PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

domingo, 19 de agosto de 2018

 Blog de Félix de Azúa

Otra estupidez juvenil

Hubo una época, ahora ya incomprensible, en la que los mejores cerebros de mi generación eran maoístas, o sea, seguidores del camarada Mao Tse Tung, lo que da una idea del alto nivel generacional. Eran maoístas Piqué (el millonario), Borja (el que lleva mil trescientos años en el Ayuntamiento de Barcelona), Vila Matas (el gran artista), Hernández (esta era del cine), en fin, muchos... y yo incluido, qué le vamos a hacer.

    Nos habían seducido los de la revista parisina Tel Quel, cuya cabeza visible era un mentecato que luego se pasó al marketing de sí mismo con notable éxito, y sobre todo el viejo Jean-Paul Sartre, el maoísta más raro que se ha visto en la faz de la tierra. ¿Por qué era maoísta aquel pequeño burgués de ideas reaccionarias y prácticas perversas? Nadie lo ha explicado aún, ni amigo ni enemigo.

    Los maoístas de Barcelona fracasamos con marmórea rotundidad, lo que es una pena porque ahora tendríamos un gobierno dirigido por Ar Tur Mas, faro del orbe, rapado al cero, con uniforme de alzacuello. Los días señalados le veríamos agitar desde lo alto de Montserrat "el llivre cuatribarrat del camarada Mas". Todos los demás nos dedicaríamos a tareas agrícolas, lo que nos ahorraría muchos quebraderos de cabeza.

    El caso es que aquella enfermedad juvenil del maoísmo a mi me la curó de la noche a la mañana un libro titulado Les habits neufs du président Mao, o sea, Los nuevos trajes del presidente Mao. Lo había comprado con mucho optimismo porque creí que iba a favor, pero en cuanto comencé a leerlo me percaté de que era la más despiadada, salvaje e inteligente destrucción de alguien a quien a partir de aquella lectura di en ver como un payaso carnicero. En realidad eran dos los payasos, el presidente Mao y yo, el texto no dejaba resquicio a la duda. El autor del panfleto, Simon Leys, era el tipo más inteligente con el que yo me había cruzado aquel año de 1971 y los diez anteriores.

    Leys siguió publicando libros agudos, brillantes, dotados de una ironía incisiva y los fui devorando todos. Bueno, todos no, porque Leys en su vida real se llama Pierre Ryckmans y es un sinólogo de prestigio mundial así que, por ejemplo, no he leído sus trabajos sobre los Analecta de Confucio. Aquel mismo año de 1971 se instalaría en Australia para el resto de su vida, y de esto hace cuatro décadas. En la actualidad cuenta casi ochenta años y la admirable editorial Acantilado acaba de traducir uno de sus últimos libros, La felicidad de los pececillos. Parece un libro humilde porque recoge colaboraciones que Leys ha ido publicando en revistas y periódicos, pero es puro ingenio y lo recomiendo como perfecta lectura en el metro.

    Les copio un fragmento. En un artículo sobre frases célebres pronunciadas en el instante de la muerte, escribe: "Pero las palabras finales más lamentables son las de Pancho Villa. Cogido por sorpresa en el momento de su ejecución, suplicó a un periodista que se encontraba allí presente: "¡No deje que esto acabe así! ¡Escriba usted que he dicho algo!". Pero el periodista, en lugar de inventar, como era su costumbre, se limitó a referir esta falta de inspiración en toda su crudeza. ¡Como para fiarse de los periodistas!".

    Uno imagina a Pancho Villa maldiciendo al periodista y a la madre del periodista, hundiéndose tras cada blasfemia en lo cada vez más profundo del infierno.

[Publicado el 09/2/2011 a las 09:49]

Compartir:

Comentarios (57)

  • y si no hubiera habido un mao??

    un mao confucionista hubise sido otra cosa...pero lo de la superpoblacion y la energias como lo solucionamos?

    Comentado por: nuria el 07/3/2011 a las 23:10

  • mmm
    "Chega de saudade" con Sakamoto
    mmmmm !!!

    Maldito sea el mp3 y todas las compresiones y malditos sean los cheapos.
    Eso era un atentado contra mis delicados oídos, y una destrucción japonesa de una música que sin duda es excelente, y anda que amo yo la música brasilera.

    Si Goethe clamaba, Licht! Mehr Licht! yo reclamo Alta Fidelidad.
    -----------------------
    Para el que le interese he reventado las infelices ilusiones de la inteligentsia española sobre lo espontáneo de la Revuelta del Pan y las vergonzosas líneas que le dedicó nuestro Premio Nobel, V.Ll.
    Qué manera de querer hacernos comulgar con ruedas de molino.

    Comentado por: armandobronca.com el 15/2/2011 a las 17:36

  • ¿Y los premios Goya, qué?

    Comentado por: pa negro, yo el 15/2/2011 a las 16:54

  • Quim Monzó

    Por si aún hay alguien en este planeta que no ha visto el vídeo de lo sucedido en Huesca el sábado -con Raül Agné, entrenador del Girona FC, como protagonista-, explicaremos el desarrollo de los hechos. Tras el partido entre la SD Huesca y el Girona, los entrenadores pasaron por la sala de prensa. Cuando le llegó el turno, Agné se sentó tras los micrófonos y empezó a contestar a los periodistas. Fue respondiendo en castellano a los que le preguntaban en castellano y, cuando uno le hizo una pregunta en catalán, empezó a contestarla en catalán:

    - Avui hem sigut justos guanyadors i és cert que el gol ha sigut...

    Del fondo de la sala llegaron entonces las voces de protesta de algunos periodistas locales:

    - ¡A ver, por favor, en castellano! -dijo uno por encima de las quejas de los demás. Agné les respondió:

    - Contesto una en catalán y luego a ustedes en castellano; ningún problema.

    Pero los periodistas locales siguieron con su no. Les preguntó Agné:

    - Si fuera inglés, ¿podría hablar en inglés o...?

    Le dijeron que no es lo mismo. Agné estaba pasmado. En las ruedas, uno contesta en la lengua en la que le formulan la pregunta... Explicó:

    - Es que no lo entiendo, esto...

    Insistieron en que hablase en castellano porque a él le daba igual hablar en catalán como en castellano. Entonces Agné se hartó definitivamente:

    - No. Da igual, no. Da igual, no. ¡..., con el rollo! No hay rueda de prensa.

    Dejemos de lado dos detalles que hacen aún más espectacular la intolerancia de esos periodistas -Agné es de Mequinensa, y la rueda de prensa tenía lugar en Aragón, donde supuestamente el catalán es idioma oficial, junto al castellano y el aragonés- y fijémonos en las costumbres: cuando en España un entrenador responde en italiano, en holandés o en lo que sea, no hay ningún problema. Pero si contesta en catalán, entonces eso es inadmisible. Cualquier cosa que huela a catalán les activa el odio, la xenofobia. No se trata de una simple anécdota más, sino de que no hay forma de vivir fuera de esta perpetua sangría moral que, de anecdótica, no tiene nada. Nos expolian, consiguen que nuestras finanzas estén en déficit cuando estarían con un superávit boyante si tuviésemos la financiación que graciosamente dan a otros, y encima nos llaman usureros para, acto seguido, meársenos en la boca, como dice el gran Mohamed Jordi. Y después los diarios van por ahí haciendo encuestas a ver por qué gente que nunca en su vida se había planteado la independencia se la plantea ahora, y en serio. Confiemos en que la oleada de hartazgo que está sacudiendo a los países árabes se propague a la ribera norte del Mediterráneo y aquí la lidere Mohamed Jordi (porque si la tienen que liderar los dirigentes independentistas con poltrona, estamos apañados).

    Comentado por: eso va que chuta ! el 15/2/2011 a las 15:47

  • L'ennui es lo que tiene.

    Comentado por: se empacharon de Baudelaire el 15/2/2011 a las 14:25

  • Ir a esquiar y pasar una temporada en París parecen opciones sensatas.

    Comentado por: Circe el 15/2/2011 a las 10:13

  • "Otra estupidez juvenil"

    Tomada la frase así al pie de la letra, se podría continuar: "Otra estupidez de la madurez", o "La enésima estupidez de mi vejez", lo cual parece que sería aún más significativo en relación a las inmensas posibilidades y potencialidades de los humanos en relación a nuestra supuesta inteligencia.
    Así que ese aislamiento de la estupidez relacionado con el tiempo de juventud denota bastante prejuicio y descriminación.
    Sin decirlo expresamente se nos dice que el tiempo bueno, verdadero, sabio, etc..
    serían aquellos posteriores, donde seríamos sabios, realistas, justos....
    El caso es que viendo el mundo que vemos, dominado por los adultos, no es como para echar las campanas al vuelo en cuanto racionalidad,justicia,orden,paz,libertad..
    Y el que al llegar al orden de la madurez se pierdan las ansias utópicas y las ilusiones de alcanzar otro tipo de realidades no veo en que sentido pueda ser positivo para la marcha de la humanidad.Más bien parecería al contrario.

    Comentado por: unomás el 14/2/2011 a las 23:59

  • job, ¿ ha llegado a leer el título del artículo ?

    Comentado por: pasmao_de_tan_borde el 14/2/2011 a las 21:02

  • Los niños pijos del barrio de Sant Gervasi siempre pueden elegir entre ir a esquiar, hacerse maoistas, traspasar la Av Diagonal, pasar una temporada en Paris..... lo que quieran, cuando se cansan vuelven a la comodidad de su clase y aqui no ha pasado nada.

    Al menos que no explique que estos caprichos de niñato son algo mas que eso

    Comentado por: job el 14/2/2011 a las 10:23

  • En este lado del charco: en la República Dominicana de hoy la mitad de los maoístas todavía niegan la caída del comunismo, la otra mitad esta empleada en el gobierno. ¡Y pensar que fui joven!

    Comentado por: Romántico sudado el 13/2/2011 a las 21:58

  • Úrsula, usted es boba. El sr. Azúa ¿Estará hablando de Phillipe Sollers? Tanta arrogancia y tanta ignorancia juntas. Creo que no es casualidad.

    Comentado por: Úrsulo el 13/2/2011 a las 20:56

  • ¿Ha leído alguna vez usted Tel Quel? Si fuera así, jamás se le ocurriría relacionar a esa revista con J. P. Sarte, una de sus bestias negras.

    Comentado por: Úrsula el 13/2/2011 a las 20:07

  • Marx combatió lo que él llamaba utopismo con bastante razón. Pero puesto que él mismo era romántico no logró discernir el elemento más peligroso del utopismo, esto es, su histeria romántica, su irracionalismo esteticista; en su lugar combatió sus tentativas de planificación racional, contraponiéndolas a su visión platónica de la historia.

    Pese a la agudeza de su razonamiento y a todas las tentativas de emplear su método científico, Marx permitió en ocasiones que los sentimientos irracionales y estéticos se adueñaran por completo de su pensamiento. Actualmente esto lo podríamos llamar arbitrariedad. Y fue esa arbitrariedad romántica, irracional y hasta mística, la que condujo a Marx a suponer que la unidad de la clase colectiva, la solidaridad de la clase obrera, habría de subsistir aún después de haberse modificado la situación de clase, ya no explotada. Aquí vemos que esa arbitrariedad del pensamiento marxista, ese colectivismo místico, esa reacción irracional contra la tensión impuesta por la vida civilizada, fue la que condujo a la profecía del necesario advenimiento del socialismo.

    Este tipo de romanticismo, al que muchos dimos nuestro respaldo juvenil, constituye uno de los elementos del marxismo que más atraen a los adeptos, claro. El socialismo, concebido como un ordenamiento social donde habrían de desaparecer las luchas de clases y razas y donde la verdad, la bondad y la belleza estarían al alcance de todos, ¿a quién no podría gustarle cuando tiene todo un futuro por delante? Pero, por desgracia estamos condenados a ser personas y no ángeles. Pisamos la tierra por nuestro metabolismo, como alguna vez dijo Marx en un arrebato de lucidez; o bien, para decirlo con las palabras de los cristianos, somos espíritu y carne. De ese modo, debemos ser más modestos. En política, igual que en medicina, lo más probable es que el que promete demasiado sea un charlatán. Debemos dar el máximo de nosotros para mejorar las cosas (como está haciendo la juventud en Egipto), pero debemos abandonar la idea de una piedra filosofal o de una varita mágica capaz de convertir nuestra corrupta y asquerosa sociedad en oro puro y perdurable.

    Comentado por: miguel el 13/2/2011 a las 12:12

  • "Ten el valor de la astucia que frena la cólera y espera el momento propicio para desencadenarla contra los que no acatan tus órdenes. Entonces serás un dios."

    Gengis Kan.

    Comentado por: Caga kan el 13/2/2011 a las 10:28

  • "El sabio puede cambiar de opinión. El necio, nunca."

    Inmanuel Kant.

    Comentado por: Sobre tus hombros está tu cabeza el 13/2/2011 a las 09:51

  • ...Egipto

    Comentado por: cómo murió Cleopatra el 12/2/2011 a las 20:29

  • Hay una anécdota de Camus y Sartre que cuenta Finkielkraut en su libro, Un coeur inteligent. Quizà la agudeza de Camus haya sido insoportable para Sartre. El pied noir tan poco leído.El día de la derrota de los nazis, cuando los alemanes abandonaban París en desbandada y el militar al mando no ejecutó las órdenes del loco de volar el Louvre, los puentes sobre el Sena y la torre Eiffel, entre otros monumentos. A Sartre, que durante la ocupación había seguido escribiendo y montando sus piezas en el teatro, la resistencia, entre los que se encontraba Camus le dan "la tarea" de cuidar -si no recuerdo mal- la Comédie française, Sartre se quedó dormido en un butacón a la entrada donde lo encontró Camus que despertándole le dijo: "oh! vous avez bien positionné votre fauteuil dans le sense de l'histoire..."
    Buscaré La felicidad de los pececillos, para leer en mis largos viajes en tren. Gracias don Félix.

    Comentado por: asombrada el 12/2/2011 a las 18:36

  • Wikipedia, en Francés, informa:
    Tel Quel était une revue de littérature d'avant-garde, fondée en 1960 à Paris aux Éditions du Seuil par plusieurs jeunes auteurs réunis autour de Jean-Edern Hallier et Philippe Sollers. La revue avait pour objectif de refléter la réévaluation par l'avant-garde des classiques de l'histoire de la littérature.

    Le comité de rédaction comprenait Philippe Sollers, Jean-Edern Hallier, Jean-René Huguenin, Jean Ricardou, Jean Thibaudeau, Michel Deguy, Marcelin Pleynet, Denis Roche, Jean-Louis Baudry, Jean-Pierre Faye, Jacqueline Risset, Julia Kristeva et Gislhaine Meffre.

    Parmi les auteurs et collaborateurs, on note Roland Barthes, Georges Bataille, Jacques Derrida, Jean-Pierre Faye, Michel Foucault, Julia Kristeva, Bernard-Henri Lévy, Marcelin Pleynet, Maurice Roche, Philippe Sollers, Tzvetan Todorov, Francis Ponge, Umberto Eco, Gérard Genette, Pierre Boulez, Jean-Luc Godard, Philippe Muray ou Pierre Guyotat.
    ----------------------
    No sale Sartre en esa lista, pero pudo estar.

    Una excelente revista literaria y de pensamiento, donde escribía lo más granado de la Francia.

    No andaba Ud descaminado Dr de Azúa.
    En esos años '60 que floreció "Tel Quel" España era un páramo cultural. El Billiken, revista argentina para liceales, se importaba con gran ilustración para los jóvenes españoles. Y también florecía en España "Lecturas" esa revista que no trae nada para leer, sólo trae fotos, y que en esa época y hasta bien avanzados los '80, las fotos venían sin explicación al pie, porque no era Lecturas para leer sino para pasar las hojas mirando las estampas.

    Esa España lela y franquista produjo esto.

    Comentado por: armandobronca.com el 12/2/2011 a las 16:39

  • Hombre rompetechos, yo no diría el desastre, pero lo que sí está garantizado es un cierto desencanto, que es la depresión posparto de las revoluciones democráticas.
    Pero eso será luego, ahora toca disfrutar.

    Comentado por: tresdeceee el 12/2/2011 a las 10:06

  • Dentro de algunos años, no demasiados, los que hoy aplauden la caída de Mubarak gritarán contra las cosas mucho peores que van a suceder en Egipto bajo el yugo de los Hermanos Musulmanes. O tal vez no griten, y miren hacia otra parte, como miran hacia otra parte cuando el tema es Cuba, Irán o Hamas; porque miran hacia otra parte cada vez que la destrucción del mundo libre avanza. Al final ha dimitido Mubarak. Pronto vamos a ver qué pasa, qué hacen con la democracia y la libertad los islamistas cuando puedan campar a sus anchas. La turba reunida ha ganado. Y como siempre que esto pasa, lo que inequívocamente se avecina es el desastre.

    Comentado por: Rompetechos el 12/2/2011 a las 07:26

  • ¿Estupidez juvenil? El izquierdismo no fue sólo un dato de nuestra biografía; también fue un movimiento político. No todo va a ser lírica.

    Comentado por: Gengis Kant el 12/2/2011 a las 01:17

  • CHINESE PERFORMANCE ART

    Comentado por: y siguen ahí el 12/2/2011 a las 00:48

  • Don Félix, el que muere sin haber aprendido de sus errores ha desperdiciado su vida.
    Hoy es un día emotivo para mí. En tercero de bachiller tuve que obtener permiso de mi profesor de historia para sacar de la biblioteca el tomo de mitología egipcia. Egipto, un país que desde entonces me ha fascinado. Hoy, ese país - de momento - ha conseguido algo en lo que siempre he creído: la violencia siempre traerá más violencia. Una cultura que está demostrando ser superior a la mayoría...Si sólo países como USA aprendieran de ellos!

    Comentado por: me el 11/2/2011 a las 20:10

  • Excelente información , este blog va a favoritos ahora mismo.Te felicito por el valor que aportan los aportes.

    Un saludo
    Enrique Robles

    Comentado por: Facebok el 11/2/2011 a las 15:44

  • me gusta mucho tu discurso ,look interéconomía ,sobre los titiriteros y es que miguel siempre aporta mucho a este blog (bulto, aporta mucho bulto).
    Dos ejemplos: Wily Toledo un tarado que se cree lo que dice, no tiene nada de cinismo este persopnaje.Javier Bardem, otro capullo, pero J. Bardem es tan grande que se le perdona todo, aporta al cinema muchísimo talento y eso basta.

    Comentado por: baladas espirutuales el 11/2/2011 a las 12:58

  • De jóvenes podíais ser estúpidos pero no érais tan cabrones como ahora, ¿o sí?

    Comentado por: gamalo mubarak el 11/2/2011 a las 11:03

  • Me ha gustado la evolución de EVERYMAN, del Libro Rojo al neoliberalismo y de ahí, a la automarginación. Ahora es un antisistema pero supongo que más que nada por poner rabos en las asambleas (siempre sospecho de los viejos en organizaciones juveniles).Nadie de mediana edad quiere volver a ser joven , ya has acumnulado la suficiente cantidad de hostias para tener el corazón de granito, lo que te permite ir por la vida medio anestesiado y medio feliz, inmune a las tiranías propias del amor,las habilidades sociels, la caida del cabello y los celos.

    Comentado por: La banda de los cuatro el 11/2/2011 a las 10:30

  • Ayer llegó el primer cable de ADSL a Cuba. Su uso está restringido a los autorizados por el PCC, pero pronto descubrirá algún hacker cómo beneficiarse. Sin un internet libre no hay manera de pasar de 1971. Aunque luego la cosa termine en Facebook y sus paridas, lo que de verdad abre los ojos de la gente es poder comunicar lo que sucede. Sartre sabía lo que pasaba en China y en la URSS. Los maoístas españoles no sabían ni lo que pasaba en Cuenca. Hay una gran diferencia.

    Comentado por: vbg el 11/2/2011 a las 10:09

  • Con melancolía constatamos que no parece posible desprenderse en absoluto de la estupidez; con la edad, van cambiando sus formas de manifestación, y quizás se debilita, como tantas otras cosas con el paso del tiempo, el fuego que la anima, pero la estupidez parece una constante ínsita a la condición humana. Quiero decir que a la estupidez juvenil sucede esa otra forma de estupidez, más depravada, más retorcida, más temerosa, más desconfiada, propia del hombre maduro.

    Comentado por: yo era un tonto y lo que he visto me ha hecho dos tontos el 11/2/2011 a las 09:53

  • los extremos no existen,todo es de color, entre ellos una infinidad de posibilidades que nos hacen más tolerantes y humanos.

    Viva el liberalismo!

    Comentado por: Ahora somos muchos más el 11/2/2011 a las 08:41

  • O sea que uno no puede saber nunca si está situado en un extremo de esos.

    Un ergo que se me ocurre.

    Comentado por: BigEd el 10/2/2011 a las 21:04

  • Sobre últimas palabras de revolucionarios pasados de moda aquí les dejo las siguientes, sacadas de "El último lector" de Ricardo Piglia:
    “Hay una escena que funciona casi como una alegoría: antes de ser asesinado, Guevara pasa la noche previa en la escuelita de La Higuera. La única que tiene con él una actitud caritativa es la maestra del lugar, Julia Cortés, que le lleva un plato de guiso que está cocinando la madre. Cuando entra, está el Che tirado, herido, en el piso del aula. Entonces -y esto es lo último que dice Guevara, sus últimas palabras-, Guevara le señala a la maestra una frase que está escrita en la pizarra y le dice que está mal escrita, que tiene un error. Él, con su énfasis en la perfección, le dice: ´Le falta el acento´. Hace esta pequeña recomendación a la maestra. La pedagogía siempre, hasta el último momento.
    La frase (escrita en la pizarra de la escuelita de La Higuera) es ´Yo sé leer´.”

    Comentado por: Nicolás - http://donceldevr.wordpress.com/ el 10/2/2011 a las 19:06

  • Licht.
    Mehr Licht!

    Comentado por: armandobronca.com el 10/2/2011 a las 17:57

  • No es posible ver cómo la cagan los extremos si no se es ya liberal.

    Comentado por: .Gengis Kant el 10/2/2011 a las 16:00

  • "cisnes salvajes"
    jung chang
    ed. circe

    magistral

    el maoismo, una de las cuspides de la estupidez, no juvenil, sino de todos los tiempos

    (sorryconperdon : estoy desacentuado, digo, bueno, eso)

    Comentado por: jbv a 10.710 km el 10/2/2011 a las 15:38

  • Sr. Azúa, ¿por qué se empeña en utilizar arcaísmos como "dí en ver como..."? Entre esto y el "tremendo adminículo" de su artículo sobre la Sagrada Familia", su prosa empieza a parecerse a la de Luis Antonio de Villena, con perdón. No se es mejor escritor por utilizar construcciones gramaticales en desuso.

    Comentado por: A. Benet el 10/2/2011 a las 15:02

  • Muy bueno lo de "no-siéndolo".

    Comentado por: BigEd el 10/2/2011 a las 15:01

  • que digo yo que para ser liberal primero hay que ver como la cagan los extremos.

    Comentado por: Aurelio el 10/2/2011 a las 14:23

  • En determinados lugares del solar patrio aún siguen en pie los leales, si no al pensamiento Mao, sí al pensamiento Lenin. Se han demostrado así mismos una lealtad inquebrantable, digna de epitafio. Trincaron lo suyo en su tiempo, no sólo fama, y muchos de ellos aún siguen trincando convertidos en burócratas eternos. El caso es que han creado una especie de hermandad pseudoreligiosa en nombre del pueblo elegido, es decir, de la clase social elegida, de la nación elegida. Ellos otorgan el visto bueno en el mundillo cultural; bendicen a unos autores y satanizan a otros. Esto lo siguen haciendo como miembros que son, al parecer, del gran tribunal de la historia, en general. Los demás somos meros espectadores de todo este circo (iba a decir romano). Cuando los entrevistan en algún medio siempre resaltan los rasgos, podríamos decir, moderados en su discurso, y apenas se puede distinguir algún matiz político de cualquier otro que pudiera salir de la boca de un liberal. Ahora bien, cuando están ante un auditorio propicio, condenando lo que ellos consideran fuera de los sagrados designios de la historia, su historia, lanzan duras soflamas que nos devuelven a los terrores de la Guerra Civil. Además de vividores, quieren morir como los santos, con un buen epitafio, una efigie, para que la historia, que es su cielo, los acoja, leales a sus ideas, tan muertas como ellos. Pero, naturalmente, como a todos los muertos, se les clarean los vacíos.

    Comentado por: miguel el 10/2/2011 a las 10:33

  • Pues yo también me agencié entonces un librito rojo llevado por la marea progre al uso, pero eso sí, sin ganancia de estatus o sexual alguna, luego me abatí en el neoliberlismo regenerador para forrarme y ahora, al final, feliz y libre aunque automarginado, me he convertido en un antisistema lleno de fundamento intelectual para la frustración y el rencor, contra los políticos, los periodistas y los medios, especialmente los ahora omnipresentes de extrema derecha, la sacrosanta propiedad privada y los derechos adquiridos, los intelectuales estupendos llenos de gatos y libros que ya no se comen una rosca, los blogueros anónimos, soeces y casposos que nos escondemos detrás de las bambalinas virtuales, y así sucesivamente; vamos pleno bullshit, pero que no cunda el desánimo, pronto seremos todos amortizados y laminados por una nueva grandiosa ingenuidad de un director de marketing de Google prendiendo en la miseria humana que seguimos alimentando.

    Comentado por: everyman el 10/2/2011 a las 09:56

  • La percepción de que el Gobierno quiere dinamitar el Pacto antiterrorista se extendió ayer en el PP. Por el brutal ataque de Rubalcaba en su respuesta a Gil Lázaro, «en el fondo, no les gusta lo que está pasando, que estemos en el principio del fin de ETA». Y por la simultaneidad en el contenido del ataque de Jáuregui, también en el Congreso, y de Eguiguren, en un periódico.

    La pregunta es por qué. Por qué el Gobierno querría afrontar su última etapa de lucha antiterrorista sin el PP y con los nacionalistas, como en la negociación. Pues incluso en el supuesto de que pensara en arrogarse todos los méritos de un posible final de ETA, la operación resulta de alto riesgo a nada que uno imagine la presión para la negociación de los objetivos de ETA y el sinnúmero de homenajes a su historia criminal que se dispondrán a hacer los de la nueva Batasuna en el momento en que dispongan de la legalización.

    De ahí que parezca más útil la hipótesis explicativa que afecta en exclusiva al propio Rubalcaba, es decir, la del Faisán. Y es que el obstáculo más serio que se opone en estos momentos a su candidatura, más que la propia decisión de Zapatero, es la de la evolución del Faisán. Pues la renuncia de Zapatero puede estar en sus manos con una adecuada presión del partido. Pero el Faisán se ha convertido ya en una investigación fuera de su control, no sólo por la presencia de un juez decidido a investigar sino, sobre todo, por las divisiones sobre la investigación en la propia Policía manifestadas en las últimas horas.

    Y si el Faisán sigue avanzando contra Rubalcaba, la única estrategia de defensa que le queda es la de su conversión en una obsesión del PP, fruto de su extremismo y de su incapacidad para aceptar el fin de ETA. Del PP, y de las «televisiones de extrema derecha», un ataque propio de un Rubalcaba nervioso más que fino estratega.

    Comentado por: Nieves el 10/2/2011 a las 08:01

  • Jajaja!!! Lo de Pancho Villa ya lo había leído. Es muy bueno...¡Y las hay mejores: que en esos momentos te sientas inspirados ya es cosa de auténticos genios!
    En cuanto a la historia, absorbo. Me encanta como hilvanas batallitas para llevar siempre a algo, que supongo que en realidad es loq ue te ha hecho recordar la "batallita"... Muy divertido. Para mí, perfectamente contado.
    Sólo una cosa: Propondría escribir "pequeeñoburgués" como una sola palabra. Para mí, separarla le da otro sentido menos "describiente".

    Comentado por: Javi Serrano el 10/2/2011 a las 00:23

  • Quizás mejor: no-siéndolo.

    Comentado por: Gengis Kant el 10/2/2011 a las 00:09

  • Don Félix, ¿no será usted de esos que fueron progres diez años y llevan ya treinta no siéndolo?

    Comentado por: Gengis Kant el 10/2/2011 a las 00:06

  • ¿Y no han pensado en hacer una donación conjunta de cerebros a la ciencia? Por favor, que alguien avise a Punset y lo organice.

    Comentado por: Circe el 09/2/2011 a las 22:13

  • A algunos nos dio de jóvenes por ser nietzscheanos. Otra moda.

    Comentado por: Gengis Kant el 09/2/2011 a las 21:59

  • Perdón.

    Comentado por: Gengis Kant el 09/2/2011 a las 21:54

  • Fueron comunistas por moda y dejaron de serlo por moda.

    Comentado por: Gengis Kant el 09/2/2011 a las 21:52

  • Fueron comunistas por moda y dejaron de serlo por moda.

    Comentado por: Gengis Kant el 09/2/2011 a las 21:51

  • Fueron comunistas por moda y dejaron de serlo por moda.

    Comentado por: Gengis Kant el 09/2/2011 a las 21:50

  • Aquel bético de familia de béticos de toda la vida, que justo antes de morir pide a sus descendientes que le hagan el carné del Sevilla. "¿¡Pero por qué, abuelo!?" "Leches, quién preferías que se muera, uno del Betis o uno del Sevilla?"

    Comentado por: recupere el maoísmo justo antes de morir y arreglao el 09/2/2011 a las 20:08

  • Mi abuelo dijo antes de morir, "¡Lo sabía!".

    Comentado por: el nieto el 09/2/2011 a las 19:24

  • Sí, efectivamente, resulta difícil encontrar -e incluso, simplemente, imaginar- nada en el mundo que presente juntas -y tan a las claras como se presentan en la naturalmente estúpida toma de partido juvenil por el totalitarismo político- la más horrenda tragedia, la de peores consecuecias humanas, con la inconfundible jocosidad que se muestra al desvelar el chusco despropósito de aquella misma, precipitada y nefasta, toma de decisión adolescente en favor del totalitarismo. Y el humor siempre ayuda; pero en este caso es obligado reconocer que la tragedía y sus mortíferas consecuencias abrumadoramente dominan un proceso que aún está en marcha.

    Comentado por: Gabriella Marcel el 09/2/2011 a las 15:25

  • Que tú estuvieras incluido entre ellos es lo más normal del mundo.Cosa que no pasaría con Sartre.Lo de lo trescientos años en el Ayuntamiento de Barcelona siempre se podría haber solucionado por otros medios.

    Comentado por: Para todo hay solución menos para la Muerte el 09/2/2011 a las 11:50

  • En esa época ser antifranquista e intentar hacer algo llevaba consigo apuntarte a una organización comunista, era el PCE ,un partido comandado por el renegado Carrillo o el PCE (i)una guarida de selectos gilipollas que acabaron de jefazos en la Administración Autonómicas. De risa si no fuera por Ruano, Puig Antich(marginado hasta por los mismos Piqué de la época),el chico de Almería que fueron asesinados por nada.

    Comentado por: j el 09/2/2011 a las 10:56

  • Me ha hecho reír y he tenido que buscar el significado de sinólogo, lo cual está bien para empezar el día. Lo del maoísmo juvenil sólo tiene una explicación: esa absurda debilidad esnob por la moda de los cuellos Mao que invadió los setenta. Es grave pero venial. Lo de Sartre es mucho más gordo y no tiene perdón ni explicación. Es más, le costará varios años de purgatorio.
    Me ha entristecido profundamente lo de Pancho Villa y confirma mi opinión general sobre los periodistas. De todas formas, las últimas palabras más lúcidas de las que tengo noticia fueron pronunciadas hace ya varios años y en inglés por un aficionado a la navegación fluvial, concretamente: "no vendáis el amarre del Támesis". Es una historia verídica que conozco por fuentes bien informadas y que tengo que acabar de documentar.

    Comentado por: Circe el 09/2/2011 a las 10:22

  • Frente a la seducción de los ismos siempre he entonado el "Nosotros, los solitarios..." de Nietzsche. Y funciona.

    Comentado por: Félix el 09/2/2011 a las 10:15

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Félix de Azúa nació en Barcelona en 1944. Doctor en Filosofía y catedrático de Estética, es colaborador habitual del diario El País. Ha publicado los libros de poemas Cepo para nutria, El velo en el rostro de Agamenón, Edgar en Stephane, Lengua de cal y Farra. Su poesía está reunida, hasta 2007, en Última sangre. Ha publicado las novelas Las lecciones de Jena, Las lecciones suspendidas, Ultima lección, Mansura, Historia de un idiota contada por él mismo, Diario de un hombre humillado (Premio Herralde), Cambio de bandera, Demasiadas preguntas y Momentos decisivos. Su obra ensayística es amplia: La paradoja del primitivo, El aprendizaje de la decepción, Venecia, Baudelaire y el artista de la vida moderna, Diccionario de las artes, Salidas de tono, Lecturas compulsivas, La invención de Caín, Cortocircuitos: imágenes mudas, Esplendor y nada y La pasión domesticada. Los libros recientes son Ovejas negras, Abierto a todas horasAutobiografía sin vida (Mondadori, 2010) y Autobiografía de papel (Mondadori, 2013)Una edición ampliada y corregida de La invención de Caín ha sido publicada por la editorial Debate en 2015; Génesis (Literatura Random House, 2015). Nuevas lecturas compulsivas (Círculo de Tiza, 2017) es su último libro.  Escritor experto en todos los géneros, su obra se caracteriza por un notable sentido del humor y una profunda capacidad de análisis. 

En junio de 2015, fue elegido miembro de la Real Academia Española para ocupar el sillón "H".

 

Bibliografía

 

 




 

Ensayo

Nuevas lecturas compulsivas (2017). Círculo de Tiza, España. 

La invención de Caín (2015). Mondadori, Barcelona. 

Contra Jeremías (2013). Mondadori, Barcelona.

Contre Guernica, Prefacio para Antonio Saura (2008). Archives Antonio Saura, Genève.

 La pasión domesticada (2007). Abada, Madrid.

Ovejas negras (2007), Bruguera, Barcelona.

Cortocircuitos. Imágenes mudas (2004). Abada, Madrid.

La invención de Caín (1999). Alfaguara, Madrid.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (reedición) (1999). Anagrama, Barcelona.

Lecturas compulsivas. Una invitación (1998) Anagrama, Barcelona.

Salidas de tono (1996). Anagrama, Barcelona.

Diccionario de las artes (1995). Planeta, Barcelona.

Baudelaire y el artista de la vida moderna (1992). Pamiela, Pamplona.

Venecia (1990). Planeta, Barcelona.

El aprendizaje de la decepción (1989). Pamiela, Pamplona.

La paradoja del primitivo (1983). Seix Barral, Barcelona.

Conocer a Baudelaire y su obra (1978). Dopesa, Barcelona.

 

Novelas y prosa literaria

Génesis (2015). Literatura Random House, Madrid. 

Autobiografía de papel (2013). Mondadori, Barcelona. 

Autobiografía sin vida (2010). Mondadori, Barcelona.

Abierto a todas horas (2007). Alfaguara, Madrid.

Esplendor y Nada (2006). Lector, Barcelona.

Momentos decisivos (2000). Anagrama, Barcelona.

Demasiadas preguntas (1994). Anagrama, Barcelona.

Cambio de bandera (1991). Anagrama, Barcelona.

Diario de un hombre humillado (1987). Anagrama, Barcelona.

Historia de un idiota contada por él mismo, o el contenido de la felicidad (1992), Anagrama, Barcelona.

Mansura (1984). Anagrama, Barcelona.

Última lección (1981). Legasa, Madrid.

Las lecciones suspendidas (1978). Alfaguara, Madrid.

Las lecciones de Jena (1972). Barral E., Barcelona.

 

Relatos

"Quien se vio", Tres cuentos didácticos (1975). La Gaya Ciencia, Barcelona.

"La venganza de la verdad" (1978). Hiperion nº1, Madrid.

"Herédame" (6 y 7 agosto 1985). El País, Madrid.

"El trencadizo", con grabados de Canogar (1989) Antojos, Cuenca.

"La pasajera" (18 nov. 1990). El País, Madrid.

"La resignación de la soberbia", Los pecados capitales (1990). Grijalbo, Barcelona.

El largo viaje del mensajero (1991) Antártida, Barcelona.

Cuentos de cabecera ("La pasajera" y "La segunda cicatriz") (1996). Planeta NH.

"El padre de sus hijos" (1998). Barcelona, un día, Alfaguara, Madrid.

"La verdad está arriba" (1998). Turia, Teruel.

 

Poesía

Última Sangre. Poesía 1968-2007 (2007). Bruguera, Barcelona.

Poesía 1968 1988 (1989). Hiperion, Madrid.

Farra (1983). Hiperion, Madrid.

Siete poemas de La Farra, con un grabado de A. Saura (1981). Cuenca.

Poesía 1968 78 (1979). Hiperion, Madrid.

Pasar y siete canciones (1977). La Gaya Ciencia, Barcelona.

Lengua de cal (1972). Visor, Madrid.

Edgar en Stéphanie (1971). Lumen, Barcelona.

El velo en el rostro de Agamenon (1970) El Bardo, Barcelona.

Cepo para nutria (1968). Madrid

Premios

1987 Premio Anagrama de Novela.

2000 Premio a la cultura "Sebetia-Ter" del Centri di Studi di Arte e Cultura di Napoli".

2001 Premio a la tolerancia de la "Asociación por la Tolerancia", Barcelona.

2011 Premio González-Ruano de Periodismo

2014 Premio Internacional de Ensayo José Caballero Bonald

2015 Premio Francisco Cerecedo de la Asociación de Periodistas Europeos 

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2018 | c/ Méndez Núñez, 17 - 28014 Madrid | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres