PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

miércoles, 23 de julio de 2014

 Blog de Félix de Azúa

¿Ha dicho usted ideas políticas?

Sospecho no haber sido el único en haber sentido un considerable alivio al saber que el elegido para dirigir el PSOE había sido Alfredo Rubalcaba. A mi modo de ver (y con la venia del profesor de Sociología) el Partido Socialista ha evitado el suicidio por los pelos. La candidata Chacón representaba lo peor del zapaterismo: el socialismo trivial y el socialismo tribal. Con un partido de hechuras chaconianas habría sido imposible saber qué votaba uno, si las multas lingüísticas de la Generalitat o el Ejército español, la amistad con Bildu o la vanguardia del feminismo, los monigotes de López Aguilar o los de la familia Pajín, los negocios de Roures o los de Botín. Es posible que la radiografía de Rubalcaba tampoco esté muy definida, pero da la impresión de una mayor solidez, como si fuera partidario de un socialismo adulto y no del socialismo adolescente que ha llevado a este país a la caricatura.

Sin embargo, el proceso electoral, por llamarlo de alguna manera, no auguraba nada bueno. Desde el primer momento ambos candidatos juraban a quien quería escucharles que iba a ser una disputa de ideas, un conflicto de políticas, dos modos de entender la dirección del país. O sea, un debate de ideas políticas. Los desconcertados seguidores tratábamos afanosamente de encontrar alguna idea entre los discursos, las frases cosméticas, los logos de agencia publicitaria, el autobombo, la perfecta vacuidad del lenguaje político a la española trufado de ejemplos futbolísticos. Era como buscar una moneda de oro en el vertedero. Muchos, por lo menos aquellos con quienes lo he comentado, pero también los que escriben en los periódicos, no hemos alcanzado a oír una sola idea en toda la campaña. Un orgánico de Zapatero decía en un programa de la tele que las ideas estaban colgadas no sé dónde, en las páginas inmateriales de cada candidato. Sería verdad, o sea que aún podrían haberlas escondido mejor. Lo cierto es que a las gentes poco preparadas nos ha parecido que la disputa, la campaña, la elección, iba sobre quién controlará los empleos y los sueldos del partido. Asunto relevante cuando se han perdido miles de poltronas, pero que, francamente, son una minucia comparada con los parados de verdad.

Y no es que no hagan falta las ideas acerca de la política española, o de la gobernanza, como dicen los enterados apoyando mucho la zeta, porque el país está hecho unos zorros. No solo económicamente, sino, sobre todo, anímicamente. Nadie cree una sola palabra que emane de un organismo oficial (si no trabaja en uno), nadie tiene la menor confianza en los partidos políticos (a menos que cobre de ellos), la universidad es un cetáceo muerto, nadie está haciendo proyectos para nada, porque,¿para qué? La tarea del PP no será otra que la de devolver credibilidad a las instituciones de la nación, ya que, de momento, la nación solo sirve para pagar deudas.

El viernes 3 de febrero este periódico publicó un artículo de Nathan Gardels que a mi entender establecía con agudeza la paralización intelectual y moral de algunas democracias como la italiana, la norteamericana y (añado yo) la española. En estas, los intereses económicos de los partidos están tan arraigados en el circuito del gran capital, son tan evidentes las relaciones de dependencia y clientelismo, que solo es posible una política demagógica como la de Zapatero antes de que le llamaran al orden. En estas democracias, escribe Gardels, "los políticos electos están tan en manos del sentimiento populista inmediato y de los intereses especiales organizados, que los partidos vacían de contenido la mera formulación de cualquier política que intente llegar a un compromiso por el bien común a largo plazo, incluso antes de que se someta a votación en el Parlamento. El proyecto de ley que sale adelante está desprovisto de sustancia y significado. Por consiguiente lo que permanece es el statu quo".

Evidentemente, cuando no se puede hacer política en serio, cuando el statu quo es tiránico, se hacen políticas aproximativas lo más inocentes que sea posible, como la Alianza de las Civilizaciones que podría ser una iniciativa de la Unesco, o la declaración irritantemente repetida de "federalismo" que solo tiene como finalidad dejar que cada tribu se reparta el dinero según su capacidad de chantaje, o las majaderías sobre el uso de "miembros" y "miembras" nacidas en cabezas totalmente poseídas por el vacío.

A la izquierda la corrompe el poder. La derecha no tiene por qué corromperse en el poder, no le hace falta, aunque lo haga. Por lo general los partidos conservadores tienen establecida de antemano su financiación y las corrupciones vienen de subordinados codiciosos, no de la misma dirección. Los partidos de izquierdas tienen enormes problemas para financiarse y si no se andan con cuidado es toda la estructura la que al final solo trabaja para mantener los sueldos de la burocracia del partido. Esta es la impresión que daba (a la gente sin estudios de sociología) la campaña de los socialistas. Eran dos modos de entender la gerencia del partido, no la del Estado. Y dos clientelismos que calculaban con quién les iría mejor. Por los apoyos que han recibido uno y otra, me parece que las ideas no, pero el retrato de la clientela ha quedado bastante enfocado. ¿Qué tienen en común, políticamente, Griñán y Chacón? ¿Opinan igual sobre las autonomías? ¿O Patxi López y Rubalcaba? ¿Ambos coinciden con Eguiguren, presidente de López? ¿Han hablado de política, realmente? Pues nos gustaría mucho conocer el contenido de sus conversaciones.

Tiene Rubalcaba unos ocho años para levantar los ánimos del partido. Es de esperar que elimine la demagogia guerracivilista que ha movido con extremada estupidez la corte de Zapatero hasta convertir a este país en una sociedad, según ese principio, con 12 millones de franquistas y mayoría absoluta. En su discurso final aseguró Rubalcaba que desea un país en donde ningún ciudadano sea mejor que otro y ningún contribuyente goce de más privilegios que los demás. Bueno, pues a ver qué hace con Cataluña y con el País Vasco. Habló de un país laico, veremos si es verdad: podría empezar exigiendo que las iglesias tributen al fisco como todo quisque. Algo dijo contra los bancos, pero ha sido el PP el que ha limitado los sueldos de los bancarios, la gente más detestada de este país después de los pilotos. Y así sucesivamente.

El camino será largo y sobre todo abrumadoramente aburrido. La izquierda ha dilapidado su capital histórico: la igualdad de todos ante la ley, la educación como herramienta de superación, la libertad de la mayoría y no solo de algunas minorías, la cultura como instrumento crítico, la lucha contra la corrupción y el parasitismo incluida la corrupción y el parasitismo sindicales, el rechazo de la ideología reaccionaria de los nacionalistas, la promoción de los mejores y la persecución de los enchufados... en fin, se podrían llenar seis folios de tareas pendientes, pero sobre las que nadie ha dicho una sola palabra en estas elecciones, o lo que hayan sido. Ni una palabra.

Uno desea lo mejor para Rubalcaba, no tanto porque ponga alguna ilusión en la renovación de la izquierda, cuanto porque sin una oposición sensata y verosímil los desmanes del poder son siempre más insoportables. Ayúdenos, señor Rubalcaba, que bien lo vamos a necesitar.

[Publicado el 07/2/2012 a las 10:32]

Compartir:

Comentarios (53)

  • Mientras leo su artículo, claro, conciso, verdadero, escucho a Bob Dylan interpretando 'Things Have Changed'. Los tiempos han cambiado. Sí, cronológicamente. Las arrugas se reafirman lo mismo que el escepticismo: Todos los días cientos de familias son deshauciadas y condenadas a la deuda 'eterna'. Rubalcaba propone la dación en pago pero nunca con carácter retroactivo, no sea que se desplome la Banca. Nuestro Becerro de 'plomo'.
    Lo mismo que Pablo suscribo su artículo al 100%

    Saludos,

    Comentado por: Foro el 15/2/2012 a las 18:26

  • "La libertad, para el demócrata, no consiste en poder decir todo lo que piensa, sino en no tener que pensar todo lo que dice"
    Nicolás Gómez Dávila

    Comentado por: nouveau reac el 15/2/2012 a las 17:45

  • El futuro de la historia

    Por Francis Fukuyama

    Algo extraño pasa hoy en el mundo. La crisis financiera global iniciada el 2008 y la actual crisis del euro son ambas producto del modelo de capitalismo ligeramente regulado que apareció en las tres últimas décadas. Y sin embargo, a pesar de la amplia cólera frente a las ayudas a Wall Street, no ha habido un gran resurgir del populismo americano de izquierda como respuesta. Es previsible que el movimiento Occupy Wall Street gane algo de fuerza, pero el movimiento populista dinámico más reciente hasta el momento ha sido el derechista Tea Party, cuyo principal blanco es el estado regulador que intenta proteger al ciudadano común de los especuladores financieros. Algo similar es cierto también para Europa, donde la izquierda está anémica y los partidos populistas de derechas ganan terreno.

    Hay varias razones para esta falta de movilización izquierdista, pero la principal es un fracaso en el terreno de las ideas. Durante la última generación, la autoridad ideológica en temas económicos ha estado en manos de la derecha libertaria. La izquierda ha sido incapaz de presentar una agenda creíble aparte del retorno a una insostenible forma de anticuada socialdemocracia. Esta ausencia de una contra-narrativa progresista creíble no es sana, porque la competencia es buena para el debate intelectual tanto como para la actividad económica. Y es urgente un debate intelectual serio, puesto que la actual forma del capitalismo global está erosionando a la clase media sobre la que descansa la democracia liberal.

    Comentado por: sigan leyendo en www.penultimosdias.com/2011/12/30/el-futuro-de-la-historia/ el 15/2/2012 a las 12:19

  • Félix,

    Dígale a su amigo que el mercado ha pensado en todo:

    http://www.bluespace.es/almacenes/Barcelona.htm?gclid=CKLG3-Ljn64CFRR8fAodvVlu4w

    Comentado por: y no tengo comisión el 15/2/2012 a las 11:35

  • ¡Qué dura es la crisis para los menos favorecidos! ¿A qué niveles de pobreza vamos a dejar que nos lleve sin levantar un dedo?

    He aquí un pobre hombre, cuyo único lujo, qué digo lujo, única herramienta, ya que para un lector que se precie, un piso exclusivo para sus libros y mesa de trabajo es lo mínimo, martillo y clavo que dice Azúa, obligado a abandonar sus magros miles de libros en un container. Se le encoje a uno el alma con sólo pensarlo: Baroja por las aceras. ¿Qué será lo siguiente? ¿Los CDs de Moustaki en la basura selectiva para plásticos?

    ¿No es hora ya de que las fuerzas progresistas digan basta? ¿De que todos los ciudadanos tengamos asegurado un mínimo vital, una segunda residencia en la que guardar mayormente libros, aunque, la igualdad no debería estar reñida con cierta libertad individual, otros tal vez prefieran usarlo para discos o mulatitas de buen ver? ¿Dónde están los del 15M cuando más los necesitamos?

    ¡Derecho constitucional al picadero ya!

    Comentado por: indignado con motivo el 15/2/2012 a las 10:20

  • Hola, Félix: la verdad que siempre ha habido estos desgarros con las bibliotecas. Ayer mismo, poco antes de que me venciera el sueño y se me desplomara el libro sobre el pecho, me acordé de usted al leer una estupenda nota a pie de página de un precioso artículo introductorio del gran Samuelson a un libro del gran Schumpeter. ¿Por qué me acordé de usted? No sé, supongo que por ese revoltijo que se hace en el cerebro justo antes de dormir. Allí debía de haber anaqueles vacíos, crisis económica, hijos con lustrosos zapatos…, qué sé yo que cosas más. El caso es que ayer me dormí así y hoy precisamente cuelgan aquí esto sobre su afligido amigo desprendiéndose de la biblioteca. Aquí va la nota que supongo le divertirá. “Más o menos por la misma época, Schumpeter, en la flor de su brillante juventud visitó a Marshall […] En otro peregrinaje, preguntó a la Sra. Foxwell si su “padre” estaba en casa. Más tarde, cuando pidió ver la famosa biblioteca, Foxwell, llorando su reciente venta urgido por la necesidad, se limitó a señalar tristemente a sus dos jóvenes hijos y a los zapatos que llevaban puestos.” ¡Grande Samuelson!, ¿no? Siga con salud.
    Gabriella

    Comentado por: Gabriella Marcel el 14/2/2012 a las 22:57

  • lo caotico influye raramente en lo grande (visible) antes lo grande se tiene que volver mostrenco

    Comentado por: a. el 14/2/2012 a las 22:08

  • Dios nos libre de los libros
    Félix de Azúa
    en Jot Down

    La maldita crisis ha atrapado con su garra de hielo a un amigo mío que ha dedicado su vida entera a la literatura, quiero decir que la ha sacrificado como antes se hacía cuando de verdad te empleabas en hacer algo serio. Ahora, con más de sesenta años, se ve obligado a restringir unos gastos que nunca fueron exagerados. Su mayor lujo era vivir con su mujer en un pueblecito de las afueras de Barcelona, pero guardando un estudio en la ciudad para la biblioteca y la mesa de trabajo, dos utensilios que son como el clavo y el martillo para el carpintero. Ahora tiene que dejar el estudio. No es un alquiler elevado, en absoluto, pero ni a eso alcanza.

    Le esperaba una sorpresa cuando comenzó a desmontar los rimeros de libros para meter en cajas de cartón aquellos que no podía llevarse al pueblo. Eran muchos, eso ya lo sabía: toda una vida reuniendo las mejores obras de la literatura habían acabado por juntar una masa considerable.

    Meter un libro en el cajón de deshecho era como arrancarse un ojo. Los hojeaba uno a uno con dolor y resignación. “¿Voy a tener que prescindir de Baroja? No hay más remedio. Al fin y al cabo, siempre podré leerlo en una biblioteca”. Así se consolaba mientras metía en la caja los bellos volúmenes de Caro Raggio como si los colocara en el féretro.

    Cuando por fin hubo concluido la fatídica selección pasó a llamar a diversas entidades con la intención de donarlos, ya que eran demasiado valiosos para liquidarlos al peso. Y allí comenzaron las sorpresas. Las bibliotecas públicas no los querían. Alguna de ellas se justificó aduciendo que como no estaban en catalán no les interesaban, pero la verdad era otra: ni tienen espacio suficiente, ni empleados que puedan cargar con el trabajo de clasificar y archivar los libros. Las bibliotecas públicas van tirando con lo que ya han almacenado y lo que envían las instituciones. Igual le sucedió con las universidades y en parecidos términos.

    Cambió de registro y trató de ofrecerlos a colegios, hospitales, hogares del jubilado, cuarteles, cárceles. Fue recorriendo una a una las instituciones, patronatos, fundaciones o sociedades (cadenas hoteleras, seminarios eclesiásticos, colegios mayores), ahora ya acuciado por la curiosidad más que por el interés. Ninguno los quiso. Los más educados le sugerían que si él mismo seleccionaba unos pocos y los llevaba personalmente, a lo mejor se quedaban con alguno por hacerle un favor.

    Mi amigo ahora los va dejando en montoncitos por la ciudad o como al descuido en los asientos del metro y de los autobuses.

    El corolario es, creo yo, escalofriante. En los últimos meses he leído en la prensa un montón de artículos de graves personajes opinando sobre el daño que los eBook y otros ingenios electrónicos están haciendo a las editoriales y a las librerías. Muchos de ellos aseguraban en tonos dramáticos que el libro no moriría nunca, que es un pilar fundamental de nuestra cultura, que nadie puede comparar la lectura en papel con la lectura en pantalla, y así sucesivamente. Me da a mí la impresión de que era un mero ejercicio sentimental. No hace falta que el mercado electrónico se cargue al de papel. De hecho, el libro es, en este momento y para las instituciones, fundaciones, bibliotecas, universidades, patronatos e incluso para las cárceles, una molestia. A nadie le interesan ya los libros, nadie los quiere y por eso pueden ser sustituidos por cualquier juguete electrónico, porque da absolutamente igual.

    No son necesarios más llantos. En todo caso, unas flores sobre la tumba.

    Comentado por: cp siempre al quite el 14/2/2012 a las 20:21

  • Señor Azua, por favor vuelva a decir lo bien que se vive en Cataluña, al menos los comentarios seran comprensible

    Comentado por: gentuza el 14/2/2012 a las 17:14

  • De que los juicios comunistas los hagan comunistas (y, a menudo, contra comunistas) no se deduce que las características o métodos de tales juicios sean propias de TODOS los comunistas, sino de los JUICIOS comunistas y, como mucho, de algunos de aquéllos. Podrían corresponder al sistema comunista en cuanto tal, pero no se deduce de ello que esa característica sea compartida por todos y cada uno de los súbditos o, ni siquiera, por los simpatizantes de tal sistema.
    Uno puede estar en contra de la implantación de una dictadura comunista y pensar al mismo tiempo que muchos de los que sostienen tal ideología no son partidarios de los métodos que posiblemente acabarían siendo utilizados.
    Por otro lado, el juicio por asociación es tan corriente y antiguo que las juicios comunistas son uno de tantos ejemplos posibles. Basta ver numerosas críticas en los suplementos literarios.

    Comentado por: nunca había escrito tantas veces comunista en tan pocas líneas el 14/2/2012 a las 12:15

  • No he hablado de propio de 'comunistas' sino de 'juicios comunistas'. Como es bien sabido, nadie mató tantos comunistas como Stalin.

    Comentado por: primera lección: aprender a leer, suspendida el 14/2/2012 a las 11:11

  • La mente moderna se ve empujada hacia el futuro por una cierta sensación de fatiga, no exenta de terror, con la que contempla el pasado. Es propulsada hacia el tiempo venidero; es, para decirlo con la expresión popular, pateada en el culo hacia el futuro. Y el aguijón que la impulsa con tanta fuerza no es un afecto por el futuro. El futuro no existe, porque todavía es futuro. Más bien se trata de un miedo al pasado, un miedo no sólo del mal en el pasado, sino también de lo bueno en el pasado. El cerebro se descompone bajo la insoportable virtud de la humanidad. Ha habido tantas confesiones ardientes que no podemos soportar, tantos crueles heroísmos que no podemos imitar, tantos esfuerzos en construcciones gigantescas o en gloria militar que nos parecen a la vez sublimes y patéticos. El futuro es un refugio de la feroz competencia de nuestros antepasados. La generación más vieja, no la más joven, es la que está llamando a nuestra puerta. Es agradable escapar, como dijo Henley, a la calle de Quizás Con El Tiempo, donde se encuentra la Hospedería de Nunca Jamás. Es agradable jugar con los niños, especialmente los niños por nacer. El futuro es una pared en blanco en el que cada uno puede escribir su propio nombre, tan grande como le guste, el pasado nos lo encuentramos ya cubierto con garabatos ilegibles, como Platón, Isaías, Shakespeare, Miguel Ángel, Napoleón. Puedo hacer el futuro tan estrecho como yo mí mismo, el pasado está obligado a ser tan amplio y turbulento como la humanidad. Y el resultado de esta actitud moderna es realmente este: que los hombres inventan nuevos los ideales porque no se atreven a emular los antiguos. Esperan con entusiasmo, porque tienen miedo de mirar hacia atrás.

    Qué está mal en el mundo, 1910, G.K. Chesterton

    Comentado por: pa que aprendas, walter el 14/2/2012 a las 10:01

  • Cia o Tia no sé, pero la culpabilidad por asociación (éste fué alumno de...por lo tanto, aquél era amigo de...por consiguiente) es más propia de los juicios comunistas (esos a los que la corrección política llama estalinistas, como si hubiera alguna diferencia).
    Si lo lee o escucha usted bien, en lugar de perder el tiempo corriendo a la wiki, verá que habla de abuso o peligro de las historias, no de que no sean útiles o incluso imprescindibles, ya que al final bromea, en el vídeo se ve mejor que en el texto, con que él acaba de contar una historia.
    Pero, en fin, parece que, enlazando con el título del artículo de Azúa, las ideas de la izquierda hoy se limitan a teorías de conspiraciones y acusaciones paranoicas. No dan ni para una mala película, imagínese para cambiar algo.

    Comentado por: primera lección: aprender a leer el 14/2/2012 a las 09:07

  • Suscribo el 100% del artícuo. Acertadísimo.

    Comentado por: Pablo el 13/2/2012 a las 20:43

  • no entiendo mucho de clases pero creo que la clase pobre no es la clase media.

    Comentado por: a. el 13/2/2012 a las 20:21

  • "...para que la gente no se altere y tome las calles como si de una vulgar república bananera se tratara". ¡Valiente comparación! Lo bananero es quedarse en casa posando ante la biblioteca en plan pedante, como un pedante que hace gestos de asquito, a ver si alguien le toma por un burgués fino y culto. ¡A ver si acabas en la calle como si de una vulgar víctima de la avaricia se tratara!

    Comentado por: bananera tu madre, barquerillo hortera el 13/2/2012 a las 18:52

  • Una vez le preguntaron a El Perich por qué estaba siempre a favor de los pobres y en contra de los ricos y respondió que los pobres son igual de cabrones que los ricos, pero sufren más.

    Comentado por: p el 13/2/2012 a las 10:05

  • Juliano,

    Del mismo modo que un obrero, cualquier obrero, aspira a trabajar lo mínimo a cambio del máximo salrio. Precisamente estos días, los empleados del transporte público de Barcelona han convocado una huelga porque creen que, con seis millones en paro y el PIB disminuyedo, sus salarios, que vienen de los impuestos de la gente a la que dejarán sin tranpsorte, deben seguir aumentando.
    Es difícil entender porque, en un momento en que todas las rentas sociales disminuyen, los salarios deberían ser la excepción. En cuanto a lo del 'despido improcedente', tal vez el mismo nombre debería ser motivo de reflexión.

    Comentado por: pintan bastos el 13/2/2012 a las 08:33

  • Just like a woman…

    http://www.youtube.com/watch?v=eSSlrO3hdYc

    Comentado por: DPA el 13/2/2012 a las 03:14

  • Pro, lo que propones es justo lo contrario de la empresariez. Un buen empresario, el mejor empresario aspira y ha de aspirar al máximo beneficio. El ideal: muchísima mano de obra, no pagar absolutamente nada, que los obreros vivan del aire, que los pague el Estado, la Virgen Mª o que se busquen la vida en su tiempo libre. Qué bien, por fin tenemos aclarado el concepto de causas objetivas de despido, y el de despido improcedente se convertirá en un fósil disecado en los clubes de campo de las élites, para su mofa y regodeo. ¡Cuánto cabrón! Van a conseguir que dentro de 5 años hasta los adictos a tele5 estén deseando colgarles de las farolas con sus tripas. Enhorabuena.

    Comentado por: juliano apostata el 12/2/2012 a las 19:57

  • Whatever you need
    Anything you want done baby
    I do it naturally
    'Cause I'm every woman (Every woman)
    It's all in me
    It's all in me
    Yeah

    I'm every woman
    It's all in me
    Anything you want done baby
    I do it naturally

    I'm every woman
    It's all in me
    I can read your thoughts right now
    Every woman, whoever made ya say...
    Whoa whoa whoa
    Whoa (oh) whoa (oh) whoa

    I can cast a spell
    See, but you can't tell
    Mix a special groove
    Put fire inside of you
    Anytime you feel danger or fear
    Then instantly
    I will appear
    Yeah oh

    I'm every woman
    It's all in me
    Anything you want done baby
    I do it naturally
    Whoa whoa whoa
    Whoa whoa whoa

    I can set your knees
    like playing unto the seas
    I can make a rhyme of confusion in your mind
    And when it comes down to some little flash of love
    I got it, I got it
    I got it, got it, baby baby

    I'm every woman
    It's all in me
    Anything you want done baby
    I do it naturally

    I'm every woman
    It's all in me
    I can read your thoughts right now
    Every woman, whoever made ya say...
    Whoa whoa whoa
    Whoa whoa whoa

    I ain't braggin'
    'Cause I'm the one
    Just ask me
    Oh, it shall be done
    And don't bother
    to compare
    I've got it

    Whoa whoa whoa
    Whoa whoa whoa
    Whoa whoa whoa
    Ahhhhh

    I'm every woman
    I'm every woman
    I'm every woman
    I'm every woman

    I'm every woman
    I'm every woman
    I'm every woman
    I'm every woman

    I'm every woman (Chaka)
    I'm every woman (Chaka)
    I'm every woman (Ha ha ha)
    I'm every woman (Come on girl)

    Comentado por: I´m every woman el 12/2/2012 a las 18:15

  • Muy interesante su artículo sobre la violencia de género, Enno Winkler.

    Comentado por: p el 12/2/2012 a las 12:30

  • La SS la pagan los empresarios. Si no fuera así viviríamos en un país de jauja o en un socialismo real y, la verdad, no sé que sería peor.

    Comentado por: monigote el 12/2/2012 a las 11:10

  • Me gustó la analisis . Tenemos las mismas ideas sobre el zapaterismo
    (compare http://www.humanrightsaction.org/violence/Gender_spanish.htm ).

    Comentado por: Enno Winkler el 12/2/2012 a las 01:51

  • Frenología,

    Estupendo, me apunto. Por cierto, ¿quién lo paga?

    Comentado por: son como niños el 11/2/2012 a las 23:57

  • Supongo que alguien ya la habrá enlazado, yo lo he descubierto hoy:

    http://www.rtve.es/alacarta/videos/archivos-tema/archivos-tema-se-acabo-fiesta/1269406/

    Es así como guays, pero sale Azúa.

    Comentado por: Uno el 11/2/2012 a las 17:09

  • Yo que el empresario procuraría no contratar a nadie nunca, planificar mi negocio de tal modo que pudiera salir adelante currándomelo todo yo todo.
    La clave está en elegir bien la Idea, que además de que la gente esté dispuesta a pagar por ella, debería cumplir con otro par de requisitos previos, a saber.
    Uno, el no requerir de inversión inicial no asumible por el emprendedor mismo -sin pedir nada al banco se entiende- y crecer sólo muy despacio, sólo cuando los frutos lo permitan bajo el requisito anteriormente mencionado de olvidarse de créditos bancarios.
    Y dos, no requerir de fuerza de trabajo anual superior a 1 año x hombre.
    Eche usted sus cuentas, búsquese una idea que cumpla con estas dos características, y así se ahorrará ud. tener que pedir favores a nadie, y lo que es peor, devolver esos favores a precio de usura.

    Comentado por: pro el 11/2/2012 a las 15:22

  • Una entrega de premios
    Manuel Jabois

    Puede haber algo peor que no saber distinguir la verdad de la mentira: distinguirlas. A mí me han enseñado a pasar de largo silbando cuando se forman marabuntas como la de ayer no para evitar que te caiga una hostia, porque siempre cae, sino porque a ciertas edades un hombre sólo debe abrir la boca para hablar de fútbol y de mujeres. Pero luego está la mentira, que retrata a quien la dice y aún más a quien no la denuncia. Eso todavía consigue hacerme parar en plena calle; cada vez más convencido de que no vale de nada, y sin embargo con obstinación estúpida.

    En Twitter hay una cuenta falsa de Francisco Camps que para celebrar la sentencia de Garzón dijo: "Ahora debe pagar por sus delitos. 11 años me parecen pocos". Se corrió pronto a esparcir el mensaje pese a que el perfil tiene un millar de seguidores (tengo yo más, y no se me ocurrió ir a presidir nada a Valencia) y en su timeline podía leerse: "Hoy ha sido un día muy agotador. Primero comida y después he tenido que ir al golf con unos amigos". Nada que ver con la cuenta dulce, tan enterrada. Pero la frase sobre Garzón fue uno de los hits del día. Uno de los que se animó con ella fue un veterano militante socialista madrileño (no un quinqui, ni un tronista) en Facebook: "Y los delincuentes celebrándolo públicamente", dijo antes de colgar la cita del falso Camps. Entre la indignación que comenzó a levantarse se me ocurrió aclarar que el perfil no era auténtico acompañado de algún ejemplo que lo demostraba. Supuse así que había zanjado el asunto, como había ocurrido con un colega que se apresuró a borrar el enlace. Pero una de las reglas de oro de Facebook es leer el titular, escribir "hijo de puta" y compartir el link con los amigos. Éstos, a su vez, ejercen el mismo derecho democrático.

    La mentira es poderosa, tiene músculo, derriba puertas a patadas. Enterado de que la cuenta del expresidente valenciano era falsa, el hombre que colgó el mensaje no retrocedió. Comprobé también que en su Twitter se había hecho eco de la declaración, algo que puede pasarle a cualquiera, pero tras ser alertado de su naturaleza no lo retiró. Lo mantuvo como esas viejas que sostenían velas altas en las hogueras de la Inquisición para no perder detalle. Entre los contactos que compartieron la afrenta del falso Camps apareció una agrupación socialista: "Mirad lo que ha puesto en su twiter Francisco Camps. No lo podemos consentir. Ahora más que nunca los progresistas nos tenemos que revelar y no dejar que la derecha acampe (sic -¿en Sol?) a sus anchas". Para entonces ese tuit se había desmentido entre los comentarios y hasta en los periódicos, pero no por la persona que lo colgó. Estaba saliendo la cosa a decenas de insultos por minuto en ése y otros perfiles que se hacían eco de la mentira y el propagador de la falsedad permanecía imperturbable. Su actividad seguía en Facebook, pero ya no en ese hilo. Se diría que estaba en el salón poniendo música. Me pregunté cuántos como él estaban escuchándola.

    Todo empezó a tener un aire viciado. Tras denunciar que aquel perfil no era de Camps, alguien se dirigió a mí para preguntarme "por qué lo defendía". Una señora, por su parte, explotó: "Me da igual que sea falso o no, lo piensa y para mí ya es suficiente". En ese espíritu conmovedor se encierran siglos de la Historia de España, y en la actitud pasiva de quien estaba avisado de la falsedad y sin embargo la deja correr, poniéndolo todo perdido, una clave fundamental ya no de estrategia política, sino de la ventresca de la sociedad: su portentosa capacidad, nada disimulada, para atrincherar la mentira en pos del daño ajeno. Lo había visto ya suficientes veces a izquierda y derecha. La impotencia de que te señalen el amarillo diciéndote que es verde. El hedor profundo de la mentira despojada de arquitectura, mostrada en su primitivismo: verla nacer, reproducirse y jamás morir.

    A última hora de la noche seguían llegando comentarios exaltados a la frase que nunca dijo Camps. En ése y en decenas de muros de Facebook. Mantuve el silencio de quien se sabe ya exiliado profundo hasta que apareció uno diciendo que Garzón se iba con la cabeza alta y Camps podría aparecer cualquier día "en una cuneta". Me removí, a mi pesar, y me dirigí en privado al propietario de la cuenta para alertarle de que esos comentarios respondían a una declaración falsa que él había colgado y que además sabía que lo era. Su respuesta fue antológica: "A la gente se le va la olla. No lo había visto hasta ahora, he estado en una entrega de premios a Iñaki Gabilondo". Contesté: "Es que es un perfil falso. Ese no es Camps. La noticia que cuelgas es mentira, por tanto los comentarios son inducidos por una mentira". No respondió. Esperé a ver si borraba el hilo o lo mantenía pidiendo disculpas y avisando de que aquel no era Francisco Camps; si tranquilizaba, en fin, a alguno de sus cinco mil fieles ("Menudo hijo de la gran puta le tenían que haber colgado con esas declaraciones el ladrón este de mierda pero quien cojones vota a todos estos hijos de puta"). No lo hizo.

    Para mitigar mi soledad me interesé por él como por una antigua novia. Se define como "ciberactivista". Y "técnico de comunicación en redes sociales".

    Comentado por: cp el 11/2/2012 a las 13:25

  • Aplaudir,

    Quizás sea esa la esencia del mundo de hoy, en el que todos, de ahí el poco valor de los términos derecha e izquierda si se quiere llegar al fondo del asunto, son progresistas, es decir, optimistas.
    Así, todo el mundo parece entender que las crisis, como la actual, son la excepción, no la norma, y que las cosas deberían ir bien, aún cuando, si se miran de cerca, como apunta su fragmento, lo habitual es que vayan mal o peor.
    En fin, a todos une, en resumen, el creer que el mundo, al que ahora se da en llamar sistema, podría ser de otro modo. Esto, y el, por consiguiente, estar siempre descontentos, es lo que nos hace, a todos, modernos.

    Comentado por: chop, en hauer el 11/2/2012 a las 12:21

  • "De la constante lectura de artículos y declaraciones he acabado sacando la impresión de que los liberales piensan, casi sistemáticamente, que los demás no suelen creer, en general, en la sinceridad de un empresario cuando alega que si subiese los salarios o no despidiese a un determinado número de obreros no tendría más remedio que cerrar. Están equivocados: hay demasiados datos sobre la marcha y los condicionamientos de la economía de mercado como para dudar, en principio, al menos tal como van las cosas hoy en día, de su sinceridad.Pero ésa es, precisamente, la cuestión: lo peor no sería que el industrial mintiese y engañase, ¡Dios lo quisiera!; lo peor es justamente que, en líneas generales, no está diciendo más que la verdad..."

    Comentado por: aplaudir con las orejas, o el realismo a secas el 11/2/2012 a las 11:58

  • "Odio a los impostores, pícaros, embusteros y soberbios y a toda la raza de los malvados, que son innumerables, como sabes... Pero conozco también a la perfección el arte contrario a éste, o sea, el que tiene por móvil el amor: amo la belleza, la verdad, la sencillez y cuanto merece ser amado. Sin embargo, hacia muy pocos debo poner en práctica tal arte, mientras que debo ejercer para con muchos el opuesto. Corro así el riesgo de ir olvidando uno por falta de ejercicio y de ir conociendo demasiado bien el otro."

    Luciano de Samósata

    Comentado por: c/p el 11/2/2012 a las 09:54

  • Pues habrá que llamar a Clint Eastwood o montamos una cooperativa y nos hacemos la peli con una handycam. Porque supongo que no esperarás que la gloriosa academia del cine catalana esté por la labor, ¿no?

    Comentado por: Circe el 10/2/2012 a las 11:36

  • Hablando de Undargarín y demás casoscrónicos, me quedo con ganas de que haya cineastas dotados y cabrones que sepan aprovechar todo lo que estos paradigmas ponen al descubierto: pijos ultramillonarios que van pordioseando contratos amañados, ejecutivos que no tiene ni puta idea de nada, élites tecnocráticas que no desentonarían en un plató de telecinco... No, no me hablen de Berlanga. Antaño la gente reconocía de lejos la caricatura de un hipócrita, de un lamerón, de un meapilas, de todos los tipos de demagogo de café y charlatán de feria... Qué bien nos vendrían unas sátiras actualizadas y reconocibles. Eso, más que unas "ideas para la izquierda", es lo que necesitamos: enseñar a identificar al enemigo, reconocerlo como encarnación de los nuevos pecados capitales, bautizar con un nombre conveniente sus estragos...

    Comentado por: juliano el apostata el 09/2/2012 a las 20:52

  • Le acompanho a usted en el sentimiento, amigo juliano. Recuerda usted este ya viejo lamento?

    "... Era típico del chupatintas de antaño que la oficina fuera para él una verdadera sinecura y cubil apropiado donde el ocio al amparo del Estado pudiera dedicarse a llenar crucigramas o hasta escribir tragedias en cinco actos, que a nadie le hacían mayor daño, de manera que el enjambre de chupatintas podían sencillamente contarse como parásitos de los trabajadores y nada más; pero ahora encima, a medida que todos los trabajos se vuelven oficina y producción de números, el ideal del trabajo se impone por doquiera en las oficinas, y el ejecutivo tiene no sólo que cumplir con el horario, sino rendir productos. Y ahí tienen ustedes las consecuencias: cada día se encuentran ustedes la vida llenita de formularios que cumplimentar, de ventanillas a las que acudir, de votos que emitir y subvenciones que solicitar: la vivienda, el trabajo, la salud, el amor, la política, cualquier cosa sirve de pretexto para hacerles a ustedes estar pendientes de un trámite más, para tener en su agenda una marca del futuro, a corto y a largo plazo: pues bien, es él el que les ha proporcionado todo eso, el ejecutivo y su necesidad de dar sustancia a su puesto y a su título."

    http://elpais.com/diario/1985/06/19/opinion/487980008_850215.html

    Por otra parte, me he partido el ojete con lo de la Feliz Gobernación. Gracias.

    Comentado por: BigEd el 09/2/2012 a las 16:26

  • Tapia de lamentaciones

    http://materiaconstruida.blogspot.com/2012/02/la-practica-del-arte.html

    Comentado por: Tipo Material el 09/2/2012 a las 11:58

  • A ver si quedamos un día de estos, me refiero a usted y a los marxistas-abogaos, tan apañaos de Hamburgo, para acabar con la libertad, la igualdad y la fraternidad de esos sinvergüenzas capitalistas. Y, hágame caso, ya que me tiene como maestro (¿o quizá sea guía, o timonel, tal y como acostumbra o acostumbraba el rebaño, la tribu, a rendirse moralmente al principio de autoridad en aquel albor del siglo XX, tan caro a los amigos como usted, de la libertad, la igualdad y la fraternidad, según?), que es menester cargar la faltriquera de ciencia y sus aledaños dialécticos para torcer este jodido derrotero histórico, que no hay dios que lo componga. Eso sí, traiga consigo unos bocatas y algo de dinero para la caja de resistencia, que la cosa no anda muy boyante por estos lares, ya sabe.

    Sin más, y esperando ansioso buenas nuevas, se despide su maestro. Ah, se me olvidaba. Después de la reunión, si es que no desmayan ustedes a sus loables deseos de rebanar pescuezos capitalistas, pondré a todos sentados en un pupitre para ver cómo andan en eso del dictado marxista, y así dictaminaré, según dictan los supremos maestros Hegel y Marx, en qué punto hay que dictar sentencias políticas siberianas, recias, como firmes dentaduras. Y no tengo más que decir, que en esto del decir, hay que decirlo todo, es preciso ser parco y ahorrador, no como esos judíos banqueros, claro. Me despido con aire fresco, entre siberiano y alemán, no iba a ser de otro modo. Salud y revolución sin polución. Y mirad siempre al frente, coño.

    Comentado por: miguel el 09/2/2012 a las 08:47

  • O sea, Félix, que a pesar de lo prometido anteriormente te sigues interesando por las aventuras del 'soe. ¿O es una licencia literaria? Puro masoquismo en ambos casos. Personalmente, sólo pido a la "democracia" española que nos libre de aguantar demasiados años seguidos las jetas autosatisfechas y prepotentes de corruptores corruptos convencidos y profesionales que componen por naturaleza el 90% de la cúpula pepera (y lo bueno es que les voten y amen tanto justamente los que deberian maldecirlos, como en Italia!). Por lo demás, ruego, suplico e intimo a la nueva/vieja cúpula socialista en particular, pero a todos los políticastros en general, que por mí no se molesten en tener ni una sola idea, que se consagren intensa, monolítica y exclusivamente a la molicie, la indolencia y todo tipo de vicios domésticos, que se olviden, por favor de nosotros, que de veras que jiede cuando aseguran estar trabajando en nuestro futuro, que si hay alguien que no debe trabajar es precisamente ellos, sin excepciones.

    Comentado por: juliano el afósfata el 08/2/2012 a las 23:24

  • dice el escohotado que un pastor es más importante que la fenomenología del espíritu, hombre el pastor solo con sus cabras puede pero como se meta en un partido político digamos para proteger a las cabritas va a ser que no.

    Comentado por: a. el 08/2/2012 a las 21:45

  • No más que para empezar: que alguien califique 'de derechas' - y, ya de paso, vaya usted a saber lo que quiere decir con eso (1) - la política del PP, sí que evidencia no ya una falta de ideas en política, sino no tener ni idea de la misma.

    (1) Ejercicio de nivel 101: Distinguir 'derecha', 'extrema derecha', 'conservador', 'reaccionario', 'fascista' y 'liberal'. Mientras se usen como sinónimos, error en el que cae a menudo también Azúa, es que se tienen las ideas muy poco claras. Menos paja en el ojo de Chacón y más viga en el de los catedráticos.

    Comentado por: el emmental el 08/2/2012 a las 20:41

  • Chacón es jóven, catalana y poco socialista pues SI y NO.
    Zapatero ha acabado con el PSOE histórico puede ser, es que estamos en 2012 y el tiempo no va hacia atrás, algunos y algunas vemos a González casi como a un mito del pasado (como a Marilyn)
    Y otra "cosita" la biblioteca que frecuento ha dejado de comprar El Pais y sólo se puede leer el ABC (con su habitual tufillo) no creo que esto sea franquismo pero ¿cómo llamaríamos a esto? los desmanes del poder son siempre insoportables, es verdad.

    Comentado por: La prima de Monna Lisa el 08/2/2012 a las 20:26

  • Gatoflauta: Cuando no se lee con atención, se pasa una de rosca. Yo no propongo nada, ni amenazo, ni voy de capitán Araña. Mi comentario sólo trataba de sentimientos, los míos, legítimos donde los haya. Sentimientos de cansancio y aburrimiento, sentimientos de desencanto. No me los ensucie usted. No se sirva del comentario más cortito, sencillito, y que por todo ello hubiera debido ser para usted el más accesible (que ya ve que no lo ha sido), para intervenir en la tertulia. Por cierto, tal y como usted utiliza a Juan de Mairena parece como si el escepticismo, el pesimismo, el desengaño y la desilusión no fueran con él... En fin, insisto, lea con más cuidado y, después, respete el desencanto ajeno. Un saludo.

    Comentado por: Oarso el 08/2/2012 a las 14:14

  • "El proyecto de ley que sale adelante está desprovisto de sustancia y significado. Por consiguiente lo que permanece es el statu quo".

    La verdad es que esta reflexión, junto con la del clientelismo de los partidos, me ha servido para explicarme muchas de las realidades que acontecen en estos tiempos. Nunca lo había mirado bajo ese prisma, pero sin duda da en el clavo. Enhorabuena, señor Azúa, por el artículo, porque aunque la reflexión se pueda atribuir a Gardels, no se entendería igual de bien sin el marco adecuado que usted ha dibujado en su artículo

    Comentado por: Reflexión el 08/2/2012 a las 13:38

  • ¿Es usted consciente de su indigencia intelectual? ¿Quizá por ello le duela la cabeza? ¿A qué llama usted cabeza?

    Comentado por: miguel el 08/2/2012 a las 13:24

  • ¿Contenido político, señor mío? Ningún partido político con MILLONES de votantes puede tener contenido ideológico alguno en el estado español.
    La televisión -y, en menor medida, la radio y algunos, muy pocos, periódicos-, combinada con la implantación de políticas educativas basadas en el culto a las estadísticas, han desestructurado la capacidad de crítica del ciudadano español medio hasta un extremo no ya preocupante, sino temible. El español de a pie está orgulloso de su ignorancia.
    Ironizas a quienes consideramos que España es un país es, en efecto, un país con 12 millones de electores franquistas cuyo referente electoral ha convergido en una mayoría absoluta parlamentaria. En mi opinión, esto sólo puede parecerle un sinsentido a alguien cuya rutina (laboral, social) transcurre LEJOS de la calle.
    Nadie se cuestiona que para que a alguien se le autorice a conducir un automóvil haya de haber superado un previo examen teórico y práctico. Cuando afirmo que esta misma exigencia debería ser conditio sine quanon para depositar el voto en una urna, hay quien me llama "nazi".

    Comentado por: Francesc Xavier Mir el 08/2/2012 a las 13:13

  • “La izquierda ha dilapidado su capital histórico: la igualdad de todos ante la ley, la educación como herramienta de superación, la libertad de la mayoría y no solo de algunas minorías, la cultura como instrumento crítico, la lucha contra la corrupción y el parasitismo incluida la corrupción y el parasitismo sindicales, el rechazo de la ideología reaccionaria de los nacionalistas, la promoción de los mejores y la persecución de los enchufados...”

    Entiendo, Félix, que la izquierda no es que haya dilapidado ese capital histórico, es que nunca lo tuvo. Más bien esa ideas están teñidas de lo que los pensadores socialistas y comunistas de primeros del siglo XX, sobre todo en Alemania, definían como ideas del “espíritu comercial inglés”, cuyo eje central era el individuo como único portador de derechos y deberes. Estas ideas eran consideradas por los marxistas de todo pelaje como herejías, porque, sencillamente, aquello de la libertad, igualdad y fraternidad eran ideales típicamente comerciales ingleses, del confort inglés, sin otro fin que asegurar ciertas ventajas a los individuos, olvidando que estos individuos estaban obligados a obedecer los designios del pueblo, de la tribu, convertida en Nación.

    Esta bandera del hegelianismo más putrefacto, que enarbolaban los de la primera y segunda Internacional, tuvo las consecuencias sangrientas que algunos conocemos. En realidad, la versión moderna de aquel hegelianismo la representa lo que se llama en la actualidad como izquierda, en su versión de farsa (rememorando a Marx), es decir, en su versión farsante.

    Si a ZP lo llamaron al orden las economías dominantes en la UE fue porque, digamos, se había pasado en sus propósitos estúpidos, extemporáneos, para realizar un absurdo montaje planificador, que resultó, claro está, ser un montaje económico derrochador, cuyas funestas consecuencias estamos pagando ahora los de siempre: los individuos que no tocamos poder, la llamada mayoría social.

    Todo esto forma parte de una enorme farsa montada por el poder político, da igual el nombre que le pongamos. Pero ¿cómo le vamos a pedir a la izquierda que adopte ideas con las que nunca tuvo relación alguna? Sería como pedirle que se hiciera el haraquiri. Y en España la cosa aún se torna más difícil, dada nuestra nula tradición democrática, nuestra tradicional aversión hacia el pluralismo, hacia el respeto por la libertad de los individuos. De todo esto, no sólo participa la izquierda, sino, por supuesto, la derecha. Como tú dices, Félix, aquí no se utiliza la cultura como arma crítica; más bien se desprecia. El resultado de todo esto, en mi opinión, es que tenemos a unas nuevas generaciones de individuos lastradas por una casta política en el poder. Por primera vez nos pareciera que esas generaciones se habían quitado de encima todo el sentimiento de frustración que atenazaba a las anteriores…, todo el sentimiento de culpa. Pero ahora, dichas generaciones, se hallan inmersas en algo parecido a un escenario donde se representa una tragicomedia, más trágica que comedia.

    Los cambios sociales, al contrario de lo que profetizó Marx, nunca han venido de la mano de las revoluciones políticas, sino de las revoluciones científico-técnicas. Esperemos que esto último abra grietas en el poder para que pase un poco de aire puro a esas generaciones. Lo contrario sería robarles mezquinamente la esperanza, que es ese bote de salvamento en medio del mar de la vida.

    Comentado por: miguel el 08/2/2012 a las 10:44

  • Una meditación lúcida, querido Félix de Azúa (me acuerdo cuando nos conocimos en la presentación de un “Viaje de invierno”, de Juan Benet, y me saludabas como “el hombre que nunca existió, ja). Y eso que cargas a mi juicio un tanto las tintas con Zapatero, político cuyo principal error fue tener en realidad gabinetes débiles...

    El problema es nuestra impresentable clase política. Y lo es desde luego el propio PSOE, con esos señuelos de “primarias” __ pero la falta en el fondo y también de democracia interna. Si el PP y el PC funcionan a dedo, a éste lo controlan sus barones y su vieja guardia, así como sus huestes y hombres de confianza; o sea: todos los que tienen o han tenido cargos algo importantes en él (parasitismo de las instituciones y luego del Estado que se ha convertido en una grave enfermedad: ¿habrá que echarlos a empujones?). Y qué decir de Rubalcaba, grave error del PSOE: paradigma con Rajoy de la decadencia paulatina del líder en nuestro país __yo lo veo como el tipo menos carismático e ilusionante del mundo, un triste y hasta sombrío “fontanero”, no sé.

    Sucede que los grandes partidos se han convertido en estructuras verticales llenas además de intereses, parecidas las del franquismo o la “nomenklatura” soviética. Practican un despotismo muy poco ilustrado, y así nos va. ¿Terminará con esto el naciente 15-M, y su visión digamos digital y horizontal de las cosas? Quién sabe.

    La “bêtise” y sus mundos, que diría Flaubert. Me acuerdo al respecto de lo que me reí leyendo esa “Historia de un idiota contada por...”. O sea.

    Comentado por: César Nicolás el 08/2/2012 a las 08:43

  • Una meditación lúcida, querido Félix de Azúa (me acuerdo cuando nos conocimos en la presentación de un “Viaje de invierno”, de Juan Benet, y me saludabas como “el hombre que nunca existió, ja). Y eso que cargas a mi juicio un tanto las tintas con Zapatero, político cuyo principal error fue tener en realidad gabinetes débiles...

    El problema es nuestra impresentable clase política. Y lo es desde luego el propio PSOE, con esos señuelos de “primarias” __ pero la falta en el fondo y también de democracia interna. Si el PP y el PC funcionan a dedo, a éste lo controlan sus barones y su vieja guardia, así como sus huestes y hombres de confianza; o sea: todos los que tienen o han tenido cargos algo importantes en él (parasitismo de las instituciones y luego del Estado que se ha convertido en una grave enfermedad: ¿habrá que echarlos a empujones?). Y qué decir de Rubalcaba, grave error del PSOE: paradigma con Rajoy de la decadencia paulatina del líder en nuestro país __yo lo veo como el tipo menos carismático e ilusionante del mundo, un triste y hasta sombrío “fontanero”, no sé.

    Sucede que los grandes partidos se han convertido en estructuras verticales llenas además de intereses, parecidas las del franquismo o la “nomenklatura” soviética. Practican un despotismo muy poco ilustrado, y así nos va. ¿Terminará con esto el naciente 15-M, y su visión digamos digital y horizontal de las cosas? Quién sabe.

    La “bêtise” y sus mundos, que diría Flaubert. Me acuerdo al respecto de lo que me reí leyendo esa “Historia de un idiota contada por...”. O sea.

    Comentado por: César Nicolás el 08/2/2012 a las 08:33

  • Los socialistas debemos volver a crear COOPERATIVAS (bancarias,de consumo,de vivienda, de seguros generales,recreación,etc.etc.)Tenemos que volver a las raíces desde donde todo creció y fructificó,pero haciendo buena letra y los números muy claros e indelebles.

    Comentado por: Occam el 07/2/2012 a las 23:39

  • A la izquierda la corrompe el poder. La derecha no tiene por qué corromperse en el poder, ya viene corrompida.
    http://materiaconstruida.blogspot.com/2011/12/ciudad-sin-atributos.html

    Comentado por: Tipo Material el 07/2/2012 a las 20:43

  • Bravo. Certero dardo en la diana de la impotencia, Don Félix. Ojala inaugure el debate serio, profundo, sereno y eficaz que los jabatos socialistas están necesitando hacer desde fuera, por no dejarlo en las mismas manos que, hace treinta años, adormecía conciencias con la sopa boba de la movida, se revolvía hacia sus propias filas al grito de “el que se mueva no sale en la foto”, cercenando toda corriente crítica, y aceptaba el neoliberalismo como hipótesis de trabajo, en vez de someter su propio fundamento a un contraste dialéctico con la realidad, generando un nuevo socialismo.

    Comentado por: DPA el 07/2/2012 a las 18:16

  • "Que sea lo que tenga que ser", propone "Oarso" como remedio a sabe Dios (él no, o al menos no lo dice) qué males. Si lo que tuviera que ser es, por ejemplo, una dictadura (Dios no lo quiera), él no tendrá ninguna culpa. Ya advirtió Juan de Mairena que, cito, "La política, señores, es una actividad importantísima… Yo no os aconsejaré nunca el apoliticismo, sino, en último término, el desdeño de la política mala que hacen trepadores y cucañistas, sin otro propósito que el de obtener ganancia y colocar parientes. Vosotros debéis hacer política, aunque otra cosa os digan los que pretenden hacerla sin vosotros, y, naturalmente, contra vosotros". Palabras que se escribieron hace ya más de tres cuartos de siglo. Pero algunos parece que no se enteran, o quizá prefieren no enterarse. Y, lo que es peor, que los demás tampoco nos enteremos, si puede ser. Mala cosa.

    Comentado por: gatoflauta el 07/2/2012 a las 14:49

  • El penúltimo párrafo es brutal (por verdadero): el capital histórico dilapidado.
    Chacón ha perdido por sólo 22 votos, atención. ¿Sus ideas políticas? Pues mucha energía (positiva) y mucho grito. Eslóganes y cierto histerismo. ¿Ideas? ¿Para qué? ¿Quién las compra?
    Es casi trágico que alguna izquierda (la mayor parte, también en IU) se desentienda de la responsabilidad individual de cada persona, una a una. Y se centre obsesivamente en lo colectivo (aunque sea minoritario). Y en los poderes de muy arriba. Solamente.
    Es asombroso que alguna gente de izquierda considere hoy día que conceptos básicos como "mérito" o "lucha contra la corrupción" (incluidos los abusos y enchufismos nuestros de cada día) sean asuntos ajenos. Asombroso, y desastroso.
    Rubalcaba acaso "engendre" un delfín sensato, inteligente, más joven y con ideas serias para esta socialdemocracia perdida del siglo XXI. Al menos, que lean a Tony Judt.
    Luis S.
    www.elcineenquevivimos.es

    Comentado por: Luis S. el 07/2/2012 a las 14:41

  • La frase final es una broma, ¿no? Porque, la verdad, que ese señor suponga algún tipo de esperanza... Con lo que lleva sobre los hombros... Resumiendo, ni el uno ni la otra ni todo el PSOE en su conjunto. Ni el PP. Ni nada de nada en este país. Ni allende este país. Nos han hundido de nuevo, lo de la pasta y los que parece que gestionan algo. Pero lo más insoportable es que todavía haya ciudadanos que se crean siquiera algo de lo que nos cuentan. En lo que a mí concierne, he dejado de votar, y que sea lo que tenga que ser.

    Comentado por: Oarso el 07/2/2012 a las 13:55

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Félix de Azúa nació en Barcelona en 1944. Doctor en Filosofía y catedrático de Estética, es colaborador habitual del diario El País. Ha publicado los libros de poemas Cepo para nutria, El velo en el rostro de Agamenón, Edgar en Stephane, Lengua de cal y Farra. Su poesía está reunida, hasta 2007, en Última sangre. Ha publicado las novelas Las lecciones de Jena, Las lecciones suspendidas, Ultima lección, Mansura, Historia de un idiota contada por él mismo, Diario de un hombre humillado (Premio Herralde), Cambio de bandera, Demasiadas preguntas y Momentos decisivos. Su obra ensayística es amplia: La paradoja del primitivo, El aprendizaje de la decepción, Venecia, Baudelaire y el artista de la vida moderna, Diccionario de las artes, Salidas de tono, Lecturas compulsivas, La invención de Caín, Cortocircuitos: imágenes mudas , Esplendor y nada y La pasión domesticada. Los libros recientes son Ovejas negras, Abierto a todas horas y Autobiografía sin vida (Mondadori, 2010). Escritor experto en todos los géneros, su obra se caracteriza por un notable sentido del humor y una profunda capacidad de análisis.

 

Bibliografía

 


 
 

 

La nueva edición del Diccionario de las artes (Debate, 2011) se amplía en más de cien páginas y corrige todas las entradas anteriores.

 

 

 

 

 

Ensayo

Autobiografía de papel (2013). Mondadori, Barcelona.

Contra Jeremías (2013). Mondadori, Barcelona.

Contre Guernica, Prefacio para Antonio Saura (2008). Archives Antonio Saura, Genève.

 La pasión domesticada (2007). Abada, Madrid.

Ovejas negras (2007), Bruguera, Barcelona.

Cortocircuitos. Imágenes mudas (2004). Abada, Madrid.

La invención de Caín (1999). Alfaguara, Madrid.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (reedición) (1999). Anagrama, Barcelona.

Lecturas compulsivas. Una invitación (1998) Anagrama, Barcelona.

Salidas de tono (1996). Anagrama, Barcelona.

Diccionario de las artes (1995). Planeta, Barcelona.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (1992). Pamiela, Pamplona.

Venecia (1990). Planeta, Barcelona.

El aprendizaje de la decepción (1989). Pamiela, Pamplona.

La paradoja del primitivo (1983). Seix Barral, Barcelona.

Conocer a Baudelaire y su obra (1978). Dopesa, Barcelona.

 

Novelas y prosa literaria

Autobiografía sin vida (2010). Mondadori, Barcelona.

Abierto a todas horas (2007). Alfaguara, Madrid.

Esplendor y Nada (2006). Lector, Barcelona.

Momentos decisivos (2000). Anagrama, Barcelona.

Demasiadas preguntas (1994). Anagrama, Barcelona.

Cambio de bandera (1991). Anagrama, Barcelona.

Diario de un hombre humillado (1987). Anagrama, Barcelona.

Historia de un idiota contada por él mismo, o el contenido de la felicidad (1992), Anagrama, Barcelona.

Mansura (1984). Anagrama, Barcelona.

Última lección (1981). Legasa, Madrid.

Las lecciones suspendidas (1978). Alfaguara, Madrid.

Las lecciones de Jena (1972). Barral E., Barcelona.

 

Relatos

"Quien se vio", Tres cuentos didácticos (1975). La Gaya Ciencia, Barcelona.

"La venganza de la verdad" (1978). Hiperion nº1, Madrid.

"Herédame" (6 y 7 agosto 1985). El País, Madrid.

"El trencadizo", con grabados de Canogar (1989) Antojos, Cuenca.

"La pasajera" (18 nov. 1990). El País, Madrid.

"La resignación de la soberbia", Los pecados capitales (1990). Grijalbo, Barcelona.

El largo viaje del mensajero (1991) Antártida, Barcelona.

Cuentos de cabecera ("La pasajera" y "La segunda cicatriz") (1996). Planeta NH.

"El padre de sus hijos" (1998). Barcelona, un día, Alfaguara, Madrid.

"La verdad está arriba" (1998). Turia, Teruel.

 

Poesía

Última Sangre. Poesía 1968-2007 (2007). Bruguera, Barcelona.

Poesía 1968 1988 (1989). Hiperion, Madrid.

Farra (1983). Hiperion, Madrid.

Siete poemas de La Farra, con un grabado de A. Saura (1981). Cuenca.

Poesía 1968 78 (1979). Hiperion, Madrid.

Pasar y siete canciones (1977). La Gaya Ciencia, Barcelona.

Lengua de cal (1972). Visor, Madrid.

Edgar en Stéphanie (1971). Lumen, Barcelona.

El velo en el rostro de Agamenon (1970) El Bardo, Barcelona.

Cepo para nutria (1968). Madrid

Premios

1987 Premio Anagrama de Novela.

2000 Premio a la cultura "Sebetia-Ter" del Centri di Studi di Arte e Cultura di Napoli".

2001 Premio a la tolerancia de la "Asociación por la Tolerancia", Barcelona.

2011 Premio González-Ruano de Periodismo

 

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2014 | c/ Méndez Núñez, 17 - 28014 Madrid | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres