero instrumento de sanción burocrática, se hubiera convertido en un instrumento de promoción de la burricie titulada; ¿queda algo de aquella gloriosa generación de lúcidos analfabetos a los que no había forma de dárrselas con queso?

    Comentado por: bienmesabe el 04/4/2013 a las 21:10

  • Pin-pollo no le voy a contestar.

    Saludos cordiales. Ciao

    Comentado por: Anna el 04/4/2013 a las 20:02

  • Creo que el peso de la denuncia de Félix declina principalmente hacia el otro lado de la reflexión, es decir, hacia la cosa de los sindicatos, porque se supone que estos representan un término medio entre la institución pura y la base, por decirlo en su jerga. Es bien sabido, o se debería tener bien claro, que la cosa de los políticos fluctúa en función de la carga de las carteras, es decir, del movimiento de capital con el que deban apechugar (es un decir), cuya finalidad primordial es el propio movimiento, dando bastante igual para qué sea lo que se haga, y, vista la cuestión desde ahí, es evidente que cuanta mayor sea la cuantía con la que juegue el ministerio, tanto más feroz y desesperada puede llegar a ser la competencia. Lo de los sindicatos tiene más delito porque ellos juegan a dos bandas, y no se conforman con reclamar su pedazo del pastel, sino que además propician la colaboración del propio profesorado. Fuera del ámbito propiamente institucional quedan, por otra parte, esas posturas típicas de aquellos a quienes el bosque impide ver los árboles.

    Comentado por: Pillo el 04/4/2013 a las 17:58

  • Ahora te pillo, Annita. Lo que ocurre es que a tí te parece que las cosas han de seguir como están, es decir, sin que te controlen demasiado los exámenes, y que te aprueben por presentarte y sin más, que ya es bastante esfuerzo presentarse. Pues te advierto que cuentas con precedentes ilustres en tus aspiraciones, maja. DPA es preclaro. Yo creo que lo que se necesita es más PPP, es decir, Profesores Pedagogos Preparandos.

    Comentado por: Pin-pollo el 04/4/2013 a las 17:52

  • por cierto, ¿qué os pasa, ya nadie recuerda que la Canciller Merkel tampoco sabe situar en un mapa Berlín?

    Comentado por: Anna el 04/4/2013 a las 17:19

  • Sistema Educativo y analfabetismo funcional



    En la Escuela Normal, los futuros maestros estudian en abstracto. Pedagogía, Psicología, Sociología, o las teorías de De Saussure o Chomsky, priman frente a las Didácticas. Mucha Lingüística sin acercarse a la realidad escolar, que necesita personal avezado en la enseñanza de la lectura, por poner un ejemplo alejadísimo de la experiencia personal del catedrático de una Escuela de Magisterio. Y por supuesto nada de geografía, conocimiento propio de las enseñanzas elemental y media, a no ser que el universitario se prepare para geógrafo en una Facultad de Historia, que no es el caso. Hay que preguntarse entonces por qué, estos futuribles maestros del examen no han aprendido nada durante las primeras etapas de su formación. ¿El fracaso es suyo, o de un sistema educativo que produce fracasados? Y basta con representarse la realidad para encontrar una explicación. Resulta que, en cualquier escuela, la enseñanza (es decir, el aprendizaje) de la lectura supone un problema tremendo, porque el maestro llega sin ningún tipo de noción de los procesos y factores que se ponen en juego en dicho aprendizaje. Obligado a superar el escollo por su cuenta, inicia una tarea que, sin ninguna experiencia previa, guiada por ensayo y error, se fundamenta solo en el éxito o fracaso del alumno. Estos primeros tiempos en la escuela son terroríficos para el maestro, y se salvan después de varios años de desgraciar promociones de alumnos. Cuando el maestro está avezado en la enseñanza de la lectura, han pasado varios años. Tiene cierta antigüedad que le permite elegir curso, y como lo ha pasado tan mal, quiere uno donde lleguen alumnos que ya posean destreza en la lectura, dejando los cursos iniciales a los nuevos, maestros novatos que llegan para iniciar un círculo que se muerde la cola. Resultado: el Sistema produce analfabetos funcionales incapaces para entender libros de texto, única fuente en que se ofrece la sabiduría en nuestro país.

    Comentado por: DPA el 04/4/2013 a las 15:52

  • (Para pillo) Piense lo que quiera a qué generación pertenezco, y la perspectiva que he escrito no es desde el romanticismo sino desde el Renacimiento.

    Comentado por: Anna el 04/4/2013 a las 15:42

  • Añadamos que lo alumnos se ven sometido a un proceso educador intensivo no tanto en las aulas como en sus domicilios, especialmente en la intimidad de sus dormitorios, enchufados a adminículos que han convertido a la vieja televisión en un pintoresco juguete casi inofensivo. Aunque, a decir verdad, la intimidad y el ensimismamiento educativo desborda con mucho el limitado recinto familiar y esta conexión a la máquina educadora puede llevarse a efecto en cualquier lugar y en cualquier momento. No se equivoquen: la mayoría de los alumnos llegan muy, pero que muy educados a las aulas. No es educación, precisamente, lo que les falta.

    Comentado por: a.c.s. el 04/4/2013 a las 14:55

  • De ningún modo coincido con el parecer del anónimo acerca de la moralidad de la generación de Félix. A mí me parece, por el contrario, una generación extremadamente aprovechada, pero dotada de gran astucia, de tal manera proveída que, además de reportarles beneficios sin cuento, logran dar esa imagen que en el comentario se les adjudica, la de buenos hombres sacrificados y justos. Con ello no quiero decir que las posteriores generaciones sean mejores, pero tampoco creo que sean peores, son, quizás, más torpes, menos listas. Por último, creo que buena parte de las desgracias que vivimos actualmente se deben a las actitudes ladinas adoptadas por dicha generación, a la cual imitan quienes usted acusa de irresponsables, entonando un mea culpa realmente pasmoso. (¿Qué beneficios les debe usted?).

    Y para Anna añado que parece desconocer al párvulo un poquito crecido o al bachiller, aunque parezca gozarse en el niño. Un alumno es, hoy por hoy, un ser envanecido hasta las orejas del poder democrático absolutamente tiránico con el que cuenta. La conciencia democrática es en ellos inmediata: son la mayoría en el aula. Ese romanticismo de usted es bien típico de la generación aludida arriba, y, o mucho me equivoco, o pertenece usted a ella.

    Comentado por: Pillo el 04/4/2013 a las 09:32

  • Ediciones de Gran Hermano:

    Holanda 7
    Bélgica 6
    Francia 6
    España 14

    Tasa de abandono escolar:

    Holanda 9,5%
    Bélgica 11%
    Francia 11,5%
    España 30%

    Comentado por: Leido en Twitter el 04/4/2013 a las 08:50

  • Siempre he pensado que la generación de Félix de Azúa es mejor que la mía: más preparada, más inteligente, más culta, con más sentido común, con un carácter más consistente... Creo que no es casualidad que la mía, la de los que tenemos alrededor de 50 años, es la primera que creció con la tele. Esta es la generación que actualmente está en el poder y ya vemos en que estado va a dejar el país. Y atención: las generaciones posteriores me parecen todavía peores.

    Comentado por: . el 04/4/2013 a las 08:40

  • Vaya! -Leonardo Bruni- (al menos no he dicho Carla Bruni)

    Comentado por: Anna el 04/4/2013 a las 04:57

  • ¿publicar los exámenes de los alumnos universitarios?...Francesco Bruni:"La gran sabiduría de la República consiste precisamente en castigar con mayor severidad cuanto más PODEROSO sea el infractor". (Un alumno no es un ser poderoso, es otra cosa)

    Comentado por: Anna el 04/4/2013 a las 04:41

  • Cualquiera diría que antes se ataban los perrros con longaniza en esto de la enseñanza. La enseñanza de hace treinta años era más bien penosa, obsoleta -y ahí estaba acaso su gracia- y la prevalencia de intereses ajenos al de la mejora de la formación del alumnado, la ruindad profesional, el arribismo, la indigencia intelectual eran, como hoy, mayoritarios entre el colectivo. La cosa viene, pues, de lejos.
    La diferencia más notable acaso estriba en el control efectivo de la escolarización por parte del Estado y en la universalización -léase masificación- de la enseñanza, así como en la preeminencia absoluta de la noción de educación sobre la de instrucción, y el asombroso perfeccionamiento de los mecanismos de aquella. Pero este era un proceso que ya se había iniciado, cuando menos, con la aparición de los modernos Estados de Masas.
    Ya no se necesita el viejo individuo decimonónico, sino un nuevo individuo al servicio de las nuevas -aparentemente nuevas- necesidades del Capital, y a ello está orientada esta nueva enseñanza, mucho más acorde con los tiempos y más apropiada para la producción de las nuevas camadas humanas que la historia demanda.

    Comentado por: a cada uno lo suyo el 03/4/2013 a las 21:48

  • La intervención de bmh es clarificadora, pero también un poco parcial, y quisiera aprovechar para posicionarme aparentando un resquemor personal, como si me sintiese aludido. Queda en sus observaciones estupendamente caracterizado ese mundillo sindical según se le ve florecer en la enseñanza (testimonio del hecho se ofrece en lo añadido por dómine a continuación), pero me temo que la imagen podría por analogía generalizarse a todos sus ámbitos de actuación: un fiel retrato de en qué para la dichosa lucha sindical decimonónica habiendo transcurrido un siglo pleno de metamorfosis históricas sorprendentes. Ha faltado, sin embargo, la necesaria generalización de la problemática, que también Félix pasó por alto, a saber, que todo ese trajín funcionarial (en el sentido más literal y peyorativo del término) del profesorado, tampoco se limita al que acaece en el ámbito de la enseñanza primaria, habiendo de extenderse la consideración también a la enseñanza secundaria y a la superior. La educación, en general, es un universo de intereses creados (sean del cariz que sean: económicos, ideológicos, políticos... más o menos fraudulentos) en el que la motivación originariamente más urgente, la académica, resultó desplazada a un lugar subalterno, y parar mientes en las razones que han podido llevar a esta situación constituiría un tema de reflexión por sí mismo, con unas implicaciones bastante más comprometedoras que las que un somero análisis podría dar a ver, mojando por el camino a más de una mente (bien- o mal-) pensante tópicamente acomodaticia en estas cuestiones, en las que las pasadas glorias en modo alguno aseguran aquiescencias presentes.

    Comentado por: Pillo el 03/4/2013 a las 21:01

  • Pues una vez leído el informe que aporta el Sr. Negrete, tampoco creo yo que sea para tirar cohetes y menos para celebrar con júbilo esa fabulosa evolución educativa que solo otro país es capaz de batir, Corea nada menos. Entre otras cosas porque el mismo informe deja entrever, cuando no lo dice claramente, que aun estamos lejos de la media de paises de la UE. Y si a eso se añaden conclusiones bastante curiosas y divertidas de determinados datos (formación y mercado laboral por ejemplo, donde establece una relación que curiosamente en nuestro país dice haber destruido la crisis económica que, según el estudio, empezó en el 2008, bastante antes de que el propio Presidente del Gobierno se enterara, por cierto...o eso nos dijo el buen hombre) pues tengo la impresión que una cosa son los datos del informe, propios de un país que lleva, no 20 años, sino más de un siglo de retraso educativo respecto a los de su entorno y otra, aun más deprimente, las interpretaciones que de ellos hacen los sesudos burocratas del Ministerio. Pero claro, entiendo que no es fácil evitar la tentación cuando uno mismo es el encargado de "redactarse" un informe sobre sus logros. Ojalá pudieramos hacer todos lo mismo en nuestro trabajo.

    Comentado por: Juan Cervera el 03/4/2013 a las 20:37

  • En mi instituto, los alumnos menos dotados se van al Bachillerato de Ciencias Sociales; este año, uno de ellos, por lo demás simpatiquillo, bailarín y teatrero, amante de jaranas, manifestaciones y algaradas, pero bastante limitado en tareas lingüísticas y matemáticas, me ha confesado que piensa estudiar magisterio: fue tal mi espanto que no supe qué decirle.
    En general, magisterio es percibida por nuestros muchachos como una carrera accesible, poco dificultosa y rápida. Da terror sólo pensarlo. Magisterio debería ser, si acaso, la carrera más prestigiosa, la más exigente, a la que sólo nuestros jóvenes más capacitados pudieran aspirar. Ahí es donde hay que empezar la tarea, y no es cosa de un día, sobre todo teniendo en cuenta la mafia de pedagogos y desertores de las escuelas que se han hecho los dueños del cotarro.

    Comentado por: dómine cabra el 03/4/2013 a las 13:00

  • Aún somos capaces de percibir distintamente como tales los síntomas de la locura que acabarán por convertirse en un rasgo de carácter, en una forma de ser, del nuevo hombre, de la nueva sociedad que se avecina.

    Comentado por: enlazando con lo del botón (vid. post ante) el 03/4/2013 a las 12:40

  • Es, señor Félix, también consecuencia de una medida profiláctica: no es obligación del maestro ser un heroe, ni tampoco tener que andar con la Educación Ciudadana o la Ética a Amador peleando y corriendo el riesgo de que le dejen tieso, inválido o psíquicamente disminuído. Simplemente, se les pasa el testigo a los catedráticos para que demuestren su valía. ¡Qué gran pena que Savater ya no esté, con la experiencia que podría adquirir para su próximo best seller!

    Comentado por: Pillo el 02/4/2013 a las 22:08

  • Enseñar los ríos españoles o la geografía a los estudiantes no es algo franquista por supuesto como dice esa señora pero supongo que se refiere a que entonces era algo bastante arduo, creo que a nadie le gustaba aprender los ríos, es decir un modelo de enseñanza ya pasado de moda.

    Comentado por: m. el 02/4/2013 a las 17:45

  • Para ignorancia supina, la suya, señor Negrete. Hágaselo mirar y salga de paso del despacho. Porque responder con estadísticas e informes oficiales (nada menos que del Ministerio de la cosa) a la percepción cotidiana de los estragos causados por la penosa, negligente y, por qué no decirlo, criminal gestión educativa de los últimos treinta años, es de una necedad insoportable, muy propia del optimismo maquillador que se le supone a los burócratas. Aclárenos que es usted sicario a sueldo del Ministerio; porque si no lo es, va a resultar que la ceguera se expande a la misma velocidad que la ignorancia y muy mala señal es ésa.

    Comentado por: Jorge O. el 02/4/2013 a las 16:44

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Félix de Azúa nació en Barcelona en 1944. Doctor en Filosofía y catedrático de Estética, es colaborador habitual del diario El País. Ha publicado los libros de poemas Cepo para nutria, El velo en el rostro de Agamenón, Edgar en Stephane, Lengua de cal y Farra. Su poesía está reunida, hasta 2007, en Última sangre. Ha publicado las novelas Las lecciones de Jena, Las lecciones suspendidas, Ultima lección, Mansura, Historia de un idiota contada por él mismo, Diario de un hombre humillado (Premio Herralde), Cambio de bandera, Demasiadas preguntas y Momentos decisivos. Su obra ensayística es amplia: La paradoja del primitivo, El aprendizaje de la decepción, Venecia, Baudelaire y el artista de la vida moderna, Diccionario de las artes, Salidas de tono, Lecturas compulsivas, La invención de Caín, Cortocircuitos: imágenes mudas, Esplendor y nada y La pasión domesticada. Los libros recientes son Ovejas negras, Abierto a todas horasAutobiografía sin vida (Mondadori, 2010) y Autobiografía de papel (Mondadori, 2013)Una edición ampliada y corregida de La invención de Caín ha sido publicada por la editorial Debate en 2015; Génesis (Literatura Random House, 2015). Nuevas lecturas compulsivas (Círculo de Tiza, 2017) y Volver la mirada, Ensayos sobre arte (Debate, 2019) son sus últimos libros.  Escritor experto en todos los géneros, su obra se caracteriza por un notable sentido del humor y una profunda capacidad de análisis. 

En junio de 2015, fue elegido miembro de la Real Academia Española para ocupar el sillón "H".

 

Bibliografía

 




 

Ensayo

Volver la mirada (2019). Debate, España.

Nuevas lecturas compulsivas (2017). Círculo de Tiza, España. 

La invención de Caín (2015). Mondadori, Barcelona. 

Contra Jeremías (2013). Mondadori, Barcelona.

Contre Guernica, Prefacio para Antonio Saura (2008). Archives Antonio Saura, Genève.

 La pasión domesticada (2007). Abada, Madrid.

Ovejas negras (2007), Bruguera, Barcelona.

Cortocircuitos. Imágenes mudas (2004). Abada, Madrid.

La invención de Caín (1999). Alfaguara, Madrid.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (reedición) (1999). Anagrama, Barcelona.

Lecturas compulsivas. Una invitación (1998) Anagrama, Barcelona.

Salidas de tono (1996). Anagrama, Barcelona.

Diccionario de las artes (1995). Planeta, Barcelona.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (1992). Pamiela, Pamplona.

Venecia (1990). Planeta, Barcelona.

El aprendizaje de la decepción (1989). Pamiela, Pamplona.

La paradoja del primitivo (1983). Seix Barral, Barcelona.

Conocer a Baudelaire y su obra (1978). Dopesa, Barcelona.

 

Novelas y prosa literaria

Génesis (2015). Literatura Random House, Madrid. 

Autobiografía de papel (2013). Mondadori, Barcelona. 

Autobiografía sin vida (2010). Mondadori, Barcelona.

Abierto a todas horas (2007). Alfaguara, Madrid.

Esplendor y Nada (2006). Lector, Barcelona.

Momentos decisivos (2000). Anagrama, Barcelona.

Demasiadas preguntas (1994). Anagrama, Barcelona.

Cambio de bandera (1991). Anagrama, Barcelona.

Diario de un hombre humillado (1987). Anagrama, Barcelona.

Historia de un idiota contada por él mismo, o el contenido de la felicidad (1992), Anagrama, Barcelona.

Mansura (1984). Anagrama, Barcelona.

Última lección (1981). Legasa, Madrid.

Las lecciones suspendidas (1978). Alfaguara, Madrid.

Las lecciones de Jena (1972). Barral E., Barcelona.

 

Relatos

"Quien se vio", Tres cuentos didácticos (1975). La Gaya Ciencia, Barcelona.

"La venganza de la verdad" (1978). Hiperion nº1, Madrid.

"Herédame" (6 y 7 agosto 1985). El País, Madrid.

"El trencadizo", con grabados de Canogar (1989) Antojos, Cuenca.

"La pasajera" (18 nov. 1990). El País, Madrid.

"La resignación de la soberbia", Los pecados capitales (1990). Grijalbo, Barcelona.

El largo viaje del mensajero (1991) Antártida, Barcelona.

Cuentos de cabecera ("La pasajera" y "La segunda cicatriz") (1996). Planeta NH.

"El padre de sus hijos" (1998). Barcelona, un día, Alfaguara, Madrid.

"La verdad está arriba" (1998). Turia, Teruel.

 

Poesía

Última Sangre. Poesía 1968-2007 (2007). Bruguera, Barcelona.

Poesía 1968 1988 (1989). Hiperion, Madrid.

Farra (1983). Hiperion, Madrid.

Siete poemas de La Farra, con un grabado de A. Saura (1981). Cuenca.

Poesía 1968 78 (1979). Hiperion, Madrid.

Pasar y siete canciones (1977). La Gaya Ciencia, Barcelona.

Lengua de cal (1972). Visor, Madrid.

Edgar en Stéphanie (1971). Lumen, Barcelona.

El velo en el rostro de Agamenon (1970) El Bardo, Barcelona.

Cepo para nutria (1968). Madrid

Premios

1987 Premio Anagrama de Novela.

2000 Premio a la cultura "Sebetia-Ter" del Centri di Studi di Arte e Cultura di Napoli".

2001 Premio a la tolerancia de la "Asociación por la Tolerancia", Barcelona.

2011 Premio González-Ruano de Periodismo

2014 Premio Internacional de Ensayo José Caballero Bonald

2015 Premio Francisco Cerecedo de la Asociación de Periodistas Europeos 

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2020 | Fundación Formentor | Barceló Torre de Madrid. Plaza de España, 18 28008 Madrid (España) | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres