PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

viernes, 25 de julio de 2014

 Blog de Félix de Azúa

¿Pajaritos o buitres?

Veo con satisfacción que se agotó la novela Níquel, de Francisco Ferrer Lerín y que la editorial Mira va a reimprimirla. Es una narración onírica de incestos, canibalismo y asesinatos, con una etapa al servicio de la CIA seguramente autobiográfica. Su autor, Paco el Pajarito para los amigos, aunque también Paco el Buitre, es uno de los pocos personajes literarios que quedan en España. Quiero decir que su vida es tan literaria como sus escritos y todos cuantos le conocemos contribuimos a mantenerla en su mítico lugar. Tahúr, regenerador de los buitres leonados (a los que salvó de la extinción), ornitólogo y poeta, es un artista muy poco hispánico. Podría ser californiano. En una ocasión íbamos él y yo en su Cuatro Ele por carreteras de la provincia de Huesca, camino de un comedero de buitres en donde debíamos depositar una gran cantidad de carne que habíamos cargado en el Zoo de Barcelona. Los zoológicos son centros con diarias y espantosas muertes que se ocultan al público para no atemorizar a los niños. Todos los días casca un camello, un cérvido, un búfalo, o pare la orangutana su triste cría muerta de cada temporada. Un poco de todo eso llevábamos en el maletero. No lejos de Canfranc nos internamos por un camino de segundo orden. Y en ese momento los vimos. La pareja de la Guardia Civil estaba apostada en una curva y nos hizo las señales habituales, naranjero en ristre. Paco, con la más fría de las indiferencias, me dijo: “No hagas nada raro. Ni te muevas. Este es un camino de salida hacia Francia y lo suelen usar los de la ETA”. Creo que exclamé algo así como “No me fastidies, hombre, Paco, con lo que llevamos detrás...”. Pero era aún peor. “Llevo observando, hace ya rato, que estamos dejando un reguero de sangre. Alguna de las piezas se me está vaciando”. Cuando metieron los cañones por las ventanillas, comprendí que los civiles también se habían percatado. Con las manos detrás de la nuca y el charco de sangre a nuestros pies, la identificación no fue exactamente caballerosa. Paco, sin embargo, no sólo logró convencerles de que éramos naturalistas (entonces no existía la bastarda palabra “ecologista”) camino de un muladar, sino que acabaron por montar en el coche y acompañarnos muy joviales hasta el comedero, “Para que no les pase nada irreparable”. Años más tarde, fueron dos de los más eficaces defensores del ecosistema aragonés que ha dado la Benemérita. La editorial Artemis, además, publica su poesía completa con el título de Ciudad Propia. Poesía autorizada. Lo de “autorizada” es puro Paco. Un genio del matiz lingüístico.

[Publicado el 21/2/2006 a las 11:02]

Compartir:

Comentarios (38)

  • Ferrer Lerín es un ave en peligro de extinción.
    Vuela en medio de la pléyade literaria con la misma relajación e ironía del que se sabe distinto y diferente.
    Su comedero es la vida ataviada del mejor de los lirismos cotidianos. Así, deja a un lado cualquier matiz de género y centra su mirada en su presa.
    Da gusto verlo volar.

    Comentado por: lapuchus el 13/3/2006 a las 10:03

  • Para Carmen: entra en www.ferrerlerin.com y pincha en Contacto

    Comentado por: Víctor el 10/3/2006 a las 13:03

  • ardo en deseos de conocer a ferrer lerin y no se como hacerlo por favor ayuda, enviar a mi correo tengo algo muy interesante que comunicarle......

    Comentado por: carmen ramirez gonzalez el 10/3/2006 a las 09:03

  • Nunca habíamos discutido sobre un libro entre compañeros como con Níquel. Desde que Níquel irrumpió en nuestro círculo, nuestro concepto de literatura y de condición humana ha cambiado. Níquel es un compendio de anécdotas de la vida del autor, contadas con la sabiduría y la reflexión que uno puede ganar con el paso del tiempo. Pero especialmente, Níquel es la historia de una persona realmente única y ecléctica, que sólo pudo vivir en una Barcelona que no es la del villancico borreguil de nuestros días.
    Mis mejores deseos para que se agote también la segunda edición!

    Comentado por: Uma el 28/2/2006 a las 12:02

  • Un elemento muy interesante a tener en cuenta en la obra de Francisco Ferrer Lerín es la idea del fracaso.Desde sus poemas más jóvenes (¿18, 20 años?) es motivo recurrente y sorprendente en su literatura. Un ejemplo en el "Adriana Asti" recogido en el comentario 20. por "Rector". Y no sólo ése: el fabuloso "El fracaso", contenido en la publicación "La hora oval", y otros.Y ese modo de asumirlo como algo previsto, inevitable ¿casi deseable?

    Comentado por: LEA el 27/2/2006 a las 17:02

  • Pero quien quiera partirse de risa de verdad, esperen al Bestiario de Ferrer Lerín. Se lo aseguro. Es tremendo.

    Comentado por: Ábaco II el 23/2/2006 a las 10:02

  • Níquel brilla.
    tremendo placer.

    Comentado por: Patricio el 22/2/2006 a las 19:02

  • ¿Alguien conoce el relato de Lerín "Corvus corax"?

    Comentado por: Víctor el 22/2/2006 a las 18:02

  • ¡Qué imagen tienen de usted Sr. de Azúa! Le toman por un dandy remilgado. Seguramente le importa una higa lo que algunos piensen y hará muy bien en seguir como si nada.
    Ya no puedo decir que cuando sea mayor quiero ser como usted, pues ya empiezo a ser "mayor" y el abismo sigue allí. Al otro lado veo su mente brillar y sobre mi cabeza revolotean pájaros en busca de carroña. De lejos no huelen, lo sé.

    Comentado por: Louise Conte y F. el 22/2/2006 a las 09:02

  • Veo que el general posteo se inclina mas por el tema literario; uno, que también ha tenido batallitas de fauna silvestre, recuerda cierto viaje desde una ciudad mesetaria a otra ribereña con dos coches de amplio maletero llenos de cajas con rapaces irrecuperables (un buho real ciego, varios milanos con alas amputadas, pollos con huesos deformados por raquitismo, cernícalos a cual mas mutilado...) que nos habñian sido cedidos para investigación. 300 km de rezos a San Félix Rodriguez de la Fuente el Bueno (queridosss amigosss del Hombre y la Tierra...) para que no nos parara la Guardia Civil, o nos fusilaba allí mismo por tráfico de rapaces. La cabeza, en el arcén. Pero hombre señor Azúa, como se dejó engañar para ir hasta una buitrera, que le pega mas posar con una copita de cava y no andar corrreteando por las majadas aragonesas, pa haberse matao, ademas los buitres son magníficos cuando vuelann pero en las distancias cortas echan un tufo a carroña que mata y están llenos de garrapatas. Eso si, lástima de documento gráfico de la cara que se le pondría. Ah, ojo,no confundir ecólogo con ecologista: estos últimos tiene como hábitat preferido los garitos porreros, no conocen mas fauna en vivo que liendres y ladillas, y si se subieran al monte espantarían a los jabalíes en kilómetros a la redonda (serán suídos, pero tienen su honrilla)

    Comentado por: MandarinGoose el 22/2/2006 a las 02:02

  • Dalmacio Cejador a Carande ya lo cité yo. Curiosa la coincidencia.

    Comentado por: Cristóbal el 21/2/2006 a las 22:02

  • Hoy en la sección "¡Qué ingenioso soy!" les ofrezco un chascarillo que pueden compartir con los compañeros de trabajo cuando surja el ya manido tema de la gripe aviar:

    Elena Salgado es pájaro de mal agüero.

    Comentado por: Tipo de incognito el 21/2/2006 a las 21:02

  • Descoyuntar dijo. Descoyuntar, y siempre triturar.

    Comentado por: Louise Conte y F. el 21/2/2006 a las 20:02

  • Una anécdota, Brillante, muy aferrerlerinzada.

    Una anécodta brillante, muy aferrerlerinzada.

    No me equivoco en lo segundo, quizás sí en lo primero.

    Comentado por: Tipo de incognito el 21/2/2006 a las 19:02

  • (a M.)
    La soledad era esto:
    un abrazo roto y silencioso,
    un memento fugaz con campanadas,
    un despertar con vals
    y acabar una tarde con el alma vacía
    cuando aún no han vencido los crepúsculos
    y la bruma nocturna recorre los paseos.
    Se encoge el corazón
    ajado por unas manos frías
    y se refugia
    en los acantilados que erosionan tus ojos
    marchito como el mirto que no riegan las lágrimas,
    las guirnaldas de fresas
    demandan unos labios añorantes
    y todo ya se envuelve
    en ese manto azul que tu piedad concede.

    Comentado por: géminis el 21/2/2006 a las 19:02

  • Gran novela, y grandes poemas.

    einbahnstrasse.bitacoras.com/ archivos/2005/11/11/ficciones - 15k -

    Comentado por: Vicente el 21/2/2006 a las 18:02

  • El 30 de abril

    Comentado por: Louise Conte y F. el 21/2/2006 a las 18:02

  • No me puedo creer que quepan tantos animales en un maletero de un cuatro latas...

    Comentado por: rocamadour el 21/2/2006 a las 17:02

  • Albert, aquí tienes una muestra de la poesía de Lerín. Adriana Asti es una actriz italiana que ha aparecido recientemente en una obra maestra titulada "La mejor juventud" y que curiosamente cumple años el mismo día que Félix de Azúa. El poema está inspirado en la primera película de Bertolucci, titulada "Prima della rivoluzione".

    ADRIANA ASTI

    Parece seguro que entonces
    estaba animado por un gran fuego interior.
    Se me veía hablar por la plaza
    con los brazos extendidos, la cara
    enrojecida mirando a los que al cruzar
    apretaban el paso
    sin saludar apenas.
    Llegaba el atardecer y seguía
    apoyado en los muros
    arengando aún
    a los difusos compañeros.
    Se acercaba el momento:
    venían rumores contradictorios
    y se apilaban noticias
    a noticias, y todo estaba
    ya dispuesto.
    Qué fue pues de mí en aquel tiempo.
    Todo llevaba a creer en la victoria:
    hasta los más ajenos se apresuraban
    a estrecharme las manos;
    se me invitaba y profería
    fácilmente charlas de hombres.
    Pero algo falló en la gran empresa:
    acabó otoño y un viento
    helado cerró las puertas.

    Comentado por: Rector el 21/2/2006 a las 17:02

  • Camellos, cérvidos, búfalos, orangutanes... claro, pero sólo cuarto y mitad de cada uno, se entiende. De la Benemérita no, que iban enteros.

    Comentado por: Louise Conte y F. el 21/2/2006 a las 17:02

  • Amigo Albert:

    Busca "Ciudad propia" en www.artemisaediciones.com
    o la catagoría Poemas en www.ferrerlerin.com

    Víctor

    Comentado por: Víctor el 21/2/2006 a las 17:02

  • No he leído a Ferrer Lerín, aunque prometo hacerlo. El señor Azúa o alguien distinto de él debería escribir una GALERÍA DE RAROS como la de Carande, pero puesta al día y formada por raros a los que uno pudiera leer, o por raros ágrafos de los que pudiera allegar noticias. Si esto de la civilización se prolonga por lo menos cien años más, los clásicos de entonces serán los raros de hoy, mientras que los clásicos de hoy no serán más que un raro tema de recuperación académica a cargo de algún aburrido y confuso erudito provincial.

    Comentado por: Dalmacio Cejador el 21/2/2006 a las 16:02

  • Yo tampoco suelo enteder nada, o al menos el sentido, de los comentarios. Entiendo el texto del señor de Azúa -seguramente con cara de admiración- y luego contemplo -ahora ya con gesto perplejo- como se desparraman vísceras escritas en un rectángulo como éste. Pero, volviendo a los muladares, existen en África algunos grandes como montañas, con ríos de sangre saltarina y cuencas oculares a modo de cuevas. Allí a veces me pareció ver aparariciones y romerías de moscas verdes con sus salmodias siempre en sobrecogedor recogimiento.

    Comentado por: Louise Conte el 21/2/2006 a las 16:02

  • [9] Desengáñese, señora Xirau. Por mucho que quieran argumentar Simone Weil y usted, todo el mundo está convencido y seguirá estándolo de que lo bueno viene volando y lo malo arrastrándose. Incluso quienes lo niegan (y quizá éstos más que nadie).

    Comentado por: Margarida Margarit el 21/2/2006 a las 16:02

  • ME INTERESAN LOS POEMAS ALGUIEN SABE QUE TAL ESTAN

    Comentado por: albert el 21/2/2006 a las 16:02

  • No entiendo absolutamente nada de los comentarios. Ferrer Lerín es literatura en estado puro. Y punto.

    Comentado por: Ábaco el 21/2/2006 a las 15:02

  • Queridísima Fedra, no se apure usted.

    Traeré a mi (em)prendedor, tarde o temprano, a este muladar, perfectamente sano.

    Comentado por: (viz)condesa de (em)prendedor el 21/2/2006 a las 14:02

  • Cierto escalofrío recorre mi espalda. Esas imágenes rescatadas de un viaje en 4L, con el maletero sangrante, y los restos cadavéricos hacinados, atl vez un olor fuerte y azmiclado. Al fondo, sobre la curva la pareja armada de civiles ordena parar y levanta el naranjero.

    ¿No es muy fuerte todo ello, para un espíritu tan refinado como el de F.A.? Tal vez, es que hay heridas que dejan huellas y marcas sangrantes, que escurren del maletero.

    Comentado por: rise el 21/2/2006 a las 14:02

  • Parece ser que muchas de las epidemias más severas (iba a haber dicho crueles, pero no sé por qué "cruel" no es un adjetivo que convenga a "epidemia", y habría que investigar la razón) han sido transmitidas por aves. El ave es, desde luego, criatura esencialmente transmisora, y a veces se cree que la transmisión es siempre cosa buena (como la mezcla, el mestizaje, la comunicación, etc.: todos los lugares comunes del progresismo biempensante son así); por eso la paloma es el símbolo de la paz y vale antes que nada como un símbolo, en lugar de valer como lo que es: la sucia rata con alas que llena la calle de riesgo, de infección y de vísceras aplastadas. Que el espíritu sea también una paloma no es cosa, ni muchísimo menos baladí, y no lo digo para soltar una blasfemia más o menos epatante (quien quiera burlarse de una religión tiene algunas para hacerlo con cierto riesgo), sino para sugerir que lo más alto y lo más bajo, lo elevado y lo rastrero, el vuelo y la infección, la gravedad y la gracia son cosas que están muy cerca. El espíritu es lo que se levanta heroicamente sobre la tierra y también lo que ha traído las peores inmundicias que en la tierra crecen. Va siendo hora de advertir que no se trata de dos tareas distintas . . .

    Comentado por: Mireia Xirau el 21/2/2006 a las 14:02

  • (7) No se fíe de los refinados, suelen esconder siniestros gustos, siempre rayando en el sadismo o masoquismo, todo perfectamente decimonónico y afrancesado.

    Comentado por: Otra personalidad el 21/2/2006 a las 14:02

  • "bastarda palabra"... y quien no es bastardo cuando no evoluciona... la ecología es un término conviértalo en palabra.
    Pertenece al mundo social donde parte es petróleo y otra parte es literatura, bárbaros gfueron los romanos.

    Enea

    Comentado por: Enea el 21/2/2006 a las 14:02

  • ...el tardío rumor de la tormenta

    Comentado por: (...) el 21/2/2006 a las 12:02

  • los rojos, ...la carne...

    Comentado por: (...) el 21/2/2006 a las 12:02

  • Sin prisa el lejano furor más allá del horizonte...

    Comentado por: (...) el 21/2/2006 a las 12:02

  • Asociación de ideas u homenaje a Pasolini al hilo de Ferrer.
    "Uccellacci e uccellini"
    El águila. El fondo de la fábula es la crítica de la crisis del liberalismo occidental y, al frente, del racionalismo parisino.
    Quizás como epígrafe podemos usar una frase de Mao que en una entrevista dice más o menos: «¿Francia? ¿Qué quiere de nosotros Francia? ¿Pertenece quizás al Tercer Mundo, a los pueblos hambrientos? Bueno, si es así aceptamos muy agradablemente su amistad...» P. P. P.

    Comentado por: Mr. Beecher el 21/2/2006 a las 12:02

  • Estuve en la presentación del libro en Barcelona .

    Comentado por: albert el 21/2/2006 a las 12:02

  • Efectivamente Ferrer Lerín es una gloriosa leyenda viva de las letras españolas. No puedo imaginar a un personaje mejor dotado para la literatura. Y no sólo “Níquel” es una maravillosa novela sino que toda su obra poética posee una intensidad deslumbrante. Podría transcribir decenas de versos suyos pero pondré sólo un ejemplo: “Abanicas de un modo particular. Con la convicción quizás de que estás abanicando a un rey. Y ello te predispone al llanto”.

    Como dice Félix -y nadie ha escrito más atinadamente sobre Lerín que él- la editorial Artemisa -en un gesto que honraría a cualquier empresa editorial- publicará en unos meses la obra poética de Lerín bajo el título de “Ciudad Propia”.

    Y su página electrónica también merece la pena: www.ferrerlerin.com.

    Comentado por: Rector el 21/2/2006 a las 11:02

  • http://elblogdelpoeta.blogspot.com/

    Comentado por: candela el 21/2/2006 a las 11:02

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Félix de Azúa nació en Barcelona en 1944. Doctor en Filosofía y catedrático de Estética, es colaborador habitual del diario El País. Ha publicado los libros de poemas Cepo para nutria, El velo en el rostro de Agamenón, Edgar en Stephane, Lengua de cal y Farra. Su poesía está reunida, hasta 2007, en Última sangre. Ha publicado las novelas Las lecciones de Jena, Las lecciones suspendidas, Ultima lección, Mansura, Historia de un idiota contada por él mismo, Diario de un hombre humillado (Premio Herralde), Cambio de bandera, Demasiadas preguntas y Momentos decisivos. Su obra ensayística es amplia: La paradoja del primitivo, El aprendizaje de la decepción, Venecia, Baudelaire y el artista de la vida moderna, Diccionario de las artes, Salidas de tono, Lecturas compulsivas, La invención de Caín, Cortocircuitos: imágenes mudas , Esplendor y nada y La pasión domesticada. Los libros recientes son Ovejas negras, Abierto a todas horas y Autobiografía sin vida (Mondadori, 2010). Escritor experto en todos los géneros, su obra se caracteriza por un notable sentido del humor y una profunda capacidad de análisis.

 

Bibliografía

 


 
 

 

La nueva edición del Diccionario de las artes (Debate, 2011) se amplía en más de cien páginas y corrige todas las entradas anteriores.

 

 

 

 

 

Ensayo

Autobiografía de papel (2013). Mondadori, Barcelona.

Contra Jeremías (2013). Mondadori, Barcelona.

Contre Guernica, Prefacio para Antonio Saura (2008). Archives Antonio Saura, Genève.

 La pasión domesticada (2007). Abada, Madrid.

Ovejas negras (2007), Bruguera, Barcelona.

Cortocircuitos. Imágenes mudas (2004). Abada, Madrid.

La invención de Caín (1999). Alfaguara, Madrid.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (reedición) (1999). Anagrama, Barcelona.

Lecturas compulsivas. Una invitación (1998) Anagrama, Barcelona.

Salidas de tono (1996). Anagrama, Barcelona.

Diccionario de las artes (1995). Planeta, Barcelona.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (1992). Pamiela, Pamplona.

Venecia (1990). Planeta, Barcelona.

El aprendizaje de la decepción (1989). Pamiela, Pamplona.

La paradoja del primitivo (1983). Seix Barral, Barcelona.

Conocer a Baudelaire y su obra (1978). Dopesa, Barcelona.

 

Novelas y prosa literaria

Autobiografía sin vida (2010). Mondadori, Barcelona.

Abierto a todas horas (2007). Alfaguara, Madrid.

Esplendor y Nada (2006). Lector, Barcelona.

Momentos decisivos (2000). Anagrama, Barcelona.

Demasiadas preguntas (1994). Anagrama, Barcelona.

Cambio de bandera (1991). Anagrama, Barcelona.

Diario de un hombre humillado (1987). Anagrama, Barcelona.

Historia de un idiota contada por él mismo, o el contenido de la felicidad (1992), Anagrama, Barcelona.

Mansura (1984). Anagrama, Barcelona.

Última lección (1981). Legasa, Madrid.

Las lecciones suspendidas (1978). Alfaguara, Madrid.

Las lecciones de Jena (1972). Barral E., Barcelona.

 

Relatos

"Quien se vio", Tres cuentos didácticos (1975). La Gaya Ciencia, Barcelona.

"La venganza de la verdad" (1978). Hiperion nº1, Madrid.

"Herédame" (6 y 7 agosto 1985). El País, Madrid.

"El trencadizo", con grabados de Canogar (1989) Antojos, Cuenca.

"La pasajera" (18 nov. 1990). El País, Madrid.

"La resignación de la soberbia", Los pecados capitales (1990). Grijalbo, Barcelona.

El largo viaje del mensajero (1991) Antártida, Barcelona.

Cuentos de cabecera ("La pasajera" y "La segunda cicatriz") (1996). Planeta NH.

"El padre de sus hijos" (1998). Barcelona, un día, Alfaguara, Madrid.

"La verdad está arriba" (1998). Turia, Teruel.

 

Poesía

Última Sangre. Poesía 1968-2007 (2007). Bruguera, Barcelona.

Poesía 1968 1988 (1989). Hiperion, Madrid.

Farra (1983). Hiperion, Madrid.

Siete poemas de La Farra, con un grabado de A. Saura (1981). Cuenca.

Poesía 1968 78 (1979). Hiperion, Madrid.

Pasar y siete canciones (1977). La Gaya Ciencia, Barcelona.

Lengua de cal (1972). Visor, Madrid.

Edgar en Stéphanie (1971). Lumen, Barcelona.

El velo en el rostro de Agamenon (1970) El Bardo, Barcelona.

Cepo para nutria (1968). Madrid

Premios

1987 Premio Anagrama de Novela.

2000 Premio a la cultura "Sebetia-Ter" del Centri di Studi di Arte e Cultura di Napoli".

2001 Premio a la tolerancia de la "Asociación por la Tolerancia", Barcelona.

2011 Premio González-Ruano de Periodismo

 

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2014 | c/ Méndez Núñez, 17 - 28014 Madrid | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres